0

Princesa de Disney

Evolución de la mujer a través de las princesas Disney: de Blancanieves a Elsa

Ya no hay vuelta atrás, está claro que las princesas Disney han evolucionado, y ahora que somos conscientes del papel sumiso y ligado a un príncipe azul que enseñaban décadas atrás, si nos vuelven a poner una historia similar, las críticas caerán como flechas. Pero, ¿qué importancia tiene el comportamiento de las Princesas Disney? ¿Y tanto han cambiado?

Hay quien dice que las películas más clásicas solo reflejan a la mujer de la época, pero ¿no es el cine un lugar de fantasía y ficción? ¿Por qué perpetuar roles, pudiendo dar nuevos ejemplos sobre los que reflexionar? La cuestión es que las películas eran escritas por hombres, y reprochamos ese «reflejo» en que la mujer no tenía la oportunidad de escribir las historias ni dirigir qué viéramos en el cine. Jane Austen vivió siglos atrás en una época muy costumbrista y rompió numerosas reglas dentro y fuero de su literatura. Pero no siempre se puede tener a una Jane Austen.

1 Blancanieves (1937), Cenicienta (1950) y Aurora (1959)

Estas son las clásicas mujeres de cuento, las damas en apuros salvadas por sus príncipes. Si bien este patrón básico se iría repitiendo en futuras producciones Disney, esta primera ola de princesas son los ejemplos más sumisos y pasivos. Bellas, risueñas, cantan con los pájaros, no tienen una mala palabra para nadie, escapan de malvadas mujeres que las persiguen o maltratan, y sólo sus príncipes las pueden salvar. En el caso de Blancanieves y Aurora (aka ‘La Bella Durmiente’), es un beso de amor el que las despierta de su letargo (o muerte). Coincide que ninguna de las tres vive con un padre dominante en su hogar, más bien no tienen padre, ni madre, incluso Aurora vive en un hogar de mujeres que se dedican a cuidar, coser, cantar, cocinar… Pero en Cenicienta, ocurre que, si bien esas mujeres con las que vive son todas feas y malas, sólo consigue escapar de esa vida con el matrimonio.

No podemos criticar a las princesas per se, aunque no sean reales, me hacen sentir pena, porque felices o no, están creadas para ser subyugadas y no tomar decisiones por sí mismas. Menos mal que con los memes, Blancanieves se ha convertido en una imagen de mujer basta y graciosa.

2 Ariel (1989)

«Mi amigo es un cangrejo cubano»

Justo 30 años han tenido que pasar para tener una nueva princesa Disney. El cambio es brutal, claramente, aunque seguimos perpetuando estereotipos de mujer. Pero Ariel ya nos enseña algo nuevo: no es sumisa, toma sus decisiones aunque se equivoque, es aventurera, y rechaza las normas de su padre (algo que a partir de ahora será recurrente en las películas Disney). El estereotipo, uno que ha costado mucho quitarse de encima y aún hoy existe, es que todo lo hace por amor romántico. Así es que para impresionar a su amado, recurre a la magia negra (su mala decisión, pero suya), para cambiar su aspecto. La bruja mala, una mujer gorda y fea, le quita su voz y le dice que a los hombres cuanto menos les hables, mejor. Las malas, como siempre, son viejas o feas o gordas.

3 Bella (1991)

«Igualita que Victoria Abril en ‘Átame'»

Bella, por su parte, también rompe con los moldes más de lo que esperamos. Es la «rara» del pueblo. Sólo se dedica a leer, sin hacer caso de los demás, y además rechaza constantemente al guaperas del pueblo, un ser dominante que la persigue día y noche. La pobre no es capaz de mandarle «al carajo», así que tiene que responder con amables sonrisas e intentar escapar de él. ¿Por qué, por qué nos paralizamos en esos momentos y solo intentamos escapar sin hacerles enfadar? En la película nos dicen mucho eso de «la belleza está en el interior», pero parece que sólo se aplica a los hombres, pues es aquí el guapo malo, el feo bueno (a medias), pero al final el premio por quedarte con el feo es que se convierte en guapo. ¿Entonces dónde está la belleza?

Lo de su encierro con la Bestia y posterior enamoramiento no es la manera más libre de llegar a iniciar una relación con alguien. Mal ejemplo. Pero, por otro lado, Bella es valiente porque no se asusta de él y accede a quedarse por salvar a un ser querido, muy propio de las mujeres también, pero otro de sus puntos fuertes es que no le importa gritarle al gruñón de su captor. ‘La bella y la bestia’ fue la primera película de princesas Disney con una mujer al guión.

4 Jasmín (1992)

«Jasmín tenía bastante mala leche»

Una princesa árabe, ¡empezamos a tener diversidad! Además, este personaje empieza a tener su carácter. Jasmín se enamora de un hombre por debajo de su estatus social, por lo que no es la desvalida damisela. Además, rechaza el matrimonio por conveniencia que le manda su bonachón padre, y es bastante terca, eso nos encanta. Sí, la mueve el amor, eso no es malo, lo que estábamos esperando era una mujer que no necesitara un amor romántico eterno, pero los cambios no llegan de un día para otro.

6 Pocahontas (1995)

«Pocahontas es una de las princesas más inteligentes y valientes»

Pocahontas fue la primera mujer que acabó su película diciendo: «ahí te quedas». Aunque estaba enamorada de John Smith, él se volvió a Inglaterra y ella se quedó en su pueblo porque le parecía lo más importante. Además, tuvo la valentía de ponerse en medio del conflicto entre su tribu y los colonizadores e intentar alcanzar la paz. Sus motivaciones no son el amor, éste llega, pero no es suficiente para hacerla desviarse de su camino. Fue la primera princesa en tener una amiga, la anteriores sólo mantenían relaciones similares con animales parlantes.

5 Esmeralda (1996)

«¿Realeza? Para notrosotros Esmeralda es tan princesa como las demás «

Esmeralda no es una «princesa», pero sí un personaje clave que no podemos obviar. Es una mujer que sobrevive sola, valiente, sin miedo a enfrentarse a los más poderosos, totalmente ajena a las reglas sociales de la época y pertenece a una minoría étnica (es gitana). Sin embargo, es una de las olvidadas de Disney porque no es princesa. Pero, pese a que es guapa y también acaba con su amor, no debemos perderla de vista.

7 Mulán (1998)

«Mulán se alistó en el ejército a escondidas»

Mulán también dio un giro impresionante al mundo de las princesas Disney. Rechazando los mandatos de su cultura, matrimonio, casa, etc., se hace pasar por hombre para alistarse en el ejército y luchar en el lugar de su padre. Por un lado, es valiente, rebelde, y tiene capacidad para estar un lugar de hombres. Por otro, le es indiferente el tema de la belleza. Aunque nuevamente hay historias de amor por el medio, que recordamos no son malas pero sí dan a las niñas el ejemplo de que el fin en la vida es encontrar esa construcción de amor romántico y eterno sin el cual no somos nada, Mulán da ya un ejemplo de mujer que rompe totalmente con la tradición Disney.

8 Tiana (2009)

«Tiana, working class black woman»

En el feminismo, o lo que es lo mismo, la búsqueda de la igualdad de derechos y oportunidades para todos los sexos o el género con el que se sientan identificado cada uno, no sólo hay que buscar una mujer independientemente de los roles sexistas. Es crucial dar visibilidad a las mujeres que históricamente han sido reprimidas por otras razones además del sexo, como la raza. Por eso, el hecho de que la protagonista sea mujer y negra ya tiene toda su legitimidad feminista. Máxime cuando nuestra princesa es como Tiana. Su sueño es abrir un restaurante, y aunque se case con un príncipe, continúa trabajando. Esta película ha tenido sus controversias por mostrar a la mujer negra como pobre y sirvienta, y no es perfecta, pero sí que dio un golpe en la mesa y puso a la mujer trabajadora y a la mujer afroamericana en el centro de las miradas.

9 Rapunzel (2010)

«Rapunzel con la sartén»

Rapunzel es una de las princesas Disney más recientes, pero el cuento en que se basa es bien conocido: la princesa atrapada en una torre que saca por la ventana su larga melena para que el príncipe trepe y la rescate. Pero aquí no ocurre eso, ella encuentra la manera de negociar con un chico, que no es príncipe, para que la ayude a salir, y al verdad que la primera vez que le ve le deja inconsciente, así que no es tan indefensa como ella misma creía. Aunque tenga la base de cuento típico, con su amor y su mujer malvada (siempre son las malas otras mujeres) y demás, esta película parece intentar mantenerlos por el hecho de que lo clásico gusta, pero a la vez romperlos y adaptarlos a los nuevos tiempos.

10 Mérida (2012)

«Mérida, soltera y orgullosa»

Con el la tecnología de la animación, llegamos por fin a las películas donde no se acaba con un matrimonio, ¡viva las solteras! Mérida es, además de todo, una película sobre la relación entre madre e hija, o cómo los adolescentes y los padres y madres no siempre se entienden, pero que al final se pueden hablar las cosas y llegar a un acuerdo. Los conflictos llegan por la propia rebeldía de Mérida, una vez más, ante el papel que tienen guardado para ella, pero que rechaza: el matrimonio. Además, ella es una chica que no cumple con los estereotipos de una «dama», pese a que su madre quiere educarla como tal. Sería una Arya Stark a la escocesa. Así está representado con su enmarañado pelo. Enamorada de las aventuras, hábil con el arco y la flecha y valiente, Mérida acaba consiguiente su propósito: no se casará a menos que sea con alguien que ella desee cuando ella desee. Y sus padres están de acuerdo.

11 Anna y Elsa (2013)

Si alguien cree que a los niños y las niñas les gustan las princesas clásicas, ¡se equivoca! Las hermanas protagonistas de ‘Frozen: El reino de hielo’ han sido un boom en taquilla y ventas de merchandising. A niños y mayores les encantan, han llegado hasta el mundo de cosplay y en más de una ocasión hemos visto a hijos de famosas vestidos de Elsa.

‘Frozen’ no va sobre una princesa que tiene problemas de matrimonio y amores, sino que su lucha es interna, contra sí misma, el camino que sigue es para aprender a aceptarse a sí misma. Tenemos, también, un encantamiento que Anna debe arreglar, pero no se arregla con un beso de un príncipe, sino que al final de la película descubrimos que es un acto de amor realizado por ella misma. Además, descubre que el amor del príncipe no es como ella esperaba, y acaba enamorándose de su compañero de aventuras. Pero su hermana, Elsa, no piensa en ningún momento en hombres, y no hay ningún problema con ello.

«Anna y Elsa son nuestras nuevas heroínas»

Para la secuela, ‘Frozen 2’, se habla de que Elsa podría ser lesbiana. Sea o no sea así, está bien porque, si no fuera finalmente lesbiana, esta película nos enseñó que el amor romántico no es el objetivo de la mujer, que puede aparecer o no, pero no hay un camino en la vida más correcto que otro. Pero ser una mujer que no busca pareja masculina no implica que sea lesbiana. Por otro lado, si fuera homosexual sería genial, porque esto normalizaría algo tan natural como tener una orientación sexual hacia personas del mismo sexo. Por todo, ¡gracias, ‘Frozen’!

En definitiva, las princesas Disney han formado parte de nuestras vidas, sobre todo para las que fuimos niños y niñas en los noventa y dos mil, y sería muy difícil deshacernos de esos recuerdos de la infancia que nos parecen tan idílicos. Pero sí confiamos en que estas princesas se vayan reinventado de cara a futuras generaciones. Para los contemporáneos a ellas, en la serie ‘Érase una vez’ ya está pasando, y también con las miles de ilustraciones de «así serían las princesas Disney si…». Quién sabe si habrá nuevas películas de Disney, de calidad, pero con nuevos modelos a seguir por niños y niñas.

A

  • Abuela Elena
  • Alice (Comedias de Alicia)
  • Alicia Kingsleigh
  • Anna
  • Aqua
  • Ariel
  • Athena
  • Aurora

B

  • Belle
  • Bielle
  • Black Widow
  • Blazey
  • Blue Fairy
  • Boo
  • Bunny Children
  • Bunny Girls

C

  • Captain Marvel (Personaje)
  • Cinderella (Personaje)
  • Clara Cluck
  • Clarabelle Cow
  • Cleo
  • Colette Marchant
  • Corey the Manticore
  • Cruella De Vil
  • Crystal (Conejo)

D

  • Daisy Duck
  • Dawn
  • Dolores
  • Dottie
  • Dálmatas

E

  • Elizabeth Swann
  • Elsa

F

  • Fa Mulan
  • Fairy Godmother
  • Faith Chataway
  • Fanny
  • Felicity Fieldmouse
  • Fidget (Ardilla)
  • Fifi the Peke
  • Fiona Chataway
  • Frida Kahlo

G

  • Gamora
  • Go Go Tomago
  • Goldilocks
  • Grandma

H

  • Hansel y Gretel
  • Helen Kingsleigh
  • Honey Lemon
  • Honeymaren

I

  • Iracunda

J

  • Jack y Jill
  • Jasmine
  • Jessica Rabbit
  • June Bug

K

  • Kairi

L

  • Lady Ascot
  • Larxene
  • Laurel Lightfoot
  • Little Bo Peep
  • Little Miss Muffet
  • Little Red Riding Hood
  • Luisa Rivera

M

  • Maleficent
  • Mallymkun
  • Mamá Coco
  • Mamá Imelda
  • Mantis
  • Margaret Kingsleigh
  • Marianne
  • Mary Mary Quite Contrary
  • Megara
  • Merida
  • Minnie Mouse
  • Mirana
  • Moana (Personaje)
  • Mother Goose (Personaje)
  • Mother Gothel
  • Mrs. Mouse

N

  • Nebula
  • Noah’s Wife

O

  • Oddball
  • Okoye
  • Old Mother Hubbard
  • Olette
  • Ortensia

P

  • Pepper Potts
  • Perdita
  • Persephone (La diosa de la primavera)
  • Pocahontas (Personaje)
  • Polly Penguin
  • Pop y Momma Bug
  • Prima Rosa
  • Prince Florian’s horse
  • Priscilla (Cerdo)

Q

  • Queen Iduna

R

  • Rapunzel

S

  • Scarlet Witch
  • Sergeant Calhoun
  • Shank
  • Shuri
  • Snow White
  • Socorro Rivera

T

  • The Evil Queen
  • The Old Woman Who Lived in a Shoe
  • The Three Bears (Personaje)
  • The Wise Little Hen (Personaje)
  • Tiana
  • Tinker Bell
  • Tía Carmen
  • Tía Dalma
  • Tía Gloria
  • Tía Rosita
  • Tía Victoria

V

  • Valkyrie
  • Vanellope von Schweetz

W

  • Wasp
  • Witch (Babes in the Woods)

X

  • Xion

Y

  • Yelana
  • Yesss
  • Yvonne
  • La princesas Disney, en particular, y los personajes femeninos de la animación en general están siendo estudiados para conocer su influencia en el comportamiento de las niñas.
  • En especial, se ha puesto en entredicho su rol como buenos modelos de liderazgo para los más pequeños y algunos estudios apuntan a que contribuyen a perpetuar los roles de género.
  • ¿Es exagerado pensar que hay que examinar con más criterio el papel que juegan los personajes de animación en el comportamiento de los niños? Esto es lo que dice la investigación hasta ahora.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 1937, Disney lanzó Blancanieves y los siete enanitos y consolidó a la mujer como protagonista en las películas infantiles. Con el paso del tiempo las protagonistas han ido evolucionando desde la princesa que limpia la casa de siete hombres hasta la poderosa reina del hielo de Frozen.

La animación de otras franquicias también ha ido produciendo diversas protagonistas femeninas como Pitufina de Los Pitufinos o la moderna Lady Bug de origen francés, cuyo éxito ha hecho que Netflix la haya reclutado para su catálogo infantil.

El impacto de estos personajes femeninos, especialmente de las princesas Disney, ha sido muy estudiado por lo investigadores para determinar su papel en la perpetuación de roles de género y su función como modelos de conducta para los más pequeños.

¿Son las princesas Disney y otros personajes de animación buenos modelos de liderazgo para tus hijas? Esto es lo que dice la investigación hasta ahora.

Leer más: 10 fotos mágicas de princesas de Disney reimaginadas como mujeres reales

Los padres (y las niñas) quieren una líder y se encuentran con personajes secundarios consumistas y celosas

Un estudio de la Universidad de Granada ha estudiado la caracterización de la mujer en las series de dibujos animados que se emiten en nuestro país, desde Shin Chan hasta Monster High, y ha encontrado que las mujeres están relegadas a papeles secundarios y comparten estos rasgos: son consumistas, celosas y están obsesionadas por su aspecto físico.

El propio guión de las películas ya apunta a cómo funciona la representación de la mujer en los clásicos de Disney. Las lingüistas Carmen Fought y Karen Eisenhauer realizaron una investigación para ver el nivel de machismo de estas películas: solo un 11% de las alusiones a ellas en La Bella Durmiente, Blancanieves y Cenicienta se dirigen a sus logros. El resto de diálogos son menciones a su belleza.

Otro estudio anterior, de 2008, explica las características que suelen acompañar a los personajes femeninos frente a las que suelen estar presentes en las de personajes masculinos tras examinar las representaciones en 19.664 programas infantiles de 24 países del mundo.

Las niñas en la televisión infantil son modestas, ordenadas, dependen de los chicos, raramente aparecen como adultas, son muy delgadas y están sexualizadas.

Por su parte, los chicos son solitarios o líderes, aparecen con más frecuencia como personajes con sobrepeso y tienen un interés en las mujeres a la vez que las desprecian.

Leer más: La princesa Leonor pronuncia su primer discurso en los Princesa de Asturias: aquí tienes las mejores fotos de su vida, año por año

Una imagen muy diferente a lo que los padres quieren que sus hijas vean en pantalla cuando ven representada a una mujer, según un informe de Common Sense Media que preguntaba a los padres sobre las cinco cualidades que quieren que transmita un personaje femenino en las películas.

  • Inteligencia.
  • Confianza en una misma.
  • Amabilidad.
  • Habilidades de comunicación.
  • Capacidades de liderazgo.

El público infantil también quiere otra cosa: el 65% de niñas y adolescentes entre 10 y 19 años considera que no hay suficientes personajes femeninos fuertes en la ciencia ficción, según el estudio Superpowering girls: Female Representation in the Sci – Fi/Superhero Genre de BBC America y el Women’s Media Center.

¿De verdad influye tanto? El impacto en el comportamiento de los niños

¿Es realmente importante la representación en la televisión? Es decir, ¿es realista pensar que los comportamientos de los personajes de las películas y las series que ven los niños influyen en su comportamiento?

Los niños y las niñas tienden a tomar como modelos de referencia a los personajes de su mismo género, según explica el informe del Women’s Media Center.

«No creemos que las niñas jueguen naturalmente de una cierta manera o hablen de una cierta manera», dice Fought, profesora de lingüística en Pitzer College en una entrevista con The Washington Post. «No nacen queriendo un vestido rosa. En algún momento les enseñamos. Así que una gran pregunta es de dónde sacan las chicas sus ideas sobre ser chicas».

Y varios estudios apuntan a que las películas y series sí tienen una gran influencia a la hora de conformar la identidad durante la infancia.

En esta investigación de Charul Uppar de la Universidad de Karlstad, se pidió a niñas de tres países que dibujaran una princesa. La gran mayoría optaron por una figura de Disney, a pesar de que la franquicia no figuraba en las instrucciones. Muy pocas niñas (y ninguna en el rango de edad de los 8 a los 10 años) optaron por una princesa que no fuera blanca y casi ningún dibujo mostraba las ropas tradicionales de su país.

Cuando se les preguntaba si creían que ellas mismas podrían llegar a ser princesas, las niñas de India y Fiji respondieron que no por su color de piel más oscuro.

Sin embargo, teniendo en cuenta que el contenido que consumen los niños y las niñas sí influye en ellos, cabe destacar que el impacto puede ser positivo. «Las superheroínas en ciencia ficción son fuentes de inspiración más importantes para las niñas que los superhéroes para los niños», asegura el estudio Superpowering girls: Female Representation in the Sci – Fi/Superhero Genre.

Leer más: Cómo la forma natural de hablar y de actuar de Greta Thunberg la ha convertido en un icono mundial

El rol de la villana: feminista y poderosa

Tampoco ayuda que las villanas representen el rol de una mujer poderosa, en ocasiones ligada a la ciencia e, incluso, feminista.

En las películas Disney o de animación más antiguas, las villanas eran las que no estaban a la altura de los canones de belleza establecido, desde Úrsula de La Sirenita, Irma de El emperador y sus locuras o Drizella de la Cenicienta.

Y, además, con una sutil vinculación a la ciencia, donde también encajan el personaje de Úrsula, Irma y la bruja de Blancanieves, en las que sus habilidades solo son usadas para atacar a la protagonista porque tienen celos.

En las más recientes, las villanas son las mujeres poderosas. El ejemplo perfecto es la enemiga de Ms. Increible en Los Increíbles 2. Ella tendrá que enfrentarse a otra mujer que sigue «ese arquetipo que representa a las feministas como mujeres malas, pérfidas y odia hombres, la nueva femme fatale a mi entender», explica Ana Vicens, doctora en Comunicación Audiovisual, en una entrevista anterior con Business Insider España..

Sin embargo, no hay que menospreciar los avances realizados por las películas de Disney para representar de forma más positiva a la mujer. Con Frozen, por ejemplo, se dejó atrás el mito del amor romántico en el que una boda surge de un solo encuentro, y la trama se centró, por primera vez, en la relación entre dos hermanas.

Leer más: Cuándo empiezan exactamente las niñas a pensar que son menos listas que los niños y otros esterotipos

La cuestión es, ¿es tan malo ser una princesa?

De hecho, cualquiera que vea las nuevas películas podría pensar que está todo hecho, y que es algo radical oponerse a la representación de la mujer en las películas Disney.

Este estudio, publicado en Child Development, confirma la influencia del contenido multimedia en los niños al revelar que cuánto más participa una niña de la «cultura de las princesas» (viendo películas y jugando con juguetes de ese estilo), más posibilidades había de que desarrolle comportamientos femeninos estereotipados.

La cuestión es, ¿es malo querer ser una princesa? Famosas como Keira Knightley han dicho en algunas entrevistas que prohíben a sus hijos ver las películas de princesas Disney, mientras que Kristen Bell ha explicado que utiliza el clásico de Blancanieves para hablar con sus hijos sobre el consentimiento.

Tamzin Outhwaite, la actriz de Hotel Babylon y de la serie EastEnders, también ha afirmado que las princesas Disney no son el modelo que quiere para sus hijas.

Leer más: Los 10 villanos de película que han pasado a historia del cine

En una entrevista, Catherine Connors, fundadora de Demeter Media y antigua directora de contenido en Disney Interactive for Women and Family cuenta a The New York Times que se preguntó lo mismo cuando su propia hija empezó a pedirle productos de princesas.

Y es que aquí también entra en juego, no solo las películas, sino el merchandising que genera Disney y otras franquicias de la animación y el cine infantil. Más aún en un mundo en el que «los personajes cinematográficos salen de la pantalla con una facilidad pasmosa. Especialmente los dirigidos a los niños y adolescentes, están presentes en su día a día… canciones, programas, musicales, peluches, ropa interior, pijamas… todo lo que te puedas imaginar», explica Ana Vicens.

El producto que llega a las estanterías de las jugueterías, muchas veces vuelve al estereotipo por mucho que la película haya mostrado una versión más moderna. Connors señala la tendencia de los productos para representar a las princesas activas de las películas en poses bonitas pero pasivas (y a menudo sexualizadas).

Por ejemplo, Brave, la valiente princesa escocesa con una habilidad sin igual con el arco que se niega a aceptar el matrimonio impuesto por sus padres, experimentó un rediseño al ser lanzada como producto comercial como una princesa con varias tallas menos y una vestimenta más ajustada.

Sin embargo, la antigua directiva de Disney advierte de que hay una doble cara en el rechazo a los personajes femeninos en la animación infantil. «Realmente nos molesta la idea de que la feminidad sea fomentada en las chicas», explica. Connors señala que nos preocupa menos que una niña quiera llevar unas botas de Spiderman que que quiera vestirse como una princesa. La directiva sugiere que eso podría ser una manifestación de sexismo también.

«Nos retorcemos las manos por si las chicas se dejan engañar por la narración de la princesa, pero no nos preocupa que los chicos se confundan sobre su futuro como superhéroes», lamenta.

«Estamos tan preocupados por la narrativa de la princesa pasiva y en espera de un rescate, que no vemos lo positivo que hay ni en las historias más antiguas», argumenta. «Vemos que la amabilidad que demuestra la Cenicienta es menos noble que ir tras un dragón», añade.

¿Cuántas Princesas Disney oficiales hay?

Varias de las primeras películas de los Clásicos Disney cuentan con una princesa como protagonista, por lo que Disney decidió agruparlas en la franquicia “Princesas Disney”, creada por el presidente de Disney Consumer Products Andy Mooney a finales de 1990. Originalmente la franquicia contaba con nueve princesas, Blancanieves, Cenicienta, Aurora (de La Bella Durmiente), Ariel, Bella (de la Bella y la Bestia), Jasmín (de Aladdín), Pocahontas, Mulán y Campanilla (de Peter Pan). Campanilla fue retirada como princesa poco después del debut de la franquicia, dejando ocho oficiales “Princesas Disney”.

A lo largo de los años se han unido más princesas a la franquicia, dejando el número total en diez protagonistas femeninas de diez películas clásicas de Walt Disney Animation Studios. Cada una de las heroínas femeninas de ficción que han aparecido en los clásicos largometrajes de Disney ha obtenido el título de “princesa” bien por nacimiento, bien por matrimonio, o bien debido a su interpretación significativa de heroísmo.

Las últimas princesas en formar parte del colectivo de Princesas Disney son Tiana (de Tiana y el Sapo) y Rapunzel, después del éxito de sus respectivas películas. Anna y Elsa de Frozen, y más recientemente Moana, de la próxima película de Moana (2016), serán las siguientes princesas que próximamente recibirán el título oficial de “Princesa Disney”. A partir del 2013 las princesas son retratadas modificadas y rediseñadas (con la excepción de Ariel y Mulán) para cambiarles las prendas originales que llevan en sus respectivas películas.

Requisitos más importantes de una Princesa Disney

Para poder formar parte del colectivo de Princesas Oficiales de la colección clásica de Disney, cada princesa debe cumplir con los siguientes requisitos:

A) Tiene que tener un papel principal en una película de animación de los Clásicos Disney

B) Tiene que ser humana o por lo menos tener similitudes humanas (por ejemplo, Ariel)

Todas las Princesas Disney, a pesar de aparecer en películas Disney independientes, tienen similitudes parecidas. La mayoría de ellas tienen la capacidad de comunicarse con los animales (incluso si los animales realmente no contestan). También son conocidas por su belleza interior y exterior, así como por tener voces hermosas. Cada princesa también tiene una relación amorosa que se resuelve al final de la película con sus homólogos masculinos, también conocidos como Príncipes Disney.

Nombres de las Princesas Disney oficiales

Cada una de las siguientes 10 mujeres han sido certificadas como una “Princesa Disney” oficial, algunas por nacimiento (por ejemplo Blancanieves y Rapunzel), y otras porque se casaron con un rey (por ejemplo Cenicienta) o un príncipe reinante (por ejemplo Bella). Hasta el momento, la única excepción a estas reglas es Mulán; ella es actualmente la única Princesa Disney que ni viene de una familia real, ni se casa en la realeza.

A) Nacidas como princesas: Blancanieves, Aurora (de La Bella Durmiente), Ariel, Jasmín (como la hija de un sultán) y Rapunzel. Pocahontas se considera también como una princesa, ya que ella es la hija de un jefe de tribu. Anna y Elsa (de Frozen) también son princesas por nacimiento, pero aún no han sido reconocidas oficialmente como Princesas Disney.

B) Casadas con un príncipe o rey: Cenicienta, Belle, y Tiana (de Tiana y el Sapo).

Aquí podéis encontrar la lista completa con todas las imágenes de las Princesas Disney (fotos de portada de cada película):

1. Princesa Blancanieves

Blancanieves, personaje principal de la película de Disney del 1937 Blancanieves y los siete enanitos, es un personaje basado en un cuento de hadas alemán. Blancanieves tiene el honor de ser la primera princesa de la primera película animada de Disney, allanando el camino para todas las siguientes princesas. En la película, Blancanieves es una joven, hermosa chica que vive con su madrastra vana y cruel, Reina Grimhilde. La madrastra teme que la princesa se hará más hermosa que ella y por lo tanto decide matarla. Blancanieves se hace amiga de los siete enanitos durante su estancia en su casa de campo, pero su verdadero amor es el príncipe, que es capaz de despertarla de su sueño eterno con un beso de amor verdadero. A los 14 años, es la más joven de toda la franquicia de Princesas Disney.

2. Princesa Cenicienta

Cenicienta (según la película su nombre verdadero, cuando en el cuento oficial de Disney éste es un humillante apodo que le ponen sus hermanastras) es la protagonista de la película Cenicienta (1950), y la segunda princesa de Disney. La historia se basa en un cuento de hadas europeo del mismo nombre, de la que existen diversas variaciones. La versión de Disney gira en torno a una joven obligada a trabajar como empleada doméstica por su madrastra (Señora Tremaine) y hermanastras (Drizella y Anastasia). Con sus 19 años, Cenicienta es la primera princesa de Disney que está casada en la realeza (se casa con el príncipe azul – cuyo nombre nunca es revelado). Cenicienta es a menudo considerada como la líder de las demás princesas, o al menos, su portavoz, aunque no está claro por qué.

3. Princesa Aurora

Aurora es la protagonista titular de la película La Bella Durmiente (1959), basada en el clásico cuento de hadas que implica una princesa hermosa, un encantamiento para dormir, y un apuesto príncipe. Sin embargo la historia original es mucho más oscura que la versión de Disney. Aurora tiene la distinción de ser tanto la princesa con la menor cantidad de tiempo en pantalla y la que canta más de lo que habla. Con sus 16 años, Aurora tiene el pedigrí más puro que cualquier Princesa Disney, siendo la primera y única hija del Rey Stefan que se casa con el hijo primogénito del Rey Hubert.

4. Princesa Ariel

Ariel es la protagonista de La Sirenita (1989), una historia que se basa en un conocido cuento de hadas del autor danés Hans Christian Andersen sobre una joven sirena dispuesta a renunciar a su vida en el mar para el amor verdadero. Al igual que con La Bella Durmiente, la historia original tiene un tono mucho más oscuro. Ariel es la primera princesa de Disney que no ha nacido humana, y también es la primera Princesa Disney en tener hijos (como se puede ver en la secuela). Igual que Aurora, Ariel tiene dieciséis años en la primera película, y es de suponer que tiene casi treinta años en la secuela. El título de Princesa viene de su padre, el rey Tritón, y además adquiere el título de princesa a través de su matrimonio con el príncipe Eric. Es considerada como el personaje femenino más hermoso de todas las Princesas Disney.

5. Princesa Bella

Bella es la quinta princesa de Disney y la principal protagonista femenina de la película La Bella y la Bestia (1991). Su película está basada en un cuento de hadas tradicional francés, “La Belle et la Bête”. Belle es la primera princesa de Disney de haber sido el antagonista de su interés amoroso. También es el primer personaje en un vivir en un país oficial (en este caso Francia) en la película. Con sus 17 años, Bella es la segunda Princesa Disney que no lleva el título de princesa desde su nacimiento, sino que lo adquiere después de casarse con el príncipe Adam.

6. Princesa Jasmín

Jasmín es la principal protagonista femenina de Aladdín (1992), basada en el cuento de hadas del Oriente Medio (actualmente China) con el mismo nombre. Jasmín es la única hija del sultán de Agrabah que se casa con Aladdín, un plebeyo (y el hijo del autodenominado “Rey de los Ladrones”) que después del matrimonio recibe el título de príncipe. Con sus 16 años, Jasmín es la primera princesa que no es el personaje principal de su película, y también es la primera Princesa Disney que no tiene ascendencia europea.

7. Princesa Pocahontas

Pocahontas es la protagonista principal de la película Pocahontas (1995), y es la primera Princesa Disney basada (vagamente) en una persona real, en lugar de un cuento de hadas. Pocahontas es la segunda princesa (después de Jasmín) tener su voz cantada y hablada proporcionada por dos diferentes actrices de voz. Pocahontas nació como la hija única del Jefe Powhatan, por tanto, dándole el título de la hija del cacique. Pocahontas tiene 18 años.

8. Princesa Mulán

Fa Mulan es el principal protagonista del Clásico Disney Mulán (1998). Es la primera Princesa Disney con una historia basada en una leyenda, y la segunda que se no se basa en un cuento de hadas (igual que Pocahontas). Con sus 16 años, Mulán es hasta la fecha la única princesa de Disney que no posee el título de princesa de una forma u otra.

9. Princesa Tiana

Tiana es la principal protagonista de la película Tiana y el Sapo (2009). Tiana hizo historia como el primer personaje afroamericano de las Princesas Disney. En comparación con todas las demás princesas, su historia se desarrolla en un período de tiempo que es más cercano a nuestros días (Nueva Orleans en los años 1920). A sus 19 años, Tiana se convierte en princesa después de casarse con el Príncipe Naveen, el hijo mayor y heredero del rey de Maldonia.

10. Princesa Rapunzel

Rapunzel es la principal protagonista de la película Enredados (2010). Al igual que Aurora, tiene el pelo de oro (con propiedades mágicas), nació como princesa, y fue retirada de la custodia de sus padres cuando era un bebé, sólo para reunirse con ellos en su adolescencia. Con sus 18 años, Rapunzel es la única hija de los Reyes de la Corona, que finalmente se casa con Eugene “Flynn Rider” Fitzherbert, dándole el título de príncipe.

11. Princesa Mérida

Mérida, protagonista de la película Brave (Indomable, 2012) se añadió a la lista oficial el 11 de mayo 2013 como princesa número 11, y fue el primer personaje de Pixar en recibir este honor. Al inicio de la película Mérida se comporta como una adolescente mimada, pero al transcurso de la peli aprende que su comportamiento no fue el ideal y que debe enmendar sus errores. Es la única Princesa Disney que no canta en su película.

12. Princesa Vanellope von Schweetz

Vanellope von Schweetz es la principal protagonista femenina de ¡Rompe Ralph!, una princesa desaparecida del juego “Sugar Rush” sin recuerdos de su pasado. A través de su amistad poco probable formada con Ralph, Vanellope aprenderá la verdad de su noble pasado y en “Rompe Ralph 2” (2018) descubre por fin que también es una Princesa Disney.

Las futuras Princesas Disney

Los siguientes personajes pronto se unirán a la lista de princesas oficiales, pero aún no han sido coronadas como Princesa Disney en una ceremonia oficial en Walt Disney World.

1. Princesas Anna y Elsa

Las princesas Ana y Elsa, hijas del Rey y la Reina de Arendelle, son las protagonistas principales del Clásico Disney Frozen (2013). En la película, inspirada en el personaje principal de La Reina de las Nieves, un cuento danés creado por Hans Christian Andersen, conocemos a Anna (18 años) como una feliz y despreocupada princesa. Su hermana mayor Elsa (que en la película tiene 21 años), es portadora de poderes criogénicos que involuntariamente crean un eterno invierno el día de su coronación. Elsa lucha primero por controlar y conservar sus habilidades y luego por tratar de liberarse a sí misma de sus miedos, con la ayuda de su hermana pequeña.

2. Princesa Vaiana (Moana)

Vaiana es la protagonista de la película Vaiana (2016), y es la primera Princesa Disney de Polinesia.

Las heroínas Disney (princesas no oficiales)

Esta categoría incluye a personajes que cumplen con los requisitos para ser una Princesa Disney, pero que por algún motivo no forman parte de la franquicia oficial.

1. Alicia

Alicia es la protagonista principal de Alicia en el País de las Maravillas (1951). Aunque Alicia técnicamente no es una princesa (ya que no ha nacido como una ni se ha casado con un príncipe) sí está incluida en algunas versiones de “Disney Sing-A-Long” y el juego para PlayStation (PSP3) “Kingdom Hearts”. Alicia es una niña linda, dulce, amable y hermosa que vive en la era de la Inglaterra victoriana. Su mascota es un gatito llamado Dinah, y ella tiene una hermana mayor que se ve brevemente al principio y al final de la película.

2. Esmeralda

Esmeralda se introdujo por primera vez como personaje secundario en el Clásico Disney El Jorobado de Notre Dame (1996), y está basada en el personaje Esmeralda de la novela “Nuestra Señora de París” por Victor Hugo. Esmeralda apareció en varios productos de la franquicia Princesas Disney (como el juego Kingdom Hearts 3D: Dream Drop Distance para Nintendo 3DS) hasta el año 2005. Desde entonces ya no ha aparecido en ningún producto oficial de las Princesas Disney, posiblemente por su actitud bochornosa en la película, su falta de conectividad con la sangre de la realeza, y su vestimenta “inapropiada”.

3. Jane Porter

Jane es la principal protagonista femenina de Tarzán (1999). Inspirado por Jane Porter de las novelas de Tarzán de Edgar Rice Burroughs. En noviembre de 1999, Jane fue anunciada oficialmente como la nueva Princesa Disney y en febrero de 2000 apareció en la revista oficial de Disney, pero desde entonces ya no ha aparecido en ningún otro producto de la franquicia, seguramente por no pertenecer realmente a la realeza y también por un conflicto entre Disney y la familia de Edgar Rice Burroughs por los derechos de Tarzán.

Princesas Disney: lista completa de pelis, peluches y disfraces más bonitos

Hemos hecho la siguiente selección de los mejores peluches, disfraces, películas y cuentos sobre todas las Princesas Disney:

Clasificación de las Princesas según la época

Las Princesas Disney también se pueden clasificar según el papel que jugaron las protagonistas en sus respectivas películas. Las tres “originales” (Blancanieves, Cenicienta y Aurora), son tranquilas, elegantes y soñadoras románticas; juegan más un papel de “damisela en apuros” y sufren de las acciones causadas por otros. Tienen una fuerza interior a través de la compasión, el amor, la bondad y (particularmente en el caso de Blancanieves) un fuerte sentido de la resiliencia.

A partir de La Sirenita en 1989 y hasta el año 2000, las heroínas de las películas de Disney se hicieron más activas que reactivas. Las Princesas Ariel, Bella, Jasmín, Pocahontas y Mulán son mujeres con un carácter fuerte, aventurero, luchador, astuto y decidido. Están menos interesadas en la búsqueda del amor de su vida y más en la búsqueda de la aventura y la libertad. Las películas de Princesas esta época también se caracterizan por ser más conscientes de los cambiantes roles de las mujeres. Por ejemplo en La Sirenita, la villana Úrsula asegura que Ariel no necesita su voz “porque los hombres prefieren a mujeres silenciosas”; Gastón le dice a Bella que “una mujer no debería leer”. Y Mulán, que se une al ejército chino bajo la apariencia de un hombre, es obligada a escuchar como sus compañeros masculinos describen su esposa ideal como una persona obediente y que debe cocinar bien.

Las últimas princesas fueron creadas en la última década y ya son más modernas. Tiana (de Tiana y el Sapo) es una joven que no se basa en la magia y sabe que hay que trabajar duro para alcanzar las metas de uno; y Rapunzel es más idealista y no tiene miedo de conseguir lo que ella quiere.

¿Por qué algunas protagonistas de los Clásicos Disney no son Princesas Disney?

Algunas protagonistas femeninas, incluso aquellas que tienen el título oficial de “princesa” en su película, no se han incluido en la franquicia de las Princesas Disney por las siguientes razones: no se puede crear una marca suficientemente atractiva alrededor de ellas, su película no fue un taquillazo (por ejemplo Kida de Atlantis: el Imperio perdido), son demasiado jóvenes, o no son humanas (por ejemplo Nala de El Rey León).

¿Quieres saber más sobre las películas clásicas de Disney? Entonces no dudes en leer 11 cosas que no sabías de los Clásicos Disney.

5/5 (1 Review) Si has llegado hasta aquí seguro que te ha gustado esta página, así que ¿por qué no darte de alta en nuestra newsletter ☺️?

Recibirás los mejores contenidos, descuentos y noticias directamente en tu buzón de entrada.

Anastasia: 23 años después, personaje ya es considerado una ‘princesa Disney’ [VIDEO]

Durante años, los espectadores han pensando que ‘Anastasia’ era una película de Disney y su protagonista una princesa, pero las cosas no eran así, ella estaba bajo la marca FOX.

Pero ahora, y con la compra hecha por Disney, fans reclaman su lugar al lado de personajes como Ariel, Pocahontas o Mulán; pues todo indica que esto ya pasó y Disney Channel Latinoamérica lo corroboró.

PUEDES VER: The Batman: el traje y Batimóvil que usará Robert Pattinson divide a los fans

En 1997, Fox Animation Studios le dio vida a la leyenda urbana sobre la heredera de los Romanov, Anastasia, logrando recaudar en aquel entonces cerca de $289,804,348. Con el paso de los años, y con todo Internet clamando su puesto en el Pabellón de las Princesas, la transmisión de la película vía el canal latino de la marca ocasionó que los fans compartan su emoción en las distintas plataformas sociales.

Si vemos la programación de Disney Chanel Latinoamérica, ‘Anastasia’ fue transmitida el sábado 25 de enero a las 6:30 de la mañana, lo que haría, de alguna u otra forma, oficial su inclusión en el grupo de “Princesas Disney”.

Disney Channel trasmitió «Anastasia»

Como vemos en portales como Twitter, los primeros en dar la voz de alerta fueron los fans, quiénes quedaron sorprendidos por ver la película de FOX en la señal del canal de Disney. A continuación algunas reacciones:

Se ha confirmado después de muchos años que Anastasia es una princesa del mundo Disney, su película se añadirá a la plataforma Disney +. pic.twitter.com/NgV1Syl1RE

— Palomitas Con Ger (@PalomitasconGEr) January 27, 2020

#Anastasia tuvo su primer transmisión en Disney Channel desde la compra de FOX por Disney, haciéndola así oficialmente una princesa #Disney pic.twitter.com/tDS3DxHqda

— Sala Geek (@Sala_Geek) January 27, 2020

POR FIN ESTÁN DANDO ANASTASIA EN DISNEY CHANNEL.
Lo mejor que hicieron desde que compraron Fox

— Lady America (@LadyAmerica4) January 26, 2020

Acontecimiento histórico: 25 de enero del 2020 emiten por primera vez Anastasia (1997) en Disney Channel LA. pic.twitter.com/6N6AfUDvEV

— dianna (@_dianna_b) January 26, 2020

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *