0

Primera cita con un chico

Tabla de contenidos

Una primera cita tiene una importancia trascendental dentro de lo que son nuestras relaciones interpersonales. De ello depende el conocer a una potencial pareja que nos acompañará durante bastante tiempo y con la que tal vez se pongan serias las cosas. A continuación verás los dos articulos con consejos sobre que No hacer en una cita en el caso de Hombres y en el caso de Mujeres.

Qué no hacer en la primera cita con un hombre

¿Te has visto en la situación de dudar de ti misma sobre si hiciste algo que molestó al chico con el que estás teniendo una cita? Es completamente normal, sin embargo es muy irritante la sensación de haber fastidiado la cita.

Ninguna mujer puede leer mentes y saber exactamente que molesta a un hombre, aunque existen cosas de sentido común qué no debes hacer en una cita con un hombre. Nadie va a sentirse precisamente feliz o alegre si te burlas de él. ¡Hay que ser objetivas en el asunto!

Una cita es un momento muy importante ya que es la oportunidad de conocer a una futura pareja. Lo primordial es construir un lazo comunicativo donde se dé la química, y de ahí dejar que fluyan poco a poco las cosas.

Sin embargo, a veces es inevitable el cometer un acto de imprudencia inconscientemente. Pero no te preocupes, vamos a abarcar las cosas que no debes hacer en una primera cita con un hombre para que todo salga perfecto.

Cosas que debes evitar hacer en una primera cita con un hombre

Has logrado obtener la cita con el chico que tanto querías, ha llegado el día, ha ido a buscarte, están cara a cara y se encuentran conversando. ¿Qué errores no debes cometer?

Primero, debes tener decencia. De aquí se desprende el que sepas cuando hablar y cuando escuchar, si interrumpir. Agradecer cuando debas hacerlo, y disculparte cuando debas hacerlo. Un hombre nota todo esto.

No hables sobre tus relaciones pasadas. No es importante para él saber por qué terminaron todas tus relaciones, ni cómo eran tus parejas. Tal vez hablar sobre tu última relación sea un tema de conversación que apertura otros temas, pero no es necesario saber sobre todas tus relaciones.

Evita el malhumor. Esto se nota a leguas, y si vas a tu primera cita malhumorada, solo harás pasar un mal rato a ambos. Cambia la cara. Sonríe un poco. Anímate. Si aceptaste ir a la cita fuera para pasar un rato agradable.

También evita hablar de problemas. Si tuviste problemas en el trabajo, o en familia, a él tal vez no le interese saber esto. Dicho esto, no debe interpretarse a que no tenga interés en ti, sino que una primera cita es para conocerse y dejar que fluya la química.

Procura no hacer preguntas forzadas. Muchas veces, un silencio puede dominar el ambiente, aunque esto no quiere decir que las cosas no estén funcionando. Trata de no llenar esos silencios con preguntas que no lleven a ningún lado interesante; puede ser tedioso.

Todo lo anterior debería bastar para saber qué no hacer en una primera cita, y que puedas disfrutar de conocer a un hombre que disfruta de conocerte a ti en igual medida. El saber evitar lo anterior debería bastar para construirte una muy buena impresión e imagen a sus ojos.

Si se da el caso de abordar un tema que pueda ser incómodo o molesto para él, y llegaron al mismo simplemente conversando, sencillamente pide disculpas y retrocede. Esto no necesariamente significa que has arruinado todo. Recuerda que hablando nos entendemos.

Qué no hacer en la primera cita con una mujer

Esperar que todo salga bien en la primera cita está demás, ya que tú eres quien tiene control de todo, o casi todo. Es debido a esa misma razón que existen un conjunto de cosas que no debes hacer en una primera cita con una mujer.

¿Qué no hacer en la primera cita con una mujer? Para que todo salga perfecto, debes abstenerte de tener ciertos comportamientos que no solo estarían mal para la mujer sino en general, socialmente hablando. Debes también evitar muchos errores que comenten los hombres en la primera cita.

Pero no te preocupes, aquí encontrarás todo lo que debes evitar hacer para no dañar la primera cita. Si sigues todo al pie de la letra, pasarás un rato memorable junto a quien probablemente sea la mujer de tus sueños.

Cosas que debes evitar hacer en la primera cita

Una primera cita construye una primera impresión romántica sobre ti. Bajo esta premisa, tu objetivo es conquistar a la mujer al final de la cita, y a partir de ello obtener una segunda oportunidad, es decir, una segunda cita.

Ahora, lo importante. Si ya sabes que hacer bien, debes saber qué no hacer también, así que presta atención:

Lo primero que debes hacer es no llegar tarde. La impuntualidad te deja muy mal parado, aún si llegada la hora ella no está lista. Implícitamente queda claro que debes estar un poco antes de la hora para transmitir puntualidad y responsabilidad.

No seas tacaño. Esto no significa que debas derrochar dinero gastando en todo lo que puedas para impresionarla. Sin embargo, antes de la cita debes ser consciente de algunos de los gastos que habrá en base a lo planeado, por lo tanto es imprescindible que vayas económicamente preparado para ello.

Evita hablar sobre tus relaciones pasadas, ya que esto en cierta medida puede incomodarla. Algunas veces se toca este tema mutuamente, sin embargo lo mejor evitarlo. Al menos en una primera cita.

Aunque no parezca importante mencionarlo, y muchos no lo sepan, es realmente vital mencionarlo: no te hagas el listo. No intentes demostrar cuan inteligente eres respondiendo a sus comentarios con argumentos que te hagan quedar mejor sobre ella. Aprende a escuchar lo que tiene para decir, y reconoce que sus méritos tienen igual importancia que los tuyos.

Pero sobre todas las cosas, no mientas. Siempre sé sincero con ella; esto a su vez define la sinceridad que te tienes hacia ti mismo. Mentir puede ser un problema a largo plazo, sobre todo si está en tus planes incluirla en tu futuro.

No es nada difícil evitar hacer estas cosas. Si no hacías ninguna de ellas, entonces puedes estar seguro de que lo has hecho bien todo este tiempo. Si por el otro lado, hacías alguna de ellas, ya sabes exactamente qué corregir para tener una primera cita exitosa.

¿Qué Hacer En La Primera Cita Con El Chico Que Me Gusta?

Posted By admin on Mar ,7 2018 in Pareja

5 (100%) 1 vote


Que emoción y que nervios a la ves es la primera cita, ese momento tan esperado, por fin lograste que ese chico que tanto te gusta te invitara a salir, todo se ve color de rosa… pero ¿qué debo y no debo hacer en la primera cita?, ¿Qué debo hablar para dejarlo impresionado?, ¿Qué tipo de ropa debo de vestir para dar una buena impresión sin dejar de ser yo misma?, en fin son muchas las preguntas que nos sofocan y apremian resolver en este momento.

Llegó el momento y aún no hemos resuelto nada, pues esto no es un problema no te preocupes solamente tienes que leer este interesante artículo “qué hacer en la primera cita” de inicio a fin sin perderte ningún detalle que nosotros nos encargaremos de que todo salga tal y como lo has esperado, tu solamente tienes que dedicarte a poner en practica nuestros consejos y secretos y te divertirás de lo lindo pasando un bello momento que dejara entusiasmado e impresionado a ese chico que tanto te gusta.

La primera cita – las maneras correctas de comportarse

-Lo primero que debes de saber es que esto no es nada del otro mundo, por más que de repente esta situación te intimide un poco deberás estar calmada y tranquila, no sobre actúes, ejemplo, no te muestres muy seria, ni tampoco rías a carcajadas por algo que no lo merece, se natural y listo.

-Los hombres en su mayoría siempre se fijan mucho en la forma en que te arreglas, ya sabes que ellos son muy visuales y siempre les atraerá una chica linda y muy bien arreglada.

-Es sumamente importante que le preguntes a donde van a ir, para que según el lugar puedas determinar la forma en que vas a vestir, no queremos para nada que uses un vestido que no sea el apropiado.


-No esperes que sea la última hora para arreglarte, al contrario ve por las tiendas o dale una vuelta a tu armario para que veas con que prendas cuentas, además mira tú figura y sácale provecho con el atuendo que te quede más lindo y que te haga sentir muy cómoda.

-LLega temprano pero no demasiado, en el caso que se encuentren en algún lugar pues puedes hacerlo esperar de 5 a 10 minutos pero nomas; jamás llegues antes ni demores demasiado esto es de muy mal gusto.

-Lo que vas a conversar con él también es muy importante así que: alista una que otra anécdota graciosa, un chiste elegante y divertido, prepárate con una lectura que pienses que pueda interesarle o de repente algo de futbol, autos, caballos en fin lo que creas que pueda gustarle.

-Siempre sonríe pero no RIAS que es algo muy distinto, míralo fijamente a los ojos cada vez que te dirige la palabra.

-No hables tu solamente, jamás hagas eso, escúchalo con atención y dale importancia a lo que te está diciendo.

– Si la cita es para cenar o almorzar será mejor que le permitas que él ordene por ti, esto se ve elegante y mientras él lo hace tu puedes visualmente inspeccionar el lugar y ver como el actua.

Puedes ver aquí: Cómo preparar una cena romántica y sorprender

¿Qué hacer en la primera cita? – Consejos Mujeres

Es importante saber qué hacer y qué no hacer en la primera cita, ya que como se dice por allí LA PRIMERA IMPRESIÓN ES LA QUE CUENTA.

Claro está que si sale con él es porque ya te conoce algo, y también porque le atraes, pero es muy importante que esta vez en que se verán a solas formalmente lo impresiones con tu simpatía, amabilidad, gracia y buena conducta.

-Cuida mucho la forma en que te ves, suele ocurrir que en el maniquí vemos una prenda bella y pensamos que no va a quedar igual pero no, no todos los cuerpos son iguales así que pruébate primero lo que vas a ponerte y verifica que te quede bien, te de comodidad y que no se vea tan provocativo que diga: “VOY POR TI”.

Puedes ver aquí: Cómo actuar y qué ropa usar en la primera cita

-Recuerda que la primera cita es importante ya que allí ese chico va a tener una conversación más formal contigo y sabrá como piensas, cuáles son tus metas, tus expectativas en la vida en fin, a veces los chicos ya no vuelven a invitar a otra cita a las chicas porque les parecen demasiado superficiales o vacías.


-Las feromonas son un punto importantísimo para llegar a entenderte con otra persona.

Pero que son las feromonas: son sustancias químicas naturales de nuestro cuerpo que secretamos por la piel y que son responsables de gran parte de la atracción física, así que mucho cuidado con la higiene personal y con los perfumes o aromas que usamos deben ser suaves y que vallan con nuestro olor personal, sin que incomoden por ser demasiado penetrantes.

¿Cómo actuar en la primera cita y quedar bien?

Ya llego ese día estas en el momento preciso en que él llega por ti o en que vas a encontrarte con él, este es el momento en que debes actuar de la manera correcta y dices “¿Cómo?” Pues nosotros te diremos como en 7 cortos pasos de cómo actuar en la primera cita.

1.-Se muy natural, se tu misma, te daremos consejos pero la idea no es que te muestres como una persona que no eres.

2.-Ríe y sonríe de manera delicada y femenina, no lo atropelles con tus preguntas.

3.-Si te pregunta dónde ir será mejor que lo dejes escoger a él el lugar, así también se sentirá como, se muy educada, muestra tus modales.

4.-No hables de tus penas y de tus problemas, y si él lo hace pues trata de darle un consejo y de cambiar al tema a algo divertido para que quede un lindo recuerdo de ese día.

5.-Coquetea pero de una manera sutil, cero besos y nada de nada, recuerda que los chicos buscan chicas fáciles para divertirse, pero cuando quieren una pareja formal es lo que menos quieren.

Puedes ver aquí: Cómo coquetear a un hombre de manera correcta

6.-Manten una conversación interesante para el que lo haga sentir cómodo y que cree empatía entre los dos.

7.-Muéstrale que te encanto salir con él, que es muy especial y que la pasaste muy lindo, estoy segura que la invitación se repetirá.


¿Qué es lo que no se debe hacer en la primera cita? Errores a evitar

Se cometen tantos errores en las primeras que algunas veces se terminan espantando a ese chico que tanto te gusta y que tanto tiempo esperaste que te invite a salir, pues hoy te diremos “LO QUE NO DEBES HACER JAMAS EN UNA PRIMERA CITA”.

-Nunca pero nunca converses en tu primera cita de tus EXS, nadie quiere escuchar en la primera cita acerca de cómo te fallaron o hicieron sufrir los amores anteriores.

-No te vistas escandalosamente, no uses ropa demasiado provocativa que muestre demasiado de ti.

-Jamás se te ocurra hablar de matrimonio, aunque es el sueño de casi todas las mujeres no lo hagas jamás.

-No le hagas miles de preguntas, es una cita divertida no una interrogatorio del FBI.

-Ten cuidado con las bebidas, no te pongas ebria, no bebas demasiado.

-Por favor apaga tu celular y no dejes que nadie los interrumpa.

-No quieras dar una linda impresión diciendo mentiras.

Bien si pones todo esto en práctica sé que te ira muy bien, buena suerte y hasta la próxima.


La obra de teatro Pigmalion es a la vez una reflexión que le da sentido a un axioma muy extendido: no hay que quedarse en las primeras impresiones. En el libreto, un profesor de fonética apuesta con un colega que, si corrige la dicción vulgar de una humilde florista, la convertirá en una dama capaz de mezclarse con la alta sociedad. La conclusión de la trama (y sí, esto es un espoiler en toda regla) es que el presuntuoso académico termina perdidamente enamorado de ella, quien le demuestra que, si quiere, puede ser la mujer más sofisticada. Por cierto: ella le da calabazas.

Qué hacer (o no) en una primera cita para causar buena impresión es algo para lo que no existe una respuesta científica. Y eso es precisamente lo que convierte el flirteo en algo impredecible e inexplicablemente adictivo, como todo lo desconocido: uno no sabe nunca, de antemano, qué hay más allá de los dos besos iniciales de cortesía. Hace unos días preguntamos a mujeres por los errores que cometen ellos. Ahora le toca hablar a los hombres. Preguntamos a una treintena de varones por situaciones en las que han pensado «quiero irme de aquí».

«Cuando vuelvo veo que me ha metido en un grupo de WhatsApp con todos sus amigos, unos 25. Me pareció un flagrante abuso de confianza»

Bien sea por un comportamiento manifiestamente incompatibles, bien por pequeñas sutilezas, detalles nimios que ya entran en el campo de las neuras de él. Son 30 casos en los que la primera cita no pasó de eso: la primera cita. Los apellidos se han omitido por deseo de los participantes.

1. Fernando, 35 años, arquitecto en paro. «Cuando hablan de ‘los tíos’, así, como si todos fuéramos uno, cuando tienen que criticar algo. Me pasó con una chica la primera vez que quedamos. Venía muy quemada con su jefe, con su becario, con su hermano… Nos puso al género masculino de vuelta y media. Sin matices. Ese agravio comparativo constante me corta el rollo».

3. Pablo, 35 años, economista: «Era la primera cita con esa chica. Y, bueno, todo iba correcto. De repente, me voy al baño en un momento dado, y cuando vuelvo veo que me ha metido en un grupo de WhatsApp con todos sus amigos, unos 25. Me pareció un flagrante abuso de confianza».

4. Samuel, 40 años, modelo: «Que dé por hecho que voy a invitarla a todo. Me ha pasado en un par de ocasiones: cena, copas, discoteca, taxi. Ni una sola vez hizo el gesto de sacar la cartera o me dijo ‘ya pago yo’. No hay que confundir ser educado con ser un gorrón».

5. José, 46 años, ordenanza: «Quedamos en una cafetería. Y cuando solo llevábamos unos 15 minutos, a mitad de los cafés, me dice: ‘¿Me acompañas a ver un piso que quiero alquilar?’. Me pareció intimidante y fuera de lugar. Fui, por educación, pero fue el principio del fin».

6. Pablo, 38 años, periodista: «No soporto que no sepan valorar la buena gastronomía. Ya empezamos mal desde la primera conversación por teléfono: ‘¿Dónde te apetece cenar?’, le dije, y ella me respondió: ‘En el Brillante’ . Pensé que era una ironía, pero no. Lo decía totalmente en serio. Obviamente la noche acabó muy pronto».

7. Borja, 37 años, comercial: «¿Por qué algunas se pintan tanto, especialmente en la primera cita? ¿No se dan cuenta de que una mujer, cuanto menos maquillaje, más atractiva? Una cosa es que se arreglen un poco, otra que se oculten bajo una capa de maquillaje».

8. Evaristo, 43 años, médico: «Que no respeten los tiempos. Me explico. Quedé con una chica por primera vez en una discoteca, la típica cita a ciegas que montó una amiga común. Nos tomamos un par de copas, nos besamos… Fui a pedir las terceras y, cuando llegué, me atrajo hacia ella violentamente y me susurró: ‘Yo soy tu pared, y tú mi Black & Decker’. A muchos les puede sonar a peli porno. A mí me dejó muy frío. No era el momento: ¡nos acabábamos de conocer!».

9. Jaime, 32 años, responsable de comunicación: «Por favor: que se dejen a su ex en casa. En un par de ocasiones me he tenido que tragar interminables y encendidas parrafadas sobre lo mal que les ha ido en su relación anterior. Me daban ganas de decirle: ‘No conozco a ese señor, no me importa lo más mínimo lo que le pase, yo he quedado contigo, no con él».

10. Raúl, comercial, 40 años: «Yo tenía veintipico años. Ella era perfecta: guapísima, lista, con conversación, ya se había emancipado y yo seguía viviendo con mis padres… Todo me producía admiración, no me creía mi suerte la primera vez que quedamos. Hasta que se rompió el encanto: empezó a contarme chistes… ¡Poniendo acento andaluz! Y eso que era de Zaragoza».

11. Luis, 29 años, periodista: «No soporto a la gente que entrecomilla algunas frases al hablar, así, doblando los dedos a la altura de la cabeza. Quedé con una chica para cenar y ¡zas! empezó a hacer ese gesto horrible una y otra vez».

12. Alejandro, 32 años, médico: «Que diga ‘hablando en plata’… ¡Antes de todas las frases! Vamos a ver, no puede ser todo tan importante y trascendente que haya que decirlo «en plata», ¿no? Me pasó con una chica hace años. Quedamos sobre las ocho de la tarde, y nos despedimos a eso de las cinco de la mañana. Casi diez horas «hablándome en plata».

13. Martín, 31 años, en paro: «En mis primeras citas, siempre intento quedar para cenar, porque eso ya me dice mucho de la persona. Una vez quedé con una chica que cogía el tenedor como Tarzán su machete, así, con todo el puño. Y cada vez que hablaba, le veía hasta la campanilla, y todos los ingredientes de su primer plato, el segundo y el postre. Un número».

14. José, 35 años, profesor: «Si me mienten, la partida puede prolongarse un poco, pero está perdida de antemano. Me enrollé con una chica una noche en un bar, hablamos mucho, nos llevamos bien, me dijo que le encantaba el arte. La invité la semana siguiente a una exposición en el Reina Sofía… Y no paró de bostezar y mirar el whatsapp. Me escapé. Y borré su número».

15. Kiko, 24 años, estudiante: «Esto no fue una primera cita, pero sí un primer viaje, que es tan o más importante. Llevábamos saliendo un par de meses y la invité por sorpresa a un fin de semana a Venecia, porque sabía que no había estado. Todo iba perfecto hasta que llegamos al hotel y le preguntó al de recepción: ‘¿Sabe dónde está el Hard Rock?’. Pasé el fin de semana con esa frase martilleándome en la cabeza y, al poco de regresar, rompí con ella».

16. Mariano, 30 años, comercial: «Estábamos conociéndonos, con los preliminares, en un bar. Me comenta que nos hagamos un selfie y no veo problema. Al rato me dice: ‘Mira, he colgado en Instagram nuestro selfie’. No me gustó. Por lo menos debería haberme pedido permiso».
17. Néstor, 41 años, abogado: «Que coma palomitas en el cine. ¿Hay mayor falta de respeto? El cine tiene que ser una experiencia que te meta de lleno en la película, sin nada que te distraiga, y las palomitas suenan y huelen».

18. Raúl, 36 años, diseñador web: «Que no coma palomitas en el cine. Y que me ponga mala cara si yo lo hago. Eso es de persona estirada. Y más si vamos a ver una peli comercial».

19. Marcos, 29 años, diseñador gráfico: «Que le huela el aliento. Sí, es una obviedad. Y muchas veces puede ser por mero despiste, a mí también me huele a veces. Pero si te pasa en la primera cita, el recuerdo maloliente es demoledor, abarca a todo lo demás, y normalmente la relación muere antes de empezar».

20. Víctor, 28 años, fotógrafo: «Que esté enganchada al móvil. Cuando quedas por primera vez y lo primero que hace al sentarse es colocar su móvil encima de la mesa. Es como tener en la mesa a un tercero que nunca ha sido invitado».

21. Eloi, 31 años, aparejador: «Que se sepa el nombre de todos los freaks que pasan por Sálvame. La conversación acaba antes de empezar».

22. Óscar, 36 años, analista de mercados: «Que solo hable de ella. Incluso cuando quiero contar algo sobre mí, la conversación siempre acaba en algo que le ha ocurrido a ella. Esto, el yoísmo, es algo que les pasa a muchas personas, y me revienta».

23. Álvaro, 41 años, galerista: «Que quiera a su perro sobre todas las cosas. Quedé con ella, y la noche fue muy bien: terminamos en su habitación. Pero dejó la puerta abierta. ‘Es que si quiere entrar no quiero que se ponga triste’, dijo. Mientras estábamos acariciándonos, el perro entró, se subió a la cama, metió el hocico entre nuestros cuerpos. Se puso nerviosísimo y me vomitó encima de la tripa. Me levanté, me vestí, y me fui para no volver. Todo tiene un límite».

24. Mikel, 33 años, camarero: «Quedé por primera vez con una chica que terminaba mis frases todo el rato. No, eso nunca. Mis frases son mías».

25. Jon, 37 años, profesor: «Quedé con una chica para cenar. Después de la primera copa, ya me propuso ir a su casa. Yo estaba encantado. Compartía su piso con cuatro amigas. Cuando llegamos, todas estaban en el salón viendo una peli. Me hizo sentarme en una esquina del sofá, y se puso a ver la tele. Ellas me escrutaban y aquello me intimidó. Al rato me dijo: ‘Vamos a la habitación’. A mí ya se me había cortado el rollo. Demasiados testigos. Todo era un poco artificial».

26. Andrés, 46 años, comercial: «Que se arregle mucho, hasta el punto de verse claramente que no está cómoda. Yo llegué con vaqueros y ropa cómoda. Ella llevaba una minifalda tan corta que le impedía moverse con naturalidad; y unos tacones vertiginosos. Hacíamos una pareja muy rara, la verdad. La cita no fluyó».

27. Manuel, 34 años, camarero y DJ: «Que sus primeras preguntas sean: ‘¿Tienes planes de futuro? ¿Dónde vives?’. Entiendo la curiosidad, pero hay muchas otras cosas interesantes que hablar antes sobre esas cosas».

28. Sergio, 29 años, organizador de eventos: «Me fastidia que cuando das dos besos no sean de verdad. Muchas personas ponen la cara y acabas golpeando los pómulos»

29. Alberto, 31 años, en paro: «Que use Tinder para ligar. A mí me gustan las chicas que van de cara desde el principio, que son capaces de dominar una situación en una barra de bar, como se ha hecho siempre. El problema es que yo también uso Tinder para ligar. Por eso, cada vez que quedo con una chica por Internet, tengo un montón de contradicciones mentales».

30. Pedro, 39 años, banquero: «Que la primera frase que me diga sea: ‘Nunca antes he quedado con un chico nada más conocerle’. Ese tipo de justificación no pedida, de entrada, solo delata prejuicios. Conservadurismo mal llevado, vamos».

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Ocho sencillos trucos para arrasar en la primera cita

Asistimos a una reunión con la ‘dating coach’ de Meetic para conocer los secretos de la primera cita perfecta

No hay que descuidar ningún detalle, desde antes del primer contacto y hasta la despedida… ¿Habrá una segunda cita?

Actualizado 11/12/201521:45

Toma aire, trata de relajarte y presta atención. No importa si eres hombre o mujer. Con estos trucos cualquier primera cita transcurrirá como en tus mejores sueños. Y, lo que es más importante, no será la última. Siempre que tú quieras, claro…

Está claro que las redes sociales han traído consigo muchos cambios en las rutinas y fases de nuestras vidas sentimentales y sexuales. Muchos dirán que nos hemos vuelto incapaces de afrontar este tipo de situaciones en la vida «real»; otros sin embargo no terminarían nunca de elogiarlas por los beneficios que han obtenido de ellas y que, quien sabe, quizás no hubieran conseguido de otra manera.

Una de las segundas es María Garay, dating coach de Meetic, que ayuda a los usuarios de esta red social especializada en citas a que estas se produzcan de la mejor manera posible. FCINCO se ha reunido con ella y con Sara y José, dos usuarios de esta web, para comprobar de primera mano cuáles son los mejores trucos para sacar petróleo de ese primer, pero vital encuentro.

1 – Pre-cita: marca tus objetivos

Ya has conocido, bien en redes, bien en otro lugar, a la persona con la que compartirás esa primera cita. Lo primero que tendrás que hacer es marcarte unos objetivos. ¿Qué quieres de la otra persona? «La primera cita comienza incluso antes de conocer a esa persona. Hay que tener muy claro qué es lo que se quiere. No es lo mismo buscar una pareja estable que encontrarse en un momento de la vida en el que uno quiere, simplemente, divertirse «, explica Garay.

Una vez te has sincerado contigo mismo y has establecido tus objetivos, tampoco te agobies, ya que, como explica la coach, «las estrategias están hechas para romperse». Eso sí, mejor acudir al encuentro con las ideas claras, aunque luego el asunto tome otros derroteros.

2- Rituales de preparación

El 74% de los solteros españoles asegura tener rituales de preparación antes de acudir a una cita, según los datos de Lovegeist, el centro de estudios de Meetic. El 55% se afeita o se depila y el 45% se preocupa por llevar ropa interior sexy, por si las moscas.

Sin embargo hay que tener cuidado con no pasarse. Al 66% de los chicos les molesta que la chica aparezca «supermaquillada», ya que, como puntualiza el usuario José, «la sensación de plasticidad de una persona no es agradable». Lo mismo ocurre de la otra parte. Garay explica que «hay un porcentaje altísimo de mujeres que no soporta que los hombres se pongan un exceso de perfume». «Le resta virilidad», asevera Sara.

Mucho ojo también con la puntualidad, ya que a nueve de cada diez españoles y españolas le parece «muy negativo» llegar tarde sin una justificación adecuada, así que ya sabes, galán o galana, no hagas esperar a tu cita o empezarás con mal pie.

3- Ten confianza y controla tus pensamientos

Somos nuestros peores jueces y es necesario tener presente que tenemos amigos que nos valoran y que la otra persona ha accedido a tener una cita con nosotros por algo, así que piensa en positivo y llénate de confianza. El 94% de los solteros y solteras españoles, según Meetic, considera vital una primera impresión, y esta se suele dar en los primeros 30 segundos de conversación, así que cuidadito.

«No se trata de venderse, pero sí de ser conscientes de que esos primeros instantes son muy importantes», indica Garay, que incide en que «los pensamientos tienen una capacidad asombrosa de crear realidad. No nos boicoteemos con mensajes internos de inseguridad o miedo. Si una persona que se enfrenta a una primer cita va cargada con esos pensamientos, se transmite y el resultado es que a los ojos del otro va a aparecer tal cual».

Un consejo: apúntate al elevator pitch: ponte delante del espejo y practica tu presentación. Tienes 30 segundos para dar lo mejor de ti.

4 – Escoge el lugar adecuado

Si has propuesto tú este primer acercamiento, mucho ojo con el lugar que eliges para camelar a la otra persona. Sara, usuaria de Meetic, lo resume así: «Para mí es muy importante. Tienen que resultarme agradables la luz, el ambiente y la música». Si la descripción de ese sitio perfecto te ha resultado un poco vaga, no desesperes. Según los datos de esta plataforma de dating, el 60% de los solteros y solteras españoles considera que la mejor opción para una primera cita es salir a cenar a un restaurante.

«La manera de comer de una persona te da mucha información sobre ella. En una cena el cuerpo tiende a hablar, tenemos una tendencia natural a relajarnos y a mostrar una parte de nosotros más auténtica», considera José. Meetic estima que el 89% de los solteros y solteras de nuestro país cree que tanto la elección de la comida como el comportamiento en la mesa influyen en la opinión que se forma el otro sobre nosotros.

Si no te convence la idea de acudir a un restaurante, Garay propone tomar un aperitivo o un café, que «tienen una salida mucho más fácil que la cena» si las cosas no se dan como esperabas. José en cambio se pone original y apuesta por practicar un deporte que ambos tengáis en común. Si no eres deportista, ya sabes, no te líes y ve a un restaurante.

5 – Romper el hielo

Vale, ya sabes lo que quieres y has reservado una mesa (o tal vez estés enfundándote el equipo de puenting, quién sabe). ¿Y ahora qué le digo? No te preocupes, pequeño o pequeña Padawan, tenemos la respuesta. Sonreír y mostrar interés en la otra persona, preguntando qué tal está, son siempre parte de una excelente carta de presentación. Después no suele fallar el hacer comentarios sobre el lugar en el que os habéis citado. Si eres el invitado o invitada, comenta lo «chulo» que es. Si eres el que lo ha elegido, explica por qué lo has hecho.

El truco consiste en ser proactivo para evitar silencios incómodos, pero tampoco hay que pasarse. Las cotorras no gustan y menos si hablan constantemente de sí mismas. José cree que, una vez que hemos roto el hielo, verbalmente hablando, da cierta calidez romper el hielo también de un modo físico.

«Ayudar con el abrigo, hacer un gesto de ‘vamos hacia allá’ acompañándola con el brazo»…empieza, pero María le corta: «Ojo, que hay personas a las que ese contacto físico en un primer momento no les resulta agradable. Es algo que se convierte en una apuesta segura una vez que te vas sintiendo más en confianza», asegura. Cada persona es un mundo y, cómo para todo, nunca hay que ser exagerado ni en palabras ni en gestos.

6 – ¿De qué hablo?

Una vez que hemos roto el hielo, toca tirar de repertorio para que la conversación fluya y aquí también hay que estar alerta. Da igual que seas profesor de teología, futbolista profesional o el mismísimo presidente del Gobierno. Evita hablar de religión, fútbol y política, ya que son temas que pueden conducir a la polémica. Tampoco se te ocurra hablar de tus ex parejas, por muy malas que fueran y muy dolido que estés.

Lo mejor es charlar sobre temas neutros, que no provoquen que la primera cita acabe con malos rollos. «Para mí lo mejor es hacer preguntas clave para conocer mejor a la otra persona. Por ejemplo, más que saber qué ha pasado con sus ex novios, me interesaría que me contara dónde se iría de viaje, o en que gastaría un millón de euros. Es divertido y te permite conocer a la persona y saber qué quiere en el futuro, no su pasado», resume José.

7 – Utiliza los silencios y el lenguaje no verbal

Los silencios pueden utilizarse como estrategia en un momento dado cuando llega un cierto nivel de intensidad. Lejos de ser incómodo, puede ser de gran utilidad para empatizar y acercarte más a la otra persona. La gestualidad, la postura del cuerpo…Todo acompaña a que ese silencio pueda tener mucho significado, así que aprovéchalo cuando se te dé la oportunidad y que no sea porque no tenéis tema de conversación.

8 – Sexo sí, sexo no

Y he aquí, querido lector, la parte que con más ahínco estabas esperando, pillín. Sin embargo, no podemos ayudarte. Sólo darte datos y alguna que otra pincelada para que veas por dónde va la tendencia sexual y que decidas hacer lo que te dé la gana o lo que buenamente puedas.

Al contrario de lo que podría parecer, los menores de 35 años esperan más a tener sexo que los mayores y lo postergan hasta una tercera cita, normalmente. El hombre, eso sí, es mucho más proclive, según los datos de Meetic y según lo que declaran. «Esto es lo que se confesa, la realidad puede ser diferente», matiza Garay. Más del 36% lleva preservativos en la cartera por lo que pudiera pasar y el 49% asegura tener sexo en la primera cita. De las mujeres sólo afirma tenerlo el 25%.

«Desde el primer momento sabes si te quieres acostar con la persona, aunque igual no lo hagas en la primera cita por reparo. Hay que guardar un poco el misterio», sentencia Sara, que no ve mejor manera de despedirse: «haciendo planes para otro día. Algo diferente, divertido».

¡Descubre qué desea! 

Aunque difícil de creer, un hombre al igual que una mujer desea que algo maravilloso se produzca en la primera cita; pues este evento no solo presagia el inicio de una relación sino de la impresión que uno tendrá del otro.

Las personas que establecen mayor contacto visual, en un primer encuentro, son percibidas como más inteligentes”, señalan psicólogos de la Universidad del Noreste.

En el Huffington Post hicieron una encuesta para saber qué esperan los hombres que nosotras hagamos en una primera cita… Las respuestas fueron muy divertidas algunas, sorprendentes otras, obvias algunas más, pero todas muy enriquecedoras para pasárnosla mucho mejor en este mundo de las primeras citas:

1. Si no se conocen, tú debes dar la pauta sobre el saludo, hacer el primer movimiento que indique si vas a darle la mano o vas a saludarlo de beso. Este primer acercamiento puede ser muy incómodo para los 2 y ellos prefieren que seas tú la que marque la línea.

2. No preguntes sobre sus relaciones pasadas en la primera cita… Es normal tener curiosidad sobre por qué terminó sus relaciones anteriores, sobre todo si es un hombre divorciado. Y ellos quieren contarnos y quieren saber sobre nosotras también, pero prefieren que este tema se toque más por la 3ª cita, cuando ya sepan si vale la pena o no abrirse con el otro.

3. Deja que te abran la puerta, te jalen la silla o hagan cualquier gesto caballeroso que les nazca (la caballerosidad no está peleada con el feminismo chicas, a menos que les quieran decir qué ordenar o qué beber por “caballeros”).

4. Si eres una cirujana esperando por un texto urgente para salvar la vida de alguien, ¡por favor ten tu celular en la mesa! Si no… guárdalo.

5. Ofrécete a pagar… Ellos están dispuestos a pagar por la cena, pero es de buena educación ofrecerte a pagar tu parte, a ellos les hace sentir que estás dispuesta a invertir en la cena y que no estás ahí sólo para cenar fuera sin que te cueste.

6. Se vale hacer cumplidos… si el chico en cuestión huele rico, se puso una camisa bonita, trae un saco coqueto, cualquier cosa que llame tu atención se la puedes comentar en un cumplido. Así como a nosotras nos encanta que nos digan lo bien que nos vemos, ¡a los hombres también!

7. Si te la estás pasando bien, si la conversación te parece interesante, si la cita tiene potencial… ¡dilo! A ellos también les gusta saber que estás a gusto en su compañía.

8. Se auténtica… En toda cita debes ser tú misma porque son los primeros filtros para saber si puedes pasar tiempo con esa persona o no, y mentir o fingir algo que no eres no te dará buenos resultados a la larga. Si no estás de acuerdo con algo, dilo… Si no opinas igual, dilo, si tu punto de vista es diametralmente opuesto, dilo.

9. Si te gusta el chico que tienes en frente y crees que la cita tiene potencial tócalo sutilmente. Toca su mano para enfatizar algo o su brazo cuando te levantes al baño. Esto les hace saber a ellos que estás cómoda con ellos y que te parecen interesantes.

10 claves para tener éxito en una primera cita

El miedo a fastidiar una primera cita es uno de los fenómenos por excelencia de los seres humanos. No, no es algo intrínseco a nuestra especie, pero entre las malas experiencias que vamos acumulando a lo largo de nuestras vidas, junto a la cantidad de comedias románticas que han enseñado las más desastrosas primeras citas posibles, ¿ómo no tener ese miedo?

Si la cita es con una persona desconocida, no sabemos si nos gustará esa persona o no, o si nosotros mismos la decepcionaremos. Si es alguien con quien ya teníamos contacto, el temor aumenta porque nos jugamos una buena relación que se puede ir por la borda por una mala praxis o unas expectativas irreales. Y como sea por medio de una web de citas o una app, podemos llegar a llevar un sistema de alarma muy sofisticado por si las moscas, ¿qué nos podemos encontrar ahí?

No hay una fórmula mágica para sobrevivir con éxito a la primera cita, ni tampoco podemos coger el manual de un gurú de la seducción porque lo acabaremos haciendo peor: primero, porque te mandan convertirte en una persona que no eres, y segundo, porque pueden estar hablando de «todos los hombres» o «todas las mujeres» como un grupo homogéneo. Te damos una serie de consejos sobre cómo tener éxito en ese primer encuentro, eso sí, adaptado a la vida real.

1 No es un examen, no te lo prepares

«Sé tu mismo»

Una cita es un encuentro entre dos personas que pasan un rato juntas para conocerse porque se atraen (o buscan atraerse). Si vas como a un examen o a una entrevista de trabajo, todo será forzado, habrá silencios incómodos, y os podéis estar perdiendo a la cara más interesante o divertida de la otra persona. Vete sin miedos, sin complejos, sin intentar controlar la situación. Sólo pasa un buen rato, ¿es que acaso somos robots?

Como decíamos, no hagas caso de los gurús ni doctores amor que te dicen que tienes que tomar esta iniciativa, mantener esta postura, hablar de estos temas o forzar estas situaciones. Te querrán convertir en una especie de «seductor» nato que no son más que boberías que pretenden convertirte en un chiste. Si tienes un libro de ese tipo, tíralo por la ventana.

2 ¿Qué plan elegimos?

«No todas las citas tienen que ser en un restaurante»

Como no es tan común que tus amigos o amigas te monten una encerrona para ir a una cita planeada por ellos, lo normal es que las dos partes concertéis la cita de antemano. Buscad un interés o afición común: si os gusta, id a un restaurante, pero ese no es el plan obligado. A mucha gente le da vergüenza exponerse comiendo, o prefiere algo más sencillo. Un café, una cerveza en una taberna, un perrito caliente en el parque, un paseo por un lugar bonito de la ciudad, una partida juntos a la consola o una exposición de arte. No importa el sitio, pero procurad que sea algo con lo que os sintáis ambos o ambas con comodidad

Las citas no pueden ser perfectas, quizá el restaurante es una basura, en la cafetería tuvisteis un percance, o se puso a llover en la calle y os cogió sin paraguas. ¿No son esas anécdotas divertidas que rompen mejor el hielo que cualquier tema de conversación?

3 La vestimenta y lo arreglado que vayas

Algunos expertos en citas te dirán que a las mujeres no les gustan los hombres demasiado perfumados o a éstos las mujeres con exceso de maquillaje. ¡Ja! Nadie puede saber qué le gusta a cada persona, así que el plan es muy sencillo: vete como te sientas bien. Puede que seas una chica que no se maquilla mucho, pero ese día quiere estar radiante, pues adelante. O puede que no te quieras maquillar, pues perfecto. ¿Que tu estilo es parecer que te han dado brochazos con Titanlux? ¡No te cortes! Es como a ti te gusta y eso es lo único que importa. ¿Que eres un chico desaliñado pero te quieres arreglar un poco? Es una idea genial. Con la ropa pasa lo mismo, si bien es básico ir bien limpio y al menos con la ropa planchada, hay un punto medio entre el mostrar desinterés por la cita y el intentar disfrazarse: se llama ir cómodo. Quizá sepas que a esa persona le gusta un estilo concreto y quieras ir más en esa línea, es algo normal y mientras no intentes parecer alguien que no eres, hazlo si te sientes bien. No hay nada malo en mostrar interés por los gustos de esa persona.

4 Temas de conversación, ¿acaso hay pocos?

Nos cuesta horrores sacar temas de conversación en las primeras citas, y los silencios incómodos son el mayor enemigo. Sin embargo, cuando tienes ante ti una persona de la que sabes muy poco pero te interesa conocer, ¡lo tienes todo a tu alcance! Pregúntale cosas que te interesaría saber de él o ella, desde el básico «a qué te dedicas», pasando por: «qué estudiaste», «por qué te interesó», «qué te gusta hacer en tu tiempo libre», «qué te gustaría hacer en el futuro», «dónde te criaste», «dónde has viajado», «qué lugares te gustaría conocer», «cuáles son tus lugares favoritos», etc.

Sí es cierto que hay personas a las que les cuesta sacarles las palabras, es cuestión de ir probando temas hasta que encontremos uno que le interesa, o podemos pedirle que proponga alguno. Ten en cuenta que igual se siente incómodo o incómoda, entonces sólo tenemos que empatizar, ¿qué nos gustaría que nos dijeran si estuviésemos en esa situación?

5 Deja el móvil a un lado

Da igual la de cosas importantes que te estén enviando por correo electrónico, lo intrigante que esté el cotilleo de un grupo de WhatsApp o tu compulsiva obsesión por ver lo que hay en Twitter: deja el móvil a un lado, en el bolso, en la chaqueta, con las notificaciones desactivadas o lo que sea. Pero si hay algo odioso en este mundo es intentar interactuar con una persona que está mirando el móvil constantemente, ni siquiera un poquito. ¿Es ese todo el interés que tienes por la pareja de tu cita? Cuando levantes la vista de la pantalla puedes encontrarte a ti solo o sola con mucha comida sobrante y una cuenta sin pagar. ¡Y merecido que lo tienes!

6 Te han dado este consejos y es cierto: no hables de tus ex

Es posible que haya personas a las que no les importe que hables de tu última ex-pareja, pero si la mencionas demasiado, parece que estás todavía pensando en exceso en ella, y eso hace sentir incómoda a la otra persona. Quizá piense que la usas para dar celos a tu ex, o que la vas a comparar, o cosas peores. Si hay alguna anécdota donde está presente, menciónala con naturalidad, pero no cuentes todas las anécdotas que te han pasado con esa persona, o sustituye su nombre por «un amigo/a».

7 No intentes llevar la voz cantante, sois dos personas autónomas compartiendo un rato

Los convencionalismos sociales parecen dictar que en una cita heterosexual el hombre es quien «lleva» a la chica a un sitio, la invita, le da su abrigo, la besa… ¡Esto no es una película! Ni lo hagas tú, ni esperes a que la otra persona lo haga, y si es una cita entre dos hombres o mujeres, no importa que uno tenga más iniciativa que otro o sea menos tímido: aquí nadie manda. Es una forma de mostrar respeto, autonomía y carácter, además de desterrar viejas costumbres machistas y dominantes.

Incluiremos aquí el tema de pagar la cuenta: siempre hay peleas sobre quién paga y quién no, para evitar estas situaciones es mejor que cada uno se pague lo suyo, o se invite de cara a que la próxima vez lo haga la otra persona. Pero para ello tiene que haber confianza y un deseo conocido por ambas partes de que se quiere repetir la cita. Nada de pagar el chico porque sí.

8 Habla con sinceridad y naturalidad

¿Acaso llevas tiempo sin conocer gente nueva y te sientes nervioso o nerviosa por la situación? Si ves que estás incomodando a la otra persona por estar demasiado tiempo sin hablar, o al revés, diciendo cosas sin parar, díselo sin miedo: estoy nervioso o nerviosa por esto y por lo otro. Habrá tiempo para seguir quedando si os apetece, y ya irá aflorando la persona relajada y divertida que estás desesperado/a por enseñar.

9 ¿Va a terminar en sexo?

Ni sí, ni no. No depende de tí ni de la otra persona, sino de lo que surja entre ambos. No todo el mundo quiere tener sexo en la primera cita, ni en todas las citas. Es algo que tenéis que desear las dos personas y saber que es mutuo, si no, no. No tengas miedo ni vergüenza por hacer ver a la otra persona que no quieres sexo, no te convierte en nadie chapado a la antigua. Y tener sexo no te convierte en una persona (mujer) promiscua (decimos mujer por los estereotipos que todos conocemos).

Pero tampoco le debes sexo a la otra persona, así que no lo tengas por cumplir. Si te incomoda de alguna manera, interrumpe la cita en el momento que lo desees, incluso después de haber llegado a quitaros la ropa. ¡Ante todo, respeto!

10 No ha salido bien, ¿qué debo mejorar para la próxima vez?

Lo primero, repasa los puntos anteriores. Si al final lo que ha ocurrido es que sois personas que no congenian, en la próxima cita vuelve a ser tú mismo o tú misma. No podemos ser complatibles con todo el mundo, y por mucho que te guste la otra persona, si no le atrae tu forma de ser, simplemente céntrate en otra. Todos somos distintos y las primeras citas son para eso, para ir conociendo gente, son experiencias y no, como decíamos, exámenes.

9 consejos para bordarlo en vuestra primera cita

Has reunido las suficientes ganas, valor y autoestima para pedirle una cita y, para tu sorpresa y regocijo, te ha dicho que sí.

El problema es que los nervios qué has pasado esperando su doble check y posterior respuesta en Whatsapp, no son nada en comparación con los que pasarás en vuestro encuentro. Te damos algunos truquillos para que quedes entre el top ten de –al menos- sus primeras citas:

1. Averigua qué le gusta. No hace falta que te documentes a conciencia sobre sus gustos en Facebook, eso te puede hacer parecer un sociópata que necesita urgentemente compañía y no es conveniente que la gente piense eso. Se dice que existe un punto intermedio entre el interés y el pasotismo que puede resultar irresistible para el sexo opuesto. Algo así como el punto G de la sociabilidad y os aseguramos que existen. Los dos.

2. Habla algo de ti, pero sobre todo escucha. No hay nada peor que parecer un egocéntrico en la primera cita. Una buena manera de presentarse es preguntar a tu acompañante cosas sobre él/ella y hacer pequeños apuntes sobre ti. Todos odiamos los silencios incómodos, pero tampoco es necesario que hables sin respirar. Como se suele decir, es mejor estar callado y parecer tonto, que no hablar y confirmarlo. Toma nota.

3. Sonreír. Se supone que es algo que deseas, que te lo quieres pasar bien, que disfrutas con ello, así que sonríe y ríe –sin llegar a parecer Steve Urkel con sus ronquidos incluidos. Como todo, en su justa medida; si no entiendes una broma, no te rías, quizá no sea una chiste y el remedio, sea peor que la solución. True story.

4. Controla el alcohol. Es muy posible que quieras ahogar los nervios en una copa, o dos, o tres… pero cuando veas que estás perdiendo el control sobre tu boca, para. No es demasiado aconsejable olvidar lo que hiciste, cuánto bebiste y, aún peor, lo que dijiste. Ojalá tuviéramos un neuralizador de memoria, pero una vez pierdas la vergüenza y el sentido del ridículo en una primera cita, no habrá vuelta atrás. La otra opción es que si ya te has pasado de la raya, emborraches a tu acompañante. Así olvidaréis los dos y podrás tener otra oportunidad para causar una primera impresión.

5. No dejarse llevar por ideas preconcebidas. Que si en una primera cita es mejor no tener sexo, que si el chico es el que debe invitar, que si es mejor quedar en un sitio tranquilo para hablar… un montón de ideas totalmente subjetivas que pueden variar en cada situación. Modernízate e improvisa. El 99% de la gente habla de espontaneidad como clave en la primera cita, pero son los mismos que casi nunca lo hacen. Aunque la cosa no llegue a buen puerto, al menos que te recuerde.

6. Hablar de los ex, no gracias. Puedes explicar alguna de tus experiencias, citar a algún ex, comentar alguna anécdota graciosa con él/ella…pero NO focalices la conversación en tus pasadas relaciones y menos aún, si lo acabas de dejar. Si hablas mucho de alguien en concreto, llevará a pensar que aún sientes algo por él/ella. Y plantéatelo, porque quizá sea así.

7. El humor es la clave. Puede que no seáis el humorista del año, o tengas menos gracia que Anna Simón. Pero la risa –aunque sea nerviosa- es la mejor arma para romper el hielo. Seguro que tienes alguna anécdota graciosa que venga como anillo al dedo al hilo de la conversación o algo que te ha pasado ese mismo día que sea la respuesta ideal a ese recurrente “¿qué tal el día?” Si se ríe y luego suspira, es tuyo/a.

8. Seguridad en uno mismo. Uno de los hits del odio en las primeras citas es que a los dos os dé igual todo. Vamos donde tú quieras, hacemos lo que tú quieras, comemos lo que tú quieras. Un poquito de decisión y de seguridad en uno mismo mostrarán tu lado más seductor y, ya de paso, dejarán entrever que no eres un principiante en eso de conquistar –que no tengas ni idea, no importa. Sin ser pedante, puedes resultar interesante.

9. Ser uno mismo. Consejo tópico típico que te dará tu amigo o amiga para una primera cita. Pero recuerda él/ella es tu amigo y por eso le gusta cómo eres, no a todo el mundo le tiene que pasar lo mismo. Igualmente, no podrás fingir mucho tiempo ser quien no eres, así que como consejo práctico y economizador de tiempo, te aconsejamos que no mientas demasiado porque si es alguien que realmente te gusta, un día u otro descubrirá la verdad. Recuerda que lo que para ti pueden ser defectos pueden resultar irresistibles para [email protected]

¿Qué hace a una mujer atractiva e irresistible? Utiliza estos 13 consejos para impresionar a un hombre, y permanecerás en su mente incluso después de haberte alejado de él.

Este secreto te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre que desees ¡HAZ CLIC AQUÍ!

Para un hombre, la atracción física es muy importante. Pero no lo es todo. Una cara atractiva puede mantener la atención de un hombre por algunos segundos. Pero para realmente impresionar a un hombre necesitarás más que eso.

Alguna vez te has preguntado ¿Por qué algunas mujeres llaman más la atención que otras? ¿Por qué una mujer que no tiene tan buena apariencia logra que los hombres se enamoren de ella?

Cómo Impresionar A Un Hombre Y Hacer Que Te Quiera

Descubre el método exacto para seducir y enamorar perdidamente al hombre de tus sueños ¡HAZ CLIC AQUÍ!

A los hombres les encanta perseguir a una grandiosa mujer, porque sencillamente adoran competir. El macho alfa desea ser el mejor y quiere estar rodeado por lo mejor de todo. Es una característica de la evolución, mientras los hombres inferiores se conforman con las sobras.

Los hombres grandiosos siempre quieren lo que todos desean, sea éxito, riquezas, carros o cualquier otra cosa. Estos hombres desean a una excelente mujer que atraiga la atención de los demás hombres y poder conquistarla bajo sus narices.

Así que, si quieres impresionar a un hombre, debes aprender a llamar la atención de los mejores hombres, sin importar donde estés. Una vez que tengas su atención, sólo es cuestión de tiempo, para que cada hombre comience a enamorarse de ti y a desearte.

Las características que necesitas para impresionar a un hombre

Si quieres impresionar a un hombre y mantenerlo adicto a ti, la primera lección que debes aprender es esta. Necesitas ser agradable y dulce con él, pero al mismo tiempo hacerle ver como que no estás disponible.

Este secreto te permitirá enamorar perdidamente a cualquier hombre que desees ¡HAZ CLIC AQUÍ!

Sé recíproca con el coqueteo de un hombre, pero no lo inicies. Siempre hazle ver que fue él quien hizo todo el cortejo. Esa es la clave para impresionar a un hombre y hacer que se enamore de ti.

Cuando te rías de sus bromas, o te sonrojes con sus halagos, demuéstrale que puede impresionarte. Pero al mismo tiempo, cuando no haces nada por complacerlo, él se esforzará más por impresionarte y complacerte a ti porque sabe que aún no te tiene ganada.

Tienes que mostrarle la puerta de tu corazón pero hazle difícil llegar a ella. Al hacer esto, él te respetará más y se volverá más loco por intentar impresionarte.

Cómo impresionar a un hombre de 13 maneras diferentes

Descubre el método exacto para seducir y enamorar perdidamente al hombre de tus sueños ¡HAZ CLIC AQUÍ!

Una gran mujer que es deseada por los hombres es difícil de mantener, pero no es engreída ni arrogante. Es agradable compartir con ella, pero nunca trata de impresionar a un hombre.

¿Quieres ser ese tipo de mujer para gustarle a tu hombre? Mantén en mente estas 13 características y serás deseada y asombrarás a todos los hombres que quieras.

#1 No seas prejuiciosa

Pero al mismo tiempo no seas sumisa. Si no te gusta algo, dilo, pero no crees un gran problema al respecto. Tal vez el hombre que te gusta se apasiona por cosas que tú no aprecias, pero eso no quiere decir que debas insultarlo por ello.

Demuestra interés en lo que dice y comparte tu opinión honesta al respecto, sin ser prejuiciosa.

#2 Castígalo cuando sea engreído

¿Eres el tipo de mujer que perdona al hombre cuando te hace esperar media hora antes de aparecer? Nunca dejes que un hombre te tome por sentada o a la ligera.

Al comienzo de la relación, o cuando apenas lo estás conociendo, es muy importante que te asegures de que el hombre te toma seriamente.

Ignóralo o aléjate si no te presta atención, habla de manera cortante cuando le presta más atención a alguien más. Nunca lo pienses dos veces para castigarlo si te trata mal.

Si haces esto de manera correcta al principio de la relación, él te respetará más, pero al mismo tiempo, sólo debes hacerlo cuando te tome a la ligera. El resto del tiempo, sé la mujer más dulce cuando estés con él.

#3 Sonríe y ríete mucho cuando estés con él

A los hombres les hipnotiza la risa de una mujer. Ríete de sus bromas si las crees graciosas, y ofrécele toda tu atención cuando estés con él.

No necesitas iniciar muchas conversaciones, sólo siéntate y hazle saber que disfrutas de su compañía. Él hará el resto y se sentirá impresionado por ti también.

#4 Debate con él y gánale

Los hombres se sienten asombrados por la inteligencia emocional de una mujer. Nunca dejes que un hombre piense que es más inteligente que tú.

Presta atención a lo que pasa en tu mundo y habla de ello con él. Una mujer tonta puede ser atractiva por un par de horas, pero al final será el blanco de sus bromas.

Cuando un hombre piensa que no eres inteligente, te verá cómo sólo una mujer para divertirse, no como una pareja para una relación a largo plazo.

#5 Sé traviesa

El lado travieso de una mujer enciende a cualquier hombre. Siéntate cerca de él y siente como comienza a sentirse nervioso. Roza tu cuerpo con el suyo, pero hazlo parecer un accidente.

Compórtate como una mujer tímida pero tiéntalo inocentemente.

#6 No te rindas fácilmente

Recuerda esto si quieres que un hombre se vuelva loco por ti. Aún si te gusta mucho un hombre, no te rindas tan fácilmente e intentes complacerlo desde el comienzo.

Cuando intentas complacer muy rápido a tu hombre, él comenzará a tomarte a la ligera porque sabrá que ya eres suya. Si es un hombre normal, ya no intentará impresionarte.

Aunque ya te guste, no expreses que llevas semanas pensando en él. Sal con él y conversen, pero asegúrate de que él está completamente enamorado de ti antes de tu decírselo.

Aprende cómo hacer que un hombre te busque de la manera correcta. Esto es muy importante si quieres tener una relación seria con el hombre que te gusta.

#7 Tiéntalo con tu apariencia

Vístete bien y luce bien siempre que estés con él. Tal vez pienses que la persona a la que le gustes, no debería juzgarte, pero esto no siempre es verdad.

Si sales con un hombre y te vistes de manera descuidada, ¿No crees que se sentirá decepcionado cuando camine junto a ti por la calle?

Luce lo mejor que puedas, deslumbra a todos a tu alrededor, y el hombre que te gusta se sentirá muy afortunado de poder conversar contigo.

#8 Huele bien

Deja que tu fragancia se quede con él cuando lo abraces para despedirte o camines junto a él. A los hombres les gusta oler un buen perfume, especialmente el de una mujer en la que están interesados. Prueba varios perfumes y elige los que van mejor con tu personalidad.

Aplica un poco de perfume en tu muñeca, detrás de tus orejas y alrededor de tu cuello o justo bajo tu clavícula. Coloca un poco en tu cabello y así dejarás una fragancia detrás cuando pases cerca del hombre.

Recuerda no frotar el perfume con tus manos porque eliminas la fragancia.

#9 Sé amable con todos

A los hombres les atraen instintivamente las mujeres que son amables y parecen agradables y accesibles. Sé amable cuando hables con los hombres, aún si no te interesa salir con ellos.

No insultes a un hombre que intenta hablar contigo sólo porque no es un gran conversador. Pero al mismo tiempo, no tienes por qué aguantar a hombres que te traten irrespetuosamente.

#10 Sé espontánea y alegre

No seas aburrida ni evites conversar. Aún cuando estés con amigos, involúcrate con ellos y participa activamente en la conversación.

A los hombres tal vez les gusten las mujeres tímidas, pero nadie aprecia a alguien que parece parte de la decoración. Participa en actividades, diviértete, e incluso cuando estés con el hombre que te gusta, nos seas demasiado predecible.

Interrúmpelo en medio de una conversación y pídele que te acompañe a algún sitio, sólo porque te provoco. Cuando eres espontánea e impredecible, el hombre tratará más de complacerte porque aún no entiende que te gusta y que no.

#11 Muéstrale la competencia

No ignores al resto de los hombres que te ofrecen su atención. Cuando le dejas saber a un hombre que sólo estás interesada en hablar con él, él asumirá que ya caíste a sus pies.

Habla dulcemente con otros hombres lindos, coquetea casualmente y diviértete, incluso si tu hombre está allí.

Recuerda que aún no estás saliendo con él, así que déjale ver que tiene competencia y que debe esforzarse si quiere salir de manera exclusiva contigo. Mientras más competencia haya, más te respetará y más querrá impresionarte y deslumbrarte.

#12 No lo uses

Sólo porque es lo suficientemente dulce para ayudarte no quiere decir que lo uses para hacer tus diligencias. Pídele ayuda para que tenga la oportunidad de actuar caballerosamente cuando está contigo. Pero hazlo de manera correcta y educada.

#13 Deja una impresión memorable

La mejor manera de impresionar a un hombre es dejándole recuerdos memorables de ti. Coquetea con el hombre que te gusta de vez en cuando sin hacer obvio que quieres impresionarlo.

Cuando sutilmente coqueteas con él, de una manera nada obvia, no podrá evitar recordarte constantemente y preguntarse si estabas coqueteando con él o si era sólo su imaginación.

Esta etapa en la que impresionas al hombre, no es la misma etapa de cuando salen. Cuando ambos están saliendo, todo se trata de conocer más a la otra persona.

Estos 13 consejos serán suficientes para ayudarte a impresionar a un hombre con el que aún no sales. Así te tomará más en serio, se enamorará de ti y te respetará más.

Cómo Impresionar A Un Hombre De 13 Asombrosas Maneras 5 (100%) 1 vote

7 formas de impresionar a un hombre

altrendoimages/Stockbyte/Thinkstock

A veces no es sencillo deslumbrar a un hombre, pero cuando una mujer se lo propone, tiene todas sus armas a favor para lograrlo con éxito. Algunas estrategias son propias de la personalidad, mientras que otras son el resultado de un trabajo de acciones y actitudes.

¿Quieres saber cuáles son las 7 maneras de sorprenderlo positivamente? ¡Sigue leyendo!

savageultralight/iStock/Thinkstock

#7 Un alto coeficiente emocional

El coeficiente emocional está relacionado con saber qué decir o cómo actuar en determinados momentos. Es estar con una persona con un profundo sentido de ayudarlo emocionalmente.

Push/Digital Vision/Thinkstock

#6 Ella paga la cena

Lo común es que los hombres paguen la cena al finalizar una cita. Pero si en lugar de eso, una mujer toma la iniciativa de agarrar su cartera, con la intención de compartir los gastos, algunos hombres se sienten impresionados.

Ver también: Cómo hacer que un hombre se fije en ti

Significa confianza, y que la mujer es feliz de poder hacerlo por sí misma.

Jupiterimages/liquidlibrary/Thinkstock

#5 Estar en desacuerdo con gracia

En las primeras citas no hay presión para estar de acuerdo en todo. Eso no significa que no vayan a existir diferencias. Para que éstas no se conviertan en incompatibilidades, es preciso aprender a estar en desacuerdo con gracia.

Y esa es, precisamente, otras de las formas de impresionar a un hombre.

kapulya/iStock/Thinkstock

#4 Tener hobbies interesantes

Dicen que los hombres coleccionan hobbies, y las mujeres relaciones. Pero cuando una mujer habla en la primera cita sobre sus aficiones, como el trekking o los deportes, consiguen deslumbrar al hombre.

No te los pierdas: Consejos para enamorar a un hombre

doradora1/iStock/Thinkstock

#3 Inteligencia

Contrario a lo que muchos dicen, a los hombres les interesa salir con mujeres inteligentes. Una mujer que es inteligente y lo demuestra impresiona a un hombre sin proponérselo.

EpicStockMedia/iStock/Thinkstock

#2 Saber lucir casual y hermosa

Lucir hermosas en una fiesta es cuestión de esmero, maquillaje y un lindo peinado. Pero lucir hermosa en un look casual es lo que consigue impresionar.

Quizás te interesen: 10 frases para volver loco a un hombre

Esto es lo que muchos hombres comparten con sus amigos, cuando una chica luce espléndida hasta en un día en el parque.

m-imagephotography/iStock/Thinkstock

#1 Vivir la vida que quiere vivir

La vida no es perfecta para nadie, pero encontrarse con una mujer que dice ser feliz con la vida que tiene, y que se encuentra en donde quiere estar, es impresionante a los ojos de todo hombre. Las personas que toman la vida con entusiasmo tienen una actitud contagiosa.

¿Lograste impresionar a un hombre con alguna de estas actitudes? ¡Cuéntanos!

Tal vez te interese seguir leyendo cómo hacer para que tu chico se enamore de tio las 10 cosas que un hombre busca en una mujer. ¡No te lo pierdas!

692 Compartir

En cuestión de relaciones, todo se reinventa a diario. Decir “te amo” no es suficiente, a menos que lo demuestres con acciones valederas y placenteras para ese hombre tan especial.

Los gestos sin duda valen más que mil palabras, así que no pierdas la oportunidad de hacer feliz a tu chico con acciones simples pero significativas para él.

En esta entrega pensamos en ayudarte a diseñar diversas estrategias muy útiles, que lo sorprenderán y te ayudarán sin duda a consolidar la relación y el vínculo. Es posible que hasta el momento hayas creído que sorprenderlo es tarea difícil, pero ellos también sienten y esperan detalles especiales sin motivo alguno para reconocer que son importantes.

Así que prepárate para conocer estas ideas que lo enamorarán mucho más.

1. Viaje romántico

Si esperas que quede con la boca abierta, planifica un viaje romántico. Escapar de la rutina durante un fin de semana no solo es tierno sino desestresante.

Les permitirá a ambos conectarse, conversar, ser más abiertos y espontáneos. Claro está, deberás asegurarte de reprogramar sus compromisos y los tuyos para que realmente puedan disfrutar del viaje.

Si conoces sus gustos, te será más fácil elegir el destino correcto, recuerda que se trata de sorprenderlo a él, así que busca un lugar donde existan actividades que usualmente no puede efectuar, pero que sin duda disfrutaría.

2. Recrearse con un juego deportivo

No todas las mujeres disfrutan o se entusiasman con la idea de acompañar a sus novios a un estadio de béisbol o fútbol. Pero para un hombre es justamente esta la prueba de amor más grande que se les puede dar.

Es el equivalente al Santo Grial de los detalles que una mujer puede ofrecerles, además, te permitirá demostrarle que eres capaz de hacer algunos sacrificios por él.

Aun cuando no te gusten los deportes, te aseguramos que obtendrás mucho de él, luego de permanecer gritando y llevando sol en un estadio.

Tu novio te lo sabrá agradecer con creces, ya que la emoción que les genera a algunos chicos los deportes, es comparable con la emoción que nos genera a las mujeres una rebaja en zapatos.

3. Cocínale

Puede que la cocina no sea tu fuerte, pero hay un refrán que dice que a los hombres se les entra por la vista pero se les conquista por el estómago. Si de verdad le quieres llegar al corazón, entonces enamóralo con una cena sorpresa.

No es necesario que experimentes con platillos muy costosos o difíciles de elaborar, pero esmérate en hacer una cena con amor y cuidando los detalles en la presentación del plato. Practica con antelación para estar segura de que conseguirás el resultado que esperas y que él disfrutará el sabor de la comida.

Los colores, presentación y sabores son fundamentales. Compra un bonito mantel, velas y flores para crear un ambiente romántico.

Y no olvides el postre, que puede ser un pastel, un cupcake, o algún otro dulce para cerrar la noche- La idea es que el postre seas tú, así que prepárate para que disfrute su cena.

4. Día de paintball

Si le quieres regalar un día diferente, donde la adrenalina suba a mil y él se sienta dichoso y agradecido con tu gesto, entonces no dudes en llevarlo a una cancha de paintball.

En este lugar él podrá liberar sus instintos de hombre, atacar al contrincante, planear una estrategia para ganar, y a la vez protegerte o atacarte en caso tal que desees agregarle más picante a la situación y participar en el equipo contrario.

Todos los hombres disfrutan de la tensión que les ofrece atacar a otros sin que haya consecuencias reales.

Es por ello que también los videojuegos tienen tanto éxito, la competitividad de los hombres es ilimitada. El paintball le permitirá relajarse y tener presente que su chica es aventurera, arriesgada y también un poco ruda cuando lo desea.

Lee también nuestra guía sobre las 15 nuevas formas de sorprender a tu novio

5. Show privado

Seamos honestas, todo hombre espera tener una fiera en la cama. Si de verdad quieres sorprenderlo, entonces cambia tus conductas de niña buena y prepárate para darle aquello que siempre ha estado esperando: “Un show privado”.

Es posible que no sea tu estilo, pero no se trata de ti, sino de sorprenderlo a él. Asiste a una tienda para adultos, allí encontrarás muchas opciones candentes para excitarlo visualmente y darle el doble del placer.

Esta clase de sorpresas solo pueden funcionar si te relajas y te metes en tu papel de dominatriz que sabe lo que quiere, de lo contrario, solo lo aburrirás. Tienes que ser completamente seductora, atrevida y segura de ti misma. Tu chico lo disfrutará y no olvidará esta experiencia jamás.

6. Día de picnic

Para sorprenderlo a veces basta con detalles sencillos, algunos hombres son simples, encantadores y bastante tiernos. Si tu novio encaja con este perfil, te recomendamos llevarlo a un parque y compartir una comida en medio de la naturaleza.

Ubica un lugar tranquilo, cómodo, con un árbol grande que les brinde buena sombra y por supuesto, no olvides llevar un mantel y un plaguicida para mosquitos.

El parque lógicamente debe ser tranquilo, para que puedan conversar con libertad sin que llegue de la nada un niño buscando su pelota extraviada, o un perro deseoso de tu comida.

7. Noche de jacuzzi

¿Qué podría ser más romántico y placentero para un hombre que ha pasado un día de trabajo duro, que llegara su casa y tener un jacuzzi con agua tibia, pétalos de rosas, burbujas y velas aromáticas esperando por él?

Acompáñalo, y dale un masaje en la espalda, es tu momento para que él se desarme ante tus ojos, solo tú tienes el control.

8. Día de spa

¿Quién dijo que los spa son solo para las mujeres? Ellos también merecen un masaje, liberar toxinas en un sauna y ser mimados.

Si lo vas a sorprender de esta manera, no puedes andar interrogándolo luego sobre lo bien parecida que pudo ser la masajista o si llegó a excitarse con el masaje.

Si le regalas un día de spa es para que él regrese a casa livianito como una pluma y esté más dispuesto a estar contigo y consciente de tu afán de hacerlo feliz.

Lee nuestra guía sobre las 7 formas de ser más cariñosa con tu hombre para que se sienta amado

9. Paga por una cena exótica

Algunos hombres son de paladar fino, y disfrutan mucho conociendo nuevos restaurantes y degustando comidas únicas y diferentes.

Claro está, esta clase de sorpresas suelen ser costosas, pero bien valen la pena. Invítalo a degustar el último platillo del menú del restaurante de su agrado y veras su cara de dicha.

10.- Atracciones mecánicas

Los parques de atracciones mecánicas le gustan a chicos y grandes, y todo hombre conserva algo de niño dentro de sí. Puedes disfrutar mucho a su lado si lo invitas a un parque de diversiones.

Practicar tiro al blanco para ganar un obsequio, entrar a la casa del horror, comer golosinas y subir a la montaña rusa los distraerán. Ambos se reirán y además podrán dejar atrás el estrés del trabajo y las ocupaciones diarias.

11. Mímalo más

Por muy machista, rudo o temperamental que sea un hombre, a todos les gusta que su pareja los mime, los acaricie, los bese y sea totalmente comprensiva. La clave de una relación duradera y placentera, es ser tolerantes con la pareja, y aprender a cuidar del otro.

Si como mujer pierdes lo detalles hacia tu novio, no hay suficientes abrazos, besos y caricias, él buscará quién sí se los proporcione.

Aprécialo y agradécele lo bueno, y recuérdale por qué te enamoraste de él. Conseguirás que cada día él sea más detallista y cercano a ti.

12. Sesión fotográfica

No solo les permitirá perpetuar la felicidad de ambos, sino que las sesiones de fotos pueden llegar a ser muy divertidas e incluso bastante íntimas, dependiendo de la temática elegida por ambos.

13. Llévalo al cine

Por lo general las salidas al cine siempre las proponen ellos, pero esta vez ¡toma el control!

Encárgate de buscarlo en su trabajo, comprar boletos para la película que más le guste a él y paga por las golosinas. Que se sienta atendido y cómodo durante su visita al cine.

14. Regálale música

Descarga música que le guste, o el tema que los identifica a ambos, y obséquiasela. Él la podrá escuchar en sus ratos libres y te recordará.

15. Acicálalo

¿De verdad quieres sorprenderlo? Aféitalo, báñate con él, compra una crema aromática y dale ese masaje que siempre ha deseado. Ellos por lo general son algo descuidados ante estos detalles, pero tú puedes ayudarlo y recordarle lo guapo que es y lo que te enamora de él.

Aunque no lo crees, para un hombre el hecho de que su mujer lo afeite y lo cuide significa demasiado. Además, puede llegar a excitarle bastante, por lo que de un momento a otro es posible que pases de una simple afeitada a la acción en la cama.

16. Sexo en línea

Si tu novio está fuera de la ciudad, eso no debe ser impedimento para recordarle que tú eres su chica.

El sexo en línea los enloquece, y además te permitirá desinhibirte bastante, así que inténtalo y disfrútalo. Él se emocionará al verte seducirlo en el video chat.

17. Sexting

Es similar al sexo en línea pero es atemporal, es decir, le envías videos eróticos a tu pareja o fotografías que probablemente te hayas tomado horas antes o días antes.

De igual manera a él le encantarán y además podrá verlas las veces que desee.

18. De fantasía a realidad

Todas las personas tienen alguna o muchas fantasías que han surgido gracias al cine, las revistas y los videos que se observan en la web. Los hombres piensan mucho más en sexo que las mujeres, y su imaginación es más creativa en esta materia.

Sin embarg,o la mayoría de las fantasías nunca se llevan al plano de la realidad porque ellos temen que sus chicas se enojen o se sientan incómodas.

Ten la confianza suficiente para preguntarle a tu novio que fantasías sexuales tiene y si son accesibles para ti, no dudes en sorprenderlo. Un hombre satisfecho, complacido y feliz, jamás pensará en buscar a otra mujer.

19. Asistir a una cata de vino

El vino es un afrodisíaco, ir a una cata de vino no solo es sofisticado, sino que posee otra función: llevarlo a la cama.

20. Planificar una noche de hombres

Puede que sus amigos hombres te conozcan y sean a la vez tus amigos, planifica una noche de hombres e invítalos. Así tu novio sentirá la libertad de estar con ellos sin pensar en que te molestarás. Prepárales la cena, y que dispongan del control sobre el televisor, la mesa de billar y hasta del licor que deseen tomar.

La idea es que tu pareja se sienta a gusto. Sus amigos han estado en su vida mucho más tiempo que tú, así que es posible que extrañe salir con ellos como lo hacía antes de conocerte.

Ellos requieren de la compañía de otros hombres para hablar sobre sus preocupaciones, trabajo, deportes y otros tantos temas que a las mujeres nos suelen parecer triviales. Quedarás muy bien con él, y además sus amigos se convertirán en tus aliados en adelante.

En este momento dispones de un abanico de nuevas opciones que van desde lo común hasta lo exótico, y que sin duda te permitirá demostrarle lo mucho que te importa.

Así que ya lo sabes, no hay hombre difícil, sino mujeres poco creativas a la hora de llenarlos de detalles que los enamoren.

El dinero no tiene por qué ser un impedimento para permitirte demostrarle que te importa y que lo amas. Él no es el único que tiene el deber de recordar fechas y sorprenderte todo el tiempo.

Nosotros somos tus aliados, así que no olvides recomendar este artículo con tus amigas y difundirlo en tu muro de Facebook para que podamos llegar a más personas.

Si además tienes nuevas formas para ser detallista con tu novio, cuéntanos y las publicaremos en las próximas entregas.

Ver También:

  • 9 Formas Que Toda Mujer Debe Tratar A Su Hombre
  • Cómo Reconquistar A Un Hombre: Guía Definitiva Y Método Probado
  • 20 Ideas De Regalo Para Tu Novio, Esposo, Pareja, Hermano O Papa

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *