0

Recetas con endibias

Noticias de Endivias en Directo al Paladar

Un día os tengo que hablar de un libro, para mí ha sido uno de los mejores descubrimientos culinarios de este verano, os hablo de Verano a punto de sol de los mismos autores que Perfectmatch: Patata&huevo. De este libro he cogido la idea para hacer esta ensalada tibia de gulas, endivias y rábanos.

De verdad, las gulas se pueden comer de muchas más maneras que al ajillo. Pero si os digo que además estas gulas también se hacen primero al ajillo, pues mucho mejor, ¿verdad? Aunque no adelantemos la elaboración. Por cierto, ¿alguien podría decirme porque son tan diferentes las gulas que vienen congeladas a las frescas? Vamos, es que no hay ni punto de comparación.

Ingredientes para 4 personas

3 endivias, 1 tomate, 2 chalotas, 200 gr de gulas, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez, sal y 2 rábanos.

Elaboración de la ensalada de gulas

Primero vamos a preparar las endivias. Cortamos un poco la parte donde se unen las hojas para poder sacarlas mejor. Utilizaremos las hojas más grandes y el resto lo reservamos.

Los ingredientes de la vinagreta serán los centros de las endivias, en especial la parte verde que nos dará más contraste amargo en la ensalada. Estos centros los cortamos en juliana. Además las chalotas las picamos bien finas lo que nos dará un toque picantillo. El tomate lo cortamos en cuadrados y mezclamos todo junto con aceite de oliva virgen extra y vinagre de jerez al gusto. Ah, y por último sazonamos.

A parte en una sartén doramos un poco de ajo y añadimos las gulas. Las salteamos durante un minuto aproximadamente. Y las mezclamos con la vinagreta.

Para finalizar rallamos los rábanos.

Tiempo de elaboración | 20 minutos Dificultad | Fácil

Degustación

Servimos la ensalada tibia de gulas, endivias y rábanos, podemos servirla en plan aperitivo, es decir, en cada hoja de endivia con un poco de gulas con la vinagreta y encima un pellizco de rábano rallado. O bien como lo veis en la foto de presentación servís al centro las gulas con el rábano rallado y las hojas de endivia acompañando.

En Directo al Paladar | Huevos rotos sobre gulas y jamón crujiente. Receta En Directo al Paladar | Puré de rábanos, receta de un expectorante natural

Endivias: propiedades y usos en la cocina

La endivia es una hortaliza de la familia de la escarola que parece un cogollo: es alargada, cilíndrica y tiene una parte acabada en punta. Su color va desde el blanco en el cuerpo hasta el amarillo en la punta de sus hojas. Su sabor es ligeramente amargo y su época va desde el otoño a la primavera. ¿Quieres ideas para cocinar endivias? ¿Y sus propiedades, las conoces? Conocemás a fondo esta hortaliza tan interesante y aprovéchala al máximo en la cocina.

Endivia: propiedades nutricionales

La endivia es una hortaliza que tiene pocas calorías y un bajo contenido en macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas). Sus componentes principales son el agua y la fibra. En cuanto al aporte vitamínico, contiene vitaminas del grupo B, sobre todo folatos, relacionados con el sistema inmunológico; provitamina A, que se convierte en vitamina A en el organismo y que es importante para la salud de las mucosas, la piel, el pelo, las uñas y la vista, además de estar relacionada con el sistema inmunológico, y las vitaminas C y E, dos potentes antioxidantes.

En lo referente a minerales, las endivias contienen potasio, que regula el equilibrio de agua en el organismo, y calcio y fósforo, importantes para los huesos y dientes. El fósforo, además, ejerce un papel significativo en la obtención de energía, y el calcio, en la contracción muscular.

Beneficios de la endivia

Es interesante incluir las endivias dentro de cualquier alimentación. Contiene muchos antioxidantes importantes y beneficiosos para la lucha contra los radicales libres, considerados los posibles causantes de muchas enfermedades. La endivia también contiene una sustancia llamada intibina, la cual estimula el correcto funcionamiento del hígado.

También supone un buen aporte de folatos para mujeres embarazadas que necesitan una mayor cantidad de esta vitamina, fundamental para un correcto desarrollo del feto.

La endivia en la cocina: ideas de cómo prepararla

Al igual que otras verduras y hortalizas, como la alcachofa, la berenjena, el rábano y la escarola, la endivia tiene un ligero sabor amargo, muy interesante en usos culinarios.

Las endivias están exquisitas en ensalada, una manera perfecta de rebajar su sabor amargo y hacerlo más suave, gracias a la mezcla con otros ingredientes: queso, fruta fresca (fresas, naranja, granada) o alguna conserva de pescado (atún, salmón, sardinillas, anchoas, gambas).

También se pueden tomar enteras y sin cocinar, forma en la que más se aprovechan sus nutrientes, los cuales son sensibles al calor, y se conserva su sabor característico. Usa sus hojas a modo de recipiente y rellénalas como más te guste, por ejemplo con una mezcla de atún y mayonesa.

Otra opción es picarlas muy finas y mezclarlas con otras hojas de lechuga para suavizar su sabor amargo. También son ideales para decorar y acompañar una ensaladilla rusa, por ejemplo.

Y, por supuesto, ¡también cocinar!: al horno, a la brasa, fritas o gratinadas con un poco de queso.

Barquitas de endivias

Aquí tienes muchas ideas para preparar unas barquitas de endivias rellenas muy sencillas, frescas y vistosas, con las que triunfar en tus mesas de picoteos y fiestas.

INGREDIENTES

Tendrás que contar con 1 endivia entera por persona. Ten en cuenta que las hojas externas son las que nos servirán para hacer las barquitas, A medida que se hacen más pequeñas no nos sirven para esta receta y tendremos que darles otro uso. En muchos casos se pueden picar los cozpnes menuditos como parte del relleno.

ELABORACIÓN

  1. Enjuagamos las endivias, cortamos un poco la base y vamos separando con cuidado las hojas externas. Usamos sólo hojas grandes que estén enteras y firmes. Las secamos bien. Los centros los picamos muy finos para mezclar con los rellenos que hayamos elegido o los guardamos para una ensalada.
  2. Después ponemos encima de las hojas diferentes rellenos usando alguna salsa como base para que se fijen o cubriéndolos con las salsas.
  3. Para terminar las colocamos en una fuente muy pegaditas para que no se vuelquen.
  4. Procura que las salsas y rellenos que uses sean contundentes para que no queden muy líquidos y la presentación mejore.

Aquí tienes muchas ideas para rellenar barquitas de endivias. Siempre deben ser rellenos frescos ligados con salsas a tu gusto.

  • Con salmón ahumado (foto inmediatamente superior) Salmón ahumado picado, cebollino picado y los corazones de la endivia picados, todo aderezado con mayonesa mezclada con un toque de mostaza
  • Foto superior (en la foto que abre nuestra entrada): Palitos de cangrejo, huevo duro, maíz y mayonesa.
  • Fotos inferiores: Roquefort aplastado con un tenedor (o en daditos), nueces o almendras picadas sobre una base de mayonesa (podemos añadir pasas o cebollino picado), o unos granos de granada que quedan perfectos en fiestas navideñas.
  • Langostinos, salmón ahumado o gambas cocidas, aguacates picados y salsa rosa
  • Unos trocitos de tronco de palmito, salsa roquefort y maíz o nueces picadas…
  • Un picadillo de pera y nueces bañado con salsa roquefort
  • Zanahoria rallada mezclada con mayonesa y espolvoreada con queso rallado
  • Palitos de cangrejo y piña, mezclado con mayonesa y espolvoreado con coco rallado

Si eliminamos la mayonesa de los rellenos y la sustituimos por una vinagreta sencilla y ligera tendremos un plato de cocina light lleno de sabor.

Descarga nuestra app gratuita


¿Te ha gustado? Síguenos en Facebook y consigue las mejores recetas!
ResumenNombre Barquitas de endivias Publicado el 2011-07-02

La endivia es una hortaliza que tiene muchas propiedades y que la hace una buena aliada en tus platos si estás pensando en bajar de peso. Si estás aburrida de la lechuga, la endivia puede ser una buena alternativa para preparar deliciosas ensaladas, ligeras y nutritivas, y es que su sabor ligeramente amargo le dará un toque original a tus platos.

Ese toque amargo es debido a la lactucina y cumarina muy presentes en ella. Estas sustancias tienen una potente acción antiinflamatoria, por lo que es un alimento ideal para las personas que padecen artritis o gota. Al ser rica en fibra, también bien para estimular el tránsito intestinal y es capaz de rebajar los niveles de colesterol. ¿Quieres más razones para incluir a las endivias en tus platos?

Toma nota de cómo preparar tres recetas que te solucionarán muchas comidas esta temporada.

Endivias con caballa al vapor

Hearst

Ingredientes (4 personas): 4 caballas, 2 endivias, 2 ajos, 1 limón, 1/2 ají amarillo, 40 g de jengibre, 4 cucharadas de vino blanco dulce, 4 cucharadas de salsa de soja, 4 cucharadas de aceite de oliva, Perejil fresco

Coste aproximado(para 4 personas): 6 €. Calorías por ración: 160. Tiempo: 20-40 minutos. Dificultad: fácil

Paso 1

Hearst

Hacer zumo de medio limón y rallar la cáscara entera. Rallar con rallador fino el jengibre, el ají y 2 ajos. Mezclar con cuatro cucharadas de aceite de oliva, cuatro cucharadas de salsa de soja y cuatro cucharadas de vino blanco.

Paso 2

Hearst

Limpiar, eviscerar y sacar los lomos de las caballas limpias sin espinas. Ponerlas en una fuente con la mezcla del paso uno y dejar macerando en la nevera media hora. Lavar y secar las endibias. Cortar a lo largo en tiras finas.

Paso 3

Hearst

Poner una vaporera con las caballas y su marinada al fuego durante tres minutos. Servirlas con un poco de marinada, un poco de perejil picado y un chorrito de aceite de oliva acompañadas de la endibia con unas gotas de limón y un poco de aceite de oliva.

Endivias en empanada con guisantes

Hearst

Ingredientes (4 personas): 300 g de masa de hojaldre congelada, 200 g de guisantes, 100 g de queso fresco, 2 endivias, 1 huevo, 1 patata y 1 cebolla, 2 dl de caldo de verduras, Hojas de menta, Aceite de oliva, sal y pimienta

Coste aproximado (para 4 personas): 5 €. Calorías por ración: 250. Tiempo: 20-40 minutos. Dificultad: media.

Paso 1

Hearst

Extender la masa de hojaldre, previamente descongelada, hasta formar un rectángulo de mitad de grosor que la masa de hojaldre original. Hacer una incisión en la masa, pero sin llegar a cortarla, a 3 cm a lo largo de todo su borde exterior. Hacer también unas incisiones en forma de rombos en la superficie marcada por la primera incisión.

Paso 2

Hearst

Pintar con huevo batido y meter a horno precalentado hasta que el hojaldre suba y se dore. Retirar y reservar. Pelar y cortar la patata en dados pequeños. Pelar y cortar la cebolla y las endibias en juliana. Ponerlo todo junto con los guisantes en una sartén grande al fuego con un chorro de aceite de oliva. Rehogar 5 minutos.

Paso 3

Hearst

Añadir el caldo de verduras y dejar a fuego medio 25 minutos o hasta que se consuma. Añadir el queso fresco en dados pequeños y unas hojas de menta. Retirar del fuego. Con ayuda de un cuchillo, quitar la tapa del hojaldre horneado dejando el borde para poder poner en su interior la mezcla de verduras. Una vez rellenado el hojaldre con las verduras, volver a colocar su tapa y servir.

Endivias rojas con salsa de queso y rabanitos

Hearst

Ingredientes (4 personas): 150 g de queso de crema, 50 g de queso azul, 4 endibias rojas, 4 rabanitos, 1/2 cebolla roja, 1/2 remolacha cocida, 4 cucharadas de vinagre blanco, 1 cucharadita de miel, Aceite de oliva

Coste aproximado (para 4 personas): 4 €. Calorías por ración: 130. Tiempo: 60 minutos. Dificultad: fácil

Paso 1

Hearst

Limpiar, lavar, secar y separar las endibias en hojas. Pintar las hojas con aceite de oliva virgen.

Paso 2

Hearst

Poner un cazo al fuego con el queso crema y el queso azul y mantener hasta que se derrita. Dejar enfriar y reservar.

Paso 3

Hearst

Lavar y picar los rabanitos. Poner en un bol el vinagre, la miel y la cebolla y remolacha picadas y dejar macerar dos horas. Montar poniendo sobre cada hoja de endibia una cucharada de queso y, encima, la mezcla macerada.

4 recetas con endibias que alegrarán tus cenas de verano

Las endibias dividen el mundo entre aquellos que las adoran y quienes, por el contrario, preferirían no haberlas probado nunca. Es cierto que tienen un sabor fuerte y ciertamente amargo que no agrada a todos los paladares. Sin embargo, nosotras creemos que todo consiste en dar con la receta ideal, tanto en ensalada como en su versión caliente, y encontrar una mezcla de sabores que consiga conquistarnos. Para que vayas abriendo boca, te dejamos algunas de las propuestas que hemos encontrado en Pinterest.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

¿Cómo reconocer la calidad de las endibias?

Se trata de la raíz de achicoria, cultivada en lugares sombríos. Es, por lo tanto, el brote cuidadosamente protegido de la luz es el más delicioso de saborear. El amargor que algunos le reprochan casi ha desaparecido de las nuevas variedades de hojas anchas y crujientes. Escoge endibias que sean bien blancas, con las hojas muy apretadas, garantía de frescura, y consérvalas en la el cajón de la nevera.
A la hora de prepararla, ten en cuenta que la endibia no necesita agua porque sus hojas no están en contacto con la tierra y además el agua podría remarcar su amargor. Por ello, basta con quitar sus hojas exteriores y retirar la base para poder comerlas. Dicho esto, es el momento de ponernos manos a la obra.

© iStock

Nuestras recetas estrella

Endibias rellenas de quesos y nueces

Ingredientes:

  • Dos endibias grandes
  • 100 g de queso roquefort
  • Un yogur griego sin edulcorar
  • 50 g de nueces picadas
  • 50 g de champiñones
  • ​Una cucharada sopera de miel
  • Aceite de oliva
  • Sal

Modo de elaboración:
Para empezar, retiramos las hojas exteriores de la endibia y las limpiamos simplemente con papel de cocina. Separamos la endibia en sus diferentes hojas y comenzamos a preparar el relleno. Para ello, ponemos en un bol el queso roquefort y lo trituramos con el tenedor lo más pequeño que podamos. Después, agregamos el yogur griego y removemos bien toda la mezcla hasta que sea más o menos homogénea. Lo comprobamos y agregamos sal si fuese necesario.
Con la ayuda de una cuchara, comenzamos a rellenar cada una de las hojas con esta mezcla. Mientras tanto, limpiamos adecuadamente los champiñones, los troceamos y los salteamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y sal. Cuando estén ligeramente dorados, los colocamos sobre la crema y, a continuación, incorporamos las nueces y miel al gusto. ¡Cada bocado será una maravilla!

Endibias salteadas con sésamo y carpaccio de ternera

Ingredientes:

  • Dos endibias
  • Aceite de sésamo
  • Semillas de sésamo blanco
  • 200 g de ternera preparada para carpaccio

Modo de elaboración:
Esta receta es muy sencilla, tan solo tenemos que preparar una base de carpaccio de ternera en el plato y agregamos aceite de oliva y pimienta. Mientras tanto, retiramos las hojas exteriores de las endibias y las limpiamos con papel de cocina. A continuación, troceamos cada hoja en mitades y, posteriormente, cada mitad en tiras.
Una vez que lo tengamos listo, lo rehogamos con aceite de sésamo caliente y mantenemos en el fuego hasta que se dore ligeramente. Cuando estén listas, escurrimos bien el aceite y colocamos sobre el colchón de carpaccio. Después, esparcimos unas semillas de sésamo para darle un punto aún más crujiente.

Endibias gratinadas

Ingredientes:

  • Dos endibias
  • Jamón serrano o anchoas
  • Salsa bechamel
  • Queso parmesano rallado

Modo de elaboración:
Para elaborar esta receta, ponemos las endibias a cocer en una olla con agua hirviendo y sal. Lo mejor es que las cortemos por la mitad y las mantengamos al fuego tan solo 10 minutos para que no se hagan demasiado. A continuación, dejamos escurrir y vamos preparando el horno. Precalentamos a 180º.
Después, envolvemos cada una de las partes de la endibia con una loncha de jamón serrano o anchoas, según prefieras uno de estos alimentos, y colocamos sobre papel vegetal. Tras esto, vertemos por encima nuestra salsa bechamel y, por último, incorporamos el queso para gratinar. Mantenemos en esta función del horno hasta que veamos que la superficie está dorada y retiramos. Servimos muy caliente.

Endibias y fruta

Si estás buscando una mezcla ligera para tus cenas, las endibias como parte de una macedonia de frutas pueden ser ideales. Te recomendamos que rellenes cada una de las hojas con trocitos de naranja y piña y lo rocíes con una cucharada abundante de yogur de estilo griego y miel. ¡La mezcla de sabores es espectacular!

Y si necesitas más ideas para tus cenas de verano, no te pierdas esta selección saludable que hemos preparado para ti:

Descubre: 30 recetas fáciles y sanas para mantener tu peso

Conocemos como endibia al pequeño cogollo cilíndrico y puntiagudo de hoja blanca con punta amarillo verdosa, lisa y cóncava, con un característico sabor amargo además de refrescante. Pertenece a la familia de las Asteráceas, como la escarola o la achicoria, éstas son variedades de endibias, y es por ello que también podemos encontrar en distintas zonas que se llama endibia a las variedades mencionadas. Pero de ello hablaremos en otro momento, hoy es el día del recopilatorio de recetas y este es el ingrediente principal que hemos seleccionado, así que os traemos doce recetas con endibias.

Además de ser una hortaliza de bajo contenido calórico, siendo agua en su mayor proporción, y rica en fibra, vitaminas y minerales entre otros nutrientes, resulta muy versátil en la cocina, la endibia es ideal para tomarla cruda, en ensaladas, como crudité o como guarnición, pero también resultan deliciosas asadas en el horno o en la parrilla, incorporándolas a un guiso, fritas…
A continuación os mostramos este recopilatorio de recetas con endibias que hemos seleccionado para que no olvidéis incluirlas en vuestro recetario, que no os eche para atrás ese amargor que a veces no se ha logrado quitar y que no agrada a ciertos paladares, es muy fácil disfrutar de unas endibias sabrosas y refrescantes, además están al alcance de todos.

Endibias al roquefort: Se puede englobar dentro de los clásicos, aunque cada cocinero tiene su particular receta de endibias al roquefort, son una delicia.

Endibias a la parrilla con gorgonzola dulce y bacon: Combinadas también con queso azúl, pero enriquecidas además con bacon y el tostado que la parrilla proporciona a las endibias, algo más tiernas por fuera pero conservando el corazón crujiente.

Endibias con salsa de ostras: Estupendo entrante o guarnición de un pescado al vapor, a la plancha, al horno o frito. Estas endibias son muy sabrosas por los condimentos que se incorporan para su cocción en cazuela o sartén.

Huevo mollet con endibias y jamón: Para una cena ligera, estas endibias hechas a la parrilla resultan muy sabrosas con jamón crujiente y el huevo mollet, cuya yema fluye impregnando las hojas tiernas.

Endibias con crema de champiñones crudos: Un aperitivo refrescante, ideal para los días de calor, y como veis, con todos los ingredientes crudos, conservando todos sus nutrientes.

Ensalada de endibias con mango y camembert: No dejéis de probar esta ensalada que combina las endibias con la fruta y un queso muy sabroso, además de unos crudités enriquecidos en sabor, tomad nota de ella.

Ensalada caliente de pollo con tomates y endibias al horno: Si empezamos a preparar ensaladas templadas, esta no puede faltar, es sencilla de hacer, además podemos aprovechar que encendemos el horno para preparar el postre, ¿qué tal una tarta de queso?

Pato, endibias y peras con salsa de arándanos rojos: Se trata de un entrante, no hay mayor proporción de carne que de hortaliza o fruta, combinar todos los ingredientes en un bocado es un festín para el paladar.

Ensalada de salmón y endibias: Endibias, salmón y salsa de yogur, un entrante refrescante y muy sabroso, con un punto de mostaza que os va a encantar.

Pato con endibias, naranja y almendras: En este caso las endibias se cocinan con el pato y el resto de ingredientes que conforman el guiso, imaginad el sabor que adquieren, una delicia.

Secreto de cerdo a la parrilla con salsa de mostaza y miel: Las endibias son una estupenda guarnición para refrescar el paladar mientras se degusta un goloso y jugoso corte de carne.

Endibias con pollo gratinadas con queso San Simón: Como entrante o como plato principal, según la cantidad de pollo que queramos poner, el resultado siempre será exquisito, con juego de texturas por el gratinado crujiente, la ternura de la carne y las endibias, y un elegante sabor ahumado de uno de los grandes quesos de nuestro país.

¡Feliz semana!

La ensalada de endivias es una alternativa a la clásica combinación de lechuga y tomate. Os contamos cómo lavar y preparar las hojas de la endivia, además de cuáles son los mejores ingredientes para componer ensaladas llenas de color, texturas y sabores.

Ensalada de endivias

Cuando preparamos una ensalada con endivias es importantísimo lavar bien las hojas. Para ello, se abren las endivias separando, una por una, las hojas y se lavan bien bajo un chorro de agua fría. Se dejan secar sobre un paño de cocina limpio para que absorba el exceso de agua. Podemos preparar ensaladas con las hojas completas y rellenarlas con el resto de ingredientes o picarlas en rodajas gruesas.

Ensalada de endivias con manzana

La ensalada de endivias con manzana es un plato ideal. El amargor de las endivias combinan muy bien con la manzana. Además como esta fruta es crujiente, podremos jugar con las texturas de esta receta. Recomendamos añadir remolacha en cubitos y queso fresco Apetina para aportar color y sabor a la receta.

Ensalada de endivias con atún

Las conservas de pescado como las anchoas, el salmón o el bacalao son un buen complemento para las endivias. El atún es un ingrediente que solemos tener en la despensa y podemos combinarlo con aceitunas negras, cebolla y pimiento cortados en taquitos. Conseguiremos una ensalada de endivias con atún riquísima.

Endivias con queso y nueces

¿Y si preparamos los clásicos ‘barquitos’ de endivias con queso azul y nueces? Las endivias combinan muy bien con el queso desmenuzado y nueces.

Salsa de queso azul

Arrancamos de nuevo la semana acercándonos al mercado para repasar los mejores productos que nos ofrece la temporada. Hoy me quiero detener en la endivia o endibia, una hortaliza que suele pasar desapercibida pero que puede ser la base perfecta para ir dando un toque más fresco y ligero a nuestros menús caseros.

Los días se van haciendo más largos y cálidos y seguro que muchos estáis también con ganas de llevar recetas más ligeras a las comidas diarias. La endivia estará en su mejor momento todavía unas cuantas semanas, pues el calor veraniego le sienta peor, así que os animo a recuperarla en esta época y aprovechar su versatilidad en la cocina.

Cruda o cocinada, la endivia tiene un sabor amargo que personalmente me encanta y que se puede aprovechar para crear ricos contrastes en la mesa con otros ingredientes. Es muy ligera y rica en vitaminas, y tomada en crudo resulta además de lo más refrescante.

Si separamos las hojas con cuidado podemos usarlas como recipiente a modo de barquita para rellenar con lo que más nos apetezca. Es una buena forma de preparar una cena de picoteo o presentar la típica ensalada de forma original.

Cinco recetas frescas y ligeras con endivias

Ensalada de endivias, surimi y salsa roquefort

Un plato estupendo para compartir en familia sin complicaciones, o para ofrecer como picoteo si tenemos invitados en cualquier ocasión. El queso roquefort pone la nota de sabor a una ensalada muy vistosa y fresca, rápida de preparar.

  • Ingredientes. 120 g de queso roquefort troceado, 60 g de vino blanco, 200 g de nata líquida, sal, pimienta negra molida, 4 endibias, 1 paquete de surimi paquete, 2 cucharadas de almendras laminadas.
  • Elaboración. Ponemos el queso roquefort y el vino blanco en un cazo al fuego y lo calentamos, removiendo siempre, hasta que se derrita todo y se forme una crema. Añadimos la nata y la pimienta, removemos, volcamos en un bol y dejamos enfriar fuera del fuego. Abrimos las endivias, las lavamos y las escurrimos, después las repartimos en la bandeja donde vayamos a servir la ensalada. Troceamos el surimi y lo repartimos sobre las endibias. Lo bañamos con la salsa y, por último, espolvoreamos con las almendras laminadas.

Ensalada templada de endivias braseadas con ventresca

En esta ensalada sí nos toca cocinar, pero nada fuera del otro mundo. Braseando las endivias previamente conseguimos otra textura y sabor diferente, por si la hortaliza cruda no nos termina de convencer. Una buena ventresca de atún o bonito en conserva pone la guinda al plato.

  • Ingredientes. 4 endivias pequeñas, 5 ml de vinagre balsámico 5 ml, 2,5 ml de salsa worcestershire (Perrins), 2 ventrescas de atún en conserva o bonito en aceite, cebollino, pimienta negra molida, sal, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Cocerlas en agua ligeramente salada durante unos 5-8 minutos. Escurrir y dejar enfriar, reservando el agua de cocción. Retirar la base dura y cortarlas por la mitad. Calentar un poco de aceite en una sartén e incorporar las endivias boca abajo. Añadir el vinagre, la salsa Worcestershire, una pizca de sal, pimienta negra y cebollino picado. Regar con el vino y con un poco del agua de cocción. Cocinar durante unos 10-15 minutos, hasta que reduzca, dándoles la vuelta a mitad de la cocción. Servir templadas con un poco más de cebollino y las ventrescas de bonito en lascas. Aliñar con aceite y un golpe de pimienta negra.

Endivias rellenas de manzana y aguacate

Utilizando las hojas de la endivia como barqueta podemos preparar ensaladas para comer con las manos en las que no hacen falta muchos ingredientes. La combinación afrutada de esta rica receta con la salsa de yogur proporciona una jugosidad muy agradable a la hora de comer.

  • Ingredientes. 2 hojas de endivia, 1 manzana, 1 aguacate, 1 yogur natural, hojas de cilantro, una cucharada de granos de granada, una cucharadita de azúcar y zumo de lima.
  • Elaboración. Seleccionamos las hojas más grandes y crujientes de la endivia. Las lavamos bien y las dejamos escurrir sobre un papel de cocina. Mientras procedemos a pelar y picar los demás ingredientes. Rociamos la fruta con zumo de lima o limón a medida que las cortamos. Batimos el yogur para que quede muy líquido y añadimos unas gotas de zumo de limón y 1 cucharadita de azúcar. Desgranamos una granada. Rellenamos la barqueta con manzana y aguacate, incorporamos granada y espolvoreamos con cilantro muy picado y repartimos dos cucharadas de la salsa.

Endivias rellenas de salmón, queso y aguacate

Un ejemplo más de que solo hacen falta buenos ingredientes para tentar a la vista con platos saludables y vistosos. La clave de esta receta está en la combinación de colores y texturas, ofreciendo un bocado lleno de sabores que nos solucionarán un aperitivo, cena o primer plato.

  • Ingredientes. 4 endivias, 100 g de salmón ahumado, 80 g de queso de rulo de cabra, 1 aguacate, 1 pimiento rojo dulce o picante, 20 ml de caviar o sucedáneo, 20 ml de zumo de lima, pimienta negra, ajo granulado, sal.
  • Elaboración. Dejar que el salmón se atempere para que no esté tan frío de la nevera. Separar las lonchas en porciones pequeñas, o formar rollitos o flores. Elegir las hojas más bonitas de las endivias. Separar y guardar el resto de las endivias para otra receta. Lavar y secar con suavidad. Mezclar el queso con pimienta negra. Lavar y picar el pimiento rojo en cubitos pequeños, desechando las semillas. Sacar la carne del aguacate y machacar un poco con un tenedor, mezclándola con zumo de lima o limón, una pizca de sal, ajo y pimienta negra. Colocar las endivias en una fuente y rellenar alternando los ingredientes. Añadir el pimiento rojo por encima del queso. Aderezar el salmón con una pizca de zumo de lima y pimienta negra.

Endivias con rollitos de bacon y queso azul

  • Ingredientes. 1 endivia, 4 lonchas de bacon, 80 gr de crema de queso azul, alcaparras, 4 tomates cherry.
  • Elaboración. Lavar la endivia, separar las hojas con cuidado y elegir las cuatro más hermosas. Chafamos las alcaparras y las mezclamos con la crema de queso. Ponemos una sartén al fuego y doramos el bacon sin pasarnos, porque de lo contrario se arrugaría y complicaría sobre manera el siguiente paso, que consiste en untar por una cara las lonchas de bacon con la crema de queso azul. Ahora sólo queda enrollar las lonchas y colocarlas sobre las endivias, que habremos untado previamente con un poco de queso a modo de pegamento. Añadimos unos tomates cherry para dar color y textura.

Foto de portada | iStock

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *