0

Precio piercing ombligo

Tabla de contenidos

Piercing en el Ombligo y sus Variantes

Un piercing en el ombligo es bastante popular, particularmente entre las mujeres jóvenes. Como ocurre con la oreja, el ombligo es una de las zonas corporales más elegidas para ponerse uno. Si estás pensando en hacerte uno te voy a contar todo lo que deberías saber.

Qué es un piercing en el ombligo

Es una perforación vertical que por lo general se hace justo por encima del ombligo, en la cresta superior. Puede también hacerse en cualquier lugar donde tengamos un pliegue alrededor del ombligo.

Tipos de perforaciones en el ombligo

Existen unas cuantas variantes de perforaciones en el ombligo. A continuación vamos a repasar las más comunes.

Verdadero ombligo

La mayoría tenemos un ombligo para dentro pero algunas personas tienen un ombligo hacia fuera. Si se hace en este tipo de ombligo recibe el nombre de piercing del verdadero ombligo. En lugar de pasar a través de la piel que tenemos por encima de la abertura pasa por el propio ombligo.

Inverso

Es una perforación vertical en la piel que tenemos por debajo de la abertura del ombligo. También es conocido como piercing del ombligo inferior.

Doble

Es una combinación de dos perforaciones. Consiste en emparejar la perforación clásica con el inverso.

Horizontal

Es una perforación que pasa por encima de la cresta del ombligo en sentido horizontal. Al ser una perforación superficial nuestro cuerpo puede producir rechazo y expulsar la joya.

Pendientes para el ombligo

Sin duda, lucir una pequeña joya en el centro del abdomen resulta muy atractivo. Existen diferentes opciones con formas de barra o de anillo. Los más utilizados son las bananas, la barra curva y los circulares abiertos, cerrados y en espiral.

La mejor elección como joya inicial y para usar a diario suele ser del tipo barra curva y del estilo banana. Las bananas reciben su nombre por su forma aplatanada, tiene la parte inferior más grande que la superior.

Una opción más decorativa son las joyas en espiral. Solo se recomienda para usos puntuales como pueden ser eventos sociales ya que el uso prologando resulta incómodo.

Otra opción interesante son los anillos. Fueron muy populares en los 90 y ahora vuelven a estar de moda. Tiene la pega de que se pueden enganchar con la ropa.

Si necesitas algo para usar durante el embarazo, existen joyas hechas en material flexible que permite que se ajuste a la barriga, evita que se cierre la perforación y se puede llevar durante las ecografías.

Durante los primeros seis meses no debes cambiar la joya del ombligo. Si la perforación parece estar funcionando bien a los cuatro meses, podrías cambiar la joya por otra pieza que sea adecuada para la fase de curación.

Cómo se hace el piercing del ombligo

Por lo general no es una zona complicada pero hay que evaluar el tamaño y la configuración de tu ombligo. Es importante la habilidad del perforador para escoger un punto donde la piel tenga un pliegue y sea suficientemente elástica.

Los pasos para hacer una perforación en el ombligo son: desinfección, marcado, perforación y colocación.

Los vemos en detalle:

  • Desinfección: Se empapa con alcohol una gasa o un hisopo. Nos valdría un bastoncillo de las orejas como alternativa al hisopo.
  • Con la gasa o el bastoncillo frotamos tanto por el interior como el exterior del ombligo. Con esto se consigue una desinfección completa y se previenen las temidas infecciones.
  • Marcado: Se hace unas marcas en la piel a modo de guía para la aguja. Es importante que estas marcas se hagan cuando estamos de pie, totalmente estirados. Para asegurase se hace una segunda comprobación tumbado con el cuerpo reclinado. Esto es para evitar que la joya nos moleste en el futuro.
  • Perforación: Con unas tenazas de perforador se sujeta el pliegue de piel. Las marcas anteriores tienen que estar visibles a través de las pinzas. Por los puntos marcados en la piel se pasa un catéter de diámetro 16g o una aguja americana de sección 14g. No tiene que pasar por completo, sólo lo necesario para atravesar las marcas.
  • Colocación: En el hueco que tiene el catéter o la aguja se coloca la punta de la joya. Ahora ya se puede pasar la aguja por completo. Al ir pasando la aguja, el pendiente entra en la perforación y se iría colocado en su sitio definitivo.

Para que se entienda mejor, mira este vídeo:

Cuánto duelen los piercings en el ombligo

Antes de nada me gustaría recalcar algo que es obvio, cada uno percibe el dolor de manera diferente.

Hacer una perforación en el ombligo no es dolorosa. Para que te hagas una idea, en una escala de dolor del 1 al 10 sería como mucho un 2.

Si hacemos una comparación del piercing del ombligo con otras perforaciones, duele más o menos como el lóbulo de la oreja o la ceja. Sin embargo duele menos que una perforación en la nariz o en el cartílago de la oreja.

Dolor después de la perforación

Una vez hecha la perforación algunas personas pueden notar un poco de dolor durante los primeros días.

Si se da el caso de que empieza a doler después de algunos días, semanas o incluso cuando se haya curado por completo, podría deberse a una infección. Que no te sorprenda si empiezas a tener dolor después de haber pasado un año. Es importante seguir las instrucciones de pos tratamiento.

Cómo tratar el dolor

Cuando te vas a hacer una perforación en el ombligo la mejor manera de evitar que duela, o que duela lo mínimo, es ir a un perforador experimentado. Ayuda que durante el proceso estemos tranquilos y relajados. Un truco que funciona muy bien: coge aire mientras se perfora la piel, se reduce el dolor.

Si después de la perforación tienes molestias o dolor puedes aliviarlos tomando un analgésico como el ibuprofeno.

Cuidados y cicatrización

Tradicionalmente, un piercing en el ombligo no es de los más fáciles de curar. El abdomen tiene un riego sanguíneo bajo lo que provoca que la curación sea lenta. Además, se suele ver perjudicado por el movimiento normal del cuerpo y la fricción con la ropa.

Una perforación de ombligo suele tardar entre 6 y 9 meses en cicatrizar. Después de 9-12 meses, la perforación estará completamente curada y podrás ponerte lo que quieras. Mucha gente aprende a respetar estos plazos de la peor de las maneras, sufriendo una infección.

Rutina de cuidados básicos

Mantener el ombligo limpio. Entre 2 y 3 veces al día límpialo con un bastoncillo o una gasa empapada en una solución salina como el suero fisiológico. Esta rutina ayuda a mantener tu ombligo libre de suciedad e hidrata los tejidos circundantes. No olvides secar la zona alrededor de la perforación dando unas leves palmaditas con una gasa. Nunca uses la toalla del baño.

Un consejo, no frotes el ombligo con jabón porque suele irritarlo.

No arrancar las costras. Una reacción natural del cuerpo es generar costras durante la cicatrización. Nuestro cuerpo segrega linfa que se seca formando una corteza. Lo que si puedes hacer es ablandarlas y retirarlas con suavidad con una gasa empapada en suero fisiológico.

Hay gente que mueve la joya para que no se quede pegada. No es bueno mover el pendiente porque puedes introducir bacterias en la herida y provocar una infección.

Esperar para cambiar de joya. Tienes que resistir la tentación de cambiar la joya inicial antes de que este curado por completo. Aunque te parezca que el ombligo está curado NO debes cambiar el pendiente durante los primeros 6 meses. Un consejo, vuelve a tu perforador y que él te diga si ya lo puedes cambiar.

Cosas del día a día que debes evitar:

  • Cremas y lociones. Los productos para la piel no son buenos aliados porque tapan los poros, atrapan la humedad y retrasan la cicatrización.
  • Cuando lo tienes recién hecho siempre se recomienda no darse baños prolongados durante el primer mes. Bañarse en el agua salada es beneficioso para la cicatrización. Pero la calidad del agua de las piscinas, bañeras de hidromasaje o lagos es cuestionable. La presencia de cloro y ciertas bacterias pueden ser problemáticos.
  • Ropa ajustada. La fricción y la presión constante pueden probar la aparición de bultos, sensibilidad, enrojecimiento, hinchazón y retraso en la cicatrización. Es mejor usar ropa floja como vestidos, faldas o pantalones de cintura baja.

Riesgos del piercing en el ombligo

Los piercings del ombligo tienen la mala fama de dar problemas. En parte esta reputación viene dada por adolescentes que suelen escoger este como el primero que se hacen. Por falta de formación no le han proporcionado los cuidados adecuados. También son propensos a usar joyas de mala calidad que son fatales para la curación.

Rasgado de la piel

Uno de los riesgos que existe es el de corte o rasgado de la piel. Esto sucede cuando se usan joyas muy delgadas y además la perforación es poco profunda. Una persona experimentada sabe cómo evitar problemas.

Infección

Otro de los riesgos es la infección. Un dolor punzante, el enrojecimiento de la zona, hinchazón, mal olor y supuraciones de pus están entre los síntomas más comunes cuando un piercing del ombligo está infectado.

Si te ocurre esto haz dos cosas:

  • No te saques la joya. Esto es probablemente el mayor error que cometen las personas inexpertas. Mantener la joya evita que las bacterias entren en la herida.
  • Ponte en contacto con tu perforador o visita a tu médico para que lo revise y te aconseje un tratamiento para la infección.

Para evitar una infección mantén las rutinas de limpieza y respeta los tiempos de cicatrización.

El piercing del ombligo durante el embarazo

No es lo mismo tener uno antes del embarazo que hacerte uno cuando ya estás embarazada.

Te recomiendo que no te lo hagas si sabes que estas embarazada. Es un riesgo ya que las defensas estarán más bajas de lo habitual por lo que eres más vulnerable a las infecciones.

Durante el embarazo la piel está más sensible. Una perforación puede causar más dolor de lo normal y aumenta el riesgo de irritación o incluso rechazo de la joya.

Si ya tienes uno seguro que te preocupa que pasará con él. A medida que la barriga aumenta de tamaño la piel se estira por lo que un pendiente pequeño puede quedar tirante. Las soluciones son básicamente dos:

  • Quitar la joya. Durante el embarazo dejas de usarlo y cuando te vuelvas a sentir cómoda lo vuelves a poner.
  • Cambiarlo por uno más grande. No vas a tener problema en encontrar joyas específicas para embarazadas.

Cuánto cuesta

Por lo general no es nada caro y el precio de un piercing en el ombligo depende un poco de dónde vivas y la calidad del perforador. El precio medio está en unos 15€ a lo que habría que sumar lo que cueste la joya que decidas poner. Los pendientes del ombligo que recomiendo son los fabricados en titanio, el precio ronda los 18€.

Mi valoración

  • Dolor
  • Cicatrización
  • Precio

Hoy queremos hablarte un poco sobre el piercing en el ombligo, dándote unas pautas de cuidado para que al realizar tu piercing puedas tenerlo siempre en perfectas condiciones, facilitando su cicatrización lo antes posible.

El piercing en el ombligo es uno de los más populares, especialmente entre las mujeres. En Camaleón Tattoo hace muchos años que realizamos este tipo de perforaciones que, en cierto modo, se vuelven atemporales, siempre están de moda.

Si estás pensando en realizarte un piercing en el ombligo, ya te has hecho uno pero no sabes qué cuidados seguir, o simplemente sientes curiosidad por el piercing en el ombligo, sigue leyendo:

Historia del piercing en el ombligo

El piercing en el ombligo es un tipo de perforación que en la actualidad está más asociada a las mujeres jóvenes. Pero ¿Sabías que esto no siempre fue así? El público punk masculino de los años 80 también disfrutaba luciendo este tipo de perforación. Después esto empezó a cambiar y una de las grandes culpables de la popularización del piercing en el ombligo es la reina del pop.

Madonna empezó a lucir estas joyas en el ombligo en los años 80 y desde entonces su éxito no ha parado de crecer. Muchas estrellas se han unido a esta moda y el resto de los mortales no hemos querido quedarnos atrás. Es un piercing muy sensual que puede exhibirse gracias a muchas prendas de ropa llamativas e igual de sexys.

¿Por qué hacerse un piercing en el ombligo?

¿Y por qué no? El piercing en el ombligo es ideal para todas aquellas personas a las que les encanta lucir camisetas cortas o que disfrutan de su tiempo en la playa o la piscina. Sin lugar a dudas durante el verano es el mejor momento para lucir una perforación en el ombligo. Aunque cada persona tiene su propio estilo y sus propios gustos el piercing en el ombligo es más demandado entre el público femenino. Aunque esto no siempre ha sido así. En su momento estaba más relacionado con el sector masculino.

Hoy en día el piercing en el ombligo es muy versátil. Hay muchos tipos de piercing en el ombligo y muchos tipos de joyas distintas. Esto permite jugar con abalorios que cuelgan y que podemos combinar a la perfección con nuestro estilo de ropa o nuestra propia personalidad. Es un piercing muy popular y que nunca pasa de moda. Además tú eliges si quieres mostrarlo o no, con lo que es ideal si te gustan los estilos más discretos en cuando a piercings o tattoos se refiere. Una razón más para hacerse un piercing en el ombligo. Entre las principales razones para hacerse un piercing en el ombligo destacan:

  • Por moda, ya que es un piercing que está en auge y muy atemporal.
  • Para destacar tu personalidad o individualidad. Para reflejar rebeldía o tu propio carácter.
  • Por su discreción. Está en una zona que permite ocultarlo cuando no queremos mostrarlo.

Tipos de pendientes para el ombligo

El piercing en el ombligo es tan popular desde hace tanto tiempo que se ha ido reinventando. El tradicional incluía una perforación por la parte superior del ombligo, pasando la perforación por la piel que tenemos sobre el ombligo. Con los años esta versión se ha ido ampliando y hoy en día también son muy comunes las perforaciones inversas, que realizan la perforación en la piel que tenemos debajo del ombligo. Cuando la perforación es doble hablamos de un piercing que incluye una doble perforación que une la clásica superior con la inversa inferior.

Una perforación menos común, aunque también en auge, es la horizontal. Se trata de un piercing que se realiza de forma horizontal en la parte superior del ombligo. Si por lo general el piercing en el ombligo no es doloroso, ni suele generar complicaciones, tenemos que matizar que el piercing en el ombligo en su versión horizontal es más compleja y requiere de más cuidados.

Perforación en la parte superior del ombligo

Este es el piercing clásico. Se realiza la perforación de forma vertical perforando la parte superior de la piel del ombligo. De esta forma la joya o el abalorio elegido quedará dentro del propio agujero del ombligo. Ha sido el tipo de perforación que popularizó la propia Madonna en los años 80. Aunque es un clásico se trata de una opción que nunca pasa de moda.

Piercing en la parte inferior del ombligo

Este tipo de perforación es muy similar a la clásica, solo que la perforación va en la parte inferior del ombligo. De esta forma si elegimos una joya que cuelgue quedará debajo del propio ombligo. Es una opción ideal para todos aquellos que quieran darle una vuelta a la versión clásica y original pero sin perder la propia esencia del piercing en el ombligo.

Piercing en el lateral del ombligo

Este piercing es totalmente distinto a todo lo anterior. Se trata de una perforación que se hace en horizontal y justo debajo del agujero del ombligo. Lo normal es incluir una barra curvada y de esta forma nos quedaría un extremo de la joya a cada lado. Este tipo de piercing es uno de los piercings en el ombligo más populares en los hombres.

Piercing Doble

El piercing doble combina el piercing superior y el inferior. Dos dos perforaciones que llevarían dos joyas independientes. Lo mejor es que puedes decidir incorporarlo en cualquier momento. Si ya tienes el clásico piercing superior puedes transformarlo en uno doble rápidamente. Se pueden combinar distintos tipos de joyas y es muy versátil.

Piercing en el interior del ombligo

Este piercing se hace en el interior del ombligo, en aquellos que tienen el ombligo hacia fuera. Se coloca una barra que traspasa el propio ombligo, de tal forma que quede cada uno de los extremos de la joya en la parte superior e inferior del ombligo. Aunque es el menos común últimamente está en auge.

En nuestro estudio contamos con un amplio catálogo de joyas y pendientes para el piercing en el ombligo. A pesar de la gran variedad que tenemos a disposición de nuestros clientes somos conscientes de que los más solicitados son las bananas clásicas. Se trata de barras ligeramente curvas que incluyen un abalorio en la parte superior y otro en la inferior. Estas joyas o abalorios ofrecen infinitas posibilidades, desde joyas de Swarovski a los diseños más atrevidos o agresivos.

Otra de las joyas más utilizadas son los anillos. Se trata de una pieza cerrada muy popular en los últimos años del siglo pasado. Actualmente con el auge de lo vintage y retro se han vuelto a popularizar mucho. También existen otras joyas más llamativas, en espiral y con accesorios que cuelgan. Estas últimas no son muy comunes para su uso diario, porque se enganchan con facilidad en la ropa y resultan incómodas.

Otros piercings y perforaciones que realizamos en nuestro estudio son: el piercing rook, piercing en la oreja Helix, piercing en la lengua Venom … puedes encontrar más información en nuestra sección de piercing y dilataciones.

Forma, tamaño y material recomendado

Para hacer un piercing en el ombligo no es recomendable coger muy poca extensión de piel porque el propio cuerpo podría rechazarlo y acabaría rompiéndose. Debe ser suficientemente grueso como para que aguante la curación y cicatrice perfectamente. Si además queremos asegurarnos que nuestro piercing quede perfectamente debemos atender a los materiales de fabricación y los distintos tipos de joyas.

Materiales recomendados para el piercing en el ombligo

El acero quirúrgico y el titanio son los mejores materiales para los piercings y perforaciones. Después cuando la herida ha cicatrizado ya podremos incorporar otros materiales. Si eres una persona que practica mucho deporte te aconsejamos que uses los piercings de PTFE. Este material es flexible y se adaptará mejor a tus movimientos deportivos. Otras alternativas son el oro, el bioplástico y la plata. Aunque los más comunes son el PTFE, el acero quirúrgico y el titanio.

Tamaño de piercing en el ombligo

Las joyas que llevamos en el ombligo suelen tener un tamaño estándar. Podemos elegir joyas de entre 1,2 mm y 1,6. Lo más común es elegir joyas de 1,6 mm. Pues es una zona ideal para llevar barras algo más gruesas. Las barras de 1,2 mm suelen destinarse a los piercings en las orejas, labios… zonas más delicadas. Y además estas primeras barras suelen tener 10 mm de longitud, aunque luego podrán cambiarse por otras más cortas, cuando la herida haya curado por completo.

Tipos de joyas

El piercing en el ombligo suele llevarse con una barra curvada. El mejor material, tal y como te hemos indicado, es el acero quirúrgico o el titanio. A la hora de realizar el piercing será la mejor opción. Luego podrás cambiarlo, pero asegúrate de que la perforación está totalmente curada.

En el ombligo podemos llevar distintos tipos de joyas. Aunque las más comunes son las barras curvas con diferentes accesorios, bolas de colores, cadenas para piercing de ombligo… también podemos llevar un aro en esa zona. Queda muy original y alternativo. Recuerda que en el estudio de piercings y tattoos Camaleón Tattoo contamos con un montón de piercings, dilataciones y pendientes diferentes.

¿Cómo se hace un piercing en el ombligo?

El piercing en el ombligo es una de las perforaciones menos dolorosas. Su dolor podría ser similar al de la perforación del lóbulo. Se trata solo de perforar piel. Para realizar un piercing en el ombligo, como para hacer cualquier otra perforación, debemos desinfectar muy bien la zona y posteriormente trabajar solo con material esterilizado. En Camaleón Tattoo siempre seguimos a raja tabla todas las medidas de higiene y seguridad para realizar un piercing o tatuaje. No te la juegues en estudios clandestinos.

La perforación se hace con la ayuda de unas tenacillas que marcarán y sujetarán la piel. Después se atraviesa esa piel con una ajuga pasando por ambos agujeros de la tenaza. Posteriormente se coloca la joya en el hueco que ha dejado la aguja, ya que cuando vaya pasando por completo la aguja se irá colocando el pendiente. Es un proceso rápido y sencillo. Aunque tras unos pocos minutos ya tendremos nuestra joya perforando nuestro ombligo, es importante concienciarse de que el proceso no acaba aquí. Los cuidados que debes seguir para evitar infecciones son esenciales para garantizar la cicatrización.

Curar el piercing en el ombligo en sus primeros días

El primer paso para realizarse un piercing en el ombligo es elegir un estudio de profesionales con experiencia, como Camaleón Tattoo. Cuando ya tengas la perforación hecha es importante que:

  • Limpies el piercing dos o tres veces al día con suero fisiológico y la ayuda de un bastoncillo.
  • Manipules siempre la joya con las manos limpias y desinfectadas.
  • Seca bien el piercing con una gasa fina y limpia tras una ducha o tras la higiene diaria de la zona. Evita movimientos brucos de la joya durante las primeras semanas.
  • Ten cuidado con la ropa. Los primeros días son esenciales para una buena cicatrización. Evita que se enganche en la ropa. Apuesta, durante las primeras semanas, por usar ropa más floja que no roce la zona.
  • La combinación de agua con sal, aplicada una vez al día, también te ayudará en la cicatrización. Puedes crear compresas calientes de agua con sal para aplicar en la zona y eliminar la costra que se formará alrededor.
  • No cambias la joya hasta que la perforación haya cicatrizado por completo. En caso contrarío podrías producir una infección. Siempre que la cambies asegúrate de que los materiales sean de buena calidad.
  • No apliques, durante la curación del piercing, tus cremas corporales sobre la perforación. Pueden obstruir la zona y generar bacterias.

La infección de una perforación se reconoce fácilmente. La zona estará enrojecida y con pus. En ese caso debe tratarse con los correspondientes antiinflamatorios y antibióticos, que deberá recetarte tu médico de confianza. En cualquier caso si sigues todos estos consejos estarás contribuyendo a evitar dicha infección.

Ejemplos e imágenes de piercings en el ombligo

El piercing en el ombligo puede lucirse de mil formas distintas. Depende mucho del tipo de piercing que lleves, si es un piercing en el ombligo superior, inferior, doble, lateral o interior… todos ellos te dan múltiples posibilidades de combinación. A continuación te presentamos algunas imágenes muy chulas para que te inspires… estamos seguros de que no eres capaz de elegir solo uno ¿Verdad?

Vídeo piercing en el ombligo

En el estudio de piercings y tatuajes Camaleón Tattoo somos conscientes de que hacerse un piercing o un tatuaje nuevo puede generar cierto miedo al principio. Por eso queremos dejarte por aquí este vídeo para que sepas un poquito mejor cómo se hace un piercing en el ombligo. Recuerda que si todavía te quedan más dudas siempre puedes consultárnoslas sin compromiso.

Dónde comprar piercings para el ombligo

En cuanto tu piercing en el ombligo haya cicatrizado correctamente podrás empezar a comprar piercings para el ombligo. Para lucir al máximo tu piercing en el ombligo lo mejor es contar con una colección chula que puedes combinar con tu ropa o con tu estilo. En la tienda de Camaleón Tattoo tenemos un amplio catálogo de piercings para el ombligo, barras, aros y ópalos de infinidad de colores. Pásate por nuestro estudio para más información.

Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros. En Camaleón Tattoo siempre estamos dispuestos a ayudarte y asesorarte en la realización y el cuidado de tus piercings o tatuajes. Llámanos o pásate por nuestro estudio en Lugo para cualquier consulta.

En este articulo vamos a tratar de resolver todas las dudas del precio de los piercings y de las perforaciones. Por qué hay piercings baratos y otras joyas más caras y conoceremos el motivo de la diferencia de precio de las diferentes perforaciones que pueden hacerse en el cuerpo.

Piercing, piercings baratos, precios de perforaciones y perforaciones baratas. ¿Cuál es el valor de hacerse un piercing?

Recordad que un piercing o joya es la pieza que tenemos introducida dentro de una perforación de cualquier parte de nuestro cuerpo, mientras que una perforación es el acto de perforar o hacer un agujero en cualquier parte del cuerpo e introducir una joya o pieza dentro.

Lo que Debes Saber Sobre el Precio del Piercing

Los precios van ha depender de las calidades y exclusividad. A mayor calidad y exclusividad el piercing será más caro y cuanto menor calidad, más barato.

3 Precios de Piercings Según su Calidad

Vamos a resumir de forma sencilla las características del piercing y formas de hacerlo sin ser muy técnicos para que se comprenda fácilmente el precio de los piercings.

La Mejor Calidad de Piercing

En un primer grupo tendríamos los piercings de máxima biocompatibilidad y máxima calidad. Son joyas que se utilizan en de primera puesta al perforar, son los que realmente van a hacer que nuestra perforación cure sin ningún problema, de ahí la biocompatibilidad (la materia es compatible con el cuerpo humano).

Son los más caros y los de más calidad. El piercing de titanio en graduación de implantes ASTM F136 es el más biocompatible y el de mayor compatibilidad, por lo que es muy recomendable utilizarlo en primera puesta.

También tenemos el niobio, el oro solido de 18 quilates, el platino, el pyrex y borosilicatos.

Todas estas joyas tienen garantía de por vida con pulidos a mano de alta calidad y toda la pedrería que llevan son piedras preciosas o semipreciosas que nunca van a ocasionar problema.

En estos casos, los fabricantes ofrecen garantía de por vida en estas joyas. Si eres un anillador opta por este tipo de joyas, y si por el contrario vas ha que te hagan un piercing, elige un studio profesional donde te asesoren y te ofrezcan este servicio de calidad antes de realizar la perforación.

El titanio es el más biocompatible y más utilizado, pero también es frecuente utilizar otros materiales en personas no alérgicas al metal.

El platino, que es un material de altísima calidad, el oro sólido y también los piercings de borosilicato y piercing pyrex, ya que son materiales cerámicos y cristales de gran calidad que cada vez se utilizan más en planctología de la boca y prótesis.

Estos tienen mucha duración y resistencia ya al no tener componentes metálicos son totalmente biocompatibles.

Ten en cuenta que estos son los piercings más caros y de los que menor variedad existen.

También se está probando en planctología un material nuevo que es una aleación de titanio y oro, aunque de momento es un material beta, en el futuro seguramente existan piercing con esta aleación.

En general, estos son los más caros, evidentemente los precios de los piercing depende de la exclusividad de la joya y de la pedrería que lleve, y puede oscilar entre 20€ hasta 10000€ en casos donde lleva un diamante negro, turmalina, piedra de luna o diamantes de tallas exclusivas.

Lo que encarece las piezas son la pedrería y la exclusividad que tenga.

Piercing de Buena Calidad

En el grupo 2 los piercing de calidad media, son materiales recomendados cuando una perforación esta curada totalmente, sana y en personas sin ningún tipo alergias o intolerancia a los metales.

Personalmente desaconsejaría realizar una perforación de primera puesta con estos materiales ya que no son altamente biocompatibles.

Estos materiales pueden ser por ejemplo los acrílicos, la plata, el gold filled u oro de 14 quilates, el latón y el acero quirúrgico.

Todos esto materiales no son de mala calidad, pero al fin y al cabo el piercing es un implante y de cuanta más calidad sea el material que tenemos incrustado en la piel menos problemas nos va a dar.

Hay que añadir también que toda la pedrería y joyería que llevan estos piercning normalmente no llevan garantía de por vida y se pueden deteriorar por ser piezas sintéticas normalmente.

En este grupo también se pueden incluir el titanio G23, titanio grado 1, grado 2, grado 3 y grado 4. Son titanios muy puros pero muy blandos, sin la calidad de la graduación de implantes.

Una vez que tienes una perforación curada puedes utilizarlos sin problema, pero si te da alguna reacción, alergia o picor, retíralo y coloca una pieza de más calidad.

Sobre todo, poner estas joyas en primera puesta no es aconsejable ya que la perforación no curaría bien. Cuando está curada se puedo probar, pero mi consejo es utilizar siempre piercing de máxima calidad.

Evidentemente son bastante más baratas que los piercings del grupo 1, la mitad de baratos, pero no tienen la máxima calidad tanto en acabados, como en pulidos o como su pedrería.

Piercing No Recomendados

Y luego los piercing de clase 3 o baja calidad, son lo peor de lo peor y no deben utilizarse ni en perforaciones de primera puesta ni posteriormente. Evita estas peforaciones y piercing.

No lo pongáis nunca, ni siquiera en piercing completamente curados.

Evidentemente son los más baratos de todos, «están regalados», son piercings que puedes comprar 500 piercing por 1€, 1000 por 1€.

Es toda la bisutería y toda esta joyería china, como si estuviesen hechos con chapas de coches de los desguaces y con trozos de lavadoras. Son todos estos piercings que se venden por aliexpress o crazy factory.

Son piercings muy baratos que normalmente están pintados con pinturas industriales no anodizados. Esas pinturas se van, se pegan al tejido de la piel y puede llegar al torrente sanguíneo.

Las piedras se caen a los dos días, se rompen, al estar en contacto con los fluidos corporales y perfumes se le acumula un montón de sulfuro de hidrógeno al metal ya que son de materiales de muy mala calidad.

Son piercing muy tóxicos y provocan muchos problemas, de ahí que el problema de las perforaciones vengan dadas por el tipo de joyería que llevamos puesta.

Rebajas10,99 EUR Comprar en Amazon

Toda esta información es a nivel informativo.

Desde aquí no quiero decirte lo que os tenéis que poner en vuestro cuerpo, en que gastáis vuestro dinero ni lo que hacéis con él.

No critico a quien lleve piercing buenos o malos ni a quien se los puede permitir y los que no. Simplemente es un consejo a nivel informativo.

Cada uno con su cuerpo, su vida, su dinero y su salud que haga lo que quiera.

Por un lado, están los piercings y por otro lado las perforaciones.

¿Cuánto Cuesta una Perforación?

Como digo, la perforación es el acto de hacerse una perforación y dejarse una joya introducida.

Tenemos las perforaciones bien hechas, evidentemente son más costosas que las mal hechas. Las perforaciones bien hechas hay que tener en cuenta, sobre todo si queremos que una perforación nos cure bien y no tener problemas con ellas.

¡Sigue las siguientes pautas!

Lo primero es utilizar joyas del grupo 1, las de más alta biocompatibilidad. Es muy importante que se utilicen marcadores de primera puesta, bien sea biotech de genciana con palillos estériles, marcadores de primera puesta rotuladores con violeta de genciana.

Luego la joyería se elige en el momento de hacer la perforación, se customiza a gusto de cada persona, se mira la anatomía, se elige el diámetro y longitud de la pieza y se adapta a la anatomía de la zona que se va a perforar.

Una vez elegida la pieza por el cliente se esteriliza en el momento, a día de hoy la autoclave de última generación esterilizan en 12 minutos rápidamente toda la joyería. Cuanto más estériles esté, cuanto menos tiempo pase desde que se esterilice hasta que se pone, evidentemente, más calidad tiene.

Es muy importante pasar los test bacteriológicos al momento, aunque el autoclave sea de mucha calidad, para saber que esteriliza perfectamente, ya que puede tener algún defecto.

Utiliza guantes de examen para manipular y limpiar, pero a la hora de perforar se utilizan siempre guantes estériles.

Todas las agujas que se utilizan deben ser agujas americanas con un buen bisel y teflonadas, incluso ya existen agujas americanas de titanio de grado implante.

¿Qué incluye el precio del piercing?

Procura trabajar de manera de que cuando hagas un piercing o te lo hagan, poner una joya con garantía de por vida, por si tienes algún problema con ella te la puedan sustituir sin problema.

La joya debe llevar certificado de calidad, todos los anodizados de la pieza tantas veces como se quiera y del color que se desee, valla incluido en el precio.

Poner joyas que vayan justas pero no apretadas, tampoco hay que poner joyas muy largas.

Una vez la perforación esté curada, si el cliente quiere un poste más largo o más corto, también va incluido en el precio, no se le cobra.

También están incluido en el precio todas las revisiones de las perforaciones, cualquier problema que tenga el cliente hasta que la perforación haya curado completamente.

Todos esos materiales y toda esta atención y calidad tienen un coste. No es cuestión de hacer piercing gratis, y hay que asignar un coste normal y racional.

¿Ok?

Lo que más encarece hacer la perforación es la calidad de la joya que se elija, ya sea una joya customizada, exclusiva y de gran calidad.

Precio del Piercing y Precio de la Perforación

Muchos anilladores reconocidos ponen un precio para la perforación donde se incluyen todos los materiales, la atención y la perforación y por otro lado el precio de la joya.

Perforaciones Baratas

Tenemos las perforaciones baratas donde se utilizan las joyas del segundo y tercer grupo, la mayoría de las veces para hacer la perforación se utilizan guantes de examen en vez de guantes estériles.

Se pone un determinado tipo de piercing, no te dejan elegir la joya o te dan un numero limitado piercing para elegir, no se customizan las piezas, normalmente es un piercing flat back, labret, barbell, piercing navel o un nostril.

Por lo general suelen estar esterilizados con anterioridad y embolsados durante largos periodos de tiempo en el cajón, y la esterilización puede perder las propiedades. También en el piercing barato se utiliza el mismo marcador para todo el mundo, lo que es una falta de higiene o material no cualificado, como un rotulador permanente o un Rotring.

Los materiales no son de última generación y normalmente no pasan las revisiones, te ponen joyas super largas porque al hacer la perforación con mala calidad se inflama ya que se utiliza material poco biocompatible, este se mueve y genera cicatrices hipertróficas.

Además, una vez que esté curada debes cambiar la joya por una más corta y tienes que volver a comprar otro piercing más corto y pagar por él.

Las perforaciones no se hacen con agujas americanas, se hacen con catéter que son un tipo de agujas muy baratas y que se encuentran en cualquier sitio, estas están destinadas para coger vías y no están recomendadas para hacer piercing.

Los catéter tienen un bisel muy corto y no favorecen la cicatrización de la perforación ya que no son limpias, destruyen el tejidos y no permiten un buen ángulo de trabajo al no ser agujas rígidas.

Por eso, muchas veces los problemas vienen de primeras por el tipo de aguja con la que se perfora.

Para abaratar costes, no te exigen que vuelvas por el estudio para las revisiones oportunas.

Esta es la gran diferencia entre una perforación bien hecha que cuesta lo que tiene que costar y una perforación barata donde simplemente te hacen un agujero de cualquier manera y te ponen un hierro en el cuerpo donde luego vienen los problemas.

En conclusión

¿Cuánto vale un piercing? Piercings baratos ¿Cuánto vale una perforación? Por que las perforaciones son baratas y la diferencia entre las baratas y las caras.

Todo esto es a nivel informativo, no es una critica hacia nadie ni hacia nada, cada uno con su dinero, su vida y con su cuerpo que haga lo que quiera.

Hay quien prefiere gastar menos dinero, pero evidentemente si se hacen las cosas bien vas a tener mas garantías de éxito y menos problemas en la perforación.

Si quieres gastar menos y ahorrar, te encontraras con el tipo de perforación o tipo de piercing que generan problemas y que después es difícil de corregir o arreglar.

También decir que a la hora de hacerte una perforación debes exigir y preguntar todo lo que queras sobre certificados y calidades y que te den un precio lógico y razonable, no es cuestión de engañar a nadie.

Las cosas tienen un valor, cuestan un dinero y evidentemente el trabajo bien hecho hay que pagarlo, pero a precios razonables.

Vas a encontrar desde precios super bajos, perforaciones desde 5€ hasta perforaciones y piercing muy básicos con joyas básicas a precio de 90€ o 120€ y esto es algo desmesurado que no hay que consentir.

Ten todo esto en cuenta para hacerte un piercing o para hacerte más profesional como anillador y ofrecer mejor servicio y producto a tus clientes.

Precio Piercing

El precio de este servicio tiene diferentes tarifas en función de la zona y del tipo de piercing. El precio del piercing es orientativo y en casos donde se incluye la joya de titanio.

Zona / Tipo de piercing y precio:

Asegúrate de que el material está esterilizado y ser de 1 solo uso.

En la primera implantación del piercing siempre se utiliza un elemento de titanio , ya que este material es anti-bacteriano, facilitando así que la herida cicatrice fácilmente y no se infecte.

¿Hacerse un piercing en el ombligo duele?: ¿Sí o no?

Hacerse un piercing en el ombligo ya es algo normal y son muchas las mujeres y chicas que lo llevan. Sin embargo, como con cualquier pendiente, hacértelo implica punzar la piel y además en la zona del ombligo que parece desde luego demasiado sensible. Pero, si tantas mujeres lo llevan, es normal que te preguntes si hacerse un piercing en el ombligo duele o, por lo menos, si duele mucho. Nosotras te traemos la respuesta.

¿Hacerse un piercing en el ombligo duele?

A pesar de su posición en el cuerpo, hacerse un piercing en el ombligo duele más o menos lo mismo que hacerte un pendiente en el lóbulo de la oreja.

En realidad, el piercing no se hace en el ombligo en sí mismo, sino en la piel a su alrededor. En esta zona específica no hay muchos nervios, por lo que tiene muy poca sensibilidad.

Tal como en el caso de un pendiente en el lóbulo, sientes un punzar rápido, se pone el piercing, y luego la zona queda un poco dolorida e inflamada. Este dolor desaparecerá poco a poco y, si no hay problemas y todo va bien, solo lo sientes cuando rozas o aprietas esa zona durante el período de cicatrización cuando todavía está sensible.

Lee también: Cómo reconocer un piercing en el ombligo infectado

¿Qué piercings duelen más?

Piercing en el hélix interno de la oreja (Daith)

Este es uno de los piercings más dolorosos debido a su posición y al espesor del cartílago.

Está situado en una zona de difícil acceso para el profesional y tarda más en hacerse porque este tiene que tener mucho cuidado para hacer la perforación correctamente. El hecho de que el cartílago sea más grueso y duro en el hélix interno también dificulta su aplicación.

Piercing microdermal o intradérmico

Este tipo de piercing es diferente de los demás porque es en realidad un implante. Mientras que en los demás hay un punto de entrada y uno de salida, en este el piercing queda plano sobre la piel.

Hay varias técnicas para hacerlo, pero en todas se implanta una base bajo la piel y solo una pequeña parte queda en la superficie para permitir atornillar la joya.

Se puede hacer en cualquier parte del cuerpo, aunque no esté recomendado en las manos, pies y muñecas por la cercanía de las articulaciones y venas.

Piercing en el pezón

Los pezones son extremamente sensibles, lo que explica que sea una de las áreas más dolorosas de perforar.

Además, hay que tener en cuenta que, durante el período de cicatrización cuando todavía están muy sensibles, los pezones siguen reaccionando a la temperatura o a la excitación sexual y este cambio entre tejidos suaves y tiesos también resulta doloroso.

Piercing industrial

El piercing industrial está considerado como uno de los más dolorosos porque supone dos perforaciones en simultáneo en el cartílago que luego quedan unidas por una sola joya. Cada perforación individualmente no es dolorosa, pero dos al mismo tiempo en un espacio tan reducido como la oreja resulta en el doble del dolor. Asimismo, el piercing que une las dos queda atravesado en la oreja y más susceptible a roces o toques.

Piercing genital

Los piercings genitales son sin duda los más dolorosos por la extrema sensibilidad de la zona. Esto vale tanto para hombres como para mujeres, independientemente de dónde se sitúe el piercing en el área.

La buena noticia es que el dolor, aunque sea intenso, es muy rápido por la facilidad en penetrar los tejidos genitales.

Y ¿qué piercings duelen menos?

Piercing en el lóbulo de la oreja

Este es el tipo de piercing más común en el mundo ya que la gran mayoría de las mujeres de todas las edades suelen hacerlo para llevar pendientes.

El lóbulo no tiene cartílago ni nervios por lo tiene poca sensibilidad y es muy fácil de punzar. Es también uno de los piercings más rápidos en cicatrizar. Si no hay problemas y lo cuidas adecuadamente, puede completar su cicatrización en tan solo 6 semanas.

Piercing en el ombligo

El piercing en el ombligo duele aproximadamente lo mismo que uno en el lóbulo por lo que está prácticamente lado a lado con este en lo que toca al dolor.

Tal como en el caso del lóbulo, la zona donde se aplica tampoco tiene cartílago ni nervios por lo que el punzar podrá ser incómodo o inesperado, pero no necesariamente doloroso.

Piercings en los labios

Esto podrá sorprenderte, pero los piercings en los labios están en el top 3 de los menos dolorosos, aunque no lo parezcan. La verdad es que esta zona es bastante carnosa y tierna, tal como en los lóbulos y la perforación es muy rápida.

Nostril piercing

Aunque sea conocido por su nombre en inglés, este no es más que el piercing en la aleta de la nariz.

Es más doloroso que los piercings anteriores una vez que es necesario punzar el cartílago. Sin embargo, el dolor es bastante fácil de tolerar, aunque puedas quedarte con lágrimas en los ojos y ganas de estornudar.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *