0

Retraso y dolor de ovarios

Tabla de contenidos

¿Tengo síntomas de embarazo o me va a venir la regla?

Cuando una mujer se plantea quedarse embarazada parece que el mundo se detiene. No sabemos por qué, pero ya todo gira alrededor del futuro embarazo. Vas por la calle y sólo ves a embarazadas dando un paseo, miras escaparates y sólo te fijas en los que hay ropa de embarazada. Es increíble: parece que el universo te está dando señales inequívocas… ¡Embarazo a la vista!

“Me va a venir la regla”, “No viene”, “¡¡¡No viene!!!”, “Me ha venido ya…”,“¡Estoy ovulando!”… Frases y situaciones como éstas son comunes cuando se busca un bebé. Vamos a intentar resolver todas tus dudas reproduciendo una consulta obstétrica muy común: “¿Cómo sé si estoy embarazada o me va a venir la regla?” No es normal tener un embarazo con regla en curso… Aunque a veces puede confundirse un pequeño manchado -el sangrado de implantación embrionaria- con una regla corta y superficial.

Consulta de una paciente: «¿Estoy embarazada o me va a venir la regla?»

Y esta historia comienza así: Nuestra paciente es una mujer de 30 años que ha encontrado el momento idóneo en su vida para quedarse embarazada y acuda de su cita con el ginecólogo…

PACIENTE: ¡Buenos días, doctor!

MÉDICO: Buenos días, María, ¿qué tal te encuentras?

P: Estoy un poquito nerviosa, es que no me viene la regla y estamos buscando un bebé.

M: ¿Y cuándo fue tu última regla?

P: Tengo un retraso de tres días, o sea que hace 31 días.

M: ¿Qué tal te encuentras?

P: No me encuentro muy bien es que parece que me va a venir la regla.

M: Pero, ¿qué sientes, qué te pasa?

P: Tengo una gran molestia en el pecho, vamos que ni me puedo tocar, cuando me roza el sujetador, veo las estrellas, no sé si eso es normal. Hasta creo que me ha crecido un poco, lo tengo más hinchado.

M: Esa molestia del pecho, ¿sueles tenerla habitualmente cuando te va a venir la regla o es más marcada?

P: Yo creo que esta vez me duele más, vamos es que de verdad, que ni me puedo rozar.

M: Y, ¿presentas algún dolor más?

P: Sí, tengo una molestia en la parte baja de la tripa, como en los ovarios… ¡como si fuera a tener el periodo!

M: Esa sensación de dolor tipo menstrual también se puede dar en las primeras semanas de embarazo, María, así que estate tranquila. Lo más importante es que no venga asociado a sangrado. ¿Tú has manchado en algún momento?

P: No, eso no me ha pasado. La verdad es que miro constantemente la braguita cuando voy al baño, por si me viene la menstruación, pero no he manchado nada todavía.

M: Y ya no tienes ningún problema más, ¿verdad?

P: Pues, es que me lleva pasando ya unos días, que me voy al trabajo sin comer nada, porque es que me levanto con el estómago delicado. No tengo ganas de vomitar, pero realmente, es que me da asco todo, no puedo comer nada de lo que tengo en casa. Y, al mediodía, sólo quiero comer hidratos de carbono… vamos, pasta, pasta y pasta.

M: Creo que sería conveniente realizarte inmediatamente una prueba de embarazo, para saber si estás embarazada o no, porque todos los síntomas que presentas concuerdan con el estado de una mujer en sus primeras semanas de gestación. Así que, ¡vamos a ello!

Síntomas o señales de embarazo, ¿cuáles son?

Lo que la paciente ha ido describiendo es toda la sintomatología propia de las primeras semanas de embarazo, que resumimos a continuación:

  • Dolor en los pechos y tensión mamaria El pecho está más abultado, más sensible, y a veces duele incluso con el roce del sujetador. También puede ser un síntoma premenstrual.
  • Dolor abdominal El aumento de gases puede acentuar las molestias abdominales del embarazo. La paciente puede confundirlas con el dolor tipo cólico, de la regla. El dolor abdominal de la gestación tiene mayor intensidad al final del día y es difícil de calmar.
  • Irritabilidad y somnolencia Estos dos síntomas pueden presentarse también en un síndrome premenstrual, pero habitualmente no suelen ser tan marcados.
  • Sensación de náusea y vómitos

    El malestar estomacal puede traducirse en sensación de náusea, incluso vómitos y asco hacia ciertos olores o sabores que antes pasaban inadvertidos.

  • Estreñimiento y gases El aumento de progesterona también se asocia a un enlentecimiento intestinal, que puede llevar consigo un estreñimiento acentuado y un aumento de la flatulencia. Los gases pueden agravar la sensación de náuseas y malestar gástrico que presenta la gestante.
  • Más migraña En algunas mujeres que padecen migrañas también pueden encontrarse más afectadas durante esta etapa del embarazo, debido, fundamentalmente, a los altos niveles de progesterona que circula por su organismo.

Cuándo hacerse el test de embarazo

  • Es recomendable esperar que se cumple una semana de amenorrea (sin menstruación) antes de realizar un test de embarazo. El objetivo es evitar los falsos negativos, que pueden deberse a la cantidad insuficiente de la hormona gonadotropina coriónica humana (betaHCG) para su detección en orina.
  • Un falso negativo es una prueba de gestación con resultado negativo, aunque la mujer realmente esté embarazada, normalmente de menos tiempo del que ella cree.

Evita antiinflamatorios y fármacos para los gases

  • A la hora de tomar analgésicos para calmar las molestias que una presenta en estos días de duda de si puede estar embarazada o no, es recomendable evitar los antiinflamatorios no esteroideos, habituales en los momentos de dolor por el síndrome premenstrual.
  • Al igual que se deben evitar los fármacos para disminuir los gases e intentar ponerlos freno mediante la deambulación (caminar) y ciertas infusiones.

Aunque son momentos de dudas y nervios, es el inicio de un camino inolvidable. ¡Adelante! No tengas miedo de experimentar las diferentes sensaciones de tu embarazo, que serán difíciles de entender o de esclarecer pero permanecerán en tu memoria para siempre.

Pinchazos en los ovarios: ¿síntoma de embarazo?

Partiendo de la base de que cada organismo femenino y cada embarazo es distinto, hay que tener en cuenta que, los pinchazos en los ovarios, en lo que a los síntomas y molestias se refiere, el significado siempre es variable y hay que analizar cada caso de forma individual. Tanto si son pinchazos, molestias o dolor en los ovarios, puede deberse a razones distintas.

Pinchazos en los ovarios y embarazo

Por ejemplo, mientras algunas mujeres experimentan una serie de síntomas propios del embarazo con mucha intensidad antes incluso de hacerse la prueba, otras no notan ninguna manifestación especial o, si lo hacen, no la relacionan con una posible gestación.

Pinchazos en el útero y tratamiento de Reproducción asistida

Sin embargo, esta realidad cambia un poco en los casos en los que se está pasando por un procedimiento de reproducción asistida, el hecho de que tanto la mujer como su pareja vivan prácticamente al minuto todas y cada una de las fases implicadas en la consecución del embarazo hace que también esté mucho más sensible y/o pendiente de cada dolor, molestia e incluso movimiento interno que pueda percibir.

Tanto en estas situaciones como cuando se trata de un embarazo conseguido de forma natural, una de las dudas que comparten muchas mujeres respecto a esas señales tempranas de la gestación es la de si los pinchazos en los ovarios puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo.

Dolor en los ovarios sin regla

Esta molestia es una de las más habituales durante la menstruación y la mayoría de las mujeres la padecen en mayor o menor medida. También es normal sentirlos durante la ovulación (debido al aumento de tamaño de los folículos que están dentro del ovario antes de que éstos expulsen el óvulo que hay en su interior).

Pero cuando se trata de pinchazos en los ovarios sin regla, las circunstancias que los producen pueden ser de distinto tipo, entre ellas, un embarazo.

Características de los pinchazos por un posible embarazo

• Son propios de las primeras semanas, sobre todo a partir de la semana 8.
• El dolor en los ovarios es leve y dura poco tiempo (lo que los diferencia de los pinchazos en los ovarios característicos de la menstruación).
• Tienen su origen en los movimientos que hacen los ligamentos del útero (que es un músculo) para adaptarse a todos los cambios que se han comenzado a producir en su interior.

¿Cómo aliviar los pinchazos en los ovarios?

Debido a que se trata de síntomas leves, para aliviarlos basta con cambiar de postura o descansar. Además, casi siempre van acompañados de otros signos característicos de la gestación como náuseas, somnolencia, aumento del volumen y la sensibilidad de los senos, cansancio… Si su intensidad va a más y aparecen otros síntomas como sangrados o fiebre o, también, si se producen después de una caída o un accidente (un golpe con el coche, por ejemplo), debes acudir al médico.

En cuanto a las mujeres que se están sometiendo a una FIV, también los pinchazos en los ovarios pueden ser una señal de que se ha conseguido el embarazo, pero en este caso hay que tener en cuenta que hay otros factores que pueden producir este síntoma.

Así, por ejemplo, pueden ser un efecto secundario de la estimulación ovárica, de la punción folicular o del procedimiento de implantación. Aunque suelen ser leves, muchas veces se perciben con más intensidad debido a esa especial atención a todas las manifestaciones corporales de las que hablábamos antes.

Pinchazos en el ovario derecho / izquierdo

Tanto cuando se trata de un embarazo como si este síntoma está producido por alguna de las técnicas de una FIV, el hecho de que los pinchazos se sientan en el ovario derecho o se trate de pinchazos en el ovario izquierdo no tiene ninguna importancia ni es por lo general significativo.

Por otro lado, es importante conocer que, aunque las que hemos comentado sean las más habituales, hay otras causas y circunstancias que pueden tener como síntoma pinchazos y molestias en los ovarios, las cuales debes tener en cuenta para consultárselo a tu médico:

Quistes en los ovarios

Es una de las causas más frecuentes de los pinchazos.

Endometriosis

Uno de sus síntomas característicos son dolores intensos en la zona del abdomen cercana a los ovarios.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Produce una inflamación en los órganos sexuales femeninos.

Embarazo ectópico

Cuando el embrión se implanta fuera del útero, lo que supone una situación de riesgo. En este caso, los pinchazos van acompañados de dolor intenso y hemorragias.

¿Se te puede ausentar la menstruación sin que estés embarazada?

La respuesta es ¡sí! El embarazo no es lo único que puede causar la ausencia de la menstruación. Los desequilibrios hormonales, como los que provocan el síndrome de ovario poliquístico o los quistes foliculares, también pueden provocar una falta del periodo. Estrés, anticonceptivos hormonales, ejercicio excesivo, nutrición inadecuada, lactancia, enfermedades crónicas y algunos medicamentos pueden provocar la ausencia de la menstruación.

¿Cuánto tiempo tarda en ausentarse la menstruación tras la concepción?

Para la mayoría de las mujeres, la menstruación se ausenta aproximadamente dos semanas tras la concepción. Esto ocurre porque la concepción suele ocurrir alrededor de los días 12-14 antes del inicio de tu siguiente menstruación, que es cuando ovulas. Dos semanas después, estando aproximadamente en el día 28 de tu ciclo, es cuando normalmente esperarías la llegada de tu menstruación.

¿Se me puede ausentar la menstruación durante 2 meses sin que esté embarazada?

Sí, dependiendo de la causa. Enfermedades como el síndrome de ovario poliquístico, la insuficiencia ovárica prematura, enfermedades crónicas o una nutrición inadecuada pueden provocar la ausencia de varias menstruaciones consecutivas. Algunos tipos de anticonceptivos también pueden detener tus menstruaciones. No obstante, siempre es recomendable que te hagas una prueba de embarazo en estos casos. Si el resultado es negativo, acude a tu médico para determinar la causa de la ausencia de tus periodos.

¿Cómo de pronto puedes saber si estás embarazada?

La mayoría de los médicos recomienda que esperes hasta el primer día de la falta del periodo para hacerte la prueba de embarazo, ya que hacértela demasiado pronto puede resultar en un falso negativo. No obstante, algunas pruebas tienen mayor sensibilidad que otras y pueden hacerse a partir de 7-12 días tras la concepción. El método más preciso para determinar el embarazo es la analítica sanguínea para detectar la GCH (gonadotropina coriónica humana).

¿Cuáles son algunos remedios caseros para los periodos tardíos?

El tratamiento para los periodos irregulares depende de sus causas, pero algunos remedios caseros pueden ser útiles para regular tu ciclo. Como el estrés es uno de los factores principales en los ciclos menstruales irregulares, actividades como el yoga pueden ser de ayuda. Mantener un peso saludable, hacer ejercicio con regularidad y tomar suplementos de jengibre o canela han demostrado ser de ayuda con las menstruaciones irregulares.

¿El estrés puede retrasar la menstruación?

¡Claro que sí! El estrés y la ansiedad pueden provocar desequilibrios hormonales que resultan en muchos síntomas, como diarrea, respiración acelerada, dolores abdominales… y sí, también atrasos de la menstruación. El estrés puede suprimir la acción de ciertas hormonas necesarias para regular tu ciclo menstrual. Por eso dar con técnicas efectivas para gestionar tu estrés puede ser útil para regular tu ciclo menstrual.

¿Cuántos días de atraso de la menstruación se considera algo normal?

Los ciclos menstruales se consideran normales si duran entre 21 y 35 días. Tu ciclo puede variar, pero se considera que la menstruación es tardía si llega después de 5 días tras la fecha esperada. Se considera un periodo ausente si han pasado 6 semanas o más desde el primer día de tu última menstruación.

¿Cuáles son las señales de implantación?

La implantación es un proceso mediante el cual el embrión se adhiere al revestimiento uterino. No siempre causa síntomas. De todas maneras, algunas mujeres afirman que tienen cólicos leves, dolores de cabeza y cambios de humor en días próximos a la implantación. El sangrado de implantación puede ocurrir alrededor de la fecha en que esperas tu menstruación, pero suele ser más ligero y solo provoca manchado rosado o marrón, o flujo.

¿Cómo puedes saber si estás embarazada en la primera semana?

Es normal estar impaciente, pero la mayoría de las pruebas no pueden diagnosticar un embarazo la primera semana tras la concepción. Algunas pruebas pueden usarse a partir de 4-5 días tras las relaciones sexuales sin protección, pero no siempre son fiables. Si el resultado de la prueba es negativo una semana después de las relaciones sexuales, deberías repetirla si tu menstruación no ha llegado.

¿Cuántos días después de la falta de menstruación dará positivo la prueba de embarazo?

Una vez que se ha ausentado tu periodo, la mayoría de las pruebas de embarazo dará un resultado fiable. No obstante, algunas mujeres pueden tener niveles más bajos de GCH que no pueden detectarse tan pronto. Para obtener resultados precisos, puedes repetir la prueba entre 5 y 10 días a partir del día en que te tendría que haber llegado la menstruación. Una prueba sanguínea también puede determinar tus niveles de GCH con exactitud.

Dolores y molestias comunes durante el embarazo

Hay algunos medicamentos que pueden afectar al desarrollo fetal y por ello es importante consultar a tiempo. En este artículo puedes obtener información detallada sobre los medicamentos que se recomienda tomar o evitar durante el embarazo: medicamentos en el embarazo.

No hacer esfuerzos excesivos, descansar las horas necesarias, pasear y cambiar de postura son algunos de los consejos generales que ayudan a paliar o reducir las pequeñas molestias asociadas a la gestación.

Preguntas de los usuarios

¿Es normal tener dolor menstrual durante el embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Los dolores menstruales están causados principalmente debido a las hormonas femeninas liberas en el ciclo menstrual. Durante el embarazo, hay una situación hormonal especial que puede intensificar algunas de las molestias comunes de la menstruación. Por esta razón, muchas mujeres dicen que sienten dolores menstruales en el embarazo.

He sentido dolor en el ombligo, ¿indica algo malo para el embarazo o no debo preocuparme?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Durante el embarazo, el ombligo de la mujer sufre cambios debido al aumento de la zona abdominal. Es común que hacia el final de la gestación, el ombligo sobresalga o se abulte debido a la presión que está ejerciendo el útero sobre él. Esto puede causar un pequeño dolor, pero en ningún caso es algo preocupante.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor muscular durante el embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Debido a los cambios en el cuerpo de la embarazada es frecuente que sienta dolor en su musculatura que le impida seguir con sus actividades habituales o le cause malestar general. En estos casos, se recomienda realizar estiramientos para mantener fuertes las articulaciones y no sobrecargar el músculo.

Además, es importante no aumentar de peso más de lo aconsejado. Por último, también es conveniente reducir la intensidad del ejercicio físico. Se debe hacer deporte pero ajustando la intensidad al estado gestacional.

¿Es habitual que duelan los ovarios en los primeros días de embarazo?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El dolor en el ovario puede darse a lo largo de toda la gestación. Aunque puede confundirse con el dolor de ovarios característico de la ovulación, es provocado por los ligamentos uterinos que se están preparando para el momento del parto.

¿El estreñimiento es un síntoma normal de embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Una de las causas del estreñimiento es el aumento de la progesterona, que hace que el paso del alimento a través del sistema digestivo sea más lento. Por otro lado, el útero cada vez ejerce más presión sobre el recto.

Para prevenir o aliviar el estreñimiento, es recomendable comer alimentos con gran cantidad de fibra, beber agua en abundancia y hacer ejercicio con regularidad.

En caso de estreñimiento agudo acompañado de dolor abdominal o alternado con diarrea, mucosidad o sangre en las heces, la mujer tendrá que acudir al médico, pues podría indicar la presencia de algún otro problema.

Puedes obtener más información sobre esto en el siguiente post: Molestias digestivas durante el embarazo.

¿Pueden aparecer hemorroides durante el embarazo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Sí. Los problemas de estreñimiento favorecen la aparición de las dolorosas hemorroides. Se suelen producir durante el último trimestre y después del parto vaginal.

Se piensa que son resultado del enlentecimiento del retorno venoso asociado con el agrandamiento del útero, además del aumento de presión dentro del vientre de la mujer.

Se puede intentar prevenir su aparición consumiendo fibra en la dieta, bebiendo gran cantidad de líquido y haciendo ejercicio. El tratamiento para reducir la hinchazón e inflamación es una pomada analgésica, reposo y baños fríos. Las cremas y supositorios antihemorroidales astringentes con hidrocortisona también ayudan.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *