0

Quitar manchas oxido

7 trucos para quitar el óxido con ingredientes caseros

Es común que algunas piezas de metal comiencen a oxidarse conforme pasa el tiempo.Su uso continuo, la exposición a la humedad y la falta de cuidados hacen que poco a poco se deterioren y reduzcan su vida útil. ¿Qué podemos hacer para quitar el óxido?

Por suerte, no es necesario desechar los objetos metálicos cuando empiezan a presentar este problema, ya que algunos trucos nos facilitan su limpieza. Así, podemos quitarles esta sustancia y dejarlas como nuevas.

En primer lugar, es importante identificar su presencia en los objetos de la casa; cuanto más rápido se elimine, menos oportunidad tendrá de extenderse y corroer toda la pieza. Una vez se compruebe, entonces se pueden probar algunas soluciones naturales. ¡Apunta!

Ingredientes caseros para quitar el óxido

Hay varias razones para buscar soluciones contra el óxido que empieza a deteriorar las piezas metálicas del hogar. Primero, porque daña el material y disminuye la vida útil del elemento. Por otro lado, porque cuando se produce en exceso puede llegar a comprometer la salud.

Como lo detalla un informe publicado en New Jersey Department of Health and Senior Services, la exposición prolongada al humo o polvo de esta sustancia causa efectos negativos en la salud, principalmente en el sistema respiratorio. Así pues, es mejor evitar riesgos, aunque la exposición en el hogar sea baja.

Ahora bien, en la actualidad hay varios productos comerciales que tienen el fin de eliminar la corrosión de los muchos objetos metálicos del hogar. Sin embargo,alternativamente hay una serie de ingredientes caseros que son seguros de utilizar y, al parecer, útiles.

Pese a que no hay evidencias que respalden su uso con este fin, en la cultura popular se han utilizado desde hace décadas. Por eso, no está de más probarlos y comprobar por uno mismo si pueden ser efectivos. ¡Apunta!

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores productos naturales para limpiar los elementos de nuestro hogar. Además, es seguro de usar y muy económico.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un poco de bicarbonato de sodio con agua y aplícalo sobre los objetos dañados por la oxidación.
  • Frótalo con un cepillo de dientes, o bien, con una esponja que no lo vaya a rayar.

Lee también: 7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural

2. Vinagre de manzana

Los ácidos del vinagre de manzana, al parecer, actúan contra el moho que se va acumulando en las piezas de hierro. Su aplicación es muy sencilla:

  • Vierte vinagre de manzana en un recipiente, yasegúrate de cubrir el objeto que quieres limpiar.
  • Déjalo en remojo toda la noche y, al día siguiente, frótalo con la ayuda de un cepillo o una esponja abrasiva.
  • Si notas que la herrumbre continúa incrustada, déjalo en remojo un par de noches más.

3. Limón

La aplicación de zumo de limón puede ayudar a desprender el óxido de los artículos metálicos del hogar. Incluso, puede servir cuando forma manchas en la ropa. A continuación, las instrucciones para aprovecharlo:

  • Rocía un poco de sal sobre la zona que desees tratar y frótale una buena cantidad de jugo de limón.
  • Si se trata de una prenda, sumérgela en un cubo con abundante agua caliente y rodajas de limón fresco.

4. Melaza

La melaza es ese extracto de la caña de azúcar, que suele utilizarse para endulzar y elaborar varios remedios naturales. Si deseas usarla para quitar el óxido, sigue estos pasos:

  • Disuelve un cuarto de taza de melaza (85 g) en dos litros de agua.
  • Remoja el objeto toda la noche y lávalo al día siguiente.
  • Repite el mismo proceso si el óxido no desaparece con la primera aplicación.

5. Patata cruda

El ácido oxálico que contiene la patata es un agente muy eficaz en la eliminación del moho.Su aplicación sobre los objetos o prendas dañadas ayuda a repararlas.El modo de uso es el siguiente:

  • Pela una patata, rállala bien y frótala sobre las zonas afectadas.
  • Si quieres mejores resultados, puedes potenciar sus efectos con un poco de bicarbonato de sodio o vinagre.

6. Fuego

Algunos objetos metálicos se pueden someter a altas temperaturas sin que eso los deforme o les genere daños.Si es el caso de tus elementos oxidados, prueba este método de calentamiento para restaurarlos.

  • Tras asegurarte de que tu objeto no tiene piezas plásticas o pinturas inflamables, somételo al calor hasta que esté casi rojo.
  • Al sacarlo, dale unos golpes sobre un objeto contundente o una herramienta que no le cambie su forma.
  • Mantén las manos protegidas para no correr el riesgo de sufrir quemaduras.

Te puede interesar: Conoce la manera más sencilla de quitar manchas de sudor de la ropa blanca

7. Papel de aluminio

Un simple trozo de papel de aluminio puede ser útil para quitar el óxido de muchos elementos de hierro o acero. Si intentas con este truco, sigue las siguientes indicaciones:

  • Corta en varios trozos el papel de aluminio, más o menos de tres centímetros cuadrados, y sumérgelos en agua.
  • Frota el papel de aluminio sobre el hierro oxidado y cámbialo cada que sea necesario.
  • Desde el primer momento, notarás que el moho se reduce y el objeto recupera su brillo.

En definitiva, podemos probar muchas soluciones contra esas manchas de óxido que van alterando los objetos metálicos de la casa. Sin embargo, a falta de evidencias sobre su eficacia, es probable que no nos funcione en algunos casos.

Limpiar los objetos metálicos que tenemos en casa no siempre es fácil y más si tenemos en cuanto que con el paso del tiempo algunos pueden llegar a oxidarse. Averigüemos a continuación cómo eliminar óxido del metal con remedios caseros.

Todos tenemos en casa objetos de plata, latón, cobre, oro, aluminio, y materiales metálicos que tienden a oxidarse con el tiempo, volviéndose opacos. En estos casos, es mejor no usar remedios agresivos como el amoníaco, el alcohol o los productos químicos ya que estos podrían dañarlos, sino que es mejor recurrir a remedios naturales como los que ahora te enumeramos.

Pasos para eliminar el óxido del metal con remedios caseros

A continuación te indicamos cómo limpiar diferentes metales con remedios naturales y de este modo eliminar el óxido de forma fácil.

Agua tibia, sal y bicarbonato de sodio para la plata.

  1. La plata es un metal muy brillante que puede dañarse con el tiempo y volverse opaca, además de estar sujeto a arañazos y manchas. Lo primero que debes hacer para limpiar el óxido que puede llegar a acumular es lavar la plata con agua tibia y un jabón natural (siempre lava los objetos plateados sin mezclarlos con otros metales para evitar que se rayen).
  2. A continuación, cubre un recipiente de vidrio con papel de aluminio, hierva un poco de agua y viértela en el recipiente hasta que esté casi medio lleno.
  3. Agrega 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y 1 de sal por cada litro de agua y sumerge los metales en su interior. Si el agua está demasiado caliente, usa guantes para limpiar los objetos sin quemarte.
  4. Un método más rápido es usar solo sal y agua, siempre dentro de una jarra de vidrio recubierta de aluminio, dejando que actúe durante unos 3 minutos antes de enjuagar y secar los metales.

Jugo de limón, vinagre y bicarbonato para cobre y latón

  1. Para limpiar el óxido del cobre, puedes usar vinagre blanco simple que puedes rociar sobre el metal que se va a limpiar: también puedes rociar el objeto con sal gruesa primero y frotar suavemente.
  2. Luego enjuaga y seca bien con un paño suave.
  3. Para la limpieza del óxido acumulado sobre cobre antiguo, un remedio excelente son las hojas de alcachofa remojadas en vinagre que podemos pasar sobre la superficie antes de enjuagar y secar con un paño de lana.
  4. Un remedio muy efectivo tanto para el óxido sobre cobre como para el que se acumula en el latón es el limón, que se debe frotar directamente sobre el metal utilizando la parte interior de la cáscara, o puedes mezclar jugo de limón y bicarbonato sódico para obtener una pasta que también servirá para eliminar el óxido del metal.
  5. Limpia la superficie con un paño suave y deja actuar durante 5 minutos antes de enjuagar y secar con cuidado.

Aceite de oliva, zumo de limón y cera de abejas para el bronce.

  1. El bronce es un metal que se oxida fácilmente, por lo que es recomendable limpiarlo con aceite de oliva que debe calentarse un poco antes de pasarlo suavemente por toda la superficie.
  2. Para ello utiliza algodón y frota hasta que desaparezcan las manchas de óxido. Para hacer que tu cobre brille más, mezcla el agua y el jugo de limón , deja que actúe durante unos minutos y luego enjuaga con agua tibia: usa un cepillo de dientes para alcanzar las áreas más difíciles de limpiar y luego seca con un paño suave .
  3. Además, para mantener el bronce limpio y brillante durante más tiempo, limpia el metal con un poco de cera de abeja: primero caliente un poco el objeto y luego frote suavemente la cera con un paño suave.

A medida que pasa el tiempo, es muy común que algunas piezas de metal comiencen a oxidarse. Su uso continuo, si están expuestas a la humedad o al aire libre, hará que se deterioren poco a poco y se reduzca su vida útil.

Cómo quitar el óxido del metal

Para eliminar el óxido del metal hay productos caseros como el vinagre, el bicarbonato, el papel de aluminio o la coca-cola, que harán posible quitar el óxido del metal con bastante facilidad:

  • El vinagre que mejor funciona es el vinagre blanco. En este caso, llenaremos el cubo con una solución de agua y un buen chorro de vinagre, y sumergiremos el objeto al que le queremos quitar el óxido por lo menos 8 horas. Transcurrido este tiempo, lo sacamos del vinagre y cepillamos bien. Observaremos cómo el óxido se va cayendo con facilidad.
  • Otro método efectivo para eliminar el óxido del metal es la coca-cola, que contiene bastante ácido fosfórico, perfecto para quitar óxido. Puedes hacer la misma operación que con el vinagre, y verás cómo el óxido, al cepillar el metal, sale perfectamente.
  • Otro producto efectivo es el bicarbonato, para ello, echamos el bicarbonato directamente sobre el objeto que queramos limpiar, y dejamos que pase toda la noche para que se vaya soltando el óxido. Después, cepillaremos debajo del agua frotando bien el objeto. Este método es muy bueno para objetos pequeños.
  • También podemos utilizar una patata, ya que el ácido oxálico de las patatas ayuda a quitar la acumulación de óxido. Este método es especialmente útil para metales oxidados que sean pequeños, por ejemplo, los cuchillos. Se puede utilizar de dos formas. Clavamos el cuchillo directamente en la patata y dejar que ésta actúe durante una noche. Después, rascaremos el óxido, que saldrá de manera fácil. Cortamos la patata en dos, la cubrimos con bicarbonato y limpiamos con las rodajas el metal con óxido.

Cómo quitar manchas de óxido del suelo

A veces por la humedad y el contacto del metal con el suelo, puede pasar que éste quede impregnado en el suelo del baño. Ya hablamos de cómo limpiar las juntas de los suelos, para quitar toda la suciedad que se queda adherida. Pero si todo este procedimiento no funciona con el óxido, necesitaremos productos verdaderamente buenos y especializados para las manchas más resistentes:

  • El bicarbonato: quitar manchas de óxido del suelo con bicarbonato es sencillo. Lo único que tenemos que hacer es esparcir un poco de bicarbonato sódico en la zona del suelo que está manchada, y dejar que vaya quitando el óxido poco a poco. Después, puliremos la zona con una solución de agua y bicarbonato, con un trapo húmedo. El óxido habrá desaparecido.
  • El vinagre y la sal: necesitaremos vinagre de manzana y un poco de sal, todo disuelto y bien mezclado. Echaremos bastante sal, hasta que mezclando bien, consigamos una masa que resulte bastante espesa. La repartimos por la zona manchada de óxido y dejamos actuar un buen rato, como una hora. Después, eliminamos la mancha, y aclaramos con agua y con una fregona.
  • El limón y el bórax: con la mezcla de limón y bórax podemos acabar con las manchas de óxido del suelo con bastante facilidad. Mezclamos un poco de zumo de limón con dos cucharadas soperas de bórax, mezclamos bien hasta que quede una pasta homogénea, y aplicamos el producto sobre la zona. Dejamos actuar una hora y después aclaramos con un paño seco. El óxido habrá desaparecido.

El óxido en los tejidos

Quitar óxido de los tejidos es una de las tareas más difíciles. Estas manchas se producen cuando cualquier prenda que está húmeda entra en contacto con alguna pieza metálica. A veces resultará casi imposible de eliminar, y la ropa se habrá echado a perder, así es que el mejor consejo consiste en evitar, en la medida de lo posible, que esto ocurra. Pero, en cualquier caso, hay remedios caseros que pueden funcionar:

  • Para quitar óxido de la ropa podemos utilizar, como el zumo de limón mezclado con bicarbonato o sal. Mezclamos una cucharada sopera de bicarbonato con el zumo de un limón. Aplicamos la mezcla sobre la mancha y dejamos que la prenda se seque al sol durante, al menos dos horas. Enjuagamos la prenda con agua tibia, y la lavamos como de costumbre.
  • El vinagre es otro producto bastante efectivo para eliminar cualquier mancha de la ropa, desteñidos y óxido incluido. Hay que tener cuidado, y aplicar un poquito de vinagre sobre una zona no visible, por si el tejido se dañara, y si comprobamos que todo está correcto, aplicamos el vinagre directamente sobre la mancha de óxido cubriéndola también con una capa de sal. Dejamos la prenda al sol y cuando esté seca, eliminamos la mezcla de vinagre y sal, y comprobaremos que el óxido ha desaparecido del tejido. Después, podemos lavar la ropa normalmente.
  • Los jabones que usamos para lavar los platos funcionan muy bien para eliminar las partículas de óxido de la ropa. Agregamos una cucharadita sobre la mancha, la dejamos actuar unas horas, para después enjuagar con agua fría y lavar normalmente.

Cómo sacar manchas de óxido del piso: superficies de cerámica y de porcelana

  1. Antes que nada, refregá las manchas de óxido con una piedra pómez mojada.
  2. Después de que se seque, usá un producto especial para quitar este tipo de manchas.
  3. En el caso de que quieras saber cómo quitar manchas de óxido en el piso usando productos caseros, mezclá un poco de limón con borato de sodio o crémor tártaro. Cuando tenga consistencia pastosa, aplicá la mezcla sobre el óxido. Dejá que actúe unos cinco minutos y limpiá la superficie con un cepillo de dientes viejo. Para obtener mejores resultados, agregá más jugo de limón y, una vez aplicada la mezcla, cubrí la superficie con sal. Podés dejarlo actuar un par de horas hasta que seque bien antes de refregar.
  4. Enjuagá la superficie con agua tibia para que no queden restos de producto.

En el caso de que te toque lidiar con manchas de óxido en el piso (u otras superficies) que son más rebeldes, podés usar una esponja de virulana como última opción o en un caso extremo. Tené cuidado, porque la lana de acero puede estropear la pintura o el esmalte y rayar las superficies del baño o la cocina.

Cómo quitar manchas de óxido

Con la llegada del buen tiempo apetece mucho más disfrutar del aire libre.

Por eso, aumenta el riesgo de estropear nuestra ropa con suciedad que puede ser muy difícil de eliminar.

Buen ejemplo de ellos son las manchas de óxido, muy comunes en esta época del año, puesto que aparecen al acercarnos a alguna verja antigua, herramientas de jardinería o al arreglar nuestra bici.

¿Se puede sacar el óxido de la ropa?

La buena noticia es que sí, se puede eliminar una mancha de este tipo. Existen en el mercado multitud de productos específicos para ello, pero si no los tenéis a mano lo mejor es que optéis por utilizar algún remedio casero.

En estos casos es muy importante que lo atajes cuanto antes, puesto que tienden a expandirse.

Además, cuanto más tardemos en atacar la mancha, más penetrará en la prenda y más difícil será de eliminar.

Así que ¡pongámonos manos a la obra con unos cuantos tips para eliminar el óxido lo más rápido posible!

Trucos para quitar las manchas de óxido de la ropa

Como medida de precaución, debes evitar frotar la mancha. Sabemos que el primer impulso suele ser utilizar jabón e intentar eliminarla, pero con esto sólo conseguiremos que se extienda o que penetre aún más.

Ten en cuenta que el óxido se compone de pequeñas partículas de hierro que se “enganchan” a nuestra ropa, así que lo mejor es que utilicemos directamente alguno de los siguientes trucos para que se aflojen:

  • Sal y zumo de limón. Uno de los más básicos. Debemos cubrir la mancha con sal y exprimir el zumo de un limón sobre ella. Lo dejamos reposar hasta un máximo de 24h, durante las que veremos cómo la suciedad va disminuyendo. Una vez completamente seca, lava la prenda con normalidad.
  • Podemos sustituir la sal por bicarbonato, y el limón por vinagre blanco. En cualquier caso, antes de dejarla reposar, podemos aplicar una toalla seca sobre la solución que hayamos preparado para que absorba el óxido que va soltando. Si al finalizar todo el proceso aún no hemos conseguido eliminar la mancha, podemos repetir todos los pasos tantas veces como sea necesario.
  • Los lavavajillas que utilizamos habitualmente también pueden ayudarnos. Para ello, tienes que agregar una cucharadita (o un chorrito, depende del formato que utilicemos) en medio vaso de agua. Aplicamos sobre la mancha con cuidado y lo dejamos actuar unos minutos. Podemos frotar con un cepillo de dientes con mucho cuidado, siempre y cuando nos ciñamos al contorno de la mancha. Después, lo aclaramos. ¡Sin frotar!

Estos trucos son válidos para cualquier prenda, aunque hay algunas precauciones que debemos tener en cuenta en función de sus características.

Si es blanca

Si la prenda afectada por el óxido es de color blanco, puedes aplicar sin miedo cualquiera de los trucos anteriores, puesto que no corres el riesgo de que afecte a los colores. Aunque la mancha saldrá mejor si la lavas con agua tibia.

Si es de color

Si la ropa manchada de óxido es de color, o tiene dibujos o imágenes, corremos el riesgo de que se estropee.

Tanto el limón como el vinagre son ácidos que, en contacto con la sal o el bicarbonato, pueden corromper los colores.

Por eso, debemos probar a aplicarlos en primer lugar en una zona pequeña y que no sea visible.

Si vemos que se estropea, mejor optamos por utilizar el truco del lavavajillas o compramos un producto quitamanchas específico.

¿Qué hago con las manchas de óxido en la ropa de algodón?

El algodón es un tejido muy puro y, aunque resistente, utilizar productos ácidos puede afectar a su composición.

Por eso, un truco que suele funcionar en estos casos es hervir leche y, una vez caliente, ponerla sobre la mancha. Aplica una toalla o paño para absorber el óxido que expulse, déjala secar y luego, lávala con normalidad.

Consejos finales para quitar el óxido de la ropa

El tiempo corre en nuestra contra para evitar que nuestra mancha se incruste, así que utilices el producto que utilices, hazlo lo más rápidamente que puedas.

Por otra parte, debes tener en cuenta que el óxido se extiende a través de la humedad.

Por tanto, cuando apliques tu remedio, ten la precaución de colocar una toalla debajo de la zona afectada, para evitar que la mancha se expanda a la parte posterior de la prenda.

Y tampoco debemos meter la ropa en la secadora después de lavarla, puesto que si no hemos conseguido eliminarlo del todo, el calor hará que la suciedad se aferre aún más.

Gracias a estos pequeños remedios caseros, ya puedes ponerle fin al miedo a ensuciar tu ropa cuando arregles la cadena de tu bici o te apetezca trasplantar en tu jardín.

¡Que quitar las manchas de óxido no te quite las ganas de disfrutar de tus hobbies!

Otras secciones que te pueden interesar:

  • Cómo quitar manchas de tinta

¿Quieres pintar el microondas por dentro porque está oxidado? Si la pintura dentro de un microondas se está deteriorando o pelando, repintar es una solución posible en lugar de comprar un aparato completamente nuevo.

Sin embargo, no cualquier tipo de pintura es adecuada para este proyecto, y hay que hacer ciertas preparaciones para que la pintura sea un éxito. A continuación le presentamos algunos pasos a seguir para obtener un resultado funcional y pulido.

Paso 1 – Preparación

Es importante que el microondas esté desenchufado y que las superficies interiores estén preparadas para repintar antes de hacer cualquier otra cosa. Para limpiar los escombros y la grasa, simplemente humedezca una esponja en agua jabonosa, exprima el exceso y utilícelo para limpiar las superficies interiores.

Limpie también las superficies externas para higienizar todo el microondas mientras está en el horno. Termine con un trapo seco para un tiempo de secado más rápido.

Si la pintura del microondas existente se está desprendiendo, retire la mayor cantidad posible, lijándola a mano con un papel de grano medio. Después lijar con un grano más fino para alisarlo.

Si hay manchas oxidadas, este procedimiento también será suficiente, pero también puede usar lana de acero si lo necesita.Limpie las partes oxidadas lijadas y límpielas con un chorro de agua para evitar que se acumulen.

Paso 2 – Elegir la mejor pintura

Hay dos tipos de pintura para electrodomésticos que se pueden utilizar para recubrir el interior del horno: pincelado y spray-on.

El mejor tipo de pintura es la pintura en aerosol porque ahorra mucho tiempo y esfuerzo; sin embargo, la pintura con brocha puede ser útil para pequeñas reparaciones puntuales.

Cuando vaya de compras, asegúrese de no comprar cualquier pintura en el mercado. Debido a que algunas pinturas contienen sustancias químicas tóxicas que pueden entrar en el horno, siempre pida el tipo correcto, una pintura para microondas.

Pida a la tienda que le proporcione una pintura para electrodomésticos diseñada para el uso en microondas. Mira donde comprar

RebajasProa ZX0003 Spray Blanco electrodomésticos, 400 ML

  • Acabado brillante
  • Esmalte al agua
  • Para hierro y madera

7,67 EUR – 1,92 EUR 5,75 EUR Comprar Ya

Paso 3 – Pintar el horno

Nunca rocíe la pintura si el interior del horno aún está mojado o si todavía tiene grasa. Use guantes de goma, gafas de seguridad y una máscara para protegerse mientras usa una pintura en aerosol para evitar cualquier riesgo para la salud.

Una vez finalizadas todas las preparaciones, empiece a pulverizar el microondas hasta que la pintura cubra completamente la superficie. Evite rociar demasiado en una sola área; trate de mantener su capa de pintura lo más uniforme posible alrededor.

Para el tipo de pincel, simplemente aplique la pintura consistentemente en todas las superficies. Espere a que la pintura se seque completamente antes de usar el horno. Se recomienda dejar secar durante la noche mientras la puerta esté abierta.

No cierre la puerta porque esto evitará que el flujo de aire entre en el microondas, lo que ralentizará su tiempo de secado. Al día siguiente, toque la pintura para comprobar que está lista para usar.

La pintura de tu microondas ha saltado. Mira como lo puedes pintar

4.5/5 (2 Reviews)

Puede ser peligroso un microondas cuando está ya muy viejo?

Si lo oxidado es dentro de la cavidad de cocinado (donde se ponen los alimentos) el riesgo que corres es que se creen arcos de alto voltaje, que son como rayos azules muy luminosos, justo en las partes oxidadas en las que el esmalte (la pintura) ya se desprendió. Muchas veces, más que óxido, son restos carbonizados de alimentos que salpicaron las paredes y nunca se limpiaron… Esta carbonización despega la pintura de las paredes de la cavidad y las deja expuestas a las microondas, lo que facilita que se produzcan los arcos «rayos» que te comento. El riesgo es que se dañe el elemento que produce las microondas, que se llama magnetrón, o que se produzca un incendio en dentro del horno. El propio horno cuenta con ciertos circuitos de protección que lo apagarán si esto sucede, pero no deja de ser peligroso. Ahora, un horno tan viejo ya no es eficiente, te aseguro que los tiempos para calentar los alimentos tienes que hacerlos cada vez más largos… esto consume mucha corriente que al final, pagas en tu recibo de luz… de ser posible y por seguridad, mejor cambia tu horno por uno nuevo o semi nuevo más reciente. Saludos.

4.4 / 5 ( 26 votos )

¿Has pensado en reparar el golpe, el rayón o el fallo de la pintura del interior del microondas? Con la pintura adecuada es posible.

¿CÓMO ES la pintura epoxi para el interior del microondas?

Encontrar la pintura para el interior del horno microondas no es asunto fácil, ya que debe cumplir varias condiciones:

  • Sin base de agua

El agua de la base de muchas pinturas es inestable frente a la acción de las ondas de este tipo de ondas. Al tener una base epoxidica libre de agua, la pintura epóxica es perfecta para el horno.

La pintura para el exterior del microondas no sirve para el interior

  • Soportar altas temperaturas

No sirve cualquier pintura para el exterior de electrodomésticos, ésta debe de soportar las altas temperaturas de los recubrimientos horneables. Éstos se utilizan en hornos esmaltados, barbacoas, estufas y chimeneas.

  • De uso alimentario

No todas las pinturas epoxi para altas temperaturas son aptas para uso alimentario. Si lo vas a utilizar en el interior del horno consulta las indicaciones del fabricante.

Entonces, ¿Qué pintura utilizo en el interior del microondas?

La solución es una pintura que resista altas temperatura y que al tiempo sea apta para el uso alimentario y libre de tóxicos.

Pingura blanca en polvo alimentaria

  • En polvo

Algunas de las que se suelen utilizar para reparar el esmalte interior del microondas son en polvo. La pintura se coloca sobre la superficie, ésta se calienta y queda adherida al metal.

  • En spray

Asimismo, algunas marcas como Schori y TND comercializan pinturas especiales para el interior del microondas.

¿CÓMO APLICAR la pintura epoxi en el horno microondas?

Si tu horno microondas recibió un golpe o su pintura interna se deterioró, tiene una solución sencilla con resina epoxi en spray. Sólo tienes que seguir estos pasos:

  • Limpia la superficie de todo resto de grasa con alcohol o acetona.
  • Deja las paredes del microondas perfectamente secas.
  • Aplica el aerosol en breves presiones a una distancia de 20 a 30 cm.
  • Dejar secar mínimo una hora antes de aplicar una segunda capa.

DÓNDE COMPRAR pintura epoxi para microondas

En ciertas tiendas de electrodomésticos y establecimientos especializados en pintura encontrarás productos especiales para reparar el exterior y el interior del microondas.

Recordamos una vez más que no todas las pinturas que se utilizan para exterior soportan altas temperaturas o son de uso alimentario. ¡Es importante que lo consultes!

  • Tiendas online

Amazon es la plataforma que reúne a un mayor número de fabricantes y vendedores de pinturas epoxi. Sin embargo, la mayoría de las que encontramos en formato aerosol no tienen la información necesaria para saber si se pueden usar en el interior.

Ofertas de pinturas para el EXTERIOR de los electrodomésticos

Si necesitas reparar la parte metálica exterior de alguno de tus electrodomésticos, no te pierdas esta selección:

Los más vendidos. 1 9,47 EUR Comprar en Amazon Los más vendidos. 2 5,73 EUR Comprar en Amazon Los más vendidos. 3 8,72 EUR Comprar en Amazon

VER MÁS EN AMAZON

3 trucos para limpiar metales dorados

iStock/Thinkstock

El oro es el metal dorado por excelencia pero el bronce y el cobre también entran en esa definición, aunque no son tan delicados y finos. Por ello, y para aprender a limpiar estos tres metales, te propongo leer estos consejos. Son 3 trucos para limpiar metales dorados que te pueden ser de mucha utilidad no solamente para limpiar tus joyas de oro, sino también para limpiar algunos artículos de decoración.

Cómo limpiar oro

iStock/Thinkstock

En un recipiente o el lavabo del baño (obviamente, cerrando el orificio del desagüe), verter dos tazas de agua caliente y añadir algunas gotas de detergente suave y no abrasivo. Mezclar para hacer espuma y colocar las piezas de oro en la solución.

Dejar las joyas en remojo durante algunos minutos y con ayuda de un cepillo empezar a fregar ligeramente la superficie. Esto eliminará la acumulación de suciedad. Luego enjuagar con agua limpia y secar con un paño suave. Esta es una manera fácil y práctica de limpiar joyas de oro.

Limpiar cobre y latón

iStock/Thinkstock

Metales dorados como el cobre y el latón son de los más comunes que existen en el mercado. A menudo son utilizados para hacer algunos accesorios para la decoración de interiores y una opción casera para su limpieza es el limón.

Corta el limón por la mitad y empápalo en sal. Luego frota la superficie del artículo de cobre o latón para limpiarlo y darle más brillo a los metales. Vuelve a limpiar el accesorio con un paño suave ¡y listo!

Relucir el bronce

iStock/Thinkstock

Existen varios trucos para limpiar el bronce, el uso de bicarbonato de sodio y limón es una gran opción pero, en este nuevo artículo, te tengo una propuesta nueva. Mezcla una solución de una parte de amoníaco con seis partes de agua en un recipiente.

Coloca el bronce dentro y déjalo en remojo durante un minuto como máximo. Enjuaga bien con agua limpia y seca con un paño suave ¡y listo!

Estos trucos para limpiar metales dorados son muy útiles ¿Te animas a seguirlos para limpiar fácilmente distintas superficies?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *