0

Remedios para ardores

Tabla de contenidos

Remedios caseros para la acidez

Un excelente remedio casero para la acidez es comer 1 tostada o 2 galletas tipo cracker, ya que ellas absorben el ácido que está provocando la acidez a nivel de la laringe y de la garganta, disminuyendo la sensación de ardor.

Otras opciones son chupar un limón puro al momento que surja la acidez, porque el limón a pesar de ser ácido ayuda a disminuir este síntoma; o también se puede ingerir una rebanada de papa cruda ya que es capaz de neutralizar la acidez, combatiendo el malestar en pocos instantes. Conozca más sobre la acidez estomacal.

Sin embargo, existen otras recetas que pueden ser preparadas fácilmente en casa y utilizadas a lo largo del día, especialmente para aquellas personas que sufren de reflujo y suelen tener crisis de acidez. Alguna de ellas son:

1. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio cuando está diluido en agua tiene efecto alcalino en el tubo digestivo y como consecuencia disminuye la acidez del estómago, la inflamación a nivel del esófago y alivia el malestar que provoca la acidez.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio;
  • 100 ml de agua.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes y tomar esta mezcla en pequeños sorbos.

2. Té de jengibre

El té de jengibre contiene antioxidantes y otras sustancias que ayudan a aliviar la inflamación del esófago, además de disminuir las contracciones del estómago, lo que acaba reduciendo la sensación de acidez.

Ingredientes

  • 2 cm de raíz de jengibre cortada en rebanadas;
  • 2 tazas de agua.

Modo de preparación

Coloca el jengibre y el agua en una olla y deja hervir. Después apaga el fuego y deja reposar bien tapado durante 30 minutos. Remueve los pedazos de jengibre y bebe un vaso de té 20 minutos antes de cada comida.

3. Té Congorosa

El té de congorosa posee propiedades digestivas, ayudando a mejorar la mala digestión y aliviar la acidez.

Ingredientes

  • 1 taza de agua hirviendo;
  • 1 cucharada de congorosa.

Modo de preparación

Hervir el agua y agregar la congorosa, dejando reposar por 5 a 10 minutos. Colar y tomar sin endulzar 2 a 3 veces por día.

4. Té de hinojo

El té de hinojo también contiene unas excelentes propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar la inflamación del estómago y la sensación de ardor en la garganta.

Además de que favorece el vaciamiento gástrico y puede ser usado en caso de reflujo para disminuir el surgimiento de crisis de acidez.

Ingredientes

  • 1 taza de agua hirviendo;
  • 1 cucharada de hinojo.

Modo de preparación

Agregar el hinojo al agua hirviendo y dejar reposar por 10 minutos, después colar y beber de 2 a 3 veces por día o 20 minutos antes de las comidas principales.

5. Jugo de pera

A quienes no les guste el té puede optar por tomar un jugo de pera recién hecho, ya que ayuda a combatir la acidez y el ardor, mejorando la digestión. Para preparar solo necesitas licuar 2 peras maduras con un poco de agua, y si es necesario puedes agregar unas gotitas de limón para que el jugo no se oscurezca.

La pera es semi ácida, rica en vitaminas A, B y C y en sales minerales como sodio, potasio, hierro y calcio, las cuales ayudan a diluir el ácido estomacal y aliviar el malestar y el ardor causados por la acidez.

Además de la pera, existen otras frutas que poseen las mismas propiedades y que pueden ser utilizadas para hacer otros jugos, como por ejemplo: banana madura, manzana roja y melón.

6. Té de hierbas

El té de boldo en conjunto con el de diente de león es excelente contra la acidez y el ardor en el estómago, debido a que el boldo ayuda en la digestión y el diente de león en la producción de bilis.

Ingredientes

  • 2 hojas de boldo;
  • 1 cucharada de diente de león;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar las hojas en la taza de agua hirviendo. Dejar reposar alrededor de 10 minutos, colar y beber a continuación.

Remedios para eliminar la acidez estomacal

Para empezar, consulta a tu farmacéutico sobre los antiácidos de venta libre, o los inhibidores de ácido, como la ranitidina, el omeprazol o la cimetidina.

Pero el objetivo a largo plazo es determinar (y evitar) lo que a ti te provoca acidez estomacal.

X

¿Qué ocurre?

Cuando el ácido gástrico refluye a tu esófago, sientes un ardor molesto. Un esfínter esofágico de tejido muscular, llamado píloro, suele mantener el ácido gástrico en su lugar.

La acidez estomacal ocurre porque el ácido se dirige hacia arriba, lo que se conoce como reflujo. Las comidas abundantes y ciertos alimentos pueden causar acidez estomacal, y ésta es más probable en las embarazadas, en las personas con sobrepeso y en los fumadores, o en quienes padecen hernia hiatal.

Ciertos medicamentos (como la aspirina), algunos antibióticos y ciertos antidepresivos y sedantes pueden agravar la acidez estomacal.

Apaga el fuego

  • Tan pronto como sientas el inquietante ardor de la acidez estomacal bebe un vaso de agua grande. Ésta diluirá el ácido y lo hará descender al esófago y de ahí al estómago.
  • Prepara un té para aliviar la acidez estomacal añadiendo una cucharadita de raíz de jengibre recién rallada a una taza de agua hirviendo; déjalo reposar 10 minutos y luego bébelo. Usado desde hace mucho para calmar la náusea provocada por el mareo debido al movimiento, el jengibre también ayuda a relajar los músculos que recubren las paredes del esófago, evitando que el ácido gástrico sea impelido hacia arriba.
  • Según los herbolarios, una infusión de anís, alcaravea o semillas de hinojo también alivia la acidez. Añade dos cucharaditas de cualquiera de ellos a una taza de agua hirviendo; déjala reposar 10 minutos, cuela y bébela.
  • Los doctores de la medicina ayurvédica, práctica tradicional de India, recetan infusiones de canela o cardamomo molidos para aliviar las agruras. Añade una cucharadita de cualquiera de ambos, molidos o en polvo, a una taza de agua hirviendo; deja reposar y tómatela. Recubre con una capa protectora.

La raíz de malvavisco es uno de los remedios más antiguos para la acidez estomacal. Esta planta produce una sustancia pegajosa y feculosa, llamada mucílago, que recubre y protege las membranas mucosas del esófago.

Quizá esto sea lo que necesitas si te arde el esófago. En una taza de agua, agita una cucharadita de raíz de malvavisco en polvo y bébela a sorbos. Toma de tres a cuatro tazas al día.

  • Puedes hacerte una bebida no menos mitigadora con olmo americano. Añade una cucharadita de corteza en polvo a una taza de agua caliente. Bebe varias tazas al día.
  • También una variante de orozuz, llamada DGL (orozuz deglicirricinado), contiene un mucílago calmante. Puede adquirirse en cápsulas, pero funciona mejor mezclado con saliva, de modo que tómalo de preferencia en forma de goma de mascar. Mastica de dos a cuatro piezas de 380 mg de DGL tres veces al día, media hora antes de comer. Si no consigues la goma de mascar, entonces compra cápsulas de DGL (toma hasta 1 g al día). Algunas marcas contienen 250 mg, con una dosis recomendada de 2 a 4 cápsulas al día.

Utiliza neutralizadores

  • Usa neutralizadores
  • La saliva ayuda a neutralizar el ácido gástrico. Mastica una pieza de goma de mascar sin azúcar, chupa un dulce que te encante o sueña con una jugosa arrachera o con papas a la mantequilla: todo es bueno siempre que te haga producir y tragar saliva extra.
  • El bicarbonato de sodio es alcalino y neutraliza al ácido gástrico. Mezcla 1⁄2 cucharadita de bicarbonato y unas gotas de jugo de limón en media taza de agua tibia. No tomes el bicarbonato solo: el jugo de limón es necesario para disipar parte del gas que el bicarbonato genera en el estómago cuando entra en contacto con el ácido de éste.
  • Los jugos de verduras como la zanahoria, el pepino o el rábano ayudan a neutralizar el ácido gástrico por su naturaleza alcalina. Si preparar el jugo le resulta inconveniente o no le atrae, entonces cómetelas crudas.

El poder de la prevención

  • Sin importar cuán mal te sientas, manténte erguido. Si estás de pie, la fuerza de gravedad mantendrá al ácido en el estómago. Evita agacharte después de comer y no te acuestes.
  • Si la acidez te molesta de noche, toma tus alimentos por lo menos dos horas antes de acostarte. En ese lapso los ácidos gástricos podrán descender antes de que te acuestes.
  • Puedes elevar la cabecera de tu cama unos 15 cm con directorios telefónicos. Al dormir inclinado, la fuerza de gravedad contribuye a mantener el ácido en el estómago.

Cuando acudir al médico

La acidez estomacal ocasional no es grave; pero si es recurrente podría ser un síntoma de reflujo gastroesofágico, enfermedad que puede causar afecciones como úlcera esofágica y tos crónica.

Acude a tu médico si experimentas acidez estomacal tres o cuatro veces por semana durante varias semanas, si resuella o ha enronquecido, si se te dificulta tragar o has perdido peso con rapidez.

Los anteriores podrían ser síntomas de cáncer, en especial si ya rebasaste los 40 años de edad. Los síntomas de la acidez estomacal grave llegan a confundirse con los de un infarto.

Si se presentan después de ingerir alimentos y se aplacan con agua o con antiácidos, muy probablemente se trata de acidez estomacal.

Si experimentas la sensación de estar lleno, opresión o un dolor sordo en el centro del pecho, dificultad para respirar o mareo ligero y sudor frío, llama de inmediato a tu médico, a una ambulancia, o acude a un hospital.

Extraído del libro: “1001 remedios caseros”, Selecciones Reader’s Digest

La acidez es una sensación de ardor y dolor leve justo debajo o detrás del esternón proveniente del esófago. Este suele originarse en el pecho desde el estómago. En algunas ocasiones puede llegar a sentirse en la garganta.

Lechosa

Uno de los mejores digestivos que tiene la naturaleza, especialmente para calmar la acidez y cualquier otro trastorno digestivo es la lechosa. Su efecto es similar al del omeprazol, un protector estomacal producido por las farmacias. La lechosa puede consumirse en jugos, o en ensaladas de frutas en cantidades abundantes.

Las frutas en general pueden ser beneficiosas para aliviar la acidez estomacal. Algunas frutas que tienen efectos similares a la papaya son las bananas, el mango, el melón, piña y manzana.

Limón

El limón es un digestivo natural, razón por la cual es empleado para tratar toda clase de trastornos digestivos, como el dolor abdominal y la acidez solo si es consumido en cantidades moderadas. Los médicos afirman que los cítricos pueden agravar los síntomas, por lo tanto el consumo de limón debe hacerse diluido en agua y en cantidades pequeñas.

Bicarbonato de sodio

Un poderoso protector gástrico capaz de inhibir los ácidos estomacales y normalizar el funcionamiento del sistema digestivo es el bicarbonato de sodio. Este puede consumirse en compañía del zumo de un limón para depurar el tracto digestivo y aliviar la acidez estomacal.

Sin embargo, debe consumirse en pocas cantidades, ya que los expertos afirman que el abuso de esta sustancia puede ser perjudicial y de hecho puede ocasionar el agravamiento de los síntomas de la acidez.

Manzanilla

El consumo de manzanilla para tratar afecciones estomacales es prácticamente ancestral. Su efecto analgésico y calmante pueden aliviar el dolor y la acidez estomacal con gran rapidez. Se deben consumir de dos a tres tazas diarias durante tres días.

Si se endulza con miel, se le confieren propiedades antiinflamatorias y antibióticas, ayudando a combatir cualquier infección.

Jengibre

La raíz de jengibre es un protector gástrico eficaz para tratar la acidez. Adicionalmente, contiene propiedades antibióticas, haciéndolo efectivo contra bacterias como la helicobacter pylori, capaz de ocasionar acidez estomacal.

De hecho, se le considera más efectivo que el lansoprazol para prevenir la aparición de ulceraciones en el estómago. Se consume haciendo infusión con la ralladura de una raíz, endulzando la mezcla con miel. La dosis recomendada es de dos a tres veces por día mientras dure la dolencia.

Aloe Vera

Aunque el aloe vera es conocido especialmente por sus propiedades cicatrizantes y antibióticas para la piel, también es un poderoso antiinflamatorio y puede ser empleado para tratar la acidez estomacal, debido a que esta ocasiona la inflamación del tejido del sistema digestivo. El aloe puede consumirse en jugo, endulzado con miel.

Vinagre

El vinagre blanco es un depurante natural capaz de estimular al sistema digestivo. Adicionalmente, contiene propiedades antiinflamatorias y antibióticas, lo cual puede ayudar en caso de que la acidez la ocasione la Helicobacter pylori (H. Pylori).

En casos de infección, es necesario un tratamiento antibiótico recetado por un médico, sin embargo, el vinagre puede ayudar a eliminar toda clase de microorganismos perjudiciales.

Descubre 6 protectores de estómago naturales

No obstante, cabe recordar que su uso como protector gástrico debe limitarse a los grupos de riesgo que combinen todos los puntos mencionados y a la prescripción médica.

Cuando las personas para las que no están indicados recurren a ellos por decisión propia, corren el riesgo innecesario de verse afectados por los efectos secundarios. Por ello, presentamos estos protectores de estómago naturales, que además son alternativas innocuas.

Cuidados preventivos

  • Un dato que parece claro es que, muchas veces,no nos alimentamos bien. Esto, sumado a la realidad del estrés, perfila una situación muy común que nos hace buscar ayuda en los fármacos en lugar de tratar el problema en su raíz.
  • Para tener una buena salud digestiva, debemos cuidar qué tipo de alimentos servimos en nuestros platos cada día.
  • El reflujo gástrico suele ser el problema que surge con mayor frecuencia. Sería esencial que empezáramos a aumentar el consumo de frutas y verduras frescas, e incluso crudas. ¿La razón? Contienen enzimas vivas que aportan beneficios para el tejido estomacal.
  • Otro dato para tener en cuenta es que debemosrestringir esas dietas ricas en azúcares y bollerías procesadas,siguiendo los consejos de la nutricionista Victoria Lozada. Favorecen la irritación y la inflamación, no se digieren bien y no son útiles para saciar el hambre.
  • Llevar una vida activa donde hagamos un poco de ejercicio de intensidad baja o moderada también resulta fundamental para combatir el reflujo gástrico. Caminar, por ejemplo, fortalece nuestro sistema inmunológico y mejora nuestra salud general.
  • No descuides tampoco una buena gestión de tus emociones. Ya sabes que suele decirse que el estómago es nuestro segundo cerebro, y es común que sea ahí donde se concentran los nervios, las ansiedades…

Los mejores protectores de estómago naturales

1. Manzana

La manzana es ligera y muy digestiva. Como todo alimento rico en fibra, ayuda a mejorar el tránsito intestinal.Aunque parezca contradictorio, actúa como laxante suave en caso de estreñimiento (cruda y con cáscara) y, a su vez, contribuye a la formación del bolo intestinal en caso de diarrea (pelada, rallada y oxidada).

Además de sus propiedades antinflamatorias y diuréticas, esta fruta es rica en pectina y glicina, un antiácido natural que la convierte en uno de los alimentos más recomendados en caso de acidez estomacal. Procura conseguir manzanas de cultivo orgánico y no tratadas con pesticidas.

2. Bicarbonato de sodio

Gracias a sus propiedades alcalinas, el bicarbonato de sodio es uno de los protectores de estómago naturales más eficaces. Por lo tanto, no dudes en añadir una cucharadita mezclada en un vaso de agua para ayudar a combatir tus problemas digestivos. Hazlo después de tu comida principal del día.

Es recomendable no tomarlo en caso de hipertensión o si se sigue una dieta baja en sodio. Por ello, antes de utilizar este protector gástrico casero de forma regular, resulta conveniente consultar con un médico.

Leer más: Cómo consumir bicarbonato para combatir la acidez

3. Jugo de aloe vera

Si no lo sabías aún, toma buena nota de ello: uno de los protectores de estómago naturales más interesantes y económicos que puedes probar es el jugo de aloe vera.

Su uso se vuelve adecuado para reducir inflamaciones y problemas gastrointestinales.Asimismo,sirve para tratar de aliviar incluso el siempre doloroso reflujo gástrico.

Para ello, solo tendrás que disolver media cucharadita (3 gramos) del gel interior de la planta del aloe vera en un vaso de agua. Calienta un poco por si no se disuelve bien y bebe a temperatura ambiente después de tus comidas. Verás qué bien te sienta.

4. Vinagre de manzana orgánico

Este protector de estómago natural contribuye a evitar el reflujo y favorece la digestión. Resulta de especial utilidad en los momentos en los que se presentan episodios agudos de reflujo.

¿Tienes vinagre de manzana en casa? Procura que sea orgánico, puesto que así nos aseguramos de que sus propiedades sean óptimas y lo más naturales posible. Solo tendrás que añadir una cucharadita (5 ml) de vinagre de manzana en un vaso de agua (200 ml) y beberlo antes de comer.

Leer más: Los 8 beneficios de consumir una cucharada de vinagre de manzana al día

5. Infusión de manzanilla

Deliciosa, relajante y saludable, la infusión de manzanilla y, en especial, de sus flores secas nos va ayudar a resolver diversos problemas digestivos.

La manzanilla constituye una alternativa natural para aliviar la acidez estomacal. Además, es uno de los protectores de estómago más conocidos capaces dereparar y proteger la mucosa gástrica gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Recuerda que es importante beber esta infusión a temperatura ambiente, nunca fría ni muy caliente. Incorpórala antes de cada comida para cuidar la membrana gástrica.

6. Regaliz

No estamos hablando del típico dulce que comen los niños, sino de esa raíz tan saludable y de sabor intenso que suele ayudar a los exfumadores a regular el síndrome de abstinencia por la nicotina.

Gracias a sus propiedades naturales,consigue crear un gel protector en la pared del estómago para protegerlo de los ácidos que aparecen en la digestión.

Encontrarás raíz de regaliz en las tiendas naturales, ya preparada para hacer en infusión.

Verás qué bien te sientes si empiezas a alimentarte un poco mejor y a introducir en tu vida estos excelentes protectores de estómago naturales.

Protector Gástrico Natural

PROTECTORES GÁSTRICOS NATURALES

El estrés diario y la mala alimentación que muchas personas llevan actualmente están produciendo muchas enfermedades, algunas de ellas se centran en el aparato digestivo y en especial en el estomago.

Por este motivo cada vez se abusa mas de sustancias químicas como el omeoprazol, este fármaco tiene cantidad de efectos secundarios que pueden aparecer a corto y largo plazo

Uno de los efectos secundarios a largo plazo que tiene este fármaco es que daña la absorción de vitamina B12, lo que puede provocar provocando problemas como la anemia, depresión, demencia o daño neurológico. Además también puede potenciar la disminución de absorción de calcio, por lo que esto hace que tus huesos estén más débiles, y por lo tanto sean más propensos a tener más fracturas o roturas de huesos. A corto plazo podemos sufrir cefalea, dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, flatulencia, nauseas/vómitos; pólipos gástricos benignos.

Por eso debemos intentar prevenir y solucionar este problema por medio de la alimentación.

Hay una gran cantidad de alimentos que ejercen una labor protectora del estomago por naturaleza y vamos a recordar los más importantes:

  1. Las manzanas

Seguro que ya lo sabías. Las manzanas son ligeras y muy digestivas. De hecho, actúan como excelentes protectores de estómago gracias a su acción antiinflamatoria.

  • Para que esto ocurra, para que la manzana actúe como un buen remedio natural para nuestra salud digestiva, es necesario que la consumamos con piel.
  • La pectina presente en su cáscara y la glicina de su pulpa son dos buenos antiácidos que merece la pena tener en cuenta y consumir de forma regular. Procura pues conseguir manzanas de cultivo orgánico y no tratadas con pesticidas.
  1. El bicarbonato de sodio

Cabe señalar, en primer lugar, que no a todo el mundo le sienta bien y que, antes de utilizarlo de forma regular, es conveniente consultar con el médico.

Ahora bien, nadie puede negar los grandes beneficios de este tratamiento alcalino que no solo te va a ayudar a hacer las digestiones, sino que también cuidará de tu salud renal y hepática.

El bicarbonato de sodio es un protector natural de estómago muy eficaz, así que no dudes en añadir una cucharadita mezclada en un vaso de agua para tratar tus problemas digestivos. Hazlo después de tu comida principal del día.

  1. Jugo de aloe vera

Si no lo sabías aún, toma buena nota de ello: uno de los protectores de estómago naturales más interesantes y económicos que puedes probar es el jugo de aloe vera.

Es muy adecuado para reducir inflamaciones, problemas intestinales, estomacales, y combatir incluso el siempre doloroso reflujo gástrico.

Para ello, solo tendrás que disolver media cucharadita (3 gramos) del gel interior de la planta del aloe vera en un vaso de agua.

Caliéntalo un poco por si no se disuelve bien y bebe a temperatura ambiente, después de tus comidas. Verás qué bien te sienta.

  1. Vinagre de manzana orgánico

¿Tienes en casa vinagre de manzana? Cuida de que sea orgánico puesto que, de esa forma, nos aseguramos de que sus propiedades sean las óptimas y lo más naturales posible.

Solo tendrás que añadir una cucharadita (5 ml) de vinagre de manzana en un vaso de agua (200 ml) y beberlo antes de comer. Te ayudará a hacer la digestión y a evitar el reflujo.

  1. Infusión de manzanilla

Deliciosa, relajante y muy saludable. La infusión de manzanilla y, en especial, de sus flores secas nos va ayudar a resolver muchos problemas digestivos.

Es uno de los protectores de estómago más conocidos capaces de cuidar y potenciar la salud de la mucosa gástrica. Recuerda que es importante beber esta infusión a temperatura ambiente, nunca fría ni muy caliente.

  1. La cúrcuma

Contiene curcumina , que es un polifenol con anti -inflamatorios , antioxidantes , propiedades antibacterianas y antifúngicas . Puede disminuir los niveles de enzimas inflamatorias en el cuerpo e incluso mejorar la digestión, ayudando a la producción de bilis por la vesícula biliar. Dado que es un antioxidante, puede proteger el cuerpo contra el daño celular causado por los radicales libres. Esta hierba se ha utilizado durante siglos en la medicina ayurvédica y china para tratar la gastritis ya que puede reducir los ácidos del estómago y prevenir la inflamación de las paredes de los intestinos.

  1. Pimienta de Cayena

Anteriormente se creía que se trataba de una especie poco recomendable, debido a que era considerada irritante del sistema digestivo, sin embargo, actualmente se ha descubierto que la capsaicina, sustancia que otorga el sabor picante a la pimienta, puede en realidad ayudar a proteger la mucosa estomacal e inhibir el crecimiento de la bacteria helicobacter pylori lo que se traduce en un mejoramiento de úlceras.

  1. Jugo de col

Aunque la mayoría de nosotros consumimos la col como cualquier otro vegetal, se ha encontrado muy beneficiosa para favorecer la curación de úlceras. Si bien su consumo diario es recomendable, el remedio natural a base de col consiste en beber diariamente su jugo por al menos una semana.

IMPORTANTE:

La web https://www.quiroptimo.com/ proporciona información sobre los servicios profesionales de Jean-Romain Michaux titular de los contenidos de esta Web. Los contenidos de este sitio web se ofrecen con una finalidad informativa y divulgativa. El titular no se responsabiliza del contenido ni de las manifestaciones y opiniones vertidas por terceros en su página web. Los contenidos de la web no constituyen ni pretenden sustituir a un asesoramiento profesional sanitario, por lo que el titular no asume ninguna responsabilidad, directa o indirecta, que pudiera derivarse del uso que pudiera hacerse de dicha información.

Si usted sufre a menudo de acidez gástrica (acidez estomacal, reflujo gastroesofágico) y quiere tratar sus síntomas, incluso curar definitivamente su problema de acidez puede seguir las recomendaciones que dimos en el artículo «Reflujo gastroesofágico y dieta» y aplicar estos remedios naturales. Veamos algunas de las mejores alternativas naturales al omeprazol.

¿Qué es el omeprazol?

Es un fármaco muy utilizado, un potente antiácido que inhibe la bomba de protones, actúa disminuyendo la cantidad de ácido que el estómago produce aliviando los síntomas de ardor y contribuyendo a la prevención de reflujo gástrico.

Se utiliza como tratamiento habitual de la enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) y de otras enfermedades del estómago relacionadas con los ácidos gástricos. También se utiliza para favorecer la curación de la esofagitis erosiva (daño al esófago causado por el ácido del estómago).

El omeprazol también se puede administrar junto con antibióticos para tratar la úlcera gástrica causada por la infección con Helicobacter pylori.

El Omeprazol no es la solución adecuada para el alivio inmediato y puntual de los síntomas de acidez. Sin embargo, muchas personas con problemas de ardor de estómago toman este tipo de medicamentos durante meses e incluso años.

El omeoprazol puede aumentar el riesgo de fractura ósea

Tomar con regularidad medicamentos como el omeprazol puede aumentar el riesgo de fracturas óseas en su cadera, muñeca, o columna. Este efecto se produce generalmente en personas que han tomado este medicamento en dosis elevadas o por un largo período de tiempo, y en personas de 50 años o más. Aunque no es evidente si el Omeprazol es la causa directa, existe un claro aumento de riesgo de fractura ósea entre los pacientes que lo toman con regularidad.

Leer más: «Reflujo gastroesofágico y dieta»

  • ¿Qué es la acidez estomacal o reflujo gastroesofágico (ERGE-GERD)?
  • ¿Cómo prevenir la acidez de estómago?
  • ¿Qué personas tienen mayor riesgo de sufrir acidez estomacal?

Alternativas naturales al omeprazol

1. Vinagre de sidra de manzana

Se recomienda usar sólo vinagre de manzana orgánico, sin componentes químicos ni aditivos. Es un remedio que funciona de inmediato para aliviar el ardor de estómago, se puede tomar una cucharada vinagre de manzana con un poco de agua. Leer más sobre los beneficios del vinagre de manzana.

2. Beber jugo de patatas crudas

Lavar muy bien la patata con la piel, deben ser ecológicas. Pasarla por la licuodora y tomar su jugo diluido en un poco de agua. Es un remedio de la abuela muy eficaz.

3. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es también un buen sustituto del omeprazol ya que funciona como un antiácido natural que elimina el dolor y el ardor de estómago. Sin embargo, este remedio casero está contraindicado para quienes padecen hipertensión o están obligados a seguir una dieta baja en sodio. El consumo inadecuado de bicarbonato también tiene otros riesgos. Lea más sobre el bicarbonato de sodio y sus efectos para la salud.

Para tomar bicarbonato de sodio es suficiente disolver media cucharadita de café de bicarbonato en un vaso de agua y beber de inmediato.

4. Jugo de aloe vera

El jugo de aloe vera también funciona en el tratamiento de la acidez estomacal ya que esta planta ayuda a mejorar la digestión de los alimentos, evitando la aparición de reflujo. Se pueden encontrar jarabes de aloe vera ya preparados en el comercio. Las personas con intestino irritable deben evitarlo ya que el aloe favorece el movimiento intestinal y puede provocar diarreas a personas sensibles.

5. Alimentos ricos en glutamina

La glutamina es una fuente de combustible vital para los intestinos y el sistema inmune que ayuda a mantener nuestras defensas naturales.

La incorporación de alimentos ricos en glutamina en su dieta diaria también ayuda a reducir el ácido en el estómago. Como este nutriente tiene propiedades antiinflamatorias. Los lácteos son ricos en glutamina, pero en una dieta sin lácteos, los vegetales que aportan más son:

  • La col y la remolacha son excelentes fuentes de glutamina, la col tiene efectos anti-úlcera.
  • Legumbres (entejas, guisantes y, espcialmente la soja) gracias a sus proteínas de alta calidad.
  • La espinaca cruda, la col rizada, el perejil, habas frescas, remolachas, zanahorias y coles de Bruselas.
  • Cereales completos como la avena, el germen de trigo y la espelta integral.
  • Quinoa, mijo y arroz integral.
  • Nueces, almendras, pistachos, otros frutos secos, también las semillas de calabaza, semillas de girasol también tienen un alto contenido en glutamina.

Otras fuentes de origen animal:

Los huevos son otra fuente importante de glutamina, contenida en la clara de huevo.

La L-glutamina se puede encontrar en forma de suplementos alimenticios aunque se recomienda que su consumo sea supervisado por el médico ya que puede tener interacciones con algunos medicamentos y no estar recomendada para determinadas condiciones de salud.

6. Raíz de regaliz

La raíz de regaliz es un sustituto perfecto para el omeprazol, ya que crea una especie de gel protector en el estómago, lo que ayuda a protegerlo de la acidez. La mejor manera de tomar el regaliz es a través de una infusión natural. Se puede tomar una tisana de regaliz cada mañana con el desayuno.

7. Papaya y piña fresca

En cuanto se presentan los primeros síntomas de acidez, prueba a tomar papaya cruda con algunas semillas. Mastique muy bien. Los suplementos de papaina también pueden ayudar. La piña también ayuda a facilitar la digestión contribuyendo a la degradación de los alimentos ingeridos.

8. Plátanos

Con un pH de 5,6, el plátano es considerado un remedio eficaz para tratar el reflujo gástrico. Los niveles de potasio presentes en el plátano ayudan a tratar las úlceras de estómago y la acidez gástrica. Sin embargo, algunas personas no toleran este fruto y puede agravar la acidez. Pruebe con una pequeña cantidad para ver si le ayuda o no.

9. Col

La col tiene propiedades relajantes y calmantes de la mucosa estomacal. El jugo de col cruda es beneficioso para tratar las úlceras del estómago, mejora la circulación sanguínea y refuerza la mucosa gástrica. Sin embargo, produce fermentación y algunas personas pueden sufrir gases. Consuma una pequeña cantidad de jugo de col rebajado con agua para comprobar su digestibilidad.

10. Kefir

El kefir es un alimento fermentado probiótico, contiene bacterias muy beneficiosas para salud. Se puede hacer con agua, leche, té y kombucha. Muchas personas que añaden kefir a su alimentación diaria observan una mejoría de los síntomas de reflujo gastroesofágico, así como de la inflamación intestinal y digestibilidad general.

Saber más:

Alimentos que no se deben combinar en la misma comida

Reflujo gastroesofágico y dieta

15 alimentos antiinflamatorios a añadir a tu dieta

Aviso – Disclaimer

No hay ningún remedio milagroso, su salud es lo más importante. No deje de consultar a su médico por algo que haya leído en esta web o en Internet.

Referencias:

Drugs.com – «Omeprazole», «Omeprazole and sodium bicarbonate»
Michael Murray, ND – «Enciclopedia de Healing Foods,»
Honorio Armas Ramos, Juan Pablo Ferrer González, Luis Ortigosa Castillo
– Hospital Universitario de Canarias. Tenerife; Hospital General de Requena. Valencia; Hospital Universitario Nª Sª Candelaria. Tenerife – «Reflujo gastroesofágico en niños» Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP
WebDB – Heartburn – GERD Health Center – «Treating Acid Reflux Disease With Diet and Lifestyle Changes»
Phyllis A. Balch – «Recetas Nutritivas que curan»
Dr Daniel Wuyts – «Propiétés Diététiques et médicionales de nos aliments et épices»
International Foundation for Functional Gastrointestinal Disorders (IFFGD) – Aboutgerd.org

Alternativas al Omeprazol: cinco protectores de estómago naturales

Los protectores de estómago naturales más eficaces. GettyImages

Cómo evitar la acidez estomacal

  • Efectuar cinco comidas al día.
  • Evitar el chocolate, cítricos o café, pues aumentan la presión en el abdomen.
  • Dejar de fumar.
  • Perder peso y mantenerse en forma.
  • Dormir sobre el lado izquierdo del cuerpo.
  • No acostarse hasta dos horas después de la cena.
  • Evitar el exceso de grasas, el alcohol y las bebidas gaseosas.
  • Intentar no saciarse en casa comida

Los protectores de estómago naturales nos ayudan a eliminar fácilmente la incómoda sensación de reflujo. Cuando la comida y el ácido chocan en el esófago aparece la dichosa acidez, causando molestas reacciones que van desde eructos y gastritis hasta casos muy severos de dolor de pecho.

Para paliar estas incómodas reacciones no hay necesidad de comprar medicamentos caros sin receta. En casa podrás encontrar a mano protectores de estómago naturales que te ayudarán a combatir la acidez.

Antes de empezar a buscar protectores de estómago naturales lo que tiene que hacer una persona que sufra de reflujo gástrico es revisar su dieta. Una buena salud sólo se puede conseguir si se cuida la alimentación. Para eliminar el reflujo gástrico hay que consumir alimentos que contengan enzima vivas (frutas, verduras, semillas, algas, frutos secos?).

También hay que olvidarse en la dieta del azúcar y la bollería procesada. Este tipo de alimentos provocan un desequilibrio en el balance bacteriano del estómago y en el tracto intestinal.

Practicar ejercicio de manera frecuente es otra de las mejores soluciones para combatir el reflujo gástrico. El deporte mejor el sistema inmunológico del cuerpo por lo que, no es sólo uno de los protectores de estómago naturales más eficaces, sino que mejora la salud en general. Caminar después de comer o andar hasta el trabajo te ayudará a paliar la acidez estomacal.

Si cambiando tu estilo de vida sigues teniendo problemas de relujo gástrico, prueba alguno de estos 5 protectores de estómago naturales:

Bicarbonato de Sodio
El bicarbonato de sodio es un protector natural de estómago de lo más eficaz. Una cucharada mezclada en un vaso de agua te ayudará a tratar la gastritis y el dolor estomacal. Es recomendable no tomarlo si se tiene la presión arterial alta o se sigue una dieta baja en sodio. Por eso, antes de utilizar este protector gástrico casero es necesario consultar con un médico.
Vinagre orgánico de manzana
Mezcla una cucharada de vinagre orgánico de manzana en un vaso pequeño de agua y tómatelo antes de comer. Este protector de estómago natural calmará rápidamente los reflujos y ayudará en la digestión. El vinagre de manzana sirve en los momentos en los que se presentan episodios agudos de reflujo.
Zumo de aloe vera
Otro de los protectores de estómago naturales más eficaces es el aloe vera. El zumo de esta planta se usa normalmente para tratar los dolores estomacales, las diarreas y las inflamaciones provocadas por algunas enfermedades intestinales. Tómate una cucharada de zumo de aloe vera disuelto en medio vaso de agua cuando empiecen los síntomas del reflujo y ya verás cómo desaparecen.
El regaliz
El regaliz es otro de los protectores de estómago naturales más seguros. Esta raíz elimina la acidez estomacal al recubrir el estómago con un gel protector. No hay que confundir este tipo de regaliz con el dulce que venden en las tiendas de golosinas.
La manzanilla
Las flores secas de manzanilla son eficaces para combatir multitud de problemas estomacales. Hierve una cucharada de este protector de estómago natural en un vaso de agua y deja que se enfrié. Bebe esta infusión antes de cada comida para cuidar la membrana gástrica.
Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Alimentos que protegen el estómago de una manera natural (en lugar del omeprazol)

El omeprazol es un medicamento utilizado usualmente como protector estomacal cuya acción se centra en inhibir y controlar la secreción de ácidos en el estómago.

Su uso está indicado ante la existencia de enfermedades relacionadas con el reflujo gastroesofágico y en determinados tipos de úlceras. En los últimos años, los médicos han avisado del uso excesivo que, en algunos casos, se está realizando de este fármaco, que, hay que recordar, también puede tener efectos adversos.

Por sus propiedades, algunos alimentos pueden ejercer esa función protectora que ayude a favorecer el cuidado de la mucosa del estómago al tiempo que reducen la secreción de ácidos y la posibilidad de que estos lleguen a alcanzar el esófago, produciendo lo que comúnmente llamamos acidez o ardor de estómago.

¿Qué alimentos son los mejores para aliviar molestias gástricas como la acidez?

Algunos alimentos probióticos, que aportan al organismo bacterias vivas y beneficiosas para cuidar la flora intestinal, así como determinadas frutas o infusiones pueden ejercer ese efecto protector que alivie problemas gástricos comunes.

El secreto de esta fruta tropical a la hora de favorecer las buenas digestiones y evitar el daño en la mucosa del estómago está en su alto contenido en papaína, una enzima que actúa neutralizando la acción de los ácidos y favoreciendo las buenas digestiones. Es además una excelente fuente de antioxidantes.

Vinagre de manzana

Este condimento es una opción saludable como ingrediente de distintos aderezos para ensaladas o menestras. Ayuda a «neutralizar» la acidez excesiva y posee además propiedades diuréticas que favorecen la eliminación de líquidos y toxinas.

Hablamos de la raíz de regaliz, no de la golosina con el mismo nombre. Tomado en infusión, o directamente masticado como “palo”, el regaliz en contacto con la saliva crea una «capa» que actúa como protector estomacal resultando eficaz en la prevención y alivio de las molestias que puede provocar una úlcera de estómago, según señala la Sociedad Española de Fitoterapia.

Las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla también hacen que una infusión elaborada a base de esta planta aporte excelentes resultados a la hora de minimizar los efectos, especialmente la irritación, que el exceso de ácidos puede provocar en las paredes del aparato digestivo.

Kéfir

El kéfir es un probiótico natural con múltiples propiedades beneficiosas si de lo que se trata es de cuidar la mucosa estomacal e intestinal. En muchas ocasiones, los problemas relativos a la digestión y al estómago están relacionados con un deterioro de la flora que lo recubre. El kéfir aporta microorganismos vivos capaces de repararla, dotándonos así de una protección extra que nada tiene que envidiar a la que proporcionan medicamentos específicos.

Existen numerosos medicamentos cuyo fin es proteger nuestro aparato digestivo y evitar la aparición de dolencias muy comunes como la acidez o el reflujo. También los hay específicos, para paliar las molestias que pueden provocar una gastritis o una úlcera.

La mayoría de este tipo de enfermedades tiene que ver con la acción de los jugos gástricos (ácidos) en las propias paredes del estómago, así como del esófago cuando “suben” debido al reflujo). En este sentido, un protector lo que hace es contribuir a crear una fina “película” que recubre esas paredes evitando la acción de los ácidos y también proporcionando protección frente a la ingesta de determinados alimentos (como por ejemplo la comida picante) o ante la llegada de toxinas, como las derivadas del consumo de bebidas alcohólicas, tabaco…

Piotr Marcinski ||

Estos alimentos son auténticos protectores estomacales naturales

Hay alimentos que, por contener determinadas enzimas y contar con propiedades calmantes y antiinflamatorias, actúan como excelentes protectores naturales. Tenlos en cuenta ante cualquier problema digestivo, especialmente si padeces acidez, reflujo o gastritis.

Papaya

Es una fruta realmente increíble por sus múltiples propiedades a la hora de contribuir a las buenas digestiones. Las enzimas que contiene la papaya, entre ellas la llamada papaína, son un magnifico remedio para aliviar la irritación que pueden llegar a sufrir las paredes del estómago.

Aloe vera

El jugo que guardan las duras hojas de esta planta es un excelente cicatrizante natural que además posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas para combatir distintos tipos de infecciones. Frente a gastritis y úlceras, la pulpa del aloe es un remedio efectivo que ayuda aliviar sus dolorosos síntomas. Por eso, chupar o masticar un trozo, eliminado previamente toda la corteza que la recubre y lavándola o poniéndola unas horas en remojo es una solución infalible contra la irritación estomacal. En tiendas especializadas tienes el jugo de aloe listo para tomar, pero siempre diluido en agua.

NADKI ||

La raíz de regaliz (no la golosina) cumple perfectamente su función protectora porque, en combinación con nuestra saliva, consigue crear una especie de gel que cubre la mucosa estomacal y la protege. De hecho, algunos lo consideran el omeprazol natural. Es antiinflamatorio y eficaz a la hora de contribuir a la cicatrización de las úlceras.

Antonio Gravante ||

Manzanilla y malvavisco

Una infusión de manzanilla siempre sienta bien y mejora la digestión. Entre sus características destaca su capacidad para reducir cualquier inflamación, incluida la que se produce en un estómago irritado. El malvavisco es también una planta, menos conocida, pero igual de efectiva a la hora de proteger la mucosa de estómago e intestinos. Calma la acidez y previene la formación, o perforación, de las úlceras.

Geo-grafika ||

Alimentos probióticos

Son que contienen microorganismos vivos, eficaces para mantener en buen estado la flora intestinal plantando cara a bacterias y otros microorganismos nocivos que pueden dañar el aparato digestivo. Alimentos como la leche y los yogures fermentados y el kéfir cuidan y protegen nuestro estómago e intestinos.

Más beneficios de los probióticos

marekuliasz

Manzana

Alimento digestivo y diurético, la manzana en sus múltiples variedades, contribuye a eliminar toxinas previniendo los problemas estomacales más comunes. Contiene pectina, que le proporciona propiedades antiinflamatorias y glicina, un antiácido natural que ayuda a evitar la irritación de las paredes del aparato digestivo. Un par de cucharadas de vinagre de manzana diluidas en un vaso de agua es también un remedio efectivo y protector frente a la acidez y al reflujo.

Razones extra por las que comer manzana

PosiNote ||

La raíz de jengibre al natural, por ejemplo rallada en una ensalada o en infusión, es un excelente protector estomacal y un remedio para combatir numerosas afecciones intestinales. Calma la irritación previniendo la gastritis y se considera que su poder antibacteriano lo hace eficaz ante la acción de la temible helicobacter pylori, la bacteria responsable de la aparición de úlceras gastrointestinales.

Otras propiedades curativas del jengibre

Anna Bogush ||

Todos estos alimentos contribuyen a proteger la mucosa estomacal previniendo irritaciones, inflamación y problemas diversos. Tenlos en cuenta porque pueden ayudar a tratar la acidez y el reflujo sin tener que recurrir, y en ocasiones abusar, a lo medicamentos destinados a este fin que, hay que recordar, pueden tener contraindicaciones y efectos secundarios.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

¿Cómo aliviar el ardor de estómago de modo natural?

El ardor de estómago es un problema digestivo que algunas personas pueden experimentar tras una comida muy pesada. También los platos muy especiados o exóticos pueden causar esta sensación de quemazón y acidez. Para que este problema no arruine tus fiestas o viajes, puedes aprovechar las propiedades de algunas infusiones para el ardor de estómago, aliadas de tu salud y perfectas para mitigar estos síntomas.

Infusión de Jengibre

Corta y pela unas rodajas de raíz de jengibre y viértelas en una olla con una taza de agua. Pon a calentar y cuando empiece a hervir, baja el fuego, tapa y deja cocer durante diez minutos antes de filtrar.

Infusión de Manzanilla

La manzanilla es muy indicada para aliviar los síntomas de los atracones. Preparar una taza de manzanilla para tomar en pequeños sorbos después de las comidas ayuda a aliviar hinchazón, acidez y tensión abdominal.

Infusión de Regaliz

La regaliz se aconseja también en caso de gastritis por su acción antiácida. Al ser una raíz, la mejor forma de extraer sus principios activos consiste en dejar hervir la droga durante diez minutos a fuego bajo en un recipiente tapado. Luego se cuela y se toma. Su sabor dulce y agradable es ideal para finalizar la comida, pero ten en cuenta que su alto contenido en glicirricina puede causar subidas de tensión si tomada en dosis abundantes o durante largos períodos. En el mercado encuentras preparados de regaliz para infusión sin este principio activo.

Infusión de Malva

La flor y las hojas de la malva tienen propiedades calmantes y emulgentes. La infusión de malva se prepara añadiendo una cucharada de droga desecada en una taza de agua. Se pone a calentar y cuando empiece a hervir se tapa y se deja reposar diez minutos antes de filtrar.

El ardor de estomago de salud, como ya hemos visto en el caso de los gases intestinales, está muy relacionado con el estilo de vida. Por eso, la prevención es fundamental para evitar los síntomas.

Consejos para prevenir la acidez de estómago

  • Hacer una vida activa, practicando una media hora de ejercicio cada día, es recomendable para mantenerse jóvenes y sanos. Sobre todo nos trae beneficios a nivel digestivo.
  • Seguir unas reglas de higiene alimentaria ayuda a prevenir acidez y otros problemas digestivos.
  • Comer equilibrado, aportando al organismo los nutrientes necesarios según las necesidades.
  • Utilizar hierbas culinarias para aderezar los platos y reducir el consumo de sal, salsas y grasas saturadas.
  • Hacer varias comidas ligeras durante el día y evitar comidas muy abundantes.
  • No acostarse justo después de cenar, lo ideal sería dejar pasar al menos dos horas.

La acidez de estómago es algo que puede afectar a todos en ocasiones particulares como fiestas o viajes y las plantas son un buen remedio natural para combatirla. Para prevenirla, intenta seguir un estilo de vida lo más saludable posible y aprovecha las infusiones ecológicas para cuidar de tu bienestar.

– Relacionado: Esta es la razón por la que tienes el vientre hinchado (y no solo son gases)

Aliviar el reflujo

Esta enfermedad se puede tratar con fármacos inhibidores de la bomba de protones que suprimen la secreción gástrica (omeprazol, lansoprazol, pantoprazol, rabeprazol y esomeprazol). Además del tratamiento farmacológico adecuado bajo control médico, también se recomiendan algunos cambios de hábitos como la pérdida de peso, pues la obesidad produce más presión en el abdomen; no saciarse en las comidas; mantener una dieta sin exceso de grasas, chocolate, café, té, alcohol, tabaco y bebidas gaseosas; elevar el cabecero de la cama, ya que la secreción de saliva facilita el lavado del ácido en el esófago.

– Relacionado: Guía rápida para comer sano (sin morir en el intento)

Toma las precauciones debidas

Si sospechas que puedes padecer enfermedad por reflujo acude al médico para que te prescriba el tratamiento más adecuado. Si lo que te ocurre es que, solo de vez en cuando, sufres acidez episódica, puedes recurrir a una infusión plantas para aliviarla.

En este sentido, no hay que olvidar que natural no significa que sea inócuo, por lo que si estás embarazada, en periodo de lactancia o tomas alguna medicación, debes consultar con tu médico o con el farmacéutico antes de tomar cualquier infusión o complemento contra el ardor de estómago.

A continuación, te detallamos algunas de las plantas más utilizadas contra la acidez:

El estrés y el ajetreo de la vida cotidiana son algunos de los principales problemas a los que nos enfrentamos día a día. Esto lo que hace es poner en jaque a nuestra salud, y generar en nosotros una situación que se traduce en efectos físicos. Uno de los más habituales es la acidez de estómago, un mal que para muchas personas resulta todo un inconveniente. Por ello en esta ocasión queremos recomendar algunos remedios naturales para mejorar y evitar este malestar.

La acidez de estómago cuando aparece nos afecta enormemente, ya que no solo no nos impide llevarnos a la boca todo lo que queremos, sino que además nos condiciona a la hora de realizar otras actividades como deporte… Por este motivo es muy adecuado que sepamos atajar este mal y acabar con él de la manera más sencilla y natural.

Manzanilla

La naturaleza pone a nuestra disposición infinidad de remedios para acabar con la acidez y prevenirla. Los más habituales y recurrentes son las conocidas infusiones, sobre todo la de manzanilla, que siempre se utiliza para mejorar el estado del estómago. El efecto de la manzanilla en el estómago es rápido, ya que lo estabiliza y lo libera de sustancias ácidas que son las que provocan el malestar. Al igual que la manzanilla podemos recurrir a la salvia, al romero o al a menta poleo, que tienen los mismos o similares efectos en el organismo.

Regaliz

El regaliz es una sustancia que también nos ayudará a evitar la acidez de estómago. Concretamente es destacable pos su función antiespasmódica y antiinflamatoria de la mucosa gástrica. Por este motivo es un remedio eficaz a la hora de devolver a nuestro estómago a su estado habitual. El regaliz lo podemos masticar o tomar en infusión, aunque lo más recomendable para acabar con la acidez es masticar regaliz sin glicirrina, ya que será mucho más eficaz y acabará antes con nuestro malestar, neutralizando los ácidos que se localizan en el estómago.

Acíbar

El aloe vera es otra planta recomendada para acabar con la acidez y prevenirla. Existen preparados de aloe para ingerir oralmente. De esta planta se obtiene una sustancia llamada acíbar que es lo que se conoce como zumo de aloe. Este zumo al ingerirse contiene una serie de propiedades que son las que ayudan a nuestro estómago a combatir la inflamación y el exceso de bilis que causa la acidez, ya que el acíbar tiene la cualidad de neutralizar el exceso y de proteger las mucosas estomacales en momentos de acidez.

El laurel

El laurel también tiene un papel importante a la hora de evitar los problemas de acidez. Concretamente este vegetal lo que hace es aumentar las secreciones del estómago y fomentar los movimientos peristálticos, ayudando así a hacer la digestión mucho más rápido y de mejor manera. Pero no solo se queda en esto, sino que además interviene regulando la secreción de jugos gástricos, evitando así que se fomente la acidez, además de ayudar a proteger el estómago mucho más.

La albahaca

La albahaca también es un vegetal que nos ayudará a evitar la aparición de acidez estomacal, ya que entre sus cualidades hay que destacar lo digestiva que es, ayudando a nuestro estómago a hacer su trabajo mucho antes y sufrir lo más mínimo. Además evita los espasmos gástricos, evitando de este modo el reflujo. A esto hay que sumar sus propiedades protectoras del estómago y del aparato digestivo en general.

Estos son algunos de los ejemplos de plantas que tenemos a nuestra disposición a la hora de mejorar el estado del estómago y acabar con la acidez. La gran mayoría de estas plantas las podemos añadir a nuestras comidas como condimento, consiguiendo así que el proceso digestivo sea mucho mejor, y mientras nos deleitamos con su sabor, lograr una perfecta salud estomacal.

Imagen | jerombel

La acidez estomacal se produce cuando el ácido del estómago regresa hacia el esófago, el conocido reflujo digestivo.

Esta sensación de dolor o ardor, dependiendo del caso, puede ser signo de alguna patología si se presenta de manera frecuente. De lo contrario, puede ser producto del consumo de alcohol o alimentos muy grasosos.

Publicidad

A continuación, te presentamos tres remedios caseros para atender la acidez estomacal y prevenir su aparición en caso de comidas pesadas:

Bicarbonato de sodio. Sus propiedades ayudan a neutralizar los ácidos del estómago, sobre todo cuando existe esa sensación de quemadura producida por el reflujo ácido. Disuelve media cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso con agua y bebe lentamente.
Aloe vera. El jugo de aloe vera tiene propiedades que ayudan a reducir la inflamación estomacal, lo que puede contribuir al alivio de los síntomas del reflujo ácido. Prepara media taza de agua templada y licua con el aloe.

Jengibre. Protege el estómago al ayudar en el bloqueo del ácido, la eliminación de la bacteria Helicobacter pylori y la prevención de úlceras. Añadí tres rodajas de jengibre en dos tazas de agua caliente. Deja reposar por 20 minutos y bebé el té pausadamente.

Frutas para combatir la acidez estomacal

Es recomendable que incluyas en tu dieta diaria alimentos como los cambures, la lechosa, la piña, la manzana y el melón. Estas frutas te ayudarán a neutralizar el ardor, favorecer la digestión, calmar las molestias de la acidez y prevenir la aparición de una gastritis.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *