0

Pueblos de europa

Tabla de contenidos

4 mayo 201521 diciembre 20198 Comentarios Share on Pinterest

En el blog nos concentramos en destacar nuestra propia selección con los 30 pueblos medievales más bonitos de España. En ésta ocasión, el criterio es destacar uno a uno los pueblos que integran la Asociación Los pueblos más bonitos de España (link a la web oficial de la asociación). Bajo una serie de requisitos ésta asociación se propone difundir y preservar el patrimonio cultural, natural y rural en núcleos que aún poco poblados, poseen un encanto y atractivo a destacar. Los pueblos que se suman a esta lista cumplen varios requerimientos: entre ellos, tener menos de 15000 habitantes, y poseer un patrimonio arquitectónico o natural de gran valor. Lo que es común a todos ellos es el estado de conservación, el cuidado, un aspecto que los convierte en un sitio irresistible para cualquier turista. Los integrantes son uno a uno (y en cuatro partes):

1. Frigiliana (Málaga)

Es uno de los llamados pueblos blancos. Frigiliana se encuentra en la provincia de Málaga, en la vertiente sur de una sierra, como adosada y adaptada al paisaje. Es uno de los más bonitos de Andalucía.

Ver también Una ruta turística para hacer en coche por los pueblos más bonitos de Andalucía

Daniel Sancho

Derecho de autor: Narcis Parfenti via

2. Vejer de la Frontera (Cádiz)

Está enclavado sobre una montaña a solo ocho kilómetros de la costa. Vejer de la Frontera posee una parte histórica amurallada, conserva un castillo, iglesias, todo en un en entorno de encanto rural.

Mark Koester

3. La Alberca (Salamanca)

Situado al sur de la provincia de Salamanca, desde el año 1940 el casco urbano de La Alberca está resguardado como Monumento Histórico-Artístico. Las fachadas y edificios se erigen en base a piedras y madera, ventanales y balcones cubiertos de flores en primavera-verano, y todo en medio de un entramado laberíntico.

Ver más

Raúl Hernández González

4. Lastres (Asturias)

Villa marinera con apenas 2.000 habitantes, Lastres entra en la lista de los pueblos más bonitos por su encantador colección de tejados emplazados en una colina que cae al mar. Está situado en el concejo de Colunga, y también posee playas de gran belleza.

(Ver también 5 pueblos costeros que inspiran un viaje a Asturias)

Consejo 101 lugares increibles: aprovecha el descuento de 5 % para viajar seguro:

Clickea aquí para obtener el 5 % de descuento en tu seguro de viaje

Rubén Iglesias

5. Mogarraz (Salamanca)

Mogarraz es un pueblo pequeño, pero de increíble valor cultural y patrimonial por su estructura y aspecto urbano indudablemente medieval, con calles que invitan a caminarse y perderse como en un viaje en el tiempo:

Asier Sarasua Aranberri

6. Cantavieja (Teruel)

Cantavieja fue seleccionado para esta lista por su casco urbano medieval, una colección de edificios de gran valor histórico, también enclavado en un lugar singular, junto a barrancadas y a unos 1.200 metros sobre el nivel del mar.

Manel Zaera

7. El Castell de Guadalest (Alicante)

Es un municipio pequeño, y que ha descendido en habitantes. Pero en cambio a ascendido en cuanto a turistas y visitantes por su pintoresco castillo encaramado y dominando el valle de Guadalest. Su entorno paisajístico es accidentado y es ideal para recorrerlo en una ruta por la región que incluya algunos de los destinos en la costa.

Adrian Juniper

8. Villafamés (Castellón)

Lo que hace aún más bonito a este pueblo es su ubicación en torno a una estribación parte de la Sierra de les Conteses. El caserío de Villafamés es así un mirador con vistas hacia los valles y cerca de la costa. Hay varios edificios históricos entre los que se cuentan ermitas e iglesias.

Imagen autor Espencat (Via Wikimedia)

9. Aínsa (Huesca)

Situado en el alto Pirineo de Huesca, Aínsa está a un paso del Parque natural de Sierra y los Cañones de Guara y atrae por su núcleo histórico medieval. Está situada sobre un promontorio que sobresale en la confluencia de los ríos Cinca y Ara.

Turol Jones

Derecho de autor: Papa Bravo via

Derecho de autor: leoks via

Derecho de autor: A.S.Floro via

10. Anento (Zaragoza)

Está al sur de la provincia de Zaragoza, apenas tiene 105 habitantes y lo que llama la atención es el promontorio de piedra caliza junto al que se asienta el pueblo. Anento está junto a los restos de un castillo y sus casas poseen un particular aspecto decoradas con los colores de la tierra del entorno con el sello medieval.

11. Almagro (Ciudad Real)

Almagro destaca por su patrimonio histórico, empezando por su Plaza Mayor, antigua plaza de armas rodeado de edificaciones de dos plantas. También hay numerosas casas solariegas, palacios, y un corral de comedias, antiguo teatro del siglo XVII (el único conservado de España).

juandiazhidalgo

En España no todo es ruido y estrés, nuestro país esconde rincones rurales realmente increíbles, pueblos preciosos que tienes a pocas horas de Madrid o Barcelona para una bonita escapada de fin de semana. Viajar es siempre una buena oportunidad para disfrutar en familia lejos del gran barullo de la ciudad.

Muchos pueblos de pescadores se han llenado de comercios y urbanizaciones, pero otros siguen conservando su esencia con subastas de pescado al atardecer justo cuando regresan las barcas.

CADAQUÉS

Para Salvador Dalí era “El pueblo más bonito del mundo”. Quizá es por esto que este pequeño pueblecito pesquero de la Costa Brava, que preside la lista de los más hermosos de nuestro país, ha atraído siempre a numerosos artistas e intelectuales.

Es realmente apetecible el pasear por sus calles teñidas de blanco, repletas de flores y con suelos de rastrell, piedras hechas a mano recogidas del mar. ¿Es o no es Cadaqués un lugar muy especial?.

LASTRES

Lastres es seguramente uno de los pueblos más bonitos de la costa asturiana. ¿Lo mejor? Pasear por su puerto hasta el faro de luces y adentrarte en el casco antiguo. Es pequeñito y sobresale por sus calles laberínticas y las grandes cuestas. Es el pueblo dónde se rodó la serie Doctor Mateo y, de hecho, en este lugar hay una ruta creada para recorrer todos los escondrijos que salían en la serie.

AÍNSA

Este precioso pueblecito medieval es un imprescindible del Pirineo de Huesca. No puedes perderte pasear por sus calles empedradas y las casas blasonadas ahora convertidas en casas de hospedaje e, incluso, bonitas tiendas de decoración.

FUENTERRABIA

A tan solo 20 kilómetros de San Sebastián se encuentra este colorido pueblo dónde, además de deleitarte con una gastronomía de calidad en sus bares de pintxos y restaurantes, podrás disfrutar de su asombroso casco antiguo y sus tranquilas playas.

CUDILLERO

Cudillero es quizá el pueblo marinero más bonito de España y uno de los principales puertos de Asturias del siglo XIX. Es una excelente opción si lo que te apetece es hacer una escapada relajante porque el pueblo es muy tranquilo.

Dicen que, quien contempla la puesta de sol o una tormenta desde lo alto del Cabo Video, jamás podrá olvidarla.

Si seguiste nuestros consejos y visitaste al menos una de estas preciosas ciudades en pasados años, ¡solo tienes que rehacer la maleta! Hemos seleccionado las 17 ciudades que ver en Europa en 2019 y es el momento de viajar.

Mercadillos llenos de vida, museos únicos en el mundo, barrios hípster (o yuccie), parques en los que perderse durante horas, arquitectura de vanguardia y sitios arqueológicos, arte callejero y cafés de moda. Todo eso es lo que te espera en estas 17 ciudades que visitar en 2019.

1. Turín

Empezamos por la bella Italia, donde nos encontramos con una de las ciudades que visitar que en los últimos años ha experimentado una verdadera transformación, ¡y no hay signos de que esta vaya a parar! Turín, la capital del Piamonte, es un lugar famoso por sus plazas y palacios reales, pero también por su atmósfera cultural joven y dinámica. Encontrarás muchos bares, galerías de arte, conciertos y eventos que ahora son el día a día de locales y visitantes. El mes más “movido” es, sin duda, noviembre, cuando la ciudad se transforma en un escaparate internacional para eventos de arte contemporáneo y música electrónica. Artissima atrae a los amantes del arte y el coleccionismo, mientras que Club to Club es uno de los festivales más importantes de Europa, ya que sus artistas llaman a miles de personas que quieren bailar durante un fin de semana. ¡No te lo pierdas!

Haz clic en la fotografía y descubre los 15 lugares más bonitos de Italia

2. Wroclaw

Wroclaw o Breslavia es una de las ciudades que visitar en 2019 en Europa. Es una hermosa ciudad situada en el suroeste de Polonia, famosa por su vitalidad cultural y la riqueza de atracciones que ofrece a los visitantes. No es de extrañar que fuese declarada Capital Cultural Europea en 2016 y que acogiese un montón de eventos de todo tipo como conciertos, festivales de música, teatro, cine y literatura y grandes exposiciones. Descubre su vida cultural y su ambiente contemporáneo enmarcados por iglesias, puentes y edificios históricos de gran variedad arquitectónica.

Pincha en la foto para descubrir los 15 lugares más bonitos de Polonia

3. Helsinki

Vamos más al norte para descubrir la encantadora capital de Finlandia, otra de las ciudades que visitar en 2019, pues, al contrario de lo que se podría esperar, parece que va a ser un año muy… ¡caliente! Los habitantes de Helsinki luchan contra las hostiles temperaturas y organizan gran cantidad de eventos para todos los gustos, así que, la visites cuando la visites, no te decepcionarás. Además de eventos dedicados a la gastronomía como Restaurant Day o StrEAT, también se celebra LUX Helsinki, cuando durante 5 días instalaciones artísticas de luz llenan el centro de la ciudad; el Flow Festival en agosto es para los amantes de lo más trendy del momento y la Helsinki Design Week, en septiembre, es un punto de encuentro para muchos expositores, pues concentra muestras de los mejores diseñadores del mundo. ¡No te vas a aburrir!

Haz clic en la imagen y conoce las 10 capitales más frías pero muy hermosas del mundo

4. Gotemburgo

Nos mantenemos en Escandinavia, que también guarda otra de las ciudades que visitar en 2019: Gotemburgo. Esta preciosa ciudad sueca es uno de los corazones del país y su alma creativa. Su puerto cosmopolita lleva años atrayendo a artistas y jóvenes de todo el mundo, que encuentran en sus calles tranquilas el lugar perfecto para dar rienda suelta a la imaginación gracias al equilibrio entre la arquitectura neoclásica y experimental. Si eres amante del cine, en 2017 no te pierdas el Festival Internacional de Cine de Gotemburgo, que se desarrolla en enero y febrero. Además, la ciudad siempre está llena de eventos de todo tipo: música, yoga, gastronomía, ciencia… ¡Siempre hay algo que hacer!

Haz clic en la fotografía y toma nota de estos 6 lugares asequibles donde ver auroras boreales este invierno

5. Londres

Cada año es bueno visitar la caótica pero siempre fascinante capital británica, que, con sus luces y su atmósfera, cautiva a viajeros de todas las edades. No solo eso, Londres es una de las ciudades que visitar en 2019 por su innumerable cantidad de cosas que ver y que hacer. El año comienza inmediatamente con la London Art Fair, prevista para enero, donde se pueden admirar cientos de obras de arte contemporáneo de las mejores galerías del mundo. Luego continúa con la Fashion Week en febrero, en la que encontrarás a los mejores diseñadores, y con el famoso Chelsea Flower Show en mayo para celebrar la primavera. Finalmente, a partir de junio podrás disfrutar de los numerosos conciertos y festivales de música que llenan los parques y que convierten a la ciudad en una fiesta continua. Prepárate, las sorpresas estás siempre por las esquinas de Londres.

Clica en la fotografía y descubre qué ver en Londres con la guía de Skyscanner

6. San Sebastián

Nos vamos a tierras un poco más cálidas, en concreto, a la hermosa región del País Vasco. Aquí nos encontramos con la que fue la segunda capital europea de la cultura en 2016: San Sebastián. Esta hermosa ciudad situada en la costa norte siempre encabeza las listas mundiales por su oferta gastronómica y su animada vida nocturna. Por otro lado, el surf, las fiestas y el ambiente relajado enamoran a todos los visitantes. Es común encontrarse con eventos sobre arte, música y danza por todos los rincones de la ciudad. Por ello, es un destino estupendo para pasar el día descubriendo sus mejores rincones y terminar la velada con una deliciosa cena y unos cócteles junto al mar.

Dale un clic a la fotografía y toma nota de las 10 mejores cosas que hacer en San Sebastián

7. Leipzig

En el corazón de la gran Alemania, a aproximadamente una hora de Berlín, se encuentra otra de las ciudades que ver en 2019. Leipzig se perfila cada vez más como la alternativa más moderna y viable que la capital. Quizás es por su ilustre historia, ligada a nombres como Bach y Wagner; o, tal vez, por sus grandes espacios verdes, aún no conquistados por las manos especuladoras. También podría ser por su alma tranquila, en la que se respira arte, música y alegría de vivir. En definitiva, independientemente de los motivos por los que Leipzig es una preciosa ciudad que visitar, vivir durante unos meses o quizás (quién sabe) incluso más, una cosa es cierta: 2019 es el año para descubrir y disfrutar de su entusiasmo. La gente de Leipzig tiene ganas de vivir y no podemos hacer otra cosa que animarte a conocerla.

Clica en la foto y conoce los 20 barrios perfectos para los Yuccies de todo el mundo

8. Edimburgo

¡Bienvenido a la mágica Edimburgo! Aterrizarás en un lugar que parece sacado de un cuento. Su centro histórico está compuesto por calles empedradas que ascienden y descienden por las colinas en las que se sitúa la ciudad, una sucesión de edificios medievales perfectamente conservados, iglesias góticas con un aire misterioso a la espera de ser explorado y, por supuesto, el imponente castillo, que parece proteger a todos desde su privilegiada posición. Además, sentirás que su espíritu está más joven que nunca y notarás el bullicio en sus restaurantes, tiendas y decenas de eventos semanales. Si quieres aún más animación, visita la ciudad durante el famoso Fringe Festival, que durante casi todo el mes de agosto transforma a Edimburgo en un gran festival de música y arte. En mayo también podrás asistir al International Science Festival y en junio al Film Festival. Todas ellas son oportunidades únicas para conocer una de las ciudades más bonitas de Europa.

Dale un clic a la imagen y descubre qué ver en Edimburgo en 24 horas

9. Mantua

En el listado de ciudades que visitar en 2019 también se encuentra la bella Mantua, que fue Capital Europea de la Cultura en 2016. La elegante ciudad de Lombardía te dará la bienvenida con sus palacios renacentistas y modernos barrios llenos de vida y centros de arte. También encontrarás muchísimos eventos y oportunidades para divertirte. Este año también tendrá lugar el Festivaletteratura, uno de los festivales de literatura más interesantes de Europa. Podrías alquilar una bicicleta y visitar los mejores lugares de Mantua: el Castillo de San Jorge, el Palacio Ducal, una preciosa Catedral, el Palazzo Te… Además, Sabbionetta, un pueblo vecino a Mantua, ya se encuentra dentro de los lugares en la lista de Patrimonios de la Humanidad. Sin duda, esta ciudad es una verdadera perla que visitar en Italia.

Vuela a Italia

10. Lyon

La hermosa Lyon es la tercera ciudad más grande de Francia y el verdadero centro dinámico del país. Más habitable y relajada que la capital, Lyon acoge museos, restaurantes de todo tipo, boutiques y originales tiendas, así como un gran número de bares y discotecas en cada rincón, ya que se trata de una vibrante ciudad universitaria. Todo ello rodeado de bellos edificios con vistas al río Ródano, grandes parques y un ambiente que mezcla la típica elefancia francesa y el anhelo de la innovación, de mirar hacia el futuro, como lo demuestra el festival de música electrónica Nuits Sonores, que se celebra en mayo y que se ha ganado un lugar de honor en la escena europea. ¡Echa un vistazo a este vídeo y empieza a hacer las maletas!

Pincha en la imagen y descubre las 10 mejores rutas en coche para hacer en Francia

Vuela a Lyon

11. La Haya

No te dejes engañar por la fama de La Haya como ciudad de negocios, en oposición a las tranquilas y vecinas Ámsterdam o Delft. Es cierto que es la residencia de la Familia Real y que hay muchas embajadas, pero también hay un centro histórico muy animado, grandes parques que puedes recorrer en bicicleta, hermosas casas, cafés alternativos en los que se sirve bebida y comida casera y muchísimo arte (no deberías perderte la famosa pintura de La joven de la perla en el museo Mauritshuis). Además, la guinda del pastel es el distrito marítimo de Scheveningen, donde los largos kilómetros de playas son frecuentados por surfistas locales y donde se celebran conciertos, fiestas, mercados y mucho más.

Vuela a Holanda

12. Atenas

Lo antiguo y lo moderno se reúnen y coexisten de una manera fantástica en la cuna de nuestra civilización. Atenas es una de las ciudades que ver no solo por los tesoros únicos que alberga, sino también por el ambiente festivo que ha sido capaz de construir a pesar del peso de la historia y de los recientes problemas económicos. En este museo al aire libre se alternan monumentos milenarios y restaurantes de moda, testimonios del pasado y terrazas frecuentadas por las generaciones más jóvenes. El barrio de Gazi, en particular, es un excelente punto de partida para descubrir la cara más creativa y animada de Atenas. El barrio, con identidad post-industrial, cuenta con un montón de talleres de artistas y artesanos y es común que la agenda de conciertos y exposiciones esté a reventar. Nútrete bien a base de pita giros, tzatziki y cerveza bien fría y lánzate a descubrir la ciudad reina del Mediterráneo.

Clica en la foto y conoce 13 lugares estupendos que ver en Atenas

Vuela a Atenas

13. San Petersburgo

Podrías volar a Rusia para disfrutar de una ciudad que es un verdadero derroche de belleza y majestuosidad. La antigua capital imperial se construyó con el propósito de mostrar al mundo el poder del reinado de Pedro el Grande y esta intención también se mantuvo en décadas posteriores. Famosos arquitectos europeos fueron convocados para construir palacios, plazas y catedrales, que ahora provocan placer a aquellos que pasean por las calles de San Petersburgo, un tesoro de arte y la cultura que no tiene precio. Algunos de los placeres de los que podrás disfrutar en la ciudad son: pasear por las salas del Hermitage o explorar las galerías de arte contemporáneo, disfrutar de una obra o aprovechar las noches de verano para asistir a los grandes festivales de música y dar largos paseos por los canales durante las famosas noches blancas, cuando la luz parece no tener fin y la fiesta continúa hasta el amanecer. La magia de San Petersburgo te cautivará a cada paso: ¡déjate encantar!

Pincha en la imagen y descubre las 20 plazas más bonitas del mundo

Vuela a San Petersburgo

14. Nápoles

Volvemos a la deliciosa Italia para hablar de otra de las ciudades que visitar en Europa en 2019. Nápoles tiene mucho que ofrecer desde diferentes puntos de vista. En primer lugar, Nápoles posee un precioso casco antiguo, repleto de patrimonio histórico, iglesias barrocas y palacios, grandes plazas y estrechas calles pintorescas. De las ventanas de las casas emerge un ambiente alegre, sonidos y olores mediterráneos. La segunda razón para amar Nápoles es su gastronomía: una fiesta de sabores, desde lo salado hasta lo dulce. Los amantes de la comida callejera y del buen comer disfrutarán, por supuesto, de pizzas superlativas, pero también de los típicos paninis napolitanos acompañados de un buen babà al ron o de un trozo de pastiera. Si eres más de restaurantes, tendrás que elegir, pues encontrarás todo el pescado que quieras, estupendos cafés y la ubicación ideal para disfrutar de unas vacaciones con la banda sonora del mare nostrum.

Pincha en la imagen y podrás saber cuáles son los 17 destinos turísticos emergentes en 2017

Vuela a Nápoles

15. Gante

Gante, en la parte flamenca de Bélgica, es una de las ciudades que visitar en 2019 si quieres experimentar de primera mano la creciente transformación de esta ciudad medieval en un vibrante centro cultural, donde turistas y lugareños andan enamorados de su estilo de vida. Repleta de canales, es común ver cafés con mesas de madera e iluminados con una luz suave de los que sale un delicioso aroma a pasteles caseros. Además, es una ciudad de tamaño medio, fácil de pasear gracias a sus calles tranquilas. Por último, en Gante encontrarás algunos de los mejores museos de Bélgica y un gran número de espectáculos y festivales relacionados con el arte, especialmente teatro y circo. Te vamos a dar un consejo: date prisa en visitar la deliciosa Gante antes de descubrir el resto de Europa y disfruta de sus secretos antes que muchos otros.

Vuela a Bélgica

16. Ibiza

La fabulosa Ibiza es otra de las ciudades que visitar en 2019 gracias a sus noches salvajes, playas de ensueño y vistas impresionantes. La capital, Eivissa, es una hermosa ciudad que se levanta sobre una colina situada a poca distancia del mar y su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra rodeado por una antigua muralla. En sus calles se suceden elegantes restaurantes, tiendas de artesanía y pequeños hoteles boutique en los que pasar una estancia inolvidable. Si te gustan las discotecas, opta por los meses de verano, cuando los mejores DJ del mundo se reúnen para amenizar noches que parecen no tener fin. Si prefieres tranquilidad y estás decidido a descubrir el lado más auténtico y aventurero de la isla, reserva un vuelo para la primavera o el otoño y prepárate para sumergirte en el paraíso mediterráneo por excelencia.

Haz clic y conoce las 10 mejores cosas que hacer en Ibiza si te cansas de la fiesta y la playa

Vuela a Ibiza

17. Budapest

Para cerrar este fabuloso listado de las ciudades que visitar en 2019 en Europa queremos recomendarte una de nuestras preferidas, la capital de Hungría. Budapest es un lugar ideal para todos los presupuestos, pues tendrás muchísimas opciones económicas de vuelos y de alojamiento que harán que tu dinero viajero cunda mucho más. La que llamaban la “París del Este” reúne edificios de corte imperial que te enamorarán, balnearios de aguas termales para calentarte en los fríos días de invierno y una vida nocturna envidiada en el resto de Europa. No dejes de visitar algunos de sus ruin bars más famosos como el Szimpla o el Kuplung y de probar los deliciosos pasteles de sus bohemias cafeterías como el Café Gerbaud o la Ruszwurm Cukrászda. Para redondear el viaje, no te pierdas alguna de las obras que se representan en la Ópera de la calle Andrássy, uno de los edificios más bonitos de la ciudad. ¡Prometemos que volverás enamorado!

Clica en la imagen y conoce las 16 mejores cosas que ver en Budapest

Vuela a Budapest

Sigue leyendo si necesitas más inspiración viajera:

  • 15 lugares de España para huir del invierno
  • 15 ciudades de Europa que deberías ver
  • Las 10 playas más espectaculares de Europa
  • Los mejores parques de atracciones de Europa
  • Los 12 mercados cubiertos más bonitos de Europa

Si te consideras un viajero empedernido y buscas destinos auténticos hoy traemos para ti 15 ciudades europeas que no te puedes perder, prepara tu mochila y déjate llevar. Europa con seguridad está en la lista de deseos de todos los viajeros del mundo. Saliendo de la ruta básica de súper países conocidos, también se puede aprender de lugares más tranquilos y pequeñas ciudades históricas que valen la pena ser tomadas en cuenta en tu próximo viaje por Europa.

Hallstatt, Austria

Al norte de Austria se encuentra el bello pueblo de Hallstatt. Fundada hace 7000 años el pueblo se vio influenciado por la cultura celta, proto-celta y pre-Llíria en el inicio de la Edad de Hierro, que fue una vez el activo principal del pueblo.

Korcula, Croacia

Korcula es la isla más grande del sur de la región de Dalmacia. Conocido como «Corfú negro», la pequeña isla es densamente arborizada y tiene hermosas playas.

Colmar, Francia

Situado en la región de Alsacia y muy cerca de la frontera con Alemania, la pequeña localidad francesa de Colmar, mezcla la arquitectura, la gastronomía y la cultura de ambos países.

Cesky Krumlov, República Checa

La ciudad medieval declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO parece un pueblo de cuento de hadas.

Bibury, Inglaterra

Considerada por muchos el pueblo más bonito de Inglaterra, Bibury está situado en Gloucestershire, a 140 kilómetros de Londres. Sus casas de piedra fueron construidas en el siglo XVII y se mezclan formando un hermoso paisaje.

Appenzell, Suiza

Caminar en Appenzell es como regresar en el tiempo, una de las regiones menos exploradas de Suiza posee grandes quesos y cervezas para todos los gustos.

Giethoorn, Holanda

Giethoorn es un pueblo holandés rodeado por varios canales. Las góndolas y barcos pequeños son los principales medios de transporte y las casas con techo de paja dan un encanto especial al lugar.

Eze, Francia

Situado en la Costa Azul, la ciudad medieval se encuentra en lo alto de una montaña y encanta a todos con su hermosa arquitectura y una vista digna de tarjeta postal.

Alberobello, Italia

La ciudad italiana llama la atención por su arquitectura. Los viejos edificios, llamados Trulli, son de color blanco, hecho de piedras superpuestas y tienen techo cónico, dándole un aspecto único a la ciudad.

Trogir, Croacia

Trogir es una ciudad portuaria construida en la costa del Mar adriático, en el condado de Split-Dalmacia, Croacia. Desde 1997, el centro histórico de Trogir ha sido incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Valdemossa, España

Construido a principios del siglo XIV, el lugar albergo personalidades que van desde el filósofo y místico Ramon Llull hasta Chopin y Jorge Luis Borges.

Gruyères, Suiza

En esta pequeña ciudad se encuentra una colina con un castillo y tres museos totalmente distintos: en Gruyères, 800 años antes de la cultura y la historia regional coexisten, al mismo tiempo.

GRANADA

Esta ciudad andaluza es en esencia una joya, llena de sorpresas listas para descubrir. Grandes monumentos, montañas donde practicar el mejor esquí o playas donde desconectar del bullicio son algunos de sus contrastes.

Pero la Alhambra, considerada como uno de los palacios islámicos más hermosos del universo, es su mayor atractivo y posee un embrujo difícil de superar. Debido a la gran demanda y a la limitación del número de visitantes, es recomendable que compres tus entradas con antelación .

Para disfrutar de su arte y sabor, nada como reservar en el Palacio de los Patos, un hotel exquisito en el mejor enclave.

COPENHAGUE

La ciudad de la sirena y de los frondosos jardines es uno de esos lugares que parecen sacados de los famosos cuentos de Andersen. Joven, abierta, moderna y divertida son algunos de los adjetivos que mejor la describen.

Si tienes la suerte de disfrutar de un día soleado, la sensación es inigualable. El transporte preferido en la capital danesa es la bicicleta, aunque el centro se recorre cómodamente a pie y, para las distancias más largas, disponen de metro.

Una visita a los barrios de Nyhavn y Cristiania, un paseo por las casetas y los tiovivos del Tiboli y una copa en alguno de sus clubs son visita obligada. ¿El broche final? Si además te quedas en una de las 61 habitaciones del hotel Fox, con estética de cómic, el viaje puede ser inolvidable.

Nicosia, CHIPRE

Nos encontramos ante una de las islas más curiosas del planeta. Su capital, Nicosia, está dividida en dos por una zona desmilitarizada, establecida por la ONU, que separa el norte turco del sur griego. La isla se impregna de la cultura europea y musulmana y es un paraíso para los amantes de las escapadas rurales, de los deportes acuáticos y de los planes más familiares.

Posee, además, un sinfín de itinerarios para desplazarse fácilmente en coche o en bicicleta. ¿El mejor consejo? diseña tu propio tour, alquilando coquetas casas de campo. Sus calas escondidas y playas de aguas cristalinas, harán que te olvides del estrés.

¿Estás pensando en explorar Europa del Este pero no sabes muy bien por dónde empezar? Tanto si solo te planteas una escapada a una ciudad de Europa oriental como si deseas organizar una ruta más larga por esta zona, a continuación te proponemos 10 ciudades de Europa del Este que no deberías dejar escapar.

Budapest, Tallinn, Praga, San Petersburgo, Kiev, Riga… Prepárate para hacer un recorrido por países no tan turísticos pero no por eso menos interesantes.

1. San Petersburgo, Rusia

San Petersburgo fue fundada por Pedro el Grande en 1703. Es denominada popularmente “la Venecia del Norte” por su entramado de canales, aunque también presume de una colección de palacios majestuosos, catedrales barrocas y numerosos elementos de arquitectura imperial. Todo esto la convirtió en la primera ciudad moderna de Rusia y, a pesar de que ya no goza del título de capital nacional, la ciudad del Neva sí sigue teniendo el honor de ser la capital cultural del país.

2. Cracovia, Polonia

Gracias a que la ciudad de Cracovia soportó los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, hoy en día sigue conservando edificios de la vieja Europa que la convierten en el corazón histórico de Polonia, no en vano su centro fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Tu visita debería incluir paradas en el castillo y la catedral de Wawel, la basílica de Santa María, la iglesia de San Andrés y las sinagogas de Kazimierz.

3. Praga, República Checa

Praga es encanto europeo en estado puro: no nos extraña que sea una de las ciudades más visitadas de Europa del Este. Su rica historia se refleja en palacios barrocos, capillas románicas, construcciones modernistas… y el romántico puente de Carlos. Si a esto le añadimos su amplia oferta cervecera, Praga se convierte en un destino redondo y muy apetecible.

View this post on Instagram

Have you been to Prague? Great shot by @alanisko

A post shared by BEST IN TRAVEL (@bestintravel) on Nov 5, 2018 at 8:55pm PST

4. Budapest, Hungría

Dividida por el río Danubio en Buda y Pest, la capital de Hungría desprende majestuosidad a través de su mezcla de estilos arquitectónicos. Pasear sin rumbo por Budapest es una buena opción para ir descubriendo tesoros a lo largo del camino, pues su envidiable legado histórico se plasma en cada esquina. Sus lugares de interés incluyen el castillo de Buda, la Ópera Nacional, la plaza de los Héroes y la avenida Andrassy, entre muchos otros.

View this post on Instagram

Nighttime in Budapest 😍🌃 Like this? Follow @travellersrush for more! • • 📸 Credit to @krenn_imre | #travel 📢 Use our tag for a feature!

A post shared by All Things Travel ✈️ (@travellersrush) on Nov 5, 2018 at 8:40am PST

5. Mostar, Bosnia y Herzegovina

Aunque no sea propiamente una capital europea, Mostar nos tiene tan enamorados que creemos que es digna de mención en esta lista. Y es que si visitas Bosnia y Herzegovina, no puedes dejar de hacer parada en este pueblo de cuento con uno de los puentes más bonitos que existen. La pintoresca zona adyacente a Stari Most, con callejuelas empedradas llenas de encanto, te trasladará a la época medieval.

6. Tallin, Estonia

La capital de Estonia sorprende gratamente con su repertorio de joyas modernas y medievales, por algo se denomina “la Reina del Báltico”. Desde asistir a recitales de música clásica a conciertos de jazz y actuaciones teatrales, te recomendamos aprovechar la gran oferta cultural de Tallin, además de visitar sus lugares imperdibles, como el palacio Kadriorg, la puerta Viru, la plaza del Ayuntamiento, el museo Kumu, el mirador Patkuli…

7. Riga, Letonia

Conocida como “la París del Este”, los más de 800 años de historia de Riga le otorgan un interés indiscutible. Destaca por encima de todo por acoger centenares de edificios de estilo art nouveau. Da un paseo por su casco antiguo y pasa por el conjunto residencial de los Tres Hermanos, navega por el parque de la colina del Bastión y no te vayas sin probar alguna de sus muchas cervezas artesanales.

View this post on Instagram

How much time does it take you to go through the Old Town? For me it’s hours because I just get lost in the beauty of the streets 😍… And then sometimes just generally lost.. By @vovan_photoman #Riga #Latvia

A post shared by Beautiful Riga (@rigainmycolours) on Nov 5, 2018 at 12:05am PST

8. Dubrovnik, Croacia

Dubrovnik ha experimentado un auge turístico importante durante los últimos años: se ha descubierto un destino mediterráneo ideal que mezcla el rico legado histórico del barrio antiguo con las magníficas playas de la costa adriática. Descubre las ruinas medievales de la ciudad, entre las que está su impresionante muralla o, si lo prefieres, recorre las islas dálmatas y regálate un festín a base de pescado fresco.

View this post on Instagram

A post shared by 블링부부 (@veling_bubu) on Oct 7, 2019 at 11:17pm PDT

9. Kiev, Ucrania

Kiev se considera la cuna de la civilización eslava, y así lo avalan sus mil años de historia. La capital ucraniana destaca por su colorida arquitectura religiosa y por ser el centro cultural del país. La plaza de la Independencia, la calle Khreschatyk, la catedral de Santa Sofía, la catedral de Mikhailovsky y la iglesia de San Andrés son algunos de sus puntos de interés que deberías incluir en tu recorrido.

View this post on Instagram

Throwback Sunday …. Kiev chilldown times #ukraine #kiev #mikhailovskycathedral

A post shared by Pavel Lvov (@pavlikvt) on Jul 16, 2017 at 2:56pm PDT

10. Ljubljana, Eslovenia

La capital eslovena ofrece al visitante un escenario pequeño pero atractivo en el que escaparse en busca de una dosis de tranquilidad. Deambula por los espacios verdes de la ciudad, pasea por las calles adoquinadas del casco antiguo y empápate del ambiente universitario del que goza Ljubljana. No te pierdas el parque Tivoli ni el castillo medieval.

View this post on Instagram

📸 #Liubliana tiene rincones tan bonitos como este 👏👏👏 #viaje a #Eslovenia 🔸 #travel to #Slovenia #ifeelslovenia #ljubljana

A post shared by Joaquín (@guialowcost) on Oct 28, 2019 at 7:11am PDT

Podemos decir y confirmar que Europa tiene muchos de los pueblos más bonitos y con más historia del mundo. Pueblos medievales que han conservado perfectamente su centro histórico, pueblos de cuento situados a orillas de lagos, en las cimas de montañas, en acantilados bañados por el mar Mediterráneo o rodeados de naturaleza, que estamos seguros, te sorprenderían.
Hemos hecho una selección de los que creemos, son 25 pueblos que visitar en Europa imprescindibles, en la que todos se podrían incluir en rutas en coche o transporte público que hagas por el país. ¡Empezamos!

1. Hallstat

Hallstat el pueblo más bonito a orillas de un lago y uno de los pueblos que visitar en Europa más imprescindibles. Las vistas del pueblo con el lago desde los dos laterales son de postal, más aún si tienes la suerte de visitarlo en invierno, momento en el que aumentan las probabilidades de verlo con nieve. Uno de los mejores lugares que ver en Austria sin ninguna duda.
En una ruta por Austria te recomendamos alojarte en el pueblo vecino de Obertraun, mucho más económico que Hallstatt y ubicado a pocos kilómetros.
Recorrer el pueblo no te llevará más de 2 o 3 horas, tomándotelo con tranquilidad, y sobre todo, disfrutando del ambiente y la tranquilidad. No te olvides de subir hasta la parte alta del pueblo, donde se encuentra el famoso osario de Hallstatt.

Hallstatt

2. Eguisheim

En una ruta en coche por Alsacia, Eguisheim es una parada obligatoria. Fue declarado el pueblo más bonito de Francia en 2013 y es uno de los pueblos más visitados del país. Las calles del centro histórico se distribuyen en forma de círculos concéntricos y junto a sus casas entramadas de colores, forman un pueblo de cuento de hadas.

Eguisheim

3. Manarola

Manarola, una de las cinco maravillas de Cinque Terre. Situado en la costa italiana entre acantilados y viñedos, es el pueblo más fotogénico de esta zona. Sus casas de colores son famosas prácticamente todo el mundo y recorrer su camino del amor, uno de los imprescindibles.
Puedes llegar en tren desde La Spezia, recorrer los diferentes pueblos en tren, pero sobre todo, hacer un recorrido en barco, para tener una perspectiva única de los diferentes pueblos, y sobre todo de Manarola, que luce espectacular, tanto de día como de noche, cuando el pueblo se ilumina y luce increíble.

Manarola

4. Oia

Oia tiene la mejor puesta de sol del mundo y es uno de los pueblos que visitar en Europa más increíbles. Situado al borde de un acantilado y bañado por el mar Mediterranéo pertenece a la isla de Santorini, de origen volcánico. Pasear por las calles empedradas con sus casas blancas y azules hasta llegar a un antiguo molino para ver el atardecer, es uno de los momentos que recordarás toda la vida.

Oia

5. Lauterbrunnen

Lauterbrunnen es un pueblo y una comuna suiza que engloba pueblos tan bonitos como Murren. Se encuentra en el valle de Lauterbrunnen, uno de los paisajes más bonitos que hemos visto en los viajes que hemos hecho, con sus 72 cascadas.
Situado entre grandes montañas rocosas de los Alpes y cerca de los lagos de la zona de Interlaken es perfecto para hacer rutas de senderismo y escalada, sin olvidarnos de sus casas de madera, típicas de esta zona, y rodeadas por prados alpinos que te enamorarán nada más verlas.

Lauterbrunnen

6. Frías

Frías se encuentra a orillas del río Ebro, en la provincia de Burgos y es uno de los pueblos más bonitos de España. Con un famoso puente medieval que te dará la bienvenida y su localización en el cerro de La Muela, con las casas colgadas de la roca, que impresionan a primera vista, estamos seguros que este pueblo acabará para siempre en tu corazón.
El pueblo de calles empinadas y casas de piedra, está coronado por el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente, dos lugares que no puedes perderte.

Frías

7. Bibury

Bibury, el pueblo más bonito de Inglaterra y otro de los pueblos que visitar en Europa. Situado en la bonita zona de la campiña inglesa o Los Cotswolds, está rodeado de prados verdes y bosques. El pueblo es muy pequeño y su lugar más destacado es una hilera de casas de piedra de color miel, que parecen sacadas de otra época.

Bibury

8. Rothenburg ob der Tauber

Rothenburg ob der Tauber es uno de los lugares que ver en Alemania más imprescindibles y una parada obligatoria en la famosa la Ruta Romántica. Este pueblo medieval tiene un casco antiguo perfectamente conservado con sus calles empedradas, sus casas de colores entramadas y rodeado de murallas. Una de los mejores épocas para visitarlo es en navidad, con su famoso mercadillo y su decoración navideña.

Rothenburg ob der Tauber

9. San Gimignano

Rodeado de campos ondulantes de maíz y viñedos, se alza un pueblo que parece detenido en el tiempo, San Gimignano. Es uno de los pueblos medievales más bonitos del mundo, situado en uno de nuestros lugares favoritos, La Toscana. San Gimignano conocido como la Manhattan medieval por sus altas torres, merece la pena ser recorrido por sus calles empedradas mientras saboreas un delicioso helado, para después, probar su excelente gastronomía.

San Gimignano

10. Conques

Conques está situado en la zona de Midi-Pyrénées, en el sur de Francia y es otro de los pueblos que visitar en Europa imprescindibles. Era una de las paradas más famosas de los peregrinos que hacían el Camino de Santiago y se encuentra entre montañas, destacando por sus casas de piedra con entramados de madera y tejados de pizarra.

Conques

11. Reine

En el increíble archipiélago de Lofoten se encuentra un pueblo de pescadores llamado Reine. Este pueblo de postal de Noruega está situado casi por encima del Círculo Polar Ártico, a orillas de un lago y entre montañas, con unas casas de colores alegres y algunas con techos de hierba que lo han convertido en uno de los más bonitos del país y de Europa.

Reine

12. Albarracin

Albarracín en la provincia de Teruel, es uno de los pueblos más bonitos de España. Se encuentra situado a 1171 metros de altitud, en una colina de los Montes Universales, y rodeado por el río Guadalaviar. Las empedradas calles y su buen estado de conservación te hacen sentir desde un primer momento en la Edad Media. Las casas de color rojizo, su muralla, los palacetes, iglesias y su castillo forman uno de los cascos históricos que estamos seguros, superarán todas tus expectativas.

Albarracín

13. Volendam

Volendam es uno de los pueblos que tienes que ver si viajas a Ámsterdam. En 20 minutos en autobús llegarás a este bonito pueblo de casas de madera, la mayoría de color verde, y tejados de tejas rojizas. Tiene un bonito puerto de pescadores en el que puedes coger un barco para visitar el bonito pueblo de Marken.
Por cierto, no te olvides de comprar unos zuecos y probar el queso, en este pueblo o en su vecino Edam, dos experiencias que no te puedes perder.

Volendam

14. Dinant

Dinant es una de las joyas y uno de los lugares que ver en Bélgica. Más pequeña que las espectaculares Gante y Brujas, está situada en la región de Valonia y es uno de los pueblos de postal gracias a su localización en el cauce del río Mossa y las montañas de las Árdenas. No puedes irte sin visitar la imponente Colegiata de Notre-Dame o subir a la Ciudadela para disfrutar de las vistas. Como curiosidad te diremos que en Dinant nació Adolphe Sax, el creador del saxofón.

Dinant

15. Positano

Positano es la joya de la Costa Amalfitana y uno de los pueblos que tienes que ver en Italia. Este pueblo colgado literalmente de un acantilado, en el que es una delicia perderse por sus estrechos callejones y escaleras, es uno de los lugares que debes visitar al menos una vez en la vida.
Mirar por la ventana de tu hotel o sentarte en una terraza y ver las casas de colores del pueblo sobre el Mediterráneo, es uno de los momentos que os quedarán grabados en la memoria.

Positano

16. Cadaqués

Cadaqués es el pueblo más bonito de Cataluña y uno de los que visitar en Europa más imprescindibles. Este antiguo pueblo pescador está situado en la bonita Costa Brava y se encuentra rodeado de preciosas calas escondidas de aguas cristalinas entre acantilados.
Sus características casas blancas, sus playas llenas de pequeñas barcas y sus callejones estrechos eran algunas de las muchas razones por las que Cadaqués fue el pueblo favorito de Dalí.
Como consejo gastronómico, te podemos decir que no te vayas del pueblo sin probar un delicioso suquet de peix. ¿Te animas?

Cadaqués

17. Castle Combe

Entrar en Castle Combe es como viajar al pasado, ya que en sus calles parece no haber cambiado casi nada desde el siglo XV. Situado en la zona de los Cotswolds, sus casas de piedra, el puente de entrada sobre el río Bybrook, la iglesia medieval y el mercado del siglo XIV con su reloj medieval, forman un conjunto encantador y uno de los pueblos más bonitos de Inglaterra.

Castle Combe

18. Bled

Bled, un pequeño pueblo de Eslovenia, sobresale entre el resto por su ubicación a orillas de un precioso lago glacial, rodeado por los Alpes Julianos de piedra caliza. Se puede coger un barco hasta la isla que se encuentra en medio del lago Bled y visitar la Iglesia de la Asunción, una visita imprescindible.
El lago está coronado por un castillo en la zona alta de un acantilado de 125 metros, que tiene más de 1000 años, y donde además de la visita, es recomendable ir por sus increíbles vistas al lago.

Bled

19. Varenna, uno de los pueblos que visitar en Europa

El pueblo de Varenna está situado en una de las zonas más exclusivas de Italia, el Lago Como. Este pueblo de postal es nuestro favorito de esta zona de Italia y desde el momento en que llegas en barco desde Como ya puedes apreciar su belleza. Con más de mil años de historia este antiguo pueblo de pescadores se ha convertido en una de las joyas de Italia y uno de esos lugares que no puedes perderte.

Varenna

20. Obidos

Al norte de Lisboa se encuentra el pueblo de Obidos. Rodeado por murallas del siglo XV, este pueblo medieval de casas blancas y balcones llenos de flores se ha convertido en uno de los más bonitos de Portugal. Coronado por una fortaleza de origen musulmán, cada año en marzo se celebra un famoso festival de chocolate, un motivo más para visitarlo, ¿no crees?

Óbidos

21. Colmar

Colmar, el pueblo más bonito en Navidad y uno de los pueblos que visitar en Europa, sin ninguna duda. Con uno de los mejores mercadillos de Navidad que hemos visto, sus casas de colores llenas de luces y decoración navideña, y el ambiente que se respira en todo el pueblo lo convierten en el destino perfecto para estas fechas.

Colmar, uno de los pueblos que visitar en Europa imprescindibles

22. Cesky Krumlov

Cesky Krumlov es el pueblo más bonito de la República Checa con un casco antiguo medieval espectacular que se ha mantenido casi intacto durante 5 siglos. Pasear por la orilla del río Moldava, subir al castillo para disfrutar de las vistas o entrar en la Iglesia de San Vito, son sólo algunos de sus imprescindibles.

Cesky Krumlov

23. Oberammergau

Oberammergau, es una de las paradas obligatorias en un viaje por Baviera en el sur de Alemania. No muy lejos del castillo más bonito del mundo, el Castillo de Neuschwanstein, se encuentra este pueblo famoso por las fachadas de sus casas, ya que en ellas se ven representados con dibujos los relatos de cuentos como el de la Caperucita Roja, formando un precioso museo al aire libre.

Oberammergau

24. Riomaggiore

Riomaggiore es nuestro pueblo favorito de Cinque Terre y uno de los pueblos que visitar en Europa imprescindibles. Situado como Manarola entre acantilados y viñedos, su visión desde la zona de las rocas del mar Mediterráneo o desde un barco se queda en la retina para siempre. Las casas del pueblo se agrupan formando una paleta de colores maravillosa, que estamos seguros, no podrás olvidar.

Riomaggiore

25. Santillana del Mar

Santillana del Mar es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria y de España. Se le conoce como el pueblo de las 3 mentiras ya que no es santa, ni llana, ni tiene mar. La única verdad y la que importa es que es precioso. Sus calles y casas de piedra con los balcones llenos de flores se llenan de turistas cada día, para disfrutar del lugar y su privilegiada ubicación, en un entorno natural en el que también es imprescindible visitar la Colegiata de Santa Juliana.

Santillana del Mar

¿Quieres conocer los pueblos más bonitos del continente europeo? Si, ya sabemos que esto de las listas es algo muy personal, pero si quieres encontrarte con lugares de belleza suprema, sigue leyendo, porque te vamos a mostrar los que para muchísimas personas son los pueblos más Bonitos de Europa que debes visitar en tus próximos viajes.

Nota: La lista de pueblos aparece por orden alfabético, no hemos querido hacer un ranking porque creemos todos los pueblos mostrados son realmente preciosos.

1. Alberobello, Italia

Este pueblo italiano es famoso por sus trullos, su nombre viene del griego y significa cúpula, para hacer referencia a las construcciones que se hacían con piedra seca. En Alberobello te vas a encontrar un lugar lleno de estas edificaciones, una vista increíble que es ejemplo de la arquitectura de hace muchos años. Este paisaje tan singular le ha hecho ser elegido por la UNESCO entre los 54 lugares italianos que están en la lista de Patrimonio Mundial. Si quieres conocer una Italia diferente y original, este sitio es ideal.

2. Annecy, Francia

Es la capital de Alta Saboya y te ofrece una arquitectura muy diferente. La llaman la Venecia saboyana y este nombre no es un regalo, vas a poder encontrar canales preciosos que están llenos de flores en sus orillas, los puentes que hay para atravesarlos están muy cuidados y eso hace que el ambiente sea muy agradable. No lo dudes y date un paseo por la zona vieja, ya que es la parte con más encanto de todo el pueblo. Por todas estas cosas se encuentra entre los pueblos más bonitos de Europa. No lo dudes y visita el museo de la arquitectura o el Puente los Amores.

  • Qué ver y hacer en Annecy

3. Beynac et Cazenac, Francia

Este precioso pueblo es una visita obligada en el Périgord Negro. Lo más interesante de este lugar es que cuenta con un castillo del siglo XII y que es uno de los mejor conservados de toda la zona. Como punto extra a su favor ofrece unas vistas impresionantes al valle de los 5 castillos y al río Dordoña. Beynac et Cazenac es un pueblo medieval que está considerado de los más bonitos de todo el país. No te olvides tampoco de disfrutar de la gastronomía de la región, seguro que te va a encantar.

4. Bibury, Reino Unido

La campiña inglesa tiene pueblos que dejan a cualquiera con la boca abierta y Bibury es uno de ellos. Lo más conocido que tiene es la calle de Arlington Row, en la que pensarás que estás en una antigua película, sin duda algo digno de visitar y de disfrutar. Está ubicado justo al lado del río Coln y es ideal para pasar un día tranquilo disfrutando de todo lo que te ofrece. La iglesia sajona y la iglesia de Santa María también son visitas obligadas en este pueblo. Vas a poder encontrarte pequeñas casas tradicionales que te encantarán. Además, todas las construcciones son iguales, lo que hace que tenga mucho más encanto.

5. Bled, Eslovenia

Uno de los lugares más conocidos de Eslovenia y uno de los más bonitos. Este pequeño pueblo está ubicado justo a orillas del lago glacial, lo cual es un espectáculo para la vista. Además cuenta con la protección de los Alpes Julianos. Su imagen más famosa y seguramente la zona más fotografiada es una pequeña isla en medio del lago en la que hay una pequeña iglesia, los cuentos de hadas se quedan cortos junto a este lugar, solo esta zona desprende magia. Pero luego también podrás pasear por sus calles para ver sus pequeñas casas y su castillo, sin duda un pueblo increíble.

6. Burano, Italia

Es una de las islas de Venecia, está muy cerca de la propia ciudad y se encuentra al norte de la misma. Lo que más destaca de este pueblo son los colores vivos en los que están pintadas las casas que lo conforman, una imagen increíble y que crea un ambiente muy alegre. Una de las cosas más conocidas de Burano es su cristal, con el que se hacen desde jarrones hasta pulseras o anillos, no lo dudes y compra alguno de estos productos. El sitio que no te puedes perder si visitas esta maravilla es la vista del campanario inclinado, algo que recuerda mucho a la ciudad de Pisa.

7. Castle Combe, Reino Unido

Llamado por muchos el pueblo más bonito de todo Reino Unido. Cuando lo ves por primera vez puede que te parezca un cuadro o una pintura de un cuento antiguo, su casco viejo realizado entero con piedra le da un encanto especial a todo el conjunto acompañado de pequeños puentes preciosos. También vas a poder ver la iglesia medieval que tiene, uno de los puntos más visitados. Además, en Castle Combe se realiza uno de los mercados más originales de todo el país, que se ubica justo en la plaza del pueblo, donde vas a poder encontrar desde puestos de comida hasta alguno de artesanía.

8. Cesky Krumlov, Republica Checa

Uno de los lugares más bonitos de todo el país, es una ciudad de cuento, seguro que te dejara impresionado cuando la conozcas. Su magia reside en las muchas calles medievales que tiene, están tan cuidadas que te parecerá que estás en el siglo pasado. Lo más llamativo de este sitio es un castillo que sobresale por todo lo demás y que te va a permitir hacer unas fotografías muy buenas. Lo mejor en Cesky Krumlov es perderse por sus calles para encontrar todos los rincones escondidos que puede ofrecerte. Además, aún no es un lugar muy elegido para el turismo.

9. Colmar, Francia

Una pequeña Venecia en territorio francés, un pueblo que ofrece mucho color y lugares de película. Este pueblo está ubicado muy cerca del río Rin y una de las cosas más famosas que tiene son sus vinos. Así que podrás hacer algo diferente y disfrutar de una ruta por alguno de sus viñedos, seguro que te encantará. Lo más bonito de Colmar son sus casas de colores típicas de la alta Alsacia, casas con bordes de madera que hacen que tengan aún más encanto si cabe. Destaca también en que tiene canales con pequeños bares o restaurantes en los que poder disfrutar de una tranquila noche con el encanto que te ofrece este lugar. Si lo visitas en Diciembre, podrás disfrutar de los mejores mercadillos navideños de Francia!

10. Conques, Francia

En la misma ladera de la montaña podemos encontrar este mágico pueblo francés. En medio del Camino de Santiago podrás disfrutar de este magnífico lugar. Su imagen más conocida son sus casas de piedra con pequeños detalles de madera que las hacen únicas, te va a parecer que te encuentras en un lugar de hace muchos años, en la Edad Media. Los tejados de las casas están llenos de una fina capa verde que ha ido creando el tiempo. A lo mejor no es uno de los más conocidos, pero sin duda Conques se encuentra entre uno de los pueblos más bellos de toda Francia.

Los pueblos más bonitos de Europa en vídeo

11. Cortina d’Ampezzo, Italia

Está preciosidad está situada en el corazón de las Dolomitas vénetas rodeado de otras cimas. Si lo que te gusta es la montaña y hacer deporte en ella, este es tu lugar. Es uno de los sitios preferidos para los amantes del senderismo y de los paisajes que te puedes encontrar cuando lo haces. Está rodeado por altas montañas y ha sido sede de las olimpiadas de invierno, sin duda un sitio diferente y muy interesante que puedes aprovechar y visitar en tu próxima visita a Italia. Si te gusta el esquí, es un destino genial para invierno.

12. Dinant, Bélgica

Situado en Valonia se encuentra este bonito pueblo. Se encuentra ubicado a orillas del río Mossa y está rodeado de formaciones rocosas. El mayor encanto que tiene es el entorno que lo rodea, poder admirar un río con las imponentes montañas detrás es un lujo. Lo mejor que puedes hacer si visitas Dinant es perderte por sus calles hasta las orillas del río, y cuando llegues, busca un restaurante con encanto que te permita disfrutar de las vistas que puede ofrecerte este lugar.

13. Eguisheim, Francia

Casas de colores, flores y calles con encanto. Podría ser un resumen de lo que vas a poder encontrarte cuando conozcas Eguisheim, es un pueblo que forma parte de la ruta de los vinos francesa y uno de los que más encanto tiene. En el centro del pueblo hay un castillo y, desde ahí, las pequeñas casas de colores claros lo van rodeando. Sus calles tienen un perfecto empedrado que lo hace aún más mágico y desde los balcones de las casas te llegará un olor a flores que hará de la visita algo perfecto. No lo dudes y no te vayas de aquí sin probar alguno de sus vinos.

14. Gengenbach, Alemania

Una de las joyas más preciadas de la Selva Negra. No se tarda mucho en recorrerlo entero, pero, aun así, merece la pena. Si te estás imaginando las pequeñas casas alemanas que aparecen en las mejores películas antiguas, eso es lo que vas a poder encontrarte. Podrás visitar sus iglesias y lo mejor que puedes hacer es recorrer sus calles sin pensar a dónde vas. Como curiosidad si vas en la época de Navidad, hacen el calendario de adviento más grande del mundo, algo que seguro que es muy interesante ver.

15. Giethoorn, Holanda

Lo llaman la Venecia holandesa, este precioso lugar no cuenta con carreteras, sino con canales. Está situado junto al Parque Nacional de Weerribben-Wieden y para acceder a él tendrá que ser o en canoa o en bicicleta, ya que están prohibidos los coches. Lo mejor que puedes hacer para recorrer esta maravilla es alquilar una barca, así no te perderás nada. Todas las casas están muy cuidadas y eso hace de él un sitio increíble, los colores y los olores de las flores te cautivarán.

16. Gordes, Francia

Un pueblo sobre una roca, eso es Gordes en Francia. Al borde de la meseta de Vaucluse podrás visitar este bonito lugar. Uno de los pueblos más bonitos de Francia que queda genial en cualquier fotografía, está construido así porque, debido a las invasiones, el pueblo decidió huir a las montañas. Gracias a esto, se creó este espectáculo para la vista. Podrás visitar muchos de los sitios que tiene para ofrecerte, desde su castillo hasta su iglesia o su abadía. Una visita imprescindible si quieres conocer esta zona de Francia.

17. Gruyères, Suiza

Un lugar de cuento con castillo incluido. Gruyères es una ciudad medieval llena de encanto y magia. Es un lugar pequeño y han querido conservar su estilo de antaño para no perder su esencia. El castillo data del siglo XIII y hoy en día es un museo donde se explica la historia de la región de hace más de 800 años. Y si te apetece hacer algo diferente, puedes ir al museo del Tíbet que se inauguró en 2009 en el que podrás disfrutar de más de 300 esculturas, cuadros y obras de regiones del Himalaya.

18. Guimarães, Portugal

Si vas a conocer Oporto, no te pierdas este precioso pueblo que está muy cerca de la ciudad. Es un lugar con mucha historia por contar y muchas cosas que podrás hacer si decides visitarlo. Una de las mejores cosas que puedes hacer en Guimarães es recorrer toda su zona vieja, sus calles empedradas y cuidadas hacen del entorno un sitio único y con mucha magia. Puedes visitar también el Monte Largo y el Parque da Penha. Además, como ventaja extra, un día te llega para conocerlo entero.

19. Hallstatt, Austria

¿Un pueblo que sale en una postal? Ese que te estas imaginando, es Hallstatt. Considerado en infinidad de listas cómo el pueblo más bonito de Europa y uno de los más bellos del mundo. En los Alpes austriacos puedes encontrar esta maravilla de la naturaleza. A orillas de un lago este lugar tiene algo especial que no deja indiferente a nadie, su entorno hace que sea un sitio único. Cuenta con la mina de sal más antigua del mundo. Las montañas que tiene alrededor y que verás desde sus calles tienen más de 3.000 metros de altura, es imposible que no sea un paisaje inigualable. Además, se encuentra solo a 79 kilómetros de Salzburgo, una visita obligada si vas a este país.

20. Heidelberg, Alemania

Este bonito lugar alberga la universidad más antigua de todo el país. Se reconstruyó en el siglo XVIII para arreglar los daños que había causado la guerra, y es un sitio digno de conocer en Alemania. Las calles del centro tienen un aire especial, recorre su estilo gótico y fíjate en cada detalle que encuentres. No te vayas de Heidelberg sin visitar su castillo y el puente Alte Brücke, sus dos símbolos. Disfruta de su gastronomía y de la fiesta que tiene gracias a ser un lugar de residencia de estudiantes.

21. Hvar, Croacia

Es la isla más larga de todo el Adriático y está ubicada frente a la Costa Dálmata. En los últimos tiempos se ha convertido en un destino muy de moda gracias a todo lo que puede ofrecer. Su buen clima hace que sea un lugar ideal para el verano o para la primavera, pero no solo tiene playas. Tiene un estilo gótico y renacentista muy interesante y diferentes monumentos que se pueden visitar. No te vayas de Hvar sin ver, por ejemplo, la Catedral de San Esteban o el Convento de los Franciscanos.

22. Josselin, Francia

Otro pueblo de cuento en Francia, con castillo con torres incluidas. En Josselin te vas a encontrar un lugar muy tranquilo al que puedes llegar navegando o en coche, ya que el canal de Nantes pasa justo a orillas del castillo. Es una zona con pocos habitantes pero con mucho encanto, un pueblo que parece que no deja pasar el tiempo y que mantiene su encanto intacto. Puedes visitar en él la plaza de Notre Dame en la que encontrarás la zona de bares y restaurantes.

23. La Roque-Gageac, Francia

A orillas del río Dordoña y a los pies de un acantilado, podrás encontrarte con Roque-Gageac. Su vegetación es uno de sus grandes llamativos, ya que te la encontrarás en cada calle o en cada casa. Tiene una iglesia que domina el valle y que llama mucho la atención. Otro punto a su favor es que cuenta con un clima envidiable, siempre cálido, ideal para viajar en cualquier época del año. No es un lugar nada masificado, y en él podrás relajarte sin problema.

24. Manarola, Italia

Uno de los pueblos más famosos de todo el país, este pequeño lugar pesquero se ha convertido en un sitio muy visitado. Está ubicado en la Riviera de Liguria y es como un perfecto balcón al inmenso mar. Lo más llamativo del pueblo es que es como una ladera perfecta acompañada de un increíble paisaje del mar. Sus casas de colores lo hacen aún más especial y también hacen que no quieras parar de sacar fotografías. Lo mejor que puedes hacer en Manarola es disfrutar de la caída del sol en un punto en el que se vea, será una experiencia inolvidable.

25. Mont Saint Michel, Francia

No parece real, es lo primero que vas a pensar cuando llegues a este increíble lugar. Hace mucho tiempo era un importante lugar al que los peregrinos querían llegar y hoy en día es considerado un ejemplo de la arquitectura medieval. Ya ha sido dos veces nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO y no es para menos. Un espectáculo para la vista que no puedes perderte cuando viajes a Francia, no te arrepentirás. Tamb´´en vale la pena recordar que fue uno de los primeros pueblos en incluirse en la lista de Pueblos más bonitos de Francia.

26. Nesselwang, Alemania

Situado en Baviera, vas a poder visitar un pueblo que conecta con la naturaleza directamente. Si te gusta la tranquilidad y relajarte cuando viajas, Nesselwang es una apuesta segura para ti. Una de las cosas más importantes de la zona son las torres medievales que vas a poder contemplar. Además, desde sus calles vas a poder divisar los Alpes, un espectáculo que te dejará impresionado. Es uno de los pueblos más cercanos a esta cordillera y, como no podría ser de otra manera, uno de los más bonitos del país.

27. Óbidos, Portugal

Uno de los pueblos más peculiares de Portugal, pero también de los mejor conservados de todo el país. Su encanto reside en que es un pueblo en un punto muy alto y eso hace de él un sitio especial. Se encuentra muy cerca de Lisboa y es un destino perfecto si quieres conocer Portugal. Tienes muchos sitios que puedes visitar como la iglesia de la Misericordia, la iglesia de San Pedro o el museo municipal de la región. Un lugar interesante que no es muy conocido para los turistas.

28. Oia, Grecia

Para muchos el pueblo más bello de toda la isla, y no es en vano, ya que en cuanto te vas lo único que quieres hacer es volver. Los colores blancos de sus calles hacen que sea un lugar muy agradable. Además, sus iglesias tienen unas cúpulas muy bonitas que de noche mejoran aún más. Hay muchos lugares que puedes conocer si decides visitar Oia como, por ejemplo, la playa de Ammoudi. Tendrás que hacer un camino largo, pero cuando llegues y la veas verás que mereció la pena.

29. Portofino, Italia

Es uno de los lugares más elegidos por el turismo en la costa genovesa, pero no por eso ha perdido la esencia que lo caracteriza. Es un sitio en el que tienes muchas opciones para un viaje, puedes irte de compras por todas las tiendas que te ofrecen sus calles y tienes restaurantes con platos increíbles de la gastronomía italiana. Pero si te apetece conocer Portofino de verdad, no puedes dejar de visitar la iglesia de San Martín y la fortaleza Castello Brown. Un destino muy completo e interesante para viajar en verano.

30. Positano, Italia

La costa amalfitana tiene encanto ya de por sí, pero Positano puede llevarse el premio gordo. Las casas con bóvedas y arcos son su signo de identificación, pero también el olor de los limoneros que te vas a encontrar en cualquier rincón del pueblo. No querrás dejar de admirar las vistas que te ofrece, te va a parecer que lo que estás viendo no es real. Cuando lo visites no te olvides de acercarte a la iglesia de Santa María ni, por supuesto, de ponerte moreno en sus playas, disfruta de lo que tiene para darte.

31. Reine, Noruega

Montañas, lagos y pequeñas casas. Descrito así, parece un paisaje de cuento, pero realmente es lo que es. Noruega siempre destaca por sus paisajes naturales y Reine es un gran ejemplo. En medio de unos fiordos te vas a encontrar esta maravilla, es un pueblo de pescadores en el archipiélago de Lofoten. Tiene menos de 400 habitantes y su encanto hará que no quieras irte. Lo mejor que puedes hacer en Reine es sentarte en su puerto y enamorarte del espectáculo que supone ver a los pescadores llegar de faenar. Eso sí, no te olvides de sacar muchas fotografías.

32. Rodas, Grecia

Es la isla más grande del archipiélago griego Dodecaneso y la cuarta más grande del país. Es un lugar lleno de leyendas y de historias de mitología, pero también un sitio donde relajarse y descansar. Lo mejor de Rodas son las playas que vas a poder disfrutar, de arena fina y aguas transparentes. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y hoy en día, sigue conservando perfectamente todos sus monumentos como si fuesen tesoros. Las murallas de la ciudadela te encantarán.

33. Rothenburg ob der Tauber, Alemania

Este pueblo es uno de los más famosos de Alemania, y no es sin razón. Es una de las principales paradas de la Ruta Romántica. Puedes empezar por visitar la antigua entrada de la ciudad, una puerta bien conservada que seguro que te va a encantar, la Gallow-Gate. Luego solo tienes que tomarte tu tiempo para recorrer todas sus callejuelas, te encontrarás tabernas alemanas tradicionales donde poder tomar una buena cerveza. No te vayas de aquí sin visitar el Spital-Bastion, el antiguo baluarte del pueblo.

34. Rovinj, Croacia

Este bonito pueblo está ubicado en la península de Istria, una de las más recorridas de Croacia. Es un lugar pequeño lleno de calles y rincones por descubrir, una de las cosas más llamativas es que te encontrarás muchas tiendas pequeñas de artesanía donde vas a poder comprarte un bonito recuerdo. El Stari Grad, el casco antiguo, es la zona más bonita y la que más conserva la esencia del lugar. Hay muchas plazas que tienes que conocer si lo visitas: la Piazza Matteotti, la Piazza Grande o la Piazza del Ponte.

35. Saint Malo, Francia

Se trata de un pueblo amurallado que está justo en la desembocadura del río Rance. Una ciudad muy peculiar y muy diferente a todo lo que puedas conocer a lo largo del país. Lo mejor que puedes hacer aquí es hacer el largo paseo de las murallas, que te llevará a conocer la esencia de este lugar. No te puedes ir de allí sin ver la torre Bidouane. Además, cuando baja la marea hay un bonito paseo a las islas del Grand Bé y del Petit Bé. Si necesitas ir a un sitio para desconectar y relajarte con largos paseos, esta es una apuesta segura.

36. Sandomierz, Polonia

Lo más conocido de este bonito lugar es su casco antiguo, que es la razón por la cual cada vez más turistas acuden a conocerlo. Se trata de una zona muy singular y situada cerca de Cracovia, que te traslada a la Polonia más auténtica. Aunque hoy en día sea un sitio tranquilo para pasar unos días, hace años fue una de las ciudades más importantes de todo el país. Lo mejor es que los turistas extranjeros casi no la conocen, así que aprovecha antes de que todo el mundo se dé cuenta de lo mucho que tiene para dar.

37. San Gimignano, Italia

¿Rascacielos antiguos? Sí, como lo estás leyendo. En este bonito lugar vas a poder disfrutar de las vistas de más de 10 torres altas que llaman mucho la atención, ya que parece la zona de negocios de una gran ciudad pero a la antigua. Si vas a recorrer la Toscana, no puedes pasar de largo por San Gimignano. La Piazza del Duomo y la Piazza de la Cisterna son las principales, no dejes de visitarlas. En la Piazza del Duomo se encuentra La Colegiata, una iglesia que data del siglo XII y que merece la pena visitar.

38. Szentendre, Hungría

A muy pocos kilómetros de la capital del país podemos encontrar este pueblo que rezuma arte por todos sus poros. Muchos artistas a lo largo de los años han creado un ambiente especial en él, desde pintores que han hecho cuadros de sus calles hasta los escultores que exponen sus obras en ellas. Si quieres visitar un lugar especial, esta es tu mejor alternativa. Lo mejor de Szentendre es que se trata de un museo al aire libre, ideal para amantes del arte.

39. Tropea, Italia

Seguro que nada más escuchar el nombre de este pueblo piensas en sus aguas azules y transparentes y en sus paisajes con montañas. En la provincia de Vibo Valentia, al sur de Italia, podemos encontrar esta maravilla. Se asoma al mar Tirreno y es uno de los lugares más bonitos que podrás encontrar en esta zona de la costa de Italia. La catedral es una de las cosas que no puedes dejar de visitar. Aunque se ha restaurado más de una vez, aún cuenta con dos portones góticos que no dejan indiferente a nadie que los visita.

40. Zermatt, Suiza

A los pies de Matterhom, o Cervino, podrás encontrar este maravilloso pueblo suizo. Ha conseguido ser un destino muy elegido por los amantes de la montaña y ha intentado mantener siempre su esencia. Es un espacio libre de tráfico para que nada contamine ni la zona ni el sonido. Solo tienes que ir y disfrutar del aire fresco y de una desconexión absoluta. Si te gusta el silencio, no lo dudes y vete a Zermatt, te encantará. Además, vas a poder practicar diferentes deportes como el esquí o el senderismo.

¡Elige los que quieres visitar y a disfrutar!

Como has podido comprobar en este artículo, los pueblos más bonitos de Europa tienen una magia especial. Solo tienes que decidir cuáles son los que quieres conocer, pero, sin duda, cada uno de los pueblos de los que hemos hablado tiene encanto y muchas cosas que ofrecerte. ¡Empieza a hacer las maletas y disfruta de tu viaje! Y no te olvides de sacar muchas fotografías.

Los 10 pequeños pueblos con más encanto de Europa

Pueblos blancos, de mil colores, pueblos sacados de otro siglo, tradicionales… son lugares que hay que visitar alguna vez en la vida. Por su encanto, por su historia, por la belleza de verlos, ¿por cuál empezarías?

Riomaggiore

Riomaggiore (iStock)

Es el último de los cinco pueblos que componen las famosas Cinque Terre de Liguria. No es tan popular como Manarola o Vernazza, pero es igualmente bello y pintoresco. Lleno de casas coloridas, parece una postal.

Oia

Oia (iStock)

Este pequeño pueblo, localizado en la conocidísima isla griega de Santorini, es el lugar con encanto por excelencia. Sus casitas blancas, sus iglesias con cúpulas azules, el acantilado del volcán, sus vistas increíbles al Mar Mediterráneo y sus maravillosos atardeceres hacen de Oia un destino ideal.

Ronda

Ronda (iStock)

Ubicado en la sierra de Málaga, (España), este pueblo posee una espléndida arquitectura incrustada en las montañas. Si te gustan las corridas, te sorprenderá por su gran tradición taurina.

Albarracín

Albarracín (iStock)

Este pueblo medieval es considerado, y con razón, uno de los más bonitos de España. Está en la región de Teruel y te sorprenderá por sus callejuelas que le dan un encanto especial. El otoño es la mejor época para visitarlo, cuando los colores de los árboles añaden un toque especial a este lugar.

Colmar

Colmar (iStock)

Parecido a un pueblo de hadas, este municipio de la región de Alsacia, en el Alto Rin, está construido según el estilo gótico alemán, debido a la cercanía con el país vecino.

Mürren

Mürren (iStock)

Es el típico rincón suizo en el que podría haber vivido Heide junto a su abuelito. Se halla a 1.650 metros, lo que lo convierte en el pueblo más alto del Cantón de Berna. Aunque tiene una población de tan solo 450 habitantes, posee una capacidad hotelera de 2.000 camas.

Beynac et Cazenac

Beynac et Cazenac (iStock)

Posee uno de los acantilados más hermosos de Francia. Su castillo es muy famoso, tanto que este pueblo ha sido el escenario de películas como ‘Juana de Arco’ de Luc Besson.

Rothenburg ob der Tauber

Rothenburg ob der Tauber (iStock)

Este municipio del sur de Alemania te recordará a los cuentos infantiles de los Hermanos Grimm. Es parte de la Ruta Romántica. Sus casas medievales y sus murallas te transportarán atrás en el tiempo.

Dinant

Dinant (iStock)

Situada en la provincia de Namur, en Valonia, es un pequeña joya, incrustada entre el río Mossa y los macizos de las Ardenas. Además, es famosa internacionalmente por ser la cuna del saxofón.

Marken

Marken (iStock)

Es un pueblo idílico poco habitado y muy verde. Marken puede ser considerado un modelo a escala de la antigua forma de vida en los Países Bajos, por sus casas, sus jardines, sus granjas, su puerto y sus canales.

Europa, además de tener una gran historia, alberga muchas de las ciudades más bonitas del mundo. Ciudades que reúnen todo lo que un viajero puede desear: monumentos y edificios históricos, parques para relajarse, tiendas y locales originales, museos, calles comerciales, centros históricos para perderse, zonas con un buen ambiente para tomar una copa, buena gastronomía y todo tipo de actividades culturales y de entretenimiento, con las que pasar unos días inolvidables.
Hemos hecho una lista de las 25 ciudades que visitar en Europa imprescindibles para poder disfrutar de todo tipo de experiencias. ¡Empezamos!

1. Roma

Ninguna ciudad puede comparar su historia con la de Roma, en la que parece que el tiempo se haya detenido en ella. Visitar lugares como el Coliseo, la Fontana de Trevi, el Foro Romano o el Pantéon de Agripa es como retroceder en el tiempo y adentrarse en las entrañas de la historia.
Uno de nuestros lugares preferidos de la ciudad es el barrio del Trastevere, en el que pasear por la tarde por sus estrechas calles y comer en alguna de sus trattorias, te aseguramos, es de la mejores experiencias que se puede tener en la Ciudad Eterna.

Coliseo

– 100 cosas que ver y hacer en Roma imprescindibles

2. Ámsterdam

Ámsterdam es otra de las ciudades que visitar en Europa más imprescindibles, perfecta para recorrerla en bici o en barco por alguno de sus muchos canales. Su centro histórico y sus museos como el Museo Van Gogh y el Rijksmuseum, o la Casa de Ana Frank, son algunas de las muchas joyas que podrás encontrar en la ciudad.
Otra de las cosas que nos gustaría remarcar y destacar es el buen y liberal ambiente que se respira en cada rincón y local de la ciudad.

Ámsterdam

– 50 cosas que ver y hacer en Ámsterdam imprescindibles

3. Praga

Praga, considerada como una de la ciudades más bonitas del mundo, con un centro histórico de los que recordarás y al que desearás volver muchas veces.
Una ruta a pie empezando por la plaza de la Ciudad Vieja con su espectacular Reloj Astronómico, continuando por el barrio judío para después cruzar el Puente de Carlos IV y subir hasta el Castillo de Praga, por el bohemio barrio de Mala Strana, es una de las rutas que no puedes dejar de hacer.

Plaza de la ciudad vieja de noche

– 50 cosas que ver y hacer en Praga imprescindibles

4. Lisboa

Lisboa, esa ciudad romántica con un aire decadente, que enamora nada más conocerla y que es otra de nuestras ciudades favorita de Europa.
Perderse al atardecer por el barrio de Alfama y entrar en alguna taberna para escuchar un fado o cenar un buen bacalao, es una de las mejores experiencias que ofrece la ciudad y que te aconsejamos no perderte. Tampoco te puedes ir de Lisboa sin probar sus deliciosos Pasteles de Bélem o ver la ciudad desde alguno de sus magníficos miradores.
Eso sí, te advertimos: Lisboa engancha y mucho.

Lisboa

– 50 cosas que ver y hacer en Lisboa imprescindibles

5. Barcelona

Barcelona es la ciudad que hemos visitado más veces y en la que siempre encontramos algún lugar, restaurante, tienda o local que nos sorprende.
Una ciudad con kilómetros de playa, con buena gastronomía, en especial sus arroces, pescado y tapas, con las Ramblas y barrios para perderse como El Born, el Gótico o Gracia, buen clima y con la mejor muestra del modernismo gracias al genio Gaudí. ¿Te animas a conocerla?

La Casa Batlló en Barcelona

– 75 cosas que ver y hacer en Barcelona imprescindible

6. San Petersburgo

San Petersburgo, antigua capital del Imperio ruso, antigua Leningrado y una de las ciudades más bellas del mundo.
Llena de famosos museos, palacios, iglesias, parques bien cuidados y monumentos, que te sorprenderán en una ciudad con tan sólo 300 años de historia.
Algunos de sus imprescindibles incluyen asistir a una ópera o ballet en alguno de sus teatros, pasear por la avenida Nevski, visitar el Museo del Ermitage, hacer un crucero por el río Neva o quedarse boquiabierto al ver la Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada.

7. París

París siempre estará en los primeros puestos de las mejores ciudades que visitar en Europa. Un ciudad romántica en la que puedes pasear por la orilla del Sena, recorrer barrios como Le Marais o Montmartre, ver la Torre Eiffel desde todos los miradores posibles o tomarte un croisant con un café en alguna de sus bonitas terrazas.
Tampoco puedes dejar de entrar en las preciosas iglesias de Sainte Chapelle o Notre Dame, ver todo París desde la Torre Montparnasse, emborracharte de arte en el Louvre y seguir nombrando cosas hasta tener una lista infinita de experiencias.

Barrio de Montmartre

– 100 cosas que ver y que hacer en París

8. Brujas

Brujas, la ciudad que compite siempre con Gante en belleza, es una de las joyas medievales de Europa. Son este tipo de ciudades en las que sobra el mapa y donde lo mejor que puedes hacer es perderte por sus calles y encontrar algunos de los rincones con más encanto de la ciudad.
Una buena alternativa es coger un barco y recorrer los diferentes canales viendo las viejas y bonitas fachadas de ladrillo reflejadas sobre el agua, teniendo así una nueva perspectiva de esta increíble ciudad.

Brujas, una de las mejores ciudades que visitar en Europa

– Guía para recorrer Brujas y Bruselas en 4 días

9. Londres

Londres mezcla sus costumbres tradicionales con un ambiente multicultural y cosmopolita, en el que aburrirte resulta imposible. Con una amplia oferta cultural y de entretenimiento, donde buscar alguna ganga en los mercadillos de Portobello o Camden, subir al London Eye, fotografiar al Big Ben o las cabinas rojas de teléfono o relajarte en sus bien cuidados parques, deben formar parte de tu día a día.
Y si todavía quieres más, no te olvides de recorrer el Támesis en un crucero, ir de compras por Oxford Street, tomar una pinta en algun pub, cruzar el Tower Bridge o visitar algún museo gratis. ¿Te apetece?

Camden Market

– 100 cosas que ver y hacer en Londres imprescindibles

10. Cracovia

El casco histórico de Cracovia es uno de los más bellos de Europa, además de ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Visitar de noche y de día de la preciosa Plaza del Mercado, subir hasta la colina de Wawel con el Castillo Real de Wawel y la Catedral de San Wenceslao y San Estanislao, o recorrer el barrio judío de Kazimierz con sus magníficos murales, son solo algunos de los imprescindibles de la ciudad.

– 50 cosas que ver y hacer en Cracovia imprescindibles

11. Berlín

Berlín, una ciudad que ha sabido resurgir de las cenizas de la Segunda Guerra Mundial y convertirse en un referente en Europa. Más que ver monumentos o pasear por sus bonitas calles, Berlín te ofrece una oferta cultural y de entretenimiento, difíciles de igualar.
Tampoco puedes olvidarte de visitar lugares como la Puerta de Brandeburgo, los museos Nuevo y de Pérgamo, o recorrer su famoso Muro convertido a día de hoy en una galería de arte al aire libre.

Berlín

– 50 cosas que ver y hacer en Berlín imprescindibles

12. Venecia, una de las mejores ciudades que visitar en Europa

Venecia, la ciudad de los canales en la que perderse por sus callejones es casi una obligación. Recorrer el Gran Canal en vaporetto, admirar la belleza de la Plaza de San Marcos con su Basílica, visitar el Palacio Ducal, pasear en góndola, cruzar el Puente Rialto o llegar hasta la preciosa isla vecina de Burano, son sólo algunos de los momentos que vivirás en una de las ciudades más bellas de Europa y el mundo.
Por estas características, Venecia es también una de las ciudades más visitadas del mundo, teniendo incluso que irse a vivir fuera muchos venecianos. Aunque esto no debe agobiarte, si te alejas de las zonas más famosas, podrás pasear con la mayor tranquilidad y conocer esa otra Venecia.

Venecia

– 50 cosas que ver y hacer en Venecia imprescindibles

13. Madrid

Madrid es otra de las ciudades que hemos visitado más veces, y en la que nos sentimos como en casa. Una vez estés aquí no puedes dejar de recorrer la Gran Vía llena de teatros, visitar el Museo del Prado, ir a ver la puesta de sol en el Templo de Debod, buscar una ganga en el Rastro, relajarse en el parque del Retiro, tomarte una caña en una de las terrazas de La Plaza Mayor o sumergirte en el ambiente de cualquiera de barrios de día, y sobre todo de noche.

Palacio de Cristal. Madrid

– 50 cosas que ver y hacer en Madrid imprescindibles
– 10 lugares que visitar en Madrid imprescindibles

14. Oporto

Oporto no tiene nada que envidiar de su vecina Lisboa, y también se puede considerar como una de las mejores ciudades que visitar en Europa.
No te puedes ir de la ciudad del vino sin entrar en la librería Lello e Irmão, una de las más bonitas del mundo, subir a la Torre de los Clérigos para ver tener la ciudad a tus pies, recorrer el Mercado do Bolhao, comer una francesinha, probar el vino Oporto en alguna de las bodegas de Vila Nova de Gaia o simplemente pasear por la orilla del Duero al atardecer. Hay muchas cosas que ver en Oporto y experiencias que estamos seguros, no olvidarás jamás.

Oporto, una de las mejores escapadas para un fin de semana

– 50 cosas que ver y hacer en Oporto imprescindibles

15. Viena

Viena, la ciudad imperial y de la música es otra de las elegidas de entre las ciudades que visitar en Europa. La capital de Austria tiene muchas cosas que ver y hacer como recorrer en tranvía la Ringstrasse, comer la famosa tarta Sacher en el Café Sacher, entrar en la Ópera de Viena, visitar sus espectaculares palacios como el de Schönbrunn con unos hermosos jardines, entrar en la Biblioteca Nacional Austriaca o divertirte en el antiguo parque de atracciones Prater, entre otras muchísimas cosas que te regalarán los mejores momentos en la ciudad.

Palacio Schonbrunn, una de las mejores cosas que ver y hacer en Viena

– 50 cosas que ver y hacer en Viena imprescindibles

16. Estocolmo

Estocolmo es una de esas ciudades que a primera vista enamora para después, superar todas las expectativas que tenias puestas en ella.
Rodeada de grandes canales y llena de zonas verdes en las que relajarte o hacer un picnic cuando sale el deseado sol, es una ciudad perfecta para pasar unos días. Su centro histórico, Gamla Stan, con sus casas de colores y sus callejones estrechos es una maravilla, aunque tampoco puedes dejar de visitar el museo al aire libre Skansen y el museo Vasa, o hacer un crucero por sus canales, cosas que te harán enamorarte, mucho más, de esta increíble ciudad.

Gamla Stan, centro histórico

– 50 cosas que ver y hacer en Estocolmo imprescindibles

17. Dubrovnik

Dubrovnik, situada en la Costa Dálmata, es conocida como la Perla del Adriático. La ciudad, Patrimonio de la Humanidad, destaca por su centro histórico medieval y sus increíbles murallas del siglo XIII. A pesar de la gran cantidad de turistas que invaden la ciudad, es una parada clave de los cruceros, todavía podemos encontrar momentos del día en los que visitar lugares con tranquilidad.
Recorrer la calle Stradun, visitar el Palacio Sponza y la Iglesia de San Blas, o coger un ferry para ir el Islote de Lokrum, son algunos de sus imprescindibles.

18. Dublín

Dublín es una ciudad amiga que te recibe con los brazos abiertos. No destaca por tener que dedicar mucho tiempo en visitar grandes edificios o monumentos, lo mejor que puedes hacer en la ciudad es disfrutar de su ambiente. Una de las mejores formas es tomándote una pinta de cerveza negra en la zona del Temple Bar. También recomendamos visitar la Biblioteca del Trinity College, recorrer O´Connell Street, entrar en la Catedral de San Patricio, relajarse en algún parque o ver la Cárcel de Kilmainham.

Dublín. Una de las 10 mejores escapadas para el verano

– 50 cosas que ver y hacer en Dublín imprescindibles

19. Edimburgo

Edimburgo es una ciudad acogedora con el visitante, que junto a Dublín, destaca más por su gran ambiente que por sus visitas turísticas.
La ciudad se encuentra dividida entre Old Town y New Town, donde destaca su grandioso castillo, una visita que no puedes perderte en la ciudad.
Entrar en alguna taberna para tomarte una pinta, un whisky o probar el haggis, son solo algunos de sus imprescindibles gastronómicos.
Pero si hablamos de lugares que conocer, no puedes irte de la ciudad sin visitar el Palacio de Holyrood, recorrer toda La Royal Mile o subir al atardecer a la colina de Calton Hill, con una increíbles vistas de la ciudad.

Castillo de Edimburgo

– 50 cosas que ver y hacer en Edimburgo imprescindibles

20. Budapest

Conocida como la Joya del Danubio, Budapest es una de las ciudades que visitar en Europa imprescindibles, sin ninguna duda.
Tanto de día como de noche, la ciudad es espectacular, donde puedes hacer una ruta visitando la parte de Pest con su magnífico Parlamento, recorrer el Mercado Central y relajarte en sus balnearios.
Al atardecer no puedes dejar de cruzar el Puente de las Cadenas y subir hasta la colina de Buda, donde se encuentra el Bastión de los Pescadores, el mejor mirador de Budapest.

Budapest

– 50 cosas que ver y hacer en Budapest imprescindibles

21. Moscú

A pesar del carácter ruso, Moscú es una ciudad impresionante, llena de grandes edificios y monumentos, lo que la convierte en una las ciudades que visitar en Europa.
La Plaza Roja con el Mausoleo de Lenin, la Catedral de San Basilio y Kremlin, está considerada como una de las plazas más bonitas del mundo y es uno de esos lugares que estamos seguros, recordarás para siempre.
Ver un espectáculo en el Teatro Bolshoi, recorrer el GUM, un centro comercial de lujo, pasear por la calle Arbat, entrar en el Museo de la Cosmonáutica o bajar al lujoso metro, son otras de las joyas que no puedes perderte en la ciudad.

22. Estambul

Estambul, la ciudad que se encuentra entre Asia y Europa, formando una mezcla perfecta entre las culturas de Oriente y Occidente, es una de esas ciudades que atrapan nada más poner un pie en ellas.
Lo mejor de Estambul es pasear calles, perderse por sus mercados de especies y bazares, como el espectacular Gran Bazar, recorrer el Bósforo en barco o entrar en silencio en algunas de sus magníficas mezquitas.
Nosotros te recomendamos subir hasta la colina de Pierre Loti al atardecer y escuchar la llamada a la oración mientras tomas un té con menta. Te aseguramos que no te arrepentirás.

Estambul

– 50 cosas que ver y hacer en Estambul imprescindibles

23. Tallin

Tallin es una ciudad de cuento de hadas y una de las ciudades medievales más bonitas de Europa, sobre todo cuando la cubre la nieve.
Con un centro histórico muy bien conservado y rodeado de una gran muralla con magníficas torres, en el que destaca la Plaza del Ayuntamiento, esta es una zona en la que disfrutar del ambiente más animado de la ciudad, perdiéndote por los muchos callejones que te esperan cargados de sorpresas.
Te recomendamos subir a Toompea, la parte alta de la ciudad e ir pasando por todos los mirados, sobre todo Patkuli, con unas vistas panorámicas de la ciudad impresionantes.

Tallin

– Guía para recorrer Tallin y Helsinki en 4 días

24. Florencia

Florencia es un museo al aire libre en el que puedes ver arte en cada rincón de su centro histórico.
Subir al atardecer hasta la Piazzale Michelangelo con las mejores vistas de Florencia, cruzar el Ponte Vecchio, recorrer con tranquilidad la Piazza della Signoria, la Piazza del Duomo o la de Santa Croce, subir a la cúpula de Santa María del Fiore, visitar la Galería Uffizi y la Galería de la Academia con el David de Miguel Ángel, o relajarte en el jardín de Bóboli, son sólo algunos de sus imprescindibles.

Florencia desde la Plaza Michelangelo

– 50 cosas que ver y hacer en Florencia imprescindibles

25. Atenas

Sólo por ver la Acrópolis, con su impresionante Partenón, ya merece la pena un viaje a Atenas y es que la ciudad en la que surgió la democracia y origen de la civilización occidental, es una maravilla a pesar de su caótico tráfico.
Además del invertir horas en la Acrópolis no puedes irte de Atenas sin pasear por el barrio de Monastiraki y el de Plaka, el más antiguo y animado de la ciudad, visitar el Ágora y el Templo de Zeus Olímpico, o tener una vista panóramica de la ciudad desde el monte Licabeto.

– 50 cosas que hacer en Atenas

Más allá de lugares tan conocidos cómo la Torre Eiffel, el Coliseo romano o el Partenón en Grecia, en Europa todavía se encuentran lugares «secretos» que aún guardan un poco de discreción, pero que no tienen nada que envidiar en belleza e historia a los más visitados. Y es que en la actualidad, es cada vez más fácil encontrar a través de viajeros y redes sociales sitios mágicos que jamás pensamos que estuvieran tan cerca de nuestro espíritu aventurero.

Ya sea que te gusten los lugares atrevidos y llenos de naturaleza o recónditos pueblos con una atmósfera especial o romántica, ésta lista completará (o incluso cambiará) tus próximos planes para salir a conocer algunos de los lugares más bonitos de Europa.

1. Algar de Benagil, Portugal

En el pueblo de Benagil, la región más meridional del Algarve y en una zona de pequeñas calas bañadas por las aguas del Atlántico, se encuentra esta increíble cueva que parece sacada de un sueño.

Su única entrada es a través del mar, tiene una pequeña playita en su interior de arena fina y por si fuera poco su techo natural en forma de bóveda presenta en el centro un orificio por donde entra el sol y el aire. Cuenta además con un mirador por la parte superior donde las personas pueden pasar caminando y observar el fondo de la cueva

Se recomienda visitar esta cueva desde la playa más cercana de Algarve ya sea en lancha o en kayak pues las aguas son frías incluso en verano (pero aún así nadables), la hora perfecta es sobre el medio día, para que la luz entre directo por el «oráculo» y caliente toda la cueva.

2. Lago de Pingvallavatn, Islandia

Su nombre viene de la ciudad más cercana «Þingvelli» y del sufijo «tan» que significa «agua», que se traduciría como Lago del Þingvelli, es el lago natural más grande de Islandia (84km²). Curiosamente sus aguas provienen del glaciar Langjokull y terminan uniéndose a las aguas termales en Vellankatla.

Las mejores actividades son el senderismo a lo largo de las faldas del volcán Hengill, que es de donde resulta el origen del lago y el submarinismo, siendo catalogado como uno de los mejores lugares para el buceo profesional a través de sus placas tectónicas, que dividen los continentes de América y Europa, y sus 114 metros de profundidad.

No es por nada que este lugar que en su conjunto como Parque Nacional de Þingvelli haya sido nombrado Patrimonio de la Humanidad, aquí es el lugar perfecto para maravillarse con las Auroras Boreales que se divisan en el cielo durante gran parte del año así como de las migraciones de distintas aves.

3. Cueva Melissani, Grecia

Conocida como «La cueva de las ninfas» pues en la mitología griega se decía que estos seres vivían alejados de los mortales en esta cueva que se encuentra en el Mar Jónico, precisamente en la isla de Kefalonia, cerca de la población de Sami.

Sus aguas saladas presentan la característica de ser color turquesa lo que con la combinación del sol hacen que el interior se pinte de colores únicos y además se pueda ver en la profundidad con total claridad.

Para llegar hasta la Cueva de Melissani es necesario tomar una pequeña barca a remos impulsada por un gondolero y se pueden visitar otras cuevas cercanas, cómo la cueva de Drogarati. Hay que tener en cuenta que el precio del viaje es de alrededor de siete euros y en verano hay mucha demanda, sin embargo una vez estando en la isla, sería un pecado no ir a conocerlas.

4. Castillo de Neuschwanstein, Alemania

Traducido literalmente en español como «El nuevo cisne de piedra» este peculiar castillo situado en los Alpes bávaros fue construido por Luis II de Baviera «El rey loco» debido a su forma de ser soñadora y romántica que lo impulsó a construir otro castillo y un palacio de ensueño que se caracterizan por una arquitectura que más que ser funcional presentan formas caprichosas y fantasiosas.

El castillo de Neuschwanstein es uno de los atractivos turísticos más importantes de Alemania (aproximadamente 1.4 millones de visitantes al año y 6000 a diario en verano), los billetes de la entrada cuestan alrededor de 12 euros y se consiguen en el pueblo de Hohenschwangau, a las faldas de la montaña del castillo.

Es una excelente opción para ver desde lo alto el horizonte que además en época de nevadas el exterior de la edificación se ve espectacular.

5. Río tinto, España

Localizado en la provincia de Huelva, Andalucía, el color rojizo de este peculiar río se debe a una combinación de metales pesados como hierro, cobre, zinc y arsénico junto con poca presencia de oxígeno y niveles alto de acidez revelan su original color. Sin embargo, a pesar de lo que muchos podrían creer, se han encontrado en su interior seres vivos como microbios, bacterias, hongos e incluso a la orilla del río crecen especies de flora endémica.

A lo largo de sus 100 km. de longitud se encuentran atractivos turísticos como las Minas de Riotinto, donde se encuentra el Parque Minero que comprende de un museo y un ferrocarril que parece sacado del pasado y que hace un recorrido a distintas partes turísticas como minas, cerros, lagos, y casas de la época victoriana, su precio aproximado es de 11 a 18 euros dependiendo el paquete que se tome.

6. Parque Nacional de Garajonay, España

Este bosque declarado Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la biosfera está situado lejos de la Península Ibérica, en la isla de la Gomera de las Islas Canarias y su nombre proviene de una antigua leyenda de amor y tragedia de una pareja indígena guanche, Gara y Jonay, una princesa de la Gomera y un joven de Tenerife .

El principal bosque del parque está formado por una tupida vegetación arbórea de nombre laurisilva, lo que vendría a ser una «selva de laureles». Estas especies son consideradas un fósil viviente, debido a que son los últimos bosques subtropicales que abundaban en Europa hace millones de años. La flora y fauna del parque es bastante diversa y se han encontrado más de 2000 especies con algún número importante de especies endémicas únicas de la isla.

La visita del Parque de Garajonay es gratuita para todo público y está equipado con senderos, centros de información para visitantes, miradores, áreas recreativas, de descanso y para comer pues esta infraestructura es requerida para sus más de 500,000 personas que visitan el lugar cada año.

7. Svalbard, Noruega

Su nombre significa «costas frías» y con mucha razón pues este archipiélago está casi en la cima norte del planeta y aquí el día y la noche solo ocurren una vez al año, con una duración de seis meses cada uno. El lugar es tan inmenso (63,000 kilómetros2) que en más de sus dos terceras partes podemos encontrar glaciares, reservas nacionales, santuarios de aves, parques nacionales y zonas protegidas para la investigación del medio ambiente.

Cómo curiosidad, comentaros que aquí se encuentra el Banco Mundial de Semillas, un lugar donde se guardan miles de semillas de cultivo en caso de ocurrir una catástrofe mundial. También es bueno saber que en la isla viven más osos polares que seres humanos.

En el pasado se solía practicar la caza tanto de animales terrestres como de ballenas y aunque ahora está prohibido, fuera de las principales poblaciones es obligatorio llevar un arma y saberla disparar en caso de ataque por osos polares y los zorros del ártico que presienten la presencia humana en su santuario.

Para llegar a este lugar es necesario tomar un vuelo de Oslo a Longyearbyen (la ciudad más importante del archipiélago) así como llevar el pasaporte consigo.

8. Túnel del Amor, Ucrania

Como sacado de un cuento de hadas, muy cerca de un pueblo llamado Klevan, se encuentra una vía ferroviaria de una fábrica de madera que ha moldeado un peculiar túnel a partir de las plantas que crecen a los lados, dando un efecto como si hubiera sido hecho por el hombre en su totalidad pero de forma natural.

Millones de parejas visitan este túnel cada año y nunca falta la leyenda que dice que si de pide un deseo al pasar por el túnel éste se hará realidad. En cualquier época del año este lugar impresiona, ya sea que se quiera ver en primavera cuando las plantas florecen o en una tarde de invierno donde todo se cubre de nieve, se recomienda visitarlo sobre el mediodía para apreciar mejor la profundidad de lado a lado del túnel.

9. Monte Saint Michel, Francia

En lo alto de un rocoso islote de la región de Normandía, está este imponente monumento que fue declarado Patrimonio de la Humanidad que recibe más de tres millones de turistas al año y que se encuentra a sólo tres horas y media de París.

Para llegar al Mont Saint Michel, se debe de estacionar a un kilómetro y medio de distancia y de ahí tomar un autobús de uso gratuito para llegar a la abadía donde encontraremos por dentro pasajes y pequeñas callejuelas, así como restaurantes, tiendas, museos y por su puesto el monasterio principal que en su punta que llega a los 170 metros se levanta una estatua del arcángel San Miguel al que está dedicado el templo.

La entrada cuesta alrededor de nueve euros y para los ciudadanos de la unión europea menores de veintiséis años es gratis, vale la pena quedarse un buen rato para ver la marea subir y bajar en la bahía.

10. Hallstatt, Austria

Traducido quizá como «Lugar de sal» debido a su cercanía con minas de sal y declarado paisaje natural Patrimonio de la Humanidad, en este pequeño pueblo que parece de miniatura, sus edificaciones y sus calles crean una experiencia como de estar en otra época y que no ha pasado el tiempo debido al buen estado de conservación.

No es extraño que Hallstatt sea continuamente votado cómo uno de los pueblos más bonitos del mundo. Los atractivos principales son la plaza principal, la iglesia parroquial, la Torre de Rudolf, el Osario etc. El pueblo se encuentra a las orillas del Lago Hallstättersee, en Austria y se puede dar un paseo en bote, pescar, visitar unas cascadas, la zona minera y otros pueblos cercanos.

Se puede llegar desde Salzburgo en coche por la carretera o bien tomar el tren para posteriormente tomar un ferry que lleva hacia el pueblo, cualquier época del año es buena para visitarlo pero en invierno el acceso es un poco más lento debido a la nieve.

11. Minas de sal de Wielcizka, Polonia

Declaradas Patrimonio de la Humanidad, esta auténtica ciudad subterránea es una de las actividades que hay que ver muy cerca de Cracovia. Su recorrido turístico se extiende bajo tierra más de tres kilómetros donde encontramos yacimientos de sal activos, exposiciones históricas, capillas, esculturas y bajorrelieves hechos de bloques de sal, un lago subterráneo, un restaurante y una catedral, que es el principal atractivo, donde incluso los candelabros están esculpidos en sal.

La bajada es algo pesada, pues son aproximadamente 300 metros en escalones y toda la visita dura alrededor de dos horas, al momento de subir se junta mucha gente pero con un poco de paciencia valdrá la pena todo el recorrido.

La entrada cuesta (84 eslotis, unos 21 euros) y se puede llegar aquí a través de un recorrido con guía, autobús, tren o coche propio, hay que tener en cuenta que el precio por poder tomar fotos es de diez eslotis.

12. Calzada de los Gigantes, Irlanda

En la costa norte de Irlanda se encuentra esta maravilla de la naturaleza esculpida por el contacto de la lava con el agua del océano. Cuenta la leyenda que la calzada la crearon 2 gigantes rivales para pasar sobre las columnas y luchar entre ellos. El área cuenta con más de 40.000 columnas de basalto que tienen una curiosa forma hexagonal situadas en diferentes niveles. formando escalones de manera natural. La zona fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986.

El lugar se encuentra como a dos horas de Belfast, la capital de Irlanda del Norte. Al llegar a la zona disponéis de un parking de pago (casi siempre lleno) y desde allí podéis realizar la visita a pie. Lo más recomendable visitarlo en verano pues el clima en otras estaciones es frío y con mucho viento que no permite disfrutar en plenitud de la calzada y de las vistas desde acantilados cercanos a ella.

13. Trolltunga, Noruega

Pocos lugares en el mundo podemos encontrar tan impresionantes, remotos y peligrosos a la vez, tal es caso de Trolltunga (o lengua del Troll,) pues ésta puntiaguda roca sobresale 700 metros en horizontal de una montaña de 1,100 metros de altura lo que genera una sensación de estar en medio de la nada además nos regala una magnifica vista al valle donde descansa el lago Ringedalsvatnet.

Perfecto para amantes del vértigo y definitivamente no recomendable para los que sufren del corazón, pues alguna persona ya ha perdido la vida al caer al precipicio, por lo que es obligatorio extremar precauciones y llevar un buen calzado, ropa de abrigo y mucha energía ya que el recorrido es de casi 20 km. ida y vuelta y toma alrededor de 9 horas, se recomienda ir por la mañana en coche para dejarlo en lo más cerca posible y de ahí empezar a subir caminando.

14. Lofoten, Noruega

Aunque estas islas se encuentran en lo alto del círculo polar ártico su clima es relativamente suave durante casi todo el año debido a la corriente del Golfo, pero en invierno la nieve cubre las montañas dejando un panorama espectacular.

Este archipiélago ofrece diversas actividades como pesca deportiva donde se puede pescar bacalao para posteriormente secarlo y comérselo; practicar surf en sus largas playas, recorrer los fiordos en kayak, hacer escalada en sus majestuosas montañas o simplemente fascinarse y tomar fotografías de sus paisajes, aves marinas, nutrias e incluso alces, aquí también se pueden apreciar las auroras boreales entre los meses de septiembre hasta abril.

Se puede llegar a ellas fácilmente por vía marítima a través de barco o ferry; vía aérea ya sea en avión o por tierra en autobús o coche particular, se recomienda ésta ultima debido a que todas las islas tienen conexión de puentes y túneles submarinos entre sí y vale la pena recorrerlas para conocer los pintorescos pueblos pesqueros.

15. Palacio Peterhof, Rusia

A media hora de San Petersburgo y justo en la costa del Golfo Finlandés se encuentra el Palacio Peterhof, que junto con su jardín exterior han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. La belleza de esta antigua residencia de zares es tal, que incluso la han comparado con el Palacio de Versalles. La arquitectura exterior del palacio resalta por su estilo barroco y neoclasista, por la parte interior sus salas y pasillos no hablan más que del excesivo lujo que distinguía a los zares de la época

Animales como ardillas, patos, mariposas y abejas se pueden observar entre las plantas y flores de distintas especies y colores a lo largo del jardín en donde además se aprecian más de veintes fuentes y cascadas que impresionan debido a la creatividad con las que se construyeron, unas con estatuas de color oro, otras con un diseño impresionante que juega con los rayos del sol y el agua creando efectos interesantes y únicos.

16. Kotor, Montenegro

Conocido como el mejor secreto de Montenegro, esta ciudad medieval Patrimonio de la Humanidad, está rodeada por unas murallas que fueron construidas hace 1500 años y que aún siguen de pie además de guardar consigo una hermosa bahía con hermosos accidentes naturales como playas, montañas y acantilados.

Entre los atractivos de Kotor se encuentran el pequeño puerto, sus catedrales, sus calles pintorescas, casas de arquitectura gótica, palacios o la plaza de armas. Es un lugar perfecto para los que gustan de pasar un momento de descanso disfrutando del buen clima mediterráneo y de la buena comida con clara influencia de Italia, Hungría y Turquía.

Se puede llegar aquí desde diferentes aeropuertos europeos que ofrecen vuelos al Aeropuerto de Tivat que está a cinco minutos de la ciudad o bien en una autoruta en coche por la autopista y diferentes carreteras disponibles.

17. Nördlindgen, Alemania

Este peculiar pueblo construido en medio de un cráter de meteorito en la Baviera Alemana y su forma circular se puede apreciar desde el cielo, sus casas de techos rojos y arquitectura medieval así como pintorescas calles encerradas en un sistema amurallado con torres de defensa dan la impresión de que se está en otro tiempo.

Es un lugar calmado que se puede conocer enteramente caminando. Entre sus atractivos se encuentran la Iglesia de San Jorge con su torre de 90 metros de altura, pequeñas plazas con bares, cafés y postres originaron del pueblo en forma de meteorito,

Como dato interesante muchas de sus edificaciones están hechas de piedras con pequeños fragmentos de diamantes que fueron creados al momento del impacto además de que las fachadas de las casas se encuentran en tan perfecto estado que aquí se grabaron algunas escenas de la película «Willy Wonka y la fábrica de Chocolate».

18. Geysir & Strokkur, Islandia

Geysir es considerado el padre de los geyser por ser el más antiguo conocido y el que expulsa el agua a mayor altura del mundo, tanto que incluso este fenómeno natural gana su nombre debido a él.

Tanto Geysir como otro llamado Strokkur que expusla agua cada cinco minutos se encuentran en la misma área geotermal en el valle de Haukadalur, Islandia. Actualmente, debido a algunos turistas desalmados que arrojaban objetos en su interior, el único activo es el Strokkur.

Para llegar aquí se puede tomar un tour guiado en autobús desde Reyjavik o en coche desde cualquier parte del país. Cabe destacar que el sitio cuenta con un pequeño hotel así como estacionamientos, un restaurante, un café, baños y tienda de regalos así como pozas termales y riachuelos en la cercanía.

Se recomienda ir de día para aprovechar los rayos del sol y tomar impresionantes fotos con efectos de arcoíris.

19. Cascada de Seljalandsfoss, Islandia

De todas las cascadas que podemos encontrar en Islandia, ésta es seguramente la más espectacular debido a sus sesenta metros de caída y un sendero circular que permite caminar y verla desde todos los lados e incluso desde la parte interna de la caverna por donde sale el agua provocando un efecto arcoíris si los rayos del sol pegan de frente o un efecto velo de novia, pues se puede apreciar la anchura color blanco de la caída del agua agitada, sin mencionar un interminable y pacífico sonido de ésta.

Se llega en auto a través de la carretera 1, el acceso es gratuito y cuenta con estacionamiento que está a pocos metros caminando del atractivo, se recomienda visitarla por la mañana para tener tiempo de dar toda la vuelta antes de que lleguen más turistas.

20. Iglesias Rupestres de Ivanovo, Bulgaria

Este atractivo es un conjunto de celdas, iglesias, capillas y monasterios que fueron tallados en roca sobre el año de 1320, aunque actualmente muchas de éstas edificaciones ya no están presentes.

En la parte interior de estas iglesias entre pasadizos y escalerillas de madera se pueden encontrar frescos y antiguas inscripciones medievales de los años 1200 y 1300 en varias de sus iglesias por lo que éste lugar se vuelve interesante para las personas interesadas en el arte sacro principalmente. El lugar cuenta con balcones desde donde se puede apreciar las depresiones cercanas.

Están situadas a 16 kilómetros del pueblo de Ivanovo y se puede aparcar el carro al llegar al pie de los acantilados, existe un sitio para adquirir folletos e información detallada del lugar que es además Patrimonio de la Humanidad desde 1979 por la UNESCO.

21. Monasterios Meteora, Grecia

The Monastery of the Holy Trinity (1475), Meteora, Greece

Traducidos al español serían los «Monasterios suspendidos en el aire o en el cielo» y como su nombre lo dice, hace referencia a la gran altura (600 metros) en la que se encuentran estás estructuras.

Construidas sobre peñascos de manera tan increíble que parece que el monasterio y la piedra son parte de una sola pieza por lo que no es de extrañar que éste atractivo merezca el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad.

El coste para entrar al lugar es de tres euros y se recomienda tomar desde la ciudad de Kalambaka un tour guiado en circuito de 17 kilómetros. En el interior de éstos monasterios encontramos salas con cráneos antiguos, grandes barricas de madera. Además de monjes que se trasladan entre estas edificaciones en un teleférico algo rudimentario pero impresionante de ver.

22. Santorini, Grecia

Esta isla griega está catalogada como una de las islas más bonitas del Mediterráneo y no es para menos, pues su famosa panorámica salpicada de azul y blanco de muchas de sus edificaciones y casas hacen una perfecta combinación con el agua azulada de la bahía.

Aquí se puede hacer de todo, tomar el sol en sus playas de arena volcánica color negro, visitar villas, alojarse en pequeños hoteles con encanto , salir degustar la gastronomía griega, tomar un buen vino o simplemente caminar por las pintorescas calles de los pueblos de la isla.

Cada año vienen millones de turistas de todo el mundo buscando un momento de relajación y aventura pues también se puede bucear, pescar o andar en kayak.

Es un lugar imperdible y perfecto para una luna de miel previamente planeada pues los costes de cualquier servicio son muy elevados aunque de primer nivel y que seguramente valdrán la pena.

24. Cinque Terre, Italia

No es tan difícil de descifrar el significado de su nombre y es que en este lugar encontramos cinco pueblos maravillosos: Monterosso, Vernaza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore, cada uno con un encanto especial e incomparable de los otros.

Casas multicolores, barcas locales y lujosos yates flotando en sus azuladas aguas, playas de arenas finas, placitas con cafés y sombrillas de colores, montañas, acantilados y millones de turistas es lo que caracteriza a las Cinque Terre de la Toscana italiana.

De hecho es tan popular este destino que el Gobierno de Italia decidió limitar la entrada de turistas a solo un millón y medio por año con el motivo de regresar la tranquilidad y las tradiciones que se estaban viendo amenazadas. No era para menos que este atractivo formara parte en la lista por ser Patrimonio de la Humanidad.

24. Lagos de Plitvice, Croacia

Este Parque Nacional declarado como Patrimonio de la Humanidad es el más importante de todo Croacia pues ningún otro se le compara en belleza ni en el número de atractivos que posee.

Aquí encontramos cataratas, cascadas, lagos, riachuelos y arroyos, todos de forma natural y con la peculiar característica de presentar un color turquesa en el agua que es de lo que más cautiva a los visitantes pues les permite observar el fondo de los lagos, algo muy difícil de encontrar en todos lados. Además el parque es rico en flora y fauna salvaje, pues aquí es hogar de abetos, hayas y pinos además de animales como el oso pardo, búho, gato montés, lince entre otros.

El coste para entrar varia por temporadas pero anda entre los 15 y 25 euros aproximadamente, vale la pena llegar desde temprano o incluso acampar una noche antes para aprovechar cada uno de sus atractivos a lo largo del día pues el parque es inmenso y su hora de cierre es al caer el sol.

25. Timanfaya, España

Localizado en la isla de Lanzarote de las Islas Canarias, este hermoso parque nacional geológico se distingue por tener alrededor de 25 volcanes, muchos de ellos inactivos y otros de baja actividad pero que aún así causan impresión, pues se puede sentir el calor emanando desde las profundidades de la tierra y que incluso la gente del lugar lo aprovecha para hacer barbacoas y carne asada.

Antes de llegar a la entrada del Parque de Timanfaya podéis dar una paseo en dromedario y una vez en el interior, se puede hacer una visita guiada en autobús por nueve euros, ésto último muy recomendado pues dura relativamente poco y sus guías lo hacen interesante ya que ponen música de aventura y explican de manera divertida mientras se recorre entre volcanes, arenas finas, fumarolas y colores rojizos que parecen de otro planeta para al final llegar a una zona donde se aprecia un géiser expulsar chorros a presión de agua caliente.

26. Quinta da Regaleira, Portugal

Este lugar es también conocido como Palacio da Regaleira y en sus interiores guarda hermosos atractivos tanto naturales como hechos por el hombre que lo han llevado a ser nombrado Patrimonio de la Humanidad lo que disparó su popularidad y con esto, su número de turistas al año.

Por sólo seis euros vais a poder conocer un bosque que al principio está tan cuidado como un jardín pero conforme se aleja de la quinta su vegetación y follaje se vuelve más salvaje; un profundo pozo que se usaba para ritos masónicos de iniciación; escaleras en espiral, grutas, estanques, cuevas, torres, fuentes, esculturas de piedra, pasadizos y todo con un toque artístico o místico dado por su espiritual arquitecto Luigi Manini.

Para llegar a este lugar solamente es necesario moverse de Lisboa al centro de Sintra, aparcar el coche y empezar a subir caminando la colina donde se encuentre este majestuoso lugar.

27. Alhambra, España

Hablamos de uno de los monumentos más bonitos del mundo. Su nombre proveniente del árabe y significa «fortaleza roja» y es que precisamente este lugar en sus tiempos fue uno de los centros militares más importantes de Granada, su sistema amurallado que sella toda la ciudad, torres de vigilancia, puertas de acceso, plaza de armas y los palacios posan sobre la colina de la Sabika ofreciendo un punto estratégico importante y una vista inigualable de todo alrededor.

Es la única ciudad palatina andalusí existente del mundo islámico que se encuentra en buen estado gracias a su constante uso a través del tiempo y esto se puede apreciar en sus paredes, sus columnas, techos, pisos, jardines, salas y esculturas que tienen acabados con texturas y entramados tan meticulosamente elaborados y con materiales tan preciosos que solo pueden ser dignos de un rey.

Lo más llamativo son los Palacios Nazaríes, residencia de los Reyes de Granada y construidos entre los siglos XIII y XIV por los gobernadores hispano-árabes de Al-Andalus.

No por nada este lugar ha sido declarado Patrimonio de la Humanidady es de los atractivos más visitados en toda España con más de dos millones de personas al año. El precio de entrada es de quince euros y se recomienda reservar con antelación.

28. Castellfollit de la Roca, España

Posado sobre el borde de altas columnas de basalto al pie de acantilados impresionantes se encuentra este peculiar pueblo de Girona con una de las mejores panorámicas de Europa.

La risco de basalto tiene una altura media de unos 50 metros, casi un kilómetro de largo y en su base desciende tranquilo el río Fluvià.

En Castellfollit de la Roca encontramos edificaciones antiguas que siguen de pie y que dan evidencia de la resistencia de la piedra volcánica al paso del tiempo como la Iglesia-museo de San Salvador, donde existe un mirador priviliegiado, y las viviendas que durante siglos han ido construyendo sus habitantes.

Se puede caminar entre plazas y calles estrechas de origen medieval y pasar la tarde descubriendo la naturaleza del verde panorama cercano. El acceso al lugar es totalmente gratuito y se puede llegar en coche desde prácticamente cualquier parte de Cataluña desviándose un poco por la carretera que une Olot y Girona.

29. Cabo Norte, Noruega

Este promontorio o acantilado está al pie del mar de uno de los puntos más septentrionales de Europa. Aquí las frías aguas del océano Ártico y el Atlántico se juntan y el sol se posa una vez al año durante los meses de mayo, junio y julio.

El lugar es imponente, la belleza natural del Cabo Norte se descubre al observar lo bien cuidado que se mantiene, pues es santuario de muchas especies de aves migratorias así como de animales marinos. Entre las actividades posibles se encuentra el paseo en trineo arrastrado por perros, la pesca de exóticos pero ricos cangrejos o las excursiones en moto nieve o caminando a los distintos puntos de este Cabo para apreciar los acantilados.

Cabe mencionar que las auroras boreales (entre otoño y primavera) y el sol de medianoche (en verano) son de los atractivos principales para los turistas. La llegada hasta el Cabo norte no es sencilla y el coste de un viaje por Noruega no suele ser precisamente barato.

España

¿Qué criterios pueden ser utilizados para definir la belleza de un país, sabiendo que la belleza depende de la opinión de cada uno? La cuestión nunca es fácil y tratar de encontrar criterios objetivos es una tarea muy complicada. Pero las redes sociales y los sitios especializados (y con comentarios de los turistas) pueden dar una ayuda preciosa. Además, la presencia de ciudades y monumentos como patrimonio de la UNESCO también es un factor a tener en cuenta.

Y muy importante también es la cantidad de parques protegidos en cada país, teniendo en cuenta que las áreas verdes son cada vez más importantes y más valoradas por las personas.

Así, para elaborar la lista de los países más bonitos de Europa, hemos tenido en cuenta diversos factores como: cantidad de lugares patrimonio de la UNESCO, porcentaje de áreas verdes protegidas en cada país, grado de satisfacción de los turistas en plataformas como TripAdvisor, número de turistas recibidos todos los años y apertura de la población local en recibir y acoger visitantes extranjeros. Estos son los países más bonitos de Europa.

1. Italia

¡Italia nunca desilusiona! Se trata de un país con una variedad de paisajes inmenso, que puede ir de sus enormes montañas en el norte a sus bellas playas en el sur oa los paisajes volcánicos como el Vesubio o el Etna, además de la melancólica ondulante y verde de los fantásticos paisajes de la Toscana. Pero no es sólo eso.

Italia

Italia fue la cuna del Imperio Romano y del Renacimiento y, por eso mismo, la cantidad de atracciones históricas a visitar es realmente considerable. Y hay cientos de pequeños pueblos o de grandes ciudades para visitar que están repletos de historia y monumentos, siendo los casos más notables los de Roma, Venecia, Milán, Bolonia, Pisa y Florencia, por ejemplo.

2. España

España es un caso peculiar. Hay varios países dentro de España y no hablamos sólo en las provincias autonómicas como Galicia, Cataluña o el País Vasco, por ejemplo. Hablamos, sí, de la enorme variedad de paisajes existentes dentro de España.

España

Si visita este país, puede optar por conocer el paisaje montañoso de Asturias o las playas de Andalucía, por ejemplo, ya por no hablar de sus islas, como las Baleares, las Canarias o hasta el caso especial de las islas Cíes. Ciudades como Barcelona, ​​Sevilla, Madrid, Toledo, Salamanca o Santiago de Compostela añaden aún más opciones a los turistas, dado el elevado número de monumentos y puntos de interés que poseen.

3. Portugal

Portugal puede ser la joya más reciente de Europa descubierta por los turistas. Si antiguamente era sobre todo un país conocido por las playas del Algarve y visitado sobre todo por turistas en busca de sol, hoy el escenario es muy diferente. Los turistas extranjeros comenzaron finalmente a descubrir otras regiones, como el Alentejo, las Azores, el Gerês, el Duero y el Minho. Y también descubrieron los bellos pueblos históricos de Portugal y aldeas de esquisto.

Portugal

Es cierto que Portugal sigue siendo destino de playa, pero también es cierto que la demanda turística más específica y de mayor calidad ha disparado en los últimos años. Hoy en día, además de Lisboa, Oporto y el Algarve, los turistas que visitan Portugal también quieren conocer los pequeños pueblos del interior, vinos fantásticos y disfrutar de la cocina portuguesa.

4. Islandia

Islandia es sólo una isla perdida en el norte del Atlántico. ¿En serio? Tal vez no… los turistas internacionales parecen haber descubierto un país mítico y legendario, repleto de volcanes (algunos dormidos y otros activos), cascadas y glaciares. Pero no piense que Islandia es sólo eso.

Islandia

Además de poder contemplar volcanes y glaciares, puede todavía ver la aurora boreal o sumergirse en el mar y ver el lugar donde las placas tectónicas hacen que América se vaya gradualmente a alejarse de Europa. Además, el pueblo de Islandia es famoso por saber recibir bien que los visitantes y la animación nocturna de su principal ciudad y capital del país, Reiquejavique.

5. Suiza

Lo que más llama la atención en Suiza son sus montañas, los Alpes, siempre verdes en la primavera y cubiertos de nieve en invierno. Pero Suiza no es sólo eso. Ciudades históricas como Berna, Montreux y Zurich ofrecen a los turistas algo más para visitar que sólo montañas y lagos.

Suiza

Además, puede encontrar pequeñas aldeas o pueblos encajados en los valles de las montañas y al borde de alguno de los muchos lagos que existen en Suiza, lugares dignos de una tarjeta postal que le llevan a repensar lo que es, en realidad, vivir con calidad de la vida. Situada en el corazón de Europa, Suiza está a sólo unas horas de otros lugares igualmente fantásticos, pudiendo servir como punto de partida para visitar el resto del continente.

Barrios de moda, museos de vanguardia, rascacielos que parecen esculturas y cafés y restaurantes en los que deberías sentarte por lo menos una vez en la vida. Skyscanner ha preparado una lista con los 14 mejores destinos de Europa para 2018. Las ciudades que deberías ver, en las que perderte entre parques enormes y tiendas de moda, galerías de arte y pastelerías, palacios y spas.

Échale un vistazo a los vuelos más baratos para tu destino favorito y sal a descubrir estas ciudades maravillosas.

1. Bruselas, Bélgica

Ciudad joven y en constante ebullición, una de las más carismáticas de Europa y en la que deberías perderte por lo menos una vez en la vida. Bruselas es la capital de Bélgica y la sede del Parlamento Europeo, pero también mucho más que esto. Los vuelos económicos que llegan a la ciudad son un incentivo perfecto para descubrir barrios únicos llenos de arquitectura modernista, curiosear en las tiendas del centro o sentarse a admirar la Grand Place, la plaza central que es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998. Te aconsejamos que alquiles una bicicleta, entres en el Museo Magritte y que recuperes fuerzas en una de las cafeterías que abundan. Pero si prefieres algo más frío, siempre puedes echar mano de una jarra de cerveza belga.

Sigue leyendo: 10 cosas estupendas que se pueden hacer en Bélgica

2. Róterdam, Países Bajos

Una ciudad renacida de las cenizas de la II Guerra Mundial, que ha hecho de su reconstrucción una extraordinaria victoria. Rascacielos que parecen esculturas enormes y son obra de artistas y arquitectos internacionales tan prestigiosos como Rem Koolhaas o Norman Foster, Álvaro Siza Vieira y Renzo Piano. A pocos minutos en tren de Ámsterdam, Rotterdam te sorprenderá. El _skyline _de la ciudad es espectacular. Date una vuelta en Spido, un barco modernísimo, y ve a la descubierta del perfil futurista de Rotterdam. Dinámica, joven, llena de boutiques de tendencia, museos de arte contemporáneo y lugares perfectos para los amantes del arte urbano. Súper recomendable.

3. Copenhague, Dinamarca

Copenhague es preciosa, tiene muchísima historia y barrios inigualables. Desde el antiguo puerto de Nyhaven, uno de los lugares de postal más famosos, toma un barco y sal a ver la ciudad desde el agua. Aquí van algunas cosas que no te puedes perder: los Jardines Tivoli, el parque de atracciones más antiguo del mundo, abierto en 1843; una cena en el Noma, el mejor restaurante del mundo desde 2010 (después de que cerrara el Bulli de Ferran Adrià, por supuesto); y una visita al barrio hípster de Norrebro, para dar un vistazo al colorido proyecto urbano de “Superkilen”. Si quieres apreciar de verdad el alma verde de la ciudad y disfrutar de su creatividad no te puedes perder el Louisiana, uno de los museos más bonitos del mundo donde arte y naturaleza se funden en una simbiosis mágica. ¿Te hemos convencido?

Sigue leyendo: Las 7 mejores cosas para ver y hacer en Copenhague

4. Dresde, Alemania

Completamente destruida (varias veces) a lo largo de su historia, hoy Dresde es una ciudad magnífica que puede rivalizar sin problemas con las mecas artísticas del Viejo Continente. Quizás por eso ha recibido el sobrenombre de “la Florencia del Elba”. Capital de la Sajonia, llena de monumentos históricos, palacios barrocos, plazas bellísimas y rincones románticos, esta ciudad te hará enamorarte. Si estás de visita no te pierdas el casco antiguo (Altstadt) y pásate por el barrio de Kunsthofpassage. Aquí te encontrarás con muchísimos palacios con fachadas de colores y de lo más artístico. ¿Nos vamos?

Sigue leyendo: Los 10 mejores lugares que visitar en Alemania

5. Sevilla, España

En Andalucía, una de las regiones más cálidas y sensuales de España y del mundo entero, Sevilla es una ciudad espectacular. Te aconsejamos que la visites en primavera, cuando los rayos del sol llenan de luz las callejuelas del centro y sus monumentos Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y en el aire flota el aroma de las flores de azahar. El Alcázar, el antigua palacio árabe, la Giralda y la majestuosa catedral, la Torre del Oro, la Plaza España… Tampoco te pierdas el Museo de Bellas Artes, que está entre los más interesantes del país y, si te apetece, pásate por un espectáculo de flamenco. ¡Te fascinará!

Sigue leyendo: 15 consejos para sobrevivir a la Feria de Abril en Sevilla

6. Reikiavik, Islandia

Es la capital más al norte del Mundo y conserva intacto sus magníficos paisajes encantados: piscinas naturales de agua caliente, cascadas espectaculares entre las que están algunas de las más bonitas del planeta y valles verdísimos. Si estás en Reikiavik, aprovecha y visita la reserva geológica de Hengil, con el volcán, las fuentes termales y la fumarola. Es imprescindible que te hagas una foto bajo la cascada de Seljalandsfoss, te sumerjas en la famosísima laguna azul y visites el Museo de Arte y de Fotografía de la ciudad. Las temperaturas son frías durante buena parte del año, pero los restaurantes, tabernas y cervecerías te mantendrán caliente

Reikiavik

Sigue leyendo: Las 10 mejores cosas que deberías hacer en Islandia

Las 10 mejores cosas para hacer en Islandia

Las mejores cosas para hacer en Islandia

7. Milán, Italia

Todos los ojos estarán puestos en Milán en 2015 y la ciudad vivirá uno de sus momentos de mayor esplendor. ¿Te lo vas a perder? Se espera tanta curiosidad por la Expo que convertirá a Milán en la capital del mundo del 1 de mayo al 31 de octubre que es casi de visita obligada. La Exposición Universal es uno de los eventos más importantes a los que deberías asistir el año que viene, pero también ten en cuenta la Semana de la Moda, el Salón del Automóvil, el MIART para los amantes del arte contemporáneo y muchísimo más. Todo esto en la ciudad “más europea” y a la vanguardia de Italia. ¡No puedes faltar!

Sigue leyendo: Las mejores ciudades para ir de compras en 2015

Las 10 mejores ciudades del mundo para ir de rebajas en enero

8. Viena, Austria

Decretada en el año 2014 “la mejor ciudad para vivir del Mundo”, Viena es uno de esos lugares que se deberían pisar por lo menos una vez en la vida. Real, creativa, elegantísima, una ciudad rodeada de arte y de música. Iglesias góticas y palacios barrocos, edificios modernistas y museos de arte contemporáneo: la capital austríaca es una galería a cielo abierto. Visita el Albertina, con una de las colecciones de artes gráficas más interesante del mundo, el museo Leopold, con la mayor colección de obras de Schiele y no te olvides de dar una vuelta por los anticuarios, además de darte un capricho dulce y merendar en el celebérrimo Café Sacher. Del 19 al 23 de mayo, Viena acogerá la próxima edición del festival de Eurovisión, otra razón para no perdértela.

Sigue leyendo: Los 12 mejores lugares para ir de viaje después de exámenes

Los 13 cementerios más bonitos del mundo

9. Cesky Krumlov, República Checa

Una joya encajada en un paisaje hermoso, Cesky Krumlov te sorprenderá por su belleza sencilla pero sin igual. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, este destino pequeño de calles tranquilas, palacios señoriales y plazas al sol te dejará sin palabras. Te recomendamos que te quedes una noche por lo menos y exprimas al máximo tu visita antes o después de visitar Praga. Cesky Krumlov, de hecho, está tan sólo a pocas horas de la capital checa. Conciertos, muestras de arte, paseos románticos y un helado sentado en una placita suenen como el plan perfecto, ¿no te parece?

Sigue leyendo: Las 15 ciudades más bonitas del mundo bajo la nieve

10. Riga, Letonia

Riga es una ciudad que esconde mil sorpresas. Capital Europea de la Cultura en 2014, con el barrio más de moda del mundo (Mera Lela) y un cartel de eventos que haría palidecer a las ciudades más grandes del Viejo Continente: vale por lo menos un visita. Su centro histórico está entre los que pertenecen al Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y en él hay más de 800 edificios de estilo modernista. Capital de Letonia y situada en el Báltico, disfruta de una posición estratégica para visitar otras grandes ciudades del norte, desde Helsinki a Estocolmo. Te sorprenderá no sólo por el número de atracciones y museos que tiene (más de 50) sino también por la vivacidad de su vida nocturna, sus restaurantes de renombre y algunos de los mejores clubes y discotecas de Europa.

11. Palermo, Sicilia, Italia

Fundada por los fenicios en el año 734 aC, cruce de culturas diversas que disfrutaban del bellísimo golfo del mar Tirreno, en la antigüedad Palermo fue conquistada por los Romanos, Bizantinos y Normandos, que le confieren un perfil de ciudad moderna, multicultural, abierta a los cambios y depositaria de tendencias y estilo únicos. Iglesias barrocas y mercados bulliciosos, de sabores árabes y mediterráneos. No te pierdas la visita a la Catedral y disfruta de Las Habitaciones del Genio, un pequeño museo-joya con más de 2.300 piezas de cerámica decorada siciliana y napolitana la mayoría de las cuales van del siglo XVI al XX. Date un festín visual y llena el estómago en una de las muchísimas pastelerías tentadoras que hay en la ciudad y donde podrás disfrutar de la clásica cassata, un dulce relleno de ricota, fruta escarchada y pistachos, entre muchas otras cosas. Tu visita a Sicilia no podría empezar con mejor pie.

Sigue leyendo: Las 10 mejores playas de Italia

12. Bergen, Noruega

Uno de los escenarios más sobrecogedores del mundo, una hilera de casas de madera de colores, situadas junto a lo que era el antiguo puerto, en una bahía magnífica, está Bryggen, el barrio hanseático de Bergen, también Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Casi un millón de personas al año pasan por aquí, uno de los lugares más espectaculares de Noruega. Puedes llegar en barco, para apreciar los colores y paisajes mágicos del fiordo, subir al funicular de Floibanen y alcanzar el Monte Floyen, desde donde disfrutarás de una vista única del entorno. Atrévete a aventurarte por uno de los muchos senderos que salen de aquí, ve al mercado del pescado, come en uno de tantos restaurantes y curiosea en las tiendas de artesanía de Bryggen. Noruega te robará el corazón.

Sigue leyendo: Las 10 mejores ciudades de Europa para ir en bicicleta

13. Budapest, Hungría

En esta lista tan especial también hay espacio para la maravillosa Budapest. ¡Y con razón! La capital de Hungría es uno de los principales destinos del momento. Con vistas al Danubio, señorial y majestuosa, con su imponente Parlamento lleno de cúpulas y torres, te cautivará. Visítala en primavera o en otoño para apreciar el torbellino de colores que es esta ciudad. Una de las paradas obligatorias son los Baños de Szécheny, donde podrás disfrutar de una experiencia de lo más tradicional que va desde la sauna a jugar al ajedrez en la piscina con los lugareños. Toma el Puente de la Libertad, pasea por la verde isla Margarita y disfruta de un descanso en Romkocsma, un bar-ruina de esos que están tan de moda y que le ha devuelto la vida a un espacio en desuso de una forma creativa. ¡Buen viaje!

Sigue leyendo: Las 10 mejores cosas gratis que hacer en Budapest

14. Estambul, Turquía

Una de las ciudades más magníficas del mundo y una de las más hermosas de Europa (porque sí, está entre dos continentes y no es sólo asiática). Caliente, sensual, hermosa… Estambul es el bullicio de la gente ocupada en los mercados y las mezquitas maravillosas. Estambul es los bazares de especias en los que podrás comprar té, fruta confitada, especias y dulces, pero también las tiendas de diseñadores contemporáneos. No te pierdas una visita a la Mezquita Azul y a Santa Sofía, sumérgete en la opulencia del pasado otomano en el Palacio de Topkapi y da un crucero por el Bósforo. Come en el puerto y disfruta de unas horas de relax en uno de los mejores _hammam _de la ciudad. Si vas en pareja y quieres algo romántico, deja que tus pasos te guíen hasta la Cisterna-Basílica, un tesoro subterráneo en el que las columnas y la luz se reflejan en el agua dando lugar a un espectáculo singular. ¡Un lugar mágico!

Y recuerda que si sigues necesitando inspiración siempre puedes echar mano de la herramienta de Skyscanner de Vuelos a Cualquier lugar. ¡Inspírate!

  • 15 destinos para unas vacaciones baratas en 2015
  • 15 rincones de España para ir de vacaciones en 2015
  • Los mejores destinos para ir de vacaciones en 2015
  • 10 destinos para unas vacaciones baratas en 2014
  • Los 10 mejores destinos para mochileros
  • Los destinos favoritos de los españoles para las vacaciones
  • Los 15 lugares más mágicos de España
  • 13 consejos para ahorrar viajando
  • Los 10 destinos más baratos en febrero de 2015

El viejo continente está repleto de pueblos muy variopintos y bellos. Desde los pueblos de casas de chocolate de Alemania, pasando por los hermosos y coloridos pueblos de los países nórdicos, los coquetos pueblos costeros de Italia, los impresionantes pueblos de montaña de Suiza, los pueblos medievales de España o los pueblos de cuento de Francia. Son muchos los merecedores de estar en esta lista de los pueblos más bonitos de Europa, pero solo 25 han sido los elegidos.

25- ALBARRACÍN

Este pequeño y bonito pueblo medieval de tan solo 1.097 habitantes se encuentra en la provincia de Teruel (España). Suele ocupar las primeras posiciones en todos los rankings de los pueblos más bonitos de España. Es Monumento Nacional desde 1961, posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes de 1996, y se encuentra propuesto por la Unesco para ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

24- VERNAZZA

Es una de las cinco joyas que conforman la zona de «Cinque Terre» (Italia); cinco pequeños pueblos pesqueros patrimonio de la humanidad. Elegir alguno de los cinco es una tarea casi imposible. Vernazza es quizás el que mejor ha conservado el aspecto de ciudadela marinera.

23- LA ROQUE GAGEAC

Ubicada al pie de un acantilado, a orillas del río Dordoña, esta localidad francesa ocupada desde la prehistoria es uno de los pueblos más bonitos de Europa. Sufrió una catástrofe en enero de 1957 cuando un bloque de 5000 m3 de roca se separó y cayó sobre el pueblo destruyendo una decena de casas, matando a varias personas y cortando la carretera durante años. La Roque-Gageac se reconstruyó con un nuevo aspecto, pero sin traicionar a sus peculiaridades, esto le permitió adjudicarse el título de los «Los pueblos más bonitos de Francia».

22- JOSSELIN

Situada en la Bretaña francesa es un bonito pueblo de cuento conocido no solo por su belleza sino también por su afamado e impresionante castillo construido aproximadamente en el año 1008. Sin ningún tipo de dudas, uno de los pueblos más bonitos de Europa.

21- MÜRREN

Es el pueblo más alto y el más bello del Cantón de Berna (Suiza), hallándose a una altura de 1.650 m, por encima del valle Lauterbrunnental.
Desde este bonito pueblo se puede apreciar una vista de tres de las montañas más famosas de Suiza: el Eiger, el Mönch y el Jungfrau. El turismo es muy popular en verano e invierno. Mürren tiene una población de sólo 450 personas, pero una capacidad hotelera de 2.000 camas.

20- CASTLE COMBE

Este pequeño pueblo de tan solo 350 habitantes se encuentra en Wiltshire, Inglaterra. Este remanso de paz y tranquilidad ha sido clasificado como el segundo mejor pueblo por «The Times» y sin duda es uno de los pueblos más bonitos de Europa.

19- RONDA

Situada en plena serranía, al noroeste de la provincia de Málaga, (España).Este municipio de tradición torera está situado en un entorno privilegiado. Ronda asoma a un enorme y espectacular precipicio, lo que la convierte en uno de los pueblos más bonitos de Europa.

18- TROPEA

Este bello municipio italiano se encuentra en la costa de Calabria, está considerado uno de los pueblos más bonitos de Europa. Además es uno de los principales puntos de veraneo de las costas italianas. Una de sus peculiaridades es el enorme precipicio que da a la playa convirtiendo a Tropea en un municipio tan bonito como único.

17- BIBURY

Para muchos, entre ellos el poeta William Morris, Bibury es el pueblo más bonito de Inglaterra. Sus viviendas del siglo XIV te trasladarán a otra época. Absoluto merecedor de formar parte de esta lista.

16- FREUDENBERG

La pequeña localidad de Freudenberg es quizás, uno de los pueblos más bonitos y con más encanto no solo de Alemania sino también de Europa. Se encuentra en el distrito de Siegen-Wittgenstein, en Renania del Norte-Westfalia.
En el núcleo del pueblo, en la zona llamada Alter Flecken, se puede observar un montón de casas con entramado de madera, en blanco y negro y alineadas como si estuvieran formando filas. Es la imagen más característica y también más fotografiada de Freudenberg.

15- DINANT

Este pueblo, o pequeña ciudad, de tan solo unos 14.000 habitantes es uno de los rincones más bonitos, pintorescos y espectaculares de Bélgica. Está ubicado a orillas del río Moza y encajonado entre macizos rocosos, lo que hace de esta localidad algo inigualable.

14- GENGENBACH

Este pequeño pueblo de cuento, se encuentra en el sur de Alemania, en el borde de la Selva Negra, en el Distrito de Ortenau, Baden-Wurtemberg. Su extraordinaria belleza ha sido motivo para que la ciudad haya sido elegida como fondo de varias películas, como por ejemplo, «Charlie y la fábrica de chocolate».

13- MYKONOS TOWN

Mykonos Town o Chora, como también se la conoce, es un pequeño y bonito pueblo perteneciente a la isla de Mykonos (Grecia). Su belleza es extraordinaria, está formado por pequeñas casas blancas y cuadradas, las cuales tienen sus balcones, puertas y ventanas pintadas en colores. Sus laberínticas callejuelas invitan al visitante a perderse en ellas. Sin duda es uno de los pueblos más bonitos de Europa digno de estar en esta lista.

Tanto en Mykonos como en el resto de los pueblos más bonitos de Europa, obtendrás fotos muy top. ¡¡Compruébalo en mi Instagram y sígueme!!

12- MORTSUND

Mortsund es un bellísimo enclave noruego, refugio para pescadores. Su extraordinaria belleza enclavada en medio de la naturaleza invita al visitante a no querer abandonar jamás este bonito y remoto lugar de Europa.

11- GRUYERES

Gruyeres es una ciudad histórica y comuna suiza del cantón de Friburgo. El paraje donde se encuentra junto con sus construcciones y su castillo medieval donde residieron diecinueve condes, la convierten en uno de los pueblos más bonitos de Europa.

A estas alturas te habrán entrado unas ganas enormes de visitar alguno de los pueblos más bonitos de Europa, ¿verdad? En este cuadro de búsqueda podrás encontrar tu vuelo más económico: ¿Quieres alojarte e alguno de estos bonitos pueblos de Europa? En este cuadro de búsqueda podrás encontrar tu hotel ideal:

Booking.com

10- OIA

Este pequeño pueblo perteneciente a la isla de Santorini (Grecia), es referente en el turismo mundial. Cientos de visitantes llegan a Oia para contemplar su conocidísimo y bello atardecer. Oia es también conocida por sus casas blancas en el acantilado del volcán y por sus populares iglesias con cúpulas azules.

9- MONT SAINT MICHEL

Su espectacular arquitectura y su bahía, hacen del Mont Saint Michel el sitio turístico más visitado de Normandía y uno de los primeros de Francia, con unos 3,2 millones de visitantes cada año. Declarado monumento histórico en 1862, el Mont Saint Michel figura desde 1979 en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y es sin lugar a dudas unos de los pueblos más bonitos de Europa.

8- BLED

Bled es una población situada a orillas del lago Bled en los Alpes Julianos (Eslovenia). Es conocida sobre todo por su popular lago glacial así como por los castillos e iglesias situadas en los bosques de los alrededores. Atrae todos los años a un buen número de turistas, muchos de ellos de la aristocracia europea.

7- REINE

Declarada en la década de los 70, la localidad más bonita de Noruega. Reine es puerto comercial desde 1793 y un destino habitual entre los cruceros por los Fiordos noruegos. Situada en las Islas Lofoten, es una localidad muy pintoresca rodeada de espectaculares montañas, destino obligado para todo aquel que visite Noruega.

6- SAN GIMIGNANO

San Gimignano es un pequeño pueblo amurallado de origen medieval, erigido en lo alto de las Colinas de la Toscana, en Italia. Lo característico de este bonito pueblo son sus torres, que lo convierten en algo así como el Manhattan medieval europeo. El centro histórico de San Gimignano fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1990.

5- FUNES

Es un bonito y pequeño pueblo rural enclavado en el maravilloso Valle de Funes del Tirol italiano. Posee la pequeña y preciosa Iglesia de Santa Magdalena y uno de los paisajes más bellos no solo de Europa sino de todo el planeta.

4-ROTHENBURG OB DER TAUBER

Perteneciente al distrito de Ansbach en el Estado federado de Baviera, Alemania. Es una atracción turística de fama mundial por su bien conservado centro medieval en el que se han rodado películas como Chitty Chitty Bang Bang. Además las belleza de Rothenburg ob der Tauber ha servido de inspiración para la creación del pueblo de la producción de Disney «Pinocho».

3- COLMAR

Este bonito pueblo de cuento de hadas pertenece al departamento de Alsacia del Alto Rin, Francia. Pasear por sus calles disfrutando de sus edificios de estilo gótico alemán y del primer Renacimiento es toda una delicia.

2- MANAROLA

Este bonito y colorido pueblo pesquero es el segundo que aparece en la lista perteneciente a la zona conocida como Cinque Terre. Quizás Manarola sea el más bello de los cinco pueblos y parece ser, que es también el más viejo, como atestigua una piedra angular de la Iglesia de San Lorenzo que data de 1160.

1- HALLSTATT

Hallstatt es una localidad del distrito montañoso de Salzkammergut en Austria. En 1997, el paisaje cultural de Hallstatt-Dachstein fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su belleza es tal, que encabeza la mayoría de las listas y rankings de los pueblos más bonitos de Europa.

ORGANIZA TU VIAJE MÁS BARATO

Reserva AQUÍ el hotel más barato

Reserva AQUÍ tu vuelo

(Foto: Thinkstock)

Hallstatt, Áustria
Pequena e encantadora, Hallstatt é famosa por suas casinhas rústicas espremidas entre o lago Hallstatter See e as montanhas. A vila está na lista de patrimônios mundiais da UNESCO desde 1997 e é um lugar de muita história e minas de sal!

(Foto: Thinkstock)

Bruges, Bélgica
A sensação é de estar na idade média, talvez porque a cidade foi cidade construída em 1128. Em Bruges é possível passear de barco e assim chegar às cidades vizinhas. Muito charmosa!

LEIA MAIS: VILAS E VILAREJOS PELO MUNDO: CONFIRA 20 LUGARES CONSERVADOS PELO TEMPO

(Foto: Thinkstock)

Porto Katsiki, Lefkada, Grécia
Porto Katsiki é uma das mais lindas praias da Grécia e é famosa pela água e céu azul clarinho (e por ser um dos destinos favoritos dos turistas, é claro!)

(Foto: Thinkstock)

Ponte Rakotz, Kromlau, Alemanha
Também conhecida como “Ponte do Diabo”, ela foi construída há mais 150 anos e parece muito um cenário de filme de Hobbits. O que encanta é o círculo que a ponte e o seu reflexo formam. O parque em que ela está localizada pode ser visitado, mas cruzá-la não é permitido.

LEIA MAIS: AS 10 CIDADES MAIS COLORIDAS DO MUNDO

(Foto: Thinkstock)

Procida, Itália
A combinação da água azulzinha e as casinhas coloridas faz de Procida o clichê de um destino turístico italiano. Apesar de ser uma ilha pequena, ela abriga 10 mil habitantes e recebe muitos turistas durante o ano todo.

(Foto: Thinkstock)

Parque Keukenhof, Holanda
Também conhecido como “O Jardim da Europa”, Keukenhof tem o maior jardim de flores do mundo – aproximadamente 7 bilhões de espécies são plantadas no parque anualmente, o que cobre uma área de 32 hectares. Imagina deitar em um campo de flores desses!

LEIA MAIS: AS 12 RUAS MAIS BONITAS DO MUNDO

(Foto: Thinkstock)

Praia de Algarve, Portugal
A 2h30 de distância da capital Lisboa, Algarve é chamada de “o segredo mais famoso da Europa”, pois sua paisagem, com cavernas e grutas de calcário no meio de um mar azul intenso, é paradisíaca.

(Foto: Thinkstock)

Lapland, Finlândia
A beleza de Lapland está no outono e no inverno, quando é possível ver as luzes dançantes da Aurora Boreal em cerca de 150 noites durante o ano.

(Foto: Thinkstock)

Lago de Bled, Eslovênia
É um dos principais pontos turísticos da Eslovênia, muito procurado para luas de mel, principalmente no verão, quando é possível nadar e praticar outros esportes, ou até explorar as surpresas das montanhas eslovenas.

LEIA MAIS: DO MUNDO PARA A CASA

(Foto: ThinkStock)

Túnel do amor, Klevan, Ucrânia
É um pedaço do caminho de uma linha de trem coberto por um corredor de árvores. Perfeito para uma caminhada a dois.

Gostou da nossa matéria? Clique aqui para assinar a nossa newsletter e receba mais conteúdos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *