0

Que tal homosexual pues hombre no me va mal


Ya tardábamos en hacer un pequeño homenaje a una de las mejores bandas de auténtico punk de todos los tiempos, los míticos Siniestro Total.
Este grupo gallego nace en Diciembre de 1981 «tras un accidente de tráfico se forma el grupo en Vigo (Galicia, al noroeste de España) con planteamientos iconoclastas y neo-dadaístas en los textos : punk rock gallego contra el aburrimiento general».
Lo que caracteriza a este grupo es su punk en estado puro. Actualmente la gente suele asociar el punk, erróneamente, con ciertas tendencias políticas. El auténtico punk no entiende de políticas, simplemente trata de hacer una música divertida y de provocar con lo que sea. Por aquí os colgamos un vídeo de los primeros años de Siniestro, con su antiguo vocalista, en el que se ve al batería con una camiseta de las Brigadas Rojas (grupo terrorista italiano de extrema izquierda) y al cantante con una esvástica en su pecho… lo importante era dar la nota y provocar.
Sus irreverentes letras, sobre todo las de los primeros años y muy en especial las de su álbum «Cuando se come aquí» no dejan indiferente a nadie, muchas de ellas hoy sería prácticamente censuradas y criticadas por la opinión pública. A ver quién tiene huevos a cantar hoy la letra de «Ayatola no me toques la pirola», declarándose enemigos de Alá sin miedo a represarias fundamentalistas, o a cantar el clásico «Qué tal homosexual» sin que los redactores de la revista zero se te echen al cuello… si es que parece que caminamos hacia atrás en lugar de adelante!!!
A lo largo de su dilatada historia y tras 17 discos más otros tantos singles, maxis y colaboraciones, a Siniestro le ha dado tiempo de «madurar» musicalmente, aprender a tocar los instrumentos realmente bien e incluso a embarcarse en proyectos musicales diferentes y muy alejados de la música punk (en 2002 Siniestro lanzó un álbum de música Blues), pero lo que sus fans les reclaman constantemente son sus primeros temas, por los que se hicieron populares y ellos no dudan en dárselo por lo que a día de hoy, Siniestro sigue tocando en directo todos sus temazos de ayer, hoy y siempre y no paran de hacer conciertos por toda la geografía española (este mismo verano tocaron en Cantabria) así que si aún no los has visto en directo o los acabas de conocer y te gustaría es más que probable que puedas asistir a una de sus actuaciones más pronto que tarde.
Bueno, no os cansamos más y os dejamos los enlaces a su página y unos vídeos, que es lo que todos estáis deseando, recomendándoos encarecidamente a los chicos que no les conocierais y que estéis interesados ellos que os hagáis con el recopilatorio de 1992 «Trabajando para el enemigo»

ENLACE WEB OFICIAL SINIESTRO TOTAL

AYATOLA NO ME TOQUES LA PIROLA
DIRECTO 1983
MATAR HIPPIES EN LAS CIES
MENEA EL BULLARENGUE
QUE TAL HOMOSEXUAL
¿QUIÉNES SOMOS?¿DE DONDE VENIMOS?¿A DÓNDE VAMOS?

Si tienes dudas sobre si tu pareja es gay, ha llegado el momento de acabar con ellas. En este post vas a descubrir todo lo que necesitas para tener claro si lo es o no, y para salir de esa situación de la mejor manera posible. ¿Quieres aclarar todas tus dudas ahora mismo?

Por qué tu pareja no te dice que es gay

Antes que nada, hay que dejar claro que el hecho de que una persona sea homosexual y no lo admita en público es algo más habitual de lo que crees. Aunque en los últimos años la tendencia ha ido hacia la aceptación de todas las orientaciones sexuales, en el pasado eso no ha sido así.

Si ha sido educado en un clima demasiado conservador, y esto le ha hecho sentir que salir del armario sería algo malo o vergonzoso y que dañaría a su familia, resultará complicado romper esa línea de pensamiento.

Por lo tanto, llevar una doble vida y vivir en contra de su manera de sentir puede ser una solución menos dañina para él. Esto hace que debas tener claro que, si tu pareja es gay y no lo dice, posiblemente esté sufriendo bastante y sienta que nadie puede ayudarle.

Todo esto explica por qué no te dice que es gay, y hace también que debas tener en cuenta estas cuestiones para no sentir enfado con él, ya que la primera persona a la que le gustaría poder hablar y mostrar libremente su sexualidad es a él mismo.

Señales de que tu pareja es gay

Seguro que si está aquí es porque has notado algunas señales que te han llevado a pensar que tu pareja es gay. Puedes que con algunas estés en lo cierto y en otras no. Ninguna señal significa por sí misma que sea gay, pero sí que todas juntas te sirven para hacerte a la idea de que lo es.

Sea como sea, aquí tienes una lista de señales que quizá ya tienes localizadas (o no):

  • Se quiere demasiado a sí mismo: si notas que es demasiado perfeccionista con la ropa y con la moda y que tiene demasiado afán por lucir bien, puedes empezar a sospechar. Esta sospecha crecerá si a menudo sientes que te usa más como una asesora estilística que como una pareja.
  • Ningún interés en la intimidad: esta es quizá la señal más importante. Aunque está claro que el sexo depende de muchos factores y que hay rachas mejores y peores en la pareja, si durante todo el tiempo hay una indiferencia o rechazo a la cama, está claro que algo pasa.
  • Interés excesivo por lo femenino: si notas que sus gustos y su manera de actuar se parecen más a la de las mujeres, y a menudo sientes que es más femenino que tú, posiblemente estemos ante una señal clara de lo que pasa en su interior.
  • Maneras y gestos femeninos al hablar: si al hablar también notas que tiene unas maneras parecidas a las mujeres y no a los hombres, será otro motivo más para que tengas la mosca tras la oreja.
  • Miradas furtivas a hombres: ¿le has pillado más de una vez mirando a algún nombre de una manera en la que a ti no te mira? Posiblemente estés ante un caso claro en el que tu marido no te está contando la verdad.

Cómo hablar con él para saber si es gay

Si tu pareja muestra todos esos síntomas, o algunos otros que te hacen tener bastante claro que es gay, lo mejor es hablar con él. No será fácil, pero todo lo que no pase por sentaros y hablarlo con tranquilidad solo os traerá más sufrimiento a ambos.

Para muchas mujeres que han pasado por casos así, lo más doloroso no es su sexualidad, sino el hecho de que haya estado engañándote respecto a ella durante tanto tiempo. Además, suele acarrear problemas de autoestima para la mujer.

Para hablar con él necesitarás hacerlo con mucho tacto y sin reproches. Si siente que admitiéndolo le caerá una lluvia de insultos y una reprimenda, es casi imposible que lo haga. Y posiblemente hayas gastado el único cartucho para que salga del armario.

Es mucho mejor crear un clima de confianza y comprensión en el que él pueda sentirse cómodo como para admitir algo que para él tiene que ser tan doloroso. Por eso, debes dejarle claro que le respetarás diga lo que diga y que le apoyarás en el futuro, sobre todo si tenéis hijos.

Con todo esto, seguro que se han despejado muchas de tus dudas y tienes más claro el siguiente paso a dar. Si tu pareja no para de mandarte señales de que es gay y quieres ver si estás en lo cierto, habla con él con tacto y cariño para acabar de la mejor manera posible.

¿Sospechas que tu pareja es gay? Reconoce las señales…

Por la presión social, muchas personas no salen del clóset, por lo que sufren mucho

La manera en que se maneja la educación sexual a nivel social y religioso abona a que muchas personas vivan en hipocresía con su pareja straight sin salir del clóset. Eso las lleva a fingir lo que verdaderamente no sienten, escondiendo su homosexualidad por temor al qué dirán. Pero muchas veces, tarde o temprano, estalla la verdad.

El callar, además, implica muchos issues tanto para la mujer que es lesbiana como para el hombre que es gay, que ha forjado una relación o, en el peor de los casos, una familia con hijos. Tal acción lo que provoca es que la presión sea más fuerte, evitando la honestidad.

Pero, ¿cuáles son los signos para saber que tu pareja es gay?

Según la sexóloga Carmita Laboy, en caso de sospecha es importante observar la conducta del novio o novia a través de los signos, que ella prefiere describir como tendencias. Por ejemplo, si la sospecha es de una mujer sobre su compañero o esposo, hay que estar pendiente de los cambios.

“Las tendencias son lo que se repite dos o tres veces. Es una costumbre que se altera, eso es un signo de alerta. No lo juzgamos a la ligera y de la primera, sino que vamos observando esas tendencias y las vamos aceptando o descartando. En el caso de una pareja en la que ella es heterosexual y el hombre posiblemente gay, yo como mujer voy a observar qué hace y cómo lo hace; eso me tiene que llevar a la tendencia”, explica Laboy.

La experta en sexo indica que hay que estar pendiente también de “la aversión o renunciación sexual”. Este punto se refiere a que la persona pone excusas o justificaciones para no tener sexo. En el caso del hombre, su comportamiento obedecerá supuestamente al estrés, a la presión del trabajo, lo económico y la infidelidad. En tanto, la mujer muchas veces tiene como pretexto el dolor de cabeza.

“Esa aversión del hombre hacia la mujer no le va a provocar deseo sexual y se marca en una tendencia. Estas parejas no tienen sexo y, si lo tienen, es bien aislado o lo tienen por la sumisión, que es cuando la pareja complace, pero sin complacerse. Lo hace porque se supone que lo haga y para cumplir con un rol social”, detalla.

Laboy señala también que “en ese encuentro sexual se dan unas características de esa aversión que se percibe a través de los besos, las caricias, en la forma de penetración y la fase de excitación. Siempre se señala que un indicativo es cero sexo oral y sí una tendencia al sexo anal”.

Cuando no hay sexo oral y la intimidad es casi nula, agrega que “como el sexo que hay está limitado, no resulta satisfactorio para ninguna de las partes; a uno porque no le gusta y al otro porque sabe que algo falta”.

Otra señal importante, asegura, es la cotidianidad. Por eso hay que prestar atención a cómo se expresa verbalmente y a sus acciones. Por ejemplo, en el caso de los varones, poco a poco se identifican ciertas características, como tener un amigo que describirán verlo como a un hermano. La sospecha recaerá en que la presencia de ese “amigo íntimo” va a estar todo el tiempo presente.

La homofobia, asimismo, estará presente en él, ya que “se va expresar negativamente de los gays y va a hablar mal de ellos en forma despectiva, hasta el punto de que violará los derechos sexuales que son los mismos que le van a atomizar”.

El cambio físico es otra tendencia que se altera, pues el hombre que esconde su homosexualidad se preocupará más por su apariencia y su vestimenta, que será moderna y elegante.

“En el flirteo con otros hombres se preocupan más por si me perfumo, si uso accesorios. Y no lo voy a enmarcar en manerismos, porque en la mayoría de los casos va a ser un macho man”, expone la doctora.

Hay que estar en alerta cuando la pareja disfruta de una película, qué comentarios hace el hombre. Y si están en un restaurante, en quién fija su mirada, si en una mujer o en un hombre.

Agrega que “si están viendo una película pornográfica, la mujer tiene que analizar con qué se excita más (su pareja): si con el hombre o la mujer. En el concepto de threesome (de surgir), ver si él trae a la mesa que sea con otro hombre y no otra mujer”.

Las mujeres son las expertas en fingir

Carmita Laboy indica que en el caso de las mujeres homosexuales sumergidas en relaciones con hombres, son más “parcas, más cuidadosas y más deshonestas. La mujer es más hábil en disimular”.

“Siempre tengo el agravante cuando doy terapias en estos casos de que el hombre suele ser, a la larga, más honesto y la mujer esconde su verdad al precio que sea. Como investigadora y terapista siempre me llamado eso la atención esa actitud”.

Agrega que como la mujer es de tener amigas, no va a ser notorio si siente atracción hacia otra fémina, “pero el varón debe observar su conducta sexual”.

“Nunca se dará cuenta si la mujer esta satisfecha con la relación sexual porque, en cuanto a si tuvo orgasmo, sabemos que las mujeres son expertas en fingir. Ella puede estar sentada haciendo teatro 101 y el hombre jamás se enterará. Ella puede salir con una amiga a tomarse un café y nadie lo va a cuestionar porque la misma sociedad le da más alternativas para esconder la realidad”, añade.

Tras lo mencionado sobre las tendencias que indican que una persona es gay y le miente a su pareja, la educadora en sexo se sostiene en que “mientras no cambie la educación sexual que se está impartiendo, primero en el hogar, después en la escuela, obviamente en la iglesia y la sociedad en general, estos derechos sexuales aunque existen, no van a ser respetados”.

“Se va a seguir manifestando esa hipocresía sexual, esa negligencia, esa doble moral. Por eso es que me gusta llamarle las contradicciones sexuales. Por un lado, tengo una fachada y por otro en mi diálogo interno y en mi realidad, la verdad es otra. Por eso, cuando hablamos se sexo, es de hipocresía”, enfatizó.

Insiste en que “el sexo es sinónimo de deshonestidad y de hipocresía porque está la tendencia a no hablar de sexo, a no respetar y seguir en el mutismo y como endosando los dos parámetros más importantes de lo que significa la conducta sexual impuesta”.

“Nos dicen, número uno, que el sexo es para procrear y, número dos, parecería que no tenemos derecho al placer sexual a pesar de que es una necesidad inherente al ser humano. Y esas contradicciones todavía existen porque no tengo un sistema estructurado garantizado que vaya cogiendo al ser humano en cada una de sus etapas de desarrollo y le vaya educando de manera integral. Y eso significa que incluya pensamiento, emoción, conducta, aspecto fisiológico y aspecto espiritual. La sexualidad responde a todo eso”.

“Cada quién manifiesta su sexualidad y le damos un significado impuesto por la educación que recibimos. Por eso, es que esas personas van a estar en el clóset y, cuando ya no les queda más remedio, van a admitir su verdad con todas las consecuencias que eso trae”, concluye.

¿Tienes sospechas? Un experto te ayuda a identificar si tu esposo es gay o bisexual

Lo curioso, es que según el experto la mayoría de las veces que han entrado a su consultorio, resulta que el hombre no es ni gay ni bisexual. Es solo que las mujeres se confunden si por alguna razón ha estado viendo contenido para homosexuales. Inclusive, también ha atendido el otro lado de la moneda, en el que el hombre entra al consultorio preocupado por saber si es gay o no.

Lo increíble es que Joe Kort, asegura que es posible que el hombre llegue a tener intimidad con otro hombre y aun así no ser gay. Entonces, ¿cómo saber? En primer lugar, el terapeuta indaga si el hombre tuvo alguna relación o tentación en la juventud. ¿Le atraían? La mayoría de los hombres gay o bisexuales responden con un sí.

Después, les hace la “prueba de la playa”, el terapeuta bromea con que un hombre gay ni siquiera toma en cuenta a las mujeres que van caminando a la orilla del mar, a quien miran es al novio. Es ahí cuando los hombres gay se sienten identificados.

Otro punto curioso es la homofobia. En la mayoría de los casos los hombres que resultan ser homofóbicos, son los que tienen una relación sexual con otro hombre o miran contenido para adultos gay. Un heterosexual no es así, no va a sentirse incómodo en un sitio plagado de gays.

Finalmente, viene la pregunta: ¿con quién quiere ir a cenar, pasar las vacaciones y despertar las mañanas? Cuando el hombre duda de que sea con una mujer, es claro, puede ser gay o bisexual.

El hombre gay tiende a ser descubierto por la esposa, porque está confundido y no quiere aceptar su identidad sexual. Sin embargo, hay hombres heterosexuales, que lo único que hacen es estar representado el abuso sexual que sufrieron. Es decir, según, el experto volver a la escena del crimen. ¿Cómo tiene relaciones?, ¿qué es lo que hacen? Representan ese momento.

Por otro lado, es posible que solo se trate de un fetiche, un juego sexual en el que pueden involucrar a otro hombre, siempre y cuando, esté una mujer, de lo contrario no sienten nada.

En todo caso, también podría tratarse, de solo sexo, algo rápido y anónimo. Recordemos que la sexualidad femenina es más racional que la de los hombres.

Finalmente, el experto hace hincapié en la ausencia de un padre. El hombre heterosexual puede estar buscando ese vínculo emocional con otro hombre por medio del acto sexual.

nl

¿Cómo saber si mi novio es gay?

Si bien en la actualidad existe una mayor apertura ante la orientación o preferencia sexual de las personas, para algunos continúa siendo un proceso complejo descubrir tu propia identidad cuando esta no concuerda con los estándares establecidos por la sociedad.

Es por ello que en ocasiones algunas personas pretendan ser algo que no son (encubrir su homosexualidad o diferentes preferencias con la heterosexualidad para encajar) o simplemente establecen relaciones sin estar completamente seguros de sus gustos.

Ahora bien, si tú en este momento tienes la “espinita” de que tu pareja o crush podría ser gay, tal vez estos consejos te ayuden a identificar de forma más clara las señales, pues aunque no existe una verdad absoluta o un “detector de homosexuales”, como a muchos les gusta hacer creer, es probable que se cumplan ciertas tendencias.

¿Cómo saber si mi novio es gay?

Es narcisista

Está bien quererte (de hecho, está más que bien), incluso admirar tu belleza, pero idolatrarte podría ser un poco extraño. Si esto le añadimos el interés excesivo por lucir perfecto en todo momento, podría ser señal de que estás perdiendo tu tiempo, pues probablemente tu pareja se siente atraído por los de su mismo sexo.

No está mal cuidar tu imagen, ser limpio y estar bien arreglado, incluso depilarte las cejas si así lo deseas; el “problema” está en llegar a los extremos. Además, es importante tomar en cuenta el contexto de las situaciones.

¿Cómo saber si mi novio es gay?

Te podría interesar: Señales de que tu pareja ya no siente lo mismo por ti

No busca el contacto sexual

Aunque no es usual, hay unos cuantos interesados en mantener su virginidad intacta hasta el matrimonio, no obstante, se muestran curiosos, incitados y pretenden experimentar de otras formas que no necesariamente tengan que llegar hasta el coito. Si no muestra ningún interés en lo sexual o el contacto físico, no confundas su caballerosidad con otra cosa.

¿Cómo saber si mi novio es gay?

Tiene gustos femeninos

Sí, los estereotipos pueden llegar a ser chocantes, pero también suelen ilustrar muy bien ciertos grupos sociales, por algo continúan funcionando hasta el día de hoy (tal vez en menor medida, pero en algún momento te has sentido identificado con alguien en el cine o la televisión, ¿o no?).

Si entre sus gustos podemos encontrar referencias fílmicas con las típicas chick flicks como Mean Girls, The Devil Wears Prada o Sex and The City; o gustos gustos musicales con Gloria Gaynor, Barbra Streisand y Celine Dion, podría ser una “llamada de atención”.

¿Cómo saber si mi novio es gay?

Algo no te cuadra

Si bien algunos hombres pueden cumplir con uno o varios puntos, eso no quiere decir que sean necesariamente “gays”, pero podrían ser señales de advertencia a las que tendrías que prestar especial atención. Ahora bien, lo más importante es identificar cómo te sientes: ¿las cosas no fluyen?, ¿te sientes extraña?, ¿simplemente no funciona?

Es momento de pensar si las cosas no funcionan porque no son compatibles o porque en realidad esta persona tiene otras preferencias sexuales.

El mejor consejo que te podemos dar es: “Habla”. Pregúntale sobre sus sentimientos y platiquen sinceramente. No sería justo para ninguno de los dos continuar en una relación en la que no se pueden entregar por completo. Ofrece tu cariño y apoyo y sigue adelante.

¿Cómo sé si mi novio es gay?

Existen muchos casos en los que hombres que se identifican como homosexuales mantienen relaciones heterosexuales por miedo a ser discriminados o a mantener un rol que se espera de ellos.

Probablemente conozcas casos de hombres o mujeres que tenían una pareja sentimental, o estaban en una relación de noviazgo o matrimonio, y que un día decidieron declarar su homosexualidad. Si estás en una relación, puede ser que en alguna ocasión hayas tenido dudas sobre la sexualidad de tu pareja porque notaste que se comporta de manera diferente contigo, o porque tiene actitudes que te hacen sospechar de que pueda ser gay.

Si estás pasando por una situación similar y no sabes si tu novio puede ser gay, debes saber que se puede manejar de una forma tranquila y serena, además tienes que tener en consideración que es solo una sospecha, y no hay motivos para que te alarmes de inmediato.

¿Cómo sé si mi novio es gay?

Tal vez sientas que has visto actitudes y comportamientos que te harán dudar sobre la sexualidad de tu novio, una de las más comunes es la negación a tener relaciones sexuales constantemente, puede ser que primero du inquietud sea que te está engañando, y eventualmente la suspicacia te hará indagar en su celular o en su computadora para ver si pasa algo con otra mujer. Lo que encuentres ahí puede que no sea para nada lo que esperabas.

Para ilustrar mejor el tema, leamos la historia de Snooper, una chica que relató a The New York Times su historia y de cómo sospecha sobre la sexualidad de su novio.

Mi novio y yo hemos estado en una relación monógama por más de un año. Recientemente, busqué en su teléfono y supe que había estado en un sitio donde los hombres solicitan sexo a otros hombres. Mi novio respondió a uno de los anuncios en términos gráficos que nunca usó conmigo. No parecía que pasara algo más allá de eso, pero me siento atrapada.

No lo confronté, pero hablé con él sobre la sexualidad y le dije lo normal que era fantasear. Me preguntó si estaba tratando de decirle que yo era bisexual. Dije que solo quería estar con él, y él dijo que él sentía lo mismo. Estaba tan a gusto durante nuestra conversación que le creí, pero estoy aterrorizada de que no pueda decirme la verdad porque la ha enterrado. Me temo que irá más lejos y me engañará. Me temo que él quiere estar con hombres (aunque sé que mirar un sitio como este no lo hace gay o bisexual). No quiero perderlo. Prefiero amarlo a través de esto que estar sin él. Todos tenemos fantasías sexuales, ¿verdad?

Sé que debería hablar con él, pero no puedo. No creo que esté listo para enfrentarlo, y no estoy listo para admitir mi espionaje. He decidido que todo lo que puedo hacer es mantener abiertas las líneas de comunicación. Quiero que se sienta cómodo, y también quiero que sepa que puede ser honesto conmigo. Es un buen hombre con un gran corazón. ¿Es normal tener fantasías sexuales sobre cosas que no tenemos intención de hacer? ¿De qué otra manera puedo atravesar esto con él? ¿Es correcto para mí ser paciente, mantener la comunicación abierta y confiar en él, o estamos condenados?

La historia de esta chica ilustra lo que describimos antes, la sospecha de una probable homosexualidad de su novio, pero también vimos la incertidumbre de ella sobre cómo actuar ante su descubrimiento. En estos casos, las emociones pueden jugar malas pasadas, en un inicio puedes experimentar enojo y traición, lo cual es normal, sin embargo, lo mejor en estos casos es tomar las cosas con calma para no reaccionar impulsivamente, para ello debemos entender la situación y ver todos los ángulos posibles.

En muchos casos, personas homosexuales suelen tener relaciones sentimentales con parejas heterosexuales para mantener fachada sobre su sexualidad. En el caso de Snooper, su novio parece que estaba lidiando con su sexualidad. Él puede saber qué lo excita, pero no puede aceptar su deseo sexual como parte de toda su identidad. Eso es increíblemente difícil.

Factores sociales como los prejuicios y la discriminación pueden propiciar que las personas homosexuales decidan llevar una vida doble respecto a su sexualidad. No obstante, la decisión es meramente personal.

Confrontación

El descubrimiento de Snooper la puso en una encrucijada ya que no sabía cómo confrontar a su novio sin que pareciera que lo estaba espiando, a pesar de lo difícil y doloroso que puede ser el enfrentamiento, lo mejor es hacerlo pero sin ningún ánimo de reclamo. Lo ideal sería intentar entablar una conversación abierta en la que los reclamos y culpas queden fuera de la mesa.

Intenta ser comprensiva, aunque un sentimiento de traición podría surgir, no se trata de ti, sino de cómo se siente él respecto a su identidad sexual, y muestra tu apoyo. Además hazle saber que cómo te sientes, para que ambos puedan conocer qué es lo que pasa y cómo continuar. Si llegan a la conclusión de que ninguno funcionará como pareja romántica del otro y deciden terminar la relación, será lo mejor para cada quien.

Lee también

Bromance: las nuevas amistades masculinas que trascienden la mera compañía

4 parejas gay famosas en series o telenovelas mexicanas

El cortometraje que nos muestra la valentía de quienes salen del clóset

23 Compartir

Si el título de este artículo llamó tu atención, probablemente ya tienes la sospecha de que tu pareja es homosexual, una preocupación que es muy común entre las mujeres.

Pero en la mayoría de los casos, suele ser la imaginación que te hace una mala pasada y te coloca esa preocupación sobre tus hombros. Aún así, siempre existe la posibilidad, así que es bueno que aclares tus sospechas y termines con esa preocupación de tu vida.

Según estudios científicos, las mujeres se preocupan mucho más por saber si sus parejas son homosexuales que por confirmar si sus esposos las engañan con otra mujer. Sus dudas sobre la sexualidad superan a las de una posible infidelidad.

Así que no te sientas sola en tus preocupaciones, eres parte de una estadística alta de mujeres con dudas. Pero empecemos por conocer u poco más sobre la homosexualidad y su naturaleza.

¿Qué significa orientación sexual? – ¿Qué significa ser gay?

Dicho de forma sencilla, la orientación sexual es la tendencia a sentirse atraído sexualmente a hombres, mujeres, ambos o ninguno de los sexos.

Sin embargo, es importante que entiendas que esta orientación no necesariamente es estática o permanente.

Puede que siempre sientas atracción por el mismo sexo, sin que varíen tus gustos. Pero también puede ser fluida, es decir, que puede indicar que te gustan los hombres pero luego puede variar y sentirte atraído por mujeres.

La orientación se define con diferentes términos: heterosexualidad (quienes sienten atracción por el sexo opuesto), homosexualidad (atracción por el mismo sexo), bisexualidad (atracción por ambos) y otra serie de conceptos más específicos sobre este área.

Y aunque una mujer para nada espere que le confirmen que a su marido le gustan los hombres, los psicólogos han determinado que un hombre que se acuesta con otros tipos no necesariamente es gay, sino que puede experimentar con su sexualidad.

Este es un tema complejo, pues la atracción no es lo mismo que los lazos emocionales. Quizás a tu esposo le atraiga una vez algún hombre, pero emocionalmente no sienta conexión con su mismo sexo. Hay muchas posibilidades porque la sexualidad es fluida.

Puede que tu novio o esposo te ame, pero que disfruta con una aventura sexual.

Signos que NO implican que tu novio es gay

¡No te guíes por estereotipos! Antes de preocuparte o señalar a tu pareja como homosexual, lee atentamente estos puntos, que se refieren a conductas que muchas veces se asocian con hombres gay pero que no son más que prejuicios.

1. Desea probar cosas nuevas en la cama

Con esto me refiero principalmente al sexo anal o a experimentar con «la puerta trasera», aunque sea algo que nunca antes te había pedido.

El interés en el sexo anal es común para la mayoría de los hombres heterosexuales, aunque muchos intentan esconderlo por miedo a los prejuicios sociales y a causar, precisamente, que dudes sobre su sexualidad.

Probar cosas nuevas no tiene por qué ser visto como algo fuera de lo normal. De hecho en el ano se encuentra una de las zonas erógenas (tanto femeninas, como masculinas) por lo que estimularla de forma adecuada puede hacerlos disfrutar a ambos en cada encuentro sexual.

2. Ha tenido relaciones sexuales con chicos

Muchas se irían de espaldas al enterarse de esto, pero aunque te parezca difícil de asimilar, que un hombre tenga relaciones con otro no implica que necesariamente sea gay.

Como te comentamos, la sexualidad es fluida, al igual que la atracción. Puede que una noche de aventura o de experimentación lleve a un hombre a compartir la cama con otro, sin que ello implique que haya una conexión permanente o emocional entre ambos.

Y no es nada nuevo a nivel histórico. Los guerreros griegos pasaban más tiempo con sus iguales que compartiendo con sus esposas, y se consideraba que practicar el sexo con sus compañeros les proporcionaba la fuerza y el vigor que requerían para ser más aguerridos.

No lo hacían por amor, o porque sintieran atracción por otros hombres como pareja estable necesariamente, sino como una manera de saciar el apetito sexual cuando estaban lejos de casa.

3. Cuida su apariencia

¡Retornando al terreno de los estereotipos! Aunque es cierto que los chicos gays suelen tener más costumbre de cuidar más su apariencia personal y tienen un gusto impecable en cuanto a vestir se refiere, eso no quiere decir que los heterosexuales descuiden su apariencia.

Así que si tu chico es de los que se preocupa por verse bien, no pienses tan a la ligera que es homosexual.

Tengo un amigo cuya voz no es la más sensual, cuida tanto sus palabras que pareciera afeminado, y para complemento, sus modales y posturas son en extremo delicadas.

Pero está felizmente casado, y tiene 4 hijos. ¡Y su matrimonio no es un disfraz para aparentar hombría!

Lo que sucedió en su caso, es que creció sin una figura paterna, por lo que su crianza estuvo en manos de una abuela con modales excepcionales, dos tías que deliraban por protegerlo y una mamá que le enseñó a ser amable y sutil con las palabras.

De allí que sus costumbres son mucho más afeminadas de lo usual, pero no lo hacen menos heterosexual.

Cosas que SÍ pueden indicar que tu novio es gay

Hasta ahora te presentamos las características que posiblemente hayas malinterpretado con respecto al comportamiento de tu pareja.

Sin embargo, ahora vamos con las señales que sí podrían indicar que tiene una orientación homosexual a pesar de ser tu pareja.

1. No le interesa mirar a las mujeres…

¡Ni siquiera de reojo! Y tal vez digas: “¡Ufff que alivio, solo le gusto yo!”, pero un hombre no puede resistirse a mirar a una mujer sexy cuando pasa frente a él, es algo natural y no tiene nada que ver con la fidelidad.

Es muy poco común que tu chico no sienta ni el mínimo de curiosidad por echar un vistazo a un atractivo escote pronunciado, o una mujer con mini falda cuando piensa que estás distraída, aún a sabiendas de que lo puedas ver mientras lo hace y le armes un lío.

O, si en lugar de apreciar el cuerpo de otra mujer, te hace algún comentario negativo respecto a su manera de caminar, vestir, peinarse o incluso combinar el calzado con el resto del atuendo, la verdad es que está más cerca de la homosexualidad de lo que pensabas.

2. … Pero detalla por completo a otros hombres

Checa las reacciones que tiene tu pareja frente a un hombre guapísimo, de esos por los que tú dejarías surgir un suspiro, porque probablemente sea el mismo tipo de chico que él detallaría de arriba a abajo.

Los hombres heterosexuales suelen ser despistados con respecto al look de otros, no se fijan en la marca de sus zapatos, el corte de cabello o el estilo de ropa de otros hombres, porque usualmente para ellos es suficiente con bañarse y vestirse combinando piezas básicas, sin necesidad de que sean de diseñador-

Pero un gay suele conocer más de marcas, temporadas de la moda y combinaciones de colores y telas a la perfección.

Así que cuando un hombre guapo se les cruce en el camino, probablemente no podrá dejar de verlo porque lo evaluará en cuanto a estilo y aprovechará para echarle un ojo a su atractivo.

Además, si hace conexión con algún otro chico guapo que llame su atención, es probable que trate de pasar el mayor tiempo posible con él. Así funciona la atracción, aún si tú estas cerca de él. No quiere decir que se le va a abalanzar con avances sexuales, pero seguramente querrá mantener una conversación y cercanía por más tiempo que con otras personas.

Existe una prueba creada por un psicoterapeuta llamado Joe Kort que consiste en ir a la playa con la pareja, si tu hombre es bisexual observará a todos, pero si es heterosexual, intentará desinhibirse y mirar cuantas mujeres le sean posibles. Si es homosexual, muy probablemente se enfocará -así sea discretamente- en los demás hombres.

Puedes estar más atenta la próxima vez que decidan planear un día de arena y sol o cuando salgan en citas. Su comportamiento con otros hombres es un gran indicador.

3. Se exhibe ante otros

Si tu pareja tiende a quitarse la camisa cuando hay otros hombres cerca o tiene mucho menos pudor que el usual cuando está rodeado por otros, es probable que lo haga para llamar su atención, incluso de forma inconsciente.

Es posible que él sea muy masculino y practique deportes rudos. Recuerda que los homosexuales no son solo un tipo de persona con intereses específicos, hay gays que tienen gustos y prácticas tan o más masculinas que el heterosexual promedio. Además, en los deportes rudos, como la lucha, también hay muchas ocasiones en las que mantiene contacto físico directo con otros hombres.

Un hombre heterosexual no disfrutará ese contacto, lo tendrá porque es necesario para sus ejercicios atléticos, pero en el caso de un homosexual puede que el contacto lo haga sentirse bien, lo estimule, y puede que sea un factor para descubrir su propia sexualidad.

Toma en cuenta cuál es su actitud ante otros hombres, si se luce de más, si busca exhibirse y llamar su atención.

4. Le incomodan los gays

Parece contradictorio, pero este suele ser el principal indicador de que un hombre es gay: ser homofóbico y rechazarlos.

¿Has escuchado ese dicho “conejo hablando de orejas grandes”?

Pues cuando un hombre demuestra irrespeto, temor o incomodidad cuando se encuentra con personas gay, y lo manifiesta con palabras a su pareja, usualmente lo hace como un mecanismo de defensa para disipar las dudas que tiene respecto a sí mismo.

Es posible que le cueste reconocer que, en efecto, siente atracción física por los hombres, esté en negación y por esos su inseguridad se manifieste en maltrato o rechazo a los homosexuales.

Un conocido sufrió acoso escolar durante años durante su adolescencia, justo hasta que pudo desarrollar suficiente musculatura para defenderse de su agresor, quien era un chico atlético, codiciado por todas las chicas de su escuela.

El chico agredido de la historia era homosexual. Todos sus amigos y familia lo sabían, él no lo ocultaba, y en su entorno cercano no tenían problema alguno con esto.

Con el paso de los años, resultó que el joven que fue su agresor le confesó que él también era homosexual, siempre sintió atracción e interés por él y cada golpiza, ataque, ofensa o amenaza, eran solo una manera de llamar su atención, mientras intentaba disimular sus gustos sexuales ante los demás.

Conclusión: cuando veas a un hombre demasiado empecinado en hablar despectivamente de un gay, o intente vilipendiarlo, recuerda que su propia homosexualidad puede ser un factor que lo lleve a esa actitud.

La homofobia es un signo bastante inequívoco para cuestionar la sexualidad de tu novio.

5. Le causa curiosidad el estilo de vida gay

Supongamos que él no es homofóbico, pero has notado que cuando observa a un homosexual o escucha sobre alguien que lo es, parece que su curiosidad se descontrola y empieza a preguntar cosas como ¿qué dirían sus padres?, ¿cómo lo tratarán en el trabajo?, ¿cuál será su rol cuando está una relación?, ¿qué cosas lo excitarán?

Esta curiosidad puede ser solo eso, simple curiosidad, o se puede deber a que es gay y hasta ahora no sabe cómo manifestarlo abiertamente, o no sea su intención hacerlo.

Lo que pareciera una obsesión puede ser en realidad una forma de obtener información, para de alguna manera comprender qué sucedería si es descubierto o decide salir del armario.

6. No hace el amor contigo

Ya desechaste la idea de un engaño de su parte y has intentado dar lo mejor de ti, pero no sucede nada en la cama, no logras que quiera acción. Eso siempre es un indicador que algo falla en la relación.

Si tu chico deja pasar más tiempo de la cuenta sin expresar su interés en tener sexo contigo, si cuando lo hacen él se desempeña mecánicamente, casi como una obligación que no disfruta, entonces su sexualidad puede ser un factor clave. A los hombres les encanta el sexo, y el hecho de no querer hacerlo contigo puede indicar que sencillamente no le atraes.

Antes de entrar en pánico, te sugiero que le preguntes si está cansado, aburrido o si tiene algún problema que le incomode. No caigas en berrinches y acusaciones sobre infidelidades hasta no discutirlo personalmente con él.

7. Sus redes están minadas de hombres

Voy a contarte mi experiencia personal: para mi fortuna no se trataba de mi pareja, pero era un compañero de trabajo que cada vez que podía ante los demás hacía ver que yo le gustaba o al menos estaba interesado en mi más allá de mi trabajo.

Su insistencia en este tema se incrementaba cuando estábamos frente a los jefes, compañeros de trabajo o clientes, pero cuando estábamos solos su conducta era neutral y no intentaba avances, lo cual me generó suspicacia. Era muy extraño que en los momentos en que de hecho podía intentar acercarse más, sencillamente no mostraba interés.

Un día tuvimos que atender a un dueño de un gimnasio que era gay. Tenía grandes músculos, y aunque quiso hacerse el listo con una de mis amigas, no dejaba de echarle una ojeada a mi compañero cada vez que le era posible y él le devolvía una sonrisa con disimulo.

Ese día casi comprobé lo que ya sospechaba desde hacía meses, aunque no sentía nada -románticamente- por ese compañero.

Pero lo que confirmó absolutamente todo, fueron sus redes sociales. Porque ambos habíamos publicado fotos con nuestros amigos y empezamos a etiquetarnos mutuamente. Sentí curiosidad por conocer quiénes le habían dado “me gusta” a las imágenes, así que entré en su cuenta.

Para mi sorpresa, la misma publicación (pero en su cuenta) ya llevaba más de trescientas vistas y cerca de cien comentarios (todos de hombres) en lo que expresaban frases como: ¡Papi chulo me gustas!, ¿quiénes son esas mujeres?, ¡me hubiera encantado posar a tu lado bebé!, ¡amo tu sonrisa muñeco! En fin, digamos que no había más que dudar.

Al mirar algunas de sus fotos de meses anteriores, los comentarios eran todos similares, y de seguidores bastante guapos.

Escasamente tenía algunas mujeres entre los contactos, y casi todas eran de su familia. Además, los likes que daba eran en su mayoría a publicaciones o imágenes de otros hombres en situaciones sensuales y poses provocativas. Obviamente no le hice saber nada, pues no era mi intención que se sintiera incómodo.

Lo que quiero decir con esto, es que si sospechas de la masculinidad de tu chico, sus redes sociales pueden ser otro buen indicador sobre su orientación.

¿Qué hacer si estos 7 tips aplican a tu pareja?

Para empezar, no entres en pánico. Recuerda que estos son indicadores, pero no infalibles. Tu novio o esposo puede presentar estas conductas y no ser gay necesariamente.

Lo idea en cualquier problema de pareja es mantener activa la comunicación y la confianza entre ambos, así que el escenario final y debido es que conversen francamente sobre la situación. Para que te prepares, sigue estos tres consejos si después de leer el artículo tus sospechas son mayores:

a. Revisa sus redes sociales

Las redes sociales no ocultan nada, y son una buena vía para expresar sus intereses y gustos. Es probable que si tu pareja es gay, las utilice para dar like a publicaciones de ese tipo, conversar con personas nuevas que compartan su orientación sexual o seguir a cuentas

Y si tu novio o esposo, mantiene una imagen social como heterosexual, se valdrá de algún medio para poder sentirse a plenitud, y conversar con extraños sobre sus verdaderos deseos y gustos.

Por mucho que intente disimular, siempre habrá un delator (no intencional) en la web que te permita descubrir o confirmar tus sospechas.

Aparte de esto, su historial de páginas te puede mostrar los sitios web que frecuenta. Si hay algo que encontrar, te aseguro que será en esa carpeta.

b. Busca e investiga de forma inteligente

Antes de crear un problema y ahogarte en un vaso de agua, especialmente cuando se refiere a lo que encuentras en internet, es importante que actúes con prudencia.

Si necesitas conocer sobre las páginas que frecuenta, pero evitando que te descubra, pídele a algún amigo que se convierta en su seguidor, así alguien más podrá entrar a su cuenta previa aceptación y te confirmará sus contenidos, mensajes y seguidores, para orientarte un poco sobre sus gustos.

También puedes crear un perfil falso, llamar su atención, quizás de pronto logres entablar una conversación en la que se atreva a ser él mismo y se exprese de forma honesta al pensar que habla con un desconocido. Sin embargo, en ambos casos estarías violando su confianza, una situación que deberías tener en cuenta en caso de que resulte que ni siquiera es homosexual.

c. Pregúntale y habla con él directamente

Por muy lastimada, enojada o preocupada que te encuentres, la mejor alternativa para ambos siempre será apelar a la honestidad y preguntarle directamente, con toda la madurez que amerita el tema, si él en efecto es gay.

Si él quiere ser franco, ¡no lo juzgues! No sabes cuán difícil pudo haber sido su vida hasta ahora.

En caso tal que no sea homosexual, pues podría ofenderse con tus dudas, pero es un riesgo que deberás correr para sacar de tu cabeza esa nube gris que lleva tiempo lanzándote rayos y perturbando tu panorama.

De todas maneras, es recomendable que le expliques lo que te motivó a pensar sobre su posible atracción hacia otros hombres y aclares la mayor cantidad de dudas que poseas, la comunicación es muy importante para no afectarlo emocionalmente. Si no se entienden, se les hará muy difícil poder avanzar juntos.

¿Qué pasa si no es gay pero es bisexual?

Quizás después de leer esta información hayas dado por hecho que tu pareja es gay, pero hasta que lo confirmes con pruebas siempre habrá varias opciones:

1. Que no tengas la razón, porque aún con tus pruebas en la mano, puedes haberte equivocado.

2. Que sí sea gay, pero igual te ame. Su amor por ti puede que sea genuino aunque sus gustos bajo las sábanas sean distintos.

3. Que sea bisexual, pero su inclinación tiende más hacia las mujeres.

Ser bisexual es una orientación tan válida como la heterosexualidad y la homosexualidad, aunque quizás menos común.

Esto solo quiere decir que se siente atraído tanto por mujeres como por hombres, por lo que no te ha engañado amorosamente. Que él tenga curiosidad y atracción por los varones no quiere decir que te vaya a dejar por uno o que sea menos fiel, sencillamente antes o después de ti pudiera tener parejas de otro sexo y ya, eso no afecta su relación actual.

Si se siente bien contigo, te ama y quiere estar a tu lado, ¿realmente importa su pasado o sus parejas previas?

Ahora bien, si te confirmó que es gay y no desea dormir contigo porque no le atraes físicamente, es mejor que sigas tu camino con dignidad, porque es poco probable que logren mantener una mentira, tan solo para evitar el qué dirán.

En resumen

No saques conclusiones apresuradamente, pero si no toleras la idea de una traición o sientes que no hay una verdadera relación de pareja con atracción sexual entre ambos, exprésalo sin lastimarlo. Recuerda que se trata de un ser humano que siente y padece, al igual que tú lo haces, y podrías estar equivocada.

A lo mejor todavía él mismo no sabe o no ha asumido que es gay, y quizás necesite desesperadamente tu apoyo en lugar de tus señalamientos.

Si esta información te gustó o te pareció útil, recuerda que puedes compartirla en tus redes sociales. Especialmente si tienes una amiga cuyo novio o esposo te parece un poco sospechoso, esta puede ser tu manera de ayudarla a abrir los ojos.

También puedes dejar tus comentarios o dudas. Queremos saber si tienes algunos otros indicadores que te ayudan a reconocer la sexualidad de otros o cuál ha sido tu experiencia si has tenido parejas gay o, por el contrario, has sido tú el homosexual en una relación heterosexual. Estaremos atentos a leerte y responderte.

Ver También:

  • 21 Cosas Que Debes Hablar Con Tu Novio
  • Temas Para Hablar Con Tu Novio: 10 Opciones Para Pasarla Bien
  • 15 Nuevas Formas De Sorprender A Tu Novio

Blogs|elmundo.es

Relajémonos todos un poco de la tormenta provocada por los dos últimos artículos, muy en la línea ‘tigres, leones, todos quieren ser los campeones’ del malogrado Torrebruno. Bueno, lo de la relajación es un decir, porque estoy seguro que el tema de hoy tampoco os va a dejar indiferentes. O no debería.

Leí en algún sitio este verano (y siento ser tan impreciso, pero no consigo recordarlo con exactitud) a una chica asombrarse de la cantidad de anuncios de contactos homosexuales en los que aparecen hombres casados. ¿Se trata de una moda? ¿Una invasión al estilo ‘V’ (los lagartos marcianos)? ¿El sexo heterosexual (gratuito) se está poniendo tan imposible que a algunos no les queda otro camino? Por supuesto no se trata de ninguna de estas burradas, sino de la pura y dura realidad. Aunque a algunos les parezca raro, en una época de presunta normalidad como la que nos ha tocado vivir (al menos en las grandes ciudades, o determinados barrios), ser homosexual sigue siendo un problemón para más de un gay. Sus relaciones sociales, familiares o laborales, sus carreras profesionales (incluso políticas) pueden verse afectadas negativamente si manifiestan de manera abierta su homosexualidad. Por esta razón, muchos de ellos siguen haciendo lo que la sociedad espera que hagamos todos y cada uno de nosotros: echarse novia, casarse y reproducirse. Y cubrir el expediente social. Dicho así suena muy crudo, aunque es de justicia decir que no todos los homosexuales casados obran en sus vidas siguiendo un plan maquiavélico. Muchos de ellos (y he conocido a algunos) tienen tal mogollón en la cabeza que llegan a darse cuenta o a asumir su sexualidad verdadera a los 50 años porque pensaban que casándose o teniendo novia se les pasaría. Por supuesto nunca ‘se les pasa’ y aunque algunos se contenten con cuatro escarceos en la Casa de Campo o en unos lavabos públicos, muchos llevan una doble vida con todas sus consecuencias. Y sus señoras esposas en la parra, o haciendo sus cositas por ahí. Pero todos tan contentos.

El otro día una amiga mía me pasó el enlace a una página integrista cristiana norteamericana. Al leer el título del artículo (‘¿Es mi marido gay?’) pensé que se trataba de una canción de Macnamara o de un texto humorístico. Desde luego, la risa está más que asegurada leyendo las pistas que arroja para descubrir en falso al gay agazapado en el papel de perfecto esposo. Ahora las repasaremos juntos y veréis que no tienen desperdicio. Sin embargo, después de una primera reacción desternillante, la cosa toma una dimensión ‘malrollística’ insuperable. Como toda operación de caza y captura (en dicha web calculan que sólo en Estados Unidos hay más de dos millones de maridos homosexuales), la cuestión de fondo es repugnante, sobre todo si tenemos en cuenta el objetivo final: someter a los pobres desdichados a terapias de ‘reparación’ (como las que se anuncian en algunas emisoras de radio de nuestro país), que lo único que consiguen es destruirles como personas y mandar su equilibrio psíquico al cuerno (como mínimo). Pero bueno, si estas organizaciones son capaces de fomentar y desarrollar inventos para detectar infidelidades o prácticas onanistas analizando la ropa interior, ¿qué no harán con temas más profundos?

Atención, porque ahí van las claves para saber si tu marido es gay (según estos pájaros, claro):

-Usa el ordenador por la noche o contesta llamadas al móvil a horas intempestivas.

Según estos cristianos, la adicción al porno lleva directamente a la homosexualidad.

-Mira a otros hombres de manera coqueta.

Lógico.

-Finge interés en la Iglesia y en los grupos de oración.

También, lógico. De todas maneras, al loro si se ofrece voluntario para ‘guiar’ a grupos de hombres jóvenes… Raro, raro, raro.

-Se preocupa por su apariencia física o por la limpieza del hogar.

Atención si se depila las cejas, se recorta el vello púbico, usa champú de marca o crema hidratante.

-Pasa de los deportes pero se apunta a un gimnasio.

-Viste ropa apretada y de moda.

-Tiene exigencias sexuales extrañas.

De pronto muestra interés por el sadomasoquismo, la sodomía, el uso de lubricantes y juguetes sexuales…

-Se interesa más por los hombres que las mujeres en las películas pornográficas.

-Viaja con frecuencia a grandes ciudades o a Asia.

-Tiene amigos más jóvenes y muy cariñosos.

-Es atrevido, irónico o sarcástico a la hora de hablar con sus amigos.

-Le gusta la cultura pop.

Mucha atención si son seguidores de series como ‘Glee’ o ‘Las chicas de oro’ (las originales, no la cosa esa que echan en TVE los lunes por la noche).

-Le gusta mostrar su pecho desnudo en público o lleva un bañador Speedo en la playa.

-Consume alcohol como un cosaco.

-Si una mujer ha tenido anteriormente un novio gay, la posibilidad de tropezar de nuevo con la misma piedra es muy elevada, según las estadísticas que manejan esta gente.

En fin. ¿A que da mucho miedo? Sólo espero que, si es el caso de alguna de vosotras, no os volváis locas y empecéis a caer en la paranoia si oís a vuestro marido tararear una canción de Abba. A algunos gays también les gusta el heavy-metal… No te puedes fiar de nadie.

Cómo saber si mi pareja es Gay. FOTO: UNSPLASH

¿Qué es lo que con más frecuencia busca una mujer en Google? La respuesta te aseguro te sorprenderá. Las chicas están menos interesadas en saber si su pareja las ama o no, o si sale o se acuesta con otra, en los últimos años, una pregunta es cada vez más frecuente en el buscador más importante del mundo: ¿Mi esposo o pareja es gay?

Mi esposo es gay. FOTO: UNSPLASH

Sí así como lo lees, muchas mujeres tienen esta duda y están recurriendo a Google para que se las responda.

Como lo demuestra el investigador, Seth Stephens-Davidowitz, quien en su más reciente libro Everybody Lies (Todo el mundo miente) —sobre la información que arrojan las búsquedas en Google de los estadounidenses— descubrió que una de las preguntas más frecuentes de las mujeres es si su esposo es gay. Especialmente de las mujeres del Sur de los Estados Unidos, donde la gente es más conservadora, y por tanto hay más hombres gay en el clóset y casados con mujeres.

Lee también: Qué significa realmente soñar con que mi pareja me es infiel

Para resolver estas dudas, hemos recurrido a los expertos para saber cuáles son las señales que envía un hombre cuando es homosexual y lo quiere ocultar teniendo una pareja o un matrimonio.

Un estudio realizado por The University of Burdwan, revela que la homosexualidad todavía no es socialmente aceptada. Las personas gays, luchan todos los días para ser aceptados por la sociedad, incluso por sus propias familias. Lo que no debería suceder es engañar a otra persona con respecto a tu sexualidad.

Aquí algunas señales de que tu pareja es gay…

Cuando tu pareja cambia drásticamente su comportamiento hacia ti puede ser una de las señales de que tu pareja es gay.

Algún hábito que antes no tenía y ahora es muy recurrente o incluso que se moleste contigo fácilmente al hacerle cualquier comentario.

Lee también: Cuál es tu misión en la vida según el horóscopo hindú

La molestia o el enojo es símbolo de frustración. Las personas homosexuales que no pueden decir su preferencia sexual, se sienten frustrados.

Si dice comentario homofóbicos y muy ofensivos contra los gays es una de las señales de que tu pareja es gay.

Esto es un reflejo de su propia realidad y al sentir esa frustración de no poder revelar su homosexualidad, lo externa de esta manera.

¡Para salir de la duda, si sospechas que tu pareja es gay, pregúntaselo!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *