0

Recetas de mus

Cómo hacer mousse de limón: 5 recetas para todos los gustos

La mousse es uno de los postres más populares a nivel internacional. Se trata de una crema espumosa muy ligera que se puede servir sola o como relleno de tartas. Su base es la clara de huevo montada a punto de nieve y los sabores más comunes son el chocolate y las frutas.
En esta ocasión queremos enseñarte a hacer mousse de limón, una de las versiones más fresquitas y apetecibles de este postre, especialmente en verano. Para ello hemos preparado diferentes recetas que se adaptan a todos los gustos, desde la clásica mousse de limón hasta la versión vegana o la tarta de mousse de limón. ¿Te animas?

Descubre: 45 alimentos quemagrasas que te ayudarán a ponerte en forma

© iStock

Origen de la mousse

La mousse es un postre de origen francés con mucha historia detrás. Hay muchas especulaciones sobre su origen, desde que apareció por primera vez recogido en el recetario del cocinero francés Menon en el S.XVIII, hasta que fue creada por el pintor Toulouse-Lautrec a finales del S.XIX o, incluso, que fue creada en Astorga (España) cuando el emperador francés visitó a su ejército.
Aunque hay versiones en gran variedad de sabores, al parecer las primeras que fueron incluidas en un recetario eran de café, chocolate y azafrán. Sea como sea, se trata de un postre delicioso que en la actualidad sigue estando presente en muchas cartas de postres a nivel internacional.

Recetas de mousse de limón

Ingredientes para la mousse de limón:

  • 3 huevos enteros
  • 3 huevos separados
  • 4 limones (120 ml de su zumo)
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón
  • 225 gr de azúcar
  • 230 ml de nata líquida
  • Sal

Preparación de la mousse de limón:
1. Añadir en un bol resistente al calor los 3 huevos enteros y los 3 yemas de los huevos separados.
2. Echar en el mismo bol el azúcar, la ralladura de limón, el zumo de limón y una pizca de sal.
3. Mezclar los ingredientes y colocar el recipiente sobre una cazuela con agua hirviendo para cocinar al baño María.
4. Mientras remover con una batidora para que no se queme.
5. Batir hasta que la mezcla se espese, puedes utilizar una batidora eléctrica de varillas.
6. Retirar y dejar que repose durante 15 minutos.
7. Cubrir el recipiente y meterlo en la nevera durante 1 o 2 horas.
8. Añadir las claras guardadas en otro bol y montarlas.
9. Mezclar las claras con la mezcla del frigorífico con movimientos suaves.
10. Montar la nata hasta que aparezcan picos tiesos.
11. Incorporar la nata a la mezcla anterior.
12. Servir en recipientes individuales.

2. Mousse de limón con yogur

Ingredientes de la mousse de limón con yogur:

  • 120 ml de zumo de limón
  • 500 g de yogur griego
  • 1 sobre de gelatina de limón en polvo
  • 120 g de azúcar
  • 1 cucharada de ralladura de limón

Preparación de la mousse de limón con yogur:
1. Añadir el zumo de limón en una cazuela mediana y mezclar con la gelatina. Dejar que repose unos minutos.
2. Echar el azúcar a la mezcla y calentar a fuego medio.
3. Cocinar sin dejar de remover hasta que la gelatina y el azúcar se disuelvan.
4. Retirar del fuego y añadir el yogur, seguir batiendo hasta conseguir una mezcla suave.
5. Verter en 4 vasos de postres individuales, cubrirlos y meterlos en la nevera hasta que cuaje durante 45 min aprox.
6. Antes de servir, añadir la ralladura de limón por encima.

3. Mousse de limón vegana

Ingredientes de la mousse de limón vegana:

  • 1 lata de leche de coco
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 2 cucharadas de edulcorante

Preparación de la mousse de limón vegana:
1. Enfriar la leche de coco durante varias horas en la nevera.
2. Sacar de la lata la nata de la leche de coco, se trata de la parte sólida que suele ser la superior. La parte líquida puede utilizarse para otra receta.
3. Añadir la grasa de la leche de coco, el zumo de limón y el edulcorante en un recipiente y batir unos minutos a velocidad rápida hasta que tenga una textura esponjosa.

4. Mousse de limón y coco

Ingredientes de la mousse de limón y coco:

  • Nata de coco de dos latas de leche de coco de 400 ml muy fría
  • Ralladura de 1 limón
  • ​2 cucharadas de azúcar de coco
  • 1/2 cucharada de esencia de vainilla
  • Sal

Preparación de la mousse de limón y coco:
1. Mezclar en un recipiente el azúcar de coco con la ralladura de limón.
2. En otro recipiente batir la nata a velocidad media hasta que forme picos.
3. Añadir la primera mezcla y la esencia de vainilla y batir hasta conseguir una textura suave.
4. Echar la mezcla en recipientes individuales y meterlos a la nevera hasta que los sirvas.

5. Tarta de mousse de limón

Ingredientes para la mousse de la tarta:

  • 345 ml de nata líquida para montar
  • 5 claras de huevo
  • 150 g de azúcar
  • 120 ml de agua
  • 4 cucharaditas de gelatina sin sabor

Ingredientes para la base de la tarta:

  • 2 tazas de galletas
  • 50 g de mantequilla sin sal derretida

Ingredientes para el lemon curd:

  • 450 g de azúcar
  • 240 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 4 huevos grandes + 3 yemas de huevos grandes
  • 150 g de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de maicena

Preparación de la tarta de mousse de limón:
1. Triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida.
2. Engrasar un molde de 22 cm con mantequilla y precalentar el horno a 180º.
3. Echar la base de galletas en el molde y presionar hasta cubrirlo entero.
4. Hornear durante 12-15 minutos hasta que esté dorada.
5. Sacar y dejar enfriar.
6. Para el lemon curd, mezclar en una cazuela grande el azúcar y la maicena y poner a fuego medio-bajo.
7. Verter poco a poco el zumo de limón hasta que la azúcar y la maicena se disuelvan.
8. Añadir los huevos y las yemas (cuidado con la temperatura del fuego para que no cuajen).
9. Incorporar la mantequilla y subir a fuego medio. Mezclar hasta que se espese y empiece a hervir (el proceso dura 10 min aprox).
10. Echar la mezcla en otro recipiente y enfriar durante al menos 6 horas.
11. Para la mousse de limón poner agua en una cazuela, echar la gelatina en polvo por encima y dejar que se hidrate durante 5-10 minutos.
12. Sacar de la nevera el lemon curd y poner una taza en una cazuela. Reservar el resto.
13. Poner a calentar a fuego medio-bajo y cuando esté caliente (sin hervir) añadir el agua y la gelatina. Mezclar.
14. En otro bol batir las claras de huevo hasta montarlas. Incorporar poco a poco el azúcar y seguir batiendo.
15. Mezclamos las claras montadas con el lemon curd y la gelatina lentamente.
16. Batir la nata líquida hasta montarla. Añadir al resto de la mezcla.
17. Extender la mousse con una espátula en el molde y alisar la superficie.
18. Cubrir la tarta y enfriar toda la noche en la nevera.
19. Antes de servir, extender el lemon curd encima de la mousse.

¿Te has quedado con ganas de más? Echa un vistazo a estas tartas:

Descubre: Las tartas más divertidas para los tuyos

Mousse de limón con leche condensada

Ligero y rápido, así se podría definir a este postre. Y además, yo también diría que es muy saludable, porque tiene mucho limón.

El limón es casi un super alimento, ayuda a purificar la sangre de nuestro organismo, es un perfecto depurador de toxinas y un bactericida. Por eso me encantan los postres que tienen limón.

Esta receta se puede hacer con diferentes ingredientes, desde nata para montar hasta clara de huevo, que hacen mucha espuma para crear ese aspecto esponjoso con muchas burbujas de aire dentro.
A mi me gusta más utilizar la nata, que aunque tiene más calorías, le da una textura más suave.

La leche condensada nos aporta el dulzor que necesitamos, por lo que es prescindible el azúcar en esta receta.
Y he querido ponerle una base de galletas para acompañarlo de un ingrediente más sólido, una mezcla crujiente y esponjosa.

Para realizar esta receta se necesita:

  • 4 limas o limones (o una mezcla de ambos)
  • 1 lata de leche condensada
  • 290 ml de nata líquida para montar
  • Algunas galletas tipo Digestive (para agregar al fondo de cada vaso)

¿Cómo se prepara esta receta?

  • Paso 1: Prepara los limones, exprime su jugo y guárdalo para utilizarlo en la receta. Ralla la corteza también y resérvala para ponerlo en la decoración final.
  • Paso 2: En el bol de la batidora/amasadora, añade la nata líquida, el zumo del limón y la leche condensada, y con el batidor plano, bate los ingredientes a velocidad media durante aproximadamente 5 minutos, hasta que la mezcla haya espesado. Si no tienes batidora/amasadora, puedes hacerlo a mano con un batidor de varillas manual, tardarás unos minutos más, pero se puede hacer de igual manera.
  • Paso 3: Prepara los recipiente en los que vas a echar la mousse. Lo mejor es que sean de tamaño individual para que cada persona se coma el suyo.
  • Paso 4: Aplasta las galletas o tritúralas con el procesador de alimentos hasta que estén finas y añade a cada vaso 2 o 3 galletas. Aplástalas un poco hacia abajo para que formen una especie de base.
  • Paso 5: Rellena cada vaso con la mousse de manera uniforme y mételo en el frigorífico durante por lo menos 1 hora para que enfríe.
  • Paso 6: No olvides la ralladura de limón como toque final por encima.

Et voila! Una mousse de limón individual.

Consejos.

En vez de las galletas Digestive, se puede utilizar unos bizcochos de soletilla, o unos sobaos, que le darán una textura más esponjosa.

Mousse de limón fácil y rápida sin huevo

Esta receta de mousse de limón fácil y rápida sin huevo te va a sorprender. Se prepara en 5 minutos, con solo 3 ingredientes, y es ligera y tan esponjosa como las mousses más elaboradas.

Si lo prefieres, aquí puedes ver nuestra receta de mousse de limón tradicional.

INGREDIENTES para 4 personas

  • 375 ml de leche evaporada
  • 100 gr de azúcar
  • Zumo de dos limones

ELABORACIÓN de la mousse de limón fácil y rápida sin huevo

  1. Metemos la leche evaporada en el frigorífico un día entero, para que esté bien fría. Ya sabes que siempre que montamos nata y otros lácteos, es importante que estén muy fríos.
  2. La sacamos de la nevera justo al momento en que la vamos a montar. La ponemos en un bol y montamos con unas varillas como si fuera una nata. Si tienes unas varillas eléctricas te será más fácil. Cuando empiece a espesar, añadimos el azúcar y el zumo de limón y batimos un rato más hasta que esté bien montada, con aspecto de nata. Si quieres puedes usar azúcar glas o azúcar caster (extrafino) para asegurarte de que se incorpora y se disuelve bien.
  3. Vertemos en los vasitos y metemos en el frigorífico un par de horas hasta que cuaje y se compacte aún más. Te sorprenderá
  4. Decoramos con una rodajita de limón, o un poco de ralladura de limón, antes de servir bien fresquita.

Visita nuestra TABLA DE CALORÍAS

Come bien, vive mejor, con RECETAS LIGHT

Más vida, más salud, en ADELGAZAR.NET

  • Preparación: 20 min
  • Comensales: 4
  • Calorías: 557
  • Tipo de comida: Postre
  • Tipo de cocina: Francesa

En esta mousse de limón sin huevo prescindimos de este último ingrediente para su elaboración y así eliminamos los posibles riesgos que acompañan al consumo de huevo crudo, pero logrando de igual manera un sabor delicioso y la textura perfecta de toda mousse: consistente pero muy aireada y muy suave y cremosa. ¡Vamos a ver lo fácil que es prepararla!

Ingredientes para hacer mousse de limón

  • Limones, 3
  • Nata para montar, 400 ml
  • Leche condensada, 250 ml
  • Galletas, para servir
  • Crocanti de almendra, para decorar
  • Hojitas de menta, para decorar

01: Mezclamos la leche condensada con la ralladura y el zumo de los limones

Obtenemos la ralladura de los tres limones y los exprimimos para sacar todo su zumo.

Añadimos poco a poco el zumo de limón a la leche condensada y mezclamos suavemente hasta que el zumo se integre con la leche. Repetimos el proceso hasta que todo el zumo de limón se haya mezclado a la perfección con la leche condensada.

Añadimos también la mitad de la ralladura de los tres limones y mezclamos bien.

02: Montamos la nata

Llega el momento de montar la nata.

Previamente introducimos tanto el recipiente en el que vamos a montar la nata como la propia nata de montar en el frigorífico, ya que ambos deben estar bien fríos para que la nata monte fácilmente.

Sacamos tanto el bol como la nata del frío y añadimos toda la nata al recipiente. Comenzamos a montar la nata con las varillas, practicando movimientos enérgicos y continuos para ir incorporando aire poco a poco a la nata y así comience a airearse y ganar volumen.

Batimos la nata con paciencia hasta que esté bien montada y su consistencia sea firme.

Tapamos la mousse de limón y reservamos en el frigorífico al menos dos horas para que adquiera la consistencia y la temperatura perfecta antes de ser consumida.

03: Mezclamos la nata con la mezcla de leche condensada y limón y emplatamos

Debemos incorporar la mezcla de limón y leche condensada a la nata poco a poco para que la nata montada no se chafe y la mezcla siga aireada y no pierda volumen. Para ello añadimos la leche condensada en varias veces, mezclándola con movimientos suaves y envolventes con la nata hasta que ambas preparaciones se mezclen homogéneamente. Seguimos el proceso hasta añadir toda la leche condensada mezclada con el limón.

Una vez hayamos mezclado perfectamente la nata montada con la leche condensada y el zumo de limón ya tendremos lista nuestra mousse de limón sin huevo y sólo nos quedará montar el emplatado.

Si queremos que la mousse de limón sin huevo quede bien chula os aconsejo que la presentéis en vasitos o copas, donde además podremos añadir diferentes capas de otros elementos con texturas crujientes que harán que la mousse quede más bonita y que en boca cada cucharada esté llena de contrastes de texturas y de sabores.

Colocamos en la base de la copa o el vasito una primera capa con las galletas que más nos gusten desmenuzadas con las manos. Añadimos la mousse de limón

04: Servimos la mousse de limón sin huevo

Servimos la mousse de limón sin huevo.

Resultado final

Esta mousse de limón sin huevo se puede preparar con un sabor a limón más pronunciado o menos, dependiendo del gusto personal de cada uno. A mí me gusta que sepa a limón pero que tampoco quede excesivamente ácido, así que yo creo que con las proporciones de ingredientes que os indicamos en la receta se logra una mousse de limón bien equilibrada.

De todas maneras podéis variar la presencia del limón en la mousse fácilmente utilizando un limón menos. Eso sí, os recomiendo que mantengáis la presencia de la ralladura de limón en vuestra mousse porque aporta un aroma y un sabor muy sutil y profundo sin aumentar la acidez de la mousse de manera significativa.

Otro de los secretos para que vuestra mousse de limón resulte sencillamente espectacular es montar adecuadamente la nata para que así quede lo suficientemente aireada para que sea apetecible.

Para conseguir esta textura en otras recetas de mousse de limón se incorporan a la mezcla claras de huevo montadas a punto de nieve, aunque esta receta de mousse de limón sin huevo logra una textura a su altura siempre y cuando sigamos los pasos adecuadamente.

Esta mousse de limón se puede degustar con infinidad de elementos que la realcen y que contrasten con su sabor fresco y su textura suave. Desde unas ricas galletas caseras de buena mantequilla a almendra crocanti u otros frutos secos, pasando por frutos rojos o el ingrediente o topping que más nos apetezca.

Por último, otro de los puntos fuertes de esta mousse de limón sin huevo es su versatilidad. Puede comerse a cucharadas desde el mismo bol, servida en copas o vasitos con diferentes capas crujientes como en nuestra receta o también puede utilizarse para transformar la mousse en otro postre.

Por ejemplo, para convertirla en una tarta, en un molde colocáis una base de galleta y mantequilla (como la de la tarta de queso, por ejemplo) y añadís mousse de limón encima hasta llenar el molde solo tendréis que esperar 8-10 horas a que cuaje y solidifique para tener una tarta de limón fría sencillísima y la mar de rica.

Por otro lado si congeláis esta mousse unas horas conseguiréis un rico helado de limón, aunque si se congela durante mucho tiempo quedará muy sólida y necesitaréis sacarla de congelador unos minutos antes para que adquiera la textura cremosa de un buen helado.

Mousse de limón vegano

Esta receta de mousse de limón vegano, sin duda, es el postre más fácil que he hecho nunca. Además es muy refrescante y ligero para los que desean cuidarse con un dulce.

Sólo vamos a utilizar 3 ingredientes, pero hay que tener en cuenta que la leche de coco debe estar muy fría, de unas cuantas horas en el frigorífico. Así que mételo el día antes, o mételo ya, que nunca sabes cuando puedes utilizarlo.

No hay receta de mousse de limón más saludable, vegano, sin gluten, sin leche, sin huevo, y no contiene ningún azúcar refinado.

El limón es un ingrediente muy saludable, es alcalino, purifica la sangre, es excelente para la desintoxicación, equilibra los niveles de azúcar en la sangre y contiene potentes propiedades antibacterianas.

Y el azúcar de coco tiene mucha fibra, es una fuente saludable de ácidos grasos de cadena media, puede ayudar a disminuir el colesterol, y es una excelente fuente de manganeso y hierro.

Si tienes problemas en en supermercado para encontrar alguno de los ingredientes para hacer esta receta, los puedes comprar online en Amazon y los tendrás en casa en uno o dos días.

Las cantidades son para una porción grande de mousse o dos pequeñas, por lo que es perfecto para un postre individual, o cuando queremos animar el día. Se puede aumentar las cantidades y hacer más mousse.

Estos son los ingredientes que vamos a utilizar:

  • 1 lata de leche de coco orgánica entera
  • 2 cucharadas de jugo de limón orgánico (recién exprimido)
  • 2 cucharadas de edulcorante granulado orgánico

Así se hace la receta de mousse vegano:

Paso 1. Antes de hacer esta receta, pon la lata de leche de coco en el frigorífico durante unas cuantas horas (máximo 24 horas).

Paso 2. Saca la leche de coco del frigorífico y coge la parte superior de la lata, que es la grasa endurecida (la parte de abajo de la leche de coco seguirá líquida, la podemos guardar para hacer otra receta).

Paso 3. Ponemos la grasa dura de la leche de coco, el zumo de limón y el edulcorante que queramos en el bol de la batidora, y lo mezclamos todo durante unos minutos, a velocidad alta, hasta que se convierta en una espuma esponjosa.

Notas.

  • Esta receta vegana cunde para aproximadamente 1-2 porciones.
  • Ten siempre una lata o dos de leche de coco entera en el frigorífico, para que siempre la tengas a mano cuando quieras hacerlo. Si no lo tienes frío, entonces tendrás que dejarlo enfriar hasta que la grasa de la leche de coco se solidifique y esté arriba, cuanto más tiempo lo tengas en frío, mucho mejor. Vamos a utilizar sólo la parte que está solidificada, la parte grasa, el resto estará líquido y lo podemos guardar para utilizarlo en otra receta.
  • Me gusta utilizar como edulcorante azúcar de coco orgánico sin procesar, pero puedes elegir cualquier edulcorante en gránulos que quieras. El color de la mousse puede variar ligeramente dependiendo del color del edulcorante.

¡Pues Roma no se rompió el dedo! Sólo fue el ligamento, que bueno verdad. Pobrina, por que el tratamiento es mover lo más que pueda la mano para que se recupere pronto. Y a la pobre le duele… por eso hoy le hice un postrecito que está lo máximo. Yo me acuerdo de chiquita que el pay helado de limón era lo lo mejor que podía comer, ya después me dio mi obsesión por el chocolate… será la edad…?.

Esta versión está hecha con aguacate. Siiiiiii, aguacate y no sabe, pero le da una textura cremosa deliciosa… en total son 4 ingredientes. Es una delicia y ya te podrás imaginar la cantidad de beneficios que tiene, lo mejor es que todo lo pones en el procesador de alimentos (affiliate link) y listo, lo sirves en moldecitos, lo pones en el refri y ya.

Otra idea:Mousse de chocolate

A mi me gusta ponerle encima una mezcla de dátil, almendra, coco y sal. Y lo sirvo con tantita crema de coco, la verdad queda super rico y lo puedes dar hasta de desayuno. La receta la hice para que la pudieras hacer por aguacate, para que pudieras hacer muchos vasitos de mousse de limón o sólo 4. La idea es que tengas una receta super fácil y rápida ya lista en el refri para cuando tengas tantitas ganas de algo dulce o un postrecito sano para consentir a alguien.

Otra idea:Mocha chia

Te paso la receta de este

mousse de limón

y espero que te guste. Si si, porfa comparte la receta y el blog.

0 de 0 votos

Mousse de limón

Postre 100% vegano y sano. 4 personas

Ingredientes

  • 1 aguacate, sin hueso y pelado
  • 2 cucharadas jugo de limón
  • 1/4 taza miel de maple
  • 1/4 taza crema de coco

Topping

  • 1/4 taza almendra fileteada o entera
  • 5 dátiles sin hueso
  • 1/4 taza de coco rallado
  • 1/4 cucharadita de sal de mar

Crema de coco para servir

Instrucciones

  • Poner todos los ingredientes en un procesador de alimentos y dejar hasta que esté cremoso y bien revuelto todo. Sirve en vasitos o en un molde grande.
  • Para hacer el topping, igual, pon todo en el procesador de alimentos y dale pulsar hasta que quede de la consistencia que tu quieres, muy molido o no tanto. Espolvorea arriba del mousse.
  • Mete al refri hasta que estes lista para comerlo.

Notas

Para la crema de coco, usa crema de coco de lata o tetra pack, una de grasa entera. Para servir también puedes poner tantita ralladura de limón encima.

  • ¿Ya hiciste esta receta?

    Tómale foto y tagea @piloncilloyvainilla en Instagram y ponle #piloncilloyvainilla

Mousse de limón

Esta mousse (o mus, como muchos la llaman) cremosa, dulce y refrescante es fantástica por sí misma, pero también puede servir como relleno de un bizcocho. No hay restaurante que se precie que no tenga en su haber una mousse de limón para satisfacer ese dulce antojo al final de una comida. Para darle un acabado especial, puedes añadir bayas frescas, coco rallado o galletas de jengibre picadas.

Cómo hacer mousse de limón

Una vez que has probado los postres de limón, te vuelves un fanático de su sabor. Y no hay mejor forma que empezar con el limón que con una deliciosa mousse.

La primera vez que lo probé me encantó. Luego empece a experimentar con la receta y a cambiar cosas, y me volvió a encantar.

También la he intentado hacer en una versión baja en calorías, y realmente sabía bastante bien. No era muy diferente de la original, pero yo sentía que esa textura realmente cremosa que requiere la mousse, no la tenía en la versión baja en grasa.

Así que te recomiendo que empieces por esta receta, que está probada y requeteprobada. No puede salir mal.

Estos son los ingredientes que vas a utilizar:

  • 3 huevos enteros XL
  • 3 huevos XL, separados
  • 200 gr + 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharaditas de la ralladura de la cáscara del limón
  • 120 ml de zumo de limón recién exprimido (unos 4 limones)
  • Sal
  • 230 ml de nata líquida

Si quieres añadir más sabor a limón, puedes añadir 1/2 taza de lemon curd a la receta. Para mi ha sido suficiente sabor a limón sin este ingrediente, pero si quieres más sabor a limón, añádelo.

Método de elaboración:

En un recipiente resistente al calor, añade los 3 huevos enteros y las 3 yemas de los huevos separados. Agrega también los 200 gramos de azúcar, la ralladura de limón, el zumo de limón y una pizca de sal.

Mezcla los ingredientes y coloca el recipiente al baño María, sobre una cazuela con agua hirviendo, para que se vaya cocinando. Mientras tanto, tienes que ir removiendo todo con un batidor para que no se queme y el calor se reparta uniformemente por toda la superficie.

Sin dejar de batir, tienes que continuar moviéndolo hasta que la mezcla espese, hasta que tenga la consistencia de un pudín. Si quieres puedes ayudarte de una batidora eléctrica de varillas cuando la mezcla espese y sea más difícil de mover.

Retíralo del fuego y deja que repose durante 15 minutos. Puedes cubrir la superficie del recipiente directamente o pasarlo a otro recipiente nuevo y cubrirlo. Introdúcelo en la nevera por lo menos durante 1 ó 2 horas, hasta que esté completamente frío.

Ahora es el momento de sacar las claras que tenías guardadas, añadir una pizca de sal y batirlo a velocidad alta hasta que se monte. Lo mejor es hacerlo con una batidora eléctrica para que no te dejes los brazos en el proceso.

Incorpora el azúcar restante y continua batiéndolo hasta que las claras estén rígidas y brillantes.
Mezcla las claras montadas con la mezcla refrigerada de limón, pero con movimientos suaves, para que el aire adquirido no se elimine.

Monta igualmente la nata en el mismo recipiente, hasta que la nata empiece a formar picos tiesos.
Incorpóralo de la misma forma a la mezcla anterior.

En este momento puedes agregar el lemon curd si así lo quieres.
Vuelve a introducirlo en la nevera durante un par de horas antes de servirlo.

Sirve la mousse en recipientes pequeños individuales.

La manera de usar la mus es cuestión de gustos, a mi me gusta para acompañar un flan de café del estilo a los de http://flandecafe.com.es, o mientras meriendo con unas galletas hechas con avena

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *