0

Personas destinadas a encontrarse

Tabla de contenidos

Cuando dos personas están destinadas a estar juntas, siempre encuentran la manera de volver

Las relaciones pueden ser acontecimientos misteriosos. Parecen llegar de la nada en los momentos en los que menos las esperas, incluso si estás activamente buscando amor.

Una repentina mirada al otro lado de la habitación, la posibilidad de conocer a un extraño o que un amigo te presente a una persona accidentalmente puede desencadenar una chispa que crea una cascada de eventos que culminan en dos personas descubriendo el amor mutuo el uno por el otro.

Este extraño acontecimiento puede ser tan fortuito, tan inesperado, que el destino debe hacer algo para orquestarlo. Incluso si no necesariamente creemos en el destino, a veces ocurren coincidencias que retan nuestro escepticismo.

Otras personas creen que el destino lo haces tú. Tienes que salir al mundo y activamente hacer la tarea de darle forma a tu vida para moldear tu voluntad. Nada te ocurrirá nunca a menos que estés dispuesto a arriesgarte y a comenzar a barajar las cartas a tu favor. Con esfuerzo, puedes comenzar a sortear los obstáculos para poder tener una mejor oportunidad de obtener las cosas que realmente quieres de la vida, incluyendo el romance de tu vida.

Al mejorar tus posibilidades para el amor, es más probable que conozcas a la persona adecuada. Esto puede incluir viajar mucho, conocer muchas personas , hacer muchos amigos y arriesgarte en el amor.

Exponerte y no temerle al rechazo es la mejor manera de cruzarte con el amor en el camino, por lo tanto asegurando que vas a estar disponible para la persona correcta cuando esta llegue.

apost.com

Cuando dos personas se encuentran luego de años de buscar a la pareja perfecta, el calor de su amorío puede sentirse con muchísima intensidad. Lo han intentado con tantas otras relaciones, algunas que pueden haber sido satisfactorias en su propia manera, por un tiempo, pero ninguna se ha sentido tan perfecta como esta. Otras relaciones han sido insulsas cuando se comparan con esta compatibilidad perfecta y la pareja comienza a perderse a sí misma el uno en el otro.

Este vínculo tan elevado es muy tierno; puede ser incluso aterrador si una o ambas partes no lo han experimentado antes. Esta novedad puede hacer que las personas se alejen incluso cuando aún aman mucho a la otra persona.

La feliz pareja puede sentirse devastada cuando una relación aparentemente perfecta llega a su fin. Algo tan ideal ciertamente estaba destinado a funcionar, ¿cierto? Este nuevo vínculo forjado por el destino puede ser muy intimidante e incluso aunque las personas puedan decir que están listas para ello, no todo el mundo está preparado para lo que una relación predestinada requiere. A veces se necesita una prueba antes de realmente estar preparado para comprometerse con la relación.

Bien sea que creas en el destino o si piensas que eres responsable de hacer tu propio destino, si se supone que debes estar junto a tu pareja ideal, fuerzas más allá de tu control pueden conspirar para volver a unirlos.

No te rindas en conseguir la relación de tus sueños. Hay una pareja perfecta allá fuera para ti. Si la has encontrado y tal vez te hayas alejado, el destino te dará una segunda oportunidad para juntarse. No tengas miedo de estar juntos; lucha por que esto vuelva a ocurrir y comprométete con esa relación perfecta.

Asegúrate de mostrarle esta historia inspiradora a alguien que amas, nunca sabes a quién podría ayudar.

Existe una leyenda que dice: Hay una cadena intangible que une a dos almas destinadas a estar juntas. Aquellos que estén conectados estarán ligados no importa el tiempo, lugar o circunstancia.

Nada puede romper el hilo invisible entre dos personas que están destinadas a estar juntas.

1. Rojo

El color rojo está fuertemente ligado a la atracción y el deseo. Es también el color de la cadena del destino que une a dos almas gemelas.

2. Orígenes

La cadena roja del destino se deriva de una antigua creencia del este asiático. Según este mito, los dioses atan una cuerda roja alrededor de los tobillos de los que están destinados para encontrarse o para ayudarse de cierta manera.

3. ¿Cómo una alma gemela?

El concepto es similar al concepto occidental de «alma gemela» o «llama gemela». Lo que es diferente es que este proverbio se enfoca más en el concepto de estar «atado» a alguien en vez de encontrar su otra mitad.

4. La historia

Como muchas viejas leyendas, la historia detrás de la cuerda roja es algo problemática. Se dice que al caminar a casa una noche, un niño vio a un anciano leyendo un libro. Le preguntó de qué se trataba el libro. El viejo dijo que era un libro de matrimonios, y le dijo al joven que estaba destinado a casarse con una niña. El anciano le mostró la niña con la que iba a casarse, sin embargo…

5. Problemas

Al chico no le gustaba la idea porque no quería casarse. Le arrojó una roca y huyó lo más rápido que pudo. Años más tarde, se organizó un matrimonio entre el chico y una de las chicas más bellas del pueblo. Pero, cuando él la desveló notó…

6. Marcado con cicatrices

La chica que iba a ser su esposa tenía una pequeña cicatriz en la ceja. Cuando él le preguntó sobre ella, ella le dijo que un niño le había arrojado una roca. Así fue que probó su fatídica unión…

7. ¿Qué sucede cuando el hilo se estira y se enreda?

En el centro de este proverbio se está sometiendo a un poder superior. El destino tomará su curso, y con el tiempo todo caerá en su lugar. Es importante no luchar contra el hilo rojo.

8. Hay más trabajo por hacer

Incluso si usted encuentra a la persona en el otro extremo del hilo rojo, eso no significa que permanecer juntos será fácil. El proverbio está destinado a inculcar lealtad, devoción y compasión. La cuerda está también allí para asegurarse de que los amantes permanezcan fieles el uno al otro.

9. Infinito

No importa lo cerca o lejos que se esté de la persona, el hilo sigue existiendo. Habrá momentos en que mental o físicamente, usted se sentirá distante de la persona, pero eso no afecta al hilo que los une.

10. En nosotros todo el tiempo

«En cuanto oí mi primera historia de amor empecé a buscarte, sin saber lo ciego que estaba. Los amantes no se encuentran finalmente en alguna parte. Están en el otro todo el tiempo.» – Rumi

11. En las manos de los dioses

Según la leyenda china, se cree que la deidad a cargo de la «Cadena roja del destino» es Yuè Xià Lǎo, el viejo dios casamentero lunar. Yuè Xià Lǎo también está a cargo de los matrimonios.

12. ¿Promesa rosada?

En la cultura japonesa se dice que la cuerda roja está atada alrededor del dedo rosado. De ahí la frase «pinky swear». Originalmente se indicaba que la persona que rompía su promesa tenía que cortar su dedo meñique.

13. No sólo los amantes

Caroline Highland de Thought Catalog escribe: «Los hilos rojos no enrollan su camino alrededor de nuestros tobillos mientras caminamos, no nos atrapan mientras cepillamos las cosas – los chinos creen que emanan de nosotros desde el nacimiento, desde el momento que entramos en el mundo. A medida que envejecemos, cada año que pasa, los hilos crecen más estrechamente, acercándonos a las personas cuyas vidas están destinadas a entrelazarse con las nuestras de alguna manera».

14. ¿Liberarse?

El mismo escritor interpreta el hilo rojo como liberador. «Cuánto más fácil se siente arrojarnos a lo desconocido, a un nuevo lugar o etapa de nuestras vidas, sabiendo que esos hilos rojos están ahí, arremolinándose en el futuro como siempre lo han sido, sujetándose a las almas que estarán esperando atraparnos, nos enseña, nos toca, nos cambia».

15. Irrompible

Según Wikipedia: «Las dos personas conectadas por el hilo rojo están destinadas a los amantes, independientemente del lugar, el tiempo o las circunstancias. Este cordón mágico puede estirarse o enredarse, pero nunca se rompe.»

Según las leyendas hay una conexión invisible entre dos personas, hechas por el destino, cuyo destino es estar juntos. La conexión entre estas dos almas no puede ser afectada por las circunstancias, el lugar o el tiempo.

No hay fuerza capaz de romper la conexión invisible entre dos personas que están destinadas a estar juntas.

Rojo

El color rojo está estrechamente relacionado con el deseo y la atracción. Este es también el color de la cuerda que conecta a 2 personas que son almas gemelas.

Origen

La cuerda que conecta a dos personas proviene de antiguas creencias de Asia Oriental. Según un mito, los dioses ataron cuerdas alrededor de los tobillos de las personas cuyo destino era ayudarse mutuamente de alguna manera. De lo contrario, el destino los uniría para siempre.

Concepto de alma gemela

El concepto con la cuerda roja es bastante similar al concepto occidental de llama gemela o alma gemela. La diferencia entre estos dos conceptos es que el occidental habla de encontrar la otra mitad y el asiático habla de la conexión con alguien.

Historia

Al igual que muchas otras leyendas, esta historia tiene un problema detrás. La historia cuenta que una noche un niño se iba a casa cuando se encontró con un anciano que leía un libro. El niño preguntó por el contenido del libro. El hombre mayor explicó que se trataba de un libro sobre un matrimonio y que el destino del niño era casarse con una niña. El hombre también le mostró la chica al chico.

El problema

El niño no estaba contento porque no quería una esposa. Le tiró una piedra a la chica y huyó. Después de muchos años, el chico se casó con la chica más hermosa en un matrimonio arreglado tradicional.

Cicatriz

Sin embargo, la niña tenía una cicatriz sobre la ceja. Ella le dijo al niño que fue porque alguien le arrojó una piedra cuando ella era joven. Esta es la prueba de que su destino es estar juntos.

¿Qué sucede realmente al final?

Este proverbio habla de un poder superior. Nos enseña que no podemos evitar nuestro destino y que no podemos ir contra el hilo rojo.

Aún queda trabajo por hacer

Incluso si encuentras a la persona con la que estás conectado con la cadena roja, no significa que será fácil permanecer juntos. Este proverbio enseña acerca de la compasión, la devoción y la lealtad. La cuerda sirve para ayudar a los amantes a mantenerse unidos.

Infinito

La conexión invisible entre dos personas – ese hilo – siempre está ahí aunque estés lejos de tu alma gemela. Habrá momentos en los que te sentirás lejos, tanto física como mentalmente, de tu alma gemela. Sin embargo, esto no afecta la conexión hecha por el hilo del destino.

Las almas gemelas siempre están juntas

La primera vez que oímos hablar del amor, empezamos a buscarlo. Sin embargo, los amantes no se conocen. Siempre están juntos.

Los Dioses determinan el hilo rojo

Las leyendas chinas dicen que el hilo rojo del destino está bajo el control de un dios casamentero, que también controla el matrimonio.

Dedo rosa

Según las leyendas japonesas, la gente solía atar el hilo rojo en el dedo meñique. Aquí es donde de la promesa del meñique del refrán o del juramento del meñique viene. En el pasado, una promesa rota generalmente conducía a cortar el dedo meñique.

Más que amantes

Según las leyendas chinas, el hilo rojo está ahí con nosotros desde que nacemos. Con la edad, el hilo se hace más estrecho y nos acerca a la persona con la que necesitamos estar de alguna manera.

Libertad

La vida se vuelve más fácil con el hilo rojo del destino. Sabemos que nuestro destino es conocer a algunas personas y acercarnos a ellas.

Irrompible

La cuerda roja es algo que puede enredarse o estirarse. Sin embargo, nunca se rompe.

A veces, la vida pone en nuestro camino a personas con quienes tenemos una afinidad muy especial, una conexión única e inigualable. Esto pasa con amigos, pero también con parejas. ¿O acaso no has pensado alguna vez que has conocido a esa persona porque así estaba escrito? ¿Que se trataba de un amor por destino y no por azar? ¿Que se trataba, ni más ni menos, de tu media naranja?

Lo más seguro es que sí, porque a muchos de nosotros nos ha pasado. Os conocéis en un momento dado, pero la conexión es tan fuerte que sentís que ya os conocéis de antes, de otros tiempos, de otra vida. Y es que, pese a todas las circunstancias que bordaron vuestras dispares vidas, habéis terminado conociéndoos. Porque esa conexión es tan fuerte que ya estaba escrita de antemano. Para algunos, esto supone una conexión con los ancestros: las almas que están destinadas a conocerse, lo estarán eternamente, en todas las vidas, en todas las reencarnaciones.

¿Es un Amor por Destino?

Pero, ¿cómo podemos saber si estamos ante una persona que el destino ha puesto en nuestro camino y ha llegado para quedarse o, por el contrario, todo es fruto del azar? Si estas dudas rondan tu mente, sigue leyendo: te daremos una serie de señales que te pueden ayudar a saber ante qué tipo de amor te encuentras: si es un amor por destino o un amor por azar.

Os encontráis en un momento extraño

Vuestras vidas se entrecruzan cuando menos lo esperáis, por sorpresa. Esta primera toma de contacto puede despistar, ya que a simple vista todas las personas pueden conocerse en eventos inesperados, de manera sorprendente.

También puede suceder que os conocierais de antes y vuestros caminos se vuelvan a cruzar de manera inesperada, en un simple giro del destino.

Y es que, fueran cuales fueran las circunstancias en las que os encontrásteis, no habéis logrado burlar al destino porque estabais predestinados a encontraros.

Sois la viva leyenda japonesa del hilo rojo, según la cual, dos personas están unidas por un lazo rojo invisible e indestructible que señala que dos personas están destinadas a conocerse sin importar el momento de su vida en el que se encuentren.

Os conocéis y la chispa… ¡salta!

En el instante en el que os cruzáis la mirada por primera vez, sentís algo: una conexión, un fuego interno, que os dice que esa persona ha aparecido y lo que vayáis a crear marcará un antes y un después en vuestros caminos.

A medida que os vais conociendo, sentís lo que sienten las almas gemelas, los amores predestinados: una extraña familiaridad, que ya os conocéis de antes… lo cual os va a permitir establecer un fortísimo vínculo emocional.

Los presentimientos son constantes en el Amor por Destino

En vuestro fuero interno sabéis que pasa en casi todo momento. Por supuesto que no conocéis en profundidad lo que el otro está pensando, pero sí sois capaces de saber con la más absoluta de las certezas que algo va mal: si está enfermo, o incluso en peligro, si tiene la cabeza envuelta en mil preocupaciones, etc.

Y es que vuestra conexión es muy fuerte. ¿Acaso no es esta una de las señales más claras del amor por destino?

También os encontráis en el mundo de los sueños

No os sirve con el día a día y el mundo real: hacéis de los sueños vuestro segundo hogar, porque es ahí donde os encontráis de nuevo cuando vuestros cuerpos no se pueden tocar.

En ocasiones, esos sueños pueden llegar a ser, incluso, premonitorios: os pueden anticipar los sitios en los que vais a estar; u os traen de vuelta a la memoria lo que ya habéis vivido. Todo ello con tal nitidez que parece real.

Deshacerse de lo dispensable

Muchas veces, cuando encontramos a nuestra alma gemela, nos encontramos pletóricos y totalmente satisfechos. Tanto que la gran mayoría de las ocasiones sentimos que ya no necesitamos nada más en la vida, ni terrenal ni espiritual. Por eso tendemos a deshacernos de aquello de lo que podemos prescindir.

Pero debéis tener cuidado, ya que todas estas señales no son garantías de que vuestra historia sea un cuento de hadas. La vida da muchas vueltas y os colocará frente a situaciones que deberéis sacar adelante, y que pueden servir para poner a prueba vuestro amor. Esta idea, muchas veces, puede llevarnos al temor de perder un ser tan amado, por eso debéis permanecer fuertes y con ganas de combatir todos los males que se os presenten. Recordad la leyenda japonesa del hilo rojo: la cuerda puede estar tensa en ocasiones, pero sigue siendo fuerte e indestructible, ya que el destino así lo ha querido.

En caso de necesidad, podéis recurrir a la magia, ya que existen algunas piedras o amarres que ayudarán a que vuestro amor por destino supere todas las adversidades.

Foto: Unsplash

Seguramente ya tienes conocimiento de la leyenda del hilo rojo que cuenta que cuando dos personas están destinadas a estar juntas nada ni nadie las podrá separar porque tarde o temprano van a terminar juntas y la vida se encargará de volver a juntar a esas almas enamoradas porque el verdadero amor es indestructible y para siempre.

Es una leyenda muy tierna y romántica, que cada vez que la leemos solemos suspirar y nos hace creer que el amor existe y que sí hay alguien que está destinado para nosotras.

Foto: Unsplash

¿Pero cómo saber quién esa persona?
Esa es la pregunta del millón, sin embargo, la respuesta esté más cerca de lo que crees porque quizá tienes una persona especial, ese ex que siempre aparece en los momentos difíciles quisiéramos que estuviera ahí en tu mente y en tu corazón a pesar de que tengas otra pareja o que sus vidas tomaran rumbos distintos.

Si te ha pasado por algún momento si él es el amor de tu vida, estas señales te ayudarán a aclarar tu mente para saber si el destino se empeña en juntarlos una y otra vez, pues si sí, lo más probable es que esté destinado a ser tu pareja eternamente, tal como marca la leyenda del Hilo rojo.

Foto: Pexels

Señales:

En una situación difícil piensas en él
Todas hemos pasado momentos difíciles y si cada vez que te vez envuelta en una situación así y lo primero que piensas es que él sería el indicado para consolarte o animarte, es porque sigues creyendo que el mejor respaldo en esos momentos es él y es una señal de que la vida de cierta manera los “junta” aunque sea mediante los pensamientos.

Valoran lo que tuvieron
El tiempo es muy sabio y también nos ayuda a madurar y entender que todo pasa por algo, y si después de ese tiempo de estar separados, valoran lo que tuvieron y la persona que eran cuantos estaban juntos es porque aprendieron de amar libremente.

Foto: Unsplash

No puedes olvidarlo
Independientemente si tienes otra pareja, es difícil sacar a esa persona de tu mente y de tu corazón, porque muy en el fondo sabes que no puedes dejar de amarlo.

Parece que el tiempo se detuvo
Si su reencuentro fue tal y como si el tiempo se hubiera detenido y volviste a sentir esas mismas mariposas en el estómago y esa emoción por verlo como antes lo hacías, y aunado a ello ambos actuaron como si siguieran siendo novios contándose todo sobre su vida, riendo, pasando un momento muy agradable al grado de que perdieron la noción del tiempo, es porque te sientes tan bien con él que desearías congelar el reloj y regresar el tiempo.

Foto: Unsplash

Lo besaste y todo fue como antes
Un beso es importante para darnos cuenta si la química es real o no, así que si después de verlo se besaron y todo lo malo quedó atrás y sentiste esa necesitad de recuperar el tiempo perdido y retomar su relación, es un indicio que el amor sigue vivo entre ustedes.

Conservan la esperanza de regresar
No hay peor ciego que el que no quiere ver, si todavía tienen esa ilusión de regresar es porque su corazón está hablando por sí mismo, se aman y más allá de la costumbre debe ser por el amor que se tiene porque están destinados a estar justos.

Foto: Unsplash

El amor no ha desaparecido
La distancia no puede borrar el amor de nadie por el contrario muchas veces llega a consolidarlo, y si ese es su caso, definitivamente están destinados a amarse por siempre.

Temas

  • Amor
  • pareja
  • amor de pareja
  • leyenda del hilo rojo
  • hilo rojo
  • amor verdadero

Hay personas que están destinadas conocerse, y estarán unidas por toda la vida, aunque a veces no lo sepan.

La leyenda del hilo rojo

Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse, se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar, conecta el corazón con el dedo meñique.

Al estar unidos por esa arteria, se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos.

La historia en sí cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento.

El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

Las teorías

Una de las leyendas sobre este hilo rojo, cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan.

Pero la leyenda más popular es la siguiente:

Hace mucho tiempo, un emperador se entero de que en una de las provincias de su reino, vivía una bruja muy poderosa que tenia la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino. Por lo que la mando a buscar.

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordenó que buscara el otro extremo del hilo, que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que seria su esposa.

La bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado, en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja.

Empujó a la campesina, que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordenó a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llegó el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso.

Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entró al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo, vio por primera vez que este hermoso rostro, que tenía una cicatriz muy peculiar en la frente.

Una cicatriz que él mismo había provocado, al no ver al destino que había pasado frente a él.

También nos muestra cómo los amores destinados son eso, no podemos escapar de la persona que nació para amarnos.

Un hilo rojo invisible, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias.

El hilo rojo se puede estirar, contraer o enredar, pero nunca romper.

Un hilo rojo invisible conecta a las personas que están destinadas a encontrarse…..

La leyenda del hilo rojo del destino.

Los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique.

Esta leyenda surge cuando se descubre que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos. Por eso también el hecho de hacer promesas en algunos países al entrelazar estos dedos con el otro.

La historia en sí cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo», que viene con ellas desde su nacimiento. El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero es, siempre, una muestra del vínculo que existe entre ellas.

HISTORIA: Una de las leyendas sobre este hilo rojo cuenta que un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre las almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan. Pero la leyenda más popular y la que se recita en casi todos los hogares japoneses a los niños y jóvenes es esta:

– Hace mucho tiempo, un emperador se entero de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenia la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia.Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que seria su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos.

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro ….. tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. Una cicatriz que él mismo había provocado al no ver al destino que había pasado frente a él.

Esta fabula nos muestra como los amores destinados son eso, no podemos escapar de la persona que nació para amarnos.

Siendo menos fantasiosos….

Paulo Coelho dijo:
“Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores; uno con el que te casas o vives para siempre, puede que el padre o la madre de tus hijos… Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella…Y dicen que hay un segundo gran amor, una persona que perderás siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejará de intentarlo… Se rendirán y buscarán a esa otra persona que acabarán encontrando.

Pero les aseguro que no pasarán una sola noche, sin necesitar otro beso suyo, o tan siquiera discutir una vez más…Todos saben de qué estoy hablando, porque mientras estaban leyendo esto, les ha venido su nombre a la cabeza. Se librarán de él o de ella, dejarán de sufrir, conseguirán encontrar la paz (le sustituirán por la calma), pero les aseguro que no pasará un día en que deseen que estuviera aquí para perturbarlos.Porque, a veces, se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien a quien aprecias”

Recuerda:

“UN HILO ROJO INVISIBLE CONECTA A AQUELLOS QUE ESTÁN DESTINADOS A ENCONTRARSE,

SIN IMPORTAR TIEMPO, LUGAR O CIRCUNSTANCIAS.

EL HILO ROJO SE PUEDE ESTIRAR, CONTRAER O ENREDAR, PERO NUNCA ROMPER”

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

    Compartir post

  • Comentarios
  • Twitter
  • Google
  • Email
  • whatsapp

“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar el tiempo, lugar o circunstancias. El hilo rojo se puede estirar, contraer, enredar, pero nunca romper.»

Muchas veces deseamos que ciertas cosas nos sucedan; luchamos por eso, no dormimos por las noches e incluso hasta lloramos por ello. A pesar de que le pongamos todas nuestras fuerzas, eso que tanto queremos no se da o se enreda cada vez más. Y también puede suceder que damos todo por terminado, pero algo pasa, algo se acciona, las cosas dan un giro y eso que veías imposible se vuelve real.

Es así que uno va aprendiendo que sin pensarlo o esperarlo, las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana, en silencio y sin previo aviso. Si algo tengo claro en esta vida es que todo sucede por algo, aunque la mayoría de veces quisiera saber para qué y no me explico por qué algunas cosas suceden de tal manera y no de otra.

No sé si tú pensarás igual, sin embargo te pregunto:

¿Crees en el destino o en las casualidades?

¿Será que habrá algo más allá que une, enreda, separa y luego vuelve a unir?

¿Crees que hay almas que vienen predestinadas para estar juntas? ¿Crees que todos en esta vida nacimos para estar conectados con alguien?

¿Sabías que los japoneses tienen la creencia de que las personas predestinadas a conocerse se encuentran unidas por un hilo rojo atado al dedo meñique?

Según la cultura oriental el abuelo de la luna, cada noche sale a conocer a los recién nacidos y a atarles un hilo rojo a su dedo, un hilo que decidirá su futuro, un hilo que guiará estas almas para que nunca se pierdan.

Esta leyenda se sustenta en el hecho de que la arteria ulnar conecta el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comienza a creer que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones; es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de los sentimientos. Por eso también el hecho de hacer promesas al entrelazar estos dedos con el de otra persona.

La historia en sí cuenta que entre dos o más personas que están destinadas a tener un lazo afectivo existe un «hilo rojo». El hilo existe independientemente del momento de sus vidas en el que las personas vayan a conocerse y no puede romperse en ningún caso, aunque a veces pueda estar más o menos tenso, pero será una muestra del vínculo que existe entre ellas.

No importa lo que tardes en conocer a esa persona, ni importa el tiempo que pases sin verla, ni siquiera importa si vives en la otra punta del mundo; el hilo se estirará hasta el infinito pero nunca se romperá.

Este hilo lleva contigo desde tu nacimiento y te acompañará, tensado en mayor o menor medida, más o menos enredado, a lo largo de toda tu vida.

¿Fantasía o realidad?

Paulo Coelho dijo: Y dicen que hay un gran amor, una persona que perderás siempre. Alguien con quien naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan a la razón y les impedirán, siempre, alcanzar un final feliz. Hasta que cierto día dejará de intentarlo… Se rendirán y buscarán a esa otra persona que acabarán encontrando.»

Definitivamente todos tenemos ese amor al que jamás podremos olvidar. A ése al que siempre volveremos y amaremos con el alma. Pase lo que pase, la vida siempre los volverá a juntar. También tenemos amistades con las cuales podremos dejar de hablar por años y estar miles de kilómetros de distancias; pero cuando las volvemos a ver, no hacen vibrar el alma. Son esas las personas a las que estamos unidos por un hilo rojo.

¿Sabes con quién estás unido(a) por un hilo rojo?

¿Realmente lo sabes?

___________________________________________________

Si quiere dejar una crítica por este artículo, hágala ya y sin compasión. Con las piedras que tires, construiré un castillo.

Puedes encontrar mis nuevos post todos los viernes en este espacio y también en mis redes sociales…

Instagram: Mistertirado

Twitter: @MisterTirado

Facebook: MisterTirado

(Visited 37.881 times, 25 visits today)

¿Conoces a esa persona con la que el destino te vuelve unir hagas lo que hagas?

Todos recordamos a nuestro primer amor, ese que nos hizo sentir mariposas por primera vez, con quien soñamos y aprendimos de la inocencia y muchas cosas más que lo hacen tan especial. Por otro lado está el verdadero amor, el único capaz de hacernos entender que todo lo que pasamos, las lágrimas derramadas y los momentos tristes, fueron necesarios, para saber que el lugar y el momento en el que nos encontramos fue correcto para llegar a él, y simplemente nos devuelve la fe para creer en el amor y en las historias sin final. Sin embargo en ese recorrido conocemos muchas veces al amor de nuestra vida, y así sin imaginarlo ni esperarlo conocí al gran amor de mi vida.

Es la persona, que por alguna razón siempre hace que mi corazón vuelva a él, aunque nuestros destinos no lleguen a unirse como alguna vez lo soñamos en pareja, seguimos recorriendo juntos la vida. Es increíble la capacidad que tenemos para encontrar la manera de volver el uno al otro siempre, no importa qué tan enojados estemos o cuántas veces hayamos optado por bloquear todas las formas de comunicación posible que teníamos, el destino que es inexplicablemente caprichoso nos vuelve a unir, incluso nos reencuentra, mientras caminamos despreocupados por ahí, sin planificarlo…

A veces nadie lo entiende, en mi caso nunca fue la persona que mi familia o mis amigos esperaban para mí, tal vez porque nuestra relación de constantes altibajos siempre tuvo más dificultades que momentos de calma y es que ni siquiera nosotros lo podemos entender, pero esto va más allá de todo… Al final llegamos a un punto en el que el amor nos sobrepasó. Es difícil tratar de hacer una retrospectiva exacta para saber lo que pasó en realidad, después de todo estuvimos recorriendo juntos el mismo camino muchos años luchando por nuestro amor, por eso resulta tan difícil alejarse de alguien a quien amas profundamente.

Existieron momentos en el que traté de arrancarlo de mi vida, odiarlo e incluso olvidarlo, y de pronto una pequeña y extremadamente compleja pregunta inundaba mi mente: ¿cómo puedes odiar a alguien que te hizo inmensamente feliz? Alguien con quien sin querer terminé planificando una vida. Puedo ser muy soñadora pero esto es algo que simplemente no proyectas con todas tus parejas, imaginar despertar a su lado cada día, pensar en formar una familia tener hijos, envejecer juntos, definitivamente no lo haces con cualquiera… pero él lo hizo posible, es que es un chico especial… Sí que lo era y lo sigue siendo… Aún no lo entiendo, pero es el mismo destino, el mismo que me une a él una y otra vez, el que simplemente me recuerda que esa historia jamás tendrá un para siempre.

El hilo rojo del destino nos conecta con el amor de nuestra vida. | Foto: YouTube

Hace poco estaba leyendo una historia, en la cual los protagonistas se separaban para volverse a encontrar (gracias al destino) tiempo después. En fin, el tema principal era que las personas se cruzan en nuestra vida por los menos dos veces. A veces nos separamos de la persona que amamos por muchas razones y regresan por otras.

Puede que una persona que te haya hecho mucho lado regrese a tu vida. Que te hayas alejado de ella por diferentes motivos, ya sea un instante de coraje, puede que desees que esa persona que te dañó no vuelva jamás a ti vida. Una segunda vez demasiado desagradable. También, puede que con el tiempo aprendiste a comprender que si acabaste en malos términos con alguien sin cerrar el ciclo por completo, esa persona regresará a tu vida.

Te va a interesar: TUVO UNA CITA A CIEGAS, NO SALIÓ COMO ESPERABA

Tal vez en otro tiempo, cuando ya ambos sean más maduros, las cosas se hayan superado y puedan hablar sobre lo que paso sin ningún problema. Sin que nazca una herida más o mejor dicho una cicatriz y que puedan hacer un borrón y cuenta nueva. En otro caso, puede que una persona que siempre quisiste o te interesaba y no pudo ser por alguna razón; ya sea que tú estuvieras con alguien o viceversa, estuvieran confundidos, tuvieran miedo o no quisieron aceptarlo.

Te va a interesar: DETALLES QUE TIENE UN HOMBRE QUE CONTINUA ENAMORADO

En fin, la vida también te enseñará que cuando una persona se vuelve a encontrar en tu camino, puede que sea demasiado tarde, cuando te ve feliz, plena (o) y haciendo lo que en verdad te gusta, en otras palabras disfrutando de la vida. Ya sea porque tienes una nueva relación, aprendiste a gozar del presente o te diste cuenta de que la soledad también es hermosa. Pero ¿qué pasa si esa persona está destinada a estar en nuestra vida?.

Recuerda la famosa leyenda del hilo rojo del destino, el cual viene a decirnos que dos personas están unidas por el hilo rojo, ellos están destinados a estar juntos y sin importar tiempo, lugar o circunstancias lo estarán. Es por eso que se dice que este hilo mágico se puede estirar, enredar, pero jamás romper.

Te va a interesar: ESTO SÓLO LO PUEDES HACER SI REALMENTE AMAS

Puede que esa persona regrese cuando tu vida esté sufriendo un cambio grande, y te ayude a superar una prueba difícil o sea una persona completamente diferente a lo que fue antes. No estoy diciendo que necesariamente su nueva actitud borré lo que hizo antes, pero si que trabaje para crear un futuro diferente a lo que fue en el pasado, que muestre una actitud nueva y diferente, para volver a empezar.

Sea cual sea la razón por la que regrese, puede que sea un mal amor que vuelve después de haberse ido para continuar dañándonos o el hilo rojo del destino nos hace justifica y el amor que regresa puede ser el definitivo y duradero. Esta decisión solamente dependerá de ti, de lo que sientas, desees y el saber si esa persona es con la que deseas estar el resto de tu vida.

Lo siguiente también es de tu interés:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *