0

Recetas cocina para personas mayores

12 recetas para las personas mayores, nutritivas y fáciles de masticar

Las personas mayores tienen necesidades especiales a la hora de alimentarse. Por un lado, debido a la falta de piezas dentales o el deterioro de la dentadura, requieren alimentos que se puedan masticar fácilmente, preferiblemente de texturas blandas o incluso líquidas, como sopas, cremas, pescado de carne blanda, pudin, flan… Los alimentos que sean difíciles de masticar pueden resultar incluso molestos para ellos.

Además, en muchos casos las personas mayores tienden a perder el apetito y comer muy poca cantidad, por lo que es interesante proporcionarles alimentos que sean muy nutritivos.

Por último, es importante recordar la necesidad de mantenerse hidratados, tanto bebiendo agua directamente como consumiendo platos hidratantes.

A continuación os proponemos una selección de recetas recomendadas por la nutricionista para las personas mayores.

Arroz verde con langostinos
El arroz, cereal sin gluten que aporta hidratos de carbono, es la principal fuente de energía en la dieta, de manera que debe ser un alimento básico en la alimentación de las personas mayores para evitar su malnutrición.

Canelones rellenos de calabaza y queso
Es una forma diferente de introducir verdura en nuestra dieta, recomendado en especial para personas mayores. Además, es un plato muy nutritivo recomendado para personas con poco apetito.

Jarullos
Es un plato saludable que aporta proteínas de calidad, hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Está cocinado de una manera saludable y se recomienda en especial para las personas con colesterol y para las personas mayores.

Tortitas de pavo y champiñones
Plato muy nutritivo y saludable, recomendado para las personas mayores ya que aporta energía, proteínas de calidad y grasas saludables.

Pimientos rellenos con crema de tortilla
Este es un plato de gran valor nutricional y fácil de masticar especialmente recomendado para las personas mayores.

Fricandó con setas
La carne de este plato nos aporta proteínas de alto valor biológico, hierro de fácil asimilación, vitaminas del grupo B y zinc, por lo que está muy indicado para las personas mayores a las que les cuesta comer la carne a la plancha por la dificultad que tienen para masticarla.

Huevos entomatados
Es un plato saludable y muy nutritivo, recomendado en especial para las personas mayores por su contenido en proteínas de alto valor biológico.

Hamburguesa de salmón con ensaladilla de patata
Recomendado en especial para personas con problemas de corazón y de edad avanzada por su riqueza en antioxidantes y por ser un plato de textura blanda para poder masticar sin problemas.

Filetes de pollo rellenos de jamón y queso
Plato recomendado en especial para las personas mayores ya que se mastica sin dificultad y aporta proteínas de calidad, necesarias en la persona mayor para mantener la masa corporal y para tener unas óptimas defensas.

Croquetas de pollo y huevo
La bechamel es una salsa de elevada densidad nutricional que nos aporta proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas. Por lo tanto, es una salsa interesante para mantener un estado nutricional correcto, sobre todo en personas con bajo apetito y personas mayores.

Crema fría de mango
Por su alto valor nutricional, este postre se recomienda a las personas mayores, ya que les aporta proteínas de calidad y calcio.

Flan de leche de oveja
La leche de oveja es más nutritiva que la de vaca, de manera que este flan hecho con leche de oveja y huevos tiene un gran valor nutricional, siendo interesante para las personas mayores.

Recetas para personas de la tercera edad

Aconsejar una alimentación adecuada para las personas de la tercera edad es muy complicado, ya que no todo el mundo al llegar a la vejez presenta las mismas casuísticas. Puede ser que seas hipertenso, o diabético, o que ya no digieras bien según qué alimentos. Por ello, lo que sí podemos hacer, es darte unos consejos para aplicarlos a tu alimentación diaria.

El primero, aunque sea de perogrullo, es muy importante. A pesar de los años, la dieta tiene que ser tan variada como para una persona joven. No digas que no a los hidratos provenientes de las legumbres o la pasta, ni a las proteínas, dando más importancia a las de origen vegetal (quinoa, soja texturizada) antes que a las animales y dentro de estas últimas, prioriza por las carnes blancas como la de pavo o pollo.

El desayuno es importante, ya que te dará energía para todo el día. También es algo que todos sabemos, pero pocos ponemos en práctica. Por ello intenta que haya siempre una fuente de hidratación, favoreciendo el consumo de infusiones frente al café, algo de proteína como los huevos o el queso fresco, una fécula como pan o muesli integral, y una pieza de fruta.

¿Sabías que la sensación de sed disminuye con la edad? bebe aunque no tengas sed, un vasito de agua cada par de horas, y también come aunque no tengas hambre en forma de comidas pequeñas.

Con la vejez llegan los problemas con los huesos, y las dos maneras en los que puedes enfrentarlos es aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio, como los lácteos, y con una actividad física moderada. Además, también pierde fuerza la mandíbula, pero esto no implica que no puedas disfrutar de la comida. Los flanes, las cremas y las gelatinas son perfectas para poder disfrutar de las comidas.

Por último, la tan temida sal. Para evitarla sin perder sabor prueba a jugar con las especias; te ayudarán a darle mucho sabor a las comidas sin darte problemas en la tensión.

MENÚS PARA ANCIANOS

Menú semanal para ancianos

El plan para ancianos es una dieta semanal específica para mejorar la salud de todas aquellas personas de más de 65 años o de la tercera edad. Siguiendo este protocolo podrás comer de forma equilibrada y mejorar tu bienestar. Un menú semanal muy completo y nutritivo pensado para cubrir las necesidades y apetencias de las personas mayores, incluyendo una línea de platos tradicionales para que puedan seguir disfrutando de los sabores de toda la vida sin perder tiempo en la cocina. Dirigido a personas que estén en su peso y que se vean impedidas, con poca destreza en la cocina o simplemente, para todos aquellos que deseen cuidarse y seguir disfrutando de su tiempo libre con una gran calidad de vida.

  • La edad avanzada es una de las etapas en las que llevar una alimentación suficiente cobra más importancia, ya que la edad supone una pérdida de masa mucular gradual y constante que debemos frenar en la medida de lo posible a través de una dieta completa para prevenir la llegada de la temida dependencia.
  • Los menús para mayores tienen mayor presencia de legumbres, pues son una fuente de proteínas de fácil masticación junto a los pescados y los huevos. Para casos en los que la masticación sea un problema importante las opciones de carne se pueden limitar a carnes especialmente tiernas y melosas como la carrillada o los muslitos de pollo o incluso, recurrir a la carne picada presente en platos como la lasaña o los espaguetis boloñesa.
  • La presencia del dietista cobra especial relevancia a la hora de adaptar la dieta a la medicación o a las recomendaciones dictadas por el médico.

MENUS PARA PERSONAS MAYORES: RECOMENDACIONES

La alimentación es uno de los factores más importantes para llevar una vida saludable. Llegada una edad hay que cuidarla mucho más, por eso te proponemos una serie de menus para personas mayores.

Es a través de los alimentos por donde recibimos la cantidad de nutrientes que necesitamos para nuestro crecimiento y para nuestro desarrollo. Por esto, las personas mayores necesitan controlar y cuidar su alimentación. Es una forma de mejorar la calidad de vida y de prevenir enfermedades. Descubre hoy los menus para personas mayores que te presentamos en Wayook.

Pero la alimentación sana no es cuestión de edad, ya que todos debemos consumir preferiblemente unos productos en vez de otros. Por eso, queremos hacerte una lista básica de unos hábitos de consumo adecuados y saludables.

Para que los mayores lleven a cabo una alimentación sana tienes que tener en cuenta que necesitamos vitaminas y nutrientes para poder fortalecernos. Por eso, vamos a hacer una pequeña lista para que los tengas en cuenta.

  • Calcio y Vitamina D:

    Son fundamentales para los mayores, por lo que deben ingerir más que de lo que lo hacían con anterioridad, para fortalecer los huesos. Para incluir el calcio en la dieta es muy aconsejable consumir por ejemplo yogures desnatados, verduras de hoja verde oscura, y también pescados de espina blanda, como las sardinas.

  • Potasio:

    Es recomendable que las personas mayores aumenten su consumo de potasio. Al mismo tiempo, hay que reducir de manera considerable el consumo del sodio, que es la sal. La sal puede ser muy perjudicial ya que influye directamente en la tensión. Es por esto que se debe cocinar los menus para personas mayores con la menor cantidad de sal posible. Para aumentar el potasio, se debe incluir en las comidas vegetales como las acelgas y frutas como la chirimoya o el plátano.

  • Vitamina B12:

    Es una de las vitaminas que menos adquirimos a partir de cierta edad. Por eso, es necesario que intentemos incluir en los menus para personas mayores, alimentos que la contengan. La carne de vaca es una buena opción, especialmente el hígado que contiene una cantidad elevada de vitamina b12. Si nos pasamos al pescado, os proponemos el salmón, que contiene no solo esta vitamina, también omega 3, ideal para el colesterol.

  • Fibra:

    La fibra es fundamental para regular la digestión. Es ideal también para controlar el peso y nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. La fibra la puedes encontrar en la fruta fresca, en las verduras, en los cereales integrales y en los frutos secos.

Ya te hemos comentado los nutrientes y vitaminas que hay que tener en cuenta a la hora de pensar en menus para personas mayores. Otro de los factores que tienes que tener en cuenta es la ingesta de calorías y el número de comidas que se deben hacer al día.

¿Cuántas comidas hay que hacer al día para que los mayores lleven una dieta equilibrada? La respuesta es cinco.

  • El desayuno sería la comida más importante del día en la que podemos incluir lácteos desnatados, cereales, frutas, pan…
  • La comida de media mañana es fundamental para no llegar al almuerzo con muchísima hambre. Se recomienda tomar una pieza de fruta o también un puñado de frutos secos.
  • Almuerzo: en este momento del día es donde en general tenemos que consumir un tercio del aporte calórico diario. Se pueden tomar ensaladas, carnes y pescados a la plancha, legumbres…
  • Merienda: evitar alimentos altos en azúcares, como la bollería y sustituirlos por piezas de fruta, infusiones o un yogur.
  • Cena: debe ser una comida muy liviana, evitando principalmente fritos. Por eso recomendamos tomar poca cantidad.

Menus para personas mayores

A continuación te vamos a poner algunos ejemplos sobre menus para personas mayores. Ten en cuenta que es necesario moderar las cantidades. Es necesario beber mucha agua, unos 2 litros diarios, aunque no se tenga sed. Volvemos a recordar que para los menus para personas mayores hay que evitar fritos, bollería industrial, moderar el consumo de café y té y también evitar grasas de origen animal. Aquí os dejamos dos ejemplos.

PRIMER MENÚ:

Desayuno: café (preferiblemente descafeinado) con leche desnatada. Galletas bajas en azúcar.

Media mañana: una pieza de fruta.

Comida: espinacas o judías verdes y salmón a la plancha. De postre un yogur desnatado.

Merienda: queso fresco con un poco de membrillo.

Cena: puré de verduras y una tortilla francesa. Y de postre una pieza de fruta.

SEGUNDO MENÚ:

Desayuno: también se puede optar por la bollería no industrial, los biscotes con margarina vegetal y zumo de frutas.

Media mañana: un yogur desnatado.

Comida: guiso de garbanzos o lentejas. Albóndigas para continuar y una pieza de fruta de temporada de postre.

Merienda: galletas bajas en azúcar y un vaso de leche desnatada.

Cena: caldo de pollo. Pescado al horno y de postre un yogur desnatado.

Como puedes comprobar, los menus para personas mayores saludables consisten la variedad de alimentos y se pueden crear muchas combinaciones. La clave está en encontrar el equilibrio entre las calorías que aporta y las vitaminas necesarias.

Esperamos que os hayan gustado las propuestas sobre menus para personas mayores que os hemos hecho. Debes seguir las pautas que te hemos indicado y también tener en cuenta las vitaminas y los nutrientes que hemos explicado al principio del post, a la hora de elaborar menus para personas mayores.

Tenemos muchísimas ideas en nuestro blog para que cocinar no te suponga un esfuerzo. Si quieres, puedes leer las mejores recetas fáciles para cenar y también una lista de recetas para thermomix, que te harán ser el mejor anfitrión de manera rápida.

Si quieres dedicarle más tiempo a cocinar pero las tareas del hogar te impiden dedicarle el tiempo que te gustaría, ponte en contacto con nosotros. En Wayook, puedes contratar al mejor profesional de limpieza de tu ciudad en menos de 60 segundos. Si estás buscando empresas de limpieza en Madrid, nosotros somos la solución. En solo 3 pasos, podrás planificar la limpieza de tu hogar, y dedicar e invertir tu tiempo en lo que realmente te gusta.

El Programa de Nutrición para Personas Mayores ayuda a proveer almuerzos nutritivos para personas de la tercera edad (60 años y más).

El programa de comidas comunitarias sirve almuerzos en el ambiente agradable y familiar de los centros locales o de la comunidad, donde participantes también tienen la oportunidad de disfrutar de la compañía de otros, hacer nuevos amigos, tomar clases y jugar.

La comidas se sirven cinco días a la semana en la mayoría de los centros de la tercera edad, y reservas se requieren con un día de anticipación. Se solicita una pequeña donación por comida, pero no se requiere.

Para las personas de la tercera edad que no pueden asistir a los centros de ancianos locales debido a una enfermedad prolongada o una hospitalización reciente, el Programa de Entrega de Comidas a Casa puede ayudar. Personas mayores sin amigos, sin familiares, o ayuda pagada para proporcionar asistencia con la preparación de comidas pueden ser elegibles para recibir un suministro de cinco días de comidas congeladas, entregadas una vez por semana. Para comidas a domicilio, se sugiere una pequeña donación por comida.

Las donaciones son siempre anónimas, y las personas mayores elegibles nunca se les negará una comida debido a la imposibilidad de donar.
Todas las comidas para personas mayores cumplen con los requisitos nutricionales específicos, y un Dietista Registrado visita los centros de la tercera edad con frecuencia a la hora del almuerzo para ofrecer educación nutricional gratuita y asesoramiento.

La guía de orientación nutricional para personas mayores editada por la FEN y la Comunidad de Madrid explica que algunas técnicas culinarias como el marinado, el adobado o el encurtido pueden ayudar a diversificar la dieta porque reblandecen las fibras de los alimentos, facilitan la masticación y además incrementan el sabor, lo que puede ayudar a estimular el apetito.

Claro que todas estas pautas están condicionadas al estado de salud de cada persona, puesto que hay enfermedades que exigen restringir ciertos alimentos (la diabetes, por ejemplo), que provocan carencias de ciertos nutrientes y hacen aconsejable tomar suplementos alimenticios, o que dificultan la deglución y obligan a modificar la densidad o consistencia de los alimentos. “Sin olvidar que para que el organismo rentabilice bien los nutrientes, en especial las proteínas, es necesario hacer ejercicio, incluso si se está encamado o en silla de ruedas”, concluye Layola, de Nestlé Health Science.

¿Cambias tus hábitos alimentarios a medida que cumples años?

  • Si
  • No
  • No lo sé

La encuesta está cerrada Votar Total votos: 126Tweets por @ESVanguardia

Ejemplo elaborado por Primitivo Ramos, de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. La clave para que sea saludable, explica, es moderar las raciones.

1.Lunes
-Desayuno
1 Café | Descafeinado | Cacao con leche semidesnatada o infusiones
2 Margarina vegetal y mermelada | Aceite de oliva con tomate | Membrillo + pan o biscotes
3 Galletas o bollería no industrial
+ Zumo de fruta sin azúcar
-Comida
Potaje de garbanzos
Albóndigas de ternera con tomate y verduras rehogadas
Fruta de temporada

-Merienda
Leche y 4 galletas
Zumo de fruta sin azúcar
-Cena
Crema de calabacín
Salmón con ensalada
Yogur

2.Martes
-Desayuno
1 Café | Descafeinado | Cacao con leche semidesnatada o infusiones
2 Margarina vegetal y mermelada | Aceite de oliva con tomate | Membrillo + pan o biscotes
3 Galletas o bollería no industrial
+ Zumo de fruta sin azúcar

-Comida
Arroz con mejillones
Bonito con tomate y zanahoria
Flan casero
-Merienda
Yogur y 4 galletas
Zumo de fruta sin azúcar

-Cena
Acelgas rehogadas con patata
Huevos cocidos con jamón York
Fruta de temporada

3.Miércoles
-Desayuno
1 Café | Descafeinado | Cacao con leche semidesnatada o infusiones
2 Margarina vegetal y mermelada | Aceite de oliva con tomate | Membrillo + pan o biscotes
3 Galletas o bollería no industrial
+ Zumo de fruta sin azúcar

-Comida
Fideua marinera
Pavo guisado con verduras
Fruta de temporada

-Merienda
Leche y 3 bizcochos
Zumo de fruta sin azúcar

-Cena
Crema de espárragos
Pescado en salsa de marisco con patatas al horno
Yogur

4.Jueves
-Desayuno
1 Café | Descafeinado | Cacao con leche semidesnatada o infusiones
2 Margarina vegetal y mermelada | Aceite de oliva con tomate | Membrillo + pan o biscotes
3 Galletas o bollería no industrial
+ Zumo de fruta sin azúcar

Viernes

Sábado

Domingo

1 | Tomar gran variedad de alimentos pero no en gran cantidad

2 | Beber dos litros de líquido al día, fundamentalmente agua, aunque no se tenga sed

3 | Llevar una dieta rica en fibra con cereales, legumbres, frutas y verduras y evitar el azúcar, la bollería y los dulces

4 | Moderar el consumo de café, té y alcohol (como máximo dos vasitos al día de bebidas alcohólicas en las comidas)

5 | Evitar el exceso de grasas de origen animal (embutidos, quesos curados, leche entera…) y consumir grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas como el aceite de oliva y los ácidos omega-3

6 | Elegir preparaciones sencillas como hervidos y plancha y mejor evitar fritos, asados, guisos y salsas fuertes o el abuso de especias
y picantes

7 | Mantener una ingesta adecuada de vitamina D y calcio, pasear y solearse

8 | Tomar leche semidesnatada o desnatada enriquecida en vitaminas A-D-E

9 | Usar poca sal (máximo 5 gramos al día)

10 | Buscar platos con una textura fácil de masticar.

Ocho de cada diez personas mayores consumen fármacos y una de cada tres toma cuatro o más, según el informe sobre riesgo nutricional de los ancianos de Nestlé Health Science. Y esta ingesta de medicamentos afecta a su dieta, porque compiten con los nutrientes de los alimentos para ser absorbidos a su paso por el sistema gastrointestinal. Además, según explica Primitivo Ramos, de la SEGG, muchos medicamentos diuréticos, antidepresivos y sedantes que se recetan a personas mayores reducen el apetito y contribuyen a la denominada anorexia del ­anciano. Otros alteran el gusto y provocan que se rechacen los alimentos, entre ellos algunos tan habituales como el ibuprofeno, la penicilina o el ácido acetil salicílico, y los hay que inhiben la absorción de nutrientes, como los ­antiácidos, los corticoides y algunos diuréticos.

– Evitar dulces y bollería: Si se consumen, mejor de elaboración casera y con aceite de oliva

– Consumo ocasional: Embutidos y carnes grasas

– 2 raciones de alimentos proteicos: carne magra, pollo, pescado, legumbres, huevos y frutos secos

– 3 raciones de lácteos: yogur, leche, queso… desnatados o semidesnatados

– 3 raciones de fruta

– 2 raciones o más de verduras y hortalizas

– Utilizar preferentemente aceite de oliva

– 6 raciones de cereales y derivados: Pan, arroz, pasta, patatas…

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *