0

Residencias por 800 euros

Tabla de contenidos

Precios Residencias Ancianos Malaga – RESIDENCIA SANTA ANA

La explicación es sencilla. Ana, la directora y propietaria del centro vive en la misma residencia. Esto le permite tener un control absoluto de cada aspecto importante. Control del gasto, del personal y de la actividad del centro con una respuesta inmediata ante cualquier incidencia.

Este control redunda en beneficio de los residentes. Es decir, permite ofrecer unos servicios de la máxima calidad a un precio realmente económico, asequible a casi cualquier familia. Y ofrecer las mejores tarifas residencias tercera edad

¿Cuanto cuesta una residencia de Mayores?

Por desgracia para muchas familias humildes los precios de residencias de mayores en Malaga son caros. No obstante, son unos precios económicos respecto a otras provincias. Por zonas la costa en general tiene precios mucho más caros que el interior. Y cuanto más al sur desde Torremolinos a Marbella aun más caras. Un precio medio razonable estaría entre los 1.400 euros y los 1700 euros.

Residencia de Mayores Santa Ana cuesta tan solo 1300 euros por tanto le animamos a que nos visiten. Este precio es para plazas privadas, y como tenemos además plazas concertadas y plazas vinculadas al servicio le podemos conseguir las ayudas de la Ley de la dependencia.

BUSQUEDAS RELACIONADAS: residencias de ancianos precios, precios residencias tercera edad Malaga, Precio Residencia Geriatrica, Precio Residencia Ancianos, residencia mayores Malaga precios, residencias de ancianos en Malaga precios, Residencia ancianos Malaga, precios residencia ancianos, residencia de ancianos malaga precios, residencia tercera edad tarifa, precios de residencias de ancianos Malaga.

Precio residencia los magnolios, residencia edad de oro malaga precios, precio residencia orpea malaga, residencia mayores precios, residencias de ancianos precios Granada, precios de residencias de ancianos, precio residencia rut malaga, Residencias de ancianos baratas, residencias ancianos económicas, residencias para mayores baratas, residencias privadas Malaga.

Residencia teatinos Malaga precios, precios residencia vitalia malaga, residencia ballesol malaga precios, precio residencia los magnolios, residencias de ancianos por 1000 euros, residencias de ancianos por 800 euros, residencia de mayores Malaga, tarifa residencia de ancianos, residencias de ancianos por menos de 1000 euros, residencias de ancianos en Malaga baratas, Precio Residencia madre Carmen Malaga precios, Precio Residencia Santa Paula Malaga precios, Precio Residencia San Carlos Malaga precios

Los ancianos que tengan una vivienda en propiedad deberán pagar más por la plaza en la residencia que les corresponda, según la Ley de Dependencia. Salvo que tengan personas a su cargo, como una pareja, un ascendiente o hijos menores de 25 años que continúen viviendo en ella. Así se ha negociado entre las comunidades autónomas y el Gobierno, que estos días ultiman los criterios que determinarán la aportación de los ancianos y discapacitados para pagar el servicio que reciban.

El usuario pudiente acabará yéndose a centros privados, según los sindicatos

La ley, aunque universaliza las prestaciones para quien las necesite, establece una financiación a tres bandas: Gobierno, autonomías y el propio usuario. El decreto del copago (o sea, lo que aportará el usuario), a cuyo borrador ha tenido acceso este periódico, es el que ahora se está discutiendo. Y aún faltaría otro para completar la ley, el de acreditación de los centros que prestan servicios a los dependientes; en él se determinarán las condiciones de los geriátricos y de su personal.

La renta media no es igual en todas las comunidades autónomas, por eso aquellas donde los ciudadanos tienen menor capacidad económica tendrán que hacer un mayor esfuerzo inversor para solventar esta carencia. Los sindicatos siempre se han manifestado en contra de que los usuarios paguen, de forma global, más de un tercio del coste de los servicios. Si se ven obligados a desembolsar mucho dinero acabarán yéndose a las residencias privadas, alegan, o pidiendo una pequeña paga económica, algo que desvirtuaría por completo el espíritu de la ley. Pero esta condición, que lo que aportan los usuarios no supere un tercio del coste, es más difícil de cumplir en las comunidades pobres. Ésa es la razón por la que algunas autonomías demandan más financiación al Gobierno para poder atender adecuadamente estos servicios.

La Ley de Dependencia deja fuera de cualquier pago a las personas en peor situación económica, algo que en el decreto del copago se detalla: no aportarán nada de su bolsillo quienes no superen el indicador público de renta de efectos múltiples (el Iprem), que ahora está en 516 euros mensuales. Eso se especifica en el caso de que reciban ayudas distintas de una plaza de residencia.

El escollo de la negociación está en determinar cuánto aportarán los que tengan que ingresar en un geriátrico. Su vivienda computará a la hora de determinar su capital y cuánto ha de aportar. Algunas comunidades sugieren recurrir a una fórmula que ya utilizan: que esa vivienda sea objeto de una hipoteca inversa, es decir, que el anciano reciba una renta al mes a cambio de su casa, salvo que sus herederos quisieran recuperarla pagando la deuda. De esta manera, dicen, el anciano tendría capacidad económica para afrontar el pago de los servicios. Los sindicatos, que también negocian este decreto, rechazan que la vivienda habitual compute. Pero así será. Su valor se determinará por el catastro, que suele ser más bajo que el precio real de la casa.

En el borrador del decreto se recoge que el usuario ha de hacerse cargo de los costes hoteleros y de manutención que se le presten en una residencia cuando tenga ingresos suficientes. Las administraciones fijarán un precio de referencia por la plaza del geriátrico y el anciano pagará parte de él. La horquilla que se negocia va del 70% al 90% del capital de que dispone. El resto sería dinero de bolsillo del que dispondría el usuario para sus gastos. Una de las grandes discusiones en la negociación de este decreto es precisamente ésta, las tasas que han de pagar los usuarios en función de su renta. Algunas autonomías han propuesto que el dependiente pague hasta el 100% del servicio hotelero y de manutención que recibe en la residencia si tiene una renta superior a los 1.500 euros, es decir, tres veces el Iprem.

Y aún no hay acuerdo sobre si computará la vivienda en propiedad para determinar el coste que afrontará el dependiente que reciba un servicio a domicilio o que acceda a un centro de día.

Las comunidades insisten en el ahogo económico que les supone esta ley y piden más esfuerzo al Gobierno. De los 1.200 millones que se han presupuestado para este año desde el Ejecutivo, las autonomías quieren que el 50% se les entregue para afrontar los costes de la norma, sin que esté vinculado necesariamente al número de personas atendidas.

El Ejecutivo responde que debe conocer exactamente en qué se está empleando ese dinero y qué cantidades presupuestan, a su vez, las autonomías para la ley. Las comunidades ya han pasado al ordenador central de la dependencia la información de qué servicio concreto se está prestando, pero sólo del 55% de las 378.000 personas que ya tienen reconocido el derecho a una ayuda. De ésas, 69.000 son prestaciones económicas al familiar que atiende a un mayor o discapacitado, algo que la ley contempla sólo de forma excepcional, porque se pretende que las mujeres que cuidan a los ancianos o enfermos puedan disponer de libertad para trabajar fuera de casa o disfrutar plenamente de su jubilación.

Por ahora no parece ser así. Uno de cada dos cuidadores no se ha dado de alta en la Seguridad Social, algo que es obligatorio. Eso significa que están exentos de hacerlo porque ya son pensionistas o porque están dados de alta por su trabajo fuera de casa.

– La capacidad económica del beneficiario será la correspondiente a su renta, modificada al alza por la suma de un 5% de su patrimonio neto a partir de los 65 años de edad, un 3% de los 35 a los 65 años y un 1% a los menores de 35 años.

– En el caso de aquellos cónyuges en régimen de gananciales se entenderá como renta personal la mitad de la suma de los ingresos de ambos miembros de la pareja.

– Las personas que cuando entre en vigor el decreto estuvieran ya siendo atendidas en centros públicos o concertados pagarán lo mismo, a menos que con la nueva regulación les resulte más ventajoso.

– La cuantía de la prestación económica vinculada a un determinado servicio no podrá, en ningún caso, ser superior a la aportación del beneficiario por el coste de la prestación que está recibiendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de octubre de 2008

Cuando María Antonia Domínguez y sus dos hermanos se pusieron a buscar residencia en Madrid para su madre anciana de 92 años se echaron las manos a la cabeza. Estaba claro que con los poco más de 600 euros de pensión no les daba ni para las más baratas que encontraron en toda la región, donde la media de precios roza los 1.900 euros al mes. Preguntaron a la Comunidad de Madrid por las ayudas de la Ley de Dependencia pero las trabajadoras sociales les dijeron que “tardarían meses, si no años”, narra Domínguez, una funcionaria jubilada de 65 años y residente en Vallecas.

Por suerte surgió la alternativa de Toledo, la provincia del sur donde encontraron “precios para gente normal”. Su madre, Martina Hernández, hoy con 95 años, se mudó hace tres desde su piso en el humilde barrio madrileño de El Pozo del Tío Raimundo a la residencia Servitrés, en el pueblo toledano de Santa Cruz de Retamar. Paga algo menos de 1.100 euros al mes, un precio que costea con su pensión más una ayuda de 300 euros de la Comunidad de Castilla La Mancha.

Toledo se ha convertido en el último hogar de los ancianos madrileños con menos recursos. El sector de las residencias prolifera en la provincia, la quinta de España por número de plazas,con 9.599. Son más que las 8.245 de Sevilla, que tiene el triple de población que Toledo. En total hay 152 centros en Toledo, muchos en el cinturón que bordea Madrid. Su precio medio al mes es de 1.199 euros, según el portal más consultado del sector, Inforesidencias.

Martina Hernández, de 95 años, asistida por dos auxiliares en la residencia Servitrés de Santa Cruz de Retamar, Toledo. INMA FLORES

En Santa Cruz de Retamar, un pequeño municipio de 2.946 habitantes a 65 kilómetros de Madrid operan tres residencias. Alrededor de la mitad de los 47 internados en el centro de Servitrés provienen de Madrid, según la dirección del centro.

El paisaje que rodea a la residencia es bucólico y se respira tranquilidad. «Es muy sano», dice una auxiliar delante de un pareja de Madrid que visita a su familiar, Francisco Gámez, de 87 años. Su yerno Antonio Valera asiente, pero se ve en la necesidad de precisar el motivo por el que están ahí. “Venimos todos porque es más barato”. Su suegro vivía en Orcasitas, un barrio de clase obrera en el sur de la capital y había trabajado en una fábrica de automóviles. Su pensión asciende a algo más de 800 euros.

Las asociaciones de familiares de Madrid ven esta migración a Toledo como consecuencia de la apuesta por el sector privado que ha hecho desde hace años el gobierno regional del PP, con competencias en la materia. Dicen que hacen falta muchas más plazas públicas y concertadas para dar respuesta al envejecimiento de la población madrileña, una demanda respaldada por el Defensor del Pueblo en una comparecencia ante la Asamblea de Madrid el año pasado. El estancamiento de las pensiones no ha ayudado.

“Las familias están vendiendo su patrimonio para pagar la residencia del abuelo”, dice Miguel Vázquez, presidente de la asociación madrileña de familias Pladigmare.

La mayoría de las plazas en geriátricos de Madrid son privadas. De las 51.488 plazas existentes a final de 2015, 29.799 eran de centros privados, según datos del Imserso. Las plazas de financiación pública eran 21.689 (bien sea en centros públicos o bien en centros privados con plazas subvencionadas por la Comunidad de Madrid).

Los altos precios de Madrid son también en parte consecuencia del mercado inmobiliario. Como pasa con la vivienda, los precios de un geriátrico crecen cuanto más cerca se ubique del centro de Madrid o en zonas exclusivas como La Moraleja. Las más caras cuestan más de 4.500 euros al mes e incluyen suites con terraza y terapias con gafas de realidad virtual.

Algunos empresarios no tienen interés en suscribir convenios de plazas concertadas con la Comunidad porque les sale más rentable tener precios en el mercado libre, según fuentes del sector. En 2017 varios centros de Madrid se salieron del acuerdo y cientos de ancianos de esas residencias tuvieron que ser reubicados. Las residencias privadas no tienen problemas para encontrar clientes gracias a que la creciente demanda en el país con la mayor esperanza de vida de Europa.

Atraídos por las buenas perspectivas del sector, los grandes fondos de inversión están comprando inmuebles de residencias en Madrid que luego alquilan a las compañías gestoras. Esta “burbuja” puede encarecer aún más los precios que pagan las familias, advierte el director de la consultora vasca Gerokon, Aitor Pérez Artetxe.

Pero Toledo es barato por otro motivo: las normas que regulan las residencias en Castilla La Mancha son menos exigentes que las de la Comunidad de Madrid. Las residencias de Madrid deben tener un auxiliar por cada cuatro ancianos no dependientes y en Castilla La Mancha el mínimo legal es de uno por cada 15. Esto hace que sea mucho menor en Toledo el pago de personal, con diferencia el mayor coste para el empresario de este sector. Con todo, eso es un mínimo exigido por ley y en la práctica centros como el de Servitrés en Santa Cruz de Retamar tienen más personal.

El puzzle normativo en España ha hecho que surjan otros refugios asequibles por el mapa como es el caso de Burgos, en Castilla y León, que atiende a pacientes del País Vasco. Si en Guipúzcoa el precio medio de una residencia son 2.566 euros al mes, en Burgos baja a 1.728 euros, según datos del portal de Internet con más tráfico, Inforesidencias. La consultora Gerokon ha denunciado la disparidad en la atención a los ancianos en un informe reciente elaborado para la patronal CEAPs.y titulado “El caos en la atención a la dependencia”.

En él señalan que el desarrollo que se ha hecho de la Ley de Dependencia de 2006 ha provocado que en la práctica surjan 19 sistemas de dependencia (las 16 comunidades autónomas y los tres territorios históricos vascos), con diferencias en las atenciones, los tiempos de espera o las condiciones económicas.

Morir esperando la ayuda

En general el sistema de dependencia en España vive una situación de “alta incertidumbre y peligro” a causa de los recortes desde 2012, según la dirección estatal de directoras y gerentes de servicios sociales. Durante 2018 más de 30.000 personas fallecieron en España sin haber podido ejercer sus derechos derivados de la condición de persona en situación de dependencia (media de 80 personas al día), según esta asociación. Madrid tiene una «elevada» lista de espera para la asignación de plaza residencial, según ha denunciado el Defensor del Pueblo. En julio de 2017 la lista ascendía a 6.839 ancianos en situación de dependencia.

Los madrileños son numerosos en residencias de toda la provincia de Toledo. En Las Amapolas en el municipio de Magán, cerca de Toledo capital, son un 36% de sus 94 residentes. “Cada vez vienen más, buscando un precio más económico”, dice la directora, Elena Cervilla. Los clientes madrileños deben empadronarse en el nuevo municipio toledano y solicitar una tarjeta sanitaria de Castilla y la Mancha, de modo que dejan de ser atendidos por sus médicos y hospitales habituales.

Hay ancianos que llegan a Toledo aconsejados por los propios trabajadores sociales madrileños, según fuentes del sector. Los tiempos de espera para ayudas de la Ley de Dependencia son menores, dicen estas fuentes, y muchas veces las familias no pueden darse el lujo de esperar. Deben internar con urgencia a sus mayores.

Fue el caso de Francisco Gámez, el anciano de Orcasitas. Cuando le dieron el alta hospitalaria tras una rotura de cadera sus familiares buscaron en Internet una residencia asequible. Fue una experiencia frustrante. A Gámez le reconocieron un grado III de dependencia, el mayor, que supone una pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial. “Nos dijeron que tendría entre seis meses y una año de espera, pero él necesitaba la ayuda ya sí o sí”, dice su yerno.

Ahora sus familiares respiran aliviados. Durante una visita reciente a la residencia de Santa Cruz de Retamar la auxiliar Felisa Guerra paseaba a Francisco en silla de ruedas por un pequeño patio con banquitos, una fuente y una higuera. Alrededor en el silencio de los campos de Castilla-La Mancha solo se escuchaba el zumbido de los coches de la autopista A-5, que conecta con Madrid.

“Le cambió la cara tras llegar aquí desde el hospital”, dice su hija Angelines. “Está como en casa”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

05/10/2017

 (‎26 opiniones)

El precio medio de una residencia geriátrica privada en España es de 1777€mes

INFORME inforesidencias.com sobre precios de residencias geriátricas para personas mayores, 2017

  • El precio medio de una residencia geriátrica privada en España es de 1.777,62 €/mes.
  • Las diferencias de precios entre comunidades autónomas llega al 40%. Siendo el precio más alto en el País Vasco y el más bajo en Castilla la Mancha.
  • El precio de las residencias privadas en España se ha reducido en un 3% desde 2014 lo cual, supone que, teniendo en cuenta la inflación, una bajada del 2% en los últimos tres años..
  • El 11% de los que buscan residencia están dispuestos a pagar cifras superiores a 2.000€/mes. El 63% pagaría menos de 1.500€.
  • inforesidencias.com el buscador de residencias on line con más experiencia ha superado el millón de visitas por séptimo año consecutivo.
  • inforesidencias.com dispone del primer comparador de residencias en internet y una valoración de los centros según su nivel de transparencia.

Ver informes de precios de años anteriores

inforesidencias.com publica el octavo análisis de precios privados de las residencias geriátricas en España basados en la información recogida por el portal líder en la búsqueda y comparación de residencias para mayores en internet.

  • 1.- Introducción
  • 2.- Perfil de la persona que precisa el servicio
  • 3.- Perfil de las residencias asociadas al portal a Septiembre de 2017
  • 4.- Precios de las residencias en 2017
  • 5.- Evolución de los precios en España
  • 6.- Cruce entre oferta y demanda privada

1.- Introducción

Inforesidencias.com es desde 2000 el portal líder del sector de la atención a personas mayores en España debido a sus más de 600 servicios asociados (residencias, centros de día, servicios de ayuda domiciliaria, viviendas para mayores y servicios de telasistencia), sus más de 120.000 visitas mensuales (comprobados mediante Google Analytics y Similarweb) y los más de 9.000 suscriptores al newsletter semanal Negocios y Gestión de la Dependencia.

Dentro de los apartados del portal destaca el «Buscaplazas», una herramienta de ayuda para encontrar plazas libres en residencias geriátricas, centros de día y servicios de atención domiciliaria adecuados. El sistema funciona gracias a que las empresas asociadas actualizan on-line sus datos de forma que quien busca un servicio puede encontrar datos muy recientes y fiables, lo que sirve de ayuda.

El «Buscaplazas» funciona de cinco formas:

  • Búsqueda simple: Se puede introducir una palabra de forma que aparezcan todos los centros que la contengan en su nombre o descripción (herramienta útil si se está buscando una residencia en concreto).
  • Búsqueda avanzada: permite delimitar una zona geográfica, un tipo de habitación, un precio máximo y unas preferencias. El resultado es una relación de residencias o servicios a domicilio que se adecuen a estos criterios y que tengan disponibilidad de plazas (el orden en que se muestran es el de actualización de forma que, las empresas que han entrado a actualizar sus plazas libres aparecen las primeras).
  • Geolocalización por código postal: Mediante el uso de la herramienta Google Maps incorporada a Inforesidencias.com, introduciendo un código postal la persona puede saber todos los servicios que se prestan en esa zona.,
  • Búsqueda proactiva: Permite introducir los criterios de la búsqueda avanzada, además de otros que concretan más la búsqueda, y, además, decidir cuántas residencias quiere la persona que se pongan en contacto con él. El sistema hace que las residencias adecuadas (sólo el número que la persona ha decidido) reciban sus datos y puedan ponerse en contacto para ofrecerle la plaza.

Desde febrero de 2015, Inforesidencia ofrece también el primer comparador de residencias en internet y un sistema que permite conocer el nivel de transparencia de los centros residenciales según el tipo y cantidad de información que comparten en internet. Así las residencias pueden informar sobre la cantidad de empleados que tienen en relación con el número de residentes, la titulación del director, los horarios, el contrato que tienen que firmar quiénes ingresen e incluso las actas de inspección de servicios sociales. Cuánta más información comparten más transparentes son.

Gracias a la herramienta Google Analytics sabemos que cada día más de 320 personas utilizan Inforesidencias.com para buscar residencia, centro de día y servicio de atención domiciliaria.

Basándonos en las 2.500 últimas consultas a la búsqueda proactiva (la que nos permite obtener más datos así como en los precios que aparecen en la página web) hemos extraído las siguientes conclusiones:

Subir

2.- Perfil de la persona que precisa el servicio

La persona mayor que precisa el servicio y lo busca a través de Inforesidencias.com tiene el siguiente perfil que mostramos comparado con el de 2014 para ver la evolución en tres años:

2014 2017
Hombre 30% 32%
Mujer 65% 63%
Matriminio 5% 5%

Perfil de edades de las personas para las que se busca residencia:

2014 2017
Hasta 64 3,2 % 4%
De 65 a 70 5,2 % 5%
De 71 a 75 7,9 % 8%
De 76 a 80 17,5 % 15%
De 81 a 85 25,6 % 25%
De 86 a 90 28,1 % 26%
Más de 90 12,5 % 17%

Se observa un incremento importante de la edad de las personas que buscan residencia. Si en 2014 los mayores de 85 años suponían el 40% del total de mayores buscando residencia, hoy suponen el 43%.

Queda claro que cuando se habla de residencias, la «persona mayor” no es alguien que tenga más de 65 años sino más de 80 (suponen casi el 70% de quiénes buscan residencia.

La zona geográfica de las consultas nos permite saber que Cataluña, la Comunidad de Madrid, Andalucía y la Comunidad de Valencia suman el 75%.

Subir

3.- Perfil de las residencias asociadas al portal a Septiembre de 2017

El portal Inforesidencisa.com ofrece a final de Septiembre de 2017 datos de 715 residencias que suman un total de 71.042 plazas.

Según datos de la consultora DBK referidos a mayo de 2016 en España había entonces 4.150 residencias que ofrecían un total de 283.233 plazas. Entre éstas, 186.434 corresponderían a plazas totalmente privadas (o sea, no concertadas por la administración).

Esto quiere decir que el 38% del total de plazas privadas en España están asociadas a Inforesidencias.com.

Si tenemos en cuenta la distribución y tamaño de las residencias, vemos que, según el informe DBK el tamaño medio de una residencia privada sería de 68 plazas mientras el tamaño medio de una residencia asociada a Inforesidencias es de 99 por lo que los datos que contiene este informe pueden estar influenciados de alguna forma por el tamaño de las residencias.

Subir

4.- Precios de las residencias en 2017

A partir de los datos de los datos de las residencias asociadas a finales de Noviembre de 2014, sabemos que el precio medio de una plaza en una residencia geriátrica privada en España es de 1.777,62€/mes (eran 1.829,81 €/mes en 2014 y 1.710€ al mes en 2009) una cifra que se obtiene al ponderar los precios por tipo de habitación y el número de residencias que los ofrece según su tamaño. Este precio se ve incrementado por el 10% de IVA.

Los precios varían de una comunidad autónoma a otra. Nótese que en la siguiente tabla hemos añadido una columna en la que aparece la muestra de plazas sobre las que se calcula el precio medio, las comunidades con una muestra más elevada ofrecen resultados más fiables:

Vemos que se producen grandes diferencias de precios entre comunidades, destacando como la que tiene los precios más elevados el País Vasco, que supera los 2.250€/mes y como la que los tiene más bajos Castilla la Mancha que ronda los 1.300€/mes.

Añadimos en el informe una tabla con un desglose a nivel provincial que consideramos útil a nivel informativo aunque teniendo en cuenta que cuando el tamaño de la muestra es muy bajo, los resultados de precio no ofrecen tanta fiabilidad. No publicamos los datos de Alava, Albacete, Palencia, Segovia y Soria

Contraste de datos:

Podemos contrastar los datos obtenidos mediante el uso del Buscador Inforesidencias.com con otros obtenidos de encuestas y estudios para contrastar:

Según el «Informe Económico y Social de ACRA 2016″, elaborado por la patronal más representativa del sector catalán de atención a la dependencia, el precio de una plaza en residencia de mayores era de 1.984,25€ en Cataluña. La diferencia, del 8% se reduce mucho si se tiene en cuenta el efecto del IVA y puede tener relación con la proporción de residencias de cada una de las provincias.

Subir

5.- Evolución de los precios en España

Teniendo en cuenta los informes de precios elaborados por Inforesidencias.com hasta ahora podemos ver cuál ha sido la evolución en los últimos años.

El precio medio ponderado de una plaza en residencia privada en España se han mantenido casi sin variación incrementándose en el último año únicamente en un 1,28%. Para hacer este cálculo se tiene en cuenta el número de residencias que ofrecen cada tipo de cama.

2001 2005 2007 2009 2014 2017

1.185€

1.391 € 1.550 € 1.775 € 1.830€ 1.777€

El precio medio ponderado de ingreso en residencias de mayores privadas en España se ha vuelto a situar en la posición que tenía al principio de la crisis. Con una bajada del 3% en relación con el precio que tenían en 2014. Como la inflación acumulada en estos tres años ha sido del 1,1%1 podemos concluir que los precios de las residencias se han mantenido estables durante los últimos diez años.

Vemos pues que el sector de las residencias ha tenido una función de mantenimiento de puestos de trabajo y estabilización de precios durante la crisis económica de los últimos años.

6.- Cruce entre oferta y demanda privada

Examinando los precios que introducen en el buscador de plazas las personas que utilizan la herramienta (tomando las últimas 2.500 consultas)observamos que existe un desconocimiento por parte del público del precio real de las mismas. El precio medio que introduce quien busca residencia en el portal es de 1.465€ (un 18% por debajo del precio medio), Un 63% introducen precios por debajo de 1500€/mes, e incluso un 18% introduce precios por debajo de 1000€.

2014 2017
Menos de 1000 € 6 % 18%
De 1000 a 1200 € 17 % 22%
De 1200 a 1500 € 30 % 23%
De 1500 a 2000 € 39 % 27%
Más de 2000 € 8 % 11%

Teniendo en cuenta estos datos, podemos concluir que para dos de cada tres personas que buscan residencia de personas mayores en Inforesidencias.com tendrán unas expectativas de precio que no coincidirán con la realidad. Vemos también que la cifra de personas con una capacidad económica reducida ha aumentado considerablemente lo que nos indica que puede estar aumentando considerablemente la necesidad de plazas en residencias pero no de forma igual la «demanda solvente», o sea el número de personas que pueden pagar la plaza. Esta puede ser una explicación para el estancamiento en el precio que dura casi diez años.

Autores: El equipo de Inforesidencias.com coordinado por Josep de Martí

1 – http://www.ine.es/varipc/verVariaciones.do?idmesini=8&anyoini=2014&idmesfin=8&anyofin=2017&ntipo=1&enviar=Calcular

Subir

Residencias de ancianos: precios, financiación y acceso a plazas públicas

Residencias de ancianos: precios, financiación y acceso a plazas públicas 4.3 (86.67%) 30 vote

(Actualización Enero 2020). Según el último informe publicado por el portal digital líder del sector de atención a las personas mayores Inforesidencias.com, el precio medio (calculado de forma ponderada por tipo de habitación) de una residencia de ancianos privada en España es de 1.777,62 €/mes. De acuerdo con este estudio, este precio se ve incrementado por el 10% de IVA (en el caso de plazas privadas), por lo que ascendería a 1.955,38€/mes.

El precio de las plazas privadas de un centro residencial se ve influido por aspectos como la ubicación, si está bien comunicado, los servicios que ofrece el centro, etc. No obstante, hay un factor importante a tener en cuenta a la hora de valorar el precio de una residencia de mayores, y es el número de plazas públicas de la zona. Este factor juega un papel importante, ya que en muchos casos la estancia en una plaza privada se plantea como algo temporal mientras se espera el acceso a una plaza pública.

¿Cuáles son las Comunidades con más plazas públicas respecto al total de plazas residenciales?

Las Comunidades con mayor porcentaje de plazas públicas son Extremadura, Canarias, Baleares, Aragón, País Vasco y Navarra, según datos del informe Envejecimiento en Red publicado en Octubre de 2019. Podemos diferenciar el grupo de País Vasco, Canarias y Navarra, con un precio medio de las plazas privadas de los más altos, y Extremadura y Aragón, que además de tener un buen número de plazas públicas mantiene el precio medio de las plazas privadas por debajo de la media.

¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos en España?

El desglose por comunidad autónoma que facilita el estudio constata los precios que nos encontraremos en función de la zona en la que busquemos residencia (además, dentro de cada comunidad también hay fuertes dispersiones).

Como podemos observar, la franja superior de la tabla la encabeza el País Vasco con el precio medio más elevado, 2.495 €/mes. Le siguen Navarra, Canarias y La Rioja, con precios alrededor de los 2.200€.

En la parte inferior encontramos la Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla la Mancha, siendo ésta última la que presenta el precio medio más bajo, 1.291,79 €/mes.

En total, de las 17 comunidades autónomas tenemos 8 cuyo precio medio está por encima del precio medio del estado Español. Entre ellas Madrid y Cataluña, cuyos precios se sitúan por encima de 2.000€ mensuales (aunque aquí la dispersión dentro de la comunidad es grande).

Sin embargo, estos datos no deberían afectar la decisión de ingresar o no en una plaza privada. El objetivo de los centros residenciales es el de dar a los residentes la atención que necesitan, tanto a nivel médico (cuidados especiales, control de medicación, etc.) como a nivel afectivo y emocional. Estar en un entorno de convivencia con otras personas favorece el bienestar emocional de las personas mayores, que se sienten acompañados y tienen posibilidades de realizar actividades lúdicas que difícilmente podrían realizar estando en su casa. Por tanto, el factor más importante al decidir ingresar o no en una plaza privada debe ser dar a la persona mayor una buena atención continuada y favorecer su bienestar físico y emocional.

Si bien es cierto que tener la expectativa de una plaza pública puede acelerar la decisión, actualmente hay alternativas que permiten el ingreso en la plaza privada sin que su coste se convierta en un problema para la familia.

¿Cómo se paga una residencia de ancianos?

Una persona mayor con necesidad de atención asistencial profesional, muy probablemente, no podrá afrontar el coste de una plaza residencial privada si sólo cuenta con su pensión como ingreso recurrente y el acceso a una plaza pública continúa teniendo largos periodos de espera.

Para abordar económicamente esta situación, las opciones en las que pueden buscar apoyo las familias son:

  • Ayudas a la dependencia

Por un lado tenemos las ayudas económicas de la Ley de dependencia que la Administración Pública concede a las personas dependientes que cumplen con determinados requisitos.

En caso de que la persona dependiente necesite estar en una Residencia, puede solicitar la Prestación económica vinculada al servicio (PEVS), que aporta una ayuda económica para el pago de una plaza residencial privada mientras no haya disponibilidad de una plaza pública. Estas ayudas hacen que el coste sea menor para la familia, pero son insuficientes para cubrir el coste total de una plaza privada.

  • Hipoteca Inversa y Renta Vitalicia Inmobiliaria

Por otro lado encontramos productos financieros como la Hipoteca Inversa o la Renta Vitalicia, que permiten complementar la pensión con unos ingresos extra mensuales.

El principal inconveniente de estas fórmulas es que los ingresos se consiguen a través de ceder o hipotecar la vivienda, lo que conlleva de forma casi inevitable la pérdida de la propiedad.

  • Programa Pensium

Pensium ha aportado al mercado una solución que se posiciona como una muy buena alternativa a estos productos financieros, puesto que ofrece a las familias una forma de obtener los ingresos complementarios necesarios para afrontar los pagos de las cuotas mensuales de la residencia de mayores sin perder en ningún momento la propiedad, y sin tener que desembolsar ningún dinero para realizar los pagos.

Si tienes algún familiar en esta situación no dudes en contactar con Pensium. Realizaremos un estudio personalizado de vuestro caso y te explicaremos cómo solucionarlo.

¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos?

  • Estimulación: En las residencias se llevan a cabo actividades para estimular las capacidades funcionales y cognitivas de la persona. Así se garantiza un estado de salud óptimo.
  • Dinamización sociocultural: Con este tipo de actividades se busca que los residentes se encuentren cómodos y se integren plenamente en el centro.
  • Atención sanitaria: Es un servicio muy importante. Los residentes suelen tener unas edades comprendidas entre 65 años y 90 años, lo que puede implicar un estado delicado de salud. Este servicio incluye la presencia de doctores, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos, podólogos, servicios de farmacia… Todo lo que los residentes puedan llegar a necesitar para prevenir y tratar patologías.
  • Servicios sociales: Puede darse la circunstancia de que los residentes no tengan familia. En las residencias suelen ofrecerse servicios de acompañamiento y colaboran con trabajadores sociales para que ninguna persona se sienta sola. Además, se les ofrecen servicios religiosos para que puedan seguir disfrutando de su fe, si es el caso.
  • Terapia ocupacional: Es una gran ayuda para que los residentes mantengan la salud y para que logren el mayor grado de independencia que sea posible.
  • Transporte: Este servicio también es de gran utilidad, sobre todo para aquellos momentos en los que se hace necesario trasladar al residente al hospital.
  • Otros servicios personalizados: Las residencias de ancianos suelen contar también con servicios de limpieza y lavandería, mantenimiento, jardinería… Algunas cuentan incluso con servicios de peluquería.
  • Como vemos, hay que abandonar la antigua idea de que las residencias para la tercera edad son un lugar negativo. De hecho, suponen una oportunidad para socializar y mantenerse activo, y estas son grandes ventajas.
    Por otra parte, es obligatorio firmar un contrato antes de ingresar en la residencia. En este documento se especifican los servicios e indica las obligaciones y derechos de cada una de las partes.
    Es importante que revises y estudies este documento en casa, porque suele ser largo y contener mucha información. Ten en cuenta que, aunque te hemos hablado de los servicios más habituales, puede que la residencia que estés valorando no los posea todos, o no de la misma forma.

    Pero la cantidad de servicios no es lo único que determina el precio de la residencia.
    Muchas veces el precio va ligado al grado de dependencia de los residentes. De hecho, antes de firmar el contrato es necesario calcular el grado de dependencia de la persona y cuál es nuestro límite de gasto. Piensa que es posible que, aunque a pesar del precio que se pueda fijar inicialmente, este puede incrementarse si el estado de salud de la persona se deteriora y aumenta su dependencia.

    Esperamos que este artículo haya podido resolver tus dudas y que te sea útil a la hora de elegir una residencia de ancianos. ¿Estás buscando una residencia de ancianos?
    ENCUENTRA RESIDENCIAS

    ¿Cuánto cuestan las residencias geriátricas? Informes de precios

    Atender a una persona dependiente en una residencia para personas mayores es algo costoso ya que implica un espacio adaptado, un equipo de profesionales extenso y una forma de trabajar sofisticada. Aún así, no existe un precio único ni mucho menos. Diferentes tipos de residencias geriátricas tienen diferentes tarifas de precio dependiendo de la zona en la que se encuentren y el tipo de establecimiento residencial de que se trate y los servicios.

    Dejando a un lado las residencias de tercera edad públicas y las plazas concertadas que tienen unos precios establecidos por la administración. En lo que respecta a las residencias privadas, sus precios han sufrido una evolución desigual durante los últimos años que conocemos gracias a los Informes sobre precios de las residencias geriátricas en España que ha ido publicando Inforesidencias.com desde el año 2005.

    Aquí están los informes:

    Precios de las residencias de tercera edad en España 2017

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2014

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2011

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2010

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2009

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2008

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2007

    Precios de las residencias geriátricas en España en 2005

    Aquí un cuadro para ver cómo han ido evolucionando los precios.

    Noticias

    • » Todas las noticias

    El Vaticano se interesa por las personas mayores

    El Vaticano ha organizado «La riqueza de los años», el primer congreso internacional de pastoral dedicado en exclusiva a las personas mayores.

    ¿Qué precio tiene una residencia de ancianos?

    Descubra la Residencia para Mayores mejor valoradas o los Apartamentos Tutelados más cerca de usted

    Residencia para Mayores en Andalucía – Apartamentos Tutelados para Mayores en Andalucía – Apartamentos Tutelados para Mayores en Almería – Residencia para Mayores en Almería – Residencia para Mayores en Granada – Residencia para Mayores en Málaga – Residencia para Mayores en Sevilla – Residencia para Mayores en Aragón – Residencia para Mayores en Zaragoza – Residencia para Mayores en Asturias – Residencia para Mayores en Canarias – Residencia para Mayores en Las Palmas de Gran Canaria – Residencia para Mayores en Santa Cruz de Tenerife – Residencia para Mayores en Cantabria – Residencia para Mayores en San Felices de Buelna – Residencia para Mayores en Cataluña – Apartamentos Tutelados para Mayores en Cataluña – Apartamentos Tutelados para Mayores en Barcelona – Residencia para Mayores en Barcelona – Residencia para Mayores en Barberá del Vallés – Residencia para Mayores en Badalona – Residencia para Mayores en Tarragona – Residencia para Mayores en Castilla León – Residencia para Mayores en Salamanca – Residencia para Mayores en Valladolid – Residencia para Mayores en la Comunidad de Madrid – Apartamentos Tutelados para Mayores en Madrid – Residencia para Mayores en Alcobendas – Residencia para Mayores en Tres Cantos – Residencia para Mayores en Majadahonda – Residencia para Mayores en Pozuelo – Residencia para Mayores en Alcalá de Henares – Residencia para Mayores en la Comunidad Valenciana – Apartamentos tutelados para mayores en la Comunidad Valenciana – Apartamentos Tutelados para Mayores en Alicante – Apartamentos Tutelados para Mayores en Valencia – Residencia para Mayores en Valencia – Residencia para Mayores en Patacona – Residencia para Mayores en Burjasot – Residencia para Mayores en Paterna – Residencia para Mayores en Alicante – Residencia para Mayores en la Playa de San Juan – Apartamentos Senior Vacacionales – Tutelados en Villajoyosa – Residencia para Mayores en Galicia – Residencia para Mayores en A Coruña – Residencia para Mayores en Pontevedra – Residencia para Mayores en Vigo – Residencia para Mayores en Murcia – Residencia para Mayores en el País Vasco – Residencia para Mayores en Bilbao – Residencia para Mayores en Gijón

    Precio de una residencia de ancianos en 2019

    Cuando una persona mayor empieza a experimentar una fase de deterioro físico y/o cognitivo, incrementando su grado de dependencia y dificultando su día a día de forma sustancial, se hace necesario recurrir a algún servicio asistencial. Es aquí donde aparecen distintas alternativas que, dependiendo del estado del adulto mayor, serán más convenientes unas que otras: cuidadoras a domicilio, centros de día o residencias geriátricas. En este último caso, una de las principales dudas existentes gira entorno a la accesibilidad económica de este servicio: ¿cuál es el precio de una residencia de ancianos en 2019?

    Opciones asistenciales para envejecer con bienestar

    Poder envejecer con total dignidad, a pesar del incremento de limitaciones tanto físicas como mentales, no es una tarea sencilla. Gran parte del éxito en este asunto depende de la asistencia, o apoyo, que la familia pueda garantizar a sus seres queridos. Por esto, conocer las distintas alternativas, y sus precios, es la manera de escoger aquella que mejor se adecue a lo que necesitamos.

    Existen diversas alternativas, desde las más personalizadas, como la ayuda a domicilio con cuidadoras (internas o por horas) que ofrecerán una atención preferencial a los mayores, hasta el ingreso en una residencia de ancianos con una atención profesionalizada y con acceso a todos las instrumentos y accesorios que una persona mayor (con elevado grado de dependencia o enfermedad) pueda necesitar.

    ¿Por qué optar por una residencia de ancianos?

    En ciertas ocasiones, cuando el adulto mayor presenta un cuadro clínico complicado o cuando las limitaciones son muy elevadas (con una movilidad nula o casi nula), se hace necesario un apoyo mucho más extenso del que te puede aportar una cuidadora. Es por esto que recurrir a la institucionalización en un centro geriátrico se hace imprescindible.

    Es cierto que la atención que recibirán nuestro mayores dependientes en una residencia será muy elevada y con acceso a múltiples servicios que facilitarán y mucho su bienestar. Pero si hay algo que preocupa a las familias es la accesibilidad a este tipo de ayuda asistencial. Los centros de carácter público tienen un número de plazas muy limitado, y los centros privados tienen un valor económico muy alto. Por esto, conocer el precio de una residencia de ancianos en 2019, es muy relevante para optar por la mejor opción.

    Los últimos estudios publicados este año apuntan a que el precio medio en España de una residencia de ancianos este 2019 es de 1.777,62/mes (sin IVA), 1.955,38€/mes con IVA (centros privados).

    Como hemos dicho, este dato es una aproximación a la medida estatal, pero si nos fijamos en Comunidades Autónomas como el País Vasco (2.495,8€/mes), Madrid (2.004,3€/mes) o Cataluña (2.013,9€/mes) el precio de una residencia de ancianos en 2019 es notablemente superior.

    Tipo de servicio Precio
    Residencia de ancianos 1.955,4€/mes
    Cuidadora interna 1.050€/mes

    El precio de una cuidadora interna en 2019 es de 1.050€ (brutos, de lunes a sábado) por lo que, fácilmente, se detecta que es una modalidad de asistencia a personas mayores más accesible para todas las familias.

    Alternativa a una residencia de ancianos

    Más allá del elevado precio de una residencia de ancianos en 2019, que ronda en muchos casos los 2.000€ mensuales, existen alternativas menos traumáticas para las personas mayores ya que no requieren de un cambio de domicilio y más accesibles para nuestros bolsillos.

    Confiar en una cuidadora de ancianos (ya sea por una horas o de forma interna), es una tipo de ayuda a domicilio que permite mucha más flexibilidad y una atención mucho más personalizada. Y no de menos calidad, ya que en agencias como Wayalia, la experiencia, la vocación y la preparación es fundamental para poder ser seleccionada.

    Ante esta disyuntiva no existe una respuesta única, depende en gran medida del estado de la persona mayor, pero siempre que sea posible, y tras analizar el precio de una residencia de ancianos en 2019, poder envejecer en casa es la mejor alternativa.

    ¿Quieres más información sobre los servicios de Wayalia?

    Precio de una residencia de ancianos en 2019 3.1 (61.54%) 13 votes Comparte este artículo

    Obtener una plaza en una residencia de mayores pública se ha convertido en una verdadera necesidad para muchas personas, sobre todo, en los últimos años. A raíz de la crisis, muchos de los ancianos que antes se podían permitir (sus familias o ellos) una residencia privada para gente mayor hoy tienen que recurrir a las públicas. No hay más que ver cuánto cuesta de media, en la actualidad, una plaza en una residencia privada en España: oscila entre los 1.300 y 3.000 euros al mes.

    Antes de saber cuáles son los requisitos que se deben cumplir para poder obtener una plaza en una residencia pública, debemos conocer qué son las residencias y sus tipos.

    Tipos de residencias de ancianos

    Se trata de centros de servicios sociales destinados al alojamiento temporal o permanente de personas mayores o con algún tipo de discapacidad. El criterio que se utiliza para diferenciarlas es el de la titularidad: pública, privada o concertada.

    Las públicas son aquellas cuyas plazas están financiadas por la Comunidad Autónoma a la que pertenecen, las privadas tienen como característica principal que su importe íntegro debe ser asumido por los usuarios y el pago de las concertadas se divide entre la Comunidad Autónoma y el usuario.

    A pesar de que se trata de un proceso largo, dada la gran demanda que existe, si se reúnen las condiciones óptimas, se puede lograr acceder a una plaza en una residencia de mayores pública.

    Requisitos para obtener una plaza en una residencia de mayores pública

    En primer lugar, hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma tiene su propia legislación al respecto, así que estos requisitos pueden variar en función de ella, si bien hay un marco regulador estatal. Además, las condiciones deberán consultarse siempre con cada centro en cuestión.

    Por lo que respecta a la edad, es necesario ser mayor de 60 años, si se es pensionista; si no se acredita esta condición, el interesado deberá haber cumplido los 65. En el caso de que haya algún tipo de discapacidad física o psíquica, estos datos variarán.

    El primer paso a seguir es programar una cita en un centro de servicios sociales. Si el anciano no puede ir, cualquier familiar lo puede hacer en su nombre. En Servicios Sociales se le asignará un trabajador social (TS), que acudirá al domicilio para evaluar su grado de dependencia.

    A partir de ese momento, el TS se pondrá en contacto con el interesado para decidir qué día puede quedar para evaluar sus capacidades físicas y cognitivas. Para ello, será necesario que, el día de la visita, el paciente disponga de su DNI (original o fotocopia), de una fotocopia de la cartilla sanitaria y del certificado de empadronamiento. Además, deberá firmar la solicitud de valoración de la dependencia que el TS le ayudará a rellenar.

    Después de la visita, el paciente recibirá en su domicilio una carta, en la que se expondrá la resolución de la evaluación y constará el grado de dependencia, si la hay. En caso afirmativo, aparecerán el grado y nivel.

    El siguiente paso será pedir una nueva cita con el trabajador social para que este explique detalladamente el significado de la resolución y a qué recursos y prestaciones se puede acoger en función de la Ley de la Dependencia. Si la dependencia es de grado II o superior, el anciano o la persona incapacitada podrá solicitar una plaza en una residencia de mayores pública. Este paso también lo hará con la ayuda de su TS.

    A partir de entonces solo faltará esperar a que se le asigne la residencia correspondiente en su localidad y a una distancia de hasta 50 kilómetros de ella. Este proceso suele tardar varios meses, ya que las listas de espera son bastante largas. En el caso de que el grado de dependencia fuera mayor (III o superior), el tiempo de espera será menor. Puedes consultar este buscador de residencias para elegir la que mejor se adapte a las necesidades del anciano.

    En caso de no lograr la plaza en una residencia de ancianos pública, os damos 7 consejos para elegir una residencia de ancianos.

    ¿Se puede pagar una residencia con la pensión?

    Muchos pensionistas puede encontrarse con dificultades económicas al querer entrar en una residencia de mayores. Te ayudamos a hacer cálculos, te contamos las alternativas posibles para sortear y te proponemos ideas para no chocar con esos obstáculos.

    Al jubilarte, siempre la pensión que cobras es menor que tu último sueldo. Y si no has sido previsor y no has ahorrado con un producto como los planes de pensiones, se producirá una merma de ingresos. ¿Es suficiente la pensión de jubilación para costear una residencia para mayores? Pues depende de la cuantía de la prestación.

    Las residencias para mayores, tanto públicas como privadas, conllevan un gasto considerable, no al alcance de los que tienen las pensiones más bajas. Sin ir más lejos, las pensiones mínimas en España para personas que superan los 65 años y no tienen cónyuge a su cargo están fijadas en 8.871 euros bastante por debajo de lo que suele costar una residencia. Incluso con una pensión media de jubilación, que ronda los 1.000, parece insuficente para cubrir los gastos del ingresos en uno de estos centros, puesto que no es fácil encontrar residencias de ancianos por 600 euros.

    Tipos de residencia para mayores

    En España, según su titularidad, nos encontramos con residencias públicas, privadas y concertadas. Las primeras están subvencionadas por los ayuntamientos y/o las comunidades autónomas. Una circunstancia que abarata su precio. Sin embargo, el acceso a las mismas no es fácil, pues además de las plazas limitadas, se precisan bastantes requisitos, como disponer de la designación médica y social de dependiente moderado o dependiente severo, pero no precisar atención hospitalaria o tener trastornos de conducto, entre otros. Por eso mucha gente termina optando por asistencia en casa en lugar de una residencia.

    Y, aun así, los precios superan la pensión media, pues varían entre los más de 1.200 euros de media en las comunidades más baratas a los cerca de 2.000 de las más caras.

    En cambio, una residencia para mayores privada es más accesible desde el punto de vista de los requisitos, pero para una persona con una dependencia moderada cuesta un poco más: por encima de los 1.700 euros al mes.

    Con esas cifras, vemos que la pensión de jubilación que proporciona el Estado puede ser insuficiente para pagar una residencia si cobras más cerca del máximo.

    Ayudas para pagar una residencia

    Cuando se da la circunstancia de que una persona mayor dependiente necesita ingresar en una residencia pero no tiene recursos, le queda la opción de acudir a los servicios sociales de su Ayuntamiento. Allí, se estudia su situación de salud, económica y social y se emite un veredicto por el que si así lo aprueba la autoridad pueden recibir plaza en una residencia pública o en una privada que ofrezca plazas a la administración. Esta plaza, no obstante, no es totalmente gratuita y la persona pagará lo que la administración considere que puede pagar. También es posible, sin embargo, que le denieguen la solicitud, que le comuniquen que tiene derecho a centro de día o a servicio de atención domiciliaria, pero no a una residencia o incluso que aun teniendo derecho tenga que esperar a que haya una plaza disponible.

    Son motivos suficientes como para que no dejemos esa esfera tan importante de nuestra vejez al albur de las circunstancias y no cometer errores al ahorrar para la jubilación y planear una pensión de bienestar, más que una de subsistencia.

    Recuerda además que MAPFRE pone a tu disposición una herramienta para calcular tu futura pensión y no llevarte sorpresas.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *