0

Porque me siento sola

Tabla de contenidos

Qué hacer cuando estás triste y te sientes solo

En lugar de quedarte en casa dando vueltas y vueltas en torno a aquellos pensamientos de temática triste, programa un plan contigo mismo.

Sesión de cine

Es una de las mejores terapias frente a la soledad porque una vez que has comprado tu entrada y te encuentras sentado en la sala, experimentas el encuentro con la vida de los personajes, descubres una trama interesante y obtienes lecciones de vida a partir del ejemplo inspirador de sus protagonistas. Evidentemente, no todas las películas tienen la misma calidad. Sin embargo, puedes documentarte por medio de la lectura de críticas y reseñas sobre las ofertas disponibles en la cartelera. Más cine; esta es una buena fórmula para reducir la soledad emocional.

Si no te sientes cómodo con la idea de ir al cine sin compañía, entonces, elige la sesión de tarde de un día entre semana como mejor opción para disfrutar de tu momento cinematográfico. Te sentirás en tu zona de confort.

Lectura en la biblioteca

Elige un buen libro y cambia las paredes de tu casa por las de la biblioteca para sentirte acompañado por ese silencio latente en este espacio cultural que también es un lugar de socialización. Los libros son una buena medicina frente a la soledad y la tristeza. No continúes leyendo un libro que te aburre en sus primeras páginas, de lo contrario, conviertes la lectura en sufrimiento.

En torno al universo literario también puedes experimentar la compañía de formar parte de un Club de Lectura en el que poner en común las reflexiones en torno a la obra leída por el grupo.

Paseos

Los paseos son medicinales para el estado de ánimo y son un buen modo de actuar cuando estás mal anímicamente. También puedes combinarlos con otros planes. Por ejemplo, puedes tomar algo en una cafetería mientras lees tu revista preferida. Puedes aprovechar el trayecto para hacer algunos de los recados cotidianos. También puedes hacer algunas fotografías de paisajes.

Llama a un amigo

Cuando te sientes así puedes cometer el error de esperar que otra persona adivine cómo te sientes. Sin embargo, es muy posible que las personas que te quieran no se hayan dado cuenta de tu malestar. Llama por teléfono a un amigo, cuéntale cómo te sientes, agradece su apoyo y dile que te gustaría quedar para hablar un rato.

Si ese amigo se encuentra a kilómetros de distancia, entonces, podéis concretar una conversación por videoconferencia. A veces, cuando te sientes triste y solo, necesitas hablar de ello para relativizarlo y darte cuenta de que, desde la empatía, surge el entendimiento cuando utilizas el lenguaje de los sentimientos.

Conciertos de música

Deja de boicotear tu agenda personal al depender siempre de la compañía de otra persona para realizar planes que te gustan. Por ejemplo, si hoy tienes disponibilidad de tiempo para acudir a un concierto de música clásica pero nadie en tu entorno tiene libre en ese momento, entonces, valora la posibilidad de asistir sin compañía. El sentimiento de soledad desciende cuando aprendes a poner en práctica tu propia autonomía en la experiencia práctica.

Me siento solo y vacío por dentro, como sino encajara.

Todo lo que escribo son cosas que he vivido, y en algunas ocasiones me siento solo, por eso escribo este tema, mayormente, para desahogarme cuando me siento solo.

A veces por cosas que veo, y otras tengo la sensación de sobrar con mi familia y mi entorno en general, y nadie lo entiende, la verdad.

Da igual que tengas amigos en Facebook, Instagram o incluso una pagina propia, verte en la situación de que no puedes llamar a nadie cuando te encuentras mal o simplemente, querer salir por la noche a tomar algo con alguien que, supuestamente, llamas amigo, te sientes peor.

Por eso voy a hablar de la soledad, y de sentirse solo, espero que mis palabras te lleguen.

¿Qué es la soledad?

No hay nada más triste que sentirse solo, cuando se está acompañado.

La soledad es algo que me enseñaron como algo malo, como el psicólogo o el dentista, estereotipos basados en miedo, normalmente, nuestra familia.

Cuando por primera vez me siento solo, hace ya años, lo pasé verdaderamente mal por pensar que era algo muy malo.

Pero la soledad no es mala, a mi me ha enseñado bastante, gracias a ella, aprendí a ser independiente, descubrí que era altamente sensible y también aprendí a darle a las personas el valor que merecen.

Por eso es importante obtener nuestra definición de nuestra soledad.

La soledad es estar sin compañía durante un tiempo prolongado, pero también se puede convertir en un sentimiento extraño, la gran diferencia de la soledad está entre si es por elección nuestra o ajena.

El sentimiento de soledad es extraño ya que no se trata de estar o no rodeado de personas, se trata de no sentirse querido, valorado o sentirse invisible para el resto de personas a nuestro alrededor.

Si la soledad no es aceptada, cuando llevas tiempo en ella puede convertirse en algo muy negativo, se vuelve un “yo interno” bastante cabrón que te hace sentir el doble de peor en cualquier situación, incluso te hace alejarte de las personas.

Por qué me siento solo, cual es la razón que me haga sentir tan mal.

Principalmente, porque nos han enseñado que la soledad es mala, y que debemos relacionarnos con otras personas, e incluso crear una familia, sino realmente no existes para la sociedad. Eso se hace notable al superar los 30 años.

Aunque nos dicen que por evolución somos personas sociales, de contacto y relaciones, creo que no todos cumplen esa regla. También existen personas que prefieren la soledad. Y es algo más notable con las redes sociales y la pérdida del contacto humano.

Aun así, es un tic que tenemos todos los seres humanos, aunque no todos escuchan ese tic que nos dice: ¡Oye! te estás quedando solo, eso es malo. Va en nuestro ADN y eso es algo que no podemos cambiar, aunque depende de nosotros que hacer.

Ante esta situación, aparece tu “yo interno” identificando todo a tu alrededor y haciendo que todo se vea malo, incluso en la inmensa mayoría de veces, se convierte en tu propio carcelero, y no hay nada mas peligroso que ser preso de nuestro propio inconsciente.

Ese “yo interno” pasa de un me siento solo a todo es peligroso, y eso es el miedo, tu propio infierno personal.

La situación mas parecida es a la que llamamos depresión, que puede convertir en una persona en “apariencia normal” en alguien tremendamente solitario.

Una situación que crece, depende de la familia que se tenga, se convierte en un circulo vicioso, ya que cuando eres mayor de 30 años, en teoría, debes estar casado, con familia y trabajo. En caso contrario, te hacen sentir que eres un fracaso, añadiendo más leña al fuego.

El autoengaño de la soledad.

Antes de empezar a trabajar, estuve un año sabático en la que tuve muchas relaciones personales, había conocido a muchas personas con las que me encontraba de cuando en cuando.

Luego empecé a trabajar, lo pensé como si fuera un trampolín para empezar.

Era joven e ignoraba mucho de mi situación. A veces, era capaz de pasarme 8 horas como 16 horas, con apenas descanso y me podía tocar trabajar incluso en festivos, al principio, no te importa.

Luego me di cuenta de lo que sucedía, llevaba años en lo mismo, en la situación de trabajo-casa, y no hay relación más tóxica que esa.

Mi situación era ver series o Animes, o comprar cosas innecesarias, dejé de viajar.

Hasta que un día surgió ese tic, y ahí fue cuando realmente me di cuenta, de que me siento solo.

Fue uno de los momentos más difíciles de mí vida.

De cultivar casi todos los días mis relaciones, a ir perdiendo poco a poco el contacto.

Nunca he sido de muchos amigos, aunque cuando he ido creciendo más ido menguando las amistades, al igual que las prioridades cambian, cuando eres joven piensas en divertirte con la gente, cuando creces intentas sobrevivir a fin de mes, o cuidar de tus hijos.

Ese fue mi mayor error, centrarme tanto en mi trabajo y de olvidarme de relacionarme en persona con otras personas. Por mucho que te puedan ir bien las cosas, hay que mantener un equilibrio, entre lo personal y lo material.

El error más habitual de las personas que se sienten solas, es que buscan refugio en las redes sociales, cuando el ser humano por naturaleza necesita relacionarse cara a cara con otro. Enviar mensajes a alguien, habrá algún momento en los que no te sientas solo, a la larga esa sensación vuelve.

Me siento solo o verte solo, es algo muy habitual.

¿Cuántos de ustedes no se han sentido alguna vez solo? Seguro que una o varias veces a lo largo de la vida, en ciertas situaciones.

Eso mismo sucede con esas vidas, en apariencia, perfectas de Instagram.

Todos tarde o temprano, nos sentimos solos alguna vez por alguna razón.

¿Cuál es uno de los síntomas más común de las personas que se suicidan? La depresión es uno, el otro, efectivamente, es la soledad, el sentimiento de sentirse solo.

Aunque pienses que todo te salga mal, nadie esta libre de pasar por malos momentos, incluso te puedo contar historias.

Personas que, como nosotros, aparentan ser normales, con amigos y una vida habitual para jóvenes, una persona con una sonrisa siempre.

Y su madre encontrárselo un día en la habitación ahorcado. Quizás sea una historia algo fuerte para contar, pero necesaria.

Desde ese día aprendí que las personas somos dos mundos muy diferentes, somos lo que no mostramos al resto, ahí es donde esta la esencia de la persona.

El miedo, temor a la humillación, al que pensarán de mi…te hace entender lo cerca que puedes estar de alguien, pero muy lejos también de esa persona.

Somos lo que callamos y lo que no mostramos.

Me siento solo no es lo mismo que estar solo.

La razón, es que la soledad es muy buena cuando es llevada con positividad. Te ayuda a conocerte, a no depender de otros, a ser mas creativo y productivo, en cambio, el sentirse solo, es otro tema muy diferente.

Sentirse solo, es no sentirse valorado, querido o que es una persona que se siente ignorada.

Y afecta con el tiempo a la conducta de la persona, personas que son alegres pasan a ser autodestructivas, personas aseadas a personas que no se cuidan

Tiene que ver con nuestro “yo interno”.

¿Qué es nuestro “yo interno”? Es el cabroncete que nos dice que somos poca cosa, que no valemos y que nos desprecia, del cual te he hablado.

No solo nos autodestruye, también nos hace sentir peor de lo que estamos.

Distorsiona nuestras relaciones sociales, nos hace pensar que no tenemos a nadie o que simplemente, no somos nadie y que nadie nos va a escuchar, y eso, nos hace sentir peor.

Nuestro “yo interior” no toma la soledad como una oportunidad de mejorar y conocerte, todo lo contrario, es de hundirte más.

Sentirte solo es algo que no puedes evitar, si tus amistades no cumplen tus “expectativas”, al menos las que te gustaría que tuvieran, también si la familia no te apoya, puedes entrar en un bucle, y luego para conseguir salir, vas a necesitar más que buscar temas por internet. Te lo aseguro.

Síntomas de que una persona se siente sola.

Actualmente, vivimos en una época de aparentar, cada año menos empático y cada año también con mas problemas como la soledad y la depresión, sin hablar del suicidio.

El ser humano es único en no reconocer ciertas cosas, sea por orgullo o una cuestión de educación.

Aun así, de forma inconsciente revelamos mucho de nosotros.

¿De qué forma inconsciente lo hacemos?

  1. Comprar compulsivamente.

Cuando hablamos de este tema, hablamos de comprar cosas que no te son necesarias, comprar por comprar.

Solo por sentirte mejor al oler a nuevo, todo por aparentar que va todo bien.

En algunos casos, se hace por enfermedad de otro tipo y otras es por querer tapar otro problema.

Lo material nunca puede tapar la necesidad física o sentimental.

  1. Ver en exceso series, Anime o videojuegos.

La gente piensa que es normal, pero cuando una persona abusa de algo, suele esconder un problema mayor que quiere ocultar.

En este caso, se suele dar mucho mas en la gente joven, principalmente, aquellos que sufren acoso escolar, han sufrido alguna decepción o desengaño amoroso, se meten en su cuarto a ver series o a jugar videojuegos.

No es malo cuando lo haces alguna vez muy de en cuando, el problema es cuando es habitualmente por no querer salir.

Este era algo que hacía mucho cuando sufrí acoso escolar y cuando me sentí solo, en el primer caso me dedicaba a videojuegos y en el segundo a ver Anime y series.

En el caso de los videojuegos, puedo hablar con seguridad que si juegas en exceso puede causarte problemas “temporales” de visión, sino lo controlas.

  1. Distanciarse de los amigos.

Una persona con miedo a la soledad, debido al “yo interior” se termina distanciando de las personas de su alrededor.

Hay una alta posibilidad de que te encuentres a la persona encerrada en su cuarto o casa, si vive sola.

O llevando una vida de trabajo-casa-trabajo, sin hacer mas nada, pierden el contacto por el miedo a contar su historia.

Y si se ríen, si molesto, si me ignoran…una cantidad de palabras del miedo se generan en la cabeza, y se pasa mal, muy mal.

  1. Fácilmente irritable.

Cuando una persona lleva tiempo sintiéndose sola y no lo quiere reconocer, se vuelve irritable, por cualquier cosa.

Cualquier cosa que te digan saltas, conduciendo, jugando o simplemente, tropezarte con alguien puede salir ese lado.

En algunos casos, son personas que no saben que hacer con ese sentimiento y por eso parecen que están continuamente enfadados.

  1. Se autodesprecia.

No te has encontrado alguna vez con alguna persona, que suelta algún comentario ¿Auto hiriente? Se menosprecia, aunque no con tales palabras, pero si indirectamente.

Este tipo de persona es más fácil de ver cuando se tienen conversación con esa persona o la ves pululando por internet, como si buscara a alguien que le dijera lo contrario.

Este caso es cuando la persona lleva mucho tiempo sintiéndose sola, su “yo interior” la termina delatando cuando habla de algunos temas.

Al final, ¿Qué tiene de bueno la soledad?

La soledad tiene muchas cosas buenas, el problema es que no todos saben manejar las situaciones de la vida para disfrutar de la soledad.

Te voy a indicar para lo que me sirvió a mí una soledad positiva.

  • Independiente de otras personas, si quiero ir a algún lado, lo puedo hacer solo.
  • Me concentro mejor.
  • Estoy más atento.
  • Soy mas abierto a otras personas.
  • Me conozco mucho mejor.
  • La felicidad, mi felicidad, solo depende de mí.
  • Manejo mejor mi tiempo.

Y así, puedo seguir con muchas más, pero para eso necesitas tener una soledad positiva, y que sea querida por uno mismo, en mi caso, rara vez me siento solo, por no decir que hace años que no me siento así.

¿Qué hacer cuando me siento solo?

Todo depende de tu situación ahora mismo, ¿Te sientes solo o te sientes solo y tu “yo interior” te hace sentir peor?

Si te sientes mal normalmente, respira hondo, coge fuerza y ponte a buscar una solución.

Si te sientes mal y tu “yo interior” te hace sentir peor, debes hacer lo anteriormente dicho y decirle a tu interior, que tú vales la pena y que mereces ser feliz.

Te voy a dar 5 consejos que yo mismo use y uno personal que me dieron.

1. Identifica la causa, reconoce y acéptalo.

Para hacerlo necesitas pensarlo y ser muy sincero contigo mismo, este tipo de situaciones se deben a que las personas no son sinceras consigo mismas.

Por eso debes preguntarte la causa, ¿A qué razón se debe? ¿Desde cuando estás así? O un simple ¿Por qué?

Cuando lo hagas, sé sincero contigo mismo, los problemas hay que reconocerlos y aceptarlos.

Y si estás en una situación con tu “yo interior” te aconsejo que no solo busques la causa, sino que tengas conversación contigo mismo para decirte cosas positivas todos los días, hasta que esa voz interior se silencie.

Una vez silenciada puedes empezar a tomar medidas con el problema principal. Es un consejo personal.

Normalmente, depende de la persona, las causas suelen ser las siguientes:

  • Familia.
  • Ruptura.
  • Pérdida de alguien.
  • Algún tipo de acoso.

Está en ti averiguarlo y tomar cartas en el asunto, y no importa lo mucho que busques en internet.

2. Cuéntale a alguien cómo te sientes, escribe un diario e incluso háblalo en voz alta.

Se aconseja hablar en persona con alguien, en una conversación sincera y no es necesario de noche y de copas.

Es algo que debes hacer con alguien con el que te sientes a gusto hablar, y que te escuche.

En el caso de no tener a nadie, en mi caso, me ayudo hablarlo con una desconocida, ya que cuando te desahogas, te das cuenta de muchas cosas y a veces, un punto de vista diferente ayuda mucho.

También recomiendo escribir para desahogarte cada día e incluso hablar con tu soledad en voz alta, y dándote mucho ánimo, cuando estés solo.

Te ayuda mucho a organizarte y para automotivarte, que es algo muy importante.

Este es un tema importante, cuando nos sucede algo enseguida vamos todos a buscar causas y soluciones, y si te descuidas, resulta que te estas muriendo según Google.

Hay mucho gurú que prometen la salvación de tu alma, pero la única persona que se puede ayudar a sí misma, eres tú.

Y si has de acudir a un profesional, que sea alguien con referencias y con quien puedas hablar en persona.

Pero lo primero de todo lo que tienes que hacer, es el primer punto, buscar la causa en ti, nada de Google, cuando lo hagas, si lo necesitas, si puedes ir a un profesional sino te ves capaz de salir adelante.

3. Haz 1 hora de ejercicio

Esto lo recomiendo mucho, una hora de caminata, te ayuda a despejarte totalmente, y si tienes la posibilidad de hacerlo en una playa y darte un baño, mejor todavía.

No es necesario ir todos los días, un día si y un día no, lo importante es que lo hagas y te lo tomes en serio, el problema, radica en que muchas personas se ponen a ello y en la misma semana lo dejan o se lesionan.

Es importante ir paso a paso, y no todos los días, si puedes variar el entorno, mucho mejor, playa o montaña para respirar el aire puro del bosque, es lo mejor.

4. Viaja solo

Este punto fue uno de mis errores al trabajar, al dejarlo perdí bastante ya que no conocía a otras personas o mejorar las relaciones que ya tenía.

Cuando se habla de viajar solo, se habla de un viaje, no de vacaciones a coger sol, es un viaje de conocer un país como un igual, de intercambiar cultura y te puedes sorprender la de gente que te puedes encontrar.

Mucha gente viaja para no perderse.

5. La promesa

Este es un tema que en ninguna parte te van a decir, pero creo que es muy importante que cada persona se haga una promesa a si mismo después de superar evento malo.

De no rendirse, de seguir adelante o de perdón.

6. Creces como persona

Tú eres un telar, puede pasar años y sin ver el dibujo, pero un día vas a empezar a verlo y vas a entender, que cada puntada que recibías, era la vida enseñándote.

Debes preguntarte ¿Qué tipo de dibujo quieres que sea? Eso solo lo puedes responder tú.

Sentirse vacío.

La única vez que me sentí vacío fue uno de los momentos más difíciles para mí, era imposible de llorar, no sentía nada.

Solo un vacío en mi pecho que no lograba rellenar con nada, y lo intenté bastante veces.

Hasta que decidí seguir con mi vida, y con el tiempo, varios años mas tarde, lo pude llenar, en mi caso al no saber que era altamente sensible pero cada persona es un mundo.

Mi consejo si sientes un vacío, es que sigas adelante sin agobiarte y ya descubrirás que es, no hay varita mágica para ello.

Conclusión.

Me siento solo, por desgracia, es algo muy habitual, todos tarde o temprano pasamos por lo mismo.

Por eso es necesario, aprender a estar solo, a convivir con nosotros, ya que eso haremos el resto de nuestra vida.

Si eres incapaz de vivir contigo, nunca vas a poder a encontrar gente que valga la pena, y es muy posible que caigas en relaciones muy tóxicas.

Por eso aprovecha, para salir adelante, para levantarte y sacudirte otra vez, y decirte delante de un espejo que cada día es una oportunidad nueva para crecer.

¡Hola chicos! ¿Cómo estáis? Yo estoy estupendamente y os confieso que he tenido algunas noches fantásticas, una mejor que la otra, y he entendido qué distingue a una noche normal de una velada inolvidable.

Estoy tan contento que quisera compartir con vosotros esta felicidad, sí, porque no hay nada mejor en el mundo que ayudar a las personas a crear una vida mejor.

Es por eso que en este artículo os ofreceré algunos consejos para hacer que vuestras noches no solo vayan bien sino para que sean magníficas, para que las transforméis en una oportunidad para conocer chicas y gente nueva y para que podáis mejorar de una vez y por todas vuestra vida social.

Vida social: ¿cómo tener una vida social al tope?

Quisiera introducir dos conceptos fundamentales sin los cuales no podríais disfrutar plenamente de la eficacia de estos pequeños consejos para tener una vida social fantástica y, como consecuencia, hacer que una noche normal se convierta en una velada inolvidable.

1. Del chico “pringado” al Verdadero Hombre

Es hora de que comiences a desarrollar una característica que distingue al chico “pringado” del Verdadero Hombre: la vida social.

El discurso en sí es bastante banal, si tu estilo de vida es monótono, será difícil que encuentres nuevas ocasiones. ¿No estás convencido?

Sal siempre con el mismo grupo, ve siempre al mismo lugar… ¿a cuántas chicas conocerás fuera del grupo a lo largo de un mes? Una docena cuanto más, y eso si te va bien.

Al contrario, si intentas cambiar de grupo a menudo, ¿a cuántas chicas tendrás la ocasión de conocer? A muchas más, ¿y sabes por qué?

Porque mientras más personas conozcas, más gente te presentarán. No importa si se trata de hombres porque estos también te presentarán a sus amigas.

En definitiva: preocúpate por tu vida social, ¡es FUN-DA-MEN-TAL!

Esto significa preocuparte por todas las relaciones que mantienes con las personas, he dicho todos, incluso los viejos amigos con los cuales has perdido el contacto ya que estos pueden ser preciosos para conocer más gente y, además, pueden darle más valor a tu vida.

Al inicio, si tienes una vida social pobre y quieres mejorarla, será un poco difícil porque pasar de un estilo de vida llano a uno aventurero, excitante y abundante en materia de amigos y conocidos no es fácil.

Debes ser constante y esforzarte, frecuenta nuevas personas y sal de tu zona de confort.

Esto se debe, en primer lugar, a que tu mente al inicio no está acostumbrada a cambiar tan radicalmente el estilo de vida y, en segundo lugar, a que hacer nuevos conocidos es un proceso que ocurre de forma exponencial.

¿Qué quiero decir? Me explicaré mejor.

Si solo conoces a un amigo, este te presentará a otros dos y si mantienes buenas relaciones con estos, a su vez ellos te presentarán a 3 o 4 personas más. ¿Has notado como poco a poco aumenta el número de nuevos conocidos? Por tanto, esfuérzate y verás los resultados .

2. Todo está en tu mente

Si no eres el primero en divertirte, ¿cómo puedes hacer que una chica que te gusta se divierta y pase una noche agradable contigo? Te lo digo con el corazón en la mano: si no te diviertes, habrás desperdiciado toda la noche.

Incluso puedo hacer que salgas con Megan Fox pero si no te relajas, será difícil que logres desinhibirte lo suficiente como para mostrar la mejor parte de ti.

Serás un esclavo de tus pajas mentales, que te alejarán del momento que estás viviendo y además, las otras personas e incluso de la chica con la cual estás hablando notarán que te has bloqueado, ¡sería un verdadero pecado!

En este punto quiero ser bien claro: eres tú quien tiene la responsabilidad de lo que suceda en la noche.

Puedes encontrarte en una fiesta con muchas personas y chicas guapas que puedes conocer pero si no te diviertes, si no sabes divertirte, es como si mirases todo desde lejos, impasible y pasivo, como un espectador.

Por tanto, aprende a divertirte, toma las riendas de la noche, y si quires conocer otras formas para encontrar y ligar con una chica en cualquier situación, incluso cuando estás en una fiesta o sales con tus amigos, ¡Conoce Mujeres Nuevas es el ebook perfecto para ti!

Vida social: 8 trucos para mejorar tu vida social

Bien, una vez aclaradas las premisas, pasemos al meollo del artículo, estos son 8 trucos para mejorar tu vida social, no estás obligado a seguirlos todos pero te incito a que los pruebes porque estos pequeños consejos pueden marcar la diferencia, mucho más de lo que podrías imaginar.

1. Cuida tu aspecto

Vístete elegante y de manera diferente, así entrarás en la mentalidad justa y te harás notar. La influencia que tiene tu apariencia sobre el inner game es sorprendente .

2. Invita siempre a gente nueva

Es algo que se da por descontado pero en verdad lo hacen muy pocos. Cuando te sientes bien con una persona que has conocido hace poco, ¿por qué no la invitas a pasar una noche con tus amigos?

No les pidas permiso a tus amigos, solo deberás decirles que llevarás a alguien. A todos les gusta conocer gente nueva, por tanto, invita sin problemas a la gente que has conocido y con las cuales te has sentido bien, e incluso propónles que lleven a otros amigos. No hay nada malo en ello, ¿o sí?

3. Sal con los “conectores”

Los “conectores” son esas personas que conocen a medio mundo, cuando sales con ellos se detienen para saludar a la gente por la calle, ¡como yo! Ahahah .

¿Has notado que estas personas cuidan las relaciones y se rodean de gente con las cuales se sienten bien en cada ámbito de la vida? Amigos de la infancia, del trabajo, del gimnasio…

Te digo un secreto: para una chica no hay nada más sexy que salir con un hombre que se rodea de personas allí donde va y que sabe cómo comportarse en medio de la gente.

Aprende de estas personas, así mejorarás tu vida social.

Yo, por ejemplo, tengo un gran amigo que me ha presentado muchísima gente nueva y he aprendido un montón de cosas de él, le debo mucho. Por tanto, frecuenta a los “conectores” para conocer gente nueva y, sobre todo, para que aprendas cómo lo hacen.

4. Propón un local muy frecuentado

Si propones un local muy frecuentado aumentarás notablemente las posibilidades de que las personas que has invitado vayan contigo y se diviertan. En este tipo de locales es aún más probable que encuentres a alguien que ya conoces, que a su vez te presentará a todo su batallón de amigos.

5. Habla con todos

Sí, ¡debes ser sociable con todos! Incluso con la gente que no te resulta muy simpática porque ser gentil es un índice de elevada inteligencia social: ¡estoy diciendo que debes ser gentil, no servil, obviamente!

Interactúa con las personas que acabas de conocer, el sábado por la noche la gente sale para divertirse por lo que no molestarás a nadie, todos están allí para divertirse, al igual que tú, recuérdalo .

De todas formas, aprende a socializar con los barman, los porteros y los relaciones públicas porque normalmente son conocidos preciosos, por no decir que entrar en un local en el cual conoces al barman te dará mucha clase .

6. Acompaña o hazte acompañar de alguien

Salir con un amigo o acompañarlo te permite entrar en el estado de ánimo adecuado para ligar porque te hace sentir bien y relajado.

Además, llegar acompañado o en grupo causa una buena impresión en las personas porque transmite la sensación de que eres un hombre sociable.

7. Haz las presentaciones

Cuando estás acompañado y encuentras a personas nuevas, sobre todo si son chicas, toma la iniciativa y presenta a tus amigos y amigas. A algunas mujeres les cuesta un poco presentarse, por tanto, hazlo tú, serás el centro de la velada .

8. Deja atrás el mal humor

Durante la noche pueden ocurrir pequeñas situaciones que te pongan de mal humor pero debes aprender a eliminarlo. Te pongo un ejemplo de algo que me pasó.

Una noche tenía que ir a recoger a una chica que me interesaba y en el último momento esta me dijo que ya no necesitaba el aventón. Era una lástima porque ya había recorrido media ciudad para ir a buscarla. ¿Me molesté? ¡No!

Permanecí imperturbable y se lo hice notar con mucha tranquilidad. Después pasamos una bellísima noche juntos, de hecho, ¡fue todo un éxito ! Si me hubiese molestado con ella probablemente no habría logrado nada y ni siquiera me habría divertido.

También puede pasarte que un amigo te haga una broma pesada, en ese caso ríete y demuestra que no te ha molestado. Ríe siempre, de esta forma harás que la noche tome el mejor camino, tanto para ti como para los demás, ¿comprendes que es inútil tomárselo todo tan a pecho y molestarse?

Por tanto, aprende a permanecer imperturbable cuando comprendes que no vale la pena molestarse.

9. Haz un poco el tonto

¡Aahahah! ¿A que esto no te lo esperabas? Bien, quiero aclarar inmediatamente una cosa para evitar los malentendidos.

Cuando se estudia y se aplica la seducción, aumentan las capacidades seductivas pero también se puede crear un problema: nos arriesgamos a comportarnos de manera rígida siguiendo los esquemas preconcebidos. Todo esto repercute incluso en las noches que pasamos con los amigos.

El Inner Game se ve muy afectado porque seguir un esquema que nos lleva a evaluar cada una de nuestras acciones no está bien, nos limita mucho y nos ataca el “miedo a equivocarnos”.

Te propongo que de vez en cuando hagas un poco el tonto. Es decir, que salgas de estos esquemas con bromas divertidas, sin preocuparte si lo que estás haciendo es justo o erróneo.

De esta manera te liberarás del miedo al juicio de los demás y del temor a cometer errores. Además, te mostrarás como una persona simpática y divertida .

Estos han sido algunas pequeñas sugerencias para mejorar tu vida social y transformar una noche normal en una velada inolvidable. Por tanto, deja de decirte “No tengo vida social”, pon en práctica inmediatamente estos consejos.

Creo que es todo por hoy, si se me ocurren otras ideas las insertaré en la lista.

Si quieres leer otras sugerencias sobre cómo conocer personas nuevas, lee este artículo de Marco.

Un saludo de Niko

– – –
Otros idiomas?

«No tengo vida social»

Quique Peinado, en el plató de ‘Zapeando’, el programa de La Sexta en el que colabora. / R. C.

Quique Peinado colabora en ‘Zapeando’, presenta ‘Radio Gaga’ y ‘Generación NBA’, y ahora es también padrino de la categoría documental de Mediapro Labs

JULIÁN ALÍA Lunes, 17 diciembre 2018, 08:59

Las finales que le gana LeBron a los Warriors me las vi enteras con un bebé en los brazos», dice Quique Peinado (Madrid, 39 años), que ha vuelto a sus orígenes como periodista deportivo de la mano de Movistar. El colaborador de ‘Zapeando’ (La Sexta), presentador de ‘Radio Gaga’ junto a Manuel Burque (Movistar) y de Generación NBA, es ahora también padrino de la categoría documental de Mediapro Labs, un programa de desarrollo que intenta impulsar los proyectos audiovisuales de aquellos que no tienen los medios necesarios. – ¿Cuál va a ser su nivel de implicación en Mediapro Labs? – Aún no lo sé. Dependo mucho del tiempo. La parte del documental me interesa un montón y les dije que me gustaría estar en algunos proyectos; formatos en los que no me tuviera que implicar mucho, pero que pudiera ayudar, para ir aprendiendo yo también.

– ¿Qué le parece el proyecto?

«‘Zapeando’ me ha cambiado la vida y me ha abierto muchas puertas»

– Y se acaba de estrenar la tercera temporada de ‘Radio Gaga’.

– Sí, aunque esta semana tenemos que grabar el último. El que se ha estrenado es de Chueca (el barrio gay de Madrid). Nosotros pensábamos que sabíamos muchas cosas del mundo LGTBI, y la verdad es que no sabíamos nada. Escuchas las cosas de primera mano, empatizas con ellos y te das cuenta de muchas cosas. – ¿De dónde saca tiempo para todo? – Dejé el guión de ‘Zapeando’, así que ahora tengo las mañanas libres, y… básicamente no tengo vida social. Con dos niños además, es de casa al trabajo y del trabajo a casa. Son unos años, porque sé que esto no va a durar. Así que viendo poco a los amigos, renunciando a hacer un montón de cosas… Hace ni se sabe que no voy a un concierto, y al cine intento ir por las mañanas con mi mujer. – Entonces no tendrá otro proyecto en la recámara. – Pues ahora voy a hacer otro programa, que no se puede decir, y que es también de deportes. Va a estar muy guay. Me va a permitir cierta profundidad y conocer a deportistas muy de cerca.

«No tengo vida social, sólo devoción por mi trabajo»

‘OT’ le dio la oportunidad, pero ella sola se ha ganado la continuidad a base de trabajo. Acaba de presentar su sexto álbum, ‘Desafiando la gravedad’, ya muy arriba en las listas de ventas

GORKA LARRUMBIDE Domingo, 18 octubre 2009, 04:12Chenoa desafía a la gravedad desde la terraza del Aquarium donostiarra. /MIKEL FRAILE

– ¿A qué desafía Chenoa en este sexto disco?

– Vivimos una época de aguante, de paciencia, muchas familias están sumidas en la desesperación. Hay que desafiar esa gravedad, no hay que quedarse parado, no nos debemos dejar caer. Tenemos que luchar.

– Veo que es una mujer con carácter. Tiene un par de narices.

– Soy una tía de contrastes, muy intensa en mi forma de ser. Vivo con subidones y bajones constantes, no soy nada equilibrada, pero tampoco aburrida, quizás un poco pesada para el día a día.

– ¡No diga eso!

– No, no, si yo lo acepto.

– ¿Estamos ante su trabajo menos dulce?

– Predomina la actitud desafiante, pero también hay un espacio para los baladones desgarradores. Como en la vida, reflejo diferentes estados de ánimo.

– Ha tardado año y medio en preparar este disco. Ya se va consolidando como letrista.

– Nueve de los 12 temas son míos. A lo largo de este tiempo he escrito muchas canciones, algunas descartables, que no me venían bien. Cuando me llegaron los tres temas que no están firmados por mí me lamenté por no haberlos escrito, pero hay que aceptar que hay autores que son igual de buenos que tú.

– En México le llaman la ‘cantautora mallorquina’.

– Me hace mucha gracia, eso me suena a Serrat. ¡Qué responsabilidad!

– El primer single lleva por nombre ‘Duele’, y dice así: «Duele tragar esta pena de un sorbo al saber que no vuelves, no sabes cuánto duele». Juro que no le pregunto por Bisbal (cruzo los dedos pícaramente), pero, ¿tanto daño le han hecho en el amor?

– No, no, para nada. En esta canción hablo de un dolor muy digno, de estar esperando en un bar en soledad mientras observas como las parejas se besan. Y tú mientras, ahí, comiéndote… ¿el tiempo?

– Vamos, entiendo que en su vida personal sigue esperando el amor.

– No tengo vida personal ni social, sólo una absoluta devoción por mi trabajo. Es una inversión de futuro.

– Pero en el videoclip no pierde el tiempo. Se besa apasionadamente con tres mozos. La temperatura sube hasta en ‘Youtube’. Más de 450.000 visitas tiene el vídeo, todo un récord.

– Los besos siempre crean un puntito de morbo en el espectador que, lógicamente, juega y quiere ver. Yo no lo había hecho nunca. Es un recurso poco utilizado en mi carrera como artista.

– ¿Eligió usted a sus ‘besadores’?

– El director del me mandó los castings de los chicos. No elegí a los más guapos, sino a lo más interesantes. Me dejé guiar por la intuición. Y puedo decir que hice buena elección, besaban muy bien.

– Muchos recordamos aún a aquella Laura Corradini interpretando ‘Sueña’ con Rosa, ‘Escondidos’ con David o el flamante ‘Last Dance’ en aquella primera edición de ‘OT’. ¿Le sigue pesando esa etiqueta?

– ¿Pesarme? En absoluto. me dio la oportunidad, pero no la continuidad. Aunque a algunos les moleste, lo he conseguido yo sola, trabajando duro. Yo ya llevaba diez años cantando en el anonimato en los escenarios mallorquines. En todo este tiempo, nadie me ha regalado nada.

– ¿Si hubiera coincidido con Risto?

– Habría saltado seguro, pero nos hubiéramos entendido. He hablado con él y sé que es buen tipo. No dice mentiras, es lo mínimo que van a escuchar los chavales cuando lleguen a una discográfica.

– Me ha dicho un pajarito que San Sebastián le tira mucho.

– ¡Me encanta, está preciosa! Vengo a menudo. Tengo muy buenos amigos. Ya he pasado dos Nocheviejas aquí. ¿Un vicio? Hacer deporte, con el chandal y el chubasquero en días de frío, y recorrerme las tres playas a buen ritmo. Desde Madrid, en cuatro horitas largas te plantas en La Concha.

– Pero con paradita obligatoria en el Landa, en Burgos.

– ¡Por supuesto! ¡Esa morcilla, Dios mío!

– ¡Calle, calle que nos pone los dientes largos! Por cierto, ¿cuándo le vemos en concierto por aquí?

– ¡El alcalde no me trae en fiestas!

– Pues aproveche, pídale al señor Elorza.

– ¡Un conciertito en , por favor, aunque sea pequeñito!

Todas las personas de este planeta se sienten solos a veces, pero en ocasiones es difícil sobrellevar cuando persisten los sentimientos de inutilidad y soledad. Quizá si te sientes solo/a demasiado tiempo comiences a perder la esperanza en el futuro y te resulta difícil disfrutar de cualquier aspecto de tu vida.

Si te sientes así posiblemente hayas intentando encontrar soluciones sin éxito, te preocupa que siempre te vayas a sentir así. Pero debes saber que esta situación la puedes resolver con éxito si pones de tu parte. Superar la soledad requiere esfuerzo y control de pensamiento, pero es posible conseguirlo. Estar solo no es lo mismo que sentirse solo, puesto que puedes sentirse en soledad aunque estés rodeado de personas.

Estar solo en ocasiones puede ser bueno ya que todos necesitamos de vez en cuando tener tiempo para nosotros mimos. Pero cuando la soledad es impuesta, el sentimiento cambia. La soledad se puede ver como una señal que indica que algunas conexiones sociales importantes están en riesgo o incluso ausentes.

La soledad en tu vida

La soledad puede ser tanto genética como ambiental. En ocasiones es la naturaleza de la persona lo que le hace sentirse sola. Existen investigaciones que muestran que la soledad se puede transmitir de padres a hijos. Los datos genéticos recopilados de gemelos, parientes y niños adoptados demuestran que este rasgo es parte de su composición genética.

Pero la soledad no solo aparece como una composición genética. A veces las personas se sienten solas por culpa del ambiente y otras personas. La soledad es contagiosa y las personas que no están solas se pueden sentir más solas si están cerca de personas solitarias.

Además, la soledad también puede estar vinculada a problemas de salud que puedas tener en la actualidad. Si bien es normal que te sientas solo/a de vez en cuando, sentir demasiada soledad puede ser incluso peligrosa. Los sentimientos excesivos de soledad están relacionados con los siguientes problemas de salud: dificultad para respirar, sentimiento de aislamiento, estrés, falta de concentración o dificultad para pensar coherentemente o comportamientos obsesivos.

Síntomas de que te sientes demasiado solo/a

Antes de nada tendrás que identificar si realmente te sientes solo y deberás comprender la naturaleza de esto. Si descubres que tienes los síntomas de la soledad podrás aceptar lo que te ocurre y después, buscar soluciones para estar mejor. ¿Realmente sientes la soledad?

  • Te sientes cansado cuando te despiertas. No importa si has dormido bien, si te sientes solo sufres problemas de sueño. También puede que te levantes por la noche y no descansas profundamente.
  • Te enfermas a menudo. Tu sistema inmune no funciona muy bien. Coges todos los virus y te cuesta recuperarte de ellos. Esta es una respuesta a los cambios físicos causados por la forma en que sus niveles de estrés aumentan cuando está solo.
  • Quieres automedicarte para sentirte mejor. Esto puede ser recurrir a medicamentos, comida, drogas, alcohol o cualquier otra cosa que te distraiga de tus sentimientos negativos. Un estudio masivo sobre la soledad mostró que es probable que trates de llenar el vacío cuando te sientes solo, con la esperanza de que esta pequeña felicidad compensará la tristeza que sientes.
  • Pequeña tolerancia a la frustración. Antes habían cosas que no te frustraban y las tolerabas bien, pero ahora te hacen sentir muy mal. Este es uno de los síntomas más comunes de la soledad y es una indicación de que sus niveles de resistencia son bajos.
  • Tienes síntomas de depresión. La depresión no siempre está vinculada a los síntomas de soledad. Sin embargo, cuando lo es, es posible que notes que te importa menos tu higiene personal, te sientes inútil, no puedes concentrarte, luchas con la ansiedad y / o ya no te sientes emocionado por cosas que antes te gustaban.

Si te sientes así, ¡puedes luchar contra la soledad! ¿No sabes ni por dónde empezar? ¡Sigue estos consejos!

Cómo dejar de sentirme solo

No importa por qué te sientes solo, es posible que te sientas mejor. Aunque es cierto que no se pueden solucionar todos los problemas de tu vida de la noche a la mañana, puedes aprender a sentirte mejor desde ahora mismo. Una vez que construyas esa base, de forma gradual tu realidad cambiará y comenzarás a sentirte mejor. Empieza a sobrellevar el sentimiento de soledad y a empezar con una nueva felicidad.

Acepta tu sentimiento

No caigas en la trampa de pensar que la soledad es para siempre. Hoy puedes sentirte solo, incluso durante una semana o varios meses, pero eso no significa que realmente estés solo o que no tengas a nadie en tu vida que se preocupe por ti. La soledad es un sentimiento y por tanto no es permanente ni te define quien eres. Acepta el sentimiento y concéntrate en la soluciones.

No te culpes

Si te culpas solo te sentirás peor. Culparte por cómo te sientes no es saludable, es poco productivo y no te mereces tratarte así. Diferentes causas y condiciones se han unido en tu vida para crear este doloroso sentimiento. No es tu culpa.

Mejora tus relaciones

Si hay personas en tu vida que te gustaría tener más cerca, toma las medidas para que esto suceda. Puedes ser tú quien sugiera planes a realizar, crea nuevas amistades apuntándote a actividades grupales en tu localidad, únete a grupos de Facebook para conocer personas, etc. No esperes que sean otras personas quienes llamen a tu puerta.

También puedes mejorar tus relaciones con amigos y familiares, sé valiente para hacer esto y conocer otras personas. Cuando lo consigas, no te arrepentirás de haber dado el paso.

Adopta una mascota para curar tu dolor y ansiedad

Tener una mascota puede sanar el dolor o la ansiedad que surge de la soledad. Lo hace, ya que la mascota es capaz de colorear tu tiempo libre. Las mascotas siempre están dispuestas a pasar tiempo contigo. Piensa en todos los que pasean, juegan disfrutan con su perro… ¡también te ayudará a entablar conversaciones con otros dueños de perros!

Un estudio en la Universidad de Loyola también demuestra que las personas que reciben terapia con mascotas se recuperan de la cirugía con significativamente menos medicamento para el dolor que las personas que no lo hacen.

Y también… ayuda a otras personas o apúntate a un voluntariado. El agradecimiento que sentirás por ayudar y los que otros sentirán por ti por ayudarles, ¡ayudará a que te sientas mucho mejor cada día!

Tristeza, sensación de vacío, soledad… ¿Quién no se ha sentido solo alguna vez?

Literalmente «estar solo» significa estar sin compañía, no obstante cuando hablamos de «sentirnos solos» nos referimos al sentimiento de estar aislados, de incomprensión o desconexión, de sentir que no tenemos a nadie que nos entienda.

En este artículo vamos a hablar sobre la sensación de soledad que nos causa tanto malestar y dolor algunas veces.

La soledad del hombre no es más que su miedo a la vida (Eugene O’Neill)

¿Por qué nos quedamos aislados?

Puede ser que sea un aislamiento «físico» real: debido a alguna circunstancia concreta reciente como una separación, o el haber perdido a alguien y estar pasando por el duelo, por un traslado a una nueva ciudad o barrio por ejemplo, o incluso que nos hayamos aislado voluntariamente por desconfianza, o por «autoprotección».

También puede ser que sea debido a circunstancias que se han ido desarrollando en el tiempo: descuidar las amistades en pos de un trabajo absorbente, haberme ido desconectando poco a poco de familia y amigos debido a otras prioridades (trabajo, nueva pareja, nacimiento de un hijo, etc.) y al cabo del tiempo verme solo.

Existe el caso del aislamiento emocional: puede ser que me encuentre rodeado de familia, con pareja, y tenga amistades, pero aún así me sienta solo. De hecho, el sentirnos solos depende enteramente de la calidad subjetiva de las relaciones. Nos sentimos emocionalmente y / o socialmente desconectados de los que nos rodean. Puede que esto incluso sea debido a dificultades para mostrarnos a los demás y establecer conexiones íntimas, en este caso sería conveniente trabajar para reforzar nuestra asertividad y autoconfianza, y que de esta manera podamos establecer mejores vínculos con los demás.

Leí una frase hace poco que decía que vivimos en un mundo hiper-conectado: con internet y redes sociales, pero aún así estamos cada vez más desconectados de los demás. Es verdad: podemos tener miles de contactos en Instagram y Facebook y ni un sólo amigo a quien llamar.

¿Por qué nos sentimos solos?

Hay que tener en cuenta que el ser humano es un animal social. Estamos programados geneticamente para vivir en comunidad, el apego es una necesidad básica y fundamental en nuestra primera infancia de hecho determina nuestro desarrollo emocional posterior. Hay numerosos estudios sobre la Teoría del Apego de Bowbly que demuestran la importancia de un patron de apego seguro en la infancia.

Aunque podríamos vivir como ermitaños, o sin contacto con otras personas, no estamos programados para ello. Nuestro instinto de supervivencia nos dice que es peligroso quedarse al margen del grupo: es decir, tus genes te hacen sentir que estás en peligro si te desconectas de los demás, de ahí la sensación de ansiedad ante la soledad según los estudios del recientemente fallecido John Cacioppo, uno de los máximos estudiosos del tema junto a su mujer, Stephanie (Aquí podéis ver una pequeña Ted Talk de Cacioppo sobre el tema. ) Así que genéticamente estar solos mucho tiempo nos causa ansiedad.

Sin embargo, vivimos (en la sociedad occidental) en un mundo individualista, egoísta, competitivo, desconectado emocionalmente de los demás. Esto no ayuda, de hecho cada vez hay más gente que sufre y se sente sola en las grandes ciudades. Podemos vivir en un bloque de edificios de muchos apartamentos y no relacionarnos ni hablar con ningún vecino más allá del «buenos días» de rigor.

La ansiedad genética que nos genera la soledad hace que estemos «esperando» amenazas, nos estresa fisiológicamente: recordad que el mecanismo fisiológico del miedo no está adaptado al entorno actual, sino al primitivo, y prepara a nuestro cuerpo para una amenaza real (como un depredador) activándolo para que ataque o salga corriendo. Paradógicamente esto provoca pensamientos negativos, estrés y un malestar en entornos sociales que nos lleva a estar más aislados y desconectados: La pescadilla que se muerde la cola.

Contacto Social y Bienestar Emocional:

Hay numerosos estudios que vinculan el bienestar emocional y la sensación subjetiva de felicidad con el contacto social. Por ejemplo en pueblos pequeños cuyas comunidades se encuentran muy unidas, y hay participción vecinal y un sentimiento de comunidad el nivel percibido de bienestar de sus habitantes es significativamente superior al de las grandes ciudades, al margen del nivel adquisitivo. (¿Recordáis el documental «Happy»? si no lo habéis visto os lo recomiendo.) Fijaros que nos referimos a formar parte de una comunidad, a relaciones sociales significativas, no sólo a un contacto con «gente» desconocida, podemos ver y hablar con muchas personas por las características de nuestro trabajo por ejemplo, pero no tener ese vínculo y esa sensación de pertenecer a una comunidad.

En las poblaciones más longevas del mundo, las llamadas «Zonas Azules» como la isla de Okinawa en Japón, Loma Linda en California en los Estados Unidos, Vilcabamba en Ecuador, Ikaria en Grecia ó Nicoya en Costa Rica, además de una alimentación basada en productos naturales, y el nivel de actividad física , todas estas zonas comparten la existencia de buenos vínculos sociales entre sus habitantes. Numerosos estudios vinculan la buena calidad de los vínculos sociales con la sensación subjetiva de bienestar en las personas e incluso con la salud y la longevidad.

¿Qué puedo hacer si me siento solo?

1.Aceptar y no intentar negar o distraer ese sentimiento:

En primer lugar es importante escuchar a tus sentimientos de tristeza y soledad, no intentar «distraerte» con ocio pasivo o gratificaciones compulsivas: como redes sociales, series, compras, comida… cosas que traen satisfacción a muy corto plazo pero no aportan realmente valor a tu vida ni son capaces de llenar ese «vacío».

Evidentemente la sensación de soledad nos genera sufrimiento, tristeza, pero hemos de aceptar que esto es así y no intentar luchar contra ello o «no sentirlo». A veces nos enfadamos con nosotros mismos por estar tristes y esto genera aún mayor malestar. ¿Os acordáis del artículo sobre las «emociones negativas»? (si no lo habéis leído os invito a hacerlo) Las emociones no son ni buenas ni malas, todas tienen su función adaptativa: escúchalas, te han de ayudar a tomar decisiones, son buenas consejeras.

2. Analiza la calidad de tus relaciones:

Puede que no te relaciones con nadie, o que te relaciones con mucha gente pero la calidad de las relaciones que tienes no te satisfaga (Te recomiendo este artículo sobre el tema).

Mucha gente por ejemplo no se siente conectada ni comprendida por su pareja, pero aún así, en lugar de trabajar para ver si se puede mejorar la conexión y la comunicación o tomar la determinación de dejar la relación en la que no son felices, continúan enganchados en relaciones en las que no se sienten bien, e incluso sufren, y lo hacen por «no estar solos», creyendo que será peor estar sin pareja… y de esta manera estan con alguien pero se sienten muy solos y frustrados: ¿paradógico no?. Recuerda: mejor solo que mal acompañado 😉

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de analizar la calidad de nuetras relaciones?

A muchos nos ha pasado alguna vez el conocer a alguien nuevo y «conectar» en seguida, sentir que pertenecemos al mismo mundo y que nos entendemos. De eso se trata:

  • Compartir intereses y aficiones.
  • Compartir Valores de Vida.
  • Enriquecernos mutuamente.
  • Tener una visión similar del mundo (suele estar relacionado con nuestros valores)
  • La empatía y buena comunicación con esa persona.
  • Un indicador fundamental es cómo me siento con esa persona: ¿me siento «yo mismo»? ¿capaz de hablar de cualquier cosa? ¿respetado y escuchado?

3. Reforzar la conexión con nosotros mismos:

Se suele decir que para estar bien con los demás hemos de estar bien con nosotros mismos. Gran verdad. Comenzar por el autoconocimiento y autocuidado es fundamental.

¿Qué podemos hacer para reforzar esa conexión con nosotros mismos?

  • Llevar un diario en el que plasmar pensamientos, reflexiones y sentimientos: nos ayuda a conocernos mejor, a organizar nuestras ideas y trabajar nuestro diálogo interno.
  • Cuidar nuestra salud: practicar un deporte o actividad física que nos agrade, cuidar nuestra alimentación y fomentar hábitos de vida saludables. (Recordad el artículo de «Mens Sana in corpore Sano» )
  • Practicar Mindfuldness: si, siempre lo recomiendo, lo sé. Pero realmente es un hábito saludable que nos aporta muy importantes beneficios, y empezar no supone mucho esfuerzo: con 10 minutos al día puedes empezar a obtener beneficios. Te recomiendo por ejemplo la App Pettit Bambou para empezar a practicarlo.
  • Plantéate retos: pueden ser a nivel intelectual o de aprendizaje, a nivel deportivo, o laborales. Desde leer determinados libros, mejorar una habilidad, aprender algo nuevo, programar un viaje… Plantearnos metas personales es muy importante, no es necesario que sean «grandes metas» sino pequeños retos: la energía viene con el movimiento.

4. Cultivar nuestras conexiones sociales:

He aquí un poco el quid de la cuestión ¿cómo podemos reforzar o crear nuevas conexiones sociales?

  • Reconectar con viejas amistades: puede que nos hayamos alejado con el tiempo. El retomar el contacto con viejas amistades y conocidos es un buen paso, romper ese hielo e intentar organizar un encuentro, o simplemente una llamada para saber cómo están y qué es de sus vidas es un gran paso. ¿A quién llamarías?
  • Dar un paso más de intimidad en relaciones que ya tengas: puede que haya un compañero de trabajo que te caiga bien, o un vecino simpático, alguien a quien conozcas poco pero que te da «buena vibra»: da un paso más y acércate para intentar crear o estrechar el vínculo, invítale a un café, pregúntale por cosas personales o por sus opiniones, etc. Sobre todo pregunta y escucha, intenta conocer más a esa persona, a lo mejor tienes cerca a un posible buen amigo y no lo sabes.
  • Busca voluntariados o grupos de ayuda en actividades que te interesen: puede ser desde ayuda social (por ejemplo participando en el banco de alimentos o en actividades sociales de tu barrio) a un voluntariado específico, actividades políticas, etc. Un voluntariado interesante relacionado con el tema de este artículo es acompañar a personas mayores que estan solas: podemos aprender muchísimas cosas de nuestros ancianos.
  • Tener mascotas: Crear un vínculo con un animal nos enriquece emocionalmente, sobre todo perros y gatos: cuidar de ellos, en caso de perros el sacarlos a pasear, etc. Se crea una relación prácticamente familiar con nuestras mascotas. Además favorece el conocer a otra gente que también ame a los animales.
  • Clases o talleres en grupo: son un buen lugar para conocer gente con intereses similares. Desde deportes en equipo, clubs de actividades al aire libre como senderismo o escalada, a talleres o clases sobre temas que te interesen, por ejemplo dibujo, escultura, teatro, cocina, música, costura, ajedrez, natación, baile, cine, fotografía… etc. ¿No sabes qué te puede interesar?¡Arriésgate y prueba algo nuevo y desconocido! si no te gusta puedes cambiar e ir probando hasta que encuentres algo que te agrade. No puedes saber cuál es tu plato favorito si no pruebas varios o si comes siempre lo mismo 😉
  • Meetups: estos grupos sociales suelen ser buenas oportunidades para conocer gente, no me refiero a grupos de «singles» para ligar, sino aquellos que quedan para hacer actividades en una ciudad como ir a conciertos o a exposiciones, grupos de intercambio de idiomas, para hacer alguna excursión. Dale un vistazo a los grupos de Meetup o grupos de Fb de tu zona.

Espero que este artículo os sea útil para entender mejor nuestro sentimiento de soledad, escucharlo, y tomar determinaciones al respecto para promover cambios en nuestro día a día que nos lleven a sentirnos más conectados con los demás y con nosotros mismos, y a tener relaciones más gratificantes y satisfactorias. Dicen que la soledad es la epidemia del siglo XXI, pero podemos poner en marcha recursos para evitarlo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *