0

Ruscus llorens o hemoal

  • Usar mucho Ruscus me puede ocacionar dermatitis? Tengo hemoroide trambosasa …y use ruscus 14 dias y en total use 2 tubos
  • Estoy dando lactancia materna, es compatible con echarme pomada rucus lloren?? Gracias
  • Se puede guardar fuera del frigorífico la pomada ruscus?
  • Por que tiene que ser conservado en nevera ahora y antes no?
  • Buenas tardes. Llevo ya hoy un mes con una hemorroide q me duele. Es pequeña, pero me tiene amargada. Es normal tanto tiempo ? Estoy poniéndome Ruscus llorens con la q llevo 2 semanas y Venoruton tambièn 2 semanas. Hace 2 semanas tmbn dejé el café, los picantes, uso toallitas. Es normal q esta tortura…
  • Hola, cada vez que defeco siento que me raspa y al limpiarme sangro, después tengo picor. Mi doctora me dijo que era hemorroides y me recetó Ruscus llorens. Al apicarmelo se siente bastante fresco, como con mentol, es normal?. Gracias
  • Se puede utilizar a la vez Ruscus Llorens Pomada que Rectogesic? Llevo con rectogesis seis semanas y sigo con molestias. Muchas gracias.
  • Es efectiva la pomada Ruscus para una fisura anal?
  • Hola tengo una fisura con un escena. Mi médico me mando rectogesic pero me ocasionaba un dolor de cabeza insoportable. Fui a la farmacia y me aconsejaron ruscus llorens. Es apropiado para lo que tengo? No tengo ningún dolor ni sangrado pero si un picor insoportable.
  • Estoy embarazada de 37 semanas. Me han salido hemorroides me duele mucho e ido a la farmacia y me ha mandado ruscus llorens ¿puedo usarla?

TecnoXplora

Tanto las ojeras como las bolsas que aparecen bajo nuestros ojos son un evidente signo de que quizás no hemos descansado suficientemente la noche anterior, no nos encontramos del todo bien o incluso hemos tenido una larga y agotadora jornada de trabajo.

Pero partiendo de la base que tanto las ojeras como las bolsas en la mayoría de ocasiones no tienen nada que ver las unas con las otras, y que pueden aparecer por motivos bien diferentes a los expuestos en el párrafo anterior, sí es seguro que son un reflejo de fatiga en nuestro rostro que a nadie le gusta tener.

Por tal motivo son diversos los remedios –ya sean caseros como por prescripción facultativa- que tratamos de llevar a cabo para disimular al máximo esas antiestéticas marcas bajo nuestro perímetro ocular que tanto nos afea y preocupa. Los más comunes: las famosas rodajas de pepino, flotar con un cubito de hielo o aplicar un antifaz de gel frío que hemos sacado previamente del congelador.

La piel que tenemos bajo el contorno ocular es cinco veces más fina que en el resto del rostro, que ya de por sí es más delgada que el de otras partes de nuestro cuerpo. Según qué se le aplique en esa zona tan sensible se absorberá con mayor rapidez y entrará en contacto con la gran cantidad de vasos sanguíneos que por allí circulan, ayudando –en un primer momento- a bajar la hinchazón y reducir el oscurecimiento.

El problema surge cuando algunos de los consejos que seguimos nos vienen dados en numerosos foros, blogs o por algunos ‘youtubers’ -los ‘influencers’ de nuestro tiempo-. Son gente que se ha convertido en los gurús sobre moda, estética, nutrición o salud y quizás no están lo suficientemente preparados como para aconsejar sobre según qué temas. Se les toma como expertos sólo porque tienen desparpajo frente a la cámara y millones de visitas en su canal.

Y es que se ha puesto muy de moda entre un gran número de ‘vloggers’ el aconsejar como un eficaz remedio antiojeras y para bajar la hinchazón de las bolsas el aplicarse bajo los ojos crema antihemorroidal, pero sin advertir que a medio plazo puede causar algunos importantes problemas de salud en nuestro perímetro ocular.

En la composición de este tipo de pomadas –que en España son conocidas comúnmente por la marca comercial de una de ellas, ‘Hemoal’- encontramos que contiene efedrina, un componente descongestivo y antinflamatorio que es altamente eficaz para reducir el tamaño de las molestas y dolorosas hemorroides.

Esto es lo que animó a ciertas personas a probarlo y untárselo bajo los ojos a la espera de que las abultadas bolsas desaparecieran, pudiendo comprobar su eficacia en pocos días de uso. Lo que no tuvieron en cuenta fueron los efectos secundarios de los otros componentes incluidos en cada tubo: benzocaína, óxido de zinc, vaselina blanca y alcoholes de lanolina acetilados.

La benzocaína –de la que contiene 30 miligramos por cada gramo de crema- es un potente analgésico muy útil para calmar las molestias producidas por las hemorroides, pero con un gran número de efectos perjudiciales si no se aplica tal y como está prescrito.

De ser aplicado con asiduidad bajo el contorno de los ojos puede provocar irritaciones cutáneas, resecar e incluso cuartear la piel de esa zona –que recordemos es la más fina del rostro- e incluso propiciar que aparezca algún tipo de alergia.

También debemos tener en cuenta que la benzocaína es un ‘fotosensibilizante’, o dicho de otro modo, altamente sensible a la luz solar. Por esa razón, de ser aplicada en las ojeras y entrar en contacto con la radiación de la luz ultravioleta del sol, se corre el riesgo de sufrir quemaduras en la zona periocular, así como la aparición de manchas o formación de microvesículas.

Teniendo en cuenta todo esto, tampoco podemos olvidarnos del resto de componentes contenidos en la crema antihemorroidal -óxido de zinc, vaselina blanca y alcoholes de lanolina acetilados-, los cuales pueden causar irritación, algunas reacciones alérgicas e incluso conjuntivitis si entra en contacto con la membrana mucosa del globo ocular al no estar prescritas este tipo de pomadas para ser aplicadas en el rostro y, sobre todo, en el contorno de los ojos.

Introducción

No use Anso pomada rectal:

  • Si es alérgico a lidocaína u otros anestésicos locales tipo amida, a pentosano polisulfato sodio o compuestos relacionados, a triamcinolona o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos en la sección 6).
  • Si sufre de hemorragia hemorroidal (hemorroides sangrantes).
  • Si tiene alguna infección en la zona afectada.

Advertencias y precauciones

Consulte a su médico o farmacéutico antes de empezar a usar Anso pomada rectal.

  • Si el producto le causa irritación, debe suspender su aplicación y consultar al médico.
  • No aplicar el medicamento si la zona está irritada, infectada o herida.
  • Evite el contacto con los ojos o con zonas próximas a los mismos. Lávese bien las manos después de la aplicación.
  • No utilice Anso pomada rectal en dosis excesivas ni durante periodos prolongados, ni con vendajes oclusivos o pañales (materiales ajustados poco transpirables), ya que debido a una mayor absorción aumenta significativamente el riesgo de efectos adversos (ver sección 4).
  • Si presenta infección en el área a tratar, el médico le indicará un tratamiento específico.
  • Debe tener precaución si usted está en tratamiento con medicamentos anticoagulantes (evitan la formación de coágulos) o antiinflamatorios no esteroideos (AINEs, para el dolor y/o la fiebre), para evitar un posible sangrado, aunque no se han descrito casos con el uso de Anso pomada rectal.
  • Se recomienda precaución si se utiliza esta pomada en ancianos o enfermos con la mucosa dañada o debilitados, ya que pueden ser más sensibles a los efectos por absorción de los principios activos.

Uso en deportistas

Se advierte a los deportistas que este medicamento contiene un componente que puede establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo.

Niños y adolescentes

No se debe utilizar Anso pomada rectal en niños menores de 18 años, ya que no se han realizado estudios en ellos.

Los niños son más sensibles a padecer toxicidad por corticosteroides exógenos que los adultos y son más sensibles a los efectos adversos de la lidocaína.

Otros medicamentos y Anso pomada rectal

Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.

Aunque es poco probable, si se produce absorción suficiente, este medicamento podría interaccionar con medicamentos antiarrítmicos (para el corazón).

Embarazo, lactancia y fertilidad

Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento.

Durante el embarazo el uso de Anso pomada rectal no se recomienda y debería reservarse solo para casos en que el benefio potencial fuera mayor que el posible riesgo para el feto o recién nacido.

Se debe decidir si es necesario interrumpir la lactancia o interrumpir el tratamiento con Anso pomada rectal considerando el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre.

Conducción y uso de máquinas

Anso pomada rectal no afecta a la capacidad de conducir o utilizar maquinaria.

Anso pomada rectal contiene alcohol cetoestearílico, aceite de ricino polioxietilenado, butilhidroxianisol (E320), etil parahidroxibenzoato de sodio (E215), metil parahidroxibenzoato de sodio (E219) y propilenglicol.

Este medicamento puede producir reacciones locales en la piel (como dermatitis de contacto) porque contiene alcohol cetoestearílico y butilhidroxianisol (E320), y además puede producir irritación de los ojos y membranas mucosas porque contiene butilhidroxianisol (E320).

Puede producir reacciones alérgicas (posiblemente retardadas) porque contiene etil parahidroxibenzoato de sodio (E215) y metil parahidroxibenzoato de sodio (E219)..

Puede causar reacciones en la piel porque contiene aceite de ricino polioxietilenado.

Puede producir irritación de la piel porque contiene propilenglicol.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *