0

Precio pintar una habitacion

Tabla de contenidos

¿Cuánto cuesta pintar una habitación?

Pintar una habitación de nuestra vivienda puede ser una tarea divertida, pero también frustrante. Lo más complicado suele ser calcular cuánto va a costar el proyecto, ya que muchas veces desconocemos qué factores influyen. Los pintores en Cronoshare te ayudan a calcular cuánto cuesta pintar una habitación paso a paso.

Calcula tu presupuesto para pintar una habitación Indica los metros cuadrados de la habitación y pulsa el botón ‘Calcular mi presupuesto’ CALCULAR MI PRESUPUESTO Tu presupuesto es de: – € IVA incluido. Presupuesto aproximado.

Entonces, ¿cuánto cuesta pintar una habitación?

Como puedes ver, el precio depende de muchos factores que irán sumándose hasta completar el presupuesto.
Los precios para pintar una habitación pueden ir desde los 100 euros hasta los 500 o 600 € por habitación, pero no es normal que pasen de 1000 €. El precio final depende de los m2, el tipo de acabado, el área geográfica de la habitación y el número de manos de pintura.

Compara entre varios profesionales

Aunque el presupuesto va a depender de distintos factores más o menos fijos, cada profesional tendrá unos métodos de trabajo. Esto quiere decir que el precio final puede variar en función de cada pintor o empresa, además de las diversas posibilidades que te ofrecerá cada uno.
La mejor opción es confiar en portales como Cronoshare, cuyo objetivo es ayudarte a encontrar al profesional que buscas. Tan solo tienes que introducir tu anuncio y recibirás en tu correo electrónico a los mejores pintores y empresas de tu zona, con sus perfiles y opiniones de usuarios.
Cronoshare es una solución rápida y efectiva, ya que ahorrarás tiempo encontrando rápidamente al profesional que buscas y que mejor se adapte a ti.

Investigación previa in situ

Antes de aceptar un presupuesto de pintura, procura que el profesional acuda in situ al lugar que hay que pintar. Es importante que el pintor pueda ver de primera mano la habitación, su estado, el espacio a pintar, el tipo de vivienda y de paredes…
Nuestro consejo es que nunca aceptes un presupuesto si el pintor no ha observado el lugar de trabajo, ya que este no sería fiable y podría sufrir variaciones posteriomente.

Calcula los metros cuadrados

Por norma general, una habitación costará más de pintar cuantos más metros cuadrados ocupe. No es lo mismo pintar una habitación de 80 metros cuadrados que otra de 20, y el presupuesto podrá bajar o subir en función de esto. La pintura suele costar entre 4 y 6 euros por cada metro cuadrado, dependiendo de la empresa.
Ten en cuenta que para calcular los m2 de la habitación, has de medir el ancho y alto de cada pared y multiplicarlo por dos. Además habrás de sumar los m2 del techo y después restar la superficie de las puertas y ventanas. Esa cifra será el total de m2 a pintar en la habitación. Por establecer unos precios determinados, pintar una habitación grande (80 metros cuadrados) puede costar alrededor de 400 euros. El presupuesto de pintar una habitación más pequeña (20-25 metros cuadrados) ronda los 100 euros. Las habitaciones de tamaño medio, como un dormitorio y cocina de unos 30-40 metros cuadrados, pueden ser pintadas por alrededor de 150 euros.

Estos precios son el mínimo estimado. Por lo general después habrá que sumarle otros factores, como las horas trabajadas o la mano de obra, lo que subirá el presupuesto final.
¿Buscas a los mejores pintores de tu zona?
PIDE PRESUPUESTO AHORA

Comprueba el estado de las paredes

Este aspecto es fundamental, porque no se puede comparar lo que cuesta alisar y pintar una habitación con pintar una habitación ya en liso.
De hecho, si es necesario alisar las paredes o si están en mal estado, requerirán un mayor esfuerzo para ser pintadas. Esto se traduce en más horas de trabajo para el profesional y, en definitiva, un mayor desembolso.
Puedes intentar mejorar el estado de las paredes antes de pintarlas, pero lo mejor es dejar todo en manos del mismo profesional. Él sabrá elaborar un presupuesto redondeado en el que incluya tanto el arreglo de las paredes como su pintura.

¿Buscas a los mejores pintores de tu zona?
PIDE PRESUPUESTO

Elige el tipo de pintura

El tipo de pintura también puede abaratar o encarecer el presupuesto para pintar una habitación. Hoy en día existen muchos tipos: plástica, acrílica, estucados, pintura antihumedad, vinilos… Incluso es posible encontrar pinturas ecológicas, si quieres conseguir un hogar eco friendly.
A la hora de elegir pintura, si queremos ahorrar, deberemos elegir aquellas pinturas que tengan un buen rendimiento por m2. Los fabricantes suelen indicar cuántos metros cuadrados se puede pintar por cada litro de pintura. Al final la decisión dependerá de ti y de los resultados que busques. Infórmate o pregunta sobre los distintos tipos y elige aquella pintura que más se adapte a tus necesidades y condiciones.

Estado de la habitación

Otro factor que afecta al precio final es el estado de la habitación. Por ejemplo, si está amueblada se tardará más en pintar porque habrá que tener cuidado con los muebles y la decoración. Será necesario cubrirlos previamente con el material adecuado para que no sufran daños.
Si, por el contrario, la habitación está vacía y sin amueblar, el proceso será mucho más fácil y rápido. Aunque, claro está, también habrá que proteger el suelo y otros elementos.

Pide siempre presupuestos cerrados

Por último, el consejo más importante. Nunca aceptes un presupuesto abierto al que se le puedan sumar gastos de última hora. Así evitarás sorpresas.
Es imprescindible comentar con el pintor los distintos aspectos del trabajo que se va a realizar y establecer con él un precio cerrado desde el principio. En este presupuesto deben estimarse las horas de trabajo e incluirse los metros cuadrados y materiales.
Con esta estimación puedes calcular cuánto va a costar el proyecto, aunque todo dependa de sus circunstancias. Por ejemplo, la ubicación geográfica es un factor del que no hemos hablado pero que también es relevante. No será lo mismo contratar a un pintor en Barcelona que contratarlo en Madrid.
Si buscas un presupuesto de pintor barato en Barcelona, rellena el formulario y te contactarán hasta 4 pintores de tu zona para darte un presupuesto personalizado.

En Madrid también se realizan cada día decenas de trabajos de pintura. Numerosos clientes solicitan presupuestos de pintores en Madrid para pintar sus viviendas, garajes, edificios, etc.
¿Buscas a los mejores pintores de tu zona?
PIDE PRESUPUESTO

Cuánto cuesta un servicio de pintar habitación en Zaask 280€ – 900€

El coste medio de un servicio que se encargue de pintar una habitación es de 450 €. Es probable que el precio total oscile entre los 280 € y los 900 €. Dicho valor puede variar dependiendo de la superficie a pintar, la calidad de los materiales empleados, la complejidad de la tarea y la cantidad de personas empleadas para completarla.

Pintar es una de las formas más rápidas y económicas de cambiar completamente el aspecto de un cuarto. Los pintores y las pintoras profesionales se encargan de preparar las paredes y corregir desperfectos, de proteger los muebles y los suelos, de brindar asesoramiento sobre colores y estilos para, finalmente, pintar la habitación. Además, su actuación también podrá disponerse sobre molduras, puertas, marcos de las ventanas y techos, aunque en caso de no ser necesario, estos elementos habrán de ser protegidos.

Estado previo

El estado de la pared será un condicionante importante a la hora de calcular el presupuesto. Antes de aplicar la pintura, será necesario corregir desperfectos e irregularidades con masilla tapagrietas. Esta masilla puede encontrarse comercializada tanto en pasta como en polvo, siendo necesario, en este último caso, mezclar con agua hasta conseguir la consistencia adecuada. Su precio, dependiendo de la cantidad y la calidad del producto, oscila entre 2 y 20 €.

Hay superficies que, por diversas circunstancias, presentan diferentes texturas, lo cual determina la dificultad de la tarea. En estos casos, puede ser necesario el uso de materiales complementarios de acondicionamiento que generarán un coste adicional, el cual va a depender tanto de los materiales utilizados como del tiempo invertido.

Entre los materiales más utilizados para efectuar estas reparaciones se encuentran la pasta de estuco y la pasta de moldear. La primera ofrece una gran texturización y viene aplicada en rodillo. La segunda, por su parte, tiene un secado más lento, lo cual permite trabajar detalles decorativos precisos durante más tiempo. Su precio y presentación es muy similar al de la masilla.

Entre las afectaciones más comunes que motivan estas actuaciones se encuentra la aparición de humedades. Las filtraciones pueden deberse a una deficiente impermeabilización del agua de lluvia, averías, defectos de construcción o grietas.

El precio de un servicio de reparación de humedades en paredes cuesta de media 950 €, si bien este precio puede oscilar sustancialmente dependiendo de las causas y los tratamientos a aplicar. Generalmente, una reparación sencilla suele partir de los 120 €.

Si, por el contrario, lo que se pretende es alisar una pared quitando el gotelé, el precio medio por m2 se estima entre los 9 y los 15 €.

Metros cuadrados

Antes de entrar en contacto con los y las profesionales que se van a ocupar de pintar la habitación, es conveniente medirla del modo correcto. Para saber cuántos metros cuadrados tiene el cuarto, hay que medir su altura y su ancho. Luego, se multiplica la altura por el ancho. El número obtenido indica la cantidad de metros cuadrados de la estancia, lo cual va a permitir al profesional estimar la cantidad de litros de pintura y horas de trabajo necesarias, determinando en gran medida el coste final del proyecto.

Para superficies muy grandes, los y las profesionales suelen tener precios más convenientes que cuando se trata de estancias pequeñas.

Tipos de pintura

La calidad y la marca de pintura elegida impactará directamente sobre el coste del proyecto. Por lo general, cinco litros de pintura cubren de 250 a 400 metros cuadrados, pero esta afirmación también es relativa, ya que el rendimiento de la pintura depende de la textura de la pared y el número de manos que sean necesarias, según su estado anterior o los efectos que se requieran. Las paredes lisas incorporan menos pintura, mientras que pintar una habitación con paredes de textura demandará la utilización de más litros de producto.

Además de la marca, el tamaño de presentación y las propiedades de cada pintura determinarán tanto su elección como el coste final.

Pintura al aceite

Las pinturas al aceite son muy duraderas, por lo cual suelen escogerse para cubrir molduras y exteriores, especialmente en zonas de mucho tráfico. Sin embargo, pueden requerir un mayor tiempo de aplicación y secado, y el olor que desprenden recién aplicadas puede ser más potente y duradero.

Dentro del grupo de pinturas al aceite destacan las pinturas de esmalte, que resultan de gran resistencia ante condiciones meteorológicas adversas o fluctuaciones importantes de temperatura.

Pintura al agua

La pintura al agua es posiblemente una de las más comunes en el mercado, dado su precio inferior. Se comercializa en una amplia gama de colores y no desprende un aroma tan intenso. El secado es rápido, permitiendo avanzar de forma más ágil.

En los últimos años han surgido pinturas de esmalte al agua ecológicas de uso tanto interior como exterior y cuyo precio por 2,5 litros no sobrepasa los 40 €.

Pintura base

Es aquella pintura utilizada para preparar la pared, pues permite suavizar y alisar las paredes y mejorar la adherencia de la pintura aplicada con posterioridad. Dependiendo de su aplicación existen diversos productos. Así, por ejemplo, los botes de base color marrón para decoración de óxido parten de 20 €/l mientras un bote de subcapa universal de color blanco de calidad alta suele encontrarse en botes de 0,75 litros y tiene un precio medio de 30 €.

Pintura al temple

En realidad, más que un tipo de pintura se trata de una técnica de pintura al agua. Es apta para utilizar en superficies de cemento y yeso poco expuestas al desgaste, donde se busca un acabado texturizado. No es lavable y su uso requiere de la aplicación previa de un fijador. Es una solución económica, permeable y fácil de extender, aunque se encuentra contraindicado para paredes que sufran humedad o estancias en contacto con ella por condensación, como cocinas y baños. Aplicar temple suele tener un precio medio que parte de 4 €/m2.

Pintura plástica

Es la pintura más utilizada en interiores, especialmente en baños y cocinas. Es lavable, se seca muy rápido, apenas produce olores y es muy sencilla de aplicar. Está compuesta por un medio sintético o vinílico y pigmento, y su acabado puede ser brillante, satinado o mate.

El precio de aplicación de la pintura plástica se sitúa entre los 3 y los 6 €/m2. La variación dependerá del tipo de pintura, siendo las blancas más económicas, mientras que las satinadas y las que incluyen tonalidad tienen un precio algo superior.

Pintura al látex

El acetato de polivinilo es un aglutinante utilizado en las pinturas vinílicas, como ocurre con la pintura plástica. Es utilizado para dar transparencia al color sin mermar su consistencia. Puede mezclarse tanto con pintura plástica como con colores acrílicos.

Pintura acrílica

Es muy similar a la pintura plástica, aunque se diferencia en la resina con la que está formulada, siendo en este caso más apta a superficies exteriores aunque a un precio algo mayor.

Pinturas antihumedad

Para prevenir la aparición de moho, se puede comprar una pintura especial que contenga fungicidas. En muchos casos, los revestimientos llamados hidrófugos se corresponden con pinturas de resina de silicona, las cuales evitan la aparición de hongos.

Los cuartos de baño y los sótanos son lugares ideales para emplear este material protector. También es conveniente utilizar pintura antimoho en los edificios que se encuentran en climas calurosos y húmedos. La aplicación de pinturas antihumedad tiene un precio que parte de los 3,50 €/m2.

Tintes

Los tintes se emplean tanto en polvo como en formato líquido concentrado y se utilizan para colorear la pintura blanca. Una pequeña cantidad puede teñir varios litros de pintura. La dificultad radica en verter la proporción adecuada.

Adecuación por zona

Como hemos visto, la elección entre un tipo y otro de pintura viene en muchas ocasiones determinada por el tipo de estancia. Así, mientras en cocinas se recomienda la pintura plástica, látex o esmalte sintético, que facilitan una mejor limpieza, en habitaciones de niños y personas delicadas es posible disponer de pinturas sin olor, e hipoalergénicas que también resultan de fácil limpieza. Las pinturas hipoalergénicas son respetuosas con el medio ambiente al no contener elementos tóxicos. Están libres de compuestos orgánicos volátiles y otras emisiones peligrosas para afecciones respiratorias. Estos productos vienen señalados con un distintivo específico.

Por su parte, cuando el humo puede impregnarse en las paredes, como en garajes o en habitaciones habitadas por personas fumadoras, se recomienda usar pintura lavable y la elección de un color que mimetice las manchas.

Efectos decorativos

Esta adecuación al tipo de estancia también debe tenerse en cuenta a la hora de escoger entre técnicas y efectos decorativos. La diferencia de precios entre aplicar una pintura sencilla lisa o introducir efectos decorativos se estima entre 4 y 45 €/m2, según el caso.

Gotelé

El gotelé es una de las técnicas de decoración parietal más conocidas, pues ha estado muy de moda en décadas inmediatamente anteriores. Su aplicación es posible al reducir la cantidad de agua, lo que modifica su espesor y le permite su disposición a propulsión en forma de gota. También existen rodillos rugosos que imitan esta textura. Es un efecto recomendable para disimular imperfecciones. La aplicación de gotelé puede costar entre 6 y 10 €/m2.

Efecto microcemento

Se trata de una de las tendencias más recientes. Se consigue aplicando la pintura con rodillo y alisando su superficie con una llana de acero. Esta decoración de toque industrial da sensación de unidad y amplitud, y su coste se ve reducido a menos de la mitad comparado con la aplicación de microcemento.

Falso estuco

El estuco original se realiza a partir de la aplicación de una pasta elaborada a base de cal y polvo de mármol. Su aspecto final viene conseguido por medio de un proceso más elaborado que el de la pintura y que, no obstante, es susceptible de ser imitado por esta. Para ello, sobre la base blanca, se aplica el color deseado con ayuda de una esponja y pinceles, creando manchas desiguales que luego se recubren con una segunda capa del color base. Las partículas metalizadas presentes en la pintura otorgan un aspecto aterciopelado. El precio medio de aplicación de esta técnica es de 35 €/m2, mientras la aplicación de estuco veneciano real podría alcanzar hasta los 80 €/m2.

Efecto tela

Otra de las técnicas más utilizadas en los últimos años es la imitación del entramado de un tejido. La aplicación, por medio de un cepillo de cerdas finas, es muy sencilla y económica de realizar.

Superficies metalizadas

Las pinturas de tono dorado, plateado o cobrizo se aplican con rodillo en uno de los muros interiores de la habitación. En estancias de corte industrial, el acabado de imitación de óxido se consigue al aplicar pintura mate con efecto óxido mediante una manopla.

Estarcido

Es una de las técnicas más usadas a lo largo de la historia. Se trata de imprimir imágenes en la pared con ayuda de una plantilla o rodillo especial de goma con relieve que confiere a la superficie un patrón decorativo. Para aplicar esta técnica de forma efectiva es importante crear un contraste entre el fondo de la pared y el color del estampado. Su precio medio de aplicación por parte de un profesional puede variar entre 10 y 20 €/m2.

Esponjado y trapeado

Son técnicas de decoración interior muy sencillas, para las que solamente es necesario utilizar una esponja (preferiblemente vegetal) y un trapo, respectivamente, para introducir la trama decorativa sobre un color de base aplicado previamente, una vez seco.

Craquelado

Se trata de un recurso decorativo muy llamativo, pues busca dar un aspecto de superficie agrietada, desconchada o en mal estado. Suele realizarse con pintura al látex o bien la mezcla de polvo de tiza y pintura acrílica, combinando un tono oscuro con otro más claro. Para su aplicación es necesario un componente adhesivo y un secador. Su precio aproximado se estima en 15 €/m2.

Papel rasgado

Esta técnica consiste en aplicar papel en tiras que, posteriormente, son pintadas parcialmente con un rodillo, utilizando varias tonalidades de un mismo color. Acto seguido, el papel se rompe y se sella a la pared mediante un pegamento especial y selladores transparentes.

Paredes lacadas

El efecto de alto brillo aplicado a las paredes es una de las técnicas más difíciles de aplicar. Para un buen resultado se requiere de destreza y experiencia. El efecto se consigue al aplicar laca nitrocelulosa con pistola de aspersión. El precio de aplicación de esta técnica puede llegar a los 18 €/m2, mientras que si se aplica un semilacado el precio se vería reducido hasta los 10 €/m2.

Otras técnicas

Existen una infinidad de técnicas decorativas aplicables. Además de las comentadas, es frecuente recurrir además a los degradados, la combinación de pintura mate y brillo, la introducción de purpurina, o conseguir un efecto aguado introduciendo mayor cantidad de agua y aplicando la pintura a brocha, lo que permite un resultado translúcido sobre una base preexistente.

También común es recurrir a los efectos de arena, con colores se difuminan y entremezclan, y coral, que se aplica con una pintura especial en la que elementos no absorbentes tratan de imitar rocas de coral. El precio de aplicación de estas técnicas decorativas sencillas suele partir de 10 €/m2.

Techos

Pintar techos supone considerar este aspecto de forma independiente, pues generalmente tiene un tratamiento diferente al resto de la estancia, con la intención de generar contraste. Y es que, estéticamente, el techo tiene una importancia fundamental a la hora de percibir un espacio.

Cuando el color de las paredes va a ser oscuro o vibrante, es común pintar el techo de blanco u optar por una tonalidad más clara. Si se desea cambiar la textura del techo al pintar la habitación, es preciso tener en cuenta que esto puede traducirse en un coste mayor, pues los profesionales tendrán que lijar la superficie hasta alisarla y nivelarla. Por lo general, se empieza pintando zócalos, techo y, por último, las paredes.

Papel de pared

La alternancia de pintura con papel decorativo de pared puede resultar muy vistosa. La variedad de estampados es muy amplia, y pueden además seleccionarse diferentes texturas y características. Los tipos de papel vienen diferenciados entre gofrado, vinílico y de base textil. El precio, según la tipología, puede variar entre un mínimo de 1,50 €/m2 y un máximo de 18 €/m2.

Cenefas

Las cenefas pueden ayudar a reforzar el atractivo de una estancia del hogar. Estas tiras de papel pintado o revestimiento vinílico se colocan en disposición horizontal, rodeando la habitación. La gran variedad de repertorios disponibles permiten personalizar con cierta originalidad las estancias.

Las cenefas autoadhesivas son las más fáciles de utilizar, mientras las vinílicas destacan por su resistencia. Las más tradicionales y económicas son las de papel.

Puertas y molduras

Pintar las puertas y las molduras que se encuentran en una habitación conlleva un nivel de detalle que no está presente al pintar paredes o techos. Aunque se considere que las puertas y las molduras están en buen estado, puede ser muy recomendable volver a retocarlas al pintar la habitación, ya que la nueva pintura de la pared hará resaltar las molduras decoloradas o sucias.

Esta actuación suele acometerse cuando se compra una vivienda de segunda mano, lo cual va a permitir que el inmueble obtenga un aspecto renovado sin tener que descartar puertas en buen estado.

El precio medio de lacado de una puerta se estima en 120 €, aunque puede fluctuar según el tamaño, el estado o el lugar en que va a realizarse el trabajo. La actuación puede realizarse en el propio domicilio in situ o en un ambiente habilitado dentro del inmueble, o bien, en el taller del o la profesional. Una u otra opción presentan sus ventajas e inconvenientes, relacionados con el nivel de perfeccionamiento, desmontaje, etc.

¿Cuánto cuesta pintar la casa?

Marcas, manchas, rayones, grietas. Con los años, las paredes del hogar van sumando signos de deterioro. Llega entonces un momento en el que se impone, por lo menos, una «lavada de cara». Y los propietarios, si no quieren encargarse del trabajo con sus propias manos, se ven en la necesidad de convocar a pintores. ¿Pero cuánto es razonable pagarles?

Para que los consumidores puedan contar con algunos parámetros al evaluar las opciones, Acción del Consumidor (Adelco) hizo un relevamiento de costos en la Ciudad de Buenos Aires. A continuación, algunos resultados.

Mirá también Mirá también

¿Cuánto cuesta un arreglo de plomería en el baño?

La entidad detectó que actualmente el precio de la mano de obra para pintar una pared puede variar bastante: oscila entre $ 500 y $ 5.000. Dentro de ese enorme rango, explican, se pagará más o menos según el estado de la pared en cuestión (si tiene humedad o grietas, por ejemplo, habrá que repararla antes) y según el tratamiento que se decida darle.

«Por ejemplo, si se le hace un tratamiento previo de yeso para lograr un mejor acabado, la obra puede costar tres veces o más» de lo que vale el trabajo básico, explican.

Mirá también Mirá también

¿Cuánto cobran hoy por arreglar una canilla?

Para su análisis, Adelco consideró un departamento de 80 m2 cubiertos. ¿Cuáles serían los costos de pintarlo? Según calcularon, en ese caso, sólo de materiales hay que prever:

  • Entre $ 2.000 y $ 3.500 para 20 a 25 litros de pintura lavable de interiores.
  • Entre $ 1.200 y $ 2.800 para 10 litros de látex anti manchas para interiores.
  • Entre $ 200 y $ 500 para 4 litros de fijador.
  • De $ 600 a $ 1.500 para otros gastos, como rodillos, pinceles, enduidos, cartón corrugado y thinner.

Para la mano de obra, en tanto, los presupuestos relevados varían entre los $ 4.000 y los $ 15.000, según la complejidad del trabajo. Y si se incluyen materiales oscilan entre $ 8.000 y $ 25.000, con un tiempo de aproximado de 5 días o dos fines de semana para la realización de la obra.

Mirá también Mirá también

¿Cuánto sale llamar a un cerrajero de urgencia?

Ante el amplio rango de precios que se encuentran en el mercado, Adelco recomienda pedir al menos tres presupuestos a distintos pintores, siempre por escrito, con detalle de tareas a realizar y materiales, y en lo posible pidiendo recomendaciones y referencias a conocidos.

«Si los materiales están incluidos en el precio final y el pintor será el encargado de comprarlos, conviene exigir que eso quede establecido en el presupuesto», aconsejan.

Cuánto cuesta pintar una habitación

Cuánto cuesta pintar una habitación User Rating: 4.5 (4 votes)

El estado de las paredes

Los costos pueden aumentar dependiendo de cómo sea el estado de las paredes o techos que quieres renovar. Por esto, te aconsejamos que busques o te asesores con los que conocen del tema, ellos sabrán estudiar tu caso y hacerte las observaciones, por eso es necesario un ojo experto que asista al lugar y te indique la viabilidad entre lo que pretendes y realmente puedes hacer según las condiciones del lugar.

Para obtener esos resultados satisfactorios que todos quieren, la inspección de la obra es fundamental para saber los gastos que podría acarrear este proyecto, por eso, la visita del experto a tu habitación puede generar confianza y seguridad con el tipo de empresa que puedes contratar.

Tras comprobarse la habitación por el ojo experto, se puede realizar un presupuesto del trabajo que te recomiende realizar. En esa inspección el profesional va a observar qué tipo de pintura tiene en las paredes o alguna técnica de relieve, como también alguna imperfección que siempre aparece en las esquina, rodapié, desnivel o empapelado. Debes tener en cuenta que mientras más trabajo se deba realizar, el costo será superior.

Debes observar si la habitación presenta problemas en la pintura, como levantamiento, grietas, humedad, moho, agujero, etc. En caso de que se requiera alguna modificación o reparar alguna imperfección, debes comprender que para realizar estas mejoras y lograr cubrir el detalle debe buscarse el mejor resultado posible.

Las reparaciones pueden variar y tener varios niveles de complejidad, acomodar grietas o perfilar los bordes de una esquina e incluso tapar un simple agujero puede ser presupuestado en la propuesta para pintar; pero si la reparación o la superficie de la facha tiene gotelé y debe quitarse, eso puede llevar más tiempo y dinero.

Una superficie grumosa o con imperfecciones de desnivel debe ser reparada antes de comenzar a pintar porque así se evitarían un mal trabajo, por ello te aconsejamos contar siempre con un profesional que te puede garantizar un buen resultado de calidad, recuerda que no siempre optar por el trabajo más económico es la mejor idea, pues la mayoría de quienes ofrecen su servicio por debajo del costo de la media, es porque en muchos casos no tienen experiencia en el área.

Los diferentes tipos de pintura

En la actualidad, podemos conseguir una vasta gama de pinturas que pueden dar una apariencia moderna a las paredes de habitación. Para esto, siempre es necesario contar con el asesoramiento de un conocedor de la materia, y puedes conseguirlo en Internet, como encargados de tiendas especializadas, vendedores de pinturas o con el propio pintor.

Recuerda que un experto es conocedor de los productos de gama alta, media, baja o económica, y te podrá ofrecer las mejores alternativas para tu renovación, ajustándolas a tu presupuesto.

Entre los distintos tipos de pinturas podemos hallar una gran diferencia desde sus componentes hasta sus utilidades.

Las pinturas plásticas son empleadas para acabados en interiores, de secado rápido y sin fuerte olor, son ideales para lavarse con agua y limpiarse fácilmente, siendo resistentes a niños y arañazos, y pueden tener un efecto mate.

La pintura sintética es conocida por ser más duradera, pero el secado es más lento, es resistente al agua y tiene gran durabilidad, siendo empleada para decorar las paredes, techos, muebles empotrados o puertas.

En cambio, las pinturas anti moho y humedad son perfectas para cubrir zonas que sufren constantes filtraciones o manchas. Junto con el experto, podrás decidir qué tipo de pintura requieres para tu proyecto.

Precio por m2 y por ciudad, con y sin mano de obra

Al consultar el precio de pintar una habitación, debemos tratar de ser específicos porque muchos presupuestos no solo reflejan material, pintura y mano de obra, sino que también vamos a notar una diferencia de los precios según los metros cuadrados a trabajar, tipo de pintura, colores, con o sin muebles y el estado de la zona a pintar. A continuación, te dejamos un aproximado de precios por m2 en ciertos lugares de España.

A efectos de referencia, mostramos varios precios para trabajos de pintura de cubrimientos de espacios, con un rango de pinturas que van desde las sintéticas hasta las ecológicas. Estos promedios son obtenidos en varios sitios web y expertos en foros dedicados al tema, en los cuales colocan sus opciones en las cinco principales ciudades de España: Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y Gijón, así como también de comunidades aledañas.

Por ejemplo, hay que tomar en cuenta que un trabajo de cubrimiento en base a pintura blanca básica puede tener un costo de 200 a 350 euros en total. Esto obedece a ciertas bases puntuales del tipo de trabajo que se requiere, más la mano de obra contratada. Este precio aplica para espacios de más de dos habitaciones que oscilan entre 50 a 90 metros cuadrados, y por lo general, en este tipo de trabajos no se ofrecen arreglos o retoques adicionales a las paredes.

En el caso de pintar una habitación ya preparada, sin retoques adicionales, con más de dos capas de pintura que incluya un satinado o un mate, en más de dos habitaciones y espacios adicionales, puede abarcar entre 400 y 1200 euros.

Esto obedece a que en las diferentes ciudades donde este costo es ofrecido, los profesionales realizan un trabajo adicional de valoración, para el mejor aprovechamiento de la pintura antes de aplicarse, partiendo de las demandas específicas del cliente una vez que se haya iniciado el proceso de remoción de los muebles de la habitación a ser pintada.

El costo para pintar una habitación sencilla oscila desde 550 a 900 euros, para pintar del mismo tono con pintura de calidad intermedia o media-alta. Con retoques y amueblado, el costo puede subir más allá del rango estimado, esto sin incluir evaluación de paredes o retoques para áreas críticas o afectadas.

Al pintar una habitación más grande se puede alcanzar un monto aproximado que puede llegar a superar los 900 euros, agregando que este rango aplica directamente para la preparación del espacio. Con respecto a la pintura, este precio incluye el trabajo de apreciación, desde lo más básico a lo más profesional, según el requerimiento de intervención. Adicionalmente, se encuentra un costo adicional por tratamiento de las superficies y el amueblado de las mismas.

Cómo ahorrar

Buscar las mejores opciones en presupuestos es la mejor forma que nos puede asegurar el hecho de ahorrar o gastar lo menos posible es la remodelación de algún espacio tan personal como la habitación.

Toma cuanto antes tu ordenador y solicita algunos presupuestos para que compares tantos precios como servicios, los cuales varían según las diferentes empresas especializadas.

Lo importante es entender y saber cuáles son los servicios que quieres contratar y con esta información podrás tomar una muy buena decisión del trabajo que requieres, por el monto que tienes planeado gastar en la remodelación de la habitación, según tus intereses, gustos y tendencias.

¿Cuánto cuesta pintar una casa?

¿Quieres pintar tu casa, pero no sabes cuánto te va a costar? ¡Tranquilo! En este post te contamos qué aspectos pueden influir en el presupuesto. Además también te vamos a contar cuál es, aproximadamente, el precio de pintar una casa. ¡No te lo pierdas!

¿Qué influye en el presupuesto para pintar una casa?

¿Tu presupuesto ha variado y no sabes el motivo? En Jobin te contamos los aspectos que pueden influir en el presupuesto. ¿Estás preparado para apuntarlo todo?

El presupuesto puede variar, subiendo o bajando, por estos motivos:

  • Variación del presupuesto para pintar una casa por los materiales: Un presupuesto puede cambiar entre un 10% y un 20%, dependiendo de los materiales que vayamos a utilizar (pintura, brochas, cubeta, cinta de carrocero, papel protector de suelos, papel para cubrir los muebles). La pintura es uno de los mayores determinantes en el presupuesto y lo que va a hacer que el precio de pintar tu casa sea mayor o menor. En el mercado existen muchos tipos de pinturas, por eso lo mejor es que determines un presupuesto y con eso podrás elegir las calidades de tu pintura.
  • Piso vacío o con muebles: Los pintores te cobrarán un pequeño plus si la habitación tiene muebles, ya que tardarán más en realizar el trabajo.
  • Calidad de tus paredes: Dependiendo del estado en el que estén tus paredes el coste será mayor o menor. Debes considerar que si tus paredes tienen grietas, humedades o la pintura desconchada el precio incrementará.
  • Número de capas de pintura: Esto puede afectar al precio, ya que si tienes un color oscuro en tus paredes, el coste será mayor que si tus paredes son claras.

¿Cómo elegir al mejor pintor?

¿Tienes que pintar tu casa y no encuentras un pintor? Nosotros tenemos la solución. Con estos tres tips podrás encontrar a los mejores pintores. ¡Apúntatelo!

  • Calidad de los materiales: Los materiales son muy importantes para tener un buen resultado. Por eso es importante que cuando vayas a elegir un pintor le preguntes por la calidad de los materiales que va a utilizar.
  • Comparar entre diferentes empresas: Uno de los mayores determinantes del precio de pintar tu casa será comparar entre diferentes empresas, ya que no todos los pintores te van a cobrar lo mismo. Nosotros te recomendamos que pidas varios presupuestos. Recuerda que siempre es mejor pedir el presupuesto lo más detallado posible (precio del material, precio de la mano de obra, tiempo estimado, etc.)
  • Buscar valoraciones: Antes de aceptar cualquier presupuesto debes informarte sobre anteriores trabajos realizados, ya sea con fotos o con comentarios. Esto te ayudará a saber si la empresa que has elegido es buena.

¿Cuánto cuesta pintar tu casa?

El precio de pintar tu casa va a depender de las calidades de tus paredes y de la pintura que elijas. ¿Quieres saber cuánto te va a costar pintar tu casa? Nosotros te lo contamos.

Precio pintar una habitación de 10m2: 90-110€ aprox.

Pintar techos habitación de 10m2: 40-50€ aprox.

Precio pintar una casa de 90m2: 700-900€ aprox.

En el presupuesto normalmente se incluyen pintura, rodillos, brochas… Esto dependerá de la empresa. Recuerda que lo mejor es que siempre pidas un presupuesto detallado en el que ponga si incluye los materiales.

¿Sabías que en Jobin tenemos a los mejores pintores? Solo tienes que pedir presupuesto y en menos de 24 horas recibirás hasta 3 profesionales.¡¿A qué esperas?!

¿Cómo pedir presupuesto?

  1. Selecciona el servicio de pintor en Jobin.
  2. Describe qué necesitas y selecciona tu ubicación. Todo este proceso te llevará menos de un minuto.
  3. Hasta tres profesionales te contactarán para ofrecerte un presupuesto. Elige el que mejor encaje contigo.

Precio pintar piso 70m

Según la zona, tanto el precio mínimo como el precio máximo pueden sufrir también variaciones. En sitios como Bilbao o San Sebastián, por ejemplo, el precio mínimo sería más cercano a los 700€. En cambio, en Madrid, se podrían llegar a conseguir más variedad de precios cercanos 400€.

Caso 2:

Precio de pintar piso 70m con tres habitaciones. Está amueblado y habitado. Tendría que pintarse sin molestar demasiado a los que viven en él. Tienen que pintarse las paredes de un color claro y los techos de color blanco. Puede que en una habitación pongamos una pared de un tono más oscuro. Las paredes están en buen estado, simplemente con agujeros de cuadros, algún golpe y algo de suciedad.

– Rango de precios:

En este caso los precios tenderán a subir algo. Es posible que puedas seguir encontrando a algún profesional de los rápidos que te lo haga por unos 550€, pero si quieres coger a pintores más delicados y con prestigio que trabajan con máximas calidades los precios se acercarán más a los 1000€. Me atrevería a decir que puedes encontrar un buen profesional que tenga una buena relación calidad precio que te lo haga por unos 700€. Aunque de nuevo, dependiendo de la zona, los precios podrían ser más altos. Encontrar a pintores profesionales que trabajen bien por menos de estos precios es algo complicado en la mayoría de provincias. Si te lo ofrecen, investiga bien qué tipo de profesional es para evitar problemas.

Caso 3:

Si nos encontramos con un piso del mismo estilo pero que tiene las paredes en mal estado ya es mucho más difícil predecir los precios. La reparación de las paredes es un trabajo complejo y que depende del estado de las paredes. No podemos dar un precio, pero si es tu caso, ten en cuenta que tendrás un sobreprecio en proporción a la reparación que se necesite. Puedes solicitarnos un presupuesto sin compromiso.

Caso 4:

El caso que quiero plantear ahora es cuando alguien tiene poco presupuesto y decide pintar las paredes y no el techo. Aunque el techo suele ser una de las partes que requiere de más técnica, pintarlo no suele suponer un gran sobreprecio. Además, el contraste con las paredes recién pintadas suele provocar una mala imagen. Por todo esto, casi nunca se pintan solamente las paredes. Se recomienda pintar techos y paredes a la vez.

En todos estos casos no está incluido el pintado de puertas u otros elementos de madera o de otros materiales (como los radiadores). Si también quieres pintar las puertas, puedes consultar el artículo que escribimos sobre pintar puertas. Allí tendrás más información sobre este tipo de trabajos y podrás complementar la información que te he dado hoy.

Lo más importante es tener claro el tipo de trabajo que hay que realizar y el tipo de pintor que uno quiere. Es difícil que, si nos vamos al escalón más bajo de precios, nos encontremos con un pintor que sea el más detallista o que trabaje con los mejores materiales. Si quieres que te ayudemos en la elección del pintor adecuado puedes solicitarnos un presupuesto de forma gratuita.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *