0

Recetas con hamburguesa

Tabla de contenidos

NovaLife

Sólo hará falta que le pongas a eso de prepararte una hamburguesa un poco de cariñito y todo saldrá rodado. Al fin y al cabo, el secreto es el mismo que el de cualquier otra receta: paciencia, dedicación y, sobre todo, hacerse con una materia prima de excepción y respetar los tiempos de cocción.

1- Pica la carne tú mismo. Si la cosa te da mucha pereza, sólo te permitimos saltarte este paso si juras que en su defecto irás a la carnicería y exigirás al dependiente que te pique la carne in situ, ante tus ojos. Desconfía de las hamburguesas que venden empaquetadas en el súper, ya listas. Además de que están cargadas de estabilizantes y conservantes, su sabor no tiene ni punto de comparación.

En el caso de que piques tú la carne y tengas después que darle forma, asegúrate de tener a tu lado un bol de agua tibia para poder manipularla correctamente. Puedes elegir la carne que te guste, preferiblemente ternera o buey, aunque también hay quien le añade cerdo. Evita lomos y solomillos, pues en este caso nos interesa una carne que no sea excesivamente magra. La espalda, por ejemplo, es una buena opción.

2- No seas excesivamente creativo con los aderezos. Bastará añadir a la carne un poco de sal, ajo y perejil. Si eres muy creativo, algo de cebolla le sentará también genial, aunque si la carne es buena nuestra recomendación es no aderezarla en exceso. Si queremos que nos quede compacta y crujiente, podemos añadirle un huevo batido, aunque este ingrediente es opcional y no suele poner de acuerdo a los sibaritas.

3- Una vez lista la carne, aplástala con una espumadera y dale la forma adecuada. No olvides realizar una pequeña hendidura con el pulgar a uno de los lados de la hamburguesa para garantizar una cocción homogénea.

4- Un chorrito de aceite de oliva virgen extra bastará para freír correctamente la hamburguesa en la sartén. Comenzamos a fuego lento, para garantizar que queden cocidas por dentro, y acabamos con fuego más alto, para que queden levemente crujientes. El tiempo de cocción dependerá de los gustos del personal: los amantes de la carne cruda tendrán suficiente con un par de minutos al fuego.

5- Pan bueno, por favor. Es importante que el pan sea fresco y que lo adquiramos en una panadería de las que elaboran el pan al estilo tradicional, de forma artesana y con masa madre.

6- Si vas a echar queso a tu criatura, no hace falta que te preocupes mucho por cuál elegir. Escoge el que más te guste, o el que tengas en la nevera, siempre que lo cortes en una fina loncha y lo coloques sobre la hamburguesa mientras se está haciendo. Si es posible, cubre la hamburguesa con el queso ya colocado con un recipiente para que se derrita rápido. Una vez hecho esto, retira la hamburguesa de la sartén. Un Emmental siempre es una buena opción, aunque si prefieres la mozzarella o eres un fan de los quesos azules como el Rochefort, en las hamburguesas gourmet todo vale en materia quesera. ¿Qué tal un buen manchego?

7- Para tostar el pan apuesta por la mantequilla. En la misma sartén en la que has freído la hamburguesa, añade una cucharadita de mantequilla y tuesta ligeramente el pan. Ya estará listo para albergar la carne.

8- A partir de este momento todo vale. Ya ha pasado lo peor y los aderezos dependerán íntegramente de tu imaginación y de lo que tengas en la nevera. Unas hojas de rúcula, lechuga o incluso espinacas acompañadas de unas lonchas de tomate y pepino darán forma a una hamburguesa más que apetecible. Pero también puedes añadir cualquier ingrediente imaginable: desde guacamole hasta un señor huevo frito, lonchas de bacon al dente o verduras a la plancha como calabacines o zanahorias.

Hamburguesa 100% vegetal | laSexta.com

9- Elabora tu propia salsa. No estropees tu hamburguesa gourmet con una azucarado ketchup de bote. Atrévete a crear tu propia salsa y, si no te convence la idea, confórmate con un chorrito de aceite para los aderezos. Si la carne es buena no necesitarás mucho más.

10- Si ha pasado un tiempo antes de servir la hamburguesa no dudes en introducirla un momento en el horno a 140º para que llegue caliente a la mesa. Y si lo que quieres es acompañarla de patatas fritas, entonces debes leerte este post en el que te enseñamos a freírlas correctamente. Tu hamburguesa va a arrasar. Palabra.

Cómo hacer la hamburguesa perfecta, según la tradición ‘yankee’

11/04/2016 05:00 – Actualizado: 16/01/2018 15:36

Se trata de uno de los bocados más internacionales y, quizás por ello, uno de los que más pasiones despierta. Hay quienes llegan a situar el origen de la hamburguesa en el imperio romano, pero en realidad, el invento hay que reconocérselo a los estadounidenses. Fueron los inmigrantes alemanes los que llevaron a América el filete de carne picada que solían preparar en Hamburgo y fue allí donde tomó su forma actual para convertirse en uno de los iconos gastronómicos por excelencia del ‘American way of life’ y, claro está, la globalización.

En el año 1921 se abrió en Wichita (Kansas) el restaurante White Castle, que pronto se convirtió en la primera cadena de comida rápida especializada en hamburguesas. Aunque hay una enorme discusión al respecto, su cocinero, Walter A. Anderson, está ampliamente considerado como el inventor del pan de ‘burguer’ y, como tal, el padre de la hamburguesa que hoy conocemos.

La mítica hamburguesa de White Castle. (Corbis)

Casi un siglo después, en plena vorágine de las hamburguesas ‘gourmet’, es fácil olvidar que este sándwich es el epítome de la comida rápida. Su preparación se ha sofisticado hasta límites insospechados y, aunque no hace falta ser Ferrán Adriá para que tu cuñado te deje hacer una hamburguesa, sí debes conocer ciertas normas si aspiras a que tus amigos ‘foodies’ –o, en cristiano, “gordos con ínfulas”– no te miren con desdén.

“Cocinar hamburguesas no es una broma”, asegura en ‘The Wall Street Journal’ el chef neoyorquino Mark Lapico. “Tiene que estar crujiente por fuera y jugosa por dentro. Hacer una hamburguesa medio cruda es, de hecho, una buena prueba para comprobar las habilidades de un joven chef”.

Con motivo de la llegada de la temporada de barbacoas, el periódico estadounidense ha publicado una interesante guía sobre cómo se debe preparar una hamburguesa, a la que hemos añadido otros importantes consejos de diversos chefs para aspirar a la perfección. Estos son las cuatro cosas que debes de tener en cuenta.

1. La carne

(iStock)

Esto no es ningún secreto: cuanto mejor sea la carne, mejor será la hamburguesa. Dicho esto, no tiene mucho sentido emplear ternera de Kobe para realizar un sándwich ni hacer picadillo un solomillo.

Para escoger la carne hay que seguir una norma clara: lo ideal es que tenga entre 70 y 80% de proteína y entre 20 y 30% de grasa. Esto es importante, pues las carnes demasiado magras quedan secas.

Para que las hamburguesas se hagan bien no deben ser demasiado grandes. Entre 120 y 150 gramos está la ración ideal

Los chefs recomiendan en el WSJ escoger carne picada del hombro de las vacas, que corresponde a su corte conocido como ‘chuck’, la zona de la musculatura que más usan estos animales y que, debido a esto, está más tierna. En nuestro país esto es más o menos equivalente a la aguja, la espaldilla, la llana o el brazuelo, carnes con bastante grasa, ideales para picar y hacer hamburguesas.

En España muchos cocineros optan por mezclar carne de vacuno y cerdo, y también hay quien añade huevo o pan, pero si la ternera es buena no hay por qué mancillarla. Lo importante, en cualquier caso, es huir de las hamburguesas ya preparadas, que salvo contadas excepciones provienen de malos cortes de dudosa procedencia. Hay que tener en cuenta, además, que para que las hamburguesas se hagan bien no deben ser demasiado grandes. Entre 120 y 150 gramos está la ración ideal.

2. El pan

(iStock)

El bollo de la hamburguesa suele ser una de las partes que más descuidamos, pues nos limitamos a comprar el que encontramos en el supermercado, sin preocuparnos mucho por su textura, sabor o tamaño. Lo primero que debemos tener en cuenta es que nuestro pan debería cubrir a la perfección la carne, en una proporción de 1:1. Además, debe tener cierta consistencia, para que no se nos deshaga por completo el sándwich.

En EEUU usan muy distintos panes de hamburguesa como el ‘soft potato bun’ (de patata), el brioche o el kaiser roll. Si no queremos hacer nuestro pan en casa, que también es una opción, lo ideal es no ser rácanos y optar por una marca un poco decente y un lote que, a ser posible, no lleve meses en el lineal del supermercado.

3. La elaboración

(iStock)

La primera pregunta que debemos hacernos es dónde queremos cocinar nuestra hamburguesa. Aunque las hamburguesas a la barbacoa suenan muy apetecibles, lo cierto es que la gran mayoría de chefs prefieren cocinar estas a la plancha.

Como explica George Motz, autor del libro y documental ‘Hamburguer America’, el jugo que desprende la carne es el mejor potenciador de sabor que puede tener la hamburguesa y la plancha (o, en su defecto, sartén) nos permite que el filete se cocine en su propia grasa, algo imposible en la barbacoa.

Para lograr una hamburguesa jugosa no debemos hacerla nunca más de cuatro minutos por cada lado

Para lograr que la carne quede casi crujiente por fuera pero jugosa por dentro es importante cocinar estas a la temperatura correcta. Unos 45 minutos antes de cocinarlas, debemos dejarlas fuera de la nevera (para que se hagan más rápido).

Cuando estemos listos debemos calentar la plancha a entre 150 y 200 grados: casi a tope. Esto es necesario para que tenga lugar la reacción de Maillard un complejo proceso químico (descrito por el científico francés Louis-Camille Maillard) entre los aminoácidos y los azúcares reductores de la carne que aporta a la hamburguesa su característico sabor ‘umami’ y su color dorado.

Para lograr una hamburguesa jugosa no debemos hacerla nunca más de cuatro minutos por cada lado, si la hacemos tres quedará al punto, y si la carne es buena y nos gusta que esté bien cruda con dos por cara es suficiente.

4. Los complementos

(iStock)

Esta es la parte en la que hay más discusiones. Lechuga, tomate, cebolla, kétchup, mostaza, mayonesa, queso, bacon, pepinillos… Todos los complementos pueden funcionar pero, si la carne es buena, los cocineros recomiendan que no nos pasemos echando de todo.

El bacon, aunque nos chifle, puede matar el sabor de la hamburguesa, por ello debe estar bien crujiente y nunca debe echarse demasiado. Respecto al queso, lo ideal es elegir una variedad que se funda al entrar en contacto con la carne caliente (para facilitar esto, podemos añadirlo en la propia plancha, una vez que demos la primera vuelta a la hamburguesa) y que no sea demasiado fuerte. En EEUU usan el queso americano o el cheddar, que son los más clásicos.

Es mejor no embadurnar el sándwich de kétchup si queremos notar algo el sabor de la carne

Respecto a las salsas es cuestión de gustos, pero de nuevo es mejor no embadurnar el sándwich de kétchup si queremos notar algo el sabor de la carne. En EEUU es muy habitual usar también ‘relish’, un encurtido de pepinillos finamente picados, ligeramente dulce.

¿Y la ensalada? No hace falta añadirla, pero todo es cuestión de gustos. En EEUU, como aquí, es muy habitual echar cebolla –sobre todo a la plancha o caramelizada–, tomate, y lechuga, aunque esta última tiene muchos detractores entre los cocineros que consideran que su textura queda blandengue en contacto con la hamburguesa y no aporta ningún sabor reseñable.

5 errores que todo el mundo comete al hacer hamburguesas, — o casi todo el mundo—. Por ejemplo presionar las hamburgesas en la plancha o sartén con una espátula o el tenedor. En otro artículo de Okdiario-recetas hablamos de errores que cometemos al cocinar la pasta. Hoy va sobre hamburguesas.

5 errores que todo el mundo comete al hacer hamburguesas

1. No sazonar en el momento adecuado

¿Qué ocurre si las sazonamos mucho antes de cocinarlas o después de hacerlo? Aunque parezca una tontería no lo es. La sal ayuda a descomponer las proteínas si se pone mucho antes de cocinar las hamburguesas afectará a su textura, como la sal atrae el agua de los alimentos, unas hamburguesas sazonadas con sal cinco o diez minutos antes de cocinarlas resultarán más secas. Si sazonas al final de la cocción, las hamburguesas resultarán más duras. El momento justo para sazonarlas es cuando las vayamos a cocinar. Mientras esperamos que la sartén se caliente añadimos sal y pimienta, esto logrará una hamburguesa tierna y sabrosa.

2. Exagerar en los condimentos

Cebolla, queso, lechuga, especias, mostaza, kétchup, etcétera. A menudo cuando preparamos hamburguesas caemos en la tentación de incluir muchos condimentos, al final es difícil comerse la hamburguesa y acaban saliéndose los ingredientes.

Si cocinas una hamburguesa fina puedes añadir hasta 3 ingredientes y salsa, pero si tu hamburguesa es gruesa no pase de dos ingredientes (ejemplo cebolla y queso, pepinillo y lechuga + salsa). De esta manera disfrutarás más del sabor de la carne y podrás comerla mejor.

3. Presionar las hamburguesas con una espátula durante la cocción

¿Lo has hecho alguna vez, yo si hasta que aprendí que no es buena idea. De manera instintiva al cocinar las hamburguesas tendemos a presionarlas con la espátula o el tenedor. Pensamos que de esta forma se cocinarán mejor. Sin embargo no es una buena idea, al estrujarla carne lo que haces es que pierda humedad, y por lo tanto que luego estén más secas.

Si te gustan las hamburguesas muy hechas vale la pena que compre o hagas en casa hamburguesas finas, —que sin presionar se quedarán bastante hechas en contacto con la plancha y un poco de aceite—. Las hamburguesas gruesas ponla a fuego fuerte sin presionar demasiado solo ligeramente. Cuando el exterior esté dorado le das la vuelta.

4. Añadir el queso demasiado pronto

Si solo pensar en queso fundido sobre una hamburguesa te entra apetito, no te pierdas este consejo. No añadas el queso nunca sobre las hamburguesas cuando estén en sartén, interferirá con la cocción de la carne. Primero deja que se doren, entre 2-5 minutos por lado, —según grosor—, luego una vez las saques de la sartén añade el queso. No te preocupes el queso se fundirá sin problemas al contacto con la carne caliente.

5. Elegir el pan equivocado

Tenemos una apetitosa hamburguesa que dice ‘cómeme’, pero la experiencia puede no ser tan deliciosa si no usamos el pan adecuado. El tamaño y grosor de la hamburguesa determina el pan. Por ejemplo hamburguesas gruesa no puedes ponerlas en pan burger blandito (los típicos que vienen en bolsitas), porque al tener más peso y grosor la hamburguesa, el pan se romperán al primer mordisco.

El pan redondo de hamburguesas pero firme “pan-pan” te sirve para las hamburguesas de tamaño medio o grueso, aguantan bien la carne y el resto de ingredientes sin romperse. En cambio si tus hamburguesas son finas, como las de pollo o las de niños puedes usar pan blandito sin problemas.

También te puede interesar

Las 7 mejores hamburguesas de España

Mediterranea de Hamburguesas Valencia

Si te ha gustado el post de los 5 errores que todo el mundo comete al hacer hamburguesas. Puedes compartirlo en tus redes sociales favoritas: (Twitter, Facebook, etcétera…) , ← tienes los distintos iconos para pulsar. Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti, ¡Síguenos en Facebook @okrecetasdecocina!

Elena Bellver

Que levante la mano a quien no le guste estas hamburguesa…

¿Nadie? ¡¡Normal!!

Y es que ¿cómo alguien puede resistirse a los encantos de una deliciosa (y calórica) hamburguesa, acompañada de unos ricas patatas fritas…?

Hemos hecho una selección de hamburguesas para todos los gustos: para los amantes de la ternera, del pollo, el pescado, incluso para veganos…

Disfruta de estas 10 maravillas de la cocina (puedes descubrir la receta en el título de la imagen) y deja que tu delicioso sueño se convierta en comida real:

Clásica bacon cheese burger

¿A quién no le gusta una clásica burger con un poco de bacon bien tostado y su queso derretido por encima de la carne…?

Con guacamole picante y mayonesa de jalapeño

¡¡Nos encanta el guacamole y más si pica un poco!! Pero esta hamburguesa, además, lleva mayonesa de jalapeños.

Queso ahumado y maíz

Puede que jamás se te haya ocurrido mezclar pollo y maíz y freírlo juntos con el fin de lograr una hamburguesa crujiente y novedosa, pero cuando la pruebes… te preguntarás: “¿cómo he tardado tanto en descubrir esta maravilla?

Hamburguesa de cordero y feta con pesto de menta

Diferentes países forman esta singular hamburguesa. Desde el queso feta de Grecia, pasando por el pesto italiano, para acabar con un cordero que hará las delicias de tu plato.

Melocotón caramelizado y mozzarella frita

Para los que se pregunten: “¿Fruta con carne?” Pues sí, y no sólo fruta, fruta caramelizada y mozzarella frita. ¡Prueba y verás!

Queso azul y cebolla caramelizada con pan brioche

¿Te imaginas poder hacerte tu propio pan de hamburguesa? En esta receta te enseñamos a hacerlo, además de añadirle delicioso queso azul y un poco de cebolla caramelizada.

Hamburguesa vegana de pipas de girasol y verduras y salsa tahini

Si eres verano ya no tienes ninguna excusa para no comerte una deliciosa hamburguesa. Este es el ejemplo clave.

Hamburguesa de cerdo

Aquí os presentamos la deliciosa versión de cerdo. Os gustará tanto como las anteriores.

Los 3 tipos de hamburguesas preferidas por los colombianos

DESDE el siglo XIX la hamburguesa ha sido la celebridad del mundo gastronómico y su cuarto de hora parece no tener fin, pues en este nuevo milenio sigue siendo el plato que muchos colombianos prefieren sobre todo para pecar los viernes que además, es un día ideal para disfrutar una maratón de series o simplemente para un encuentro con amigos.

En definitiva la hamburguesa es un plato perfecto para cualquier momento y es uno de los predilectos en Colombia. La plataforma Domicilios.com que reúne información de preferencias del consumidor en el país nos muestra los diferentes tipos de hamburguesa preferidos por los colombianos.

“La hamburguesa es un plato que ha demostrado cómo se puede reinventar, innovar y ser creativos en la gastronomía. En nuestra plataforma, por ejemplo, esta es una de las categorías más grandes y que mejor vende. Y, curiosamente, el auge de opciones más “underground” ha llamado la atención de los que buscan una opción clásica con un toque de creatividad para el paladar”, afirmó Felipe Ossa, country manager de Domicilios.com

Hamburguesa clásica

Las hamburguesas clásicas de carne de res siguen siendo la opción más aclamada, por esta razón se destina alrededor del 40% del total mundial de esta proteína para su elaboración. En Bogotá estas son las opciones más reconocidas:

* Mexicana (Burgers): Carne, queso americano premium, tortilla de maíz, bañada en aderezo gourmet mexicano de la casa + papas y bebidas.

* Burger Bistec a caballo (Golden Burger): Panecillo, 150 gramos carne, cheddar, tomates y cebollas salteadas, huevo frito y mayohouse.

Hamburguesa mixtas

Para los que prefieren opciones alternas a la carne, se encuentran las hamburguesas mixtas o ingredientes mucho más excéntricos.

Justamente la innovación en este mundo ha hecho que nazcan unas deliciosas y únicas opciones de hamburguesa como las que se muestran a continuación y que se han posicionado en las preferencias de los consumidores:

* Corn Pepperoni (Burgers) Carne, queso americano premium, pepperoni madurado, maíz tierno dulce y bañada en una deliciosa salsa sweet chipotle de la casa.

* Hamburguesa pototitos (Pototitios): Pan artesanal, doble carne de res, doble queso, chorizo parrillero, tocineta lineal, cebolla grillé, tomate y salsa de la casa.

* Meet the Bacon (Meet the burger): 130 gr. de carne jugosa, tocineta ahumada en casa, queso americano derretido, vegetales frescos y salsa MTB.

*Jack Daniels (Cool Burguer): 280 gr. de carne, trozos de tocineta finamente picada en una reducción de piña y whisky Jack Daniels, queso americano y vegetales frescos.

Hamburguesa vegetariana

El incremento en oferta de opciones vegetarianas deja en evidencia que más colombianos se han sumado a este nuevo estilo de vida gastronómico y en las hamburguesas no hay excepción. La carne ha sido sustituida por opciones de proteína vegetal o a base de legumbres. Estas son las opciones que existen en el mercado local:

* Hamburguesa Árabe (Veggie Go): Croqueta de falafel de 150 gr, tahine, tabulé, queso vegetal, tomate y lechuga fresca.

* Hamburguesa Especial (Veggie Go): 150 gr. de proteína de lenteja o garbanzo, rúgula, champiñones, salami, queso vegetal, pimentones asados, cebolla, tomate y lechuga fresca.

* Quinoa (La Hamburguesería): hamburguesa de quinoa con mezcla de queso paipa y arroz.

* Lentejas (La Hamburguesería): receta clásica de la casa, a base de lentejas y especias.

Algo de historia

Definitivamente las hamburguesas no pasarán de moda, por el contrario, son un ejemplo de revolución y creatividad en la cocina. Y para no dejar pasar desapercibida la historia de esta legendaria comida que sigue siendo preferida por los colombianos, se comparten algunas curiosidades en su historia:

  • Su nombre tiene raíz en la ciudad alemana de Hamburgo, de donde se rastrea la versión inicial que años después, en pleno Siglo XIX, atravesó el océano e inundó el nuevo continente con la inmigración a Estados Unidos.
  • Alcanzó reconocimiento de talla mundial hasta el Siglo XX durante la feria mundial de St. Louis de 1904.
  • Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de EE.UU. intentó cambiar el nombre de esta comida a Liberty Sandwich (Sándwich de la Libertad) con el fin de no tener relación alguna con el bando enemigo…a propósito surge el interrogante ¿Hamburguesa o Sándwich?

14 recetas de hamburguesas originales que querrás probar

¿Te encantan las hamburguesas y estás buscando sabores y combinaciones diferentes? Te proponemos recetas de hamburguesas originales con las que te chuparás los dedos.

Lo reconocemos: es difícil resistirse a una buena hamburguesa. El mismo Obama reconoció haber caído rendido a los encantos de las hamburguesas de una conocida cadena.

Las hay de todos los tipos y para todos los gustos, para los amantes de la carne, para los que prefieren el pescado y para los que optan por una dieta vegetariana o vegana. Una hamburguesa de carne con queso básica tiene alrededor de unas 300 calorías, sin embargo, la cantidad de calorías que nos aporte la hamburguesa dependerá del ingrediente que utilicemos para elaborarla, de si la comemos en pan o en plato, de las salsas con las que la acompañemos, de si las tomamos con patatas fritas o no, etc. Es decir, no deberíamos descartar las hamburguesas por considerarlas alimentos grasos, calóricos y poco sanos, ya que, como ya hemos visto y como también te mostraremos en este artículo, se pueden hacer hamburguesas de lo más sanas.

Las hamburguesas han sido uno de los platos americanos que más impacto y trascendencia han conseguido en el mundo, consiguiendo estar presente en un gran número de países.

¿Buscas sabores diferentes? Te proponemos hacer hamburguesas con otro tipo de carnes, como por ejemplo de cordero, de pavo o de pollo. ¿Prefieres las hamburguesas de pescado? El salmón, la merluza y el atún son perfectos para elaborarlas. ¿Has sucumbido a la moda de las hamburguesas vegetarianas y veganas? Legumbres como garbanzos, lentejas, arroz o frijoles son ideales para hacer este tipo de hamburguesas saludables.

Sean cuales sean tus preferencias, hay una hamburguesa perfecta para ti. Lo que se debe tener en cuenta es que, si pretendemos que sean más ligeras, debemos apostar, preferiblemente, por tomarlas en plato y acompañadas de ensaladas o verduras a la plancha. Sin embargo, si lo que nos apetece es probar hamburguesas originales y darnos un capricho sin pensar en la báscula, todas las que te proponemos a continuación son perfectas para tomar en pan, con salsas y con una gran variedad de ingredientes.

En Hamburguesa Casera tenemos el orgullo de presentarte la receta de la auténtica hamburguesa americana, un clásico de la gastronomía mundial.

La tradicional y súper apetecible hamburguesa americana es una de las grandes embajadoras de Estados Unidos. Un plato que ha traspasado todas las fronteras para convertirse en un icono de la cultura popular de los siglos XX y XXI.

Estamos ante el “sandwich” más famoso de la historia, un platillo muy atractivo, completo y llenador que probablemente muy pocas personas en el mundo no hayan probado alguna vez.

Pero, ¿cómo deber ser la auténtica hamburguesa americana?

Pues muy sencillo, lo primero de todo (y probablemente lo más importante) es que una hamburguesa americana que se precie debe estar elaborada con ingredientes de primerísima calidad.

  • La carne picada utilizada debe proceder de buenos cortes de ternera y ser picada por el carnicero o por ti mismo en casa, haciendo uso de una máquina picadora. Este punto marca la diferencia.
  • Las salsas que acompañen a la hamburguesa deben ser de buena calidad. Además es muy importante que no inundemos nuestra hamburguesa con ellas. Este es un detalle vital si queremos apreciar mejor el sabor de la carne.
  • Verduras como el tomate, la lechuga, la cebolla y los pepinillos deben estar convenientemente lavados, finamente cortados y se debe retirar el exceso de agua con cuidado y delicadeza.
  • El pan es otro de los ingredientes pilares de una buena hamburguesa al estilo americano. Busca siempre panes bien elaborados, blandos y que a la vez sean consistentes para poder “soportar” correctamente el contenido de tu burger americana.

Cómo hacer una buena Hamburguesa Americana

Ahora que ya tienes claros esos detalles básicos para preparar tu burger americana en casa, debes tener en cuenta que también es muy importante la manera de cocinar la carne para que ésta nos de los mejores resultados.

Si tienes parrilla en casa, no lo dudes y lánzate a cocinar la carne en parrilla. Si no la tienes, no te preocupes, una buena sartén antiadherente hará la función perfectamente.

  • Cocina la carne de hamburguesa en una sartén o parrilla a fuego medio – alto, untada o pincelada con un poco de aceite vegetal.
  • Cuando la hamburguesa se esté cocinando, no la aprietes ni la muevas en exceso, deja que se cocine a su aire. De esta forma conservará sus jugos en el interior.
  • En cuanto al tiempo de cocción, si la carne es buena (que es como debe ser), personalmente no cocinaría más de dos o dos minutos y medio por cada lado. Es importante que la carne esté tostadita por fuera y jugosa y algo menos hecha por dentro.

Ahora que ya tienes una idea más clara de cómo debe ser una hamburguesa americana bien hecha, vamos con los ingredientes y pasos concretos para hacerla en casa.

Ingredientes

  • 4 panes de hamburguesa
  • 250 gramos de carne picada de aguja
  • 250 gramos de solomillo o cualquier otra carne de calidad
  • 4 lonchas de queso amarillo
  • Unas hojas de lechuga
  • 12 rebanadas finas de tomate

Para la salsa especial de hamburguesa

  • 5 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de ketchup
  • 1 cucharada de mostaza amarilla o mostaza americana
  • 2 pepinillos grandes
  • ½ cucharadita de pimentón
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo

Preparación de la Hamburguesa Americana

  1. Mezcla y amasa con fuerza la carne picada hasta conseguir que las proteínas de la misma liguen y se compacten.
  2. Para la salsa especial para hamburguesa haz lo siguiente: coge tu picadora (también puedes hacerlo a mano) e introduce el pepinillo. Pica finamente e introduce en un bol. Añade la mayo, el ketchup, la mostaza americana, el pimentón y el ajo en polvo. Mezcla muy bien todos los ingredientes y reserva.
  3. Prepara las rodajas de tomate, ni demasiado finas ni demasiado gordas, y retira el exceso de líquido que puedan soltar. Lava y seca las hojas de lechuga cortadas a un tamaño intermedio.
  4. Ahora que ya tienes tu salsa preparada, tus verduras cortadas y tus filetes de hamburguesa listos para colocar en la parrilla, enciende el fuego de tu cocina.
  5. Coloca la carne de hamburguesa ya formada, algo gruesa para que quede más jugosa por dentro, en la sartén a fuego medio – alto.
  6. Siguiendo los consejos que hemos dado anteriormente, no muevas ni aplastes demasiado tu burger, sobre todo lo primero, para que la carne de rostice por fuera y quede jugosa por dentro. Aproximadamente dos minutos por hamburguesa tienen la culpa de que esta receta de hamburguesa americana sea un auténtico placer para los sentidos. No te olvides de colocar el queso amarillo un minuto antes de sacarla para que se funda 🙂
  7. Añade algo de salsa a los panes, coloca tu carne recién hecha con el queso y añade las verduras. Ya tienes preparada una sabrosa hamburguesa de estilo americano.

Degustación

La hamburguesa americana es una hamburguesa muy completa. Un plato único que nos ofrece todas las calorías y nutrientes para funcionar durante gran parte del día.

Como extra puedes acompañar este tipo de burger de una ensalada ligera o de unas patatas fritas o unas patatas especiadas al horno en gajos tipo wedges.

Probablemente la mejor bebida para acompañar a tamaña obra de arte sea una buena cerveza bien fría tipo lager o simplemente un vaso de agua.

Por último, mencionar que en esta receta no hemos añadido cebolla. Personalmente me gusta mucho más con cebolla cortada en láminas pero como hay gente a la que no le gusta esta verdura, preferimos dejarlo a la elección de cada uno.

Otra opción es picar finamente la cebolla y cocinarla con un poco de aceite a fuego lento. Eliminas la fuerza y el picor y además consigues una textura y dulzor exquisitos.

Hamburguesas de Carne Hamburguesas Caseras

Resumen Nombre de la Receta Hamburguesa Americana Autor Hamburguesa Casera Publicado el 2018-06-08 Tiempo de Preparación 30M Tiempo de Cocción 15M Tiempo Total 45M Puntuación Media 5 Based on 4 Review(s)

Cómo construir la hamburguesa perfecta

En The Fitzgerald tienen el truco de la edificación milimétrica.

© Mara Cózar

¿Cuántas veces habéis ido a dar el primer bocado a una hamburguesa y se os ha desmoronado? Sí, a nosotros también nos ha pasado, no os preocupéis. Y también hemos maldicho la diferencia entre la imagen del cartel, la de una burger relucientemente y ordenada, y la montaña de ingredientes que, una vez deslizados entre los dos panes, se amontonan de forma anárquica en nuestro plato.

Construir la hamburguesa perfecta que combine buen sabor y buen montaje es complicado, aunque no si tienes un par de trucos profesionales. Cansados del caótico baile de ingredientes que se produce cada vez que pretendemos degustar el famoso bocadillo americano, descolgamos el teléfono y llamamos a Carlos Gelabert. Puede que su nombre no os suene, pero su hamburguesería The Fitzgerald se ha convertido en lugar de peregrinación gourmet para los amantes de este bocado.

Años de investigación le han llevado a dar con “el secreto” de la hamburguesa perfecta, y no nos ha hecho falta hacer una llamada internacional para que lo comparta con nosotros, porque una de las mejores burgers se cocina en Valencia.

LA CARNE
Debemos usar siempre carne de vacuno de primera calidad y seleccionar las partes más nobles sin ser las mejores (evitemos solomillos y entrecots), porque incluyen un nivel intermedio de grasa que le aporta jugosidad. La picamos con un corte medio el mismo día que la vayamos a cocinar para que no pierda propiedades, y hacemos hamburguesas de 150-200 g.

© Mara Cózar

¿PLANCHA O BRASA?
Es cuestión de gustos, pero ambas opciones son válidas. En la plancha se sella la capa de la carne que está en contacto con la placa, y se hace más despacio por dentro. ¡Cuidado! No la aplastes ni la marees o se saldrán los jugos y se quedará seca. En la brasa el cocinado es más lento. El carbón vegetal aporta un aroma y un gusto gourmet, como si estuviera hecha en un antiguo horno de leña. ¿El punto? Rojita por dentro.

© Mara Cózar

EL PAN
Confía en un buen obrador que te lo hornee con amor a diario. No sabe igual el pan fresco y amasado a mano que el procesado. El truco está en que su sabor no predomine sobre el de la carne, así que huye de las chapatas fuertes o de los panes con cereales. Apuesta por un brioche dulce para contrastar.

© Mara Cózar

LOS COMPLEMENTOS
La clásica lleva: lechuga (la de roble es la favorita de los instagramers), tomate, queso cheddar, cebolla roja, beicon y tu salsa secreta.

© Mara Cózar

EL MONTAJE
Aquí está la clave de la edificación perfecta. Sigue este orden para que tu hamburguesa no se desmorone: pan, salsa, cebolla, carne, queso, tomate ligeramente a la brasa, lechuga, beicon y pan.

Un truco, tuesta ligeramente la parte interior del pan para dar más consistencia al montaje. Si elegimos el brioche, al tostarlo la propia mantequilla que incorpora en su elaboración se convertirá en un “adhesivo” natural. Si no es brioche, añade una fina capa de mantequilla antes de tostarlos.

© Mara Cózar

The Fitzgerald Burger Company
– Avenida del Vedat, 180. Torrente (Valencia).
– Paseo de las Germanías, 23. Gandía (Valencia).

*Artículo originalmente publicado en el número 212 de GQ.

Seguir a @laotrahorma

Te puede interesar

Probamos la hamburguesa más cara del mundo

Las mejores hamburguesas de Madrid

Las hamburguesas más caras de Madrid

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

¿Qué ingredientes lleva la hamburguesa perfecta? ¿Cuál es el punto de la carne? ¿Altera el orden de los factores el producto final? Desvelamos los misterios para preparar la burguer ideal según mandan los cánones.

Su preparación permite incluir todo tipo de ingredientes, todo depende del gusto de cada cual, y por eso hay miles de hamburguesas diferentes, pero hay una serie de componentes básicos que no deben faltar. Su verdadero origen se encuentra en Alemania, pero han sido los estadounidenses quienes se han llevado el triunfo de popularizar y comercializar la hamburguesa por todo el mundo. Sus ingredientes base son el pan y la carne, pero a lo largo de las últimas décadas, cuanto más creativa sea la mezcla de ingredientes más exótica y premium se vuelve. Su preparación es bastante sencilla, pero ¿estamos seguros de que sabemos hacerla?

Hamburguesa, ingredientes: pan brioche, bacon, cebolla caramelizada, queso chédar, carne, pepinillos, cebolla roja, tomate y lechuga batavia.

Secretos de la hamburguesa perfecta

El pan brioche es el ideal por estar elaborado con leche, huevo, y especialmente mantequilla, ese ingrediente que al hornearlo, para que quede caliente y esponjoso por dentro, le da el toque especial.

Hamburguesa, ingredientes: pan brioche, cebolla confitada, queso de cabra, carne, tomate, lechuga batavia.

El primer ingrediente a colocar es la lechuga, porque aunque tradicionalmente tengamos un concepto de hamburguesa como fast-food esta puede llegar a ser un plato healthy al incluir vegetales, proteínas, y carbohidratos, es decir, todos los macronutrientes necesarios en una dieta saludable y balanceada. La lechuga Batavia es una de las más usadas en la elaboración de la hamburguesa porque es la que menos agua absorbe y la que menos «venas» tiene, por lo que su textura agrada al paladar.

El siguiente ingrediente son los tomates, si son de la huerta mejor, y lo ideal es que estén más verdes que rojos para que no suelte tanta agua.

Ahora sí, llegamos al ingrediente estrella, la carne. Su grosor ideal va de los 220 gramos hasta los 320 gramos para los muy carnívoros. Lo más importante a tener en cuenta sobre este ingrediente es su calidad. Hay muchos tipos de carne y muchos cortes, pero el más aconsejable es el de Angus o el Lomo bajo, por su escaso porcentaje de grasa, su suavidad y gran su jugosidad. ¿Cómo cocinarla? A la plancha y con vapor de agua. Para gustos los colores, pero al punto es cuando mejor se puede apreciar su sabor, rosada por dentro y color caramelo por fuera nos determinan que está lista para colocar sobre los vegetales.

Los extras

¿Los demás ingredientes? Aquí imaginación al poder: huevo frito; cebolla; si es roja o morada mejor porque potencian el sabor y que puede añadirse cortada finamente, caramelizada o frita; champiñones; salsas, desde kétchup a otras de mayor elaboración como la de bourbon.

Eso sí, el queso, salvo intolerancias o que o guste, no puede faltar, ya sea el chédar, el más usado a la hora de preparar hamburguesas por su cremosidad, o para paladares más atrevidos el de cabra o queso azul. El Bacon, se ha convertido también en un «extra» básico. La combinación de chédar y bacon es tan gustosa que han hecho que la hamburguesa que los combina sea la más vendida a nivel mundial.

Se pueden combinar todos los ingredientes que se desee, pero la chef de Tommy Mel’s, una de las casas de la hamburguesa americana por antonomasia, recomienda que la mezcla en el paladar sea armónica y que se mezclen bien, los ingredientes, aunque esto conlleve un contraste entre los salado y lo dulce.

Hamburguesa, ingredientes: pan brioche, bacon, salsa holandesa, carne, cebolla roja, tomate, lechuga batavia y pepinillos.

Ya viene el Burger Master: del 30 de abril al 6 de mayo en Medellín, Bogotá, Barranquilla, Cali y Bucaramanga… las mejores hamburguesas a $10.000 pesos!

1. Primero el pan inferior (sellado con mantequilla sobre la plancha), encima la carne, el queso derretido y la tocineta. Si tiene algún ingrediente adicional (de autor), este debe ir sobre el queso, antes de la tocineta. Sobre la tocineta la cebolla, el tomate y, por último la lechuga. Los cortes deben ser delgados para que no se eleve demasiado la estructura y se mantenga firme hasta el final. Es en la tapa superior del pan donde va realmente la salsa, aplicada en poca cantidad sobre la cara interior (mayo o salsa de tomate) ¿Por qué la lechuga no debe ir bajo la carne como la pone casi todo el mundo? porque se calienta, se pone mustia y se ablanda. Dentro de una hamburguesa cada pieza debe conservar su espíritu y su frescura. La lechuga caliente no sabe bien.

2. La carne no debe sobresalir del pan. El pan no debe ser más grande que la carne. Lo demás debe respetar esa proporción 1:1, ningún ingrediente puede ir más allá del perímetro de la hamburguesa. Nada más horrible que una lechuga gigante, un exceso de salsa o el queso tapando la carne.

3. ¿El tamaño de mi hamburguesa? Que quepa en la boca. No más de 150g. Se debe abarcar todo de un mordisco. Que puedas ir de arriba a abajo sin tener que desencajar tu mandíbula obteniendo una muestra completa y equilibrada de sus sabores y texturas: el dulzor del pan, el hierro de la carne, la frescura de los vegetales y las cremas del queso, la grasa y la salsa. Además una carne muy pesada o un exceso de ingredientes aplastarán la tapa inferior del pan, la humedecerán y la romperán!

4. Una hamburguesa bien construida es aquella que puedes agarrar con una sola mano, morder de arriba a abajo mientras los ingredientes se mantienen en su lugar.

5. ¿Cómo se come? Distribuyendo la fuerza entre los dedos. Sobre la tapa superior agarras con el índice, el anular y el corazón. Bajo la tapa inferior: adelante el pulgar, atrás el meñique y empiezas a morder siguiendo un círculo al rededor de toda la hamburguesa #burgermasterco

Descarga el mapa de hamburguesas participantes en la app BURGER Map, desde adianteapps.com/dwablo

Día 4 de julio, día de fiesta mayúscula en los Estados Unidos de América en la la independencia se celebra a lo largo y ancho del país. Ya sabéis que en Directo al paladar nos encanta sumarnos a toda celebración, pero no queremos hacerlo solos. Por ello os traemos nuestras mejores 25 recetas de hamburguesas. Para que podáis elegir cual de todas os gusta más e incorporarla a vuestra cena de hoy.

Haciendo repaso de todas ellas, queda bien claro que las hamburguesas nos gustan. Y que nos gustan mucho. Veréis que las hemos elaborado de muchos tipos distintos: sabores, combinaciones, panes, guarniciones, etc. Estamos seguros que, entre nuestras mejores 25 recetas de hamburguesas, encontraréis alguna que sea de vuestro gusto. Veámoslas.

Hamburguesas de carnes rojas

Las más tradicionales, las hamburguesas de carnes rojas, son las que abren este recopilatorio y con las que queremos abriros las ganas de más. Son tantos los tipos de carnes rojas y tantas las maneras de tunear la clásica hamburguesa, que los resultados no tienen límite. Más que el que vuestra imaginación ponga. Nuestras propuestas, a continuación.

  • Hamburguesa de res con jamón serrano y piña
  • Hamburguesa clásica de ternera, queso y beicon
  • Hamburguesa de ternera con pulled pork
  • Hamburguesa de ternera rellena de queso cheddar
  • Hamburguesa de secreto ibérico con cebolla y queso manchego

Hamburguesas de pollo

Que las carnes rojas no son lo vuestro y preferís las carnes blancas, pues entonces podéis elegir entre cualquiera de estas cinco hamburguesas de pollo que, también, admiten versiones. Se puede sustituir el pollo por pavo, perdíz, codorniz o cualquier otra ave que os apetezca o guste más.

  • Hamburguesa de pollo con chorizo
  • Hamburguesa casera de pollo al curry
  • Hamburguesa César
  • Hamburguesa de pollo, aguacate y mozzarella de búfala
  • Hamburguesa de pollo a la ranchera

Hamburguesas vegetarianas

Ya sea por convicción o porque no os apetece comer carne ni pescado, hay ocasiones en las que lo que buscamos son hamburguesas vegetarianas. Mucho más fáciles de preparar en casa de lo que imagináis, sanas, nutritivas y muy jugosas. Con base de verduras y legumbres, cuatro fabulosas hamburguesas vegetarianas entre las que elegir.

  • Hamburguesa de coliflor y avena al curry
  • Hamburguesa de alubias negras, boniato y arroz
  • Hamburguesa de arroz con ragú de pimientos
  • Hamburguesa de judías pintas y champiñones

Hamburguesas de pescado

Las hamburguesas de pescado son una alternativa fabulosa a cualquiera de las anteriores. Quienes tengáis niños pequeños en casa sabréis que pocos de ellos se niegan a comer este alimento en este formato, por lo que suponen un punto a su favor. Y quienes seáis amantes del pescado, seguro que las encontráis irresistibles. Todas ellas.

  • Hamburguesa de atún marinado con mayonesa de wasabi
  • Hamburguesa casera de salmón con salsa de pepino
  • Hamburguesa picante de atún y garbanzos
  • Hamburguesa de rape y salmón
  • Hamburguesa de salmón y patata
  • Hamburguesa de atún picante

Hamburguesas con aires de otros países

Por último, un conjunto de hamburguesas de inspiración internacional y con identidad propia. La incorporación de elementos típicos de diferentes gastronomías y cocinas les da un toque muy especial a todas y cada una de ellas. Caer en sus redes es muy fácil, ya veréis.

  • Hamburguesa mexicana con guacamole
  • Hamburguesa al estilo griego
  • Frikadellen o hamburguesa alemana especiada
  • Hamburguesa moruna
  • Hamburguesa italiana

Si, a pesar de todas las propuestas que os traemos hoy y de la cantidad de versiones de la clásica hamburguesa que conforman esta entrada, no habéis encontrado una que os guste, no desesperéis. Siempre podéis haceros una a vuestro gusto. Cómo hacer hamburguesas caseras es fácil si seguís nuestros consejos.

En Directo al paladar | La mejor hamburguesa de Nueva York es española
En Directo al paladar | Paseo por la gastronomía de la red: recetas de hamburguesas

Hay que ver cómo cambian las hamburguesas cuando se comparan las de la publicidad con las del restaurante que las vende, toda la magia del anuncio se pierde en cuanto uno retira el papel que envuelve esa hamburguesa que, hasta hacía unos instantes nos estaba haciendo salivar.

Pues bien, se acabaron las decepciones, porque hoy os traemos 13 recetas de hamburguesas que no necesitan Photoshop para hacerte la boca agua. Da igual que que comas de todo, que estés a dieta, que seas celíaco, vegano o adorador del Monstruo Espagueti Volador, porque en esta lista seguro que también hay una hamburguesa para ti.

13 recetas de hamburguesas que te van a salir de foto

Porque sí, con cualquiera de estas hamburguesas te van a llover los likes en tu cuenta de Instagram antes de que te dé tiempo a hincarle el diente.

Hamburguesas de dieta sin pan

¿Quién ha dicho que las hamburguesas son bombas de calorías, colesterol y triglicéridos? Un poco de imaginación, unas hamburguesas de carne con poca grasa, queso fresco y… sin pan.

Hamburguesas de atún y bacon

Reciclando sobras que parece que no dan para nada y añadiendo alguna cosilla de las que hay por la nevera y la alacena, salen estas riquísimas hamburguesas de atún y bacon. Y, aunque vayan fritas, son infinitamente más recomendables que cualquier nugget o varita de pescado procesada.

Hamburguesa con aguacate y queso fundido

Lo siento si ahora estás deseando meter la mano en la pantalla para agarrar esta hamburguesa y devorarla, porque la tecnología aún no ha llegado a ese punto. La buena noticia es que es facilísima de preparar siguiendo la receta de hamburguesa con aguacate y queso fundido.

Hamburguesa de pescado estilo tailandés

¿Quieres dejar al personal con la boca abierta preparando unas hamburguesas originales? No tienes más que hacer tus propios panecillos de hamburguesa con tinta de calamar, que son perfectos para cualquier hamburguesa de pescado.

Hamburguesa de pavo

La carne de pavo es fenomenal para preparar hamburguesas bajas en grasas, eso sí luego ya tú eliges con qué acompañarla y, en función de eso será más o menos sanota.

Hamburguesa con tomate seco y queso brie

Tan importante como la calidad de la carne de la hamburguesa es la calidad del pan que la envuelve, pues no hay nada peor que esos panes que se van deshaciendo al primer contacto con la salsa o los jugos de la carne. Así que busca el mejor para esta hamburguesa con tomate seco y queso brie.

Hamburguesa de rabo de toro

El guiso de rabo de toro es uno de los más espectaculares porque la carne queda tierna y melosa, por eso aprovechar las sobras para hacerte una hamburguesa de rabo de toro como esta es de esos placeres que se disfrutan como pocos.

Hamburguesa con salsa de soja

La salsa de soja potencia el sabor de la carne y los aros de cebolla crujientes en vez de la típica cebolla cruda, le dan un punto de exquisitez y sofisticación a esta hamburguesa que está de lagrimita.

Hamburguesa de zorza

La zorza es la carne de lomo adobada como si fuera picadillo para hacer chorizos, pero aquí la hemos usado para hacernos unas pedazo de hamburguesas de zorza que están para ponerles un piso en La Castellana.

La hamburguesa de pollo

Después de que te hagas en casa esta hamburguesa no volverás a ver los McPollo con los mismos ojos. Es más, puede que ni siquiera te apetezca volver a cruzarte con uno en tu vida.

Hamburguesas veganas de soja sin gluten

Y no solo son veganas las estas hamburguesas de soja, es que hasta la salsa de queso es de mentirijillas y está hecha solo con cosas que da la tierra. ¿Quién lo diría con esa pinta, eh?

Hamburguesa vegana de bulgur y espinacas

Otra receta de hamburguesa vegana que queda realmente jugosa y que, incluso los no veganos, la disfrutan como si de una de carne se tratase. Además es muy muy fácil de hacer.

Hamburguesas ligeras de pollo y espinacas

Finalmente, si estás a dieta y, definitivamente, pasas de comerte hamburguesas con todos sus acompañamientos, también tenemos hamburguesas para ti, pues estas de pollo y espinacas son geniales para que no comas siempre la pechuga de pollo de la misma manera.

¿Veis qué fácil es hacer hamburguesas de anuncio? Así que a ver si os animáis y nos subís fotos de vuestras hamburguesas a las redes sociales, que nos hace ilusión verlas.

Desde Tescoma te presentamos dos exquisitas recetas de hamburguesas caseras muy originales, con las que podrás agasajar a tus invitados, sin tener que trabajar excesivamente pero asombrándoles con ideas tan innovadoras como las siguientes:

OPCION A: “Hamburguesa de cordero con cebolla frita y patatas chips”

Ingredientes (5 unds.):

  • carne de cordero picada
  • 2 dientes de ajo y perejil fresco picado
  • 1 huevo
  • 1 cebolla grande y 2 patatas
  • Lonchas de queso y lonchas de tomate
  • Unas hojas de lechuga verdes
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra

Procedimiento de elaboración:

  1. Para hacer la hamburguesa, debes mezclar en un bol grande, la carne de cordero con el perejil, el ajo picado, la sal, la pimienta y el huevo.
  2. Cuando esté todo bien mezclado, divide la preparación en cinco partes y, con nuestro molde de hamburguesas le das forma de hamburguesas a cada una de las partes. Luego la cocinarás en una sartén ancha, con un poco de aceite de oliva bien caliente y sal.
  3. Para hacer la cebolla frita, corta una cebolla grande en juliana, la enharinas y la pasas por la sartén con abundante aceite muy caliente. Ponla en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  4. Para hacer las patatas chips, pela las patatas con el pelador transversal, y con la ayuda de una mandolina haz unas rodajas muy finitas. En una sartén las fríes y pones en un plato con papel absorbente para quitar lo que sobre de aceite.

OPCIÓN B: “Hamburguesas rellenas de huevo frito”

Ingredientes para esta hamburguesa (5 unds.):

  • 1kg de carne picada
  • 1 huevo o clara de huevo
  • 1 cebolla y ajo bien picado
  • Sal, pimienta y especias al gusto
  • 5 huevos de codorniz para el relleno

Procedimiento de elaboración:

  1. Mezcla bien la carne con los ingredientes elegidos en un bol amplio, y forma la masa de carne para darle forma de hamburguesa con nuestro molde para hamburguesas.
  2. Con la ayuda de un cortapastas redondo de tamaño medio, haz un agujero en el centro de cada una de las hamburguesas, sin llegar al fondo.
  3. Pon las hamburguesas a cocer por el lado del hueco, en una sartén amplia o asador grill con aceite de oliva bien caliente y, al darles la vuelta, echa un huevo de codorniz en cada hueco con una pizca de sal. Tapar la sartén y dejar que se cocine todo a fuego lento, incluso con la ayuda del vapor que se forme en la cocción.

¡Y así de sencillo es! Ya tienes dos opciones increíbles y originales, así que ya puedes sorprender a tus invitados con recetas de hamburguesas.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *