0

Quitar olor a cuero

Quitar el olor a cuero de nuestras prendas o artículos de decoración no es tarea fácil. Al ser un material hecho de piel de animal curtida, desprende un olor muy característico y, por qué no decirlo, algo molesto. Suele estar presente en nuestro hogar porque se utiliza para hacer un gran número de objetos: chaquetas, mochilas, bolsos, cinturones, cubiertas de muebles o incluso sofás. Algunas estas cosas comparten un método a través del cual se acaba con la fragancia que el cuero desprende, pero otras necesitan de otras técnicas. Aquí, te las explicamos.

Uno de los trucos más sencillos que puedes utilizar para quitar el olor a cuero es dejarlo secar al aire libre durante 24 horas. Si se trata de alguna chaqueta, utiliza una percha, y si son bolsos, botas o mochilas, deja que les dé el sol puestos en alguna superficie o en el suelo. Eso sí, asegúrate de que ese día no va a llover, pues el agua puede dañar de manera permanente este material.

Si el olor persiste, puedes probar con estas dos cosas. La primera, cepillar los artículos a fondo para eliminar la acumulación de posible moho usando un cepillo de nylon suave o un paño fino para las cosas más delicadas. La segunda, un poco más efectiva, pero también más agresiva con el cuero, es frotar tus prendas con un trapo humedecido con limpiador de cuero profesional. Estos productos los puedes encontrar en cualquier supermercado y son preferibles a otros de limpieza de prendas porque no necesitan ser enjuagados. Además de eliminar el olor, el limpiador de cuero sirve para acondicionar y conservar bien el material.

Cuando hayas terminado de limpiar el cuero, déjalo envuelto en papel de periódico durante dos días, ya que esto ayudará a absorber mejor los olores y la humedad que pueda tener. Si todos estos trucos no te han dado resultado, inténtalo con otros remedios caseros como el siguiente. Mezcla en un recipiente cinco partes de agua y una de vinagre blanco destilado, viértelo en un bote de spray y utilízalo para humedecer las superficies de cuero, dejándolo luego secar al aire libre.

Para quitar el olor a cuero de objetos más pequeños, como pueden ser cinturones, relojes o sandalias, puedes utilizar bicarbonato de sodio. Pon tus cosas en una caja de cartón y cúbrelas generosamente con este elemento, dejándolas reposar ahí durante cinco días. Después sacude el exceso de bicarbonato (puedes ayudarte con un cepillo de nylon) y déjalo secar al aire libre.

Por último, ten en cuenta dos advertencias:
–Nunca uses cloro para eliminar los olores del cuero porque es probable que blanquee y dañe la superficie.
–No coloques el cuero a la luz solar durante más de ocho horas.

El cuero del norte de África a veces huele a orina. Este fenómeno ocurre con mayor frecuencia con productos de bajo precio. Lamentablemente, este olor no se puede eliminar. No compre tales artículos ni se queje de inmediato.

Alrededor de 2010 en Alemania hubo un aumento considerable en los casos en que los muebles de cuero (camas, tapicería, muebles) emitían un olor penetrante y químico desde el momento de la entrega. En la mayoría de los casos, el cuero se originó en Italia. Se supone que el problema se debió a un conservante que produce este olor fuerte y desagradable. Por eso recomendamos que si un olor distintivo no se detiene después de unos días, debe buscar consejo.

Desafortunadamente, no puedes medir el olor. Las opiniones difieren en cuanto a cuál es un olor de cuero agradable o inaceptable. En la práctica, la nariz se usa para las pruebas. Dado que cada cuero huele a “Cuero”, un olor tan típico no puede ser motivo de queja. Una buena indicación de si un cuero huele irrazonablemente es la respuesta de los seres humanos, que confirmarán la inaceptabilidad del olor. Por lo tanto, no es una sensibilidad individual, si no de la mayoría que encuentra que el olor es inaceptable. Esto generalmente es confirmado por un experto.

Los olores desagradables del cuero surgen debido a un almacenamiento incorrecto. En su mayoría es moho. Tenga cuidado antes de comprar artículos de cuero usados. El coche vintage más hermoso o el bolso de piel de cocodrilo más hermoso pueden ser irreversiblemente inútiles. Con frecuencia, tales olores no pueden eliminarse.

Consejos para el cuero

En muchas ocasiones, los artículos de cuero o piel curtida huelen fatal y a mi por lo menos me molesta mucho. Sobre todo pasa cuando el artículo de cuero es nuevo y puede pasar un largo tiempo para que desaparezca el olor por sí solo. De este modo, puede resultar necesario llevar a cabo algunas medidas para que tu bolso, mochila, zapatos, cartera, chaqueta o el objeto de cuero en cuestión deje de oler.

Para ello te voy a explicar algunos consejos sobre cómo quitar el olor a cuero. No obstante, es importante que sepas que no todos los tipos de cuero se pueden limpiar igual, ya que dependiendo de cómo haya sido tratado podríamos incluso estropearlo.

Te voy a explicar como quitar el olor de cuero de marruecos, porque huele muy intenso

Cuero Moruno

Un artículo de cuero en Marruecos, no desprenderá el mismo mal olor que si ese objeto se desplaza a otro lugar del planeta. El cuero marroquí suele estar tratado con orina de camello y, puesto que en Marruecos el aire es más árido, más seco, el material no desprendería un olor demasiado potente. Mientras que en otros lugares, como en Londres, Como el ambiente es más húmedo, el olor a orina de camello se desprendería con mucha más facilidad, provocando que el cuero oliese de una forma mucho más fuerte.

Café para quitar el olor al cuero

Una forma muy sencilla de quitar el olor a cuero es utilizando café. Es importante que sean granos de café y no café molido, ya que de lo contrario podríamos correr el riesgo de manchar el artículo de cuero o que el café molido se quedase en más o menos medida impregnado en el objeto. Para quitar el olor a cuero con café, deberemos seguir estos pasos:

  1. Coge una bolsa y asegúrate que no tenga agujeros ni ningún tipo de perforaciones.
  2. Introduce el objeto de cuero y añade un puñado de café.
  3. Cierra la bolsa de forma que no pueda entrar ni salir el aire.
  4. Menea un poco la bolsa para asegurarte de que el café queda repartido por todo el artículo.
  5. Pasadas 24 horas, abre la bolsa y saca el objeto de cuero.
  6. Después, deja que este se ventile durante unas horas.
  7. Transcurrido todo este proceso, desaparecerá tanto el olor a cuero como el olor a café.

El café es uno de los métodos más rápidos y efectivos para neutralizar el olor a cuero de un objeto.

Quitar el olor a cuero con bicarbonato seco

Además de ser muy útil en la limpieza del hogar y como remedio para diversas afecciones del sistema digestivo, el bicarbonato de sodio es uno de los desodorizantes naturales más potentes. Es por ello que también resultará muy útil a la hora de eliminar el olor a cuero que pueden desprender prendas de ropa o accesorios elaboradas con este material.

Existen diversos métodos para hacerlo, uno de ellos consistirá en:

  1. Coger una caja de carton y poner el objeto de cuero dentro
  2. Lo cubrimos con bicarbonato en polvo, para que absorba el olor.
  3. Dejaremos la caja con el bicarbonato 4 o 5 dias
  4. Después sacudir todo el bicarbonato.

Si cuando lo sacamos huele un poco (que no creo) repetimos la operación.

Con papel de periodico o papel de embalaje

Otra de las opciones que tenemos para acabar con el olor a cuero es utilizar papel de periódico o papel de embalaje. Lo importante es que sea poroso para que pueda absorber la humedad y de esta forma se encargue de eliminar el mal olor del objeto de cuero. Para ello, lo que debemos hacer es:

colocar la pieza de cuero en una caja y en su interior introducir hojas de papel de periódico arrugado, intentando cubrir todas las zonas. Lo dejamos así durante varios día, hasta que veamos que el olor ha desaparecido.

Te puede interesar

Consejitos para el dia a dia

Trucos para limpieza del hogar facilisimos

Trucos para ropa desteñida

¿Cómo podemos quitar el olor al cuero?

El cuero se produce a partir de pieles animales curtidas. Por esta razón, los productos confeccionados a partir de este material, suelen desprender olor. No se trata de nada perjudicial y es algo muy natural, pero en ocasiones no resulta demasiado agradable por su intensidad. ¿Quieres saber cómo se quita el olor al cuero?

Cómo quitar el olor del cuero

Pese a que encontraremos muchas técnicas por internet, no todas son seguras y pueden hacer que aparezcan manchas difícil de limpiar. El consejo más frecuente, es dejar que con el paso del tiempo se vaya disipando. No obstante, hay otros remedios más inmediatos y eficaces que nos ayudarán a suprimir el aroma a cuero.

Existen productos profesionales específicos que contribuyen a la eliminación de olores, abrillantarlo, protegerlo de grietas, o incluso conservar su color. Y no olvidar, que debemos ventilar el cuero que pueda estar húmedo en un lugar seco y con luz solar indirecta.

Otras formas menos seguras

Como hemos mencionado, lo mejor es dejar que el aire disipe ese perfume que el producto despide. Es la única técnica que nos asegurará que no se dañe el producto. Sobre todo, resulta muy efectiva cuando se trata de olores adquiridos por el uso que se le ha dado, como por ejemplo ocurre con el tabaco.

Otra de las formas que podemos encontrar si buscamos información, es la de emplear granos de café. Consiste en introducir de forma casi hermética en una bolsa o envase el objeto de cuero y granos de café. Debemos asegurarnos de que se distribuyen uniformemente y dejarlos cerrados durante al menos 24 horas. Una vez transcurrido este tiempo, hay que airear y desaparecerá tanto el olor a piel como a café.

También podemos envolver el elemento en papel poroso como el de un periódico. Esto contribuye a que el papel absorba los olores, sobre todo si están aislados en una caja o bolsa. Seguro que habréis escuchado que hay quien utiliza bicarbonato, lavavajillas o vinagre, pero su uso está desaconsejado ya que pueden dañar la capa de la piel. A la hora de aplicar estos u otros métodos sobre un producto de cuero, es recomendable tener en cuenta que el cloro actúa sobre el material blanqueándolo y deteriorando la superficie, al igual que la luz solar directa.

Curtición vegetal: El cuero que no tiene olor

Por otra parte, si el olor del cuero marroquí nos molesta y nos impide utilizar el producto en cuestión, siempre podemos optar por productos de curtición vegetal. Este método es mucho más artesanal y permite obtener una piel con menos poros y sin apenas desprender ningún aroma. Además, para todos aquellos preocupados por cuidar el medio ambiente, este sistema de obtención de pieles es mucho más sostenible.

Si estás pensando en hacer un regalo a un profesor, comprar un artículo de piel o tener un detalle con alguien especial, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te asesoraremos y te ayudaremos a elegir el mejor producto de piel.

Cómo limpiar una chaqueta de cuero

iStockphoto/Thinkstock

Las prendas decuero son infaltables en el clóset de la mayoría de las personas, y las chaquetas de este material suelen ser las preferidas. Como toda prenda de vestir, tiene sus cuidados especiales para mantenerla en perfecto estado durante mucho más tiempo. Sigue al pie de la letra los siguientes tips que te vamos a dar sobre cómo limpiar chaquetas de cuero y verás que las podrás mantener limpias y sin malos olores a través de los años.

Cuidados regulares de las chaquetas de cuero

Las chaquetas de cuero solo necesitan una limpieza anual (a menos que la hayas manchado), pero para asegurarte de que esté en buen estado y perdure por muchos años puedes tomar ciertas medidas preventivas para cuidar este material.

  • Al momento de comprar tu chaqueta de cuero, debes rociarla con un acondicionador de cuero.
  • Elimina de inmediato cualquier mancha que pueda dejar un residuo graso en el cuero.
  • Siempre debes mantener colgadas tus prendas de cuero, esto evita que se agrieten.

Limpieza de chaquetas de cuero

iStockphoto/Thinkstock

Para limpiar una chaqueta de cuero necesitarás tener a mano una aspiradora pequeña, agua tibia, jabón líquido suave, esponjas, paños, y si es posible un acondicionador de cuero.

Procedimiento

Comienza por limpiar el interior de la chaqueta, para esto utiliza la aspiradora, ésta te ayudará a sacar todo el polvo y residuos que puedan estar dentro de la chaqueta. Si necesitas eliminar algún mal olor, mezcla agua tibia y bicarbonato de sodio, y pasa esta mezcla con una esponja en la zona que lo necesite. Luego debes quitar el exceso con una esponja y agua.

Añade el jabón en el agua tibia y con una esponja limpia suavemente la superficie de la chaqueta. Es importante que no restriegues la esponja con fuerza ya que puedes dañar el material, sólo debes pasarla delicadamente.

Luego debes pasar otra esponja sólo humedecida en agua. Esto te ayudará sacar el jabón de la chaqueta. Pasa esta esponja cuantas veces creas necesario. Para eliminar el exceso de humedad que pueda haber quedado, pasa sobre la chaqueta un paño limpio y seco. Recuerda no hacer mucha fricción, solo sacar la humedad.

Deja secar por completo la chaqueta de cuero (puedes dejarla colgada uno o dos días a la sombra) y aplica acondicionador de cuero. Este es un producto fácil de utilizar y que le devolverá la hidratación necesaria al cuero.

iStockphoto/Thinkstock

Puedes utilizar estos tips de limpieza y aplicarlos para el cuidado de prendas de cuero.¿Tienes chaquetas u otra vestimenta de cuero? ¿De qué manera las limpias y cuidas de ellas?

Métodos para quitar el olor a cuero de nuestros muebles y complementos

El cuero es uno de los materiales más utilizados dentro del mundo de la decoración. Sin embargo, si no es tratado de la manera adecuada, puede llegar a desprender un olor muy intento que puede resultar desagradable. Quitar el olor a cuero puede suponer una tarea complicada si no sabemos cómo hacerlo. Por suerte, podemos aplicar ciertos trucos caseros que nos pueden ayudar a combatirlo. Hoy veremos algunos de estos trucos que nos ayudarán a que nuestros productos de cuero no desprendan ese olor tan molesto.

Granos de café

Fuente:

En el caso de querer quitar el olor a cuero de pequeños complementos o adornos, el método más eficaz es utilizar granos de café. Para ello, tendremos que meter esa pieza en una bolsa de plástico junto con un puñado de granos. La bolsa la debemos cerrar bien para que no pueda entrar ni salir aire. Después de un día en su interior, ese producto habrá perdido todo o parte de ese olor tan fuerte.

Utilizar bicarbonato seco

– patrocinador –

Fuente:

El bicarbonato sódico siempre ha destacado por ser un producto muy útil en la limpieza del hogar. No es de extrañar que nuestras abuelas y madres ya lo utilizaran hace muchos debido a sus propiedades. Entre estas, está la de acabar con ciertos olores, entre ellos el del cuero.

Para quitar el olor a cuero, lo forma más fácil es meter el objeto dentro de una caja y cubrirlo con bicarbonato en polvo para que absorba el olor. Lo deberemos dejar así durante 3 o 4 días para acabar completamente con él. Pasado ese tiempo, es necesario que lo limpiemos bien.

Agua y bicarbonato

Se trata de una alternativa al método anterior, aunque el objetivo final es el mismo, conseguir que el bicarbonato absorba todo el olor. Para ello, en un vaso de agua añadiremos dos o tres cucharadas de bicarbonato. A continuación, cogeremos gasas o algodones y los empaparemos.

En una caja de plástico, meteremos nuestros objetos de cuero junto con las gasas empapadas. Cerraremos bien la caja y lo dejaremos actuar durante un par de días.

Vinagre blanco

En el caso de tratarse de un artículo muy grande, como pueden ser sofás de cuero o sillones, los métodos anteriores no son útiles. En este caso, el uso de vinagre blanco puede ser nuestro gran aliado. Para ello, debemos diluir una parte de vinagre en cinco de agua. A continuación ponerlo dentro de un pulverizador y rociar toda la superficie con nuestra mezcla. Cuando esté todo rociado, es recomendable dejarlo que se seque en un lugar bien ventilado.

Antes de rociar toda la superficie, os recomiendo que lo probéis en una esquina para ver que el cuero no se agrieta o se decolora.

Dejar que pase el tiempo

Como último remedio, lo que podemos hacer es dejar que pase el tiempo. Con el paso de los meses, el cuero tiende a suavizarse, lo que hace que sus poros se abran y el mal olor se escape. De esta forma, evitaremos tener que utilizar productos químicos, pero claro está, siempre y cuando podamos soportar ese olor.

Seguro que vosotros también conocéis algún que otro truco para quitar el olor a cuero. Si es así, os animamos a que lo compartáis con todos nosotros. ¡Os estamos esperando!

– patrocinador –

Eliminar el olor a cuero

El cuero es uno de los materiales más deseados en decoración, sin embargo, en ocasiones si no ha sido tratado de la manera adecuada y, sobre todo, en función de su origen, el olor no siempre resulta del todo agradable. Para eliminar el olor a cuero existen algunos trucos que vamos a ver y con los que comprobaremos que es mucho más sencillo de lo que imaginamos.

LO QUE DEBES SABER…

  • Olor: el olor del cuero en ocasiones puede ser tan fuerte que resulte desagradable, pero puede eliminarse.
  • Tamaño: en función del tipo de objeto o mobiliario del que queramos eliminar el olor a cuero, usaremos unos u otros trucos.
  • Caseros: los trucos para eliminar el olor a cuero son muy sencillos y podemos prepararlos de forma casera.

En función de si los objetos de cuero son de pequeño tamaño o si se trata de mobiliario, la forma de actuar será algo diferente. Veamos cómo.

Acaba con el mal olor del cuero

Si estamos hablando de pequeñas piezas, de objetos manejables, la mejor forma de acabar con el fuerte olor del cuero es hacerlo metiendo granos de café y dicha pieza en una bolsa de plástico durante un día. Después ventilaremos el objeto y el olor a cuero habrá desaparecido.

Si lo que queremos es evitarlo en mobiliario como sofás, sillas, mesas, etc., cogeremos un paño limpio y húmedo, lo mojaremos en vinagre y limpiaremos bien el mueble del que queramos eliminar el olor a cuero. Al principio nos parecerá peor el remedio que la enfermedad, ya que el olor a vinagre será demasiado intenso, pero cuando se seque y pasemos de nuevo otro paño limpio para eliminar los restos, el olor habrá desaparecido. Aun así, podremos ventilar 24 horas más para que se quite con mayor rapidez.

Varios trucos muy válidos y sencillos

Otro truco es diluir amoniaco en agua e introducirlo en un pulverizador y rociar el mueble. Dejaremos que se seque y después pasaremos un paño. Podemos usar también jabón de lavavajillas con agua y agitarlo para que salga espuma, y después aplicarla sobre el cuero para limpiarlo con un paño seco.

Todos estos trucos nos ayudarán a retirar el fuerte olor que en ocasiones tiene el cuero y podremos disfrutar de una decoración maravillosa sin sufrir olores desagradables.

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?

Antes de incorporarme a Provident Loan Society, tenía mi propia joyería. Una mañana, uno de mis clientes entra a la tienda y me pide una correa de cuero nueva para su reloj. Mientras le muestro los distintos tipos de correas que yo tenía, él comienza a contarme una historia.
Como muchos, este cliente trabaja en un puesto administrativo, y un día, ocasionalmente, «sintió un pequeño olor nauseabundo». No se detuvo a pensar mucho en ello hasta que el olor comenzó a hacerse más frecuente. Como solía almorzar en su escritorio, creyó que se trataba de un pedazo de comida que se había caído en algún lado sin que él se diera cuenta. Así que revisó todos los huecos escondidos que había: los cajones que podría haber abierto mientras comía, ¿el cesto de basura debajo de su escritorio? Todo rincón se encontraba perfectamente limpio.
Entonces, ¿de dónde venía ese olor tan desagradable? Luego, casualmente, tuvo que alcanzar algo de la biblioteca detrás de él, a la altura de la cabeza. En ese preciso momento el olor resurgió. Espera, se dijo a sí mismo, mantén el brazo elevado para no alterar este momento nocivo. ¿Serán mis antebrazos? Pero no, un escaneo olfativo por el área le indicó que ese no era el problema. ¡Pero qué olor que había!
En ese momento se dio cuenta de que ya lo tenía. ¡Bromhidrosis! Así que intentó volver a hacer el mismo movimiento para que el olor se produjera nuevamente. Elevó su brazo hacia arriba y hacia atrás. Ahí estaba. ¡Eureka! Y luego, de repente, descubrió que el olor venía de su brazo, o, más precisamente, de su muñeca. ¡No! ¡El olor venía de su reloj!
Cuando se lo sacó y lo olió, se quedó paralizado. ¡Qué olor espantoso! (a esta altura, ese era el grado de olor del reloj) ¿Han olido esto otros? Trató de pensar cuándo fue la última vez que había cambiado su correa del reloj. La apariencia que tenía (mugre, moho y todo eso) le decía que hacía mucho que no la cambiaba.

La maldición de la olorosa correa de cuero del reloj

Según me dice la experiencia, muchos usan sus relojes hasta el día de su muerte. Duermen con sus relojes puestos; hacen ejercicio con sus relojes puestos. Algunos incluso se bañan con ellos. (En el caso de este chico, esta correa de cuero olorosa le hacía más mal que bien). Conozco a gente que usa el mismo reloj todo el día y nunca se lo saca, especialmente si el reloj es resistente al agua.
Yo utilizo el término correa «de cuero» de modo genérico, ya que en realidad se usan distintos tipos de materiales además de la piel de vaca y cerdo. La piel de caimán y cocodrilo se utiliza mucho para relojes elegantes. Su correa pequeña permite que tengan una gran duración y vengan con motivos interesantes. Durante un tiempo, la piel del caimán no se comercializó en el mercado estadounidense ya que se consideraba que el animal estaba en vías de extinción (ya no es el caso). En su ausencia, la piel de cocodrilo, importada y costosa, cubrió la brecha.
Actualmente, la piel de tiburón y de pez raya se utilizan mucho en relojes deportivos. He visto correas hechas con piel de elefante y de avestruz con motivos reconocibles todavía. Afortunadamente, algunas de estas pieles exóticas ya no se encuentran disponibles debido a nuestro nuevo descubrimiento: el respeto por la diversidad de las especies salvajes. Así que el cuero regular está siendo transformado y grabado para simular distintos tipos de pieles. No nos olvidemos de que los motivos y diseños se pueden recrear con nailon, vinilo y simulaciones de plástico.
El problema de amarrar el reloj a la muñeca y del olor que puede provocar es relativamente nuevo en la historia de llevar la hora. Es evidente que los relojes y otros medios para llevar la hora han existido durante siglos, pero fue alrededor de la década de 1880 que surgió la idea de usar un «reloj de pulsera». Hasta ese entonces, casi todos los instrumentos personales para llevar la hora tenían forma de relojes de bolsillo.
Como suele ocurrir, fueron las mujeres quienes empezaron una nueva tendencia de moda. Cuando el mecanismo del reloj y su tamaño se hicieron lo suficientemente pequeños, las mujeres tuvieron la gran idea de sujetarlo a un brazalete para que actuara como adorno. A diferencia de los hombres, en ese entonces no estaban de moda los bolsillos y/o chalecos en la indumentaria femenina que permitieran a las mujeres usar relojes de bolsillo.
El reloj de muñeca para los hombres tardó un poco más en llegar. El primer reloj de muñeca de cuero para hombres era únicamente para uso funcional militar. La población civil no abandonó muy rápidamente su atuendo convencional del chaleco y la cadena del reloj. Sin considerar que SOLO las mujeres utilizaran brazaletes. Desde un punto de vista más práctico, hasta que no hubiera avances en la robustez y resistencia al agua del reloj, el lugar más seguro para un reloj era dentro de un bolsillo.
Hoy en día tenemos todo tipo de formas de amarrar un reloj a la muñeca. Además del cuero, existen bandas metálicas (correas de reloj metálicas) de todas las formas e incluso de goma y cerámica. Vuelvo, entonces, a la historia de mi cliente oloroso (desde luego, me entregó el artículo ofensivo con la correa olorosa aún amarrada), y a mis recomendaciones.

5 consejos para evitar que se produzca olor en la correa de cuero del reloj

1. No use la correa de cuero en agua porque se deteriorará más rápidamente.
2. Limpie con un paño la parte trasera de la correa de vez en cuando para eliminar cualquier resto de mugre.
3. Cuando la correa comience a agrietarse, cámbiela.
4. Si comienza a notar cierta mugre de color verde en el lado inferior, cámbiela de inmediato.
5. Las correas metálicas también acumulan moho y suciedad de la muñeca. La correa debe mojarse y limpiarse separada del reloj. Si no sabe cómo hacerlo, el joyero lo hará por usted.

Las marcas negras en su muñeca al sacarse el reloj o ese olor acre de la correa son buenos indicadores para definir el momento de tener que limpiar el reloj. Incluso las correas de goma son buenas a la hora de lavar y enjuagar el reloj para eliminar aceites de la piel y otras sustancias que se acumulan. También puede duplicar la vida útil de sus correas de goma lavándolas frecuentemente, lo cual le ayudará a mantener la correa suave.
Esto me hace acordar a otro cliente que se sentía mal porque su correa de cuero duró solo seis meses luego de usarlo todos los días a partir de la compra. La empleada que lo atendió le dijo que se debía a que era una correa finita y que la vida útil normal de las correas de cuero era de seis meses. El cliente respondió: «Yo compro zapatos hechos de cuero fino y me duran más de seis meses». Como si fuera más lista, la empleada le respondió: «Bueno, cuando empiece a ponerse medias en las muñecas, estoy segura de que la correa tendrá la misma duración». Esa correa en particular duró más que la empleada.

Vuelve a usar tus carteras de cuero, te enseñamos cómo eliminar la humedad indeseada.

Ver más: Hábitos que dañan tus carteras

Por temporadas utilizamos algunos más accesorios que otros, por esto, varios de nuestros preciados bolsos permanecen largos ratos encerrados en nuestro armario.

Esta costumbre le hace daño estas piezas, sobre todo a las que están hechas con cuero.

CÓMO ELIMINAR MAL OLOR DE TUS CARTERAS DE CUERO

1. REPOSA LA CARTERA EN UN LUGAR LUZ SOLAR

Cuando saques tu cartera de cuero del closet y notes que tiene el mal olor producto de la humedad, lo primero que debes hacer es ventilarla en un espacio que tenga acceso a la luz solar. Espera un día o dos para que el sol seque la tela y pueda, con el tiempo, dejarle el buen olor.

Te recomendamos que la entrada de luz sea indirecta, así evitarás que pierda el color o se opaque el material de la cartera.

2. USA EL SECADOR DE PELO PARA ELIMINAR LA HUMEDAD

La mayoría de nosotras tiene un secador de pelo en la casa, tómalo y ponlo en intensidad baja, pasa por toda la cartera con una distancia prudente para hacer que el cuero se seque. No te desesperes si sientes que todavía tiene ese olor incómodo, puedes repetir al día siguiente.

3. ROCÍA VINAGRE CON AGUA

Haz una mezcla mitad vinagre y mitad agua. Vierte en un envase de plástico con atomizador, empieza a rociar por la cartera para que hagas la limpieza.

Recuerda al principio hacer una prueba en un espacio pequeño del bolso, con esto sabrás si la mezcla no mancha la superficie de esta pieza.

Por otro lado, considera tomar distancia prudente entre el rocío y el cuero.

4. AGREGA CREMA ESPECIALES PARA MANTENER EL COLOR Y TEXTURA

Una vez cumplas con los pasos previos, añade crema para cuero en la superficie del bolso. Esta tareíta es oportuna realizar una vez cada dos meses para mantener la calidad del material.

Considera la frecuencia con que usas tu cartera para adaptar esta idea a tu rutina de mantenimiento.

5. UNA ÚLTIMA RECOMENDACIÓN

Si no te molesta o causa alergias el olor, ponla en uso. No te desesperes si todavía queda humedad, con el tiempo mejorará.

Por Daniela Ortíz

Foto: Trotamodas.com

Para más información visita Eme de Mujer USA.

Hola! hace unas semanas me escapé para pasar el fin de semana en la preciosa ciudad de Fez.

Era mi primera vez en Marruecos y te aseguro que me encantó y me quedé con ganas de más, si es que un fin de semana pasa volando. Por instagram stories os fuí contando un poquito de lo que allí ví y os pregunté si querías que os explicara como preparan y tiñen las pieles en Fez. Fuisteis una mayoría aplastante a las que os pareció muy interesante el tema y me pedisteis que os lo explicara, de ahí el post de hoy.

Antes de nada quiero aclarar que no soy una experta en cuero, y me limito a contaros mi experiencia en las curtiderías de Fez y lo que allí ví y me explicaron.

El cuero es un material que yo en costura he utilizado más bien poco pero que en mí día a día lo tengo muy presente: bolsos, zapatos, carteras, cazadoras… y tengo que decir que me quedé un poco avergonzada al darme cuenta que no tenía ni idea de la forma de tratar y trabajar la piel hasta que está lista para que los artesanos puedan confeccionar las distintas prendas. Quizás te pase como a mí antes, por eso no te preocupes que te lo cuento ahora todo.

¿Qué es una curtidería?

La curtidería o tenería es el lugar donde se realiza el proceso en el que se convierten las pieles de los animales en cuero.

Curtidurías de Fez

La forma de tratar el cuero en Fez es totalmente ancestral. Parece que poco a cambiado desde hace siglos, es como si el tiempo se hubiera parado.

Dentro de la medina de Fez hay varias curtidurías, nosotros visitamos la más grande, Chouara. Donde según nos dijeron trabajan unas 280 personas.

En Chouara trabajan las pieles de vaca, de camello, cabra, oveja y cordero.

Para que lo tengáis en cuenta si contáis visitar las curtidurías de Fez. Nos habían avisado que el olor es insoportable y más vale ir preparado y conseguir un poco de menta para ponértelo en la nariz.Tengo que decir que aunque el olor era fuerte no era para nada insoportable, aunque me imagino que el calor tiene que hacer mucho. No será lo mismo ir como nosotros en Febrero ( que hacía un frío increíble) a 5/ 10 grados que ir en pleno verano a 30ºC.

Proceso de tratado de la piel

Curtido

Lo primero de todo es el lavado de los pellejos en agua y su limpieza de cualquier resto de carne o pelo. Una vez limpia se pasa a unos pozos que contienen una mezcla de cal, amoniaco y caca de paloma ( para realizar el curtido) .

El curtido es el proceso de convertir la piel putrescible en cuero imputrescible

Gracias a este proceso la piel será flexible y maleable. Puede estar entre 1 semana y 15 días dependiendo de la piel.

Pasado este tiempo las pieles se llevan a una máquina eléctrica que limpia la piel para quitar la cal y la caca de paloma. Cuando la piel esta limpia llega el momento de teñirla.

Los pozos grises y blancos es donde está la cal con la caca de paloma

Teñido

Para teñirla se mete en unos pozos, cada pozo es un color, donde se quedará durante más o menos 20 días, aunque todo dependerá del tamaño de la piel y el tipo.

Colores:

Rojo: amapola

Marron: Cedro ( el árbol)

Azul: Indigo

Negro: Khol

Amarillo : El amarillo es el único color que no se puede teñir en los pozos y hay que hacerlo a mano. Antiguamente se utilizaba el azafrán pero es muy caro por lo que ahora se utiliza aceite con productos químicos.

Secado

El secado depende del tiempo y del tamaño de la piel y por supuesto de las condiciones meteorológicas, que se suelen secar al aire libre. Para pieles pequeñas puede tardar 1 día hasta 4 días ( o más) para las pieles grandes.

En las curtiderías no tienen mucho espacio para poner las pieles a secar por lo que suelen llevárselas a los campos a las afueras de la ciudad para ponerlas a secar allí.

Opinión

Tengo que decir que me ha llamado mucho la atención esta forma de trabajar y si algo esta claro es que es un proceso muy duro de muchísimo trabajo y de nuevo una vez más ( como suele pasar a estas alturas de la cadena) muy poco valorado.

Supongo que da que pensar… la de veces que vemos un bolso de cuero precioso y pensamos en lo genial que es el diseñador en cuestión pero ¿alguna vez has pensado en lo bien que está trabajada y tratada la piel y en la persona encargada de ello? Por que yo no lo hago, pero supongo que nunca es tarde para cambiar y después de esta experiencia veo el cuero de otra manera.

8 Comments

El desagradable olor a descomposición que todo lo impregna, me taladra las fosas nasales y descoloca el estómago. Asomada desde una precaria terraza de Fez El Bali, la medina más antigua de Marruecos, soy testigo asombrado de un oficio ancestral que en pocos lugares del mundo se sigue realizando a la manera tradicional, como aún se hace aquí: son los curtidores de Fez.

La finalidad del proceso de curtido es convertir el cuero bruto del animal en piel imputrescente y suave, y, las de Fez tienen reconocida fama por su suavidad y calidad. Sus excelentes artesanos dominan el arte de la fabricación de babuchas, bolsos, chaquetas, cojines…etc que luego se exportan o podemos comprar en los zocos y que son una de las principales fuentes de ingresos del país.

En todo Marruecos solo existen dos ciudades, Fez y Tetuán, donde se practican estas técnicas de curtir y tintar las pieles, pero es el Suq de los curtidores de la Medina de Fez el más conocido.

Ante mis ojos se despliega una panorámica excepcional: los abigarrados tejados de la Medina , llenos de pieles secándose al sol , encierran un gran patio encajado entre vetustos edificios, repleto de cubetas de piedras o noques que contienen líquidos de distinto color; cal, curtientes y sustancias tratantes vegetales y artificiales.

La vista característica de los noques del suq de los curtidores y tintoreros es espectacular: decenas de hombres semidesnudos, parcialmente sumergidos en las cubetas apisonan, frotan, enjuagan y sacan las piezas de piel de corderos, cabras, bovinos o dromedarios en distintos estadios de su proceso de curación. La actividad es enérgica e incesante. Cómo es posible que esta gente soporte las largas jornadas sin desmayarse? Es Mayo y las temperaturas ya rondan los 30 grados, pero el verano supone alcanzar hasta los 45 grados y los vapores que se desprenden deben de ser aún más intensos. El trabajo en la curtiduría es penoso y durísimo, y no ha sufrido grandes cambios desde la Edad Media.

El proceso, a grosso modo es el siguiente; primero los cueros brutos, que ya han sido previamente limpiadas de restos animales reposan durante varios días en cal y excrementos de paloma, en concreto es el excremento de paloma lo que le da la particular suavidad a la piel, y, desde donde estoy puedo ver que en los tejados hay varios palomares que surten de este guano a la curtiduría.

Seguidamente se repasan los cueros retirando restos de pelos o carne que hayan quedado adheridos y se sumergen entonces en las cubas que curten las pieles con la solución de curtimiento, una mezcla de aceites y curtientes naturales (como polvo de cortezas) o artificiales y por último se tiñen, con pigmentos vegetales -índigo (azul), rubia o cochinilla (rojo), gualda o cártamo (amarillo) que se mezclan con cáusticos para fijar el color. Por último las pieles se extienden en las terrazas de los edificios para secar al sol y desde este momento, los artesanos, que trabajan en los edificios anexos a la curtiduría ya las trabajan.

La tenería Dar Dbagh al-Chauara literalmente “la casa del curtido”, es la más importante de las curtidurías que se encuentran hoy en Fez. Explotadas en régimen cooperativo, los curtidores están agrupados en gremios administrados por un amin y, a pesar de las insalubres condiciones de trabajo, del contacto directo con químicos tóxicos, bacterias y desechos, el oficio se transmite de padres a hijos. Me traigo la impresión de que he contemplado una mina a cielo abierto en el corazón de la medina más antigua de Marruecos. De lo que no hay duda es de que es una tradición viva en la artesanía del cuero de Fez.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *