0

Remedios para la angustia

  • Artículo relacionado: “6 tratamientos eficaces contra la ansiedad”

Remedios naturales para calmar la ansiedad

En situaciones en los que la ansiedad no supone un problema serio (aunque sí molesto o incómodo) es posible beneficiarse de algunos remedios naturales para relajarse. Estos remedios, asimismo, pueden ser útiles en casos más severos siempre y cuando se acuda también a sesiones de psicoterapia.

Si quieres dejar atrás los medicamentos que contienen sustancias químicas y quieres saber cuáles son estos antídotos naturales, en las siguientes líneas encontrarás una lista que te puede ayudar a calmar la ansiedad.

1. Té de Valeriana

La valeriana es una planta nativa de Europa y Asia y se ha utilizado durante miles de años como un remedio para diversas dolencias. Se cree que la raíz de valeriana tiene un impacto en la disponibilidad del neurotransmisor GABA en el cerebro.

GABA es el principal neurotransmisor inhibitorio del sistema nervioso, y es es el responsable de inhibir la actividad de las neuronas cerebrales. El GABA promueve la relajación y reduce los niveles de estrés.

  • Puedes saber más sobre este transmisor en nuestro artículo: “GABA (neurotransmisor): qué es y qué función desempeña en el cerebro”

2. Té verde

Aunque el té verde es un estimulante, algunos estudios han demostrado que es beneficioso para la ansiedad. Principalmente porque estimula los neurotransmisores cerebrales que inducen a la relajación, gracias a la L-teanina.

Además, esta sustancia ayuda a detener la frecuencia cardíaca en ascenso y la presión arterial. Un estudio realizado con humanos demostró que los sujetos más propensos a sufrir ansiedad se mostraban más tranquilos cuando tomaban 200 miligramos de L-teanina.

3. Yoga

El yoga presenta una serie de beneficios psicológicos además de físicos. Su práctica tiene un impacto positivo en el estrés y la ansiedad, como confirma un estudio de Thirthalli y Naveen (2013), pues reduce los niveles de cortisol, una hormona que se libera en respuesta al estrés. Practicando yoga podemos bajar los niveles de esta hormona para reducir el estrés y, por tanto, la ansiedad.

  • Artículo relacionado: “Los 6 beneficios psicológicos del yoga”

4. Bálsamo de limón

Esta hierba se ha empleado desde Edad Media, puesto que es efectiva para tratar el sueño, el nerviosismo y la ansiedad. Es una infusión digestiva y originaria de Europa central. Sin embargo, en exceso puede ser contraproducente y provocar más ansiedad, así que hay que tomarlo con moderación.

5. Raíz de regaliz

Funciona como una alternativa natural a la cortisona, que puede ayudar al cuerpo a manejar situaciones estresantes, y actúa para normalizar los niveles de azúcar en la sangre, así como las glándulas suprarrenales, proporcionando la energía necesaria para lidiar con la situación estresante. La raíz del regaliz estimula el líquido craneal y cerebroespinal, y calma la mente.

6. Kava

Esta planta es una subespecie de la menta, y es beneficiosa para reducir la ansiedad y el nerviosismo. Es originaria del Pacífico Sur, y los estudios demuestran que es muy útil para calmar a las personas. También se utiliza contra el insomnio.

7. Tila

La tila es una de las infusiones más consumidas para la ansiedad. Muchas personas se toman una tila antes de un examen importante para calmar los nervios y estar más relajados. No es tan fuerte como la valeriana, pero puede ser muy eficaz.

8 Pasionaria

Esta infusión actúa como ansiolítico y es un calmante y un relajante que proviene de la la flor de la pasión. Fue utilizada por los aztecas hace ya siglos por sus efectos analgésicos y sedantes. También está indicada en casos de depresión, pues produce una ligera euforia. Asimismo, se emplea para el insomnio, el dolor de cabeza o la taquicardia.

9. Escutelaria

La escutelaria es un remedio muy efectivo para las personas que experimentan ansiedad y nerviosismo junto con tensión muscular. Cuando alguien se siente excesivamente nervioso, la escutelaria puede ayudar a relajar no sólo su ansiedad, sino también la tensión muscular que la acompaña. Se puede tomar en infusión o en tintura.

10. Manzanilla

La manzanilla es una infusión muy consumida que posee no solo propiedades beneficiosas para la digestión. Esta infusión contiene características ansiolíticas y ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio, al menos esto indica un estudio en el Centro Médico de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

11. Hipérico o hierba

El hipérico es beneficios para el tratamiento de la depresión, pues puede restablecer el equilibrio de los neurotransmisores que tienen un impacto en el estado de ánimo. Asimismo, también es beneficioso para la ansiedad. Es posible encontrarlo en cualquier farmacia y no es necesario receta medica para comprarlo.

12. Raíz ártica

Se ha mostrado muy eficaz para la ansiedad que ocurre de manera ocasional y para los periodos de estrés. Es una planta originaria de Siberia y es conocida por sus propiedades adaptogénicas. Un adaptógeno es un agente fisiológico que naturalmente aumenta la resistencia del cuerpo al estrés físico y emocional. Esta planta favorece el aumento de la actividad de la serotonina, la noradrenalina y la dopamina.

13. Lúpulo

Esta planta se caracteriza por su sabor amargo. Es originaria de varias regiones de Europa y, tras su consumo, tiene un efecto positivo sobre el sistema nervioso. Es conocido por su eficacia para tratar la ansiedad, el nerviosismo, el estrés, el insomnio. Además, facilita la digestión.

14. Té de Ashwagandha

Su raro nombre se entiende debido a su origen, pues es un té indio, que se emplea en la medicina de ese país desde hace siglos. El té de Ashwagandha favorece el bienestar, despeja la mente, reduce la hipertensión y combate el estrés y la ansiedad.

15. Ejercicio físico

El ejercicio físico debería ser un hábito que todo el mundo debería practicar porque sus beneficios son numerosos. Entre ellos, podemos encontrar que reduce los niveles de cortisol en el cuerpo, ayuda a conciliar el sueño, libera endorfinas que nos hacen sentir bien y reduce los niveles de estrés y ansiedad.

  • Puedes profundizar en este tema en nuestro artículo: “Los 10 beneficios psicológicos de practicar ejercicio físico”

16. Hierba Luisa

Otra infusión con propiedades calmantes y tranquilizantes y que es útil en los casos de nerviosismo y ansiedad es la Hierba Luisa. Esta planta es efectiva para aquellas personas que se encuentran mentalmente decaídas. No es aconsejable para mujeres embarazadas o en época de lactancia.

17. Meditación

La meditación se ha mostrado muy efectiva para controlar los pensamientos ansiosos y para calmar la mente. Es por eso que en la actualidad, para tratar la ansiedad, se utilizan técnicas psicológicas como el Mindfulness, que han mostrado su eficacia en diferentes investigaciones.

  • Si quieres aprender a meditar no te pierdas nuestro artículo: “Cómo aprender a meditar, en 7 sencillos pasos”

18. Camina por el campo y la playa

Uno de los grandes problemas de esta sociedad es el ritmo de vida que tenemos. Siempre trabajando, enganchados a las nuevas tecnologías… Tenemos poco tiempo para conectar con nosotros mismos y disfrutar de la naturaleza.

Un paseo de 20 minutos por la playa o por el bosque, como indica un estudio llevado a cabo por investigadores japoneses, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Además, como cualquier ejercicio aeróbico, caminar reduce los niveles de cortisol, según confirma una investigación publicada en el Diario de Antropología Fisiológica y nos hace sentir bien gracias a la liberación de diferentes químicos del cerebro como las endorfinas o la serotonina.

  • Artículo relacionado: “Los 10 beneficios de pasear, según la ciencia”

Cómo quitar la angustia de forma natural

Dile adiós a la angustia en 20 minutos.

¡Estimada Familia!

Hoy quiero hablaros de la angustia y recomendaros la forma de neutralizarla de una forma natural y sin efectos secundarios. Podríamos hacer el tratamiento sin tener nada malo, solo por el placer de tomarla, por su agradable sabor y los beneficios de las propiedades naturales de sus componentes (manzanilla, piña, hinojo y jengibre).

Para empezar dejarme haceros una pregunta: ¿qué es antes, la causa o el síntoma?

La angustia es un estado físico y emocional penoso, donde cada afectado responde negativamente de una manera distinta (aunque hay un patrón común). Suele ir acompañada de dolor psíquico y molestias físicas; y estos síntomas se manifiestan en forma de desesperación, insomnio, falta de apetito, falta de placer por la vida, ansiedad, perdida de autoestima, e incluso en los casos mas graves, depresión. Podríamos decir que es una enfermedad moderna.

Puede llegar por algún miedo, un viaje, maternidad, la situación mundial actual, el pesar de los problemas no resueltos, disgustos, y muy común su presencia durante un tratamiento de quimioterapia como efecto secundario potente.

Cuando llega, el primer síntoma es como si te apoyaran con un dedo en la boca del estomago… no parece grave, pero cuando tienes esa sensación 24 horas seguidas una semana entera, «te subes por las paredes». Posteriormente se cierra el estomago, no pudiendo comer con normalidad, sólo batidos, líquidos, cremas, yogures. Dejándote cada vez más débil y a su merced.

Poco a poco el insomnio, aunque no es grave (nadie se ha muerto por no dormir) es desesperante. Dejándote cada vez mas cansado.

Te vas metiendo en ti mismo con mal humor, la falta de interés por las cosas normales, y el miedo a las relaciones sociales e íntimas.

Vamos que no será una enfermedad letal, pero puede ser grave y muy molesta. Sin embargo tiene cura… y lo sé por experiencia.

Podría hablaros de la angustia todo el post, pero eso podéis hacerlo vosotros si tenéis interés. Yo prefiero deciros cómo os la podéis quitar, o para recomendárselo a alguien que la tenga.

Manzanilla, piña, hinojo y jengibre. Cuatro platas buenas por si mismas, pero al juntarlas son milagrosas para quitar la angustia.

Componentes: Infusión de manzanilla, piña natural, hinojo y jengibre.

1/2 litro de infusión de manzanilla, para mezclarla con la, piña, hinojo y jengibre en batido. Aprovecharnos de todos los beneficios de sus componentes.

Hacer una infusión de manzanilla de medio litro.

Manzanilla: De olor floral y agradable sabor. Digestiva, antiinflamatoria, antimicrobiana, ligeramente sedante, aperitiva, colerética, hepática protectora. Combate la gastritis, úlcera gastroduodenal, inapetencia, gases, digestiones lentas, nerviosismo e induce al sueño moderadamente.

Una generosa rodaja de piña natural.

Piña: De olor exótico y sabor dulce. Diurética, digestiva, quema grasas, antiinflamatoria, estreñimiento, fibra, anemia, anticoagulante, vitaminas y minerales.

1/2 hinojo, si no es muy grande.

Hinojo: De olor fresco y sabor anisado. Expectorante, estomacal, estimulante digestivo, espasmos gastrointestinales, gases, aromatizante y ligeramente sedante. Contraindicada en embarazos y lactancia. Aunque cocinado o en infusión no. Mejor consultar a tu médico o herbolario de confianza.

La dosis a poner de jengibre natural, dos trocitos equivalentes a la primera falange del dedo gordo.

Jengibre: Agradables notas a cítricos en olor y sabor con un ligero toque picante. Planta medicinal muy apreciada por sus propiedades principalmente en Asia. Fuente de potasio, antibiótico natural, antioxidante, antidepresivo. Combate la angustia, mareos en viajes, problemas digestivos, respiratorios, anticancerígeno, antiinflamatorio.

Modo de hacerla:

Hacemos una infusión bien cargada. Ponemos 1/2 litro de agua a hervir, cuando llegue al punto de ebullición retiramos del calor (no tiene que cocer la manzanilla) y echamos tres cucharadas soperas de manzanilla buena de la Sierra de Mariola o española. Dejamos que se enfríe.

Cortamos una rodaja grande de piña natural, medio hinojo mediano y los trocitos de jengibre fresco. Lo echamos todo en el vaso de la batidora junto con el 1/2 litro de infusión de manzanilla y batimos muy bien… y ya está.

Cómo tomarla:

Habra salido algo mas de medio litro que es lo que tenemos que tomar al día en tres tomas (mañana, tarde y noche) antes de las comidas para que se habrá el estomago. Ojo, no inflarse a comer, mejor comer poco durante todo el día, pero muchas veces (como un pajarito). Poco a poco iremos notando que la angustia cede.

Acompañar con ejerció físico, salir arreglado a la calle a andar, entretenerse, relacionarse con los demás, no discutir por política, futbol o religión. Intentar desconectar de las RRSS, no ver el telediario por la mañana, tomarse la vida como un milagro único (nadie ha bajado a contarnos como se está allí arriba), adoptar un animal, disfrutar del clima como venga, huir de las malas influencias, no beber alcohol ni fumar tabaco. Sencillo, ¿verdad?

Para terminar os respondo a la pregunta con la que iniciaba este post: Lo normal suele ser la causa, pero en el caso de la angustia NO, es al revés. Tened en cuenta que hay enfermedades que son asintomáticas, primero te pones malo y luego te preguntas ¿por qué?

Bueno me despido con un cordial saludo.

P.D. No soy medico pero si he sido paciente de muchas dolencias y soy alérgico a la química farmacológica e industrial. Tuve que descubrir remedios naturales sin efectos secundarios. Siempre os hablo desde la experiencia.

Siempre vuestro

Lucho

OTROS ENLACES RELACIONADOS

6 PLANTAS PARA DESINTOXICAR EL HÍGADO BEBIENDO

6 PLANTAS PARA ADELGAZAR BEBIENDO

RUTA SENDERISMO PLAYA DE SAN JUAN Y CABO DE LA HUERTA, ALICANTE

CADA GOTA DE AGUA ES UN TESORO

JULIO EL MES MÁS FRÍO DEL AÑO

AJOS ENCURTIDOS AL CURRY

AFEITADO PERFECTO SIN ESPUMA

SI-FU MANUEL NORIEGA JKD

INFUSIÓN DE ROMERO ANTICANAS Y ANTICAÍDA DEL CABELLO

INFUSIÓN DE RABO DE GATO PARA OJOS CANSADOS E HINCHADOS

ZUMO DE LIMÓN EN AYUNAS PARA COMBATIR LA FATIGA, EL ESTRÉS Y EL CANSANCION CRONICO

¿QUÉ ES TENER SALUD?

¿QUÉ ES ALIFORNIA?

5 Remedios naturales para la ansiedad

Un buen remedio casero para la ansiedad es tomar el té de maracuyá o el té de manzanilla con toronjil tan pronto como surgen los primeros síntomas de ansiedad como sensación de opresión en el pecho, falta de concentración y estar pensando siempre en la misma situación.

Estos remedios caseros son buenos para combatir la ansiedad porque poseen propiedades sedantes que ayudan a calmar el sistema nervioso y pueden ser consumidos por niños de más de 2 años.

1. Jugo de maracuyá

Un excelente remedio casero para acabar con la ansiedad y el nerviosismo es tomar diariamente el jugo de maracuyá natural endulzado con miel. Este fruto parece actuar directamente en el cerebro, aumentando los niveles de GABA, un importante neurotransmisor inhibitorio responsable de regular la actividad del cerebro, disminuyendo la ansiedad e incluso disminuyendo el insomnio.

Ingredientes

  • 100 ml de agua;
  • 100 ml de pulpa de maracuyá;
  • Miel al gusto.

Modo de preparación

Para hacer este jugo, es necesario licuar la pulpa del maracuyá con las semillas por apenas 3 segundos. A continuación, se deben colar las semillas, juntar el agua y la miel al gusto. Para que este remedio casero para la ansiedad haga efecto es importante tomar 6 vasos de este jugo al día.

2. Té de toronjil con manzanilla

Tanto la manzanilla como el toronjil son plantas conocidas popularmente por ser calmantes y en algunos estudios parecen reducir rápidamente los síntomas de ansiedad, inclusive en casos de trastornos de ansiedad. Sin embargo, estas plantas no parecen evitar que surjan nuevas crisis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla;
  • 1 cucharada de toronjil.

Modo de preparación

Para preparar el té, basta con colocar las hierbas en una taza, cubrir con agua hirviendo y tapar. Se debe esperar a que esté tibio, colar y beber a continuación varias veces al día.

3. Infusión de valeriana

La valeriana es conocida por ser un calmante natural utilizado para tratar el insomnio, el estrés, la irritabilidad y la ansiedad, esto debido a que posee sustancias que influencian el funcionamiento de las células nerviosas, causando un efecto tranquilizante, ansiolítico y relajante.

Ingredientes

  • 1 cucharada de la raíz de valeriana seca;
  • 500 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar la valeriana al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber máximo 2 tazas al día.

4. Té de hojas de lechuga

Un buen remedio casero para controlar la ansiedad y los nervios es tomar té de lechuga todos los días, gracias a que sus hojas poseen propiedades tranquilizantes, calmantes y además ayuda a mejorar la digestión.

Ingredientes

  • 80 g de hojas de lechuga;
  • 1 L de agua hirviendo.

Modo de preparación

Para preparar este té junte todos los ingredientes en una olla y deje hervir alrededor de 5 minutos, luego déjalo reposar tapado por 10 minutos, y a continuación debe ser colado. Este té puede ser bebido 4 veces por día, tanto en ayunas como entre las comidas.

5. Té de tilo

Esta planta posee excelentes propiedades calmantes ayudando a controlar la ansiedad, el estrés y el insomnio y para prepararlo es muy fácil.

Ingredientes

  • 1 cucharada de tilo o tila;
  • 1 vaso de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar la el tilo al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber máximo 3 tazas al día.

Cómo combatir la ansiedad más fácilmente

Para aumentar el efecto de estos tés, algunos consejos para aliviar la ansiedad son:

  • Mantenerse en un sitio tranquilo y sin ruido;
  • Escuchar música relajante;
  • Respirar profundo, prestando atención solamente a la respiración;
  • Evitar pensar en los problemas;
  • Hacer ejercicio o alguna actividad de ocio que le guste;
  • Utilizar una bola antiestrés.

Además de estos consejos, la personas puede optar por ver una película o un programa que le guste, ocupando la mene con buenos pensamientos.

Alimentos para calmar la ansiedad

También es muy importante el consumo de alimentos antioxidantes para disminuir los efectos negativos de la ansiedad como: berro, bayas de goji, tomate, asaí, frambuesa, fresa, uvas, arándanos, frutos secos.

Otros alimentos que también pueden ser incluidos son aquellos ricos en magnesio, como banana, vegetales verde oscuro y la ricotta, este mineral es consumido muy rápido en momentos de ansiedad y estrés, al consumirlos aumenta la producción de neurotransmisores que dan sensación de bienestar y alegría.

Las crisis de ansiedad extrema pueden perjudicar la vida familiar y social del individuo así como sus estudios o trabajo y por eso quien sufre con este tipo de ansiedad debe buscar ayuda médica porque existen remedios ansiolíticos que pueden ser usados.

Hay cientos de remedios para la ansiedad. Podemos considerar a la meditación como una filosofía oriental donde se trabaja la relación entre nosotros y la realidad y también como una filosofía occidental que se enfoca en la conexión entre mente y cuerpo.

Otra opción es practicar el cuidado de la salud con remedios naturales como las plantas de interiores que ayudan al tratamiento de la ansiedad. La asociación médica Cornbrook Medical Practice, ubicada en Manchester, Reino Unido, aplicó un programa en el que le daban plantas de interiores a los pacientes para que éstos las cuidaran.

@tarninabarn

El objetivo fue comprobar que “tener algo que cuidar tiene muchos beneficios para las personas. Los pacientes se relajan” y termina mejorando su calidad de vida. Como estas opciones, hay una infinidad más, sin embargo, todo depende de la técnica que te haga sentir mejor.

@maremonstrum

Las recurrentes malas noticias que vemos y escuchamos a diario son pequeñas dosis de ansiedad para la mente. Estos factores terminan por sobrecargar la psique humana, arrastrándonos hacia un peligroso estado mental que termina por afectar nuestra empatía y creatividad.

La Organización Mundial de la Salud estima que más de 264 millones de personas en el mundo padecen ansiedad. En México, este trastorno mental ha aumentado alrededor de un 75% en los últimos 5 años. Este estado psíquico tiene su causa en distintos elementos como los rasgos genéticos, la personalidad, las determinaciones socioculturales y ambientales, etcétera.

¿Cómo saber si tengo ansiedad? Características de la ansiedad

Cada vez estamos más expuestos a estados de ánimo cambiantes e inesperados. Una investigación realizada por los expertos Sungwoo Lim y Piu Ying Chan, del Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York, comprobó que los cambios en las ciudades y la explotación demográfica impactan en los individuos a nivel mental.

Los factores que estimulan síntomas de ansiedad u otros trastornos mentales son bien conocidos, aunque no debemos temerles, pues muchas veces son respuestas naturales al peligro. Lo importante es distinguir los riesgos reales de aquellos que parecen excesivos, o bien, apoyarte en remedios naturales para la ansiedad para disipar el estrés mental.

@maorisakai

También en Ecoosfera: Poderosos remedios naturales para la diabetes (lista práctica)

15 remedios naturales para la ansiedad (ansiolíticos):

  • Té verde

Este estimulante cerebral ayuda a la producción de L-teanina, una sustancia que induce la relajación del cuerpo, el corazón y la presión arterial.

  • Raíz ártica

Esta raíz ayuda al aumento de la serotonina y dopamina en el cerebro. Estas dos sustancias químicas son bien conocidas por mejorar el estado de ánimo. Puedes usar esta raíz en gotas para difusor y disfrutar de su delicado aroma.

  • Té de manzanilla

La manzanilla es un gran elemento para combatir el insomnio. Una infusión de esta pequeña flor puede ayudarte a reducir los niveles de estrés, además de contribuir a una mejor digestión.

  • Flor de valeriana

Toma unas gotas de valeriana en tu leche o té antes de dormir y dejarás a un lado el estrés. Esta esencia ayudará a que el GABA en tu cerebro, es decir, el neurotransmisor que se encarga de regular las respuestas ante el estrés, esté en niveles óptimos.

  • Hierbaluisa

Esta bebida tranquilizante por naturaleza es útil para los momentos de nerviosismo extremo. Actúa directamente en las sustancias químicas que mantienen los niveles de serotonina y dopamina bajos.

  • Frutos secos

Los frutos secos contienen altas cantidades de triptófano, un componente esencial del cerebro que produce la serotonina. El triptófano también se puede encontrar en el plátano o el huevo, alimentos altos en proteína.

  • Té de tila

Un cliché de la cocina para la salud. Esta bebida es de las más solicitadas para tratar la ansiedad. La flor de tila es funcional para varias enfermedades, entre ellas la ansiedad. Sus cualidades antidepresivas ayudan a la relajación del sistema nervioso y el cuerpo.

  • Kava

Raíz relajante neuromuscular por excelencia. Esta planta posee propiedades espasmolíticas y anticonvulsionantes. El té de esta raíz provee una dosis de serotonina. Puedes aplicar 2 cucharadas en agua durante 10 minutos para obtener el relajante natural.

  • Germen de trigo

Un portador de vitamina D en potencia. Este cereal rico en ácidos grasos brinda energía suficiente para mantener el cerebro activo. Además es un antioxidante natural que retrasa el envejecimiento de las células.

  • Té de ginseng

La hierba oriental o elixir de la vida. Es un estimulante mental que refuerza al cerebro durante períodos de agotamiento, reduce la sensación de cansancio y mejora la memoria. Una taza por la mañana y tu cerebro estará protegido.

  • Pasiflora

Planta de propiedades relajantes utilizada para disminuir los síntomas del estrés mental e insomnio. La pasiflora puede prepararse en agua hirviendo durante 10 minutos. Dos tazas, una por la tarde y otra antes de dormir, te ayudarán a tener un sueño reparador.

  • Lavanda

El aroma ideal para relajarse antes de dormir. Un ramito de flor de lavanda o un aceite esencial cerca de la almohada ayudarán a calmar la ansiedad. Unas cuantas gotas en el cuello o detrás de las orejas prolongan el efecto.

  • Extracto de maracuyá

Un vaso de jugo o extracto de maracuyá con agua regula la actividad cerebral, equilibrando los síntomas de insomnio y ansiedad. Toma igual cantidad de agua y pulpa de maracuyá sin semillas con un poco de miel durante el desayuno.

  • Té de lechuga

Un remedio natural y sencillo de preparar para la ansiedad. Los nervios desaparecerán con una taza de infusión de las hojas de lechuga, las cuales poseen un calmante orgánico. Toma una taza caliente de té de lechuga antes de dormir para evitar el insomnio.

  • Té de bálsamo de limón o melisa

Estas hojas con un ligero sabor a limón funcionan como un tratamiento estomacal y para calmar la ansiedad. Unas cuantas hojas de esta planta en 2 tazas de agua hirviendo funcionan para hacer un té casero que disminuirá las sensaciones de tristeza y nerviosismo.

5 remedios naturales que nos ayudan contra la depresión

Se ha extendido la idea de que la única manera de tratar la depresión es consumiendo pastillas. Actualmente encontramos medicamentos tradicionales y alternativos que prometen cambiar automáticamente el estado de ánimo, generando bienestar.

Eso no es tan cierto. Si bien algunos medicamentos reducen los síntomas, en realidad no erradican el problema. En algunos casos son una ayuda necesaria a corto plazo. Sin embargo, hay estudios en los que se pone en tela de juicio su eficacia a largo plazo. Existen sospechas de que después de cinco años terminan haciendo crónica la depresión que antes mantenían a raya.

“Tus emociones no deben ser paralizadoras. No deberían defenderse. No deberían impedirte ser todo lo que puedes ser”.

-Wayne W. Dyer-

Eso sin contar que ese tipo de medicamentos tienen efectos secundarios negativos, a veces muy nocivos. Aunque en ocasiones es necesario acudir a la medicación, el enfoque debe ser el de suprimir las pastillas tan pronto como sea posible. Al mismo tiempo, es posible acudir a remedios naturales para mejorar nuestro estado de ánimo. Estos son cinco de ellos.

1. Una nutrición adecuada

Mediante la alimentación incorporamos a nuestro cuerpo una serie de sustancias que mejoran o atacan nuestro estado de ánimo. Una persona en estado de depresión necesita una dieta rica en algunas vitaminas y minerales. Así, resulta muy beneficioso tener una dieta rica en los siguientes elementos:

  • Vitaminas C y D. Están en las frutas cítricas, brócoli, melón, pimientos verdes, pescados, huevos y leche, entre otros.
  • Hierro y Zinc. Están en las carnes rojas, el pescado, los crustáceos, la yema de huevo, chocolate, maní, calabaza y mantequilla, entre otros.
  • Ácido fólico. Está en las verduras, los cítricos, legumbres, cereales y leche.
  • Omega 3. En general, se encuentra en todos los mariscos.
  • Selenio. En lentejas, guisantes, cacahuetes, mantequilla de maní y nueces, entre otros.

Las consecuencias positivas de seguir una dieta saludable no se suelen apreciar al día siguiente; sin embargo, con un poco de paciencia, no tardaremos en notarlas. Por otro lado, estos elementos en sí mismos no curan la depresión, pero sí contribuyen a generar una sensación de mayor vitalidad.

2. El ejercicio es muy favorable

Existen una gran cantidad de estudios que prueban que el ejercicio incide de forma decisiva en el estado de ánimo. De hecho, hay quienes afirman que el efecto del ejercico llega a ser tan poderoso como el de los medicamentos contra la depresión.

El ejercicio incrementa los niveles de dopamina y de serotonina. Esto tiene como consecuencia un sentimiento de bienestar, además de mayor calma, confianza y buena disposición. No es necesario dedicarnos en cuerpo y alma a ello, como hacen los profesionales. Lo más importante es hacer ejercicio físico regularmente, de manera que nuestro cuerpo adquiera la rutina y pueda disfrutar de todos sus beneficios.

3. Una hierba contra la depresión

El hipérico, también conocido como la “Hierba de San Juan” o “corazoncillo” ha demostrado ser una excelente ayuda. Lo mejor es que no tiene los efectos secundarios de los fármacos. Por otro lado, sus efectos positivos para tratar la depresión han sido avalados por diferentes médicos en Alemania.

Su forma de preparación es sencilla: se trata de hacer un té con las hojas secas de esta planta. El preparado con las hojas se puede conseguir en farmacias o herbolarios. La dosis usual para la depresión es de media taza, dos veces al día. Se debe consultar con un profesional si al mismo tiempo se están consumiendo otros medicamentos, ya que la interacción podría tener asociados diferentes riesgos.

4. La luz solar y la naturaleza

La luz solar tiene una gran influencia en la salud y en el estado de ánimo. En primer lugar, gracias al Sol se puede fijar la vitamina D en el cuerpo. Asimismo, se ha evidenciado que la oscuridad incrementa la producción de melatonina, la cual produce sensación de agotamiento y un menor rendimiento cognitivo.

También está comprobado que la falta de luz solar inhibe la producción de serotonina, una sustancia que incide directamente en el estado de ánimo. Así, una elevada producción de melatonina y una baja segregación de serotonina supone una bajada de defensas para nuestro estado de ánimo, y por lo tanto un peligro para la depresión. De esta manera, la luz solar es un «antidepresivo natural» gratuito que haríamos bien en aprovechar.

5. Los masajes

El masaje es una técnica milenaria que está muy presente en las prácticas médicas de los orientales, por encima de el tratamiento farmacológico incluso. En principio, un masaje genera alivio muscular y da lugar a un estado de relajación. Esto contribuye a mejorar el estado de ánimo y a recuperar la vitalidad, por lo cual es empleado también como método complementario para tratar la depresión.

Todos estos métodos naturales para combatir la depresión se han mostrado eficaces. Su punto más fuerte es que no solo reducen los síntomas, sino que también mejoran la calidad de vida y protegen nuestra salud. Lo mejor de todo es que no tienen efectos secundarios negativos y si los mantenemos sus beneficios se ven potenciados en el tiempo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *