0

Que pasa si devuelvo un recibo de Vodafone

Tabla de contenidos

Lo que en principio se adjudicaba en mayor medida a servicios como telefonía móvil e Internet alcanza ya a todos los suministros. Este aplazamiento de los pagos basado en la devolución de los recibos hasta el límite máximo anterior al corte de suministro se ha convertido para muchas familias en cotidiano y sin embargo, puede acabar acarreando consecuencias poco gratas.

Que dice la ley sobre la devolución de recibos

Se contemplan dos grandes grupos de supuestos:

  • Cuando el cliente tenga conocimiento de que se ha producido una operación de pago no autorizada o ejecutada incorrectamente, deberá comunicar la misma sin tardanza injustificada a la entidad, a fin de poder obtener rectificación de ésta y, salvo en los casos en los que la entidad no le hubiera proporcionado o hecho accesible al usuario la información correspondiente a la operación de pago, la comunicación deberá producirse en un plazo máximo de trece meses desde la fecha del apunte (se puede pactar un plazo inferior si el usuario no fuera consumidor, en cuyo caso habrá que estar a lo pactado).
  • Si el adeudo estaba previamente autorizado, la ley indica que el cliente tendrá derecho a la devolución de la cantidad total correspondiente a las operaciones de pago autorizadas siempre que se satisfagan las siguientes condiciones: el cliente y la entidad podrán convenir en el contrato marco que el ordenante tenga derecho a devolución de adeudos domiciliados incluso cuando no se cumplan las condiciones para la devolución contempladas anteriormente. El plazo máximo para dar esta orden de devolución es de ocho semanas, contadas a partir de la fecha de adeudo de los fondos en la cuenta del cliente.

Devolver recibos: consecuencias

Al margen de los controvertidos recargos, a los que dedicaremos un artículo próximamente, la consecuencia más inmediata de una política de devolución sistemática de recibos es el corte de suministro.

Sin embargo, y con lo grave que lo anterior puede resultar, ahí no acaban los problemas. Realmente el corte del suministro, y dependiendo del suministrador, puede ser entendido como una baja del servicio o no, si nuestra intención era realmente no continuar con ese servicio esto puede suponer directamente próximas facturaciones si no hemos comunicado previamente nuestra intención de causar baja.

Aquí debemos tener en cuenta que determinados sectores, como por ejemplo el de la telefonía móvil, no resultan especialmente sencillos a la hora de solicitar las bajas.

Derivado de lo anterior son muchas las empresas suministradoras que automatizan el traslado de los deudores a las listas de morosidad con lo que esto supone.

En resumen

Del mismo modo que el sobreendeudamiento a base de crédito cargado a una tarjeta puede resultar una solución temporal pero a la larga acaba generando siempre problemas, el hecho de mantener una política de retraso constante de los recibos puede tarde o temprano concluir en un corte de suministro y un paso a las listas de morosidad en las que resulta sencillo entrar pero muy complejo salir.

Atención al cliente

Dispones de 2 opciones en tu banca digital CaixaBankNow para poder solicitar la devolución de un recibo domiciliado que te hayan cargado en cuenta y con el que no estés de acuerdo.

1.- Si dispones del servicio ReciBox

Accede a la operativa de «ReciBox» desde el acceso en el menú lateral de la pestaña de ‘Cuentas’, y sigue los siguientes pasos:

  1. Accede al apartado ‘Mis recibos’.
  2. En el listado de últimos recibos, haz clic sobre el recibo que deseas devolver.
  3. En la siguiente pantalla de detalle del recibo seleccionado, haz clic en el botón ‘Devolver este recibo’.

2.- Si no dispones del servicio ReciBox

  1. Accede al apartado «Recibos» de la pestaña de Cuentas.
  2. Se te mostrará una lista con todas las cuentas de las que eres titular, y deberás hacer clic sobre el enlace «Histórico» de la cuenta con la que desees trabajar. De este modo accederás al listado de domiciliaciones de la cuenta escogida.
  3. Escoge la domiciliación a la cual pertenece el recibo que quieres devolver y haz clic sobre el enlace «Devolver» (siempre que esté disponible*)
  4. Selecciona el motivo de la devolución entre:
    1. a) Error o baja en la domiciliación, u operación no autorizada
    2. b) Disconformidad con el importe del recibo
  5. Comprueba que los datos de la operación son correctos y confirma la operación al final de la página haciendo clic en el botón ‘Confirmar’.

Una vez confirmada la operación, CaixaBank tramitará la devolución del recibo a la compañía emisora.

Se te abonará inmediatamente en la cuenta de cargo el importe devuelto.

*Solo podrás devolver aquellos recibos que tengan disponible la opción de ‘Devolver’. El hecho de que esta opción de devolución esté disponible o no varía en función de la emisora del recibo.

Cuánto cuesta pagar tarde la factura del móvil en Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo

Telefónica exige unos 30 euros; Vodafone y Orange añaden un recargo de unos 20 euros

Los principales operadores penalizan a los usuarios cuando se retrasan en el pago de las facturas o por restablecer las líneas si las acaban suspendiendo por impago.

Los principales operadores de nuestro país penalizan a los usuarios si se retrasan en el pago de las facturas o por restablecer las líneas cuando han sido suspendidas por este motivo.

No pagar a tiempo suele implicar tener que abonar, además de la deuda pendiente, un recargo. El sector de las telecomunicaciones no es una excepción y las grandes compañías añaden un extra cuando el banco devuelve una factura sin abonar. Sin embargo, la organización de consumidores Facua, alerta de que los costes que aplican los operadores son muy superiores a lo que deberían ser.

Los cuatro grandes operadores de nuestro país no tienen una cuota común establecida a modo de penalización cuando se produce una situación de impago. Algunos llegan a superar los 20 euros, como Movistar y Orange, mientras que en otros, como Yoigo, la suma no supera los 3 euros.

La legislación del sector de las telecomunicaciones no contempla un plazo máximo para la suspensión por impago, sino que son las propias compañías las que deciden cuándo y si desean establecer los parámetros en sus contratos. Al no aparecer explícitamente en sus condiciones contractuales, existe un determinado vacío a la hora de las suspensiones, lo que deja al cliente indefenso frente a los sobrecargos que llegan a cobrar.

Cuánto cuesta pagar tarde una factura de Movistar

El principal operador en España por número de clientes es el que aplica los cargos más altos por impago, llegando hasta los 30,25 euros por el restablecimiento de la línea.

En su contrato Telefónica establece que si el cliente se retrasa más de un mes en realizar el pago se le notificará la suspensión del servicio con 15 días de antelación en el caso de la telefonía fija y la tarifa convergente Movistar Fusión. Sin embargo, en lo referente a una línea móvil, Movistar puede cortar el el servicio desde que la compañía tiene conocimiento de tal circunstancia.

Una vez que Movistar ha suspendido el servicio por impago cobra 30,25 euros de recargo en concepto de «cuota por rehabilitación del servicio».

Los clientes pueden abonar sus facturas pendientes con tarjeta de crédito o débito. En caso de que se trate de una línea fija o de Movistar Fusión, también es posible solicitar que se vuelva a cargar el recibo una vez más en la cuenta bancaria habitual.

Cuánto cuesta pagar tarde una factura de Vodafone

Apenas 48 horas son las que otorga el operador rojo para realizar el pago antes de suspender las llamadas salientes o la totalidad del servicio, tras el primer aviso. Además, hay que pagar 10,89 euros en concepto de mantenimiento mientras dura la cancelación.

Facua denunció hace tres años a Vodafone porque este operador cobra 20 euros cuando el banco devuelve un recibo.

En sus tarifas convergentes de Ono habla de intereses, concretamente de un 2% de la cifra a pagar desde la devolución del recibo. En el contrato de Vodafone se indica que puede suspender los servicios previo aviso al cliente si se retrasa más de un mes en el pago de la telefonía fija o de diez días en el resto de servicios.

Los clientes de Vodafone pueden pagar sus facturas pendientes de varias formas: con tarjeta de crédito o débito desde el área de cliente Mi Vodafone o llamando al número 607 100 700 (gratuito desde líneas Vodafone); En efectivo, ingresando la deuda en la cuenta 0049-1500-02-2910080785 en cualquier oficina del Banco Santander; Mediante una transferencia bancaria a ese mismo número de cuenta desde cualquier entidad.

La devolución de facturas (de 10 euros o más) en el caso de clientes particulares tiene un recargo de 20 euros. Si se trata de un cliente de empresas, el importe asciende a 30 euros.

Cuánto cuesta pagar tarde una factura de Orange

El operador naranja corta el servicio de telefonía fija si no se paga el recibo pasados 30 días, según establece en el operador en su contrato. En el caso del móvil, Orange no especifica ningún plazo en el contrato, pero la cifra ronda los 21,8 euros en concepto de cargo por gestión del cobro del recibo, siendo de las cifras más altas entre los cuatro grandes.

Conviene no devolver las facturas para evitar recargos. Orange, por ejemplo, cobra más de 20 euros por esta gestión.

Orange ofrece diversas alternativas para abonar facturas devueltas por el banco o impagadas. La más rápida es hacerlo con cualquier tarjeta Visa o Mastercard desde el área personal de clientes, en el apartado de Facturas; Otra opción es hacer una transferencia bancaria a su cuenta del Santander (ES41 0049 1500 0229 1012 7757), Bankia (ES88 2038 0969 4760 0003 1614) o BBVA (ES03 0182 3994 0002 0151 5421); Con dinero en efectivo desde cualquier cajero automático del BBVA seleccionando la opción de Compañías telefónicas y luego Orange móvil.

Cuánto cuesta pagar tarde una factura de Yoigo

El cuarto operador en nuestro país establece un comisión de 2,4 euros, en concepto de costes de gestión ocasionados o cargo por recobro. Si Yoigo llega a cortar la línea, la posterior activación asciende a 12,1 euros. El plazo para cortar el servicio al cliente si no se realiza el pago a tiempo no está establecido en el contrato.

Además, si bien es cierto que Yoigo envía una notificación para que se abone el recibo, una vez recibida esta alerta, el plazo para la cancelación es indefinido, oscilando entre los dos o tres días.

Para pagar facturas pendientes en Yoigo es posible usar una tarjeta Visa o MasterCard, de crédito y débito desde pago.yoigo.com o por teléfono, llamando al número 622. Otra opción es hacer una transferencia bancaria a esta cuenta del Santander: 0049 1500 08 2110410351 indicando en el concepto el DNI o NIE y el número móvil de Yoigo.

También es posible hacer un ingreso en metálico en esa misma cuenta acudiendo a cualquier sucursal del Santander. Por último, Yoigo también ofrece la alternativa de acudir a un cajero automático del BBVA.

Algunos operadores como Yoigo y Orange permiten pagar las facturas pendientes desde cualquier cajero automático del BBVA. Para ello no es necesario insertar ninguna tarjeta bancaria. Es posible pagarlo con dinero en efectivo.

Facua-Consumidores en acción considera que existen abusos en estos importes y recargos, de los que asegura también que no resultan proporcionados a los costes reales que supone la devolución de recibos o retratos en el pago. Por eso anima a los todos usuarios afectados a denunciar a través de un modelo de reclamación disponible en su página web.

Fuente: El Confidencial

Categorías Movistar, Noticias, Orange, Vodafone, Yoigo Etiquetas: Movistar Fusión

Las abusivas (e ilegales) multas que te cobran las ‘telecos’ por pagar tarde

31/03/2016 05:00

Las grandes telecos aplican multas de hasta 30 euros a los usuarios que se retrasan en el pago de los recibos. Las penalizaciones se cobran por restablecer la línea tras suspenderla por impago, pero también por el mero hecho de advertir al cliente de que el banco ha devuelto la factura al no tener saldo suficiente en la cuenta.

Cinco formas de frenar las subidas de las ‘telecos’

¿Son legales estos castigos? Facua-Consumidores en Acción considera que no, ya que sus importes son excesivos y no resultan proporcionales a los supuestos perjuicios que sufren las operadoras por las devoluciones de recibos o retrasos en los pagos. Y para fomentar que los usuarios afectados denuncien estas prácticas ante las autoridades de consumo de sus comunidades autónomas, pone a su disposición un modelo de reclamación.

Porque la cuestión es, ¿cuánto cuesta a una compañía que sus sistemas informáticos envíen de forma automatizada un requerimiento de pago a un cliente cuando sus sistemas informáticos detectan que no ha abonado el último recibo? Por este trámite, Yoigo carga a los usuarios 2,42 euros (IVA incluido), cuando posiblemente los costes de llevar a cabo esa gestión no le suponen ni la mitad de la mitad. Y la cuestión es que el cuarto operador móvil con red propia es el que aplica la multa más baja por notificar un impago. En el caso de Vodafone, Orange y Jazztel, el importe alcanza los 21,78 euros.

¿Cuánto cuesta a una compañía que sus sistemas informáticos envíen de un requerimiento de pago a un cliente cuando detectan que no ha abonado el último recibo?

Si el caso va a mayores y la compañía suspende la línea hasta que se abona el recibo, la penalización puede llegar a alcanzar los 30,25 euros. Es la que aplica Movistar.

En julio de 2013, FACUA denunció varias telecos por estas prácticas, pero la habitual pasividad de las autoridades estatal y autonómicas de protección al consumidor ha favorecido que se sigan cometiendo.

Suspensión por impago

La legislación del sector no establece los plazos en los que puede suspenderse el servicio por impago, por lo que son las compañías las que deciden. Algunas establecen cómo llevan a cabo estos procedimientos en sus contratos, pero otras, como Yoigo, ni siquiera se molestan en hacerlo.

Así, en los servicios telecomunicaciones fijas, la Carta de derechos del usuario de los servicios comunicaciones electrónicas establece que sólo pueden suspenderse temporalmente si no se ha abonado la factura transcurrido un mes desde su presentación y siempre que haya un aviso previo con la antelación que las operadoras decidan. En móvil no hay nada regulado en este sentido, lo que propicia situaciones abusivas, como cortes del servicio de forma inmediata a que se cumpla el plazo de pago establecido en la factura. Y sin preaviso.

Las multas por notificar un impago o restablecer la línea tras su suspensión también son abusivas porque implican una situación de desequilibrio entre los derechos y obligaciones de clientes y operadoras. Y es que cuando éstas incumplen las condiciones de los servicios contratados, no indemnizan a los usuarios con las mismas cantidades. En este sentido, el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios considera abusivas las cláusulas que «causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato» (artículo 82.1).

Además, aunque el importe de las penalizaciones fuera razonable, no recogerlos en los contratos o hacerlo sin definir su cuantía supone igualmente una práctica ilegal. Porque la citada ley también califica de abusivas «las declaraciones de adhesión del consumidor y usuario a cláusulas de las cuales no ha tenido la oportunidad de tomar conocimiento real antes de la celebración del contrato» (artículo 89).

A continuación repasamos qué dicen los contratos de cada una de las principales operadoras sobre su multas por devolver recibos, retrasarse en el pago o reactivar las líneas tras su suspensión. Por cierto, les hemos consultado en Twitter y sólo Orange se ha dignado a contestar.

Yoigo

Si no se abona la factura “en la fecha de su vencimiento”, Yoigo establece en sus condiciones contractuales una “comisión” de 2,42 euros por los “por los costes de gestión ocasionados”, que la compañía denomina “cargo por recobro”. En el caso de que corte la línea o restrinja las llamadas salientes por el retraso en el pago, Yoigo cobra además otros 12,10 euros por volver a activarla, según indica su contrato. La suma de los dos castigos, 14,52 euros.

Yoigo establece en sus condiciones contractuales una ‘comisión’ de 2,42 euros por los ‘por los costes de gestión ocasionados’

Cuando el banco rechaza el cargo por falta de saldo, Yoigo notifica la situación al cliente para que abone el recibo y si no lo hace en un plazo, le corta la línea. ¿En qué plazo? El contrato no lo indica, así que lo consultamos en el teléfono de atención al cliente de la compañía. “Dos o tres días, puede ser incluso que se corte en sólo 24 horas”, nos dice una teleoperadora del “departamento de cobros”. Le pedimos concreción y nos remite a que leamos las condiciones contractuales, pero al insistirle varias veces que en ellas no se indica ese plazo, opta por colgarnos.

Movistar

“En el supuesto de que se haya producido un impago, Movistar podrá suspender el servicio impagado desde la fecha en que tenga conocimiento de tal circunstancia”, establece la compañía en las condiciones contractuales de sus servicios de telecomunicaciones móviles. En los de telefonía fija y Movistar Fusión, indica que si el cliente se retrasa más de un mes en pagar una factura, le notificará que va a suspenderle en servicio con al menos quince días de antelación. En todos los casos, aplica un cargo de 30,25 euros por el restablecimiento de la línea, aunque en el contratos de fijo no aclara su existencia -que nos han confirmado los teleoperadores del 1004-.

Vodafone-Ono

En el contrato de móvil de Vodafone se indica que si el usuario se retrasa en el pago, suspenderá las llamadas salientes o la totalidad del servicio con un preaviso de 48 horas. «El cliente abonará a Vodafone la cantidad de 10,89 euros por el mantenimiento de los servicios de recepción de llamadas y SMS disponibles durante el periodo de suspensión». En su contrato de internet de banda ancha más línea telefónica fija, señala que “las facturas no abonadas en la fecha de su vencimiento devengarán un interés de demora igual al interés legal del dinero incrementado en un dos por ciento (2%), así como los gastos ocasionados por la devolución del recibo”. Unos gastos que la compañía no concreta.

En cuanto a los servicios de televisión, acceso a internet y telefonía fija y móvil de Vodafone Ono, sus contratosindican que si desde que recibe las facturas, el cliente se retrasa más de un mes en pagar el servicio de telefonía fija o más de diez días para el resto, la compañía podrá suspendérselos temporalmente con un preaviso de quince días en los servicios fijos y de cuarenta y ocho horas en los móviles. Una vez más, no aclara la penalización que cobra por el restablecimiento del servicio.

La denuncia presentada por FACUA hace tres años contra varias telecos por estas prácticas precisaba que Vodafone cobraba 21,78 euros “por el mero hecho de que el banco devuelva un recibo porque el usuario no tenga suficiente saldo, aunque después lo pague en plazo”.

Orange

En las condiciones generales de los servicios de Orange se establece que podrá suspender los servicios fijos previo aviso al cliente si tras recibir la factura, el cliente no la paga pasados más de treinta días. En el caso de los servicios móviles, no indica el plazo de pago ni si realiza la suspensión con preaviso. La compañía nos aclara que “no hay ninguna penalización cuando se abona la factura y se restablece el servicio”.

Orange sí aplica un cargo, de 21,78 euros a los usuarios particulares y 24,20 a los autónomos, por ‘gestionar el recobro de cualquier factura impagada’

Pero Orange sí aplica un cargo, de 21,78 euros a los usuarios particulares y 24,20 a los autónomos, por “gestionar el recobro de cualquier factura impagada”. Se aplica cuando se produce la «reiteración en el impago de facturas durante un cierto período temporal» o si ya se produjo el “cargo por gestión de cobro” con anterioridad. Esta penalización se menciona en sus contratos, pero sin aclarar la cuantía, que sí aparece en supágina web.

Jazztel

En sus condiciones contractuales, Jazztel indica expresamente que si suspende una línea por impago y restablece el servicio cuando se abona la factura, “no cobrará al cliente por dicha reconexión”. La suspensión se produce, previa notificación con al menos quince días de antelación, cuando el cliente no abona la factura pasado más de un mes desde su recepción.

Es sí, el contrato de Jazztel indica “en caso de impago y consiguiente devolución de una factura, se aplicará un cargo por importe de 21,78 euros”. Un cargo abusivo que denuncian numerosos afectados, y que curiosamente es el mismo importe que el aplicado por Vodafone y Orange.

Cómo realizar el pago de una factura pendiente

Hola a todos,

Os dejamos este post para ayudaros a realizar el pago de facturas pendientes. Como no, además de en la página Vodafone Pago Fácil, puedes realizar el pago de dichas facturas de cuatro maneras diferentes que pasamos a comentar a continuación:

1. Desde Mi Vodafone

Con el servicio de gestión de pagos puedes conocer si tienes algún cargo pendiente por abonar y realizar el pago directamente desde tu área privada, Mi Vodafone, con tu tarjeta de crédito o débito. Entra en: www.mivodafone.vodafone.es para gestionarlo directamente desde ahí.

2. Desde tu teléfono móvil

También puedes gestionar el pago de tus recibos atrasados desde el móvil mediante tarjeta bancaria enviando un SMS al *170# y tecla de llamada. Sólo tienes que indicar la numeración y la fecha de caducidad. Recuerda que tienes que introducir los dieciseis dígitos de control de la numeración de la tarjeta (todos seguidos, sin espacios). Luego pulsa sobre la tecla de envío y listo.

3. Mediante tarjeta de crédito

Puedes realizar el pago a través de la tarjeta de crédito si llamas al Departamento de cobros en el número 607 100 700 (llamada gratuita desde tu móvil Vodafone).

4. Por transferencia bancaria

Por transferencia bancaria o en efectivo en el Banco Santander Central Hispano en la cuenta 0049-1500-02-2910080785. Como titular de la cuenta debes poner a Vodafone España, S.A.U.

Esperamos que este post os sea de utilidad y recordad que para revisar cualquier incidencia o resolver las dudas y preguntas que os puedan surgir sobre este y otros productos y servicios de Vodafone, los empleados de la comunidad podrán ayudarte en un plazo aproximado de 24/48 horas, al dejar tu mensaje en público siguiendo las Normas de la Comunidad.

El pago de facturas con la compañía de Internet puede ser de diversas maneras. En función de los gustos del cliente o de la política de la compañía, se puede optar por un método de pago u otro. Lo mismo ocurre con la elección del tipo de tarifa o con los distintos trámites a realizar referentes a la factura mensual.

Acceso a las facturas de Vodafone

Nos encontramos en pleno auge de la era digital, esto hace que las facturas ya no se consulten a través de los soportes de papel que acumulamos en cajones de casa y que nos llegan a través del correo ordinario. Vodafone, al igual que el resto de teleoperadores, cuenta con un área de clientes donde, a parte de acceder a las facturas, se pueden realizar cualquier otro tipo de trámites y consultas, como el sistema de puntos o información sobre ofertas.

De esta manera, para poder consultar las facturas, lo primero que debemos hacer es acceder al área de clientes. Una vez dentro, tenemos las opciones de acceso para particulares o acceso para empresas. En ambos casos debemos estar registrados, añadiendo nuestro NIF o CIF y una clave de seguridad. La factura suele estar disponible cuatro o cinco días después de que termine el proceso de facturación y puede ser descargada en PDF por si el cliente decidiera guardarla personalmente.

Las facturas se podrán ver en el apartado de consumo, donde se verá un desglose del gasto en llamadas, Internet y mensajes realizados con los descuentos aplicados.

¿Se pueden descargar las facturas si ya no es cliente?

Es una duda recurrente entre aquellos antiguos clientes que decidieron darse de baja y ahora pretenden descargarse las facturas. Sin embargo, sí se puede acceder al área de clientes durante los tres meses siguientes de la baja con la compañía, donde podrás consultar las 12 últimas facturas. En el caso de querer acceder a alguna anterior, será necesario ponerse en contacto con la compañía a través del teléfono gratuito de atención al cliente, donde será facilitada.

¿Cómo pagar una factura de Vodafone?

A la hora de hacer frente a los pagos de una factura de Vodafone, se puede hacer de varias formas, gracias al desarrollo de Internet. Todas ellas quedan a la libre elección del cliente, escogiendo aquella que le sea más cómoda y pudiendo modificar el método cuando éste lo crea pertinente, atendiendo a razones de comodidad. Entre los métodos de pago de una factura de Vodafone, podemos encontrar los siguientes:

  • Pagar facturas a través de domiciliación bancaria: Es el método de pago más común entre los clientes, por su sencillez y rapidez. La compañía cuenta con los datos bancarios del consumidor, por lo que realiza el cobro de forma mensual, sin que el cliente tenga que preocuparse de realizar ningún trámite.
  • Pagar facturas mediante Web Pagos Vodafone: Es una plataforma en la que aparece el número de cuenta al que hacerle el pago, desde la tarjeta de crédito o débito del cliente y con un formulario previo para rellenar con los datos necesarios.
  • Pagar una factura en la oficina de correos: Se realiza el pago de forma presencial. Estas oficinas están presentes en todas las zonas de España, desde el País Vasco hasta los territorios insulares. El pago sólo se podrá realizar en efectivo.
  • Pagar facturas a través transferencia bancaria: Si has superado el vencimiento de tu factura puedes pagar realizando un ingreso en efectivo o una transferencia bancaria

(Visited 383 times, 1 visits today)

¿Qué pasa si no pago mi factura de Internet o móvil?

Si no pagas tu factura de Internet o móvil puedes sufrir algunas consecuencias. Te contamos todo lo que necesitas saber y la manera de solucionar este problema.

¿Cuándo me cortan el servicio si no pago la factura?

De igual forma que ocurre con el servicio eléctrico, si no pagas las facturas de tus servicios de telecomunicaciones podrás ver cómo la compañía con la que tengas contrato te corta el servicio.

En telecomunicaciones, existen dos tipos de suspensiones del servicio, que se producen en momentos diferentes marcando como referencia el comienzo del impago:

  • Suspensión temporal: puede tener lugar desde el primer mes a partir del impago.
  • Suspensión definitiva: se produce al cabo de tres meses desde el momento en que se produjo la suspensión temporal del servicio.

¿Entro en una lista de morosos al no pagar la factura?

Las deudas con las compañías de telecomunicaciones no son equiparables, por cuestiones evidentes, a las deudas relativas a viviendas u otros bienes de más valor.

Sin embargo, en algunos aspectos sí que acarrean consecuencias similares. Por ejemplo, al no pagar tu factura de Internet o telefonía te verás incluido en una lista de morosidad.

Entrar en una de estas listas te puede suponer complicaciones a la hora de contratar fibra óptica, por ejemplo, con otras compañías, pero también a la hora de pedir algún préstamo o contratar cualquier otro tipo de servicio.

Si aún así quieres seguir contando con una conexión a Internet, puedes visitar nuestro artículo sobre cómo contratar ADSL sin salir de la lista de morosos.

¿Cómo salgo de una lista de morosos?

Una vez has entrado en una lista de morosidad por temas de impago, salir de ella puede hacerse de dos maneras diferentes:

  • Pagando tu deuda y pidiendo ser excluido de la lista de morosos.
  • Reclamando a la compañía si la razón por la que reclaman la deuda es en realidad un error.

Debes saber que el proceso para salir de una lista de morosos no es inmediato, y que lo más probable es que pase algún tiempo desde el momento en que la deuda quede expuesta por parte de la compañía de telecomunicaciones.

¿Cómo puedo evitar pagar la deuda?

Si la deuda que tienes con la compañía es real, evitar el pago de la deuda no es compatible con estar fuera de la lista de morosidad en la que se te incluya.

Ahora bien, si como comentábamos en el apartado anterior, la exigencia de la deuda es un problema o error de la compañía que te lo reclama, sí podrás evitarlo. Bastará con demostrar que ya pagaste esa cantidad o que el dinero que se te reclama es erróneo.

Quiero pagar la deuda, ¿cómo lo hago?

En el supuesto de que la deuda que tengas con la compañía sea por un impago real, ya te decimos que deberás pagarla para estar libre de consecuencias en otros ámbitos.

De esta forma, si tu intención es pagarla, lo que debes hacer es ponerte en contacto con la compañía a la que le debes dicha cantidad. Desde la compañía en cuestión te informarán de cómo realizar el pago de la deuda, ya que cada empresa tiene su propio procedimiento.

¿Me cobrarán más por el retraso en el pago?

Retrasarte en el pago, además de ser un motivo para que llegue la suspensión temporal del servicio si la compañía no cobra en un mes, puede tener otras consecuencias, en este caso para tu bolsillo.

En ocasiones, en función del tiempo de retraso y de la compañía con la que tengas contrato, pagar más tarde de lo que deberías tu factura de Internet y telefonía puede ocasionarte un recargo en la cantidad reclamada.

Poco le ha durado a Vodafone su servicio de financiación sin intereses que propuso cuando dejó de subvencionar móviles en abril y es que como ya os adelantamos, estaba planeando sustituirlo por un sistema de pago a plazos muy parecido al de Yoigo.

Será en los próximos días cuando Vodafone comenzará a ofrecer su nuevo sistema pago a plazos para facilitar la compra de dispositivos que vayan ligados a una firma de permanencia tanto a actuales clientes como a los nuevos aunque con diferentes condiciones.

Entre las ventajas del nuevo sistema destaca que los plazos se integran en la factura Vodafone evitando tener que depender de la financiera con los que se domiciliaban los pagos hasta ahora y así mejorar la experiencia del cliente que pagará su cuota mensual del pago a plazos en su factura Vodafone dentro del concepto “Otros Pagos”.

El servicio sigue siendo compatible con los descuentos Re-estrena y estará disponible para contratos particulares, autónomos y empresas sin ningún tipo de coste ni permanencias adicionales a las ya firmadas cuando elija la tarifa y terminal por lo que en caso de baja anticipada se cobrará las cuotas restantes en el último cargo pero no tendrá penalización por este concepto.

El pago a plazos de Vodafone será una opción más a la hora de adquirir el dispositivo, en la que poder financiar sin intereses hasta el 100% del total a pagar en 6, 12, 18 ó 24 meses o financiar solo una parte tras un pago inicial en tienda a elegir por el cliente, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

Pago a plazos en captación de nuevos clientes

Las portabilidades y altas nuevas podrán aplazar el pago de cualquier dispositivo con coste superior a 48 euros (y hasta un máximo de 2.000 euros) dividiendo el total del coste entre los meses elegidos para que pagues exactamente lo mismo sea cual sea el método y sin necesidad de ningún pago inicial a la hora de la compra.

Pago a plazos en fidelización de actuales de clientes

Los actuales clientes de Vodafone que renueven con sus puntos también tendrán acceso al pago a plazos de Vodafone aunque como diferencia, en fidelización será necesario un pago inicial en tienda que como mínimo debe ser igual al valor de los impuestos indirectos del terminal y el resto ya se podrá pagar a plazos sin intereses.

Por tanto, en el caso de actuales clientes, el precio mínimo para poder aplazar los pagos es de 58 euros ya que se pagarían 10 euros en tienda (correspondientes a los impuestos en la península resultado de dividir 58 entre 1.21) y los 48 euros restantes ya se podrían aplazar en cuotas de hasta 2 euros al mes.

A falta de la fecha oficial en la que estará disponible el nuevo pago a plazos de Vodafone este mismo mes de octubre, la condicionalidad de estar solo disponible para dispositivos adquiridos con permanencia, hace pensar que las subvenciones se mantendrán en el futuro próximo aunque si siguen los pasos de Yoigo tal vez no sería mala idea que desapareciera la permanencia en tarifa a cambio de un menor descuento inicial y unas tarifas más acordes con los últimos movimientos del mercado. Os lo confirmaremos en los próximos días.

En Xataka Móvil | Tarifas y servicios de Vodafone al detalle.

Problemas con diferentes facturas

Describe tu queja

Son varios los motivos de mi queja. Así que enumero a continuación procurando ser lo más clara y concreta posible. 1. En enero la compañía me envía un sms comunicándome que mi entidad bancaria ha devuelto el recibo de una factura por importe de 64,57€. Yo respondo al pago de la misma, mediante tarjeta crédito, sin comprender el aumento en el importe de mi factura. Al llamar a la compañía no saben responderme y acuerdan conmigo en revisar la misma y enviarme una contestación vía email. 2. Esta revisión de la factura y posterior comunicación acerca de los motivos y resolución no se produce. 3. Nuevamente, se me envía otro sms comunicando otra factura pendiente por mi parte, en el mes de enero también, por un importe de 80,10€. Procedo a pagar 40,10€, mediante tarjeta de crédito, ya que en la aplicación web me dan la opción de hacer el pago fraccionado. Al día siguiente recibo otro sms informándome de que tengo un importe pendiente. No le hice caso puesto que pensé que se debía a un error puesto que el día anterior había pagado la mitad del importe, tal y como me lo facilitaban en el servicio web. Recibo otro avisando de que procederán a interrumpir el servicio que me prestan si no lo pago en el plazo de 24 horas. Y el día 27 me suspenden la línea y procedo a efectuar el pago pendiente, 40,00€, la otra mitad del total reclamado. Esto lo realizo el 27 de enero. Dos días después de haber recibido el primer mensaje y de haber procedido a pagar la mitad del importe, repito, tal y como me ofrecía la aplicación web en la que efectué el pago mediante tarjeta de crédito. 4. No conforme con esto, llamo al servicio de atención al cliente de vodafone, para conocer el motivo del incremento de las facturas. Me informan que se trata de una penalización por retraso en el pago de las facturas, puesto que mi banco estaba devolviendo los recibos, según la operadora. Yo la informo de que hay suficiente saldo en mi cuenta para proceder a los pagos de los recibos domiciliado y que no comprendo cómo es posible que la empresa no haya enviado anteriormente un sms como en estas dos últimas ocasiones avisando de que había habido una incidencia para poder darme la oportunidad de que la subsanara. La operadora no sabe responderme a esta pregunta. Y yo le planteo otra cuestión, para conocer el motivo del aumento en la cuantía de las últimas facturas. Esta me contesta a que se debe a una penalización por retraso en el pago. Con lo que yo le solicito lo siguiente, una explicación escrita del motivo por el que no se me avisó de una devolución del recibo imposibilitando me a subsanar prontamente la incidencia procediendo al pago de la misma. Y el envío por e-mail de la ley en la que se recoge que las compañías telefónicas pueden aplicar una sanción de veinte euros a los clientes por retraso de días ante una incidencia de la que no son responsables. 5. Ante esta solicitud, la operadora me contesta que como siempre había respondido a los pagos correctamente, siendo mi primer retraso en el pago de una factura y que el motivo por el que se devolvían los recibos, entendía ella, era ajeno a mi voluntad, procedería a devolverme los veinte euros de sanción aumentados en mi factura, en un plazo de 10 días. 6. Pasado este periodo de tiempo sin que se produjera reembolso de dichos 20€ en mi cuenta corriente, llamo nuevamente a Vodafone para exigir que me expliquen los motivos. Se me contesta que sí se ha hecho el reembolso, con fecha a 7 de febrero de 2017. Que por favor lo compruebe nuevamente. 7. Compruebo que este reembolso no se ha realizado. 8. Nuevamente, otro sms informándome de una devolución de recibo. Accedo a la información de la factura mediante la aplicación web y compruebo que se me reclama un importe de 22,55€. En el momento en el que voy a proceder a pagar el mismo, la misma aplicación me anuncia que el importe pendiente es de 42,55€. Pago la mitad (repito, tal y como permite la aplicación), el 23 de febrero. 9. El 24 o el 25 de febrero recibo otro sms avisándome del importe pendiente de 20 euros y aviso de corte de los servicios si no procedo a pagar dicha cantidad. 10. Llamo nuevamente a la compañía, pregunto cómo es posible que me manden el sms dos días después de haber efectuado la mitad del pago de la factura pendiente y la operadora se disculpa, me pregunta cuando creo que podré proceder al pago del resto, le indico que durante la primera semana del mes de marzo. Por otra parte, le pregunto que por qué me aparece el importe en factura 22,55€ y como cantidad pendiente 20€ más y ella me contesta que: a. esos 20 euros menos que aparecían en la factura eran de un abono o descuento por haberme cobrado de más en la factura anterior, que se me había pretendido devolver la penalización de esta forma, pero que seguramente se habían dado cuenta de que se había realizado un reembolso y que por eso me cobraban los 20 euros de más (yo le digo que dicho reembolso no se ha producido) b. que ha desactivado los mensajes sms para que no se me envíen hasta pasada la fecha pactada c. y que en esa fecha podré pagar sin problemas ni penalización el resto del importe 11. Respecto a la incidencia del reembolso, comprueba que según la compañía se realizó el mismo el 7 de febrero. 12. Y al pedirle resuelva el problema de domiciliación del recibo me responde que es una incidencia de la entidad bancaria con la que trabajo. 13. El 24 de febrero, si no recuerdo mal, me llaman de vodafone y la operadora me indica que se ha resuelto la incidencia, se ha comprobado que los 20 euros no me habían sido reembolsados y que no es necesario que lleve a cabo el pago de esta cantidad durante la primera semana de marzo. Y que el sábado 25 recibiré una llamada que evaluará su atención. Recibo la llamada para la encuesta, no puedo contestarla y durante la primera semana de marzo recibo otro sms reclamando los 20 euros que, según la llamada del día 24, no tenía que pagar finalmente. 14. El día 6 de marzo efectúo el pago de los 20 euros pendientes de la factura (42,55€), también mediante tarjeta bancaria. Si bien, llamo para que me aclaren que ha pasado, comunicando la llamada y demás. La operadora me dice que no entiende que ha podido pasar. 15. Hablo con la gestora personal de la entidad bancaria en la que tengo domiciliados mis recibos, me comenta por segunda vez que no existe orden de no pagar los recibos de Vodafone pero que va a volver a domiciliar los mismos. 16. Llamo a Vodafone para comunicar la respuesta de mi entidad bancaria y repetir mi reclamación (telefónica y escrita) respecto a la cantidad de 20 euros no reembolsada ni el 7 de febrero ni en ninguna otra fecha posterior o anterior. Me comentan lo mismo que por escrito, que debo proceder a enviar un extracto bancario para demostrar que no he recibido el reembolso de esta cantidad. 17. En esta llamada, la operadora me comenta que ha comprobado que desde la compañía vodafone tenían bloqueado el paso de los recibos por domiciliación bancaria y que este era el motivo por el que no me lo habían cobrado. Que no me preocupara que a partir de entonces se pasaría el recibo. 18. Nuevamente, el 23 de marzo me envían un nuevo sms informando me de un importe pendiente de 63,02€ 19. Llamo a la compañía y tras varios intentos, consigo contactar con una operadora y le transmito muy enfadada todo lo ocurrido y que le solicito que resuelvan esta incidencia en 24 horas porque ya ha quedado clara mi buena fe y mi sobre esfuerzo. Y que espero que me llamen al día siguiente para comunicarme que está todo resuelto. 20. Al día siguiente, nadie me llama, otro sms amenazante de corte de servicios y llamo yo, más enfadada aún, la primera operadora me cuelga el teléfono. Y que conste que cuando digo enfadada no digo mal educada, ni mal hablada, ni irrespetuosa. 21. La segunda operadora, me hace perder el tiempo, me vuelve a repetir que he recibido el reembolso de los 20 euros y que el incremento de los otros 20 euros en la factura de este mes de marzo se tratan de los 20 que no pagué de la factura de 42,55€ (que les recuerdo que lo realicé el 23/2, pagando 22,55€, y el 6 de marzo, pagando 20,00€) 22. Con lo que vodafone me debe, según lo expuesto hasta ahora 40 euros. 23. Me responde que no puede hacer nada al respecto, que no puede resolver la incidencia, asegurando una y otra vez que yo no había pagado esos 20 euros de la factura de febrero. Cuestión que podía haber comprobado fácilmente en el ordenador 24. Le pido que me resuelva la domiciliación y su respuesta es que le repita el número de cuenta. Se lo tengo que repetir 3 veces en ocasiones distintas. Y me transmite que el problema estaba en que el número de cuenta estaba mal y fue por eso por lo que no pudieron cobrarse el recibo. Yo le pregunto que cómo es posible si llevo más de un año en la compañía y hasta octubre de 2016 todos los recibos fueron cobrados por domiciliación de los mismos.La contestación no tiene desperdicio: «usted llamó el 17 de marzo y cambió el número de cuenta». Evidentemente, yo no he llamado para cambiar mi número de cuenta, primero porque no dispongo de otra cuenta y segundo porque no realicé ninguna llamada para hacer este trámite. 25. A la operadora le pido por escrito la respuesta que me da. Le pido que me envíe a mi correo electrónico que aseguran que me han ingresado el 7 de febrero 20 euros (que luego tuvieron intención de descontar de la factura pero que no lo hicieron) y el justificante de dicho abono, que el aumento de los 20 euros en la factura de marzo se carga por yo no haber efectuado el pago de los 42.55 de la factura del mes de febrero (en lugar de comprobarlo), que me envíe la ley en donde se valida el recargo de veinte euros por retraso y la grabación (reproducción escrita) de la llamada que hemos mantenido. 26. Su respuesta: «estamos para ayudarle», «entiendo su molestia», «no puedo hacer nada», «no podemos enviarle nada por correo» – yo le pido que lo registre y que solicite que me lo envíe a quién le corresponda – su respuesta vuelve a ser igual: «entiendo su molestia», «estamos para ayudarle», «no podemos hacer nada desde aquí» y «puede dirigirse a una tienda para que le puedan enviar la llamada y el resto de los documentos que nos solicita» … A una tienda a poner la reclamación, a solicitar la grabación, a solicitar el justificante…¡a una tienda!

Indica qué solución esperas para tu problema

Reembolso: € 60,00

La solución que espero es la siguiente: – El reembolso de los 40 euros en mi cuenta corriente en un plazo no superior a 10 días. – La revisión de las facturas desde diciembre de 2016 hasta marzo de 2017. – La devolución de cualquier importe que supere lo establecido según mi contratación. – El envío de las conversaciones telefónicas que he mantenido intentando resolver este asunto. – La Ley que recoge el derecho al incremento en facturación por retraso. – Una explicación de cómo es posible se me hayan facilitado tan diversas respuestas en cada momento y se hayan cometido tantas incidencias, dando un argumento por cada una de las que he recibido. – Además de una explicación lógica acerca del por qué es tan complicado acceder a la atención al cliente cuando se tiene un importe pendiente.

Por fin una tarjeta que conecta contigo.

Todos los productos y servicios contenidos en la presente web son prestados por BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. de conformidad con la normativa vigente en materia servicios bancarios y bajo la supervisión del Banco de España.

  1. Legislación y Jurisdicción aplicables

    Con carácter general las relaciones entre BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. (Empresa del Grupo Bankinter) con sus clientes derivadas la prestación de los productos y servicios contenidos en la presente web se encuentran sometidas a la legislación y jurisdicción españolas.

    El Usuario queda informado de que la presente oferta de los productos y servicios contenidos en esta web va dirigida única y exclusivamente a los residentes en España o a las personas que contraten desde España, no debiéndose entender que, a pesar del idioma utilizado en esta web, supone una oferta para Usuarios residentes en países distintos al citado anteriormente. Este requisito constituye una condición esencial previa al inicio de las relaciones comerciales con BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A.

  2. Alta como Clientes de BANKINTER CONSUMER FINANCE

    El Usuario queda informado, y acepta, que la remisión de una solicitud de alta como Cliente de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. o la petición de contratación de cualquiera de los productos o servicios incluidos en la presente web, no suponen, en modo alguno, el inicio de una relación comercial con BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. en tanto en cuanto no se cumplan con todos los requisitos establecidos por BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. de conformidad con la normativa vigente. El Usuario queda informado de que la presente oferta de los productos y servicios contenidos en esta web va dirigida única y exclusivamente a los residentes en España o a las personas que contraten desde España, no debiéndose entender que, a pesar del idioma utilizado en esta web, supone una oferta para Usuarios residentes en países distintos al citado anteriormente. Este requisito constituye una condición esencial previa al inicio de las relaciones comerciales con BANKINTER CONSUMER FINANCE. El envío de solicitudes de contratación de cualquiera de los productos o servicios incluidos en la presente web por parte del Usuario que no cumpla con el requisito de Residencia o el de realizar la contratación desde España, se realizará bajo su única responsabilidad, exonerando a BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. de cualquier responsabilidad al respecto. BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. podrá rechazar el alta como Cliente desde el momento en el que tenga conocimiento de que el Usuario no cumple con los requisitos antes citados.

  3. Tratamiento de datos

    BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados por los Usuarios y su tratamiento automatizado de acuerdo con la legislación sobre protección de datos de carácter personal y la Cláusula de Protección de Datos recogida en las Condiciones Generales de los contratos suscritos con de la Entidad.

  4. Entorno seguro

    El acceso a las páginas transaccionales a través de las que el cliente de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. realiza la contratación de productos o servicios de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. se realiza en un entorno seguro.

    El cliente puede comprobar que se encuentra dentro de un entorno seguro observando el candado cerrado que se halla en la línea inferior de estado.

    Asimismo, el cliente puede comprobar que se encuentra en la página web de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. observando en la línea superior de estado la expresión «Bankinter Consumer Finance».

    Los productos y servicios que BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. ofrece en la presente web, podrán ser solicitados y/o contratados on-line por los clientes mediante la utilización de un sistema de claves y códigos facilitados la Entidad que aseguren la identificación de los mismos y la integridad y confidencialidad de las operaciones.

  5. Propiedad intelectual e industrial

    Los derechos de propiedad intelectual del contenido de las páginas web, su diseño gráfico y códigos son titularidad de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. y, por tanto, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, salvo para uso personal y privado. Igualmente, todos los nombres comerciales, marcas o signos distintos de cualquier clase contenidos en la página web de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. están protegidos por ley.

  6. Contenido de la web y links

    BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. no se responsabiliza del mal uso que se realice de los contenidos de sus páginas web, siendo exclusiva responsabilidad de la persona que accede a ellos o los utilice.

    BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. y BANKINTER, S.A. no asumen responsabilidad alguna por la información contenida en páginas web de terceros a las que se pueda acceder por enlaces (links) o buscadores de la página web de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. La presencia de enlaces (links) en la página web de BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. tiene finalidad meramente informativa y en ningún caso supone sugerencia, invitación o recomendación sobre los mismos.

  7. Intercambio o difusión de información

    BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C. S.A. declina toda responsabilidad que se derive del intercambio de información entre Usuarios a través de su página web. La responsabilidad de las manifestaciones difundidas en su página web corresponde a quienes las realizan.

  8. Información sobre aspectos técnicos

    BANKINTER CONSUMER FINANCE, E.F.C., S.A. y BANKINTER, S.A. como entidad prestadora de los servicios técnicos, no serán responsables de posibles daños o perjuicios que se pudieran derivar de interferencias omisiones, interrupciones, virus informáticos, averías telefónicas o desconexiones en el funcionamiento operativo de este sistema electrónico, motivadas por causas ajenas a ambas Entidades; de retrasos o bloqueos en el uso del presente sistema electrónico causados por deficiencias o sobrecargas de líneas telefónicas o sobrecargas en el Centro de Procesos de Datos del Banco, en el sistema de Internet o en otros sistemas electrónicos, así como de daños que puedan ser causados por terceras personas mediante intromisiones ilegítimas fuera del control de ambas Entidades. Asimismo, se exonera a dichas Entidades de responsabilidad ante cualquier daño o perjuicio que pudiera sufrir el Usuario como consecuencia de errores, defectos u omisiones, en la información facilitada por las mismas siempre que proceda de fuentes ajenas a las citadas Entidades.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *