0

Restaurante romantico en madrid

Tabla de contenidos

Restaurantes para ir en pareja y acertar seguro

Una de las citas favoritas elegidas por muchos de nosotros es una buena cena. El problema viene siempre a la hora de elegir el sitio ya que al pensar en un restaurante romántico en Madrid nos quedamos en blanco. Es cierto que nadie monta un restaurante pensando en que sea romántico pero sí que es verdad que algunos se prestan más que otros a una cita romántica.

A continuación os dejamos una lista de algunos restaurantes románticos en Madrid que hemos visitado recientemente, perfectos para una cita con tu pareja.

Japanese Club

Inspirado en un club de sushi neoyorkino, Japanese Club (Juan Bravo, 11) es el japonés romántico en Madrid que llevas tiempo buscando. Cuenta con varios espacios que juegan con el negro, el rojo y el dorado, creando rincones íntimos para disfrutar en pareja. En la carta encontrarás propuestas japonesas con toques mediterráneos. Y si eres trasnochador, no te preocupes, los fines de semana puedes cenar hasta las 2am por un precio medio de 40€ por persona.

Mira nuestro reportaje completo aquí.

Sargo

Si prefieres la cocina mediterránea y quieres que tu pareja se chupe los dedos tu sitio es Sargo (General Díaz Porlier, 57). Son muchos los motivos que convierten a Sargo en un restaurante especial y molón. Para empezar tienen terraza climatizada todo el año, para los que no podéis salir a cenar sin echaros un cigarrito con el café después del postre. La carta, que nos encantó, tiene en su plato estrella un verdadero juego de niños, ya que te darán unos guantes para poder comer con las manos como cuando éramos pequeños (no dejes de pedir el cabracho frito con salsa tártara). El brownie con distintas variantes de chocolate pondrá el broche de oro a una cena romántica de 10 por algo más de 35€ cada uno. Si quieres tomarte una copa después no hace falta que cambies de sitio, pues Sargo se convierte en un bar de copas pasada la medianoche.

Termínate de convencer leyendo nuestro reportaje completo aquí.

Saporem

Saporem cuenta con los locales (Chueca y Ventura) y ambos son geniales para cenas románticas. Nosotros, si vas a ir en pareja, te recomendamos el de Chueca (Hortaleza, 74), que tiene un patio interior pequeñito a modo de terraza realmente acogedor. El Saporem de Ventura (Ventura de la Vega, 5) también tiene un patio interior, más grande incluso, donde de miércoles a sábado se puede disfrutar de música en directo. La carta, mediterránea con toques modernos, se ve complementada con unos deliciosos cócteles para cerrar el círculo de una cena redonda.

Antes de ir lee nuestra experiencia aquí.

Ottica

Ottica (Padre Claret, 1) abrió en 2017 y sigue siendo de nuestros favoritos. Una decoración ecléctica y una cocina fusión combinan a las mil maravillas para convertirse en un restaurante perfecto para una cita. Vuestra cena podrá comenzar en España con unas croquetas de jamón ibérico, seguir en Perú con un ceviche de corvina y finalizar en Japón con unas gyozas de pollo y verduras. Intenta dejar un hueco para el postre porque presumen de tener ‘la mejor tarta de chocolate del mundo’. 30 euros por persona serán suficientes para pasar una noche romántica.

Lee nuestro artículo completo aquí.

Ornella

Hasta hace relativamente poco pensar en una cena romántica era pensar en ir a un italiano. Aunque ahora tenemos muchas más opciones, Ornella (Velázquez, 18) nos demuestra que la comida del ‘país de la bota’ sigue siendo una apuesta segura para sorprender a tu pareja. Ornella es un restaurante íntimo con una iluminación que invita a compartir y compartirse. En el apartado gastronómico la pasta es la protagonista, elaborada de manera artesanal con harina italiana que consigue unos sabores únicos en Madrid. Si no quieres arriesgar, apuesta por un clásico que nunca falla: la cocina italiana. El precio medio ronda los 30€. ¿Quieres saber más?

Visita nuestro artículo aquí.

Bangalore

Bangalore Modern Indian Cuisine (Diego de León, 63) es otro de nuestros grandes descubrimientos de 2017. Representa lo mejor de la gastronomía hindú desde la distinción y la elegancia, algo que le convierte en un restaurante perfecto para ir en pareja. La naturaleza es protagonista absoluta en la decoración del restaurante, con cientos de plantas repartidas por el local emulando un jardín. Para los más indecisos tienen un menú degustación por 35€ que nos permite probar lo mejor de la carta sin perdernos nada.

Nuestra experiencia completa la puedes leer aquí.

Mamá Chicó

Tras su consolidada reputación en Galicia, donde cuentan con 5 restaurantes, desembarcó en Madrid Mamá Chicó (Recoletos, 10), un restaurante que aúna lo mejor de la cocina gallega, argentina e italiana, ahí es nada. Mamá Chicó está decorado con flores, plantas y lámparas vintage que le dan un toque íntimo y relajado. Lo más destacado de este restaurante es Chicó Bakery, un pequeño obrador acristalado donde preparan decenas de suculentas tartas y panes caseros con ingredientes naturales. En Mamá Chicó no te gastarás más de 35 euros por persona y cenarás con tu pareja como Dios manda.

Nuestra visita la puedes leer aquí.

Tepic

Podría contaros lo que convierte a Tepic (Ayala, 14) en un restaurante mexicano perfecto para ir en pareja pero mejor os dejo con el vídeo que grabó nuestra compañera Cristina en su visita. Reportaje completo aquí.

La Contraseña

La contraseña (Ponzano, 6) es un restaurante muy especial que combina la elegancia y la sorpresa a partes iguales. Irás descubriendo espacios a través de juegos hasta que llegues a la Sala y empieces a cenar. El diseño del local está basado en el reaprovechamiento de antiguos materiales, lo que le da un toque muy cool al restaurante. No puedes irte sin conocer su espectacular patio interior, su Gin Bar ni su espacio ‘El Escondido’, reservado solo para unos pocos elegidos. ¿El precio? Podréis cenar por menos de 30 euros cada uno.

Nosotros estuvimos hace tiempo y te lo contamos aquí.

Bendita Locura

Cenar en Bendita Locura (Príncipe de Vergara, 73) es lo más parecido de cenar en casa. Y es que tanto el ambiente como la decoración están pensados para que te sientas cómodo y solo te preocupes de disfrutar con tu pareja. La cocina non-stop es otro de sus puntos fuertes. En Bendita Locura se come cuando tienes hambre, sin imposiciones de horarios. No puedes irte sin probar su salmón al horno con cuscús y verduras y su musaka griega de ternera. El precio es otro de sus puntos fuertes, pues no te gastarás más de 25 euros por persona.

Nuestra compañera Lucía nos cuenta su experiencia aquí.

Paipái

Paipái (Plaza del Perú, 4) es uno de esos restaurante imprescindibles a los que llevar a tu pareja una vez en la vida. Fernando Ruiz presenta una carta donde predomina la cocina mediterránea que fusiona a la perfección con toques orientales y sudamericanos. El ambiente es romántico a más no poder, con toques cálidos y exóticos. Paipái cuenta también con terraza en la calle, punto de más para elegirlo para tu cena en pareja. Podréis comer por algo más de 25 euros por persona.

Si quieres saber más sobre Paipái, mira nuestro reportaje.

Somos

Somos Restaurante y sus impactantes vistas

Comer con vistas a Plaza España es posible gracias a Somos (Plaza España, 18). Somos está ubicado en el hotel Barceló Torre de Madrid y desde su restaurante puedes disfrutar de vistas privilegiadas de Madrid. El diseño llama la atención nada más entrar pero la oferta gastronómica no se queda atrás. En ‘Somos Day’ encontramos platos mediterráneos con influencias de la cocina Nikkei, Francesa o Escandinava para pasar a ‘Somos Night’, donde la carta se vuelve más sofisticada con propuestas más ligeras y enfocadas al picoteo. Después de la cena pásate por Garra, un bar superchic ubicado junto al lobby del mismo hotel.

Nosotros ya hemos disfrutado de Somos y te lo contamos aquí.

El Bund

El Bund (Arturo Baldasano, 22) es un restaurante que derrocha romanticismo por todos sus poros. Sus dos terrazas lo convierten en el sitio perfecto para una cena íntima en verano, pero su interior tampoco se queda atrás y nos permite disfrutar de uno los mejores restaurantes chinos de Madrid. La extensa carta de El Bund, con más de 200 platos, hará que te pierdas entre infinidad de sabores y texturas de ingredientes típicos de cuatro regiones diferentes de China, guiados a la perfección por 3 chefs diferentes. Como veis, un sinfín de posibilidades las que encontramos en El Bund por algo más de 30 euros por persona.

Nosotros estuvimos el pasado verano y te lo contamos aquí.

Fuego

Fuego (Hermanos Bécquer, 5) pertenece al grupo Los 4 Elementos y es el hermano pequeño de Aire. El restaurante es pequeño, cálido y acogedor, dividido en un salón y un pequeño reservado. La cocina de Fuego gira en torno a su horno de leña abierto a la vista y en donde el sabor de los platos coge un matiz espectacular. La carta es corta pero la calidad del producto y la manera de cocinarlo la convierten en una verdadera exquisitez. Por 35 euros cada uno podréis disfrutar del sabor inconfundible de la leña.

Mira cómo fue nuestra experiencia clicando aquí.

Tampu

Qué tendrá la cocina peruana que en los últimos años ha conquistado y revolucionado los paladares madrileños a partes iguales. En Tampu (Prim, 13) encontramos una magnífica representación de Perú adaptada a los gustos españoles. Además, el local está decorado para hacernos sentir en contacto con la naturaleza y la tierra, consiguiendo un ambiente íntimo perfecto para estar en pareja. No te puedes ir de Tampu sin probar el pisco y por supuesto su riquísimo ceviche amazónico. ¿Cuánto cuesta un viaje a la mejor cocina de Perú? Poco más de 25 euros. Así fue nuestra experiencia.

Nitty Gritty

Una preciosidad de restaurante creada por dos socios dueños de un estudio de arquitectura. Eso es lo que encontramos en Nitty Gritty (Doctor Fleming, 51). Estos socios han sabido rescatar lo mejor del diseño de algunos países europeos y otros como Australia y EE.UU. para crear un ambiente cálido y sobradamente romántico. El espacio está divido en un salón principal, una barra donde tomar unos vinos o cócteles y finalmente una terraza cubierta de esas que nos encantan. La cocina es mediterránea en su esencia con algunas propuestas saludables como la ensalada de tomate de la huerta con ventresca y las verduras al dente.

Nuestra compañera Adriana estuvo allí cenando y nos lo contó aquí.

Bodega los Secretos

Salones de Bodega los Secretos.

Cenar en la bodega más antigua de Madrid es posible gracias a Bodega los Secretos (San Blas, 4). Nada más y nada menos que 4 siglos de historia son los que preceden a este espacio que ha sido rehabilitado respetando la estructura original para convertirlo en un restaurante único en Madrid, donde puedes disfrutar de una intimidad total con tu pareja. En la carta vas a encontrar propuestas mediterráneas con un toque moderno como el laminado de pez mantequilla, el foie con puré de manzana y caramelo de pacharán o el trio de mini steak tartar con trufa, anchoa y wasabi. Sin duda un restaurante de los top románticos de Madrid que os hará pasar una noche inolvidable.

Todo lo que tienes que saber de la Bodega los Secretos está en nuestro artículo.

El Café de la Ópera

Uno de los restaurantes más sorprendentes que podrás encontrar en Madrid. Cenas cantadas y tematizadas en las que podrás escuchar a un tenor o una soprano mientras te sirven la cena. Tú y tu pareja podéis revivir, gracias al espectáculo lírico con el que se condimenta la cena, todas esas emociones que os unen como pareja. Además, sabemos que son muchas las parejas que aprovechan el momento idílico para pedir la mano. Menús con cena cantada desde 45€ por persona.

Una experiencia increíble en nuestra visita al Café de la Ópera

Superchulo

Restaurante Superchulo Madrid

Uno de los emblemas de la cocina saludable en Madrid. Con ambiente moderno y cocina de calidad, este restaurante es perfecto para una cena romántica en una de sus mesas apartadas, con luz tenue, muchas plantas y decoraciones de madera. El restaurante tiene un estilo personal, combinando murales de grandes artistas con fotos familiares de los dueños. En Superchulo no hay ni microondas ni freidora, ya que los consideran procesos nocivos de cocción del alimento. Precio 25€ por persona con bebida incluida.

Más información de este restaurante healthy en Malasaña aquí.

Pólvora

Pólvora

La atrevida propuesta gastronómica del chef Gonzalo Sainz encenderá la mecha y dará para una noche especial con tu pareja. El local, decorado por el afamado estudio de interiorismo Sayans bengoa, ayudará a crear ambiente con sus cortinas aterciopeladas y lámparas teatrales. Una botella de vino y una carta con herencias de distintas culturas culinarias hará el resto. Si sois de los indecisos, no os preocupéis porque cualquier elección será acertada. Eso sí, si aceptáis nuestra recomendación tenéis que probar su tarta de quesos ahumados para terminar en una nota dulce.

Lee más sobre nuestra experiencia aquí

Kiboka

Kiboka

En el barrio de Salamanca podrás disfrutar de una fusión gastronómica muy sorprendente. Si a tu pareja y a ti os gusta la cocina asiática, id a cenar a Kiboka. Su innovadora mezcla de cocina japonesa y de la China natal de su chef Quinfeng Li (más conocido como Dani) os enamorará. La decoración del interior recuerda a las calles más frenéticas de China y Japón. Podéis disfrutar de una cena más informal en su barra o en las mesas más elegantes que alberga en su interior. Por 30-35€ por persona podrás disfrutar de una espléndida cena romántica.

¿Quieres saber más sobre Kiboka? Encuentra nuestra reseña aquí

Los 10 restaurantes más románticos de todo Madrid

Ya llega. Todos los años por estas fechas el aire empieza a ganar densidad producto de que también hay gente que parece doblar su nivel de azúcar en sangre. San Valentín es el culpable. Queremos o no, ahí sigue riéndose de todo el que intenta ignorarlo. Pero es tarea inútil, al final necesitamos una lista de “los 10”. Como esta. Si ya sabes dónde declarar tu amor y más o menos tienes claro cuáles son los restaurantes más demandados de Madrid, te falta unirlo todo y aprenderte de carrerilla un ránking infalible y que puede salvar más de una relación: los 10 restaurantes más románticos de Madrid. Mesitas con velas, música de fondo, vistas insospechadas, entornos florales, platos bonitos… Cuidado, hay que tener la insulina a mano.

1. El Jardín de Orfila

Los amantes del envoltorio clásico ya conocen este rincón único dentro de uno de los hoteles más románticos de la capital. El bar inglés, el salón de té, esos jardines encantadores… Todo cuadra para vivir una velada casi de época. La comida está a la altura, pero qué más da, lo importante es el suspiro que provoca el lugar. Un Madrid diferente.

Salón y salida a la terraza. El Jardín de Orfila

2. Lúa

Cocina de mercado y de producto impecable. Lúa vale para casi cualquier noche pero para la gran noche todavía interesa más. Ambiente cálido, luz baja, paredes rugosas, mesitas para estar a un palmo… Sin duda, una opción para parejas con buen paladar.

Mesa puesta en Lúa. Restaurante Lúa

3. Bodega de los Secretos

La bodega más antigua de Madrid fue transformada en un espacio sorprendente pensado para conseguir la atmósfera que a veces necesita envolver una mesa y una silla. Los pasadizos subterráneos conducen hasta las hornacinas habilitadas para los comensales. Máxima intimidad y ojos bien abiertos para no perder detalle de la cueva con más de 400 años de historia.

Mesas en la galería. Bodega de los Secretos

4. Espacio 33

El icono en las alturas que necesitaba Madrid. Todas las metrópolis tienen el suyo. Su rascacielos donde comer y ver el horizonte. Las vistas –a la ciudad y la sierra- las pone este restaurante situado en la planta 33 de Torre Espacio. Es el restaurante más alto de España y sólo por eso ya merece coger el ascensor.

Mesa con vistas. Espacio 33

5. El Club Allard

Un clásico. Un imprescindible que renovó su trayectoria con los bríos que la chef María Marte ha sabido dar a esta cocina con dos estrellas Michelin. Dentro del edificio modernista de principios del siglo XX siguen luciendo elegantes sus inmensos salones. No es para todos los días, claro, pero hay que ir.

Sala de El Club Allard

6. Asiana Nextdoor

Aunque no se trate del pequeño local contiguo lleno de antigüedades, nos vale este restaurante especializado en fusión asiática y viajera que seguro que pone picante a la noche a dos. Iluminación tenue, platos chispeantes y divertidos y buena coctelería. ¡Ya te digo que si nos vale!

Mesas al fondo con cocina a la vista. Asiana Nextdoor

7. Du Liban

Local despampanante para una cena exótica. Y también romántica, que en eso estamos. Alta cocina libanesa con ese punto sensual tan personal que además se acompañará en San Valentín de un saxo y un piano como postre. Bueno, además del postre especial propiamente dicho que se revelará a su debido tiempo.

Chimenea encendida en Du Liban. Du Liban, Facebook

8. Ramón Freixa

El feliz complemento gastronómico del Hotel Único es el cuartel general del chef Ramón Freixa en la zona bien de la ciudad. El lujoso espacio, a la altura de lo que se presenta en las mesas, contribuye a que todo sepa y sea más especial, con salida además a un jardín verde por si la cosa no fuera ya suficientemente chic. Pues sí, es todo muy chic.

Detalle del espejo en el techo del comedor. Restaurante Ramón Freixa Madrid at Hotel Único

9. The Garden 2112 by Thaï Gardens

Más jardines y más comida asiática, que parece que es una fórmula infalible para arrebatar y conquistar. Tailandia es el país evocado en este caserón de Arturo Soria al que no le falta ni un detalle: orquídeas, budas, mesas bajas, jarrones, velas… Y una piscina en el jardín, donde las cenas se solicitan con más antelación. En invierno, el comedor es una opción más templada, claro.

Mesa de la piscina. The Garden 2112, Facebook

10. Café de Oriente

De nuevo un gran clásico (reinventado) que cada vez nos gusta más porque en el fondo su atmósfera sigue siendo difícil de igualar. Gran ubicación, aires históricos y, bajo el café, un restaurante íntimo, coqueto, encantador. Otra cueva detallista que augura final feliz.

Rincones del Café de Oriente. Café de Oriente, Facebook

¡Mesas llenas de amor! Los restaurantes más románticos de Madrid

Cada vez que se acerca un cumpleaños o un aniversario, comenzamos a pensar en regalos para nuestra pareja y en los planes que podemos organizar. Una de las opciones preferidas de la mayoría de las parejas es planear una cena romántica, un plan que nunca falla en ocasiones como San Valentín. Muchos deciden quedarse en casa y sorprender con un festín de romanticismo sobre la mesa, pero hay parejas foodies que prefieren salir a celebrar fuera esta velada.
Si este es tu caso, te proponemos que reserves una cena en uno de los maravillosos restaurantes románticos de Madrid que hemos seleccionado para ti. Si buscas un local especial y único, con un menú diferente y sabroso, no puedes dejar de leer nuestra propuesta. Y es que, aunque en el vídeo te mostramos algunas de las ciudades más románticas del mundo, las calles de Madrid también lo son y guardan un buen número de restaurantes en los que en los que celebrar el amor y disfrutar de las mejores cenas por San Valentín. ¿Quieres conocer nuestros favoritos?

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Benares

© Benares

La alta cocina india puede ser la opción ideal para disfrutar de una inolvidable velada el próximo 14 de febrero. Para ello, nada mejor que dejarte caer por el maravilloso Benares, situado en la céntrica calle Zurbano. Una muy buena opción puede ser su menú degustación, con el que podréis saborear sus mejores platos y disfrutar al máximo en pareja. Su precio es de 55 euros por persona
Para empezar, un delicioso amuse bouche perfecto para una primera toma de contacto con la cocina india. A continuación, disfrutaréis de una trucha asalmonada curada con especias Darjeeling, crema de maíz asado y eneldo. Después un kebab de cordero y pollo especiados con chile de cachermira, mentra y garam masala y pescado en salsa moilee, poriyal de remolacha y coco, crema de eneldo y pimienta rosa. Tras esto, un principal a elegir entre lomo venado especiado con cuatro pimientas, setas de temporada, mini zanahorias encurtidas y demi glace especiada o el clásico curry de pollo con base de tomate, cebolla y fenugresco. Todo ello estará acompañado de un surtido de panes hechos en el horno tandoor, dal makhani (salsa de lentejas) y un increíble arroz aromatizado con comino y azafrán.
Como broche final, un sorbete y un yogur al vapor con aroma de rosas de milhojas de coco, huevo, nuez moscada y cardamomo. ¡Para repetir!
Y por si además de la comida buscas un lugar súper especial para sorprender a tu pareja, éste también es tu lugar. Tiene tres partes diferenciadas: por un lado su zona de coctelería, por otro el restaurante como tal y, por último, la preciosa terraza. Una maravillosa experiencia con luz tenue que proporciona un ambiente íntimo y relajado.
Dónde está: C/ de Zurbano, 5
Más info: www.benaresmadrid.com / 91 319 87 16

Florida Retiro

© Florida Retiro

El restaurante de Florida Retiro, Pabellón, se convertirá en el lugar perfecto para celebrar uno de los días más románticos del año con una propuesta elaborada por el chef con Estrella Michelin Iván Cerdeño. Podrás degustar un menú sobrio, lúcido y sin artificios compuesto por platos inspirados en la gastronomía española.
Dentro de su carta podrás encontrar platos de la huerta como berenjena asada y lacada al carbón con sésamo tostado o puerros confitados con mousse de patata y huevo. También pescados y carnes de gran calidad como el entrecot de lomo viejo madurado, el cochinillo confitado, la merluza con bilbaina de ajos tiernos o el bacalao a la brasa confitada de pimientos rojos y tomate, entre muchas otras opciones. Por supuesto, también podrás finalizar la velada de la forma más dulce posible con postres como el tatín de manzana asada con helado de vainilla o la tarta cremosa de chocolate y frutos rojos.
Una experiencia de lo más foodie rodeada de un entorno natural: Florida Retiro se encuentra en el pulmón madrileño, el sitio ideal para dar un paseo romántico después de disfrutar de la comida.
Horario de El Pabellón:
De miércoles a domingo de 13:00h a 17:00h y de 20:00h a 02:00h
Precio ticket medio:
45€/persona (incluye bebida)
Precio menú degustación:
50€/persona (maridaje no incluido)
Dónde está: Paseo de Panamá, s/n. Parque de El Retiro.
Más info: www.floridaretiro.com

Madame & Monsieur Susita

© Grupo Sushita

El Grupo Sushita tiene dos restaurantes que ha agrupado bajo el mismo nombre Monsieur y Madame. Entre ambos establecimientos gira una historia de amor gastronómica de lo más original que merece la pena conocer. La carta de uno se complementa con la de otro: la carta de Madame Sushita es sofisticada y ligera, con propuestas como el trío de ceviches de atún, lubina y pez limón, el tataki de solomillo al carbón con papas y mojo picón, o los suculentos maki. Monsieur Sushita es algo más rudo, con platos llenos de sabores exóticos traídos de la India, Marruecos o Perú. Entre ellos puedes encontrar el tajine de cous cous con King prawns o la pastela de pato confitado con coulis de manzana.
Si sois una pareja que se atreve a probar sabores del mundo, no podéis dejar escapar ninguno de estos dos restaurantes de cocina fusión. ¿Os atrevéis?
Dónde está: Monsieur Sushita en Velázquez, 68 I Madame Sushita en Paseo de la Habana, 15.
Más info: www.sushita.com

En pleno barrio de Gracia se esconde la taquería Pikio Taco: pequeña y acogedora invita a vivir una gran experiencia entre sus paredes decoradas por el artista Zosen. La nueva carta de Pikio Taco combina platos de la gastronomía mejicana más tradicional con tacos fusión fruto de la cocina de mercado. Además la taquería ofrece cada semana una propuesta de taco diferente que varía dependiendo del producto local y de temporada. Asimismo su carta ofrece opciones vegetarianas y aptas para celíacos. En cuanto a bebidas Pikio Taco cuenta con diferentes opciones típicamente mexicanas como las aguas frescas, cervezas mexicanas como Modelo o Pacífico y cócteles característicos como el margarita o la michelada. Por otra parte Pikio Taco apuesta por los tequilas y los mezcales en su nueva carta ofreciendo una amplia selección de los más característicos.

Zielou

Tiene todo lo necesario para convertirse en un must de los amantes de la gastronomía y de los amantes… en general. Porque Zielou es uno de los restaurantes más románticos que ahora mismo puedas encontrar en la capital. Abierto recientemente en la primera planta de la estación de Chamartín, Zielou nace con la clara intención de hacernos volar sin alas. De entrada, a través de su espacio, decorado con sumo detalle por la prestigiosa interiorista Aurora Gámez. Es experta en psicología ambiental, lo cual se traduce en un sofisticado estilo neoyorkino, donde el negro y el dorado conviven con el azul marino a través de texturas metalizadas, terciopelos y mosaicos. La modulación de sus espacios, que dejan absoluta intimidad al comensal, te transportan a otro mundo, donde la protagonista eres tú.

© Zielou

Instalada en tu cómodo sofá, ya sólo tienes que dejarte seducir… y sorprender. Los hermanos Maestro, encargados de la gastronomía del local, ven en cada propuesta una obra de arte. Los platos tradicionales se reinventan para involucrar a tus cinco sentidos y que la experiencia sea única. Además, la posibilidad de elegir medias raciones en su carta hace que el viaje en pareja sea mucho más redondo.
¿Qué te recomendamos? Que compartas un steak tartar, acompañado de varias salsas para que le des tu toque. Si te gusta la trufa, pide la tortilla individual de huevo de corral y trufa malanosporum, servida en copa de cóctel. Su intenso sabor hará que quieras repetir. Como plato principal, nos quedamos con el muslo de pato confitado con foie y compota de manzana. Crujiente por fuera y jugoso a más no poder por dentro, se alza como el ave más veloz de la casa. El vuelo termina con unos postres deliciosos y unos cafés inusitados. Te animamos a probar su tiramisú en primavera y cualquiera de sus cafés con siropes. Y, si aún quedan fuerzas, atrévete con uno de sus cócteles, te van a conquistar.
También disponen de una amplia terraza en la que puedes comer o tomar un cóctel. En cualquier caso, tras probar Zielou te costará volver a poner los pies en la Tierra…
Dónde está: Estación de Chamartín
Más info: http://zielou.com/

Lobby Market

En plena Gran Vía está el oasis perfecto para pasar una velada en pareja. Lobby Market es un restaurante en el que encontrarás el tándem ideal para disfrutar de una cena o comida con esa persona especial: ambiente íntimo y gastronomía de calidad. Su decoración de aire rústico, los grandes espejos y las bonitas plantas forman un conjunto aún más romántico por la noche, gracias a la iluminación. Recientemente, el restaurante ha incluido nuevos platos en su carta, pero sigue fiel a su identidad: cocina gourmet a buen precio. Entre las novedades se encuentran platos con productos de mar y montaña, como el pollito de corral con risotto de pistachos o la raya a la sartén. No obstante, mantienen algunos de sus platos estrella como los langostinos tempurizados o la burrata ahumada.

© Lobby Market

¿Qué te recomendamos? Empezar la cena compartiendo alguno de sus entrantes, como el risotto de trompeta de los muertos, los langostinos o sus deliciosas croquetas caseras de jamón y boletus. Después, entre sus opciones del mar nos quedamos, sin duda, con el pulpo a la brasa con cremoso de patata revolcona y crujiente de yema y si eres más de carne no te puedes perder su presa ibérica de bellota con duxelle de setas, migas y cremoso de boniato. Para terminar la noche de la mejor manera, no podéis dejar de probar alguno de sus postres caseros. Nuestros favoritos son la tarta fina de manzana y hojaldre con helado de vainilla y el brownie de chocolate con nueces y helado de nata. Os sorprenderán tanto por su sabor como por su presentación, cuidada al detalle. Respecto a la bebida, cuentan, por supuesto, con una gran selección de vinos y una carta de cócteles entre los que podréis elegir. ¿Se te ocurre mejor plan para San Valentín?
Además, para aquellos que prefieran una comida o una cena más informal, Lobby Market también cuenta con un espacio de mesas altas en el que podréis disfrutar de sus deliciosas tapas.

Dónde está: Gran Vía, 10
Más info: www.lobbymarket.es

Miss Sushi

¿Te gusta el sushi? ¿No puedes resistirte a subir una foto al insta stories cada vez que sales a cenar? Si la respuesta a ambas preguntas es sí, entonces no puedes perderte Miss Sushi, un restaurante japonés con una decoración de lo más chic.

© Mis Sushi

Se trata de una cadena de restaurantes japoneses, por lo que podrás encontrarlo también fuera de Madrid. Te la recomendamos en general para calmar tus ansias de sushi, pero especialmente para este San Valentín, ya que su ambiente es perfecto para celebrar el día de los enamorados. Entre sus platos estrella se incluyen las gyozas, su sushi Miss Dragón (tienes que probarlo) e incluso un original sushi de chocolate. Una mezcla de sabores que merece la pena probar.
Puedes consultar su carta y la ubicación de los restaurantes en www.misssushi.es

Fellina

¿Sois amantes de la comida italiana? Entonces Fellina os encantará. Un restaurante en el que podréis degustar platos de pasta casera, risottos o pizzas entre otras muchas delicias de la gastronomía italiana. Todo ello a la luz de las velas en un ambiente muy cuidado.

© Fellina

No podéis dejar de probar sus espagueti a la carbonara, con la auténtica receta romana de huevo, guanciale y pecorino, la pizza napolitana frita o sus albóndigas caseras de ternera con puré de patata. Los más golosos también podrán terminar la comida o la cena con uno de sus postres: helados artesanales, panna cotta, flan y su dulce estrella, el tiramisú.

Dónde está: Caracas, 21
Más info: www.fellinamadrid.com

Gofio

© Gofio

¿Qué te parecería llenar de sabor canario tu noche de San Valentín? Si te atreves con este punto original y atrevido y quieres redescubrir la gastronomía de las Islas más allá del mojo picón, Gofio es tu lugar. Ubicado en el madrileño Barrio de las Letras, este pedacito de Canarias en la capital es una excusa perfecta para ponerle clima tropical a nuestro frío mes de febrero. ¿Cómo? Con una carta llena de sabor, intensidad y unas cuantas sorpresas que dan comienzo desde el primer momento con una cuidada selección de vinos canarios que merece la pena que probéis.
La materia prima de primera calidad y el impulso de los pequeños productores canarios son dos de los motores que hacen funcionar Gofio. Precisamente ambos motivos hacen que su carta, que no aglutina más de 15 platos, vaya variando en función de los productos de temporada del momento. A pesar de sus variaciones, sin duda hay algunos imprescindibles que tenéis que probar como su especial entrante con vieira o su roastbeef de txuleta a la brasa con durazno herreño, queso gomero y mojo palmero. Como ves, todo un paseo gastro por las diferentes islas que forman el archipiélago canario.
Nos parece un sitio genial para cenar en pareja, sobre todo si a los dos os atrae un tipo de cocina diferente y con contrastes originales. Además, no dudes en preguntar cualquier duda que te pueda surgir porque el personal te explicará muy amablemente los ingredientes y la preparación de estas recetas que son un guiño a la cocina tradicional canaria desde la vanguardia.
Dónde está: Calle Lope de Vega, 9
Más info: www.gofiobycicero.com

Du Liban

© Du Liban

Si tienes claro que tu cita de San Valentín tiene que ser exótica, por tu propia personalidad y la de tu pareja, no podemos recomendarte un lugar mejor que el restaurante libanés Du Liban, el primero de este tipo alta cocina de Madrid. Además de contar con unos salones llenos de encanto, allí ppodrás disfrutar de algunos de los sabores más representativos de la cocina árabe.
Un delicioso hummus, crema de pimientos, nueces y granada, rollitos y empanadas balinesas, cordero… Y como no, el punto dulce con postres como un milhojas rellenas de crema ashta y acompañado de un delicioso té moruno que, sin duda, te ayudará a entrar en calor en las duras noches de invierno.
A la propuesta gastronómica se une la posibilidad de compartir en pareja sus shishas de diferentes sabores, mientras nos deleitamos con música árabe en directo. Una sugerencia que, sin duda, hará las delicias de las parejas más exóticas en lo que a comida se refiere. ¡Atrévete a cambiarle el sabor a tu San Valentín!
Dónde está: Calle de la Estafeta, 2 (La Moraleja)
Más info: www.restauranteduliban.es

La Casa dei Pazzi

© La Casa dei Pazzi

¿Qué puede haber más romántico que compartir un plato de espagueti en la noche de San Valentín tal y como lo hiciesen Golfo y Reina en La Dama y el Vagabundo? Aunque ya te anticipamos que si os decidís por ir a La Casa dei Pazzi no vas a querer compartir tu plato con nadie. Y es que, ¿quién puede resistirse a una de sus deliciosas pizzas con una abundante cantidad de mozzarella? Nosotras probamos la versión más light de esta receta típicamente italiana y nos decidimos por la de berenjena asada… ¡Buenísima!
Además, tiene una amplia variedad de platos representativos del país de la bota como risottos, platos de pasta fresca o postres como su increíble tiramisú, muy muy cremoso y con tanto mascarpone que morimos de amor desde la primera cucharada. En La Casa dei Pazzi optan también por recetas tendencia como su ensalada de quinoa, elaborada con pulpo, tomate seco y aguacate. Súper fresquita y una opción perfecta para no tener una digestión muy pesada por la noche.
Además de la comida, este restaurante situado en la zona de Ríos Rosas tiene el empaque y la sofisticación de un restaurante de toda la vida. Su suelo de mármol negro y sus inmensos ventanales nos invitan a permanecer en él, reírnos y disfrutar de una cena en pareja de esas que quieres que no se terminen nunca.
Dónde está: Calle José Abascal, 8
Más info: www.lacasadeipazzi.es

Flavia

© Flavia

Una trattoria italiana decorada con mucho gusto, con una luz tenue, en una de las mejores zonas de Madrid y sobre todo, con una cocina que te dejará tan buen sabor de boca que no dudarás en repetir. Hace algo más de un año que toda la esencia del país de la bota llegó a la Milla de Oro madrileña. Productos de máxima calidad y una cocina tradicional en la que cada receta se elabora con mimo son algunas de sus principales características. Te recomendaríamos que pruebes toda su carta pero, puestos a elegir, no te pierdas la burrata con tomates secos aliñados, aceite de oliva virgen extra y pan de cristal. Te aseguramos que no es una burrata más… ¡Está deliciosa!
Dentro de sus platos principales, destacamos su pizza alla tartufina, elaborada con tomate, mozzarella y trufa negra. Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que se trata de una de las pizzas más sabrosas que hemos probado nunca, así que no te la pierdas. Además, podéis disfrutar de una variada selección de pasta, pasta fresca y pasta fresca rellena con las salsas más sabrosas que te trasladarán directamente a una trattoria romana y te seducirán desde el primer bocado.
Y, para ponerle el broche de oro a tu noche romántica, no dudes en probar sus cócteles. Algunos clásicos como el Manhattan o el Blody Mary son un acierto seguro. Seguro que ya estás deseando tener motivos para celebrar, ¿verdad?
Dónde está: Calle Gil de Santivanes, 2
Más info: www.flaviamadrid.com

¡Ándale! Los mejores restaurantes mexicanos de Madrid
Los restaurantes orientales que deberías probar si visitas (o vives) en Madrid
¿Loca por el atún rojo? Descubre los restaurantes de Madrid que no te puedes perder

20 restaurantes románticos (que no ñoños) para sorprender a ese mozo(a)

Sea San Valentín o un martes cualquiera, sigues sin tener excusa para no darle una sorpresa a ese mozo o moza que hace palpitar tu corazón de melón cual patata frita -la cosa era usar muchas metáforas gastronómicas-. En eat&love somos poco amigos de lo cursi, pero tenemos un dogma de fe: aunque sea de forma rabiosamente efímera y banal, comer bien da la felicidad y comer en buena compañía la multiplica. Te invitamos a que agarres del brazo a ese chavalín(a) y que lo saques a descubrir el Madrid gastronómico más allá de “El Tigre” y el chino de plaza España. Porque entre el amor ciego y ponerse ciego solo media una palabra y hace un rato que nos la hemos comido, te recomendamos 20 restaurantes románticos (que no ñoños) en Madrid (actualizado a mayo de 2018). Enciende las velas, ¡que nos vamos!

Alpe: pequeño paraíso ‘foodie’ con corazón en Chamberí

Si tú y tu tortolito/a sois de paladar fino, Alpe os va a emocionar. En este nuevo local de Chamberí que te recomendamos aquí el chef Javier Villasevil (formado en la escuela Le Cordon Bleu y con experiencia en varios estrella Michelin) sirve el alma en cada plato. El amor se conjuga aquí en cada detalle: el precioso local de sabor francés y aires nórdicos (llámalo hipster, llámalo x: sea como sea, mola) decorado con muchísimo gusto por Marta López de Asiaín; las mesas con mantel (así, ¡sí!); las luces ténues; la atmósfera romántica y acogedora (¡hygge!) que invita a mirarse a los ojos y, claro, la cocina de Javier. Alpe te propone un viaje a través de un menú degustación de 10 platos o 5 platos en el que vas a saborear una cocina de base tradicional y súper producto que sorprende por sus giros viajeros y creativos. Para nota su trío de snacks (¡pasada de presentación!) o el salmón con espumoso de piña.

Precio medio por persona: 36€ + bebida (menú ‘Maggia’ de 5 platos) 59€ + bebida (menú ‘Cervino’ de 10 platos)

C/ Fernando el Santo, 25 (Metro Colón, Alonso Martinez)

RESERVA EN ALPE

Gioia: romanticismo a la italiana (y la mejor pasta de Madrid) en Chueca

Si no tienes claro de qué va tu pareja, ya sabes que ir a compartir spaghettis cual Dama y su vagabundo es un acierto seguro. Disfrutar de unos deliciosos fetuccini acompañados de un vino de chianti siempre hace saltar chispas y en Madrid hay restaurantes italianos increíbles. Nuestro favorito (y te lo decimos sin pestañear) es Gioia, en Chueca: un restaurante con con cocina italiana de vanguardia que su chef, Davide Bonato, elaborada con un producto 10 y un mimo absoluto (como te contábamos aquí). Y es que, aunque Gioia significa ‘joya’ para nosotros es sinónimo de amore del bueno: por su cocina (ojo a sus pastas: tienen fama de ser de las mejores de Madrid, ¡y es por algo!); por su ambiente íntimo y romántico a más no poder y sin “postureos” y, cómo no, por Daniela y Davide, que desde la sala y la cocina respectivamente se han dejado el cuore en su restaurante. ¿Tentador? Atención a algunos de los platos de su carta: tagliolini hechos a mano con trufa, yema de huevo y cacio nerone; risotto con alcachofas, gambas rojas y hierbabuena y sus nuevas pizzas elaboradas con harina caputo y masa fermentada 48h como la Davide Bonato (nuestra favorita) con gigantes lascas de trufa fresca, huevo y jamón ibérico,

Precio medio por persona: 35-40€

C/ San Bartolomé, 23 (Metro Chueca)

RESERVA EN GIOIA

Ático: amor con vistas a la Gran Vía (y estrella)

Si quieres impresionarle con un sitio fino, fino -que no casposo, ojo-, con unas preciosas vistas a nuestra Gran Vía y una cocina de 10 firmada por Ramón Freixa (1 Estrella Michelín) tu restaurante es Ático, en el hotel The Principal del que te hablamos aquí. Su carta es informal, sencilla y honesta, pero con nivelazo e ingredientes de temporada. Te propone platos de base tradicional española, pero con el toque de varita de Ramón Freixa que los hace súper especiales (no por nada pueden presumir de tener un Sol Repsol). Cuando te vayas no dejes de subir al Ático del hotel a ver las vistas de Gran Vía y Alcalá (espectaculares) y, si no hace mucho fresco, pedir un cóctel. Te prometemos, como poco, la mejor foto que te vas a poder hacer en Madrid con el Metrópolis de fondo 😉

Precio medio por persona: 45-50€ pp.

C/ Marqués de Valdeiglesias, 1 (Metro Gran Vía)

RESERVA EN ÁTICO

Propaganda 12: ‘amore’ en italiano para una cita informal y chic (vino en mano) en Chueca

Propaganda 12 (Chueca) es uno de esos escasos locales a los que nos hemos vuelto adictos. De esta vinatería italiana de interiorismo decadente y más chic que el mismísimo Versace nos gusta todo: su infinita carta de vinos italianos (¡obvio!), su selección de platillos patrios e internacionales (embutidos italianos, pasta fresca del día, ceviche mexicano …), su brunch con champagne y, lo mejor, la sonrisa de boca a oreja de su propietario, Mattia. Si eres de los nuestros y te van las citas informales (puedes sentarte en una mesa o encaramarte a su barra) pero con estilazo y su correspondiente dosis de romanticismo (indie, eso sí) Propaganda 12 es sin duda os robará el cuore.

Precio medio por persona: 25-30€ pp.

C/ Libertad, 12 (Metro Chueca)

RESERVA EN PROPAGANDA 12

Fuego: el romanticismo del siglo XVIII

De los creadores de la rotisserie Aire llega este local que te invita a emprender un viaje al ambiente y técnicas culinarias del siglo XVIII: Fuego. Aquí, en un salón coqueto y muy clásico y hasta ñoño que recrea el ambiente de una casa de la campiña francesa de la época vas a disfrutar de una cocina -única en Madrid- basada en el horno de leña y la parrilla. Las carta es corta y va al grano (o, si lo prefieres, “al fuego”, que aquí no ha llegado ni la electricidad: no la utilizan en ningún plato): alcachofas a la ascua de encina; carnero al sarmiento (¡ahumado con heno!); tortilla con huevos de corral al fuego… Todas sus propuestas se basan en recetas originales de los siglos XVIII y XIX preparadas siempre con súper producto de temporada de las mejores granjas, lonjas y huertas.

Precio medio por persona: 45-50€

C/ Hermanos Becquer 5 (Metro Gregorio Marañón)

RESERVA EN FUEGO

Brasserie Antoinette: el ‘amour’ que se conjuga en francés

Los amantes de la cocina francesa estamos de suerte con Antoinette , uno de los pocos representantes de esta cocina en Madrid. Montado por un grupo de auténticos franceses, Antoinette es un brasserie que, como debe ser, abre su cocina todo el día a los morros finos hambrientos. El restaurante, muy formal, ha cuidado al milímetro su interiorismo, perfecto para una cena romántica de las de libro. El local se distribuye en varias estancias que recuerdan a una casa palaciega (no como la tuya y la nuestra, precisamente). A los fogones manda el chef Jean-Jacques Payel, que ha diseñado una carta de sabores franceses auténticos con ingredientes casi siempre importados de Francia. Cuentan que su magret de pato con puré de remolacha y maracuyá y su Boeuf bourguignon (ragú de buey y verduras) son como para subirse a la mesa y entonar la marsellesa. También, como no podía ser de otra forma, tienen una maravillosa carta de auténticos crepes y gofres.

¿Lo pruebas y nos lo cuentas?

Precio medio por persona: 35-40 €

C/ Preciados, 34 (metro Callao)

RESERVA EN BRASSERIE ANTOINETTE

Naia Bistró: la joya ‘BBB’ de la plaza de la Paja

Naia uno de nuestros BBB (ya sabes: restaurante Bueno-Bonito-Barato) de nuestros favoritos. Si buscas un local súper mono con platos sencillos y muy bien ejecutados que encantarán a todo el mundo en uno de los rincones más coquetos de Madrid -la plaza de la Paja-, Naia es tu sitio. En Naia (te contamos aquí nuestra experiencia con “platos y señales”) apuestan por una cocina de mercado mediterránea que está para chuparse los dedos. En su carta vas a encontrar hits habituales como su tartar de atún rojo con wasabi, sus croquetas de jamón ibérico con mayonesa de piparras o su carrillera de cerdo con cacao. Una propuesta de las que no fallan en un ambiente perfecto y a un precio redondo (de vez en cuando, además, tienen buenos descuentos en El Tenedor, ¡echa un ojo!). ¡Perfecto!

Precio medio por persona: 30-35 €

Plaza de la Paja 3 (metro La Latina)

C/ Preciados, 34 (metro Callao)

RESERVA EN NAIA

Vinoteca Moratín: romanticismo (y un buen vino) en Huertas

Si buscas un rincón íntimo en pleno barrio de Huertas donde disfrutar de una comida honesta regada con un buen vino y rodeados de libros y una decoración encantadora, la Vinoteca Moratín te va a enamorar. Aquí, en un ambiente que recuerda a un coqueto bistrot parisino, vais a poder probar una cocina de mercado tradicional elaborada con muchísimo mimo el chef Marcos Gil. En ella vais a encontrar platos de raíces como su famoso salmón marinado en casa con vinagreta de encurtidos; su steak tartar o sus canelones de carrillada de ternera. ¡Ah! Y como no hay nada que maride mejor con una cena romántica que una copa de un buen vino, en Vinoteca Moratín podréis elegir entre una selección súper extensa de referencias. ¡El paraíso de los morros finos! Si quieres saber más detalles sobre Vinoteca Moratín, te hablamos de ellos aquí.

Precio medio por persona: 30 – 35€ pp.

C/ Moratín, 36 (metro Atocha)

Fismuler: romanticismo ‘hygge’ en Alonso Martinez

Nino Redruello -chef y socio de Fismuler– no quería diseñar un restaurante romántico. Pero, sin querer, lo hizo. Fismuler es el escenario perfecto para una cita romántica íntima, informal y sorprendente: un ambiente cálido, de luces bajas, maderas rústicas y velas, hygge, en definitiva -la palabra danesa de moda que significa algo así como gustoso-. A la estampa sólo le falta un poco de música para ser perfecta, ¡y la tiene!. En el local suelen tocar en directo pequeñas bandas de jazz. Pero lo mejor, lo que realmente te va a “el cuore“, es su cocina, honesta y esencial como los buenos amores. Nino Redruello y Patxi Zumárraga parten de un producto excepcional (casi siempre ecológico y de proximidad) para proponer una carta de temporada que cambia a diario. Sus favoritos son los platos a base de combinaciones de verduras variadas y proteína al estilo escandinavo. Ellos siempre dicen que son todo “idioteces”, pero que no te engañen: aquí hay técnica por un tubo y, lo mejor, sabor, sabor y más sabor. Esto si es un flechazo, y no los de Cupido.

Precio medio por persona: 35-40€ pp.

C/ Sagasta, 29 (Alonso Martinez)

La Primera: romanticismo con sabor a Cantabria y vistas a Alcalá, Gran Vía y Cibeles

La Primera es la última apuesta de los dueños de La Maruca y Cañadío. Aquí la cocina cántabra tradicional preparada con el mejor producto sigue siendo muy importante, pero lo que te dejará boquiabierto es su local espectacular, súper elegante y moderno ubicado en un precioso edificio clásico entre Gran Vía y la calle Alcalá con unas impresionantes vistas. Aquí, en medio de un espectacular vergel, vas a poder comer platos de cocina de mercado como sus míticas rabas de Santander o sus anchoas de Santoña; su puntelete tratado como risotto; sus platos de merluza de la rula o sus callos a la montañesa y su cordero deshuesado. De postre no olvides dejar sitio para su archifamosa tarta de queso 😉

Precio medio por persona: 35-40 € pp. aprox

Gran Vía, 1 (Metro Sevilla)

Bodega de los Secretos: cena en una cava del siglo XVII

Si quieres sorprender a tu pareja con algo realmente espectacular y dejarla boquiabierta y ojiplática, intenta conseguir sitio en La Bodega de los Secretos (calle San Blas 4 – 35 €/pp). En pleno Barrio de las Letras se esconde esta bodega rehabilitada con más de cuatro siglos de antigüedad, que tanto almacenó vinos de monjes como sirvió de refugio a las tropas de Napoleón o a quienes huían durante la Guerra Civil. En este espacio lleno de magia y pasadizos secretos podréis disfrutar de una cocina mediterránea “estilo batiburrillo” (tartar de atún rojo; pulpo a la brasa con patata trufada; risotto cremoso de boletus y espárragos trigueros; hamburguesa de ternera con foie y cebolla caramelizada…): no es que sea la carta más original y foodie del mundo, pero es la típica resultona que siempre gusta.

Precio medio por persona: 35-40 € pp. aprox

San Blas, 4 (Metro Tirso de Molina)

RESERVA EN BODEGA DE LOS SECRETOS

Foto: Atelier Belge

Gourmand Atelier Belge: cocina belga hecha con amor

Otro sitio que no te defraudará es el Atelier Belge. Después de años triunfando con su brasserie de Martín de los Heros, han abierto un nuevo restaurante, precioso y romántico, en la calle Bretón de los Herreros. Aquí podréis disfrutar de la cocina belga en versión moderna de Etienne Bastait (y juraros amor eterno mientras chuperreteais mejillones), todo acompañado de una fenomenal selección de maravillosas cervezas belgas. La carta se elabora siempre con producto de mercado y en ella vas a encontrar platos como sus mejillones a la marinera, su risotto de bogavante con helado de parmesano, su raya a la mantequilla negra o su arroz con vieiras. En un restautante belga fetén como este no podía faltar una sección de auténticos gofres (dulces y salados) y, claro, un postre de chocolate belga en 8 texturas para quitar el hipo.

Precio medio por persona: 40 € pp. aprox

Bretón de los Herreros, 39 (Metro)

Foto: Madame Sushita

Madame Sushita: amores exóticos con sabor a Asia

Sushita ya nos conquistó con Sushita Café y su buen sushi hecho al momento y ahora nos ha encandilado con su nuevo concepto en Castellana: un local con guiños a oriente y occidente que recuerda a la biblioteca de Hogwarts con un toque cool. El sitio es perfecto para dejar a tu cita con la boca abierta: interiorismo sorprendente y súper acogedor, sushi artesano hecho al instante, platos al carbón, cocina fusión y asiática… Tu tortolito/a se va a caer de espaldas y, lo mejor, ¡no te va a salir nada caro!

Precio medio por persona: 25-35 €

Paseo de la Habana 15 (metro Santiago Bernabéu)

RESERVA EN MADAME SUSHITA

Foto: Cannibal

Cannibal Raw Bar: crudívoros, esta es vuestra media naranja

El local que ocupaba antiguamente el Café Oliver -famoso por sus brunch– es desde hace un par de años el hogar del Cannibal Raw Bar. Que no te engañe este nombre tan bestia: el encantador interiorismo del espacio sigue intacto, y nada más entrar te quedarás prendado con la elegancia confortable de sus maderas, dorados, espejos y el mármol blanco de barras y mesas. La cocina, como no, no se queda atrás: con producto recién traído de Galicia -tienen otro local en Coruña- preparan muchos platos en crudo (tartares, ceviches, tiraditos, carpaccios) combinados con una propuesta más clásica de cocinados entre los que encontrarás buenas carnes, pescados y mariscos.

Precio medio por persona: 30-35 €

C/ del Almirante 12 (metro Chueca)

Foto: Vyrlova Style

Ganz Café Bistrot: romanticismo en el barrio de Las Letras

Nos movemos finalmente al barrio de las Letras para descubrirte Ganz Café Bistrot, un restaurante de aires franceses en un pequeño local con un aire bohemio único. Además de tener uno de los mejores brunch de la ciudad, en su carta renovada podrás encontrar desde clásicos del local como sus alcachofas con crujiente de ibérico, a platos de aires españoles e internacionales como su cordero con cous-cous y salsa de curry o su cochinillo con salsa de membrillo y sobrasada, perfectos para una cenita romántica muy íntima.

Precio medio por persona: 30-35 €

C/ de Almadén 9 (metro Atocha)

Foto: Bar Galleta (corregida)

Bar Galleta: Malasaña en clave ‘hygge’

Si lo que buscas es un BBB (Bueno-Bonito-Barato) de los que quitan el hipo por su bonita decoración, el Bar Galleta (Malasaña) es tu restaurante (que de bar, por mucho que diga el nombre, tiene más bien poco). La comida, hay que decirlo, es normalita, pero la relación amor / precio es más que justa y el ambiente es una maravilla. En un local con mágicas tenues y cálidas de esos que invitan a hablar bajito y mirarse a los ojos podrás probar una cocina informal de estilo creativo mediterráneo fusión, y postres a base de las galletas Fontaneda (y es que el nombre del local viene justamente de que los propietarios pertenecen a la familia que creó las famosas galletas, ¡qué cosas!) .

Precio medio por persona: 25 – 30€ pp.

C/ Corredera Baja de San Pablo, 31

Camoatí: romanticismo ‘indie’ para amantes de la buena carne argentina

Si tu mozo/a es de perfil indie-bohemio queremos proponerte un local de La Latina que nos ha encantado por su espíritu canalla y su ambiente romántico, pero sin ñoñerías, “a la argentina”: se trata del Camoatí: un restaurante argentino con una cocina estupenda y una muy buena relación amor / precio perfecto para los amantes de la carne. Entre sus platos vas a encontrar opciones de inspiración italiana como su provolone con tomate seco o su vitello tonnato y, cómo no, platos de carnaza argentina como su entraña con chimichurri (lo mejor del local). Si quieres leer nuestra experiencia con “platos y señales” te lo contamos todo aquí.

Precio medio por persona: 25 – 30€ pp.

C/ Alfonso VI, 3 (Metro La Latina)

Foto: Thenotebookmadrid.com

El vagón de Beni: cena romántica a bordo de un tren de época

Si lo que buscas es un local romántico a la vieja usanza y punto pelota, El vagón de Beni en el Hoyo de Manzanares, es tu restaurante. Aquí vas a encontrar una cocina refinada y con aires mediterráneos y franceses en un antiguo vagón de tren de época. En su carta platos como sus croquetas de carabineros, zamburiñas a la gallega, lomo de buey gallego o merluza de pincho. Si quieres sentirte como si estuvieses cenando a bordo del Orient Express, esta experiencia te encantará.

Precio medio por persona: 45-50€ pp.

C/ San Macario, 6 (Hoyo de Manzanares)

– MAPA DE RESTAURANTES ROMÁNTICOS EN MADRID –

Somos Susana y Fabio, foodies empedernidos, viajeros y diseñadores de experiencias gastro (eat & love studio). Te recomendamos los mejores locales de Madrid. ¿Te apuntas a comer y amar con nosotros?

All You Need Is Food: restaurantes románticos en Madrid para enamorarse

Los restaurantes románticos de Madrid hacen que te enamores más de ellos que de tu pareja.

La cena romántica perfecta necesita un escenario perfecto: uno de esos lugares para cenar en pareja que encienden la magia y garantizan que una cita especial salga redonda. ¿Oyes ya los violines de fondo?

Arréglate un poco, báñate en perfume y asegúrate “el postre” con una visita a alguno de estos restaurantes románticos en Madrid.

Botania

Plaza de España, 5 (Conde Duque)

Larrumba nunca decepciona: en los restaurantes de este grupo gastronómico se han fraguado amores más fuertes que el de Titanic. Botania, para asuntos del corazón, es el place to be, aunque tampoco tacharíamos a ninguno de sus hermanos de la lista. Y por eso damos gracias a Fever por este plan romántico en cinco restaurantes de Larrumba. Quienes tengan más de una cita lo van a agradecer.

Ya que estás, tampoco te pierdas este menú para dos en UMO.

Maitia

Calle Trueba y Fernández, 161

Forma parte de nuestros restaurantes franceses favoritos, y comer aquí es un placer, porque su chef pone mucho esmero en su cocina, trasladando sus sentimientos a los platos. Cuesta trabajo elegir, lo bueno es que en una comida romántica participan dos bocas y dos estómagos. El confit de pato es una delicia y arranca oh la las en todas las mesas. El precio está alrededor de los 40 euros.

Hot Now

Calle Barbieri, 14 (Chueca)

Encabeza nuestro ránking de mejores restaurantes italianos y también se ha hecho un hueco en nuestra selección de restaurantes románticos de Madrid. Motivos hay muchos, como esas pizzas al hornos para compartir y morirse del gusto, su atmósfera íntima e informal y esta oferta para dos personas que está para chuparse los dedos.

The Doger Café

Calle de los Mesejo, 14

No hay constancia de que ningún ser humano se haya resistido al primer café con cachorros de Madrid, donde además de perritos a los que mimar hay cocina vegetariana de la buena. No creo que necesites más argumentos para convencer a tu cita de que te acompañe, verdad? Consigue este plan especial de San Valentín.

Yugo the Bunker

Calle de San Blas, 4 (Las Letras)

No le bajes la luna, que está ya muy visto: dale una estrella, pero Michelín. En el firmamento culinario de Madrid brilla con fuerza Yugo, la recreación de un búnker japonés de la Segunda Guerra Mundial donde impera la ley de la alta cocina.

Es uno de esos restaurantes para parejas que necesitan un chispazo para salir de la rutina. ¡Esta oferta en su club privado es para quedarse de piedra!

El Jardín de Orfila

Calle Orfila, 6 (Chamberí)

Se trata del restaurante del hotel que lleva el mismo nombre. Aunque lo ideal es poder disfrutar de su zona al aire libre, ya que es uno de los mejores restaurantes románticos con terraza en Madrid. Cuando el tiempo no acompaña puedes disfrutar de un interior precioso e ideal para ponerse románticos gracias a su iluminación. El precio medio ronda los 60-80€.

Mr. Frank

Calle Jovellanos, 6 (Chueca)

El ambiente es muy desenfadado, pero al mismo tiempo la decoración y la música lo convierten en uno de los restaurantes románticos para modernos más solicitados, por eso de tener sillas dispares o adornos sin sentido.

La carta no es muy extensa, pero todo está preparado con buen gusto y acierto, como su secreto ibérico con salsa de almendras. El precio está entre los 25 y los 30 euros. Apúntatelo si estás buscando restaurantes románticos y baratos en Madrid.

Morao Tapas

Calle Velázquez, 40 (Barrio de Salamanca)

Si tú y tu pichoncito sois más de picotear sin perder el toque romántico, esta es vuestra opción. La cocina está descubierta, por lo que podéis ver cómo lo preparan todo o hacerte el interesante explicando a tu fichaje cómo cocinan lo que habéis pedido. El pincho de solomillo con brie nos encanta. Tenlo en cuenta cuando estés planeando cenas románticas económicas.

Al corazón se llega a través del estómago. Nosotros ponemos la recomendación gastronómica, el resto es cosa tuya.

Hoy toca post romántico y acaramelado. Después de un verano de calor, toca reafirmar en septiembre lo que hemos sembrado durante las vacaciones, retomar ese amor que dejamos en pausa o simplemente disfrutar con nuestro costillo o costilla de lo que queda de estío. Porque al amor hay que alimentarlo (y eso que él no alimenta), hoy te proponemos diez restaurantes para sorprender a tu pareja en Madrid. Y recuerda: en nuestra selección de restaurantes románticos no te faltarán buenas ideas para concluir con éxito esa conquista.

Minabo: Para las parejas que aprecian el sentido del humor y la mejor gastronomía de fusión. Este restaurante es conocido entre los entusiastas de la cocina nipona, que se hermana con la gastronomía latina. ¿El resultado? Platos y propuestas refrescantes, muy actuales y sorprendentes, en un local donde la intimidad es lo que prima. Comparte con ese alguien especial su Salmón Tower, las Vieiras Ten, los Makis Crazy Roll o alguno de sus dulces postres.

Puerta 57: Ideal para futboleros y futboleras de pro (está dentro del Santiago Bernabéu) que buscan aunar su pasión deportiva con la amorosa. Lo cierto es que este elegante espacio es de todo menos informal, y su cuidada gastronomía de mercado, unida a la cuidada decoración, lo hacen un restaurante perfecto para aquellos a los que el deporte rey nos escama en diferentes grados. Nota para los amantes del marisco: disponen de su propio vivero, así que la frescura es máxima y la calidad, óptima.

BrasayLeña: Ahora que las Olimpiadas han puesto aún más si cabe a Brasil de moda, nosotros te proponemos que explores su gastronomía. En este país latinoamericano la carne es protagonista de la oferta gastronómica, como deja patente la carta de este restaurante más que recomendable. Debes decantarte por sus deliciosos cortes de res, pollo y cerdo, servidos en grandes pinchos y cortados en tu plato por los churrasqueros. También, como entrada, o plato principal, ricos chorizos y pancetas preparados de mil y una maneras. ¡El pecado de la carne nos atrapa!

Ginos (Velázquez): La cadena Ginos es la mejor alternativa para las parejas que desean disfrutar de la mejor gastronomía italiana a precios asequibles. Te garantizamos que en sus cocinas se esmeran por preparar los platos con todo el cariño y dedicación del mundo, y con materias primas de primerísima calidad y con un horno tradicional del que salen deliciosas pizzas. El de Velázquez es uno de los espacios más populares entre nuestros usuarios. Reserva y descubre por qué…

Restaurante Oven Gran Vía: Sí, la cocina italiana es una de las más asociadas al romance. Y no solo porque desde Hollywood nos lo hayan impuesto. Recetas de sabor insuperable, sensoriales, elaboradas exprimiendo lo mejor de cada materia prima lo hacen posible. Y en este céntrico restaurante, en plena Gran Vía, descubrirás el potencial afrodisiaco de sus platos. Además, como está muy bien situado, luego puedes continuar la noche en cualquiera de los locales de Malasaña o alrededores.

Wok Garden Azca: Si te encanta celebrar la vida con tu pareja y comer mucho y bien, entonces te proponemos disfrutar del riquísimo bufet del Wok Garden Azca. Con una gran calidad, podrás repetir y repetir lo que quieras de entre sus numerosas propuestas de cocina asiática. Nada que ver con lo que te ofrecen en otros sitios similares, por cierto…

Restaurante Kabuki Wellington: Si le gusta la cocina nipona, dispone de un cierto presupuesto o va a celebrar algo muy especial, este estrella Michelin es el lugar donde debe reservar. Bajo el mando del revolucionario Ricardo Sanz en cocina y Paco Cantos en Sala, Kabuki es, sin duda, uno de los mejores japoneses de España. Si es aficionado al vino pónganse en las manos experimentadas de Silvia García, ya que la sumillería es una de las principales apuestas de este espacio y de los otros restaurantes del grupo Kabuki. Indispensable su sushi.

La Máquina de Chamberí: Nos encanta la calle Ponzano, y es en esta vía de las gastrotabernas de referencia donde nos topamos con uno de sus más exitosos locales. El grupo La Máquina lo hace mejor que bien en este restaurante, en cuyas mesitas debes reservar si no quieres esperas eternas o conformarte con la barra. Se llena, y es por varias razones: su ambientazo, la estupenda carta de bocatines y pinchos y los mariscos, de primera calidad.

Restaurante O’Grelo: Uno de los restaurantes gallegos más apreciados de la capital. A diferencia de otros muchos restaurantes dedicados a la cocina de esta tierra, el ambiente y la decoración de O’Grelo lo convierten en un restaurante perfecto para compromisos de nivel, o para ir en pareja (dispone de tres salas privadas si te apetece la máxima privacidad).

Chifa: Como en su día nos explicó el director gastronómico de Sudestada, Chifa es una sucursal un poco más “suave” en cuanto a la fusión extrema que representa el mítico Sudestada, así como un espacio algo más asequible para disfrutar de la nueva cocina latina. Pocas mesas, muy buena prensa y una propuesta deliciosa. ASí que más te vale reservar…

Los 12 restaurantes para enamorar y sorprender a tu cita

Si estás en Madrid y tienes que sorprender a alguien, lo tienes muy pero que muy difícil para elegir el restaurante idóneo.

Madrid se ha convertido en una de las capitales más destacadas, no solo por su fama para salir de fiesta sino también por la infinidad de restaurantes que reúne, con una oferta muy variada en cuanto a estilo, precios y tipo de comida se refiere, algo que sin duda alguna puede provocar multitud de quebraderos de cabeza, para elegir el lugar oportuno, según qué situación.

Cada vez son más y más los emprendedores ( gran parte muy jóvenes), que deciden abrirse paso en este mundo de la hostelería, un universo que requiere sacrifico, constancia y mucha imaginación, para apostar por nuevos platos y ambientes especiales que sorprendan a los más atrevidos.

Espacios con decoración tradicional, moderna, o incluso con alguna temática, es imposible poner nombre a la decoración tan mágica de los nuevos locales.

Los restaurantes de ahora, no solo ofrecen una buena comida, sino un ambiente exquisito que hará que tu estancia sea de lo más agradable.

Libérate de parte de los nervios que tengas, con una buena elección de la cena que te harán sentir más tranquilo. Sorprender a tu cita puede que no sea del todo fácil, pero con esta selección de restaurantes que hemos hecho, ya tienes gran parte de la cita ganada.

Comida italiana, asiática, africana o incluso más tradicional, da igual qué tipo de comida le guste, porque hay muchas opciones en las cartas de todos los restaurantes y además los precios también son muy diversos, según tu presupuesto.

Déjate llevar y disfruta de la velada en compañía porque seguro que quedará ojiplática con cualquiera de estas opciones.

15 restaurantes románticos en Madrid

Seven&Six Gastrobar

Madrid cuenta con una oferta hostelera envidiable pero cuando se trata de disfrutar de una velada romántica con una persona especial, son muchos los detalles a tener en cuenta a la hora de escoger el lugar adecuado. Una carta cuidada, una buena selección de vinos, atención de primera y un ambiente que invite a la intimidad son algunos de los detalles que hacen de un restaurante el lugar perfecto para celebrar un aniversario, un cumpleaños en pareja o un momento especial. ¿Tienes a la vista una cita importante? Aquí tienes 15 restaurantes románticos en Madrid para que la velada sea simplemente perfecta.

Caripen

Este curioso bistró francés destaca por su deliciosa carta en la que brillan especialmente sus mejillones de roca y sus propuestas de pato. Su amplio horario nocturno, la iluminación y el ambiente semiclandestino lo hacen el escenario idóneo para una cita diferente.

Plaza de la Marina Española, 4.

Teléfono: 915 41 11 77.

Al Jaima

Quienes busquen un lugar íntimo pero exótico disfrutarán de su ambiente beduino (especialmente de su coqueto salón), cenando entre alfombras y cojines. Una experiencia auténtica aderezada con exquisita comida marroquí y un precio económico.

Calle de Barbieri, 1.

Teléfono: 91 523 11 42.

My Veg

Este restaurante de comida saludable (no solo vegetarianas) tiene una cuidada carta basada en propuestas caseras, cocinadas con buena materia prima y mucho cariño. El ambiente es confortable y acogedor, invitando a las parejas a una buena conversación.

Calle de Valverde, 28.

Teléfono: 915 31 17 02.

La Candelita

Con un iluminación perfecta y un ambiente animado y tipo lounge, La Candelita es el lugar perfecto para darse un buen homenaje a base de cocina venezolana y culminarla con un muy bien preparado cocktail. Su localización junto al Teatro Infanta Isabel lo convierte en perfecto para finalizar a la perfección una tarde de teatro. ¡Cita redonda!

Calle del Barquillo, 30.

Teléfono: 915 23 85 53.

Entre Suspiro y Suspiro

Este restaurante con más de 20 años de historia es diametralmente opuesto a cualquier tipo de cliché en cuanto a restaurantes mexicanos. Buena cocina y una tequilería bien surtida lo convierten en un lugar perfecto para disfrutar de la cocina de este país sin caer en los topicazos.

Calle de los Caños del Peral, 3.

Teléfono: 915 42 06 44.

Iroco

Quienes busquen un ambiente selecto y cosmopolita disfrutarán del encanto de Iroco, especialmente de su agradable terraza-jardín, la joya del local. La carta es corta pero tan bien seleccionada que abarca todo tipo de paladares.

Calle de Velázquez, 18.

Teléfono: 914 31 73 81.

El Viejo León

Este mítico bistró francés de ambiente kitsch (y totalmente atrapado en el tiempo), os hará viajar a los sabores del país galo en su coqueto y minúsculo salón. Si pensáis que cualquier tiempo pasado fue mejor y disfrutáis del pato, no olvidéis incluir este clásico entre vuestros restaurantes a tener en cuenta.

Calle Alfoso X, 6.

Teléfono: 913 10 06 83.

La Bodega de los Secretos

No hay lugar con más encanto que esta antigua bodega de ladrillo con siglos de antigüedad. Rinconcitos íntimos, detalles cuidados y una gastronomía de primera lo convierten en el lugar perfecto para sorprender a tu pareja con una velada especial y llena de historia.

Calle San Blas, 4.

Teléfono: 914 29 03 96.

Creme delacreme

Bienvenidos a ese tipo de lugares decorados con tanto gusto y estilo que hacen que la visita ya valga la pena. Sin embargo no todo se queda en lo superficial… Aquí encontraréis una carta corta pero muy seductora entre la que no puedes dejar escapar su delicioso steak tartar.

Calle Santo Tome, 6.

Teléfono: 916 22 99 80.

Bosco de Lobos

Otro de esos lugares tan cuidados y perfectamente diseñados que entran por los ojos, no en vano se encuentra en el Colegio de Arquitectos de Madrid. Aunque su carta no es muy destacable, su encantadora terraza lo hace idóneo para quien estén buscando un ambiente cool y cosmopolita.

Calle Hortaleza, 63, 28004 Madrid

Teléfono:915 24 94 64

Espacio 33

Este increíble restaurante te elevará a los cielos gracias a su privilegiada localización en la planta 33 de Torre Espacio, brindando unas vistas de Madrid a más de 130 metros de altura. Por supuesto, menú y atención se encuentran a la altura de las circunstancias y no te dejarán indiferente.

Torre Espacio, Paseo de la Castellana, 259D.

Teléfono: 914 27 68 91.

La Kitchen

El encanto de su salón abovedado es innegable, pero en La Kitchen además nos encontramos con una carta con propuestas internacionales muy atractivas, bien preparadas y presentadas. No fallan en los detalles ni en algo tan importante como el servicio al cliente. Una apuesta segura.

Calle de Prim, 5.

Teléfono: 913 60 49 74.

Seven&Six Gastrobar

Agradable, cosmopolita y neoyorkino, este restaurante (en la imagen principal) cuida al detalle la carta (bastante extensa), al igual que la presentación y su servicio. Otro de sus puntos fuertes es encontrar versiones en formato gastrotapa, disfrutando así de muchas más de sus llamativas propuestas gastronómicas.

Paseo del Pintor Rosales 76.

Teléfono: 915 49 75 36.

Bar Galleta

Este restaurante de ambiente y decoración coqueto se ha convertido en una de las estrellas de Malasaña. Una carta sin artificios pero acertada y unos precios razonables lo convierten en un lugar muy a tener en cuenta en pleno centro de Madrid. No te olvides de pedir el postre… ¡todos llevan Galletas María entre sus ingredientes!

Calle de la Corredera Baja de San Pablo, 31.

Teléfono:915 31 11 61

Ramses

Opulencia y exclusividad se dan la mano en este mítico de Madrid que nunca deja de estar de moda. Propuestas gastronómicas de todas partes del mundo aunque con raciones escasas. Sin embargo los que se sacien con una atmósfera cool y chic verán cumplidas sus expectativas.

Cuatro restaurantes que enamoran

2.5 / 5 ( 2 votos )

Mientras vemos cómo la oferta hostelera de Madrid suma semana tras semanas nuevas aperturas, también constatamos cómo la mayoría de los establecimientos que se instalan en la capital parecen enfocados a atender a pequeños/grandes grupos de amigos para los que tan importante es compartir una experiencia gastro como ver y dejarse ver en los restaurantes del momento. Es más, llega el momento de celebrar una ocasión especial en pareja (San Valentín, aniversario o cualquier buena noticia para los dos) y nos las vemos y deseamos para dar con un sitio tranquilo donde encontrar algo de intimidad -no es el momento de compartir mesa, gracias- y tampoco nos presionen para liberar la mesa que se va a ocupar en el segundo turno de mesas.

Aún así, hemos rescatado algunos restaurantes que escapan a esta tendencia y que resultan ideales para parejas que, además de tener una ocasión especial que celebrar, quieren hacerlo en un restaurante de cierta altura gastronómica. Porque, ¿no pretenderéis que un momento así lo estropee un menú inadecuado?

‘GIOIA’, EL ITALIANO QUE CONQUISTA

Nada más entrar en Gioia percibimos que este es un restaurante que escapa a toda tendencia. No podríamos adscribir su decoración a ninguna de las tendencias del momento, y posiblemente tampoco del pasado. Sus responsables, la pareja formada por Davide Bonato, el chef, y Daniela Rosso, jefe de sala, han querido otorgar a este pequeño espacio, que se reparte en tres alturas, cierto aire clásico e íntimo: mesas pequeñas vestidas con sus correspondientes manteles blancos, muebles antiguos cedidos por la familia de ella, reproducciones de cuadros clásicos en las paredes y clásicos de la musica italiana como banda sonora, aunque al volumen adecuado para no entorpecer la conversión, que es de lo que se trata; y de comer bien, por supuesto. En este caso, cocina italiana creativa.

Una cocina por la que los madrileños sentimos pasión y a la que Bonato da su toque personal, reinterpretando platos tradicionales, tanto en el fondo como en la estética -sí, aquí también se come por los ojos- sin que por ello deban perder su esencia. Aunque, para ser exactos, la culinaria se inspira principalmente en la cocina piamontesa, región de la que procede y donde descubrió su pasión por la cocina – sus padres también tienen un popular restaurante allí-. Si a ello le añadimos unos cuantos años de trabajo en Londres con Stefano Cavallini (el primer italiano en conseguir una estrella Michelin en la capital británica) tenemos como resultado platos muy personales, con muy buena técnica que garantizan sabor y diversión sin especulaciones.

Una vez explicado esto, ¿qué pedir para una ocasión tan especial? En primer lugar, el Uovo morbido, una versión libre de nuestros huevos rotos en el que el huevo llega cubierto con una costra de Arroz venere negro y servido sobre una base de patata con trufa, puerros y virutas de jamón ibérico. Es el plato emblema del restaurante -y no porque lo hayan decidido ellos-, y debe figurar en la comanda sí o sí. Obligados son también los Tagliolini al tartufo, pasta que se hace acompañar de yema de huevo como única salsa, queso Cacio Nerone con 36 meses de curación y trufa de temporada que el mismo Davide raya ante nuestros ojos -no habrás probado una pasta igual, ten por seguro-. Otras opciones a considerar son L’Insalata al Mezzo Astice, elaborada con medio bogavante con toque ahumado, burrata, tomates cherry y ligera salsa de pesto (¡sublime!), su particular e inmejorable versión de la Parmigiana o Il ravioli al foie, unos increíbles ravioli caseros rellenos de foie, acompañados de carpaccio de gambas rojas marinadas, crema de queso parmigiano, romero y manzanas salteadas.

Como esta noche toca compartir, qué mejor forma de hacerlo que con un delicado Tiramisú casero, otra receta propia para terminar la cena como la empezamos: con el listón muy alto.

‘KUC’, ELEGANTE Y SENCILLO

El chef Unai Camba se sitúa al frente de este proyecto que se instala en Chueca y sigue la filosofía de buen producto y mucha temporada, con una carta que cambia cada seis meses para ofrecer al comensal los productos más frescos. El local, por su parte, tiene un ambiente arreglado e informal que lo convierte en una inmejorable para opción para esas cenas de pareja que requieren intimidad y escapan del bullicio. El espacio, que ha sido decorado por Marisa Gutiérrez, eligiendo materiales como el terciopelo y la combinación de colores como negro, dorado y blanco roto, es perfecto para ello. Y es que no es nada casual que el nombre completo de este restaurante sea Kuc place to be.

Antes de pasar al salón, merece la pena acodarse en su zona de la barra para degustar una primera copa de alguna de las referencias de vino cuidadosamente seleccionadas. Para acompañarla, los Ahumados caseros, son uno de los hit de la casa junto a la Gilda. Se come de un bocado y la explosión de sabor en boca habla de la calidad del producto.

Una vez que pasamos al comedor, el productazo sigue reinando la propuesta gastro. Para comenzar, las Croquetas caseras, con sabor a tradición. Podemos seguir con la Trufa líquida, un trampantojo que llega a la mesa con pinta de trufa negra pero que en realidad es una yema de huevo con nata, mantequilla y el hongo. Buena idea es continuar con el Tartar de gamba roja by Balky o con los Raviolis de carrillera de ternera y salsa de su guiso, con parmesano rallado y parmentier de patata en la base. Dentro de los principales más solicitados está la Molleja de ternera guisada con salsa de vino dulce y cremoso de hinojo o la Presa ibérica en semiescabeche.

Y para terminar un postre que para algo nos hemos puesto cariñosos: la Tarta de la abuela con la Nocilla como ingrediente estrella puede ser un buen plan.

‘ALPE’, MENÚ DEGUSTACIÓN QUE PASEO POR SUIZA

Javier Villasevil es Alpe y Alpe es Javier Villasemil. Él es el chef que, tras formarse y trabajar con los mejores, se fue a Suiza a aprender técnicas y recetas que hoy trae a este restaurante de Chamberí. Construido con mucho mimo y cuidando los detalles, Alpe dispone de tan solo unas pocas mesitas que se visten con mantelería impecable y una vajilla de gusto exquisito. A este ambiente hay que sumar su propuesta gastro, basada en dos menús degustación; Cervino, el más completo con 10 platos y Maggia, que reduce la comanda a la mitad.

Si elegimos el primero de ellos, comenzaremos con el Bombón de vermut y crujiente de aceituna, una particular versión de este trago tan castizo. A continuación aparece el Trío de snacks, presentado en una estructura de tres alturas que se degusta de mayor a menor. Arranca con la Croqueta de calamar con alioli de ajo negro; el Totopo de maíz azul con bacalao en tomatillo ahumado, Mango a la brasa y guacamole y el Atún fresco sobre arroz suflado con mayonesa de wasabi y alga nori.

Después de esta primera toma de contacto llega Todo coliflor, una crema de coliflor blanca con leche de coco sobre otra de coliflor tostada, con tirabeques y pan de especias. Le sigue el imprescindible de la casa: el Salmón con espuma de piña. A probarlo comprendemos por qué en su plato emblema. En sus años en Suiza se inspiró para el Ravioli ahumado, relleno de fondue de queso Idiazábal, cubierto con crema de leche ahumada en casa y presentado sobre una tierra de cebolla carameliza y bacon. Le sigue el Arroz castizo, todo un guiño a Madrid y, para continuar con la tradición, llega el Rabo de toro y su buñuelo, que llega deshuesado y guisado con un toque de cacao y salsa de ostras y con guarnición de trocitos de manzana salteados en mantequilla y envueltos por un velo del propio jugo de la fruta. Cierra la parte salada de la propuesta el Pato con frutos rojos y panna cotta de patata.

El broche dulce lo ponen el Merengue a la double crème, elaborado en dos texturas y de sabor suave, y el Cacao con remolacha, en forma de ganache de chocolate con espuma de remolacha y pipas de cacao de Madagascar. Dos postres que edulcoran, más si cabe, una velada de 10.

‘FUEGO’, BISTROT FRANCÉS A LA BRASA

El Grupo hostelero Los 4 elementos tenía una idea clara: crear una serie de restaurantes inspirados en los cuatro elementos de la naturaleza. Así, el chef Ignacio González- Haba y su mujer Erika Felmann pusieron las bases de Fuego, un bistrot francés con las brasas de leña como principal atractivo. Situado muy cerca del Paseo de la Castellana, en este local cuya decoración se inspira en una casona de la campiña francesa del siglo XIX uno se siente acogido, a gusto. Suena música agradable, francesa en su mayor parte, y la presencia del fuego aumenta la sensación de calidez, esa que nos gusta sentir cuando estamos en pareja.

Tal y como supondrás, su propuesta gastro está marcada por completo por el fuego y el buen producto, por supuesto. Uno de sus platos estrella es, por ejemplo, el Carnero Merino negro de seis meses al sarmiento. En este caso deshuesan la carne, la maceran y la preparan en el horno durante horas y a fuego lento. También en la sección de carnes sorprenden platos como el Steak Tartar Fuego, con un inigualable toque ahumado.

A medio camino entre el mar y el capítulo de verduras del que hablaremos a continuación, encontramos la Tortilla de patata, txangurro y humo, una propuesta súper original. Y aparte de ello, en Fuego también saben preparar (y muy bien) las mejores verduras de nuestra geografía. Así, sirven por ejemplo Alcachofas procedentes de Tudela que preparan sobre ascuas de encina, dotándolas de un sabor único.

Y Fuego guarda una última sorpresa: sus postres también vienen marcados por este elemento. Imprescindible cerrar una cena romántica con su Tarta de chocolate al humo. Muy sorprendente.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *