0

Roncha en la piel

Picazón en la piel: Causas, tratamientos y remedios caseros

Eczema

Share on PinterestEl eczema afecta a 1 de cada 5 bebés, pero con frecuencia mejora con el tiempo.

El eczema, o dermatitis atópica, es la causa más común de sarpullido en la piel de los niños.

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI, en inglés) reporta que el eczema afecta a 1 de cada 5 bebés, pero solo a 1 de cada 50 adultos.

La causa está relacionada con la pérdida de la barrera de la piel. Esto ocasiona que el área se reseque, poniendo en riesgo de una irritación e inflamación. Es vital mantener la piel humectada.

El eczema con frecuencia mejora con el tiempo. Sin embargo, las personas con eczema deben ser cuidadosas, ya que son más vulnerables a las infecciones de la piel.

Alergias

La irritación y reacciones alérgicas también pueden ocasionar picazón en la piel. La dermatitis de contacto alérgico aparece cuando la piel entra en contacto directo con un alérgeno.

El resultado de la alergia en la piel es un prurito rojo, que ocasiona picazón y puede incluir pequeñas ampollas o protuberancias. El prurito surge cuando la piel entra en contacto con el alérgeno, una sustancia que ataca el sistema inmunológico. Con frecuencia, existe un retraso en el tiempo entre la exposición al alérgeno y el momento en el que aparece el prurito.

Tener contacto con ropa, mascotas, químicos, jabones y sustancias como hiedra venenosa o cosméticos puede causar reacciones alérgicas. Las alergias a los alimentos también pueden ocasionar picazón en la piel.

Las alergias al níquel son muy comunes. Cuando una persona tiene contacto con joyas que contienen incluso una pequeña cantidad de níquel, pueden desarrollar piel roja, con protuberancias, picazón e hinchazón en el punto de contacto.

Para una persona con una reacción alérgica a una sustancia en particular, una de las cosas más fáciles de hacer es evitar ese producto o sustancia. Las cremas de venta libre o medicadas pueden ayudar a eliminar el prurito.

Urticaria

Share on PinterestLa urticaria puede o no indicar una reacción alérgica.

La urticaria es un tipo de inflamación en la piel ocasionada por la liberación de un químico en el cuerpo llamado histamina. Esta liberación hace que los pequeños vasos de sangre se rompan, lo que hace que la piel se hinche.

Existen dos tipos de urticaria:

  • Urticaria aguda. Esta aparece más comúnmente después de tener contacto con un activador alérgico, como un alimento o medicamento en particular. Las causas no alérgicas, como un clima excesivamente caliente o frío, exposición al sol o ejercicio, también pueden ser un activador.
  • Urticaria crónica. Los activadores específicos no la causan, lo que hace que las pruebas contra alergias no sean útiles. Pueden tardar meses o hasta años en encontrar la causa. La urticaria puede causar picazón molesta y dolorosa, pero no es contagiosa.

El ACAAI indica que la urticaria afecta a aproximadamente el 20% de las personas en algún momento de su vida.

Piquetes de insectos

Los piquetes de insectos con frecuencia ocasionan que la piel de las personas erupcione, lo que causa picazón. Los piquetes de mosquito o de araña con frecuencia producen una pequeña marca de la picadura rodeada por una irregularidad roja en la piel. Estos piquetes deben desaparecer en 7 a 14 días.

Los piquetes de las chinches y ácaros pueden producir un prurito más grande y causar picazón en todo el cuerpo. Si una persona sospecha que tiene una plaga de chinches, debe retirar todos los muebles y limpiar la habitación cuidadosamente con repelente. Debe lavar todos los artículos afectados a 60 °C.

Es posible que necesite ayuda profesional si no puede eliminar la plaga por sí sola.

Psicológico

Las personas pueden experimentar una sensación de picazón que no se origina por una causa física. Algunas condiciones médicas mentales pueden hacer que una persona sienta que su piel tiene movimiento, lo que crea la necesidad de rascarse. Rascarse en exceso puede dañar la piel.

Rascarse compulsivamente puede ocasionar las siguientes condiciones:

  • depresión
  • ansiedad
  • trastorno obsesivo compulsivo

Otras causas

La picazón también se puede relacionar con los parásitos como gusanos (ascárides), insectos como chinches, mosquitos o piojos. Las infecciones fúngicas, como pie de atleta, también pueden ocasionar picazón entre y alrededor de los dedos.

La picazón en la piel también podría deberse a condiciones médicas más graves. Los trastornos nerviosos ocasionados por la diabetes, nervios pellizcados y herpes también pueden ocasionar picazón severa.

Los médicos también podrían referirse al prurito urémico como prurito renal o trastorno renal crónico relacionado con el prurito. La uremia es un síndrome general que aparece cuando los riñones se dañan gravemente o no pueden filtrar las toxinas del cuerpo.

Con la uremia, la picazón tiende a empeorar durante la noche. Comúnmente afecta la espalda, brazos y abdomen.

También te puede interesar

Las ronchas son de color rosado o rojo suave, de superficie lisa y con un aspecto de hinchazón. Estas no presentan ningún tipo de costra y pueden tener diferentes formas: desde aspecto de pequeños granitos, en forma de línea o de lesiones de varios centímetros con bordes irregulares.

¿Por qué aparece la urticaria?

No se puede identificar una causa clara. Sin embargo, está muy relacionada con infecciones virales (hasta 8 de cada 10 urticarias agudas en niños); la alimentación (alergias al marisco, pescado, frutos secos, huevo y la leche); y el físico (exposición a temperaturas frías y al Sol, ejercicios e, incluso, el contacto con el agua).

Síntomas

La urticaria aparece como una erupción en la piel, debido a que se libera una sustancia llamada histamina que genera una inflamación local. Estas ronchas pueden modificar su apariencia y ubicación en cuestión de minutos, sin dejar marcas cuando desaparecen. La picazón, incluso, previa al desarrollo de la hinchazón, es una señal clara de la urticaria.

¿Qué puedo hacer?

Para aliviar los síntomas puedes darte una ducha con agua fría o lubricar la zona afectada con lociones, como la de calamina, que se utiliza para aliviar la picazón, el dolor y las molestias por irritaciones leves de la piel.

Para reducir la picazón, puedes intentar la prescripción de pastillas antihistamínicas. Sin embargo, estas no pueden ser ingeridas por los niños menores de seis años sin consultar a su médico primero.

Tratamiento médico

Es posible que la picazón comience en el cuero cabelludo y luego se extienda a la cara, la nariz y la lengua. También puedes tener una picazón severa en las palmas de las manos y plantas de los pies.

En muy pocos casos, la urticaria se convierte en un shock alérgico. Si la picazón es demasiado molesta o si la presencia de ronchas se mantiene por más de una semana, debes buscar asistencia médica (en un hospital cercano o llamar a una ambulancia.

Durante ese tiempo deberás evitar comer mariscos, atún y fresas. De lo contrario, puedes desencadenar una reacción más fuerte. Por la misma razón, también debes tener cuidado con la ingesta alcohol una semana después de haber tenido urticaria.

Como, por otra parte, los antihistamínicos o los corticoides no hacen desaparecer la causa de la urticaria, sino temporalmente los síntomas, al dejar el tratamiento, la erupción cutánea reaparece y este hecho se vive como un fracaso terapéutico.

¿Qué se sabe de la urticaria crónica?

La causa y el mecanismo íntimo de la urticaria crónica se desconocen, pero parecen residir en el propio organismo. Se cree que no está desencadenada por ningún factor externo. En un 50% de pacientes se ha podido demostrar que se trata de un mecanismo autoinmune, esto es, que diferentes moléculas del propio organismo activan las células de la piel, que hacen que liberen histamina y se produzca la urticaria.

La urticaria crónica no es reflejo de ninguna patología subyacente; precisamente se caracteriza porque todas las pruebas a que se somete el paciente son siempre normales. En rarísimas excepciones existe una enfermedad concomitante.

Hay factores que pueden empeorarla: situaciones de ansiedad, la toma de aspirina, alimentos que liberan histamina per se, como aquellos ricos en especias, picantes, chocolate, fresas, etc., pero ellos no son los causantes de la urticaria (basta la simple observación de que sigue persistiendo a pesar de evitar estas sustancias).

En la urticaria crónica, no existe tratamiento causal; se emplean tratamientos sintomáticos (que mejoran los síntomas), pero que, de momento, no eliminan o cortan el mecanismo íntimo que lo produce. Precisamente por este motivo, al dejar el tratamiento reaparecen las ronchas. Esto no quiere decir que haya fracasado el tratamiento.

Este tratamiento es precisamente eficaz cuando se sigue de una forma constante, a pesar de no tener habones. No hay que dejar de tomarlo cuando vemos que desaparecen las lesiones, pues vuelven a rebrotar y cada vez es más difícil controlarlas.

Lo positivo de esta enfermedad —que desespera a médico y paciente—, es que en la gran mayoría de los casos, tras varios años, la urticaria crónica desaparece por sí sola sin dejar ningún tipo de secuela.

¿Existe tratamiento para la urticaria crónica?

La urticaria crónica es una enfermedad difícil de controlar. Requiere encontrar el tratamiento más idóneo para cada paciente, y es frecuente que no sea eficaz al primer intento.

Como primera medida, se iniciará tratamiento antihistamínico, siempre con control médico.

En aquellos casos en los que la respuesta no sea adecuada, se pueden aumentar las dosis. Si continúa sin haber respuesta al tratamiento, debe considerarse el uso de corticoides sistémicos en dosis muy bajas durante un tiempo limitado, siempre bajo prescripción médica. Aun así, muchos cuadros de urticaria son rebeldes a los tratamientos habituales y deben ser empleados otro tipo de fármacos.

Cuando una urticaria crónica se estudia y afronta con paciencia, en la mayoría de los casos al final se encuentra un tratamiento eficaz, que permite al paciente desarrollar una vida completamente normal y dejar atrás un gran problema. Últimamente se están obteniendo resultados muy prometedores con un anticuerpo que se diseñó para tratar el asma grave.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la urticaria crónica se hace siempre por la clínica (los síntomas que presenta el paciente), ya que las lesiones cutáneas son fáciles de identificar. Además, el curso autolimitado y la ausencia de lesiones residuales en la piel, cuando desaparecen las ronchas, ayudan a la identificación de este proceso.

En casos especiales, es preciso realizar una biopsia cutánea para completar el estudio. Se observa edema (acúmulo de líquido) dérmico superficial en el habón, y en la dermis profunda o hipodermis, en el angioedema. En la urticaria-vasculitis existe además una afectación inflamatoria de los vasos sanguíneos de la piel denominada vasculitis leucocitoclásticas.

¿Cuál es el pronóstico de la urticaria crónica?

El pronóstico de la urticaria crónica es bueno, pero los pacientes pueden continuar con brotes repetitivos durante mucho tiempo. En estos casos se requiere un estudio más detallado para descartar posibles factores desencadenantes.

¿En qué consiste la urticaria vasculitis?

A diferencia del resto de urticarias de las que hemos hablado, la urticaria vasculitis cursa con habones que producen menos picor: más bien son dolorosos, tienen una duración de varios días, no desaparecen cuando se presionan y pueden dejar una pequeña señal residual al desaparecer. No mejora con antihistamínicos. Se diagnostica mediante biopsia cutánea y requiere una analítica más amplia para descartar vasculitis en otros órganos.

¿En qué consiste el angioedema?

Como hemos dicho al inicio, el angioedema consiste en una hinchazón de zonas laxas de la piel como labios, párpados, escroto, etc. Esta hinchazón puede ser tan intensa que produzca una deformación completa de la cara. De forma mucho menos frecuente, puede inflamarse la lengua o la glotis. En este caso, puede dificultarse la respiración y se requiere atención inmediata en un servicio de Urgencias. El angioedema puede acompañar a la urticaria, pero aquí se va a tratar del angioedema aislado sin habones. Suele ser menos pruriginoso que la urticaria y es precedido por una sensación de acorchamiento en la zona donde aparecerá.

¿Por qué se produce el angioedema?

El angioedema se produce porque se liberan una serie de mediadores que inducen la vasodilatación de los vasos y la salida de plasma al tejido extravascular. Hay dos tipos de angioedema según el mediador responsable: el histaminérgico, cuando el mediador responsable es la histamina, y se caracteriza porque es más rojo y responde al tratamiento con antihistamínicos y corticoides; y el bradiquinérgico, cuando la bradiquinina es el mediador implicado. La lesión es más pálida y no responde al tratamiento con antihistamínicos o corticoides.

¿Cuántos tipos de angioedema existen?

Podemos clasificarlos en angioedema inducido por fármacos, angioedema adquirido y angioedema hereditario.

Los fármacos que inducen angioedema con más frecuencia son los pertenecientes al grupo conocido como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), que se emplean para tratar la tensión arterial. Tienen la particularidad de que, a diferencia de las reacciones habituales alérgicas a fármacos, puede aparecer al cabo de un tiempo de estar tomando el medicamento. También pueden producirlo los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que son fármacos del grupo de la aspirina. En este caso, aparecen a los minutos u horas de tomarlo.

Angioedema hereditario, que afecta de forma importante a una mano. (Créditos, F. 72)

Recientemente se han identificado otros medicamentos que se emplean en el tratamiento de la diabetes (los inhibidores de la dipeptidilpeptidasa) que producen angiedema en un porcentaje pequeño de los pacientes.

El angioedema adquirido se produce por enfermedades que inducen el consumo de una enzima que regula el mecanismo de la inflamación.

¿Cómo se trata el angioedema inducido por fármacos o el adquirido?

En el caso de los fármacos, el angioedema desaparece al dejar de tomar el medicamento. Si bien en el caso de los IECA puede tardar un tiempo prolongado en desaparecer.

El angioedema adquirido se mejora o desaparece tratando la enfermedad de base que lo ha producido.

¿Qué es el angioedema hereditario?

Es una afectación genética poco frecuente; se manifiesta en uno de cada 10.000 o 50.000 individuos. Se origina por un defecto genético en el cromosoma 11 que provoca una deficiencia o mal funcionamiento de una proteína llamada inhibidor de C1-esterasa, que forma parte de un grupo de moléculas conocido como el sistema del complemento. Esta proteína controla, entre otras cosas, la síntesis y la liberación de la bradiquinina, que es un potente mediador de la inflamación.

Este defecto trae como consecuencia que se produzcan episodios graves de hinchazón de 2 a 5 días de duración, que puede afectar tanto a la piel de la cara, cuello, labios, párpados, extremidades, brazos y piernas, así como a tejidos mucosos como garganta, lengua o glotis, produciendo cuadros de dificultad respiratoria e incapacidad para tragar. Si no se tratan, pueden provocar la muerte por asfixia. También puede hincharse la mucosa del intestino produciendo cuadros de intenso dolor abdominal, que a menudo se confunden con apendicitis. Los síntomas suelen aparecer en la infancia, los episodios ocurren de forma espontánea y ceden en 36 horas.

Al ser una enfermedad de origen genético, suele haber antecedentes en la familia. En algún caso la mutación se presenta por primera vez en un individuo (mutación de novo), y en tal caso, faltan los antecedentes familiares.

¿Qué desencadena una crisis de angioedema hereditario?

Hay algunas circunstancias que pueden desencadenar crisis de angioedema, como son los traumatismos, las intervenciones quirúrgicas, las extracciones dentarias, el mal descanso nocturno o el estrés. El angioedema hereditario puede empeorar por factores hormonales, como los estrógenos, tal es el caso de los anticonceptivos orales; o por productos para aliviar las molestias de la menopausia. En estos pacientes están contraindicados los antihipertensivos del grupo de IECA.

¿Es fácil de diagnosticar el angioedema hereditario?

Dada la particularidad y poca frecuencia de esta enfermedad, no es extraño que se demore el diagnóstico en estos pacientes, sobre todo si su manifestación es predominantemente el intenso dolor abdominal, que puede acompañarse de náuseas, vómitos y diarrea. Existen dos tipos de angioedema hereditario: el tipo I se debe a unos niveles bajos de una enzima, el C1 inhibidor; y el tipo II, en el que los niveles de esta enzima son normales, pero con un fallo en su estructura y no funciona bien. Recientemente, se ha descubierto una tercera forma de la enfermedad (tipo III)
que cursa con niveles normales de C1 inhibidor; afecta sobre todo a las mujeres en etapas estrogénicas (embarazos, la pubertad o la menopausia), o cuando consumen estrógenos (anticonceptivos), si bien hay casos publicados en hombres. En un grupo de pacientes con angioedema tipo III, se ha descrito una mutación del gen del factor XII de la coagulación. Como en los anteriores, en estos casos también hay antecedentes familiares.

Se diagnostica midiendo en sangre la concentración y función de las proteínas implicadas en el angioedema, así como los factores del complemento.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?

Hasta hace bien poco, la única forma de tratar el angioedema hereditario era la administración por vía endovenosa de enzima C1 inhibidor. Este preparado debe estar en los servicios de Urgencias de los grandes hospitales o, al menos, en algunos de la misma comunidad, ya que es la única alternativa terapéutica para estos pacientes, pues no responden en las crisis al tratamiento con corticoides, antihistamínicos o adrenalina. Desde hace poco tiempo se cuenta además con fármacos bloqueantes de los receptores de la bradiquinina o de su formación, que están aprobados para el tratamiento de las crisis. Éstos tienen la ventaja de que se aplican mediante inyección subcutánea, y se acaba de aprobar la autorización para que el paciente se lo aplique en su domicilio (autoadministración).

Si las crisis son frecuentes e importantes, el paciente recibirá tratamiento preventivo a largo plazo; fármacos como, por ejemplo, los andrógenos atenuados, que reducen la frecuencia y gravedad de las crisis. A corto plazo, antes de procedimientos quirúrgicos, se administra C1 inhibidor una hora o media hora antes de la cirugía.

¿Y el angiodema idiopático?

Urticaria: picor y ronchas que vienen y van

La urticaria está caracterizada por la aparición de ronchas en la piel, que típicamente pican mucho y a las que llamamos habones. Por definición los habones duran menos de 24 horas, por lo que no es raro ver que unos desaparecen de una parte del cuerpo y aparecen otros en otra.

Los habones suelen ser rosados, de superficie lisa y con un aspecto de “piel hinchada”; no tienen ningún tipo de costra ni escama (más fotos de urticara y habones). Pueden tener formas de lo más variadas: desde aspecto de pequeños granitos hasta lesiones de varios centímetros con bordes irregulares. A veces podemos verlos también con forma de línea o trazo.

En ocasiones, la urticaria se acompaña de angioedema. El angioedema se presenta como una hinchazón marcada en los párpados o los labios, sobre todo. También se puede notar esta hinchazón en forma de tensión en los pies o las manos (fotos de angioedema).

Hasta un 20% de las personas sufre urticaria alguna vez en su vida

La urticaria es un cuadro frecuente: hasta una de cada 5 personas tiene urticaria alguna vez en su vida.

Según su duración, solemos hablar de urticaria aguda (si empezó hace menos de 6 semanas) y crónica (aquella que dura más de 6 semanas).

¿POR QUÉ aparece la urticaria?

Las pueden ser debidas a una infinidad de causas distintas. No es raro, de hecho, no identificar su causa.

  • medicamentos: los antibióticos betalactámicos , algunos antiinflamatorios y medicamentos para el dolor son los más frecuentes.
  • infecciones: las infecciones por virus causan hasta 8 de cada 10 urticarias agudas en niños. Otras infecciones por bacterias o parásitos también pueden desencadenar urticarias.
  • picaduras de insectos
  • algunas comidas o aditivos: los más frecuentes son el marisco, pescado y frutos secos. En los niños es habitual también la alergia al huevo o la leche.
  • látex
  • contrastes para estudios de radiología
  • causas físicas: el frío, la presión, el ejercicio físico y otros estímulos pueden causar urticaria en algunas personas
  • enfermedades sistémicas: diferentes enfermedades autoinmunes, vasculitis, mastocitosis y algunas enfermedades hematológicas

No es raro que no se consiga identificar la causa de una urticaria

¿Puede tener consecuencias GRAVES?

Lo más habitual es que una urticaria afecte exclusivamente a la piel y no vaya más allá de las (no pocas) molestias causadas por el picor. Sin embargo, en algunos casos, los cuadros la urticaria puedes ser parte de un cuadro llamado anafilaxia que puede incluso llevar a la muerte. Es importante por esto, estar pendiente de signos de gravedad como presión en el pecho, dificultad al respirar, hinchazón de la úvula (campanilla) que pueden indicarnos que el cuadro va más allá de lo meramente cutáneo.

Lo más frecuente es que solo afecte a la piel, pero ocasionalmente puede ser un síntoma de anafilaxia, que es un cuadro grave

Las personas con anafilaxia requieren atención médica inmediata, pero solo un porcentaje pequeño de urticarias tienen esta evolución.

¿Cuál es el TRATAMIENTO de la urticaria?

La urticaria se trata predominantemente con antihistamínicos anti H1, habitualmente no sedantes (loratadina, cetirizina, ebastina, bilastina), aunque en algunos casos se pueden usar los sedantes, que dan un poco de sueño, (dexclorfeniramina o hidroxicina) más conocidos por su nombre comercial como polaramine® o atarax®.

La urticaria se trata con antihistamínicos anti H1

En casos resistentes al tratamiento con antihistamínicos antiH1, a veces se combinan antihistamínicos anti H2 o corticoides.

¿Es necesario hacer PRUEBAS DE ALERGIA?

Dos de cada 3 urticarias se curan espontáneamente antes de 6 semanas. Es decir, un tercio de los casos pasan a diagnosticarse de urticaria crónica (urticaria que dura más de 6 semanas). En estos casos suele ser interesante hacer un estudio más completo para tratar de identificar el causante de la urticaria.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *