0

Quitar la humedad

Tabla de contenidos

Trucos caseros para sacar el olor a humedad de tu casa

El olor a humedad es realmente desagradable, invadiendo nuestros espacios y haciendo que sea imposible de ignorar. Lo cierto es que resulta necesario tomar las medidas pertinentes para que en nuestra casa se vuelva a respirar un aire de frescura.

TRUQUITOS CASEROS

1. Debés tener claro que en la mayoría de los casos el olor a humedad de tu casa no desaparecerá por sí solo, ni tampoco podrá disimularse con el uso de ambientadores. Será importante determinar qué ocurre y actuar directamente para acabar con este molesto aroma y darle nuevamente frescura a tu hogar.

2. Usualmente el olor a humedad en la casa se debe a la presencia de moho y hongos en determinadas superficies. Este problema es difícil de eliminar pero no imposible, por lo que algunos pasos te garantizarán el éxito absoluto.

Lo primero que debemos hacer es identificar dónde se produce el aroma y cuál es su causa. El olor a humedad en casa es común cuando tenemos filtraciones en las paredes, condensación por diferencias climáticas, goteras en el techo o en las canillas y cañerías, o fugas de agua que dan pie a la acumulación de líquido y con ello a la formación de moho y hongos.

3. Si efectivamente existe alguno de los problemas anteriormente mencionados, y realmente deseás eliminar el olor a humedad, deberás arreglarlos, de lo contrario nada de lo que hagas conseguirá acabar con un aroma que se seguirá produciendo. Es posible que en este punto requieras de la ayuda de un profesional para reparar aquellas fugas o desperfectos que dan origen a la humedad, una vez que estén solucionados entonces podrás tomar las medidas necesarias para eliminar el olor.

4. Una vez que hayas arreglado el origen de la humedad, limpiá y ventilá muy bien el espacio para facilitar la eliminación del olor.

Ahora llega el momento de aplicar algunos trucos para eliminar el olor a humedad efectivamente. Uno de los mejores es colocar un recipiente con carbón activo en la zona que huele mal con el fin de que absorba el mal olor restante. Este producto es uno de los mejores aliados naturales para combatir malos olores, podés encontrarlo en las comrcios de peces o acuarios.

La recomendación es colocarlo en un recipiente con cuidado, ya que mancha mucho, y dejarlo en el sitio por algunos días. El carbón vegetal normal funciona también aunque es menos efectivo.

5. Si buscás una alternativa simple y económica para eliminar el olor a humedad de casa, el bicarbonato de sodio es la opción ideal. Se trata de un potente neutralizador que funciona muy bien, simplemente debés esparcirlo por la zona afectada o colocarlo en recipientes en el espacio a tratar. Dejalo actuar durante un día y luego limpiá el área.

6. Una mezcla de limpieza potente y efectiva es la del vinagre y el limón. Mezclá en partes iguales vinagre blanco de limpieza y jugo de limón, podés diluir la mezcla en un poco de agua. Luego esparcí el líquido en las zonas problemáticas y dejá actuar toda la noche, al día siguiente limpiá.

Verás como el olor a humedad se ha reducido o incluso desaparecido por completo, ya que la acidez de ambos productos ayuda a matar los hongos con efectividad.

Cómo Quitar el Olor a Humedad de una vivienda

Cómo Quitar el Olor a Humedad de una vivienda

Publicado a las h en Acabar con la Humedad en Casa, Cómo Bajar la Humedad de una Habitación, Cómo Quitar Hongos de la Pared, Daños por humedades, Olor a Humedad, Reparación Humedades por Humexpert Expertos en Humedades Cómo Quitar el Olor a Humedad de una vivienda 4.2 (84%) 5 vote

El olor a humedad es uno de los ‘aromas’ más desagradables que se pueden encontrar en una vivienda. Es fácilmente reconocible y difícil de tapar con ambientadores. Pero no es, ni mucho menos, imposible de eliminar. ¿Sufres olores de humedad en casa? ¿Necesitas encontrar una solución urgentemente? No te preocupes, desde Humexpert sabemos Cómo Quitar el Olor a Humedad de las paredes de una vivienda y te queremos ayudar.

Como expertos en el tratamiento y reparación de humedades en pared y techo, trabajamos con un método eficaz y capaz de eliminar las consecuencias de la aparición de humedad, como es el caso del mal olor. ¿Quieres conocerlo? Si tu casa está afectada por el hedor que provoca la humedad, te recomendamos que no dejes de leer.

Cómo quitar el olor a humedad con ventilación natural

Para eliminar cualquier olor, ya sea desapacible o no, el mejor remedio es ventilar. El problema está en que hay situaciones en las que el aroma es tan potente que no sirve con abrir las ventanas de la casa, sino que es necesario recurrir a una máquina externa para renovar el aire. Y con más motivo si se trata de estancias subterráneas que carecen de ventanas, como son los sótanos. Pero antes de profundizar en el método para limpiar el aire y acabar así con los malos olores, detallaremos por qué se genera este hedor.

Origen del olor a humedad

El olor a humedad es una de las múltiples consecuencias negativas que tiene la aparición de humedades. Pero, ¿por qué esas feas manchas de las paredes provocan esa pestilencia? Porque aunque sean imperceptibles a simple vista, las humedades de las paredes y techos contienen hongos como el moho. Unos incómodos invitados que desprenden un olor verdaderamente desagradable. Un hedor que identificamos como el propio de la humedad.

Sistema de limpieza de aire

Para acabar con las humedades y en consecuencia con ese olor que las acompaña, en Humexpert trabajamos con un sistema de limpieza de aire. Se trata de una máquina diseñada para reparar las humedades por condensación, uno de los tipos de humedad que peor olor desprende.

Las humedades por condensación surgen en las habitaciones cuando el vapor de agua se condensa y alcanza la temperatura de saturación. Pero, ¿a qué se debe esta condensación? En muchas ocasiones la razón no es otra que un inapropiado método de construcción. Mientras que hay veces que las simples acciones del día a día, como calentar agua para cocinar, son las culpables de la aparición de humedades por condensación.

Para eliminar por completo estas humedades, sólo es necesario utilizar la mencionada máquina de limpieza de aire. Gracias a este sistema, la vivienda podrá disfrutar de una ventilación natural de carácter prologado, sin rastro de olor de humedad. ¿Cómo lo consigue? Es sencillo: el sistema filtra aire del exterior, lo expande por todo el hogar y elimina todo el aire contaminado. De esta manera, el único aire que se respirará en la casa será aire limpio.

Otras ventajas del sistema de limpieza de aire

La máquina de limpieza de aire acaba con el mal olor que provoca la humedad, pero no es esta su única función, este sistema tiene otras ventajas asociadas. Más allá de eliminar las bacterias y hongos causantes del hedor, la máquina para reparar humedades de Humexpert acaba con el vaho, permite ventilar sin abrir las ventanas y distribuye el calor por la vivienda.

Y cabe destacar también que este sistema no requiere una costosa instalación ni labores de mantenimiento específicas. De igual manera que puede ser colocada en múltiples ubicaciones y en la posición que mejor convenga. Tanto a la vivienda como al cliente.

Quitar el olor a humedad con Humexpert

Como has podido comprobar, acabar con el olor a humedad en una habitación con ventilación inadecuada no es tarea imposible. Con la máquina de limpieza de aire de Humexpert podrás despedirte del desagradable hedor de las humedades de una manera fácil y rápida. Ponte en contacto con nosotros para solicitar más información sobre el sistema de ventilación natural. Un equipo de expertos en el tratamiento de humedades está a tu disposición para resolver cualquier duda.

El producto ideal para eliminar la humedad y el olor de las paredes

Lo siguiente que hay que hacer es ventilar la zona afectada por la humedad. Este gesto no solo sirve para que desaparezca el olor de forma natural, sino también para evitar que se concentra el olor de la propia lejía. Para poder extender forma localizada y controlada la lejía, se recomienda el uso de un pulverizador y a continuación, frotar con el trapo repetidamente.

Existen muchos productos que tenemos habitualmente en casa y que sirven para limpiar y desinfectar rincones habituales de nuestro hogar. En esta información te mostrábamos la bebida con la que conseguirás dejar tus cristales y espejos como nuevos. Además, también existe un producto que es muy común con el que conseguirás desinfectar y limpiar la cocina y el baño (aquí te hablábamos de él). Y si te da pereza limpiar tu horno (uno de los trabajos más tediosos que hay en nuestro hogar), aquí te mostrábamos e.l limpiador que hará que tu horno quede reluciente en minutos

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

5 formas de quitar la humedad en casa

La humedad es un verdadero problema para muchos hogares, sobre todo aquellos situados en áreas más propensas a sufrir esta condición climática. Afortunadamente, existen algunos trucos sencillos para quitar la humedad en casa. Te los contamos para que te deshagas de ella y sus consecuencias. ¡Toma nota!

¿Qué consecuencias trae la humedad en casa?

Así como en el ambiente al aire libre, un porcentaje de humedad en interiores que supere el 40% o el 60% se considera elevado, según este informe del Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos, y puede causar diferentes inconvenientes en tu hogar. Estos son algunos de ellos:

  • Ácaros
  • Mal olor
  • Bacterias y hongos
  • Moho en paredes y rincones
  • Deterioro de inmobiliario y objetos varios

Además de crear una mala impresión a la vista, suponen un problema para la salud. Quienes más los padecen son las personas alérgicas o quienes sufren enfermedades respiratorias. Por eso, es muy importante tomar todas las medidas que correspondan para eliminar la humedad de una casa. ¿Cómo podemos hacerlo? Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Descubre: 4 soluciones efectivas para eliminar los caros de tu hogar

Trucos para quitar la humedad en casa

1. Ventilación

Es la principal recomendación que te exponemos. Siempre debes mantener una ventilación correcta en casa, y más aún en aquellas zonas en las que puedas tener problemas de humedad. El aire acondicionado puede ayudarte a mantener sin humedad las zonas de tu casa donde no llegue demasiado aire natural. De todos modos, no abuses de él, es necesario que el aire que respiramos esté algo húmedo para prevenir enfermedades pulmonares, tal y como afirma este informe de la European Lung Foundation, y la congestión nasal.

Ver más: 5 formas de purificar el aire de tu hogar naturalmente

2. Reconoce las fuentes de humedad

Si encuentras una zona de tu casa en la que la humedad sea demasiado elevada, deberías buscar la causa de este problema. Por lo general, si hay caños rotos o fugas de agua en lugares que no están a la vista, esto se refleja en las paredes; poco a poco, comenzarán a mancharse.

Debes tener en cuenta que si no solucionas estas filtraciones inmediatamente la condición podría agravarse hasta causar inundaciones.

3. Utiliza un deshumidificador

Este electrodoméstico es ideal para regiones lluviosas o frías. En ellas, la humedad suele acumularse con facilidad, ya que no existe la posibilidad de ventilar la casa permanentemente como en otras áreas. Por lo tanto, si deseas quitar la humedad en casa puedes recurrir a ellos para que absorban y drenen la humedad de forma sencilla.

4. Eliminar la humedad con sal

Para hacerlo necesitarás un recipiente plano y un kilo de sal gruesa. Simplemente, coloca la sal en el recipiente y al cabo de uno o dos días habrá absorbido una gran parte de la humedad.

La sal es uno de los elementos con mayor capacidad de absorción. Además de ser muy útil para quitar la humedad en casa, también puede servir para eliminar manchas en la ropa. En el momento en el que notes que la sal está muy mojada o incluso si se ha puesto de color negra, será hora de renovarla.

¿Quieres conocer más? Cómo eliminar la humedad y el mal olor de los armarios con arroz

Otros trucos para prevenir que haya humedad

Además de las recomendaciones citadas anteriormente, también es importante evitar que la humedad ingrese o se mantenga en el hogar. ¿Cómo lograrlo? Con estos sencillos consejos:

  • Cuando cocines, enciende el extractor de aire.
  • La calefacción del ambiente nunca debería pasar los 20°C, dado que esto favorece la aparición de humedad en paredes y ambientes.
  • Cuando laves ropa, cuélgala fuera para que se seque. Si la dejas adentro, su humedad se transmitirá al resto de la habitación.
  • No acumules demasiadas plantas en un mismo ambiente. Esto favorecerá la producción y conservación del vaho, que es el vapor que despiden ciertos elementos.

Finalmente, recuerda que también debes tener en cuenta aspectos como la iluminación natural y las corrientes de aire en el hogar. Las ventanas y puertas deben colocarse de manera que propicien el ingreso de luz solar. Asimismo, también puedes pensar en mover los muebles para permitir que el aire circule por tu casa.

Muchas veces nos encontramos con problemas de humedades en las viviendas y estigmatizamos la palabra en sí misma. Asociamos la humedad como algo nocivo en nuestras vidas así que antes de nada hemos de aclarar qué es la humedad y en qué medida nos perjudica tanto su falta como el exceso de la misma.

¿Qué es la humedad?

La humedad es la cantidad de agua, vapor de agua o cualquier otro líquido que está presente en la superficie o en el interior de un cuerpo o en el aire. Es decir la humedad del aire es la cantidad de vapor de agua contenida en el aire.

¿Necesitas un informe pericial de humedades? Contacta con los mejores profesionales de tu zona PIDE PRESUPUESTO en menos de 1 minuto y gratis

Entonces, ¿cualquier cantidad de vapor de agua es igualmente beneficiosa o perjudicial? No, en cuanto a bienestar y salud podemos decir que una cantidad adecuada será entre un 40 o 60%.

Una alta humedad puede ocasionar moho en nuestras paredes y graves problemas respiratorios, pero una baja humedad puede ser igualmente perjudicial para nuestra salud.

Por ello, aveces lo mejor es hablar con un profesional para que este realice un informe pericial de las humedades y dictamine si estas pueden afectar a tu vivienda o a vuestra salud.

Perjuicios de una baja humedad

Una baja humedad suele ser ocasionada fundamentalmente en nuestra sociedad por un uso excesivo de calefacciones, que en sí misma, si se produce de manera ocasional no debiera de ser un problema. Pero la exposición durante tiempos prolongados puede provocar problemas respiratorios por la inflamación de las mucosas o picor de ojos.

Está demostrado que la temperatura no debe sobrepasar los 21 grados, no sólo por eficiencia energética o por ahorro económico, sino también por nuestra propia salud. De hecho, existen reveladores estudios que vinculan las altas temperaturas de las viviendas con un preocupante aumento de la obesidad.

Esto nos preocupa especialmente en habitaciones con bebés. Para ellos, se recomienda tener un especial cuidado y no calentar ni “ resecar “ excesivamente los ambientes. Por ello incluso existen humidificadores especiales para las habitaciones.

Si optamos por soluciones más económicas y ecológicas colocando pequeños recipientes cerámicos con agua en los radiadores o cuencos de agua junto a las camas de nuestros pequeños lograremos el mismo efecto.

Perjuicios por altas humedades

Tampoco es bueno exceder determinada humedad en el ambiente en nuestra habitación o vivienda.

¿Necesitas un informe pericial de humedades? Contacta con los mejores profesionales de tu zona PIDE PRESUPUESTO en menos de 1 minuto y gratis

Cuando visualmente detectamos la presencia de ambiente húmedo, suele ser producido por las condensaciones alrededor de ventanas o en esquinas o pilares.

¿Porqué sucede esto? Normalmente porque se han creado puentes térmicos en ellos. Un puente térmico es aquella zona de la envolvente ( la “ piel” del edificio) por la que se transmite más fácilmente el calor. Por esa zona se “ escapa “ calor hacia el exterior.

Evidentemente en la construcción tradicional hay tantos puentes térmicos como uniones de diferentes materiales existe en la misma. Si hay tanta diferencia que se producen condensaciones intersticiales, es decir, gotas de vapor de agua que se condensan, es fácilmente probable que se produzca moho.

El moho es un hongo que se encuentra prácticamente en cada ambiente. Pero, las condiciones húmedas y cálidas favorecen su crecimiento. La exposición al moho puede causar congestión nasal, irritación de los ojos, problemas respiratorios. Si además las personas que están en contacto con el moho ya presentaban enfermedades crónicas, pueden dar lugar a infecciones y problemas más severos.

Por ello, para evitar humedades en los interiores de las viviendas y los problemas sanitarios vinculados a ellas debemos.

  • Evitar la formación de moho.

Para ello tenemos que ventilar adecuadamente las viviendas. Incluso si observamos que con la ventilación natural no es suficiente, podremos realizar ventilación forzada. Existen numerosas opciones en el mercado para ello.

  • Soluciones correctivas.

Si ya tenemos el problema de la humedad tendremos que optar por soluciones coorectivas. Detectar la causa del problema y eliminarlo. Intentaremos eliminar los puentes térmicos. Para ellos o bien aislamos la vivienda, sabiendo que por el exterior será más efectivo para la ausencia de estos nocivos puentes térmicos y condensaciones subsiguientes.

Si no podemos optar por un aislamiento exterior podremos intentar aprovechar la cámara de aire de nuestra vivienda para insuflar aislamiento en el mismo, o directamente por el interior. Existen en el mercado también pinturas aislantes que evitan la generación de moho.

Un tema muy importante que nunca hemos de olvidar es que el moho es un hongo que hemos de eliminar de raíz así como su hábitat perfecto de supervivencia y no solo “ taparlo”.

¿Cuánto cuesta un informe pericial de humedades ? 123€Es el precio más barato hasta ahora 808€ 1.500€Es el precio más alto hasta ahora

Estos precios son una media obtenida de 621 presupuestos solicitados en Certicalia.

Contacta con los mejores profesionales de tu zona:

PIDE PRESUPUESTOS en menos de 1 minuto y gratis ¿Eres un profesional y quieres encontrar nuevos clientes? Recibe ofertas de trabajo y contacta con nuevos clientes REGÍSTRATE GRATIS

Cuando la humedad aparece hay que atacarla a tiempo para evitar que su permanencia genere mal olor en casa, moho y deterioro de los inmuebles. La humedad, por lo general, suele presentarse en armarios y habitaciones muy cerradas, donde la ausencia de ventilación facilita las condiciones del ambiente para que se genere la humedad. Afortunadamente es mucho lo que podemos hacer para deshacernos de este problema, así que lee con atención estas soluciones para eliminar la humedad en casa.

Soluciones para eliminar la humedad en casa

Deja que el aire circule. Abre las ventanas de todas las habitaciones de tu casa para que el aire entre e impida que la humedad siga empeorando y extendiéndose. Si se trata de un armario donde es imposible que exista algún tipo de ventilación, opta por colocar un ventilador para refrescar el área y prevenir la aparición del moho.

Adquiere un deshumificador. En el mercado existen productos deshumificadores que a través de la condensación ofrecen eliminar la humedad en casa. Existen muchos tipos de deshumificadores y sus precios también varías, así que elije uno que se adapte a las necesidades de tu hogar y a a tu bolsillo.

Limpieza profunda. Cuando la humedad ya ha comenzado a hacer estragos en una pared o armario es necesario limpiar el área con abundante agua y jabón para evitar que el daño continúe extendiéndose y eliminar la humedad en casa. Después de lavar la zona problemática es importante que ventiles la zona para que se seque y no se deteriore de nuevo por la humedad.

Materiales sintéticos. Si tienes en casa un mobiliario sintético que no puedes limpiar con agua opta por utilizar una esponja y un poco de alcohol para quemar, frota la superficie hasta eliminar las manchas de humedad o moho y luego ventila. Recuerda hacer esta tarea utilizando guantes para evitar hacerte daño en tus manos con el químico.

Truco infalible. Una de las mejores soluciones para eliminar la humedad en casa es colocar dentro de una bolsita pequeña de tela un manojo de tizas y colgar dicha bolsita dentro del armario afectado por la humedad. La tiza absorberá la humedad y debes cambiarla cada tres meses para eliminar la humedad en casa. En el caso de gavetas y estantes también se recomienda colocar carbón vegetal.

Sal marina. La sal marina y las sales de baño tienen la propiedad de absorber la humedad de forma mágica. Puedes echar un poco de sal marina dentro de un envase y situar el mismo muy cerca de la zona o mobiliario que está afectado por la humedad.

Medidas de prevención para eliminar la humedad en casa

– Regula la temperatura de tu aire acondicionado para que se mantenga en un grado neutral. El exceso de frío o de calor pueden ser los responsables de que haya humedad en casa.

– Verifica que la manguera de tu secadora no esté expulsando aire al interior, pues esto podría causar mucha humedad en el hogar.

. Para eliminar la humedad en casa debes cerciorarte si siempre se trata de la misma zona, pues puede ocurrir que la humedad esté presente solo en una habitación. En estos casos consulta a un experto si no encuentras la causa aparente.

– Está siempre atenta a las paredes de los baños y cocina, por lo general las filtraciones de las tuberías ocurren en dichas zonas.

Cómo quitar la humedad de una habitación: 8 consejos para conseguirlo

La humedad es un problema que afecta a muchos hogares, sobre todo aquellos que están situados en zonas en los que la humedad suele ser alta en el exterior, como la costa. Aunque puede parecer imposible deshacerse de ella con dichas condiciones climáticas, no lo es. A continuación te contamos cómo quitar la humedad de una habitación a través de diferentes trucos.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Qué problemas puede generar la humedad?

Antes de descubrir cómo quitar la humedad de tu casa, es interesante que tengas en cuenta por qué es importante hacerlo, sobre todo si esta supera el 70%. Ya que, como verás, va más allá de lo incómoda que es.

  • Mal olor en las diferentes habitaciones de la casa y en los tejidos (ropa de cama, toallas, ropa…).
  • Mayor cantidad de ácaros.
  • Proliferación de bacterias y hongos.
  • Manchas y moho en las paredes.
  • Deterioro de los muebles.

Todo esto puede traducirse en problemas para la salud, especialmente en el caso de personas que sufren alergias. Además, provoca que tu casa no sea un lugar tan agradable en el que estar sobre todo por los olores. Así que, llegados a este punto, lo mejor es descubrir qué remedios tienes a tu alcance para darle solución a este problema.

Consejos para eliminar la humedad de una habitación

La ventilación es fundamental para reducir la humedad en cualquier habitación. Lo ideal es que mantengas las ventanas de cada habitación abiertas por la mañana durante, al menos, 10 minutos. Esto ayudará a renovar el aire y a reducir el exceso de humedad. De hecho, este paso es importante en cualquier hogar, aunque no haya exceso de humedad ya que el aire se oxigena y se reduce el polvo. Asimismo, se evitan problemas como la proliferación del moho, se reducen los gases tóxicos y desciende el riesgo de alergias. Así que nuestro consejo es que te acostumbres a ventilar tu casa todos lo días.

2. Revisa cuáles son las fuentes de humedad

¿Hay alguna zona específica en tu casa en la que la humedad es muy elevada? Ya sea la pared, un rincón o el suelo, es importante que encuentres cuál es la fuente de dicho problema. Lo más habitual es que estas humedades se produzcan por alguna fuga de agua, por lo que es importante que lo revises y busques una solución profesional para que el problema no empeore. En caso de que no se trate de una zona específica como la pared, sino de un problema de humedad más general, ¡ficha el resto de trucos!

3. Tiende la ropa fuera de casa

Aunque pueda parecer una tontería, la ropa humedad emite una cantidad considerable de agua al ambiente (500 ml por hora aproximadamente), por lo que empeora el problema. Si dispones de un espacio exterior como la terraza o el jardín, lo mejor es que tiendas la ropa en esos lugares. Si no es así, una opción interesante es tender la ropa en una habitación con ventana y dejarla un poco abierta mientras la ropa esté tendida. La ventilación natural evitará que la humedad se extienda a otras habitaciones de la casa.

4. Utiliza la campana extractora mientras cocinas y tapa las ollas

La cocina es una de las estancias de la vivienda que más aumenta el grado de humedad, principalmente al cocinar con agua. Cuando esta entra en ebullición, se evapora y pasa al ambiente, incrementando los niveles de humedad. Por eso trucos tan sencillos como tapar las ollas o encender la campana lo evitarán. Tampoco debes olvidarte de cerrar la puerta cuando estés cocinando para que el vapor y la humedad que se genere no pase al resto de habitaciones.

5. Regula adecuadamente el termostato

Poner la calefacción a temperaturas muy elevadas puede empeorar el problema de humedad en el hogar. Poner el termostato a unos 21º en invierno es más que suficiente para tener una temperatura agradable, evitar que se produzca una condensación de la humedad en el aire y, además, ahorrar en calefacción.

6. Pon sobres o saquitos absorbentes de humedad en los armarios

Los absorbentes suelen estar compuestos de cloruro de calcio o gel de sílice y ayudan a eliminar el exceso de humedad en el ambiente. Son ideales para colocarlos en los armarios, las cómodas o en habitaciones muy pequeñas como una despensa o un sótano. Con esta pequeña solución tu ropa estará seca, no olerá a humedad y evitarás la aparición de moho.

Te damos 2 opciones:

  • Wisedry – Bolsa purificadora de aire de carbón activado de bambú: Ayuda a controlar la humedad de las estancias de tu casa y, además, absorbe los malos olores. Puedes colocarla en los rincones donde hayas detectado mayor nivel de humedad. El paquete incluye 6 bolsitas. Comprar en Amazon.
  • Audew – Bolsas Antihumedad de carbón activo: la estructura porosa del carbón es capaz de absorber el el exceso de humedad y las partículas de mal olor de cualquier rincón. No contiene ningún químico, se trata de un producto 100% natural. El paquete incluye 6 bolsitas. Comprar en Amazon.

7. Evita las duchas largas

Aparte de la cocina, el baño es otra de las estancias de tu vivienda que más humedad generan. Si quieres evitar que la humedad de tu casa aumente, lo mejor es que evites las duchas largas y de agua muy caliente. Así reducirás la cantidad de vapor o vaho que se produce y, por tanto, no aumentará la humedad. Al igual que ocurre en la cocina, lo mejor es que te duches con la puerta cerrada y que cuando salgas del baño también la dejes así.

8. Utiliza un deshumidificador

Aunque los pasos mencionados pueden ser de gran ayuda, si vives en una zona donde la humedad es muy alta, será necesario tomar medidas más eficaces como la compra de un deshumidificador. Este dispositivo te ayudará a eliminar el exceso de humedad de las habitaciones y disminuirlo al nivel que selecciones. Los encontrarás con diferentes capacidades y lo ideal es que lo elijas en función de los niveles de humedad que haya en tu hogar.

Te damos 3 opciones:

  • Houzetek – Deshumidificador de aire mini: tiene una capacidad de 500ml y es capaz de deshumificar hasta 250ml por día. Reduce la cantidad de humedad del aire, los malos olores y deja el ambiente mucho más fresco y agradable. Es perfecto si la cantidad de tu humedad en tu hogar no es demasiado preocupante y solo quieres absorber el exceso de humedad en algún rincón específico de tu casa. Puedes comprarlo en Amazon por 27,99€.
  • Kasimir – Deshumidificador eléctrico mini: también para pequeños rincones o estancias determinadas de tu casa, este deshumidificador mini permite absorber hasta 300ml de agua al día, tiene ligeramente más capacidad que el modelo anterior. Necesita muy poca potencia para funcionar, tan solo 23 vatios, no solo ahorrrás en el recibo de la luz, sino que es más ecológico. Además, uno de sus puntos fuertes es lo silencioso que es el aparato. Puedes comprarlo en Amazon por 37,99€.
  • Orbegozo DH 2050 – Deshumidificador: si el problema de tu casa es más preocupante, necesitarás un deshumidificador de mayor capacidad que sea capaz de absorber todo el agua que sobra en el ambiente de tu casa. Este, de la marca Orbegozo, tiene una capacidad de 20 litros de humedad diaria en unas condiciones con un 80% de humedad relativa (HR) y una temperatura de 30°C. Puedes comprarlo en Amazon por 208,94€.

Descubre: Más de 40 trucos para casa que simplificarán tu vida

El verdadero problema de todos los tipos de humedades no es que causen un mal efecto estético. Su consecuencia más grave es la formación de hongos y microorganismos perjudiciales para la salud de nuestra familia, sobre todo si padecemos alergias. Por este motivo es fundamental conocer los diferentes tipos de humedades y actuar sobre ellas en cuanto detectemos los primeros brotes.

Diferentes tipos de humedades

Humedad por Condensación

La humedad que se produce en las duchas, los baños, de la plancha o de la cocina, pueden llegar a aumentar mucho el índice de humedad en nuestra casa. Si la humedad se estanca y se concentra en nuestra vivienda, puede dar lugar al fenómeno de la condensación y a la aparición de hongos.

  • Causas de la condensación:

    • Ventilación insuficiente.
    • Aislamiento térmico insuficiente en los cerramientos.
    • Aislamiento térmico insuficiente de los vidrios o de los perfiles de las ventanas.
    • Defectos de construcción.
    • Calefacción colocada en el lugar incorrecto (no dispuesta debajo de la ventana).
    • Utilización de la calefacción intermitente de forma errónea.
  • Efectos de la condensación en la vivienda:

Aparición de moho, vaho en los cristales, dificultades para calentar la casa, malos olores…

  • Efectos de la condensación en la salud:

Enfermedades como el asma, sinusitis, alergias de tipo respiratorio, cefaleas…

¿Cómo solucionar la condensación?

  • Instalar ventanas con un buen aislamiento térmico: si nuestra ventana no es buena aislante, la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda puede provocar que el agua se condense en los cristales y aumente la humedad. Para evitarlo podemos instalar ventanas con vidrios bajos emisivos y carpinterías con un buen aislamiento (trasnmitancia térmica inferior a 2), como las de PVC.
  • Instalación de ventanas con perfiles de ventilación controlada: Algunos perfiles de ventana, como los que ofrece KÖMMERLING, incluyen sistemas de ventilación controlada (KöCLimat). Estos sistemas permiten el paso controlada de aire del exterior sin que la ventana pierda propiedades acústicas o térmicas. Gracias a una tapa desplazable, se puede calcular exactamente la velocidad de renovación del aire y adaptarse a cualquier necesidad.
  • Ventilar: lo mejor para evitar la condensación en el hogar es ventilar de 5 a 10 minutos al día. La ventilación por corriente cruzada es la mejor, porque en poco tiempo el aire se renueva por completo y las paredes y techos casi no se enfrían, lo que implica una leve pérdida energética.
  • Deshumificador: otra forma eficaz de reducir los problemas de condensación es instalar deshumificadores en los lugares más húmedos de la casa, como baños o cocinas. El objetivo es que el deshumificador mantenga la humedad ambiental por debajo del 50%.

Humedad por Subidas Capilares

Las subidas capilares son tipos de humedades similares a la infiltración lateral, pero éstas se dejan ver en los pisos superiores como salones, dormitorios, cocinas, cuartos de estar o muros exteriores.

  • Causas de la infiltración lateral:

El agua sube del suelo a través de los materiales porosos (ladrillos y juntas). Este agua atraviesa los cimientos, sube por los muros y provoca el desprendimiento del revestimiento a nivel de los zócalos y de los bajos. También pueden producirse por la ruptura de alguna cañería.

  • Efectos de las subidas capilares:

    • Desgaste acelerado de los materiales de construcción y de las juntas, lo cual puede ser un peligro para la resistencia estructural de la vivienda.
    • Peligros con la instalación eléctrica.
    • Daños en muebles, marcos de madera, puertas, ventanas, parquet, objetos almacenados, aparatos eléctricos (ordenador, equipo Hi-Fi), etc.
    • Graves problemas estéticos, haciendo caer cualquier revestimiento que se aplique.
    • Aumento de la factura de calefacción entre un 15% y un 30%.
    • Efectos de las subidas capilares en la salud: provoca desagradables sensaciones de incomodidad (escalofríos, ropa y sábanas húmedas…), que propician la aparición de gripes y resfriados.
  • ¿Cómo solucionar las subidas capilares?

    • Paredes aislantes: Si nuestra casa ya está construida podemos recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, además de un antihongos.
    • Controlar las cañerías de la casa para detectar pérdidas: No vale la pena tapar una mancha de humedad si al cabo de un tiempo se vuelve a formar a causa de una nueva filtración de agua.
    • Controlar que los desagües no estén obstruidos: para evitar posible focos de goteras y filtraciones de agua.

Humedad por Infiltración lateral en estancias subterráneas

Las bodegas, sótanos y garajes situados debajo del nivel del suelo son muy proclives a sufrir varios tipos de humedades.

Si las paredes de una estancia están en contacto directo con la tierra, por estar por debajo del nivel del suelo, se puede producir un paso lateral de la humedad de la tierra a los muros, dañándolos seriamente.

  • Efectos de la infiltración lateral:

    • Desgaste acelerado de los materiales de construcción y de las juntas, lo cual puede ser un peligro para la resistencia estructural de su casa.
    • Peligros con la instalación eléctrica.
    • Daños en muebles, marcos de madera, puertas, ventanas, parquet, objetos almacenados, aparatos eléctricos, etc.
    • Graves problemas estéticos.
    • Aumento de la factura de calefacción entre un 15% y un 30%.
  • Efectos de la infiltración lateral en la salud:

Provoca desagradables sensaciones de incomodidad (escalofríos, ropa y sábanas húmedas…), que propician la aparición de gripes y resfriados.

  • ¿Cómo solucionar la infiltración lateral?

    • Prevenir en la construcción: Lo mejor para evitar la infiltración lateral es que en la construcción ya se hayan tenido en cuenta todos los posibles pasos de agua. Lo ideal es construir en sitios alejados del agua o con materiales aislantes.
    • Paredes aislantes: Si nuestra casa ya está construida podemos recubrir las paredes interiores con una capa de revestimiento que haga de aislante entre la pared y la pintura, además de un antihongos.
    • Drenaje: si la entrada de aguas es constante por la cercanía de un río o de aguas subterráneas hay que colocar sistemas de drenaje que reconduzcan el curso de las aguas.

¿Cómo detectar los diferentes tipos de humedades?

  • Vaho en los cristales de espejos y ventanas: es síntoma de exceso de humedad en el ambiente, probablemente debido a algún punto húmedo en alguna pared o techo. Causa: Condensación.
  • Moho en las esquinas de paredes y techos: El moho es un hongo que suele crecer en las zonas húmedas de la casa. Sus esporas pueden producir infecciones respiratorias y alergias. Causa: Condensación.
  • Yesos y pinturas desprendidas en paredes exteriores cubiertas por tierra: Las paredes y elementos estructurales de un edificio no suelen ser impermeables y la humedad se filtra a través de las juntas y el cemento. Causa: Condensación.
  • Yesos, pinturas desprendidas y presencia de salitre en paredes interiores: La humedad se extiende por las paredes y cimientos de la casa llegando a cualquier parte. Puede dañar la estructura del edificio y es necesaria su impermeabilización. Causa: Condensación.

7 trucos infalibles para deshacerte de la humedad de la casa

La humedad de la casa es un problema que puede estar generado por el material del que está fabricada, el impacto del clima y la falta de ventilación de los espacios.

Es incómodo y perjudicial para la salud, ya que puede facilitar el desarrollo de moho y, a su vez, crear las condiciones oportunas para la proliferación de ácaros, polvo y mal olor. De hecho, una investigación realizada por el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla (España), asegura la existencia de lesiones por humedad que pueden generar problemas dermatológicos, entre otros.

Como consecuencia, se forman antiestéticas manchas en las paredes y rincones y, con el paso del tiempo, puede provocarnos alergias y dificultades en el sistema respiratorio, según afirma este estudio publicado en el National Jewish Health.

Además, la pintura pierde su tono original y las estructuras se deterioran de forma notable.

Por fortuna, existen algunos métodos naturales que pueden ayudar a eliminarla para darle un mejor aspecto a los espacios afectados y evitar problemas mayores.

A continuación, queremos compartir 7 trucos para deshacerte de la humedad de la casa y que puedes probar antes de optar por las soluciones químicas.

¡Apunta!

1. Vinagre blanco para la humedad de la casa

El vinagre blanco es, según numerosos estudios, uno de los productos naturales por excelencia para la limpieza del moho y la humedad dentro del hogar.

Se puede utilizar tanto para las paredes como en las bañeras, la ropa y ciertos rincones de la cocina.

De hecho, aunque su olor no es del todo agradable, es la mejor solución paraacabar con el mal olor a humedad dentro de los armarios.

Ingredientes

  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 1 botella con atomizador

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el vinagre blanco con el agua y viértelo en una botella con atomizador.
  • A continuación, agita el frasco y rocíalo sobre las manchas de humedad de tu hogar.
  • Déjalo ventilar para que se seque y repite su aplicación durante una semana seguida.
  • Si las manchas de humedad son demasiado difíciles, usa el vinagre sin diluir.

2. Abre las ventanas

Abrir las ventanas es una acción muy sencilla para evitar la acumulación de moho, ácaros y otras impurezas.

El aire que circula ayuda a secar de forma natural y altera el ambiente que necesitan los hongos y bacterias para desarrollarse.

Esto explica por qué al ventilar la casa nos deshacemos de los olores desagradables que se retienen en el interior. De la misma forma, el aire puro ayuda a evitar problemas causados por una estancia contaminada, lo que repercute nocivamente en nuestra salud, tal y como asegura esta investigación el Ministerio de Sanidad y Consumo de España.

3. Evita cubrir la humedad

En el afán por disimular las manchas de humedad que se forman en las paredes, algunas personas ubican muebles y otros elementos sobre la zona afectada.

El problema es que esto impide la circulación del aire y, dado que el moho queda retenido, se favorece su proliferación.

Así, lo más conveniente es separar los muebles a una distancia considerable, procurando que quede el espacio necesario para una correcta ventilación.

4. No tiendas la ropa en el interior de la casa

Uno de los errores que facilitan el crecimiento del moho y los malos olores dentro del hogar es tender la ropa en los espacios interiores.

Esto atrae la humedad, impide que la ropa se seque de forma correcta y le deja un olor desagradable y difícil de eliminar.

5. Bicarbonato de sodio

Otra de las alternativas económicas para eliminar el olor y las manchas de humedad de la casa de manera natural es el bicarbonato de sodio, según esta investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte.

Este ingrediente no es agresivo para tratar objetos, tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas y cuenta con una gran capacidad de absorción.

  • Frota un poco de bicarbonato de sodio sobre las áreas afectadas, déjalo actuar dos horas y retíralo con un cepillo.
  • Asimismo, puedes poner un poco del ingrediente en varios recipientes y distribuirlos por los armarios que presenten humedades.

6. Sal marina

La sal marina es un ingrediente natural que nos puede ayudar a acabar con la humedad de los espacios cerrados.

Esta desinfecta, neutraliza los olores fuertes e impide que se formen manchas oscuras de moho.

  • Pon sal marina en pequeños recipientes o bolsas, llévalas al interior del armario y cámbialas una vez al mes.

7. Bórax

El bórax es una sustancia con propiedades fungicidas que, a diferencia de productos como la lejía, es menos agresivo con el ambiente.

Si bien puede usarse de múltiples formas en la limpieza del hogar, es bueno saber que también es una gran solución contra el moho.

  • Asegúrate de usar guantes para manipular el bórax y diluye una cucharada en dos litros de agua.
  • Después, aplícalo sobre las zonas afectadas con un cepillo. Déjalo reposar media hora y quita el exceso de humedad con un paño limpio.

Como acabas de comprobar, hay muchas formas caseras de combatir la humedad de la casa. Sigue cada una de estas recomendaciones y dile adiós a este problema.

Consejos para quitar la humedad de casa

iStock/Pekic/Thinkstock

¡No dejes que la humedad se albergue en tu casa! Sigue estos consejos para quitar la humedad en casa y disfruta de ambientes limpios y secos.

La acumulación de humedad puede generar moho en diversos rincones de tu hogar, además de ácaros, bacterias y mal olor en el hogar. Toma en consideración que la humedad en tu casa debe rondar a menos del 50% para estar en un estado aceptable.

]

Deja que el aire entre a tu casa

Una adecuada ventilación de todas las áreas de tu casa es la forma ideal para prevenir la humedad en el hogar. Pero también te ayudará, en caso de que ya tengas humedad instalada en tu casa, a que no se haga mayor. Para los lugares más encerrados o donde abrir las ventanas no es suficiente, prueba utilizar un ventilador de vez en cuando para mantener tu casa fresca, sobre todo la zona de los baños.

Regula tu aire acondicionado

Trata de mantener la humedad de tu aire en una forma un poco neutral, de manera que pueda refrescarte pero que no sea este un causante del exceso de humedad en tu hogar. Pero tampoco lo mantengas a un nivel en el que le quite la propia humedad al aire, para esto mantén tu aire acondicionado suave en las zonas donde es más fresco y más alto en partes donde casi no llegue el aire.

Ten precaución con las secadoras

Ten siempre el cuidado de revisar la manguera que hace la descarga del aire, esta debe estar siempre sin nada que la tape o te obstruya el paso del aire hacia el exterior, ya que si tu secadora expulsa el aire hacia el interior entonces esto vendría a provocar una humedad en un nivel muy alto.

Identifica los espacios con más humedad

Si encuentras que tu sótano es un lugar donde se acumula la humedad, puedes buscar a un experto que encuentre el origen y lo elimine. Si el agua está filtrándose hacia dentro de la casa, debe tratarse inmediatamente ya que de lo contrario, luego podrías encontrarte con filtraciones severas de agua que inunden tu sótano.

Ayúdate con un deshumificador

Estos aparatos sirven mayormente si vives en zonas muy frías o lluviosas, donde la humedad suele acumularse con facilidad. Estos son aparatos eléctricos que funcionan absorviendo la humedad que hay en el aire para luego drenar su exceso de forma sencilla. Si te animas a comprar uno de estos aparatos asegúrate de pedir información sobre el tamaño ideal que vaya bien con la cantidad de humedad acumulada. No te preocupes por el gasto de electricidad pues es similar al de un equipo se aire acondicionado.

Toma estas medidas para eliminar la humedad en tu hogar y también infórmate sobre como eliminar el moho en el hogar, ya que puede resultar muy dañino para tu salud.

Humedad en Casa – Cómo quitar la humedad en Casa

Instrucciones para Humedad en Casa – quitar la humedad en Casa

  1. Lo primero que debemos hacer es identificar la fuente de humedad. Uno de los grandes errores que tiene la gente cuando detectan humedades en una casa, es que en lugar de buscar cuál es la fuente de ella y eliminarla, prefieren encargarse de combatir este problema sin eliminarlo desde su inicio. Tenemos que averiguar de dónde se está generando la humedad. Muchas veces esto sucede porque hay un escape de agua de alguna tubería o porque la pared sea agrietado y entra el agua de las lluvias o se ha acumulado en las paredes, madera o ladrillos. También es común que se generen humedades cuando hemos tenido una gotera y no la tratamos correctamente para eliminarla, entonces aunque ya no exista la gotera, el agua se sigue filtrando por el techo o las paredes de nuestra casa.
  2. Una vez que hemos identificado la fuente de humedad, ahora lo que debemos hacer es proceder a eliminarla, dependiendo de qué tan grave sea el problema y de cómo podamos solucionarlo. Si esta humedad es causada por una grieta en la pared o por una tubería suelta, lo ideal sería llamar a un fontanero o alguna persona especializada, que pueda ayudarnos a reparar los ductos de esta tubería o bien, renovar, fortalecer, o mejorar de alguna manera la resistencia de nuestra pared para así evitar futuras filtraciones de agua.
  3. Utilizar impermeables puede ser una idea excelente. Muchas veces las humedades que tenemos dentro de las casas son derivadas del agua que se filtra por las lluvias de nuestros techos. En estos casos analizar qué tan degradado podría estar el techo y buscar alguna solución para repararlo, es lo que debemos hacer si queremos eliminar la fuente de humedad desde la raíz. Sin embargo si aún no tiene suficiente dinero para poder reparar el techo de tu casa o consideras que el problema no es tan grave como para necesitar reparaciones, puedes utilizar impermeable. Sólo tienes que seguir las instrucciones y elegir la variedad de impermeable que mejor te convenga para el tipo de techo que tiene tu casa.
  4. Tener un buen acabado en las paredes también es importante. Cuando las casas están construidas con un tipo de ladrillo poroso, madera muy suave o fibrosa o no cuentan con un buen acabado ni construcción por dentro y por fuera, son más susceptibles a las humedades. Si vemos que nuestra casa tiene paredes cuyo acabado no está bien cuidado, muchas veces esto puede ser lo que cause que la humedad termine saliendo al exterior. Procura tener tu casa bien cuidada y en orden para evitar este tipo de problemas. A la larga puede ser más barato haber reparado tu casa en una ocasión que gastar en varios productos al año para combatir las goteras y humedades.
  5. Procura tener una casa bien ventilada. Otro de los grandes problemas por los cuales se concentran las humedades en casa, es que la gente muchas veces no le da la suficiente importancia a la ventilación. Cuando no ventilamos las casas la humedad se concentra más, y con ello el calor y esto puede generar la producción de hongos y otro tipo de microorganismos que puedan ser nocivos para nuestra salud. Por ello resulta de suma importancia permitir que las habitaciones estén ventiladas. Si no te gusta mucho el viento o el aire, entonces puedes ventilarlas cada vez que terminen de hacer la limpieza de la casa, esto también ayudará a que se sequen más rápido los productos que utilizas para limpiar además de disminuir los malos olores que puedan estar atrapados en la casa.
  6. Evita guardar la ropa húmeda en closets o sobre los muebles. Cuando guardamos la ropa estando esta mojada, también estamos permitiendo que los vapores y la humedad afecten nuestros muebles o las paredes de la habitación. Si vas a guardar tu ropa en casa después de lavarla, procura que ésta ya esté seca y así evitaremos introducir más humedades en la casa. También te aconsejamos secar bien las alfombras después de lavarlas. Este tipo de acciones realmente beneficiarán mucho la eliminación de humedades en la casa.
  7. Crea un deshumificador en casa. Poner deshumificadores en diversas partes de nuestra casa donde notamos las humedades nos ayudará a eliminar paulatinamente la humedad que podamos percibir así como los malos olores que se derivan de éstas. No es algo realmente difícil de hacer, sólo tenemos que poner en un recipiente arroz crudo y sal de grano hasta rellenar el recipiente hasta la mitad. Si el recipiente tiene una tapa cerrada, haremos varios agujeros en ella con un alambre caliente hasta que se asemeje a un colador. Colocaremos este tipo de deshumificadores en todas las partes donde encontremos humedad. Cambiaremos el relleno de los deshumificadores una vez a la semana o cada vez que notemos que están húmedos. También podemos sólo ponerlos en el microondas hasta que pierdan la humedad y colocarlos de nuevo en los lugares que habíamos determinado.
  8. Como verás, aquí hay muchas cosas que debemos tomar en cuenta si queremos eliminar las humedades en nuestra casa. Sin embargo la forma más efectiva de asegurarnos de que no habrán más humedades en casa, es manteniendo la casa limpia, ventilada y erradicando desde la raíz los problemas que puedan estar causando las humedades que tanto nos molestan. Recuerda que un problema de humedad no sólo nos afecta en cuestión de olores o ambientes, sino que también puede ser una fuente sigilosa de enfermedades respiratorias y orgánicas que nos afecten cuando las humedades llevan consigo hongos u organismos malos.

Consejos para reducir la humedad en casa

Descubre los factores que hacen que la humedad aumente GettyImages

Los niveles de humedad en los hogares rondan el 30-50%, especialmente en lugares o épocas de lluvias. Pero cuando se sobrepasan estos niveles comienzan los problemas, tanto en las propias características del hogar como en la salud de sus inquilinos.

Algunos de los síntomas que nos dar pistas sobre la presencia de humedad en nuestro domicilio son:

  • Temperaturas elevadas
  • Olor fuerte a humedad
  • Moho en techos y paredes
  • Óxido en los metales
  • Problemas respiratorios

El óxido en los metales indican problemas de humedades / Getty Images

Para conseguir un ambiente más agradable existen varios trucos con los que eliminar la humedad y algún consejo para prevenir su aparición. Estos son algunos de ellos:

Abre las ventanas y ventila

El hábito de abrir las ventanas y ventilar es uno de los trucos más sencillos, cómodos y baratos para regular la humedad en casa. Abrir las ventanas y las puerta de la casa favorecerá que se creen corrientes y el aire circule. De esta forma, evitaremos que la humedad se acumule en la casa y se expulse a la calle, además de renovar el ambiente con aire más fresco. Además, dificultaremos el desarrollo de hongos y bacterias y eliminaremos olores desagradables provocados por la humedad.

La ropa, mejor tendida fuera de la casa

Aunque no siempre es posible, en la medida de lo posible es importanteque no colguemos la ropa lavada dentro de la casa. Este es uno de los errores más frecuentes y más contraproducentes, ya que facilita el crecimiento del moho y los malos olores dentro del hogar. Además, la misma humedad impide que la ropa se seque de forma correcta y deja en ella malos olores que son difíciles de eliminar.

La ropa siempre ha de ir tendida fuera de casa / GettyImages

Cuidado con la temperatura de la calefacción

Al poner la calefacción muy elevada la humedad se hace más palpable. El aire caliente produce más humedad que el frío. Es aconsejable que la temperatura de las estancias no supere nunca los 19-21 grados si es posible.

Cuidado con las plantas dentro del hogar

Las plantas pueden ser un elemento esencial en la decoración de los hogares. Sin embargo, tener demasiadas en el interior aumenta de forma considerable el grado de humedad.

Las plantas pueden aumentar el el grado de humedad / GettyImages

Prueba con un deshumificador

En el mercado existe una amplia gama de deshumificadores, unos dispositivos que nos ayudarán a eliminar la humedad ambiental. Además, también nos servirán para impedir el desarrollo de ácaros, moho y hongos.

Si hay un espacio de la casa en el que se acumula la humedad, este es el baño. Y es que cada vez que nos duchamos, una parte del agua se convierte en vapor que aumenta la humedad de nuestro hogar. Un extractor de aire nos ayudará a absorber este vapor y que no incremente la humedad del domicilio.

El vapor del baño aumenta las humedades / GettyImages

Controla el vapor de agua en la cocina

Junto con el baño, la cocina es otro foco importante de humedad. Entre otras medidas, es conveniente que te habitues a cocinar con la tapa de la olla puesta, para evitar que el vapor pase al ambiente de la casa. Además, es importante también recurrir al uso de la campana extractora.

Recurre a la tiza o al carbón vegetal

En algunas zonas afectadas por la humedad y el moho, como por ejemplo en las estanterías en las que tengamos libros y otros objetos, la tiza, el carbón vegetal o el arroz nos pueden ayudar a perder de vista la humedad. Y es que estos elementos funcionan como perfectos absorbentes de la humedad, aunque deberemos sustituirlos de forma periódica.

El arroz puede ayudarnos con la humedad de los libros / Getty Images

En ocasiones, con el objetivo de disimular las manchas de humedad que se forman, optamos por colocar elementos como alfombras o muebles para tapar las zonas afectadas. Esto no hará más que empeorar el problema, ya que lo que estaremos haciendo será impedir la circulación del aire y, por tanto, estaremos alimentando el desarrollo del moho.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Como eliminar la humedad. Consejos y recomendaciones.

Como ya sabemos, la humedad es la cantidad de agua, vapor de agua o cualquier otro líquido que está presente en la superficie o interior de un cuerpo o en el aire.
La humedad es una variable muy importante para mantener nuestro hogar sano. Los expertos recomiendan que la humedad de nuestro hogar debe mantenerse entre un 40% y un 60%.

También es una variable muy importante la humedad relativa, que es la relación entre la cantidad de vapor de agua que tiene una masa de aire y la máxima que podría tener. Ésta también afecta mucho a la comodidad humana.
Es necesario destacar que al aumentar la temperatura disminuye la humedad relativa mientras que al disminuir la temperatura aumenta la humedad relativa.

Una gran cantidad de hogares españoles sufren problemas de humedad.

Un exceso de humedad en el hogar resulta perjudicial y desagradable tanto para nosotros como para nuestro hogar:

  • La humedad es perjudicial para la salud, especialmente para las personas alérgicas o con problemas respiratorios. Agrava las alergias, asma, irritaciones de la piel, etc.
  • Otro factor importante es que la humedad produce saturación en el aire creando un ambiente cargado y desagradable. Además, conlleva un desagradable olor producido por el moho y los hongos que liberan gases.
  • La humedad también afecta a los materiales, ya que es el causante de manchas y afecciones en las paredes, que salte la pintura, que se pudra la madera, etc.

Por otro lado cabe decir que una falta de humedad en el hogar tampoco resulta nada beneficiosa, aunque no acostumbra a ser un problema tan habitual.

Tengo humedad… ¿Qué debo hacer?

Reducir la humedad de los hogares es muy importante ya que nos ayudará a crear un ambiente más agradable y sano. En ocasiones, no resulta una tarea nada sencilla.

Para reducir la humedad debemos seguir los siguientes pasos:

1. Identificar de dónde viene la humedad

La humedad puede tener muchos orígenes. Antes de proceder a eliminar la humedad se debe identificar de donde viene esta humedad, ya que si no enseguida volveremos a tenerla.

Dividiremos la humedad en dos tipos según sus causas:

  • La causada por un hecho extraordinario, es decir, aquella que se ha generado por un hecho poco común.
    • Ejemplos de humedades de este tipo pueden ser las provocadas por una inundación, avería, fuga de agua, etc.
    • Esta humedad en ciertos casos será muy fácil de identificar, como la provocada por inundaciones, y en otros seguramente necesitaremos la ayuda de un experto para encontrar la solución, como pueden ser fugas y filtraciones.
      Para tener una idea general:
      • Si la humedad empieza inmediatamente después del suelo, seguramente será provocada por una mala impermeabilización del suelo.
      • En caso de que la humedad sea en forma de una mancha circular, normalmente será provocada por alguna avería en alguna tubería, alguna filtración, etc.
  • La humedad ordinaria, refiriéndonos a la humedad habitual ya sea provocada por el medioambiente donde nos encontramos o por la construcción del edificio o habitación.
    • Algunos ejemplos son aquellos hogares que están situados en lugares con tendencia a acumular humedad, como puede ser cerca del mar, zonas lluviosas, clima húmedo, etc.
      También las habitaciones con muy poca ventilación podrían ser un ejemplo de este caso.
    • Esta humedad la identificaremos porque normalmente se nos acumulará humedad en diversas zonas de nuestro hogar o habitación.

Elimina la humedad de tu hogar con los productos que te ofrecemos

2. Solucionar el problema siempre que sea posible para evitar futuras reapariciones

El siguiente paso será solucionar el problema que hemos encontrado, siempre que éste se pueda solucionar.
Siempre recomendamos solicitar los servicios de un experto para que solucione correctamente el problema o avería.

En el caso de humedad ordinaria o habitual podemos saltar directamente al último paso, ya que seguramente no hay forma de solucionar el problema.

3. Eliminar la humedad que hay

Finalmente procederemos a eliminar la humedad que tenemos acumulada. Esto lo podemos realizar de tres formas:

  • Calefacción y ventilación
    Consiste en aplicar calor a la habitación con humedad para volatilizar el agua acumulada, y que posteriormente, mediante la ventilación el aire cargado de vapor de agua se vaya.
    Esta técnica es poco eficaz, especialmente cuando no hay una diferencia de temperatura importante entre el interior (alta) y el exterior (baja).
  • Deshumidificación por condensación
    Consiste en ayudarnos de un deshumidificador que trabaje por condensación para convertir el vapor de agua del aire en líquido y así poder extraerlo, ya sea por el depósito del deshumidificador o por el desagüe si es que va conectado directamente al desagüe.
    Éste acostumbra a ser el método más utilizado ya que es el más eficiente.
    El rendimiento dependerá de la temperatura de la habitación y de la humedad relativa.
    Si tenemos humedad impregnada en paredes o muebles se aconseja aplicar calor a la habitación con el fin de aumentar la temperatura, facilitando así el proceso de evaporación del agua para que posteriormente pueda trabajar el deshumidificador.

  • Deshumidificación por absorción
    Consiste en utilizar deshumidificadores que absorben la humedad por absorción.
    Este método también es bastante utilizado, y tiene la gran ventaja que puede trabajar a temperaturas inferiores a 0 ºC.
    Muy utilizado en la industria farmacéutica y alimentaria.

En una entrada posterior hablaremos de los distintos tipos de deshumidificadores que hay y como elegir el que mejor se adapte a nuestra necesidad y a nuestro presupuesto.

Recomendaciones si…

Tengo una habitación muy húmeda…

Primeramente se debe localizar el origen de la humedad y si es posible solucionarlo. Posteriormente, nos ayudaremos de un deshumidificador industrial adecuado a nuestras necesidades para eliminar el exceso de humedad.
Para facilitar el trabajo del deshumidificador aplicaremos calor (mediante estufas, calefactores industriales, calefacción, etc.) para ayudar en el proceso de evaporación del agua impregnada en las paredes, muebles, etc.

Tengo una habitación húmeda… aunque no mucho…

Os recomendamos seguir las prácticas para evitar humedad y adquirir el deshumidificador Aero 360 de Rubson, el cual es muy económico, funciona sin electricidad y está comprobada su eficacia.

Éste funciona con la ayuda de unas pastillas que absorben la humedad a la misma vez que neutraliza los olores. Es ideal para habitaciones de 55 m3.

Prácticas para evitar humedad

  • No tender la ropa dentro la casa, ya que esto aumenta mucho la humedad. A poder ser utilizaremos lugares abiertos o exteriores o una secadora.
  • Si la humedad está presente especialmente en los armarios, colocar un recipiente con sal marina, sales de baño o arroz en el interior puede ayudar bastante a absorber la humedad. Recordar que será necesario cambiar el producto que utilicemos cada 2-3 meses.
    También nos puede ayudar airear los armarios frecuentemente.
  • Mantener la casa bien ventilada. Para eso debemos abrir las ventanas de nuestra casa al menos una vez al día para que circule el aire.

Observaciones finales

  • Si tenemos alfombras, moquetas o similares con mucha humedad podemos absorberla con la ayuda de bicarbonato. Insertamos bicarbonato para cubrir la humedad, lo dejamos unos minutos y posteriormente aspiramos.
  • También podemos ayudarnos para solucionar problemas de humedad de sustancias químicas que existen en el mercado que ayudan a absorberla.

FisioRespiración

Es muy importante cuidar el ambiente del hogar controlando que la humedad relativa y la temperatura se encuentren en los niveles adecuados, especialmente en las habitaciones de los más peques de la casa.

No solo es una cuestión de confort y bienestar. Unos niveles inadecuados de humedad y temperatura pueden favorecer la aparición de alergias, de asma o de infecciones respiratorias como el catarro, la gripe o la bronquiolitis.

¿Pero conoces cuál es la humedad ideal para tu casa? ¿Sabes cuál es la mejor forma de conseguirla? ¿Sabes si te conviene poner un humidificador?

En este artículo te vamos a explicar cuál es la humedad ideal en casa y cómo conseguirla.

▶️ Qué es la humedad

La humedad es la cantidad de vapor de agua presente en el aire y se puede medir mediante la humedad absoluta o mediante la humedad relativa.

La humedad absoluta mide la cantidad de vapor de agua por unidad de volumen de aire (kg/m3).

Y la humedad relativa o grado de humedad es la relación porcentual entre la cantidad de vapor de agua real en el aire y la que tendría que contener para saturarse a idéntica temperatura y presión (la máxima que puede contener).

▶️ Relación entre humedad y temperatura

Un aspecto importante a tener en cuenta es que la humedad relativa depende de la temperatura, ya que la cantidad máxima de vapor de agua que puede contener el aire depende de su temperatura:

  • A medida que aumenta la temperatura, el aire es capaz de contener más cantidad de vapor de agua. Si no varía la cantidad absoluta de vapor de agua, la humedad relativa descendería.
  • Y al revés, conforme baja la temperatura del aire, este es capaz de albergar menos humedad. Si no varía la cantidad absoluta de vapor de agua, la humedad relativa aumentaría. Si llegara al punto de saturación, el vapor de agua se condensaría, en forma vaho cuando respiramos, de rocío de la noche o de niebla.

Por tanto, cuando la temperatura del aire cambia y no hay variación de la cantidad de vapor de agua, la humedad relativa varía bastante.

Con dos ejemplos se entenderá más fácilmente:

1Clima seco en invierno

En una ciudad como Madrid, con una temperatura exterior de 0°C y 65% de humedad relativa. Al entrar en una vivienda con calefacción, la temperatura sube a 22°C y si no hay variación de la cantidad de vapor de agua, la humedad relativa disminuiría al 16,5%.

Este valor de humedad relativa es muy bajo, como veremos más adelante, lo que hace que el aire sea muy seco y pueda provocar molestias y problemas de salud. Sería conveniente humidificar el aire.

2 Clima húmedo en invierno

Cuando llegas a una casa cerrada en la playa durante el invierno, te puedes encontrar una temperatura exterior de 10°C y un 80% humedad relativa.

Como la humedad relativa es elevada, podrías pensar en utilizar un deshumidificador para reducirla, pero sería un error.

Bastaría con calentar la casa para reducir la humedad relativa. Si la temperatura en la casa sube a 22°C, la humedad relativa se reduciría al 40%, un valor ideal para una casa.

▶️ Cuál es la humedad ideal en casa

Mantener un nivel adecuado de humedad relativa permite mantener el confort térmico y reducir el riesgo de aparición de infecciones respiratorias y de alergias.

Según diversos estudios, como el publicado en el Environmental Health Perspectives, los valores de humedad recomendables para interiores deben estar entre el 40% y 60% de humedad relativa. Dos son los motivos:

  • La supervivencia de bacterias y virus infecciosos transmitidos por el aire (como la bronquiolitis, el catarro o la gripe) se reduce al exponerse a humedades relativas entre 40 y 70%.
  • Las poblaciones de ácaros y hongos se minimiza cuando la humedad relativa está por debajo del 50% y alcanzan un tamaño máximo con un 80% de humedad relativa. Y la mayoría de los hongos no pueden crecer por debajo de un 60% de humedad relativa.

Por tanto, la mayoría de los efectos adversos para la salud causados ​​por la humedad se minimizarían manteniendo los niveles interiores entre 40 y 60%.

▶️ Cómo influye la humedad en el confort térmico

Existe un claro efecto de la humedad relativa sobre la sensación de frío o calor, siendo un indicador del confort térmico del cuerpo.

La sudoración es un importante mecanismo de regulación térmica. Cuando hace calor, el organismo genera más sudor que ayuda a bajar la temperatura corporal.

Cuando la temperatura es alta, la humedad relativa baja favorece la evaporación del sudor, mejorando el confort térmico al reducir la temperatura corporal.

En cambio, cuando la temperatura es baja, el aire seco provoca mayor sensación de frío.

Dentro de una casa en invierno, elevando la humedad relativa conseguiremos aumentar la sensación de calor sin variar la temperatura. Es decir, con el nivel de humedad adecuado también ahorraremos en calefacción.

▶️ Cómo afecta la humedad a la salud de las personas

Tanto la falta como el exceso de humedad relativa son perjudiciales para la salud de las personas.

Un ambiente muy seco (<40%) puede provocar diversos problemas:

  • Sequedad en la piel.
  • Irritación de ojos.
  • Labios resecos.
  • Sequedad de las mucosas y la garganta, dificultando la respiración y disminuyendo las defensas del aparato respiratorio.
  • Mayor riesgo de contagio por infecciones respiratorias como el catarro, la gripe o la bronquiolitis.

Con un ambiente excesivamente húmedo (>60%) dos son los principales problemas:

  • Dificultad respiratoria.
  • Mayor crecimiento de ácaros y hongos que pueden provocar alergias y asma.

La carencia o el exceso de humedad también perjudica a los animales y las plantas de la casa. Y también se deterioran los muebles, la pintura y la propia estructura de la vivienda.

▶️ Cómo medir la humedad de una casa

La mejor forma de medir la humedad relativa en tu hogar es con un higrómetro.

El higrómetro digital es muy útil. Es fácil de usar y de leer y también permite medir la temperatura e ir guardando los registros para hacer un seguimiento del confort de tu casa.

✔️ Descubre qué es un higrómetro y cómo funciona ✔️

▶️ Cómo aumentar la humedad en casa

Con la llegada del frío y las calefacciones, el ambiente en casa se reseca mucho, especialmente si el clima donde vives es seco.

Aunque esté nevando o haya niebla y la humedad relativa en el exterior sea alta, el aire se calienta al entrar en casa y la humedad relativa se reduce mucho (ya hemos explicado que sin adición de agua, a más temperatura menos humedad relativa), no siendo bueno para el confort y la salud.

Además, hay que tener en cuenta que al ventilar la casa provocamos una pérdida de humedad. Pero sabemos que es importante ventilar la casa diariamente para prevenir infecciones respiratorias (como puedes leer en el artículo Cómo diferenciar una gripe de un catarro). Por ello, muy importante aportar humedad que compense esa pérdida.

Hay dos vías para mantener la humedad relativa en los niveles adecuados en casa (40%-60%):

  • Mantener la temperatura entre 20-22°C (a menos temperatura más humedad relativa).
  • Humidificar el ambiente.

Para humidificar el ambiente, lo más práctico es un humidificador eléctrico pero existen otros métodos caseros para crear humedad en casa:

  • Tener plantas de interior.
  • Tender alguna prenda de ropa húmeda recién lavada en el interior de la casa (y además oleará fenomenal).
  • Poner paños mojados y limpios sobre los radiadores de la calefacción.
  • Colgar un humidificador de radiador de barro o cerámica con agua colgados en los radiadores (deben limpiarse con frecuencia para que no se generen hongos en su interior).
  • Dejar que el vapor creado con el agua caliente de los baños se distribuya dejando la puerta abierta.

▶️ Cómo reducir la humedad en casa

Un 60% de humedad relativa es lo máximo a lo que habría que llegar dentro de casa para evitar la aparición de ácaros y hongos perjudiciales para la salud.

Para reducir la humedad en casa, lo más útil es ventilar bien todos los días, especialmente la cocina y los baños que es donde se genera más humedad.

Un extractor en baños y cocina o un sistema de ventilación mecánica para toda la casa resultan muy útiles para mantener controlada la humedad de la casa.

También puede ser práctico un deshumidificador para reducir la humedad en casa.

Además, debes evitar tender la ropa dentro de casa y tener plantas de interior, especialmente en las habitaciones. Y en ningún caso debe utilizarse un humidificador en una vivienda que tenga una humedad relativa elevada.

✔️ Encuentra los mejores deshumidificadores en nuestra completa guía sobre deshumidificadores ✔️

▶️ Conclusiones

Es muy importante controlar y mantener la humedad y la temperatura en unos niveles adecuados para mantener el confort y el bienestar en casa. Ni un ambiente seco ni el exceso de humedad son buenos para la salud.

Con niveles entre 40 y 60% de humedad relativa en el hogar se minimizan la mayoría de los efectos adversos para la salud causados ​​por la humedad.

La carencia de humedad (<40%) puede provocar sequedad de ojos, piel y mucosas. Además, aumenta el riesgo de contagio por infecciones respiratorias como el catarro, la gripe o la bronquiolitis.

Un ambiente excesivamente húmedo (>60%) favorece el crecimiento de ácaros y hongos que pueden provocar alergias y asma.

Para humidificar el ambiente, lo más práctico es un humidificador. Pero existen otros métodos como tender alguna prenda de ropa húmeda recién lavada en el interior de casa o poner paños limpios y mojados sobre los radiadores de la calefacción.

Para reducir la humedad relativa, lo más útil es ventilar bien la casa a diario o usar un deshumidificador.

Y tú, ¿sabes si en el nivel de humedad relativa en tu casa es el adecuado? ¿Tienes algún truco para humidificar tu casa o para reducir la humedad? Comparte tus dudas y experiencias más abajo.

Y si os interesa saber más sobre la fisioterapia respiratoria o las enfermedades respiratorias puedes seguirnos en Facebook y Twitter.

Valora el artículo:

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *