0

Pies con tacones

Tabla de contenidos

Cómo aliviar el dolor de pies por tacones

Los tacones, cuanto más altos y estrechos, mayores probabilidades tienen de causar problemas. Esto se debe a la postura forzada que se adopta al caminar con ellos, que es lo que explica por qué los tacones causan dolor en el pie, por ello no es raro que tras un día usándolos nos preguntemos cómo aliviar el dolor de pies por tacones.

Al elevar el talón, el peso del cuerpo no se reparte por todo el pie, sino que se concentra en la parte delantera, más hacia la punta cuanto más alto sea el tacón. Esta posición que se ve obligada a adoptar el pie es antinatural. Por eso, fuerza huesos, articulaciones, músculos y tendones pudiendo generar diversas molestias.

De todo ello se deriva la importancia de no abusar de los tacones y de utilizarlos de forma moderada, optando por los modelos más cómodos para evitar el dolor de pies por tacones. Pero, si tras su uso tienes molestias y quieres reducirlas, sigue leyendo y descubre cómo aliviar dolor de pies por tacones y descansar esta zona.

Claves para evitar el dolor de pies por tacones

Tanto si nos ponemos este tipo de zapatos por gusto como por obligación, es conveniente seguir las recomendaciones para evitar que los tacones nos causen dolor. Y es importante hacerlo porque el uso frecuente de zapatos que te hacen daño puede tener consecuencias sobre nuestra salud.

Dolor en la planta del pie, ampollas, callos encima de los dedos y ojos de gallo son algunos de los trastornos más asociados a los tacones.

Para evitar el dolor de pies por tacones y disminuir sus consecuencias, te ofrecemos las siguientes recomendaciones:

Acostumbra el pie al zapato

Acostumbra el pie a los zapatos de manera paulatina y no los utilices durante muchas horas el primer día. Lo ideal es irlos estirando en casa o en breves usos antes de utilizarlos durante un día entero o en una celebración especial.

Elige bien la talla del tacón

Asegúrate de que la talla que lleves sea la adecuada para tu pie. Los tacones muy pequeños o más grandes que tu talla habitual pueden ocasionar roces y molestias que pueden convertirse en ampollas y callos.

Presta atención al tipo de tacones que usas

Evita los tacones estrechos adelante, pues estos modelos son los más propensos a causar callos y a comprimir los dedos. Mejor escógelos anchos y cuadrados o con plataforma para aumentar el apoyo del pie.

Evalúa la altura del tacón

Es preferible que la altura del tacón sea inferior a los 5 cm para evitar molestias, especialmente si no estás acostumbrada a llevar zapatos altos. Si prefieres los tacones muy altos, las plataformas son una gran opción pues causan menos molestias en la planta del pie y ofrecen un mejor soporte a la zona.

Opta por una punta redonda

La puntera del zapato es mejor que sea redondeada antes que terminar en punta para que el pie adopte una postura más cómoda y natural. Si eliges un modelo de punta estrecha, asegúrate de que no te aprieta adelante y que no comprime los dedos de tus pies.

Elige siempre calzado de calidad

Un zapato de calidad, fabricado con materiales transpirables y que proporcione sujeción sin apretar es siempre la mejor opción. Así evitarás rozaduras, ampollas y molestias.

Usa plantillas para tacones para mayor comodidad

Si los tacones forman parte de tu rutina diaria y buscas una opción para hacerlos más cómodos, entonces las plantillas pueden ser una gran opción para ti.

La gama de plantillas para tacones de Scholl aportan la comodidad que buscas. Si utilizas tacones de más de 5,5 centímetros, entonces puedes optar por las plantillas Scholl para tacones muy altos.

Cómpralas ahora

En el caso de que suelas usar zapato más bajos, las plantillas para tacones de uso diario te aportarán el confort extra que necesitas. Ambas alternativas ayudan a amortiguar la pisada, concentrándose en la zona del antepié y ofreciendo soporte al arco del pie.

Cómpralas ahora

Gracias a su tecnología GelActiv, ofrecen comodidad incluso para tacones más extremos, con un diseño con relieves para prevenir el deslizamiento, por eso son las mejores aliadas para llevar esos zapatos altos día a día de forma cómoda.

Pero si a pesar de seguir estos consejos estos zapatos te hacen daño, te explicamos cómo aliviar el dolor de pies por tacones y sentirte mejor.

Recomendaciones para aliviar el dolor de pies por tacones

Evitar el dolor de pies por tacones no siempre resulta posible. En ocasiones es inevitable utilizar calzado que sabemos que no es del todo apropiado.

Para estos casos, se hace necesario quitar el dolor de pies por esos tacones de la forma más rápida posible en cuanto llegamos a casa y podemos descalzarnos. Los consejos para aliviar este dolor son los siguientes:

  • Calor y frío para tus pies: sumerge tus pies en agua caliente durante unos cinco minutos y luego alterna con agua fría otros cinco minutos. De esta forma, activamos la circulación sanguínea.

  • Agua caliente y sal gorda: sumerge tus pies en un recipiente con agua caliente a la que añadiremos sal gorda de uso culinario o cualquier otra sal específica para este tipo de baños. Este sencillo método, todo un clásico de las abuelas, alivia la tensión, suaviza y calma el dolor de pies por tacones o zapatos incómodos.

  • Añade una infusión a tu baño de pies: para los baños también pueden utilizarse infusiones como la manzanilla, tomillo o salvia. Debido a sus propiedades calmantes y desinflamatorias, ayudan a aliviar el dolor y reducir la inflamación en la zona.

  • Estira tus pies: realizar algunos ejercicios te ayudará a recuperar la postura natural del pie. Andar descalzos, intentar recoger objetos con los dedos, mover una pelota a lo largo de la planta del pie, estirar los dedos hacia adelante y hacia atrás durante unos segundos, estirar los gemelos o efectuar movimientos circulares con todo el pie son algunos de los ejercicios recomendados para estirar y relajar los músculos de la zona y quitar el dolor de pies por tacones.

  • ¡Date un buen masaje!: un masaje en la zona con una crema hidratante para pies proporciona un alivio inmediato ayudándote a combatir el dolor y la inflamación.

  • Eleva tus pies y descansa: con el propósito de estimular la circulación en la zona y reducir la inflamación, se recomienda descansar con los pies elevados sobre una almohada o sobre el respaldo de tu sofá, por ejemplo. Mantenlos alzados 10 minutos y notarás la diferencia.

¡Hola chicas!

Hoy os traemos un post que estamos seguros de que os va a servir de mucha ayuda… 8 trucos para que no te duelan los pies con tacones. Pero antes os voy a contar cómo surgió la idea de escribirlo. Y fue viendo un concierto de Beyoncé en Youtube. Y diréis ¿Qué tiene que ver Beyoncé con los tacones? Mucho maifriéns… ¡¡Mucho!! Y es que ¿Quién de nosotras no ha querido ser alguna vez Beyoncé? Subirse a unos tacones y sentir que podemos comernos el mundo…

Pues claro que sí, y la verdad es que tanto con como sin tacones somos muy capaces de hacer todo lo que se nos ponga delante, pero oye… que a una también le gusta llevar sus zapatos bonitos y cómodos y creerse una fashion victim. Porque fliparse de vez en cuando nunca está de más.

Pero la realidad es la realidad, y es que a todas las que llevamos tacones, por muy cómodos que sean, hay ocasiones en las que no podemos evitar ese dolor de pies, bien cuando los estrenamos o cuando nos enfrentamos a muchas horas con ellos puestos, como un evento.

Así que hoy os traemos algunos trucos para que no duelan los zapatos de tacón. Pero trucos que funcionan de verdad de la buena. Prometido:

1. Elige los zapatos correctos

Sí, ya sabemos que a veces nos encaprichamos de unos zapatos que no nos sientan bien en el pie, que no queda nuestra talla o que el tacón es más alto del que estamos acostumbradas a llevar y nuestro cuerpo aguante. Pero somos como somos, y todas en algún momento de nuestra vida, mirando esos zapatos de los que no quedan talla hemos pensado en cortarnos un trozo de dedo para poder llevarlo, o ponerle una plantilla a una talla más porque sí, porque QUEREMOS ESOS Y PUNTO.

Pero amigas… sentimos deciros que es una muy mala idea. Tanto el escoger una talla pequeña e ir con los dedos encogidos como la de poner una plantilla en los zapatos que nos vienen grandes. Y la explicación es muy sencilla:

– Cuando llevamos una talla más pequeña a la nuestra, los dedos no tienen el suficiente espacio como para ir en su posición natural, por lo que tendemos a encogerlos, de forma que sobrecargamos el metatarso, que es el hueso que se compone de los cinco huesos metatarsianos de los pies y que aguanta todo el peso de nuestro cuerpo cuando vamos en tacones. Vamos, el hueso que nos duele de manera descomunal cuando llevamos unos zapatos incómodos. Pues debido a esta sobrecarga, no podemos aguantar los zapatos por más de un tiempo determinado y es que debemos llevar siempre la talla correcta.

– Cuando llevamos una talla más grande zapatos. En la que hemos buscado mil soluciones y plantillas para que no se nos salgan, hacemos exactamente la misma función. Pero ¿Cómo? Si los dedos tienen espacio más que suficiente. Sí, pero al llevar una talla más grande de zapatos, los pies se deslizan hacia adelante, quedando los dedos apretados en la puntera y haciendo la misma función de sobrecarga.

Por lo que otro truco para que no te duelan los pies con tacones es que debemos elegir bien la talla de zapatos que necesitamos a la hora de comprar zapatos de tacón.

2. Secador

Pero que elijamos correctamente nuestra talla no quiere decir que vamos a ir en tacones como si fuéramos en zapatillas de estar por casa. Así que si hemos comprado un zapato ajustado al pie, tipo salón y queremos asegurarnos de que no nos hagan rozaduras, podemos ponernos un calcetín y darle con el secador, con aire caliente. De esta forma la piel cederá un poquito y nos evitaremos que cedan la primera vez que nos lo pongamos y nos vengan tan ajustados.

3. Discos desmaquillantes

Si lo que nos duele es la planta de los dedos, podemos solucionarlo con unas plantillas de gel para tacones o con unos discos desmaquillantes. ¿Cómo? Muy fácil. Pondremos unos cuantos discos desmaquillantes en la punta del zapato de forma que cuando pongamos el pie lo notemos mullidito. De esta forma aguantemos más horas de plantón.

4. Medio calcetín

Otra opción para evitar las rozaduras es, en los salones de tacón, ponernos un calcetín cortito, que no se vea, tipo pinky. Pero si aún así el calcetín se sigue viendo en el talón, podemos cortar la puntera y ponérnosla, de forma que protegemos los dedos de posibles rozaduras y ampollas.

5. Laca

Si lo que nos ocurre es que el zapato nos chanclea o se nos sale al dar el paso. La solución es muy sencilla. Y seguro que ni os la habíais imaginado… Nos podemos poner un poco de laca en la planta del pie y en el talón. De forma que el pie queda “pegado” a la planta del zapato y al talón y ¡No se saldrá!

6. Crema corporal

Otro truco que funciona es el de poner crema corporal en los zapatos de piel para que queden más blandos, sobre todo en las costuras y en el talón y no nos hagan rozaduras. Debemos poner la crema en la plantilla y el forro y aplicarla bien hasta que se absorba completamente. De esta forma los salones de piel quedarán más suaves y adaptados a nuestro pie.

7. Desodorante

Y si nuestro problema es que tenemos los pies más sensibles que el culito de un bebé. Una solución para evitar rozaduras y ampollas es la de ponernos desodorante en spray por todo el pie antes de ponernos los zapatos. Los polvos del desodorante hará de barrera protectora para evitar la fricción del zapato con nuestro pie.

8. No te quedes parada

Y un consejo muy importante pero que seguro que muchas ya lo sabéis por experiencia propia, es que es muy importante el no quedarse paradas de pie durante un largo periodo de tiempo. Porque de esta forma estamos sobrecargando el metatarso. Cuando andamos, las piernas y el resto del pie aguanta el peso de nuestro cuerpo, pero la postura que adoptamos cuando estamos de pie, paradas, es la que sobrecarga este hueso y la que nos hace que no podamos aguantar.

Por lo que si estamos en un evento, como una boda, en el cóctel debemos dar pequeños paseos o movernos de un sitio a otro para que no nos duelan los pies debido al plantón. Además… Es la excusa perfecta para ir a la mesa de quesos, al cortador de jamón o a por una copa de vino ¿No crees?

NovaLife

Siempre hemos acudido a las tiritas y a las plantillas de gel para combatir el dolor de pies que causan los tacones. ¡Pero las hemos estado utilizando mal toda la vida!

El truco definitivo para que no te duelan los pies por llevar tacones consiste en seguir la recomendación que te indicamos en este tutorial en vídeo de Nova Life. Este método hace que la transmisión nerviosa que hay entre estos los dedos se detenga y, por lo tanto, nos olvidemos de sufrir dolor de pies pasadas unas horas. Por otro lado, también puedes utilizar otro tipo de productos que te mostramos en el tutorial para que tu pie no se deslice y para que actúen como amortiguador cuando pisas.

Pero en caso de que sea demasiado tarde, puedes aplicar estos consejos para aliviar inmediatamente el dolor de pies. Una de las mejores soluciones es sumergir los pies en una cubeta con ciertos ingredientes naturales. Esta mezcla casera que te mostramos en el videotutorial ayuda a desinflamar, por lo que este remedio es ideal para este tipo de lesiones.

Por último puedes masajear tus pies con el producto adecuado para permitir que la circulación fluya con naturalidad. Con ayuda de tus dos manos, flexiona los dedos de los pies y arrastra la planta para relajar cada uno de los músculos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El truco casero definitivo para devolverle la suavidad perdida a tus toallas

Cómo eliminar las mancas de la cara y de las manos con productos que tienes en casa

El truco del lápiz es el secreto para depilarte las cejas según tu tipo de cara

3 trucos caseros para usar tacones sin sentir dolor

(Por: Dora Poma)

¿Sufres mucho cuando usas zapatos de tacos? Este es uno de los dilemas más comunes que pasan todas las mujeres en algún momento de su vida, ya sea cuando va a una reunión, fiesta, al trabajo o estudios.

Posiblemente te has percatado que muchas chicas llevan un cambio en su bolso, es decir, otro calzado bajo o las conocidas ballerinas, las cuales se las cambian por el zapato de taco alto que llevan puesto.

MIRA: ¿PARA QUÉ SIRVEN LOS AGUJEROS EXTRAS DE LAS ZAPATILLAS? (VIDEO)

Sin duda, si que la relación de los tacones y dolor es muy estrecha. Por ende, para evitarlos existen ciertos trucos que harán que esos dolores desaparezcan y que ese molestoso momento sea solamente algo del pasado, veamos a continuación.

#1 Zapatos al congelador

Uno de los tantos problemas con los tacones son los apretados zapatos, para evitarlo podemos poner unas bolsas con agua dentro de tu calzado y llevarlo al refrigerador, déjalos que se congelen, posteriormente al retirarlas verás como el hielo expandió tus zapatos. Ahora si podrás usarlos sin que te queden apretados, recuerda que puedes repetir esta técnica si necesitas ancharlos un poco más.

#2 Banditas o curitas

Aunque no lo creas estas banditas o más conocidas como curitas, las puedes utilizar para eliminar el dolor causado por los tacones. Solo debes usarlas en las zonas que te lastimen y sentirás un alivio previo a esa molestia sin esperar a qué te provoquen ampollas o heridas. Recuerda que más vale prevenir que luego lamentar.

TE PUEDE INTERESAR: ELLA PONE CEBOLLAS EN SUS MEDIAS ANTES DE DORMIR, AL SABER PORQUÉ, QUERRÁS IMITARLA

#3 Pegando dedos

Para ello, solo debes unir el tercer y cuarto dedo con un poco de cinta médica o «micropor», de esa manera caminar usando tacones será aún mucho más sencillo. Así también lograrás evitar ese sufrimiento de usar zapatos de tacos.

La clave para hoy es impactar, te jugamos 15 trucazos para que los uses en tus prendas ► bit.ly/1I3F6nq

Posted by Aweita on viernes, 20 de noviembre de 2015

Estas bolsitas que vienen en las zapatillas podrían ayudarte y sacarte de apuros ¡Entérate aquí! ► bit.ly/1OzfkxA

Posted by Aweita on jueves, 17 de septiembre de 2015

Sabías que la pasta dental puede reparar tus zapatillas¡Entérate el por qué aquí! ► bit.ly/1NEwla2

Posted by Aweita on jueves, 3 de septiembre de 2015

¿Cómo irás vestido a la entrevista de trabajo? ¿Lo estás haciendo bien? ¡Descúbrelo aquí! ► bit.ly/1Fj6n9C

Posted by Aweita on jueves, 24 de septiembre de 2015

Los trucos de Meghan Markle para que no le duelan los pies con tacones

«Los tacones deben ser muy altos para poner la belleza de la mujer en un pedestal», decía Vivienne Westwood. Con una declaración así, ¿cómo nos vamos a resistir? Los zapatos con tacón de aguja son el compañero más fiel de los looks de fiesta. Estilizan, nos elevan el culete como si en los últimos meses nos hubiéramos matado en el gimnasio haciendo sentadillas y nos suben la moral. Nos sentimos más atractivas con ellos a pesar de que sabemos que nuestra relación está más abocada al fracaso que la de ‘Romeo y Julieta’.

Amor y odio, los tacones nos producen sentimientos encontrados, pero a pesar de ello siempre acabamos cayendo rendidas ante ellos. Eso sí, aunque los milagros no existen, hay algunos trucos que te pueden ayudar a aguantar más tiempo con ellos ahora que se avecinan las largas noches de verano.

Meghan Markle debe parecer siempre perfecta. La sonrisa ideal, el vestido apropiado y entonces ¿por qué lleva usa una talla más grande de zapatos? La respuesta sencilla: para evitar las ampollas.

La última vez que la duquesa de Sussex usó este truco fue el pasado 19 de junio en el Royal Ascot. La exactriz acudió con un conjunto de Givenchy y unos tacones negros. En las fotos dejabe ver que le quedaban más grandes. Tods pensamos que en realidad se trataba de un pequeño fallo, pero la realidad era otra. Te contamos otros trucos.

Los complementos más bonitos de la temporada son estos

Sandalias de Jacquemus que puedes ver en nuestra fotogalería.

1. Hidrátalos y exfólialos

Antes de calzarte prepara tus pies con una crema exfoliante, un baño relajante e hidrátalos con un masaje. No olvides comprobar que tus pies estén completamente secos antes de ponerte los zapatos y así evitarás las grietas.

2. Pedicura a punto

Elimina las durezas y evita la aparición de uñas encarnadas. Eso sí, no te quites las durezas el mismo día porque la planta del pie puede estar muy sensible. Las tendencias de la temporada las tienes aquí.

3. Si son nuevos…

Pruébate los zapatos unos días antes de estrenarlos para adaptarlos a tu pie bien con un calcetín para que cedan o con un poco crema hidratante o vaselina.

4. El poder del esparadrapo

Une el dedo corazón con el anular con un esparadrapo o una tirita para engañar al nervio que nos produce el dolor.

5. A prueba de ampollas

En el mercado ya existen numerosos productos para evitar la aparición de ampollas con la fricción, como el Stick Anti-Fricción de Compeed que puedes encontrar en farmacias y parafarmacias.

6. Un zapato de tu número

Parece muy obvio pero a veces nos encaprichamos de zapatos que no son nuestra talla.

7. El milagro de la cinta de doble cara

El milagro de la cinta de doble cara. Úsala para que el pie no se mueva lo más mínimo y así evitarás el efecto chancla que resulta tan incómodo.

8. Pega unas plantillas metatersianas a los zapatos

Van adheridas a la suela del zapato como si fueran unos filis y evitan que recaiga todo el peso del cuerpo en el metatarso. Las suelen poner los zapateros, pero también se pueden comprar por Internet.

9. No te quedes quieta de pie

Es preferible mover las piernas que estar quieta.

10. Mejor que no te descalces

Cuando te duelen los pies, se acaban hinchando y si te los quitas luego te costará más ponértelos. El hormigueo de después mejor que no lo compruebes.

11. Almohadillas para el metatersal del gel, tus aliadas

Reducen la presión y el roce que produce dolor al caminar, sobre todo si se tienen durezas.

12. El poder de las plantillas metatersianas

Van adheridas a la suela del zapato como si fueran unos filis y evitan que recaiga todo el peso del cuerpo en el metatarso. Las suelen poner los zapateros, pero también se pueden comprar por Internet.

13. El mejor truco

No te pongas tacones, sal en zapatillas y canta, baila y disfruta como nunca, que para amargarnos ya están los whatsapps bomba de la madrugada.

También te puede interesar…

Los complementos más bonitos de la temporada son estos

Las sandalias de Marta Hazas y otras pistas con estilo

Stradivarius tiene todos los zapatos que necesitas esta primavera

Ha sido la misma Kendall Kenner la que ha desvelado su intrigante truco. Para que nos duelan menos los pies cuando llevamos zapatos de tacón alto, habría que unir dos de los 5 dedos del pie con celo.

¿No dice el adagio » debes sufrir para ser hermosa» ? Cuando lo piensas en serio, piensas que no. Pero para los amantes de la moda, o solo para aquellos a quienes les gusta usar tacones de aguja, este video está hecho para ti.

Debido al riesgo con este tipo de zapatos de mujer, es obvio que no los apoyará después de dos horas. Y para aquellos de nosotros que hemos experimentado este dolor de usar tacones altos , saben que todos los trucos son buenos.

Esto es bueno porque la supermodelo estadounidense Kendall Jenner ha presentado su técnica en Internet. ¡Y lo menos que podemos decir es que ella lo sabe con tacones!

Para superar esto, solo necesitarás yeso. Simplemente toque dos de sus cinco dedos juntos, como puede ver en el video que se encuentra arriba .

Pegarlos juntos aliviará la presión sobre el nervio entre los dedos de los pies y, por lo tanto, lo aliviará. Esta técnica te permitirá usar tacones altos, sin sufrir martirio.

Dile adiós al dolor en tus pies por el calzado aplicando estos sencillos trucos

Soportamos todo el peso de nuestro cuerpo con ellos desde el momento en el que nos levantamos. Caminamos en casa, vamos corriendo cuando tenemos prisa, andamos en incómodos zapatos de tacón y, en general, los sometemos a las agitadas actividades del día a día. ¿Quieres decir adiós al dolor en tus pies?

Además, los pies también están expuestos a sufrir de enfermedades, infecciones y dolencias. En consecuencia, nuestra calidad de vida puede verse afectada.

El calzado es una de las causas principales de ese dolor en los pies. Por eso, hoy vamos a compartir algunos tips sencillos para aliviar y prevenir esta dolencia causada por diferentes tipos de zapatos. ¡Toma nota!

Trucos para evitar el dolor en tus pies por el calzado

1. Cambia la forma de atarlos

A veces, sin ser conscientes de ello, atamos nuestros zapatos de forma incorrecta y el resultado son unos pies más cansados y doloridos. No se recomienda apretarlos demasiado y tampoco dejarlos demasiado sueltos.Los dedos deben tener cierto espacio para moverse y se debería conseguir un encaje compacto.

2. Prueba las correas en tus zapatos de tacón

Si tus tacones no te dan la comodidad que esperas quizá debas considerar ponerlos unas correas para tener más estabilidad y seguridad al caminar con ellos.

Lee también: 3 modos sencillos de relajar los pies al llegar a casa

3. Toma descansos

Si estás usando un zapato apretado o de tacón y no tienes más opción que llevarlo todo el día, entonces procura tomar descansos para relajar los pies yfacilitar la circulación. Una buena idea es elevar los pies durante 5 minutos para que la sangre circule mejor.

4. Usa arcos de gel

Los arcos de gel se introducen en los zapatos para evitar el impacto en los pies al caminar con tacones. Estos se pueden conseguir en tiendas de calzado, farmacias e incluso en algunos supermercados.

Los arcos de gel o plantillas amortiguan el impacto de la pisada

5. Protectores antiampollas

Si sospechas que tus zapatos te van a sacar ampollas, lo mejor es que consigas protectores antiampollas o unas medias que protejan tus pies del roce con los zapatos.

6. ¿Tus zapatos se agrandaron?

Ocurre mucho con los zapatos de tela y forro tipo cuerpo. Para dar solución a esto, colócales dentro una bolsa con hielo y verás cómo se estrechan. Otra opción es ponerles una plantilla adicional. Eso sí, existe el riesgo de que el pie empiece a rozarse con el zapato.

Remedios naturales para aliviar el dolor en tus pies

En muchos casos parece que es inevitable sufrir de dolor en los pies. A continuación te compartimos algunos remedios naturales que pueden relajarlos y darles alivio:

Baño de agua con sal

El clásico baño de agua con sales de Epsom o sal gruesa sigue siendo uno de los mejores remedios para aliviar las dolencias en los pies y evitar que su piel se reseque y endurezca. Solo tendrás que verter media taza de sal en un recipiente con agua caliente y sumergir los pies durante 20 minutos.

Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes. Esto ayudará a disminuir el dolor en los pies rápidamente. Para aprovecharla puedes preparar uno o dos litros de infusión de manzanilla, colarla y sumergir los pies durante 20 minutos. Otra opción es ponerse paños de esta infusión sobre los pies.

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias que ayudan a la salud de los pies

Infusión de jengibre

El jengibre es una raíz conocida en todo el mundo por su poderosaacción analgésica y antiinflamatoria, ideal para combatir diferentes tipos de dolencias. Preparando una infusión de jengibre puedes aliviar tus pies en cuestión de minutos y relajarlos para un nuevo día.

Para ello vierte un trozo grande de raíz de jengibre en agua hirviendo, déjala reposar 5 o 10 minutos y luego sumerge los pies en el líquido.

Masajes para decir adiós al dolor en tus pies

Un remedio que no nos podía faltar para aliviar los pies es la realización de masajes relajantes con aceites esenciales, aceite de oliva, menta o lavanda, por ejemplo. Esta práctica te ayudará a estimular la zona, aliviar hinchazones, eliminar toxinas y reducir la retención de líquidos.

Lee: ¿Cómo dar un buen masaje relajan en los pies?

7 trucos para evitar que tus pies sufran por los zapatos

Todos hemos sufrido alguna vez de dolor de pies, los zapatos nuevos, los zapatos gastados y los tacones altos hacen que nuestros pies sufran demasiado, por eso hoy te traemos 7 trucos caseros para evitar que tus pies te duelan. ¡Toma nota!

#1 Pon vaselina dentro de tus zapatos:

Unta vaselina en el interior de tus zapatos, así los cuidarás. Si los colocas por fuera podrás darle un brillo especial a tus zapatos. Además de la vaselina puedes usar aceite mineral y aplicarlo con un paño húmedo.

#2 Seca el interior de tus zapatos:

Con ayuda de tu secador pasa aire caliente por tus zapatos, así estirarás tus zapatos en el caso de que te queden demasiado pequeños.

NO PUEDES DEJAR DE VER ESTO: TU PERSONALIDAD AL DESCUBIERTO POR LA FORMA DE TUS PIES, ¿CUÁL ES LA TUYA?

#3 Pon tus zapatos nuevos en el refrigerador:

Cuando compramos zapatos nuevos por lo general tenemos ciertos inconvenientes ¿Quieres que tus zapatos nuevos te queden bien y no te aprieten? Pues utiliza este secreto casero. Lo que necesitas hacer es poner tus zapatos nuevos en la refrigeradora y dentro dos bolsitas de agua. Antes de que el agua se convierta en hielo saca tus zapatos de la refrigeradora y deja que se descongele dentro de tus zapatos.

#4 Lija las suelas de tus zapatos:

Lija la parte interior de tus zapatos para que estos queden más sueltos y te queden mejor.

#5 Junta tus dedos para aliviar el dolor:

Alivia el dolor de tus pies usando esparadrapos para unir tu dedo medio y el índice, así disminuirás la carga de los nervios que provienen de tus piernas y también reducirás la carga que se genera por la elevación de las piernas.

NO TE PIERDAS ESTO: DILE ADIÓS A LOS PIES Y TALONES RESECOS CON ESTA CREMA CASERA

#6 Frota gel desodorante sobre tus zapatos para prevenir ampollas:

La mayoría de desodorantes vienen con roll-on, si usas tu desodorante y lo frotas dentro de tus zapatos podrás prevenir la aparición de ampollas pues trabajará como lubricante.

#7 Remoja tus pies en té:

De esta manera evitarás el dolor de pies y talones, simplemente remojando tus pies en una batea llena de té. Además, también puedes frotar tus piernas en gel de aloe vera y reducirás la inflamación y el enrojecimiento de tus pies y piernas.

¿Sabías que hay una manera rápida de eliminar los uñeros de los pies y la manos? ¡Conoce más aquí! ► bit.ly/1UJVG1w

Posted by Aweita on jueves, 10 de septiembre de 2015

¡Consígue unos pies hermosos! :3 ►bit.ly/1kMOI0h

Posted by Aweita on miércoles, 6 de enero de 2016

Yo soy #2, coincidió en todo B| Dime cómo es tu pie y te diré cómo eres 😉 😛 Descúbrelo aquí►http://bit.ly/1mt70o0

Posted by Aweita on miércoles, 10 de febrero de 2016

¿Por qué son malos para los pies los zapatos planos?

boggy22/istock/thinkstock

Si bien llevar uno tacones de infarto puede ser sumamente perjudicial para la salud de tus pies y otras zonas del cuerpo, también utilizar zapatos planos es malo para los pies. ¿Quieres saber por qué el calzado plano no es bueno para tu salud?

¿Qué zapatos usar?

Sammy Margo, de la Chartered Society de Fisioterapeutas asegura que lo ideal es pasar de un taco alto a un zapato plano de forma gradual; es decir, si siempre utilizas tacones, comienza usando zapatos bajos durante media hora cada día, y ve incrementando su uso poco a poco.

De acuerdo a Mike O’Neill, vocero de la Sociedad de Podólogos, dice que tanto el dolor en las pantorrillas como en el talón de Aquiles puede aparecer pocos días después de comenzar a utilizar zapatos planos. Al parecer, el problema podría presentarse gracias a que los zapatos bajos no tienen forma de amortiguar los golpes e impactos que sufre el pie; lo cual, luego de un uso continuado, propicia una afección conocida como fascitis plantar.

paisan191/istock/thinkstock

¿Por qué son malos los zapatos planos?

Si bien los zapatos bajos siempre son preferibles a los de tacón alto, aún así son perjudiciales, debido a que no ofrecen un buen apoyo para el arco del pie ni para el talón. Cuando los zapatos planos se utilizan de forma constante, se puede sufrir de:

  • Tensión en el tendón de Aquiles
  • Dolor en músculos de la pantorrilla
  • Dolor en los talones
  • Arco aplanado en los pies
  • Problemas de los tobillos, la espalda baja y caderas
  • Problemas de postura en general

A modo de resumen, los expertos dicen que lo mejor es comprar un calzado que se sienta cómodo sin dejarse llevar por la moda.

Sugerencias para comprar zapatos

bora arda/istock/thinkstock

Lleva un molde de tu pie marcado en un tozo de cartón y recortado según la forma; insértalo dentro del zapato que deseas y observa que quede cómodo dentro del calzado, pero que no sorbe más de un centímetro de contorno.

Es necesario medir el pie antes de comprar el calzado, ya que este suele variar la medida de ancho.Alterna durante el día con diferentes modelos de zapatos.

Ver también: La importancia de un buen calzado

¿Utilizas con frecuencia calzado plano? ¿Has notado algún malestar? ¡Cuéntanos!

Los tacones altos son el invento que más amamos las mujeres. Nos hacen lucir sexys, más altas, más atractivas. Sin embargo, su uso provoca dolor de pies intenso y daños a la columna. Pero cómo es imposible dejar de usar esta arma seductora. Salud180.com te da algunos consejos para aliviar el dolor de pies.

1. Utiliza platillas anti-deslizantes en tus zapatos. Estas plantillas son de gelatina y se colocan en los zapatos cerrados y sandalias para que el pie no se deslice, la gelatina te sirve de amortiguador cuando pisas.

2. Si tuviste un largo día de trabajo y el dolor de pies es insoportable, sumérgelos en un recipiente con agua caliente mezclada con sal. Esto disminuye la inflamación y ayuda a relajar tus pies.

3. Antes de usar tus tacones, camina descalza el mayor tiempo que te sea posible, de esta forma ejercitas tus pies. Posteriormente encoge y estira los dedos de los pies por unos 10 minutos.

4. Después de bañarte trata de darte un leve masaje en los pies con tu crema favorita. Se recomiendan las que son refrescantes. ¡Nota cómo vas a disfrutar tus tacones sin dolor de pies!

5. Para mejorar la circulación y aliviar el dolor, date baños de agua fría y caliente, alterna cada 5 minutos.

Ahora si disfruta de tus tacones, que lo único por lo que tendrás que preocuparte será por verte más sexy. ¡Buena suerte!

¿Sabes cómo evitar el dolor de pies al usar tacones?

¿Asustada? Quizá sí, pero seguro que no consideras una opción pasarte a zapato plano, ¿verdad? Te proponemos, entonces, otro plan. Aquí tienes trucos (infalibles) para evitar el dolor de pies por usar tacones.
Además de estos consejos, te vendría bien usar almohadillas de silicona, que puede fabricarte un podólogo según la forma de tu pie. Además, para dolores muy acusados también es posible recurrir a un estudio biomecánico del pie que analice tu forma de caminar por si hubiera que hacer alguna corrección que te ayudara.

Si tienes más dudas sobre cómo cuidar tus pies, entra en el Foro de Podología de Onmeda.es, el portal de información más completo sobre salud y medicina en español. Recuerda que la salud está por encima de la estética y que lo natural ¡también puede ser muy sexy!
Por último, te proponemos una última opción: ¡pásate a las zapatillas de correr! Ya tienes una excusa para bajarte de los tacones de vez en cuando y ponerte en forma. Además, ¡están muy de moda! ¿Quieres más motivos? Te dejamos 25 beneficios increíbles de practicar algún deporte.

5 productos para aliviar tu dolor de pies

Almohadilla de gel para el dolor del metatarso, de Mediapaq: esta almohadilla amortigua las pisadas y protege del dolor en la zona de la planta del pie, específicamente del metatarso. Son muy útiles cuando llevas tacones y también cuando haces deportes de alto impacto, como puede ser el running. Puedes comprarlo en Amazon por 7,89€.

Almohadillas de silicona, de Welnove: estas almohadillas están hechas de gel suave y proporcionan alivio del dolor y la presión, sobre todo si llevas zapatos de tacón de punta fina. Si es ese el caso, estas almohadillas evitarán que los dedos rocen unos con otros por la presión provocada por el tacón. Puedes comprar un pack de 4 en Amazon por 8,99€.

Otro producto parecido al anterior que aliviará la presión de la planta del pie cuando llevas tacones son estas plantillas con almohadillas. Evitan la presión que se aplica sobre el pie con cada pisada, te aliviarán el dolor que se siente después de varias horas llevando tacones. Son lavables, por lo que puedes utilizarlas tantas veces como quieras. Puedes comprarlas en Amazon por 4,99€.

Pack de plantillas de Scholl: este pack incluye todas las plantillas que necesitas para que el dolor de pies provocado por los tacones no te fastidie la fiesta. Las plantillas GelActiv te ofrecen amortiguación para que no te duele la bola del pie por culpa de los tacones, las plantillas Party Feet Protector Talón protegen la parte del talón para evitar deslizamientos y rozaduras y las almohadillas Party Feet Puntos Sensibles protegen los puntos de pie que más sufren con los tacones para evitar la presión y el dolor. Puedes comprarlas en Amazon por 20,68€.

Bálsamo calmante de pies Natura Siberica: esta crema restaura y suaviza la piel de los pies para que luzcan sanos después de llevar tacones durante toda la noche. El Cáñamo Acuático de la República de Sajá proporciona un efecto calmante; la Cera Blanca de Abeja añade suavidad y actúa como un excelente hidratante natural. Puedes comprarlo en Amazon por 7,18€.

Descubre: ¡A entrenar! 25 beneficios de practicar algún deporte

¿Por qué siento dolor en mis talones y qué puedo hacer al respecto?

Share on PinterestLa fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor debajo del talón.

El dolor en el talón generalmente no es causado por una sola lesión, como una torcedura o caída, sino más bien como resultado del estrés repetitivo y el golpeteo del talón.

Las causas comunes incluyen:

Fascitis plantar o inflamación de la fascia plantar: La fascia plantar es un ligamento fuerte en forma de cuerda de arco que se extiende desde el calcáneo (hueso del talón) hasta la punta del pie.

Este tipo de dolor a menudo ocurre debido a la forma del pie, por ejemplo, si los arcos son especialmente altos o bajos.

Cuando la fascia plantar se estira demasiado, sus fibras de tejidos blandos se inflaman, generalmente donde se une al hueso del talón, pero algunas veces el problema puede ocurrir en el medio del pie. El dolor se siente debajo del pie, especialmente después de largos períodos de descanso. Pueden sentirse calambres en los músculos de la pantorrilla, si el tendón de Aquiles también se tensa.

Bursitis del talón: Inflamación que se presenta en la parte posterior del talón, llamada bolsa porque es un saco fibroso lleno de líquido. Puede resultar cuando pisas de una manera anormal o caes con fuerza sobre tus talones o por la presión del calzado. El dolor se puede sentir en el interior o en la cara posterior del talón. A veces, el tendón de Aquiles puede hincharse y el dolor generalmente empeora a medida que avanza el día.

Formación ósea en el talón: También conocida como pump bumps o deformidad de Haglund, es común en los adolescentes. El hueso del talón aún no se ha desarrollado completamente y debido a un frote excesivo se produce la formación de demasiado hueso. El pie plano suele ser la causa de esta deformidad. Esto puede ocurrir por empezar a llevar tacones altos antes de que el hueso esté completamente maduro.

Síndrome del túnel del tarso: El atrapamiento o compresión de un nervio grande en la parte trasera del pie. Este es un tipo de neuropatía por compresión que puede ocurrir en el tobillo o el pie.

Inflamación crónica de la talonera: Se debe a que la almohadilla del talón se vuelve demasiado delgada, o por la presión de un peso excesivo.

Fractura por estrés: Una lesión relacionada con el estrés repetitivo, ejercicios extenuantes, deportes o trabajo manual pesado. Los corredores son particularmente propensos a la fractura por estrés en los huesos metatarsianos del pie. También puede ser causada por osteoporosis.

Enfermedad de Sever: La causa más común de dolor en el talón en atletas infantiles o adolescentes, causada por el uso excesivo y el microtraumatismo repetitivo de las placas de crecimiento del hueso del talón. Los niños de 7 a 15 años son los más comúnmente afectados.

Tendinosis de Aquiles: También se conoce como tendinopatía degenerativa, tendinitis, tendinosis y tendinopatía. Es una condición crónica asociada con la degeneración progresiva del tendón de Aquiles.

En ocasiones, el tendón de Aquiles no funciona correctamente debido a múltiples desgarros menores o microscópicos, que no pueden cicatrizar ni se reparan solos de una manera correcta. Estos desgarros microscópicos se desarrollan cuando el tendón recibe más tensión de la que puede soportar. Eventualmente, el tendón se engrosa, se debilita y duele.

Estas son otras causas de dolor del talón:

  • rotura del tendón de Aquiles
  • desgarro de la fascia plantar
  • atrapamiento del nervio Baxter
  • fractura de estrés del calcáneo
  • quistes en el calcáneo
  • masa en el tejido blando
  • desgarro corto del tendón flexor
  • artritis sistémica (lupus, artritis reumatoide, artritis psoriásica)
  • contusión ósea
  • problemas con la circulación
  • postura incorrecta al caminar o correr
  • quiste óseo, un quiste solitario lleno de líquido en un hueso
  • gota, cuando los niveles de ácido úrico en la sangre aumentan hasta el punto de acumular cristales de urato alrededor de las articulaciones, esto causa inflamación y dolor intenso
  • neuroma, o neuroma de Morton, la inflamación de un nervio en la planta del pie, por lo general entre la base del segundo y tercer dedo del pie
  • osteomielitis, inflamación del hueso causada por una infección en este o en la médula ósea.

La osteomielitis puede ser el resultado de una lesión o cirugía, o que la infección ingrese al tejido óseo desde el torrente sanguíneo. Los síntomas incluyen dolor profundo y espasmos musculares en el área de inflamación, así como fiebre.

La neuropatía periférica implica daño de los nervios y puede provocar dolor y entumecimiento en las manos y los pies.

Puede resultar de lesiones traumáticas, infecciones, trastornos metabólicos y exposición a toxinas. La diabetes es una causa común.

La artritis reumatoide es una afección autoinmune progresiva e incapacitante que causa inflamación y dolor en las articulaciones, el tejido que las rodea y otros órganos en el cuerpo humano.

Primero suele afectar las articulaciones de las manos y los pies, pero en realidad puede afectar cualquier articulación.

Dolor en la cara lateral del pie

Este afecta la parte externa del talón o el pie. En cambio, el dolor en el arco medial se presenta en el borde interno.

Estos pueden resultar de:

  • una fractura por estrés
  • un esguince
  • síndrome cuboide, cuando un hueso pequeño en el pie se convierte en artritis dislocada
  • tendinitis peroneal o tendinitis de peroneos, el tendón se irrita debido a la tensión repetida
  • coalición tarsiana, un problema congénito del pie
  • juanetes, callos y callosidades
  • tendinitis del tibial posterior, que resulta del estrés y el uso excesivo

La mayoría de las causas del dolor en el pie son mecánicas, relacionadas con problemas de tensión, lesión o estructura ósea.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *