0

Receta salmon al horno

Tabla de contenidos

Tengo debilidad por el salmón fresco y son muchas las veces que lo hago en casa para comer, para cenar, casi en cualquier ocasión. Hoy he preparado este recopilatorio de 17 recetas de salmón al horno deliciosas, que os recomiendo leer con detenimiento porque vais a descubrir preparaciones que os harán amar este pescado.

En filetes, en lomos, en tacos o en rodajas, el salmón es un pescado muy sano, muy rico en Omega 3, con una textura suave y sedosa y con un sabor intenso que suele gustar a todos. Por eso lo hemos elaborado en Directo al Paladar de muchas formas, de las que hemos seleccionado estas 13, nuestras mejores recetas de salmón al horno.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

1. La receta más fácil de salmón al horno

Cuando empecé a preparar la receta de salmón al horno más fácil del mundo pensé en la clásica cama de patatas y hortalizas asadas -tomate, cebolla, pimiento-, sobre la que asar un lomo grande de salmón fresco hasta dejarlo en su punto. Basta con ponerlo en el horno y dejar que el calor haga todo el trabajo. Tenéis que probarlo porque el sabor es realmente impresionante.

Ingredientes

Para 5 personas

  • Salmón fresco en un lomo entero 1 kg
  • Patata 2
  • Pimiento verde italiano 1
  • Cebolleta 2
  • Tomate 2
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer Salmón al horno fácil

Dificultad: Fácil

  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 15 m

Comenzamos preparando una cama sobre la que vamos a asar el salmón. Para ello, picamos las patatas en rodajas de medio cm de grosor, el pimiento y la cebolleta en juliana y el tomate en rodajas finas. Distribuimos todas las hortalizas sobre la bandeja del horno, sazonamos y añadimos un poco de aceite de oliva, un poco de agua y un poco de vino blanco. Horneamos a 190º durante 20 minutos hasta que las patatas estén tomando color y el resto de las hortalizas haya quedado bien pochado. En ese momento, espolvoreamos bien con pimienta negra y colocamos el lomo de salmón sazonado sobre la cama de hortalizas. Añadimos también unos aritos del verde de la cebolleta distribuyéndolos por encima. Dejamos que el salmón se cocine durante unos 10 minutos. Servimos directamente en la misma fuente de horno en la que lo hemos cocinado.

2. Salmón al horno con patatas

Esta receta de tacos de salmón al horno con patatas espolvoreadas con pimienta negra es perfecta para cuando queremos hacer una cena ligera, sin complicaciones. Una patata, y dos o tres taquitos de salmón y listo en diez minutos. Son solo tres o cuatro ingredientes y se hace en un pispás. ¿No os está apeteciendo?

3. Pizza de salmón al horno

Cuando hice esta pizza de salmón fresco me sorprendí con la intensidad del sabor que aporta el pescado a esta preparación. Hasta entonces, solo lo había hecho con salmón ahumado pero a partir de aquel día la he repetido muchas veces. Además es perfecta para aprovechar los trocitos de salmón sobrantes cuando hago lingotes o lomos.

4. Salmón en croute

Es una de las recetas más elegantes para hacer con salmón en el horno. El salmón en croute se presenta en un hojaldre, como si fuera una empanada. Dentro de la masa, el pescado se cocina a la perfección y sus aromas impregnan la masa. Tenéis que probarlo pronto porque vale la pena.

5. Salmón al horno en papillote

El papillote es una técnica que nos permite cocinar el salmón en sus propios vapores dentro del horno. Este salmón al horno en papillote se cocinó con cebolla, pimiento y zanahoria, todo junto en el mismo paquete. El toque final fue un espolvoreado con abundante pimienta rosa. Aún salivo al recordarlo.

6. Salmón al horno con hierbas

Las hierbas aromáticas son el principal secreto de este delicioso salmón al horno con hierbas que nos enseñó Carmen hace unos meses. Resulta perfecto para cenar ya que es una receta ligera y saludable, pero llena de sabor. El salmón tiene gran efecto saciante por lo que con una tajada de unos 150 g quedaremos plenamente satisfechos.

7. Salmón congelado al horno listo en 15 minutos

Para cuando no hay casi tiempo y necesitamos improvisar una cena sabrosa, hay formas de cocinar el salmón congelado, llevándolo del congelador al horno y de ahí a la mesa todo en menos de 15 minutos. Aquí podéis ver cómo prepararlo con una estupenda salsa de miel y mostaza.

8. Salmón al horno con salsa agridulce

Me gusta mucho esta receta de Philippe, el salmón al horno con salsa agridulce ya que es una receta fácil, elegante y llena de matices, como casi todas las que prepara nuestro compañero mexicano. No dejéis de probar esta idea, esa salsa, esa guarnición…

9. Rodaja de salmón al papillote con cilantro

El cilantro es un ingrediente al que amas o al que odias, no hay termino medio. Sin embargo, estoy casi seguro de que todos disfrutarán con el salmón al papillote con cilantro de María José, porque al mezclarlo con el salmón, los sabores se mezclan y se matizan, consiguiendo un equilibrio que resulta delicioso.

10. Salmón al horno cajún

Tengo muchas ganas de hacer el salmón al horno con especias cajún porque esta mezcla de especias del sur de los Estados Unidos me gusta mucho, aunque solamente las he utilizado para guisos y recetas de carne. No tengo dudas, me basta con mirar la foto para saber que estará buenísimo.

11. Salmón al horno con salsa de cítricos y jengibre

Acabo de descubrir esta receta del salmón al horno con salsa de cítricos y jengibre es una buena prueba de las muchas posibilidades que tiene este ingrediente. Mezclado con el dulce y el ácido de los zumos y el ligero toque picante del jengibre, la salsa es una locura y el sabor del pescado es sencillamente, redondo. Me encanta.

12. Salmón al horno con cítricos

El salmón al horno con cítricos que hizo Lola, no utiliza solamente el zumo sino que introduce rodajas de naranja y limón para intensificar el sabor. Con una cucharada de mostaza antigua para ligar la salsa, tiene todo para que esta receta de salmón al horno sea una de mis preferidas.

13. Salmón al horno con noodles y mirin

Esta receta de salmón al horno con noodles y mirin es un auténtico plato completo ya que incluye las proteínas del pescado y los hidratos de los noodles. Por si fuera poco, este plato lo tendremos en la mesa en menos de 30 minutos, así que tomad nota por si os viene bien para el futuro…

14. Salmón en papillote con puerros y salsa teriyaki

Las salsas orientales le van muy bien al salmón y buena prueba de ello es este salmón en papillote con puerros, zanahorias y salsa teriyaki que nos enseñó Esther y que resulta perfecto para cuando queremos hacer dieta baja en calorías.

15. Lomo de salmón al horno con salsa de ajonesa

Con frecuencia preparo en casa recetas de pescado con una costra de mayonesa gratinada. Esta salsa tras pasar por el horno queda esponjosa y ligeramente dorada en la parte superior, con una textura que me resulta divina. De modo similar ha hecho Carmen con este salmón al horno con costra de ajonesa usando para la costra una mayonesa de ajo que le dará al salmón un toque perfecto. No hay más que verlo.

16. Pastel ruso de salmón Kulibiak

Una receta parecida al salmón en croute o en hojaldre, es este Kulibiak, un pastel ruso de salmón que nos enseñó María José hace tiempo y que cuando probé me pareció muy rico. Lo característico de este tipo de pasteles a diferencia con cualquier empanada es que se compone de varias capas de ingredientes picados apiladas sucesivamente, para evitar que se mezclen.

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

17. Salmón al horno con costra de perejil y mostaza

Terminamos la recopilación con una receta sencilla, el salmón al horno con costra de perejil y mostaza. Se trata de una receta de Lorraine Pascale que podemos hacer también con otros pescados. Con una guarnición de patatas y brócoli al vapor aliñados con un poco de mantequilla, resulta perfecta para una comida a mediodía.

Como habréis podido comprobar, hay muchísimas recetas interesantes para cocinar el salmón en el horno y estas 17 pueden ser perfectas para probarlo, o para repetir las que más os hayan gustado. Al repasarlas, a mí también se me ha antojado salmón para esta primera semana de septiembre, así que ya he apuntado comprar un lomo de salmón en la lista de la compra.

En Directo al Paladar | Cómo cortar un lomo de salmón para su máximo aprovechamiento
En Directo al Paladar | Las recetas de salmón del ganador del Bocuse D’Or

Salmón al horno

Tomar pescado es básico para mantener una dieta sana y equilibrada. En este caso, hemos optado por el salmón, un pescado muy típico de los países nórdicos y muy nutritivo por su alto porcentaje de proteínas y omega-3. Además es muy versátil ya que se puede comer ahumado, marinado, a la plancha… Nosotros te lo presentamos al horno y con limón, ajo y nuestro aceite de oliva virgen Olisone. ¡No querrás cenar nada más!

CÓMO PREPARAR UN SALMÓN AL HORNO:

  1. Cortamos por la mitad los lomos de salmón y los disponemos en una bandeja con papel de hornear, añadimos aceite y salpimentamos. Horneamos durante 25 minutos a 190 ºC.
  2. Mientras, preparamos la salsa de lima-limón: cortamos los dientes de ajo en pequeños dados, los freímos en una sartén con aceite y los reservamos en un bol.
  3. Añadimos al ajo la ralladura de lima y limón y exprimimos también. Incorporamos la leche evaporada, la salsa de soja, la miel y batimos hasta formar una crema.
  4. Emplatamos el salmón, aliñamos con la salsa de lima-limón, decoramos con perejil fresco picado y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

El ingrediente clave de esta receta es el salmón. Se trata de un pescado azul. El salmón posee un alto contenido de proteínas de alta calidad, así como vitaminas B, A y D. Además, es una fuente de minerales como el magnesio o yodo. Uno de sus principales atractivos es el omega 3, el cual ayuda a reducir los niveles de colesterol.

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.

Cómo cocinar un salmón entero al horno

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Cocina un salmón entero en el horno para un plato principal impresionante y delicioso. Es fácil de preparar, pero lo suficientemente festivo para una fiesta navideña. Retira la cabeza antes de cocinarlo para los comensales detallistas o deja la cabeza en su lugar y disfruta de la carne preciada de la mejilla. El salmón fresco sólo necesita limón, aceite de oliva y hierbas para realzar el sabor sin enmascararlo. El salmón es una buena fuente de proteína y ácidos grasos omega-3.

Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit. Lava el salmón bajo agua fría. Sécalo con toallas de papel.

Combina la mantequilla, el ajo, el eneldo, el perejil, el romero, la sal y la pimienta en un tazón pequeño. Mézclalos para combinar los ingredientes.

Frota la mezcla de mantequilla en todo el interior de la cavidad y el exterior del salmón hasta que lo recubras completamente. Coloca el pescado en una fuente para horno.

Coloca los trozos de limón alrededor del salmón. Cubre el molde para hornear ligeramente con papel de aluminio y colócalo en el estante central del horno.

Hornea el salmón durante unos 35 minutos, o hasta que alcance una temperatura interna de 135 grados Fahrenheit y se desmenuce fácilmente con un tenedor. Deja reposar el pescado a temperatura ambiente durante 10 minutos antes de servirlo.

Consejo

Sírvelo con arroz pilaf y espinacas salteadas para una comida completa.

El salmón es uno de los pescados que más fácil se puede encontrar en cualquier pescadería de supermercado y su precio no suele ser excesivo.

Si a eso unimos que se trata de un pescado de esos que nos recomiendan incluir en nuestra dieta por su alto contenido en grasas saludables y proteínas de alto valor biológico, estamos hablando de uno de los pescados que más se consumen y sobre todo, de los que más se consumen por parte de la gente que tiene poco tiempo para dedicárselo a la compra de alimentos y a la cocina.

Pero, pese a su popularidad, si no prestamos un poco de atención a la hora de cocinarlo, podemos acabar en el plato con un pescado reseco y estropajoso que nos quite las ganas de repetir. En este post recopilamos los 8 típicos errores al cocinar salmón que debes evitar a toda costa si realmente quieres disfrutar de este pescado.

Errores al cocinar salmón que no debes cometer

Cuando se trata de un alimento que normalmente solemos cocinar de una manera muy poco elaborada, como es el caso del salmón que habitualmente se cocina a la plancha o al vapor, es fácil confiarse y que el resultado acabe siendo un auténtico fiasco.

No elegir bien el salmón

Eso es fundamental, tanto si compras salmón congelado, como si lo compras fresco o ya descongelado, debes tener claro que los mejores resultados siempre los vas a conseguir con un salmón fresco.

En cuanto a la coloración, aunque depende de la variedad de salmón que se trate, en general, cuanto más intenso sea el color, mejor será su calidad. Eso en el caso de los salmones salvajes, ya que en los de piscifactoría puede intensificarse el color mediante la alimentación que se les suministra.

Y por supuesto, a la hora de saber si un salmón está fresco o no lo está, se aplica todo lo que sabemos para conocer si un pescado está fresco.

Personalmente, a mí lo que me gusta es comprar el salmón entero y que el pescadero se enrolle y me lo prepare para congelar, separando la cola, cortando algunas rodajas y dejando por otro lado lomos y ventrescas.

No descongelarlo correctamente

Tanto si has comprado una cantidad grande de salmón fresco con intención de congelar como si lo has comprado ya congelado, antes de que puedas comértelo te tocará pasar por un paso inevitable, el de la descongelación y eso requiere previsión y planificación previa. Hay que acordarse de sacarlo del congelador y dejarlo en la zona de nevera desde 24 horas antes de su consumo.

Antes de cocinarlo, ya sea hervido, en las brasas o en una sartén adecuada, debemos secarlo a conciencia con papel absorbente y esperar a que se ponga a temperatura ambiente, pues cuanto más frío esté el pescado al ponerlo sobre la fuente de calor, mayor es la probababilidad de que los bordes queden sobrecocidos.

Y, por supuesto, evitar descongelarlo en el microondas, ya que lo que conseguiremos será un pescado parcialmente cocinado.

Quitar la piel antes de cocinarlo

Independientemente de que vayas a comerte la piel o no, que en el caso del salmón si está crujiente está deliciosa, la piel es una barrera de protección a la hora de cocinar el pescado que ayuda a retener los jugos y a mantener la carne tierna cuando lo cocinamos sobre la piel.

Además, si una vez cocinado el salmón decides que no quieres comerte la piel, ésta será sumamente fácil de retirar con el tenedor.

No retirar las espinas de los lomos antes de cocinarlo

Si tienes un pescadero majo y se lo pides, probablemente lo haga por ti. Si no, te merecerá mucho la pena armarte con unas pinzas quita-espinas y retirarlas todas, que es mucho más fácil de lo que parece.

Lacor – 62928 – Pinza Quita-Espinas Inox. 12cm

4,7€ Antes: 4,36€ Encuéntralo en Amazon

A unas malas siempre puedes tener en la cocina unas pinzas de depilar destinadas solo para ese uso, aunque las específicas para espinas son un poco más grandes, por lo que facilitan el agarre y son mucho más fáciles de utilizar.

errores-salmon-01

No sazonar en el momento adecuado

La sal debes añadirla justo antes de cocinar el salmón, ya que si la añades demasiado pronto la sal hará que el salmón pierda humedad y lo resecará, por lo que a no ser que quieras hacer un riquísimo salmón marinado, la sal siempre en el último momento.

Cocer el salmón en agua sola

Si lo que buscas es un plato saludable y decides optar por hervir el salmón, en este caso no llegará con sazonar solo el pescado antes de cocerlo, sino que debes añadir elementos que den sabor al agua, no solo sal y pimienta, sino algunos vegetales, unas gotas de aceite de oliva virgen extra y algunas especias, como el eneldo, la especia reina si hablamos de condimentar un salmón.

Marear el salmón con vueltas y más vueltas

Si cocinas el salmón a la plancha, tienes dos opciones, ponerlo por el lado de la piel y taparlo, así se cocinará perfectamente sin que tengas que darle ni una sola vuelta. Si no tienes una tapa adecuada, entonces bastará con que le des solo una vuelta para que se haga por el otro lado. Por supuesto, nada de aplastarlo con la espátula “para que se haga antes”.

Dejar que se pase de cocción

Lo ideal es apartar el salmón del fuego cuando esté casi hecho y dejarlo reposar unos minutos para que con el calor residual se termine de cocinar. Si no tienes muy claro cual es el punto del salmón, siempre puedes usar un termómetro de cocina para controlar la temperatura en el interior de la pieza y retirarla del fuego cuando se alcancen los 62ºC, que sería la temperatura mínima de seguridad si cocinamos el pescado a la plancha. Si, a partir de ahí, dejas que el termómetro siga subiendo, tendrás un bonito estropajo naranja.

Fuente | Mashed

Salmón al horno, la receta más fácil de libro

Salmón al horno, una receta muy equilibrada y sana, apta para toda la familia. Veréis cómo os gusta esta deliciosa receta de pescado, incluso a los niños.

Para que coja sabor, primero vamos a aderezar el salmón con zumo de naranja, salsa de soja, ajo, pimienta y aceite de oliva virgen extra y lo vamos a hornear, veréis que queda muy jugoso y sabroso.

El salmón es un pescado azul que tiene un alto contenido en ácidos grados Omega3 y proteínas de alto valor biológico por lo que es recomendable incluirlo dentro de nuestros menús semanales familiares, más abajo os hablamos un poco más de este pescado.

Nosotros hemos escogido en la pescadería un trozo grande entero; nos lo han preparado ya sin espinas aunque lo revisaremos cuidadosamente en casa, de este modo se lo podremos dar a los niños con tranquilidad. Pero también podéis preparar esta receta de salmón al horno con filetes, tratad de que sean gorditos.

En esta ocasión hemos acompañado el salmón al horno con puré de patata y unas hojas de rúcula; una cena perfecta que sólo tardaréis en preparar 15 minutos, aunque de elaboración es mucho menos: mientras bañáis a los niños, el horno se encarga de hacer todo el trabajo.

  • 1 trozo de salmón de unos 800 gramos
  • Una naranja de zumo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de granos de pimienta surtida
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer salmón al horno

Preparamos el aderezo

Ponemos en el mortero los ajos y la pimienta y hacemos un majado. Añadimos el zumo de naranja, la soja y el aceite de oliva virgen extra, mezclamos muy bien y vertemos sobre el salmón.

Llevamos el salmón al horno

Introducimos en el horno que debe estar precalentado, a 180ºC entre 12 y 15 minutos, dependiendo del grosor. Sacamos y servimos este riquísimo Salmón al horno y a ver quién dice que la cocina es complicada.

3 recetas de salmón al horno fáciles

En este vídeo que os hemos preparado podéis ver 3 recetas fáciles de salmón al horno. La primera es la que os hemos dejado aquí arriba, las otras dos os las detallamos a continuación:

Salmón al horno en papillote

Ingredientes: 800 g de salmón entero o en filetes; el zumo de 1 limón; 1 limón cortado en rebanadas; sal; perejil picado

Preparación: Disponemos una hoja de papel de hornear sobre una fuente de horno; colocamos el salmón en el centro, salamos, lo untamos con perejil picado; lo rociamos con el zumo de limón, disponemos unas rodajas de limón por encima y cerramos el papillote como si envolviéramos un paquete. Llevamos al horno precalentado 180°C por 15 minutos aprox.

Salmón al horno con patatas

Ingredientes: 800 g de salmón entero o en filetes gruesos; 1 vaso de vino blanco; 1 vaso de agua; aceite de oliva virgen extra; 3 o 4 patatas; 3 dientes de ajo; 1 cebolla; 3 cucharadas de pan rallado; 2 cucharadas de perejil picado; sal y pimienta

Preparación: Cortamos las patatas en láminas muy finas, si podéis cortadlas con la mandolina. Aceitamos una fuente para horno y distribuimos las patatas en el fondo. Salamos y echamos por encima el perejil, el ajo y la cebolla picados; disponemos el salmón, condimentamos con sal y pimienta; espolvoreamos con el pan rallado y vertemos por encima la mezcla del vino con el agua y 4 cucharadas de aceite. Introducimos en el horno precalentado a 180°C por 20 o 25 minutos.

Trucos para hacer un salmón al horno perfecto

  • A la hora de comprar el salmón, fijaos en que la carne tenga un bonito color anaranjado; que la carne esté tersa y dura y que las escamas y piel estén brillantes.
  • No le quitaremos la piel y dejaremos que se cocine este salmón en el horno con la piel hacia abajo; así mantendrá su forma y se quedará más jugoso. Una vez en el plato, la carne se desprende muy fácilmente de la piel.
  • Es importante que el horno esté precalentado para que el salmón quede jugoso.
  • No es necesario añadir sal al marinado de este salmón asado ya que con el sabor de la soja es suficiente.
  • Hay algunas salsas de soja que contienen gluten por lo que revisad la etiqueta si tenéis algún intolerante invitado a cenar.
  • Podéis acompañar esta receta de salmón al horno de arroz salteado, de pasta o simplemente de una ensalada.

Recetas de salmón, por qué incluirlas en el menú familiar

¿Por qué es recomendable incluir el recetas de salmón en nuestra dieta familiar? Os contamos algunos de los beneficios y propiedades del salmón para la salud:

  • Presencia de Omega-3: El salmón es un pescado azul que aporta aproximadamente 11 gramos de grasa por cada 100 gramos de pescado, similar al de las sardinas o el atún. Lo importante de este dato es que esa grasa es rica en omega-3, por lo que está recomendado para toda la población y especialmente para aquellos con problemas cardiovasculares; ya que como sabéis, el omega-3 ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos, y aumenta la fluidez de la sangre, previniendo la formación de trombos.
  • Vitaminas en el salmón: Destaca también la presencia de vitaminas pertenecientes al grupo B como la B2, B3, B6 y B9 y B12 que intervienen en procesos de como la formación de glóbulos rojos, funcionamiento del sistema nervioso y de defensa inmunitaria, etc. También tiene vitaminas liposolubles como la A y la D. La A favorece la resistencia frente a las infecciones y ayuda al mantenimiento, crecimiento y reparación de la piel y otros tejidos y órganos del cuerpo. De la misma forma esta vitamina es necesaria para el desarrollo del sistema nervioso y para la visión nocturna. Por su parte la vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y ayuda a la absorción y fijación del mismo.
  • Fuente de magnesio y yodo, que como sabréis es indispensable para l crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro, por lo que el salmón está especialmente recomendado en el embarazo y durante la lactancia.
  • Contraindicaciones del salmón: Al igual que otros pescados azules es importante destacar su contenido en purinas, que se transforman en ácido úrico, por lo que está desaconsejado en caso de hiperuricemia o gota.
  • Mejor fresco que ahumado: Debido a su alto contenido de sodio, por el añadido de sal como conservante, se desaconseja el consumo de salmón ahumado en caso de retención de líquidos o de hipertensión.
  • ¿A partir de qué edad pueden tomar salmón los niños pequeños? El pescado azul está recomendado a partir de los 18 meses, primero es recomendable introducir los pescados blancos. Aquí tenéis información detallada que os contamos en otro artículo.

Como veis, tanto si es salmón al horno, como si preparáis un salmón a la plancha, en papillote o salmón marinado, es un pescado absolutamente recomendable.

| 4 votos Cargando…

BLOG MINERVA

El salmón es un pez delicioso y muy saludable, especialmente si es preparado como en esta receta al horno. Lo mejor es que es una receta de salmón al horno muy fácil y rápida de hacer.

Usted va a necesitar de los siguientes ingredientes para una comida para dos personas:

· 300 gramos de salmón en pedazos

· 1 cuchara de sopa de mantequilla

· Ralladura y el jugo de un limón siciliano

· Condimento verde al gusto

· Aceite de oliva

· Pimienta blanca al gusto

· Pimenta negra al gusto

· Sal al gusto

La preparación para tener un salmón sabroso y suculento es rápida y simple. El primer paso es picar el condimento verde, tirar las ralladuras del limón y exprimir el jugo y deja reposar.

Precaliente su horno a 180ºC. Condimente el salmón con sal, pimienta blanca y aceite en una forma o pírex, riegue con un hilo de aceite de oliva y lleve al horno por 15 minutos.

Mientras el salmón hornea, vamos a terminar la preparación de la salsa. En una olla, derrita la mantequilla – agregue un hilito de aceite de oliva para la mantequilla no se queme. Con la mantequilla derretida, adicione las ralladuras y el jugo de limón, mueva hasta hervir, apague y deje reposar.

Retire el salmón del horno, coloque en un plato y sirva con la salsa de la olla, el condimento verde picado y un poco de pimenta negra molida. ¡Para acompañamiento, si desea, un arroz o papas cocidas son excelentes!

Me encanta el salmón al horno, es una receta de pescado fácil y muy deliciosa que además se prepara en poco tiempo. Cualquier persona, incluso sin experiencia en la cocina puede prepararlo.

Además, sólo requieres 2 o 3 ingredientes: limón, sal, y pimienta… ah y aceite de oliva, bueno, 4 ingredientes.

Por supuesto, puedes hacer salmón al horno con más ingredientes: condimentos extra, hierbas frescas, patatas, verduras. Prácticamente todo le va bien a este plato.

En este caso vamos a cocinar salmón en el horno en su versión más sencilla, y vamos a usar rodajas frescas.

¿Por qué rodajas en vez de filetes?

Bueno, en esta receta hablo de rodajas, pero muy bien puedes usar filetes gruesos. Sin embargo, hay un detalle que me hace preferir las rodajas: la piel que la rodea le da un sabor espectacular. Además, la carne que está alrededor del hueso del medio tiene un sabor muy intenso.

Por supuesto, puedes elegir un filete que tenga una de las caras con la piel y va a funcionar maravillosamente bien. Al final, es tu decisión.

Listo, es hora de cocinar esta deliciosa, sencilla y muy rápida receta casera 🙂

Receta salmón al horno con limón

Utensilios recomendados:

  • Bandeja antiadherente para hornear

Recuerda que muchos hornos no cocinan a la temperatura que indican, esto puede hacer que tu comida se haga más lento o más rápido. Te recomiendo que estés atento.

4.56 de 25 votos Preparación de un salmón horneado en menos de 30 minutos. Plato Pescados Cocina Casera Keyword al horno, receta saludable Tiempo de preparación 5 minutos Tiempo de cocción 20 minutos Tiempo total 25 minutos Raciones 2 Calorías 170kcal Autor Daniel

  • 2 rodajas de salmón fresco
  • 1 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración paso a paso

  • Calienta el horno a 180 grados.
  • Limpia las rodajas del salmón, ponles sal y pimienta al gusto y un chorro de aceite de oliva.
  • Ponlas en una bandeja para hornear.
  • Pica la mitad del limón en rodajas y ponlas sobre el salmón.
  • Mete el pescado en el horno y deja que se cocine de 15 a 20 minutos.
  • Revisa cómo va la cocción de vez en cuando porque no todos los hornos cocinan igual, puede estar listo antes de tiempo o demorar más.
  • Cuando esté listo el salmón, sácalo del horno y sírvelo acompañado con alguna buena ensalada o con arroz blanco.
  • Pon en el plato un trozo de limón para que cada quien lo exprima a su antojo.

¿Verdad que fue muy fácil de preparar? Puedes acompañar este plato con arroz blanco, con alguna ensalada fresca o puedes hacer lo que te indico a continuación.

Hacer salmón al horno acompañado con patatas picadas en rodajas es muy delicioso.

Sólo vas a necesitar 2 rodajas o filetes de salmón fresco, 1 o 2 patatas medianas, sal gruesa, pimienta y aceite de oliva.

Si quieres aprender a preparar esta deliciosa receta de salmón, .

Otras recetas con frutos del mar que te podrían gustar mucho:

  • Receta de calamares en salsa
  • Receta gambas al ajillo
  • Aprende a hacer caldo de pescado

¿Te gustó este delicioso salmón al horno con limón? Es saludable y muy rico. ¡Comparte esta receta en tus redes sociales! ¡Gracias!

Cómo hacer salmón al horno. Preparar una receta de pescado al horno es muy sencilla y rápida. Si dispones de una fuente apropiada para meter al horno y bonita como para sacarla a la mesa.

Mi madre me dio mucho pescado desde que era pequeño, su favorito era el salmón.

Hoy os traigo una receta muy casera, salmón con verduras al horno. El salmón es fuente de omega 3, que nos ayuda a reducir nuestro nivel de colesterol. Con lo que es fundamental incorporarlo en nuestra dieta.

Si te decides a preparar esta receta te evitarás tener que cambiar el emplatado si tienes invitados y quieres dar buena impresión. En cualquier caso, yo siempre suelo servir el pescado directamente desde el horno, en la fuente en la que lo he cocinado. De este modo se mantiene caliente y su carne y piel quedan intactas, conservando los sabores y jugos en los que se ha cocinado

Esta receta tiene como base la patata y el tomate, siendo este último el ingrediente que más me gusta para acompañar al salmón. Si no os apetece complicaros mucho, pero queréis comer sano, podéis poner una cama de patatas y tomate en el horno. Sobre ellas el salmón salpimentado con un chorro de vino blanco.

Estoy seguro que es una receta que va a triunfar en casa, incluso con los más pequeños. ¡Manos a la obra con esta sabrosa y sencilla receta!

Preparación de la base del salmón al horno

  1. Empezamos pelando y preparando los ingredientes que vamos a utilizar. Pelamos las patatas y las cortamos en láminas de un centímetro de grosor, aproximadamente.
  2. Pelamos y cortamos los tomates en láminas finas. Cortamos la cebolla y el puerro en juliana. Pelamos y cortamos la zanahoria en láminas.
  3. En una sartén, con abundante aceite freímos las patatas. Que no queden muy crujientes, ni doradas, porque las vamos a terminar de cocinar al horno.
  4. Precalentamos el horno a 180° C.
  5. Una vez estén listas las patatas, las ponemos en la bandeja de horno formando una cama. Salamos.
  6. Ponemos los tomates en rodajas sobre las patatas y echamos un poco de sal.
  7. Introducimos la fuente con las patatas y el tomate al horno. Lo tendremos a 180°, con calor arriba y abajo, durante 15 minutos o hasta que el tomate se aplaste bien con el tenedor. Cuando esté listo, lo sacamos y reservamos.
  8. En una sartén, echaremos un chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté templado añadimos la cebolla, el puerro, la zanahoria y una pizca de sal. Lo tendremos a fuego medio, hasta que la cebolla y el puerro estén transparentes, y la zanahoria esté tierna.
  9. Colocamos el sofrito sobre la cama de tomates y patatas y reservamos un poco para poner sobre el salmón.

Horneado del salmón y presentación final

  1. Salpimentamos el salmón y lo colocamos sobre los ingredientes que ya están dispuestos en la fuente de horno. Sobre el salmón ponemos el sofrito que habíamos reservado.
  2. Como la carne de pescado es tierna de por sí, no se requiere una larga cocción al horno. Pero cuidado, dependiendo del tamaño de la pieza de pescado, en nuestro caso, del salmón, variarán los tiempos.
  3. Si la pieza es grande, podemos bajar la cocción a 180° C, aumentando su tiempo de horneado. Si las piezas son más pequeñas y finas, aumentaremos la temperatura hasta 200° o 230° C, y reduciremos el tiempo de horneado.
  4. Por último, echamos un chorro de vino blanco sobre el pescado y lo metemos en el horno a 200° C. Con temperatura calor arriba y abajo, unos 20 minutos o hasta que al abrir el lomo de salmón, este no esté crudo.
  5. No os paséis de tiempo, no queremos que el pescado nos quede seco, lo queremos en su punto.

Este salmón no sólo sorprenderá a tus invitados con su delicioso sabor sabor, sino que puede convertirse en un principal perfecto en una fiesta o día especial con la familia o amigos.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de salmón al horno en el siguiente álbum.

Consejos para un salmón al horno de rechupete

  • Para darle un poco de gracia a esta receta se le puede añadir un puerro, una cebolla y una zanahoria. Estos le van a dar un aporte extra de sabor a nuestro plato y un toque algo más elaborado, que os permitirá luciros en caso de que vengan amigos a comer.
  • Esta receta la he preparado con un salmón noruego de piscifactoría en la pescadería del barrio, sobre 1/1,2 kg. a 8,5 € el kilo, bastante económico. El precio de este tipo de pescados si es salvaje es alto, pero os aseguro que merece la pena darse un homenaje de vez en cuando. La diferencia con los de acuicultura es significativa, depende de la ocasión. Para preparar para diario está genial, os lo aseguro.
  • Lo podéis preparar también abierto a la espalda. Sólo tenéis que comentarlo con el pescadero/a y os abrirá el salmón a vuestro gusto. No necesitaréis más que unos ingredientes básicos, y en poco más de media hora lo tendréis listo. Acompañarlo de lo que más os guste, patatas, arroz blanco, …
  • Es ideal para preparar con otro tipos de pescados y con todas las verduras que os apetezcan. Bien sano, para que luego digáis que sólo publicamos guisotes y platos de cuchara.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *