0

Prueba casera embarazo aceite

No hay duda que la forma más efectiva de saber si una mujer está o no embarazada es a partir de la realización de la prueba de orina, que consiste en depositar un poco de la primera orina de la mañana en un pequeño utensilio consistente en una tira absorbente reactiva, capaz de detectar la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (HGC), también conocida como la hormona del embarazo.

Pero para que esta prueba de orina pueda mostrar un resultado positivo y por tanto que éste sea eficaz es necesario que en la sangre se tengan los niveles suficientes de la hormona HGC, de manera que un nivel de esta hormona por debajo de 25-50 mlU/mL tenderá a ser negativa.

Por ello lo más adecuado es no apresurarse al momento de realizarse el test, y esperar algunos días más para que en caso de embarazo real no dé un resultado de falso negativo.

También existe una prueba de sangre que básicamente consiste en medir el nivel de la hormona HGC directamente en la sangre, lo que se convierte en una prueba aún más fiable que el test de orina porque es capaz de detectar si la mujer está o no embarazada entre 6 a 8 días después de la concepción.

Mientras que para el test de orina es necesario esperar al menos 2 semanas, aunque hoy día es posible encontrar en las farmacias test de orina mucho más sensibles capaces de detectar el embarazo apenas 6 días después de la concepción.

Pero cuando no existían los test de orina o de sangre, nuestras mamás y nuestras abuelas utilizaban lo que hoy día se siguen conociendo como pruebas caseras de embarazo, consistiendo básicamente en remedios caseros que pueden ser de utilidad en este sentido.

Aunque debemos dejar claro desde un primer momento que estas pruebas caseras no son tan fiables como por ejemplo los diferentes test de embarazo que puedes encontrar en las farmacias, con una fiabilidad de casi un 99%.

Una de las más populares o conocidas es la denominada como prueba del aceite, la cual ha pasado de generación en generación de abuelas a madres y posteriormente a sus propias nietas.

¿Qué es la prueba del aceite y en qué consiste?

Es una de las pruebas más clásicas y tradicionales, que antaño utilizaban las madres para saber si estaban o no embarazadas.

De hecho, son muchos los que la consideran como una de las pruebas más antiguas y utilizadas, y muchos la consideran incluso como un test de embarazo casero fiable, aunque nos reservamos esta opinión obviamente porque no se ha constatado científicamente su fiabilidad. No obstante, algunas mujeres que lo han usado aseguran que su fiabilidad es de entre un 70 a un 80%.

¿Cómo hacer el test de embarazo con aceite?

Para realizarla necesitas un vaso de cristal limpio, un poco de aceite de oliva y tu propio orín (es mejor que sea el primero que hagas por la mañana).

Debes orinar dentro del recipiente, y dejar que la muestra se enfríe durante aproximadamente una hora.

Con ayuda de un gotero o una cucharada esterilizada añade dos gotas de aceite de oliva en otro recipiente. En él añadirás un poco de orín sin que éste llegue a tomar el aceite.

Espera unas horas más: si ves que el orín y el aceite se han unido significa que

estás embarazada. Pero si se han quedado quietos y no se han tocado, significaría que no estás embarazada.

Aviso: Debes tener en cuenta que esta prueba de embarazo no es ni mucho menos fiable, por lo que en absoluto puede servir como diagnóstico positivo o negativo. Te recomendamos acudir a tu médico o realizarte alguna prueba médica (por ejemplo, un análisis de sangre o la prueba de orina) para confirmar si estás o no embarazada.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Métodos caseros para saber si estás embarazada

Muchas veces tenemos la duda o inquietud de saber si estamos o no embarazadas y probablemente desearíamos poder despejarla sin necesidad de recurrir a las pruebas de embarazo de sangre o de farmacia. Saber si se está en cinta puede ser angustioso y frustrante especialmente para esas mujeres que se encuentran en la búsqueda de un hijo desde hace algún tiempo sin tener éxito.

Si este es tu caso, acá te traemos algunos consejos para saber si estás embarazada sin test alguno. Te recordamos que la fiabilidad de los métodos caseros siempre será inferior a la de una prueba de farmacia o laboratorio y si aún después de probarlos todavía te quedan dudas no olvides acudir al médico o comprar un test de farmacia para tener la certeza de si estás o no en la dulce espera.

10 pruebas caseras de embarazo.

Prueba del aceite: necesitarás recoger una muestra de tu orina, preferiblemente la primera de la mañana. Para evitar alteraciones, se recomienda, tomar la muestra después de que salga una primera parte de la orina de modo que se limpien las vías urinarias. Utiliza un envase de vidrio para recolectar la orina. Déjala reposar unos minutos (hasta que se encuentre a temperatura ambiente) y después con ayuda de un gotero, añade dos gotas de aceite por separado, una a cada extremo. Después de 2 a 4 minutos observa la muestra y si las dos gotas están unidas el resultado es positivo.

Prueba del cloro: se basa en la reacción del cloro ante el ph de tu orina. Recoge la primera orina de la mañana en un envase de vidrio y agrega una cucharada sopera de cloro; si la orina cambia de color y se forma mucha espuma, el resultado es positivo.

Prueba del vinagre: recoge la primera orina de la mañana en un envase de vidrio, preferiblemente esterilizado antes. Añade una cucharada de vinagre y deja reposar la muestra por al menos veinte minutos. Si se forma espuma y cambia de color, el resultado es positivo.

Prueba del jabón: necesitarás un envase de vidrio y una pastilla de jabón de tocador sin usar. Recoge la orina en un envase limpio. Viértela en el vaso de vidrio en el que habrás colocado previamente la pastilla de jabón, cubriéndolo por completo y agítalo. Si el jabón hace espuma y burbujea el resultado es positivo.

Prueba de orina en frío: recoge tú orina en un envase de vidrio limpio y sin agitar ni remover colócalo en la nevera por aproximadamente media hora (30 minutos). Si se ha formado una especie de película de partículas en la superficie de la muestra el resultado es positivo. Si la película está al fondo, el resultado es negativo.

Prueba de pata de dientes: en un vaso de vidrio limpio coloca un chorro de pasta dental de color blanco. Recoge la primera orina de la mañana en otro envase de vidrio limpio; añade unas gotas de orina al envase de la pasta de dientes y remueve con una paleta de madera. Si se forma espuma, el resultado es positivo.

Prueba del azúcar: coloca tres cucharadas de azúcar en un recipiente limpio y de vidrio. Recolecta en ese envase la primera orina de la mañana. Si el azúcar se disuelve, el resultado es positivo.

Prueba de orina en caliente: recoge una muestra de tu orina. En un recipiente de metal lleva la orina a ebullición durante unos minutos. Al enfriarse si se ha formado una capa cremosa en la superficie de la muestra el resultado es positivo.

Prueba delflujo vaginal: para ello solo necesitas observar tu flujo vaginal y su coloración. Si este permanece a lo largo del ciclo transparente y poco viscoso podría ser indicativo de que estás embarazada.

Prueba de la aguja: es el método menos fiable de todos. Consiste en ensartar una aguja con un hilo de aproximadamente treinta centímetros de longitud. Acuéstate boca arriba, pídele a alguien que te ayude colocando el hilo suspendido a una altura de diez centímetros por encima de tu vientre. Permanece sin moverte y aguarda unos minutos a ver si la aguja se mueve; si lo hace el resultado es positivo.

Si tienes dudas y quieres conocer cómo saber si estás embarazada, tienes que saber que hay diferentes tipos de pruebas de embarazo que nos pueden llevar a una respuesta positiva o negativa. Sin embargo, siempre te recomendamos acudir al médico ya que son las pruebas de embarazo más fiables. Os dejamos un enlace de cómo hacer las pruebas para quedarse embarazada aquí: https://embarazo10.com/pruebas-caseras-de-embarazo/

Pruebas de embarazo caseras

Lo primero que tienes que saber es que las pruebas de embarazo caseras tienen un índice de fiabilidad muy bajo y que es preferible hacerte un test de embarazo, de los que te hablamos más abajo. Y como te decíamos antes, siempre lo más fiable y el que tendrá la última palabra es tu médico después de hacerte las pruebas pertinentes de las que también te vamos a informar más adelante.

Prueba de embarazo del vinagre

La prueba de embarazo del vinagre es una de las más populares ya que ha pasado de generación en generación y es probable que tu abuela o tu madre te haya hablado alguna vez de ella ya que, cuando la medicina y la ciencia quedaba un poco lejos de los pueblos en antaño, las mujeres recurrían a este tipo de pruebas casi “rituales” siendo la del vinagre la más común.

Lo primero que tienes que hacer es esterilizar un vaso con agua caliente y utilizarlo para hacer la primera orina de la mañana. Una vez lo tengamos, ponemos en la orina una cucharada de vinagre y esperamos 20 minutos sin agitarlo. Se dice que si se forma una espuma o cambia de color es que estás embarazada. Sin embargo, si no ocurre nada, significa que no estás embarazada.

Prueba de embarazo del jabón

En este caso verteremos nuestra orina sobre una pastilla de jabón que no haya sido utilizada previamente. Si la pastilla de jabón hace espuma o burbujas, el resultado es positivo y significa que estás embarazo. Si no se produce ningún efecto significa que el resultado de la prueba de embarazo es negativa.

Prueba de embarazo del flujo vaginal

Uno de los indicadores naturales que nos pueden confirmar o no nuestro embarazo es nuestro flujo vaginal. Esta prueba de embarazo no consiste en otra cosa más que observar el flujo vaginal ya que cuando nos quedamos embarazadas se vuelve de un color muy claro casi transparente y se mantiene igual durante un mes entero.

Prueba de embarazo con una aguja

Esta es la prueba de embarazo casera que menos fiabilidad tiene de todas pero que también ha pasado de generación en generación casi a modo de tradición o leyenda. Se trata de enhebrar una aguja en un trozo de hilo de unos 40 centímetros y suspender la aguja con el hilo sobre tu tripa. Una vez quieta la aguja si al cabo de unos segundos se empieza a mover significa que estás embarazada y si se queda quieta significa que la prueba es negativa. También se dice que si la aguja se mueve de manera vertical será una niña y si se mueve en círculo es un niño.

Prueba de embarazo del cloro

Para esta prueba de embarazo tenemos que verter un poco de cloro sobre nuestra primera orina del día y si cambia de color o hace espuma significará que estás embarazada. Si no se produce ningún efecto la prueba es negativa.

Prueba de embarazo de la orina fría

En este caso nos basaremos en la hormona hCG para saber de manera casera si estamos o no embarazadas. Debemos tomar nuestra orina e introducirla en la nevera por media hora. Si al sacarla vemos que se ha creado una película en la superficie de la orina, significa que estamos embarazadas. Si se encuentra en el fondo del recipiente, la prueba es negativa.

Prueba de embarazo de la orina caliente

En el caso opuesto de la prueba que hemos hecho arriba, ahora pondremos nuestra orina a hervir y cuando esté en estado de ebullición observamos si se crea una superficie cremosa que significará que estás embarazada. Pero si la orina se vuelve transparente, el resultado es negativo.

Prueba de embarazo de la pasta de dientes

Coloca sobre un recipiente un poco de pasta de dientes y sobre él, vierte un poco de orina. Remueve con un palito de madera y si al cabo de un rato se han formado burbujas o espuma significa que el resultado es positivo y estás embarazada, si no, es una prueba de embarazo negativa.

Prueba de embarazo del azúcar

Pon azúcar en un recipiente y después vierte tu orina sobre ella. Si el azúcar se disuelve significa que es un resultado positivo y que estás embarazada. Si se forman grumos con el azúcar, se trata de una prueba de embarazo negativa.

Prueba de embarazo del aceite

Sobre la primera orina del día vamos a echar dos gotas de aceite separadas. Si se unen significa que estás embrazada.

Y ahora vamos con las pruebas más fiables para saber si estás embarazada: las pruebas de embarazo médica.

Pruebas de embarazo médicas

El objetivo de las pruebas de embarazo médicas es centrarse en la hormona GCH que nuestro cuerpo produce durante el embarazo. Esta hormona puede medirse a través de la sangre y a través de la orina, por lo que las principales pruebas de embarazo médicas que pueden hacerte al llegar a tu médico para saber si estás embarazada es un análisis de sangre y un análisis de orina. Según los estudios médicos, durante el embarazo, la hormona GCH es más alta en los niveles de sangre que en la orina por lo que, aunque ambas pruebas son comunes, el análisis de sangre suele ser más concluyente.

Por otro lado, la prueba más certera que pueden hacernos para saber si estamos embarazadas y que, por lo tanto también será una de las pruebas que nos hagan nada más llegar a nuestro médico es una ecografía.

Test de embarazo

Y ahora vamos con la prueba más común de embarazo y la primera que solemos hacernos en cuanto tenemos una falta o una sospecha de que estamos embarazadas: los test de embarazo. Pero no debemos olvidarnos de que los test de embarazo no son 100% fiables y que podemos caer en un falso negativo o un falso positivo, por lo que siempre lo más fiable es acudir a un médico.

Cuándo hacerse un test de embarazo

Lo que tienes que saber es que los test de orina detectan la hormona del embarazo a partir de los 10-15 días de la concepción, por eso se suele recomendar hacerlos a partir de una falta de la menstruación, ya que si lo hacemos antes podemos caer en un falso negativo.

Cómo hacer un test de embarazo

El test de embarazo debe hacerse siempre con la primera orina del día ya que es la que más hormona contiene y será más fácil detectarlo.

Después de esta pauta, lo que tenemos que tener en cuenta son las instrucciones de cada test de embarazo ya que hay muchas marcas diferentes y cada uno lleva a cabo un procedimiento distinto. Algunos marcan el resultado de manera digital e incluso ofrecen una aproximación de los meses de embarazo cuando el resultado es positivo, otros lo hacen con colores y otros con rayas.

Por último, si el resultado del test de embarazo es positivo no dudes en acudir a un médico cuanto antes para que él confirme tu embarazo y te realice las pruebas médicas necesarias.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *