0

Quitar costillas flotantes

Modificación extrema: ¿es posible removerse una costilla?

iStockphoto/Thinkstock

Dentro de las cirugías y las modificaciones corporales extremas, la de removerse una costilla del cuerpo es una de las más controversiales y mitificadas. Sin lugar a dudas, esta modificación es la más extravagante de todas y a muchos le puede resultar como el máximo ejemplo perturbador de lo que una persona es capaz de hacer para verse bien.

Una de las preguntas más frecuentes en cuanto a toda esta polémica temática refiere a si en realidad es posible removerse una costilla, así como qué clase de procedimientos serían necesarios, cuáles podrían ser sus consecuencias y cómo se realizaría. Te invito a que abordemos todos estos cuestionamientos.

Una cirugía para remover costillas: mitos vs realidad

iStockphoto/Thinkstock

La llamada “rib removal” (eliminación de costilla), es una cirugía real, consiste en quitar quirúrgicamente una, dos e incluso hasta tres costillas inferiores de la caja torácica y no sólo es posible realizarla, sino que ya se ha llevado a cabo en más de una oportunidad. No obstante, no es una operación sencilla ni mucho menos.

Además de implicar serios riesgos durante y luego de la intervención, es ampliamente considerada como una modificación extrema del cuerpo, por lo cual, rara vez ha sido documentada gráficamente y el acceso a dichos materiales es prácticamente imposible.

Es importante destacar que la operación está pensada especialmente para fines médicos, en casos en los que una costilla sufre un daño grave tras un accidente o bien para corregir problemas en la caja torácica, como por ejemplo en un caso de síndrome de salida torácica.

Pero el rumor acerca de el uso de esta cirugía con fines estéticos durante la época victoriana así como el de que aún hoy puede hacerse, no está comprobado, más allá de que esos rumores han sido ampliamente difundidos y que hasta existen algunas celebridades que han confesado públicamente haberse sometido a estas intervenciones con fines estéticos.

Frank Micelotta/Stringer/Getty Images

Un ejemplo muy conocido es el del rumor que se divulgó acerca de que la transgresora estrella de rock estadounidense Marilyn Manson se habría removido una costilla para así poder autopracticarse sexo oral traspasando la barrera que las costillas significaban. Otro ejemplo muy popular fue el rumor de que también las cantantes Cher y Thalía lo habrían hecho para verse más atractivas.

Por supuesto, ésto no fue más que un rumor y no existe nada que lo pueda fundamentar en realidad. Pero bien, volviendo a la realidad, veamos algunos aspectos técnicos de la cirugía de extracción de costilla, la modificación corporal más extrema.

El proceso quirúrgico para quitar costillas

Básicamente, el proceso consiste en realizar una incisión quirúrgica y extraer una, dos o hasta 3 de las costillas inferiores para así lograr una cintura más delgada y mayor flexibilidad corporal. Generalmente se trata de la 12va, 11va y hasta la 10ma costilla, aquellas que suelen llamarse las “costillas flotantes”, se trata de las costillas posteriores.

La operación se realiza bajo anestesia general, obvio, y el paciente se encuentra absolutamente inconsciente en todo momento. La recuperación suele ser muy extensa y puede tomar hasta 6 meses para que el dolor posterior desaparezca. Por último, en el lugar queda una cicatriz considerablemente notoria.

iStockphoto/Thinkstock

Posibles consecuencias y riesgos

Los expertos hacen énfasis en que ésta es una modificación extrema del cuerpo y que igual de complejo es todo el proceso, por lo cual no debe tan siquiera pensarse con fines estéticos. La función vital y natural de las costillas y de la caja torácica en sí es la de proteger los órganos internos de nuestro cuerpo, por lo cual quitarlas no sólo carece de mucho sentido sino que puede ser sumamente peligroso.

Órganos como los riñones, la vesícula biliar y hasta en parte también el estómago, son algunos de los órganos que pasan a quedar muy vulnerables. La extracción de una costilla debe realizarse como una práctica necesaria y por eso, se trata de una cirugía prohibida con fines estéticos en muchos países.

Es algo bastante perturbador, ¿no lo crees? ¿Qué opinas tú al respecto?

Extraer costillas flotantes y otras alternativas para conseguir una cintura 10

Quitar costillas flotantes es una cirugía que no recomiendan todos los profesionales. Hay que tener en cuenta que estos huesos tienen una función protectora: resguardan órganos importantes como el corazón, el bazo, los pulmones o el hígado. Una persona puede vivir sin costillas flotantes, pero obviamente algunos órganos quedarán más expuestos sin ellas.

Por suerte, la cirugía estética es un campo que avanza y pone a nuestra disposición otras alternativas para adelgazar la cintura sin tener que renunciar a las costillas flotantes.

Buenos resultados evitando al extracción de costillas flotantes con la lipoescultura: una alternativa menos invasiva a la cirugía de costillas flotantes

La liposucción o lipoescultura es una técnica que sirve para moldear el cuerpo y obtener una figura más estilizada sin tener que recurrir a una cirugía de costillas flotantes. Al igual que cuando se trabajan otras zonas, el objetivo es extraer la grasa acumulada. Cuando se trata de liposucciones de cintura, la labor se centra en los costados del torso, en el abdomen y en la parte baja de la espalda. La intención es equilibrar las diferentes áreas que componen la cintura para que queden equilibradas, definidas y naturales.

La intervención se basa en la introducción de una pequeña cánula, mediante unas mínimas incisiones en el paciente. Este instrumento es el encargado de aspirar los depósitos de grasa no deseados. A través de la lipoescultura se consigue un remodelado de la silueta para realzar las curvas y la cintura.

Mejor que una operación de costillas flotantes: la abdominoplastia logra una cintura sin flacidez y sin tener que quitar costillas flotantes

Hay zonas del cuerpo que son rebeldes y parecen inmunes a la dieta y al ejercicio. Para esos casos, y para aquellos en los que la zona del abdomen ha perdido tonificación y existe flacidez muscular, la abdominoplastia puede ser una solución. Con esta intervención se puede adquirir la cintura tersa y modelada soñada.

Esta operación se realiza bajo anestesia general y en el postoperatorio el paciente deberá llevar una faja especial reforzada con un vendaje. La abdominoplastia es una cirugía cuyo objetivo es eliminar el exceso de grasa y de piel del abdomen y también para reforzar la musculatura de la pared abdominal. De esta forma se corrige la flacidez muscular y se logra reducir el diámetro de la cintura sin recurrir a una cirugía para quitar costillas flotantes.

(CNN Español) — Una mujer sueca se trasladó a Estados Unidos para una cirugía de retiro de costillas y para convertirse en modelo de cirugías plásticas.

Al menos así se define Pixee Fox calls, y lo toma muy en serio. Por eso se sometió a una cirugía para que le quitaran seis costillas, reporta WRTV, afiliada de CNN.

Fox es conocida por su presencia en la red Instagram y convirtió su hobby en una carrera. Cuando era niña en Suecia, Foz sentía que no encajaba, así que se mudó a Estados Unidos para empezar su transformación.

¿Qué transformación? Numerosos procedimientos de cirugía plástica. “Con cada cirugía soy más feliz”, le dijo Fox a WRTV. “No importa si quiero ser una modelo plástica o una electricista. Puedo hacer cualquier cosa”.

La mujer dice que no padece dismorfia corporal —un trastorno en el que la persona tiene una preocupación desmedida por un defecto físico— sino que disfruta las cirugías.

Se ha hecho levantamiento de cejas, de glúteos, dos operaciones en los párpados, tres en la nariz y cuatro aumentos de busto.

Pero es quizá el último procedimiento el que más ha llamado la atención: el retiro de seis costillas, tres en cada costado.

Pero no fue algo sencillo: primero tuvo que encontrar a un cirujano de hecho dispuesto a hacer la operación. El encargado fue el doctor Barry Eppley de Eppley Plastic Surgery en Carmel, Indiana, quien le quitó a la modelo las décimas, undécimas y duodécimas costillas.

Eppley le explicó a WRTV que precisamente esas son las consideradas costillas flotantes, que no están unidas al esternón. “Todo el mundo sabe que hay mucha carne en las costillas. Para los que les gusta comer costillas, eso es carne. Para mí como cirujano, eso es músculo. Uno tiene que quitar músculo para quitar las costillas”.

La operación redujo la cintura de Fox a 40 centímetros.

Pero la modelo no quiere parar ahí. Quiere seguir sometiéndose a procedimientos de es tipo, todo para ser feliz. Y Eppley quiere verla feliz.

Ese tipo de cirugías no es practicada por todos los cirujanos, así que Fox quizá vaya a pasar mucho tiempo en Indiana.

View this post on Instagram

Outsiders channel 5 Tuesday 17 may 20.00 on the Swedish channel 5. Don’t miss it Sweden 😘😘😘💞💞💞 meet my family and learn my background. #kanal5 #outsiders @drberne @kanal5sverige #klinik34 #pixeefox #plasticsurgery #plastikkirurgi #swedishgirl #livingcartoon

A post shared by Pixee Fox – The Living Cartoon (@pixeefox) on May 15, 2016 at 3:52pm PDT

Todo lo que necesitas saber sobre la extracción de costillas

En el mundo cabemos todas las mujeres, están las amantes de las cirugías y las que prefieren mantenerse naturales sin contar las diferentes características físicas y de personalidad que nos hacen únicas a cada una.

Hoy hablaremos sobre las mujeres que recurren a la cirugía estética para verse y sentirse mejor con ellas mismas. Entre las intervenciones quirúrgicas más recurrentes están: el aumento de los senos y la reconstrucción de la nariz. Pero algunas van más allá y han experimentado lo que es someterse a una extracción de costillas.

¿De qué se trata la extracción de costillas?
Es importante destacar que es una intervención lo suficientemente delicada y seria que no debe tomarse a la ligera por quien desee someterse a ella. Se trata de eliminar las costillas flotantes que no están ligadas al cuerpo por el esternón, sino por las vértebras torácicas únicamente.

Se trata de una modificación extrema del cuerpo que para los cirujanos estéticos busca mejorar el contorno de la mujer, mientras acentúa la forma de la cintura de manera que se vea lo suficientemente marcada.

La extracción de costillas es un procedimiento muy invasivo y delicado, tanto así, que no existen muchos registros de lo que sucede en quirófano cuando se practica. A pesar de que es usado, en algunos casos con fines estéticos suele hacerse para corregir la caja torácica, por ejemplo.

Proceso de la cirugía
Como ya lo hemos comentado es una cirugía invasiva que busca cambiar la forma natural del cuerpo mediante la eliminación de las controversiales costillas flotantes. El proceso se desarrolla de la siguiente manera:

– La extracción de costillas se realiza con anestesia general
– Se realiza una incisión para extraer una, dos o tres costillas para lograr una cintura mas delgada y mejorar la flexibilidad corporal
– El tiempo de la cirugía es extenso
– La recuperación puede tardar hasta seis meses
– El dolor que se siente durante la recuperación tarda en desaparecer
– Quienes se someten a este procedimiento suelen vivir con una cicatriz considerablemente notoria

Artistas relacionados con la extracción de costillas
Varios artistas a nivel mundial han sido relacionados con este tipo de intervenciones quirúrgicas debido a su marcada y delgada cintura. Thalia, Cher, Marilyn Manson. Sin embargo, no hay nada que pueda comprobar que esto ha sido cierto.

Riesgos de la extracción de costillas
La razón de ser de las costillas en el cuerpo es muy clara, proteger los órganos. Al momento de realizar esta cirugía con fines únicamente estéticos se pone en riesgo la vida de la paciente. Órganos como los riñones, la vesícula biliar y el estómago son algunos de los órganos que pasan a quedar muy vulnerables.

En caso de querer realizar este tipo de cirugías es muy importante documentarse bien y consultar con tu médico de confianza. Los cambios positivos en el cuerpo también pueden lograrse de manera natural.

Te recomendamos el siguiente video:

Costillas flotantes

Costillas flotantes
Concepto: están unidas a las vértebras solamente, y no al esternón o el cartílago

Costillas flotantes. Son cuatro costillas atípicas en la caja torácica humana. A algunas personas les falta uno de los dos pares, mientras que otras tienen un tercer par

Nombre

Se llaman así porque están unidas a las vértebras solamente, y no al esternón o el cartílago que sale del esternón.

Su posición puede ser alterada permanentemente por una forma de modificación corporal llamada tightlacing, que consiste en la utilización de un corsé para comprimir y mover las costillas.

Dificultades estéticas

Hay personas sobre todo las mujeres que tienen ciertos complejos con su presencia corporal, más agravantes en aquellas que tienen estas costillas anormalmente bajas y son de troncos cortos, por lo tanto recurren a una cirugía donde se le extrae la costilla flotante para acentuar más su cintura.

Aparición de costillas flotantes

8 de cada 10 mujeres padecen de costillas flotantes, estas son la principal responsable de la pérdida de cintura en las mujeres, la variación en el peso, embarazos o malas posturas al sentarse provocan que las costillas se vayan abriendo y se destaquen unos huesos que se denominan costillas flotantes.

Cirugía de costillas flotantes

La eliminación de costillas flotantes se realiza generalmente para estrechar la cintura y mejorar la apariencia, pero como en cualquier operación, hay riesgos asociados y complicaciones especificas con el procedimiento.

Riesgos

El sangrado tras la operación puede causar edema lo que se puede disminuir por la colocación de ] que se mantienen 2 o 3 días para evacuar la sangre de la herida. No obstante hay un pequeño riesgo de hematoma que si se presenta puede requerir la evacuación de la sangre acumulada.

Un pequeño porcentaje de pacientes pueden presentar una infección. Esto puede ocurrir en cualquier momento, pero es mas frecuente en la primera semana tras la cirugía.

En algunas ocasiones las cicatrices de la incisión no son tan buenas como nos gustaría.

Quiropraxia

Las mujeres sometidas a este tratamiento mejoran en aspecto y en autoestima al encontrarse más seguras con su nuevo aspecto. Lograr tener una cintura de avispa o de reloj de arena es el desafío de cada mujer para lucir una linda figura ya sea en vestidos, pantalón o traje de baño. La es una alternativa natural para lograr acinturar a una mujer que por razones genéticas o por el paso del tiempo su cintura no se hace evidente.

La quiropraxia es conocida como una técnica milenaria asociada a tratamientos terapéuticos para el dolor de espalda, contracturas entre otras enfermedades. En los últimos años ha dado un giro hacia lo estético y ahora también se aplica para personas que buscan mejorar cintura, reducir la caja torácica y reducir costillas flotantes.

Cirugía

La incisión generalmente se hace en la cara lateral del tórax, y generalmente es poco visible, pero las incisiones serán proporcionales a la remodelación costal, por lo tanto la cicatriz puede ser bastante grande, pero siempre tratando de que las cicatrices sean lo menos visibles.

A través de incisión se realiza la sección de la porción lateral y anterior de las costillas y después de terminada la cirugía, se dejan tubos de drenaje durante algunos días.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *