0

Peso bebe 3 meses

¡Enhorabuena! Ya has pasado 3 meses muy felices con tu bebé. Sabemos que no siempre es fácil, pero también que el amor puede con todo y que tienes muchas energías para afrontar todo lo que está por venir.

Los bebés de 3 meses habrán crecido mucho en este reducido periodo de tiempo. Sus sentidos han evolucionado mucho, se han reducido los inconvenientes presentes durante la primera semana (por ejemplo, los problemas de sueño), y los papis ya sois unos expertos.

Rebajas#1 de Los Más Vendidos AiTuiTui Música Cubo de Actividades, 6 en 1 Incluye Caja de música Bloques Reloj Habilidades Motoras Juguetes educativos con luz de Sonido de 1 Años Regalo para bebés Niños : El centro de actividades para bebés con clasificador de formas múltiples incluye bloques de vehículos, bloques de formas, bloques de alfabeto, espejo y reloj, centro de reproducción de música, puede ayudar a su bebé a dominar sus habilidades motoras, desarrollar su inteligencia, ¡uno de los juguetes puede mantener entretenido a un bebé! −37% #2 de Los Más Vendidos Hosaire 4 Piezas Calcetines y Muñeca para Bebé, con Juguetes, Adecuado para bebé 0-6 Meses, Sonajeros incorporados 80% algodón, 20% spandex Rebajas#3 de Los Más Vendidos BelleStyle Alfombra Musical – Musical Canto Teclado Estera de Alfombra Bebé Niño Actividad Juego De Gimnasio Colchonetas Alfombra Animal para El Regalo del Bebé (Azul) Material: Hecho suave tela no tejida; Dimensión: 100 cm (39,37 pulgadas) * 36 cm (14,17 pulgadas). Adecuado para niños de 3 + años. −42% #4 de Los Más Vendidos Lámpara Proyector,Iluminación Romántica con Rotación 360 Grados de Estrellas y Cosmos,Lámpara Infantil con Control de Temporizador, USB & Pilas y 8 Modos para Niños, Novia, Cumpleaños y Fiesta MULTIFUNCIÓN: El proyector estrellas presenta 4 escenas temáticas y proyecta diferentes patrones en el techo y las paredes, puede estimular la curiosidad y la imaginación de los niños. Con una cúpula de plástico extraíble, puede usarse como luz nocturna o como lámpara de proyector. Rebajas#5 de Los Más Vendidos Fisher-Price Libro activity bebé, juguete colgante para bebé recién nacido (Mattel FGJ40) Gracias a su anilla, se puede sujetar fácilmente al cochecito o la bolsa de los pañales −14%

Ya se pueden observar cambios importantes en el bebé de 3 meses y medio: podemos interactuar con él mucho más, sonríe con una mayor frecuencia y es bastante común escuchar sus gorjeos.

Sin embargo, el bebé de 3 meses de gestación empezará a tener nuevas necesidades y tenemos que estar pendientes en todo momento de las mismas. Por ello, te hemos preparado esta completa guía con la que no te vas a perder nada importante.

Peso y Talla del bebé de 3 meses

¿Cuánto debe pesar un bebé de 3 meses? El peso y la talla del pequeño dirá mucho sobre su desarrollo físico. Desde el nacimiento, el bebé tendrá que ser pesado y medido de forma regular; además, estos datos deben de ser medidos por el pediatra, con el objetivo de detectar cualquier irregularidad que se pueda llegar a producir.

El percentil peso y talla bebé de 3 meses viene establecido según los datos que nos ofrece la OMS (Organización Mundial de la Salud).

El valor promedio de peso de un bebé que llega a los 3 meses es de 6,2kg. Su estatura tendría que ser de 60 cm.

Sin embargo, cuando se habla de una tabla peso y estatura de un bebé de 3 meses hay que estudiar el tema con mucha precaución: los valores que no ofrece tan sólo serán orientativos y no será motivo de alarma el hecho de que el pequeño se aleje (tanto por encima, cómo por abajo), de los valores máximos y mínimos de altura/peso. Cómo en todo momento va a estar controlado con el pediatra, será el facultativo quién tendrá que establecer si los valores son normales o no.

El experto contestará a la pregunta de cuánto pesa un bebé de 3 meses diciendo que 6,2kg, pero también analizará la progresión de peso del pequeño. Si considera que el peso es excesivo, es posible que le recomiende una leche especial. Si fuera elevado, puede que considere la opción de aumentar la cantidad de cereales que consume.

También deberías tener en cuenta cuantos biberones debe tomar un bebé de 3 meses. El pediatra te recomendará darle 150ml cada 3,5 – 4 horas. Si el bebé no se acabase los biberones, entonces podemos bajar un poco la cantidad para no desperdiciar cada leche y probar incrementar la frecuencia.

Alimentación del bebé de 3 meses

Una vez que el bebé llega los 3 meses es más que probable que empiecen a espaciarse las tomas nocturnas (también es posible que al pequeño no le interese despertarse por la noche para comer). Es muy común preguntarse en este momento del tiempo que puede comer un bebé de 3 meses; todavía quedan otros 3 meses para que podamos introducir otros alimentos, por lo que la lactancia materna, o la leche de fórmula, seguirá siendo la única fórmula de alimentación.

Si el pediatra ha determinado que el peso del pequeño es bajo para su edad, entonces es posible que recomiende la introducción de cereales. Si esto fuera así, la cantidad de cereales para un bebé de 3 meses la tendrá que determinar únicamente el experto.

Algunos papás se empezarán a preocupar ya que el bebé puede tener problemas de estreñimiento. Hay que considerar que su estómago no está del todo formado, y que requerirá de todavía algún tiempo para que se complete el proceso. La regularidad de un bebé para hacer sus necesidades dependerá de cada uno: hay algunos que necesitarán hacerlas 3 veces al día, mientras que otros las harán una vez cada dos días.

Es raro que un bebé se estriña si se alimenta de leche materna, ya que la composición de la misma hace que las haces estén blandas. Si se detecta que las heces son duras, en forma de bolas, si se esfuerza demasiado, no dudes en consultar con el experto. Si te preguntas porque mi bebé de 3 meses no quiere comer, también deberías consultarlo con el pediatra, ya que puede haber muchas razones que lo expliquen.

Puedes aprovechar este momento del tiempo para empezar a analizar algunas recetas para el bebé que podrás hacerle de cara a los meses venideros.

Crecimiento y desarrollo de un bebé de 3 meses

El primer trimestre del pequeño es muy importante, marca un antes y un después en el desarrollo psicomotor de un bebé de 3 meses, en el desarrollo motor y físico.

¿Pero que hace un bebé de 3 meses o que debería hacer? A esta edad, el desarrollo motor en bebé de 3 meses le permitirá seguir un objeto en movimiento, además de fijar su vista en él una vez se haya detenido. También tendrá capacidad motora para abrir y cerrar las manos, sonreirá más a menudo y emitirá gorjeos y sonidos con mayor regularidad.

En relación al desarrollo físico de un bebé de 3 meses, este será capaz de levantar la cabeza unos 45º cuando está colocado boca abajo. Además, se sentirá rebosante de energía, por lo que empezará a mover las piernas y los brazos con energía, además de otros acciones que nos dejarán con la boca abierta.

Pero lo que sin duda ha experimentado un cambio significativo es la visión del bebé. Esta se desarrolla cada vez más; ahora ha descubierto sus manos, juega con ella y tiene capacidad para observarlas con mayor atención. Ahora puede percibir los detalles con más acierto, y enfocar a casi cualquier distancia.

Será entre los 3 y los 4 meses cuando aumentará todavía más el control muscular del ojo, lo que le permitirá seguir determinados objetos. Para estimular su vista es una buena idea enseñarle colores y objetos nuevos. Es más, con sencillos paseos regulares por casa y por el exterior será más que suficiente para estimularle de la forma en la que cabría espera.

Ten en cuenta que sus movimientos van a ser más fuerte que en los dos meses anteriores, por lo que habrá que controlarlo en todo momento y jamás dejarlo solo sobre el cambiador, sobre la cama o apoyado en el sofá. Y es que en cualquier momento se podría girar o deslizarse, sobre todo si el apoyo que recibe de la espalda no es el adecuado.

Una duda muy habitual sobre este periodo es la de ¿Por qué mi bebé de 3 meses se despierta llorando desconsoladamente? Y la respuesta más común es que tiene cólicos (gases). Sin embargo, algunos expertos también aseguran que es una respuesta emocional producida debido a que se siente solo.

Si esta situación se prologa deberíamos de preguntar al pediatra para que descarte cualquier problema incipiente.

El sueño del bebé de 3 meses: ¿Cuántas horas debe dormir el bebé?

Otro de los cambios que vamos a ver en el bebé de 3 meses está relacionado con el suelo. Los cambios sueño bebé 3 meses suelen deberse a que el pequeño está cada vez más activo, y a que pasa más tiempo despierto.

Las horas que dedica al sueño empezarán a reducirse, aunque todavía serán bastantes. Se calcula que dormirá unas 15 horas del día a dormir, aunque 10 de ellas las dormirá por la noche, un par de horas las dormirá a lo largo del día y el resto en las siestas.

Es posible que el bebé 3 meses tenga sueño intranquilo, pero esto es porque todavía no se ha adaptado a los cambios. Puede que todavía necesite de otro mes para adaptarse a la nueva situación.

También hay que considerar que no todos los bebés necesitan dormir el mismo tiempo: algunos pueden ser más dormilones, y pasar la mayor parte del día durmiendo en su cuna, mientras que otros pueden ser más activos y pasarán la mayor parte espabilados.

En cuanto a la postura, si el bebé 4 meses duerme boca abajo no es nada recomendable; y es que esta postura puede incrementar las posibilidades de que se produzca una muerte súbita. Sin embargo, si que se recomienda colocarlo en esta postura cuando lo estamos cambiando, o en otras situaciones mientras esté bajo control. Sólo de esta manera contribuiremos a reforzar su espalda, cuello y el resto de su cuerpo.

También tendremos que comprobar si el pequeño duerme el tiempo suficiente, y con estos consejos lo tendremos más fácil:

-Comprueba si está cansado durante el día, si bosteza o le falta energía.

-Comprueba también si está más irritable de lo normal.

-Si la duración de las siestas en el bebé de 3 meses es escasa, posiblemente no estará durmiendo el tiempo suficiente.

En cualquier caso, seguimos estando en un tiempo de adaptación. Todavía necesitaremos de algo más para que todo se normalice.

Más características y consejos de un bebé de 3 meses

Gimnasia

¿Te preguntas porque mi bebé de 3 meses llora mucho? Es posible que se acumulen gases en su cuerpo (cólicos) y que esto le produzca malestar. Haciendo un poco de gimnasia con él podemos aliviar estos molestos gases, además de ayudarle con su desarrollo físico.

Podemos hacer con él algunos ejercicios de gimnasia sencillos, cómo flexionar sus piernas o extender los brazos. También lo podemos poner de pie durante unos segundos, colocar sus juguetes a una cierta distancia para que se mueva e intente cogerlos, sujetarle por el tórax, ponerle boca abajo para que se esfuerce más, etc.

Estimulación visual

Otro de los cambios que habremos visto en el bebé es que se pone muy contento cuando entramos en su campo visual. Aunque si bien es cierto que te reconocía desde el momento del nacimiento, ahora siente una todavía mayor predilección por ti. Nada más verte se va a poner muy contento, sonreirá y agitará sus brazos con el objetivo de llamar tu atención.

Hará lo mismo cuando vea a su papá, así como a otras personas.

Cualquier estímulo por nuestra parte (cómo dedicarles sonrisas, jugar con él, dar paseos…) les ayudará con su desarrollo psicomotriz.

¿Dónde ir de vacaciones con un bebé de 3 meses?

El bebé tiene 3 meses, es algo más autónomo, no necesita de tantos cuidados como al principio, por lo que podemos aprovechar para irnos de vacaciones con él durante unos días. Hay muchos sitios a los que podemos ir, pero nuestros claros destinos favoritos van a ser la montaña o la playa.

El plan de la montaña es muy divertido; tenemos opciones como casas rurales, albergues o campings, incluso hasta hoteles en zonas de montaña para conseguir que el bebé de 3 meses esté en contacto con la naturaleza.

La idea de ir a la playa también es buena, pero habrá que controlar mucho el sol; para ello acudiremos en los momentos del día en los que menos sol haga, utilizaremos sombrillas y cremas especiales para el bebé.

Artículos y accesorios para un bebé de 3 meses

Estos artículos y accesorios pueden resultarte muy interesantes para tu bebé de 3 meses.

  • Gimnasios para bebé: Las alfombras de juegos para bebé ayudan a que tu bebé aprenda más, a establecer una relación entre acciones y reacciones. Tan sólo tendremos que colocarlos con los pies y manos al alcance de los juguetes colgantes. Les ayudan a ejercitar su memoria, a reconocer colores, etc.
  • Sonajeros: Muy prácticos para mejorar la capacidad del bebé para recoger objetos.
  • Mordedores: Los mordedores les ayudará a calmar el dolor de dientes que pueden sufrir durante el proceso de dentición.
  • Asientos y hamacas: Artículo de puericultura muy práctico que les ayudará a relajarse, a dejar de llorar y a tranquilizarse cuando más lo necesiten.
  • Juguetes de parque: Se presentan con colores y dibujos grandes, siendo una buena manera de estimular la vista del pequeño.

Estos son los principales cuidados que debes llevar con tu bebé de 3 meses.

Tu bebé ya tiene 3 meses

¿Te has dado cuenta de lo contento que se pone tu bebé cuando entras en su campo visual? Aunque ya te reconocía desde su nacimiento, ahora demuestra su predilección por ti de forma más expresiva.

También se pone muy contento, sonríe y agita sus bracitos y sus piernas cuando ve a su papá o a las personas más cercanas. Sus sonrisas y gorjeos son cada vez más frecuentes y sonoros. ¡Está para comérselo!​

……….

¡ATENCIÓN! No te canses de realizar ejercicios de estimulación a tu bebé, siempre que esté predispuesto y se sienta a gusto. No obstante, debes parar si ves que no «está por la labor».

Qué hace un bebé de 3 meses

A los tres meses, el niño empieza a mostrar interés por su cuerpo. También se relaciona de una forma cada vez más significativa cuando nos ocupamos de él. Para comunicar su satisfacción, patalea y agita los brazos. ¡Y ya sabe responder con sonidos guturales a las palabras de mamá y papá!

Psicomotricidad

– El pequeño ya puede mantener la cabeza más erguida. Cuando está tendido boca abajo, incluso ya consigue levantar los hombros. Sus músculos se han fortalecido.

– Hacia finales de este mes, incluso, estará en condiciones de girar voluntariamente la cabeza para mirar a su alrededor.

– Por otro lado, cada vez coge las cosas con mayor precisión.

Visión

– A los tres meses, el niño también puede levantar los brazos o estirarlos hacia delante. Está coordinando la vista, la prensión y la succión. Dicho en otras palabras: se mete en la boca todo lo que encuentra.

Cómo estimular a tu bebé de 3 meses

¿Cuánto nos cuesta aprender un idioma cuando somos adultos? Con los ejercicios de estimulación a través del lenguaje musical, se puede mejorar la capacidad de aprendizaje de idiomas en un momento irrepetible.

Las sensaciones positivas que recibe tu bebé con la estimulación temprana a través del lenguaje musical tendrán grandes beneficios para su felicidad en su vida adulta.

¡El sentido del oído es uno de los más adecuados para estimular a tu bebé en esta etapa! ¿Cómo?

– A través del cariño y del lenguaje de la música, impulsamos y mejoramos las capacidades lingüísticas y el aprendizaje.

– La cognición lingüística juega un papel esencial en la evolución de su aprendizaje desde la primera infancia.

– La cognición lingüística es la facultad de un individuo para procesar la comunicación verbal a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y las características subjetivas que permiten valorar la información.

¿Probamos una sesión de lenguaje musical al ritmo de los besos?

Estimulando a tu bebé a través del lenguaje musical, ¡también estás reforzando vuestro vínculo!

– Con la repetición de las audiciones que te proponemos, el pequeño irá memorizando patrones melódicos y rítmicos. Así, mejorará su capacidad lingüística y de aprendizaje.

– ¡Qué mejor momento para recordar los sonidos que el despertar! Se trata de un momento de preciosa tranquilidad después de dormir, ya sea por la noche, o las siestas que realiza durante el día.

– Termina de despertarle suavemente a besos, al ritmo de un ejercicio de lenguaje musical para crear un momento de máxima estimulación, y a la vez, sumamente confortable para los dos. ¡Un momento ideal para que tu bebé memorice los sonidos del ejercicio!

Experiencia para esta sesión: el lenguaje de la música a besos

– Para disfrutar plenamente de esta experiencia, es conveniente realizarla durante cualquier despertar del bebé tranquilo y sin contratiempos.

– No pienses demasiado. Si sientes que tienes ganas de probar un despertar a besos con una buena dosis de lenguaje musical, hazlo en ese instante mismo. No esperes a mañana y haz de su despertar una experiencia sensorial a través del cariño.

– Ambiente con luz muy débil, ya que el bebé se acaba de despertar y demasiada luz le molestaría.

– Busca el máximo silencio en el ambiente. Reproduce el audio, que encontrarás al final de este artículo, en tu dispositivo a un volumen que te resulte agradable y que se oiga correctamente.

– Dale al play y relájate con tu bebé mientras lo besas al ritmo del ejercicio que suena. Disfruta de la oportunidad de que aprenda el lenguaje de la música desde el afecto durante la sesión musical. Verás cómo se relaja y puedes disfrutar de este bonito momento.

¡Aprovecha estas sesiones para buscar vuestro instante íntimo y de desconexión!

Your browser does not support the audio element.

¿Qué tal ha ido?

¡Los bebés absorben conocimientos musicales incluso antes de nacer! La música está en nuestros genes.

Seguro que, mientras has realizado esta sesión, has podido sentir lo mágico que es despertar a tu bebé con besos sensoriales. La unión que se genera entre los dos en este momento tan íntimo crea un ambiente único para la relajación y la conexión con el bebé.

Recuerda: la constancia en la audición de este tipo de sesiones es la clave. ¿Repetimos?

En nuestro repaso por la evolución del bebé mes a mes nos adentramos en el tercer mes de vida. Ya se ha adaptado a su existencia en el mundo externo, aunque no deja de conocer y aprender de su alrededor. Padres e hijo van conociéndose mejor y adaptándose a esta nueva vida.

Se expresa y comunica cada vez más. El bebé está más atento a su alrededor, incrementando la comunicación con sus padres a través de las miradas, las sonrisas, el llanto, los balbuceos… Ya se vuelve hacia nosotros cuando le hablamos, buscándonos y reconociéndonos.

Conozcamos en detalle las características de los bebés de tres meses, centrándonos en su alimentación, en el sueño, en el crecimiento y desarrollo, en la audición y el lenguaje, en la sociabilidad y la mejor estimulación.

Alimentación del bebé de tres meses

El bebé a los tres meses de edad se sigue alimentando exclusivamente de leche. El alimento más saludable es la leche materna, ya que ofrece innumerables beneficios tanto para la recuperación de la madre como para el desarrollo del bebé.

Probablemente el bebé haya disminuido el número de tomas, que se espaciarán entre ellas y se harán en unos momentos más regulares. Pero hemos de seguir alimentándolo a demanda y no alargar innecesariamente los espacios entre tomas para evitar que pasen hambre (pueden tardar más en «pedirnos» comer porque se entretienen más con su entorno) y mantener una producción de leche adecuada.

Si el bebé toma leche artificial, el biberón también se da a demanda. Se recomienda la toma cada tres o cuatro horas para que dé tiempo a que el bebé digiera la leche de fórmula (la materna tarda menos en asimilarse). Como el sistema digestivo e inmunológico del pequeño es aún muy inmaduro, habremos de preparar el biberón cuidadosamente.

Para preparar correctamente el biberón hay que seguir unas estrictas normas de higiene para evitar la contaminación, siguiendo las instrucciones de cantidades que aparecen en el producto, ofrecer la leche justo después de prepararla y desechar lo que sobre.

Sueño del bebé de tres meses

El bebé va consolidando sus ciclos de sueño-vigilia, durmiendo por periodos más largos, especialmente por la noche. En total, un bebé de tres meses suele dormir entre 15 y 18 horas. Debemos seguir con nuestros hábitos que hacen agradable la hora de prepararse para el sueño nocturno (baño, música, masajes, alimento…)

El bebé debe dormir boca arriba, es la posición recomendada para reducir el riesgo de muerte súbita. Debemos seguir cuidando y vigilando que el bebé no duerma siempre con la cabecita apoyada del mismo lado, ya que podría darse una plagiocefalia, una deformidad de los huesos del cráneo debido a que aún no están soldados por completo. Por ello conviene ir inclinando la cabecita alternando los dos lados mientras duerme.

Lo mejor es que el bebé duerma en la misma habitación que los padres, pues así estamos más atentos ante sus despertares, lo escuchamos mejor, podemos alimentarlo más cómodamente sin tener que salir de la habitación y el bebé está más tranquilo, pues sabe de nuestra presencia.

Crecimiento del bebé de tres meses

A grandes rasgos, los niños durante el primer trimestre ganan alrededor de 200 gramos semanales y 3 cm de talla y 1-2 cm de perímetro craneal al mes. De cualquier modo, cada bebé es distinto y tiene su propio ritmo de crecimiento. Lo importante es que vayan cogiendo peso y talla.

También hay diferencias si alimentamos al bebé con leche materna o con fórmulas adaptadas, cuando podrían engordar más.

Desarrollo del bebé de tres meses

Cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo, por lo que resulta bastante difícil predecir con exactitud cuándo aprenderá una destreza en particular. Sin embargo, éstos son los logros que los bebés suelen alcanzar alrededor de los tres meses de edad.

  • Sigue objetos y personas en movimiento lento con la mirada
  • Observa las caras con mucha atención, centrándose en los ojos
  • Cuando está tumbado sigue moviendo las piernas y los brazos
  • Sostiene su cabeza erguida cada vez más tiempo
  • Cuando se lo coloca boca abajo levanta la cabeza y la parte superior del pecho
  • Usa los brazos para apoyarse cuando está boca abajo
  • Reconoce objetos y personas familiares desde lejos
  • Empieza a coordinar las manos con los ojos
  • Controla algo más el movimiento de manos, las abre y cierra
  • Se empuja con las piernas apoyando los pies cuando se le coloca sobre una superficie firme
  • Se lleva la mano a la boca cada vez más conscientemente
  • Da manotazos a los objetos colgantes
  • Empieza a agarrar y sacudir juguetes de mano
  • La visión del bebé se va desarrollando cada vez más. Ya ha descubierto sus manos, y juega y las observa con atención. Es porque ahora es capaz de percibir bastante bien los detalles más pequeños, y puede enfocar casi a cualquier distancia.

Entre los tres y los cuatro meses el aumento del control muscular del ojo le permite al bebé seguir objetos, y el incremento en la agudeza visual le permite discriminar los objetos a partir de fondos con un mínimo contraste.

Para estimular su visión, es bueno mostrarle distintos colores y objetos nuevos. En realidad, un simple paseo por casa le descubrirá todo un mundo nuevo que mirar.

El bebé centra sus acciones sobre su propio cuerpo (reacción circular primaria) y, repitiendo las acciones constantemente, va consiguiendo la coordinación de sus movimientos.

Como sus movimientos son más fuertes que en meses anteriores, debemos seguir vigilando al bebé constantemente y no dejarlo solo sobre el cambiador, la cama o el sofá porque podría girarse y deslizarse si no está bien apoyado sobre la espalda.

El mejor estímulo para el bebé de tres meses sigue siendo nuestra voz, nuestro contacto, nuestra mirada. Si no tuviéramos ni un solo juguete, al bebé le bastaría con nuestros juegos y con observar objetos, lugares y personas nuevas. Actividades tan simples como hablarle y cantarle mientas lo bañamos o lo vestimos supone todo un mundo para los bebés.

Para estimular su desarrollo motor podemos comenzar a ofrecerle pequeños sonajeros u objetos blanditos que intentará coger. Hay que llevar cuidado con los juguetes y objetos que dejamos a su alcance, deben ser apropiados para bebés pequeños, sin piezas pequeñas ni partes duras o que puedan lastimarlo.

Como anteriormente, es conveniente colocar al bebé boca abajo mientras está despierto durante algunos ratos para que vaya fortaleciendo la parte superior del tronco. También podemos hacer «gimnasia» con ellos ahora que se puede mantener un rato incorporado, moviéndole los bracitos y doblándole las piernas.

Audición y lenguaje

La forma de comunicarse del bebé sigue perfeccionándose, ampliando su capacidad de distinguir y de emitir sonidos.

  • Sigue sonriendo cuando la madre le sonríe o le habla
  • Puede emitir sus primeras pequeñas risas
  • Comienza a balbucear algunos sonidos simples
  • Empieza a imitar algunos sonidos
  • Al interactuar con adultos, realiza movimientos con la lengua y los labios
  • Gira la cabeza en dirección a los sonidos
  • Escucha fascinado sus gorjeos y fonaciones

Pero no sólo disfruta oyéndose a sí mismo. Al bebé le gusta escuchar música suave y la voz de los papás, más si le cantan alguna melodía.

A partir del tercer mes comienzan a usar la voz para comunicarse y se atreven a los primeros intentos, inicialmente con vocales y gorjeos. Tal vez escuchemos el primer «ajo», «gu-gu» (o algo que se le asemeje), ya que en la mayoría de las ocasiones muestra alegría o placer utilizando consonantes guturales como. En los estados menos placenteros usa consonantes nasalizadas como «nga».

En cualquier caso, el llanto sigue siendo el modo de comunicación primordial del bebé, convirtiéndose en sus primeras palabras, por lo que no hemos de dejar de atenderlo en ningún momento. Cuando el bebé llora, puede ser por razones múltiples que al final probablemente acabemos reconociendo sin dificultad: hambre, miedo, sueño, dolor.

Sociabilidad del bebé de tres meses

Muy relacionada con el lenguaje está la sociabilidad del bebé, que es su capacidad para relacionarse con otras personas, las personas que lo rodean. El contacto y el fomento del vínculo, con cercanía física, son las bases para el desarrollo social natural y sano.

El bebé ya sonríe abiertamente ante las caras familiares. Alrededor de los tres meses de edad disfruta al jugar con otras personas y puede llorar cuando se acaba el juego o se le deja solo. El bebé es más expresivo y se comunica más con expresiones faciales y corporales. Incluso, puede imitar algunos movimientos y expresiones faciales que observe de cerca, como sacar la lengua o abrir y cerrar la boca.

Aparecen las primeras muestras de memoria cuando reacciona con placer al ver personas que ya conoce.

Éstas son todas las características del bebé a los tres meses, respecto a su desarrollo físico, social y emocional. El bebé no deja de crecer, y pronto volveremos con más datos acerca de la evolución del bebé.

Más sobre el desarrollo del bebé

  • Bebé de un mes
  • Bebé de dos meses

Fotos | iStock
En Bebés y más | Primer año del bebé: grandes avances que tu hijo logrará en sus primeros 12 meses de vida,

Bebé de 3 meses: Qué hace y cuánto debe pesar

El bebé con 3 meses ya se mantiene más tiempo despierto y se interesa por lo que está a su alrededor. Es capaz de girar la cabeza en la dirección del sonido, sonreír y balbucear espontáneamente para llamar la atención de los adultos o como respuesta a un gesto. Además de esto, sus expresiones en el rostro pueden indicar alegría, placer, indecisión, ansiedad y dolor.

Es a partir de esta fase que surgen las primeras lagrimas, ya que las glándulas lacrimales del bebé comienzan finalmente a funcionar. Muchas veces la voz de la madre es el sonido favorito del bebé y lo mejor para calmarlo cuando el bebé llora.

Peso del bebé de 3 meses

Una de las dudas más comunes para las madres es cuánto debe pesar un bebé de 3 meses, esta tabla indica el peso ideal del bebé para esta edad, sin embargo, el peso puede variar ligeramente, pudiendo tener más o menos peso.

Niños Niñas
Peso 5,8 kg

5,5 kg

Estatura 61 cm 60 cm
Circunferencia cefálica 40,5 cm 39 cm
Circunferencia torácica 40 cm 38 cm
Ganancia de peso mensual 750 g 750 g

En general los bebés en esta fase del desarrollo mantiene un patrón de aumento de peso de 750 g por mes. Si el peso se encuentra muy por encima o por debajo de lo que indicamos aquí debe acudir al pediatra para evaluar las causas.

Sueño del bebé de 3 meses

El sueño del bebé de 3 meses comienza a regularizarse. El reloj interno comienza a sincronizarse con el mundo a su alrededor, pudiendo ser capaz de identificar la diferencia de sueño durante el día y durante la noche.

Con esta edad, el bebé duerme un poco menos, en promedio 15 horas por día. Muchos ya pueden dormir toda la noche, sin embargo, los que están bajo alimentación exclusiva de leche materna pueden necesitar despertarse cada 3 horas para mamar.

Los pañales deben cambiarse siempre que el bebé evacue, sin embargo debe evitar hacer estos cambios durante la noche para que el sueño no sea perturbado, a menos que sea necesario.

Desarrollo del bebé de 3 meses

El bebé de 3 meses, consigue controlar la cabeza levantada cuando es acostado boca abajo, también es capaz de fijar la mirada, determinando preferencia por algún objeto o persona. Además de esto, también es capaz de sonreír como respuesta a un gesto o a las palabras de un adulto.

En esta fase comienza a hacer movimientos espontáneos. No son movimientos bruscos e impulsivos como los del bebé de 1 o 2 meses; son movimientos retardados, repitiéndose de la misma forma varias veces, notándose que el bebé está prestando atención a los movimientos que hace.

En cuanto a la audición y a la visión el bebé consigue combinar ambos sentidos, ya que si se produce un sonido puede girar la cabeza y mirar hacia el sitio donde se ha producido. Su visión ya está más clara y la utiliza para relacionarse con quien lo rodea, balbuceando, sonriendo y mirando a la gente. En relación al lenguaje, emite sus primeros sonidos, balbuceando vocales como A, E, O.

Juegos para hacer con un bebé de 3 meses

Los juegos para el bebé de 3 meses pueden ser útiles para estimular y aumentar el vínculo con el bebé, siendo recomendado que a esta edad los padres:

  • Dejen al bebé llevarse la mano a la boca para que comience a interesarse en agarrar objetos. Puede comenzar con la mano cerrada, pero con el tiempo la tendencia es abrirla para agarrar objetos por encima de su cabeza;
  • Pueden ofrecerle rasca encías y otros instrumentos de colores llamativos;
  • Coloque al bebé boca abajo, y coloquen delante de él agitando un juguete en un nivel más alto para estimular que él levante más la cabeza y el tronco;
  • Coloque al bebé en una posición más elevada, siempre con utilizando un apoyo o levantar un poco el espaldar del coche para que vea mejor el mundo a su alrededor;
  • Leer libros para el bebé, variando siempre el tono de la voz, usando acentos o cantando, pues eso ayudará a desarrollar la audición y aumentará el vínculo afectivo;
  • Estimule el tacto del bebé con diferentes materiales como peluche, papel higiénico, fieltro y tejidos diversos;
  • Tocar y masajear bastante al bebé, inclusive se puede realizar un curso de masaje infantil;
  • Jugar siempre con el bebé, diciendo a palabras y dando tiempo para que él responda con sus sonidos y con sus gestos;

Es importante que los juguetes dados al bebé sean grandes, sin puntas y sin tinta para que no sea absorbida por la boca, debiendo también ser fuertes, para que no se rompen. Además, deben evitarse los animales de peluche a esta edad, ya que pueden desencadenar alergias.

Con esta edad, el bebé debe realizar paseos diarios, pues cuanto más él ve, más él aprende y éstos deben ser realizados por la mañana y al final de la tarde a partir de las 17 h, para evitar el sol más fuerte.

Alimentación del bebé de 3 meses

La alimentación del bebé con 3 meses debe ser lactancia materna exclusiva, debiendo mantenerlo, si es posible, hasta los 6 meses.

Sin embargo, muchas madres vuelven al trabajo en esta fase, imposibilitando la lactancia exclusiva. En caso de que esto ocurra y la madre tenga dificultad para almacenar la leche, se debe suplementar con leche en polvo propia para la edad de acuerdo con las indicaciones dadas por el pediatra.

Cómo evitar accidentes en esta fase

Para evitar accidentes con el bebé de 0 a 3 meses la adopción de medidas de seguridad por los padres es fundamental. Algunas medidas para evitar accidentes pueden ser:

  • Transportar al bebé en el coche en la silla propia y nunca en el regazo, mirando hacia atrás;
  • No coloque al bebé en el lugar al lado del conductor si el airbag está activo porque puede provocarle daños al bebé en caso de accidente o se debe desactivar el airbag;
  • No dejar el bebé solo sobre una mesa, cama o un sofá ni por un segundo porque el bebé puede rodar y caerse;
  • Colocar al bebé para dormir boca arriba o ligeramente hacia un lado para evitar la asfixia y el Síndrome de la Muerte Súbita;
  • No colocar cables o cordones en el cuello del bebé ni para colgar el chupón;
  • No colocar objetos en la cama del bebé;
  • El colchón debe estar adaptado a la cama para que no quede ningún espacio donde el bebé pueda quedar atrapado;
  • Verificar siempre la temperatura del agua del baño antes de meterlo, y de la leche antes de darle el biberón.

Además de esto, cuando pasee en el coche con el bebé debe colocarle protector solar propio, incluso estando a la sombra con el bebé porque su piel es aún muy sensible, así como sombrero y ropa que cubran todo el cuerpo.

Estas medidas deben ser respetadas por los padres para mantener al bebé lo más seguro posible.

El peso normal de un recién nacido a término puede oscilar desde los 2,5 hasta los 4 kilos. En su primer año, el bebé experimentará el mayor índice de crecimiento de toda su vida, especialmente en la etapa comprendida entre los cuatro y los seis meses.

Y es que te parecerá increíble que la pequeña bolita recién nacida que hoy sujetas entre tus brazos llegue a triplicar su peso cuando sople su primera vela. ¡Sin duda una maravillosa y sorprendente evolución que hoy te compartimos!

Recién nacido (de 0-7 días)

Un bebé recién nacido suele perder entre el cinco y el 10 por ciento de su peso durante los tres o cuatro días siguientes a su nacimiento. Esta pérdida de peso fisiológica es absolutamente normal, y se debe a la expulsión de orina y meconio acumulados durante la gestación, y a que al principio comen muy poquito.

Recordemos que el estómago del recién nacido es como el de una canica, por lo que si has optado por lactancia materna, los primeros días tendrá suficiente con el calostro. Cuando se produzca la subida de la leche, tu cuerpo ajustará la producción a la demanda de tu bebé, de ahí que sea tan importante ofrecerle siempre lactancia a demanda.

Lo habitual es que a partir del cuarto día, el bebé deje de perder peso y comience a ganarlo, llegando a recuperar su peso de nacimiento en torno a la primera semana de vida (o incluso algunas veces algo más tarde).

Durante estos primeros días es importante controlar que el bebé vaya recuperando el peso perdido, porque de no ser así habría que valorar qué está ocurriendo (reflujo, problemas de salud…), así como analizar posibles problemas con la lactancia (mal agarre, frenillo sublingual, retrognatia, problemas con la producción…)

Primer mes

Hasta el primer mes y medio de vida, o aproximadamente las primeras seis semanas, el bebé ganará unos 20 gramos diarios, lo que equivale a una media de 140 gramos semanales.

Hacia el décimo día de nacido, la leche de la madre se transforma en leche de transición, que contiene menos proteínas que el calostro y que variará día a día hasta alcanzar la composición de la leche madura.

El volúmen de leche aumenta en cada tetada, por lo que el estómago del bebé se adaptará a esta nueva circunstancia. Madre e hijo se compenetran: ella irá produciendo más leche conforme el bebé vaya aumentando el volúmen de su estómago para tomarla. O quizás sea al revés, el tamaño del estómago del bebé aumenta y el cuerpo de la madre, que lo sabe, produce más leche para darle lo que necesita.

Segundo y tercer mes

Si hasta las seis semanas de vida nuestro bebé ha ido aumentando de peso según lo establecido y la madre siente que su lactancia está yendo bien (no hay dolores, grietas, mal agarre…), podría considerarse que la lactancia ya ha quedado instaurada.

En las revisiones pediátricas se continuará controlando el peso del bebé, y lo normal es que la ganancia de peso semanal se sitúe entre los 100 y los 200 gramos. Sin embargo, si tu hijo hace pis con frecuencia, sus cacas son normales y su estado anímico y general es bueno, no deberías preocuparte por el peso pues cada niño sigue su propia curva de crecimiento.

Del cuarto al sexto mes

En esta etapa de su vida el bebé experimentará una ganancia semanal de entre 80 y 150 gramos, lo que se traduce en una media de entre 500 y 650 gramos mensuales. A este ritmo, lo normal es que al cumplir los seis meses haya doblado su peso de nacimiento.

Recordemos, además, que su alimentación debe continuar siendo lactancia exclusiva, ya sea materna, artificial o mixta.

Y es que aunque por suerte cada vez hay más profesionales concienciados con la lactancia y debidamente informados, también podría ocurrir que nos encontráramos con el caso contrario, y si nuestro bebé no sigue los cánones generales de peso nos recomienden adelantar la alimentación complementaria.

Si embargo, según nos comentaba nuestro compañero Armando en este fantástico artículo, esta medida carecería de sentido, pues la leche (ya sea materna o artificial) contiene más calorías que la fruta o la verdura, y es nutricionalmente más rica que los cereales.

Lógicamente hablamos de bebés saludables, pero que siguen su propio ritmo. Si por el contrario, la curva de altura va subiendo pero la de peso se va estancando, habría que ver qué está pasando y por qué el bebé no está ganando lo suficiente.

De los seis a los nueve meses

A partir de los seis meses, la ganancia de peso ya no será tan acusada como hasta ahora, y lo normal es que el bebé gane entre 40 y 85 gramos semanales, lo que se traduce en un media mensual de entre 300 y 450 gramos.

A partir de los seis meses el bebé deberá comenzar con la alimentación complementaria, pero recordemos que la base de su dieta debe continuar siendo la leche, y en caso de seguir tomando pecho la lactancia debe ser a demanda.

De los nueve a los doce meses

El último trimestre antes de cumplir su primer añito es el momento en el que menos peso cogerá el bebé, con una media de entre 200 y 300 gramos al mes. Lo normal es que al cumplir los 12 meses el bebé haya triplicado su peso de nacimiento.

En cualquier caso, es importante recordar que estos datos son aproximados y basados en los percentiles y las estadísticas, y que la ganancia de peso de los niños alimentados al pecho es distinta de aquéllos alimentados con leche artificial.

El crecimiento de su bebé: 2 meses

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

Los bebés siguen creciendo deprisa tanto en peso como en longitud.

Los 2 primeros meses de la vida de su bebé han sido un período de crecimiento rápido. Su bebé seguirá creciendo a un ritmo similar, ganando aproximadamente de una pulgada a una pulgada y media (de 2,5 a 3,8 cm) en longitud durante este mes y unas dos libras (o 907 gramos) en peso. Estamos hablando de promedios; su bebé puede crecer un poco más deprisa o un poco más despacio, y lo más probable es que haga estirones.

Su bebé puede atravesar períodos en que tenga más hambre y esté más inquieto de lo normal. Este incremento del hambre indica que su bebé está haciendo un estirón (o período de crecimiento acelerado). Si amamanta a su bebé, tal vez compruebe que su bebé quiere mamar más a menudo (¡a veces cada hora!) en ciertos momentos del día. En inglés, esto recibe el nombre de «cluster feeding» y significa comer mucho en varias tomas seguidas. Los bebés alimentados con leche de fórmula pueden querer comer más a menudo o alimentarse durante más tiempo en las tomas.

Usted aprenderá a identificar los signos de que su bebé tiene hambre o está lleno. Sabrá que su bebé tiene hambre cuando parezca inquieto, llore mucho, saque la lengua o se succione las manos o los labios. Sabrá que está lleno cuando deje de mostrar interés por alimentare o se limite a quedarse dormido al final de la toma. Recuerde que los estómagos de los bebés son muy pequeños y que necesitan eructar después de cada toma para expulsar los gases que les provocan malestar.

El médico pesará al bebé, medirá su longitud y su perímetro craneal y representará su crecimiento en una gráfica de crecimiento estandarizada (hay gráficas diferentes para niños y para niñas). Su bebé puede ser grande, pequeño o de tamaño medio. Pero, siempre que su patrón de crecimiento sea constante a lo largo del tiempo, lo más probable es que su evolución sea la adecuada.

Si su bebé ha sido prematuro, tenga en cuenta que su crecimiento y su desarrollo no se deben comparar con los de los bebés que nacieron a término. A los bebés prematuros, se les debe hacer un atento seguimiento y se deben pesar más a menudo durante los primeros meses de vida para asegurarse de que están creciendo adecuadamente. ¡Necesitan recuperar el tiempo perdido!

¿Me debería preocupar?

Si su bebé no está creciendo al ritmo esperable, o si su ritmo de crecimiento se enlentece, su médico querrá estar seguro de que su bebé está comiendo lo suficiente.

Es posible que el médico le pregunte sobre:

  • Cuántas tomas hace el bebé al día. Con 2 meses de edad, un bebé amamantado se puede alimentar unas 8 veces en un período de 24 horas; los bebés alimentados con leche de fórmula suelen comer menos a menudo, aproximadamente cada 4 horas. Ahora que los bebés están comiendo más en cada toma, se alimentarán menos a menudo y dormirán más tiempo seguido por la noche.
  • Cuánto come su bebé en cada toma. Los bebés suelen mamar durante un mínimo de 10 minutos, se les debe oír tragar y deben parecer satisfechos al concluir la toma. Los bebés alimentados con leche de fórmula ingieren aproximadamente de 5 a 6 onzas (de 148 a 177 mililitros), algunos más y algunos menos, en cada toma. Las madres que amamantan a sus bebés pueden consultar a una asesora en lactancia para mejorar la técnica y la comodidad a la hora de amamantar a sus hijos.
  • Cuántas veces va de vientre su bebé al día, y cuál es el volumen y la consistencia de sus heces. La mayoría de los bebés van de vientre una o más veces cada día, pero puede ser normal estar uno o dos días sin ir de vientre si la consistencia de las heces es normal. Las heces de los bebés amamantados tienden a ser blandas y algo más aguadas o sueltas. Las deposiciones de los bebés alimentados con leche de fórmula tienden a ser un poco más densas, pero no deben ser duras ni muy consistentes.

La mayoría de las veces, el crecimiento de los bebés se registrará a lo largo de los próximos meses en las visitas de revisión ordinarias. Pero si al médico le preocupa el peso de su bebé, querrá verlo más a menudo.

¿Qué ocurrirá a continuación?

Como promedio, los bebés de entre 3 y 6 meses de edad, crecen en peso y longitud a un ritmo sostenido, aunque un poco más despacio que durante los 2 primeros meses de vida. A veces, le parecerá que a su hijo se le queda pequeña enseguida toda la ropa que le pone. Pero no se preocupe. Este crecimiento rápido se enlentecerá en la segunda mitad de su primer año de vida.

Revisado por: Cristy A. Wong, MD Fecha de revisión: enero de 2019

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *