0

Primera cita tinder

Tabla de contenidos

¿Cómo actuar en una primera cita para tener éxito?

Ha llegado el día de conocerse más a fondo, de manera personal. Posiblemente ambos estéis emocionados por tener un encuentro personal y poder intercambiar opiniones, pero, ¿cómo actuar en una primera cita a ciegas? Lo mejor es mostrarse tal y como ha mostrado ser, tal y como es.

Primeras impresiones

Las primeras impresiones a veces pueden ser equívocas. Piense que en una primera cita a ciegas la primera impresión se focaliza al físico en principio y en la manera de actuar, pero no es el único factor que influye, y por supuesto tampoco el más importante.

Según un estudio, existen algunos factores que pueden determinar causar una buena primera impresión. Los hombres que elevan el tono de su voz y las mujeres que lo van variando resultan ser los más exitosos según este estudio científico. Pero no solo la voz es determinante, según otro estudio de la Universidad de Durham, en tan solo 2 segundos se puede saber si alguien es extrovertido o no lo es tan solo mirándolo a la cara.

Lee también:

► ¿Cómo puedo hacer que se enamore de mí?

«Las primeras impresiones cuentan, pero lo más importante es poder llegar a conocer a una persona en todos sus aspectos. Quizás existan algunas características físicas o de su personalidad con las que no esté conforme, pero otras que le lleguen a enamorar. Es lo que forma la esencia de cada persona»

Cómo actuar en la primera cita: qué hacer y qué no hacer

Después de haber encontrado perfiles interesantes en eDarling, seguramente se acercará la fecha de tu primera cita, aunque este día tan esperado también puede hacer que te pongas nervioso. Según nuestra psicóloga colaborativa Salama Marine, estas son algunas de las cosas que están bien y otras que no lo están tanto.

  • Qué hacer: hazla sencilla

Esencialmente, la primera cita con alguien que has conocido online trata sobre descubrir quién es realmente es apersona y si ambos tienen esa química que les hará seguir teniendo citas. El lugar y la conversación que escojáis por supuesto pueden influir en este primer encuentro. Pero eligiendo una idea de cita sencilla, como tomar un café o pasear por el parquet mantendrá la cita bastante relajada y le dará probablemente un ambiente tranquilo y natural para que ambos os conozcáis mejor.

  • Qué no hacer: no te hagas pasar por la persona que no eres

Salama Marine nos explica: “No cambies tu personalidad, no te hagas pasar por otro. A veces cuando algunas personas buscan impresionar, intentan hacerlo todo para verse perfectos, diciendo sí a todo y no mostrando nunca desacuerdos. Pero mantener tu propia personalidad es probablemente lo mejor que puedes hacer en una primera cita. No olvides tus propias opiniones, esta es de hecho la manera más positiva de seducir a una persona”

“Para encontrar a alguien potencial con quien puedas pasar el resto de tu vida necesitas ser tu mismo y mostrarte tal y como eres. Deja a esa persona enamorarse de quien eres realmente. Trata de estar a gusto contigo mismo y confía en que la persona correcta reconocerá lo bueno y lo positivo que puedes aportar a una relación de pareja”

  • Qué hacer: escuchar

Este punto puede sonar bastante evidente, pero la psicóloga Marine enfatiza la importancia de saber escuchar a tu cita. “Hoy en día la mayoría de la gente no sabe realmente como escuchar. El consejo es que intentes hacer el intento de entender qué significan exactamente esas palabras”

“Por ejemplo, si alguien en una primera cita te está diciendo que ha tenido malas experiencias en el pasado, probablemente signifique que quiere poder confiar en ti. Coge los pequeños detalles que tu cita ha mencionado e infórmate. Esto te ayudará a conocerla mejor y estar más cercanos de una manera más rápida”

  • Qué no hacer: no te centres en el pasado

Salama nos aconseja: céntrate en el futuro, no en el pasado: Si no estás preparado para tener citas con personas nuevas, no lo hagas. Es mucho mejor sentirse preparado y seguro de uno mismo para conocer a alguien que pueda completarte. A nadie le gusta escuchar historias del pasado sobre ex parejas en una primera cita, ¿verdad? Inevitablemente la pregunta sobre ex parejas puede salir a la luz en cualquier momento, pero no tiene porqué ser en la primera cita. La primera cita es para conocerse mejor, para visualizar su futuro. Mantén el pasado en el pasado, no compares tu cita con una ex pareja, empieza de nuevo y ábrete a nuevas experiencias.

Cómo comportarse: la importancia del lenguaje corporal

La manera de expresarse e insinuarse es un factor clave en una primera cita. La postura, los gestos o de qué hablar son algunas de las características que más influyen. Mientras es importante tener una conexión mental con tu cita, también el lenguaje corporal es parte de la atracción, porque revela lo disponible, lo atractivo, entusiástico o incluso lo desesperados que estamos, de acuerdo con Psychologia.co.

Una buena manera de demostrar tu interés a ti cita es manteniendo contacto visual, para mostrarle que estás interesado en lo que está diciendo. La cuestión está en no forzarlo, que salga natural, que se vea sencillo. Si te sientes atraído por tu cita y se lo quieres mostrar, adopta una postura más hacia delante, apoyándote en la conversación para expresar tu interés.

Una primera cita con éxito proviene de la confianza, de estar abierto y mostrarse atractivo.

¿Cómo puedo resultar interesante?

Mantener una conversación adecuada es la clave para tener éxito. Mientras el físico es una primera impresión, los gustos y aficiones vienen son una parte muy importante de la “segunda primera impresión”

Qué tener en cuenta para una segunda cita

Haz balance y resume tu primera cita a ciegas. ¿Cuáles eran tus expectativas? ¿Cuáles se han cumplido? A veces las expectativas nos pueden jugar una mala pasada, ya que idealizamos a la persona para que cumpla nuestras expectativas de pareja ideal.

Según Salama Marine, psicóloga asociada de eDarling: “Tener altas expectativas es positivo, es signo de querer cumplir nuestras necesidades, pero el problema llega cuando esto influye en la relación hasta llegar a tal punto de no ser feliz”

Consejo: tener expectativas sobre una persona es sano si no llegas a sobrepasar ciertos límites. No te intentes forzar al límite a la hora de encontrar esas cualidades que buscas en tu pareja ideal. No todos podemos dar lo que se nos pide, lo importante es mostrarse de manera natural, tal y como es, intenta valorar la sinceridad ante todo.

Si aún no has tenido tu primera cita, ¡se paciente! en eDarling pronto encontrarás a alguien con quien compartir tus ideales.

Sobre el autor: redaccionedarling

Tienes una cita con una chica que promete y estás contento, nervioso, excitado, dando vueltas en la cabeza al plan… dónde llevarla a cenar, a tomar una copa… preguntándote si será como en las fotos o se las habrá descargado de una página de modelos de Internet, si tendrá alguna «tara» y por eso ha decidido quedar contigo. Tranquilo, desde MensandBeauty te traemos una serie de consejos sobre como enfrentarte a una primera cita para que todo salga bien.

Como la vida no es como la película 50 primeras citas y no tendrás una segunda primera cita con esa chica, lo mejor que puedes hacer es mentalizarte con una serie de nociones básicas para ir relajado y sabiendo lo que te haces, porque todos sabemos que la primera cita es la más importante ya que de ella depende que haya una segunda.

Cosas importantes a tener en cuenta en una primera cita

1# De qué hablar

Puede que ya conozcas a la chica de antes o puede que no. Independientemente de ello hay unas reglas que debes respetar siempre. Una muy importarte es escuchar más que hablar. Recuerda que, sin querer estereotipar a nadie, normalmente las mujeres mujeres les gusta mucho hablar y expresar sus sentimientos. Por eso es muy importante que sepas escucharlas. Pero no basta con escucharlas sin más, debes prestar atención a lo que te está contando y dentro de lo posible, interesarte por ello.

Es importante que la dejes hablar, pero una conversación es cosa de dos, así que participa y no dejes que se convierta en un monólogo donde solo ella hable porque parecerá que no te interesa lo que te está contando. Además tu también tienes que darte a conocer y contar cosas de ti.

Normalmente en las primeras citas se hacen muchas preguntas, ya que es la oportunidad donde esas dos personas se van a conocer mejor, pero siempre controla un poco y no conviertas la conversación en un interrogatorio avasallando con preguntas a la otra persona. Por otro lado, trata de contestar las suyas con algo más que un sí o un no, dando una respuesta sincera y no dejando demasiados silencios largos.

Siempre se puede seguir una especie de guión si no se conoce mucho a la otra persona como preguntar a que se dedica, que actividades le gusta hacer en su tiempo libre, … parece un tópico, pero de ahí puedes sacar cosas que puede que tengas en común con ella y la conversación ya estará encauzada. El tener cosas en común además estrechará mas la relación y si no las tenéis por lo menos verá que te interesas por las suyas.

No te pases la velada criticando o contando cosas negativas o infelices. Las personas ya tienen de todo eso en su vida, si quedan con alguien por primera vez es para divertirse y despejarse de malos rollos. Trata de contar cosas alegres y no dejar demasiados silencios incómodos, hazla reír y ya tendrás medio recorrido para el siguiente paso.

2# Cómo comportarse

Lo importante es que seas tu mismo. Sobre todo se positivo, alegre y trátala bien, como si fuera la única persona de la sala. Compórtate bien con la gente que te rodee y sé educado. Hazla sentir especial, pero no te pases. Es una primera cita, dile cosas bonitas pero sin pasarte, déjala que lea entre lineas, no des todo desde el principio porque puede asustar. Trata de sonreír dentro lo posible ya que incitarás a que ella sonría también. Una persona alegre cae mucho mejor.

Trata de no llevar la cita a situaciones incomodas y si pasa algo que la incomoda, haz lo que esté en tu mano para que se sienta mejor y quitarle importancia al asunto. Que se vea que al menos te preocupas por ella. Importante que seas un caballero, parece una tontería, pero los pequeños detalles son importantes, ábrele las puertas para que pase primero, siéntate bien, evita los tacos dentro de lo posible, no hagas el «notas» llamando la atención, come de manera correcta y básicamente emplea el sentido común. No hagas, digas o te comportes como no te gustaría que lo hiciera la otra persona. Recuerda que las primeras impresiones son muy importantes en una primera cita, lo que hagamos esa primera vez se quedará grabado para siempre.

Cuidado con las bromas. En una primera cita aún no te conoce lo suficiente como para entender tu sentido del humor y puede malinterpretar tus palabras. Si te das cuenta que sucede y ha entendido mal algo, trata de explicárselo educadamente, no la trates como si no entendiera o aceptara las bromas y pide perdón si se ofende por algo que dices, sin que te de vergüenza. Trágate el orgullo, eso denota seguridad en ti mismo.

3# Qué planes proponer

Un tema delicado es decidir donde se va a desarrollar la primera cita o que vais a hacer en ella. Nosotros tenemos una entrada donde proponemos varios planes, pero recuerda que si eres el encargado de elegir el sitio o plan, trata de que sea un sitio donde te sientas cómodo y sepas que ella se va a sentir cómoda. Una primera cita ya es bastante incómoda de por si, mejor suavizarla eligiendo bien el sitio.

Un bar de copas con la música no muy alta o un restaurante suele ser una buena opción. Estar sentados frente a frente es menos violento que estarlo de pie, la mesa os protege, así solo tendrás que preocuparte de mirarla a la cara. Trata que el lugar sea adecuado para los dos, si no la conoces mucho no arriesgues, elige algo que sea apuesta segura, recuerda que seguramente te juzgará por el sitio que elijas.

Lo mejor es no hacer una primera cita muy larga. Ir al cine, un concierto, a pasar el día por ahí de visita cultural,… mejor dejarlo para más adelante. La primera cita es para conversar y ver si de verdad merece la pena una segunda cita. Normalmente no conoces mucho a esa persona, mejor primero crear algo de confianza y comodidad para poder disfrutar de esos planes enteramente más adelante.

A la hora de pagar, puede que ella quiera pagar. Trata de no discutir en exceso por ello, coméntale de hacerlo a medias o que esta vez pagas tu y a la siguiente ella y así puede que estés dando pie a una segunda cita. Si insiste más déjala pagar y usa el truco contrario, dí que en la siguiente pagas tu.

Consejos para ir preparado la primera cita

Ante una primera cita sueles tener grandes esperanzas depositadas en ese encuentro y siempre querrás que vaya lo mejor posible. Esto es algo universal que le pasa tanto a mujeres como a hombres y aunque se tiene la idea errónea de que nosotros le damos menos vueltas a ese primer encuentro, la realidad es que le damos tanta importancia como ellas ya que seguro que tu deseo es que todo salga bien y que la otra persona salga encantada de esa primera vez y con una excelente impresión de ti. Así que sigue leyendo porque con estas ideas podrás ir más confiado y gracias a ello tu probabilidad de que la primera cita sea todo un éxito será mucho más alta.

1# A una primera cita te vas a divertir

Una cita no es un examen ni una entrevista de trabajo, sino la oportunidad de pasar un buen rato conociendo a otra persona. Quítate las presiones y no seas duro contigo mismo. Es una experiencia que tiene que resultar agradable y divertida para los dos. Así que no tengas demasiadas expectativas ni te empeñes en que tu cita se convierta en el amor de tu vida, no fuerces las cosas. ¿Y si sale mal? Bueno… en el peor de los casos, se convertirá en una buena anécdota que contar a tus amigos, no te martirices por ello y prepárate para la siguiente primera cita con otra chica.

2# Sé tú mismo siempre

Vístete con un conjunto que no puede fallar porque te hace sentir cómodo y atractivo, irás más confiado y seguro de ti mismo a la cita y eso se nota. O cómprate algo nuevo y estrena esa prenda en tu cita. Pero no te disfraces, siempre se tú mismo o se notará y causarás el efecto contrario. Siempre podrás pasarte por nuestra guía de moda para estar al día de las ultimas tendencias y acertar seguro a la hora de elegir conjunto.

Otra cosa a tener en cuenta es donde vas a quedar con esa persona, ya que dependiendo del lugar deberás ir más o menos arreglado. El que tu pareja para ese día vea que sabes vestir adecuado para la ocasión le causará una primera buena impresión que ya sabes que en una primera cita es algo muy importante.

3# Deja a tus exloquesea en casa

Tu cita te quiere conocer a ti. No le interesa saber lo mala pécora que fue ex, además pensará que tienes prejuicios para con todas la chicas y que si una te hizo algo piensas que todas lo harán. No le hables de tu última novia, pareja o amiga con derecho. La primera cita es para conoceros vosotros, deja al resto de personas fuera de la ecuación esa noche. Aburre y no interesa.

4# Sé positivo

Solo hay una cosa más aburrida que las charlas sobre las ex, y es hablar sobre los problemas de tu vida, problemas de trabajo, críticas a otras personas (y que ella ni siquiera conoce), quejas que tienes y sientes la necesidad de compartir con todo el que quiera escuchar, todo eso debería quedar fuera de tu conversación. Lo mejor que puedes hacer es interesarte sinceramente por su vida, hacerle preguntas y escuchar, pero sobre todo hacerla reír. Ese es el secreto del triunfo en una primera cita, a mayor número de risas mayor posibilidad de quedar una segunda vez.

5# Compórtate con naturalidad

Todos deseamos que nos acepten tal y como somos, así que para una primera cita deberías ser como eres. No finjas ser mejor ni te inventes historias que ni tú te crees y que no se van a sostener. Puede que esa persona sea la ideal para ti y si seguís quedando al final se dará cuenta que no eres así. No intentes impresionarla a cada oportunidad, no le estás vendiendo nada, sé espontáneo y actúa con naturalidad. Si no estás de acuerdo con lo que dice llévale la contraria, habla de ti, pero no hagas que toda la conversación sea monotema sobre tu persona, que sea un 50% tú un 50% ella.

Un buen truco es imaginarte que estás con una amiga que conoces, pero llevas tiempo sin ver y os estáis poniendo al día, así todo será mucho más natural y a ella le transmitirás una sensación de cercanía que le hará sentirse más cómoda.

6# Conoce tus puntos fuertes

Tú vales mucho y lo sabes, así que empieza a creértelo. Medita por un momento qué tienes para ofrecer, tus gustos, aficiones y puntos fuertes. Eso es lo que tendrás que explotar en cada primera cita. Piensa que hay muchas chicas interesadas en todo eso que ofreces y en conocerte, puede que la siguiente primera cita sea con una de ellas.

7# Sin prejuicios

Todos tenemos en nuestra cabeza una imagen de nuestro prototipo de chica ideal, pero no vayas a cada primera cita pensando que esa vez será a esa persona a quién vas a encontrar y que si no es así no merecerá la pena ni quedarse a ver que puede ofrecer. Mantén tu mente abierta, puede que te sorprenda si dejas esos prejuicios a un lado durante unas horas, es posible que descubras que tu prototipo acaba de cambiar y lo que tenías en mente estaba equivocado…

8# Siéntete seguro

Llámala para quedar y elige un sitio si tienes posibilidad. Elige ese sitio que te hace sentir cómodo, porque te gusta y lo conoces bien, sabes que es una apuesta segura y que a ella también le va a gustar. Así no te sentirás fuera de lugar y podrás centrarte solo en la cita.

Si puedes evitarlo, no quedes con una primera cita para ir al cine o a una discoteca. Se trata de hablar y conocerse un poco para ver si surge algo más y esos sitios no dan mucho pie a la conversación. Tampoco la lleves a un sitio demasiado íntimo en la primera cita porque se sentirá incomoda, sabemos que invitarla a una cena romántica en tu casa suena muy bien en tu cabeza, pero no para una primera cita a no ser que estés muy seguro de sus intenciones.

9# No te muestres necesitado

Y no vayas mendigando amor. Vale que tienes que ser sincero, pero no demasiado. No mientas, pero tampoco te muestres con necesidad de estar con alguien. Un poco de indiferencia o misterio no viene mal de vez en cuando, puede hacer que parezcas más interesante y así dejarás cosas en el tintero para las siguientes veces. Pero hazlo bien, tampoco conviene que piense que eres un pasota como primera impresión. La primera cita es para conocerse y pasarlo bien, sin presiones ni compromisos.

10# Tómalo con filosofía

Si la cita sale bien, fantástico, puede que de ahí salga algo duradero y bueno. Pero si no, no pasa nada. Aunque te sientas algo decepcionado, recuerda que seguirás soltero y esperando a lo que esté por venir. Es mucho mejor eso que forzar una situación de resignación a empezar algo con alguien con quien ni quieres ni te conviene estar. Cuando algo tenga que pasar pues pasará, pero mientras recuerda ¡Sólo es una cita!

Si no llama o no escribe ¡No problem!

Después de una primera cita con alguien no te obsesiones. No te hagas ilusiones hasta niveles leyenda porque puede ser que te lleves un chasco. Es posible que tu impresión sobre la cita y la persona hayan sido muy positivas, pero puede que ella no piense lo mismo. Si esto es así, no pasa nada, no se acaba el mundo. Deja de mirar el móvil cada dos por tres y de pedir a tus amigos que te escriban para ver si es que el WhatsApp no funciona.

¿Tienes que enfrentarte a una #primeracita? Te damos varios consejos para estar preparado Haga clic para Tweet

Sigue con tu vida igual que antes de esa cita, disfruta, haz tus planes como siempre porque si tiene que salir bien saldrá y si no, siempre te quedará la anécdota, la experiencia y la siguiente primera cita. ¿Qué te han parecido nuestros consejos para una primera cita? ¿Has seguido alguno o varios de ellos alguna vez? ¿Tienes algún otro consejo que quieras compartir con nosotros? Déjanos un comentario y compárte el contenido con tus amigos y familiares.

También te puede interesar

¿Cómo puedo seducir a esa persona que me gusta? ¿cómo puedo atraer a quien quiero atraer? En definitiva… ¿cómo ligar con alguien? Pues bien, tenemos una completa que facilitarte esta tarea.

Como todo en la vida, el poder de seducir y conseguir ligar conlleva un aprendizaje a base de victorias y derrotas, aciertos y fracasos, besos y guantazos, pero, si al final consigues entender a las mujeres todo habrá merecido la pena.

Ir a la guía

La primera cita: ¿Qué debo hacer?

Una breve pauta para saber cómo actuar en la primera cita

1. Vístete para encantar: La apariencia es muy importante. Esta será la primera impresión que dejarás en la otra persona. No se trata de lujo o de usar un disfraz, sino de vestirnos cómodos y de acuerdo al contexto. Recuerda siempre esto, de esta primera cita puede surgir un gran romance.

Lee también:

►El amor a primera vista: ¿existe?

2. Mantén la calma: Recuerda que la otra persona seguramente estará sintiendo lo mismo que tu, por lo que si te ve tranquilo y seguro, además de proyectar una muy buena imagen personal, le darás pie para que se sienta igual de cómodo o cómoda contigo.

Lee también:

► Consejos para superar la ansiedad en una primera cita

3. Saluda con naturalidad: Saluda con seguridad, muéstrate seguro de tí mismo pero sin dejar de ser muy cordial y atento.

4. El Lugar:La idea de la primera cita es poder conocer más y mejor a esa persona y siempre una buena conversación nos dará una idea de quién es el otro. Busca un sitio donde el ruido ambiental no sea un impedimento para mantener una buena conversación.

5. Se receptivo y escucha: Pon atención en cada detalle que el otro te cuente, escucha las historias que quiera compartir contigo. Las personas son un universo que nos permiten descubrir y conocer, por ello debemos estar atentos a los detalles que comparten.

6. La primera conversación, la clave del encuentro:Muestra interés en conocer a quién tienes frente a ti. Saber cuáles son sus gustos y hobbies, su metas. Qué esperan de la vida y de una relación de pareja, todo esto te ayudará a ir descifrando al otro y buscando puntos en común para las siguientes citas.

Lee también:

► El poder de la seducción: ¿cómo seducir?

7. Nunca hables de tus ex:Todos tenemos un pasado, y eso es lo importante de ello: que ya no es parte de tu presente ni de tu futuro.

8. Muéstrate tal y como eres: La honestidad es fundamental para establecer una conexión real con otra persona, por ello debes siempre mostrarte como eres. A nadie le gustan las sorpresas después. Sé honesto con quién eres.

Primera cita en Tinder: 10 reglas de oro para que salga perfecta

Resulta súper emocionante tener una primera cita con alguien al que aún no has visto en persona, pero con el que ya te has contado un montón de detalles por chat. Con nuestras 10 reglas de oro para la primera cita de Tinder os enseñamos cómo conseguir estar tranquilas y un par de consejos para poder evitar las posibles meteduras de pata que puedan surgir. ¡Quién sabe si algún día podréis ser como una de estas parejas de cine!

Descubre: Las 40 parejas más míticas de la historia del cine

© Titanic

1. El momento de quedar

Ya hace tiempo que os escribís, pero por lo que sea, no te dice de veros. ¡Entonces propónselo tú! Estar escribiendo demasiado tiempo sin verse en persona, sólo lleva a crearse unas expectativas demasiado altas. ¡Mejor comprobar la realidad cuánto antes! Y en caso de que te dé miedo que no quiera quedar contigo: así por lo menos ya lo sabes y os ahorráis seguir perdiendo el tiempo con vuestra relación «virtual».

2. ¿Qué buscas realmente?

Antes de que os veáis realmente cara a cara, deberías averiguar lo que está buscando de alguna forma. ¿Busca algo de una noche o está abierto en principio a algo más? Y tú qué opinas: ¿mejor una aventura inocente o buscas a Don Perfecto? Cuanto más abiertamente compartáis vuestras intenciones, menos probable será que después alguno de los dos se lleve una decepción. Por eso, ¡sed sinceros cuando os hagan esa pregunta!

3. El punto de encuentro

No importa quién proponga el lugar para quedar: en cualquier caso, para la elección hay algunas cosas a tener en cuenta. De ninguna manera quedéis en tu casa o en la suya, porque aunque se haya ido construyendo un vínculo por el chat, seguís siendo desconocidos y no deberíais confiar ciegamente el uno en el otro. Mejor si quedáis en un sitio más neutro como una cafetería, un restaurante o un bar. O podéis ir a dar una vuelta, a un museo, un mercadillo… Así podéis hablar tranquilamente, conoceros mejor y valorarlo todo. La primera cita en el cine o en el teatro quizás no sea la mejor idea, porque hablar en estos sitios es más bien complicado. Tampoco es una buena idea llevar a tu mejor amiga. Al fin y al cabo se trata de vosotros dos, el resto puede llegar más tarde.

4. El modelito

¿Llegó la primera cita? ¡Perfecto! Entonces ahora solamente te queda encontrar algo que ponerte para la ocasión. ¿Una apuesta segura? Tus vaqueros favoritos y una camiseta que te quede bien, o un vestido guay, tu falda nueva, o aquello que haga falta para que te sientas a gusto. Si te apetece, puedes directamente buscar algún modelito sexy y romper con algo ajustado combinado con unos buenos tacones. ¡Tú decides!

5. ¡Chinchín!

En el caso de que quedéis por la noche para cenar o en un bar y os decidáis por alguna bebida con alcohol, tampoco hay que pasarse en la primera cita. Puede estar genial que después de alguna copita se esté más relajado y más suelto, pero también puede ser muy vergonzoso, que se te suelte la lengua de más y cuentes cosas que preferirías dejar para un poco más adelante.

6. La comida

La regla más importante sobre la comida en una cita: por favor, come lo que te gusta y no lo que quizás pueda parecer más cool. ¿Te apetece ensalada? Entonces pídete una. ¿Te apetece una hamburguesa? ¡A por ella! Ser auténtica está por encima de tirarse el pisto (aunque si quieres un pisto, pues más de lo mismo). Así también puede conocerte de verdad, ¿no?

7. La elección de temas

En principio, podéis hablar de lo que queráis y sobre lo que esté pasando en ese momento. Aunque algún que otro tema es mejor evitarlo directamente. Preguntar por las ex novias o ex novios o el número de citas que se han tenido en Tinder sólo llevan a una cosa: decepción. Si son temas importantes para vosotros, podéis hablar por supuesto de política o de religión. En realidad puede ser buena señal que salten chispas relativamente rápido; que no tiene por qué ser algo malo, así sabéis la opinión de cada uno y si estáis o no de acuerdo.

8. La despedida

Decidir cuándo se da por finalizada la cita​, depende lógicamente en gran parte de si te ha gustado o no. A veces, por desgracia, cuando quedas con alguien te das cuenta de que no es tu tipo. Entonces, es totalmente entendible si después de tomar algo (con alguna excusa o siendo totalmente sincera) te despides. Si por el contrario, te ha encantado tu cita, no te importará quedare unas horitas más.

9. La pregunta de las preguntas

Si la cita ha ido bien seguramente estés esperando a que se produzcan una de estas dos preguntas: «¿Nos volveremos a ver?» o «¿en tu casa o en la mía?». En este momento hay que sopesar bien las opciones. Si te ha gustado de verdad y quieres volver a quedar, también deberías decírselo. Si no te ha convencido y tampoco quieres una segunda cita a toda costa, también deberías dejarlo claro para que nadie se haga falsas esperanzas.
En cuanto a la segunda pregunta, la decisión depende totalmente de ti. No te sientas obligada a acostarte con nadie en la primera cita, porque si de verdad está interesado en ti también estará dispuesto a quedar contigo más veces antes de acabar en la cama. ¿Que lo que te apetece es seguir adelante? Solo te daremos un consejo: toma SIEMPRE precauciones.

10. Al día siguiente

Da igual si te despiertas en su casa, él en la tuya o si el día anterior cada uno se fue por su lado y queréis volver a veros: ¡tranquilidad! Si está verdaderamente interesado en volver a verte, te escribirá. Olvida «la regla de los tres días» y si no te aguantas, escríbele tú. Si responde, todo en orden. Si no responde, no sigue interesado. Y entonces a volver a empezar de nuevo.

Descubre tips muy útiles para tener una relación sana

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Es esta la cita de Tinder más surrealista del mundo? (Incluye heces y bomberos)
Amor en tiempos de Tinder: 17 frases que te dirán y que indican que solo quiere sexo

Hoy tengo mi primera cita Tinder

RESULTADO DE MI CITA

¡Hola chicas!! A las que habéis leído y a las que habéis comentado. Mil gracias por apoyarme, por decirme que fuera yo misma por darme también el punto de realidad de no hacerme expectativas y @Nerea! Hermana! hahaha

La cita fue G.E.N.I.A.L os lo juro, empezó a las 7 y acabamos a las 2 de la mañana, estuvimos todas esas horas hablando, tomando/picando algo, paseamos. Nos reímos a carcajadas y yo por mi parte sentí que sí quiero volver a quedar con él, qué coño, seamos sinceras, lo estoy deseando. Yo pensaba que el día de la cita por los nervios iba a ser el peor pero el día de después es peor todavía!! Porque ya es cuando te vas a dormir, lo piensas y asimilas ya si quieres o no ver a la otra persona (En caso de que haya ido bien si va mal ya supongo que obviamente no te planteas nada).

Pues no sé chicas, la verdad es que simplemente iba con la idea de hablar, reír y pasar un rato diferente porque hace mucho tiempo que no me permitía a mi misma conocer a gente ni salir de mi zona de confort y agradezco a Freyja que al ser la primera vez haya ido tan bien. Y ahora estoy en el proceso de: vale relaja, no te montes la película en la cabeza y deja que fluyan las cosas.

No hubo beso, pero os juro por Freyja, Odín y por las Valkyrias que me quedé con unas ganas horribles de besarle. Hubo acercamientos, hablábamos y estábamos el uno al lado del otro, le enseñaba el móvil y se acercaba, había contacto físico pero no hubo beso y al despedirnos nos despedimos con un beso en la mejilla y un poco como quiero retenerte peeeero….ninguno da el paso. Así que en ese momento, matadme o decidme loca del coño, pero me dije a mi misma: si te has muerto de ganas por besarle y no has tenido el valor de hacerlo al menos debes intentar saber si él sentía lo mismo. Así que me despedí, se subió al taxi y cuando arrancó y yo ya empecé a andar hacia micasa cogí el móvil y le puse ‘Me he quedado con ganas de besarte’. Y yo ahí camino a casa con el corazón que se me salía por la boca y me contestó: jeje Haberlo hecho.
Mira, a mi casi me da algo en medio de la calle (no pienso pedir disculpas por ilusionarme porque toda yo, todas mis hormonas, mi cuerpo, mi mente todo se lamentaba por no haberlo besado).

Lo hice porque yo sí tengo química con él, es tan lindo y después de tanto tiempo sin permitirme el ser feliz así me sentí llena por haber tenido una gran experiencia independientemente de lo que pase. Y como yo sentía esa química quería saber si a él le pasaba igual y no irme a dormir sin un mensaje ni nada.

Después de decirme eso le puse: ‘¿Y por qué no lo hiciste? Jerezano cobarde PD: Sana y salva’ (sana y salva porque había llegado a casa) y nada de respuesta (y encima el Whatsapp te avisa si lo lee, eso es una mierda eh?) así que hoy definitivamente es cómo el día clave y el peor…

¿Creéis que querrá volver a quedar conmigo? Ahora mismo necesito distraerme así que me dispongo a salir a correr (yo que me asfixio a los 2 min pero una le pone empeño) y a comerme un croissant. Limpiaré y me centraré en otras cosas.

Tengo 25 años y creo que ya me toca, me toca ser feliz, y quiero ser feliz sea durante una semana un mes o más me da igual, pero necesito besarle, quiero besarle, quiero reírme, quiero sentir, sin expectativas dañinas ni frustraciones. Quiero ser yo, quiero que me vean, a mi.

¿Algún consejo? ¿Opiniones sobre mi whatsapp de locura?

Dónde llevar a tu primera cita de Tinder

La popular aplicación Tinder, donde el dedo se desliza a la derecha para el sí y a la izquierda para el no.

Se ha producido el match, la conversación virtual fluye y es momento de quedar

La primera parte se la dejamos a la app, pero el contexto está en tus manos

«Somos la generación que cruza en rojo sin mirar pero le da miedo enamorarse», dice uno de los versos al paso pintados en Madrid atribuido a Irene X. Esa sucesión de nuevos comienzos con breves e indoloros finales ya fue vaticinada por Zygmunt Bauman en Modernidad líquida. Y eso que cuando el libro se publicó no se sabía del ghosting (ese fenómeno de la evaporación de manera fantasmal tras la cita). El sociólogo y filósofo hablaba de una era consumista donde lo importante no es conservar, sino renovar constantemente. Y la lectura puede llevarse también a la necesidad de relacionarse. Buscar pareja hoy choca frontalmente con la falta de compromiso o el miedo a perder la libertad.

En plena dominación digital, donde los smartphones parecen apéndices de nuestra mano, la aplicación geosocial Tinder, que se atribuye 30 mil millones de matches hasta la fecha desde su lanzamiento en 2012, es la norma para tomar contacto. Para muchos, ese «sile, nole» como si se tratara de cromos es un catálogo por el que no piensan pasar. «Mi tiempo es demasiado valioso como para perderlo con alguien que no me interese, además, a mí no sólo me enamora una foto», defiende Sara J., de 30 años. Para otros, «no queda más remedio que entrar por el aro porque de otro modo no conocería a nadie, aunque preferiría que el amor surgiera en otro contexto», cuenta Alexandra R., de la misma generación. Incluso hay casos de éxito, como Adriana A. y Germán P., cuyo flechazo virtual terminó en boda a los 26, pese a que su primera cita fue desastrosa porque ella «no esperaba a un hombre tan alto y guapo» y fue «con unas pintas increíbles». Casi se da la vuelta, menos mal que no lo hizo.

Sea cual sea el caso, si quieres acertar en ese encuentro inicial porque el feeling ha fluido (al menos en el chat), ten en cuenta que las personas nos fijamos en cuatro ámbitos. «Primero, obviamente vemos el físico, queremos dar la mejor imagen de nosotros mismos, así que la clave es encontrar el equilibrio para no parecer demasiado sexy o todo lo contrario, excesivamente formales o sobrios», describe la psicóloga Isabel Serrano Rosa. Después, nos atribuimos un rol mental. «Está el intelectual, el comprensivo, el politicoide… Y la conversación se suele llevar a esa parte lúdica que nos gusta de nosotros mismos». Seguimos con el apartado emocional: «A nadie le gusta que le cuenten sus problemas en un inicio. Por eso sonreímos y buscamos conectar con el otro mostrando nuestra simpatía». Por último, el lado relacional. «Tendemos a mostrarnos empáticos, ponernos los zapatos del otro para congeniar y acercarnos más», concluye la terapeuta de pareja. Esto sólo depende de vosotros, pero el contexto también es importante, por eso te ayudamos a elegir el lugar, que también será determinante para el éxito o fracaso.

Postre ‘Un par de huevos’, del restaurante deli_rant, donde se pueden tomar libros prestados.

Si quieres sorprender: un restaurante diferente

Lo habitual en una primera cita es salir a comer, para verse bien a la luz del día, o a cenar si se tienen otras expectativas… Una regla de oro es evitar restaurantes demasiado informales, en los que vas a quedar como «cutre». Pero también demasiado románticos y de tícket medio elevado, no vaya a ser que el susodicho o la susodicha se asuste de tanta formalidad y salga corriendo. Así que una vez descartados tanto los burguer de batalla como los estrella Michelin, vayamos al gastrocuqui, es decir, lugares donde se pueda comer sin llegar a hacerse el foodie pero al menos sean monos y agradables, por si apetece quedarse.

Sal de lo común y descarta cadenas tipo Ginos, Foster’s Hollywood o Taco Bell. Nada en contra, pero ya los conoce de sobra. Se admite un Lateral o Makkila. Pásate por un barrio animado, tipo Chueca, la calle Ponzano donde tantas opciones hay, el Barrio de las Letras… Cuando pidas, huye de opciones chorreantes, dígase con salsas que desborden en bocados que se cogen con las manos. Nada de ir de moderno con baos. ¿Aún sin ideas? En el barrio de las Salesas tienes Deli_rant (Almirante, 20. Tel. 915 32 79 68), donde te recibirán libros en las paredes y trampantojos en el plato (ilusiones ópticas que parecen un alimento y resultan ser otro), como su postre de huevos fritos dulces. O el nuevo local del Grupo Saona en Madrid, Tago Mago (Gral Oraá, 38. Tel. 917 46 88 42), que también ronda los 25 euros y está repleto de gente joven.

Low cost: conversación con vistas

El lugar más idílico está más cerca de lo que imaginas. No hay por qué huir del barrio. Además, ¿para qué te vas a gastar tus ahorros en una cita si ni siquiera sabes si irá bien? Al aire libre siempre puedes correr campo a través con cualquier excusa. No te rompas la cabeza, para disfrutar de una buena conversación sin interrupciones el mejor lugar es un parque con buenas vistas.

En el popularmente conocido como Parque de las Siete Tetas de Vallecas, en la calle Benjamín Palencia, o el Parque Nacional del Manzanares, sobre la Caja Mágica, se pueden disfrutar de maravillosas panorámicas de la ciudad de Madrid. Para prácticos, siempre nos quedará El Retiro o el Templo de Debod, que nunca fallan. Un paseo tranquilo, pasar un rato cerca de la naturaleza para huir de la contaminación de la urbe y poder alejarse del ruido sin dejarse un euro. Los más pro pueden llevar el picnic a cuestas. ¿Hay un plan mejor?

Fuentecilla hacia el año 1900. A la izquierda, la tahona de Capmau.

Domingo en La Latina: el sitio de moda

Es uno de los núcleos con más carisma de la capital y está repleto de gente guapa. Hablamos de La Latina, el mítico barrio de las callejuelas y rincones que esconden curiosidades históricas, exhiben tabernas centenarias como Casa Lucio o terrazas donde disfrutar de los domingos al sol, que ahora está de moda dejarse ver por El Viajero o La Potente.

Este plan resulta idóneo para resolver esa caña rápida si es un «definitivamente no» o extender un vino tras otro si se produce un match real. Pero hay que advertir de algunos inconvenientes. ¿Qué es un barrio sin sus gentes? Cuesta encontrar mesa libre en cualquier sitio, aunque eso se puede remediar arrimándose más en la barra. Es decir, no es apto para agorafóbicos. Tampoco para womanizer o devora-hombres, porque entre el tumulto es probable que acabes encontrándote con el ex. Y eso es lo menos deseable del mundo en un primer encuentro…

El famoso ‘blue spirulina’ de Religion Coffee.

Para cafeteros: ¡blue spirulina latte!

Ya se llevaba en otras ciudades ávidas de tendencias y Religion Coffee lo trajo a España. Es el vistoso café azul apto para veganos y con ingredientes ecológicos. A tu chico o chica le llamará la atención de primeras por el color. Las emprendedoras detrás de esta coqueta cafetería, que se ha convertido en punto deseado de influencers para fotos, cuentan que contiene espirulina (alga con propiedades antioxidantes y considerada un superalimento) y leche de coco.

Este rincón agradable situado en el número 24 de María de Molina tiene pocas mesas, y suele acudir gente a trabajar en su ordenador por su ambiente relajado. Es una buena opción para amantes de las nuevas bebidas. Dulce y suave, para descubrir si sabe a café o no deberás invitarle a probarlo…

Si tu fuerte es bailar, conquístale al ritmo de la música.

Le gusta bailar: clase de salsa

Principiantes o experimentados, si vuestro punto común es que os gusta mover el esqueleto y no tenéis vergüenza -o sí pero os veis capaces de superarla-, estudia ya la ruta de la salsa en Madrid y señala los puntos en el mapa según su zona. Este plan tiene una clara ventaja: el acercamiento está asegurado. Eso sí, practica antes en casa si no estás muy ducho en el tema, no vaya a ser que os espere una tarde de pisotones…

Para disfrutar del son, Azúcar, en Atocha, es una sala maravillosa tanto para observar como para practicar sinuosas figuras. Ojo y no te roben la pareja entre intercambio e intercambio. Si prefieres algo más seguro, llévale a una clase de iniciación en Salsabachata, con varios centros en Madrid, donde profesionales te enseñarán los secretos del baile latino, por si los dos queréis iniciaros como pareja desde cero. No es un plan apto para gente que sude demasiado y, desde luego, aconsejamos no darle a la bebida: es necesario permanecer concentrado en los pasos. Si tienes sed, da ejemplo con tu botellita de agua. Y no trates de sobrepasarte. El baile es el baile y esa regla está muy clara. Mejor que el beso final (en caso de haberlo) surja en otro contexto, aunque el contacto te mande señales.

Cuatro tips para no estropear la velada

Por si estas claves no fueran suficientes para triunfar, y por aquello de ayudar más allá del contexto, pedimos a la periodista Sara Polo, doctora amor en su consultorio en Papel, sus valiosos consejos:

  1. Sé tú mismo… pero no demasiado. No vale de nada ponerse una máscara, arreglarse demasiado o fingir ser lo que uno no es, pero hay que tener cuidado. Es una cita con un desconocido, no una quedada de colegas. Vale que te guste el fútbol, pero igual tus gritos guturales y goles sobre la mesa no son tu mejor carta de presentación.
  2. Nada de mentar a tu ex. ¿A que nunca se te ocurriría llevarte a tu ex a una primera cita? Pues si no dejas de mencionarla, será como si tu pareja anterior estuviera ahí con vosotros. Es una parte de tu vida y no vas a ocultarla, pero lo justo y necesario. La lógica es la mejor unidad de medida.
  3. No es necesario arreglar el mundo hoy. Puede que seas súper activista, que te encante discutir sobre política, pero lo mismo hoy no es el día. Sí, el feminismo se ha convertido en un must de la charla ante una caña, pero un análisis jurídico de la Ley de Violencia de Género a los 10 minutos de conocerse puede no ser la mejor idea.
  4. Nunca digas «de esta agua no beberé». Vale, estás en Tinder en plan experimento sociológico. No esperas demasiado de nadie, pero tampoco hace falta dejarlo claro antes de empezar. «Quedo contigo pero no quiero parejas ni rolletes ni nada» es un mensaje espantoso. ¿Te gustaría recibirlo a ti?

Conforme a los criterios de

Cómo actuar en la primera cita: guía para chicas

Recibimos una llamada (o whatsapp) del chico que nos gusta invitándonos a salir y se nos cae el mundo encima. Estamos encantadas, por supuesto, pero los nervios que nos provoca el mero hecho de pensar en el encuentro hacen que nos pasemos las horas (días o semanas) previas a la cita en un estado de estrés.

Aquí queremos que te hagas una experta en el arte de actuar (y triunfar) en la primera cita, para que puedas dejar a un lado la inquietud y sólo tengas que preocuparte de disfrutar del momento. Y, sobre todo, para que no cometas los errores propios de una principiante.

Cómo vestir en la primera cita

Existen dos consejos básicos para elegir look en la primera cita. El primero, es que seas fiel a tu estilo y te sientas cómoda. El segundo, es que adaptes el look al sitio al que vayáis. Además de estas dos máximas, es conveniente que tengas en cuenta estos cinco consejos:

Pareja brindando durante una cita

  1. No vistas de boda, pero tampoco como si fueses al gym. Como regla general es recomendable dejar a un lado los vestidos muy arreglados y los accesorios recargados. Tampoco es positivo optar por prendas anchas como sudaderas o pantalones baggy que den sensación de dejadez.
  2. Zapatos cómodos. Opta por zapatos con los que ya sepas que estás a gusto para evitar rozaduras o dolores de pies innecesarios (con sus correspondientes quejas). También es importante que no te pases con la altura para que tu acompañante no se sienta intimidado o ‘bajito’.
  3. Ni ‘escotazo’ ni ‘cuello vuelto’. Lo mejor es dejar a un lado las camisetas con mucho escote y las faldas muy cortas. En el lado opuesto, tampoco conviene elegir un look demasiado recatado.
  4. Nada de prendas lenceras. Es mejor no utilizar prendas que recuerden a la ropa interior o de cama para asistir a una primera cita.
  5. Maquillaje natural. A los hombres no les gustan las chicas que van «pintadas como una puerta». Lo mejor es optar por sombras y labiales de tonos neutros y naturales.

¿Qué planes proponer?

Para que te sientas lo más cómoda posible, es conveniente que seas tú la encargada de elegir el plan. Además, a los chicos les gusta que las mujeres sean capaces de tener iniciativa y creatividad.

Ni escotazo ni cuello vuelto, busca el equilibrio

Aunque está genial sorprender con un plan divertido y original, lo cierto es que para la primera cita lo mejor es optar por quedar en un lugar en el que se podáis mantener una conversación tranquila. Por tanto, un plan como salir a comer o cenar, puede ser la mejor opción. No obstante, también puedes proponer ir al cine o asistir a una exposición, concierto o evento deportivo si ya sabes que compartís gustos en estos ámbitos.

Nunca elijas un plan en el que no te sientas cómoda. Por tanto, no aceptes ir a jugar al tenis si no sabes coger una raqueta ni cenes en su casa si no quieres dar lugar a un encuentro demasiado íntimo.

¿De qué temas hablar en una primera cita?

En una primera cita es fundamental conocerse bien y que la conversación sea fluida. Pregúntale por temas neutrales en los que ambos os sintáis cómodos. Puedes tratar los siguientes:

Una cena o una comida puede ser la mejor opción para una primera cita

  1. Aficiones: conocer cuál es su grupo favorito, si practica algún deporte o qué le gusta hacer los domingos, son temas que te ayudarán a saber cómo es y si tenéis cosas en común.
  2. Personalidad: es importante que sepas leer entre líneas para descubrir como es su carácter. Respecto al tuyo, no tengas miedo en mostrarte como eres y destaca tus mejores cualidades.
  3. Anécdotas divertidas: puedes contarle cualquier cosa divertida que te haya pasado en los últimos tiempos para romper el hielo y reíros.
  4. Rutina: es importante que os contéis que hacéis en vuestro día a día (si trabajáis, estudiáis…). Aprovecha este tema de conversación para resaltar lo mejor de tu rutina y de cómo afrontas la vida. No te quejes en exceso y saca lo mejor de ti misma.
  5. Familia y amigos: pregúntale acerca de su familia y amigos y comparte con él cómo es la relación con los tuyos. Evita entrar en cuestiones demasiado privadas.

Por el contrario, es mejor que no trates temáticas más conflictivas y personales, como la política o la religión (ya habrá tiempo en futuros encuentros). Tampoco es aconsejable que le hables de tus ‘ex’ o de que quieres casarte pronto y tener cuatro hijos (no queremos asustarle), sustitúyelo por guiar la conversación hacia tus aspiraciones y metas personales. Hablar de sexo tampoco resulta adecuado (incluso aunque sea para advertirle de que no duermes con hombres en la primera cita). Por último, evita ser demasiado entrometida y no insistas en cuestiones en la que no se sienta cómodo.

Aunque dicen que hay que llegar tarde, sé puntual en la primera cita

Diez cosas que debes hacer en la primera cita

  1. Sé puntual: por mucho que en las películas la chica siempre llegue tarde para hacerse esperar, en la vida real una tardanza desmesurada puede hacer que nuestro chico piense que no estamos interesadas en él. Si no puedes evitar hacerte la interesante, que el retraso sea de cinco minutos como mucho.
  2. Sinceridad al poder. Es importante que no mientas. No debes decir que también te gusta el fútbol solo porque él sea un forofo empedernido, ni mucho menos engañarle sobre algún aspecto importante de tu vida. No puedes intentar construir una relación sobre mentiras.
  3. Escucha. Muestra interés por lo que te cuente y hazle preguntas. Nada de centrar la conversación solamente en ti.
  4. Sé natural. No tengas miedo a ser como eres. Ríete cuando algo te haga gracia y come sin preocuparte en exceso de si se te quita el pintalabios.
  5. Observa. Fíjate en su lenguaje corporal para saber si más allá de lo que diga, está cómodo o no. Por tu parte, no te cruces de brazos o bosteces, es tan importante cuidar el tema de conversación como el comportamiento corporal.
  6. Resulta interesante. Aborda temas en los que tengas cosas que aportar o recomiéndale lo mejor de la carta. Ganarás puntos.
  7. Cuidado el alcohol. Está muy bien que pidáis vino durante la cena o que toméis un cóctel, pero no acabes con varias copas de más que solo te harán decir o hacer cosas de las que quizá te arrepientas.
  8. Las chicas también invitan. Nada de esperar que él te pague todo. Estamos en el siglo XXI y no es plan de desplumar a nuestro ligue o pareja ni en la primera cita ni en la quinta. Que cada vez invite uno, puede ser la mejor opción.
  9. Fija el tiempo que durará la cita. Sobre todo si no conoces al chico o no estás segura de que todo vaya a ir sobre ruedas, es conveniente que controles cuánto durará el encuentro diciéndole que tienes un compromiso después.
  10. Sé educada. Debes despedirte educadamente tanto si el chico te ha gustado como si no. Si no quieres repetir, déjaselo claro con tacto y agradécele el encuentro. Si quieres repetir, déjaselo claro también.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *