0

Porque me ignora

‘¿Qué hacer cuando alguien te ignora?’ apareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento y entender mejor el mundo.

Respuesta por Juan Churión, Fundador de AcademiaAlfa.net:

Ser ignorado no es muy diferente a ser traicionado. Solo nos importa cuando viene de alguien cercano. Recibir una ducha de agua fría por parte de alguien que en algún momento llamamos “amigo” o “familia”, representa una de las mejores lecciones que la vida nos puede regalar.

Estas son 5 maneras de lidiar con ese momento:

  1. DAR ESPACIO: No presionar por una respuesta o una explicación. Esta actitud proviene de mi orgullo herido en busca de respuestas. Si noto que alguien se está alejando de mi debo más bien preguntarme ¿Provoqué esta situación?
  2. EVALUAR DIFERENTES PUNTOS DE VISTA: Un adolescente en busca de cierta independencia no significa “ignorar a los padres”, si lo vemos desde su posición, nos daremos cuenta que solo está creciendo.
  3. ESCUCHAR EL LENGUAJE NO VERBAL: Las palabras no son la única manera en la que alguien se expresa, puedes notar el nivel de desapego con tan solo ver las señales. Por ejemplo, si alguien ya no te sonríe, o no mueve las manos al comunicarse contigo reflejando su bajo interés en estar frente a ti, puedes saber que más allá de ignorarte, resiente algo que le pudiste haber hecho.
  4. ESPERAR ANTES DE CONFRONTAR: Hasta que no te hayas sincerado con la pregunta ¿Provoqué esta situación? Es mejor no confrontar a quien te ignora. ¿De qué te sirve preguntar esto cuando puedes saber lo que ocurrió con una leve introspección? En algunos casos no debes confrontar por una respuesta, sino aceptar que te equivocaste y pedir perdón.
  5. NO ENCASILLES A LA PERSONA: Muchos tienden a juzgar a quien los ignora con frases como: “No sé, se alejó de mí porque es un idiota”, “Se molestó por tonterías”. Pero encasillar a alguien es la manera más directa, rápida y efectiva de matar cualquier intento de reconstruir una relación. Es común para personas a quienes se les dificulta expresar sus emociones encasillar a otro, esa es la forma en que evaden el aceptar cualquier tipo de responsabilidad en la situación. Como un padre pensando de su hijo: ”él dejó de hablarme porque es un chamo (adolescente)”, cuando la verdad absoluta es que ya no le habla porque lo vio engañando a su madre.

De la misma forma en que dos personas pueden alejarse, pueden reencontrarse. Pero este camino de reconstrucción demanda soltar el orgullo, los prejuicios y “mi verdad”, para permitirle a la relación, o lo que quede de ella, una oportunidad.

Ningún niño se dice a sí mismo “no quiero tener amigos”, toda raíz de odio, amargura y soledad la adquirimos en el camino. Estos 5 pasos te ayudarán a estar en paz, de nuevo.

Esta pregunta apareció originalmente en Quora, un lugar para adquirir y compartir conocimiento, capacitando a la gente a aprender unos de otros y comprender mejor el mundo. Puedes seguir a Quora en Twitter y Facebook. Más preguntas:

  • ¿Cuáles son las claves para invertir con éxito en una startup?
  • ¿El dinero hace la felicidad?
  • ¿Existen personas realmente bellas?

¿Qué hacer si un hombre que te gusta te ignora?

Bob Ingelhart/iStock/Thinkstock

A veces las cosas no salen como quisieras, ¿verdad? Si el hombre que te vuelve loca no para de ignorarte puedes plantarte firme y revertir la situación. ¿Cómo? Aquí te lo cuento.

#1 Primero, reflexiona

Piensa por qué te parece que este hombre te está ignorando. Si has encontrado la respuesta, lo primero que debes hacer es dejar de actuar de la misma manera a como venías actuando, pues es posible que así no le intereses.

¡No te pierdas! Cómo hacer que un hombre se te acerque

#2 No te expongas

Es normal que pienses que quizás necesitas hacerte “más visible” para que te tenga en cuenta y no te ignore más. Pero si tu idea es empezar a vestirte súper sexy y pasearte delante de él mostrando tu figura, desde ya te digo que no lo hagas.

Con ese método sólo notará que estás muy desesperada o que eres una chica fácil y sólo se aprovechará de ti.

Fuse/Thinkstock

#3 Deja de perseguirlo

Quizás estás siendo demasiado cargosa y necesita algo de espacio. Si desapareces por un tiempo es probable que quiera saber de ti y deje de ignorarte.

#4 Colócate a su nivel

Es probable que te ignore porque le pareces muy distinta a él. Si puedes mantener una conversación con él sobre algo que le apasione, puede ser que luego te vea con otros ojos y te tenga más en cuenta.

#5 No te pongas mal

No dejes que esta situación te ponga mal ni que te deprima. No pienses que hay algo mal en ti ni que eres poca cosa y por eso te ignora. Puede que te ignore porque no te conoce, o porque busca otro tipo de mujeres. Tú vales mucho y él no es el único hombre en la faz de la Tierra.

KatarzynaBialasiewicz/iStock/Thinkstock

#6 Ignóralo tú

Hay muchos chicos que se piensan que ignorando a la chica que les gusta la tendrán rendida a sus pies. ¡No caigas en su trampa! Sé fuerte y muéstrale que no eres una tonta chiquilina que va a caer en sus juegos.

#7 Enfréntalo

No sé cómo será tu situación. Pero si comparten horas de trabajo o de estudio y parece que cuando llegas automáticamente mira hacia otro lado o desaparece, no dudes en acercarte y entablar una conversación con él. Quizás descubres que te ignora porque es tímido y no sabe cómo acercarse a ti.

#8 Aléjate si es necesario

Si te ignora después de una cita, entonces es momento de mirar hacia otro lado y seguir tu camino. No le ruegues atención a quien no te merece. Sigue adelante, ya vas a encontrar al hombre ideal, ese que te ame incondicionalmente.

Ver también: Señales de un hombre NO interesado en ti

No dejes que el hombre que te gusta te siga ignorando. ¡Ahora ya sabes que hacer! ¿Tienes más consejos para darnos?

Te están Ignorando y te duele ?

www.psicoterpiamp.com Tel 8143 0025 Agenda una cita hoy mismo !

Cuando alguien te ignora y, a su vez, tú no tiene ningún tipo de interés en esa persona, entonces, no existe conflicto emocional porque los intereses de ambos son totalmente compatibles. Sin embargo, cuando alguien te interesa de algún modo, sin embargo, recibes la respuesta de la indiferencia, entonces, surge el dolor.

En una situación de este tipo es probable que la persona reflexione en torno a cómo no merece recibir esta indiferencia, sin embargo, es más adecuado llevar la atención a la objetividad de los hechos para aceptar y asumir cuanto antes esta situación. ¿Qué hacer cuando alguien te ignora? En Psicología-Online, te orientamos en torno a esta cuestión.

Cuando alguien te ignora: explicación de la psicología

Tú no puedes mandar en los intereses de la otra persona y, por muy injusto que te parezca, esta situación es la que es. Cuando una persona te ignora no una, sino muchas veces, te ha dejado claro cuál es su mensaje. Y, desde esta perspectiva, es recomendable que alimentes tu amor propio tomando la decisión de distanciarte. La insistencia, en este tipo de situación, solo va a generar el efecto contrario de aquel que quieres conseguir.
Si alguien te ignora y tú insistes en llamar su atención, es probable que no le guste la idea.

¿Qué hacer cuando te ignora una persona que te interesa?

Asúmelo con deportividad, sabiendo que estas cosas pasan. Es imposible caer bien a todo el mundo. Acepta esta situación, haz el duelo de tu decepción y continúa con tu camino en compañía de todas aquellas personas que te aprecian.

Qué hacer cuando te ignora un compañero de trabajo

En ocasiones, esta circunstancia puede darse en el entorno profesional cuando no existe afinidad entre dos personas del equipo. En muchos casos, esta falta de simpatía no es una cuestión de ambas partes sino solo de una. ¿Qué hacer cuando te ignora un compañero de trabajo?

En primer lugar, es conveniente que reduzcas el contacto con esa persona a lo estrictamente necesario por motivos laborales. Sin embargo, en este caso, la mejor decisión no es que tú le ignores, sencillamente, porque formáis parte de un equipo y, por tanto, estáis obligados a entenderos. Aunque te cueste ser amable con una persona que actúa con indiferencia hacia ti, es recomendable que seas un ejemplo de buena educación, y no tanto por esa persona, sino por ti mismo y porque quieres mostrar tu profesionalidad.

Si estás pasando por una situación de este tipo en el trabajo, puedes tomar la iniciativa de proponer planes de formación en inteligencia emocional al departamento de recursos humanos puesto que estos procesos son muy beneficiosos para construir equipo.

En algunos casos, la indiferencia se convierte en una forma de castigo para privar al otro del afecto. Aprender a esperar puede ser una fórmula para confiar en que la situación cambie y, en ese momento, mantener esa conversación pendiente. También puede ser recomendable que consultes el caso con un psicólogo para que te oriente sobre cómo actuar en una situación de este tipo atendiendo a las particularidades del caso (el tipo de vínculo, la edad de la persona y sus circunstancias).

Mi familia me ignora después de una discusión: ¿qué hago?

En ocasiones, esta aparente indiferencia es el resultado de un enfado que no ha sido resuelto entre dos personas y que, en algunos casos, deriva en la falta de contacto entre quienes forman parte de una misma familia. La frialdad se prolonga al alimentar la propia indiferencia porque ninguno de los dos da el primer paso de la reconciliación.

La indiferencia se traduce en gestos tan sencillos como no saludar a la otra persona al verle por la calle o no responder a sus llamadas de teléfono y mensajes. Si estás pasando por una situación de este tipo, toma la iniciativa del contacto, sin cuestionarte tanto quién tiene razón respecto de lo que ha pasado. Incluso aunque estés cargado de motivos, existe algo más importante: la armonía familiar. Y, en la mayoría de las ocasiones, el perdón del reencuentro es la mejor fórmula frente a la indiferencia.

En una situación de este tipo, el castigo de la indiferencia puede dolerte especialmente. Por esta razón, es recomendable que encuentres el equilibrio entre ocuparte de este asunto (en relación con aquellas acciones que dependen de ti) y continuar con tu camino centrando tu atención en aquellas personas que te ofrecen su refuerzo y compañía.

Este artículo es meramente informativo, en Psicología-Online no tenemos facultad para hacer un diagnóstico ni recomendar un tratamiento. Te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Parecía que os entendíais de maravilla, pero un buen día dejó de escribirte por Whatsapp. Las preguntas se te agolpan en la cabeza que te da mil vueltas de tanto buscar razones para el repentino mutismo de tu teléfono y de ese chico. Las nuevas tecnologías han llegado para sumar problemas nuevos a las relaciones de pareja. Ahora nos preguntamos qué pasa si un hombre no te escribe por Whatsapp.

¿Por qué ya no contesta?

Antes te enviaba Whatsapps a todas horas, luego empezó a espaciar los mensajes y ahora directamente ni te escribe. Compruebas una y otra vez las conversaciones en busca del error, te preguntas dónde has metido la pata o qué has dicho que le ha hecho reaccionar con ese silencio. No faltará tu amiga que te aconseja que antes de seguir dándole vueltas es mejor que seas tú la que le mandes ese Whatsapp.

Pero no vas a enviar ese Whatsapp porque es mejor elucubrar (aunque hay ocasiones en las que estás en lo cierto) que ha perdido el interés, que se ha ofendido, que otra persona le ha robado el teléfono, que está con otra, que ha muerto y que son sus familiares utilizando su Whatsapp… y por eso no le vas a enviar tú el mensaje. Aunque te aconsejamos que si te vas a mantener firme en tu decisión de esperar a que él se ponga en contacto contigo, seas también firme en no revisar tu teléfono cada 30 segundos.

Qué hacer si un hombre no te escribe por Whatsapp

Está claro que, llegados a este punto, solo tienes dos opciones: olvidarle o hablarle. En el primer caso, solo hay que dejar que el tiempo juegue su papel. Pero si te has decidido por reanudar la conversación, debes armarte de valentía y pisotear un poco tu orgullo.

Siempre puedes llevar a cabo la típica estrategia de enviarle un mensaje y, justo a continuación, disculparte porque te ‘has equivocado’ de conversación. Esta técnica es perfecta para llamar su atención pero, de tanto usarla, puede haber perdido su eficacia. O, por otro lado, puedes ser más directa y enviarle un “¡Hey! ¿Cómo va todo? Hace mucho que no sé de ti”.

En cualquier caso, para ayudarte a mantener la dignidad vía Whatsapp conviene recordar al mundo la regla que todos sabemos pero que a veces parecemos olvidar. ¿Quién ha envidado el último Whatsapp? porque es el otro el que debe contestar o comunicarse de nuevo. Esto no tiene vuelta de hoja y puedes romper esa regla una vez, incluso dos, pero nunca lo hagas una tercera vez. ¿O sí?

A estas alturas ya sabrás el complicado papel que juega el orgullo en las relaciones de pareja. Y también sabrás que el Whatsapp es el principal responsable de tus pérdidas (leves) de dignidad. Tranquila, porque pasa en todas las familias. Si no aguantas más, si quieres hablar con ese hombre y te has cansado de esperar a que te escriba por Whatsapp, hazlo tú.

Tips para la próxima vez que hables con un hombre por Whatsapp

Si el que creías que era el hombre de tus sueños sigue sin escribirte por Whatsapp, es hora de pasar a la siguiente fase del duelo: aceptar que no te va a volver a hablar y seguir adelante con tu vida. Si es lo que te apetece, puedes emprender la búsqueda del próximo chico con el que chatear vía móvil. Sírvete de lo que quieras para encontrarlo: Tinder, una amiga Celestina, miraditas en la parada del bus… Pero, cuando empieces a hablar con este, ten en cuenta estos tips.

1 Conoce mejor a la persona

Si estás hablando por Whatsapp con el chico que te gusta es para conocerle mejor, ¿no? Pues esfuérzate para precisamente eso: saber más de él. Pero, para que haya una conversación, son dos los que tienen que hablar y escuchar. Por lo que, igual que tú le tienes que prestar atención, también debe él mostrar cierto interés hacia ti. ¡Cada Whatsapp es una pequeña pista!

2 Sé tú misma

¿De qué te sirve aparentar que eres otra? ¿Para gustarle más? ¿Para que se enamore de alguien que no eres? ¡No tiene ningún sentido! Por eso, el mejor consejo que te pueden dar, la clave para triunfar en tus ligoteos en Whatsapp, es ser tú misma. Asegúrate de que cada mensaje que le envíes le sirva para hacerse una idea de lo maravillosa que eres.

3 Diviértete

Por encima de todo, hablar por Whatsapp con el chico que te gusta tiene que ser divertido, porque, para sufrir, ya vas al dentista. Por eso, plantéale conversaciones divertidas en las que las risas de uno y otro sean las protagonistas. Con un poquito de química que tengáis, no os costará nada pasar un buen rato.

4 Evita temas polémicos

Hasta que no le conozcas mejor y sepas de qué pie cojea, es recomendable evitar ciertos temas de conversación peliagudos que os podrían acabar enfrentando. Por ejemplo, no saques charlas relacionadas con temas de actualidad controvertidos, política, religión…

5 Las emociones se malinterpretan

Una de las claves que debes tener siempre en la cabeza a la hora de hablar con cualquier persona por Whatsapp (más allá de ese hombre con el que estás intentando ligar), es que los mensajes por móvil se pueden malinterpretar. A falta de escuchar el tono de voz y la cara con la que se dicen, pueden resultar muy contradictorios. Además, las ironías y los sarcasmos no siempre son identificables a través de Whatsapp.

6 ¿Tarda mucho en contestar?

¡Por favor! No te obsesiones demasiado con el tiempo que tarda en contestar a tus mensajes. ¿No has aprendido la lección?

7 A por el siguiente paso: quedar en persona

Y, ¿cuándo vais a quedar para conoceros en persona? El interés que siente por ti y el que tú sientes por él podría decaer si la conversación por Whatsapp se alarga demasiado. ¿Acaso no estáis hablando para llegar a conoceros? Llegará un punto en el que os apetezca tener una primera cita. ¿Has pensado ya dónde le propondrás ir?

Textos que demuestran desinterés | Foto: Freepik

Por medio de los mensajes de texto, ya sea en cualquier aplicación, es de las formas más eficientes de estar en contacto con alguien, en especial con esa persona que te interesa para algo más que una amistas.

Los mensajes nos sirven mucho porque, si aún no tienes la suficiente confianza como para hacer una llamada, te puedes contactar por este medio. Y además sus respuestas te pueden servir como un indicador para medir el nivel de interés que tiene en ti.

Pon atención en lo que trata de decir en realidad. Foto: Freepik

Hay algunos mensajes que son una mala señal, si recibes textos de este tipo lo más seguro es que no le interesas:

1. «Disculpa, estaba muy ocupado»

Cuando no queremos perder el tiempo inventamos pretextos para no ser tan directos innecesariamente. Ponte a pensar en todo un día el tiempo que haya pasado, ¿No tendrá ni un minuto para responder?.

«Perdón, no podía responder» Foto: Freepik

Las personas nos llevamos el celular hasta el baño, estamos con él en todo momento, es muy raro que no pueda responder después de un largo tiempo.

2. «JAJA»

Estas letras solamente te quieren mostrar que ya no quiere seguir en la conversación y por eso solamente escribe eso.

«Jajaja» Foto:

Significa que no quiere hablar más cuando es su último mensaje, la situación cambia si inmediatamente después él escribe otra cosa.

3. Cuando responde solamente con emojis

Este tipo de emojis, no demuestra interés. Foto: Freepik

Es muy parecido a poner «JaJa», no demuestra interés en conversar, el peor que puede usar es la mano con el pulgar arriba, es como un sarcasmo.

4. Nunca escribe «¿Y tú?»

Si no pregunta por ti, no le interesas. Foto: Freepik

Puede ser que le preguntes sobre algo de su vida y te responda, pero si están conversando y nunca te pregunta por ti, obviamente no tienen interés en saber de ti.

5. Cada que se acuerda te saluda

Nunca se reporta, solamente cuando el aburrimiento lo hace recordarte. Foto: Freepik

En caso de que se acuerde te ti es cuando te llega a saludar, por lo general cuando no tiene ningún plan y está aburrido son los momentos en que se reporta.

6. «Se me pasó contestar»

«Se me pasó» Foto: Freepik

Cuando alguien te gusta tomas cualquier pretexto para estar en contacto, puede ser que si se le haya pasado, pero si pasa mucho tiempo y varias veces, en realidad te está tratando de evitar.

7. Responde solamente con una carita feliz

Este emoji se usa en puntos muertos. Foto: Freepik

En esos momentos en que no sabes que responder, es cuando usamos el emoji de la sonrisa, es esos puntos muertos que no queremos continuar.

8. No pregunta cómo estás

Le da igual lo que pase contigo. Foto: Freepik

Si tú siempre le saludas y le haces preguntas para iniciar una conversación y él no muestra interés por saber cómo o dónde estás es porque en realidad no le interesa saber nada de ti.

9. No se va a poder

«No se puede» Foto: Freepik

Si le preguntas si le apetece verse y él te contesta simplemente que no puede sin darte ningún tipo de explicación, excusa o proponer otro día, te está diciendo que no y nunca.

10. «Ya quedé con unos amigos»

«Tengo plan» Foto: Freepik

Cuando sugieres hacer algo y simplemente te dice que ya tiene planes, pero no te invita o propone otro día, lo que ocurre es que no te quiere ver.

EL PEOR MENSAJE

Nunca responde. Foto: Freepik

Te puede interesar:

  • ESTO HACE UNA PERSONA MADURA CUANDO LA DEJAN EN «VISTO»
  • MENSAJES QUE TE ENVÍA SI SOLO QUIERE INTIMIDAD
  • SEÑALES DE QUE ESA PAREJA NO TE CONVIENE
  • ACTITUDES QUE TERMINAN ALEJÁNDOTE DE TU PAREJA

Lo que puede causar más decepción, es aquel mensaje que nunca llega, que cuando tú le escribes algo, sabes que lo lee y ni siquiera se toma la molestia de responder nada. Esa persona no vale la pena, debes de pensar que no existe y dejar de considerarla.

¿Cuántas horas has pasado hablando con tus amigas y amigos sobre esa persona que te gusta? ¿Y que te interesa? Lo más seguro es que has invertido mucho tiempo grabando audios a todos ellos explicando las citas, los mensajes, los audios, o divagando sobre las nuevas appsque hay en el caso de que algo salga mal.

Está más que claro que cada persona es un mundo y que nunca sabes qué le pasa a cada uno por la cabeza. Nadie tiene telepatía, nadie lee mentes ni es tan intuitivo como para saber qué va a hacer (o decir) otra persona. Sin embargo, sí que es cierto que en estos campos, donde hay minas emocionales una y otra vez, hay ciertos signos o señales que hacen que nos confundamos o que no sepamos por dónde van los tiros.

Aunque no existe un manual como tal ni una forma clara de saberlo, hay señales o actitudes que te hacen ver o saber si la persona que te interesa siente lo mismo por ti. Quizá no sea EL manual para saberlo pero, al menos, con esto, te vamos a evitar varios dolores de cabeza innecesarios.

1- Tú eres la persona que siempre escribe primero. Es decir, lo que lees. Tú eres la persona que siempre muestra la primera señal de interés y, si la persona no te contesta pasados unos días, tú vuelves a escribir y siempre recibes un vaya perdona sí, estaba liado, no me había dado cuenta y blá blá blá.

2- Cuando piensas en tu relación o proto-relación o proyecto de relación, descubres que estás en uno de estos juegos o estrategias, ghosting, breadcrumbing o cushioning. Si todavía no conoces estos conceptos, ¿en qué mundo vives? El ghosting se refiere a cuando una persona desaparece sin dejar rastro, el breadcrumbing, cuando te tiene ahí, dándote migajas de pan emocionales. Y el cushioning, que consiste en que, aunque esté contigo, tiene más historias que sirven a modo de planes B emocionales. ¿Te horrorizan los conceptos? Piénsalo dos veces, a ver en qué punto está tu relación.

3- Cuando está contigo, se le van los ojos hacia otras personas. A ver, que todos somos humanos y es inevitable. Pero hablamos de algo más descarado. Cuando estáis juntos en el metro y entra alguien y los ojos se le van siguiendo a esa persona por todo el vagón. O lo hacéis los dos en plan risas o porque queréis hacer un trío (aunque sea imaginario) o porque os lo pasáis bien riéndoos y hablando de esas cosas. Pero si no estáis en ese punto, alerta roja.

4- Pasan días e incluso semanas antes de devolverte un mensaje. Aunque esto está directamente relacionado con el punto 1, tiene sus pequeños matices y diferencias. Aunque tú seas la persona que casi siempre escribe primero, nunca hay una contestación inmediata o dentro de un margen sensato. Siempre pasan varios días (y su actividad en sus redes sociales es como siempre) y la excusa que pone o es bastante mala o, simplemente, no existe.

Llegados a este punto, ¿quieres seguir leyendo? ¿Ya van cuatro de cuatro? ¿O todas te parecen absurdas porque ninguna encaja con tu historia de amor?

5- Aunque empecéis algo, alguna que otra vez, deja caer lo de no estoy preparado para salir con alguien. Si te gusta mucho esa persona, esta es la señal para salir corriendo. Si te atrae pero no te interesa emocionalmente, entonces, no te preocupes, porque así podrás desaparecer de su vida de una forma rápida e indolora. En cualquiera de los dos casos, si espeta algo así, mal.

6- Nunca veis juntos la luz del día. Aunque puede parecer extraño, es así. Sólo os enrolláis de noche (por no decir de after) y el plan nunca va más allá de tomar unas cervezas para, después, iros a la cama.

7- Siempre quedáis solos. Esto parece algo romántico, pero no lo es. Quiere que paséis tiempo solos porque no quiere involucrarte en su vida normal, en la de sus amigos o allegados. Vamos, que no quiere que los demás sepan de tu existencia.

8- La mayor forma de mostrar falta de interés es esa, mostrar la falta de interés. Es tan obvio que no puedes verlo, pero es así. Das señales, likes, escribes, ves todos sus stories, vuelves a escribir y ¿nada? Pues ya tienes tu respuesta.

9- Cada vez que te hace un piropo o te saca un tema de conversación es solo sobre sexo. Y nada más. Nunca piropea algo abstracto como tu humor o tu forma de ver las cosas, sólo lo buena que estás con ese pantalón o la selfie que le mandaste el otro día.

10- No le hace nada de gracia que os hagáis una foto juntos o que haya alguna señal virtual de que estáis los dos solos por ahí. ¿Qué más se puede añadir? Si no existe en las redes sociales, ¿existe de verdad?

11- Cuando vais juntos por la calle, no da ni una señal (ni una) de afecto físico. Parece que estuvieses tomando algo con tu hermano/primo o colega que no te atrae nada pero te cae genial.

El dolor de ser ignorado.

Ser ignorado puede ser muy doloroso para nosotros. Sin embargo, es importante aprender a manejar aquellas situaciones en donde nos sentimos así, tanto para proteger nuestra autoestima, como para fortalecer las relaciones que son importantes para nosotros.

¿Sientes que no te toman en cuenta?

Analiza lo que está sucediendo.

A veces, la indiferencia y la frialdad hacen más daño que la aversión declarada. JK Rowling (Escritora británica, autora de Harry Potter).

Diferencia entre ser y sentirse ignorado.

¿Por qué crees, que te afecta tanto, el ser ignorado?

En realidad, cuando nos sentimos ignorados, estamos dando por hecho que no le importamos a la persona con la que estamos tratando y que por eso no nos dedica ni unos momentos de su atención. De hecho, equivocadamente pensamos que, para ella, cualquier cosa que pueda estar haciendo, tiene mucho más valor que nosotros.

Ten en cuenta, que existe una diferencia importante entre ser ignorado y sentirse de esta manera y es por eso que, cuando sentimos que no nos están tomando en cuenta, debemos analizar con objetividad la situación, para ver qué es lo que realmente está sucediendo.

En estos casos, podemos hablar de tres situaciones diferentes:

1.-Que la o las personas involucradas en determinado momento, nos estén excluyendo, ya sea:

— Por algo que nosotros decimos o hacemos en esos momentos o por nuestra forma de ser. (Debido a una actitud agresiva, timidez, distracción, poco conocimiento del tema que se está tratando, etc.) o

— Provocado por las características de la persona con la que nos estamos relacionando o porque sus propios problemas la están distrayendo.

2.- Que seamos nosotros los que no estamos participando, por el motivo que sea y que las otras personas, simplemente estén reaccionando a nuestra actitud, sin que nosotros estemos conscientes de ello.

3.- Que sea problema de nuestra percepción, baja autoestima y creencias equivocadas, que nos hacen juzgar de manera errónea la situación y/o la conducta de la gente involucrada, incluyéndonos a nosotros mismos. Es decir, más que ser ignorados, nos sentimos de esta manera.

¿Qué puedes hacer?

En primer lugar, analiza si realmente te están ignorando o si eres tú quien así se siente. Si se trata del primer caso, trata de darte cuenta si se debe a algo que pudiste haber hecho o la causa es exclusivamente debido a la forma de ser de la otra persona o a sus problemas.

Revisa, también, si crees que la conducta de la gente se debe a algo que tú haces o dejas de hacer o a características de otras personas y a situaciones fuera de tu control.

Un elemento que te puede ayudar en este sentido, es ver qué tan seguido te sientes rechazado y si te sucede con todas las personas o con la mayoría. Si se trata de este último aspecto, la respuesta está relacionada o con tu conducta o con tu percepción equivocada, porque no puede ser que la mayor parte de la gente esté cometiendo los mismos errores y tú no estés haciendo nada al respecto.

Si te ignora una persona que te acaba de conocer, no le des importancia y no lo tomes a nivel personal. No te está rechazando como persona, porque no te conoce, como tal. Su conducta puede estar causada por muchos motivos. Puede estar reaccionando de acuerdo a su forma de ser o a sus prejuicios equivocados.

No te juzgues y califiques de acuerdo al grado de rechazo o aceptación de la gente. Generalmente estos tienen más que ver con sus propios valores, prejuicios, gustos y formas de pensar, que contigo.

Si te sientes ignorado por alguien que es importante para ti, porque cuando le estás hablando, está jugando con su teléfono, viendo constantemente hacia otro lado, etc., díselo, pero amablemente, no lo ataques.

Pregúntate si no estás exagerando el problema, porque estás demasiado necesitado de atención. Si es así, trabaja tu autoestima.

Aclara tus dudas. No trates de adivinar qué es lo que les sucede a otras personas o lo que están pensando. Pregúntales, pero sin ponerte a la defensiva. Es posible que ni siquiera se hayan dado cuenta de que te están ignorando o que todo sea un mal entendido y se pueda resolver fácilmente. Sin embargo, si la otra persona no desea hablar al respecto, no la trates de obligar.

No tomes todo personal. Con frecuencia la gente puede ignorarnos, simplemente porque está distraída o preocupada.

Si la responsabilidad es tuya, corrige tu conducta. Discúlpate si es necesario o aprende a comportarte de otra manera, si crees que es preciso.

Si la persona realmente no desea tener nada que ver contigo, olvídala. No todo el mundo debe de relacionarse contigo ni tú con todos los que están a tu alrededor. Si alguien no se quiere relacionar contigo, no necesariamente significa que es porque tú estás mal, la causa puede estar en la forma de ser o pensar del otro.

Trabaja tu autoestima. A medida que te sientas más seguro de ti mismo, menos te va a afectar el hecho de que las personas que estén contigo, no te presten toda la atención que tú quisieras.

No hagas las cosas grandes. No les des más importancia de la que realmente tienen, ni hagas una escena si te sientes molesto. Cuando te dejas llevar por tus emociones y sacas las situaciones de su proporción real, ni te escuchan atentamente ni logras aclarar, realmente, la situación,

Si alguna persona que te agrada, no te presta la atención que deseas, habla con ella sobre lo que está sucediendo, pero si no logras tu objetivo, acéptalo y busca otras relaciones.

No te dediques a buscar la aprobación de los demás. Tenerla, no significa nada, si no enriquece tu vida y buscarla todo el tiempo, si la empobrece, porque dejas de hacer muchas otras cosas que son más importantes.

Si alguien te ignora por un problema o característica personal suya, tú no tienes por qué hacer nada al respecto. Si él quiere o necesita ayuda, la va a pedir o te lo va a indicar de alguna manera.

No adquieras el hábito de que, si te ignoran, tú vas a ignorar también, ya que con ello estableces un círculo vicioso que no te lleva a ningún lado positivo, sólo pierdes el tiempo viendo todo lo que hacen los demás.

Psic. Silvia Russek
Lic. En Psicología Clínica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitivo Conductual

¿Sobre qué temas te gustaría leer?
¿Puedes calificar este artículo, por favor?

Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.

Recuerda:
El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.
Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.

Todos los que te ignoran están enamorados de ti

Enamorados perdidos de ti.

© ‘Quiéreme si te atreves’ (Yann Samuell , 2003)

Irene es una chica maja. Habéis ido juntos al cole desde que tenéis tres años y no recuerdas una discusión con ella desde preescolar. Es guapa, o eso dicen, porque para ti Irene es Irene y no es ni guapa ni fea, es Irene. Pero es guapa. Tus padres la adoran por elegir “una carrera de verdad” como medicina y no eso tuyo del diseño, que no hay quien lo entienda. Y vuestra relación es buena, no hay tensión sexual pese a que sería lo lógico porque ella te da bastante igual. O eso crees.

Un día Irene deja de llamarte. Está seca al teléfono y ya no te manda besos con corazón por Whatsapp, solo simples besos de esos que mandas a la gente que te importa poco. Un amigo te dice que cree que a Irene le molas. Tú no te lo crees. Es Irene.

Irene está harta de que no pase nada. Es guapa, o eso le dicen. Ha estudiado una carrera de verdad como medicina y además es graciosa. “Tía, no te rayes, pasa de él” le dicen sus amigas hartas del tema. Y pasa de ti. Pasa de ti porque está enamorada y es lo que se hace cuando uno se enamora. Ignorar.

Tú empiezas a entenderlo todo poco a poco. “Pasa de mí porque me quiere” te repites. Y dejas el trabajo un rato porque te va a estallar la cabeza y te vas a dar un paseo para intentar aclararte. Te cruzas con María Dolores, tu profesora de inglés del colegio que siempre te llamó por el nombre de tu hermano mayor. Ni te mira ni hace gesto de saludarte. TE IGNORA. ¡Un momento! ¿Quiere esto decir que María Dolores…? La verdad es que siempre pensaste que era raro que estuviera soltera, sin gatos ni nada. Y la mujer tampoco estaba tan mal en su momento, aunque ahora ya se le noten un poco los 80 en las patas de gallo sobre todo. Te sientes fatal porque la pobre María Dolores lleve enamorada de ti todos estos años, en silencio, sufriendo por una historia imposible con un alumno 40 años más joven que ella. Pobre María Dolores, pobre. Hundido en el dolor, corres a abrazarla para intentar consolarla por todos estos años. ¡Tú no sabías nada! ¡No eres un ogro! “¡María Dolores! ¡Lo siento, María Dolores!” gritas mientras corres hacia ella con los brazos abiertos hasta que le das encuentro y la rodeas en un abrazo mientras ella te clava el paraguas en el costado y huye despavorida. Sigue estando tan enamorada. Tanto.

La revelación que acabas de tener no es fortuita, y responde a una verdad universal que tanto tú, como Irene, como probablemente María Dolores acabáis de descubrir: si estar enamorado de alguien implica pasar de él, la historia funciona también a la inversa. Ese compañero de trabajo que te dijo “A ver si te mueres, pringado” y que fingía no oírte cuando le pedías, por favor, que no se comiera tu tupper del almuerzo solo era víctima de un amor prohibido –por los estatutos de la empresa, supones–. Bobby, tu perro de la infancia, no se mostraba indiferente ante tu presencia porque te odiara por no currártelo absolutamente nada poniéndole el nombre; era su irresistible atracción hacia ti lo que lo hacía querer alejarse. Que pensases que no existía. Ser un hueso duro de roer.

Y en un simple segundo, con un chasquido de dedos, desentrañas el juego escondido tras el cortejo humano y te revelas a ti mismo como el Julio Iglesias de tu generación. No sabes cómo lo haces, pero al parecer todo lo que te rodea sucumbe a una irrefrenable atracción hacia tu persona. No solo atracción, ¡sentimientos!

“A ese cazo, le molo. A esa mesa, le molo. A la tía Manuela que nunca me daba regalos por mi cumple, le molo” le explicas a tu madre en la mesa de la cocina antes de que te cruce la cara con un índice bastante alto de razón. Porque sí, amigo, como todo día tiene su noche, acabas de entender a las malas que este juego también tiene sus sombras.

Todos aquellos a los que conocías y te hacían caso en mayor o menor medida. Esa amable recepcionista de tu curro. Tu madre diciéndote lo de la rebequita o la encuesta de satisfacción después de la llamada de atención al cliente. A todos les das igual. Te vuelves un poco paranoico –ha sido un día duro en general– y llegas a plantearte si llevan todo este tiempo queriendo matarte, pero después caes en que les das tan igual que ni siquiera malgastarían el tiempo en eso. Tu propia madre. Ni matarte. Estás indignado.

De repente piensas en Irene y en cómo la llevas ignorando toda la vida. ¿Por qué? Irene es guapa, o eso crees. Es lista, graciosa y tiene una carrera de las de verdad. Y la ignoras desde los 3 años. Todo encaja ¡la ignoras porque la quieres ! Es un final de cuento de hadas. Ella está enamorada de ti y tú de ella. Nada podría ir mejor. Sopesas llamarla pero claro, no es buena idea. No vas a mostrar interés ahora. Al fin y al cabo, llegados a este punto, no quieres hacerle pensar que no te gusta.

*Artículo originalmente publicado el 29-12-2014

Te puede interesar

After Sex, un poema sobre la fugacidad del amor contemporáneo

Guía express para ligar en la cena de Navidad de tu empresa

¿Qué buscan las mujeres en los hombres?

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Podcast: Reproducir en una nueva ventana | Descargar (Duración: 31:45 — 72.7MB)

Suscríbete: Apple Podcasts | Android

Seguridad total al hablar con grupos

Después de conocerla, ella me ignora

Estás escuchando Atractor, el podcast de referencia a la atracción con Ray Havana.

Muy buenas Atractor, bienvenido a este cercano al 80º ya capítulo, estamos a puntito.

Pero antes tenemos que pasar por el capítulo 79º ahí queda eso, el 79 me cuesta más decirlo normal que los números cardinales.

Bueno, pues no me enrollo más y vamos por la pregunta de este capítulo 79º.

Sí bueno, estoy nuevo en estas cosas de atraídas por ti y quiero hacer una pregunta.

Si un ejemplo, la chica ok, tú diste el primer paso y de todo y ella se muestra muy receptiva, entonces se dan el número, el instagram, el WhatsApp y todo eso.

El problema está en que al otro día ella se hace la que no te conoce, te ignora, o sea, hace como si no te conociera.

Y luego, cuando vuelves a hablar con ella, te saluda como si fueras un desconocido, como si no fueras nadie.

Entonces, yo quiero saber qué hice mal la primera vez que le hablé, para yo corregirlo.

No sé qué hacer en esa situación.

Muy buenas, bienvenido a este mundo tan apasionante de la atracción, que a veces está lleno de retos y de incógnitas y en definitiva de crecimiento.

De conocerse más uno mismo y de efectivamente conocer la sexualidad tanto la propia masculina como la femenina para saber cómo satisfacer ambas, tanto la tuya personal como la de tus compañeras o tu compañera.

Así que bienvenido, espero que aprendas un montón, que lo disfrutes y básicamente me haces una pregunta, que lo cierto es que tiene mucha relación con tu —digamos— desconocimiento del tema.

Porque bueno, si estuvieras más conectado con todo esto sabrías un poco la respuesta o estarías más acostumbrado y no te sorprendería.

Pero no sólo es eso lo que quiero tratar, que supongo que será lo que tú más anhelo tienes que yo responda, sino que también es importante la mentalidad, la psicología, cómo encaras esta situación o estas situaciones que se repiten.

Es importante como lo afrontas, porque ya denoto, pues, aparte del timbre y el tono que es un poco como de ¡fuf! Ray esto me puede, esto me agota ¿qué está pasando aquí?

Aparte de eso, que evidentemente no es el camino, por así decirlo, es una forma de llevar lo que te va a ayudar menos, te va a entorpecer menos que ayudar.

Pero además hay ciertas palabras, incluso. Todo el mensaje en sí denota algo que creo que es ahí donde más tenemos que trabajar, aparte de entender ¿qué está pasando? Y por consiguiente, en cuanto lo entiendas empezarás a tratarlo, tomarlo de otra manera.

Bueno, tu duda es ¿qué pasa? Conozco una chica, me la han presentado, en teoría todo ha ido bien o eso parece y sin embargo cuando la vuelves a ver te ignora, actúa como si no te conociera.

¿Qué he hecho mal?

Y es importante tu pregunta, quiero corregir que he hecho mal.

Cuidado con frases así, cuidado con este tipo de cosas, porque evidentemente no tenemos que ignorar o no tenemos que pensar que lo hacemos todo genial y que no es nuestra responsabilidad.

El mejorarlo, el hacerlo mejor, por supuesto, eso sí, yo siempre hablo de responsabilidad, de que siempre lo vas a poder hacer mejor y si está en tu mano, pues adelante.

Pero cuidado con no tomarlo como culpabilidad, como haber hecho algo mal, o sea ¿qué he hecho mal? Implica que te has equivocado sí o sí.

Puede que no te hayas equivocado, puede que no sea un factor personal, puede que lo hayas hecho bastante bien.

Yo siempre digo que hay veces que lo haces «perfecto», «genial», todo te sale a pedir de boca y los resultados no acompañan en absoluto.

Dices ¿qué ha pasado aquí? Y otras veces que lo haces bastante mal, mediocre, tirando a bochornoso y sin embargo todo sale a pedir de boca.

Dices: esto ¿por qué? Pues yo siempre pienso esas veces que lo he hecho tan mal, que soy consciente de que no estoy en ¡fuf madre mía! Cualquier otra persona me habría mandado a freír espárragos —que decimos aquí— y sin embargo todavía funciona bien.

Pues esto es un regalo de la vida, esto es algo que me tocaba, así que lo voy a disfrutar y eso por las veces que lo hago genial, que me siento, me identifico y me represento a mí mismo en cada acción, digo ¡guau! Estoy muy bien.

Y sin embargo pues no tengo nada y me digo: pues nada, hoy no era el día.

No obstante, lo importante —vuelvo a lo mismo— no es el resultado exterior o más tangible.

Como conseguir en este caso que la chica está interesada en ti, sino que tú te sientes representado por ti mismo y que hayas hecho un papel bonito y sepas valorarte y premiarte por haber sido en este caso masculino.

Haber sido realmente pues un Atractor y haber ofrecido la versión más atractiva de ti mismo. Ni más ni menos.

Así que vamos a ver eso, por un lado vamos a intentar hacernos las preguntas, el diálogo interior lo menos negativo, bastante tenemos ya con que la situación nos pueda superar como para encima machacarnos a nosotros mismos.

Culpabilidad

No digo que lo estés haciendo, veo el indicio, veo la posibilidad de que esto se convierta en algo, en culpabilidad total y así un poco metiéndonos en temas un poco etéreos.

La culpabilidad se podría decir que es la forma de energía más destructiva que hay ¿de acuerdo?

Dentro de la forma en que interpretamos la vida, la culpabilidad de hecho vibra a una frecuencia muy baja, cercana al suicidio y a la muerte y todo esto.

Por eso hoy evidentemente hablamos de una culpabilidad absoluta, no de sentirse culpable por existir, no es el caso, ni muchísimo menos.

Estoy tratando un poco de demostrarte que hay unos indicios, pero no es para nada preocupante.

Sólo que revisemos nuestro diálogo interno porque la culpabilidad no, yo siempre hablo de responsabilidad. Fíjate que es más o menos lo mismo, es decir, me meto en la ecuación y sé que puedo cambiar las cosas.

Pero no desde lo negativo, soy malo ¿qué he hecho mal? Sino ¿qué puedo mejorar? ¿Cómo es una aceptación? Es aceptar que se puede mejorar y lo asumo y me responsabilizo y voy a empezar a actuar que a fin de cuentas es lo que estás haciendo, preguntándome.

Me estás diciendo: oye yo quiero arreglar ¿cómo lo puedo arreglar?

Más que hago mal ¿cómo puedo mejorar esa situación? ¿Cómo puedo cambiarla? ¿Cómo puedo revertirla? O como sea, yo iría más por ahí.

Eso es el apunte primero que quería hacer, que es importante.

Ahora, con esto que te voy a contar a partir de ahora, vas a darte cuenta que evidentemente no eres culpable, ni mucho menos.

Haces muy bien en ser responsable y en tratar de revertir de alguna manera, de afectar positivamente esa situación, ese resultado, pero no es algo de lo que deben sentir mal.

Porque ¿adivina qué? Que las chicas aman ese tipo de conductas que te conozcan un día y pasados unos días ellas actúen como que no te recuerdan, básicamente.

Es casi como que no se acuerden de ti, pues es algo muy común y es algo muy habitual ¿vale? Es algo que sucede muy a menudo.

Sobre todo vamos a matizar sobre todo cuando tu versión más atractiva no está tan visible cuando por lo que sea pues todavía te queda un trayecto para sacar tu Atractor, tu versión más atractiva.

Si evidentemente, si destacas, si tienes ciertas características, muy probablemente no suceda.

Vamos a ver ahora luego, en todo caso un poco como corregirlo, pero, por lo pronto quédate con la idea de que no es nada descabellado.

Ellas funcionan de una manera más emocional, nosotros una manera más lógica.

Entonces, como se mueven por emociones, pues si en el momento en que vuelves a verla su emotividad, sus recuerdos o lo que sea sea, si ella se acuerda de ti, que muy seguramente se acuerde pero su recuerdo es vago.

Es vago, me refiero que no hay nada que destacar y te ve y sigue sin conocerte, no le preocupa en absoluto, pues puede que por economizar y por eso bueno, yo quiero conocer a otra gente y esta persona ya la conoció el otro día y no me dijo nada así en especial, no me llamó la atención.

Pues eso que me ahorro es una forma selectiva de ahorrar en emociones, energías, en decir pues ahora me centro en otras personas nuevas u otras. otras personas que sí, que me han llamado la atención el otro día y que también están aquí.

Y entonces, básicamente no voy a emplear recursos emocionales en quien por lo que fuera no me llame la atención.

Común, Habitual

Así que es muy habitual, le pasa a mucha gente, a mí también me ha pasado en épocas tempranas de todo esto.

Así que lo primero es que es normal, es normal o es muy habitual.

Si nos encontramos con alguien que tiene unas características, un carisma, algo que llama más la atención o que ha hecho una interacción bastante buena con ella y ha proyectado bastantes cosas interesantes.

Pues es muy probable aún así ojo, puede que ella actúe no como que no te conoce, sino como que no te ha visto.

Para que seas tú el que la salude etc. y entonces ahí ya diga ¡ahh, hola qué tal! Si es verdad que el otro día.. y actúe como que es verdad que no se acordaba, pero se acaba de acordar y sin embargo se acordaba perfectamente y estaba esperando el momento de que hablaras con ella.

Pero claro, ahí ya son distintos mecanismos los que utilizamos hombres y mujeres para proyectar de alguna manera lo que piensa la otra persona de nosotros.

A ellas les interesa mucho, a nosotros también ¿de acuerdo? Pero a ellas les interesa mucho su reputación y que parezca que eso, que no es una chica fácil o poco selectiva.

Entonces, casi que eso, que tiene una vida, que tiene muchas cosas, muchas opciones y que si elige la que elige es porque se lo ha ganado y lo merece.

Cómo corregirlo:

Son estrategias, como otras cualquiera. Entonces ¿cómo podemos corregir eso?

Deficiencias:

¿Cómo podemos hacer que se reduzca el número de situaciones como esta?

Valor

Por un lado, como tú dices, en la interacción previa, la primera vez que la conoces y te la presentan y hablas con ella, o la conoces tú y hablas con ella pues es importante que sepamos proyectar valor.

El valor, como digo siempre, es el equivalente al atractivo, a la atracción, es lo que genera deseo.

Para nosotros es normalmente su belleza, una belleza, una fertilidad que se le vea pues que está despampanante, que está sana, que tiene atributos femeninos.

Muchas curvas, etc. o como a ti más te llame la atención, eso es lo que te atrae, ese sería el valor, el equivalente.

Si para ti sería pues por un lado también tu apariencia, a tu apariencia, me refiero incluso pues tu estatura, tu forma de vestir, lo «atlético» que estés tu belleza, tu peinado, etc. todo eso tiene un punto.

Yo siempre digo que tiene unos 3 sobre 10, máximo de 3 sobre 10. De entre 0, de no puntuar ni uno que eso nos puede estar hasta dinamitando, porque si no tienes nada, si eres difícil de ver, pues bueno, estás ahí de hándicap, pero bueno.

Si estás en 1 o 2 que es lo normal, pues suficiente, no hace falta más.

Ese extra punto, ese 3 es ser un súper modelo y sólo es un punto más ya te lo digo.

De hecho, si pareces un súper modelo, puede ser que sean más porque vistes bien, tienes buen gusto, sonríes, te mueves, tienes unas cualidades que en realidad están apuntando a situación privilegiada, que eso es lo que más proyecta realmente en una mujer.

Tu estatus, la capacidad que tienes de dar, lo que ella detecta que te va bien en la vida, que te lo sabes montar y que disfrutes de la vida.

Y que tu situación es privilegiada, por lo cual, la gente que se hace a tu alrededor disfruta de una vida más «fácil».

Y ella se imagina que contigo la vida es más fácil y eso es muy positivo, tanto para ella como para la prole, como para sus hijos, vuestros hijos y eso e inconscientemente está en su mente.

Y aparte la capacidad, o sea que tengas el poder de asistirla, apoyarla, ayudarla, entonces va muy a colación sobre toda la situación privilegiada, porque tienes privilegios en la vida, por así decirlo.

Ya sea que te los hayas ganado tu, mucho mejor si te los has ganado tu, o han sido heredados.

Aún así le pueden interesar, pero ella es más interesada en lo que tienes que aportar, que en lo que eres, si se los has ganado tu o evidentemente forman parte de ti.

Entonces bueno, los buenos genes también pues ella ve que eres fuerte, que estás sano que tienes mucha energía y eso también le va a ayudar.

Con lo cual, la idea que te disparo aquí es que sepas proyectar eso.

Sepas proyectar ¿cuánta valía? ¿Cuánto vales? ¿Cuánto tienes que aportar? ¿Cuánto ella se va a beneficiar de todo lo que tienes que aportar? Parece que es cómo comunicar.

Esto no da para un podcast, habría que hacer una serie de podcast para explicarlo todo.

Pero te quedas más o menos con la idea y si quieres profundizar, tienes perfectamente el sex crack o el ligar es fácil y sabes cómo, donde se profundiza mucho más sobre esos temas, pero bueno, ahí te haces una idea.

¿Romance, Cualificación?

Yo creo que eso es lo más importante, porque podría ser el romance o podría ser la cualificación, que son las otras grandes subdinámicas del VACUARO pero lo cierto es que el romance o la cualificación sería si ella en un principio le encantaste, o sea, tu valor fue adecuado y dijo ¡guau!

Pero luego te vio con muchas otras y te vio haciendo cosas raras o estando en forma muy cariñosa con otras chicas y ya de repente dijo a este tío le da igual una que 80.

No se sintió especial, sintió que lo que tenéis vosotros era lo mismo que tenías con todas, con cualquiera, que sería el romance y entonces prefiere estar lejos de ti, porque no le convienes.

Porque piensa este me va a utilizar, va a tener sexo conmigo cuando quiera y sin embargo va a estar con mil.

Eso sería otra posibilidad, pero un poco más remota, por lo que me cuentas.

Actuar con naturalidad:

Yo creo que es un tema más de que te ven y no te ven destacar, estás ahí un poco en la «mediocridad» del resto de chicos y ellas normalmente no buscan mediocridad, no buscan algo que no destaque.

No hace falta ser famoso y no hace falta ser alguien que destaque demasiado, incluso destacar demasiado puede ir en tu contra si no sabes llevarlo bien, pero si que buscan cosas que te hagan a tí también, que a ellas les llame la atención y que te desmarquen, básicamente.

Entonces, si no te desmarcas, yo lo veo más por el tema de proyectar ese valor.

Imponiendo tu realidad

Entonces vamos a suponer ya como última situación que hemos hecho esa primera interacción en su momento hace unos días y bueno, lo hemos hecho como buenamente hemos podido.

Ahora ya con estas nociones lo tienes más claro y lo vas a hacer mejor, espero que sí.

Pero bueno, ahora la chica que te encuentras otra vez, pues resulta que no habías escuchado este podcast y quieres volver a hablar con ella.

De alguna manera no puedes pensar como lo hice mal —como hemos hablado— como no lo hice todo lo bien que podía haberlo hecho, pues lo he perdido.

Esto no tiene por qué, es más, cada oportunidad que tienes cada vez que la ves, es una oportunidad y ¿por qué no vamos a aprovecharla? hay que saber jugar bien nuestras cartas.

Pero bueno, básicamente tenemos la opción de jugar nuestras cartas ¿qué hacemos? ¿Nos rendimos o probamos?

Yo personalmente te invito a que lo intentes otra vez.

Entonces, yo te ofrezco dos alternativas muy sencillas, dos posibilidades muy sencillas para esa situación.

Ella evidentemente, como digo va a ser común habitual que te ignore.

Siguiendo juego de roles:

Entonces, por un lado podemos seguir su juego, como si fuera un juego de roles y podemos acercarnos y decirle: «oye ¿tú y yo nos conocemos en nada verdad? Porque no nos han presentado tal» y te vuelves a presentar.

Y claro, en este caso te recomiendo que tengas una buena campaña de valor, por así decirlo, o sea que lo que vayas a aportar, que lo que vayas a contar, etc.

Mejorando la impresión que proyectaste

Tú te acuerdas, sabes lo que le has contado, cómo se lo has contado, entonces puedes matizar, puedes perfeccionar o puedes aportar nueva información.

Pero bueno, tú sigues el juego este que ella quiere hacer de que no nos conocéis, ella muy probablemente te diga: «sí, creo que él el otro día hablamos un poco y ya está».

Pero eso, date cuenta que esa actitud masculina de ir a ella y tener la masculinidad, la polaridad de acercarte y querer conocerla e incluso de ¡ostras no no me acuerdo de ti, no recuerdo tal!

Luego ella te dice sí, si hablamos este día. Sí, ahora que lo dices, espérame un momento, la que me contó no sé qué, la que me pasó no sé cuánto.

Vale, ya me voy acordando, pero ¡ostras! Pues nada, perdona, no caía, no creía que te ha visto, es que estás muy cambiada, te veo más tal.

Divirtiéndote tomándole el pelo

Puedes jugar, divertirte con las acciones de yo tampoco te conozco y es un juego ¿vale?

Estás jugando para divertirte y eso se va a impregnar, le vas a comunicar, que estás a gusto, que te lo pasas bien.

Que encima estás disparando situación privilegiada, porque es una persona que se acerca a las personas, que quiere conocer o que le llaman la atención, o que desconoce, porque es una mente curiosa que quiere compartir y descubrir.

Entonces todo eso y encima pues ella puede que sea en este caso el motivo de tu curiosidad, que eso es muy poderoso.

Entonces, podemos hacer esa parte, eso sería seguir con su juego, seguir con su situación, ella igual te sigue el juego, se hace la longi, como que no se acuerda de que el otro día hablasteis.

Pues podrías hasta para regocijarte más, si tú ves que ella en realidad se está haciendo la tonta, pero en realidad se acuerda.

Pues igual le puedes contar todo lo contrario a lo que le contaste la vez que la conociste y que ella empiece a flipar y diga: Ostras, este tío ¿qué pasa, que me engañó ahora? O ¿me está vacilando ahora?

O puede pensar ¿cómo el otro día no se acuerda él que hablamos? ¿Me contó unas cosas que eran mentira y ahora me cuenta otras mentiras? ¿Qué está pasando?

Y luego, en un momento dado, lo sacas y le dices: sé que nos conocimos el otro día y lo que pasa, no me creo que no te acordaras de mí. Así que se me ha ocurrido empezar a decirte otras cosas de las que te conté para ver tu cara y efectivamente tienes un poema.

Esto que te he contado era coña en realidad, es lo que te conté el otro día.

Y ella va a ver que efectivamente igual tu vida no ha cambiado mucho desde entonces hasta ahora, lo que le contaste entonces era real, pero veo una actitud distinta, más juguetona y más de me importa muy poco el resultado.

Me importa muy poco lo que pienses de mí y es más, me divierto riéndome de que me digas que no te acuerdas.

Ese jolie fresco pues va a potenciar mucho. Eso sería una posibilidad, bueno, dos posibilidades en este caso ya.

O sea, que actúes como que la conozcas y mejores tu discurso.

Que actúes como que no la conoces y te inventes adrede; todo lo que le contaste los cuentes de una manera totalmente irreal para que ella diga ¡guau este tío es un mentiroso compulsivo!

Y luego destaparlo y decir no, a ver, estaba tomándote el pelo, porque evidentemente me lo estás tomando tú a mí, diciendo que no me conoces.

Y lo siguiente sería ninguna de estas dos y directamente imponer tu realidad y de ahí ¿ey qué pasa? ¿Cómo estás? Ella te va a decir ¿cómo? ¿Sabes su nombre? O ¿deberías acordarte? Jessica ¿que no te acuerdas que estuvimos el otro día hablando? La verdad es que me gustó mucho esto.

Y la chica tiene que decir: ¡ahh si! ¿Qué tal, tu eras?

Y yo: Manolo ¿qué tal?

Ahh si, tú eras..

En serio ¿no te acuerdas de mi nombre? ¿De verdad? Yo creía que las chicas teníais mejor memoria, o solo eres tú.

Y le estás un poco poniendo a prueba, etc.

La idea es que en cualquiera de los dos casos, por un lado estás jugando ese juego de rol que ya sea actuar como ella y tomar el pelo o estás siendo más varonil, más directo, más yo te conozco ponte como quieras, tú me conoces a mí, el otro día hablamos.

Actúa como que ¡hay no me acuerdo! A mí no me tomas el pelo, no te voy a juzgar, ni te voy a decir pero tía ¿qué me estás contando? No es una actitud de reprochar, porque eso te quita, sos reactivo y te quita mucho valor sino es una actitud de si, tu cuéntame lo que quieras.

Hazte la longa y lo que quieras, pero tú y yo sabemos eso, que nos conocimos el otro día, que estuvimos hablando un rato y que nos gustamos y nos vamos a conocer más.

Eso es tu diálogo interior, como por dentro te acercas ¿y qué tal? ¿Cómo estás? ¿Todavía sigues —acuérdate de algo de lo que hablas— todavía sigues no sé qué? Si sabes su nombre, mejor.

Y ella, pues igual, realmente no se acuerda mucho. O se ha medio olvidado porque no le impactaste mucho y está un poco confundido.

Está diciendo sí, este chico me suena ¿pero de qué? Y tú ahí puedes incluso decirle: bueno tal ¿cómo estás María?

Y ella: bien, que tal

¡Uy! No me digas que no te acuerdas de mi nombre,y la pones en un pequeño aprieto para generar energía, generar impacto y que la chica esté un poco incómoda consigo misma, diciendo ¡uy! Creo que se me ha olvidado algo interesante y mierda.

Y la estás poniendo en un pequeño aprieto, un poco incomodidad que eso activa, mueve, no sea algo soso y tranquilo que no genera nada.

Para para generar esa polaridad, esa atracción, pues tienes que irte a los polos, estirar, tiene que haber tensión.

Si no, si está todo llano, plano, relajado, pues se duerme, se aburre, se olvida de ti.

Y cuando te ve, o no se acuerda de ti, o prefiere no acordarse.

Así que, básicamente esto es lo que te recomiendo.

Creo que estás haciendo algo genial, tienes que tomar esta responsabilidad y seguir trabajando en tu carta de presentación, en tu proyección de valor, para que te pase esto menos veces.

Pero, aún si te pasa, le puedes sacar mucho partido, porque tienes información, sabes cosas de ella o sea que no es una apertura en frío que tienes que hacer helada o yo que sé o inventarte una historia como excusa para abrir, sino que tienes material real y solo tienes que jugarlo.

Y nada, ya hace unos capítulos que no digo nada, voy a aprovechar ahora. Espero haberte ayudado muchísimo, querido «novato». Bienvenido y nada ya sabes que aquí estamos para aportar mi humilde conocimiento o experiencia o llámalo como quieras sobre todos estos temas.

Y ya sabéis, si queréis seguir enviándome vuestras preguntas, pues lo podéis hacer, podéis ir a [email protected], ese es el correo electrónico y enviarme un audio con el móvil.

Lo podéis hacer directamente también por telegram en @rayhavana.

Y bueno, también tenéis algún acceso en la web en atraidasporti.com/atractor, pues ahí tenéis un poco también información más visual, si es lo que queréis.

Y me podéis enviar vuestra duda para que yo la incorpore el programa. Ahora mismo hay un flujo bastante interesante y bueno os lo agradezco un montón porque esto sigue viento en popa.

Eso sí, las reseñas parece que se han estancado un poco en iTunes, así que bueno si os animáis a dar cinco estrellitas y poner un poco porque esto se está aportando, pues encantadísimo porque uno lo hace con el corazón y espera aportar lo mejor y espero estar consiguiéndolo.

Así que nada, nos vemos la semana que viene aquí en el podcast, nos vemos en YouTube también estoy, en la plataforma conexioninstantanea.com donde voy aportando cursos y cosas un poco más privadas, un poco más profundas y cosas que incluso pues no son necesariamente lo mejor a nivel público.

Porque hay cosas que hay que tratarlas con delicadeza y en petit comité y de una manera un poco más respetuosa, porque al final hay una cosa que se llama reputación.

Las mujeres lo tienen y mostrar cosas personales de cualquier manera aunque pueda ser beneficioso y es para que las conozcamos mejor y las entendamos y todo sea mejor.

Pero hay gente que así a nivel exterior lo puede malinterpretar y la puede utilizar en contra de e incluso juzgar a la mujer por ser mujer.

Y entonces que la mujer deje de ser mujer o por lo menos no lo sea con la mayoría, por estúpidos y sólo lo sea con la gente que sabe ver eso y que sabe entenderlas y sabe respetarlas.

Es lo que tratamos aquí, así que bueno, en conexioninstantanea.com hay material de ese tipo y voy haciendo cada vez más aportaciones, donde muchos de los alumnos que están allí lo agradecen porque pueden ver ese lado oscuro que no es bonito, es precioso me refiero.

Lo que no es bonito es que ellas lo enseñen a seguir abiertamente y sean juzgadas de la misma manera no sé qué, los hombres nos puede atraer el porno y hay hombres que se sienten mal diciéndolo, compartiéndolo, aunque hoy en día eso ya es evidente que todo el mundo ve porno.

E incluso los no fap estos que no se masturban lo hacen porque se han auto impuesto no hacerlo pero vamos eso es algo habitual, pues eso está como más aceptado y como que el hombre somos más sexuales o más guarretes.

Estamos mejor aceptado, pero vamos, la mujer no es menos sexual que el hombre. Esencialmente tiene habilidad sexualidad distinta, le cuesta mucho más arrancar le cuesta mucho más llegar a ese punto y cuando llega a ese punto pues es imparable.

Pero parece que la mujer no puede mostrar eso, porque si no es una guarra, es una puta y lo que estamos consiguiendo con eso, aparte de hacerla sentir mal y que no quieran mostrarlo fácilmente o más abiertamente, pues estamos ahí haciéndoles daño a ellas y a nosotros al final.

Así que bueno, me queda esa plataforma un poco para que sea un petit comité, un sitio donde se pueda trabajar y mostrar esas cosas con respeto, con amor y sabiendo que los beneficios son múltiples si ambos nos conocemos, si nos aceptamos y aprovechamos tanto nuestras fortalezas como nuestras vulnerabilidades.

Pues nada, no me enrollo más, ya sabes que te deseo mucho ánimo, más energía y por supuesto además de tomar decisiones, independientemente del resultado, ya sea positivo o negativo, sea lo que sea que surja de esas decisiones, que saques ¡excelentes conclusiones!

Podcasts relacionados

#38 Valor & Psicología Femenina
#25 Valor Vs Cualificación
#5 ¿Demasiado valor?

No te enganches a quien te ignora

Dicen quecuanto más ignora una persona a otra, más interesada estará la segunda. A veces, funciona. Quizás porque nos gusta ese juego de tira y afloja en el que parece que uno es el gato y otro el ratón. Sin embargo… ¿Qué ocurre cuando quien te ignora te provoca sentimientos que te hacen daño?

Tendemos a ‘engancharnos’ de quien no hace más que desaparecer. No da señales de vida; no muestra interés. Cuando aparece de nuevo, sientes alivio y lo que te ata se hace más fuerte. ¡Cuidado! Abre los ojos, puede que estés frente a un manipulador emocional.

Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), que hace énfasis en la capacidad del manipulador para engañar con sus mensajes inconexos al manipulado.

Deja de autoengañarte

Cuando alguien nos gusta, nos autoengañamos. De repente, empezamos a ver ciertas señales que interpretamos como nosotros queremos o necesitamos.

Esto alimenta nuestra creencia de que a la persona por la que nos sentimos atraídos le gustamos, se preocupa por nosotros, quiere formalizar la situación… A pesar de que quien te ignora en realidad no se siente así.

No te precipites, esto es lo que quieres ver. No obstante, ¿por qué no intentas verlo desde otro punto de vista?

  • Solo se pone en contacto contigo cuando él quiere y cuando esto no es así, no da señales de vida. Por lo tanto, te está utilizando.
  • Ha pospuesto una cita que tenía contigo por quedar con sus amigos o hacer otro plan que le apetecía más, así que no le gustas tanto como piensas.
  • Alguna vez te ha dejado colgado en una conversación, por lo que no eres su prioridad, ya que ni siquiera se preocupa por dejarte una sencilla frase de despedida.

Lee también: Cuidado con las relaciones altamente peligrosas

Es posible que lo justifiques con frases tales como «es que necesita su propio espacio», «no quiere sentirse agobiado», «es muy independiente»… Estos motivos no hacen más que dañar tu dignidad y generan un sentimiento que de dependencia que, según esta investigación realizada por la Universidad de Oviedo, también es denominado «Síndrome de Artemisa».

Quítate la venda: él te ignora

Es el momento de que te saques esa venda que te está impidiendo ver la realidad tal y como es. De todos modos, antes de hacerlo verifica que no eres una persona dependiente.

Esa necesidad tuya de estar a su lado y de ser importante para alguien provoca que te sometas y aceptes actitudes que jamás le recomendarías soportar a un amigo. Es el momento de observar; analízalo todo. De esta manera, lograrás sacarte las vendas que te están tapando los ojos.

Las palabras y actos de quien te ignora te confunden

¿Alguna vez has intentado hablarle de tus sentimientos? Eso tan profundo que te carcomía por dentro o, sencillamente, querías expresarle a esa persona lo mucho que la quieres. Es una situación que no se produce, ya que hace todo lo posible para encaminar la conversación hacia otros senderos.

Sin embargo, contrariamente, a veces sí que te lanza palabras o actúa de una manera que te deja boquiabierto. Un «me gustas», «eres el único»… Esto te confunde y te mantiene en ese tira y afloja que te engancha aún más.

Es importante comprender que, si no existen una comunicación veraz entre vosotros, hay algo que no está funcionando. Así lo sugiere este estudio realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Te puede interesar: 6 tipos de relaciones tóxicas que deberías evitar

Los mimos cuando él quiere

Tú también necesitas cariño y, sin embargo, no lo recibes por su parte cuando lo requieres.Esto solo sucede cuando la otra persona así lo desea.

A pesar de esto, debes estar alerta. Si cuando te enfadas se pone muy pero muy cariñoso, puede que esté intentando manipularte para no perderte.

Te provoca inseguridad

Las buenas personas nos provocan seguridad. Cuando sucede todo lo contrario, puede que sea indispensable salir corriendo. Este estudio realizado por la Universidad Católica del Norte (Chile), hace hincapié en este tema relacionado con los diferentes patrones de apego en la pareja: es fácil que las personas con patrones de ansiedad en el apego acaben generando relaciones tóxicas con su pareja o parejas.

Seguro que tú te crees seguro. Cuando estás con esa persona, estás bien, feliz, contento, alegre… Eso siempre y cuando no intentes manifestar tus sentimientos o pensar en lo confundido que te dejan muchas de las cosas que te dice. No hablar claro, no comunicarse o no saber qué es lo que quiere provocará en ti una gran inseguridad.

No le gusta que tomes la iniciativa

Volvamos al tema de las citas y de quedar. Posiblemente, no te hayas dado cuenta de que cuando tú le dices de quedar, empiezan las excusas.

¿Qué ocurre cuando es él el que te dice de veros? Como seguramente ya te habrás dado cuenta, la situación no es la misma; a él no le gusta que tomes la iniciativa.

Estar en la cuerda floja es muy excitante, hasta que empieza a doler. Por eso, es preciso hablar claro y no permitir que las demás personas jueguen con nosotros.

A veces, esto es culpa nuestra. No quieres ver la realidad con relación a quien te ignora, que no te hace caso, que te está utilizando. Sin embargo, ahora la pregunta es: ¿Prefieres ver la realidad o darle la espalda?

Qué hacer cuando un hombre que te gusta te ignora

La ilusión de encontrar la pareja ideal para nosotras siempre es algo que provoca mucha expectativa. Idealizar a ese hombre tal cual nos gustaría que fuera es un sentimiento muy cálido pero cuando por fin conoces a ese hombre que te hace pensar es el indicado, resulta que te ignora totalmente. Si las cosas no han salido como imaginaste y aún no sabes qué hacer cuando un hombre que te gusta te ignora, no te preocupes, porque en el siguiente artículo te enseñaremos varios puntos para gestionar esta situación de la mejor manera.

  • Controla tus sentimientos – Es muy normal, bajo esta situación, llegar a deprimirse. No es extraño que pasen por la mente las preguntas: ¿por qué no le gusto?, ¿tengo algo malo?, ¿será que soy poca cosa?, entre otras tantas más.

    El consejo que te damos en esta situación es controlar tus sentimientos. En la mayoría de los casos, cuando un hombre ignora a una mujer, no es por algo personal con ella, ni tampoco es por ser poca cosa, sino que simplemente es que ella no es su tipo, o él no la ve como una posible pareja. Nunca debes deprimirte ni pensar de forma negativa sobre ti misma. Recuerda que una actitud positiva te hace ser mucho más atractiva ante cualquier persona.

  • Analiza la situación – Cuando se trata del amor todos solemos ser un poco impulsivos, incluso las personas caracterizadas por ser introvertidas suelen lanzarse sin más, obteniendo en la mayoría de los casos resultados negativos por actuar de esta manera.

    Lo mejor que puedes hacer en esta situación es detenerte y pensar. Analiza cual será el motivo por el que este hombre te está ignorando y si al encontrar la respuesta descubres que es algo que depende de ti, lo que debes hacer es dejar de actuar como hasta ahora e intentar un enfoque diferente, de esta forma podrá verte de otra manera.

  • Evita sobrexponerte – Para saber qué hacer cuando un hombre que te gusta te ignora tienes que evitar sobrexponerte. Es común en las chicas que son ignoradas por un hombre, pensar que tal vez necesitan aparecerse más en su camino para ser notadas. Toparse “accidentalmente” en los lugares que frecuenta o incluso comenzar a vestirse más sexy para atraer su atención, tampoco trae los resultados que se podrían esperar.

    Haciendo esto, lo que lograras solamente será hacerle notar que estás desesperada o, peor aún, que eres una chica fácil, lo que hará que solo se fije en ti para aprovecharse.

  • Respeta su espacio – Deja de perseguirlo incesantemente en busca de su aprobación, piensa que tal vez estas siendo un poco pesada y lo puedes llegar a agobiar. Depende el trato previo que tengas con este hombre, a veces es bueno hacerse extrañar un poco.

    Desaparece un tiempo y lo más probable es que se ponga en contacto contigo para saber de ti. En este otro artículo te damos algunos consejos para que un hombre se vuelva loco por ti, ¡puedes conseguirlo!

  • Descubre sus intereses – A todos nos gusta la idea de poder compartir nuestras aficiones con nuestra pareja, por lo que encontrar una persona con nuestros mismos gustos automáticamente la vuelve llamativa.

    Descubre qué le gusta e intenta mantener una conversación con el sobre ese tema, de esta forma el comenzará a verte con otros ojos, pero ¡cuidado! si te pasas podrías irremediablemente entrar en la temida “zona del amigo”.

  • Ignóralo tú – A todos nos gusta, en mayor o menor medida, sentirnos atractivos. Por lo que si estás dando mucha atención a un hombre que te ignora, tal vez deberías intentar hacer lo mismo tú.

    Si tu vida gira alrededor de la de un hombre que te ignora y, de repente, cortas esta atención, lo más seguro es que le hagas preguntarse qué ha pasado y sea él quien te busque para recuperar ese interés presuntamente perdido.

  • Sé frontal – Para saber qué hacer cuando un hombre que te gusta te ignora te recomendamos que vayas de cara y le digas, directamente, qué sientes por él. Muchas veces, con los hombres, las sutilezas no funcionan, por lo que plantear tus sentimientos es el camino más rápido para salir de la incertidumbre. Con este método, si te ignora porque no le agradas, porque lo intimidas o simplemente es tímido y no sabe cómo acercarse a ti, saldrás de toda duda enseguida.

    El riesgo de salir herida con este consejo es mayor, especialmente si has tenido tiempo de idealizar este hombre y no son correspondidos.

  • A veces el adiós es el mejor camino – Si luego de intentar todos los acercamientos y métodos posibles para llamar la atención de ese hombre, él sigue ignorándote, entonces es momento de dar un paso al costado y desistir en tu intención de conquistarle. No caigas en rogar ni rebajarte por alguien que no te merece, el amor está ahí afuera y solo es cuestión de tiempo poder encontrarlo o que te encuentre.

Si te gusto el articulo Qué hacer cuando un hombre que te gusta te ignora compártenos en tus redes sociales.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *