0

Receta con seitan

Las principales propiedades nutricionales del seitán

  • Gluten
    El gluten es la proteína del trigo, que a la vez es una mezcla de dos proteínas, la diadina y la glutinina.
  • Alto nivel proteico
    El 24% del peso total del seitán son proteínas (más que el buey, un 20%; o el cerdo, un 16%) y es especialmente rico en lecitina.
  • Bajo en grasas
    No tiene colesterol y ayuda a reducir los niveles en sangre además de ser bajo en grasas (0,30%; el buey tiene un 13%, y el cerdo, un 24%).
  • También tiene minerales como el calcio

Los beneficios para la salud del seitán

El seitán refuerza el cuerpo y es especialmente interesante para niños y deportistas.

Según la medicina oriental, es un alimento moderado, ni excesivamente contractivo ni excesivamente expansivo, por lo tanto también sirve para centrar y para equilibrar la dieta.

El seitan, una gran alternativa a la carne

Volvemos a insistir en la necesidad imperiosa de reducir la ingesta de carne en nuestra dieta. El problema cuando reducimos o eliminamos la carne es que no sabemos cómo procurarnos las proteínas de alto valor biológico que necesitamos.

El seitán es la solución más cómoda, práctica y sabrosa. Pero no debemos olvidar el tofu, el tempeh y la combinación cereal integral con legumbre.

Las claves del seitán en la cocina

El seitán lo venden ya cocinado y envasado al vacío, por lo que no es necesario invertir mucho tiempo en su preparación. De todos modos, si hay problemas digestivos, es necesaria una cocción larga, como un estofado. Sí, se puede estofar y de hecho se cocina como la carne: se puede freír, rebozar, hornear y, evidentemente, estofar.

El seitán no pide grandes habilidades culinarias a la persona que lo prepara: se puede pasar por la sartén vuelta y vuelta y, añadiendo un poco de salsa de soja (tamari o shoyu), queda riquísimo. Es una solución perfecta para todas aquellas personas que quieran reducir la ingesta de carne pero no saben cómo sustituirla.

También es ideal para preparar salsa boloñesa o el relleno de los canelones: para estas recetas, el seitán se usa exactamente igual que la carne.

Canelones de setina con bechamel de coliflor y almendra por Montse Vallory

Las mejores recetas con seitán

A continuación os presentamos algunas recetas deliciosas con seitán del web de Soycomocomo:

  • Fricandó de seitán
  • Tagliatelle de cúrcuma y seitán
  • Canelones de seitán con bechamel de coliflor y almendra por la chef Montse Vallory
  • Estofado de verduras con seitán y setas por la chef Montse Vallory

Bibilografia

  • Nutrición energética y salud, Dr. Jorge Pérez-Calvo, Grijalbo, 2003
  • El equilibrio a través de la alimentación, Dra. Olga Cuevas, IFP Sanitari Roger de Llúria, 2007

¿Qué es el seitán? | Receta de cómo hacer carne vegetal

Posted at h Estás en Ingredientes, Nutrición por Dani

En este artículo te voy a contar todo sobre el seitán, una de las carnes vegetales que más se usan en las recetas vegetarianas y veganas, incluso en dietas macrobióticas.

Contenidos de este artículo

¿Qué es el seitán? ¿qué contiene?

El seitán es un sucedáneo de la carne que se está poniendo cada vez más de moda. Está hecho con gluten de trigo además de otros ingredientes (vegetales y especias) que le dan sabor y aroma, porque si no sería totalmente insípido.

Tiene una alta cantidad de proteína, aunque no de muy buena calidad, como te explico más abajo. Se obtiene a partir de la harina de este cereal.

Una de las principales utilidades del seitán es que tiene mucha versatilidad en su uso y aporta una textura similar a la carne en recetas como albóndigas, fritos, en estofados, rebozados, empanados, salsas tipo boloñesa… Permite realizar la versión vegana y vegetariana de muchísimas elaboraciones.

Beneficios y propiedades del seitán

  • Es un alimento prohibido para cualquier grado de alergia al gluten y para celíacos.
  • Contiene Calcio, Hierro y Magnesio principalmente.
  • Alto nivel de proteína pero de baja calidad y bajo valor nutricional al no contener todos los aminoácidos esenciales (es deficiente en lisina).
  • Contiene muy pocas grasas saturadas.
  • Facilidad de uso.
  • Versatilidad en múltiples recetas.
  • Fácil de digerir.

Información nutricional del seitán

Los nutrientes pueden variar en función de los «añadidos» que tenga el seitán. Aun así, estos son los valores genéricos para que te hagas una idea de su composición.

Por cada 100 gr:

  • Calorías: 370
  • Grasas: 1.9 gr
    • Ácidos grasos saturados: 0.3 gr
    • Ácidos grasos poliinsaturados: 0.8 gr
    • Ácidos grasos monoinsaturados: 0.2 gr
  • Proteínas: 75 gr
  • Hidratos de carbono: 14 gr
  • Sodio: 29 mg
  • Potasio: 100 mg
  • Fibra alimentaria: 0.6 gr

¿Qué es mejor el tofu o el seitán?

Los dos son alimentos muy utilizados en cualquier dieta vegetariana y vegana y cada vez están más extendidos, pero, aunque lo recomendable es alternar entre uno y otro, en esta comparativa gana el tofu. Te cuento por qué:

Beneficios que tiene frente al seitán

  • Su proteína es de mejor calidad y tiene un valor biológico más alto, por lo que se asimila más fácilmente.
  • Se digiere mucho mejor que el seitán, el cual puede resultar indigesto para ciertas personas.
  • Es apto para celíacos… el seitán al estar compuesto por gluten, no.
  • Tiene un nivel interesante de ácidos grasos saludables.
  • Tiene un gran contenido en calcio y hierro, el cual se asimila mejor.

Aun así, no es aconsejable el consumo diario de ninguno de los dos, ni una alimentación exclusiva de estos productos, por eso es mejor ir alternando con diferentes alimentos para una alimentación equilibrada y sana.

Cómo hacer seitán casero

Hacerlo tú mismo es muchísimo más barato que comprarlo. En tienda cuesta aproximadamente unos 4€ cada 200 gramos, y en algunos países es difícil encontrarlo, aunque es probable que pase lo mismo con el gluten de trigo.

Ingredientes

  • 200 gr de gluten de trigo
  • 400 ml de caldo de verduras
  • 100 gr de verduras picadas (se pueden usar las que quieras, como por ejemplo zanahoria, puerro y cebolla)
  • 300 ml de salsa de soja
  • 10 gr de alga kombu
  • 150 gr de jengibre
  • 3 litros de agua aproximadamente

Vídeo receta de cómo hacer seitán casero

Elaboración

Lo primero de todo es mezclar el gluten y las verduras picadas en un bol. Luego añadimos el caldo de verduras y amasamos hasta que se forme una bola de masa.

¡Importante! El gluten de trigo es muy pegajoso cuando se le añade líquido y hay que tener cuidado de que no te caiga en la ropa porque luego te será bastante difícil quitártelo.

Por otro lado, vamos a calentar el agua en una olla y le añadimos la salsa de soja, el alga y el jengibre. Cuando se ponga a hervir coceremos la masa dentro durante 1 hora aproximadamente.

Poco a poco verás que sale a flote (tiene una pinta poco apetecible en este momento pero es normal). A los 30 minutos le damos la vuelta para que cueza también por el otro lado.

Pasado el tiempo, lo sacaremos a un escurridor y lo dejaremos enfriar durante un buen rato.

Después sólo falta cortarlo en el formato que quieras, picarlo, hacerlo trocitos pequeños, láminas, albóndigas…

Y ya tienes tu seitán listo para usar en otras elaboraciones.

Variantes

  • Si tienes problemas consiguiendo las algas o alguno de los ingredientes secundarios, puedes no utilizarlos y te quedará también bien. La receta de seitán tradicional sí que los lleva pero puedes adaptarla de esa forma. Eso sí, tener gluten es 100% necesario.
  • Existen recetas de seitán increíbles gracias a estos otros ingredientes, lo mejor es que hagas pruebas y te crees tu propia combinación de especias y vegetales.

Dónde comprar seitán y gluten de trigo

Si no te he convencido de hacer el seitán en tu casa, siempre puedes comprarlo. Normalmente se puede encontrar en herboristerías y tiendas especializadas aunque cada vez es más fácil que lo tengan los supermercados tipo Mercadona. Lo puedes comprar online con precios muy asequibles en Amazon.

Cómo preparar seitán desde cero. Está riquísimo, es muy fácil de preparar si sigues este tutorial paso a paso y mucho más económico que el seitán envasado.

El seitán es uno de mis sucedáneos de carne preferidos. Junto con el tofu es el que más me gusta. Al hacerme vegana tardé unos años en incorporarlo a mi alimentación, pero ahora lo tomo todas las semanas.

Hace varios años hice un intento de prepararlo en casa para compartir la receta en el blog, pero fue un desastre. Por fin he logrado perfeccionar la receta y estoy muy contenta.

Por si no lo conoces, el seitán está hecho a base de trigo y aunque de forma tradicional se preparaba lavando una masa de harina de trigo con agua, ahora se suele hacer a base de gluten de trigo.

Aunque el seitán se puede encontrar en herbolarios y en algunas grandes superficies es bastante caro, por eso es una gran opción hacerlo en casa, ya que sale mucho más barato.

Además, es mejor para el planeta porque evitamos envases, sobre todo si compramos los ingredientes a granel. El gluten también se puede encontrar en herbolarios y en algunas grandes superficies y el resto de ingredientes son muy fáciles de conseguir.

Hacer seitán es increíblemente fácil, sólo hay que mezclar todos los ingredientes hasta que se hayan integrado y se forme una bola y luego cocinarla durante una hora, nada más.

Cómo hacer seitán – Paso a paso

  • Echa el gluten, la harina integral, el ajo en polvo y la cebolla en polvo en un bol y remueve hasta que se hayan integrado (foto 1).
  • Añade el agua y remueve hasta que se haya integrado completamente (foto 2). No es necesario amasarla mucho, sólo hasta que los ingredientes se integren por completo.
  • Deja reposar la bola en un bol con un paño por encima durante unos 10-20 minutos (foto 3).
  • Haz una bola lo más lisa posible con tus manos (foto 4). Si no te queda perfecta no te preocupes, no va a afectar al sabor, sólo a la apariencia del seitán.
  • Echa el caldo, el tamari o salsa de soja y el alga kombu en una olla grande y cuando rompa a hervir añade la bola de seitán (foto 5).
  • Cocina a fuego medio o medio-alto durante 1 hora, parcialmente cubierto. No es necesario remover (foto 6).
  • Retira el seitán del fuego. Puedes usarlo inmediatamente o guardarlo en la nevera en un recipiente hermético con el caldo de cocción o incluso congelarlo.

Consejos

  • Para que la receta funcione bien lo ideal es usar tazas medidoras o al menos una taza normal de las que se usan para tomar leche o café. La idea es echar el mismo volumen de gluten que de agua, ya que no todas las marcas de gluten pesan exactamente lo mismo. De todas formas, si quieres también puedes usar una báscula y ajustar la receta. Si la masa está muy líquida, añade más gluten y si está muy dura, añade un poquito más de agua.
  • Esta receta se puede hacer usando sólo gluten, pero a mi me parece que la textura queda mejor cuando le echamos algún tipo de harina. También es común usar harina de garbanzo.
  • El ajo y la cebolla en polvo son totalmente opcionales, pero a mi me gusta usarlos porque le dan más sabor al seitán.
  • El caldo y la salsa de soja le dan sabor y color al seitán. Si no puedes tomar soja, puedes sustituirla por sal.
  • Puedes hacer tu propio caldo con verduras enteras, restos de verduras (como receta de aprovechamiento), caldo en polvo (yo uso uno que compré en el herbolario y que mezclo con agua), caldo de verduras envasado, etc. Puedes utilizar agua, pero en ese caso el seitán va a quedar bastante soso.
  • El alga kombu también es opcional, yo le suelo echar un trocito porque siempre la tengo a mano y le da más sabor.
  • Es muy importante usar una olla grande porque el seitán duplicará su tamaño durante el proceso de cocción.

¿Es saludable el seitán?

Siempre y cuando puedas consumir gluten, el seitán es un alimento saludable que podemos incorporar en nuestra alimentación. Tiene un elevado contenido de proteína y es bajo en grasa y en hidratos, pero rico en minerales.

¿Se puede congelar el seitán?

Sí, aunque en ese caso lo ideal es colarlo, descartar el líquido y trocearlo antes de congelarlo. A mi me gusta guardarlo en un recipiente hermético apto para congelador. Puede durar hasta 6 meses en el congelador.

¿Cómo se utiliza el seitán?

Puedes usarlo para sustituir la carne en cualquier plato o receta, ya que tiene una textura y un sabor similares y se cocina de la misma forma, por eso es una de las opciones preferidas de veganos y vegetarianos.

Algunas ideas de cómo puedes preparar el seitán:

  • El seitán se puede comer tal cuál porque ya está cocinado, pero yo personalmente prefiero cocinarlo de alguna manera adicional. Mi forma preferida es troceándolo en rebanadas o rodajas y salteándolo vuelta y vuelta con un chorrito de aceite.
  • Puedes marinarlo para que tenga un sabor aún más intenso.
  • Se puede saltear, hervir, cocinar al vapor o al horno, a la plancha, al grill, ¡como tú quieras!
  • En tiras para hacer fajitas o platos asiáticos tipo wok.
  • Troceado en dados para hacer sopas, guisos o estofados.
  • En brochetas o pinchitos.
  • En forma de filetes. Empanado también queda delicioso. Luego puedes saltearlo, freírlo o cocinarlo al horno.

¿Estás buscando recetas con seitán?

  • Fajitas Veganas
  • Seitán con salsa a la pimienta vegana
  • Pinchos Morunos Veganos
  • Kebab Vegano

¿Has hecho esta receta de seitán?

Por favor deja un comentario abajo, compártela o puntúala. Además, SÍGUEME en FACEBOOK, INSTAGRAM y PINTEREST. ¡Me encanta saber de ti!

Imprimir

Seitán

Cómo preparar seitán desde cero. Está riquísimo, es muy fácil de preparar si sigues este tutorial paso a paso y mucho más económico que el seitán envasado.

  • Autor: Iosune
  • Preparación: 10 mins
  • Cocción: 60 mins
  • Total: 1 hora 10 minutos
  • Raciones: 4 1x
  • Categoría: Tutorial paso a paso
  • Cocina: Vegana

Scale 1x2x3x

  • 1 taza de gluten (120 g)
  • 1/4 taza de harina integral (35 g)
  • 1 cucharadita de ajo en polvo, opcional
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo, opcional
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 8 tazas de caldo de verduras (2 litros)
  • 1/4 taza de tamari o salsa de soja (65 ml)
  • Un trocito de alga kombu, opcional

Instrucciones

  1. Echa el gluten, la harina integral, el ajo en polvo y la cebolla en polvo en un bol y remueve hasta que se hayan integrado.
  2. Añade el agua (a mi me gusta usarla a temperatura ambiente) y remueve hasta que se haya integrado completamente. No es necesario amasarla mucho, sólo hasta que los ingredientes se integren por completo.
  3. Deja reposar la bola en un bol con un paño por encima durante unos 10-20 minutos.
  4. Haz una bola lo más lisa posible con tus manos. Si no te queda perfecta no te preocupes, no va a afectar al sabor, sólo a la apariencia del seitán.
  5. En una olla grande echa el caldo, el tamari o salsa de soja y el alga kombu y cuando rompa a hervir añade la bola de seitán.
  6. Cocina a fuego medio o medio-alto durante 1 hora, parcialmente cubierto. No es necesario remover.
  7. Retira el seitán del fuego y deja que se enfríe para no quemarte. Puedes usar el seitán inmediatamente o guardarlo en un recipiente hermético en el caldo en el que se ha cocinado en la nevera durante unos 7-10 días. También se puede congelar, pero en ese caso tienes que colarlo y guardarlo sin el líquido. Lo ideal es congelarlo troceado. Puede durar hasta 6 meses en el congelador.
  8. Puedes usar el seitán para sustituir la carne en cualquier plato como fajitas veganas, kebab vegano o pinchos morunos. A mi me gusta cocinarlo en rodajas a la plancha con un poquito de aceite y listo. Si está muy soso para ti, añade un poquito de sal.

Notas

  • Para que la receta funcione bien lo ideal es usar tazas medidoras o al menos una taza normal de las que se usan para tomar leche o café. La idea es echar el mismo volumen de gluten que de agua, ya que no todas las marcas de gluten pesan exactamente lo mismo. De todas formas, si quieres también puedes usar una báscula y ajustar la receta. Si la masa está muy líquida, añade más gluten y si está muy dura, añade un poquito más de agua.
  • Esta receta se puede hacer usando sólo gluten, pero a mi me parece que la textura queda mejor cuando le echamos algún tipo de harina. También es común usar harina de garbanzo.
  • El caldo y la salsa de soja le dan sabor y color al seitán. Si no puedes tomar soja, puedes sustituirla por sal.
  • Para el caldo puedes hacer tu propio caldo con verduras enteras, restos de verduras como receta de aprovechamiento, caldo en polvo (yo uso uno que compré en el herbolario y que mezclo con agua), caldo de verduras envasado, etc. Puedes usar agua, pero en ese caso el seitán va a quedar bastante soso.
  • Es muy importante usar una olla grande porque el seitán duplicará su tamaño durante el proceso de cocción.
  • El tiempo de preparación no incluye el tiempo de reposo.
  • La información nutricional no incluye los ingredientes que se desechan (caldo, tamari o salsa de soja y kombu), ya que aportan sabor, pero no puedo saber la cantidad que absorbe realmente el seitán, por eso el contenido de sodio sería mayor.

Nutrición

Keywords: seitan, cómo hacer seitán, seitán casero

El seitán es un producto elaborado con gluten de harina de trigo, por lo que se trata de una proteína que en las dietas vegetarianas sustituye a la carne, por eso lo hemos elegido para haceros llegar nuevas propuestas para el lunes sin carne, pues esto no implica que sea un alimento sólo consumido por vegetarianos, es un alimento más para todos, excepto para quienes padecen intolerancia al gluten, los celíacos.

El seitán es muy versátil en la cocina, se puede comer como la carne, hecho a la plancha, marinado, rebozado, guisado… lo cierto es que no hemos compartido muchas recetas con este producto, pero sí os hemos enseñado a hacerlo, tanto partiendo de harina como del gluten de trigo que se puede adquirir en tiendas de dietética. Claro, el seitán también se puede comprar preparado en estos comercios, tanto en una pieza, como formando filetes, hamburguesas…

En cualquier caso, a continuación podéis ver dos recetas para hacer seitán casero y después algunas recetas con seitán para el lunes sin carne. Veréis que la denominada ‘carne vegetal’ se puede elaborar incorporándole sabores con especias, semillas, hierbas aromáticas, salsas… Si os animáis a hacer seitán casero os recomendamos que empecéis partiendo del gluten de trigo, pues es mucho más rápido y fácil que partiendo de la harina de trigo, aunque tenga un contenido elevado de proteína.

Y las recetas con el seitán que habéis elaborado veréis que son muy sencillas, unas albóndigas con salsa, unos ‘filetes’ a la plancha, otros marinados… esperamos que os gusten y que os inspiren a hacer otros platos con seitán, esperamos que los compartáis con nosotros.

Cómo hacer seitán

Cómo hacer seitán con gluten de trigo

Seitán con semillas y raita de plátano

Albóndigas de seitán con salsa de setas

Seitán con salsa barbacoa y ensalada de calabacín

Recetas con seitán, la carne vegetal de la que todos hablan

Si estás familiarizada de alguna forma con la comida vegetariana, a buen seguro sabrás que la carne vegetal es una realidad llamada seitán. Este preparado alimenticio elaborado a partir de gluten de trigo adopta formas propias de la carne como albóndigas, salchichas o solomillo guisado. Su sabor es suave y su textura compacta, lo que lo hace perfecto para degustar en forma de hamburguesa vegetal o con salsas de verduras.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Algunas de sus características principales son su fácil digestión, su alto contenido en proteínas (alrededor del 20% de su peso total), su bajo contenido en grasas y su mínimo aporte de colesterol. El único ‘pero’ que podemos ponerle a esta falsa y deliciosa carne es que, como ya habrás supuesto, no se trata de un alimento apto para celíacos. Por lo demás, ha llegado el momento de que te dejes conquistar por algunas de nuestras sugerencias. ¿Qué te parecen estas recetas que nos hemos encontrado en Pinterest?

© Pinterest

Albóndigas de seitán

Ingredientes:

  • 200 g de seitán
  • Una cebolla mediana
  • Un pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Un tomate triturado
  • Sal
  • Aceite de oliva

Modo de elaboración:
Para empezar vamos a preparar el seitán. El primer paso es darle forma de albóndigas y para ello podemos utilizar huevo crudo (en caso de no ser veganos) para que sea más fácil aglutinarlo y redondearlas con las manos. También podemos agregar en este punto sal y nuestra especia preferida. Te recomendamos que pruebes con tomillo que le da un toque muy especial.
Después, vamos a rebozar cada una de las albóndigas con pan rallado y las llevamos a una sartén con aceite de oliva para sellarlas. Pasados unos cinco minutos, retiramos y colocamos sobre papel absorbente. Después, llega el momento de preparar la salsa en la que se guisarán las albóndigas. Para ello, preparamos un sofrito con la cebolla y el ajo bien picaditos. Cuando comiencen a dorarse, incorporamos también el pimiento verde bien picado. Cuando el sofrito esté casi listo, incorporamos el tomate que previamente habremos pelado y triturado.
En este punto, incorporamos también las albóndigas que habíamos reservados y rectificamos de sal. Podemos incorporar también una o dos cayenas que le den un toque picante. Lo dejamos a fuego medio durante unos 10 0 15 minutos y ya tendremos lista nuestra receta.

Pasta con seitán

Ingredientes:

  • 300/ 400 g de la pasta que prefieras
  • 300 g de seitán
  • Una cebolla grande
  • Un pimiento rojo
  • Dos zanahorias
  • Dos tomates maduros
  • Dos dientes de ajo
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Modo de elaboración:
Se trata de una receta de lo más sencilla. Tan solo tienes que sofreír todas las verduras primero en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Agregamos primero la cebolla bien picada y a continuación, el ajo, el pimiento y al zanahoria rallada. Dejamos hacerse a fuego medio durante unos 10 minutos y agregamos el seitán desmenuzado con las manos y, a continuación, los dos tomates sin piel. Dejamos hacer durante otros 5 minutos a fuego medio hasta que los tomates se hayan deshecho y rectificamos de sal. Después, apagamos y retiramos del fuego.
En una olla aparte vamos a cocer la pasta. Para ello ponemos agua a hervir con agua y un chorrito de aceite. Cuando comience la ebullición, agregamos la pasta y dejamos cocer durante el tiempo recomendado por el fabricante. Cuando esté lista, escurrimos y mezclamos bien con el sofrito de verduras y seitán. Para terminar, espolvoreamos por encima el orégano y la pimienta al gusto y, si queremos, podemos agregar también un poquito de queso rallado.

Brochetas de seitán con verduras

Ingredientes:

  • 220 g de seitán
  • Un calabacín
  • Una cebolla morada
  • Una berenjena
  • Un pimiento rojo

Para el aliño:

  • 100 ml de agua
  • Un chorrito de jugo de jengibre
  • 100 ml de zumo de manzana
  • Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Sal

Modo de elaboración:
Para elaborar estas brochetas, tan solo necesitas cortar la verdura en taquitos o láminas, al igual que el seitán que irá cortado en cubos. Después, vamos a preparar a la barbacoa todos los ingredientes con una pizca de sal. No te pases demasiado con el tiempo porque lo ideal será que las verduras tengan una textura crujiente. Cuando estén listos todos los ingredientes, los vamos insertando en el palillo, de tal forma que combinemos los ingredientes. Por último, antes de que se enfríen, rociamos con el aliño que hemos preparado mezclando bien todos los ingredientes de la lista.

Seitán al curry

Ingredientes:

  • 500 g de seitán
  • 2 cebollas pequeñas
  • Dos zanahorias
  • 100 g de pasas

Para la salsa:

  • Un sopera de mugi miso
  • Media cucharada de curry en polvo
  • Una cucharada de harina de maíz
  • Ralladura de naranja
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva

Modo de elaboración:
Para empezar, salteamos en aceite de oliva las dos cebollas cortadas en rodajas muy finas. Cuando estén transparentes agregamos las zanahorias cortadas en rodajas, el seitán cortado en cubos, la ralladura de naranja, sal y cubrimos con agua. Tapamos y dejamos cocer durante unos 10 minutos aproximadamente.
Pasado este tiempo, retiramos el seitán y las verduras. Escurrimos bien y reservamos el caldo sobrante. Precisamente en ese caldo vamos a agregar el resto de ingredientes para preparar nuestra salsa. Removemos durante unos 10 minutos a fuego lento hasta que espese ligeramente. Rectificamos de sal y agregamos por encima del seitán y la verdura que habíamos preparado.

Que sigas una alimentación vegetariana o vegana dice muchas cosas sobre ti. ¿Quieres descubrir con este test cuáles son las características de tu personalidad que refleja?

Recetas con hummus que cambiarán tu forma de cocinar (y te harán más saludable)
5 recetas con tofu a las que no podrás resistirte

Seitán – Carne vegetal

  • 350 g de gluten de trigo
  • Medio vaso de pan rallado
  • 1 vaso y medio de agua
  • 3 pastillas de caldo vegetal
  • Medio vaso de salsa de soja
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • Sal o herbamare

Método

  1. Para empezar, mezclamos en un recipiente el gluten de trigo y el pan rallado. Si queremos añadir especias, es el momento.
  2. Por otro lado se pone a hervir el vaso y medio de agua, con las dos pastillas de caldo y cuando estén disueltas, se apaga el fuego y se añade la salsa de soja.
  3. Si utilizamos el caldo vegetal en vez de las pastillas y el agua, sólo tenemos que mezclar un vaso y medio de caldo líquido y la salsa de soja.
  4. Seguidamente, volcamos el líquido preparado a la mezcla de gluten de trigo y pan rallado.
  5. Es importante amasarlo bien para que no queden huecos en el interior del seitán. Invierte en esto todo el tiempo y fuerza que necesites. Tenemos que darle una forma cilíndrica para facilitar el corte.
  6. Seguidamente, en una olla grande ponemos a hervir suficiente agua para cubrir toda la masa, donde meteremos la cebolla, el pimiento , los dientes de ajo y la ultima pastilla de caldo vegetal (o un chorrito de caldo líquido).
  7. Cuando el agua entre en ebullición, metemos el seitán hasta que el agua lo cubra por completo y bajamos levemente el fuego, para que se mantenga hirviendo pero no desborde el agua.
  8. Lo dejaremos dentro durante 30-40 minutos.
  9. Finalmente, lo sacamos del agua y lo ponemos en un colador unos 10 minutos, para que seque bien y se pueda cortar mejor.
  10. Ya tenemos el Seitán hecho, sólo quedará filetearlo fino o grueso, ¡Como más te guste!.
  11. Finalmente, en una sartén o en el horno con muy poco aceite lo pasamos hasta que se dore levemente.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *