0

Picnic en el campo

Ensaladas. Alista tu mix de ensaladas listas para aderezar y ensalada de frutas con granola, queso cottage y miel.

Sopas ¿frías? Hablamos de gazpachos españoles a base de tomate, u otros más atractivos como de pepino, o sandía y hierbabuena.

Vegetales. Los vegetales cambray previamente blanqueados como zanahoria y papas, o rábanos y cebollas frescos, aderezados con aceite de ajo ajo, hierbas frescas, sal de mar y pimienta son saludables.

Dips. Perfectos para esparcir sobre galletas y panes. No olvides empacar tu hummus, pesto o tzatziki: una exquisita salsa griega a base de yogurt, ajo, pepino, menta, sal, aceite de oliva y jugo de limón. Ideales para acompañar tus vegetales cambray favoritos.

Preparaciones mini. Nos referimos a hamburguesas, sándwiches, tapas y todo tipo de alimentos mini que puedas consumir tus manos. Incluye brownies veganos, cupcakes y muffins en su versión pequeña.

Quesos. Junto a los jamones, se roban el show en los picnics. Bienvenidos los quesos de cabra, azul, brie y camembert, además de quesos semi maduros y frescos. Siempre habrá espacio para todos.

Jamones. El jamón de pechuga de pavo funciona de maravilla, aunque no podemos olvidar los madurados como el serrano español. Las carnes frías, en una medida justa, te sacarán de apuros.

Snacks. No pueden faltar las nueces enchiladas y/o caramelizadas; y aceitunas marinadas con limón, aceite de oliva extra virgen y chile en polvo.

Panes. Además de ser los más saludables los panes integrales de granos y de centeno absorben muy bien dips, untables y salsas.

Te dejamos con un par de recetas que podrás preparar y empacar la noche anterior, para que tu picnic sea todo un éxito.

Los fines de semana veraniegos en que las temperaturas se portan bien con nosotros y no nos achuchan en exceso están hechos para picnics y excursiones. A nosotros nos gusta sacar la cesta en cuanto tenemos ocasión y llenarla de ricas viandas con las que disfrutar del picoteo del finde al aire libre. Quizás vosotros no tengáis mucha práctica en la materia, pero no os preocupéis porque os vamos a dar 11 sabrosas ideas para un picnic entre las que seguro encontráis vuestra media naranja.

Por supuesto podéis sumar a nuestras 11 sabrosas ideas para un picnic cualquier otra que a vosotros os funcione. La tortilla de patatas, por ejemplo, es una gran alternativa, también lo es el hummus o cualquier otro tipo de dip. Recordad llenar la cesta de picnic de bebidas varias, panes caseros y algún dulce con el que poder matar el gusanillo si os entra la vena golosa. Con esto tendréis más que suficiente y el resto será disfrutar del aire libre y la compañía.

1. Sausage rolls o rollitos de salchicha

  • Ingredientes para cuatro personas: 12 salchichas (de cerdo, pollo, pavo o lo que prefiráis), 1 lámina de hojaldre rectangular, 1 huevo, 1 rebanada de pan de molde, 1 cucharada de leche, 1/4 cucharadita de sal de ajo, 1/2 cucharadita de hierbas provenzales, 1 cucharadita de mostaza de Dijon y semillas de sésamo (opcional).

  • Elaboración: En un recipiente hondo y amplio, desmenuzamos la rebanada de pan de molde y la mojamos con la leche y medio huevo (el otro medio lo reservamos para pincelar los rollitos antes de meterlos en el horno). Con un tenedor, aplastamos el pan. Agregamos la sal de ajo, las hierbas provenzales y la mostaza. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea. A continuación, retiramos la piel de las salchichas y la desechamos. Desmenuzamos la carne con las manos, bien limpias, retirando cualquier resto de grasa que nos podamos encontrar. La agregamos la mezcla de pan, leche y especias y mezclamos bien. Yo continúo utilizando las manos para esta operación porque es como más rápido y mejor se hace, pero siempre podéis usar un tenedor. Extendemos la lámina de hojaldre y la cortamos, a lo ancho, en tres tiras iguales. Dividimos el relleno de salchicha entre las tres tiras de hojaldre, extendiéndolo a lo largo del extremo más largo. Pincelamos el extremo opuesto con el huevo reservado y enrollamos las tiras de hojaldre formando cilindros. El huevo hará de pegamento y no se abrirán los rollitos al hornearlos. Cortamos cada cilindro en el número de piezas que queramos (pequeñas, si los vamos a servir como aperitivo, o grandes si las vamos a servir como plato). Hacemos dos incisiones en diagonal sobre cada uno de los rollitos, los pincelamos con huevo y los espolvoreamos con semillas de sésamo. Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado y colocamos los rollitos sobre ella. Introducimos la bandeja en la parte inferior del horno, pre-calentado a 190 ºC, para que la base no quede cruda. Transcurridos 25 minutos, o cuando adquieran un color dorado, los retiramos y dejamos que se atemperen antes de servir.

Enlace | Sausage rolls o rollitos de salchicha

2. Tarta salada de tomates con crema de queso y mostaza

  • Ingredientes para cuatro personas: 60 g de harina de repostería, 30 g de harina de maíz (no maizena), 1/2 cucharadita de sal, 1 pizca de ajo granulado, 55g de mantequilla fría, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, 2-3 cucharadas de agua fría, 4 cucharadas de queso crema, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, 1 pizca de pimentón picante, orégano, tomates de temporada (grandes y pequeños), 1-2 cucharadas de queso Parmesano, pimienta negra, sal, aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Disponer las harinas, la sal, el ajo granulado, un poco de pimienta negra, la mantequilla cortada en cubos y el aceite en un procesador de alimentos o picadora. Triturar en varias tandas cortas hasta que se integre todo y quede una textura granulosa fina. Añadir poco a poco el agua fría, triturando cada vez, hasta conseguir una masa que podamos trabajar con las manos sin que se pegue. Formar un disco homogéneo y liso, envolver en plástico film y dejar en la nevera como mínimo 30 minutos, mejor más tiempo si hace mucho calor. Precalentar el horno a 190ºC y preparar una bandeja. Lavar y secar los tomates y mezclar en un cuenco el queso crema con la mostaza, un poco de pimentón, orégano y un golpe de pimienta. Estirar la masa hasta dejar un grosor de 5 mm, aproximadamente, dando forma redondeada con un rodillo o con las manos. Trabajar rápido para que no se caliente mucho. Cubrir con la crema de queso, sin llegar a los bordes, y distribuir encima los tomates cortados en rodajas no muy gruesas. Doblar sobre la masa los bordes, para tapar un poco el relleno y los tomates, y agregar un poco de sal, orégano, queso y un chorrito de aceite. Hornear durante unos 25-30 minutos, hasta que se dore la masa. Vigilar que no se quemen los tomates, si esto ocurriera podemos tapar la parte superior con papel de aluminio. Si se resecan demasiado, añadir más queso a mitad de la cocción. Para que la masa tenga un aspecto más bonito podemos pintar los bordes con huevo batido o con mantequilla fundida.

Enlace | Tarta salada de tomates con crema de queso y mostaza

3. Redondo frío de pollo

  • Ingredientes para seis personas: 500 g de pechuga de pollo, 100 g de jamón cocido en dados, 400 ml de nata fresca para cocinar, 2 cebollas tiernas pequeñas, 1 clara de huevo, 50 g de miga de pan, 3 cucharadas de estragón, 1 diente de ajo, 25 g de pistachos, aceite, sal y pimienta.

  • Elaboración: Empezamos picando el pollo muy fino con el vaso de la batidora o un robot de cocina. Picamos también la cebolla y el ajo, y desmigamos el pan. Lo añadimos todo en un cuenco junto con el estragón y los pistachos enteros (pero sin cáscara, claro). Salpimentamos y mezclamos bien. El siguiente paso es batir ligeramente la nata (puede ser nata fresca o nata líquida, pero que tenga abundante materia grasa) y llevar la clara de huevo a punto de nieve. Incorporamos ambos a la mezcla y removemos bien de nuevo. Volvemos a ajustar de sal y pimienta y añadimos un toque de nuez moscada o de jengibre molido, que también le da un puntito especial. Ahora llega el momento más delicado y engorroso. Disponemos papel de aluminio en una bandeja, lo untamos con aceite de oliva, repartimos un poco de la mezcla de pollo que hemos preparado y lo enrollamos apretando para hacer una especie de salchichón. Repetimos la operación hasta que nos quedemos sin mezcla (da para dos o tres) y horneamos a 180ºC durante una hora. Después sacamos del horno y dejamos enfriar una hora a temperatura ambiente, y al menos dos más en la nevera antes de servir.

Enlace | Redondo frío de pollo

4. Guacamole auténtico mexicano

  • Ingredientes para un cuenco mediano: 2 aguacates, 1 tomate pequeño, 1/2 cebolla, 1 chile jalapeño (opcional), 20 hojas de cilantro fresco, media lima (su zumo) y sal.

  • Elaboración: Picamos la cebolla en brunoise fina. Hacemos lo mismo con el chile jalapeño, en caso de optar por incorporarlo a nuestro guacamole. Escaldamos el tomate, es decir, lo sumergimos en agua hirviendo durante 20-30 segundos y lo refrescamos en agua helada para cortar la cocción. Lo pelamos, cortamos por la mitad, retiramos las semillas y picamos la carne en dados pequeños o mirepoix. Lavamos el cilantro y separamos las hojas de los tallos. Estos últimos los desechamos y nos quedamos sólo con las hojas. Las picamos finamente con un cuchillo afilado, deslizando el filo sobre el cilantro para que el corte sea limpio y no machaquemos el producto. Cortamos la lima por la mitad y exprimimos el jugo. Por último, cortamos los aguacates por la mitad y retiramos los huesos. Sacamos la carne, la introducimos en un cuenco amplio y la machacamos con un tenedor. Agregamos los ingredientes anteriores: la cebolla, el chile, el tomate, el cilantro y la lima. Sazonamos al gusto y servimos acompañado de nachos o totopos.

Enlace | Guacamole: la receta auténtica mexicana hecha por mexicanos

5. Huevos rellenos de atún

  • Ingredientes para 12 unidades: 6 huevos, 3 latas de atún en aceite, 45 g de salsa mayonesa, 20 aceitunas rellenas de anchoa y salsa de tomate (opcional).

  • Elaboración: Cocemos los huevos en agua hirviendo durante 10 minutos, pasado este tiempo los sacamos del agua y los refrescamos con agua fría. cuando estén fríos los pelamos y los cortamos en dos a lo largo. Sacamos las yemas y reservamos una para decorar. Ponemos el resto de las yemas en un bol y añadimos el atún, la mayonesa y las aceitunas troceadas reservando unas cuantas para decorar, mezclamos bien. Con ayuda de una cuchara vamos rellenando las mitades de claras, dándole forma abombada al relleno, adornamos con las aceitunas reservadas. Cubrimos el fondo de la fuente de servir con salsa de tomate y colocamos los huevos encima. Desmenuzamos la yema reservada y adornamos con ella el plato.

Enlace | Huevos rellenos de atún

6. Ensalada fusilli con mozzarella y atún

  • Ingredientes: 160 g de fusilli (espirales), 1 lata de atún, 125 g de mozzarella di buffala, 12 tomates cherry, 8 hojas de albahaca, 16 aceitunas negras sin hueso, 1 diente de ajo, aceite y sal.

  • Elaboración: El primer paso para preparar esta ensalada fusilli con mozzarella y atún es cocinar la pasta. Como siempre, en una olla con agua salada hirviendo, cocemos la pasta según el tiempo indicado en el paquete, en este caso, 11 minutos. Escurrimos, lavamos con agua fría y reservamos. Por otro lado, cortamos los tomates cherry por la mitad. También preparamos una majada con el diente de ajo picado, las hojas de albahaca, un chorrito de aceite de oliva y sal. Mezclamos esta majada con la pasta y los tomates cherry. Finalmente, servimos la ensalada con la mozzarella cortada en dados, el atún y las aceitunas negras.

Enlace | Ensalada de fusilli con mozzarella y atún

7. Paté vegano de champiñones y nueces

  • Ingredientes para seis personas: 500 g de champiñones, 3 dientes de ajo, 1 cebolla, 1 cucharadita de levadura de cerveza, 80 g de nueces peladas, 1 cucharada de aceite de oliva, una pizca de sal y una pizca de pimienta.

  • Elaboración: Empezamos pelando y cortando la cebolla y los ajos en rodajas finas. Calentamos el aceite en una sartén y doramos la cebolla y los ajos a fuego lento durante dos minutos. Cortamos los champiñones en láminas e incorporamos a la sartén. Mantenemos el fuego a media intensidad hasta que los champiñones adopten un tono tostado. Tostamos las nueces en el horno a 180ºC durante dos minutos. En el vaso de la batidora trituramos y mezclamos los ingredientes de la sartén con la levadura de cerveza, una pizca de sal y otra de pimienta. Añadimos las nueces y seguimos trabajando en la batidora hasta obtener una crema fina y homogénea.

Enlace | Paté vegano de champiñones y nueces

8. Pastel de cerdo y huevo o Scotch egg pork pie

  • Ingredientes para un molde de 18 cm o seis-ocho raciones: 5 huevos duros pelados, 1 huevo «M», 1 k de carne picada de cerdo, 1 cucharadita de mostaza de Dijon, 1 rebanada de pan de molde, 50 g de pan rallado, 1 cucharadita de hierbas provenzales, dos láminas de masa quebrada, sal, pimienta negra molida y semillas de sésamo.

  • Elaboración: En un recipiente hondo batimos el huevo y separamos un par de cucharadas para pincelar el pastel cuando esté listo para ir al horno. Agregamos la mostaza, las hierbas provenzales, el pan rallado y la rebanada de pan de molde. Machacamos con un tenedor hasta obtener un puré, agregamos la carne picada y salpimentamos al gusto. Removemos bien hasta homogeneizar la mezcla. Cubrimos la base y laterales del molde con papel sulfurizado. Extendemos una lámina de masa quebrada procurando que no queden burbujas de aire y rellenamos con la tercera parte de la mezcla de carne. Colocamos los huevos duros en forma de círculo y rellenamos los huecos y cubrimos con el resto de la carne, asegurándonos de compactar bien. Cubrimos el pastel con la segunda lámina de masa quebrada y recortamos el sobrante. Apretamos los bordes para sellar el pastel y que no se abra con el horneado. Cortamos un agujero en el centro, a modo de chimenea, pincelamos la superficie con el huevo que tenemos reservado y espolvoreamos con semillas de sésamo. Cocemos el pastel en el horno, precalentado a 180 ºC, durante 20 minutos. Transcurrido este tiempo lo sacamos y retiramos el anillo exterior del molde. Volvemos a meterlo en el horno y lo cocemos de nuevo, con calor solo en la parte inferior, durante otros 20 o 30 minutos. Si la superficie comienza a dorarse en exceso, colocamos una lámina de papel de aluminio sobre el pastel.

Enlace | Pastel de cerdo y huevo o Scotch egg pork pie

9. Dip de berenjena etíope

  • Ingredientes para seis personas: 2 berenjenas grandes, 1 cebolla morada (o dulce), 1-2 dientes de ajo, 1 y 1/2 cucharaditas de cúrcuma molida, 1/4 cucharadita de comino molido, 1-2 cucharadas de yogur natural, 1 chile o pimiento picante verde, pimentón picante o dulce, pimienta negra, sal, limón o lima, cilantro o perejil fresco y aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Precalentar el horno a 220ºC y preparar una bandeja cubriéndola con papel de aluminio, echando un poco de agua. Lavar bien las berenjenas y cortar por la mitad longitudinalmente. Practicar unos cortes y colocar boca abajo. Hornear durante unos 45-50 minutos, o hasta que estén muy tiernas. Dejar enfriar y sacar la carne. Picar la cebolla y el diente o dientes de ajo muy fino. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén y dorar la cebolla con una pizca de sal durante unos 8 minutos, a fuego medio. Añadir el ajo y cocinar el conjunto un par de minutos. Añadir la carne asada de la berenjena, remover bien y aplastar con la cuchara. Salpimentar ligeramente, añadir la cúrcuma y el comino y cocinar hasta que se evapore casi todo el agua de la verdura. Retirar del fuego y dejar enfriar un poco. Picar en un procesador de alimentos o con la batidora, añadiendo el yogur. Triturar al gusto, dejándola más o menos cremosa; a mí me gusta con un poco de textura. Ajustar el punto de sal y llevar a un cuenco. Servir con el pimentón, el chile o pimiento verde picado, cilantro o perejil, unas gotas de zumo de limón o lima y un chorrito de aceite.

Enlace | Dip de berenjena etíope

10. Pan mediterráneo de sésamo y orégano

  • Ingredientes para hacer un pan de medio kilo: 100 g de masa madre, 225 g de harina, 140 g de agua, 50 g de aceite de oliva virgen extra, 5 g de sal, 10 g de levadura de panadero, 2 cucharadas de semillas de sésamo y un buen puñado de orégano.

Nota: Si no tienes hecha masa madre, añade en su lugar 65 g de harina y 35 ml de agua a los ingredientes antes indicados.

  • Elaboración: Diluye la masa madre y la levadura en el agua y deja que se deshagan un poco hasta enturbiar el agua. Añade la harina, la sal y el aceite de oliva y mezcla hasta obtener una masa algo pegajosa. Enharina la mesa y amasa ligeramente la bola hasta dejarla lisa y manejable. Deja reposar durante 30 minutos. Sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear o un silpat, extiende la masa, apretando con los dedos de dentro hacia afuera como si hicieras una base de pizza. Deja un poco más altos los bordes y marca los dedos apretando para extender la superficie del pan. Barniza el pan con unas gotas del mejor aceite de oliva virgen extra que tengas en casa y espolvorea el pan plano con las semillas de sésamo y con unas hojas de orégano. Mientras haces todo el proceso, precalienta el horno a 250º centígrados, y activa la función vapor o mete una taza o mug con agua en la parte baja. Hornea el pan durante 25 minutos, -los primeros 10 a 250º y los 15 restantes a 225º. Saca el pan y deja reposar durante 15 minutos antes de comerlo para que se termine de cocinar en su interior mientras se va enfriando.

Enlace | Pan mediterráneo de sésamo y orégano

11. Pastelitos de patata y atún

  • Ingredientes para doce unidades: 5 patatas medianas, 150 g de migas de atún en agua, 1 chalota, 1 diente de ajo, 1 huevo, 1/2 taza de pan molido, 20 g de mantequilla, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Pelamos las patatas y cortamos en ocho. Las ponemos a hervir en una olla con agua y sal unos 25 minutos. Cuando estén listas, las retiramos del agua y machacamos con un tenedor. Escurrimos el atún y lo añadimos a la patata machacada. Picamos la chalota y el diente de ajo y lo añadimos. Finalmente añadimos el huevo y el pan rallado y mezclamos bien todo hasta obtener una masa homogénea. Formamos con las manos unos pastelitos de unos seis u ocho centímetros de diámetro y los colocamos en un plato para horno engrasado. Ponemos una nuez de mantequilla sobre cada pastelito y horneamos a 180ºC durante 25-30 minutos.

Enlace | Pastelitos de patata y atún

En Directo al Paladar | Nueve ideas rápidas para ofrecer a nuestros invitados en el picoteo del finde

Tanto si nos gusta el campo, la playa o la montaña, de lo que no cabe duda es de que casi todos disfrutamos de las jornadas de ocio al aire libre en compañía de buenos amigos y con algo rico a lo que hincarle el diente.

Y siempre que toca ponerse de acuerdo para organizar una de estas jornadas se suelen contemplar 3 opciones, una suele ser la de comer en el chiringuito de turno, que rápidamente acaba descartada bien porque suelen ser caros, bien porque en muchos no se come nada bien o, si se come bien, porque suelen estar llenos de gente y lo que menos apetece en un día de ocio es hacer cola para comer.

La segunda opción es llevar la comida de casa, bien para prepararla allí, por ejemplo organizando una barbacoa, lo que no siempre es viable ya que está prohibido hacer fuego salvo en las áreas recreativas especialmente habilitadas por los municipios y que suelen estar llenas de gente. O, si queremos disfrutar de una jornada tranquila, lo mejor es llevarnos comida preparada y organizar un picnic.

Así que pensando en esta última opción os traemos nuestras mejores recetas para ir de picnic, que a mí personalmente me resulta una forma muy cómoda de organizar estas cosas, pues es muy fácil repartir el trabajo si cada uno se encarga de preparar un plato y una vez allí, cuando llega la hora de comer, la comida ya está lista y nos evitamos lo que suele pasar en las barbacoas, que al final siempre son los mismos los que pasan calor delante de las brasas mientras otros se escaquean refrescándose en la playa o en la piscina. ¡Qué nos conocemos!

Recetas para ir de picnic

Aparte de llevarse el típico bocata de fiambre, o la ensaladilla rusa y los filetes empanados que en mi casa eran las recetas para ir de picnic oficiales, hay muchas más opciones fáciles de preparar que harán las delicias de cualquier comida en el campo.

Recetas de ensaladas para ir de picnic

Aunque una opción es llevarse la lechuga y el resto de ingredientes para hacer una ensalada sobre la marcha, os proponemos algunas recetas que pueden ir preparadas de casa.

Recetas para ir de picnic

  • Ensalada marinera de pasta
  • Ensalada de pimientos asados
  • Ensalada alemana de patatas
  • Salpicón de marisco
  • Salpicón tropical de langostinos

Empanadas para ir de picnic

Otro de los grandes clásicos, al menos aquí en Galicia, cuando se habla de comida en el campo es la empanada. Sin ella como que falta algo. Aunque siempre podemos optar por algo más ligero como unos rollitos de primavera.

Recetas para ir de picnic

  • Empanada de mejillones
  • Empanada de pollo y setas
  • Hornazo salmantino
  • Rollitos de primavera

Las quiches molan para ir de picnic

A nadie se le ocurre llevarse una pizza a un picnic para comerla fría, pero las quiches son otra cosa y, siempre y cuando las transportemos en una nevera portátil y las tengamos a la sombra, son perfectas para estas comidas.

Recetas para ir de picnic

  • Quiche Lorraine de bacon y cebolla
  • Quiche de nueces y 4 quesos

Recetas de picoteo para ir de picnic

Pan, tostadas, picos, regañás o lo que más guste al personal y un buen bol de cualquiera de estos cuando empieza a notarse el hambre será un éxito bajo el sol.

Recetas para ir de picnic

  • Salmorejo de zanahorias
  • Hummus de garbanzos
  • Hummus de aguacate
  • Hummus de soja
  • Hummus de pimiento
  • Hummus de lentejas
  • Champiñones marinados

Sándwiches y pasteles salados, los clásicos

Tanto en versión individual para comer sin cubiertos, como en formato familiar para no tener que hacerlos un por uno, son los clásicos de la comida fría con los que siempre se queda bien.

Recetas para ir de picnic

  • Rellenos de sándwiches estilo Rodilla
  • Pastel de jamón y queso
  • Sandwichón
  • Pastel frío de merluza
  • Muffins salados de bacon

La receta estrella para un picnic, la tortilla

Tanto la clásica de patatas como otras de vegetales más ligeras para seguir disfrutando de la tarde sin que la digestión nos deje fritos.

Recetas para ir de picnic

  • Tortilla de patatas en microondas
  • Tortilla de puerros y espinacas

Recetas dulces para llevar a un picnic

En el grupo siempre hay algún cocinillas repostero que se marca algo dulce para sorprender a los demás, si sois vosotros, aquí tenéis nuestras sugerencias. El flan de coco es perfecto como postre si os animáis también a preparar el pastel de jamón y queso, pues se pueden cocer en el horno al baño maría los dos a la vez.

Recetas para ir de picnic

  • Galletas rápidas de canela
  • Galletas de limón
  • Brownie con tres ingredientes
  • Napolitanas de chocolate
  • Flan de coco

Y aquí acaba la selección de nuestras mejores recetas para ir de picnic. ¿Cuáles son vuestras recetas favoritas para comer en el campo o en la playa?

Imagen portada | Wikimedia Commons

Comida de picnic: opciones saludables, originales y fáciles de llevar

Disfrutar de un buen picnic con los tuyos y comer de forma saludable no es para nada incompatible, solo requiere de un poco de organización y previsión. A continuación te proponemos varios platos y recetas para compartir y de fácil transporte que te permitirán disfrutar de una comida de picnic saludable y ¡deliciosa!

Una comida de picnic saludable

Ir de picnic no tiene por qué ser sinónimo de proveerse de varias bolsas de patatas, botes de aceitunas y bebidas azucaradas para compartir con los amigos, sino que el surtido puede basarse en platos saludables, ricos y fáciles de transportar para disfrutar de una buena comida y buena compañía al aire libre, mientras se come, se conversa y se pasa un rato agradable.

Para disfrutar de una comida de picnic saludable tan solo necesitas algunos envases herméticos en los que guardar la comida (y la bebida, en caso de que hayas preparado zumos o batidos) y una nevera en la que mantenerla fresca, sobre todo si es verano. De esta forma, puedes comer bien en cualquier sitio, en el campo, en la playa o, incluso, en el trabajo (sobre todo si tienes un parque cerca).

Ensaladas

De lechuga, de pasta, de garbanzos, de lentejas; ¡prácticamente cualquier ingrediente es un buen candidato para una ensalada!

Algunas ideas de ensaladas que puedes disfrutar en un picnic:

  • Ensalada de fusilli con mozzarella y atún
  • Ensalada de tomate, guacamole y maíz
  • Ensalada de brócoli, manzana y nueces
  • Ensalada de garbanzos, tomate, atún y guacamole
  • Ensalada de espinacas, manzana y queso de cabra

Hummus y guacamole

Tanto el hummus como el guacamole se han convertido en los protagonistas indiscutibles de cualquier aperitivo, picnic o reunión. Además, ¡las opciones son infinitas! Cada vez hay más variantes del hummus y el guacamole tradicionales: de remolacha, berenjena, boniato.. Y ni qué decir del acompañamiento: desde piquitos de pan o pan de pita hasta tortitas de maíz o crudités de verduras (zanahoria, apio, calabacín… cortados en tiras).

Aquí van algunas variantes del hummus y el guacamole tradicionales:

  • Garbanzos + tahini + pesto + zumo de limón + queso rallado
  • Remolacha + tahini + aceite de oliva + zumo de limón + ajo
  • Garbanzos + aguacate + jalapeño + cilantro + zumo de limón
  • Garbanzos + yogur natural + perejil fresco + sal con ajo + eneldo

Quiches

Lo mejor de este plato es que es fácil de llevar, pues el resultado final es sólido, además de que pueden comer muchas personas de él, pues suele ser de tamaño grande.

La quiche es muy fácil de hacer y hay muchas opciones diferentes:

  • Quiche de espinacas y bacalao
  • Quiche integral de verduras
  • Quiche de gambas y puerro
  • Quiche de cebolla
  • Quiche Alsaciana
  • Quiche de champiñones y gambas
  • Quiche de calabacín y queso

Tortilla

La tortilla siempre ha sido un plato que nunca falla en un picnic, especialmente la de patatas. ¿Has probado a prepararla en el Spanish Omelette?

Ingredientes:

  • 115 g de cebolla blanca
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de agua
  • 300 g de patatas (aprox. 3 unid pequeñas)
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de leche
  • Sal

Preparación:

  1. Corta la cebolla en juliana e introdúcela en el Spanish Omelette junto con 1 cucharada de aceite de oliva, 2 de agua y una pizca de sal.
  2. Remueve y cuece en el Microondas 3 minutos a máxima potencia (800W).
  3. Corta la patata en láminas finas y uniformes e introdúcela, en el Spanish Omelette añadiendo 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de agua más.
  4. Remueve y cuece por 5 minutos más a máxima potencia (800W).
  5. Bate los huevos en un bol junto con 2 cucharadas de leche y una pizca de sal.
  6. Vierte dentro del Spanish Omelet junto con la patata y la cebolla, distribuye de manera homogénea y cuece 3 minutos. Dale la vuelta al estuche sin abrirlo y cuece un minuto más a máxima potencia (800W).

Frutas y macedonias

Y para el postre… ¡nada mejor que fruta! Puedes llevar, por ejemplo, un poco de sandía y melón cortados en dados. O puedes preparar una macedonia dejando que la fruta se rehogue en su propio jugo desde el día anterior (y añadiendo un poco de azúcar). Y, ¿la has probado asada? Prueba con manzana o piña.

Bebidas

Limonada, gazpacho, zumos y batidos naturales, etc. Se preparan rápidamente y puedes usar una recipiente hermético para transportarlas con facilidad. Y, sobre todo, si hace calor, puedes meter también botellas en el congelador unas horas antes (aunque evitando que se congelen) para que se mantengan frescas el mayor tiempo posible. Las opciones para disfrutar de un picnic saludable son muchas. Además, puedes disfrutarlo desde que empiezas a prepararlo todo. ¿Qué es lo que no puede faltar en tus picnics?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *