0

Recetas con curcuma

Tabla de contenidos

6 recetas con la cúrcuma como protagonista

Desde hace miles de años, la cúrcuma, una especia originaria de la India, se ha usado como condimento y colorante de alimentos. Históricamente, también se la ha considerado un remedio medicinal, y en la actualidad es uno de los alimentos sobre los que la ciencia ha puesto el foco para dilucidar qué beneficios aporta a la salud.

Una de las afirmaciones que cobra fuerza es que podría ser un potente antiinflamatorio, tal y como señala este estudio de la Universidad de Granada, que detalla que se ha observado una respuesta satisfactoria de la curcumina –la raíz de la cúrcuma– en pacientes con artritis reumatoide y con osteoartritis.

En la cocina, puedes usar la cúrcuma como colorante en lugar del azafrán, preparar un reconstituyente cúrcuma latte o añadirla en batidos caseros con vegetales. Pero tiene tantas aplicaciones como estés decidida a experimentar. A continuación, te proponemos 6 recetas de cúrcuma que hemos rastreado en los principales blogs de cocina para que te familiarices con esta joya oriental.

Coliflor a la cúrcuma

Isa comparte recetas vegetarianas como esta en Delicias Kitchen. Para prepararla, necesitarás 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 coliflor pequeña, 2 cucharaditas de comino molido, ½ cucharadita de pimienta negra, 2 cucharaditas de cúrcuma, 1 cucharadita de sal y 2 ajos machacados.

Espaguetis integrales con espinacas y almendras

Passion for pasta es un lugar que los amantes de la pasta deberían abstenerse de visitar cuando acecha el apetito. En este blog encontramos un plato rico y sano a base de espaguetis integrales, aceite de oliva virgen, cebolla en juliana, una cucharadita de cúrcuma, una taza de caldo vegetal, espinacas y almendras laminadas para decorar.

Sopa de miso con cúrcuma

Una versión simple y reconfortante de la versión clásica de la sopa de miso es lo que nos propone la página de recetas Food & Wine. Se prepara con aceite de oliva, hinojo, zanahoria, cebolla, ajo, pimienta y una cucharada pequeña de cúrcuma. Tienes la receta al completo aquí.

Croquetas de pollo al curry

El curry es una mezcla de especias, y la cúrcuma es la responsable de dotarlo de un llamativo color amarillo. El mismo que puedes aportar a las croquetas de pollo siguiendo las instrucciones de la web Directo al Paladar, que te invita a practicar la comida de aprovechamiento y disfrutar de este platillo de sabor intenso.

Arroz con garbanzos, pasas y cilantro

En Pinterest encontramos una gran cantidad de recetas con cúrcuma de aspecto suculento. Entre ellas, esta que incluye legumbres y pollo y goza de mucho potencial aromático: contiene jengibre, cilantro, cúrcuma, curry y cebollino.

Granizado de cúrcuma latte

Si el buen tiempo te pide brebajes refrescantes, aquí tienes un granizado que reformular la receta calentita de una taza de cúrcuma latte. En el blog de Lala Kitchen nos cuentan cómo preparar este goloso granizado.

Bienvenidos a Recetas con Cúrcuma, una web especializada en la elaboración de ricos y saludables platos con cúrcuma. Disfruta de todos los beneficios de esta increíble planta en casa con las mejores recetas.

Aquí vas a aprender a cocinar con cúrcuma y a sacarle todo el partido a esta poderosa raíz. Antes de ofrecerte las mejores recetas, vamos a explicarte un poco mejor qué es la cúrcuma, cómo se toma y qué beneficios tiene 🙂

Qué es la cúrcuma

La cúrcuma es una planta herbácea de la familia de las zingiberáceas procedente de India con un enorme efecto antioxidante y antiinflamatorio. Esta planta puede alcanzar un metro de altura y culinariamente se caracteriza por sostener una especie de rizomas redondeados muy similares a los del jengibre.

El gran aporte en salud de la cúrcuma procede de la curcumina, sustancia que le da ese color tan llamativo y característico.

La especia se utiliza desde tiempos inmemoriales en los países asiáticos, siendo India unos de los mayores productores mundiales.

Además de uno de los ingredientes de algunos tipos de curries o masalas, la cúrcuma está más presente en nuestras vidas de lo que pensamos. Se utiliza como colorante natural en infinidad de platos preparados y su código alimentario es el E-100ii.

El gran periplo histórico de esta planta la ha hecho pasar de ser un simple colorante textil y una pintura natural para el cuerpo a convertirse en una de las especias con más propiedades beneficiosas para la salud que existen.

A esta planta también se la conoce como azafrán de raíz, azafrán cimarrón, turmérico, palillo, jengibrillo o turmeric (este último es su nombre en inglés).

Por último, no se debe confundir la raíz natural de la cúrcuma con la del jengibre porque no es lo mismo. Aunque similares en la apariencia externa de su rizoma, su sabor, color y aroma son muy diferentes y sus beneficios también.

Beneficios y propiedades medicinales

Como he mencionado en la definición de la cúrcuma, esta raíz milenaria tiene grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias para nuestro cuerpo. El compuesto más saludable y el más estudiado de la cúrcuma es la curcumina, aunque existen otros curcuminoides como la bisdemetoxicurcumina y la demetoxicurcumina.

Esta planta tomada de forma habitual puede reducir considerablemente el dolor de la artitris, articulaciones, prevenir el alzheimer, reducir la glucosa en sangre y el colesterol, limpiar el hígado, mejorar el funcionamiento del intestino y mejorar la salud cardiovascular.

La cúrcuma mejora considerablemente nuestro sistema inmunológico y protege a nuestro organismo de los radicales libres, responsables del envejecimiento de nuestro cuerpo.

Efectos secundarios

La cúrcuma es una planta natural que no presenta efectos secundarios en la gran mayoría de las personas. Se digiere y asimila muy bien y se han reportado muy pocos casos de problemas con este producto. Aún así, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • Personas que tienen cálculos biliares pueden tener problemas con el consumo diario y continuado de esta planta, debido a que sus propiedades colecistocinéticas podrían llegar a desplazar los cálculos.
  • La cúrcuma tiene efectos anticoagulantes, por lo que debes tener cuidado si eres de los que tomas medicamentos como la aspirina de forma diaria.
  • Algunas personas pueden sufrir dermatitis de contacto o alergia con esta planta.

Dosificación

Es importante ser constante para conseguir percatarnos de los beneficios a largo plazo de este rizoma.

La dosis ideal no existe, pero se pueden tomar perfectamente 500-700 miligramos de polvo de cúrcuma a diario sin problema.

Dónde encontrarla

Lo normal es tomar la cúrcuma en polvo, que es la forma más habitual de presentación de este producto.

En prácticamente cualquier supermercado del mundo vamos a poder encontrar un botecito de cúrcuma en polvo a muy buen precio. En España también podemos encontrar cúrcuma en el Mercadona y en otras en cadenas de supermercados en la sección de especias.

Cómo tomar cúrcuma

Uno de los principios activos más importantes de la cúrcuma es la curcumina, que para ser correctamente absorbida se suele acompañar de algún vehículo graso. Si a esto le sumamos que sus beneficios se activan mejor con el calor, nos encontramos con una gran fuente de salud natural en nuestras comidas favoritas.

También debes tener en cuenta que la pimienta negra aporta manganeso, siendo su uso combinado con la cúrcuma imprescindible, ya que multiplica su correcta absorción por el cuerpo.

Ahora que sabes algunos básicos sobre la cúrcuma y la curcumina, ya puedes descubrir las mejores formas de sacarle partido a esta saludable y reconstituyente especia con las siguientes recetas clasificadas por categorías.

10 recetas con cúrcuma

Viene de la India… donde lo usan con profusión a la hora de elaborar mezclas de especias para marinar alimentos y para dar color y aroma a cualquier plato o salsa. También es uno de los ingredientes fundamentales en su medicina ayurvédica, por sus propiedades. Es uno de esos llamados ‘alicamentos’ o ‘medicalimentos’.

Gracias a la curcumina, tiene enormes poderes antiinflamatorios. Si, la cúrcuma alivia el dolor y la inflamación, por lo que es un ingrediente fundamental para cuidar la salud osteoarticular. Y es uno de los más potentes anticancerígenos conocidos. Por eso es ahora mismo uno de los ingredientes de moda, uno de esos superalimentos cada vez más presentes en nuestra cocina.

Pero antes de nada, ¿qué es la cúrcuma?. Se trata de una planta herbácea, de pequeño tamaño… como un pequeño arbusto. La parte que se consume es su raíz, de aspecto similar al jengibre, es decir, con rizomas abultados y ramificados. Es aromática y de un bonito e intenso color anaranjado.

Esta raíz se puede consumir fresca, igual que el jengibre. Aunque lo más habitual es encontrarla en polvo, una vez seca. Se emplea como colorante, aunque a diferencia de otros, la cúrcuma sí que aporta algo de aroma y sabor a los platos.

La cúrcuma se emplea mucho en la cocina india, en la cocina árabe y en la cocina del norte de África… aunque se puede adaptar a nuestra gastronomía perfectamente. Por ejemplo, va muy bien con el arroz y, como aporta un bonito color… es fantástica en la paella.

Toma nota de estas 10 recetas con cúrcuma y aprovecha un ingrediente sano y versátil:

Receta de lentejas vegetarianas al curry

Un plato de legumbres también puede hacerse con un toque diferente… como el sabor del curry. Exótico y saludable a partes iguales.

Receta de paella de la huerta

¿Cúrcuma? ¿en un arroz en paella? Si, y resulta delicioso. Una pizca de cúrcuma y tendrás una paella de un bonito y atractivo color dorado. Además aportará un toque de sabor delicioso… aunque conviene ser prudente y no pasarse.

Receta de curcuma latte

Es la bebida del momento, el mejor sustituto del café y de cualquier otra infusión o refresco. Está rico, es bonito, está lleno de propiedades beneficiosas y es la estrella de las redes sociales.

Receta de berenjenas rebozadas

El secreto para que un rebozado resulte original y nada aburrido está en pequeños detalles como el uso de alguna especia que aporte sabor y color.

Receta de pinchos morunos de pollo

A la hora de marninar los pinchos de pollo, la cúrcuma aportará principalmente color… pues el sabor será una excitante mezcla de 1.001 especias.

Receta de curry indio de langostinos o malai chingri

En este caso, la cúrcuma sirve para marinar los langostinos antes de cocinarlos… lo que aportará un sabor delicioso una vez que el marisco se tueste en la sartén. ¡No te lo pierdas!

Receta de crema de queso azul e hinojo

Una crema elegante a la vez que intensa y deliciosa. La cúrcuma le aporta un toque no solo de color, sino de sabor, que combinará a las mil maravillas y contrastará con el anisado del hinojo.

Receta de buñuelos veganos

Estos buñuelos veganos tienen un cierto parecido con las pakoras… esos pastelillos indios de verduras con harina de garbanzos o besán. La cúrcuma, por tanto, no podía faltar en esta deliciosa receta.

Receta de causa limeña

Un toque de sabor y de color a un plato 100% peruano.

Receta de buñuelos de bacalao – vídeo receta

Si, son los más tradicionales, los buñuelos de bacalao… un plato muy típico en Semana Santa. Pero un plato tan arraigado en el recetario español no está reñido con un ingrediente llegado desde el subcontinente indio. Pruébalo y verás.

7 recetas de té de cúrcuma caseras

El té de cúrcuma es una bebida con increíbles beneficios para la salud. Descubre sus propiedades y cómo prepararlo con estas 7 recetas de té.

La cúrcuma es una especia considerada sagrada y auspiciosa en la India durante más de 5.000 años. El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina, que es conocida por sus actividades antioxidantes, antiinflamatorias, antimicrobianas y anticancerígenas.

Múltiples estudios han demostrado las propiedades de cúrcuma contra el cáncer. Según los autores de un estudio de 2015 publicado en la revista Molecules, «la investigación hasta la fecha sugiere que la inflamación crónica, el estrés oxidativo y la mayoría de las enfermedades crónicas están estrechamente vinculados, y las propiedades antioxidantes de la curcumina pueden desempeñar un papel clave en la prevención y el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas».

Son tales sus propiedades curativas que se ha puesto de moda en el mundo de las celebrities. Si bien hay muchas maneras sabrosas de incorporar curcumina en su dieta, una de las maneras más fáciles es haciendo té de cúrcuma.

Estas recetas de té de cúrcuma combinan el poder de la curcumina con otras especias poderosas contra el cáncer como la canela, el clavo y el jengibre.

Cúrcuma en polvo

7 Recetas de té de cúrcuma

Este delicioso té se puede disfrutar caliente, o se puede convertir en un té helado de cúrcuma «latté» sirviéndolo sobre hielo. Asegúrese de usar únicamente especias ecológicas para recibir la mayor cantidad posible de beneficios contra el cáncer.

1. Té de jengibre y cúrcuma

Té de jengibre y cúrcuma

Este es un simple té dulce y lácteo con especias que se calientan. Puede usar leche regular o la leche de nuez que prefiera.

  • 1 taza de agua
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 1/8 cucharadita de cardamomo molido
  • 2 cucharadas de leche
  • Jarabe de arce al gusto

Haz hervir el agua con cúrcuma y jengibre, baje el fuego y cocine a fuego lento durante 5 minutos. Agregue la leche y el jarabe de arce al gusto, y sirva.

2. Té de limón y cúrcuma

Receta de té de limón y cúrcuma

Este es dulce y picante con una pincelada suave de cayena.

  • 1 taza de agua hirviendo
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/8 cucharadita de cúrcuma
  • 1/8 cucharadita de jengibre molida
  • Miel al gusto

Combine el jugo de limón, la cúrcuma y el jengibre en una taza, cubra con agua hirviendo y endulce al gusto con miel.

3. Té dulce de pimienta negra y cúrcuma

Receta de té dulce de pimienta negra y cúrcuma

Inspirado por el hacedor de milagros Heidi Swanson en 101 libros de cocina . Ella instruye a puré cúrcuma y miel en una pasta y mantenerla en un frasco para tener a mano para cuando surja la necesidad.

  • 1/3 taza de miel
  • 2 1/2 cucharaditas de cúrcuma molida
  • Limón
  • Pimienta negra recién molida

Para cada taza, use una cucharadita colmada de la pasta en una taza y cubra con agua hirviendo. Agregue un poco de limón y algunos giros generosos de pimienta negra recién molida. Revuelva, y beba.

4. Cúrcuma chai

Si te gusta el chai, esta receta te complacerá con sus dientes de ajo, cardamomo, canela, jengibre y, por supuesto, con cúrcuma.

5. Cálida leche de cúrcuma

Esto es como la versión más exótica del cacao caliente … sin chocolate. Es cálido y cremoso, dulce y picante. Calmará todo lo que aflige.

  • 2 tazas de leche de almendra o cáñamo
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de jengibre molido
  • 1 pieza de anís estrellado
  • Jarabe de arce al gusto

Combine todos los ingredientes, excepto el jarabe de arce, en una cacerola pequeña a fuego lento, revuelva y cocine hasta que estén tibios. Endulzar al gusto con el jarabe de arce.

6. Tónico de cúrcuma brillante

Esta es una para guardar en el refrigerador y sirve como una gran manera de comenzar la mañana o como una recogida por la tarde. Puede agregar hojas de menta fresca para iluminar aún más.

  • 3 tazas de agua de coco
  • 1/2 taza de rodajas de jengibre fresco
  • 1 lima, cortada en cuartos y exprimida
  • 1 cucharada de cúrcuma molida
  • 1/4 cucharadita de cardamomo
  • 2 cucharaditas de miel
  • Pimienta de Cayena al gusto

Combine los ingredientes en un recipiente sellable, agite bien y refrigere durante la noche. Servir frío.

7. Elixir de cúrcuma que estimula inmune

Drew Canole de FitLifeTV presenta este increíble elixir con todo el fuego y el azufre de un predicador dominical. ¡Creo! En serio, sin embargo … se casa con la cúrcuma importante con limón, jengibre, miel, agua de coco y vainilla.

Una nota final sobre la cúrcuma. Que la especia tenga tanta potencia significa que debe consumirse de manera responsable. Las personas con obstrucción del conducto biliar, cálculos biliares y trastornos gastrointestinales que incluyen úlceras estomacales y trastornos de hiperacidez deben consultar primero con su médico.

La cúrcuma (curcuma longa) se cultiva extensamente en Asia y la raíz es ampliamente utilizada en la cocina. Tiene un color profundo, dorado anaranjado y se ve similar al jengibre. Por lo general, se hierve, se seca al sol y luego se muele en polvo. Tiene un sabor picante, cálido y una fragancia suave. La cúrcuma es el ingrediente principal en el polvo de curry y puede usarse como un agente colorante.

Se ha usado durante mucho tiempo tanto para cocinar como para colorear. La cúrcuma también ha desempeñado un papel importante en las culturas orientales tradicionales y en la medicina ayurvédica. Gran parte de su popularidad recién descubierta se debe a sus propiedades terapéuticas.

Valores nutricionales de la cúrcuma

Con frecuencia nos dicen que los alimentos vegetales coloridos son buenos para nuestra salud debido a sus propiedades fitoquímicas (pigmentos vegetales) y la cúrcuma no es diferente.

Este condimento consumido fresco en el sudeste asiático o secado y pulverizado en la India, contiene fibra y también muchas vitaminas : C, E, K, B1, B2, B3, B6 y B9. También es rica en minerales, manganeso y hierro, también es una muy buena fuente de potasio , calcio, magnesio, cobre y zinc.

Sin embargo, estas cualidades nutricionales son la menor de sus ventajas …

En la mayoría de los estudios científicos con cúrcuma, los científicos han supuesto que el ingrediente activo en la especia es la curcumina.

El polvo de cúrcuma puede contener de 2% a 10% de curcumina, dependiendo de cómo se cultiva, almacena y procesa. La cúrcuma fresca tiende a tener un mayor porcentaje de la curcumina como especia en polvo. Cuando el color de la cúrcuma es más oscuro, el porcentaje de curcumina es mas alto.

Los beneficios de la Cúrcuma

  • Te calienta el cuerpo
  • Anti-inflamatoria
  • analgésica
  • antibiótica
  • antioxidante
  • Anti-tumor
  • Previene la diabetes
  • Protección hepática
  • digestiva
  • antibacteriana
  • estimulante
  • cicatrizante (que cura heridas, heridas)
  • Apoyo inmune

En los últimos tiempos, la cúrcuma, como el azafrán, que a menudo reemplaza, está en el centro de la alimentación conciente . En particular , la curcumina , uno de sus componentes principales, que podría contribuir en gran medida a la prevención del cáncer .

Esto se explica por la capacidad de esta molécula para luchar contra el estrés oxidativo , responsable de la degeneración celular, pero también contra la inflamación que, cuando es crónica, causa trastornos de la cadena inmune y metabólica. Dos situaciones que están estrechamente relacionadas con la aparición y el desarrollo de tumores .

Estas virtudes preventivas funcionarían contra muchos cánceres, especialmente contra los de ENT (enfermedades no transmisibles), pulmón y mama . También tendría un efecto decididamente beneficioso en la reducción de la neoplasia intraepitelial, una afección precancerosa de la próstata. leer : 5 especias para combatir el cáncer

Sin embargo, estas propiedades también pueden servirle si no está gravemente enfermo: debido a que es antioxidante.

La curcumina ayuda a prevenir el envejecimiento celular . Por otro lado, estudios recientes muestran que el tratamiento con curcumina podría mejorar los síntomas en la poliartritis inflamatoria y la disminución de la inflamación postoperatoria. Incluso hay estudios que demuestran que la Cúrcuma ha dado mejores resultados que el ibuprofeno.

La curcumina , el pigmento amarillo, ayuda a prevenir varias enfermedades metabólicas y trastornos degenerativos relacionados con la edad. Ya que están estrechamente relacionados con los procesos oxidativos en el cuerpo, el uso de hierbas y especias como fuente de antioxidantes para combatir la oxidación merece mayor atención. Por sus propiedades antiinflamatorias es un excelente ayudante para los dolores producidos por la artritis, osteoporis y artrosis.

Aún nos queda mucho por aprender sobre esta fascinante especia, pero las primeras investigaciones han analizado el efecto potencial de la curcumina en una variedad de condiciones, desde dolores premenstruales hasta la enfermedad de Alzheimer . Sin embargo, se requieren más estudios clínicos antes de que estas afirmaciones de salud puedan confirmarse.

Otro ingrediente activo en la cúrcuma es la turmerona . Aunque se sabe mucho menos sobre la turmerona en comparación con la curcumina, se puede obtener a partir de cúrcuma enterrada. Algunos estudios sugieren que la turmerona puede apoyar el rendimiento cognitivo debido a sus propiedades neuroprotectoras.

Cómo consumir cúrcuma

Es importante tener en cuenta que la cantidad de curcumina en la cúrcuma tal como la compramos puede variar según la especie, las condiciones de cultivo, la cosecha, etc. La mayoría de los estudios usan extractos de cúrcuma que contienen principalmente curcumina sola, con dosis que generalmente exceden 1 gramo por día . Sería muy difícil llegar a estos niveles simplemente usando la especia de cúrcuma en la cocina, aunque claramente es una buena adición a la dieta.

Además de ofrecer antioxidantes y otras propiedades, las hierbas y especias se pueden utilizar en recetas para reemplazar parcial o totalmente la sal, el azúcar y la grasa saturada añadida en, por ejemplo, adobos y aderezos, platos salteados, guisos, sopas, curry y mediterráneos.

Condimentar comida con cúrcuma, o tomar una cucharada aquí y allá, no es suficiente para disfrutar plenamente de sus beneficios terapéuticos. De hecho, nuestro intestino no absorbe las moléculas de curcumina , demasiado voluminosas y demasiado fácilmente eliminadas por nuestro metabolismo. Para aumentar la biodisponibilidad de curcumina, debemos aliarla con pimienta, ya que la piperina que contiene la pimienta y puede aumentar nuestra capacidad de disfrutar los beneficios de la cúrcuma .

Cómo preparar tu propia tintura de cúrcuma

ingredientes

  • 250 gramos de cúrcuma fresca, rallada (alrededor de 1 a 1 1/2 tazas)
  • 15 gramos de pimienta negra (alrededor de 2 cucharadas)
  • 500 ml de vodka (40 a 50% de alcohol) (alrededor de 2 tazas)

método

  1. Utiliza guantes mientras rallas la cúrcuma fresca. No hay necesidad de pelarlo. Solo lava bien la cúrcuma. Corta todas las partes dañadas y descártalas. Ralla la cúrcuma.
  2. Pesa la cúrcuma o mídela en volumen. Trata de obtener una proporción 1: 2 de raíces frescas y alcohol piensa que hay que cubrir todas las raíces de cúrcuma ralladas con alcohol en un frasco de vidrio.
  3. Coloca la cúrcuma en un frasco de vidrio esterilizado grande. Agrega pimienta negra. Vierte el alcohol en la cúrcuma en el frasco. Si el alcohol no cubre completamente la cúrcuma, agrega alcohol para que la cúrcuma quede completamente sumergida. En la receta, usamos vodka porque es más fácil encontrar este alcohol, pero si tienes alcohol a los 90 °, también puedes usarlo.
  4. Sella herméticamente, etiquete y feche el recipiente.

Coloca el recipiente en un lugar oscuro y fresco. Agita todos los días, teniendo cuidado de no derramar el contenido ya que el líquido mancha la piel y la ropa, si funciona.

Después de 30 a 45 días, filtra el contenido a través de un paño o un colador. Presiona al máximo para recoger todo el líquido. Utiliza guantes para no teñir tus manos.

Vierta la tintura madre en una botella cuentagotas de vidrio oscuro con una etiqueta y fecha “Tintura de cúrcuma”.

La dosis recomendada es de 10 a 30 gotas 3 veces al día . Un gotero contiene aproximadamente 20 gotas. La dosis debe tomarse con grasa como el aceite de coco para facilitar la absorción.

Té de cúrcuma antiinflamatorio (ideal dolores articulares)

La receta solo requiere algunos ingredientes básicos . Sin embargo, el consumo de té de cúrcuma puede ser muy monótono después de un tiempo. Para divertirse, intente mezclar esta infusión de cúrcuma con especias como cardamomo , clavo de olor, vainilla, canela, jengibre y pimienta negra. Puede agregar leche de almendras o leche de coco para un sabor más cremoso.

  • 4 tazas de agua (1 taza = 250 ml)
  • 2 cucharadas de cúrcuma rallada fresca o 1 cucharadita de polvo de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • miel y limón al gusto
  1. Poner el agua a hervir. Añadir la cúrcuma y pimienta negro (condimento en polvo), hervir hasta que se disuelve ; para la cúrcuma rallada, hierva por unos 15 minutos.
  2. filtra
  3. Agrega el limón y / o la miel al gusto
  4. Bebe caliente

Ojo:Este té no debe ser ingerido por mujeres embarazadas. La cúrcuma puede manchar, incluidas las manos, la ropa y los utensilios de cocina.

Pasta con verduras a la cúrcuma

55 m Calorias: 500 kcal/ración Fácil 2 personas

¡Buenas Cocinacas! ¿Qué tal estáis? Hoy te traemos una receta muy especial en la que combinaremos verduras, pollo y pasta, acompañados de un poco de cúrcuma. Esta es una receta que podríamos clasificar como receta de aprovechamiento ya que con un poco de imaginación y algunos ingredientes que combinan a la perfección y que podemos tener en la nevera, conseguiremos un plato de pasta rica, sana y sabrosa.

En ella, además, utilizaremos cúrcuma, una especia muy recurrida en los fogones de medio mundo. El uso de esta especia se remonta a casi 4.000 años en el sudeste de Asia, se utilizaba como condimento culinario para dar aroma y sabor a distintos platos y también se utilizaban en las ceremonias religiosas.

La cúrcuma aporta un sabor ligeramente dulce con toques de madera sobre un fondo picante muy leve y ligeramente amargo y es perfecta para darle un toque nutritivo y saludable a nuestros platos de pasta o carne. Contiene calcio, vitamina C y por cada 100 gramos encontraremos 41 gramos de hierro. También es rica en magnesio, encontrando casi 200 mg de este mineral por cada 100 gramos de la especia.

Tiene efectos antiinflamatorios y si la consumimos a diario puede ayudar a mejorar nuestra salud cardiovascular, prevenir el cáncer por sus compuestos que protegen nuestro ADN y prevenir el Azheimer, entre otros muchos beneficios nutricionales.

Así que ya sabes, empieza a incorporar más especias a tu vida como sustitutas de las salsas tan perjudiciales a las que estamos acostumbrados. ¡Y notarás la diferencia a largo plazo!

Ingredientes para 2 personas

  • Tallarines – 300 gramos
  • Pechuga de pollo – 100 gramos
  • Calabacín – Media unidad
  • Champiñones – 3 unidades
  • Tomates cherry – 6 unidades
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de Oliva
  • Cúrcuma
  • Aceite de guindilla

Cómo hacer la receta de Pasta con verduras a la cúrcuma

  1. Comenzamos cortando el calabacín en trozos de bocado.
  2. Los ponemos en una fuente de horno y añadimos sal, pimienta y una puntita de cúrcuma.
  3. Regamos con un chorro de aceite de oliva y removemos bien. Introducimos en el horno a 180 grados durante 20 minutos aproximadamente.
  4. Ponemos a cocer la pasta en agua con sal según indique el fabricante.
  5. En una sartén con un chorro de aceite de oliva ponemos los champiñones troceados y los tomates a la mitad. Salteamos un par de minutos y añadimos el pollo a trocitos y doramos bien todos los lados.
  6. Ahora escurrimos la pasta y la añadimos sobre la sartén de champiñones. Si el calabacín con cúrcuma está listo, es el momento de incorporarlo también a la sartén.
  7. Damos unas vueltas para que se integren todos los sabores y añadimos pimienta recién molida. Servimos y regamos con un chorrito de aceite de guindilla.

Notas y Consejos

¡Esto es todo por nuestra parte! ¿Qué te ha parecido la receta? ¿Vas a animarte a prepararla?

Si quieres aprender más recetas de pasta, no te pierdas esta tan especial de Pasta con bacon y champiñones en la que utilizaremos caldo de pollo y leche evaporada, dos ingredientes que le darán un toque mágico y diferente a esta pasta carbonara tan reclamada y amada por todos.

Y no te olvides de suscribirte a nuestro Canal de Youtube para conocer más recetas tan saludables y deliciosas como esta.

¡Ciao Cocinacas!

Si te ha gustado esta receta de Pasta con verduras a la cúrcuma te aconsejamos no te pierdas más Recetas de Pasta y no olvides descargar Gratis Nuestro App. DESCARGAR AQUÍ.

Versátil y beneficiosa, pero sólo una cucharadita en cada preparación

“La cúrcuma es una especia muy versátil además de una raíz preciosa y llena de color que puede enriquecer con su sabor y enormes beneficios muchas de nuestras preparaciones diarias. Muchas veces la añado a la infusión matinal, a un salteado de verduras, una sopa, a un sofrito para unas legumbres o pasta. Siempre me sorprende los muchos usos y posibilidades que tiene como alimento terapéutico esta especia tan antigua que actualmente numerosos estudios avalan”, cuenta Marisa Aguirre, cocinera, con estudios de nutrición, naturopatía y experta en alimentación saludable.

La cúrcuma es una especia muy versátil además de una raíz preciosa y llena de color que puede enriquecer con su sabor y enormes beneficios muchas de nuestras preparaciones diarias”

Marisa Aguirre Cocinera

“Para cualquier preparación en una olla, la cantidad correcta de cúrcuma es una cucharada de postre y se combina muy bien con otras especias como la pimienta o el comino. Puedes utilizarla para todos los platillos con arroz, pastas, sopas, salsas, legumbres, ensaladas, verduras hervidas, etc. También se usa para platos con huevo y pescado y uno de las recetas más conocidas es el pollo al curry o los pinchos de pescado. La cúrcuma es un sustituto ideal del azafrán porque es menos costosa, aunque con un sabor diferente. Con una cucharada de esta especia y mayonesa puedes hacer una salsa deliciosa (también con crema de leche)”, apuntan desde el Masala’73 de Barcelona, un curry bar auténtico en el que no falta la cúrcuma y donde en los fogones manda Kuldeep Singh, quien domina el recetario indio y se atreve a adaptar platillos catalanes al estilo culinario de su país.

Para Marisa Aguirre, autora del libro Super Sopas (Urano), una de las recetas favoritas con la especia estrella es el caldo de cúrcuma y jengibre. “Es ideal para los días fríos, o para cuando te sientes un poco bajo de energía y por supuesto es estupenda para mejorar un resfriado”.

Caldo de cúrcuma y jengibre

Ingredientes

> 2-3 tazas de caldo vegetal

> 1 cucharada pequeña de cúrcuma fresca

> 1 cucharada pequeña de jengibre fresco rallado

> 1 diente de ajo

> 1 pizca de pimienta negra

> Aceite de oliva virgen

> Sal marina

Elaboración

1. Poner en una cacerola con unas gotas de aceite de oliva la cúrcuma, el jengibre y el diente de ajo machacados previamente.

2. Remover unos 2 minutos y añadir el caldo vegetal.

3. Cocinar a fuego suave durante 10 minutos.

4. Pasar por el túrmix, rectificar de sal o pimienta y listo.

Principales propiedades medicinales de la cúrcuma

La cúrcuma es útil para distintos tratamientos (Westend61 / Getty)

Para tratar problemas estomacales. Como ocurre con otras especias picantes, la cúrcuma es una buena aliada para algunos trastornos digestivos, ya que estimula las secreciones y ayuda a la digestión.

Para evitar flatulencias. La cúrcuma es carminativa, por lo que ayuda a eliminar los gases acumulados en el intestino. También se recomienda para evitar cólicos intestinales.

Para tratar problemas hepáticos. La cúrcuma es un excelente tónico biliar que protege las funciones del hígado. También posee otras sustancias muy buenas para este órgano, ayuda a eliminar las piedras en la vesícula biliar. Se recomienda en pacientes con cirrosis, ictericia, trastornos hepáticos y de vesícula.

La cúrcuma es una buena aliada para algunos trastornos digestivos

Para la artritis reumatoide. La cúrcuma es un aliado para los pacientes que sufren de reuma, artritis y síndrome del túnel carpiano. Se debe a sus propiedades antiinflamatorias, no en vano hay quien llama a la cúrcuma el ibuprofeno de la naturaleza.

Para tratar la depresión. Desde hace miles de años, esta especia ha sido utilizada por la medicina tradicional china para curar y tratar trastornos psicológicos o afectivos. La cúrcuma tiene muchos componentes estimulantes del sistema nervioso. Sirve también para atenuar las consecuencias del estrés.

La cúrcuma es uno de los ingredientes del curry (kerdkanno / Getty)

Para aumentar la inmunidad. La cúrcuma tiene la capacidad de fortalecer el sistema inmunitario del cuerpo, gracias a varios de sus nutrientes como el zinc o el cobre, por lo que es buena para las personas con las defensas bajas.

A pesar de todas estas propiedades, los expertos recomiendan consumir esta especia en cantidades moderadas porque su sabor es potente. Esta especia es una maravilla pero las embarazadas y las personas con problemas graves en la vesícula biliar deben evitarla. Nadie es perfecto, ni siquiera la dorada cúrcuma.

5 Deliciosas ideas para incluir la Cúrcuma en tu dieta

Estas recetas con cúrcuma no te dejarán indiferente. Cuando oí hablar por primera vez de la cúrcuma (en inglés turmeric) me quedé fascinada por todas las propiedades milagrosas que decían que tiene. Básicamente, esta planta es tan famosa precisamente por eso. Reconozco que la primera vez que compré cúrcuma apenas la utilizaba porque no sabía cómo sacarle todo el partido posible.

Es cierto que la cúrcuma tiene un sabor muy particular y hay que saber cómo cocinarla de forma adecuada. Según con qué la mezcles o de qué forma la cocines, te volverás adicto/a. Además, si simplemente te apetece dar color amarillento/naranja (color que nos encanta en PepeBar) a tus comidas puedes utilizarla como colorante natural. Si la usas en su justa medida te dará el color que buscas sin influir demasiado en el sabor. Mil veces mejor esto que usar colorantes artificiales que nos venden en los supermercados.

Toma nota de su infinidad de propiedades y de algunas de las recetas con cúrcuma que puedes preparar cómodamente en casa.

? TE INTERESARÁ: ¿Conoces la col Kale? En este otro post te doy unas deliciosas ideas de receta para que te familiarices con ella.

Propiedades y deliciosas recetas con cúrcuma

? Origen de la cúrcuma y sus increíbles propiedades

La cúrcuma es una planta de la familia de las zingiberáceas (familiar del jengibre). Se utiliza tanto a nivel gastronómico como médico gracias a su infinidad de propiedades milagrosas. Hay tres formas en las que se consume la cúrcuma: la raíz fresca, la raíz seca (herbolarios) o bien la cúrcuma en polvo que se puede encontrar en el apartado de especias de cualquier supermercado. El rizoma seco de la cúrcuma (el tallo) se utiliza molido como especia y también como colorante en la cocina tradicional del sureste asiático (de donde es originaria). Pero bueno, que aunque allí sea donde más se utilice, ahora mismo la cúrcuma la encontramos presente en casi cualquier lado.

Esta planta es mundialmente conocida por todas las propiedades milagrosas que dicen que aporta. No obstante, muchas de esas propiedades no están comprobadas científicamente al 100% ya que sólo se han hecho pruebas con animales y no con humanos. Dentro de las propiedades que sí han estado comprobadas se encuentran:

  • Poder anti inflamatorio
  • Alivia la hinchazón estomacal, las flatulencias y la acidez de estómago después de comidas pesadas
  • Poder antioxidante
  • Antidepresivo natural, estimulando el sistema nervioso y favoreciendo la producción de serotonina

Dentro de las propiedades que han sido únicamente probadas con animales, encontramos unas cuantas más. Por ejemplo, se dice que ayuda a eliminar los microbios del organismo, a fortalecer el sistema inmune, tiene propiedades anti cancerígenas, contra la artritis y también mejora la salud cardio-vascular.

? Las recetas con cúrcuma que debes probar

Risotto de zanahoria con cúrcuma

Esta es -probablemente- una de las recetas con cúrcuma más habituales. Bueno, no ya esta receta en concreto sino el hecho de echar cúrcuma a alguna receta que lleve arroz. Por ejemplo la paella, ¿has probado a darle la pizca de color con la cúrcuma y no con otros colorantes?

Para prepararlo, primero pica bien 1 cebolla y fríela en una olla grande a fuego medio hasta que poche. Seguidamente echa 1 ajo picadito. Ahora trocea 2 zanahorias medianas y añádelas a la cazuela junto con un chorrito de vino blanco (opcional). Pasados unos pocos minutos, añade 1 taza de arroz, 1 cucharadita de cúrcuma y 2 tazas de agua (el doble que de arroz). Ahora cocina todo a fuego lento durante 40-45 minutos. No remuevas demasiado pero hazlo de tanto en tanto para comprobar que el arroz no se quema a la base de la cazuela.

Cuando veas que ya le queda poco para cocinarse por completo, puedes rallar un poco de zanahoria por encima, echar parmesano rallado (o en polvo) y dejar reposar. Con el calor residual se irá deshaciendo el queso y también se cocinará un poco la zanahoria rallada. Et voilà! Preparada la primera de las recetas con cúrcuma ??.

Crema de calabaza con cúrcuma

En realidad, podrías echar la cúrcuma en cualquier crema de verduras que hagas. Lo bueno de hacerlo con la calabaza es que, no solo es una combinación deliciosa sino que la cúrcuma potenciará el color naranja de la cabalaza. Y bueno, como ya sabes, en PepeBar nos encanta todo lo naranja ?

Para preparar la rica crema, coge un cuchillo y trocea un puerro, una cebolla y échalos en una cazuela con un poco de aceite. Cuando empiecen a durar un poco, echa 500 gr de calabaza troceada y remueve bien. También puedes añadir dos zanahorias medianas troceadas. Ahora echa un chorrito de vino blanco (opcional). Deja que se cocine todo un rato y seguidamente cubre con agua todo. Antes de cerrar la cazuela echa 1 cucharadita de cúrcuma en polvo, sal y pimienta al gusto.

Deberás dejar que se cocine durante a fuego medio-bajo unos 20 minutos hasta que la zanahoria y la calabaza estén blandas/cocinadas. Cuando lo estén, retira del fuego y deja templar antes de triturar toda la mezcla. ¿El resultado? Una riquísima y suave crema con el toque perfecto de cúrcuma. Puedes decorar con un pelín de cúrcuma en polvo por encima, si quisieras.

Infusiones o té con cúrcuma

He querido incluir las infusiones dentro de las recetas con cúrcuma ya que creo que es una forma super rápida y fácil de tomar según qué ingredientes. Además, lo bueno de según qué infusiones es que no solo las puedes tomar calientes sino que también puedes enfriarlas (tipo té). Por tanto, buenas para cada época del año. He escogido la infusión que más suelo prepararme, llena de cosas buenas y ricas para tu organismo.

La receta se resume en recopilar una serie de ingredientes e infusionarlos, sin más. En este caso, la infusión será de cúrcuma, jengibre, limón y miel. Una infusión que, si fuese necesario, acabará con cualquier virus de tu cuerpo ??.

En primer lugar, exprime muy bien medio limón y echa el zumo en algún recipiente. (Lo de quitar la pulpa o no del zumo dependerá de ti, yo nunca le quito nada más que las pepitas). A continuación, corta un trozo de la raíz de jengibre (2,5 cm) y quita su piel. La piel tiene un sabor amargo, no interesa. Trocea bien el jengibre y échaselo al zumo de limón que antes has preparado. Ahora haz lo mismo con la misma cantidad de raíz de jengibre. Cuando lo tengas, echa agua muy caliente al gusto (si lo quieres menos intenso, añade más agua) y endulza con una cucharada de miel. Déjalo reposar unos 5-10 minutos y ya estará listo.

?Si quisieras, podrías dejarlo enfriar en la nevera para tener una especie de bebida/té. Incluso puedes añadir alguna bolsa de té negro.

Sopa de lentejas rojas con cúrcuma

Qué cosa más rica y sencilla de preparar. La clave de esta receta es hacerla con lentejas rojas ya que estas se cocinan en menos tiempo que las clásicas. Aquí te enseñaré como puedes hacerla de una forma muy básica, pero puedes tunear la receta a tu gusto. Le puedes añadir verduras, patata, boniato o zanahoria y quedará igualmente increíble.

En una cazuela, añade 2 cebollas bien troceadas con un poco de aceite y deja que se cocine. Cuando ya esté pochadito, añade 3 dientes de ajo bien picados. Ahora echa 2 cucharaditas de cúrcuma, 1 cucharadita de jengibre en polvo y otra de pimentón. Remueve bien durante un rato, añade las lentejas y sigue removiendo durante otro minuto más. Cuando lo tengas, añade 4 tazas de agua y sube el fuego para que empiece a hervir. Tapa la cazuela y deja cocinar a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos (hasta que veas que las lentejas están completamente cocinadas).

Y ya está. Si lo dejas reposar mejor pero puedes comerlo inmediatamente después de haberlo cocinado. Puedes echarle sal al gusto si ves que lo necesita.

Cúrcuma latte: leche dorada

La última de mis propuestas de recetas con cúrcuma. Por raro que pueda sonar o parecer… está increíble. Sería como una especie de macha latte pero con la cúrcuma. Cada vez más se piensan recetas que poder hacer con leche para buscar la alternativa al clásico café con leche. Lo bueno es que esta alternativa es una mucho más saludable.

Para prepararlo, en primer lugar deberás crear una pasta de cúrcuma. Para ello, coge una cazuela y pon a cocer la cúrcuma en polvo con agua. La proporción es 2 a 1. Mantén la mezcla en un fuego medio y añade una pizca de pimienta negra. Déjalo en el fuego unos 10 minutos hasta que se forme una especie de pasta. Cuando lo tengas, retíralo y déjalo enfriar en la nevera durante un día entero.

Pasado un día, coge un vaso lleno de leche (avena, almendras), caliéntalo y echa una cucharadita de la pasta que hiciste. Remueve bien hasta que se deshaga y después endulza a tu gusto, por ejemplo con miel o panela. Si añades un poco de canela también quedará bien. Podrás tomarlo tanto caliente como frío, según prefieras (a mí me encanta bien calentito ☕️).

Cómo cocinar con cúrcuma, especia aromática y colorante natural

Recetas con cúrcuma y sus propiedades

La cúrcuma, camotilla o palo de azafrán (Curcuma longa) es un rizoma de la misma familia que el jengibre. Se utiliza en gran cantidad en la cocina asiática, principalmente en los currys, de los cuales constituye la base.

Polvo y rizomas de cúrcuma

Cocinar con cúrcuma, cúrcuma en la cocina

Aunque por su nombre puede ser desconocida, lo cierto es que la cúrcuma es un aditivo muy utilizado como colorante por la industria alimentaria, desde hace décadas, en mayonesas, margarinas, patatas, patés, mostazas, etc. Su nombre de aditivo en Europa es curcumina E-100.

¿Por qué cocinar con cúrcuma?

En los últimos años se ha descubierto que cocinar con cúrcuma puede tener muchos beneficios para la salud. Cocinar con cúrcuma presenta muchos beneficios porque tiene potentes propiedades antiinflamatorias, para reducir el colesterol y para mejorar las digestiones y la flatulencia.

Es recomendable para personas con artritis, enfermedades inflamatorias, digestiones pesadas o gases. Su consumo frecuente se recomienda durante la toma de medicamentos contra el cáncer para reducir los efectos secundarios que producen algunos fármacos (Consultar con el médico).

Ejemplo de cómo cocinar con cúrcuma: añadida a un cuscús. Del mismo modo se puede añadir a arroces, pastas, tortillas, legumbres o a cualquier preparación. No se recomienda añadir la cúrcuma durante la cocción (reduce la cantidad de principios activos)

Cómo cocinar la cúrcuma: con pimienta

La cúrcuma se debe añadir al final de la cocción, preferiblemente con 1 pizca de pimienta negra para aumentar la absorción de sus principios activos (los curcuminoides).

La cúrcuma en polvo es un excelente colorante alimentario

¿Por qué la pimienta aumenta la absorción de la cúrcuma?

La piperina de la pimienta impide la degradación de los curcuminoides en el intestino y esto produce que se absorban en mayor cantidad. El mismo efecto se ha observado al combinar pimienta con otras sustancias y fármacos.

Añadir al final de la cocción

Se ha observado que cocinar la cúrcuma 15 minutos disminuye un 85% sus principios (curcuminoides). Por lo tanto, no se debe cocinar la cúrcuma mucho tiempo, es preferible añadirla al final de la cocción, antes de apagar el fuego o en recetas crudas (mayonesas, espolvorear en las comidas,etc.).

Beneficios de cocinar con cúrcuma

La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes y digestivas. Protege las células, mejora los niveles de colesterol y su consumo presenta beneficios para el estómago y el hígado. Es recomendable para personas con digestiones pesadas o gases.

Comer frecuentemente cúrcuma puede ayudar a mejorar enfermedades inflamatorias y el cáncer. La cúrcuma ayuda a mejorar el estado de salud del organismo y a reparar los daños ocasionados por la medicación.

Aunque la cúrcuma está muy de moda, tampoco debemos olvidar los beneficios de las hierbas aromáticas locales, que también son muy ricas en calcio, potasio, antioxidantes, y con otras propiedades: tomillo, romero, salvia, orégano, comino, coriandro, cilantro, epazote,etc.

¿Qué sabor tiene la cúrcuma?

Tiene un sabor bastante neutro y un poco amargo, que cuando se mezcla con otros ingredientes, es casi imperceptible. Se debe tener en cuenta que la cúrcuma se utiliza en poca cantidad porque sus principios activos son muy potentes.

La cúrcuma se puede añadir a todo tipo de platos y recetas, a los cuales aportará un atractivo color y todos sus beneficios, sin alterar prácticamente el sabor.

¿Cómo introducir cúrcuma en la alimentación?

La cúrcuma se puede añadir de forma fácil en la alimentación habitual. No es necesario tomar grandes cantidades de cúrcuma para obtener sus beneficios, sino que en poca cantidad esta especia es efectiva:

Foto de leche dorada de cúrcuma

  • Se puede añadir 1 o 2 cucharadas de cúrcuma a los arroces, pasta, legumbres, cuscús, trigo sarraceno, lentejas, quinoa,etc. después de ser hervidos y escurridos.
  • Añadir 1 o 2 cucharadas de cúrcuma en los purés de verduras, cremas de verduras, hummus, crema de zanahoria,etc. (añadir al final de la cocción)
  • En tortillas, quiches,etc.
  • Añadir cúrcuma en las salsas: salsa curry, salsa yogur, mayonesas, salsa ajoaceite, pesto, guacamole, salsa de tomate, patés caseros, rebozados, etc. Preferiblemente al final de la cocción.
  • Espolvorear cúrcuma dentro de los sandwich, mezclado con queso u otros ingredientes.
  • En bebidas, como en esta receta leche dorada de cúrcuma
  • Para potenciar sus efectos se deberá acompañar de una dieta diurética (reuma, retención de líquidos, hipertensión), dieta antiinflamatoria (artritis) u otras dietas terapéuticas.

¿Dónde comprar cúrcuma?

Lo cierto es que, a raíz del descubrimiento de las propiedades de esta especia, cada vez está más solicitada por los consumidores y ya se puede encontrar cúrcuma en los supermercados habituales, en tiendas de dietética, alimentación natural y mercados.

Se debe prestar atención, sobre todo cuando se compra a granel, de no comprar tartracina, un colorante alimentario artificial derivado del petróleo, que se ha relacionado con la aparición de hiperactividad en niños, alergia y otros efectos adversos.

LISTA DE RECETAS CON CÚRCUMA

A continuación se muestra una lista de recetas con cúrcuma. En cada una de ellas se encuentra, además de los ingredientes y la elaboración, un comentario nutricional con las propiedades de la receta:

Salsa curry con leche de coco

y cúrcuma

Mayonesa de zanahoria

Tortilla de calabacín con cúrcuma

Crema de zanahoria

Pasta con salsa de tomate

Arroz con verduras (sin sofrito)

Quinoa con pasas

Garbanzos con seitán

Salsa de mostaza inglesa

Hamburguesas vegetales

Coles de Bruselas con salsa de curry

Añadir cúrcuma al arroz integral

Coliflor gratinada

Pastel de mijo con verduras

Quinoa con brócoli al curry

Macarrones vegetarianos

Garam Massala

Arroz integral con verduras

Leche dorada

Garbanzos con tofu

Garbanzos con cuscús

Brochetas de tofu

COMPARTIR RECETAS VEGETARIANAS

Enviando la descripción de la receta desde nuestra página de contacto

Nativa del sureste de la India, la cúrcuma es una planta herbácea que proviene de la familia del jengibre y es una de las especias más reclamadas actualmente en las mejores cocinas. ¿Por qué? Porque en su interior contiene una mezcla perfecta entre tradición y tendencia, ya no solo por su delicioso sabor y su intenso olor, sino también por los beneficios antioxidantes y saludables que aporta a nuestro organismo gracias a que es rico en vitaminas y minerales.

Entera, molida, con leche, con cacao, con yogur… Esta especia puede utilizarse de múltiples formas y combinaciones. Aquí te dejamos 5 recetas deliciosas de cocina con cúrcuma. ¡Te harán quedar como un verdadero chef!

Pollo al Curry: cocina con cúrcuma un clásico de la gastronomía oriental

Esta receta originaria de la India es uno de los platos más populares fuera del continente asiático. Para empezar a prepararla, mezclaremos el pollo con cebolla y tomate en una sartén. Una vez la tengamos lista, la guisaremos con cúrcuma, que le aportará ese tono amarillo intenso tan llamativo. También podemos añadir cilantro y pimienta, ya que son los tres componentes habituales de la receta.

Por último, añadimos nata líquida, yogur o leche de coco, para aportarle cremosidad a nuestro plato. Si sufres intolerancia a la lactosa, no te preocupes. Es posible cocinar nuestro pollo al curry sin nata, simplemente sustituyéndola por leche de coco.

Dependiendo de la receta, también se puede condimentar con una gran variedad de especias como el jengibre, la nuez moscada, el tamarindo, el comino o la guindilla, que puedes encontrar combinadas en nuestro molinillo étnico Toque India. Además, contamos con una nueva colección de Especias Premium, con el preparado de curry, que incluye cúrcuma, y con el propio sazonador de cúrcuma.

Coliflor al horno: vegetariano, frío y delicioso

Si lo que estás buscando es probar la cúrcuma con una receta vegetariana, ¡estás en el lugar adecuado! Puedes prepararla con antelación y tomarla en frío.

El modo de preparación es muy sencillo. Primero, debemos precalentar el horno a 180º. Lavamos y secamos media coliflor y la separamos en pequeños racimos. Picamos un diente de ajo que echaremos en un bol con pimienta dulce, pimienta negra, cúrcuma, un poco de cayena, azúcar y dientes de ajo. Incorporamos la coliflor y removemos para que absorba bien los ingredientes y la horneamos 20 minutos. ¡Así de fácil y rápido!

Para que la receta nos quede digna de un buen maestro de la cocina, debemos evitar que se nos pase la coliflor. ¡Vigila los tiempos de cocción!

Pasta al estilo oriental: fusión de culturas en tu plato

Una alternativa al modo de preparación italiano, con un toque picante procedente del jengibre y las guindillas. Además del color y gran sabor que le aportará la cúrcuma, le añadiremos otras especias como el comino, el clavo o el cilantro, para lograr que sea aún más exótico y suculento.

Además de lo fácil que es preparar esta receta, no hace falta que uses una pasta especial de un establecimiento asiático. Con la misma pasta de trigo que podrás encontrar en cualquier supermercado, puedes conseguir un rico plato.

Granizado de Cúrcuma Latte con helado de plátano: original y refrescante

Con la llegada del calor y el verano, nuestro cuerpo nos invita a tomar refrescos más ligeros y muy fresquitos. Si creías que la cocina con cúrcuma era solo para comidas calientes y estás buscando una bebida refrescante, que se salga de lo habitual, este granizado puede ser tu mejor opción. ¡Además, tiene pocas calorías!

Para prepararlo, solo necesitas batir leche de almendras, cúrcuma, cacao en polvo y añadirlas a una base de plátano con unas cucharaditas de vainilla en polvo. ¡Un aperitivo refrescante, delicioso y bajo en grasas!

Yogur griego con cúrcuma, limón y miel: el broche de oro

Por último, igual que en una buena comida mediterránea, hemos dejado el postre para el final. Este yogur contiene los cítricos del limón y el dulzor de la miel acompañado del tono amargo y levemente picante que le aporta la cúrcuma.

¿Cómo se prepara? Muy sencillo. Primero, debemos verter en un recipiente un yogur griego entero, al que sazonaremos con la cúrcuma. Puede ser en polvo o en rama. El siguiente y ya último paso es incorporar a la mezcla el limón y una cucharada sopera de miel. Removemos bien hasta que todos los sabores se mezclen por completo y ya tendríamos nuestro postre. ¿Quién dijo que comer sano es aburrido y costoso?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *