0

Picor en los pezone

6 causas del picor en los pezones

Son muchas las causas que pueden provocar picor en los pezones y es necesario saber cuál es la causa que te lo provoca a ti para encontrar la mejor solución lo antes posible. Los pezones son zonas del cuerpo humano que es sensible, sobresalen de la piel y pueden irritarse con facilidad a causa de la fricción, los eccemas, la lactancia o el embarazo.

Aunque te piquen mucho los pezones y solo quieras rascarte para aliviarte, intenta no rascarte demasiado ya que normalmente, el problema es fácil de tratar. Si usas productos de venta libre durante un par de semanas y la picazón no se ha ido, entonces deberás acudir a tu médico para que verifique qué puede ser lo que te está causando esas molestias.

A continuación vas a descubrir algunas posibles causas que pueden provocar que te piquen los pezones. Así, si encuentras la causa podrás pensar en una solución y quizá, no haga falta ni que vayas al médico porque mejorarás pronto.

Son muchas las causas que pueden provocar picor en los pezones

Posibles causas del picor en los pezones

1-Tiempo seco

El clima frío y seco puede provocar picazón en todo el cuerpo, incluso en los senos y los pezones. Si esa es la causa, tus pezones pueden verse enrojecidos e irritados. Para mejorarlos deberás tomarte baños y duchas cortas, que no superen los 10 minutos. Usa agua tibia y seca el área de los pezones con una toalla suave a pequeños golpecitos. Después aplica un poco de crema hidratante que tenga ungüento grueso.

2-Eccema

El eccema puede causar sarpullido en tus pezones y alrededor. Para mejorar esta condición tendrás que usar un humectante espeso con ceramidas. Una crema tópica con esteroides también será una buena idea ya que te ayudará con la hinchazón y la picazón. Si tienes alguna supuración, entonces acude a tu médico inmediatamente porque podría haber infección.

3-La ropa interior no es adecuada

Si tienes irritación en tus pezones y también en el pecho, es posible que tu piel esté reaccionando al elástico o al tinte que tiene el sostén, la lencería o tus camisetas interiores. La dermatitis de contacto causará enrojecimiento y picor en las áreas de la piel que entren en contacto con la tela. Fíjate si estás usando ropa o ropa interior nueva y vuelve a la anterior para verificar que es a causa de la ropa tu picor de pezones.

4-El embarazo

Si eres mujer y estás embarazada, el aumento de peso, las náuseas, los cambios hormonales, los dolores… todo se junta para que no te encuentres muy bien. Pero además, también notarás cómo te pican los pezones. Es otro síntoma característico del embarazo y es por culpa de las hormonas y de cómo la piel se te estira para que tus pechos crezcan y se llenen de leche. Puedes usar aceite de coco para ayudar a disminuir el picor.

El tratamiento para el cáncer de mama puede provocar una picazón severa en los senos y en los pezones

5-La menopausia

La menopausia es una etapa de la vida de la mujer que también se caracteriza por muchos cambios. La piel de la mujer en esta etapa se vuelve más fina, más seca y se irrita con gran facilidad. Las hormonas también son las culpables y que el nivel de estrógeno baja en picado. El cuerpo de la mujer en esta etapa produce menos aceite y es más complicado que retenga la humedad de forma natural. Los picores puede afectar a cualquier parte del cuerpo, incluso en la vagina y en los pezones. Se puede combatir usando humectantes diariamente.

6- Radiación

El tratamiento para el cáncer de mama puede provocar una picazón severa en los senos y en los pezones, incluso aunque haya pasado bastante tiempo desde que se acabó el tratamiento. La radiación mata las células de la piel y causa sequedad, ardor y picazón porque la piel se pela. Es necesario tasajear la zona con hielos de agua, usar ropa suelta y suave y beber mucha agua. Los antihistamínicos orales pueden ayudar. Tu médico también puede recetar un corticosteroide para frotar sobre la piel.

Síntomas probables del primer mes de embarazo

Los síntomas probables de embarazo hacen sospechar a la mujer -y al ginecólogo- de su gestación. Pueden presentarse todos a la vez o ir alternándose. No obstante, hay mujeres que viven un embarazo sin síntomas, algo poco común.

Tripa más grande

El agrandamiento del vientre de la mujer puede ser un signo probable de embarazo, pero no siempre es así: es posible que se trate de un embarazo ectópico (óvulo implantado fuera del útero). Además, en mujeres obesas, que el abdomen aumente de tamaño puede pasar desapercibido.

Útero: cambios de forma, tamaño y consistencia

En una revisión ginecológica se pueden observar directamente algunos cambios genitales de la mujer embarazada. Las causas se deben a los cambios hormonales del embarazo y ninguno de ellos dificulta las relaciones sexuales:

  • El cuello del útero estará reblandecido y se mueve fácilmente.
  • Además, las paredes de la vagina son más elásticas y tienen una coloración más intensa.
  • La propia mujer podrá observar que la piel de la vulva tiene una coloración más azulada. Los cambios genitales en las primeras etapas del embarazo empiezan a ser evidentes.

Pecho: aumento del tamaño

Las mamas están congestionadas y en tensión. Pueden estar hipersensibilizadas, incluso puede doler al tacto: para algunas mujeres es difícil llevar sujetador. Los cambios en los senos se notan desde los primeros días de embarazo. El organismo se empieza a preparar poco a poco para alimentar al bebé.

Hinchazón y más sensibilidad

Éste puede ser uno de los primeros signos de embarazo en muchas mujeres. Se puede notar gran sensibilidad, cosquilleos e incluso cambios de temperatura en la zona. El aumento de tamaño es debido al aluvión de hormonas femeninas y a la acumulación de grasa que se produce durante las primeras semanas de embarazo. En la sexta semana de gestación el pecho puede haber subido una talla completa, incluso más. No obstante, los senos seguirán creciendo hasta el momento del parto y posteriormente, con la subida de la leche.

Cambio de coloración, picores y estrías

La piel del pezón y de la areola se oscurece y su perfil se hace más sobresaliente. Unas pequeñas glándulas que hay alrededor de las areolas segregan una sustancia grasa para que el pezón no se seque y resquebraje, y pueda desempeñar su función alimenticia. El crecimiento de los senos hace que las estrías y los picores de la piel sean habituales. También se notan más venas azuladas en el pecho, dado que se necesita un mayor aporte de sangre.

Secreciones de calostro

A partir de la semana 12 o la semana 14 de embarazo es posible que la mujer experimente secreciones mamarias; este líquido (más espeso y amarillo al principio del embarazo) es el calostro, la sustancia que alimentará al bebé los primeros días después del parto y que precede a la subida de la leche. El calostro se tornará más ligero y casi transparente en el momento del alumbramiento.

Cambios de humor

Los cambios de humor severos durante el embarazo, especialmente en el primer y tercer trimestre, son muy similares al síndrome premenstrual. La mujer que los sufre durante la regla es muy posible que los reproduzca en la gestación, debido al aluvión de hormonas que entran en juego durante este periodo. En un sólo día, la embarazada puede pasar del llanto a la risa varias veces, enfadarse con su pareja o compañeros de trabajo, notar síntomas de depresión o tristeza profunda…

Se calcula que el 10 por ciento de las gestantes sufre depresión durante los meses de embarazo. Es obligado consultar con el médico si detectas cambios de humor exagerados, problemas serios de sueño y cambios de los hábitos de alimentación como inapetencia severa o incapacidad para dejar de comer. Todo ello interfiere en el desarrollo de un embarazo sano.

Si sientes que te pica algún pezón, te diría que en principio no te preocupes. Si bien puede ser un indicativo de una enfermedad o problema mayor, normalmente el picor y la sensibilidad del pezón pueden tener que ver con algo tan sencillo como que se te haya irritado a causa de un roce continuo con la ropa, sequedad en una piel tan sensible, cambios hormonales, o el uso de algún producto de belleza que te está causando una reacción alérgica.

Los hombres también pueden sufrir de picor en los pezones, ya que como verás más abajo, este prurito tiene que ver mucho con los niveles hormonales de las mujeres. Pero está comprobado que no se trata de un problema exclusivo de ellas.

Algunas de las causas más comunes

  • Durante la adolescencia las chicas pueden sentir ese picor, que estaría ligado a la propia etapa de crecimiento.
  • El uso de un gel de ducha inadecuado puede secar nuestra piel, provocando ese picor de los pezones.
  • La ropa es también un elemento a tener en cuenta, muchos tejidos alteran nuestra piel y pueden provocar picores.
  • La aparición de hipersensibilidad o alergia (eccema atópico), debida al uso de alguna crema, perfume o cualquier otro producto.

Picor de pezones durante el embarazo

Empezar a sentir una ligera comezón en los pechos, es uno de los primeros síntomas de embarazo, y suele perdurar a lo largo de varios meses. Ese picor en la piel, en la parte superior del pecho y en los pezones es muy habitual, se debe a cambios hormonales y no debería preocuparte.

Aliviar el picor de pezon durante el embarazo:

  • Lo primero es dejar de utilizar perfumes y lociones que contengan alcohol u otros químicos.
  • Bebe suficiente agua, eso contribuye a mantenerte hidratada y evita la sequedad de la piel.
  • Por supuesto el uso de una crema hidratante, te aliviara rápidamente.
  • Vístete con una ropa holgada que preferiblemente sea de algodón.
  • Termina de ducharte con agua fría, el agua caliente reseca mucho más la piel.

El picor de pezón y el acto de rascarse, pueden empeorar el problema irritándolo aún más, así que es recomendable utilizar alguna crema hidratante y evitar rascarse. El picor general en las mamas, también lo puedes sentir en el vientre y siempre es conveniente que lo consultes con tu médico.

Picor del pezón durante la regla

Los cambios hormonales que se producen durante la menstruación, afectan a los pechos produciendo hinchazón, dolor y otras molestias como los picores. Es indiferente si se trata de un picor en el pezón derecho, en el izquierdo o en ambos, siempre es oportuno que conciertes una cita con tu ginecólogo o mastólogo, y le comuniques las dudas que tengas.

Picazón provocada por enfermedades

Eccema del pezón

Notarás la piel enrojecida, más gruesa, escamada e incluso algunas lesiones ocasionadas por rascarse. En caso de tratarse de un eccema atópico, del que hablo al principio del artículo, lo primero es dejar de utilizar cualquier tipo de crema hidratante, antiestrías, colonias o desodorantes. Y si se trata de algún producto recetado por su médico, consúltele antes de dejarlo.

La Enfermedad de Paget de seno

Las mujeres afectadas más que sentir un picor, se quejan de unos síntomas más intensos y molestos: una picazón constante, comezón, pezones o areola enrojecida, piel escamada que presenta costras, y la presencia de una secreción de color amarillo o con presencia de sangre.

Si esos son tus síntomas deberías acudir al médico lo antes posible, él es quien te hará pruebas y te dirá exactamente lo que tienes.

Infección por hongos

La candidiasis en madres lactantes no es común y siempre debería diagnosticarse mediante un cultivo. Pero lo cierto es que si aparece en algunas ocasiones, las madres suelen sentir, escozor, dolor, prurito en el pezón y enrojecimiento de la areola.

Colestasis Obstetrica

El aumento de estrógeno y progesterona que se produce durante el embarazo, se cree que es el causante de esta afección del hígado, conocida también como colestasis del embarazo. Suele desaparecer unos días después del parto, pero comúnmente se aconseja adelantar el parto ya que existen riesgos para el feto.

Los síntomas que presentan, suelen aparecer al sexto mes de embarazo y tienen que ver con un picor severo en todo el cuerpo, que generalmente se presenta con un sarpullido generalizado y puede estar acompañado de malestar general, falta de apetito, ictericia y orina oscura.

Para su tratamiento suelen utilizarse corticosteroides en forma de usados como anti-picores y el ácido ursodesoxicólico para tratar el hígado.

Algunas fuentes consultadas:
cancer.gov
Matronaencasa

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *