0

Que significa morboso

¿ QUÉ ES EL MORBO ?

diciembre 4, 2013

Los seres humanos poseemos características que son tan comunes, que se repiten en todos sin excepción, solo que en distintos niveles.

El morbo es una tendencia que todos los seres humanos la poseen, unos en mayor medida que otros, pero ninguna persona se escapa de poseerla.

El morbo es una característica que hace que las personas sientan deseos de ver, oír, oler, sentir o hacer las cosas que están catalogadas como prohibidas o malas. En términos sicológicos es una tendencia a buscar lo prohibido, lo sucio, lo impúdico y lo truculento, es por esto que se la relaciona directamente con el sexo.

Tener morbo es una actitud normal hasta cierto punto, pero cuando se sale de los parámetros normales se habla de personas morbosas patológicas.

El exceso de morbo es un mal físico, mental e incluso moral, ya que es repudiado por la sociedad, puesto que este podría acarrear problemas en las relaciones interpersonales y cuando está fuera de control podría traer problemas muchos más graves.

Aspectos psicológicos

Según la sicología el morbo debe tener cierto nivel para considerarse normal. La atracción por el sexo opuesto, la curiosidad por ver cosas o situaciones inusuales, el pretender oler cosas desagradables, el imaginarse situaciones, encuentros o personas en distintos estados, el querer ver a los muertos, entre otros son tendencias normales del morbo que cualquier persona puede sentir.

Es común escuchar un relato sangriento e imaginarlo, o mirar pornografía y sentir deseos sexuales, pues el cerebro crea una respuesta a lo que se está presenciando u oyendo. Existe una característica cerebral que hace distinguir la realidad y logra el control de la mente sobre el instinto, que es la causa por la cual el morbo se mantienen en un nivel normal.

El morbo incluso está en las cosas más simples como imaginar un beso, la desnudez de alguien, la tendencia a descubrir los tabúes, exploración de partes íntimas en edades cortas, entre otros.

Cuando esto se sale de los parámetros normales como atracción incontenible por el sexo opuesto, pedofilia, atracción extrema por la sangre, la pornografía, la muerte o la podredumbre y suciedad, entonces se está hablando de distintos tipos de enfermedades. Es por eso que un violador necesariamente será morboso en lo referente al sexo y un asesino lo será respecto a la muerte y a la sangre.

Aspectos sociales

Sin duda alguna las conductas morbosas o que den a entender que existe cierto grado de morbo en una persona son objetadas y desaprobadas por completo en la sociedad. Incluso a los niños se les reprocha ciertas conductas como andarse en sus partes, cosa que está errada porque cuando se está en la etapa de la infancia, los niños siempre realizan autoexploraciones para poder conocerse a sí mismos.

El gusto por la pornografía es algo que las personas no se sienten orgullosas de contar al resto, porque saben que serán señaladas y criticadas.

La sociedad definitivamente no tolera las conductas morbosas, sin embargo todos los que pertenecen sienten morbo por determinada situación.

El peligro del morbo como enfermedad

Todo violador imagina el momento previo al acto brutal, por lo que los pensamientos muy frecuentes y obsesivos por la sexualidad hacen que el cerebro cree el impulso de tomar por la fuerza a una persona y realizar actos descomunales.

Los asesinos en cambio, disfrutan viendo sangre, imaginan la muerte y el sufrimiento; un tipo de morbo bastante dañino y anormal.

Lo peligroso de estas dos personalidades es que no tienen un control cerebral, carecen por completo de moral, no conocen la empatía, a pesar de que en muchos casos son personas de inteligencia superior; sin embargo esto no es suficiente para poder ejercer un control mental.

El morboso enfermo es víctima de sus deseos y emociones extremas, no tiene capacidad alguna de control y tampoco posee capacidad de medición de consecuencias, daños y demás males que conlleva realizar una mala acción.

La conclusión de todo esto es que todas las personas son morbosas en determinado momento o situación, pero el auto control es lo que diferencia a las personas normales de los enfermos mentales. texto extraído de : http://suite101.net/article/el-morbo-caracteristica-humana-innata-a81146#axzz2MksGGlE2 pagina recomendada.

El término morbo, que proviene del vocablo latino morbus, tiene varias acepciones. La primera de ellas que menciona la Real Academia Española (RAE) en su diccionario refiere a una enfermedad.

El morbo, en este marco, se asocia a un problema de salud. Puede tratarse de diferentes tipos de inconvenientes que afectan el bienestar de la persona.

También se llama morbo a una atracción enfermiza por elementos, situaciones o individuos. Se trata de una conducta que resulta opuesta a una fobia: el morbo implica un interés obsesivo, mientras que la fobia supone una aversión.

En este punto podemos detenernos para recordar una vez más cuán diversas pueden ser las personalidades: mientras que unas se desarrollan en el sentido de la repugnancia por ciertos estímulos, otras se sienten atraídas por ellos y los persiguen sin descanso para sentir placer. Esto nos lleva a reflexionar acerca de los límites del morbo, para saber a partir de qué punto deja de ser una cuestión de gustos y se convierte en un problema, tanto para el individuo como para quienes lo rodean.

En el ámbito de la psicología, el morbo se vincula a las filias o, en el plano sexual, a las parafilias. Los diversos tipos de fetichismo pueden considerarse morbosos, como la podofilia (el interés sexual en los pies), el voyerismo (la excitación a partir de la observación) y el exhibicionismo (obtener placer al mostrarse desnudo en público).

En el párrafo anterior tenemos tres ejemplos que nos sirven para continuar con el planteamiento de los límites del morbo: los intereses sexuales que puedan satisfacerse en la intimidad con absoluto consenso de todas las partes involucradas no deberían considerase negativos, ya que no perjudican a nadie. Sin embargo, el caso del exhibicionismo sí puede convertirse en algo peligroso, en especial si el sujeto se muestra frente a personas menores de edad.

La sociedad reacciona con rechazo ante cualquier costumbre o actitud que se encuentren fuera de la norma, sean positivas o negativas. Por ello debemos hacer el esfuerzo de detenernos a pensar antes de juzgar a los demás. Sin embargo, ciertas prácticas son fácilmente condenables porque afectan el desarrollo psicológico de la comunidad de acuerdo con las reglas establecidas, tal como sucede con el exhibicionismo que tiene como víctima a un niño. Si bien el cuerpo humano no debería ser motivo de vergüenza, la desnudez y las funciones sexuales son temas que debe tratar cada familia con sus hijos, para enseñarles a relacionarse con ellos de una forma sana y gradual.

Se menciona como morbo, por otra parte, a la atracción hacia los hechos y los sucesos desagradables, sangrientos, violentos, tenebrosos, etc. Tomemos el caso de los accidentes que se producen en la vía pública. Si un automóvil atropella y mata a un peatón, es probable que muchos curiosos se acerquen para ver el cadáver. El morbo lleva a que la gente rodee los restos de la víctima simplemente para observar cómo quedó tras el impacto.

Este fenómenos es común en todo el mundo, y deja salir lo peor de nosotros. En la actualidad, se ve acentuado por el hecho de que todos tengamos una cámara a nuestra disposición en todo momento. Cuesta creer que alguien saque su teléfono del bolsillo y comience a filmar o fotografiar a la víctima de un accidente, en lugar de intentar ayudar o de respetar su memoria; sin embargo, es la realidad más común.

Cabe mencionar que hay quienes se sienten atraídos por el sufrimiento ajeno. Por eso, aprovechando ese morbo, existen programas de TV que giran en torno a mostrar tragedias, presentando a hombres y mujeres que exponen su dolor ante las cámaras.

¿Por qué amamos el morbo?

Les decimos cuál es el límite del morbo, hasta dónde podría considerarse normal y cuándo ya puede ser un problema.

mayo 12, 2017

Dra. Vannesa Muñoz Jove
Psiquiatra, psicoanalista de niños y adolescentes
Miembro del INCIDE (Instituto de neurociencias, investigación y desarrollo emocional)
TW: @IncideMexico
FB: IncideSaludMental
56 66 56 77 – 52 02 29 71

¿Qué es Morbo?
Si buscamos la definición de Morbo en el diccionario encontramos que es:
1.- Enfermedad
2.- Interés malsano por personas o casos
3.- Atracción hacia acontecimientos desagradables.

• Nos fascina lo prohibido, nos seduce lo grotesco, lo malo, lo reprobable.
• Sólo así podemos explicar la audiencia de tantas series o secciones de crónica negra, o el éxito de cierto tipo de programas.
• También puede que sea por eso por lo que a veces nos atrapan imágenes en las que previamente se advirtió que podrían herir gravemente la sensibilidad.

¿Ustedes saben cuál es la diferencia entre psicópata y sociópata? Escuchen esto

En todos estos casos, puede que haya interés por el argumento o por saber de la actualidad, pero hay algo más. Algo que atrae poderosamente: cuentan con grandes dosis de morbo.

¿Qué misteriosa fuerza hace que nos seduzca tanto lo malo, lo prohibido, el dolor o las miserias ajenas?
• Las situaciones morbosas activan pasiones muy primarias, en la base de la propia naturaleza humana. Por eso nos cuesta tanto huir de su influjo.
• El ser humano se mueve por su necesidad de sentir emociones.
• Las bajezas humanas tienen mucho de transgresión, crítica, humor o liberación.
• Son vivencias muy potentes. Eso explica la facilidad con la que tantas veces nos arrastran.
• Otro punto es la necesidad de saber de los otros, lo cual nos genera placer.
• El morbo también nos seduce de otras maneras. Algunas detestables como escudriñar la vida de las personas.

El que busca encuentra y sin duda, eso les podría traer problemas. Aquí les decimos por qué

¿Y por qué caemos?
Porque el interés por los otros está inscrito en los genes.
• Desde que nacemos, nos guía una fuerza que nos hace fijarnos en las personas. Gracias a ella aprendemos; aunque pronto nos enseñan a reprimir ese impulso a favor de la privacidad y respeto a la intimidad. Sin embargo, el instinto permanece. Saber de los otros genera placer.
• Dedicamos la vida a controlarnos y muchos lo logran. Pero el sensacionalismo sabe de formas maquiavélicas para desatarlo. Afortunadamente, no siempre lo consigue.
• El morbo también se nutre de la enigmática atracción del ser humano por el miedo, lo dañino, lo desagradable, lo malvado.
• Freud habló de cómo en lo más profundo de nuestro ser existe una potente pulsión que une estrechamente al miedo con el placer.

¿Dejar o no que sus parejas vean sus celulares? ¿Ustedes qué hacen si se los piden?

La ciencia también ha encontrado respuestas. El cerebro responde automáticamente a imágenes o noticias de impacto disparando grandes dosis de adrenalina.
• Los músculos se tensan, la respiración se acelera, aumenta el ritmo cardiaco, se dispara la alerta… Hasta que el córtex cerebral logra toma el control y advierte: “Esto no supone peligro”. Entonces llega el alivio.
• Los músculos se relajan y la respiración se normaliza.
• Y con el alivio, se dispara gran cantidad de dopamina, neurotransmisor asociado al placer y bienestar.
• Ese estado de activación y posterior relajación, produce un efecto muy estimulante y casi adictivo. Muchos se enganchan a los efectos del susto y gustan de su repetición.
• El morbo genera reacciones simultáneas de rechazo y atracción. Sí, realmente el ser humano es complejo y a veces contradictorio.
• El morbo y el sensacionalismo están en todas partes. En la publicidad, el trabajo, entre los amigos; cada vez que se habla de la vida de otros, cuando nos enganchamos a imágenes de sufrimiento y muerte.
• En el fondo todo esto nos recuerda que somos humanos.
• Un poco de morbo quizás no sea tan malo. Sin embargo, nuestra sociedad vive marcada por el exceso y abusar de él tiene muchos riesgos. Sólo debemos recordar que una de sus definiciones lo asocia a enfermedad.
• En el fondo, eso somos los humanos. Seres llenos de contradicciones.

mayo 12, 2017

Muchas veces escuchamos que algo da morbo o que es morboso, pero ¿sabemos realmente qué es el morbo y por qué se produce? En OkDiario hemos querido obtener la respuesta a esa sensación que experimentamos por ver lo prohibido, hacer lo que no deberíamos. Es algo que es único de cada persona y diferente, pudiendo encontrar diferentes situaciones. Lo que para alguien puede ser desagradable, para otro es algo atrayente. El morbo suele ser un tema tabú, y la gente no habla de ellos en conversaciones habituales por lo extraño que puede llegar a ser.

Tesis es una película representativa sobre este tema.

La RAE define morbo como una enfermedad, un interés malsano por personas o cosas o una atracción hacia acontecimientos desagradables. En la película Tesis, de Alejandro Amenábar, la protagonista al principio presencia un accidente en el metro. Una persona se había caído a las vías y, pese a que no era la imagen más agradable de ver, ella se acercaba para poder ver el cuerpo. ¿Por qué lo hacía?

Esta situación es solo un ejemplo de los muchos que podemos ver. El más significativo suele ser el de los accidentes de tráfico. ¿Por qué hay una retención cuando el accidente ya está bajo control por la policía? Porque la gente frena, de manera inconsciente, por el morbo de poder ver algo.

El morbo como enfermedad

Puede degenerar en una enfermedad si no se sabe controlar

Mostrar la morbosidad que te produce algo en público no está bien visto por los cánones de convivencia en sociedad. El morbo puede ser algo simple, sencillo, como imaginar el beso de otra persona o el adentrarte en una cueva a oscuras. Pero hay otras vertientes que pueden llegar a ser peligrosas.

Por ejemplo, el imaginar mantener relaciones con menores, o los segundos antes de cometer una agresión premeditada. Estas son acciones que la persona las hace por placer, por sentir la morbosidad de ello. Estas situaciones son incontrolables por ciertas personas, que es la parte que diferencia al morbo como enfermedad.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *