0

Piernas cansadas remedios

Remedios caseros para piernas cansadas

Visita este artículo: Cuáles son los mejores ejercicios para tonificar piernas

1. Zumo o té de perejil

Tiene propiedades diuréticas y, por lo tanto, favorece la eliminación de líquidos. El té de perejil es ideal para las personas que padecen obesidad, problemas circulatorios o cardíacos y edemas. Este zumo se puede conseguir en las tiendas naturistas o bien prepararlo en casa.

Ingredientes

  • 10 gramos de hojas de perejil.
  • 250 gramos de agua (1 taza).

Preparación

  • Lava el perejil.
  • Machaca las hojas en un mortero con poco de agua.
  • Coloca las hojas machacadas en el vaso de la licuadora junto al resto del agua.
  • Mezcla bien.
  • Bebe (mejor en ayunas).

2. Baño de sales

Es uno de los remedios para piernas cansadas que produce alivio al instante. Cuando regresas a casa del trabajo, por ejemplo, puedes llenar un recipiente con agua tibia (nunca caliente porque no estimula la circulación). Luego, prueba a introducir los pies en el liquido (hasta las pantorrillas) cuanto tiempo quieras o hasta que se enfríe.

Para mayores beneficios te recomendamos que añadas sal marina (10 gramos) o incluso sales especiales con propiedades relajantes y desinflamatorias.

3. Té de diente de león

Esta planta es diurética, lo cual es útil para combatir la hinchazón de las piernas. Ademásbrinda una sensación de saciedad.

  • 5 gramos de hojas secas de diente de león (1 cucharada).
  • 250 gramos (1 taza).
  • En un recipiente coloca el agua y las hierbas.
  • Calienta a fuego moderado hasta que comience a hervir.
  • Cocina por 10 minutos y retira del fuego.
  • Deja reposar por 15 minutos para que se entibie.
  • Filtra y bebe al menos 2 tazas al día (una en ayunas la otra a media tarde).

4. Elevar las piernas

Cuando tenemos las piernas cansadas muchas veces se debe a la postura que mantienen durante todo el día. Esto significa que si estamos sentados o de pie varias horas por la tarde o noche sentiremos los primeros síntomas.

Un buen remedio para piernas cansadas es levantarlas por encima de la altura del corazón para permitir el retorno de flujo sanguíneo que no se ha producido durante la jornada.

Por ejemplo, puedes apoyar los talones en la mesilla frente al sofá, colocar cojines en las pantorrillas al momento de dormir o tumbado en la cama apoyar los pies contra la pared durante algunos minutos.

Si en vez de darte un baño de sales optas por meterte en la tina con agua tibia y espuma puedes poner las piernas hacia arriba algunos minutos. Para casos crónicos se recomienda disponer unos tacos en las patas de la cama para que la cabecera quede más baja.

5. Té de grosellero negro

Esta planta es rica en flavonoideslo que significa que ayuda en la resistencia y elasticidad de los capilares sanguíneos. El grosellero negro entonces se convierte en un remedio fantástico para mejorar la circulación de la sangre y para piernas cansadas.

  • 10 gramos de hojas secas de grosellero negro (2 cucharadas).
  • 1 litro de agua (4 tazas).
  • En un cazo coloca el agua y el grosellero.
  • Calienta a fuego lento hasta que hierva.
  • Deja que las hojas se cocinen durante 10 minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar por otros 10 minutos.
  • Filtra y coloca el líquido en una jarra o recipiente.
  • Refrigera el líquido en la nevera.
  • Puedes endulzar la mezcla con miel o estevia.

¿Quieres conocer más? Lee: El té negro contra la tensión arterial

6. Dieta equilibrada

La alimentación es muy importante cuando queremos cuidarnos. Las frutas y las verduras no pueden faltar en tu dieta diaria, así como tampoco los 2 litros de agua por día. Se recomienda reducir el consumo de sal y grasas.

7. Masajes

Puedes usar aceites esenciales indicados para relajar y desinflamar como, por ejemplo, el aceite de hamamelis que disminuye el dolor y evita la mala circulación.

Hazte masajes cada vez que te sea posible luego de darte un baño. Aprovecha cualquier momento del día sobre todo por las noches cuando las piernas están más cansadas.

Cualquiera de estos remedios puede ayudar a liberarte de las piernas cansadas. Si lo acompañas con una caminata diaria de una media hora, los efectos serán mayores. Supera el sedentarismo y promueve el ejercicio y una dieta sana y saludable.

Por qué me duelen las piernas y las siento pesadas

La sensación de piernas cansadas se caracteriza por la “pesadez” en las extremidades inferiores al intentar movilizarlas, caminar, o simplemente al mantenerse de pie.

Los síntomas de las piernas cansadas aparecen con más frecuencia e intensidad en las épocas de calor y cuando la presión atmosférica es baja.

La sensación de piernas pesadas a menudo no implica la existencia de patología concreta o de importancia, pero en ocasiones puede ser debida a una afección de la venas de las extremidades inferiores conocida como insuficiencia venosa crónica y que debe ser correctamente evaluada y diagnosticada por el médico.

La insuficiencia venosa crónica provoca que las venas de las piernas presenten cierta dificultad a la hora de enviar la sangre de vuelta desde las piernas al corazón de un modo eficiente, y facilita la acumulación de líquidos o sangre en las zonas inferiores de las piernas, dando la sensación conocida como de piernas pesadas.

¿Por qué me duelen las piernas?

La causa principal de la insuficiencia venosa crónica puede radicar en algún problema de las venas profundas de las extremidades inferiores.

Estas venas tienen unas válvulas que impiden que la sangre que viaja hacia el corazón pueda “volver atrás“, hacia las zonas bajas de las piernas, facilitando así que la sangre vaya “hacia arriba“; de esta forma, cuando las válvulas de las venas de las piernas funcionan correctamente, la sangre fluye desde las piernas hasta el corazón sin acumularse, pero en las personas en que las válvulas de las venas están lesionadas o son insuficientes, la sangre tiende a acumularse en el interior de las venas (venas varicosas), así como en el tejido circundante, que permanece lleno de líquido (piernas hinchadas).

Algunos factores de riesgo que pueden ser causa o efecto de la insuficiencia venosa crónica son los factores genéticos, el género femenino (puede estar relacionado con los niveles de algunas hormonas), la edad, la obesidad, el embarazo, permanecer sentado o de pie durante largos periodos de tiempo o tener antecedentes de trombosis venosa profunda.

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas más frecuentes suelen ser un dolor más o menos intenso en las piernas (sobre todo en las partes más bajas), sensación de pesadez o calambres en las extremidades inferiores, hormigueos y picor.

En algunos casos también se puede observar una hinchazón de la zona, presentando la parte baja de la pierna un aumento de su diámetro y volumen, incluso con la piel de la zona como “tirante” y “brillante”. Si con mucho cuidado se presiona con un dedo la zona inmediatamente superior al tobillo, se puede observar durante algunos minutos la marca que ha dejado el dedo por la presión (fóvea), debido a que con la presión ejercida con el dedo “deshinchamos” la piel de esa zona.

¿Se puede tratar?

El dolor y el hinchazón generalmente empeoran al estar de pie y mejoran al permanecer sentados o estirados con las piernas en posición horizontal.

Para ayudar a aliviar los síntomas de las piernas pesadas es necesario evitar permanecer sentados o de pie durante largos periodos de tiempo, especialmente en las épocas de calor, así como ejercitar las piernas (caminar o hacer ejercicio suave) para ayudar a bombear los líquidos desde las piernas de nuevo hasta el corazón gracias a la acción de la musculatura de las piernas.

También se recomienda el uso de medias compresivas (medias “descanso”) para disminuir la hinchazón de la zona afectada y mejorar la funcionalidad del sistema venoso de las piernas.

Es muy recomendable evitar usar ropa ajustada alrededor de los muslos para ayudar a la función de las venas de la zona inferior.

En algunos casos puede ser necesaria la administración de medicamentos para la mejora de la circulación sanguínea en las extremidades inferiores.

Atención a las heridas

Se aconseja también tener mucha precaución con las heridas o infecciones que se produzcan en las extremidades inferiores en las personas con insuficiencia venosa crónica, ya que ésta dificultará la curación de las mismas.

Lo que debes saber…

  • Muchas veces se debe a… una insuficiencia venosa crónica (dificultad de las venas de las piernas para enviar la sangre al corazón de modo eficiente).
  • Se manifiesta con… dolor, pesadez, calambres y, a veces, hinchazón de la parte baja de la pierna.
  • Se aconseja: cambiar de postura, ejercitar las piernas, usar medias comprensivas y evitar la ropa ajustada.

7 Consejos para las piernas cansadas

Las piernas cansadas son una sensación bastante molesta para el cuerpo humano, a pesar de no suponer un severo peligro para nuestra salud, nuestra calidad de vida sí que se ve afectada debido a los síntomas tan molestos: presión dolorosa, el cansancio, el hormigueo en las piernas…

Para que las piernas cansadas no supongan un freno en tu día a día, te proponemos los siguientes consejos.

¡Hidrátate! No solo lo notarás por dentro, también por fuera.

La hidratación es básica en el día a día, pero para evitar las piernas cansadas, no solamente tendrás que limitarte al consumo de agua, será muy importante que también hidrates tu piel con crema. Cedraflon® hidrata la epidermis gracias a su textura en crema de rápida absorción. Además, Cedraflon® es una crema que se absorbe rápidamente sin dejar manchas, y está muy bien valorada por las mujeres que ya la han probado:

  • 94% de las mujeres nota su piel más hidratada *
  • 96% de las mujeres afirman que no es pegajosa, y el 98% que se absorbe rápidamente.*

¡Eleva tus piernas!

Si después de una jornada en la que has estado largos periodos de tiempo sentado o de pie notas tus piernas cansadas, una buena solución para aliviar las molestias es tumbarte y elevar las piernas. Con este sencillo gesto favorecerás la circulación de retorno de la sangre en las extremidades inferiores a tu corazón.

Controla el exceso de peso y mantén una dieta equilibrada

Mantén una dieta rica en fibra, baja en sal y grasas saturadas (mantequilla, carne roja) e intenta beber entre 1.5-2L de agua al día para favorecer la circulación sanguínea.

Controla la vestimenta

La ropa también juega un papel importante en la pesadez e hinchazón de las piernas. La ropa muy ajustada dificulta el retorno venoso de las piernas al corazón, elije ropa suelta, evitando pantalones estrechos, fajas, cinturones y medias con elástico estrecho. Recomendamos utilizar medias de compresión. También es recomendable utilizar un calzado cómodo, y no abusar de los zapatos de tacón alto, ya que llevarlos mucho tiempo produce molestias en los pies y también en algunas zonas de las piernas como los gemelos.

Haz deporte, tus piernas lo agradecerán

Además de los beneficios clásicos del deporte en la salud, la actividad física también aporta beneficios para evitar la hinchazón y el cansancio de piernas. Nadar o hacer bicicleta sin resistencia son ejercicios que favorecen la circulación, al contrario que los ejercicios con pesas en las piernas, de los cuales deberíamos alejarnos.

Masajéate y báñate con agua fría

Después de una ducha, es recomendable echar agua fría en las pantorrillas para disminuir la sensación de pesadez en las piernas. Masajear las piernas es también una buena opción para aliviar el cansancio y, al igual que con la ducha, habrá que ir en sentido ascendente, empezando por los pies y terminando en los muslos. El masaje es recomendable acompañarlo de agua o en su defecto de una crema como Cedraflon, que además te proporcionará un triple efecto inmediato gracias a la cidra de Córcega, que hidrata, alivia y refresca.

No estés de pie o sentado durante mucho tiempo seguido

En trabajos que exigen estar de pie durante largos períodos de tiempo pueden aparecer problemas que desemboquen en la pesadez y el cansancio de piernas, como es el caso de hinchazón de piernas y tobillos o los problemas de circulación. Para evitar estos molestos contratiempos, puedes alternar el peso del cuerpo de una pierna a otra o doblar un poco las rodillas. Como hemos mencionado antes, otra buena idea es llevar medias de compresión.

Al igual que estar de pie durante muchas horas seguidas, el estar sentado durante largos períodos de tiempo también puede pasar factura a tus piernas, así que lo ideal sería que cada media horas te levantases y anduvieses un poco para evitar que se produzca un estancamiento en la sangre y con ello comiencen los problemas en las piernas.

Aquí te dejamos más consejos sobre buenos hábitos para poner en práctica en tu día a día e evitar la pesadez de piernas.

Compartir:

  • Mantenga su peso dentro de los límites normales en función de su talla y complexión. Respecto a su alimentación, evite las dietas hipercalóricas y saladas. «Comer sin sal mejora la circulación periférica porque evita la retención de líquidos», matiza.
  • Haga ejercicio aeróbico regularmente. “La piscina, la elíptica y la bicicleta sin resistencia son buenas opciones”, recomienda León. Además, ejercicios de suelo, como el pilates y el yoga, también son útiles. Entre las actividades que hay que evitar destaca los ejercicios con pesas en las piernas.
  • Procure no estar de pie mucho tiempo y menos aún con tacones altos. Sin embargo, un poco de tacón puede ser beneficioso.
  • No utilice prendas apretadas en la cintura y calcetines con una goma prieta. Opte por medias elásticas de compresión progresiva, entre compresión normal y ligera.
  • Ponga las piernas en alto cuando esté sentado.
  • Mantenga controlada su tensión arterial.

Aunque estas medidas pueden ayudar a prevenir las piernas cansadas, ¿qué pasa cuando este síndrome ya está presente? ¿Hay alguna forma de aliviar los síntomas? León aconseja seguir estas seis pautas para mejorar la situación:

  1. Túmbese y ponga las piernas en alto. Al hacer esto favorecemos la circulación de las extremidades.
  2. Al menos una vez al día, por la noche, dese un baño de agua fría en las piernas (con la ducha tipo teléfono).
  3. Busque a alguien que pueda darle un masaje, de distal a proximal, con un aceite o crema corporal.
  4. “Existen algunas medicinas, de utilidad controvertida, llamadas genéricamente venotónicos, que podrían ayudar”, añade.
  5. También puede utilizar un diurético suave o un analgésico como el paracetamol de vez en cuando.
  6. Por último, el experto señala que algunos preparados de herbolario podrían ser útiles.

Ver también:

La tensión arterial, todo lo que necesitas saber

¿Qué es el mindfulness?

Baños de bosque para desconectar de la vida poco saludable

Cómo aliviar las piernas cansadas con remedios naturales

Llega el calor y… déjanos adivinar, tienes las piernas hinchadas, las sandalias te aprietan y buscas remedios para las piernas cansadas. No falla, es la típica molestia del verano.

Y no solo te afecta el calor, ya habrás comprobado que si trabajas de muchas horas de pie la pesadez de piernas y la retención de líquidos empeora ¡y de qué manera!

Si quieres ponerle remedio de una vez y de paso evitar las varices hoy queremos explicarte cómo aliviar estas molestias con remedios naturales.

Sigue leyendo y olvídate de una vez de los pies y piernas hinchadas, la pesadez o incluso del dolor.

¿Por qué tienes las piernas hinchadas?

Como decíamos el calor es lo típico que asociamos a la pesadez de piernas. Pero en el hecho de sufrir piernas cansadas pueden influir varios aspectos:

-Por ejemplo, uno de ellos son los factores hormonales. ¿No has notado que antes y durante la menstruación tienes más retención de líquidos?

-También el uso de anticonceptivos orales puede provocar cierta retención.

-Durante el embarazo también es muy normal sufrir hinchazón de piernas. Es algo tan habitual que por eso escribimos este consejo donde explicamos cómo aliviar las piernas hinchadas durante el embarazo.

-Otro factor que también puede influir, aunque no lo parezca es el estreñimiento.

-Y por descontado el sobrepeso y la obesidad.

-Permanecer demasiadas horas de pie o sentado, sin moverte, sumado a una vida sedentaria y no practicar deporte es un factor clave en la hinchazón de pies y piernas.

-No olvides tampoco que los tacones altos y la ropa ajustada dificultan también la circulación sanguínea.

Estos son las causas más típicas de la aparición de las piernas cansadas e hinchadas. Ahora solo nos falta explicarte cómo aliviar los síntomas, ¿verdad?

Cómo aliviar las piernas cansadas

Algo que resulta muy agradable es utilizar geles y cremas que contengan hamamelis, vid roja, rusco, castaño de indias o mentol.

Aplícalos siempre haciendo un masaje ascendente, desde los pies hacia los muslos, una o dos veces al día, las que puedas.

Verás como el alivio es casi inmediato. Estos productos dejan una sensación de frescor muy agradable y tienen un gran efecto descongestivo.

Algo que sí hay que tener en cuenta es que aunque sean naturales no son inocuos. Por ejemplo muchos de estos productos no pueden utilizarse durante el embarazo, debido mayoritariamente a su concentración en mentol.

En estos casos existen otras opciones compatibles, otro tipo de productos incluso oleogeles a base de aceites esenciales que pueden servir para mejorar la circulación sanguínea y estimular el retorno venoso.

Cómo prevenir las piernas cansadas y las varices

Ya sabes que siempre es mejor prevenir que curar, así que aquí te damos algunos consejos muy útiles que te servirán para evitar las molestias. En una de nuestras #HistoriasQueAyudan te dimos algunas recomendaciones para aliviar las piernas cansadas. Allí te explicamos con detalle cómo cambiar tus rutinas y hábitos para olvidarte para siempre de las piernas hinchadas. Por ejemplo:

-Junto con un tratamiento a base de cremas o geles lo más importante es que salgas a caminar o hacer ejercicio para estimular la circulación.

-Por supuesto también tienes que controlar tu peso y tu dieta, que debe ser variada y rica en fibra y con niveles bajos de sal.

-Bebe de 2 a 3 litros de agua al día, aunque no lo parezca beber ayuda a evitar la retención de líquidos.

-Por otra parte es aconsejable evitar las fuentes de calor, como los baños o la depilación con cera caliente por ejemplo.

-Tampoco deberías utilizar a diario tacones de más de 3-4 cm ni ropa muy justada.

-Te ayudará mantener las piernas elevadas unos minutos cada día

-Y algo realmente útil, junto con el deporte es utilizar medias de compresión si tienes que pasar muchas horas trabajando de pie.

Esperamos que estos consejos te hayan servido. En realidad es una verdadera moelstia tener las piernas hinchadas pero es fácil solucionarlo si sabes cómo.

No olvides que si te has quedado con alguna duda puedes contactar con nosotros y te ayudaremos.

¿Nos cuentas cuál es tu remedio infalible para aliviar las piernas hinchadas?

Cómo aliviar las piernas cansadas

¡Hola guapa! Muchas mujeres sufren de piernas cansadas, una sensación muy incómoda que les hace sentir pesadez, calambres e hinchazón. La principal causa de este problema es una mala circulación de la sangre pero, hoy queremos ayudarte a evitarlo con 5 hábitos para poner en práctica ¡desde ya!

1. Mantente activa

Pasar demasiadas horas sentada o en la misma posición no es saludable para nuestras piernas. Si trabajas en una oficina asegúrate de levantarte y dar un pequeño paseo, al menos, cada 2 horas. Y, además, practica ejercicio de forma regular, puede ser más o menos intenso, lo importante es mantenerse activa.

2. Pon las piernas en alto

Si estás tranquilamente en tu casa, en un momento de relax y tumbada, ponte uno o varios cojines bajo los pies para elevar las piernas unos centímetros. Tenerlas en alto ayuda a que la sangre circule correctamente y se alivia esa sensación de pesadez e hinchazón.

3. Mantente hidratada por dentro

Al contrario de lo que pueda parecer, beber mucha agua no hace que retengamos líquidos, sino todo lo contrario, ayuda a que los eliminemos con más facilidad. Por eso, es importante que te mantengas hidratada por dentro a lo largo de todo el día.

4. Usa prendas ligeras

Abusar del uso de prendas muy ajustadas puede ser muy perjudicial para la salud puesto que la sangre no consigue circular con normalidad por nuestro organismo. Es preferible que optes por prendas ligeras y sueltas, sobre todo si vas a estar sentada durante un largo periodo de tiempo.

5. Ayúdate con cosméticos específicos

Además de mantenerte hidratada, hacer ejercicio de forma regular y utilizar prendas ligeras, siempre puedes darle un ayuda extra a tus piernas aplicando productos cosméticos específicos como la Crema Piernas Ligeras de Cedraflon™ que podrás encontrar en la caja de mayo. Con una textura untuosa y delicadamente perfumada, hidrata suavemente la piel, y gracias a su efecto frío inmediato ayuda a aliviar la sensación de piernas cansadas.

Como ves aliviar las piernas cansadas no es una tarea complicada, simplemente se trata de ser constante y mantener algunos hábitos saludables.

¿Piernas cansadas o hinchadas? Remedios naturales.

El verano se acerca y para muchos esto no siempre es una alegría. El calor hace que las venas se dilaten y esto ocasiona un dolor en las piernas como una sensación de cansancio incesante que puede llegar a ser muy molesto.

La mayoría de las personas han sentido, al menos una vez en la vida, las piernas hinchadas o sensación de pesadez en éstas.

Este dolor puede afectar a nuestra calidad de vida, por lo que es conveniente recurrir a diferentes remedios para ayudar a mejorar nuestro problema y poder prevenir otros de mayor importancia.

Afortunadamente, existen algunos remedios naturales cuya composición ayuda a reducir la inflamación y algunos síntomas asociados a esta.

Tener las piernas hinchadas es algo bastante común, sobre todo en el caso de mujeres. Su aparición está relacionada con trastornos como

la retención de líquidos, el estrés, los problemas circulatorios.

En ocasiones, sentir las piernas hinchadas viene acompañado de una fuerte sensación de hormigueo, entumecimiento y, además, de dificultades para caminar.

Además,puede ser una señal de alerta de problemas más graves como la artritis, el edema y la trombosis.

El hidro parénquima (gel transparente) que contiene la planta de Aloe vera tiene múltiples beneficios medicinales tanto a nivel interno como externo.

Entre sus propiedades destaca su poderosa acción antiinflamatoria que, tras aplicarse, puede disminuir el dolor y la tensión. El Gel Relax de Lanzaloe une la acción antiinflamatoria del Aloe vera con el poder calmante y reactivador de la circulación sanguínea de eucalipto y alcanfor.

Aplicalo con un masaje ascendiente de los pies a los muslos hasta tres veces por día, por la mañana, por la tarde y antes de acostarte por la noche

El Aloe contiene también sustancias diuréticas que ayudan a minimizar la retención de líquidos y otros trastornos que afectan las extremidades inferiores.

Dos cucharadas de Jugo puro de Aloe en ayunas por la mañana ayudan a disminuir la retención hídrica, reactiva la circulación periférica y proporciona fuerza y energía para enfrentar el día.

También es un excelente estimulador sanguíneo, lo cual hace que a veces sea de utilidad para disminuir las varices y las arañitas.

7 remedios para piernas cansadas

Y no vale con hacer deporte, que también es un remedio, sino consejos para piernas cansadas después de montar en bici.

Porque el ciclismo en sí mismo suele ser un método muy aconsejado por los médicos para calmar la pesadez de piernas, también conocido como el dolor por piernas cansadas. Hoy te damos hasta 7 sencillos remedios para que alivies estas molestias y te sientas más ágil y ligero.

7 consejos para paliar las piernas cansadas

  1. En primer lugar, si el ciclismo te deja las piernas cargadas, si notas que después de un duro entrenamiento tus piernas en vez de estar más ligeras están más tensionadas, te aconsejamos que te acostumbres a colocar tus piernas en alto cuando estés sentado. Así es, reaprende a colocar las piernas en una silla frente a la tuya si estás comiendo, o descálzate y sube las piernas al sofá. Intenta mantenerlas semiflexionadas pero en alto, para evitar el estancamiento de la sangre y mejorar la circulación general de tus extremidades.
  2. Un buen consejo para ayudar a mejorar precisamente la circulación de tus piernas cansadas, es que termines tus duchas y baños diarios con agua fría sobre tus piernas. Pégales un refresco antes de terminar, que cale un poco el frío. Así, vasoconstriñes el sistema circulatorio de tus piernas cansadas y ayudas a tu organismo a que la circulación vaya mejor y más rápido. La sensación de piernas ligeras tras un baño de agua fría es muy placentera.
  3. Si, por tu estilo de vida o por tu profesión es imprescindible que pases bastantes horas en la misma posición (da igual que sea de pie o sentado), pero sobre todo si es de pie, piensa en unas medias de compresión. Las medias de compresión ayudan a reducir las piernas cansadas en trabajos que se desarrollan de pie, ya que aprieta la musculatura, dejando menos espacio para el ensanche de venas y arterias y fomentando la renovación sanguínea. Hay medias de compresión muy económicas que, aunque no estén diseñadas para este fin sino para la práctica deportiva, te son igualmente útiles para tu fin.
  4. Antes de ir a dormir, intenta masajear tus piernas cansadas, sobre todo los músculos que notes más tensionados. Empieza de abajo arriba por lo general, comenzando por los gemelos, y continuando por el grueso del muslo: cuádriceps, bíceps femoral, aductor, etc. Si terminas el masaje con alguna crema o aceite efecto frío, mejor que mejor.
  5. Y es que ese es otro consejo útil para piernas cansadas: hidrátate. Pero hidrátate por completo, es decir, bebe bastante agua durante el día, pero también aporta productos hidratantes a tu piel. La hidratación general te va a ayudar a reducir la tensión arterial y, por consiguiente, las piernas cansadas. Evitarás dolores, piernas cansadas, calambres y mejorarás tu digestión y tu frescura mental.
  6. Usa ropa cómoda. Evita usar prendas que corten la circulación o que generen tensiones, rozaduras o presiones innecesarias. Reduce el esfuerzo que tus piernas tienen que hacer para el simple gesto de caminar, que hacemos tan a diario, y reducirás su fatiga.
  7. Por último, si la molestia por piernas cansadas es mucha y constante, puedes usar algún tipo de medicamente que te ayude circunstancialmente a reducir el dolor. Usa medicamentos antiinflamatorios fundamentalmente, entre los que destaca el Ibuprofeno, aunque también hay otros que actúan de forma muy similar, como el Naproxeno. Eso sí, por supuesto no abuses de estos, porque en pequeñas y periódicas dosis son muy eficaces, pero aun así pueden ocasionar malestar o acidez estomacal o incluso náuseas o mareos si no haces un uso correcto de ellos. Consulta siempre a tu médico de cabecera y a tu farmacéutico sobre la idoneidad de su uso para piernas cansadas.

Las piernas cansadas: el deporte es la mejor solución

Y si tienes piernas cansadas por causas ajenas al ciclismo, la solución es mucho más sencilla: coge la bici y sal a dar una vuelta. Te pueden ser útiles el resto de consejos, pero este es el mejor sin lugar a dudas. Porque salir en bici hará que muevas tu musculatura y, sobre todo, tu circulación en las extremidades inferiores, y no hay mejor forma de reducir las piernas cansadas que acelerar la circulación y alternar ese calor durante el ejercicio con el frío que después puedes aplicar. Descansa bien y haz deporte, y verás cómo funciona.

RECOMENDADO

En muchas ocasiones notarás cierta sensación de cansancio en las piernas. Puede deberse a la mala circulación, las maratonianas jornadas de trabajo de pie o el sedentarismo. Además de dolor, también suelen aparecer pequeñas varices. Para evitar que esto te ocurra, a continuación te ofrecemos algunos remedios caseros para las piernas cansadas.

Piernas en alto

Cada día deberías poner las piernas en alto durante unos minutos para que mejore la circulación. Después de una ducha relajante o un baño de sales, puedes tumbarte sobre el suelo con las piernas elevadas sobre la cama.

Lo adecuado sería permanecer unos 20 minutos para aliviar así la presión sanguínea. También podrías dejarlas en alto a la hora de dormir si decides poner una almohada debajo de ellas.

Dieta saludable y ejercicio

También puede originar el cansancio de las piernas una mala alimentación y la falta de actividad física. Lo adecuado es comer más cantidad de frutas y verduras, además de los dos litros de agua.

Para los que sufran de problemas de circulación deben incorporar a su rutina algo de deporte, como puede ser correr, caminar o montar en bicicleta. Lo adecuado son tres jornadas a la semana, con un total de 150 minutos. Verás como se acaba mejorando la circulación.

Infusiones circulatorias

Hay infusiones que resultan de gran ayuda para la circulación sanguínea. Entre ellos se encuentran el ginkgo biloba. Bastará con beber un par de tazas de este té al día.

Masajes

Los masajes también ayudan a calmar el dolor y a desinflamar la sensación de hinchazón de las piernas. Puedes hacerte con un aceite especial, como puede ser el de romero o enebro.

Estos son algunos de los remdios caseros para las piernas cansadas que deberías utilizar si te encuentras con molestias en esta parte del cuerpo. Te pedimos que los pruebes y nos cuentes tu experiencia.

Las mejores soluciones para combatir las piernas pesadas y doloridas

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Sensación de calor, hinchazón de las piernas, incomodidad, pequeñas varices…son muchos los signos que indican que la circulación y el sistema linfático está débil. Pasar demasiado tiempo sin moverse, de pie o, simplemente, el calor extremo son algunas de las causas que hacen que nuestras piernas se resientan. Si quieres mejorar tu circulación y olvidarte de las molestias en las piernas, te contamos cuáles son los mejores remedios naturales que puedes probar antes de pasar por el médico.

Mantén las piernas en alto unos minutos al día

Uno de los remedios más fáciles y efectivos para evitar las piernas pesadas es mantenerlas en alto unos minutos al día. Por ejemplo, al llegar a casa por la tarde, tan solo tienes que tumbarte en la cama con las piernas contra la pared formando un ángulo de 90º. Esta posición favorece la circulación sanguínea y permite que los tobillos y pies se deshinchen. Además, con esta postura también estás estirando la parte trasera de las piernas, como en yoga, ¡beneficio por partida doble!

Ducha fría y tonificante

Las duchas frías no son solo uno de os mejores remedios para refrescarse en los días más calurosos, sino que el agua fría favorece la circulación sanguínea y alivia las molestias de tus piernas pesadas.
Si además quieres prolongar el efecto frío en las piernas, existen muchos geles con ese efecto que te harán sentir una sensación muy confortable y duradera y mejorarán las molestias que aparecen en los días de más calor. Por ejemplo, la loción efecto frío de la marca Belle Azul calma la sensación de pesadez gracias a ingredientes como la menta o la árnica. Además, contiene aceite de argán y vitamina E para hidratar en profundidad la piel. Incluye también una bolsa de gel efecto frío para potenciar la sensación de frescor y reducir aún más la inflamación y molestias en las piernas. Puedes comprarla en Amazon por 14,90€.
El gel refrescante de la marca Diosmin Expert es también muy efectivo a la hora de aliviar la hinchazón de las piernas y mejorar la circulación sanguínea, contiene ingredientes naturales como el castaño de indias, la centella asiática o el arándano. La diosmina restablece la salud del sistema venoso de las piernas para una sensación de ligereza. Puedes comprarlo en Amazon por 14,50€.

Eleva ligeramente las piernas mientras duermes

Para que las piernas se reparen y pierdan inflamación durante la noche, levántalas ligeramente con respecto al cuerpo con un elevador. Esta posición favorece la circulación sanguínea.
>Estas almohadas son muy fáciles de usar y muy efices para bajar la inflamación de las piernas. Comprar en Amazon por 18,11€.

Plantas venotónicas, para las piernas cansadas

Algunas plantas son conocidas por sus beneficios para la circulación sanguínea y mejoran las molestias provocadas por las piernas cansadas. Estos son algunos de los mejores remedios naturales para tus piernas pesadas:

  • Vid roja, rica en polifenoles que ayudan a tonificar las paredes venosas y mejoran el aspecto de los hematomas. Pueds tomarla en comprimidos naturales como estos, disponibles en Amazon por 10,95€.
  • Castaño de Indias: refuerza las paredes venosas. Puedes tomarlo en comprimidos naturales como estos, disponibles en Amazon por 12€.
  • Rusco: antiinflamatorio natural que disminuye la hinchazón de las piernas pesadas.
  • Ginkgo Biloba: actúa en los vasos pequeños para mejorar la circulación.
  • Hamamelis: combate las varices. Hazte un masaje en las piernas con agua de hamamelis y notarás como mejora tu circulación y el aspecto de tus varices. Comprar agua de hamamelis en Amazon por 9,99€.

Este suplemento natural es muy completo, ya que contiene vid roja, cola de caballo, centella asiática, arándano y rusco, activa la circulación sanguínea y tratar las varices y piernas cansadas de manera natural. El suplemento contribuye a mejorar la circulación y reducir la sensación de piernas cansadas.

Y además…

¿Sufres distensión abdominal? Estos son los alimentos que aliviarán sus síntomas
¿Cómo mejorar el dolor articular de forma natural?
La importancia del colágeno para prevenir la aparición de arrugas
5 beneficios del diente de león para nuestra salud

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *