0

Receta con mascarpone

Creemos que todos, sobre todo los más golosos, conocemos el queso mascarpone por ser el ingrediente de un postre que gusta a la mayoría, el tiramisú. Esto puede hacer creer a algunas personas que el uso culinario de este queso fresco originario de Italia se exclusivamente para la elaboración de dulces, pero no es así. Este queso cremoso es ideal para hacer distintos tipos de recetas en las que se quiere aportar cremosidad, un toque de acidez suave, algo de dulzor… A continuación vais a ver 12 recetas saladas con queso mascarpone que os encantarán y os irán muy bien si no sabéis en qué gastar esta tarrina que tenéis empezada en la nevera.

Por cierto, también tenéis la opción de hacer queso mascarpone en casa, en este post tenéis una receta fácil para ello, sólo son necesarios dos ingredientes y seguro que los tenéis. Ya veréis que queda muy bien, muy rico y con buena textura, aporta la cremosidad y el sabor suave que se busca en este queso fresco para recetas dulces y saladas. En el recetario que os dejamos a continuación veréis que utilizamos el mascarpone para hacer salsas, para algunos rellenos o simplemente para que la pasta quede cremosa.

Guardaos este post con una docena de recetas con queso mascarpone porque seguramente os va a ir bien recurrir a él tanto para hacer alguna comida o cena rápida para cualquier día de la semana, como para tomar nota de un plato original con el que sorprender a los comensales en una ocasión especial. Ya sabéis que para acceder a las recetas paso a paso sólo tenéis que pulsar en el nombre del plato que aparece sobre la foto. Nos encantará saber qué recetas probáis, en cuál os inspiráis, cuál os gusta más… el objetivo de este recetario es que disfrutéis de la cocina y en la mesa.

Rillettes de trucha

Cremoso de queso de cabra y berenjena

Crema de champiñones y mascarpone

Fusilli lunghi con pollo asado y salsa cremosa de estragón y mascarpone

Pasta capricci con sepia, naranja y jengibre

Pasta con ragú cremoso al enebro

Creps rellenos de mascarpone y pimientos del piquillo

Lasaña de espinacas y merluza

Ñoquis con salsa cremosa de espinacas y queso
Ñoquis cremosos con mascarpone, parmesano y trufa negra
Entrecot con champiñones y queso azul
Sándwich de salmón y endibias con salsa de estragón

Foto | Tallarines con champiñones al vino tinto

Cinco recetas dulces y saladas para disfrutar el mascarpone

Aunque no es un queso como tal, el mascarpone a menudo se encuentra dentro del universo del queso. Este ingrediente es más cremoso que la crema, más sedoso que el ricotta y más rico que tu crema triple favorita.

La preparación del mascarpone comienza con crema fresca que luego se acidifica con ácido tartárico, un componente que se encuentra en las uvas. Es más rico y más mantecoso que cualquier queso crema, yogurt o ricotta. La consistencia es muy similar al queso crema, pero con una textura más liviana.

Esperamos que te sorprenda la cantidad de recetas sabrosas que puedes hacer con mascarpone y no te quedes solo con el tiramusú. Te sugerimos empezar con estas cinco:

Dip de chícharos con mascarpone

Una fiesta no es una fiesta sin una buena botana para picar. Y si bien el hummus y el guacamole siempre son buenos candidatos, innovar nunca está de más.

Ingredientes

  • 2 tazas de chícharos (frescos o congelados)
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1/2 limón, con la ralladura y el jugo
  • 1/4 taza de hojas de menta, finamente picadas
  • 1/2 taza de queso mascarpone
  • Sal y pimienta
  • Verduras frescas, pan pita, o galletas para servir

Procedimiento

Si usas chícharos frescos, colocarlos en una olla con agua hirviendo y cocinar durante aproximadamente 3 a 5 minutos, hasta que estén tiernos. Escurrir el agua y dejar enfriar por completo.

Agregar los chícharos, el ajo, la ralladura de limón y el jugo, y la menta en un procesador de alimentos, y mezclar hasta que quede suave. Agregar el mascarpone y sazonar al gusto con sal y pimienta.

Servir con vegetales frescos, pan pita o galletas saladas.

Sopa de brócoli

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 1/2 tazas de chalotes en rodajas
  • 600 gramos de floretes de brócoli, cortados en trozos
  • 6 tazas de caldo de pollo
  • 1 1/2 tazas de queso mascarpone
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena
  • Cebollín fresco y picado

Procedimiento

Calentar el aceite en una olla grande a fuego medio. Agregar los chalotes y saltear durante 3 minutos. Agregar el brócoli y saltear durante 1 minuto. Agregar el caldo; dejar hervir.

Reducir el calor a medio-bajo. Cubrir y cocinar a fuego lento hasta que los vegetales estén tiernos, aproximadamente 10 minutos. Enfriar ligeramente y trabajar en lotes, transferir la sopa a la licuadora; triturar hasta que quede suave. Regresar a la olla.

Reservar 1/4 de taza de mascarpone en un tazón pequeño; cubrir y enfriar. Batir 1 1/4 tazas de mascarpone y pimienta de cayena en la sopa. Sazonar con sal. Calentar la sopa a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, sin dejar que hierva.

Servir la sopa en tazones y adornar con el marcarpone reservado y espolvorear con cebollino picado.

Papas gratinadas con mascarpone

Ingredientes

  • 6 papas grandes
  • 1/2 taza de mascarpone
  • 24 cucharadas de mantequilla sin sal, en cubos
  • sal y pimienta negra recién molida, al gusto
  • 226 gramos de pancetta, rebanado en tiras de medio centímetro de grosor
  • 226 gramos de tocino rallado, rebanado en tiras de medio centímetro de grosor
  • 2 cabezas de brócoli
  • 454 gramos de bocconcini

Procedimiento

Calentar el horno a 232 °C. Utilizando un tenedor, hacer agujeros aleatoriamente en las papas. Colocar éstas en una charola y hornear hasta que estén suaves, alrededor de 1 hora. Sacar las papas del horno y dejar que se enfríen un poco, luego cortarlas por la mitad a lo largo y retirar el relleno en un recipiente mediano, dejando medio centímetro de “carnita”; regresar las papas vacías al horno. Añadir el mascarpone y 16 cucharadas de mantequilla, además de sal y pimienta, mezclar hasta que sea manejable. Reducir la temperatura del horno a 176 °C.

Mientras tanto, en una sartén grande, cocinar la pancetta y el tocino a fuego medio bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que estén dorados, aproximadamente 20 minutos. Colar la grasa hacia un recipiente, reservar para otro uso (por ejemplo, ¡freír huevos para el desayuno!). Transferir el tocino al recipiente con el relleno de las papas.

Utilizando un cuchillo, cortar los ramilletes de brócoli en piezas de 1 centímetro y reservar en un recipiente. Cortar los tallos de brócoli en piezas de 1 centímetro. En una olla mediana con agua salada, cocer los tallos hasta que estén ligeramente suaves pero aún crujientes, alrededor de 1 o 2 minutos. Escurrir y sumergir en agua helada para detener la cocción. Colocar los tallos en el recipiente con el relleno de papas y tocino, junto con el bocconcini, el queso cheddar y las partes blancas de los cebollines; mezclar hasta combinar todo. Sazonar con sal y pimienta. Dividir la mezcla entre las papas vacías y hornear un poco más hasta que todo esté caliente, alrededor de 20 minutos más.

Mientras, en un sartén mediano a fuego medio alto, derretir 8 cucharadas de mantequilla con 2 cucharadas de agua. Añadir los ramilletes de brócoli y las partes verdes de los cebollines; cocinar hasta obtener un color verde brillante, alrededor de 2 o 3 minutos.

Sazonar con sal y pimienta. Servir en partes iguales sobre cada papa.

Espagueti con mascarpone, espinaca y avellanas

Ingredientes

  • 1/2 taza de queso mascarpone
  • Ralladura de 1 lima
  • Jugo de 1 media lima (aproximadamente 3 cucharadas de jugo)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada recién rallada
  • Pimienta negra recién molida
  • 227 gramos de espagueti seco
  • 5 tazas de espinacas baby
  • 1/2 taza de avellanas tostadas y picadas

Procedimiento

En una olla grande hervir agua con sal al gusto. Mientras tanto, colocar el mascarpone, la ralladura de lima, el jugo, la sal, la nuez moscada y un poco de pimienta en un tazón pequeño y batir para combinar; dejar de lado.

Agregar la pasta al agua hirviendo y cocinarla hasta que esté al dente. Reservar aproximadamente 1/2 taza de agua de pasta, luego drenar la pasta. Regresar la pasta a la olla a fuego lento. Agregar la salsa de mascarpone.

Agregar la espinaca y mezclar para que la espinaca comience a marchitarse. Agregar aproximadamente la mitad del agua de pasta reservada (más si es necesario) para mantener la salsa ligera pero no demasiado acuosa.

Continuar cocinando y mezclar hasta que la espinaca esté cocida. Agregar las avellanas tostadas y revolver para combinar. Servir inmediatamente.

Helado de limoncello y mascarpone

El Limoncello no es solo un digestivo; ¿te atreverías a decir que en realidad lo prefieres en forma de helado? Con esta receta es muy probable.

Ingredientes

  • 2 tazas de crema batida
  • 1/2 taza de leche entera
  • 1/4 taza de crema agria
  • 1/4 taza de queso mascarpone
  • 4 granos de café
  • 1 cucharadita de cáscara de limón finamente rallada
  • 1 vaina de vainilla
  • 4 yemas de huevo grandes
  • 1/2 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1/4 taza de limoncello más adicional para servir

Procedimiento

Batir los primeros 6 ingredientes en una cacerola grande. Remover la pulpa de la vaina de vainilla y agregarla a la cacerola. Cocinar a fuego medio-alto hasta que se formen burbujas en los bordes, revolver ocasionalmente. Retirar del fuego, cubrir y dejar reposar durante 15 minutos.

Batir las yemas de huevo, el azúcar y el jugo de limón en un tazón grande hasta que estén suaves. Batir lentamente la mezcla de crema caliente en la mezcla de yema. Regresar la crema pastelera a la misma cacerola. Revolver a fuego medio hasta que la crema espese lo suficiente para cubrir la cuchara y el termómetro registre 85 ° C, aproximadamente 6 minutos, sin dejar que hierva.

Verter la crema en un tazón mediano. Revolver en 1/4 taza de limoncello. Enfriar la crema pastelera, revolver ocasionalmente, al menos 4 horas. Cubrir y mantenerlo helado.

Procesar la crema pastelera en la máquina para hacer helados según las instrucciones. Transferir al contenedor; cubrir y congelar hasta 2 días.

Colocar el helado en vasos. Rociar con limoncello adicional y servir.

Noticias de Queso Mascarpone en Directo al Paladar

En Francia es típico en las fiestas navideñas agasajar a los invitados con un Bûche du Noël, así que hoy como aún nos queda alguna comida navideña que otra, os propongo un tronco de navidad con chocolate y mascarpone delicioso y mucho más sencillo de preparar de lo que parece a primera vista. El tronco llevaría un relleno muy parecido al típico tiramisú, pero que se hace más goloso gracias a la cobertura de chocolate necesaria para que nuestro pastel parezca de auténtica madera. Os lo recomiendo. Ingredientes para un tronco de doce raciones Para el bizcocho plancha: 4 huevos, 110 g de harina con levadura incorporada, 110 g de azúcar, una pizca de sal Para remojar: 4 tacitas de café expreso, 1 cucharadita de café soluble, 2 cucharadas soperas de vino Marsala Para el relleno: 3 yemas de huevos muy frescos, 250 g de mascarpone, 250 ml de nata líquida para montar, 100 g de azúcar glas, 6 g de hojas de gelatina. Para la ganache: 250 g de chocolate de repostería, 250 ml de nata líquida Cómo hacer tronco de navidad de chocolate y mascarpone Comenzaremos remojando las hojas de gelatina en agua fría durante diez minutos hasta que ablanden. Precalentamos el horno a 170 grados. Forramos una bandeja de horno con papel de hornear sulfurizado. Para preparar la plancha de bizcocho batimos con una batidora las claras a punto de nieve con una pizca de sal, echamos las yemas batidas, mezclamos con cuidado para que no se baje el merengue y añadimos la harina con levadura incorporada y tamiza, unimos la mezcla sin sobrebatir y extendemos con una espátula de pastelería por toda la superficie de la bandeja. Horneamos durante quince minutos. Una vez pasado el tiempo volcamos nuestra plancha de bizcocho encima de un paño de cocina limpio, retiramos el papel con cuidado y enrollamos hasta formar un cilindro. Dejamos enfriar. Mientras preparamos el relleno, en el bol de la batidora con varillas batimos la nata líquida hasta que forme picos. Reservamos. En otro bol batimos el queso mascarpone, las yemas y el azúcar glas hasta formar una crema. Escurrimos las hojas de gelatina, las mezclamos con dos cucharadas de la nata montada y añadimos a la mezcla de queso y yemas, para seguidamente echar también el resto de la nata y formar una crema con la que rellenaremos la plancha. Mezclamos los ingredientes del baño y pincelamos desenrollada la plancha de bizcocho, extendiendo el relleno por toda la superficie y enrollando de nuevo. Cortamos los extremos con un cuchillo para igualar. Para la ganache de cobertura troceamos en un bol el chocolate y hervimos la nata, que volcaremos encima del chocolate y revolveremos hasta que este se haya disuelto. Dejaremos enfriar unas horas hasta que coja cuerpo y extendemos por encima de nuestro tronco haciéndole unas rayas con una brocheta imitando la madera. Mantenemos en el frigorífico hasta la hora de servirlo. Tiempo de elaboración | 1 hora Dificultad | Media Degustación Si en vuestra casa hay golosos que no les llega simplemente con turrón y polvorones de postre, disfrutarán con este tronco de navidad de chocolate y mascarpone. Muy fresquito, entra genial para después de cualquier comida navideña. En Directo al Paladar | Cupcakes de limón con cobertura ligera de queso. Receta de navidad En Directo al Paladar | Bombones salados. Receta de navidad

El queso mascarpone, ¿sabes en qué recetas utilizarlo?

Queso fresco en textura de crema, el mascarpone es originario de Italia donde se utiliza como nata líquida. Muy rico, el mascarpone es un producto preparado a base de leche de vaca o de bufflone, según su procedencia. La crema se vuelve ácida con ácido cítrico o zumo de limón y calentada a 90ºC. A continuación, una vez cuajada, se escurre la masa obtenida durante uno o dos días con una muselina especial en el frigorífico. El mascarpone adopta a continuación esa bella textura nacarada y compacta la cual utilizamos para realizar preparados dulces o salados.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

El tiramisú, la receta estrella con mascarpone

El mascarpone es al tiramisú lo que los huevos son al flan, pero no sólo eso. A continuación, te vamos a dar otras recetas en las que puedes incluir esta crema de queso pero, de momento, rememoremos la receta del tiramisú.
Ingredientes:

  • Dos yemas de huevo
  • 60 g de azúcar
  • 350 g de mascarpone
  • Una cucharada sopera de coñac
  • 150 g de bizcochos
  • 15 cl de café

Modo de elaboración:
En primer lugar, mezcla en un bol, las yemas de los huevos (reserva las claras), el azúcar y el mascarpone. Cuando la mezcla esté lista, añade el coñac Cuando la mezcla esté bien lisa añade una cucharada sopera de coñac. Incorpora después una clara de huevo batida a punto de nieve mezclándola con cuidado. A continuación, empapa 150 g de bizcochos rápidamente en 15 cl de café y colócalos en el fondo de la fuente. Extiende sobre los bizcochos la mitad de la crema preparada. Dispón de nuevo una capa de bizcochos empapados en café y recúbrela de crema. Decora la parte de arriba con cacao en polvo. Déjalo reposar en el frigorífico durante al menos tres horas ¡listo para disfrutar!

La versión salada del mascarpone

En tus platos salados, el mascarpone reemplaza a la nata líquida y le dará mucho más sabor a tus platos. Para hacer la “versión salada”, comienza por cocinar una salsa para aperitivo. Por ejemplo, te proponemos que mezcles seis cucharadas soperas de queso de cabra fresco con la mitad de un bote de mascarpone. Añade un pellizco de cilantro picado y una cucharada de café con cúrcuma. Echa sal, pimienta y obtendrás una crema perfecta para dippear con tus crudités de verduras.

El mascarpone en tus platos principales

En la pasta, el mascarpone sirve de base para las salsas sabrosas, como puede ser una crema de queso, por ejemplo. Puedes sofreírlo en una sartén con especias y algunos chalotes antes de mezclarlo con la pasta en las recetas de macarrones con espárragos y salmón ahumado o, por ejemplo, los tallarines al mascarpone con guisantes. También puedes combinarlo con jamón cocido y otro tipo de queso o, si lo prefieres, con alguna receta que incluya espinacas.
Además, el mascarpone reemplaza igualmente a la nata líquida en la elaboración de una quiche de champiñones o de un gratén de calabacín. ¿Te imaginas su delicioso sabor?

Postre en vaso

Más compacto que la nata líquida o el queso blanco, el mascarpone permite “fijar” los ingredientes en las recetas elaboradas con varias capas como un trifle o un tiramisú. Mezclado con huevos y azúcar, el mascarpone se vuelve una crema dulce para acompañar a las frutas rojas o a los postres de chocolate. Un truco: para hacer el mascarpone más esponjoso, incorpora una incluso dos claras batidas a punto de nieve. Conseguirás así un mousse (que debes azucarar previamente según tu gusto). Una pizca de canela molida espolvoreada in extremis sobre tu crema o tu mousse ¡para garantizar un efecto sorprendente!

Existen más de 300 tipos de queso, ¿lo sabías?
Cómo conseguir masas de pizza propias de la mismísima Italia

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *