0

Proposito de año nuevo

Tabla de contenidos

Planes picantes en Madrid: saca tu lado más travieso

Hay que tomarse la vida de forma más relajada, sobre todo en Madrid, porque si os paráis a observar, la gente va siempre con prisas. Hay que desinhibirse, dejar de pensar en el que dirán y empezar a hacer cosas que realmente nos apetecen y no por compromiso. ¡Hay que disfrutar! Así que… ¿por qué no empezar mimando nuestro lado más pasional? Añadamos a nuestras vidas algo de picante, pero hagámoslo con clase:

Luxtal: Love Rooms para dar rienda suelta a la pasión

Hay cosas que cuando llegan… ¡No podemos dejarlas escapar! Y una de ellas es la oportunidad de dejarte llevar por la pasión con alguien cuando llevabas mucho tiempo deseándolo. ¿No tienes un lugar especial para ese momento especial? Luxtal está ahí justo para eso, para que podamos disfrutar de forma discreta pero sin perder la sensualidad de esos momentos tan íntimos con quien más nos apetezca. Sus Love Rooms están preparadas para satisfacer vuestro lado más travieso:espejos colocados estratégicamente, camas enormes, jacuzzi… Para ello cuentan con dos locales en Madrid, LuxtalBalboa (C/ Nuñez de Balboa, 116) y Luxtal Cuzco (C/ Juan Ramón Jiménez, 8).

Kitchen 154

En este restaurante son adictos al picante y quieren contagiarnos su pasión con su “desafío picante”, que consta de tres platos y un antídoto, aunque si lo usas antes de acabar el reto, quedarás expulsado del mismo. Puede que acabes con un aliento poco sensual, pero te garantizamos que las especias harán que tu temperatura y la de tu acompañante suban rápidamente… Podéis empezar por sus dumplings de butifarra, ternera, cebolla, kimchi, jugo de kimchi y salsa negra.

C/ Vallehermoso, 36

El templo del placer

Para despedidas de [email protected], para fiestas universitarias y hasta para cenas de empresa (en este caso os recomendamos que tengáis buena relación con vuestros compañeros, pues la situación podría ser incómoda en caso contrario). Se trata de un restaurante que organiza cenas que giran en torno a una misma temática: el erotismo: shows, streapteases…

C/ Atocha, 125

Daniel Sorlut: ¡Ostras!

No, no nos hemos vuelto unos deslenguados, nos referimos a la especialidad de la casa del señor Daniel: las ostras, ese molusco al que le atribuyen poderes afrodisíacos. Unos dicen que es cierto y otros afirman que ni vaciando el océano notarían nada, pero nosotros creemos que sólo por la fama que se les ha dado, algo serán capaces de despertar y las de Daniel Sorlut son de primerísima calidad, así que, ¿apetecen?

Cinco planes en Madrid que enloquecerán a tu pareja

Porque el amor aparece de pronto bajo un rayo de luz o en la calle desierta de una madrugada fría o en el fragor cañí de una taberna. Madrid puede ser la ciudad más romántica del mundo cuando se suelta la melena, pero también cuando se sonroja y se esconde detrás de un visillo. No hace faltar alumbrar planes fuera de lo común para celebrar esta fecha edulcorada. Lo importante es sorprenderse. Y reírse. Y volver a enamorarse de los pequeños detalles.

Un paseo por los Jardines del Capricho

http://www.madrid.es

Algo tan simple (y tan económico) como esto puede ser una propuesta perfecta para un día tan señalado. Porque puede que no sepas que el rincón madrileño más romántico se encuentra en Alameda de Osuna, cerca de Barajas. Se llama Parque del Capricho y es un parque del siglo XVIII con jardines de estilo francés que son toda una explosión de belleza. Hace frío, sí, pero no hay nada más relajante que pasear entre su palacete y su pequeña ermita, que detenerse a admirar sus estanques y sus pequeños riachuelos. Sin voces ni ruidos de coches ni nada que perturbe la paz. ¿Cuánto tiempo hacía que no vivíais este momento? ¿Qué tal una declaración de amor en alguno de sus recovecos? Seguro que no falla.

Compartir una «romántica» pizza

Grosso Napoletano

Sí, puede que suene descabellado, pero el bocado italiano por excelencia puede convertirse de pronto en el más idóneo menú en una noche de amor. Porque para vivir una velada exquisita no hace falta tirar de champán ni hipotecarse con el caviar más caro. Una pizza en forma de corazón, ¿hay algo que pueda epatar más? Las sirven en los dos establecimientos de Grosso Napoletano (en Hermosilla, 85 y en Santa Engracia, 48) durante San Valentín. Pizzas auténticas y deliciosas, de masa fina y elástica, elaboradas en horno de leña al estilo tradicional. Ahora que este plato ha sido catalogado por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, es momento de degustarlo en pareja con este original formato. Y para quienes quieran hacerlo en casa, también se pueden pedir a domicilio. A falta de flores, díselo con pizza.

Visitar el Museo del Romanticismo

Museo del Romanticismo | JJFarquitectos / ISTOCK

Has pasado mil veces por su puerta y nunca se te ha ocurrido entrar. Gran error, pero prueba a remendarlo en un día como éste. Y no sólo porque así podrás añadir un toque cultureta al encuentro con tu enamorado/a, ni tampoco porque su temática, con semejante nombre, no pueda venir más a huevo. Recomendamos hacerlo sobre todo porque se trata de una maravilla. El Museo del Romanticismo es un coqueto palacete de Malasaña que recrea la vida cotidiana y las costumbres de la alta burguesía durante el periodo en que tuvo lugar este movimiento cultural. Además, junto a las reliquias que encontrarás en su interior, una grata sorpresa te aguardará fuera: el Café del Jardín, una encantadora terraza cubierta de vegetación, donde degustar un café entre suspiro y suspiro.

Comer unos bombones afrodisíacos

Flor D’KKO

Despertar el lado más sexy, sucumbir a la tentación. Porque el amor también tiene algo de picatón, qué mejor plan que deleitarse con estas delicias de la chocolatería madrileña Flor D’KKO en el barrio de Salamanca. Se trata de bombones y trufas de champán rosé creados con altos niveles de teobromina para estimular los sentidos. Es la propuesta para San Valentín de este original obrador que elabora sus dulces en directo y de manera artesanal. Para quienes quieran regalarlos a su pareja existe el servicio Tentation Aphrodisiaque, que ofrece la posibilidad de personalizar los encargos acompañándolos de un vídeo con el proceso. El resto será dejarse llevar…

Un atardecer especial

SOMATUSCANI / ISTOCK

Como por ejemplo el que se obtiene desde el apenas conocido Cerro del Tío Pío, apodado el parque de las siete tetas. Un espacio verde del barrio de Vallecas que debe tan sugerente sobrenombre a los siete montículos tapizados de césped, desde los que se divisa en panorámica toda la ciudad. Ideales para un improvisado picnic (si el mal tiempo no lo impide) y, cómo no, para ciertos arrumacos, es sobre todo en la puesta de sol cuando se alcanza el momento más especial. Madrid se va apagando lentamente con la silueta recortada de los edificios y la sierra blanca en el horizonte.

Dicen que el amor todo “locura”. Y es que para mantener viva la chispa del amor nunca está de más sorprender a nuestra pareja con un plan “romántico” en Madrid. Tanto si vives en la capital como si la eliges como destino para una escapada, siempre encontrarás opciones para organizar una cita que se adapte a vuestro gusto como enamorados.

Los planes románticos en San Valentín son todo un clásico, pero no hace falta esperar al 14 de febrero para idear una velada romántica o preparar ese detalle que hará sonreír a tu persona favorita sea cual sea el día del año o de la semana.

Paseo en barca por el Retiro

Sabemos lo que estás pensando. Se trata posiblemente del plan menos original del mundo y al que cualquier pareja que viaja a Madrid en su incipiente noviazgo recurre. Pero precisamente por eso, si todavía no has marcado este plan con un «tic» en tu lista de “cosas por hacer en pareja”, lo situamos en el primer lugar de nuestro ranking. Sería como viajar a Venecia con tu enamorado/a y no surcar los canales en góndola.

Parque del Retiro Madrid, vía www.pxhere.com

Además, alquilar una barca en el embarcadero de El Retiro, gozar del placer de navegar, y recrear por un momento una de las escenas más famosas de “El Diario de Noa”, también podría incluirse dentro de los planes románticos en Madrid baratos. Pagando entre 6 y 8 euros -dependiendo del día de la semana- podrás disfrutar de unos 45 minutos de travesía para relajarte con tu pareja y conversar tranquilamente.

Reservar mesa en un restaurante de lujo

Siempre se dice que una de las mejores formas de conquistar el corazón es a través del paladar. Y ¿qué mejor plan que sorprender a tu pareja reservando mesa en un restaurante exclusivo en Madrid? Es un buen plan tanto para las noches de invierno como para las de verano y la lista de opciones es tan amplia que encontrarás uno que se adapte a vuestros gustos y necesidades.

Si no eres el mejor chef entre fogones y normalmente únicamente te defiendes entre pizza y pasta, imagina poder deleitar a tu pareja con un cochifrito con puré de limón, con un goulash de ternera o un arroz de calabacín y chipirón. En ese caso, tu mejor aliado para dicha aventura será el Restaurante Bellini Food&Bar de nuestro Vincci Centrum. Un lugar relajado pero que cuida hasta el más mínimo detalle para que sea la cita perfecta.

Restaurante Bellini food&bar – Vincci Centrum

Una cena para dos

Si lo que buscas es un ambiente mucho más bucólico y romántico, a tan solo unos pasos del coqueto Barrio de las Letras, podréis pasar una velada ideal en el Restaurante Nomad de nuestro Hotel Vincci Soho de Madrid. Con una decoración inspirada en el mundo de los sueños, con una completa carta de cócteles y su original propuesta gastronómica, este plan romántico no puede fallar. Comenzando por el tataki de atún, continuando por el canelón XL de Rabo de Toro y rodeados de amplia vegetación y detalles oníricos, será muy sencillo dejar volar la imaginación como si nos encontráramos en una escena de “Sueño de una Noche de Verano”.

Terraza Cubierta – Vincci SohoUn oasis en el centro de MadridNoMad Food&BarvNoMad Food&BarTataki de atún sobre carpaccio de fresa – NoMad Food&Bar – Vincci Soho

Tomar un cóctel con las mejores vistas de Madrid

Organizar un plan romántico en Madrid no tiene por qué ser sinónimo de gastarse mucho dinero o planificar una cita con demasiada antelación. Cualquier tarde de verano, al salir de trabajar, es un buen momento para recoger a tu pareja sin que se lo espere y llevarla a la terraza de un hotel para contemplar las mejores vistas de Madrid mientras hacéis “chin chin” con un buen cóctel.

Son muchas las terrazas en lo alto de edificios que inundan la Gran Vía madrileña, pero hoy queremos proponerte un tipo de terraza diferente: con un ambiente fresco y dinámico, pero sin perder la perspectiva de la principal arteria del centro de la Ciudad. Nuestra terraza The Mint Roof cumple con todos los requisitos.

Foodtruck en la Terraza Vincci The Mint Terraza Vincci The Mint en Madrid Terraza Vincci The Mint en Madrid

Durante los meses de buen tiempo en el rooftop de nuestro Hotel Vincci The Mint se pueden disfrutar de los mejores atardeceres acompañados con un cóctel especial y la “tapa del día” y para los amantes de la gastronomía sobre ruedas, su foodtruck, traído directamente desde Francia, ofrece platos al más puro estilo street food, de distintas clases: burgers, asiático, etc. Todo ello en un ambiente chill out en el que es posible disfrutar del concepto Sun&Beach sin moverse del centro de la ciudad.

Ya lo has comprobado, también es posible un plan romántico en Madrid mucho menos “cursi” de lo habitual.

Ir al cine, al teatro o a un musical

De nuevo traemos hasta esta lista un plan atemporal y para todos los tipos de pareja y bolsillos. Puede que nos sea el plan más exclusivo para celebrar un aniversario de enamorados, pero cualquier día de la semana es perfecto para sorprender a tu pareja con dos entradas para ir a ver al cine su peli favorita que está en cartelera. Quizás no sea tu preferida, pero esa muestra de amor valdrá más que mil palabras. Son decenas las salas de cine que inundan la capital madrileña, pero os recomendamos los míticos Cines Capitol, situados en las entrañas del Hotel Vincci Capitol. Cines y hotel comparten espacio, aroma a palomitas y un objetivo común: ser una factoría de sueños para todos aquellos que por allí pasan.

Fachada Vincci Capitol de Madrid Entrada Vincci Capitol en Madrid Interior Hotel Vinci Capitol en Madrid Terraza Vincci Capitol en Madrid

La opción de compartir en pareja una obra de teatro o uno de los recién estrenados musicales de la Gran Vía también es una opción que te puedes sacar de la chistera como plan romántico en Madrid.

Un paseo por el Parque del Capricho

Abundan las terrazas, abundan los cines y teatros, y, por ende, también son numerosos los parques que ofrece la capital madrileña para idear un plan en pareja. En esta ocasión, nos quedamos con el Parque del Capricho. Posiblemente se trata de uno de los parques más desconocidos de la ciudad, pero sus paisajes de ensueño aseguran un paseo romántico por todas sus rutas.

Parque del Capricho en Madrid, vía www.pxhere.com

Es cierto que tendréis que desplazaros hasta el poblado de Barajas, pero si realmente no lo conocéis, merece la pena. La verdadera espectacularidad de este recinto reside en la combinación de cultura, arte e historia que se envuelven en él. La excelencia paisajística de El Capricho se manifiesta mediante jardines, entre los que cuenta con uno de carácter laberíntico, ideal para enamorados.

Los atardeceres de Madrid nunca fallan

Desde el Lago del Retiro, el Templo de Debod, la Puerta de Alcalá, el Palacio Real o el Parque del Oeste. Cualquiera de los grandes enclaves y monumentos de Madrid es maravilloso para contemplarlo con una puesta de sol de fondo. Posiblemente se trata de uno de los planes más románticos en Madrid, y en cualquier rincón del mundo. Posiblemente se trate de uno de los planes más recurrentes a la hora de organizar una cita en pareja e incluso una pedida de mano.

Atardecer en Madrid, vía www..com

Rincones para contemplar atardeceres en Madrid hay decenas, pero seguramente, para vislumbrar uno de los más espectaculares sea necesario trasladarse hasta Vallecas, al Parque de las 7 tetas -por las siete colinas que forman la pequeña “montaña”. Junto al azul del cielo y el resto de gamas cromáticas que se dan cita en toda puesta de sol podréis disfrutar de todo el skyline de Madrid de un sólo vistazo.

Roof 66 en Vincci Vía 66Roof 66 en Vincci Vía 66

Si además de disfrutar de las mejores puestas de sol de Madrid, quieres que el atardecer sea redondo, te recomendamos que prepares un mini picnic para compartir en pareja.

Sacar entradas para 2 en un Parque Temático de Madrid

Aparentemente puede parecer el plan menos romántico de la lista. Y en términos estrictos puede que lleves razón. Sin embargo, seguro que más de una vez has escuchado eso de “quédate con quién te haga reír a carcajadas”. El amor tiene muchas caras y una de las más importantes es compartir aficiones y ocio en pareja. Por eso, sacar una entrada doble para cualquiera de los parques temáticos de Madrid será un acierto seguro.

Parque Warner Madrid, via www.wikipedia.org

Si lo que buscas es un plan romántico en Madrid durante el verano, una buena opción es pasar un día en un parque acuático sin salir de la ciudad. A tan sólo 20 minutos en coche del centro, concretamente en Villanueva de la Cañada, encontraréis Aquópolis, el parque acuático de Madrid. Podréis vivir qué es la adrenalina en pareja en atracciones como Boomerang, Turbolance o Waikiki Jungle o, si lo preferís, el parque ofrece algunas más tranquilas como el Río Lento o el zigzag para cogerse de la mano.

Teleférico de Madrid: un paseo por las nubes para recordar

Podrás ver Madrid desde las alturas cualquier día del año. La ruta, de aproximadamente unos 11 minutos, comienza prácticamente al lado del Templo de Debod -Estación situada en el Paseo de Pintor Rosales-, dirigiéndose, entonces, hacia la Casa de Campo. Empezaréis sobrevolando el Parque del Oeste y La Rosaleda, la Estación de Príncipe Pío y la Ermita de San Antonio de la Florida. A continuación, el Río Manzanares y la Casa de Campo, así como también de Madrid Río. Precisamente cuando lleguéis al destino de la Casa de Campo, en la parte alta de la estación, podréis aprovechar para reponer fuerzas en la terraza del teleférico.

Teleférico de Madrid, via www..com

No hay duda de que la lista de planes románticos para hacer en pareja en Madrid es infinitamente más extensa. Madrid es una ciudad de contrastes que reserva un plan para cada tipo de persona, de pareja, para todos los gustos y colores. Es posible que busques planes románticos originales en Madrid como compartir una sesión de Escape Room, un ratito de microteatro o una noche alocada de karaoke. Lo importante es que reserves cuanto antes en alguno de nuestros hoteles de Madrid y empieces a imaginar cuál sería el plan que más sorprendería a tu pareja.

¡Feliz año!

Iniciar desde cero siempre es emocionante y aún más emocionantes los propósitos de año nuevo.

Estar llenas de energía y con una lista de metas que estamos dispuestas a cumplir es una de las mejores formas de sentirnos poderosas y empoderadas (hay quienes esta palabra les molesta y otros como yo que nos encanta por la carga energética que conlleva).

Aunque sabemos bien que conforme pasa el tiempo la rutina nos absorbe y poco a poco nuestra increíble lista queda en el olvido, ese sentimiento de los primeros días de enero es indescriptible.

Tristemente menos del 10% de las personas cumplen todas las metas que se proponen para año nuevo.

Incluso, varios estudios indican que la mayoría de las personas repiten año tras año los mismos propósitos que tienen en su lista con el deseo de lograr alcanzarlos finalmente.

El gran problema de las resoluciones de año nuevo:

Por lo general los deseos que colocamos en nuestras listas son poco realistas. Básicamente queremos cambios drásticos en muchos aspectos de nuestras vidas y de un momento a otro.

El típico propósito: rebajar 20 libras y hacer ejercicios 5 veces a la semana.

Si las 20 libras extras no las aumentaste en solo 2 semanas, no pretendas rebajarlas en ese tiempo. Al igual que si nunca has hecho ejercicios de forma regular, será muy difícil mantener una rutina de 5 veces a la semana.

Estas metas tan elevadas suelen ser las causantes de renunciar antes de tiempo, causarnos frustración y en algunos casos podemos llegar a sentirnos fracasados por no lograr nuestros propósitos.

Establece metas realistas:

Justamente estamos iniciando un año nuevo. TODO UN AÑO.

Establece metas realistas que puedas cumplir a lo largo de ese año.

Los primeros 90 días utilízalos como el tiempo necesario para implementar cambios en tu vida, por ejemplo, si tu gran meta de este año es estar en una excelente condición física, los primeros 90 días son la etapa de adaptación. Comenzar a comer más saludable y dejar de lado la comida chatarra. Comenzar a hacer un poco mas de ejercicio probando diferentes cosas hasta encontrar esa que te apasione, puede ser natación, correr, ir al gimnasio o bailar en casa.

El siguiente trimestre ya estás adaptada, ahora se trata de enfoque. ¿Cuántos kilos o libras deseas rebajar para sentirte cómoda y feliz contigo misma? ¿Cuál es el plan alimenticio que vas a implementar y cuánto tiempo de ejercicio necesitas realizar durante ese trimestre o incluso durante los siguientes 6 meses para lograrlo?.

El último trimestre del año es de mantenimiento. Debes mantener tu nuevo estilo de vida en la línea del tiempo y este es el trimestre para probarlo. De esa manera te aseguras de haber realizado un cambio real y haber cumplido un propósito firmemente sin necesidad de que vuelva a ocupar espacio en tu lista año tras año.

Trabaja con este método cada una de tus metas.

Propóntelas. Cúmplelas. Mantenlas.

50 propósitos de año nuevo

  • Comer saludable.
  • Hacer ejercicios.
  • Leer más libros.
  • Escribir/ retomar el blog.
  • Pasar más tiempo en familia.
  • Dejar un mal hábito como fumar o beber en exceso (o ambos).
  • Reir más.
  • Aprender a decir NO.
  • No tomarme personal las críticas.
  • Aprender un nuevo idioma.
  • Aprender a cocinar.
  • Ser mas puntual.
  • Ser mas feliz.
  • Comenzar a ahorrar.
  • Invertir.
  • Ser mas disciplinada.
  • Dejar las excusas.
  • Salir de mi zona de confort.
  • Agradecer diariamente.
  • Quejarme menos.
  • Enfrentar los problemas.
  • Ser mas solidario.
  • Criticar menos.
  • Ver la vida con ojos de abundancia.
  • Permitirme desaprender.
  • Estar conectada con mis sentimientos.
  • Descansar más.
  • Ver menos televisión.
  • Viajar.
  • Adquirir un nuevo hobby.
  • Ganar más dinero.
  • Ser mas sociable.
  • Ser mejor ejemplo para mis hijos.
  • Dejar de hacer buenos propósitos que sé que no voy a cumplir.
  • Dejar las cosas que me hacen infeliz.
  • Aprender todos los días algo nuevo.
  • Hacer voluntariados.
  • Realizar donaciones.
  • Tener vacaciones familiares.
  • Ser más productiva.
  • Ser más organizada.
  • Tomar descansos del celular y redes sociales.
  • Aprender a disfrutar el momento.
  • Tener mas paciencia.
  • Entender que los tiempos de Dios o del Universo son perfectos.
  • Capacitarme para lograr mi objetivos.
  • No ser tan exigente.
  • Aprender que HECHO es mejor que PERFECTO.
  • Aprender a meditar.
  • Hacer Yoga.

Nadie dice que sea fácil, lo único seguro es que sin acciones no hay resultados.

Y si eres de las que hacer una lista de propósitos y metas no te llama la atención. Te invito entonces que al menos sigas la simple pregunta que Danielle Laporte hace en su reconocido «Desire Map»:

¿Cómo te quieres sentir?

Piensa en ello para las distintas áreas de tu vida, familiar, salud, amor, dinero.
Elige 3-5 palabras que describan como deseas sentirte durante este año. Por ejemplo: viva, sexy, audaz, empoderada.

Trata de trabajar este año en pro a lograr sentirte cada día de esa manera y de una forma no tradicional, también habrás logrado cumplir el objetivo de lograr una mejor versión de ti misma.

Aprovecha y escucha el post de PENSAMIENTOS DEL ALMA, con el que te aseguro iniciarás el año con pensamientos abundantes.

Si ya lo estás pensando o si aún no lo has hecho, te dejamos 27 Ideas para preparar tus propósitos de año nuevo. ¡Vamos con todo!

Este 2018 va a ser NUESTRO. No le vamos a dejar ni la más mínima oportunidad de escapársenos de las manos. Este día de Reyes queremos dedicarlo a compartir algunas ideas para preparar tus propósitos de Navidad.

Si ya lo has hecho, sigue leyendo porque tenemos varias ideas para organizarlos mejor. Pueden servirte para darles orden, estructura y ayudarte a que se cumplan.

Por el contrario, si aún no lo has podido preparar, hoy que tenemos día libre en España puede ser la ocasión ideal para sentarte un rato y hacerlo. Nada mejor que comenzar el año con el foco puesto y todos los esfuerzos orientados a lograr lo que queremos lograr.

Esperamos que estas ideas te ayuden a organizar tus propósitos de Año Nuevo para que en nada sean realidades. ¡A por ellos!

27 Ideas para preparar tus propósitos de año nuevo

1. Autocontrol

Para plantearte tus propósitos de Año Nuevo debes asegurarte de tener mucho autocontrol: saber que eres dueño de tu destino y la única persona capaz (y responsable) de lograrlo.

2. Estrés fuera

Antes de plantear tus propósitos de Año Nuevo piensa que no es una actividad que deba llenarte de estrés y ansiedades. Se trata de una actividad bonita para disfrutar de los días de Navidad y ponerle foco a tus metas.

3. Adiós emociones negativas

No seas duro contigo mismo. Plantea objetivos realistas y piensa en un plan a largo plazo para cumplirlos. No pasa nada si hay momentos de debilidad. Todos los tenemos. Culparte o llenarte de emociones negativas sólo servirá para desmotivarte y alejarte de la meta.

4. Piensa en pequeño

Contrario a lo que solemos decir de ¨piensa en grande¨, pensar en pequeño suele resultar mejor. No se trata de conformarse o de no querer cosas buenas para ti. Se trata de que a veces nos trazamos metas demasiado grandes. Cuando no las cumplimos, solemos llenarnos de frustración y emociones negativas que no nos hacen bien. Abraza las metas grandes y posibles; pero dile adiós a las que son tan grandes que realmente nos remiten al mundo de la fantasía.

5. Sé específico

Tener muchos propósitos de Año Nuevo a la vez suele ser otro error común. Vivimos en una sociedad en la que más es mejor. Pero cuando se trata de metas, menos es la respuesta correcta. Menos ansiedad y mejor foco si nos trazamos objetivos que podremos cumplir.

Fuente: Yacarlí Carreño

6. Constancia

Muchos de los propósitos de Año Nuevo que nos trazamos son en realidad nuevos hábitos que queremos incorporar. Para lograr construir un nuevo hábito en tu vida, es necesario tomar decisiones conscientes a lo largo del tiempo.

7. Sistema de respaldo

Una meta dice qué hacer pero no dice el cómo lograrlo. Es importante invertir tiempo desarrollando el paso a paso para lograr lo que nos proponemos. Necesitas tener una meta pero, también construir un sistema que te ayude a ser constante para lograrla.

8. No lo pospongas

Es mala idea comenzar el año sin foco y peor aún posponer las acciones que te acercarán a tus objetivos.

9. Deja el miedo al cambio

A veces nos saboteamos por miedo al cambio. Fuera. Basta. Un nuevo año viene cargado de cambios y pequeñas revoluciones. Todo cambia. No dejes de hacerlo tú por miedo. Los seres humanos evolucionamos constantemente.

10. Reflexiona sobre el año anterior

Es el primer paso. Reflexionar sobre el año anterior te da el suelo para construir los nuevos propósitos. Te dice lo que queda pendiente y te permite analizar el porqué no pudiste alcanzarlo. También te puede dar subidón analizar todo lo bueno -propuesto o no- que haya pasado. Esta es mi parte preferida. Amo analizar los años.

Photo by Brooke Lark on Unsplash

11. Empieza con un solo propósito

Uno a la vez. Esto no quiere decir que no puedas lograr más de un propósito por año, esto sólo significa que debes centrarte en uno a la vez. La buena noticia es que un solo hábito saludable de inicio, desencadena una reacción en cadena. Si te trazas un propósito y ves que lo logras, te sentirás más capacitado para seguir a por el siguiente.

12. Escríbelos en un papel

Escribir hace que tu meta deje de ser una idea o pensamiento invisible, lo que te ayuda a visualizarlo concretamente y a tomar acción. Si no lo hiciste en el Espíritu de la Navidad da igual, puedes retomarlo ahora o desarrollar tu propio ritual para hacerlo. Desde lo más sencillo: escribirlos en un papel normal. Hasta lo más elaborado: creando tu propio mapa del tesoro. En otro artículo te contaremos muy pronto cómo hacerlo.

13. Convierte tu propósito en acción

Piensa en por dónde vas a comenzar y pregúntate: ¿Qué acción fácil podría hacer ahora mismo para empezar con mi propósito? A partir de allí puedes trazar un plan.

14. Haz una lista de lo que necesitas y otra de lo que quieres

Son cosas distintas y a menudo conviene distinguir. Empieza haciendo una lista de todo lo que necesitas. Luego haz otra lista de todo lo que quieres. Poco a poco. Lo primero es antes.

15. Haz tus propósitos sobre ti

No puedes proponerte cambiar a otros o cambiar cosas que no dependen de ti. Otra cosa es pedir deseos de Año Nuevo para el mundo, tu familia, etc.

Fuente:

16. Planea con antelación

Para asegurarte el éxito, antes necesitas investigar el cambio que vas a hacer para organizarte y tener los recursos disponibles cuando los necesites.

17. Elige una fecha para empezar

No es necesario que empieces todos estos cambios a la vez el 1 de enero. Mira tu año y elige en qué fecha comenzar, de acuerdo a cuando creas que puedas tener los recursos disponibles para llevar a cabo tus planes.

18. ¡Ve a por ello!

Cuando llegue el gran día, ve a por ello al 100%. Comprométete y escribe en un trozo de papel o una tarjeta en blanco tu propósito y una frase motivadora que te ayude a conseguirlo.

19. Acepta tus fallos

Si un día te despiertas más tarde, te saltas una clase de yoga, o no buscas la información que necesitas para empezar tu negocio, no te culpes ni te odies.

20. Date una recompensa

Las pequeñas recompensas son muy útiles para animarte a seguir cumpliendo con tus propósitos en los primeros días difíciles.

Fuente: Time Out

21. Lee tus propósitos frecuentemente

Cada día, en cuanto te levantes, lee tus propósitos de año nuevo. Y cuando ese mismo día te vayas a dormir, antes de entrar en tu cama ¡vuelve a leerlos! Mantenlos presentes. No pierdas el foco.

22. Sepáralos por áreas

A veces es mejor separar tus propósitos por áreas: estudios, relaciones, salud, dinero. Tenerlos más organizados te ayudará a trazar mejor los planes.

Fuente: Studyign

23. Más y menos

Otra buena forma de organizarlos es clasificándolos en las cosas que quieres hacer menos y sacar de tu vida; y las cosas que quieres hacer más. Es visual. Podrías pegarlo en algún sitio visible.

Fuente: Beyond books and walls

24. Mapas mentales

Otra buena forma de visualizar y organizar tus propósitos es creando un diagrama. Yo suelo comenzar de esta manera.

Fuente: CNBC

25. Mes a mes

Así como hemos dicho que un paso a la vez, otra forma de organizarlo es trazarte un propósito por mes. Esto te permitiría ir incorporando las nuevas rutinas poco a poco.

Fuente: Cleverpedia

26. En el bote

De cristal (o el que tengas) puedes comenzar a meter tus propósitos de Año Nuevo. En la imagen colocan agradecimientos cada semana. También puede ser una manera de venirte arriba y recordarte al final del año todo lo bueno que has logrado.

Fuente: Urban life INC

27. Un toque de misticismo

No está demás. Ponle toda la buena energía a tus propósitos, todo el año, y cuando los prepares. Yo, por ejemplo, lo relaciono con el Año Nuevo chino. Lo hice así una vez y me gustó mucho, así que he seguido haciéndolo. Dibujo al que será el animal del año según este horóscopo, con los colores de los que quiero llenar mi año. Y, alrededor, agrego mis propósitos de Año Nuevo. Cada cual con si ritual.

Fuente: Yacarlí Carreño

Puedes hacer algo divertido, original, lo importante es que te sientes un momento y te des el espacio para reflexionar sobre lo que has vivido. Y, sobre todo, plantees metas para el año que comienza. ¡Vamos a mantenernos enfocados este 2018!

(CNN) — ¿Quieres comer mejor, hacer más ejercicio, dejar de vapear o perder peso?

Excelente. Ahora es el momento de establecer esos propósitos de Año Nuevo.

A medida que nos adentramos en un nuevo año – y en una nueva década-, tu primer paso es creer que puedes hacerlo.

Lo contrario también es cierto, dijo el profesor de psicología de la Universidad de Scranton, John C. Norcross, quien ha estudiado resoluciones durante décadas. Si crees que no puedes hacerlo, es probable que tengas razón.

Mientras que cerca del 40% de los estadounidenses establecen propósitos alrededor del 1 de enero, entre el 40% y el 44% de ellos tendrán éxito a los seis meses, dijo Norcross, informando sus resultados de múltiples estudios con colegas.

Pero si crees en ti mismo, tienes 10 veces más probabilidades de cambiar a través de un propósito de Año Nuevo, en comparación con los que no los hacen, cuando ambos grupos tienen objetivos y motivación comparables, informó.

  • MIRA: 16 o 18 horas de ayuno, ¿mejoran la salud?

Aquí te mostramos cómo comenzar de la mejor manera posible este año.

Idea de resolución: comer una manzana todos los días para el almuerzo o la merienda.

Hazlo específico

Comer mejor y hacer más ejercicio son buenas ideas, pero son demasiado generales y no te dan un plan de acción. La gente a menudo piensa que carece de motivación cuando el problema es realmente una falta de claridad, escribió el autor James Clear en su libro “Atomic Habits”.

“La forma sencilla de aplicar esta estrategia a sus hábitos es completar esta oración: yo estaré en en ”, escribe Clear.

Si quieres comer mejor, sé específico: ponte el propósito de agregar una fruta o verdura a tu almuerzo todos los días, limita la comida rápida a una vez por semana o come postre una vez por semana.

Hazlo posible

No te comprometas a una maratón si odias correr.

Evita propósitos que suenen geniales pero que sean inalcanzables. De hecho, conviértelos en algo que puedas disfrutar. Todavía pueden ser difíciles, pero eso no significa que tengan que hacerte sentir miserable.

Para comer mejor, pon ese tazón de fruta justo al lado de tu bolsa de almuerzo, para que puedas tomar una manzana o naranja todos los días. ¿Odias las manzanas? No escojas manzanas. Elige una fruta que probablemente sí comas.

Para hacer más ejercicio, es posible que desees correr más. Pero si eres una persona nocturna, no te lo pongas más difícil tratando de correr todas las mañanas antes del trabajo, dijo Gretchen Rubin, autor de “The Happiness Project”. Hazlo después del trabajo.

¿Quieres meditar? Excelente. Rubin odia meditar, así que dejó de hacerlo. Está bien experimentar y dejar de hacer cosas que no te gustan. “Saber quién es uno y quién no es”, dice.

Permítete fallar

Está bien si la caja de donas de un compañero de trabajo te gana por un día.

Todos se equivocan. Espera tener resbalones ocasionales. Pero no dejes que la clase de ejercicios perdida ocasionalmente o la dona del viernes en el lugar de trabajo te saquen de la ruta, explicó Norcross.

La mayoría de los propósitos exitosos tropiezan en enero, pero el 71% de los que han tenido éxito dicen que su primer resbalón fortaleció sus esfuerzos a través de una combinación de culpa, aumentando la conciencia de la gravedad de su problema y el desliz les recordó que deben refinar sus planes, dijo.

Si sabes que estás entrando en una situación de alta presión, practica decir “no gracias” de antemano a la tarta de manzana de tu tía. Incluso las personas a las que no les gusta el pastel de manzana a veces todavía lo comen cuando se les ofrece solo por cortesía. En cambio, practica decir “no, gracias”.

  • LEE: Conoce las 5 dietas más buscadas en Google en el 2019

¿Y si tropiezas? Concéntrate en volver a la pista, no en la caída. “Las personas que muestran más compasión por sí mismas tienen más probabilidades de volver al caballo y volver a intentarlo”, dijo Rubin.

Prepárate para el éxito

¿Tratando de mantenerte alejado de tu teléfono? Sácalo de tu habitación usando un reloj despertador estándar.

Mira lo que te dicen: si estás decidido a pasar menos tiempo en tu teléfono pero lo agarras tan pronto como te despiertas, coloca tu teléfono en otra habitación por la noche. Oh, ¿es tu alarma? Compra un reloj despertador. Ahora cuestan US$ 6.

Si deseas limitar los dulces, sácalos de tu casa. Mantente alejado de la sala de descanso de tu trabajo durante la hora de la merienda del miércoles (no es que esté hablando de mi experiencia personal en CNN).

Conócete a ti mismo

Haz las actividades que te conviertan en quien quieres ser.

En lugar de pedirte que consideres tus metas, Clear te pide que consideres este proceso de dos pasos.

Decide el tipo de persona que quieres ser: ¿Una persona sana? ¿Una persona fuerte? ¿Un escritor? ¿Un músico?

Luego demuéstratelo con pequeñas victorias con el tiempo. Clases de gimnasia, levantamiento de pesas, escritura, práctica. Cada vez que hagas algo hacia la meta de quien quieres ser, dite a ti mismo que te estás convirtiendo en esa persona. (Hice pilates en la mañana antes de comenzar a escribir este artículo. Es parte de mi objetivo para ser una persona sana).

Hazlo público

La autora Gretchen Rubin dice que planea visitar mucho el Museo Metropolitano de Arte en el nuevo año.

Si estás rodeado de amigos y familiares que te apoyan, hacer públicos tus objetivos y pedir que te hagan rendir cuentas puede ayudar. También puedes unirte a un gimnasio con competencia amistosa o un grupo como Weight Watchers.

Los guías de propósitos con los que hablé acordaron hacer públicos los suyos: Norcross decidió detener la multitarea en 2020, y ya había comenzado a practicar durante nuestra entrevista telefónica. (Después de que él lo mencionó, sentí que tenía toda su atención).

La psicóloga Lisa Damour, autora de “Under Pressure” sobre la vida de las adolescentes, planea enfocarse en meditar en 2020, a pesar de tener dos hijos y una carrera más que de tiempo completo.

“Voy a comenzar con cinco minutos diarios”, dijo, acreditando a James Clear de haber comenzado un “hábito atómico” diario antes de intentar más.

Rubin va a tratar de visitar el Museo Metropolitano de Arte todos los días que esté en su casa en Manhattan, a pocas cuadras del museo.

Si bien eso parece una tarea difícil, también es el tema de su próximo libro, por lo que es una gran motivación explorar y aprender de su nuevo lugar de trabajo en el nuevo año.

Predica con el ejemplo a tus hijos

Modela el buen comportamiento: los adolescentes no dejarán de usar sus teléfonos si tú siempre estás con los tuyos.

Los padres pueden abrir la puerta a una conversación con sus hijos sobre los propósitos al hablar sobre sus propias reflexiones y esperanzas para el nuevo año. Pueden mencionar que es difícil cumplir sus propios objetivos, y que la perfección no es la meta.

Los padres pueden mencionar los cambios que quieren hacer y modelar cómo quieran hacer esos cambios, dijo Damour. Es importante mencionarlo sin criticar, dijo.

  • MÁS: La mitad de personas en Estados Unidos serán obesas dentro de 10 años (a menos que hagamos esto)

Con niños menores de 10 años, los padres pueden tomar la iniciativa en una discusión sobre dónde los miembros de la familia tienen espacio para crecer, dijo. Una vez que sus hijos lleguen a la adolescencia, no les dé ninguna idea, agregó.

“Los padres deben trabajar con la suposición de que ningún adolescente con desarrollo normal quiere que se le diga qué hacer”, dijo Damour. Si el adolescente está haciendo lo correcto en silencio y el padre lo sugiere, es probable que los muchachos dejen de hacerlo.

“La mayor parte de cómo guiamos a los jóvenes es modelar los comportamientos que queremos”, dijo. “Si lo que dices y haces no coincide, un adolescente se dará cuenta y notará tu hipocresía”.

Cámbialo

No te preocupes por un propósito de un año. De hecho, puedes decir adiós a las galletas por solo un mes.

¿Simplemente odias la idea de un propósito para todo el año, viendo un año entero de fracaso por delante? Sigue los pasos del editor de Features de CNN, David Allan, y establece un año de 12 micro resoluciones mensuales. En 2018, eliminó un comportamiento cada mes: por ejemplo, el alcohol, los dulces, las pantallas alrededor de sus hijos, decir la palabra “como”, y notó el impacto de su estado de ánimo y el efecto sobre él y su familia.

Le fue tan bien, que el año pasado decidió agregar algo a su vida cada mes, incluyendo meditación, movimiento, escucha activa y más horas de sueño.

Dormir lo suficiente no le fue tan bien en un mes, así que lo cambió. Escribió sus propias reglas, para poder cambiarlas y, por lo tanto, tener éxito. Y tú también puedes.

Propósitos de Año Nuevo originales para cambiar tu vida en el 2020

Cuando el año va tocando a su fin, a menudo resulta el momento perfecto para hacer balance de todo cuanto nos ha sucedido en los trescientos y pico días que hemos dejado atrás. Empezamos a ver aquellas cosas positivas que nos han sucedido y también recordamos esas pequeñas cuestiones que no han salido bien durante estos meses. Y en medio de esa lista de pros y contras de 2019, decidimos añadir una más de propósitos para 2020.
En lo que a propósitos se refiere, los hay clásicos, universales, solidarios, un poquito egoístas… Como ocurre con todo, la mejor lista es aquella que tiene algo de todo ello, ¿no? Para intentar que tu enumeración de intenciones para 2019 no termine convirtiéndose en esa lista de (des)propósitos imposibles de cumplir, nosotras te recomendamos que planees metas realistas, que cumplas deseos que te hagan la vida más fácil y que tu mayor objetivo de este año sea ser feliz.
Con todo ello, ¿te animas a ayudarnos a crear esta lista de deseos?

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

1. Incorpora hábitos saludables de forma progresiva

La mayor parte de nuestras listas de propósitos para el Año Nuevo comienzan con algunos de los objetivos más difíciles de llevar a cabo. Aquellos que hablan sobre apuntarse al gimnasio, comer cinco raciones de frutas y verduras diarias o dejar de fumar. Estos tres propósitos sin duda están entre los deseos clásicos que año tras año se repiten.
Tener motivaciones al comienzo de cada año es algo imprescindible, pero lo mejor que puedes hacer es no presionarte demasiado con ellas. ¿Qué te parece si le damos más tiempo a estos propósitos que resultan más complejos?
Puedes apuntarte al gimnasio en enero pero no pasa nada si intentas hacer tu dieta saludable de forma progresiva: lo importante es que seas flexible contigo misma. En cuanto a dejar de fumar, por ejemplo, es genial que tengas esta intención pero si no puedes hacerlo de forma drástica y no crees que fumes tu último cigarro el 31 de diciembre, márcate diferentes objetivos para que a final de 2020 hayas cumplido al 100% todos tus deseos de cuidar más y mejor tu salud.

Descubre: ¡Cuídate! 20 consejos saludables para vivir más y mejor

© iStock

2. Una obligación: mimarse mucho

En estas listas siempre solemos dejar para el final los deseos que se refieren a preocuparnos por nosotras. Pero, ¿qué me dices si intentas acabar el 2020 sintiéndote más feliz contigo misma que el año anterior?
Puede ser cuestión de subir el autoestima y comenzar a valorar más a quienes están a nuestro lado para sentirnos más satisfechas con todo lo que hacemos. Tú te conoces mejor que nadie y sabes cuáles son las formas de hacerte la vida un poquito más feliz.
Este año intenta sentirte más implicada en el trabajo, más feliz con tus seres queridos y, sobre todo, totalmente cómoda en tu piel. Éste tiene que ser un propósito que lleve implícito reírnos más, dormir mejor, querer más y soñar todo cuanto deseemos. En definitiva, se trata de mimarnos más, que tú más que nadie te lo mereces en este nuevo año.

3. Una necesidad: más tiempo para lo realmente importante

Ellos van a acompañarnos en este 2020 y, como sabes, se merecen toda la atención que puedas proporcionarles. Tus familiares y amigos son las personas que te hacen algo más llevaderos tus malos días y comparten tus alegrías cuando hay algo que celebrar. Por este motivo, uno de nuestros propósitos debe ser darles lo mejor de nosotras mismas, ¿no crees?
A menudo, el trabajo y el resto de obligaciones de nuestra rutina nos hacen olvidarnos de lo realmente importante. En este nuevo año, vamos a intentar organizar nuestro tiempo de tal forma que destinemos una parte a estar con nuestros hijos, ver películas con ellos, contarles cuentos u organizar tardes de chicas con las señoritas de la casa.
Acuérdate también de regalarles tus mejores momentos a esas personas que tanto se lo merecen: tu pareja, tus padres y abuelos. Precisamente para ellos, nuestros abuelos, algunas bonitas frases que demuestran todo lo que les queremos:

Descubre: ¡Celebra el Día del Abuelo dedicándoles las 25 frases más tiernas!

© Pequeña Miss Sunshine

4. Un capricho: dedícate a lo que realmente te hace feliz

Cuando termina el año y comenzamos a hacer balance de lo que hemos vivido en los últimos meses, pronto nos damos cuenta de que hemos dedicado muy poco tiempo a aquellos pequeños detalles que le dan más sentido a nuestra existencia.
Puede que sientas que la rutina del trabajo y los niños no te deja tiempo para nada pero es importante que en el año que comienza dediques algunos momentos a ti misma y a tus hobbies. Quizás puede ser un buen momento para rescatar tu viejo maletín de pintura y dejar fluir el genio creativo…
Si, por ejemplo, eres una amantes de la lectura, te proponemos que hagas una lista (otra más) con aquellos libros que te gustaría leer durante el año, para que así puedas ir tachándolos de la lista a medida que pasan los meses. El cine, los paseos nocturnos o las cenas fuera de casa pueden ser otros de esos instantes especiales que no puedes dejar pasar en 2020. De momento, te dejamos algunas de nuestras mejores sugerencias literarias:

Descubre: 100 libros que hay que leer antes de morir

© Getty

5. Un propósito para crecer: viajar más

A medida que pasan los años, intentamos ser mejores personas, aprender más, enriquecernos con las experiencias vividas y, en definitiva, seguir creciendo como personas. Y, ¿qué mejor manera de crecer que viajando y conociendo otras culturas?
Seguro que, como nosotras, tú también te has sentido atrapada dentro de la monotonía de tu rutina y has querido escapar durante unos días y romper con todo durante el 2019. Este año no te vas a quedar con las ganas: aprovecha cada fin de semana o periodo de vacaciones para salir fuera de tu ciudad.
Viajar no tiene por qué ser algo que implique un gran gasto de dinero y de tiempo; puedes elegir una escapada que se adapte a ti. Y, ¿por qué no comenzar por un viaje en los últimos días de este año?
Puedes proponerte conocer un lugar nuevo cada mes, con un fin de semana en un pueblo rural o un viaje de ida y vuelta para hacer turismo en alguna ciudad con encanto.

6. Una ración de autocrítica: dale la vuelta a los errores

Despistadas, desorganizadas, celosas, nerviosas y demás mujeres perfectamente imperfectas del mundo: puede ser el momento de darle la vuelta a esos pequeños ‘fallos’ que todas tenemos. Suena algo complicado pero con ciertos trucos, todo puede resultar más sencillo.
Si te cuesta mucho acordarte de los cumpleaños y olvidas cada año el aniversario de tu pareja, una agenda puede ser la mejor solución para remediar esos pequeños despistes que afectan a tu vida. Si se trata de un problema de organización y sientes que se te escapa el tiempo sin saber muy bien cómo, intenta planificar las tareas de tu día a día de un modo realista.
Para las celosas, lo mejor es que procures tener hobbies ajenos a los tu pareja que te permitan salir de esa rutina de vez en cuando. Si eres demasiado nerviosa, prueba con las infusiones relajantes o date el capricho de un tranquilo baño de espuma aromático cuando te sientas muy estresada.

7. Un propósito solidario: luchar por un mundo mejor

Por desgracia, no todo el mundo tiene la suerte de poder siquiera plantearse alguno de estos propósitos de año nuevo. Quizás, uno de tus deseos para 2020 sea colaborar en una causa solidaria y es que con una pequeña aportación, puedes hacer del mundo un lugar un poquito mejor.
Existen ONGs dedicadas a la infancia y también entidades sin ánimo de lucro que ayudan a las mujeres maltratadas y otras que trabajan con la gente sin recursos. También puedes poner tu granito de arena en asociaciones que ayudan a la lucha contra enfermedades como el cáncer.
Tan solo tienes que elegir cuál es la causa que más te motiva o con la que te apetece colaborar y sacar a la luz tu lado más solidario. ¡El mundo te lo agradecerá!

8. Una asignatura pendiente: ¡este año sí!

Por último, uno o varios propósitos de esos que arrastramos año tras año y que nunca cumplimos por supuesta falta de tiempo o, en la mayoría de los casos, ausencia de fuerza de voluntad. La formación es, muchas veces, una de las asignaturas pendientes más comunes.
Puede que desde tu más tierna juventud quisieses haber dedicado tu vida a la fotografía, la pintura o la música pero las circunstancias de entonces te lo impidieron. Apúntate a algún curso intensivo o a esas clases de canto que se anuncian en tu barrio. ¿Por qué no hacerlo ahora que tienes tiempo y algunos ahorros para ello?
Quizás siempre has querido acudir a clases de inglés u obtener ese título académico que te abriría más puertas en el mundo laboral y te haría sentirte más satisfecha contigo misma. El carnet de conducir, las clases de teatro o de tenis pueden ser algunos de esos proyectos que, este año sí, se conviertan en una realidad.
Y es que, con 365 días por delante, ¿crees que hay algo que se te pueda resistir?

¿Año nuevo, vida nueva? Consejos para cumplir tus propósitos
10 propósitos de belleza para el Año Nuevo
Empezar el año con buen pie: ¿sabes cómo lograr tus objetivos?

7 propósitos de año nuevo para adolescentes y sus padres para el 2018

Si te sientes abrumado al tratar de limitar el tiempo que tus hijos pasan con la tecnología, no estas solo. El estudio ‘The Common Sense Census: Media Use by Tweens and Teens’ reveló que los jóvenes de 12-18 años pasan hasta 9 horas al día usando la tecnología. Pero hay buenas noticias: cuando los padres que están activamente involucrados en la vida tecnológica de sus hijos, éstos consumen menos, toman mejores decisiones y aprenden mejor de sus interacciones con los medios. Así que no importa si tus hijos saben más que tu sobre medios y tecnología, también pueden ayudarlos a navegar el mundo digital de forma segura, responsable y productiva.

Estos propósitos ayudarán a tus hijos adolescentes a comenzar el año con una nueva vida tecnológica.

Llegó la hora de conversar. Conversar sobre seguridad y responsabilidad en internet. No necesitas ser un experto en Instagram o Call of Duty para darle a tus hijos expectativas claras de cómo esperas que se comporten.

Ayuda a los chicos a mantener las redes sociales en perspectiva. Solo porque tu hija pasa cada minuto del día en Snapchat no quiere decir que se está divirtiendo. De hecho, el 45% de los adolescentes usa las redes sociales todos los días, pero sólo un tercio dice disfrutarlo “mucho”. Sin embargo, los adolescentes que platican con sus padres sobre las redes sociales dicen ser mucho más felices. Como en todo, las redes sociales tienen cosas buenas y malas, pero los chicos necesitan a sus padres para ayudarlos a descubrir cuál es cual.

Anímalos a aprender. La escuela no es la única forma de aprender. Estudiar guitarra con videos de YouTube, leer en línea, o ver una platica TED, pueden ser formas creativas de fomentar el aprendizaje este año (especialmente cuando terminen la tarea).

Ten un plan para la tecnología. Es muy fácil pasar mucho tiempo usando los medios sin darnos cuenta. Este año, comienza con un plan para mantener un balance y control. Algunas ideas:

  • Designa zonas libre de tecnología. Mantén ciertos lugares de la casa (recámaras, comedor) y ciertas horas (hora de cenar) libres del uso de aparatos electrónicos.
  • Corta las distracciones durante la tarea. Hacer dos cosas a la vez puede resultar en varios errores en la tarea o en el examen.
  • Pon límites. Todos necesitan pasar tiempo desconectados de la tecnología – incluyendo los adultos. Pero sin alguien que ponga límites, los chicos son propensos a pasar toda la noche conectados como zombies. Establece límites apropiados y asegúrate de que se cumplan.

Anímalos a ser críticos y dudar de lo que ven. Ahora, más que nunca, es importante que los adolescentes piensen sobre lo que ven en los medios. El contenido de un sitio y la publicidad cada vez van más de la mano, y los estudios muestran que los chicos tienen problemas para diferenciar entre los dos. Ayuda a tus hijos a pensar de forma crítica. Pregúntales: ¿Quién hizo esto?, ¿para que audiencia esta dirigido?, ¿Cuáles son los mensajes?

Celebra a los jóvenes y adolescentes que usan las redes sociales para una buena causa. Alrededor del mundo, adolescentes comunes y corrientes que están cansados de tanta negatividad en los medios publican mensajes positivos en las redes sociales. Por ejemplo, los videos en Vine de Thomas Sanders, y los videos en contra del bullying en YouTube. Este año, platica con tus hijos sobre el poder de los mensajes positivos en las redes sociales.

Acepta el reto de Cenar Sin Celular. La hora de la cena es uno de los pocos momentos que muchas familias tienen para disfrutar juntos, así que es importante estar presente de verdad. Acepta nuestro reto #CenarSinCelular y recibe un kit para imprimir que incluye un contrato familiar, la señal para la cesta de celulares y más.

Con la llegada de la Navidad y del Año Nuevo son muchos los que empiezan a hacer balance del año que está a punto de finalizar, y a proponerse nuevos retos para el próximo. Esa lista de metas que todo el mundo realiza pero que muy pocos cumplen se ha convertido, indudablemente, en todo un clásico de estas fechas tan señaladas.

Ya sabes que un año nuevo puede convertirse en una vida nueva, siempre y cuando sigas una serie de pautas. ¿Qué tal si esta vez SÍ que cumples los propósitos? Por si todavía no sabes muy bien cómo empezar, en Diario Femenino hemos preparado una lista de 12 propósitos de Año Nuevo 2020 para cumplir mes a mes con los que conseguirás ser feliz y cambiar tu vida por completo. ¡Empezamos!

12 meses, 12 propósitos sencillos para cumplir en 2020

Según varios estudios, como el de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid hablando sobre William James, las personas necesitan 21 días para acostumbrarse a tener un hábito de vida nuevo. Es por ello que en esta ocasión vamos a proponerte un propósito cada mes del año, de tal forma que centrándote solo en ese durante unos días conseguirás incorporarlo a tu rutina. ¡Mira, mira!

1 Enero: escribe un diario

Empezar el año con buen pie no es nada sencillo, eso lo sabemos. Y si además intentas cumplir un objetivo demasiado difícil para ti, como hacer ejercicio si nunca lo has hecho, puede resultar algo que te haga comenzar el 2020 con muy poquitas ganas de seguir cumpliendo metas. Pero, ¿y si te propones hacer algo nuevo y a la vez fácil? En este caso puedes empezar enero escribiendo un diario, un relato de tu vida sobre cómo son tus días, qué inquietudes tienes y qué es lo que deseas cambiar. De esta manera, podrás desahogarte escribiendo tus pensamientos más íntimos y personales durante todo el año y saber si estás cumpliendo o no los propósitos de cada mes. ¿Te apuntas? ¡Es más fácil de lo que crees!

2 Febrero: empezar una nueva vida

Como decíamos al comienzo del artículo, empezar un año puede ser sinónimo de empezar una nueva vida. Esta nueva vida que pretendes disfrutar debe hacerse de la manera más saludable posible, por lo que es el momento de dejar de fumar, dejar de beber o, en definitiva, dejar de hacer todo aquello que está dañando tu salud sin que te des ni cuenta. Ya verás como una vez pasado el mes sin probar estos productos, como el tabaco, te vas a sentir mucho mejor y estarás completamente lista para afrontar el reto que te proponemos en el siguiente mes.

3 Marzo: hacer un reto físico

Este propósito es uno de los mayores clásicos del mundo, y es que mucha gente se propone hacer más ejercicio, apuntarse a un gimnasio o empezar a cuidarse cuando llega un año nuevo. Pero muy poca gente consigue hacerlo. El mes de marzo puede servirte de ayuda para proponerte una meta clara: bajar de peso, hacer todos los días un poquito de cardio, salir a correr dos días a la semana… Cualquier reto que incorpore el ejercicio físico a tu vida será totalmente válido. Propóntelo solo un mes, y ya verás como al mes siguiente sigues teniendo ganas de continuar con esta nueva rutina. ¡Y además te pondrás en forma!

4 Abril: apúntate a tu hobbie preferido

El día a día y la rutina diaria de ir del trabajo a casa y de casa al trabajo nos dejan muy poco tiempo libre. Y lo habitual es que ese tiempo lo invirtamos en muchas cosas, como ir a la compra, al gimnasio o cuidar de tus hijos (si los tienes), pero no dedicamos nada de tiempo en nosotras mismas. ¿Recuerdas las ganas que tenías de aprender a pintar? ¿O de aprender a bailar? ¡Es el momento! Tómate el mes de abril como una oportunidad de apuntarte a tu hobbie preferido, ya verás como sacando un poquito de tiempo todas las semanas podrás aprender mucho y disfrutar de hacer aquello que te lleva gustando toda la vida pero que todavía no te habías atrevido a realizar.

5 Mayo: tómate tu tiempo para relajarte

¿Sabías que las técnicas de relajación pueden hacer por ti mucho más de lo que piensas? Los problemas de tu vida diaria se acumulan y muchas veces aparece el estrés, la ansiedad o incluso la depresión. Los problemas mentales son igual de importantes que los físicos, pues pueden impedirte seguir con tu vida con normalidad. En el mes de mayo, prueba a realizar alguna de esas técnicas para relajarte o incluso a hacer algún ejercicio de meditación. Una vez que te acostumbres a hacerlos, verás de otra manera tus problemas. ¡Te lo aseguramos!

6 Junio: recorre el mundo

¿Te gusta viajar? El mes de junio (la mitad del año) puede ser una buena oportunidad para viajar hasta ese país en el que siempre has querido estar pero que, por unas cosas o por otras, nunca has podido ir. Organiza el viaje con la persona que tú quieras, o incluso prueba a viajar sola, enriquécete del sitio, aprende el idioma, conoce sus gentes, los lugares más remotos de las ciudades que visites… Y volverás con las pilas más que cargadas para continuar el año con una gran sonrisa y con ganas de seguir cumpliendo objetivos.

7 Julio: ¿Quieres aprender a cocinar?

Quizá cocinar sea tu mayor hobbie y por eso este objetivo ya lo has cumplido en el mes de abril, sin embargo nunca está de más recordarte la necesidad de aprender nuevos platos y nuevas recetas. El mes de julio puede ser tu gran aliado a la hora de empezar a cuidar más tu alimentación con una dieta sana y equilibrada con la que, combinada con el ejercicio físico, podrás incluso adelgazar, ponerte en forma o sentirte mejor contigo misma. ¿Has visto cómo ha cambiado tu vida?

8 Agosto: ábrete al amor o revitaliza tu relación

El amor puede llenar tu vida de felicidad, siempre y cuando tengas cabeza y sepas lo que te conviene en una relación. Ten claro que el amor real, ese que te acompaña durante toda la vida, no aprieta, no ata, no es tóxico y no te hace llorar nunca, así que si estás viviendo una relación de este tipo tienes que terminar YA como objetivo para este mes. En caso contrario, agosto puede ser un buen mes para centrarte en abrirte al amor si es que eres de esas personas que se aleja cada vez que ve corazones o que siente algo por alguien. ¿Y qué hay de quienes tengan pareja? Es un buen momento para revitalizar tu relación: propón algún plan, ten detalles con tu pareja y sal de la rutina.

9 Septiembre: nuevas metas laborales

Te levantas por las mañanas, vas a ese trabajo que no te gusta nada pero te da lo justo para vivir y vuelves a casa. ¿Qué pasa si sales de la rutina? Como objetivo o propósito para septiembre tienes que pensar en tus metas laborales: puedes ahorrar, pensar en un nuevo trabajo, en un negocio revolucionario… En definitiva, en trabajar en algo que te haga crecer en el terreno laboral, que te haga feliz y que haga que salgas un poco de la rutina. Sabemos que no es fácil, pero tienes que ser valiente y atreverte a afrontar estos cambios.

10 Octubre: disfruta de tu familia o amigos

A pesar de que no siempre lo parezca, tu familia siempre va a estar ahí. Y cuando hablamos de familia también nos referimos a esos amigos que más que amigos son como hermanos. Por ello, en el mes de octubre debes proponerte dedicar más tiempo a pasarlo con ellos. ¿Un cine? ¿Una comida? ¿Un paseo por el parque con tus sobrinos? Sea lo que sea, cualquier actividad que te acerque un poquito más a los tuyos te ayudará a crecer como persona. Deja a un lado tus problemas de trabajo o de amor y céntrate en ellos: te divertirás y aprenderás muuucho de todos ellos.

11 Noviembre: haz una labor social

Hacer una labor social puede ser desde apuntarte a una ONG hasta ser voluntario de alguna de ellas pasando por hacer una buena acción al día (ayudar a cruzar a alguien, ayudar a tu vecina con las bolsas de la compra…) o incluso reciclar. Todo lo que sea ayudar a los demás o al planeta entero cambiará tu percepción sobre la vida y sobre el camino que te queda por recorrer. Te lo aseguramos: después de este mes, te sentirás muchísimo mejor contigo misma.

12 Diciembre: ¡se feliz!

Llega el final del 2020 y, de nuevo, toca hacer balance de todo lo que has conseguido durante el año. ¿Has cumplido todos tus objetivos? Sea como sea, diciembre es un buen mes para empezar a ser realmente feliz. Para ello debes conocerte mucho mejor a ti misma: escúchate, haz una lista de las cosas que más te gustan en la vida o de tus prioridades, piensa en ti y olvídate un rato al día de todos los problemas externos que te rodean. Es tú momento, es el momento de vivir TU vida y eso, querida amiga, nadie te lo puede arrebatar.

¿Has visto todo lo que has conseguido siguiendo estos propósitos? Cambiar tu vida depende de ti, y el 2020 es una oportunidad inmejorable para ello.

8 claves para planificar tus objetivos de Año Nuevo (¡y lograrlos!)

El pasado lunes publiqué mi balance de 2013, con las cosas que me fueron bien y las cosas que no me fueron tan bien el año pasado, y hoy tenía pensado compartir contigo mis objetivos para 2014. Sin embargo, he decidido posponerlo hasta el próximo lunes para poder ofrecerte hoy un artículo sobre planificación de objetivos.

Aunque lo de planificar no suena tan atractivo como «el vivir día a día dejándose llevar por el momento presente», lo cierto es que funciona mucho mejor. Y es que igual que no se te ocurriría irte de vacaciones al extranjero sin preparar nada o comprar un billete de avión sin saber el destino, tampoco deberías enfretarte a este nuevo año sin tener claro qué es lo que quieres.

Planificar es importante, y planificar correctamente tus objetivos puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Por eso, he invitado a mi amigo Miguel Guzmán para que nos explique cómo planificar nuestros propósitos de Año Nuevo de forma que no los abandonemos a los dos días.

Conozco a Miguel desde tercero de carrera y le definiría como un loco del desarrollo personal. No sólo es un estudioso del tema, sino que además pone en práctica todo lo que explica. Por eso le admiro tanto 🙂 Ahora mismo combina su empleo en una multinacional de las telecomunicacines con la impartición de sesiones de coaching y talleres presenciales sobre su pasión. El fin de semana del 25-26 de Enero estaré en Madrid para asistir a su curso Quiérete de verdad, por si quieres apuntarte.

¡Todo tuyo, Miguel!

***

¿Alguna vez te has planteado objetivos al comenzar el año nuevo?

¿Y alguna vez has sentido que se había terminado el año y quizás te habían quedado demasiados sin cumplir?

A mí me pasaba algo similar: empezaba un nuevo año y me ponía unos objetivos que me “sonaban” bastante de años anteriores:

“Este año, sí o sí, voy al gimnasio”

Y luego a las pocas semanas dejaba de ir regularmente, iba por temporadas: algunas veces por estar demasiado ocupado, otras por no sentirme con energías, que si ahora las vacaciones de semana santa, que si ahora las de verano… total que llegaba el final del año y no había hecho ni la mitad de la mitad de lo que me había propuesto hacer. Y según empezaba el año siguiente, me decía a mí mismo:

“Este año, sí o sí, voy al gimnasio”

Para mí esto era como vivir en el Día de la Marmota: me ponía objetivos, no los cumplía y me volvía a poner los mismos. En los focos básicos de mi vida, como podía ser por ejemplo aprobar la carrera, o en los proyectos del trabajo, sí que notaba avances, al fin y al cabo, ¡es a lo que dedicaba la mayor parte de mi tiempo!

Pero mis objetivos de Desarrollo Personal parecían estancados. Porque no parecen esenciales: puedes vivir perfectamente un año más sin ponerte en forma, quedarte en tu peso ideal, dejar de fumar, aprender a tocar la guitarra o lanzar tu propio blog.

Pero yo quería dar un paso más, y realmente conseguir mis objetivos personales. Y para ello me dí cuenta que era muy útil hacer lo que hacía Hannibal Smith en el equipo A: tener un plan que funciona.

«Me encanta que los planes salgan bien»

Las siguientes 8 claves (+1 de bonus) para definir tus objetivos están adaptadas de la Programación Neurolingüística. En los últimos años me han sido muy útiles para definir exactamente qué es lo que quiero y cómo lo voy a conseguir.

1. Enunciado en Positivo

Nuestro cerebro tiende a enfocarse en aquello en lo que pensamos.

Por ejemplo, cuando deseamos comprar un coche nuevo, por la calle tendemos a fijarnos en los coches que nos gustan. O una pre-mamá a la que le parece que hay más embarazadas por la calle.

Tiene una explicación biológica (El Sistema de Activación Reticular es la parte de tu cerebro que entre otras cosas regula la atención, es como un radar que te avisa de aquello externo que coincide con tus pensamientos).

También lo puedes ver como un tema de desarrollo personal. Como dice Harv Eker, “Aquello en lo que te enfocas se expande”.

La cuestión es que nos sentimos atraídos hacia aquello que ocupa nuestros pensamientos. Por tanto en lugar de pensar qué no queremos, es más útil pensar qué queremos y fijar nuestras metas para este año a raíz de ello:

Quiero dejar de ser perezoso → Quiero ponerme en forma
Quiero dejar de estar gordo → Quiero estar en mi peso ideal
Quiero dejar de ser pobre → Quiero aumentar mis ingresos
Quiero dejar de hacer el vago en mi tiempo libre → Quiero poner en marcha un blog que dé resultados

2. Meta Bajo Tu Control

Nuestro objetivo tiene que depender de nosotros mismos, y no de los demás.

Cuando definimos objetivos y planes para este año que dependen de los demás, estamos poniendo fuera de nuestro control si se cumplen o no se cumplen.

Por ejemplo si digo “me voy a echar novia” (o novio). En parte puede depender de mí, pero si la candidata o el candidato que tengo en mente no está por la labor de salir conmigo, pues por mucho que me empeñe no va a suceder.

Sin embargo, lo que sí puede estar en nuestra mano es salir a conocer gente, porque eso aumentará nuestras probabilidades de encontrar pareja.

De la misma manera la gente no tiene por qué leer tu blog, o comprar tu producto. El número de visitas de tu blog o el número de ventas realizadas son resultados. Está bien medirlos y controlarlos, y procurar mejorarlos, pero no son tus objetivos. Tus objetivos serían tus publicaciones y tus campañas de marketing y ventas.

“Voy a echarme pareja” → “Voy a salir a conocer gente”
“Voy a levantar 90 kilos en press de banca” → “Voy a ir al gimnasio regularmente”
“Voy a llegar a 1.000 suscriptores en el blog” → “Voy a escribir regularmente en el blog”

3. Especificación Ajustada

Un objetivo ambiguo nos dará resultados ambiguos. Si nuestro objetivo es tan genérico como “ir más al gimnasio” o “comer menos comida basura”, no tendremos claro si lo estamos consiguiendo o no.

Si trabajamos sobre metas concretas, obtendremos resultados concretos.

Voy a ir más al gimnasio → Voy a ir 3 días en semana al gimnasio
Voy a escribir más en el blog → Voy a escribir mínimo 1 vez a la semana en el blog
Voy a aprender a tocar la guitarra → Voy a tocar la guitarra media hora todas las tardes

Un observador externo debería ser capaz de verificar sin lugar a dudas si hemos conseguido nuestro objetivo o si aún no está completo.

Es difuso saber si has ido “más” al gimnasio o si has escrito “más” en el blog. Es más fácil comprobar si realmente has ido 3 veces en una determinada semana, o si esta semana te has saltado el publicar en el blog.

Permítete la flexibilidad: aunque ajustes tu objetivo, no seas demasiado duro contigo mismo, porque si no, en el momento en que falles te pueden entrar ganas de tirar la toalla.

Es muy útil definirlo con la palabra “casi”. Por ejemplo: “voy a ir 3 días al gimnasio casi todas las semanas”. Si alguna semana no puedo ir 3 días y voy sólo 1 o 2, tampoco me fustigo demasiado. Eso sí, no vale utilizarlo como excusa: que el “casi” no se convierta en “casi nunca” 😉

4. Tamaño Apropiado

Si nunca has pisado un gimnasio y la primera semana quieres ir 3 horas cada día a hacerte una tabla completa de entrenamiento y alguna clase colectiva extenuante, posiblemente cuando llegue el sábado tendrás agujetas hasta en el perfil de facebook. Y posiblemente a la siguiente semana tendrás muchas papeletas para que no te apetezca nada de nada volver a semejante tortura china.

Los proyectos demasiado ambiciosos son fáciles de abandonar: hay que abarcar cosas que veamos que están a nuestro alcance. Igualmente, los proyectos demasiado fáciles no nos suponen salir de nuestra Zona de Confort, no nos aportan progresos tangibles.

Nuestro objetivo tiene que ser retador pero alcanzable.

5. Objetivo Motivador

Si te pones como objetivo, digamos, aprender a tocar el ukelele rosa, y no es una cosa que te llame especialmente, en cuanto tengas algo más urgente o importante que hacer, se terminó la práctica del ukelele.

Ponernos un montón de objetivos sólo por tener muchas cosas que hacer, si de verdad no están enfocados a conseguir algo que realmente nos apasiona, sólo servirá para tener una larga ristra de objetivos abandonados a lo largo del camino.

La pregunta que nos hacemos aquí es:

¿para qué quiero yo este objetivo?

Tenemos que preguntarnos qué vamos a conseguir con este objetivo, y si aquello que vamos a conseguir realmente nos apasiona.

Si realmente te apasiona el ukelele, o cualquier otro instrumento, y tocándolo disfrutas como un gato al lado de un radiador, entonces, ¡este objetivo es para ti!

Cuidado con ponerte retos para demostrarte a ti mismo lo que vales: muchas personas a veces nos ponemos objetivos simplemente para demostrarnos a nosotros mismos que podemos conseguirlos. No porque nos guste el resultado sino para demostrarnos que valemos.

En mi experiencia esto es un error, puesto que el esfuerzo invertido es enorme simplemente para conseguir demostrarnos algo a nosotros mismos y poder subir nuestra autoestima. Esto sucede porque algunas personas tenemos una autoestima condicionada a resultados (si nos salen las cosas bien nos ponemos contentos, pero si nos salen mal nos frustramos muchísimo con nosotros mismos).

Llevo muchos años trabajando temas de autoestima y en mi experiencia es mucho más útil quererte a ti mismo incondicionalmente (quererte igual si te salen las cosas bien que si te salen mal) y marcarte objetivos que te acerquen a los resultados que realmente quieres, porque te apasiona el tema o porque van a mejorar cualitativamente tu vida.

6. Recursos Necesarios

Los recursos son aquello que nos hace falta para conseguir nuestro objetivo.

Distinguimos dos tipos de recursos:

  1. Los recursos externos son aquellos que están fuera de nosotros. Básicamente los podemos resumir en: tiempo, dinero y energía. Si quieres ir al gimnasio tendrás que buscar el hueco en tu agenda, y además pagar la cuota del gimnasio. Estos recursos son (hasta cierto punto) intercambiables: puedes por ejemplo hacer todas las tareas de tu blog tú mismo, con un coste de tiempo y energía, o subcontratar determinadas tareas, con un coste económico.
  2. Los recursos internos son los que más nos interesan desde el punto de vista del desarrollo personal. Son los estados internos que tendrás que potenciar para lograr tus objetivos. Por ejemplo, si quiero escribir en mi blog todas las semanas, tendré que potenciar mi disciplina para encontrar un hueco para escribir. Si quiero encontrar pareja tendré que aumentar mi sociabilidad (además de la habilidad de socializar, me refiero a las ganas de conocer gente y conectar con otras personas).

7. Intención Positiva

Tu situación actual te aporta un beneficio.

En lo que tienes ahora, hay algo que consideras que es bueno para ti. Si no, si fuera 100% nocivo, no lo harías.

Por ejemplo, fumas para relajarte. O comes comida poco sana porque está muy rica.

Hasta en el mayor de los autosabotajes hay una intención positiva detrás. Por ejemplo, no creer que te merezcas el éxito.

Para cambiar tu situación tienes que encontrar una manera de mantener esa intención positiva.

Si nos ponemos un objetivo que nos quita algo que para nosotros es positivo, seguramente abandonaremos ese objetivo, o aparecerá algún perjuicio secundario.

Por ejemplo si fumamos para relajarnos, y dejamos de fumar, nos puede entrar ansiedad. Con lo que volveremos a fumar, o comeremos compulsivamente para calmar esa ansiedad, y engordaremos.

Si quiero emprender, y ahora mismo estoy trabajando por cuenta ajena, igual hay cosas que no me gustan, pero a fin de mes cobro. Esto es un efecto positivo para mí de la situación actual.

Si me lanzo a emprender y en los primeros meses veo que no ingreso nada, puedo o abandonar rápidamente el emprendimiento y volver a buscar trabajo por cuenta ajena, o obsesionarme demasiado con los ingresos, por ejemplo intentando hacer ventas agresivas que puedan molestar a mis clientes.

Tómate un momento para pensar qué tiene de bueno la situación actual y cómo puedes mantenerlo una vez que te lances a por tu objetivo.

Por ejemplo, para calmar la ansiedad de dejar el tabaco puedes recurrir a chicles de nicotina, o aún mejor a técnicas mentales como la meditación o la hipnosis de tabaquismo.

Antes de lanzarte a emprender puedes o bien crear un colchón económico holgado, o empezar con un proyecto paralelo a tu situación actual, para que el no ingresar dinero al principio no te quite el sueño.

8. Chequeo Ecológico

Nuestra vida no es un conjunto de elementos aislados, sino un sistema completo en el que los diferentes elementos interactúan entre sí.

Es importante tener en cuenta cómo va a afectar el objetivo (tanto el perseguirlo, como el conseguir los resultados finales) al conjunto de nuestra vida.

Un amigo mío que ascendió en el trabajo me comentaba que muchos días le ponían reuniones a las 7 de la tarde, ¡es lo que tiene ser jefe!

De la misma manera si voy dos horas al gimnasio varios días en semana, seguramente notaré esa falta de tiempo: esos días voy a tener mucho menos tiempo para dedicarlo a otras cosas.

Y si empiezo una dieta y las personas con las que convivo no, seguramente tendré que cocinar para mí algo diferente de lo que coma el resto, ¡esto puede suponer un trabajo adicional!

Yo a veces pienso que cuando sea hiper-famoso con mi blog, tendré que ir de incógnito por la calle por si me acosan los fans 😛 😛 😛

Bromas aparte, la pregunta que nos haríamos sería: el perseguir este objetivo y el obtener los resultados finales, ¿cómo va a afectar a mi vida? ¿cómo va a afectar a mi entorno, a mi familia o a las personas que me rodean?

Una vez que tengamos claros todos los puntos anteriores, tendremos un objetivo bien definido y planificado, y podremos ponernos manos a la obra. No obstante, hay una clave más que es muy útil a la hora de conseguir que todo esto funcione:

+1 : Revisión

¡Revisa tus objetivos!

Cada cierto tiempo dependiendo del objetivo (y mejor si no es de año en año), comprueba si realmente lo estás logrando:

  • ¿Sigo deseando este objetivo?
  • ¿Lo estoy consiguiendo?
  • Si no lo estoy consiguiendo, ¿qué tengo que cambiar?

Al revisar nuestros objetivos aparecerán Barreras, que son el inverso de los recursos: es aquello que nos está impidiendo lograr el objetivo.

Nuevamente pueden ser externas: falta de tiempo, dinero o energía; o internas: hay algo dentro de nosotros que nos impide focalizarnos 100% en conseguirlo, quizá no lo deseamos con la suficiente intensidad, o nos autosaboteamos de alguna otra manera, en cuyo caso tendremos que realizar algún trabajo interior.

Conclusión

Planificar nuestros objetivos para el año nuevo es una forma práctica de maximizar las probabilidades de conseguirlos.

Para ello defininiremos nuestros objetivos con:

1 – Enunciado en Positivo
2 – Meta Bajo Tu Control
3 – Especificación Ajustada
4 – Tamaño Apropiado
5 – Objetivo Motivador
6 – Recursos Necesarios
7 – Intención Positiva
8 – Chequeo Ecológico
+1 – Revisión

Y así, cuando los vayamos logrando, podremos decir tranquilamente:

“¡Me encanta que los planes salgan bien!” 😀

Para finalizar solo te diré una cosa: de nada sirve saber cómo planificar metas si no te pones a planear ya mismo. Recuerda que el conocimiento sin práctica sirve para más bien poco, así que manos a la obra.

###

Foto: creepyed

Miguel Guzmán es un apasionado del desarrollo personal. Si te ha gustado este artículo, puedes leer más en: Éxito Personal – Desarrollo Personal que Funciona

(1 valoraciones, media: 5)

Cómo hablar sobre los objetivos de año nuevo en inglés

Cada nuevo año que se inicia trae muchas expectativas, deseos y te da la oportunidad alcanzar tus metas. Tu éxito depende de las decisiones que tomes y, para cumplirlas el primer paso es hablar sobre esos objetivos.

Dado que aprender un nuevo idioma aumenta tu confianza, ¡te enseñamos cómo hablar sobre tus metas de Año Nuevo en inglés! ¿Vamos?

Dinero y carrera

¡Año nuevo, objetivos nuevos! Lograr la estabilidad financiera requiere buenos hábitos. No hay una fórmula mágica, pero es posible poner en práctica algunos consejos. Puedes empezar cuando creas que estés preparado para:

  • Earn more money (ganar más dinero)
  • Etart saving money (comienza a ahorrar dinero)
  • Get out of debt (salir de la deuda)
  • Get a new/better job (conseguir un trabajo nuevo/ mejor)
  • Get a raise/get promoted (obtener un aumento / ser promovido)
  • Sell your stuff (vende tus cosas)

Viajes e idiomas

Viajar te enriquece mucho y es uno de los deseos de Año Nuevo más comunes. ¡También es la mejor forma de conocer una nueva cultura y gente interesante, de visitar lugares increíbles y una de las motivaciones más poderosas para aprender inglés! Que, en este nuevo año, puedas …

  • Study abroad (estudiar en el extranjero)
  • Learn a new language (aprender un nuevo idioma)
  • Take a solo trip- abroad (hacer un viaje en solitario al extranjero)
  • Learn about different cultures (aprender sobre diferentes culturas)
  • Read books (leer libros)
  • Try to use English every day (intentar usar el inglés todos los días)

Disciplina y Organización

La organización es un objetivo personal para muchas personas. Crea disciplina y alcanza tu meta a través de pequeños pasos. Para eso, debes concentrarte en …

  • Improving concentration (mejorar la concentración)
  • Keeping the house/room tidier (mantener la casa / habitación más ordenada)
  • Becoming more organized (ser más organizado)
  • Keeping a schedule (mantener un plan cronológico)
  • Stop procrastinating (dejar de postergar)
  • Manage your time (maneja tu tiempo)

Relaciones

Mantener y reforzar los vínculos con amigos, familiares y personas cercanas es fundamental para edificar y fortalecer una relación saludable. ¿Cuál de estos objetivos tiene más que ver contigo?

  • Meet new people (conocer gente nueva)
  • Find a special someone (encontrar a alguien especial)
  • Get over an ex (superar a un ex)
  • Spend more time with family/with friends (pasar más tiempo con familiares / amigos)
  • Become more romantic (hacerse más romántico)
  • Have fun together (divertirse juntos)

Salud y autocuidado

Es el momento donde todos hacemos nuestros propósitos y los objetivos con salud suelen ser muy frecuentes, ¿verdad? Hay algunas acciones que puedes realizar cada día para obtener éxito. Intenta hacerlas siempre, incluyéndolas en tu día a día, como, por ejemplo:

  • Eat healthy (comer sano o comer más frutas y verduras)
  • Work out more (hacer más actividades físicas)
  • Have regular check-ups (tener chequeos regulares)
  • Develop healthier habits (desarrollar hábitos más saludables)
  • Quit smoking (dejar de fumar)
  • Get enough sleep (dormir lo suficiente)

Desarrollo personal y vivir mejor.

Puedes adoptar nuevas ideas o formas de pensamiento que te darán como resultado una vida más tranquila, más en sintonía contigo mismo. Para eso, tenemos algunos consejos:

  • Reduce stress (reducir el estrés)
  • Express your creativity (expresa tu creatividad)
  • Stay in touch with nature (mantenerse en contacto con la naturaleza)
  • Appreciate yourself and others more (valorarte a ti mismo y a los demás)
  • Stay honest with yourself (sé honesto contigo mismo)
  • Have more fun! (¡diviértete más!)

¡Que tu nuevo año esté lleno de logros y deseos cumplidos! Y si uno de ellos es aprender inglés, ¡cuenta con nosotros! 😉

5 consejos para cumplir tus resoluciones de Año Nuevo

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Un gran porcentaje de resoluciones fracasan, pero este año, tal vez las cosas van a ser diferentes.

¡Empieza el año 2020! Es el momento perfecto para proponerte nuevos proyectos y dejar atrás malos hábitos.

Para muchos, las resoluciones de Año Nuevo suponen un «nuevo comienzo» con el que establecer renovadas metas de superación personal.

¿Quizás para ahorrar algo de dinero? ¿O tal vez quieres un nuevo hobby?

Cualesquiera que sean sus propósitos de fin de año, hay una cosa que no puede faltar: la motivación.

Pero como todos sabemos, eso no es fácil.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Es más probable que tengas éxito si elaboras un plan detallado.

Según un estudio de la Universidad de Scranton, compilado por Statistic Brain, solo el 8% de las personas que hicieron una resolución de Año Nuevo pudieron cumplir sus objetivos.

Pero tú no tienes que ser de ese 92% restante. Aquí repasamos cinco formas simples para evitar fracasar y llegar a final de año con tu resolución cumplida.

¡Buena suerte!

1. Pequeños pasos

Establecer objetivos realistas puede conducir a una mayor probabilidad de éxito.

Parte del problema es que a menudo establecemos objetivos enormes «bajo la falsa suposición de que se puede ser una persona completamente diferente cuando se estrena el nuevo año», dice la psicoterapeuta Rachel Weinstein.

  • Cómo mejora el cuerpo en los días, semanas, meses y años después de dejar de fumar

Al comenzar con un objetivo no tan ambicioso, podemos ir progresando y pasar a niveles más difíciles.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Es muy importante planificar los detalles y tener claras cuáles son las fases de tu plan a largo plazo.

Por ejemplo, puedes comprar unas zapatillas para correr y apuntarte a carreras cortas antes de comprometerte completamente para correr un maratón.

  • 5 mitos sobre la pérdida de peso desmentidos por la ciencia

No se trata de establecer metas cortas sino de abordar los objetivos por fases para lograr resultados a largo plazo.

Porque en realidad, «cambiar requiere pequeños pasos a lo largo del tiempo», explica Weinstein.

2. La importancia de los detalles

A menudo establecemos objetivos sin una idea clara de cómo ejecutarlos.

Pero es importante planificar los detalles.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Piensa lo que harás en detalle, cómo y dónde.

Si te propones «ir al gimnasio los martes por la tarde y los sábados por la mañana» es más probable que tengas éxito que simplemente decir «iré al gimnasio más», cree el profesor Neil Levy de la Universidad de Oxford (Inglaterra).

Estas acciones concretas y factibles asegurarán que no solo tengas una intención, sino que también estableces los pasos para implementarla.

3. Red de ayuda

Encontrar a otras personas con un objetivo similar a lo largo del año puede ser una gran fuente de motivación.

  • «Era adicta al ejercicio»: cómo el deporte puede convertirse en una obsesión poco saludable

Si vas a clase con un amigo, el compromiso es más fuerte. Lo mismo sucede cuando haces públicas tu lista de compromisos, es más probable que lo cumplamos.

John Michael, filósofo de la Universidad de Warwick (Inglaterra), estudia los factores sociales involucrados en hacer y mantener compromisos.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Hacer públicas las resoluciones puede ayudarte a cumplir tus objetivos.

Afirma que es más probable que mantengamos resoluciones si podemos ver que son de alguna manera importantes para otras personas o que «el bienestar de otras personas está en juego» si fallamos.

Así que, ya sea para cumplir un compromiso u obtener apoyo adicional de la gente que nos rodea, involucrar a otras personas puede ayudar a alcanzar el objetivo.

4. Superar el fracaso

Cuando las cosas se pongan difíciles, los expertos aconsejan hacer una pausa y reevaluar la situación.

  • Aracely Quispe, la peruana que nació en un pueblo sin electricidad y ahora es ingeniera de la NASA

¿Qué obstáculos te has encontrado? ¿Qué estrategias fueron las más efectivas en el proceso? ¿Cuáles fueron las menos efectivas?

Si hace falta, sé más realista y celebra incluso el más mínimo éxito.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption ¿Sabes qué técnicas utilizar para sobrellevar mejor las tareas que aborreces?

Si después de reevaluar la situación quieres mantener la misma resolución, ¿por qué no probar un enfoque diferente que pueda alimentar tu fuerza de voluntad?

Los cambios simples en tu vida diaria pueden ayudarte a ir en la dirección correcta.

Si deseas comer de manera saludable, puedes cambiar la pasta blanca y el pan por granos integrales más saludables.

O puedes intentar reducir las grasas saturadas reemplazando los pasteles y patatas fritas por palitos de vegetales y batidos nutritivos.

5. Alinea tu resolución con los objetivos a largo plazo.

Según la psicóloga conductual Anne Swinbourne, las mejores resoluciones son las que se proponen conseguir una parte de lo que es un plan a largo plazo que tienes para ti mismo, en lugar de aquellas que son vagas y ambiciosas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Vale la pena intentarlo, ¿no?

Si nunca has mostrado interés en un deporte, es poco probable que te conviertas en un destacado atleta.

«Las personas que dependen de la fuerza de voluntad en su mayoría fallan», dice Swinbourne.

Entonces, una vez que tengas una resolución que te interese, abórdala con un plan detallado desde el primer día.

Y no tengas miedo de buscar ayuda mientras luchas contra esos obstáculos en el camino.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Celebrar la vida

Hemos dejado atrás el 2017 y comienza hoy 1 de enero el 2018. Para todos y cada uno de nuestros queridos lectores: ¡Feliz Año 2018! El título de nuestro post de hoy corresponde a una de las canciones más famosas del maestro Billo Frómeta “Año nuevo vida nueva” que nos servirá como hilo conductor para charlar con ustedes del espíritu de esperanza, alegría y confianza en el futuro con el cual nos hemos propuesto continuar acompañando el hilo la vida de todos aquellos con los cuales compartimos, el hilo de la vida de nuestra sociedad, el hilo de la vida de nosotros mismos. Nuestros primeros pasos de este año que hoy se inicia comienzan con un tarareo que dice así:

Año nuevo, vida nueva Más alegres los días serán Año nuevo, vida nueva Con salud y con prosperidad…

La Billo’s Caracas Boys es una de las más famosas orquestas de música bailable en Venezuela y el mundo. Fue fundada en Caracas por Billo Frómeta, oriundo de República Dominicana, en el año 1940 y la dirigió hasta su muerte en 1988. Muchos de nosotros crecimos viendo a nuestros padres bailar en las reuniones familiares al ritmo jubiloso de sus merengues, boleros y guarachas y en donde se unían a nosotros vecinos y amigos para compartir el vigor de sus letras. ¿Qué significa, entonces, año nuevo vida nueva?

Antes que nada es un llamado a continuar, a no dejarnos vencer por la desesperanza, a poder contra la adversidad. Muchas veces la dura rutina que enfrentamos, las experiencias dolorosas y los inesperados tragos amargos de la vida nos pueden empañar la vista y hacernos visualizar un futuro con mayores dificultades que las presentes, mientras que de lo que se trata es de seguir luchando con esperanza, constancia y firmeza por nuestros sueños y por los sueños de los más abandonados.

Celebrar el año nuevo es tener otra oportunidad para celebrar la vida y para hacer de ella algo mejor de lo que ya hicimos con ella el año anterior. Es seguir cultivando, sembrando, labrando para el bien de nosotros y el de toda nuestra sociedad, gracias a las actividades que realizamos en pro del bienestar colectivo. El año nuevo nos invita a seguir entretejiendo esa vida nueva que anhelamos para nosotros y para la sociedad, agradeciendo lo alcanzado en el año que se nos fue y reconociendo -con cercanía y gratitud- que sin él y sin todas las buenas personas que participaron en él, no sería posible alcanzar un futuro mejor para todos como sociedad con salud y prosperidad.

Se anhela, se ora y se trabaja para gozar de salud y prosperidad en el año nuevo, más salud y prosperidad que las recibidas en el año que hemos dejado atrás. Porque recibir el año nuevo es también mirar hacia adelante, proyectar futuro nuevo ante la nueva posibilidad que tenemos de construir vida y de seguir luchando contra la cultura de la muerte. Para lograr esto debemos dejar atrás las cargas pesadas que nos enferman tanto físicamente como espiritualmente, porque sólo así podremos recibir con los brazos abiertos la prosperidad y abundancia de la nueva cosecha que promete el nuevo año. Si hacemos eso, podremos canturrear con el maestro Billo’s que más alegres los días serán…

Entre pitos y matracas Entre música y sonrisa El reloj ya nos avisa que ha llegado un año más… Las mujeres y los hombres un besito nos daremos, Entre todos cantaremos Llenos de felicidad…

El año nuevo nos invita a agradecer con alegría que estamos un año más con las personas que amamos, en las labores que nos permiten crecer como seres humanos y que nos brindan la oportunidad de construir un mundo más sensible, tolerante y comprensivo con los que padecen situaciones de injusticia social. Porque con el año nuevo se nos está ofreciendo nuevamente la posibilidad de seguir velando con nuestro trabajo por los excluidos socialmente que requieren de una mano fraterna, una mano solidaria, una mano vecina que los acompañe y que les ayude a salir de la mezquindad social en la cual se encuentran; mezquindad social que les hipoteca sus vidas y las vidas de sus seres más queridos sino prestamos oídos -como sociedad- a la situación dolorosa de marginación social en la que se encuentran.

Espíritu de agradecimiento

Esa labor la podemos hacer cada uno de nosotros con nuestra familia, en nuestros trabajos, con nuestros vecinos, en nuestra comunidad. Esa fortuna de tener nuevamente la ocasión de poder incidir para bien en el mundo de los otros es motivo para estar llenos de felicidad en este nuevo año que inicia. Sentirnos –además- unidos a muchos hombres y mujeres que en todo el mundo luchan por una sociedad más digna y fraternal merece un canto que cantaremos cada día del año que hoy comienza con responsabilidad y tesón.

Nuestra franca y humilde invitación para hoy 1 de enero es que nos nutramos de un espíritu de agradecimiento por la nueva oportunidad que hemos recibido de celebrar la vida al poder gozar del primer amanecer del 2018. Y para que desde dicho agradecimiento y con fortaleza de ánimo sigamos edificando esa vida nueva con salud y prosperidad que nos merecemos todos como sociedad.

Los dejo con el video de la Billo’s Caracas Boys y “Año nuevo vida nueva”. Muchas gracias por su gentil lectura y, nuevamente, ¡Feliz año 2018!

Año nuevo, vida nueva

Por: Noé Pineda Portillo

“Año nuevo, vida nueva”, es un dicho popular que significa que con todo inicio de ciclo se abren nuevas oportunidades, incluso para renovar nuestras vidas. Se usa típicamente entre Noche Vieja del 31 de diciembre y el 1 de enero del Año Nuevo, como saludo, bienvenida al nuevo año o innovación de cierto espíritu optimista a propósito del ciclo que recién comienza.

Dejamos atrás el año 2019 y entramos al 2020. También debemos decir hoy que el dicho popular: “Año nuevo, vida nueva”, corresponde a una de las canciones más famosas del maestro Billo Frómita. La orquesta Billo’s Caracas Boys es una de las más famosas orquestas de música bailable de Venezuela y el mundo. Fue fundada en Caracas, Venezuela, por Billo Frómita, oriundo de República Dominicana, en el año de 1940 y la dirigió hasta su muerte en 1988, donde muchos de nuestros contemporáneos y gente más joven han oído y bailado esta música alegre en versiones de merengues, boleros, guarachas y otros tipos de música caribeña.

¿Pero que más significa este dicho popular? Se trata de un llamado a continuar las tareas de la vida con entusiasmo y no dejarnos vencer por la adversidad. Muchas veces la dura rutina que enfrentamos, las experiencias dolorosas y los inesperados tragos amargos de la vida nos pueden empañar la vista y hacernos visualizar un futuro con mayores dificultades que las presentes, mientras que de lo que se trata es de seguir luchando con esperanza, constancia y firmeza por nuestros sueños y por los sueños de los más abandonados.

De hecho, el dicho “Año nuevo, vida nueva”, contiene implícita la noción de que el año que pasó no estuvo a la altura de nuestras expectativas, o que no fue tan bueno como hubiéramos querido. De tal manera, que el sabio dicho, también nos recuerda que la vida está constituida por una sucesión de ciclos, y que cada ciclo es una nueva oportunidad para concretar nuestros deseos y metas. Además de eso, el refrán se utiliza como fórmula de saludo para manifestar el anhelo de que el cambio de año traiga mejores acontecimientos de esta nueva etapa.
Porque recibir el año nuevo es mirar hacia adelante. Para lograr tal objetivo debemos dejar atrás las cargas pesadas que nos enferman. Porque solo así, podremos recibir con los brazos abiertos la prosperidad y abundancia de la nueva cosecha que promete el nuevo año. Por eso canturreamos con los Billo’s Caracas Boys:

Año nuevo, vida nueva
más alegres los días serán
año nuevo vida nueva
con salud y prosperidad.
Entre pitos y matracas
entre música y sonrisas
el reloj ya nos avisa
que ha llegado un año más.

Todas estas reflexiones, llenas con la espiritualidad de la música alegre, nos colmen de optimismo, para que el nuevo año de 2020, nos traiga con alegría esa salud y prosperidad que nos brinda la canción de “Año nuevo, vida nueva”. ¡Feliz año 2020!

“Año nuevo, vida nueva“, una expresión que oímos cada fin de año ¿qué significa realmente? ¿se acaba una página de nuestra vida y abrimos otra completamente en blanco?… Va a ser que no. Lo que ocurre es que ante nosotros se abre un nuevo año que imaginamos lleno de oportunidades, de posibilidades de hacer todo aquello que no hemos hecho los 365 días anteriores; nos hacemos promesas y formulamos propósitos que incumplimos con la misma facilidad que otros años … ¡somos humanos! y la ilusión y los propósitos son connaturales al ser humano.

El año nuevo de 1878 ponía ante los ojos de los españoles doce meses de alegría y esperanza, una vida nueva. Alegría porque el rey -Alfonso XII- se iba a casar y su probable descendencia era una esperanza para el futuro.

La Ilustración Española y Americana de 8 de enero de 1878 le dedicaba al año nuevo un grabado de las cuatro estaciones que se abrían a la esperanza de los madrileños y que encabeza este post, además incluía el texto que reproduzco a continuación, bajo el título “Entrada del nuevo año: las cuatro estaciones”:

“Es proverbial la frase “Año Nuevo, Vida Nueva“, pero aunque muchos la tienen en los labios y no son pocos los que se comprometen mentalmente a realizar los propósitos de enmienda que señala, son más, son casi todos, los que se olvidan bien pronto de tal frase y sus propios buenos propósitos.

Trabajemos con afán, no sólo porque el trabajo honesto ennoblece al hombre, sino porque es garantía segura de honradez y manantial fecundo de prosperidad y bienandanza; este es el mejor propósito que debemos formarnos al comenzar un año nuevo“.

Como pueden ver, propósitos y promesas de cara al año nuevo no son originarios de la era de los gimnasios y el fitness, hace 140 años nuestros ta-ta-ta-tarabuelos ya los hacían -tal vez no relacionados con el perder “los kilitos que he cogido estos días“, pero seguro que sobre algo cotidiano que les preocupaba- y los incumplían. El mundo no se paraba ni se para por incumplir esos propósitos. Tal vez deberíamos reflexionar sobre la última frase, en la que habla de que deberíamos proponernos cumplir con nuestro trabajo y hacerlo honestamente, ese sí es un buen propósito.

¡Feliz Año Nuevo!

Fuente de texto e imágenes La Ilustración Española y Americana de 8 de enero de 1878

  • Año Nuevo 1878

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *