0

Pinchazos en un pezon

Para mayor información, o para solicitar cita con cualquiera de las especialidades médicas, puede contactarnos al teléfono 2522-1000, al correo electrónico [email protected] o vía chat en el sitio web www.clinicabiblica.com

Conozca más en nuestra sección de Cardiología

Deje su comentario

Comentar como invitado

  • Comentarios
  • Stickies
  • Lovies

Personas en esta conversación

Comentarios (1862)

  • Ordenar por más antiguos
  • Ordenar por más recientes

Cargar comentarios anteriores

  • Guest – Estephany

    Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Me duele el pecho sólo del lado izquierdo pero prácticamente sólo x las tarde cuando ya voy a descansar sería qe es grave eso ….???? ?

    hace 5 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 2 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Hospital Clínica Bíblica

    Guest – Estephany Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, le hemos contactado mediante correo electrónico.

    hace 4 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Leslie

    Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Hola yo estoy casi una samana con un dolor horrible en el costado izquierdo del pecho ,,brazo mandíbula y cuello . lo siento con más intensidad al momento de hacer esfuerzos, me tengo que saber acostar para sentir alivio ayuda por favor … Gracias

    hace 4 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Leslie Report Permalink Admin Tools
    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, le hemos contactado mediante correo electrónico.

    hace 4 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Sonia Rodríguez GABINIO

    Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, hace semanas que tengo un dolor en la parte izquierda del pecho, me duele mucho al estar acostada boca a riva, de lado no , y cuando me incorporo se me pasa .

    hace 3 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Sonia Rodríguez GABINIO Report Permalink Admin Tools
    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, le hemos contactado mediante correo electrónico.

    hace 3 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Adan

    Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Buenas tarde llevo dos dias con dolor en el.pecho y espalda pero solo el lado izquierdo y me molesta sobre todo cuando me acuesto para el lado contrario el derecho .que puedes ser .gracias

    hace 3 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 1 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Adan Report Permalink Admin Tools
    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, le hemos contactado mediante correo electrónico.

    hace 3 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Duver

    Report Permalink Admin Tools

    • Stick
    • Unpublish

    Siento algunas molestias hay veces en mi pecho izquierdo no es muy fuerte solo me incomoda a que se debe eso

    hace 3 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

  • Guest – Duver Report Permalink Admin Tools
    • Stick
    • Unpublish

    Buenos días, le hemos contactado mediante correo electrónico.

    hace 2 días http://maps.google.com/maps?z=15&q=, 0 Like Compartir Short URL: Facebook Twitter Responder

Cinco afecciones de los senos que no son cáncer

Algunos síntomas de los senos como bultos, hinchazón y secreción del pezón son todos posibles síntomas de cáncer de seno; sin embargo, muy a menudo estos son síntomas de afecciones de los senos que son benignas, es decir, que no son cáncer. Ayude a mantener sus senos saludables prestando atención a cómo se ven y se sienten normalmente al palparse, e informe a su proveedor de atención médica de cualquier cambio.

Las siguientes cinco afecciones benignas de los senos a menudo no necesitan tratamiento, aunque algunas veces sí lo requieren. Asimismo, algunas están asociadas a un riesgo mayor de llegar a tener cáncer de seno más adelante.

Fibrosis y quistes simples

  • Los signos y síntomas pueden incluir bultos, hinchazón, sensibilidad o dolor.
  • No se requiere tratamiento; sin embargo, éste puede usarse para ayudar a aliviar la molestia. Algunas opciones pueden incluir almohadillas térmicas, sostén (brasier) de soporte, analgésicos de venta libre, evitar la cafeína, extraer el líquido del quiste y cirugía.
  • Esta afección no aumenta el riesgo de cáncer.

Carcinoma lobulillar in situ (CLIS)

  • El CLIS generalmente no causa un bulto. A menudo se diagnostica cuando una mujer está siendo examinada debido a otro problema cercano del seno.
  • La mayoría de las veces el CLIS no necesita tratamiento; sin embargo, en algunos casos el médico recomendará una cirugía.
  • El CLIS aumenta el riesgo de cáncer de seno. Las mujeres con CLIS deben hablar con su proveedor de atención médica sobre hacerse exámenes de detección más frecuentes y/o tratar de reducir su riesgo a través de cambios de estilo de vida, medicación o cirugía.

Fibroadenomas

  • Algunos fibroadenomas se palpan como una canica en el seno; sin embargo, algunos no pueden ser palpados y se detectan únicamente en una mamografía u otro estudio por imágenes. Para diagnosticarlo por completo se necesita una biopsia.
  • Muchos médicos recomiendan extirpar los fibroadenomas, especialmente si están creciendo. Si dejan de crecer o si extirparlos puede implicar extirpar mucho tejido sano, es posible que el médico recomiende dejarlos en el lugar y examinarlos con frecuencia.
  • Los fibroadenomas aumentan levemente el riesgo de cáncer de seno.

Necrosis adiposa y quistes oleosos

  • El daño a los senos resultante de una lesión, cirugía o radioterapia puede producir un bulto. La piel alrededor del mismo puede verse más engrosada, enrojecida o amoratada. Esta afección es más común en mujeres con senos muy grandes.
  • No requiere tratamiento a menos que el bulto esté ocasionando molestias.
  • Esta afección no aumenta el riesgo de cáncer de seno.

Mastitis

  • Una infección puede causar hinchazón en los senos, especialmente en mujeres que están amamantando. Los senos pueden estar adoloridos, enrojecidos y sentirse calientes al tacto.
  • La mastitis por lo general se trata con antibióticos. Si los antibióticos al parecer no están ayudando después de una semana aproximadamente, vuelva al médico dado que los síntomas de esta infección son parecidos a los síntomas del cáncer de seno inflamatorio.
  • La mastitis no aumenta el riesgo de cáncer de seno.

Para obtener una lista detallada consulte Afecciones no cancerosas de los senos.

Hombres

Los hombres también pueden llegar a tener cáncer de seno, así como afecciones de los senos que sean benignas, pero esto es mucho menos común. Los hombres deben hacerse examinar por un proveedor de atención médica al notar cualquier cambio en los senos. Los síntomas pueden incluir:

  • Un bulto o inflamación de los senos, que a menudo (no siempre) es indoloro
  • Un bulto o hinchazón debajo en la axila o alrededor de la clavícula
  • Hoyuelos o pliegues de la piel
  • Retracción del pezón
  • Enrojecimiento o descamación de la piel del pezón o del seno
  • Secreción del pezón

El cáncer de mama en su estadio precoz no se manifiesta con dolor o ningún otro síntoma. A medida que va creciendo, sí notará pequeñas alteraciones en la mama, aunque estas señales pueden deberse a otras enfermedades.
Si nota alguno de los cambios expuestos más abajo, acuda a su médico, para que le haga un examen más completo y determine las causas.

  • Pequeño bulto, o bultos, perceptibles al tacto
  • Cambio en la forma o tamaño del seno
  • Alteraciones en el pezón o pezones
  • Dolor o retracción en éstos
  • Cambio en el color o sensibilidad de la mama, ya sea en la piel, las areolas o en el pezón
  • Secreción de sangre por el pezón o de algún líquido que no sea leche materna (es un síntoma bastante infrecuente)
  • Hinchazón o bulto en el área de la axila cercana al pecho
  • El dolor no suele ser un signo de cáncer de mama
  • Detectarlo a tiempo: La autoexploración
    La mayoría de los tumores de mama son detectados por las propias mujeres. Por eso es tan importante la autoexploración, estar alerta ante cualquier pequeño cambio sospechoso en los senos y acudir con rapidez al ginecólogo.
    El médico le puede indicar cómo realizar la autoexploración, pregúntele sobre todas las dudas que le surjan acerca de la frecuencia en que debe realizarla o las técnicas más apropiadas.
    El mejor momento para examinar los senos es uno o dos días antes de que acabe el periodo menstrual, porque es cuando se encuentran más blandos y fáciles de palpar. Hay mujeres que prefieren realizarlo una semana después de terminar el periodo, porque los senos están menos sensibles e inflamados.
    Lo importante es que cree una rutina de exploración con una frecuencia mensual. Puede adoptar distintas técnicas dependiendo del lugar donde realice la exploración.
    En la ducha
    Levante el brazo izquierdo y emplee la mano derecha para examinar su seno izquierdo. Con la yema de los dedos presione firmemente y por partes la mama, intentando percibir algún tipo de bulto. Avance hacia el pezón desde la base del seno, en espiral y preste atención a cualquier cambio en el color o en la forma, enrojecimientos, hinchazones. Repita esta exploración con el seno derecho.
    Tumbada
    Coloque una almohada bajo su hombro izquierdo y estire el brazo izquierdo hacia arriba, de modo que su mano quede por encima de la cabeza, reposando sobre la cama. Presione con las yemas de los dedos, firmemente. Empiece desde la base de la mama y avance en espiral hasta el pezón, atendiendo a cualquier cambio de tamaño o a posibles bultos. Repita en el seno derecho.

    Ante un espejo
    Colóquese de pie ante un espejo. Ponga las manos en su cadera, en jarras y observe atentamente cualquier cambio en el tamaño, forma, contorno o color de sus dos senos. Después eleve sus brazos y coloque sus manos detrás de la cabeza, entrelazadas en la nuca y mire con detenimiento buscando alteraciones o hinchazones anómalas. Termine tocando sus pezones y fíjese en si presenta algún tipo de hoyuelo o hendidura en la piel.
    Sentada
    Siéntese ante una mesa y coloque sus senos sobre la superficie. Pálpelos según se indica en las posiciones anteriores, siempre apoyando con firmeza las yemas de los dedos y partiendo de la base de la mama hacia el interior, tocando por último el pezón.

    Pinchazo pezón

    Bueno tengo para empezar que los signos de malignidad evidentes en piel de seno y pezón consisten en observar: si existe retracción del pezón es decir que se invierta hacia adentro muy seguramente por presión de masa y a la palpación notar la presencia de alguna masa de consistencia dura o cauchosa no necesariamente fija… ademas de eso observar en la piel del seno la formación de estrías que se conocen como «piel de naranja» pues la consistencia del seno se torna como tal… ademas de observar salida de alguna secreción purulenta fétida por el pezón, que en tu caso de no tener hijos, no debe existir. Es importante saber en que momento notas los cambios de tu seno, si antes o después de la menstruación, los días inmediatamente antes o después los senos presentan cambios de sensibilidad. Recuerda la importancia de realizarse el autoexamen de seno mensualmente para que empieces a conocer la consistencia de tus senos y de ese modo te sea más fácil detectar las anormalidades y puedas acudir a tiempo a tu doctor, quien también debe hacer una revisión ocasionalmente.
    De cualquier modo, esta información básica no reemplaza que seas examinada directamente por tu doctor(a) o ginecólogo(a) de cabecera y te sean practicadas las pruebas necesarias en caso de encontrar hallazgos anormales.

    ¿Por qué duelen o pican los pezones?

    El dolor en los pezones es una situación relativamente común, pudiendo surgir en diversas etapas de la vida, tanto en hombres como en mujeres. La mayoría de las veces es tan sólo una señal de un problema leve como fricción con la ropa, alergia o alteraciones hormonales, pero también puede ser un síntoma de embarazo o de problemas más serios como una infección.

    Normalmente, el dolor en los pezones desaparece 2 a 3 días después de surgir y, por esto, no es necesario realizar tratamiento específico, pero si dura más tiempo o si es muy intenso se recomienda consultar un mastólogo o ginecólogo para evaluar la región e identificar la causa.

    1. Fricción con la ropa

    Esta es la causa más común de dolor o comezón en los pezones, normalmente surge al realizar actividad física como correr o saltar, ya que los movimientos rápidos pueden hacer que la camisa roce repetidamente en el pezón, irritando la piel y causando dolor o sensación de comezón. En algunos casos, puede provocar el surgimiento de una pequeña herida.

    Sin embargo, este problema también puede ocurrir en mujeres que utilizan sostenes que no estén bien ajustados o personas que utilizar ropa de material sintético, por ejemplo.

    Qué hacer: se debe evitar utilizar el material que causó la irritación; en el caso del ejercicio, se debe colocar un pedazo de adhesivo en el pezón para evitar que roce con la ropa y, si existe una herida, se debe lavar la región y colocar una crema cicatrizante, la cual debe ser prescrita por el médico después de su evaluación.

    2. Alergia

    Los pezones son una de las regiones más sensibles del cuerpo y, por esto, pueden reaccionar a pequeñas alteraciones, ya sea por cambios en la temperatura del ambiente, por el tipo de jabón que utiliza al bañarse o por el material de la ropa que usa. En estos casos es más común sentir comezón, pudiendo acompañarse de otros síntomas como enrojecimiento, descamación y hasta una pequeña hinchazón.

    Qué hacer: para evaluar si es una alergia, se debe lavar la región con agua tibia, utilizar jabón de pH neutro y evitar la ropa que se estaba utilizando. Si los síntomas se mantienen puede ser señal de otro problema y, por lo tanto, es importante consultar al dermatólogo. Vea cómo identificar una alergia en la piel.

    3. Eczema

    En los casos de eczema la comezón en los pezones suele ser muy intensa y persistente, pudiendo estar acompañada por el surgimiento de pequeñas ampollas en la piel, enrojecimiento y piel seca. El eczema puede surgir a cualquier edad y no existe una causa específica, pudiendo ocurrir por el contacto prolongado con el agua, piel muy reseca o estrés. Conozca síntomas y tratamiento del eczema.

    Qué hacer: generalmente se utilizan pomadas corticoides para aliviar los síntomas como la hidrocortisona, que deben ser recetados por el dermatólogo. Sin embargo, aplicar compresas de manzanilla también puede ayudar a calmar la piel irritada.

    4. Cambios hormonales

    Las alteraciones hormonales son la razón más frecuente para el surgimiento de dolor intenso en los pezones, especialmente cuando se toca la región. Esto ocurre porque las hormonas pueden provocar una ligera hinchazón de las glándulas mamarias haciendo con que se pongan más sensibles.

    Qué hacer: se debe evitar tocar la región y también se pueden aplicar compresas frías para disminuir la hinchazón, sin embargo, el dolor desaparece por si solo al cabo de uno días, cuando los niveles hormonales están equilibrados. Si esto no ocurre después de 1 semana, se debe consultar al mastólogo, ginecólogo o al pediatra, en el caso de los adolescentes.

    5. Infección

    La infección puede surgir siempre que existe una alteración en la piel alrededor del pezón y por esto, es más frecuente en personas con piel muy seca o mujeres que están amamantando, debido a la presencia de pequeñas heridas que pueden permitir la entrada de bacterias, virus u hongos.

    En estos casos, es más frecuente sentir comezón en los pezones, pero también puede surgir otros síntomas como sensación de calor en la región, enrojecimiento e inflamación.

    Qué hacer: normalmente es necesario colocar una pomada antibacteriana o antifúngica prescrita por el médico, de acuerdo con el microorganismo que está causando la infección. Sin embargo, mientras se espera la consulta es importante mantener la región limpia y seca, siendo una buena opción mantener los pezones al aire durante el mayor tiempo posible.

    6. Embarazo

    El embarazo es un período de la vida de la mujer en el que el cuerpo sufre diferentes alteraciones, siendo que una de estas alteraciones es el crecimiento de los senos. Cuando esto ocurre, la piel se estira pudiendo sentir una ligera comezón o sensibilidad en esta región. Reconozca cuáles son los 10 primeros síntomas de embarazo.

    Qué hacer: la mejor forma de preparar la piel para los cambios en el embarazo, y evitar las estrías, es hidratar bien la piel. Para ello se recomienda utilizar una crema para piel muy seca como por ejemplo crema nívea, neutrógena o dove.

    7. Grietas

    Los pezones con grietas son otro problema muy común en la mujer, que surge durante la lactancia materna y que puede causar comezón que va evolucionando llegando a causar dolor. En algunos casos, las grietas pueden ser tan graves que los pezones pueden llegar a sangrar.

    Qué hacer: colocarse unas gotas de leche después de amamantar en los pezones y dejar que seque naturalmente, sin tapar con la ropa. Después, se puede colocar una crema protectora, debiendo lavarse el pezón antes de que el bebé comience a comer. Vea más sobre cómo curar los pezones agrietados.

    8. Enfermedad de Paget

    La enfermedad de Paget puede afectar los pezones y, cuando esto ocurre, el principal síntoma es el surgimiento de comezón constante en los pezones. Esta enfermedad es un tipo de cáncer de la piel de los pezones y puede ser una metástasis del cáncer de mama, por esto, debe ser observado por un mastólogo lo más pronto posible.

    Otros síntomas que pueden indicar la enfermedad de Paget son alteraciones en la forma del pezón, piel áspera o liberación de líquidos.

    Qué hacer: si se sospecha de algún tipo de cáncer en el pezón o de cáncer de mama se aconseja acudir inmediatamente al mastólogo e iniciar el tratamiento adecuado, que normalmente se realiza con cirugía y la asociación de quimioterapia o radioterapia, dependiendo del caso.

    Punzadas en los senos: causas

    La mastitis es la infección del tejido mamario que, generalmente, afecta a aquellas mujeres que están en periodo de lactancia debido a la obstrucción de uno de los conductos galactóforos o la entrada de bacterias en los senos. Entre sus principales síntomas, se encuentran el dolor, ardor, enrojecimiento, sensibilidad e hinchazón en la mama, el malestar generalizado y la fiebre. Para su tratamiento, es necesario tomar medicamentos antibióticos y también se puede recomendar la toma de algún analgésico para aminorar las molestias.

    Si no se recibe el tratamiento adecuado, es posible que se llegue a forma un absceso mamario debido a la acumulación de pus y aparezca una especie de bulto o dureza en el seno.

    Otra de las condiciones que puede causar pinchazos en los senos son los fibroadenomas de mama. Estos son tumores benignos de causa desconocida que podrían estar relacionado con las alteraciones hormonales que se sufren en la pubertad y en el embarazo. Las protuberancias que se palpan son movibles bajo la piel, firmes y elásticas. Por lo general, no suelen causar dolor a no ser que crezcan de tamaño y se encuentren localizados en zonas del seno que pueden ser comprimidas al dormir boca abajo o por los sujetadores.

    Otras causas de dolor en los senos no cíclico

    • Costocondritis: inflamación del cartílago que conecta las costillas al esternón. El dolor punzante que provoca es torácico, pero puede notarse también en el seno e intensificarse al respirar profundamente o toser.
    • Necrosis adiposa: afección de carácter benigno que se produce cuando una área del tejido adiposo o graso del seno se daña. Esto puede ocurrir debido a una lesión en la mama, normalmente, después de una intervención quirúrgica, un traumatismo en el pecho o un tratamiento de radioterapia.
    • Trastornos músculoesqueléticos: como el pinzamiento de un nervio en la zona de la espalda o el cuello y el dolor se irradia hacia el seno. Pacientes con escoliosis, osteoporosis o artritis también pueden sufrir de dolores musculoesqueléticos que se extiendan hasta los senos.

    El dolor no cíclico en los senos raramente se asocia con cáncer de mama, pero si el dolor es persistente o va acompañado de otros síntomas como bulto en una de las mamas o axila duro y de bordes irregulares, cambios en la forma, textura o tamaño del pezón o los senos o segregación de un líquido por el pezón es conveniente acudir al ginecólogo con urgencia para someterse a las pruebas médicas oportunas. En el siguiente artículo, explicamos con detalle cuáles son los tipos, síntomas y tratamiento del cáncer de mama.

    10 síntomas de alarma para detectar el cáncer de pecho

    ¿Conoces los factores de riesgo?

    Como indican desde la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer), “tener un factor o varios de riesgo no significa que vaya a aparecer la enfermedad, solo indica cierta predisposición”. Sin embargo, sin caer en la hipocondría ni el pesimismo, conocer al enemigo es una de las mejores maneras de no engrosar las estadísticas de una patología que se da mucho más entre las mujeres occidentales que entre las africanas o asiáticas. Los expertos dividen estos elementos de peligro en dos grandes bloques: los que no se pueden cambiar y los que sí ( y es en estos últimos en los que hay que echar mayor voluntad para modificarlos y así fintear el mal.

    © Rubén Vega. Realización: Ana Rojas

    ¿Qué NO podemos cambiar?

    El sexo, la edad, la raza y la herencia genética. Así, ser mujer es el factor de riesgo más importante, ya que los cambios hormonales son constantes en nuestro organismo. Los hombres pueden padecerlo, pero la incidencia es 100 menor que el las féminas. La edad, porque el 77% de los tumores de pecho se diagnostican por encima de los 55 años, tras la menopausia. Antes de los 40 solo hay una incidencia del 18%. ¿La raza? Si bien es verdad que las occidentales son las víctimas mas frecuentes de este mal y donde menos casos se dan es entre las africanas, todo parece indicar que nuestro estilo de vida es la razón más importante de este desequilibrio, más que las cuestiones étnicas. Por último, la predisposición genética, que se identifican a través de la historia familiar.

    ¿Recuerdas la mastectomía voluntaria que se realizó Angelina Jolie en 2013 y la polémica que levantó su caso? La actriz llevaba en sus genes una predisposición a padecer un cáncer de ovarios y mamas de un 80%, debido a una mutación hereditaria de los genes conocidos como BRCA 1 y BRCA 2 y su historial no era nada halagüeño. “Cuando los antecedentes familiares son drásticos, como tener dos o más familiares en primer grado (madre, hermana o hija) o en segundo (abuela o tía) ya sea por línea materna o paterna, comenta el dr. Javier Mato Ansorena, es muy recomendable realizarse un estudio genético. Si este da positivo, pero el cáncer aún no ha aparecido, la mujer debe valorar la posibilidad de realizarse una mastectomía subcutánea bilateral con prótesis mamaria de sustitución, con la que se previene la enfermedad en un 90%”. Que es lo que hizo la protagonista de Tomb Raider y ex de Brat Pitt.

    Por último, otros factores que pueden incidir en la aparición del cáncer de pecho son algunas enfermedades benignas de la mama, que presentan una proliferación atípica de células mamarias; el resto, como la enfermedad fibroquística o los fibroadenomas, no parecen tener incidencia. A los que sí hay que prestar atención es la los factores hormonales endógenos, o lo que es lo mismo a los vaivenes hormonales a los que estamos sometidas las mujeres a lo largo de la vida. Así, aumenta el riesgo de padecer un tumor de pecho tener la primera regla antes de los 12 años o la menopausia después de los 55.

    © Rubén Vega. Realización: Ana Rojas

    ¿Qué SÍ podemos variar?

    Ser madre antes de los 35, si el primer embarazo se tiene después de esta edad, la incidencia aumenta hasta en 1,7 %. Algunos estudios sugieren que la lactancia puede reducir el riesgo de tener cáncer de mama, pero solamente si ésta se prolonga durante 12 meses. O lo que es lo mismo, parir y amamantar, reduce los riesgos hasta en un 15%, cifra nada despreciable. Según afirma la AECC, esto se debe a que ambos retrasan el restablecimiento de la función ovárica ( que se toma un respiro en aquello de producir estrógenos una vez al mes).

    En lo que coinciden estudios y expertos es que el tratamiento hormonal sustitutivo para paliar los síntomas de la menopausia, puede aumentar el riesgo de padecer este mal hasta un 83%. De ahí que en la actualidad, no se recomiende la terapia hormonal sustitutiva nada más que en casos muy concretos y estudiados por parte del médico.

    Una buena noticia, está demostrado que el ejercicio físico y la dieta rica en frutas y verduras son muy buenos aliados en la prevención del cáncer de mama. No es necesario machacarse en el gimnasio, con pasear a paso rápido de dos a tres horas a la semana, además de evitar engordar y ponernos firmes, estaremos ayudando a nuestros senos a esquivar la enfermedad.

    Mitos y verdades

    Circulan por ahí algunas medias verdades que conviene aclarar porque no hay estudios concluyentes que demuestren que puedan incidir en la aparición de esta patología. Fumar, no está demostrado, pero tanto para las fumadoras pasivas como para las activas, el riesgo parece estar aumentando. La cafeína, la polución ambiental, el uso de antitranspirantes, la depilación de las axilas, llevar sujetadores con aros, los golpes en las mamas o tener los pechos de diferente tamaño, poco o nada, según la AECC, tienen que ver con el cáncer de pecho.

    ¿Quieres saber más?

    Doctor Javier Mato Ansorena: email: [email protected] Tel. 900 102 264

    Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Tel. Infocáncer. 900 100 036

    ¿Los implantes de mama pueden provocar cáncer?

    ¿Estás pensando en una cirugía de aumento de pecho? Esto es lo que tienes que saber

    Cáncer de mama: prevención, tratamiento y cura. ¿Tienes dudas?

    Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

    Pinchazos fuertes después amamantar solamente en mama izq.

    hola,

    os escribo para ver si podeis ayudar, tengo un bebe de 1 mes y una semana y a mamado desde que nació, al principio aparecieron las dolorosas grietas que afortunadamente ya están curadas pero las últimas 3 semanas estoy padeciendo un dolor horrible en la mama izquierda.

    Aparece después de amamantar al bebe, unos 5/10 min después de que acabe la toma en ese pecho empieza un leve pinchazo en la mama, y de ahí va aumentando de intensidad hasta hacerse insoportable, al punto de hacerme llorar, puede durar 1,2 o 3horas (¿¿podría ser que sea durante el llenado de la mama??). El dolor es más en la zona exterior de la mama la que está junto al brazo, no ocurre después de todas las tomas, puede no dolerme en 2 días y al tercero aparecer en una toma el dolor intensamente, tampoco después de todas las tomas aparece. La mama no presenta ningún síntoma de mastitis, ni bultos, ni rojeces, ni fiebre, ni dureza, mi matrona no ve indicios de mastitis. El agarre del bebe es bueno, succiona perfectamente, visto por mi matrona. He probado aplicando calor antes y después de la toma y no mejora.

    Cuando apareció por primera vez el dolor estaba en tratamiento con Amoxicilina+ac.clavulanico ya que padecí una endometritis después del parto, mi matrona descartó la infección, había puntos blancos en el pezón por lo pensamos que serían perlas de leche, me los pinchó y aplicó crema antibiótica, mejoro un par de días y luego volví a sentir el dolor en otra toma posterior. luego me recetaron ciprofloxacina por si hubiese otra infección resistente al primer antibiotivo) pero no funcionó, ahora probamos con pomada antifungica pero tampoco mejora (ni el bebe en su boca tiene hongos según revisión de la pediatra ni en el otro pecho hay dolor)

    Ya no sabemos qué hacer y mi matrona no sabe que mas recetarme, también he probado con ibuprofeno y paracetamol y en ocasiones me alivia, otras no……

    Como me aconsejó la matrona solía hacer tomas largas por conseguir que me vaciase bien el pecho (para descartar posibles obstrucciones) duraban incluso 30min y ahora he probado a reducirlas a 10min por si fuese que me lo vaciase demasiado y al llenarlo sufriese más, pero he tenido ese horrible dolor después de tomas de 40min y de 10 min también (en otras de la misma duración (10 o 40) no lo he sentido)

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *