0

Relatos eroticos no consentido

El abuso de un anciano a una niña discapacitada consentido por su madre

La Audiencia Provincial de Oviedo juzgará este miércoles a un hombre de 79 años, por, presuntamente, abusar de una niña discapacitada de 10. Además, también podría ser condenada la madre de la menor por consentir los abusos. La fiscalía pide 3 años de cárcel para el hombre, de nombre Emilio, y 4 para la madre.

Los primeros hechos ocurrieron en el año 2014 en Grado (Asturias). Según el relato fiscal, el anciano se llevó a la menor, una niña discapacitada que entonces tenía 10 años, de un bar. La cogió de la mano y la llevó detrás de un camión de su propiedad para abusar de ella. Una vez allí, la habría besado continuadamente en la boca hasta que una mujer que se encontraba en una terraza cercana lo increpó, lo que hizo que Emilio se marchase.

La madre era “consciente” que iba a abusar de ella

Dos años después, en 2016, cuando la menor ya tenía 12 años, se volvió a producir una situación similar. Emilio se encontraba en ese mismo bar cuando la niña y su madre iban a entrar al local. Sin embargo, sólo acabó entrando la madre, ya que permitió que su hija se fuera con Emilio. Según la fiscalía, la mujer era “totalmente consciente que iba a realizar actos sexuales” con la pequeña.

La mujer se mostró pasiva ante los hechos

Emilio se volvió a llevar a la niña detrás de su camión y, presuntamente, le realizó tocamientos. Algunos clientes que estaban en el bar, así como la camarera, salieron y vieron lo que estaba ocurriendo. Estos alertaron continuamente a la madre, pero afirman que no se inmutó ni reaccionó ante los hechos.

Finalmente, la mujer, quien también padece una discapacidad, pero de carácter leve, se levantó del bar, se dirigió donde estaba su hija y se la llevó sin mediar palabra con Emilio. Según la fiscalía, la madre no preguntó qué había pasado ni recriminó nada al acusado.

Las solicitudes de la fiscalía

Por todo esto, la fiscalía pide para Emilio 3 años de cárcel por un delito de abuso sexual a menores y la prohibición de acercarse a la niña. Para la madre, pide una pena de 4 años de prisión e la inhabilitación para ejercer la patria potestad durante 5 años por un delito de omisión.

Mi violación – Relatos Eróticos

  1. Mi violación

    Fecha: 17/11/2017, Categorías: Confesiones Autor: blanca, Fuente: RelatosEróticos
    Soy una mujer hoy en día que lo ha vivido todo, fui adicta al sexo y creo que la causa de ello estuvo en la brutal experiencia sufrida tres meses antes de cumplir 13 años. Fui violada en mi propia casa por dos hombres de 20 y 22 años que, eran conocidos míos, por vivir en las cercanías. Hija única, habíamos tenido que mudarnos a la ciudad con mis padres pues un amigo de él lo había estafado y llevado casi a la ruina, llegamos a la única casa que nos quedó en una vecindad de clase media alta pero que estaba en formación, alrededor de nuestra casa había sitios baldíos y no más de tres edificaciones en la misma manzana. Llevaba casi dos años viviendo allí, mi hogar era un caos pues mi padre pasaba temporadas lejos, él decía que trabajando pero estaba con su amante, mi madre al borde de la crisis mental por tanto sufrimiento, no había servicio doméstico en casa pues no se podía pagar. Mi madre estaba en un tratamiento ambulatorio en un hospital público por tendencias suicidas, yo me quedaba sola gran parte del día, así que iba a casa de mis nuevas amistades o nos juntábamos en las esquinas con nuestras bicicletas las niñas y niños de nuestra vecindad. Era un día lunes de verano, hacía mucho calor, sí yo era un poco provocativa para vestir, grandes escotes y faldas mini que casi mostraban la ropa interior, es esa época estaban de moda los bikinis. Ese día usaba un vestido con tirantes que me servían de brasier para mi ya desarrollado pecho, tenía una cintura muy … … delgada y caderas anchas, con un culo redondo firme y levantado. Mi largo cabello negro estaba trenzado, no era bonita pero tenía facciones sensuales. Tenía uno de esos juegos de pareja con un niño de mi edad más o menos y habíamos incursionado en jugueteos sexuales ya que mi pubertad empezó a los 11 años y las hormonas eran inquietas, pero no había tenido penetración alguna, aunque sí le había mamado su verga un par de veces pero me daba un poco de asco cuando se corría así que se perdía su semen, él jugueteaba con sus dedos en mi rajita provocando gratas sensaciones, otras me estremecía cuando me lamía y metía la lengua dentro de mi vagina. Una vez me propuso entrar por mi ano pero de solo pensarlo me dolió, así que me negué. Ese día de verano me dí cuenta que él había contado a sus amigos nuestras experiencias, pero no debo adelantarme. Como les comentaba volvía a mi casa ese día más o menos a las 13:30 horas, no había aceptado almorzar en casa de Gory, mi mejor amiga pues quería ducharme y ponerme unos shorts para en la tarde ir a la piscina. Iba un poco aburrida de tener que preparar mi almuerzo y decidí que solo comería un emparedado con un vaso de jugo helado. Mi casa estaba en una esquina y por la calle principal había un murallón de una casa quinta y por la lateral un sitio sin construir, la reja era baja, fácil de saltar. entre por el costado, dejé mi bici y empujé la puerta de un ventanal que había dejado semiabierta, antes de entrar había bajado el cierre de mi …

«Fue tan doloroso que por casi dos semanas me costó caminar»: la tragedia de los niños víctimas de abusos sexuales en India

Tiene 31 años y vivió 14 años con un secreto que no ha dejado de atormentarlo.

Era un adolescente cuando un “baba”, como se conocen a predicadores, curanderos y sanadores espirituales en India, lo violó.

“Fue tan doloroso que por casi dos semanas me costó caminar”, le cuenta Akram (nombre ficticio para proteger su identidad) a la BBC.

Prefiere hablar desde el anonimato de una situación que ha afectado a miles de niños en India.

Se estima que cada 15 minutos, un menor de edad es abusado sexualmente en ese país.

Esa escalofriante cifra la dio a conocer, en diciembre de 2017, la Oficina Nacional de Registros de Crímenes.

Esa entidad gubernamental también indicó que en 2016, fueron reportados 36.022 casos de abusos sexuales a menores de edad.

En el caso de Akram, su propia familia se acercó a su perpetrador porque quería recibir “bendiciones”.

Tres veces

“Mi tío había sufrido una gran pérdida en su negocio. Por eso fue a ver si este sanador espiritual podía ayudarlo y él le dijo a mi tío que sus Jinns (espíritus piadosos) solucionarían todos sus problemas”.

Image caption Muchas víctimas sufren en silencio los abusos que padecieron.

“Y que ellos sólo le hablaban a niños de entre 10 y 14 años”.

“El primer día de mi encuentro con él, le dijo a mi tío que me dejara allí por la noche porque sus Jinns sólo trabajaban en la noche”.

Cuando el predicador lo violó la primera, sintió que se le salía el alma.

“Fue tan doloroso que sentí como si mi alma abandonara a mi cuerpo. Quería gritar, pero me tapó la boca con su mano y dijo: ‘Sólo cinco minutos más’. Cuando terminó, me amenazó con que si le decía a alguien, sus Jinns destruirían mi vida”.

“En un año fui violado tres veces. Nadie de mi entorno supo lo que pasó. Tenía mucho miedo de hablarlo con alguien. De alguna manera, sabía que había quedado atrapado”.

El estigma

Akram no quiere revelar su nombre por temor a ser estigmatizado.

Image caption «Me tomó 14 años darme cuenta que no fue mi error y que no había razón por la cual no debiera hablar sobre esto», le dijo el joven a la BBC.

Y es que como le sucedió a él, muchas víctimas sufren en absoluto silencio por temor a ser señalados.

Por eso, muchos casos nunca llegan a ser reportados.

“Es muy lamentable que nadie de mi familia, de mis parientes, de mis amigos o mis maestros en la escuela se dieran cuenta de que algo me estaba pasando”, dice.

“Me tomó 14 años darme cuenta de que no fue mi error y que no había razón por la cual no debiera hablar sobre esto”.

  • «Necesitamos hablar de las violaciones de hombres»: el drama oculto de los abusos sexuales masculinos
  • Fue a México en busca de un sueño y allí «varios hombres lo violaron y lo esclavizaron»: el escalofriante destino de los hombres víctimas de trata

“Después de 14 años, un día escuché a un policía decir por televisión que si alguien había sido abusado por este sanador espiritual, que por favor denunciara”.

“En ese momento es que me di cuenta que había otros casos en contra de la misma persona”.

El rol masculino

“La sociedad nos ha dictado normas para los hombres, de la misma manera que lo ha hecho para las mujeres. Hay mucho estigma y tabú alrededor del abuso sexual de hombres. Las reglas del género masculino indican, desde muy temprana edad, que los hombres tienen que ser dominantes, fuertes, independientes y no víctimas”, señala la psicóloga Ufra Mir.

Derechos de autor de la imagen AFP Image caption Decenas de movilizaciones se han llevado a cabo en India para luchar contra los abusos sexuales a menores de edad.

“La sociedad cuestiona la masculinidad de un hombre si ha pasado por un abuso y lo etiqueta como ‘no masculino’”, indica la experta.

En 2002, la Organización Mundial de la Salud identificó la violencia sexual contra los niños y hombres como un problema significativo que ha sido en gran parte descuidado.

«Existe una renuencia general a hablar sobre el abuso sexual infantil, especialmente si la víctima es un varón. Por eso, todos los días, muchos de estos casos no se denuncian», explica Hakim Yasir Abbas, profesor de Derecho de la Universidad de Cachemira.

El gobierno de India introdujo la pena de muerte a quien viole a un menor de 12 años.

El hombre con quien conversó la BBC ha emprendido, junto a otras víctimas, una batalla legal contra el predicador.

Tras su terrible experiencia, Akram se convirtió en un activista por los derechos de los niños y no sólo busca leyes más duras contra los abusos sino mayor educación para que los menores de edad no tengan miedo de hablar.

Video y artículo producido por Aamir Peerzada y Prem Boominathan del servicio hindi de la BBC.

No Consentido – Relatos Eróticos

  1. Atraco a la maestra

    26/01/2020: Mi nombre es Erminda, tengo 31 años y vivo en Pedraza. Soy de mediana estatura, tengo el pelo castaño y liso y ojos marrones. Mi lugar de trabajo es en la Escuela Bolivariana, trabajo con Básico 6to grado, trabajo en propia casa, me lleve los alumnos para allá. Quiero contarte lo que me pasó a mí y a mi pareja el 11 de julio. Llegamos a la casa aproximadamente a las 2 AM, mi casa tiene leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: dedalus, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  2. Dúo fantastico…!!NO!!TRIO!!

    20/01/2020: El pasado domingo,por la mañana,se acerco Raul,mi vecino,desde hace casi 6 años,a invitarme que en la tarde me arrimara a tomar algo ya que el y su mujer,Dorys,estaban medio bajoneados por que sus 2 hijos habían ido unos días de vacaciones a casa de sus abuelos y los extranaban mucho,dije que contaran conmigo y se fu.Forman una hermosa familia,ellos están en la segunda mitad de los 30 y se cuidan leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: UNOMAS, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  3. Cogida por el culo delante sus padres

    11/01/2020: En fecha 28/09, cuando Maria Ines se encontraba en la residencia de Jorge Ramon ubicada en urbanización Sabilar calle el canal quinta la pirámide ya que el mismo era su asesor de tesis de post grado, y la estaba asesorando y cuando eran aproximadamente las 6.30 de la tarde, y en virtud que estaba oscureciendo, el referido profesor se dispuso a llevarla hasta la parte de afuera de la casa para que leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: dedalus, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  4. La esposa del militar

    26/12/2019: Mi nombre es Luz Marina, tengo 42 años y vivo en Puerto Ordaz. Soy una mujer bastante alta con cabello largo y castaño, un pecho mediano y piernas delgadas. Soy medico, estoy casada con un militar y tenemos un hijo de 21 años. Te estoy contando lo que me sucedió hace unos meses, que me causó tanto sufrimiento físico y moral. Hoy creo que he superado el trauma y pienso en los momentos vividos con leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: dedalus, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  5. Asalto a la jueza

    09/12/2019: Mi nombre es Rosalba y durante 8 años he sido la doméstica de la señora Carmen Beatriz, una de las mejores juezas del país. Cuento esta historia para liberarme de la carga que me oprime después de lo que me sucedió hace poco y por lo que sé que me juzgarán mal. Soy una mujer de 38 años, casada con José Luis. Nos conocemos desde que éramos niños y todavía lo amamos mucho y haría cualquier cosa por leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: dedalus, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  6. mi novia y la vecina parte 1

    23/11/2019: Debo reconocer que me obsesione con mi vecina Andrea, parecía modelo, media 1.70, tenia ojos azules, rubia natural y de tez clara, medidas 100-60-100, senos firmes y naturales, unas nalgas paraditas y duras como de modelo de lencería, era el sueño erótico de todos en el vecindario, cierto día un amigo grabo un video donde se estaba cambiando de ropa en su casa y con la cortina abierta, pude ver su leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: kramer99, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  7. Indefensa

    23/11/2019: Era viernes por la noche y la verdad me encontraba muy aburrido, me había tomado dos six de mi cerveza favorita, pero no había nada emocionante en la televisión, me metí a un par de páginas eróticas pero no encontré nada que me interesara, en los marcadores de mi lap había grabado unas páginas de vídeos de violaciones y los puse a ver si así podía des aburrirme un poco, estuve viendo un par de leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: kramer99, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  8. aniversario

    12/11/2019: ANIVERSARIO Elizabeth era una excelente esposa y madre, atenta, servicial, muy alegre y le gustaba ayudar a los demás, había nacido en una familia rica, donde nunca le falto nada y por esa razón ayudaba desinteresadamente a los más desprotegidos, en la colonia era bien conocida y apreciada por todos, tenía una casa muy bonita fruto del trabajo de su marido y del dinero de una herencia por parte leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: kramer99, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  9. Mi cuñada maira le rompi el culo

    22/10/2019: Mi nombre es brayant hace algunos años que tengo una relacion con lizeht mi esposa en la cual tenemos una niña , ella tiene una hermana la cual se llama maira 26 nunca me llamo la atencion por lo que no tiene muchos atributos hasta que una por casualida vi a maira bañandose y vi que tinia puesta una tanga que le resaltaba su rico culito un dia escuche una conversacion de hermanas en la cual leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: Sdelta95, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

  10. los albañiles me follaron

    02/09/2019: Hola me llamo liliana soy una chica de puebla tengo 19 años siempre me ha gustado el deporte es por eso que el cuerpo lo tengo muy bien formado y siempre me ha gustado vestir con jeans ajustados y blusas cortas por la epoca de calor cuando voy a la universidad me gusta que se me queden viendo los chicos eso me exita y llegando a mi casa me masturbo pensando en todos ellos nuestro vecino que es leer Relato Erótico
    Categorías: No Consentido Tus Relatos Autor: lilianita, Fuente: RelatosEroticos-Gratis

Bajo el nombre “No fue sexo, fue violación”, se presentará en el centro cultural Los Piñones #019 una exposición que reúne 21 relatos de agresiones sexuales.

La recopilación nació de una campaña en redes sociales mediante la cual más de 500 personas, en su mayoría mujeres, contaron sus relatos de sexo no consentido. 21 de ellos fueron llevados a piezas gráficas que serán expuestos el 26 y 27 de enero.

Tania Sauma y Martina Valenzuela, co-fundadoras de la plataforma No Fue Sexo, explicaron que el objetivo es “evidenciar la normalización de estas situaciones, creando un espacio seguro, donde una persona que ha sido víctima puede contar lo que le pasó”.

Lee también: Princesa Alba: “Si me quiero vestir con escote y minifalda, es decisión mía, no puedo separar mi yo de mi cuerpo”

La plataforma No Fue Sexo nació de una conversación entre dos amigas que compartieron situaciones en las que fueron agredidas sexualmente. Al compartir sus experiencias con otras mujeres, se dieron cuenta de que era más común de lo que esperaban. La respuesta más común fue “a mí también me pasó”.

La exposición “No fue sexo, fue violación” es financiada por crowdfunding y estará abierta al público de forma gratuita el sábado 26 de enero de 17:00 a 20:00 horas y el domingo 27 sólo para mujeres en el mismo horario, donde se realizará un conversatorio sobre consentimiento.

Dicho conversatorio contará con interpretación en lengua de señas.

«Mi primer abuso lo sufrí a los 7 años. Era mi padre»

*Ilustración de portada de Anastasia Belous

**ADVERTENCIA. Recientemente, una lectora de PlayGround nos hizo llegar el testimonio que usted está a punto de leer. Se trataba de un relato particularmente duro en el que describía los distintos abusos que había sufrido a lo largo de su vida. ¿Su objetivo? Impedir que el silencio siga permitiendo que mujeres de todo el mundo sufran agresiones diarias, mientras sus agresores permanecen libres de cualquier castigo. Con este mismo propósito les presentamos una versión editada de su historia. #StopAgresiones

«Todo empezó cuando tenía 7 años. Mi madre estaba de viaje, así que mi hermano y yo estábamos en casa con mi padre.

«Aquel día jugué con mi tortuguita hasta la hora de dormir. Fui a su habitación y me puse a ver la televisión con mi padre. Mi hermano dormía en su cuarto. Mis padres tenían unos libros de educación sexual muy explícitos y esa noche tuve curiosidad y le pregunté ‘papi, ¿qué es lo que le sale a los hombres por el pene?’. Justo apareció en pantalla un anuncio de la crema Lubriderm, y esa fue su respuesta.

«Sé que va a ser incómodo pero lo contaré.

«Me dijo que sabía muy rico. Que probara. Se bajó los pantalones y me hizo practicarle sexo oral una y otra vez. Al día siguiente lo hizo de nuevo, pero esta vez yo estaba dormida. Aun así se aprovechó, y, aunque no llegó a penetrarme, me tocó y besó por todas partes.

«Mi mamá llegó del viaje y él me dijo que no contara nada, pues él se metería en problemas, nosotros dejaríamos de verlo e íbamos a pasarlo mal sin su dinero. Con eso me manipuló.

«Callé durante casi 11 años de mi vida. Nadie sabía que me moría por dentro, que cada noche tenía pesadillas, que vivía deprimida por una niñez e inocencia robadas y que prefería no dormir para no soñar cosas horribles.

«Tuve problemas de anorexia, en mi cabeza tenía la idea de que acabaría siendo prostituta.

«Mi madre le dio nuestra custodia a mi padre porque se quedó sin empleo y no podía sostenernos. Vivía con miedo constante de que quisiera hacerme daño de nuevo, hasta que un día mi novio de entonces me dio fuerza para contárselo a mi madre. Casi se muere. No podía con un dolor que hasta ahora no ha superado, pues ese hombre era a la vez su esposo y mi padre.

«Tiempo después conocí al que iba a ser mi otra pesadilla. Empezamos a hablar por Facebook porque teníamos de amiga en común a mi hermana y nos gustamos casi de inmediato. Tenía 12 años más que yo, pero compartíamos gustos y formas de pensar, era inteligente y hablábamos horas sin cansarnos. Nos conocimos en persona y todo fue muy bonito, compartimos un vino a la luz de la luna y amanecimos juntos. Estaba súper enamorada, sentía que era perfecto, supo de mi problema y me ayudó a recuperar mi autoestima como mujer.

«Mi papá cada vez tenía peores comportamientos conmigo, hasta que me dejó sin poder ir a la universidad. Entonces lo denuncié por incumplimiento alimentario y abuso sexual.

«Mientras tanto, mi pareja pasó de ser un lindo hombre a un ogro. Para él todo lo que yo hacía estaba mal, quería hacer una mujer perfecta a su manera, sus tratos groseros y humillantes eran siempre justificables ‘porque me amaba’ y nunca me pedía disculpas por nada. Me anulaba como persona y no podía hacer nada sin su aprobación. No le gustaba que llorara pero su trato me provocaba tristeza.

«Una noche él se enojó por una insignificancia, estábamos en la parada del bus y cuando lo vi así, me paré y me fui caminando a casa. Él se fue detrás como un loco, me escupía, me insultaba, hasta que me agarró bruscamente un brazo y lo sacudí violentamente para que me soltara y empecé a gritar para que llamaran la policía. Cuando llegué a casa él ya estaba más calmado y me invitó a cenar. Era extraño. Y yo como una boba acepté, era un experto en manipular. Yo en la universidad conocía a muchas personas, una de ellas me atraía mucho y me escuchaba cuando estaba triste. Terminamos enredados en uno de los periodos en que me mi pareja daba por rota la relación unilateralmente.

«Cuando supo de la aventura, mi —digamos— pareja me golpeó la cara. Me hacía explicarle más de 100 veces lo que había pasado, y una noche que fui grosera con él porque me tenía cansada ya de repetir lo mismo —recuerdo que cuando sucedió no éramos novios, él lo había dejado—, me reventó la nariz y me dio puñetazos en estómago, costillas y brazos. Me desnudó para lavar la sangre de mi ropa y borrar la evidencia. También me fracturó un dedo al tratar de quitarme el celular.

«Días más tarde me violó en su apartamento.

«Me convertí en zombi. Ni comía ni me bañaba, y él seguía llamando para decir que me amaba. Hasta que llegué al tope. Cogí el botiquín de medicamentos y tomé más de 50 pastillas. Salí al patio con mi perrita, me acosté boca arriba mirando el cielo. Sentía que mi cuerpo iba desconectándose, pero los ladridos alertaron a mi hermana. Pasé la noche en urgencias y me internaron un mes en un hospital mental. Hasta allí ese desgraciado seguía llamándome.

«Estuve con mi familia, las ideas suicidas se fueron y cambié de ciudad. Conocí a mi esposo, al que amo. Mi padre paga sus delitos en la cárcel.

«Es importante no guardarse estas experiencias. Te van ahogando poco a poco y, cuando explotas, quien te ama también sufre. Quiero que esto sirva para que otras personas no dejen avanzar los problemas. Ante la primera señal de que algo no anda bien, pongamos un alto en ese camino. Yo vivo con ello pero he logrado curar muchas heridas.

«Aprendí por las malas, pero no nacemos para sufrir ni resignarnos ante el sufrimiento, sino para estar sanas. Para vivir felices «.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *