0

Postres de lujo

Restaurantes en los que lo mejor es el postre

Tarta ‘Red Velvet’ de La Platería, regentado por Rita Portasany.

© Cortesía de La Platería.

Remember Me, 2010. La escena es la siguiente: Tyler (Robert Pattinson) y Ally (Emilie de Ravin) están en su primera cita y, en un momento dado, ella confiesa que siempre, siempre, empieza las comidas por el postre. ¿Por qué no? Al fin y al cabo, es la mejor parte. Y por qué dejar la mejor parte para el final si no está asegurado. «Me puede dar una embolia repentina o un asteroide puede alcanzar el restaurante, y moriría sin haber probado lo que más me gusta», argumenta Ally convencida. Las palabras bailan de un lado a otro de la mesa y la escena que describe Allen Coulter nos representa. Queremos darle prioridad al postre. Por eso hemos decidido, desde la web de Vogue España, reivindicar aquellos establecimientos cuya mejor parte de la carta son los dulces. Prepárate para relamerte las comisuras de los labios como Amélie Poulin.

Patricia Moreno, redactora de moda

Me encanta la tarta de queso, pero la última que me conquistó no era una al uso. La encontré en BOCABOCA, un nuevo restaurante por la zona de Plaza de Castilla. Salía de ver una exposición en Fundación Canal y a unos metros descubrí este espacio. Soy de muy buen –y variado, y agradecido– paladar, así que pronto me maravillaron sus croquetas líquidas, su salmón semimarinado con remolacha y sus torreznos con salsa Tom Yang Kung; todo obra del chef Gonzalo de Salas Smith. Las raciones son perfectas para compartir entre dos. Pero, de pronto, cuando ya estaba el listón bien alto, quisimos probar el postre estrella, con un quesito Babybel, helado de caramelo salado, galleta y frutos rojos. Sin palabras.

Félix Boix, 8. Madrid.

Cristina Ruiz, redactora de novias

Muero por el Baumkuchen de Horcher . Mi sueño es que en mi cumple me manden uno. Es un lugar de ocasiones MUY especiales; solo he ido una vez, pero siempre sueño con volver a tomar esta delicia.

Calle de Alfonso XII, 6. Madrid.

Quesito Babybel con helado de caramelo salado, galleta y frutos rojos.

© Cortesía de BOCABOCA.

Marina Valera, redactora de moda

Hay un sitio cerca de mi casa que se llama La Tape al que voy bastante a menudo. Me encanta su hummus, su ensaladilla rusa, sus dumplings de pollo y, especialmente, sus baos de ternera estofada. Pero si hay algo que me atrajo de este restaurante en primer lugar fueron sus deliciosas tartas: de la carrot cake con cobertura de mascarpone (de las más ricas que he probado, que no son pocas) al pie de limón con merengue, pasando por la tarta de queso al baño maría.

Calle de San Bernardo, 88. Madrid.

Beatriz de Asís, redactora de belleza

El primer lugar que me ha venido a la mente ha sido Camoatí. Realmente me gusta toda su cocina, pero su crumble de manzana es una apuesta segura. Es dulce, crujiente y, lo más importante, CASERO. Además, lo sirven con un helado de vainilla, responsable de que salgas de este local, de aires misteriosos, sin la sensación de pesadez. Hay más: también su mousse de Maracuyá y el volcán dulce de leche merecen una mención aparte por su intenso sabor. Y, por supuesto, el clásico brownie dejará más que satisfechos a los más tradicionales.

Calle de Alfonso VI, 3. Madrid.

‘Crumble’ de manzana con helado de vainilla del argentino Camoatí.

© Cortesía de Camoatí.

Maria José Pérez, redactora de moda

El restaurante al que fui y volvería por el postre es Seis Tapas. Lo probé con unas amigas en Navidad porque una de ellas nos lo había recomendado y tal como nos sentamos y cogió la carta pronunció las palabras mágicas: «Aquí está todo bueno, pero lo de la torrija es…». Y acertó. Cenamos estupendamente, pero cuando llegó la hora del postre y el camarero se acercó a nuestra mesa casi no tuvo que preguntar qué queríamos porque, al parecer, es el postre estrella de la casa. Con motivo. Es tan esponjosa, tan jugosa y con ese acompañamiento… Vaya, que solo pensarlo se hace la boca agua. Ellos lo llaman ‘ Torrija al estilo tarta de galleta con helado de vainilla ‘ y hay que pedirla sí o sí. Aviso: no va a dar tiempo a hacer la foto de rigor del postre; nosotros únicamente llegamos al plato vacío con cucharas rebañando los restos, y de milagro.

Plaza Nueva, 7. Sevilla.

Nuala Phillips, redactora de actualidad

Hay postres titulados «muerte por chocolate», pero yo miré a la auténtica muerte a los ojos una tarde que me tomé tres trozos de la tarta de chocolate de La Platería. Emulando a aquel niño de Matilda al que todo el mundo animaba al grito de “¡Bruce, Bruce, Bruce…!”, decidí que no podía parar. O, mejor dicho, que no quería parar. Porque la combinación del chocolate, el helado y el dulce de leche es, básicamente, lo más parecido al paraíso terrenal para una servidora. Spoiler: no morí y sigue siendo mi postre favorito. Es cierto que no pude comerla en un tiempo después de aquello, pero por suerte pude resarcirme con otras pequeñeces de la carta como el coulant casero, la tarta de zanahoria y la red velvet. La diabetes bien, gracias.

Calle Manuel Quiroga, 2. Pontevedra.

Tarta Allende de chocolate y galleta.

© Cortesía de La Cecilia de Allende.

Ana Gándara, redactora de actualidad

Partiendo de la base de que mi parte favorita de la comida es el postre (y que fácilmente podría pedir al menos tres de la carta), normalmente suelo apostar por la tarta de queso. De todas las que he probado, que no son pocas, creo que la que repetiría una y otra vez es la de Hermosos y Malditos. Tiene la justa cantidad de frambuesa y galleta como para disfrutar plenamente del queso sin que resulte repetitivo. Puede que no sea el más original del mundo, pero nunca defrauda. Sin duda, merece la pena reservar un hueco de entre sus otros deliciosos platos para probarla.

Calle de Hermosilla, 23. Madrid.

Ana Poyo, redactora de cultura y estilo de vida

Con mi compañera (sí, la que me precede) no solo comparto el nombre sino, también, el gusto por el dulce. Y a la escena de Remember Me me remito. Quien me conoce sabe que el chocolate, en todas sus versiones, me pierde. Pero, en un irónico giro, el postre que recomiendo sin parar es el cheesecake cremoso de maracuyá y crujiente de avellana de La Cecilia de Allende. Te lo sirven en un vasito y el truco está en meter la cuchara hasta el fondo para arrastrar un poco de cada capa. He llevado a varias amistades y todas coinciden en señalar que está bueno no, buenísimo. De otro planeta, vaya. No quiero acabar sin mencionar también la tarta Allende de la casa y la mousse de chocolate negro con naranja. Si en el cielo no tienen de esto, que no cuenten conmigo.

Avenida de Alberto Alcocer, 43. Madrid.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

  • La ruta de la Nutella: 6 maneras diferentes de saborearla.
  • Las palmeras de chocolate que hacen salivar a la redacción de ‘Vogue’.
  • Top croissants: aquí están los más crujientes y ricos.
  • HOJALDRERÍA: el lugar donde probar el mejor hojaldre (y no solo en los postres).
  • Bombón: la primera chocolatería de Malasaña huele a cacao y a postres caseros.
  • Cómo hacer postres sanos (y menos calóricos).

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Diez postres de lujo que te robar谩n los cinco sentidos (y la cartera)

Muchos comemos por el postre. Dejamos un hueco en el est贸mago para disfrutar de una buena tarta de queso, un explosivo ‘coulant’ de chocolate o un delicioso helado de vainilla. Tentaciones que, normalmente, no dejan un agujero demasiado grande en nuestro bolsillo.

No obstante, todo tiene su versi贸n de lujo y los postres no pod铆an ser menos, as铆 que hemos recopilado diez de los dulces m谩s caros del mundo, manjares que seguramente no probar谩s nunca pero que te endulazar谩n la vista.

NOTA: Abstenerse los de la operaci贸n bikini.

Frrrozen Haute Chocolate

El ingrediente estrella de esta copa de chocolate ya explica su precio, de 18.485 euros (no es una coma, es un punto). Una l谩mina de oro comestible viene acompa帽ada con trocitos de trufa y el chocolate elaborado con el cacao m谩s fino que existe. Servido en una copa, tambi茅n de oro, incluye m谩s metal preciado comestible y un brazalete de un quilate de diamantes blancos y 18 quilates de… 隆S铆! 隆Oro!

Si sientes curiosidad (y te toca la loter铆a), este postre se vende en la tienda Knipschildt Chocolatier, en Connecticut.

Golden Opulence Sundae

El ‘sundae’, uno de los reyes del verano, tambi茅n tiene su versi贸n ‘deluxe’. Te presentamos el ‘Golden Opulence’, el postre que, en 2007, consigui贸 el r茅cord Guinness al dulce m谩s caro del mundo (aunque es m谩s barato que el anterior y que el siguiente…)

Por tan s贸lo 739 euros podemos saborear un helado de vainilla de Tahit铆 cubierto de l谩minas de oro de 23 quilates, salpicado con chocolate de Porcelana de Amedei y con trocitos de chocolate venezolano, almendras de oro y caviar de frutas por encima. Y todo, por supuesto, servido en una copa de oro.

Twins Ice Cream Sundae de Kilimanjaro

Que no te enga帽e el nombre. Otro de los ‘sundaes’ m谩s caros del mundo procede, en realidad, de California. Elaborado por la empresa Three Twins Ice Creams (helados de los trillizos, en ingl茅s), lo que le hace valer m谩s de 44.000 euros es el hielo que hay en la cima del monte Kilimanjaro.

Un ingrediente en peligro de extinci贸n por culpa del calentamiento global y que la empresa utiliza para darle al helado org谩nico un toque de exclusividad.

El brownie extraordinario

A los millonarios tambi茅n les gusta disfrutar de los postres tradicionales. He aqu铆 el ejemplo del brownie extraordinario, receta de Brule, restaurante de lujo situado en Nueva Jersey.

驴Y qu茅 hace que un simple bizcocho cueste m谩s de 700 euros? Un valioso chocolate negro, cubierto con avellanas italianas y servido con una bola de helado. El toque original lo da el vino portugu茅s ‘Quinta do Novel Nicional’, que se pulveriza sobre el brownie gracias a un vaporizador del prestigioso cristal de San Luis.

Golden Phoenix Cupcake

Una vez m谩s el oro protagoniza este postre. Esta vez lo hace en un simple cupcake, que tambi茅n vale lo suyo: 739 euros. El bizcocho se ha elaborado con chocolate de Porcelana Amedei y vainas de vainilla de Uganda. Y, como decoraci贸n, oro comestible de 23 quilates y glaseado de chocolate.

Pudin de chocolate

No es s贸lo un pudin, sino EL pudin. Gelatina de champ谩n, ‘biscuit’ impreso – el chocolate con forma que se coloca como adorno – y un diamante blanco de dos quilates como decoraci贸n hacen que este postre valga unos 25.140 euros. Un pudin que, desde luego, no encontraremos en cualquier supermercado.

El d贸nut Krispy Kreme’s Luxe

Resulta un poco complicado distinguirlo entre tanta decoraci贸n, pero 隆s铆! 隆Se trata de un d贸nut! Este bollo contiene jalea de champ谩n, flores de chocolate blanco espolvoreadas con oro, diamantes comestibles y una hoja de oro de 24 quilates como adorno. El precio asusta: 1.244 euros. A riesgo de llevar por en茅sima vez a la quiebra a su familia, Homer Simpson jam谩s podr铆a resistirse a un bocado tan delicioso.

Las fresas Arnaud

Las fresas Arnaud son una de las frutas m谩s caras del mundo. El t铆tulo no viene, precisamente, de la calidad del dulce natural, sino de un anillo de diamante rosa de 4,7 quilates, cuyo precio puede dar a muchos un disgusto: m谩s de 1.035.000 euros por un simple bol. Eso s铆, que tengan cuidado los comensales de no atragantarse si les apetece tom谩rselas con nata.

Macarons Haute Couture

El t铆pico dulce franc茅s tambi茅n desfila por las grandes pasarelas. Al menos el de Pierre Herme, pastelero franc茅s que ha creado los llamados ‘Macarons Alta Costura’.

Elaborados a partir de los gustos de cada consumidor, el pastelero puede cocinar el relleno de los dulces con vinagre bals谩mico, vino tinto, o mantequilla de cacahuete. Ingredientes que, lejos de abaratar el precio, lo aumentan: unos 5.480 euros el kilo.

Tarta de chocolate Valentine Diamond

Y para cerrar la suculenta lista, qu茅 mejor que una tarta de chocolate. Pero no una cualquiera, una que tenga 2.000 diamantes y que cueste la friolera de m谩s de 3.697.000 euros.

Obra de un pastelero japon茅s, la tarta tiene la forma de 脕frica para demostrar su amor por el continente. Pero, claro, con 2.000 diamantes en la zona de Sud谩frica, a ver qui茅n se atreve a hincarle el diente.

—————–

Con informaci贸n de First we feast, The Richest, Top Tenz, Born Rich , Three Twins Ice Cream

M谩s listas (que valen su peso en oro) en:

–Las diez preguntas m谩s est煤pidas (a la par que ingeniosas) que ha contestado la ciencia

–隆Menudos pendones! Diez banderas delirantes de rep煤blicas extintas

–Los diez tro-feos m谩s espantosos del deporte mundial

–Los diez mandamientos que gobiernan la Red: gu铆a definitiva del autoestopista intern谩utico

Elaborados con ingredientes como el oro, estos postres están reservados únicamente para aquellos que puedan pagarlos y sepan apreciar su valor gastronómico.

Frozen Haute Chocolate

Una lámina de oro comestible, acompañada con trocitos de trufa y el chocolate elaborado con el cacao más fino que existe. Servido en una copa, también de oro, incluye más metal precioso comestible, y un brazalete de un quilate de diamantes blancos y 18 quilates de ¡oro!, el ingrediente estrella de esta copa de chocolate, explica su precio que es de 25,000 dólares.

Golden Opulence Sundae

Este postres está considerado como el sundae más caro del mundo. Tiene helado de vainilla de Tahití, bañado con vainilla ahumada de Madagascar y envuelto en una lámina de oro de 23 quilates. Además, para comerlo se utiliza una cuchara de oro. Lo puedes encontrar en el restaurante Serendipity en Nueva York, su precio es de 1,000 dólares.

Twins Ice Cream Sundae

Otro de los sundaes más caros del mundo procede de California. Elaborado por la empresa Three Twins Ice Creams, con hielo del monte Kilimanjaro, lo que lo hace valer más de 59,000 dólares. Este ingrediente está en peligro de extinción, por culpa del calentamiento global. Su compra ayuda a aumentar la conciencia de este hecho, llevándote al monte. El precio incluye pasaje aéreo, redondo, de primera clase a Tanzania, alojamiento cinco estrellas, una subida guiada, tanto helado como puedas comer y una camiseta de recuerdo, hecha de algodón orgánico.

Brownie Extraordinaire con Saint Louis

Este brownie de chocolate parece muy simple, al estar solo cubierto de avellanas con caramelo. Lo extravagante es que se sirve junto a una botella de perfume de cristal Saint Louis, que tiene un vino muy exclusivo “Quinta Noval 1996”. Se sirve en el hotel Tropicana de Atlantic City, en New Jersey, y tiene un costo de 1,000 dólares.

Macarons Haute Couture

Los macarons son un postre de Francia, y los puedes encontrar en cualquier pastelería. Pero en Pierre Hermé, el costo puede llegar hasta los 7,000 dólares. Es por ese precio que son considerados de alta cocina.

@ZonaDeOpinionMX

Comparte:

Me gusta Cargando…

Los cinco postres más caros del mundo

Actualizado28/11/2019 13:33h.Rocío Jiménez ColaboradorSeguirLeer despuésCompartir

¿Eres de los que siempre tiene hueco para el postre o de los que prefiere omitirlo? Te guste o no esta parte del menú, seguro que estos cinco deliciosos bocados llamarán tu atención, bien por su precio, o bien por sus ingredientes entre los que no podía faltar el oro comestible, una delicatessen al alcance de unos pocos.

Decorados con piedras preciosas, servidos en cuberterías de lujo, preparados al momento en sitios mágicos del mundo y creados con los mejores ingredientes, estos postres te invitarán a cerrar tus comidas con un gran sabor de boca.

The Frrozen Haute Chocolate

The Frrozen Haute Chocolate – © Instagram

Serendipity 3 tiene una joya en su carta de postres, una delicia no apta para todos los bolsillos. The Frrozen Haute Chocolate es un dulce de récord ya que quedó registrado en el libro Guinness de los récords como el helado más caro del mundo.

¿Gastarías 25.000 dólares en un helado? Si es así toma nota de sus destacados ingredientes porque este postre es lo más cerca que estarás de rozar el cielo. 5 gramos de oro comestible de 23 quilates y 28 clases de cacao procedentes de 14 países diferentes, eso es todo.

Destaca también la cubertería en la que sirve, una copa de oro con diamantes incrustados y para degustarlo una cuchara también de oro y diamantes.

Tarta cuatro chocolates

La mejor tarta de cuatro chocolates y oro – © Instagram

Nada mejor para cerrar una comida que un buen postre, esto es lo que piensan en el Lindeth Howe Country House Hotel de Windermere, Inglaterra. Entre sus variadas opciones, una brilla por encima del resto: la tarta de chocolate, pero ojo porque no es cualquier tarta. Esta exquisitez está hecha con cuatro de los mejores cacaos belgas, melocotón, naranja, un toque de whisky, gelatina de champán, caviar y, por supuesto, oro comestible.

Con aspecto de huevo Fabergé, este postre, creación del chef Marc Guibert, está coronado por un diamante de dos quilates. Para degustarlo hay que reservarlo con al menos con tres semanas de antelación y su precio es de 25.000 dólares.

The Fortress Stilt Fisherman Indulgence

Un postre con tradición – © Instagram

Este postre es todo un tributo a una de las tradiciones más populares de Sri Lanka, la pesca sobre pilotes. The Fortress Stilt Fisherman Indulgence está hecho con crema irlandesa, mango y granada, rodeado por pan de oro y regado con una salsa de champán.

Un pescador tallado en chocolate completa este delicioso y original postre en el que destaca, por encima de todo, la aguamarina situada bajo esta figura, una gema muy valiosa y preciada que le da un toque especial a esta creación y que eleva su precio a 14,500 dólares.Para degustarlo tendrás que ir al restaurante Wine3 Fisherman Stilt de Sri Lanka.

Golden Opulence Sundae

El postre Golden Opulence Sundae – Instagram

Este postre creado en exclusiva por el restaurante Serendipity 3 de Nueva York es uno de los más exclusivos y deliciosos. Con una delicada envoltura de oro de 23 quilates, el Golden Opulence Sundae está hecho a base de vainilla de Tahití, vainilla ahumada de Madagascar y el ingrediente más selecto, caviar dulce servido en una cuchara de nácar.

Además de sus lujosos ingredientes en este espacio gourmet neoyorquino también importa la presentación, de ahí que lo sirvan con una cuchara de oro, ¿se puede pedir más? El precio es de este postre ronda los 1.000 dólares.

Helados Three Twins

El helado más caro del mundo – © Three Twins

No, este postre no tiene oro entre sus ingredientes, pero sí una experiencia única e inolvidable. Esta heladería con sede en Petaluma, California, ofrece el helado más caro del mundo. Los amantes de este refrescante postre podrán probar sus productos orgánicos en un marco inigualable, el monte Kilimanjaro.

¿Lo mejor? el fundador de esta compañía, Neal Gottlieb te prepara este exquisito helado en el momento con hielo de la misma montaña. El precio del helado Three Twins que asciende a 60.000 dólares incluye vuelos en primera y alojamiento en un lujoso hotel de la zona. Apetecible, ¿verdad?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *