0

Receta con lubina

Cómo hacer una lubina al horno.

Hay pocas recetas de pescado tan rápidas y sencillas y a la vez tan agradecidas como un buen pescado al horno.

Si la materia prima es buena y se hace con cariño, el resultado es siempre delicioso.

En el blog ya triunfa la lubina a la sal o la lubina a la espalda, pero esta es más sencilla si cabe.

La lubina, también llamada róbalo, es un pescado blanco con una carne muy apreciada al que le sienta especialmente bien el horno.

Una de las principales características de la lubina es que se trata de uno de los pescados con la carne más magra, esto es, tiene un contenido en grasas muy bajo.

Para esta receta hemos confiado en Crianza de Nuestros Mares para un resultado de rechupete. Desde hace unos años y gracias a su popularidad contamos con lubinas de acuicultura, con lo que disponemos de este pescado durante todo el año a un precio aceptable.

Si cocinamos lubina al horno como vamos a hacer hoy, estaremos consiguiendo un plato muy saludable y nutritivo. Además este pescado también destaca por su aporte de aminoácidos esenciales.

Vamos, que si su excelente sabor no fuese suficiente motivo para preparar una lubina al horno, podemos recurrir a muchos otros argumentos para llevar esta sencillísima pero efectiva receta a la mesa.

Espero que os guste esta receta con lubina y os animéis con ella.

Antes de empezar con la lubina al horno

  1. A la hora de comprar la o las lubinas, debemos decirle al pescadero/a cómo la queremos.
  2. En este caso para hacer al horno deben ser lubinas enteras. Limpias de tripas y escamas, pero que no le realicen cortes ya que si lo hacen se te secará.
  3. Es mejor que la piel esté entera. Ellos son los profesionales, sabrán perfectamente darte el mejor producto.

Preparación del acompañamiento de la lubina al horno

  1. Precalentamos el horno a 200º C.
  2. Pelamos y cortamos la cebolla en medios aros de medio centímetro de espesor como máximo. También pelamos el diente de ajo y reservamos.
  3. Pelamos y laminamos las patatas en rodajas de menos de un centímetro.
  4. En una fuente refractaria o en la bandeja del horno, extendemos un chorro de aceite de oliva virgen extra con la ayuda de un pincel de silicona o similar.
  5. Disponemos una capa de la cebolla troceada y sobre ésta, otra capa con las rodajas de patata.
  6. Salamos, espolvoreamos pimienta negra recién molida por encima del pescado.
  7. Machacamos el ajo en un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y repartimos ese líquido por encima de la lubina. La cantidad de aceite no más de 20 ml de aceite de oliva virgen extra.
  8. Metemos en el horno en la parte central del horno durante unos 25 minutos.
  9. Al pasar el tiempo (o cuando las patatas están doradas, lo que suceda antes), sacamos la fuente. Primero hacemos la cebolla y las patatas.
  10. No lo introduzcas todo al mismo tiempo en el horno, porque el tiempo que requiere la lubina es mucho menor que el de otros ingredientes, que tienen que estar bien hechos.

Horneado y presentación final de la lubina al horno

  1. Recordad la proporción de 20 minutos por kilo de pescado.
  2. El truco de examinar el ojo, cuando se ponga blanco es que ya está hecho el pescado.
  3. Es importante no abrir el horno durante la cocción. Ya que debemos mantener la temperatura constante para que nos salga de lujo.
  4. Colocamos la lubina sobre las patatas, la bañamos con un vaso de vino blanco. Podemos poner algo de PX, Oporto o similar, para dar más sabor.
  5. Aderezamos con un poco de perejil fresco picado, sal, pimienta negra o blanca y aceite de oliva virgen extra.
  6. Volvemos a meter la fuente en el horno durante otros 25 minutos, vigilando que la lubina no se haga en exceso.
  7. Para servir, cortamos la lubina con la ayuda de un cuchillo o una espátula.

Colocamos una cama de patatas y cebolla y encima, la porción de pescado.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el álbum de la receta de lubina al horno.

Consejos para una lubina al horno de rechupete

  • Acompañaremos la lubina al horno de un buen vino blanco fresco, ¡el espectáculo culinario está garantizado!
  • Una receta muy sencilla con la que quedaréis como reyes y reinas de cara a los menús navideños. Esta misma elaboración podéis usarla con otros pescados de carne firme como pueden ser el salmón al horno, la dorada, el besugo y especies similares.
  • Podéis acompañar la lubina al horno con verduras asadas o con una cama de patatas y cebolla caramelizada, simplemente deliciosa.

Lubina al horno, una receta fácil ¡y riquísima!

Esta receta de lubina al horno no sólo es fácil de preparar, es una receta para grandes ocasiones, para tenerla guardada en un cajón y utilizarla siempre que queramos agasajar a nuestros invitados. La lubina al horno está realmente deliciosa y lo mejor es que vamos a cocinar muy poquito, sólo en la preparación, el resto nos ayuda nuestro querido horno.

La lubina es un pescado muy aconsejado en cualquier dieta sana, ¿sabéis por qué? Junto con el bacalao, la pescadilla, la perca y la raya, es uno de los pescados blancos con menos contenido graso. ¡Solo 1,3 g de grasa por cada 100 gramos de carne! Además tiene un alto aporte de proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales.

Entre los minerales, la lubina aporta potasio, fósforo y hierro, como así también magnesio y sodio. Entre las vitaminas, el aporte de las del grupo B es mayor en la lubina con respecto a otros pescados. Gracias a sus propiedades nutricionales, el consumo de lubina ayuda a proteger nuestros huesos y dientes, nuestro corazón y a prevenir la anemia ferropénica.

Como veis, preparando esta lubina al horno no solo os chuparéis los dedos, ¡también cuidaréis la salud de la familia!

Un pequeño consejo: pedidle a vuestro pescadero de confianza que os limpie la lubina, así al llegar a casa ya la tenéis limpia y os podéis poner a cocinar sin demoras.

Podéis acompañar la lubina al horno con verduras asadas o bien como indica la receta, con una cama de patatas y cebolla caramelizada, quedan muy ricas.

LUBINA AL HORNO FÁCIL Y RICA

  • 2 lubinas pequeñas
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • 6 cucharadas de vino Pedro Ximenez
  • 1 vaso caldo de pescado (receta aquí)
  • Sal
  • Pimienta

CÓMO HACER LUBINA AL HORNO CON PATATAS Y CEBOLLA CARAMELIZADA

  1. Precalentamos el horno a 200ºC.
  2. Pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en rodajas. Freímos las patatas en aceite de oliva. Las disponemos como base en la cazuela apta para horno donde vayamos a hornear la lubina.
  3. Cortamos la cebolla en trocitos pequeños y freímos a fuego suave, hasta que se caramelice. Os explicamos en detalle cómo se hace aquí> receta de cebolla caramelizada. Reservamos.
  4. Las lubinas tienen que estar enteras y limpias. Salpimentamos las lubinas y las rellenamos (en el corte que habrá hecho el pescadero para limpiarlas) con la cebolla caramelizada. Ahora las colocamos en la cazuela, sobre las patatas.
  5. Vamos a preparar la salsa para acompañar las lubinas al horno. En la misma sartén donde hemos freído la cebolla, pochamos un ajo en trocitos muy pequeños junto con un poquito de perejil picado. Añadimos 6 cucharas de vino Pedro Ximenez y dejamos evaporar el alcohol. Incorporamos 1 vaso de caldo de pescado y dejamos cocinar durante 5 minutos.
  6. Vertemos esta salsa sobre las lubinas y al horno a 200ºC, durante 15 minutos.
  7. Transcurrido el tiempo retiramos la cazuela del horno y servimos las lubinas junto con las patatas y la salsa bien caliente.

CONSEJOS PARA UNA LUBINA AL HORNO PERFECTA

  • Cómo pedir la lubina en la pescadería: Dile a tu pescadero que te de las lubinas enteras, limpiándoles las tripas y escamas. Pero que no le realicen cortes ya que si lo hacen se te secará, es mejor que la piel esté entera.
  • Una vez limpias y secas, puedes salpimentar las lubinas e introducir en su interior algún ingrediente que le de sabor. Como el limón o la cebolla caramelizada, como hemos hecho nosotros en esta receta de lubina al horno.
  • Primero haz la verdura y las patatas o la cebolla, no lo introduzcas todo al mismo tiempo en el horno. El tiempo que requiere la lubina es mucho menor que el de otros ingredientes, que tienen que estar bien hechos.
  • Para evitar que la lubina al horno se seque puedes taparla con papel de aluminio, dejando que se dore en los últimos minutos.
  • Acompáñala con alguna salsa. Nosotros en este caso hemos elaborado una salsa con ajo, perejil, Pedro Ximenez y caldo de pescado, pero hay muchas otras variantes que puedes probar en la lubina al horno, te dejamos otras opciones:

OTRAS SALSAS PARA ACOMPAÑAR LA LUBINA AL HORNO

Salsa de champiñones

Ingredientes: 1/2 kilo de champiñones; 1 puerro; Aceite de oliva virgen extra; Sal; Pimienta negra recién molida; 200 ml de leche evaporada

Preparación: Limpiamos los champiñones y reservamos. En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y pochamos a fuego suave el puerro picado. Cuando éste comience a dorarse, añadimos los champiñones fileteados, un poco de sal y de pimienta negra y salteamos a fuego fuerte. Añadimos la leche evaporada y dejamos cocinar unos minutos. Luego, sólo nos queda triturar bien con la batidora.

Salsa romesco

Ingredientes: 2 ñoras; 2 rebanadas de pan; 1 vaso de aceite de oliva; 1/2 vaso de vinagre; 14 avellanas; 1 cabeza de ajos; 2 guindillas; 2 tomates grandes o 4 pequeños

Preparación: La noche anterior ponemos dos ñoras a remojo. Antes de empezar con la receta freímos dos rebanadas de pan. En un recipiente apto para horno incorporamos todos los ingredientes, incluido el pan frito y las ñoras que hemos tenido en remojo. Llevamos el molde al horno precalentado a 180ºC calor arriba y abajo, durante 45 minutos.

Transcurrido el tiempo retiramos la piel a los tomates, el rabo y las pepitas a las ñoras.Vertemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y trituramos bien.

Esperamos que os salga una lubina al horno tan deliciosa como a nosotros ¡ya nos contaréis!

TE PUEDE INTERESAR>> Cómo limpiar el horno fácil y rápido

lubina al horno con patatas y cebolla abierta

Lubina al horno con patatas. Una deliciosa receta con este pescado. Para prepararlo, aprovecharemos el calor del horno para acompañarlo de una guarnición de patatas y cebolla. Además, el pescado irá untado de un majado de perejil, ajo y todo ello, regado con limón. ¿Te puedes resistir a él? Veamos cómo preparar esta lubina al horno con patatas

INGREDIENTES para 2 personas:

  • 2 lubinas de unos 400g cada una
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 1 limón
  • perejil picado
  • dos dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

RECETA DE LA LUBINA AL HORNO CON PATATAS:

1.- En la pescadería pedimos que nos limpien las lubinas y nos las preparen para horno. Allí, la limpiarán bien y nos la abrirán por la mitad. Nos preguntaran si queremos la cabeza o no. Es a tu elección. A mí, me gusta dejarsela en todos los asados de pescado

2.- Una vez en casa, cortamos las patatas en panadera (en rodajas de alrededor 1/2 cm de grosor) y la cebolla en tiras. Colocamos ambos ingredientes en una fuente de horno y regamos con un poco de agua, para que no se peguen. Salpimentamos y metemos al horno a 200ºC, durante unos 30 minutos.

3.- Mientras se asan, preparamos un majado. Para ello en un mortero ponemos un puñadito de perejil picado y un par de dientes de ajo. Añadimos un pequeño chorrito de aceite de oliva y machacamos todo bien, has obtener una pasta más o menos homogénea

4.- Abrimos la lubina por la mitad y untamos su interior con este majao. Le va a dar un toque delicioso. Exprimimos ahora cada lubina con un poco de zumo de limón, salpimentamos y volvemos a cerrar la lubina. Así, aseguramos que no se queme después, al ejercer la piel de la misma como capa protectora

5.- Cuando las patatas estén a medio hacer, las retiramos del horno. Ponemos encima de ellas las lubinas y las regamos con un poco más de agua y de aceite de oliva. Introducimos de nuevo todo en el horno durante unos 20 minutos más. Hasta que la lubina al horno con patatas esté bien hecha.

Muy fácil es esta receta de lubina al horno con patatas. Además ¡aprovechando el calor del horno para preparar una deliciosa guarnición!

Si te gusta esta lubina al horno con patatas, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

MÁS EN COCINA CASERA Y FÁCIL:

Dorada al horno

Sardinas asadas

Merluza al horno con verduras

MÁS RECETAS:

Receta de lubina al horno con patatas y verduras salteadas, ¡jugosa y fácil!

Cuando quiero preparar algo sencillo y saludable muchas veces opto por un pescado al horno como la lubina o la dorada. Quedan buenísimos, se puede cocinar la guarnición también en el horno y prácticamente a la vez y mientras no hay que estar en la cocina ni vigilándolos, con un simple temporizador que te avise es suficiente para llevar un platazo perfecto a la mesa.

Esta receta de lubina al horno con patatas y verduras salteadas está riquísima y es muy completa. Siguiendo nuestro paso a paso se consigue un pescado jugoso y unas patatas con mucho sabor y tiernas en tiempo récord. El truco está en cortar muy finitas las patatas para que necesiten poco tiempo de horneado, y con un simple aliño quedan ideales. Las verduras las he incorporado porque me encantan y me gusta mucho combinar carne o pescado con verduras y patatas, pero si quieres simplificar simplemente asa las lubinas y las patatas.

Si te gustan los pescados asados, en el blog tenemos un gran surtido de ellos, como la lubina a la sal con pisto de verduras, y pasando a la dorada me encantan la dorada al horno con cebolla, la clásica dorada a la sal, tan fácil de preparar como esta receta, el asado de dorada al horno con patatas si prefieres cocinar las doradas junto a su guarnición o la dorada a la espalda al horno con pisto de pimientos asados, una receta clásica con una guarnición diferente y muy sabrosa.

Otros pescados también quedan fantásticos en el horno como la merluza al horno con patatas panaderas y cebolla, y para las ocasiones especiales como la Navidad nada mejor que un besugo al horno con patatas al vino y limón o el rodaballo al horno con patatas panaderas.

Si nos pasamos a los aperitivos nos encontramos con el famoso pastel de cabracho asturiano que se termina de cocinar en el horno y, pasándonos a los mariscos, destacaría los riquísimos langostinos al horno con ajo y limón y las vieiras a la gallega, rellenas y gratinadas en el horno.

Ingredientes para hacer lubina al horno con patatas, jugosa y fácil (4 personas):

  • Puedes utilizar 2 o 4 lubinas, según sea su tamaño.
  • 1 cebolleta tierna.
  • 3-4 patatas de tamaño medio.
  • 80 ml de vino blanco.
  • Unas hojas de perejil.
  • Verduras al gusto. Yo en este caso he utilizado champiñones, setas, zanahorias y espárragos.
  • Aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida y sal.

Preparación, cómo hacer la receta de lubina al horno con patatas, jugosa y fácil:

  1. Ve a la pescadería a por unas buenas lubinas con la piel brillante y los ojos transparentes. Pide en la pescadería que te las abran un poco y les quiten las tripas y también que las descamen y les corten las aletas. Yo en casa además las lavo bajo un chorro de agua fría y las dejo en un escurridor.
  2. Quítale a la cebolleta tierna las raíces y el extremo de la parte verde (solo el extremo), lávala con agua fría y córtala en tiras finas.
  3. Lava muy bien las patatas ya que se van a hornear con piel. Puedes también pelarlas para cocinarlas sin piel pero a mi me gustan así porque las voy a cortar muy finitas y de esta manera evito que se peguen unas con otras y mantienen mejor su forma sin deshacerse.
  4. Precalienta al horno a 200º mientras preparas la bandeja de horno con los ingredientes (no tardarás más de 10 minutos).
  5. Corta las patatas muy finitas, mejor si lo haces con una mandolina aunque también puedes utilizar un cuchillo.
  6. Echa un chorrito de aceite de oliva en la bandeja de horno que vayas a utilizar y también un poco de sal.
  7. Coloca las patatas por encima y también la cebolleta, y vuelve a echar por encima aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.
  8. Remuévelo todo bien con tus propias manos o una espátula de cocina para que las patatas y la cebolleta queden bien impregnadas.
  9. Echa el vino blanco por los bordes de la bandeja y un poco por el centro, intentando no arrastrar la sal ni la pimienta de las patatas.

    Preparamos las patatas para asarlas

  10. Introduce la bandeja en el horno a altura media y deja que se cocinen unos 20 minutos o hasta que veas que la cebolleta está empezando a dorarse y los bordes de las patatas de más arriba se doblan un poco hacia arriba.

    Ya tenemos las patatas y la cebolleta a medio asar

  11. Saca la bandeja del horno y coloca encima las lubinas. Échales aceite de oliva, sal, pimienta negra recién molida y un poco de perejil picado.

    Colocamos las lubinas en la bandeja de horno

  12. Introduce de nuevo la bandeja en el horno y hornea durante unos 20-25 minutos. Te recomiendo que cuando lleven 20 minutos saques un momento la bandeja del horno, abras un poco la lubina y compruebes si la carne está todavía un poco cruda o si por el contrario ya está perfectamente hecha.
  13. Mientras se cocinan las lubinas puedes ir cortando y salteando algunas verduras en una sartén con un poco de aceite y sal. Yo tenía en casa champiñones, setas, zanahorias y espárragos y los he incluido como guarnición.

Dificultad: fácil

Sirve y degusta:

Coloca cada lubina en un plato si es que habías horneado una por comensal, o si es una para cada dos lo mejor es limpiarla antes de servirla. Para ello retira la cabeza, la cola y la piel y después la raspa central, procurando quitar también algunas raspas que hay sobre todo en la zona más cercana a la cabeza.

Dispón la guarnición de patatas y las verduras en un plato al centro o bien repártelas en los platos de los comensales directamente. Es un plato sencillo, sano y sabroso, la combinación de la jugosa carne de la lubina con la guarnición de patatas asadas y las verduras salteadas es un auténtico… ¡escándalo!

Lubina al horno con patatas y verduras salteadas, ¡jugosa y fácil!

Variantes de la receta de lubina al horno con patatas:

Puedes innovar con el aliño de las patatas y las lubinas, dándole tu toque con otras especias como pimentón o hierbas como orégano, tomillo o romero.

Si quieres preparar toda la guarnición a la vez puedes incorporar las verduras a la bandeja del horno y hornearlas junto con las patatas. Eso si, cortadas para que no estén muy gruesas y se puedan cocinar bien.

El pescado está tal cual riquísimo una vez limpio aunque personalmente siempre le echo un poco de aceite de oliva. También puedes calentar aceite con unas guindillas y ajos para obtener un aceite picante que le va genial a este pescado.

Consejos:

No te pases de horneado, vigila el punto del pescado para que se mantenga tierno. Puedes ir mirando a través de la ventana del horno y cuando creas que está listo saca un momento la bandeja del horno, separa un poco la carne y si te gusta como está ya lo tienes listo.

Corta muy finitas las patatas para que se puedan cocinar en tan poco tiempo. Sin embargo, si las prefieres más gruesas siempre puedes contar con que debes dejarlas más tiempo en el horno antes de colocar las lubinas encima.

  • 20 MIN
  • 4 RACIONES

Ingredientes

  • 2 lubinas de unos 600 gr. cada una, sin piel ni espinas
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta

Para la salsa

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 6 almendras crudas
  • Un poco de perejil
  • 50 ml. de Vivesoy Natural
  • 1 cucharadita de harina
  • 250 gr. de caldo de pescado
  • Una pizca de sal
  • Unas hebras de azafrán —opcional—

Para acompañar

  • Unas patatas de guarnición
  • 200 gr. de guisantes
  • Sal

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200ºC, calor arriba y abajo.
  2. Poner a calentar el aceite oliva virgen extra en una sartén. Cuando esté caliente, freír el diente de ajo entero y pelado. Escurrir y pasar a un mortero.
  3. Agregar las almendras y un poco de perejil y machacar todo junto.
  4. Añadir Vivesoy Natural y remover.
  5. Freír la cebolla troceada, y ponerle un poco de sal.
  6. Cuando esté frita añadir la cucharadita de harina, y dar unas vueltas.
  7. Añadir el caldo y poner a cocer. Echar 3 o 4 hebras de azafrán. Cuando lleve al fuego unos 7 minutos, añadir el contenido del mortero, y dejar que reduzca un poco, hasta que quede una salsa un poco espesa. Probar y rectificar si es necesario. Echar la salsa en un vaso de una batidora y batir. Poner de nuevo la salsa en la sartén una vez pasada y reservar.
  8. Poner los filetes de lubina en una bandeja de horno (si tu pescadero no te quita la piel ponlos con la piel hacia abajo). Salpimentar y repartir la cucharada de aceite por encima. Hornear durante 10 minutos.

La guarnición

  1. Poner a hervir agua con una pizca de sal. Dar un hervor a los guisantes durante 1 minuto.
  2. Pelar y cocer las patatas con un poco de sal. El tiempo depende de la clase y el tamaño que uses de patatas.

Montaje del plato

  1. Servir la salsa caliente en la base del plato.
  2. Poner la ración de lubina recién horneada por encima.
  3. Acompañar con las patatas y los guisantes.

CONSEJOS

  • Pide a tu pescadero que te deje las lubinas limpias, sin cabeza y sin la espina central, preferiblemente sin piel y en dos filetes.
  • Si te gusta que el pescado coja el sabor de la salsa, pásalo una vez horneado a la salsa y ponlo a fuego medio durante un máximo de 2 minutos y sirve.
  • Para comer guisantes fuera de temporada te aconsejo comprar una buena marca de guisantes congelados

Tiempo de lectura estimado: 2 minuto(s)

La lubina es un pescado magro fantástico con un sabor suave, muy versátil. En esta ocasión me he decantado por hacerlo al horno con una rica salsa de tomate casera completamente saludale.

El pescado es un alimento rico en vitaminas y minerales. Además, todos aquellos pescados blancos magros como la lubina, son ricos en proteínas, fósforo, hierro y potasio. Sin embargo, la lubina es baja en sodio y magnesio en comparación con otros pescados. Lo mejor de este pescado es que es muy fácil de comer, ya que si eliges el lomo o filetes, apenas tendrá espinas y a los niños les encantará.

Por otra parte, la salsa de tomate casera combina perfectamente con el pescado y comeremos un montón de verduras sin darnos cuenta. Lo mejor de esta salsa es que podemos hacer una buena cantidad y utilizar el resto en otras recetas. Podréis almacenarla en tarros de cristal con cierre hermético durante una semana sin problema en la nevera. Para esta receta en concreto yo la dejé sin triturar, pero si la preparáis con niños podéis meterla en la batidora y que quede completamente licuada.

Si os parece bien, ¡vamos allá!

Ingredientes para la lubina con tomate:

  • Un filete de lubina por persona con piel.
  • 1 cebolla.
  • 1 pimiento rojo.
  • 2 zanahorias.
  • 4 tomates.
  • 2 dientes de ajo.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • sal y pimienta.
  • 3-4 hojas frescas de albahaca.
  • 1 ½ tazas de agua.
  • ½ cucharadita de azafrán.
  • Pimentón picante ahumado (opcional).

Preparación de la receta:

  • Como la salsa es lo que más tarda comenzaremos con ella. Corta todas las verduras del mismo tamaño. Si luego la vas a triturar pueden ser trozos más grandes. En el caso de que quieras dejarla tal cual, te recomiendo que los trozos sean más pequeños y uniformes.
  • En una olla mediana-grande pon un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Si no tienes, puedes sustituirlo por mantequilla.
  • Primero añade la cebolla y el pimiento con un poco de sal para que la cebolla sude. Rehoga a fuego medio-alto hasta que la cebolla adquiera un color dorado.
  • Añade el ajo picado, la zanahoria y los tomates. Sofríe hasta que todos los elementos empiecen a soltar sus jugos.
  • Salpimienta al gusto.
  • Añade el agua. Yo utilicé 1 taza y media, pero lo que tienes que buscar es cubrir todas las verduras con el agua. Mientras más agua, más líquida te quedará.

  • Revuelve para que todo se integre bien y añade las hojas de albahaca frescas.
  • Baja la temperatura a fuego medio-bajo y deja cocer durante 30-40 minutos.
  • Si te gusta el toque picante, añade pimentón picante ahumado, chile o el picante que más te guste. Le da un toque especial a la salsa.
  • Remueve la salsa de vez en cuando para que no se pegue al fondo y tápala.
  • Prueba la salsa y si está a tu gusto de sal y pimienta apaga el fuego y déjala reposar.
  • Como he dicho antes, dependiendo si prefieres con o sin trozos, déjala así o tritúrala en la batidora.
  • ¡Es la hora del pescado! En un molde para horno y con el horno precalentado a 175ºC salpimienta las piezas y con un chorrito de aceite de oliva engrasa el molde para que no se pegue y otro chorrito por encima del pescado. Añade las ramitas de azafrán por encima del filete. Coloca el pescado con la piel hacia abajo. Mételo en el horno durante 15-20 minutos.
  • Cuando esté listo el pescado sácalo y añade la salsa de tomate.
  • Decora con una hoja de albahaca fresca y…¡Voilà! Una deliciosa cena con la que sorprenderás a todo el mundo!

Como véis, la receta es muy sencilla de hacer. Solo requiere un poco de tiempo y paciencia con la salsa. Y si hacéis esta salsa y la dejáis lista el día anterior, en 20 minutos que tarda el pescado en el horno ¡tendréis la cena hecha! 😀

¡Podéis acompañarlo con un puré de coliflor o con una ensaladilla de raíz de apio y convertirlo en una comida redonda!

Saber Comer – Lubina al horno con salsa verde (26/03/10)

En Saber Comer hemos aprendido a elaborar lubina al horno con salsa verde y pimientos. La lubina es uno de los pescados con menor contenido graso y por lo tanto, uno de los más adecuados para una dieta de adelgazamiento.
Los ingredientes de esta deliciosa receta son:
2 lubinas de ración
1 cebolla
1 manojo perejil
3 dientes ajo
50 gr. guisantes
caldo pescado o marisco
8 pimientos del piquillo
200 gr. gambas
20 gr. almendras
1 clara huevo
20 gr. puré patata
Aceite

En los trucos de Sergio hemos aprendido:

– A hacer torrijas bajas en calorías:

  1. Calentamos la leche aromatizada con piel de limón o naranja, azúcar y canela en polvo y de palo
  2. Con la leche templada o caliente dejamos reposar las rebanadas de pan seco
  3. La clave es que el pan se empape del todo
  4. Pasamos la rebanada por huevo
  5. La escurrimos y ponemos en una bandeja de horno
  6. Al horno 4 minutos con el grill encendido
  7. Tenemos unas sabrosas y jugosas torrijas

– Emplear un vaso para moldear tartaletas:

  1. Ponemos el vaso al revés
  2. Lo rodeamos con una oblea
  3. Sacamos la oblea con papel de plata
  4. Metemos la oblea al horno

– Aprovechar restos de fruta de la licuadora: podemos mezclarlo con yogur y cereales para tener un desayuno completo

Las recetas de Saber Comer , también en el Teletexto de TVE:

  • La receta, en las páginas 345 y 346
  • Los trucos de Sergio en las páginas 347 y 348

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *