0

Prueba embarazo aceite

Sabemos que la prueba más fiable para detectar un embarazo es la confirmación del médico. Y que también es bastante fiable la prueba de embarazo que mide la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (hGC o la hormona del embarazo) gracias a una tira absorbente reactiva.

Sin embargo, también existen una serie de pruebas caseras (no tan fiables) que pueden hacerte sospechar de un posible embarazo. Entre ellas está la sorprendente prueba del aceite para saber si estás embarazada. ¿Quieres probar? Te explicamos cómo hacerla.

Cómo hacer la sorprendente prueba del aceite para saber si estás embarazada

Para realizar esta prueba casera de embarazo, tan popular entre las abuelas, solo necesitas un poco de aceite de oliva o aceite de bebé y tu propia orina. Los pasos a seguir son muy sencillos. Presta atención:

1. Utiliza un vaso o recipiente de cristal para recoger en él un poco de tu orina de primera hora de la mañana.

2. Deja que la orina repose y se enfríe durante al menos una hora.

3. Con ayuda de un gotero (esterilizado), vierte dos gotas de aceite en el recipiente de la orina. Las gotas deben de estar separadas, una en cada extremo del vaso.

4. Si al cabo de unos 2-3 minutos descubres que las dos gotas de aceite se han unido, será señal de que esperas un bebé. Si por el contrario, las gotas de aceite continúan en su lugar y no se han unido, puede que tus sospechas se deban solo a un simple retraso de la regla.

Otras posibles pruebas caseras para detectar un embarazo

El test de embarazo casero del aceite es muy antiguo. De hecho, es uno de los más populares entre las abuelas. Aunque no existe una demostración científica de su fiabilidad, las mujeres que lo han probado aseguran que puede ser fiable en un 70% de los casos.

A parte de este test o prueba casera de embarazo, existen otras muy conocidas. Por ejemplo, puedes probar con el test del jabón, para el que solo necesitarás una pastilla de jabón para lavar la ropa y tu propia orina, o la prueba de embarazo casera del cloro, para el que necesitarás tu orina y un poco de cloro.

Si además confirmas el embarazo y quieres saber si el bebé que esperas es niño o niña, puedes intentar averiguarlo con la famosa tabla china, aunque recuerda que la confirmación definitiva y más fiable siempre llegará a través de una ecografía.

¿Tienes dudas acerca de si estás o no embarazada y quieres saber de dudas sin pasar el médico o la farmacia? Evidentemente, solo estos dos métodos serán totalmente fiables (especialmente el primero, ya que en el caso de los test de farmacia también existen lo que se conoce como «falsos positivos»), pero también hay una seria de pruebas de embarazo caseras que te van a ayudar a despejar algunas dudas desde casa, con ingredientes que seguro tienes por la alacena. En nuestro blog ya hemos repasado algunos de ellos, pero hoy te hablamos de la prueba del aceite, una forma realmente fácil y bastante efectiva para salir de dudas.

Te explicamos en qué consiste a continuación.

Otros artículos de interés: Más pruebas caseras para saber si estás embarazada

Un embarazo deseado es una magnífica noticia para una pareja, pero debes tener una actitud muy responsable y cuidar a tu hijo desde sus primeras etapas

Así puedes hacer la prueba del aceite para saber si estás embarazada

Como decimos, esta prueba es una de las más sencillas y rápidas, no necesitas ingredientes raros o poco habituales y la puedes hacer tú misma, sin ayuda de nadie. Como te hemos comentado antes, nada será más efectivo que una prueba de orina o de sangre, pero la prueba del aceite lo cierto es que es una de las más antiguas y populares por su buen índice de acierto. Para muchas personas, especialmente para nuestras abuelas, es considerada como un test de embarazo casero muy fiable. Evidentemente, no hay evidencia empírica que la avale, pero se habla (siempre de forma popular) de una fiabilidad en torno a un 80%. Es para probarlo, ¿no? No pierdes nada.

El test de embarazo te dará una respuesta muy confiable si es positivo, si es negativo te lo repites una semana después

¿Cómo hacer la prueba del aceite?

Solo necesitarás dos vasos de cristal, aceite de oliva y tu orina. Recuerda que en el caso de las pruebas de orina, siempre debes realizarlas por la mañana para que nos garantice una mayor efectividad. Por la tarde, agentes externos puedes alterar los resultados.

Orina dentro del vaso y déjalo enfriar, con una hora debes tener suficiente. Ahora, añade 2 gotas de aceite al otro vaso (utiliza para ello un gotero o algo similar) y vierte un poco de orina. Muy poco, ten cuidado con el pulso ya que no debe llegar a tomar el aceite.

Déjalo reposar de nuevo. Si ambos se han unido, estás embarazada. Pero si no han llegado a tocarse, no lo estás.

Como ves, es un método fácil y sencillo, aunque debes tener algo de pulso para evitar que caiga más líquido de la cuenta.

El control del embarazo es básico para detectar a tiempo los posibles factores de riesgo para tu embarazo

¿Son fiables estos métodos de embarazo caseros?

Como es lógico, lo más fiable siempre será una prueba médica, ya sea mediante un análisis de sangre o de orina. Pero estos métodos caseros nos ayudan a hacernos una idea si no podemos esperar hasta que la cita con el doctor.

Otros artículos de interés: ¿Qué me espera en mi primera visita al doctor tras quedarme embarazada?

¿Cómo saber si estoy embarazada sin gastar dinero? Conoce las 4 pruebas caseras

1.- Prueba de orina refrigerada

Los materiales son un frasco de vidrio limpio y seco más un espacio en el refrigerador. Usa la primera orina de la mañana, viertela en el frasco de vidrio y colócalo en el refrigerador por un mínimo por dos horas.

Resultado positivo: Si se formó una espuma blanca en la superficie de la orina o unas partículas blancas es positivo el embarazo.

Resultado negativo: Si las partículas blancas se quedan en la base de frasco el resultado es negativo

2.- Prueba con pasta dental

Coloca una porción de la pasta dental en un recipiente, luego agrega unas gotas de orina (primera orina de la mañana).

Resultado positivo: Si en unos minutos la pasta burbujea o sale espumas y puede llegar a tomar un color azulado, es positivo.

Resultado negativo: Si la pasta no reacciona, es decir, mantiene su estado original, no hay embarazo.

3.- Prueba con aceite

Vierte en un frasco la orina y agrega un chorro de aceite:

Resultado positivo: Si las gotas comienzan a unirse formando una sola gota grande.

Resultado negativo: Si el aceite se divide en pequeña gotas.

4.- Prueba con cloro

Coloca la orina en un recipiente limpio y vierte el cloro.

Resultado positivo: Si se forma espuma en la superficie y cambia la tonalidad del color (estás embazada)

Resultado negativo: Si no hay ninguna alteración, salvo los burbujeos sin formar la espuma (no estás embarazada).

Dato: Plantas para la prueba de embarazo usado por los ancestros fueron el diente de león, trigo, cebolla y pino.

5 cuidados básico durante el embarazo

Durante el embarazo es importante seguir las siguientes recomendaciones para que el bebé nazca saludable.

1.- Una dieta adecuada, comer de 5 a 6 veces al día

2.- Consumir zumos, lácteos, agua e infusiones

3.- No fumar y evitar el alcohol

4.- Hacer ejercicios como la Yoga, caminata y danza de vientre

5.- Evitar el uso de calcetines ajustado porque puede generar várices

Nota: La alimentación en el embarazo es fundamental, aquí te dejamos una guía completa sobre la alimentación.

Mito o verdad: ¿Las pruebas caseras de embarazo funcionan?

Las pruebas caseras de embarazo son muy utilizadas por ser una manera más rápida de saber si la mujer está embarazada o no, ya que muchas de estas pruebas prometen que funcionan desde el primer momento en que ocurrió la fecundación, no siendo necesario esperar por el retraso menstrual, como ocurre en las pruebas de farmacia.

Sin embargo, este tipo de pruebas no posee cualquier comprobación científica y, por esto, no deben considerarse una forma fiable para confirmar o descartar un posible embarazo.

De todas las pruebas de embarazo que se pueden realizar en casa, el más fidedigno es el test de embarazo que se compra en la farmacia, debido a que identifica la presencia de la hormona beta HCG en la orina de la mujer, un tipo de hormona que se produce durante el embarazo. Sin embargo, en caso necesite un resultado más rápido se puede optar por realizar un examen de sangre de HCG, que puede realizarse 10 días después de haber tenido contacto sexual sin protección.

A continuación presentamos las pruebas caseras de embarazo más utilizadas, cuál es la teoría por detrás de cada una y por qué no funcionan:

1. Prueba online de embarazo

Las pruebas online son cada vez más comunes, pero deben considerarse una forma de saber cuál es el riesgo de estar embarazada, no debiendo servir como test definitivo, ni sustituir la prueba de farmacia o de laboratorio.

Esto porque las pruebas online se basan en los sintomas genéricos del embarazo, así como actividades de riesgo, no siendo capaces de evaluar cada mujer individualmente, ni tomar en cuenta factores mas específicos, como lo es la presencia de hormonas del embarazo en la orina o en la sangre.

Este es un ejemplo de prueba online que elaboramos con el objetivo de evaluar las probabilidades de que la mujer esté embarazada, indicando cuándo hay más necesidad de realizar un test de embarazo de farmacia o de sangre:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Descubre si estás embarazada

Iniciar la pruebaEn el último mes, ¿Tuviste relaciones sexuales sin usar condón u otro método anticonceptivo como DIU, implante o pastillas?

  • No

¿Notaste algún flujo vaginal de color rosado últimamente?

  • No

¿Sientes náuseas y tienes ganas de vomitar por la mañana?

  • No

¿Estás más sensible a los olores y te sientes incómoda con el olor del cigarro, de la comida o del perfume?

  • No

¿Tu barriga parece más hinchada que antes, siendo más difícil mantener los pantalones abrochados durante el día?

  • No

¿Tu piel parece más grasosa y con tendencia a aparecer acné?

  • No

¿Te estás sintiendo más cansada de lo normal y con más sueño?

  • No

¿Tu menstruación está retrasada hace más de 5 días?

  • No

¿Ya te hiciste alguna prueba de embarazo de farmacia o examen de sangre en el último mes, con resultado positivo?

  • No

¿Tomaste la píldora del día siguiente recientemente?

  • No

2. Prueba con lejía

De acuerdo con las teorías populares, este test funciona porque la lejía es capaz de reaccionar con la hormona beta HCG, como ocurre en la prueba de farmacia, causando la formación de espuma. Por lo que si no hay formación de espuma, se considera que el resultado es negativo.

Sin embargo, no existe cualquier estudio que confirme este efecto y, según algunos relatos, la formación de orina con lejía puede causar formación de espuma en los hombres también.

3. Prueba de orina hervida

La prueba de la orina hervida aparentemente se basa en la teoría de hervir proteínas, como ocurre en el caso de la leche que al ser hervida causa la formación de espuma. La hormona beta HCG es un tipo de proteína que se identifica en la orina cuando la mujer está embarazada, por lo que al hervir la orina y por esta hormona ser una proteína, debería formar espuma, dando un resultado positivo.

Sin embargo, también existen otras condiciones que también pueden aumentar la presencia de proteínas en la orina, com es el caso de una infección urinaria u otros problemas renales. En estos casos, el resultado también podría dar un resultado positivo, así la mujer no esté embarazada.

Además de esto, si existen vestigios de productos de limpieza en la olla donde será hervida la orina, también podría haber formación de espuma por las reacciones químicas con el producto, obteniéndose un falso positivo.

4. Prueba del vinagre

Esta prueba fue creada basada en el concepto de que el pH de la orina en el embarazo suele ser más básico que el de una mujer no embarazada. De esta forma, la idea es que cuando el vinagre (que tiene un pH más ácido) entre en contacto con la orina, provoque una reacción que altere el color, indicando que la mujer está embarazada.

Sin embargo, el vinagre no siempre cambia de color cuando entra en contacto con una sustancia más básica. Además de esto, el pH de la orina de la mujer a pesar que es ligeramente más básico, continúa siendo ácido, impidiendo la reacción.

5. Prueba de la aguja

En esta prueba casera es necesario colocar una aguja en una muestra de orina durante algunas horas y luego observar si hubo algún cambio en el color de la aguja. Si la aguja cambia de color, significa que la mujer está embarazada.

La teoría detrás de esta prueba es la oxidación del metal, que ocurre cuando la aguja entra en contacto prolongado con otra sustancia, como el agua o la orina y se oxida. Sin embargo, este es un proceso que demora varios días y no ocurre en unas horas.

Además, existen otros factores que no son tomados en cuenta en esta prueba y que pueden influenciar la tasa de oxidación como: la temperatura del ambiente, el desgaste de la aguja o la exposición a la luz solar, por ejemplo.

6. Prueba del hisopo

La prueba del hisopo o bastoncillo es un método poco seguro en el que la mujer debe introducírselo en el canal vaginal, cerca del cuello uterino, y frotarlo suavemente en esta región para identificar si existe la presencia o no de sangre. Esta prueba debe realizarse unos días antes de la menstruación y sirve para identificar precozmente si el período está bajando. Por lo que si el hisopo se ensucia, puede indicar que la mujer no está embarazada porque se acerca su período.

Aunque parezca un método confiable, es un método poco recomendado. En primer lugar, porque frotar el hisopo en las paredes vaginales puede causar lesiones que terminan sangrando y dañando el resultado. Y en segundo lugar, porque aplicar un hisopo de algodón dentro del canal vaginal y cerca del cuello uterino, puede aumentar el riesgo de contraer una infección.

Cuál es la mejor prueba de embarazo

De todas las pruebas de embarazo que se puede hacer en casa, el más fidedigno es la prueba de embarazo que se compra en la farmacia, ya que mide la presencia de la hormona beta HCG en la orina de la mujer, esta hormona sólo se produce en los casos de embarazo.

Pero a pesar de ser una prueba de confianza, la prueba de la farmacia puede no detectar el embarazo cuando se realiza demasiado temprano o cuando se hace de forma incorrecta. El momento ideal para hacer la prueba de embarazo de la farmacia es cuando la menstruación se retrasa por 7 días o más. Sin embargo, a partir del primer día del retraso menstrual ya podría dar un resultado positivo. Vea cómo se realiza esta prueba para obtener un resultado correcto.

Las mujeres que desean saber si están embarazadas antes del retraso menstrual deben realizarse un examen de sangre que identifica la cantidad de la hormona HCG y que puede realizarse 10 días después de haber tenido relaciones sexuales. Entienda mejor cómo funciona este examen.

En qué consiste la prueba de embarazo con aceite

Cómo se hace una prueba de embarazo con aceite

Lo primero que debes de hacer es contar con un recipiente de cristal completamente limpio y depositar en él tu orina (no hace falta que sea toda). Se recomienda utilizar la primera orina del día dado que suele ser la que más concentración tiene de hormonas.

Cuando se haya orinado en el recipiente hay que dejarlo que enfríe durante una media hora aproximadamente. Hay que taparlo con un papel film o de aluminio para evitar que pueda caer algo dentro que entorpezca después la prueba en sí.

En el momento en el que la orina esté fría hay que añadir tres o cuatro gotas de aceite, procurando que cada una de ellas esté en un punto cardinal o lo más separadas entre sí que sea posible. Supuestamente, en caso de que las gotas no estén juntas, el test no sería válido.

Ahora toca esperar unos 3 minutos aproximadamente. Si las gotas se han unido entre sí, supuestamente es que el embarazo es positivo. En caso de que no se junten, el resultado del embarazo es negativo.

Fiabilidad de la prueba de embarazo con aceite

Aunque el test embarazo aceite puede tener cierta fama, no hay comparación con los resultados que pueden proporcionar las pruebas médicas como un análisis de sangre o una prueba de orina.

Muchas mujeres han afirmado que la fiabilidad del aceite es muy alta, quizá influenciadas porque es una de las pruebas más antiguas que se conoce para saber si se está embarazada o no. Se dice que su fiabilidad ronda entre un 70 y un 80% pero hay que aclarar que es algo que no está demostrado científicamente.

¿Es segura la prueba de embarazo con aceite?

Si lo que quieres es asegurarte de si estás embarazada o no, lo mejor es someterse a otras pruebas como la de orina o la de sangre, que es la más fiable actualmente. Las pruebas como esta, al no estar avaladas ni haber sido estudiadas científicamente carecen de cierto rigor, a pesar de ser muy utilizadas.

El test embarazo aceite no debe ser considerado como una prueba concluyente de que se está embarazada o no y tampoco debe ser la alternativa a las pruebas de embarazo que todas conocemos y que podemos adquirir en cualquier farmacia.

¿Cómo funciona una prueba de embarazo casera?

Prueba de embarazo de la aguja

La prueba de embarazo «de la aguja» es sumamente curiosa y merece una mención aparte. No deja de ser un método relacionado con el péndulo, pero se realiza con aguja e hilo de coser.

Como no, conviene recordar que no se trata de un test fiable ni se basa en la evidencia científica, pero lo cierto es que muchas mujeres han reconocido que este método casero tradicional les ha funcionado como prueba de embarazo.

Para realizar la prueba de la aguja, se necesita una aguja de coser, hilo, unas tijeras y una persona que te ayude a realizar la prueba.

Primero, hay que cortar un trozo de hilo de unos 20-25 centímetros de largo y enhebrar la aguja. Después, se anudan los dos extremos del hilo, que es por donde se sujetará a modo de péndulo.

La aspirante a futura mamá se debe tumbar en la cama o en una superficie plana y permanecer bien estirada y recta.

La persona que te ayuda debe situar el colgante con la aguja (sin que toque tu cuerpo) justo por encima de tu abdomen. Si la aguja se mueve, significa que estás embarazada; de lo contrario, permanecerá inmóvil.

El test de la pasta de dientes

Otra prueba casera de embarazo cuanto menos curiosa es el llamado «test de la pasta de dientes». Nuevamente, muchas mujeres aseguran su éxito, si bien carece de todo fundamento científico.

Se necesitan: la primera orina de la mañana, pasta de dientes de color blanco y un recipiente.

El procedimiento es muy sencillo y rápido. Consiste en recoger un poco de la primera orina de la mañana y dejarla enfriar un poco.

A continuación, se pone un poco de pasta de dientes blanca en el recipiente y se añade una cucharadita de orina (debe haber más pasta que orina). Se mezcla todo y se deja reposar 2-3 minutos.

Pasado el tiempo de reposo, si la mezcla ha adquirido un tono azulado y se ha generado espuma, significaría que la mujer está embarazada.

Por el contrario, si la mezcla no cambia de aspecto después del reposo, no habría embarazo.

¿Cuál es la precisión de las pruebas de embarazo caseras?

Como hemos comentado anteriormente, las pruebas de embarazo caseras tienen una fiabilidad relativa, y no basada en datos estadísticos, sino en los testimonios de las mujeres que han recurrido a ellas a lo largo de años y décadas.

Aunque algunas hablan de porcentajes de acierto de hasta el 70-80%, no podemos establecer una cifra contrastable.

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que los test de embarazo que se venden en las farmacias tienen una eficacia de más del 95%, por lo que si quieres estar segura de si estás embarazada o no, te aconsejamos que recurras a ellos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *