0

Salir de la rutina

Tabla de contenidos

Cómo romper la rutina de pareja

Si crees que problema de monotonía está especialmente presente en el ámbito sexual, entonces en el momento de romper la rutina de pareja en al intimidad y subir la temperatura de esos encuentros. Aquí van algunas ideas:

  • Varía en las posturas sexuales, basta de usar siempre las mismas posiciones, el placer tiene muchas caras. Descubre cuáles son las posturas favoritas de ellas y de ellos y complace al máximo a tu pareja.
  • Abandona la habitación y comienza a tener sexo en otras partes de la casa, verás que diferente es.
  • Hazle eso que tienes tanto tiempo sin hacerle y que sabes que le gusta.
  • ¡Disfrázate! Los juegos de roles son excitantes y divertidos, merece la pena probarlos.
  • Prueben algún juguete sexual que siempre les haya dado curiosidad, puede resultar muy divertido.
  • Incluye en tus juegos previos ingredientes eróticos para lamer y chupar como el chocolate o la crema batida, todo un clásico que siempre va bien.
  • Prueba el sexo en algún lugar público, puede ser una locura pero ¿por qué no intentarlo?
  • Regálense una escapada a algún lugar romántico y disfruten de unos días (u horas) juntos sin interrupciones.
  • Prepara una cena romántica o un desayuno especial.
  • Recupera ese apodo cariñoso que antes solías decirle. Háblale con un poco más de dulzura y no temas ser cariñoso/a.
  • Bésale y abrázale más ¡mucho más! No te olvides de las caricias, de los cariños y de los gestos de amor, que ayudarán a mejorar tu intimidad notablemente.
  • Dile lo que te gusta y lo que quieres recibir en la cama, no temas hablarle sucio o decirle todo lo que quieres que te haga. Verás lo excitante que resulta.

Pero sobre todo no te conformes con lo de siempre, para romper la rutina de pareja en la cama es importante pensar siempre en cosas nuevas e imaginar, de esa forma ambos conseguirán divertirse siempre.

10 consejos para salir de la rutina con la pareja

Revelavida

No hay nada más aburrido que una relación estática y sin sorpresa. Y ¡peor aún!, que ninguno haga nada por intentar cambiar esa situación. Seguramente, hoy muchas de ustedes ven con distancia el concepto de monotonía, especialmente si están en pleno proceso de búsqueda de vestidos de novia o recolectando frases de amor para incorporar en sus partes. Sin embargo, la rutina es algo que tarde o temprano se asomará y lo mejor es estar preparados.

De hecho, portar los anillos de matrimonio no garantiza el éxito de la pareja, ya que ésta dependerá de muchísimos favores, entre ellos de cómo asumen compartir el día a día sin agobiarse.

¿Quieres saber cómo conservar fresca y dinámica tu relación? Guíate por estos 10 consejos y seguro te irá increíble.

1. Que no se pierda la curiosidad

Sebastián Valdivia

Ya sea durante el pololeo o después de contraer matrimonio, jamás pierdas el interés por descubrir nuevas facetas de tu pareja. Sabio es el dicho de que nunca se termina de conocer a las personas y en realidad es así. Además, conforme avanza la relación ambos irán estableciendo nuevas prioridades, cumpliendo metas e imponiéndose desafíos que los mantendrán en constante desarrollo.

2. Sí a los besos y abrazos

Sebastián Valdivia

Todos los días, al despertar, antes de dormir, a mitad de jornada, ¡a cualquier hora! No necesitas una excusa para abrazar a tu pareja o que se vaya de viaje para poder hacerlo. Y es que el contacto físico siempre es necesario en una relación y especialmente útil si lo que se busca es romper la rutina. Verás cómo también estos pequeños gestos le suman puntos a su vida sexual.

3. Pasatiempos compartidos

Fotografías Fer

Aprovechen la sinergia que hay entre los dos y no dejen de hacer aquellas cosas que ambos disfrutan, como salir a bailar, ir al teatro o asistir a festivales. ¡Que la rutina sea pasarlo bien! Pónganle fecha a sus actividades para no posponerlas y atrévanse también a vivir nuevas aventuras. Por ejemplo, arránquense un fin de semana los dos solos a acampar o en sus próximas vacaciones practiquen algún deporte acuático.

4. Ambientes temáticos

Lised Marquez Fotografía

Con el mismo ingenio con el que confeccionaste los más lindos centros de mesa para matrimonio, ahora proponte sorprender a tu pareja recreando distintos ambientes: una cena de estilo oriental, una noche de jacuzzi con velas y champán, una tarde de cine con cabritas o una noche de seducción con pétalos de rosa en la cama, entre otras opciones. Verás que todo esto lo puedes lograr en la comodidad de tu hogar y así todos los fines de semana tendrán un sello distinto.

5. No olvidar los detalles

Darwin Pulgar Fotografías

Busca frases bonitas de amor y déjale notitas del tipo Post-it en su billetera, en el refrigerador, en el bolsillo de la chaqueta o en el espejo del auto. Le encantará encontrarse con estos detalles románticos y seguro se motiva a hacer lo mismo. Y es que los pequeños gestos marcan la diferencia, así que prepara su plato favorito, espéralo a la salida del trabajo o invítalo a un lugar sorpresa, entre otras ideas. No se trata de hacerlo todos los días, pero sí de vez en cuando para romper con la monotonía.

6. Respetar los tiempos de cada uno

Arturo Muñoz Fotografía

Es bueno que salgan cada uno por su lado. Les hará bien compartir con sus amigos, con sus respectivas familias y echarse de menos un rato siempre es bueno para refrescar la relación. Especialmente en periodos en que se sienten agobiados o estresados, salir solos les servirá, además, para que no se descarguen entre ustedes.

7. Recados virtuales

Fredy Arriagada Fotografía

Aprovecha la tecnología para sorprender a tu pareja en cualquier minuto del día. Puedes postearle canciones en su muro de Facebook, grabarle un video divertido desde donde estés o enviarle audios románticos por Whatsapp. Hoy las posibilidades son muchas, así que úsalas cada vez que sientas que tu relación se está poniendo un tanto aburrida.

8. Decir “te amo”

Christopher Olivo

Expresar los sentimientos solo puede reforzar los lazos de una relación y mucho mejor si lo haces a diario. Al igual que con los besos y abrazos, no necesitas una razón especial para decirle cuánto lo amas, ni que esté de cumpleaños para llegar a casa con un obsequio. Siempre será un buen momento si se trata de demostrarle tu amor. ¡Ah! Y agradecerse mutuamente es otro gesto que no deberían olvidar.

9. Metas en conjunto

Marcos Leighton Fotógrafo

Desde cambiar el auto, planear sus próximas vacaciones, renovar los muebles o, incluso, pensar en los hijos. Plantearse metas, independiente del carácter, les abrirá nuevos horizontes, lo cual es perfecto para salir de la rutina. Verás cómo logran sus propósitos si piensan positivo.

Además, si estás en plenos preparativos para la boda, seguro que te ha encantado elegir las argollas de plata o cotizar distintas tortas de matrimonio, –además de probarlas–. Es decir, que has disfrutado muchísimo más las tareas en las que compartes con tu amado.

10. No abandonar la conquista

HQ Fotografía

Si bien no existe el secreto que garantice una relación exitosa, lo cierto es que ayuda mucho mantener viva la pasión y jamás perder de vista que el amor es una conquista de todos los días. Por lo mismo, nunca estará demás que te apliques tu perfume favorito, te hagas un cambio de look si tienes ganas o te compres una lencería sensual para probar algo nuevo, entre otros detalles, que por supuesto, se aplican tanto a uno como al otro.

¿Apuntaste todo? Dile adiós a la rutina con estos consejos y verás cómo todo se soluciona. Y es que a veces, cuando parece que está todo mal, basta con una mirada sincera o unas frases de amor para dedicar al oído para dar vuelta la situación. Lo importante es que ambos remen hacia el mismo lado y disfruten de cada paso de la relación. Tanto como seguramente disfrutaste del primer beso o de aquel día en que llegó con el anillo de compromiso para sellar su amor.

La rutina que lleva a la monotonía y aburrimiento es uno de los grandes enemigos de las parejas, ya que cuando se instala en la relación la deteriora y con el tiempo la destruye. Por eso al final de este artículo de enseñaré como romper la rutina de pareja para así evitar que tu relación caiga en el aburrimiento.

Lo primero que te quiero aclarar es que hay un tipo de rutina que es beneficiosa y necesaria para la pareja, porque crea unión y estabilidad en la relación.

Es normal que en la pareja se creen costumbres, como por ejemplo dormir juntos de la misma forma, levantarse a la misma hora o hacer ciertas actividades cada día.

El problema radica cuando se llega al extremo de esa rutina y se cae en la monotonía y el aburrimiento.

Antes de continuar aclaremos tres significados, basando las respuestas en la RAE (Real Academia Española), que son:

a. Rutina: Costumbre inveterada, hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas.

b. Monotonía: Uniformidad, igualdad de tono en quien habla, en la voz, en la música, etc. Falta de variedad.

c. Aburrimiento: Cansancio, fastidio, tedio, originados generalmente por disgustos o molestias, o por no contar con algo que distraiga y divierta.

Ya teniendo claro esto, podemos darnos cuenta de que el problema en la rutina de pareja radica cuando está se vuelve monótona y a su vez aburrida, porque esto hace que poco a poco disminuya el interés por la relación.

Te lo explico mejor con un ejemplo.

Imagina por un momento que tu plato favorito es el pollo, y cada día a la hora de comer en el almuerzo te sirven pollo al horno.

Al principio mantendrás el interés y te sentirás muy deseoso de que llegue la hora del almuerzo porque comerás tu plato favorito que es pollo, pero con el tiempo te aburrirás y no querrás saber más nada de el pollo y menos al horno, a pesar de que antes te encantaba.

De igual forma funciona la rutina en la relación. Al hacer lo mismo cada día con nuestra pareja y de la misma forma, nos arriesgamos a caer en la monotonía y aburrimiento.

A diferencia si en vez de comer pollo todos los días, sólo te lo sirvieran en el almuerzo una vez por semana de diferentes maneras, un día te lo prepararan al horno, otro día en sopa y así algo diferente cada día. Por supuesto que de esta forma no te aburriría y al contrario seguirá siendo tu plato preferido.

Lo mismo tienes que hacer en tu relación, a pesar de que ames a tu pareja con locura y el o ella te ame a ti, si por un tiempo hacen lo mismo cada día de la misma forma esto acabara por destruir su relación, porque terminarán por aburrirse el uno del otro.

Por eso, es tan importante hacer algo para romper la rutina de pareja y evitar el aburrimiento en la relación.

Como dice Schainer:

“Al igual que la comida, las relaciones de pareja deben ser «sazonadas» con ingredientes diferentes”.

La clave de todo esto radica en mantener el equilibrio entre la rutina y la constante innovación. Para ello es necesario que hagas lo siguiente:

3 Soluciones Para Romper Con La Rutina De Pareja:

#1 Sorprende A Tu Pareja:

Es importante que el factor sorpresa siempre este presente en la relación, y esto lo logras haciendo de vez en cuando algo diferente para tu pareja.

Para romper la rutina en la relación puedes sorprender a tu pareja por lo menos una vez al mes como mínimo, preparándole algo especial de acuerdo a su personalidad y gustos.

Recuerda que sorpresa es hacer algo que saque a tu pareja de la rutina, puedes hacer lo que quieras siempre y cuando sea diferente y nuevo para los dos.

Para evitar que se te olvide te invito a cada mes apuntar en tu agenda o programar en tu móvil el día que vas a hacerle la sorpresa a tu pareja. Cuida los detalles, de estos depende que logres tu objetivo que es romper con la rutina de pareja o no.

#2 Planifica Con Tu Pareja Cosas Nuevas:

Es importante que hables abiertamente con tu pareja sobre este tema y juntos planifiquen algo para romper con la rutina. Pueden organizar algo juntos mínimo una vez al mes que les ayude a salir de la rutina, y que además les sirva para pasar un tiempo especial y diferente.

Recuerda que no es lo mismo dedicar un día a hacer juntos las labores de la casa, que pasar un día juntos haciendo algo nuevo y diferente, como por ejemplo montar a caballo.

Pueden hacer un pacto donde acuerden una vez al mes planificar algo que sea diferente y nuevo para ambos. Para empezar hagan una lista de lo que les gustaría hacer y mes a mes elijan una actividad de esa lista y háganla.

Puede ser por ejemplo hacer submarinismo, tomar clases de baile, ir a la montaña, visitar a algún familiar lejano o simplemente disfrutar una cena a la luz de las estrellas.

Recuerda que ir al centro comercial o al cine no tiene nada de diferente ni nuevo, así que olvídalo. El reto es hacer algo en pareja nuevo y diferente.

#3 Usa La Innovación, Creatividad E Imaginación:

Tienes que saber que innovando y usando tu creatividad e imaginación puedes romper con la rutina de pareja cada vez que te lo propongas. Si por ejemplo todos los martes comen arroz con verduras, puedes innovar y crear para ese día un plato diferente, también puedes usar tu creatividad e imaginación para buscar o crear un nuevo lugar en donde juntos puedan disfrutar de esa comida, obteniendo como resultado un momento único y especial.

Lo que te quiero decir es que tienes a tu disposición esas armas tan poderosas, para usarlas en cualquier momento para romper con la rutina de pareja diaria.

Por ejemplo puede dejar una nota a tu pareja en el espejo del baño con tu pinta labios deseándole un feliz día, o invitarle a comer su plato preferido a un restaurante nuevo, hacerle un desayuno diferente, etc.

Sólo te invito a que desde hoy aproveches cualquier momento y oportunidad para hacer algo diferente, usando tu imaginación, creatividad y aplicando estas soluciones puedes romper la rutina de pareja, y así construir una relación mejor y más feliz.

Recuerda:

«La combinación de amor e imaginación es la fórmula para vencer la rutina y mantener la relación en constante crecimiento».

La monotonía en la pareja.

La monotonía y el aburrimiento son grandes enemigos de la relación de pareja, no permitas que destruyan la tuya.

¿Estás consciente de cómo es tu relación?

Tú puedes modificarla.

«La monotonía es la conjugación propia del aburrimiento y la rutina es manera de continuar haciendo lo mismo».
Luis Gabriel Carrillo Navas (Escritor).

Conoce a tu enemigo.

¿Te aburres cuando estás con tu pareja?
¿Sientes que tu relación ha caído en la monotonía?
¿No tienes de qué hablar cuando están solos?
Generalmente, nos casamos pensando que la boda marca el inicio de una vida maravillosa, en donde no necesitamos nada más que el amor y la compañía de nuestra pareja.
Sin embargo, después de un cierto tiempo, muchas parejas se dan cuenta de que han caído en la monotonía y el aburrimiento.
Cuando esto sucede, tendemos a culpar a nuestra pareja, tanto de lo que está sucediendo como de nuestros sentimientos, exigiéndole que haga algo al respecto (generalmente que cambie su forma de ser), para solucionar dicha situación y los problemas que ésta provoca, sin darnos cuenta de que nosotros somos, también, corresponsables de lo que está sucediendo.
Durante la etapa del enamoramiento, queremos estar junto a nuestra pareja la mayor parte del tiempo posible y compartir con ella todas nuestras actividades. Sin embargo, una vez que dicha etapa concluye y que se establece una rutina, tendemos a elegir, básicamente, entre tres opciones:

  1. Permitir que dicha rutina sea la que marque la pauta de nuestra vida, cayendo cada vez más en la monotonía y el aburrimiento.
  2. Buscar la manera de aumentar nuestra satisfacción, enfocándonos única o principalmente en nuestras actividades e intereses personales, alejándonos física y/o emocionalmente de nuestra pareja.
  3. Fomentar lo que se conoce como una pareja vital, basada en el fortalecimiento de la relación a partir de compartir intereses y actividades comunes, pero dejando tiempo y espacio para que cada uno pueda seguir teniendo satisfacción personal en aquellas áreas que no comparte con su pareja.

Desarrollar un amor maduro es permitir el crecimiento y enriquecimiento de tres elementos, él, ella y la relación que comparten.
En este tipo de parejas, el respeto, la aceptación y una buena comunicación son aspectos indispensables y los principales obstáculos a vencer son, el no reconocer la raíz del problema y el no estar dispuestos a esforzarse, para solucionarlo.

Aspectos básicos en la monotonía.

Cuando analizamos el problema de la monotonía y el aburrimiento de una pareja, debemos tener en cuenta 2 aspectos:

  • La situación personal de cada uno de los miembros.
  • El tipo de interacción entre ambos, es decir, la relación.

En cuanto a nuestra situación personal, es importante tener en cuenta de que si nuestra vida es monótona y vacía, no tenemos nada para compartir, aunque queramos hacerlo. En este sentido, debemos recordar que la ilusión está peleada con la monotonía.
Una persona que está ilusionada por llevar a cabo cierto proyecto o ejecutar ciertas actividades, es una persona vital, llena de energía y puede “contagiar” a su pareja. Pero tenemos que tener cuidado, ya que, si estamos demasiado centrados en nosotros mismos, nuestros deseos y actividades, no tenemos tiempo de intercambiar nuestras experiencias y sentimientos con nuestra pareja.
Para que una relación sea vital es necesario:

  1. Que cada uno de los miembros de la pareja tenga interés en mantener una buena relación y enriquecerla constantemente.
  2. Que exista intimidad entre ellos y la confianza de poder manifestarse.
  3. Que haya un tiempo y un espacio, dedicados exclusivamente a ellos como pareja.
  4. Que vivan en un ambiente reforzante, con suficiente estimulación como parea llevar a cabo diferentes actividades, tanto individuales como de pareja.

El aburrimiento está relacionado con la falta de motivación, pero, al mismo tiempo, cuando estamos aburridos sentimos que no tenemos la energía suficiente, por lo que se vuelve un círculo vicioso.

¿Qué hacer?
Lo más importante es reconocer que tienen un problema, aceptarlo y platicarlo con tu pareja, sin buscar culpables, simplemente enfocándose en la solución. Para ello, deben analizar qué es lo que está sucediendo y por qué.
Es necesario que recuerden que siempre tenemos la capacidad de cambiar, si deseamos hacer el esfuerzo necesario. Pero cada uno debe enfocarse en su cambio personal y no en querer cambiar al otro. No olviden que nuestra actitud y la mayoría de nuestros sentimientos son el resultado de nuestra manera de pensar, por lo que si cambiamos esta última, los anteriores también van a cambiar.
Procuren crear un espacio en donde se sientan seguros y para compartir y ser escuchados con respeto. Expresen sus necesidades, opiniones y sentimientos pero de una manera adecuada, sin atacar a su pareja. Con frecuencia creemos que nuestra pareja tiene que saber lo que nos pasa y eso no es cierto. Por mucho que nos quiera o conozca, no es adivino o puede estar inmerso, también en sus propios problemas.
Un aspecto fundamental es encontrar un equilibrio entre la vida personal de cada uno y la relación, dándose un tiempo y espacio para enriquecer cada uno de estos aspectos.
Planeen un tiempo para compartir con otras parejas, así como para algunas de las actividades que tenían al principio de la relación. Puede ser que en un principio les cueste trabajo, porque la misma rutina o la falta de tiempo son obstáculos que debemos vencer.
Introduzcan algún cambio o juego en tus relaciones sexuales. Pueden hacerse un masaje, utilizar juguetes sexuales (que puedes adquirir en tiendas especializadas), ver alguna película, utilizar cierto tipo de lencería, hacer striptease, etc.
Hagan una caja de los recuerdos. En donde coloquen cosas relacionadas con la época en que estaban más unidos y su relación era más satisfactoria y revivan aquellos momentos, planeando la manera de llevar a cabo algunas de esas actividades.
Dense pequeños regalos que saben que su pareja disfrutará (no necesitan ser cosas caras).
Dense un espacio para una cena romántica o un fin de semana sin hijos y sin llevar consigo los problemas del trabajo o de cualquier otro tipo.
Prueben aprender a hacer algo juntos jugar boliche, patinar, algún deporte extremo, pintar, computación, un instrumento musical, etc.
Traten de incluir el elemento sorpresa en su relación haciendo o comprando algo que su pareja no espera.
Desarrollen el sentido del humor, sobre todo frente a los problemas, aprendiendo a reír juntos, no a reírse uno del otro.

Psic. Silvia Russek.
Lic. en Psicología Clinica.
Especialidad en Terapia de Pareja.
Especialidad en Terapia Cognitiva.
Terapia por Internet. por videoconferencia.
Citas:
e-mail: [email protected]

Visita el blog mi bienestar
haciendo click en la foto:

¿Sobre qué temas te gustaría leer?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.

¿Puedes calificar este artículo, por favor?
Tu e-mail no queda registrado, por lo que no vas a recibir respuesta.

Recuerda:
El camino al éxito, está formado por información, acción y perseverancia.
Cada paso, por pequeño que sea, te acerca a la meta.
Tú puedes lograrlo.

Silvia Russek.

iStock by Getty Images

Más de:

Pareja

Generalmente, los primeros meses de una relación amorosa suelen ser intensos, divertidos, pasionales e interesantes.

Sin embargo, con el paso del tiempo, algunas parejas caen en una etapa de estancamiento en su relación, en la que se sienten desmotivados o desinteresados e incluso aburridos por estar en ella ¡y a esto se le llama monotonía !

Te revelamos los signos que te ayudarán a saber si tu relación cayó en la monotonía y necesita una renovación para mantenerse sana, feliz y duradera.

¿Lista para descubrirlo?

iStock by Getty Images

  • Siempre van a los mismos lugares

    Las citas o planes originales parecen ser cosa del pasado para ustedes, pues siempre van a comer a los mismos restaurantes, visitan los mismos centros comerciales, además de que sus fiestas o reuniones siempre son exactamente con el mismo círculo de amigos.

    No tiene nada de malo frecuentar los mismos lugares, pero cuando eso empieza a desmotivarlos o aburrirlos es un claro foco de alarma de que están cayendo en la monotonía.

  • Sus conversaciones son cada vez menos interesantes

    ¿Antes podían hablar por horas y se reían sin parar y ahora apenas y se dirigen la palabra? ¿Sus conversaciones por teléfono son cada vez menos frecuentes, al igual que sus mensajes de WhatsApp? ¿Los temas de conversación de tu pareja te parecen cada vez menos atractivos o cada vez te interesa menos saber cómo le fue en el día?

Tips para salir de la monotonía

La Monotonía en la Pareja

No hay dudas de que la monotonía en las relaciones de parejas es una queja común, no sólo en nuestros países, no sólo en las relaciones heterosexuales. Parece afectar a la mayoría de las relaciones, aún las homosexuales. La monotonía crea muchos

problemas de pareja,

disminuye la relación sexual, puede bajar el deseo y afectar seriamente la relación sexual de los cónyuges.

Dr. John Gray, Ph.D., dice lo siguiente:

“Aun con las mejores y más afectuosas intenciones, el amor sigue muriendo…La desconfianza crece. Surgen el rechazo y la represión. Se pierde la magia del amor. Nos preguntamos ¿Cómo sucede? ¿Por qué sucede? ¿Por qué nos sucede a nosotros?”

Para tratar de explicar esto se han escrito muchas páginas, pero SIGUE PASANDO a casi todo el mundo.

“Cada día millones de individuos buscan un compañero a fin de experimentar ese especial sentimiento de afecto. Cada año, millones de parejas se unen en el amor y luego se separan dolorosamente…sólo el 50 por ciento permanece casado. De aquellos que permanecen juntos, posiblemente otro 50 por ciento no se siente realizado. PERMANECEN JUNTOS POR LEALTAD Y OBLIGACION O POR MIEDO DE TENER QUE VOLVER A EMPEZAR.”

Dr. Dagmar O’Connor, Ph.D, dice lo siguiente:

“El matrimonio es la organización perfecta para evitar el sexo. Proporciona más coartadas, excusas, distracciones y tensiones para impedirnos gozar de la relación sexual que cualquier otra estructura social diseñada por el hombre”

Aun así cada día más personas se casan y la mayoría de los que se divorcian se vuelven a casar o se unen libremente. El matrimonio o la relación de pareja, sigue siendo necesaria para llenar una serie de necesidades afectivas, sociales, sexuales. Los hijos necesitan de la pareja……Claro, de una buena relación de pareja. Ni los padres ni los hijos se benefician de una pareja amargada, depresiva y poco afectiva, así sólo le estamos mostrando un modelo errado a nuestros hijos….modelo que casi siempre COPIAN FIELMENTE.

¿Cuál sería la salida?

Muchos hablan de que tenemos que aprender

como hacer el amor,

otros creen que es un asunto de tener un buen cuerpo, manejar al dedillo las técnicas sexuales o aprender todas las posiciones del Kamasutra. Muchos insisten en la necesidad de impartir

educación sexual,

con esa estoy de acuerdo, pero una verdadera

educación sexual,

no información sexual …Existen diversos puntos de vista, yo me inclino a creer que la respuesta es COMUNICACION. EL SEXO ES COMUNICACION y comunicación de verdad, visceral, no verbal, auténtica, física y emotiva. El reto es comunicarnos los sentimientos negativos y positivos, cuidarnos, NO CRITICARNOS, crecer juntos y tener el valor de cuestionarnos constantemente sobre nuestras fallas, nuestros errores y NUESTRA RELACION SEXUAL. Hablar de sexo y sobre sexo es uno de los mayores afrodisíacos que se conocen. La relación sexual es afectada por la comunicación, la sexualidad es afecto, es comunicación, entre otras cosas. Si queremos buen sexo, si queremos no caer en la monotonía tenemos que cuidar la relación. De nada nos sirven las técnicas si el deseo se ha ido por la ventana.

548 Compartir

Tengo la sensación de que cuando era pequeño, los días duraban más.

Recuerdo que las semanas parecían meses, las vacaciones siempre estaban demasiado lejos y un año era como una vida entera.

Las horas de clase se me hacían eternas, y cada día de colegio era como empezar una nueva aventura. ¿Qué travesuras haría con mis amigos? ¿Me hablaría la chica que me gustaba?

Ahora, sin embargo, una hora dura un instante y cada año me pasa más rápido que el anterior.

Esta fuga de tiempo me preocupa, así que he querido darle una explicación. Y he encontrado muchas teorías, desde que nos acostumbramos al paso del tiempo hasta que el estrés crea la sensación de que siempre nos queda poco.

Sin embargo, la que más me convence es la del psicólogo William James, que propone que el tiempo parece acelerarse porque, a medida que crecemos, vivimos cada vez menos eventos memorables.

Cuando te haces mayor y dejas de medir el tiempo por tu primera vez (tu primer día de escuela, tu primer beso o tu primer viaje en avión), la falta de novedades hace que los días y años pasen en un instante.

Aprender a arriesgarnos de nuevo y vivir nuevas experiencias es la mejor forma de vivir más intensamente, así que hoy te traigo un artículo de Alex Rodríguez, autor del blog Tu Mejor Mismo, donde te va a explicar con todo lujo de detalles cómo añadir momentos memorables a tu vida.

Es largo, así que te recomiendo que tomes asiento y te dediques a leerlo tranquilamente y sin prisa.

Como si el tiempo volviera a transcurrir como antes.

·····

Siempre he querido vivir una vida que mereciera la pena ser recordada.

En mi adolescencia, mientras mis amigos estaban felices jugando a videojuegos todas las tardes o dando una vuelta por los mismos sitios cada día, yo sentía que quería algo más. Estaba apuntado a clases extraescolares, tenía muchos hobbies distintos y trataba de conocer gente y hacer planes distintos.

Pero aún así, me faltaba algo. Sentía que mi vida pasaba sin que ocurriese nada especial, como si estuviese caminando sin rumbo. Me sentía perdido, y hacer lo mismo una y otra vez no ayudaba. Cuando miraba hacia atrás, me daba la impresión de que el tiempo pasaba cada vez más rápido, y esta sensación no me gustaba nada.

Más tarde, entendí que sólo recordamos momentos que nos hayan emocionado de alguna manera. Por eso sentía que el tiempo corría tan deprisa: porque me pasaba los días atrapado en una rutina en la que todo era parecido.

Y sin embargo, conocía personas que vivían experiencias totalmente fuera de lo común, y que siempre tenían alguna nueva historia que contar.

Seguro que tú también conoces a alguien así: personas cuya vida es mucho más interesante de lo normal y que parece que siempre pasen cosas a su alrededor. Como mi amiga Kora, que se fue a recorrer Italia en bicicleta durante un mes, y cuando le robaron todas sus pertenencias menos la bici y el violín decidió continuar el viaje tocando en la calle para subsistir.

O como Jana, una chica a la que conocí estando de Erasmus, que se puso como reto ver lo lejos que podía llegar haciendo autoestop y volvió contando historias increíbles. Te aseguro que ninguna de estas dos personas sentía que se le estuviera escapando la vida.

¿Qué tiene de especial esta gente? ¿Acaso son más valientes, más inteligentes o más temerarios que el resto?

Después de investigar cómo conseguir resultados parecidos en mi vida, descubrí que lo que hace especial este tipo de personas es que deciden convertirse en la causa de las aventuras en su vida. En lugar de esperar sentados a que ocurran cosas extraordinarias, salen a buscarlas.

Y eso es algo que todos podemos aprender a hacer.

En este artículo quiero hablarte precisamente de cómo conseguir vivir más aventuras en tu día a día, y así poder llenar tu vida de historias memorables.

Incluso si te consideras tímido, o si crees que no puedes hacer algo así porque el trabajo o las obligaciones te ocupan gran parte de tu tiempo, te aseguro que siempre puedes hacer algo para vivir una vida más intensa.

Qué entiendo yo por aventura

Estudios psicológicos como éste nos dicen que recordamos mejor eventos que tengan una alta carga emocional, tanto positiva como negativa.

El nacimiento de un hijo, nuestra graduación o la muerte de un ser querido son momentos que probablemente nunca se nos olvidarán. Pero (por suerte o por desgracia) este tipo de situaciones memorables son muy escasas.

¿Significa esto que debemos vivir nuestro día a día sin aspirar a que nos suceda algo digno de recordar?

Aunque no todos podemos estar constantemente viajando o tirándonos en paracaídas, sí que podemos elegir vivir más situaciones memorables en nuestro entorno habitual. O como yo las llamo, vivir más aventuras.

Las aventuras tienen las siguientes características:

  • Son emocionantes. El objetivo de una aventura es crear recuerdos memorables. Por eso, una aventura debe merecer la pena hablar de ella. Si la experiencia que has vivido te deja frío, entonces no es una aventura.
  • Debe tener al menos una parte sin planificar. Hacer una ruta por el campo puede ser una buena forma de salir de la rutina, pero si lo llevas todo planeado no va a crear recuerdos tan duraderos. Pero bajarte en una parada de metro al azar y explorar esa parte de la ciudad añade un elemento impredecible que contribuye a crear experiencias más interesantes.
  • Debe hacerte salir de tu zona de comfort. Enfrentarnos a nuestros miedos y limitaciones, aunque a priori pueda resultar difícil, multiplicará el impacto emocional de esa situación.

¿Pero por qué querrías tú vivir más situaciones de este tipo?

Por qué generar tus propias aventuras te hará más feliz

Si eres lector habitual de Habilidad Social es probable que ya hayas intentado varias cosas para mejorar tu vida. Pero mucha gente siente que intentar cambiar es dejar de ser tú mismo. Parece que si te esfuerzas en vivir una vida más interesante, con más momentos para recordar, estás actuando.

Cuando he intentado convencer a algún amigo de los beneficios de ser proactivo y generar las situaciones que quieres en tu vida, la respuesta más habitual ha sido algo como “No lo pienses tanto, estas cosas tienen que surgir” o “sé tú mismo y el resto vendrá solo”.

¿Por qué tanta gente considera que cambiar es algo malo? Al fin y al cabo, nuestro personalidad es una mezcla de instintos heredados de nuestros antepasados y de valores aprendidos durante nuestra infancia. Y se ha demostrado que cambia a lo largo de nuestra vida.

Aunque hay gente que viene con comportamientos potenciadores “de serie”, la mayoría de nosotros tenemos que esforzarnos para convertirnos en la clase de personas que queremos ser, superar nuestros miedos o mejorar nuestras habilidades.

Uno de los valores que guían mi vida es que quiero recordarme con una sonrisa cuando sea un anciano. La mayoría de las personas, antes de morir, se lamentan de que no hicieron lo que querían por miedo o por complacer a los demás, y se arrepienten de no haber vivido más experiencias.

Por eso, aprender a crear situaciones memorables es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti mismo.

Sí, tú también puedes vivir una vida llena de aventuras

Seguramente creas que vivir una vida apasionante no es compatible con tener un trabajo normal, que eres demasiado tímido, o que sólo se puede tener experiencias nuevas si viajas o te sobra el dinero.

Cuando estuve de Erasmus, cada día era una aventura. Como no tenía que trabajar y prácticamente no tenía clases, podía dedicar todo mi tiempo a hacer lo que me apeteciese. Conocí a muchísima gente, viajé y me puse en forma. Fueron seis meses en los que viví como en un sueño.

Mientras en España me avergonzaba ir a comer solo por miedo a parecer un fracasado, en Praga decidí viajar en solitario a Budapest para ver a uno de mis grupos favoritos. Estaba aterrorizado, pero cuando llegué allí conocí a un grupo de húngaros que me colaron en la primera fila del concierto y acabamos saliendo todos juntos a disfrutar de la noche.

Fue un viaje inolvidable.

El problema regresó cuando volví a España y empecé de nuevo con mi vida normal. Tras haber estado medio año sin ninguna preocupación, me encontré de nuevo con clases, trabajo, poco tiempo libre y un círculo social mucho más pequeño.

Durante unos meses lo pasé bastante mal; hasta que leí un libro, Level Up Your Life, en el que el autor compartía varias estrategias para vivir como superhéroes.

Y no, no me refiero a ponernos una capa y salir a combatir el crimen. Su mensaje era que, igual que todos los superhéroes tienen una identidad que vive una vida rutinaria y otra que vive aventuras en su tiempo libre, nosotros también podemos hacer lo mismo.

Vivir una vida interesante no es algo sólo para mochileros, gente súper extrovertida o personas sin responsabilidades: siempre se puede añadir un poco de aventura a nuestro día a día para salir de la rutina. A continuación te explicaré cómo.

3 pasos para salir de tu rutina diaria

1. Audita en qué inviertes tu tiempo

La mayoría de la gente gasta su tiempo en actividades que no van a añadirle valor a su vida: surfear por internet, ver series o perderse en Facebook. Si sientes que no te queda tiempo para las cosas que te gustaría hacer, reducir este ocio pasivo puede hacer maravillas por ti.

Mucha gente dice que les encantaría aprender a tocar un instrumento, ponerse en forma o aprender un idioma, pero que no tienen tiempo para hacerlo. ¡Mentira! Salvo que trabajes 16 horas al día, todos tenemos tiempo de sobra para hacer algo nuevo: lo que ocurre es que no es nuestra prioridad.

Casi la mitad de los españoles pasa entre tres y cinco horas al día navegando por redes sociales. Y siendo alguien que toca varios instrumentos y habla tres idiomas, te aseguro que ese tiempo daría para mucho si lo usaran para algo productivo.

De nuevo, no es cuestión de superpoderes, sino de priorizar lo que es más importante para ti.

2. Prueba nuevas cosas, por pequeñas que sean

Una vez que has liberado algo de tu tiempo, es hora de ponerse manos a la obra.

Nuestro cerebro está programado para hacernos sentir bien cuando aprendemos habilidades nuevas, así que la forma más sencilla de conseguir añadir variedad a tu vida es aprender algo nuevo.

Para empezar no hace falta más que tener ganas. En Internet hay cientos de recursos sobre casi cualquier tema; yo mismo aprendí ilusionismo de forma totalmente autodidacta viendo vídeos por internet.

Si quieres algo más profesional, te recomiendo Udemy. Se trata de una web con multitud de cursos por menos de 20 euros. Ahí he visto desde tutoriales de hipnosis hasta punto de cruz.

3. Encuentra a tus compañeros

Mola mucho más ser parte de un equipo como Los Vengadores que ir salvando al mundo en solitario.

Por eso, una vez que hayas encontrado tu superpoder (tu nuevo hobbie), el siguiente paso es conocer a más gente a la que también le interese. Y no va a costarte mucho, porque la forma más rápida de conectar con alguien es tener intereses en común.

De hecho, en mi adolescencia padecí fobia social y me costaba horrores conectar con otras personas. Sin embargo con mis compañeros músicos era tremendamente fácil ya que compartíamos experiencias e intereses.

Por suerte, vivimos en la época en que es más fácil encontrar gente que comparta tu nueva afición gracias a aplicaciones como MeetUp o Couchsurfing.

Nota: mientras que en MeetUp puedes encontrar actividades de todo tipo, desde yoga hasta clases de manualidades, Couchsurfing se centra más en viajeros y te será útil si quieres conocer extranjeros o practicar idiomas.

Una vez hayas encontrado un grupo al que te gustaría unirte, lo normal es que sientas miedo si vas a ir solo. Pero en la mayoría de los casos la gente en estos encuentros es tremendamente acogedora y los organizadores te ayudarán a hablar con los miembros del grupo.

Una vez que hayas encontrado una nueva afición y un grupo con el que compartirla, el siguiente paso es sencillo: ¡disfruta de tus nuevas aventuras! Pero si realmente quieres llevar tus experiencias al siguiente nivel, aún hay mucho que puedes hacer.

En esta segunda parte del artículo voy a explicarte un sistema paso a paso para vivir aventuras todavía más intensas.

Cómo vivir aventuras con el sistema EPIC

Llevo varios años intentado entender cómo añadir más aventura a mi vida, pero este verano ocurrió algo que le dio un giro de 180 grados a mis creencias.

Estaba escuchando el podcast School of Greatness (que te recomiendo totalmente), y uno de los episodios era una entrevista con un tal Jon Levy, autor del libro The 2 am principle. Y cuál fue mi sorpresa al descubrir que se trataba de un libro sobre la ciencia de vivir aventuras.

En el libro, Jon explica cómo pasó de ser una persona tímida y con una vida aburrida a dormir en castillos con la aristocracia francesa, correr delante de los toros en Pamplona o saltar desde un puente en Nueva Zelanda sin ningún tipo de protección.

Pero el libro no es sólo una colección de anécdotas divertidas, sino que nos presenta el método que él usa para vivir aventuras: el modelo EPIC.

El modelo EPIC es un proceso de cuatro partes para generar situaciones extraordinarias en tu vida:

  • E de Establece → Lo primero es poner las bases para vivir una aventura.
  • P de Presiona → Cómo romper miedos y limitaciones que nosotros mismos nos imponemos.
  • I de Incrementa → Qué hacer para llevar la aventura al siguiente nivel.
  • C de Continúa → Decide si quieres seguir con tu experiencia inolvidable, o acábala con estilo.

Lo bueno de este modelo es que incluso lo puedes usar durante tu día a día. Te recomiendo que le eches un vistazo al libro (es uno de los más inspiradores que he leído), pero en este post te enseñaré todo lo que necesitas saber para aplicar el modelo paso a paso.

Siéntete libre de coger sólo las partes que más te interesen.

Establece tu entorno

Antes de empezar a vivir aventuras inolvidables, debes crear una entorno en la que éstas sean más probables. Para ello, necesitas dos cosas:

  • Eliminar cualquier elemento que pueda impedírtelo.
  • Poner las bases para que ocurran cosas interesantes.

Ambas son igual de importantes. Imagina que tienes un medidor del -10 hasta el 10 sobre cuán probable es que vivas una aventura. Eliminar los elementos indeseables se encargaría de subir el medidor hasta el 0, y poner las bases para tu aventura, de llevarlo hasta el 10.

Para conseguirlo deberás darte cuenta de que tú también puedes vivir una vida memorable (espero haberte convencido en la primera parte de este artículo) y plantearte las 3 metas siguientes:

  1. Salir con la gente adecuada.
  2. Encontrar un sitio adecuado.
  3. Tener una misión.

Veamos cómo lograr cada una de ellas.

1. Salir con la gente adecuada

Nos comportamos de distinta manera en función de la gente con la que estamos. ¿Verdad que no actúas de las misma forma con tus amigos de toda la vida que entre desconocidos o delante de la persona que te atrae?

Pues para vivir experiencias interesantes debes rodearte de gente aventurera. Según la Ley del contagio emocional, si cuando propones hacer cosas nuevas a tus acompañantes estos las rechazan, lo más probable es que tú tambié acabes abandonando tu idea.

La clave es rodearte de gente que respalde tus motivaciones: abierta, atrevida y curiosa.

Si ya tienes un grupo de amigos, puedes intentar lo siguiente:

  • Propónselo primero a los más sociables o abiertos a nuevas experiencias. Si consigues uno o dos compinches será más fácil que el resto del grupo os siga. Para conseguirlo puedes usar la herramienta de persuasión conocida como La etiqueta.

La etiqueta consiste en, antes de proponerle tu plan, preguntar a quien quieras que te acompañe algo como “¿Te consideras una persona aventurera?”. A todos nos gusta vernos con cualidades positivas por lo seguramente te responderá que sí, y entonces será mucho más probable que acepte tu plan para ser coherente con su respuesta.

  • Vivir aventuras es mucho más fácil con un grupo pequeño. Cuando estás con mucha gente es complicado lidiar con lo que cada uno quiere hacer.
  • No olvides que puedes incluir a desconocidos en tus aventuras. La mayoría de la gente es sociable cuando les das la oportunidad, especialmente de noche. Si te acercas a un desconocido con la intención de aportar algo, aunque solo sea un rato de diversión, es prácticamente imposible que se lo tome mal. Te recomiendo que lo pruebes: una de las sensaciones más gratificantes es vivir una experiencia intensa con alguien a quien no conocías unas horas antes.

Una forma muy sencilla de acercarte a un grupo de gente es dándoles un por qué y un para qué. ¿Por qué te has acercado a ellos y no a otro grupo? ¿Qué les propones hacer?

Esto puede ser tan simple como decirles: “Disculpad, mi amigo y yo queremos conocer a gente nueva, y vosotros parecéis divertidos. ¿Nos damos cinco minutos para presentarnos?”. Verás como con frases de este estilo la mayoría de la gente está encantada de conocerte.

2. Encontrar el sitio adecuado

Encontrar un buen lugar donde vivir tu aventura es una parte fundamental del proceso. Si siempre vas a los mismos sitios es muy difícil que vivas experiencias nuevas, ¿no crees?

Y al contrario, si vas a algún lugar nuevo, las experiencias interesantes ocurrirán casi por sí mismas. Al estar fuera de nuestra zona de comfort nos volvemos más creativos y estamos más abiertos a vivir nuevas experiencias.

Te pondré un ejemplo.

En mi ciudad, como ya tenía mi rutina formada, casi siempre hacía lo mismo y salía con la misma gente. Pero cuando estuve de Erasmus, al no tener hábitos, hice más en seis meses que en los tres años anteriores. Viajé solo, probé la escalada, aprendí a bailar un poco de salsa, comí insectos por primera vez y ¡hasta me hice un pendiente!

Ahora imagínate qué pasaría si pudieses replicar eso cada día de tu vida. ¿Cuántas experiencias podrías vivir a lo largo de un año?

Para añadir estas novedades a tu rutina diaria te recomiendo lo siguiente:

  • Dí que sí cuando te inviten a algo nuevo. Si te expones a situaciones desconocidas, aumentará tu creatividad y vivirás más experiencias que si haces lo mismo de siempre. Si sientes que te invade el miedo o la pereza, pregúntate qué es lo peor que puede pasar. Esta frase fue la que me terminó de convencer para comerme una hormiga gigante frita (¡algo que no querría repetir pero que me alegro de haber probado!).
  • Acude a eventos a los que no irías normalmente. De nuevo te recomiendo Meetup y Couchsurfing.
  • Haz una lista de sitios interesantes en tu ciudad. Si es medianamente grande, puedes mirar las guías de Mi Nube, una página que recopila recomendaciones sobre bares, restaurantes y todo tipo de actividades.
  • ¡Viaja! Puedes vivir nuevas aventuras en tu ciudad, pero es mucho más fácil hacerlo cuando estás en un lugar desconocido. Puedes viajar solo, convencer a alguien para que te acompañe, o incluso encontrar un compañero de viaje con de aplicaciones como Travbud.

3. Tener tu propia misión

Encontrar la gente y el sitio adecuado son las bases para que puedan ocurrir aventuras. Pero tener una misión que te desafíe multiplicará la intensidad de tu experiencia.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los videojuegos son tan adictivos? Al tener objetivos claros y poder medir tu propio progreso, cuando juegas entras en estado de flow, algo parecido a una enorme sensación de felicidad. Pues una buena misión hará lo mismo por ti.

¿Qué elementos debe tener una misión?

  • Un objetivo específico y difícil, pero no imposible. Un buen ejemplo serían “Conseguir jugar al billar con un grupo de desconocidos” o “Que alguien me recomiende un libro en FNAC”. Al plantearte un reto tan claro, tu mente entrará en modo creativo.
  • Puedes añadir restricciones para que tu objetivo sea más desafiante.Por ejemplo, limita con quién puedes interactuar, dónde puedes ir, cuánto te puedes gastar o de qué puedes hablar. Si estás en una quedada de Couchsurfing, una restricción podría ser hablar sólo en inglés o conocer sólo a gente inglesa.

  • Experimenta y busca ideas en cualquier parte. Muchos libros, series y películas tienen personajes de los que puedes tomar ejemplo. Mi favorito es el personaje de Barney Stinson, de la serie Cómo conocí a vuestra madre; aunque está un poco loco, siempre intenta que su día sea inolvidable.

Si estás empezando, una buena misión puede ser cerrar un plan con alguien que acabes de conocer. Por ejemplo ir a un Meetup, conocer a alguien con el que tengas algo en común, y proponerle veros otro día para llevar a cabo una actividad que os guste a ambos.

Presiona

Una vez que tienes tu misión, has encontrado a tu grupo de compinches y sabes a dónde vas a ir, ¡es el momento de divertirse!

Según los expertos, el humor viene al romper normas, ya sean sociales, emocionales o físicas. Y de eso trata esta segunda parte del modelo.

Todos nos movemos en nuestro día a día con un montón de normas (autoimpuestas y aaprendidas) que dictan lo que podemos y lo que no podemos hacer. Por ejemplo, a casi nadie se le ocurriría subirse a la mesa de un bar a cantar, o ir a clase disfrazado de caballo. Pero te aseguro que ambas experiencias forman parte de algunos de mis mejores recuerdos.

Por otra parte, casi cualquier experiencia memorable tiene que ver con romper límites, y salir de tu zona de comfort. En general, enfrentarte a tus miedos.

Miedo a quedar en ridículo, a hablar con desconocidos, a hacer el idiota, a hacer snowboard, a saltar en paracaídas, o simplemente a hacer algo diferente: si consigues enfrentarte a ellos no sólo te lo pasarás mucho mejor, sino que notarás cómo aumenta tu confianza para el resto de tu vida.

Básicamente existen dos formas de superar tus miedos y salir de tu zona de comfort:

  • Empezar poco a poco.Si te asusta mucho hablar con desconocidos, una opción sería separar ese reto en etapas y empezar por las que más fáciles te resulten al principio. Podrías comenzar sólo pensando lo que le dirías a un desconocido, luego preguntando la hora, después hacerle un cumplido a alguien, etc. La idea es que vayas subiendo la dificultad.
  • Hacer algo totalmente absurdo y fuera de tu zona de comfort. A mí siempre me ha dado vergüenza hablar por teléfono, así que un día decidí llamar a un número al azar y conseguir que me recomendasen una película. Cuando acabé, ¡estaba eufórico y mi miedo a hablar por teléfono disminuyó enormemente!

Eso sí; procura que las situaciones en las que entres tengan sólo riesgo percibido. En el ejemplo de hablar por teléfono lo peor que te puede pasar es que te cuelguen (el teléfono).

Incrementa la intensidad

A veces no te resultará tan fácil buscar nuevas actividades o lugares para tu próxima aventura. ¿Significa esto que no vas a poder pasártelo bien?

No. Con la actitud y las herramientas necesarias casi cualquier situación puede convertirse en algo memorable. Según Jon Levy, creador del modelo EPIC, hay tres cosas que puedes hacer para mejorar una situación aburrida:

  1. La más sencilla es proponer un reto, una competición o una apuesta. Una herramienta muy sencilla es el juego Me apetece. En cualquier momento, un miembro del grupo puede decirle a otro lo que le apetece que haga. Por ejemplo, “Me apetece que te pongas a bailar la Macarena”. El otro deberá cumplir con el reto, o si no sufrirá el castigo que hayáis acordado previamente.
  1. Usar sorpresas para hacer más memorables situaciones cotidianas. Si quieres pasar una tarde inolvidable con tu pareja podéis hacer alguna actividad nueva, o componerle una canción y cantársela en mitad de la cita. Pero hagas lo que hagas, no le digas nada antes. Cualquier cosa por sorpresa tendrá mucho más impacto que si la otra persona estuviese sobre aviso. También puedes proponer a tus amigos una rutina de sorpresas, donde todos os vayáis sorprendiendo de forma regular. Por ejemplo, en mi grupo de máster estamos haciendo un amigo invisible permanente.
  1. Trabaja para convertirte en una persona más impactante. Aprender a contar historias, desarrollar habilidades interesantes o vestir de forma creativa, entre otras, añadirá diversión a tus encuentros sociales. Si quieres aprender a comunicarte de forma más impactante, te recomiendo que te apuntes a Toastmasters, un club donde los participantes trabajan sus habilidades para hablar en público.

Continúa tu aventura

Llegará un momento en que tendrás que decidir si quieres continuar o terminar tu aventura. En la última parte del libro, Jon ofrece consejos tanto para llevar las aventuras al siguiente nivel como para terminarlas con estilo.

  • En general, superar un miedo o romper un límite es agotador. No es necesario que te enfrentes a todo lo que te asusta en un mismo día; es mejor ir dosificándolo. Si hasta ahora no has sido una persona muy atrevida, sé paciente contigo mismo.
  • Termina tus aventuras en el punto más alto. Se ha comprobado que las personas recordamos mejor el principio y el final de cada situación, por lo que si excedes y tus aventuras acaban de forma aburrida, las recordarás como menos interesantes de lo que fueron realmente.

Esta lección que aprendí cuando hacía magia: la gente se lo pasaba mucho mejor si sólo hacía uno o dos trucos y les dejaba con ganas de más que si seguía haciendo magia mucho tiempo.

  • Pierde el miedo a perderte algo. Vivimos rodeados de historias de gente viviendo vidas extraordinarias, y eso genera frustración. Pero si te centras en lo que NO tienes, no podrás disfrutar de lo estás viviendo ese momento. Cuando eso te ocurra, pregúntate qué puedes hacer tú para mejorar esas situación. Así centrarás tus pensamientos en lo que estás viviendo y en cómo aprovecharlo al máximo.
  • Serás feliz en la medida de lo incómodo que estés dispuesto a sentirte mientras luchas por lo que quieres. Para disfrutar más de tu día a día, la decisión más importante que puedes tomar es la de probar cosas nuevas y salir de tu zona de comfort.

Resumen: ¿Qué puedes hacer hoy para vivir más aventuras?

Si has llegado hasta aquí, felicidades. Espero haberte convencido de que tú también puedes vivir experiencias inolvidables, sin importar el estilo de vida que lleves ahora mismo.

Como hay muchísima información en el artículo, quiero despedirme con un resumen de los tres pasos más importantes si quieres empezar a vivir más aventuras desde ya mismo.

  1. El primero es darte cuenta de que vivir experiencias inolvidables está al alcance de todo el mundo. No es necesario ser millonario o extrovertido, en todos lados pueden ocurrir cosas sorprendentes.
  1. El segundo es desarrollar el hábito de buscar oportunidades para divertirte. Como te contaba más arriba, casi cualquier situación puede convertirse en una aventura, así que pregúntate siempre qué puedes hacer para mejorar lo que estás viviendo.
  1. Por último, busca ayuda. Si nadie a tu alrededor quiere vivir aventuras, busca modelos de gente que viva la clase de vida que tu quieres. Algunos sitios donde podrás encontrarlos son:

·En series, libros y películas. De nuevo te recomiendo Cómo conocí a vuestra madre, sobre todo por el personaje de Barney Stinson.

·Biografías de gente con una vida emocionante. Uno de los libros que más me inspiraron en este sentido fue Un mundo sobre ruedas, de Albert Casals. En él, un chico discapacitado cuenta cómo se fue a viajar solo por el mundo, sin prácticamente dinero y sin ayuda de nadie. Un libro verdaderamente inspirador.

·Gente con la que te relaciones. Tanto personas que conozcas a través de tus nuevos hobbies como amigos a los que consigas inspirar para ser más aventureros, nada mejor que un equipo para animarte a superar tus propios límites.

Como Romper con la Rutina e Inyectar Emoción a tu Vida: Una Guía Paso a Paso

¿Cómo Romper con la Rutina de todos los días? En esta mega guía lo aprenderás.

El tedio que genera la rutina es un mal silencioso que se infiltra como la humedad – poco a poco y sin dar aviso.

Al principio ni siquiera notas que tu vida está perdiendo color, pero un día levantas la cabeza y te das cuenta de que estás atorada en un pantano de hastío.

Ya no puedes distinguir un Lunes de un Jueves ni una semana de la otra. Todo se siente bleh y lo peor es que no sabes ni cómo empezar a salir.

La única solución, parece estar en vender tus muebles y comprar un vuelo sin retorno a Jamaica, o pintar tu cabello de rosa – cuando no tienes tantos recursos.

Creeme, lo he probado todo. Solía odiar la repetición y predictibilidad de las rutinas. Las consideraba una maldición y huía de ellas como si fueran la plaga. Tanto, que pasé cuatro años cambiando de país / ciudad / pareja / amigos / color de cabello más rápido de lo que cambiaba calzones.

Pero la vida da vueltas y en todo ese proceso llegué a una conclusión: las rutinas no son del diablo. Al contrario, pueden ser muy útiles, sobre todo cuando tienes grandes sueños y quieres crear una vida emocionante.

¿Cómo? En esta mega guía lo voy a explicar. Esto es lo que vas a aprender:

  • Por qué las rutinas no son tan malas como crees
    • Beneficios de tener una rutina
  • La verdadera razón por la que estás aburrida
  • 4 Pasos para romper con el tedio de la rutina y crear una vida emocionante
    1. Haz una pausa
    2. Identifica el patrón que estás repitiendo
    3. Busca nuevos retos y rompe con la rutina
    4. Diseña una vida emocionante
  • 38 Actividades para salir de la rutina diaria y disfrutar más la vida
    • Emprende un negocio
    • Trabaja tu vida social
    • Sal de tu entorno habitual
    • Tómate un descanso
    • Trabaja tu mente
    • Trabaja tu cuerpo
    • Consigue un hobby
    • Desházte de lo viejo
    • Haz algo que normalmente no harías

Por qué las rutinas no son tan malas como crees

Actualmente tengo un negocio y trabajo de manera independiente. Una de las razones por las que elegí este camino fue precisamente para escapar de las terribles rutinas.

Mis primeros meses sin jefe fueron un caos total. Despertaba sin alarma, tomaba las mañanas libres para desayunar con amigas y me volaba días.

Tenía libertad para usar mi tiempo como se me diera la gana. Pero al no tener una estructura, dejaba de lado las actividades importantes – las que generaban dinero.

Otras veces, me volcaba al trabajo de lleno. Me desvelaba. Me volvía antisocial. Me saltaba comidas familiares. No descansaba ni sábado ni domingo ni aunque fueran las 12 de la noche. Las consecuencias se notaban en mi salud y en mi estado de ánimo. Tenía dinero pero era un grinch y sólo quería acostarme a dormir.

Contraté a un coach para que me ayudara a conseguir un poco de orden. Lo primero que sugirió es que hiciera un horario de actividades. Al principio me resistí, pero estaba tan desesperada que lo intenté.

Beneficios de tener una rutina

Poco a poco me fui dando cuenta de que la estructura más que ser un límite, es algo que te da libertad:

  • Te pone en control de tu vida y evita que te dejes llevar por las necesidades de otros porque no tienes un plan.
  • Asegura que vas a aprovechar cada segundo de tus días al máximo y que podrás cumplir con dos tipos de actividades: las que necesitas hacer (como sacar la basura, llevar el coche al taller o trabajar) y las que disfrutas hacer (como practicar el Ukulele)
  • Asegura que cumplirás con lo importante. Esto crea certeza y genera tranquilidad mental.

Actualmente, estas son algunas cosas que tengo en mi horario:

  • Despertarme a las 6 para preparar un té y después escribir
  • Hacer una pausa a las 10 de la mañana para tomar clase de Box con mi novio
  • Compartir la hora de la comida con mis papás y mi abuela
  • Pasear a mi perro después de comer
  • Hacer una excursión los fines de semana

Podría decir que son rutinarias porque las hago de manera regular, pero en ningún momento me siento aburrida. Al contrario, estas actividades hacen mis días divertidos. Además, sé que al cumplir con ellas estoy desarrollando mi creatividad, avanzando con mi negocio, dedico tiempo a las personas que quiero y cuido de mi salud.

La verdadera razón por la que estás aburrida

La vida es una cadena de pequeños momentos y si te enfocas en hacer que cada uno de estos pequeños momentos valga la pena tu vida se hace emocionante. Si te sientes aburrida o fatigada, es porque sólo estás cumpliendo con las rutinas básicas y no estás planeando para disfrutar.

Piensa en la actitud que tienes cuando estás de viaje. Todo es nuevo e interesante. Te das tiempo de saborear el café por las mañanas. Caminas sin rumbo por las calles para ver qué descubres. Te consientes comiendo en los mejores restaurantes y te mantienes abierta a actividades que te harán a pasar un buen momento.

Tu enfoque está en disfrutar al máximo y no sólo aprovechas las oportunidades que encuentras, te pones a buscarlas.

Cuando regresas a casa pierdes la sensación de novedad. En vez de mantener vivo el espíritu de exploración, te conformas con lo que hay e ignoras al mundo de posibilidad que tienes en frente. Ya no piensas en exprimir cada segundo de vida, más bien te dedicas a sobrevivir – despertar, ir al trabajo, comer, recibir tu pago quincenal, tráfico, dormir.

Lo que obtiene tu atención crece y si sólo piensas en irla pasando más o menos bien, tu vida se convierte en un pantano de tedio.

4 Pasos para romper con el tedio de la rutina y crear una vida emocionante

Ahora que entiendes la causa de tu aburrimiento, necesitas salir del pantano. Sigue estos pasos para inyectar emoción a tu vida.

1) Haz una pausa

El primer paso para solucionar el tedio consiste simplemente en hacer una pausa. Tómate una tarde para estar a solas y ve a un parque o un café que nunca hayas visitado (el cambio de ambiente te ayudará a pensar con claridad). Puntos extra si pruebas una bebida exótica.

Lleva una libreta bonita y una pluma para realizar las siguientes actividades.

2) Identifica el patrón que estás repitiendo

Tengo dos primas que se mudaron a la misma ciudad. La primera dice que es el mejor lugar para vivir. Siempre conoce gente nueva y encuentra fiestas, conciertos y eventos interesantes para asistir. Han pasado cinco años y sigue feliz viviendo ahí. La segunda encontró a la misma ciudad ruidosa y atiborrada de gente. No aguantó ni un mes.

El lugar es el mismo, pero cada una de mis primas tiene su manera particular de ver las cosas. Esta percepción es la que dio forma a sus distintas experiencias.

El tedio que sientes en este momento no viene de la rutina en sí, más bien se genera en tu cabeza y después se refleja en la experiencia que estás teniendo. Si quieres cambiar tu experiencia lo primero que necesitas hacer es identificar el patrón que te mantiene atorada en un replay de la misma película y hace que todo se vea gris.

Sigue estos pasos:

a) Anota los problemas o situaciones recurrentes que enfrentas

Piensa en situaciones que te agobian y que no has podido solucionar desde hace varios meses o años. Estas situaciones representan las áreas donde te estás conformando y nos darán el pretexto perfecto para romper con la rutina.

b) Subraya el de mayor prioridad

Puede haber varias áreas atoradas en tu vida, pero para no agobiarte, vamos a enfocarnos sólo en la situación de mayor prioridad. Esta situación es la que más te pesa o la que más te urge resolver.

Cuando la hayas mejorado, puedes regresar a este tutorial y escoger otra cosa que te gustaría cambiar.

c) Contesta las siguientes preguntas

Las respuestas a estas preguntas te ayudarán a diseñar un plan para salir de la rutina, de una buena vez!

  1. Describe la situación actual (con positivos y negativos)
  2. ¿De qué manera contribuyes a que esta situación continúe?
  3. ¿Cómo es la nueva situación o experiencia que te gustaría tener?
  4. ¿Qué necesitas hacer pero estás evitando?
Un Plan Para Salir de mi Rutina

Para no dejarte sola, yo también hice el ejercicio. La situación de mayor prioridad fueron mis finanzas.

La situación actual

Uso tarjetas de crédito y las liquido cada mes. Tengo un presupuesto mensual (aunque casi siempre me excedo) y llevo un registro de gastos diarios. Tengo objetivos de ahorro, que casi nunca cumplo.

Mis ingresos son suficientes para cubrir mi estilo de vida actual. Me quiero mudar y hacer algunos viajes. Podría costearlos, pero me da miedo hacerlo. Mi ingreso como independiente es irregular y prefiero limitarme para después no estar pensando en cómo voy a cubrir mis gastos básicos.

Cómo contribuyo a que esta situación continúe

No estoy siguiendo el presupuesto que había planteado, porque siempre encuentro una buena oferta o algo bonito que quiero comprar. Cuando excedo el presupuesto, tomo dinero de la cantidad que tengo apartada para ahorro. Esta es la razón por la que mis ahorros están vacíos. Al no tener ahorros, me siento insegura para mudarme o irme de viaje.

Cómo es la nueva situación o experiencia que me gustaría tener

Me gustaría dejar de preocuparme por mi situación económica. Saber que en todo momento tengo seis meses de gastos cubiertos. Mantenerme dentro del presupuesto. Contribuir regularmente a mis ahorros.

Qué necesito hacer pero estoy evitando

  • Dejar de ir a tiendas y centros comerciales donde encuentro cosas bonitas, que realmente no necesito
  • Planear mis compras y enfocarme sólo en adquirir lo que es 100% necesario – por lo menos hasta que logre mis objetivos de ahorro
  • Ser más constante con mi negocio y crear una estrategia para generar ingresos de manera regular

Me gusta ir a los centros comerciales y comprar ropa nueva. No me encanta la idea de tener un presupuesto y a veces, es más fácil ponerme a ver una serie que trabajar en mi negocio. Pero si en verdad quiero mejorar mi situación, tengo que enfrentar la incomodidad y hacer los cambios necesarios.

3) Busca nuevos retos y rompe con la rutina

La clave para tener una vida emocionante, es tener retos y mantenerte en crecimiento. Cuando estás de vacaciones, se trata de saltar del paracaídas pero cuando estás en casa; es ir y platicar con el barista guapo del café, tener la conversación que has estado evitando con tu pareja, o armarte de valor y pedir un aumento de sueldo.

Piensa en algunos desafíos o actividades divertidas que puedes realizar de manera constante y que ayudarán a solucionar la situación agobiante que enfrentas (en la siguiente sección te doy ideas). En mi caso podría:

  • Visitar agencias de viaje o pasar tiempo en mi casa planeando los viajes en vez de dar vueltas por los centros comerciales
  • De acuerdo a la técnica del calentador descompuesto – Comprar un vuelo para mi viaje. Esto me obligaría a ahorrar y esforzarme trabajando para pagar hotel y comidas mientras esté de viaje.
  • Ponerme el reto de no gastar en nada (más que en comida) durante un mes. Si lo consigo, comprar UNA cosa que quiera.

Si tu situación recurrente es que estás atorada en un empleo pero llevas años soñando con iniciar tu propio negocio, podrías:

  • Leer un libro de emprendimiento cada semana y aplicar una de las sugerencias que te dan
  • Inscribirte a un curso y dedicar media hora diaria para avanzar con las actividades
  • Buscar un evento de emprendedores cada semana, asistir y entablar plática con por lo menos una persona

4) Diseña una vida emocionante

Decide cuándo y con qué frecuencia harás tus nuevas actividades. Es importante que seas consistente, de lo contrario te vas a emocionar un día, pero al siguiente tu vida seguirá siendo igual de gris.

Lo más sencillo es ponerles un horario, por ejemplo Lunes y Miércoles de 7 a 8. Al principio puede ser incómodo o tal vez complicado cumplir con él, pero de una cosa puedes estar segura: tu vida dejará de ser rutinaria.

Una vez que tengas tu plan, salta a los comentarios y comparte:

  • ¿Cuál es tu plan para salir de la rutina?
  • ¿Tienes otras técnicas o estrategias para lograr cambios importantes en tu vida?

38 Actividades para salir de la rutina diaria y disfrutar más la vida

Si necesitas ideas, aquí hay una lista con 36 cosas que puedes hacer para romper con la rutina. He probado algunas y otras las vi en internet.

Emprende un negocio

  • Toma un curso de ventas: Aprender a vender es una habilidad básica cuando tienes un negocio. Además, te obligará a enfrentar tus inseguridades y a salir de la zona de confort.
  • Inicia tu propio negocio: Si quieres una vida donde el aprendizaje, la emoción, la incertidumbre y los retos sean el pan de cada día, esto es para ti.
  • Abre un blog: Sólo recomiendo esto si te gusta pasar mucho tiempo escribiendo y en la computadora.
  • Ofrece tus habilidades como Freelance: Es una manera rápida de empezar tu camino como independiente.

Trabaja tu vida social

  • Convive más con tus amigos: Reconectar con las personas que quieres siempre es divertido. Ponte el reto de llamar a un amigo que tienes olvidado cada semana. Si quieres dar el siguiente paso, organiza un plan para verlo.
  • Amplia tu circulo social: Si tu problema es que estás aburrida de ver a la misma gente y escuchar las mismas historias de siempre o de plano estás #ForeverAlone, busca dónde conocer a nuevas personas.
    • Ve a un café. Platica con la los baristas y la gente que lo frecuenta.
    • Inscríbete a una clase y haz plática con tus compañeros.
    • Busca eventos interesantes. Asiste sola y charla con la gente.
    • Siéntate en la parada del autobús y conversa con la gente que espera.
  • Descarga una app de citas: Antes pensaba que las apps de citas eran patéticas, pero después de una conversación con mis amigas me dio curiosidad probarlas. Son buenas herramientas para conocer gente nueva (o encontrar al amor de tu vida). Si ya manejas apps de citas, tu reto más bien sería deshacerte de ellas y conectar sin su ayuda.

Sal de tu entorno habitual

  • Cambia tus rutas de siempre: No te va a sacar totalmente de la monotonía pero nunca sabes lo que puedes encontrar.
  • Busca lugares nuevos que visitar: Si todos los días comes en la misma fonda, amplía tus horizontes y explora algo diferente. Ve a la plaza nueva. Visita un parque que todavía no conoces o piensa en mini excursiones que puedes hacer los fines de semana.
  • Redecora tu casa: Rediseña tu habitación, acomoda la sala de una nueva manera o pinta las paredes de un color que normalmente no escogerías ¿Qué es lo peor que puede pasar?
  • Ve a la naturaleza: Busca un lugar que esté a 30-40 minutos y planea una escapada para el fin de semana. Entre semana puedes buscar un parque o simplemente sentarte junto a un árbol. Sentirás cómo tus pilas se recargan.
  • Crea un ambiente distinto para cada una de tus actividades: El cambio de ambiente genera novedad. Además te ayuda a ser más productiva. Crea rincones en tu casa que tengan un propósito particular: trabajar, descansar, practicar tu hobby, hacer ejercicio, comer, etc. Si no tienes suficiente espacio, podrías designar áreas fuera de tu casa. Por ejemplo: trabajar en el café o hacer tu hobby en un parque.
  • Ve a un lugar que normalmente no irías: El fin de semana, mi novio y yo hicimos un paseo a la Ciudad de México. Normalmente, preferimos lugares más tranquilos, pero a pesar del tráfico y la cantidad de gente que había por todos lados, tuvimos un día increíble. Podrías ir a un rumbo distinto dentro de tu ciudad o visitar un museo que te llame la atención.

Tómate un descanso

  • Duerme más: Tal vez ni siquiera estás aburrida, lo único que necesitas es dormir. Si manejas una agenda 24×7, borra algunas actividades y date tiempo para descansar.
  • Delega y/o pide ayuda: Si tienes demasiados y no sabes cómo deshacerte de ellos, empieza a pedir ayuda. Puedes contratar asistentes, pedir apoyo de tus compañeros de trabajo o incluso de amigos y familiares.
  • Planea tus próximas vacaciones
  • Mantén tus rutinas de comida / sueño / descanso / trabajo estables y constantes: Al ocuparte de estas áreas básicas tendrás más energía para dedicar a otras cosas.

Trabaja tu mente

  • Lee: Los libros te dan nuevas ideas, camplían tu perspectiva y son un gran entretenimiento. Si normalmente lees sobre desarrollo personal, da un giro a las novelas de terror. Si normalmente lees novelas de terror, prueba desarrollo personal.

Trabaja tu cuerpo

  • Busca un tipo de ejercicio que te guste: Busca una actividad divertida que te ayude a mover el cuerpo. Mejorarás tu salud y tu físico. Aprenderás nuevas habilidades, conocerás gente y tendrás más energía en el día a día.
  • Inscríbete a clases: Hacer ejercicio en grupo es más divertido que hacerlo sola. Busca clases de Pilates, Zumba, Crossfit, Yoga o algo que te llame la atención y pruébalo por un mes. Otra opción es que te inscribas a un gimnasio donde haya de todo para que puedas variar.
  • Desempolva los patines y la bicicleta: ¿Recuerdas cuando eras niña? Dar vueltas en el garage era lo más divertido. Aunque ahora, sería mejor buscar un espacio con más amplitud.
  • Contrata un entrenador personal: Si ya haces ejercicio de manera regular, contrata un entrenador personal para llevar tus habilidades al siguiente nivel.

Consigue un hobby

  • Escucha música: Entra a Spotify, ve a la sección de “Géneros y estados de ánimo” y prueba escuchar un tipo de música que no conozcas.
  • Canta: No es lo mío pero podrías intentarlo.
  • Crea un jardín en tu casa: Si no cuentas con un espacio para ello, busca una esquina solitaria y adórnala con algunas macetas.
  • Colecciona estampas / estatuas / imanes: la verdad es que no encuentro cómo esto puede ser divertido, pero a la gente le gusta. Inténtalo y si le agarras el gusto, por favor explícame.
  • Haz algo creativo: Aprende a tocar un instrumento, a pintar con acuarelas o a tejer
  • Inscríbete a una clase: Bailes de salón, francés, cocina mediterránea, habilidades sociales, busca algo interesante que puedas aprender.
  • Haz algo que te guste saliendo del trabajo: Si estás atorada en el trajín diario de casa-trabajo-casa, busca cómo incorporar un “escape”. Haz una parada de café + lectura o da un paseo en el parque antes de llegar a casa.

Desházte de lo viejo

  • Limpia tu closet / cajón / baño: La limpieza física es un buen catalizador para la renovación. Cuando te sientas especialmente agobiada, escoge un cajón o un estante y ponle orden. Saca lo viejo y crea espacio para lo que está por llegar.
  • Haz una lista de cosas pendientes y cúmplela

Haz algo que normalmente no harías

  • Cocina algo nuevo: Prueba con olores, colores, sabores y técnicas que nunca antes hayas usado.
  • Experimenta con una dieta Vegana / Paleo / Cruda: Uno de los cambios más importantes que he logrado, fue ir de una dieta carnívora a una 100% vegana. Para lograrlo, tuve que cambiar mi manera de pensar, aprender sobre nutrición y explorar nuevas técnicas de cocina – Definitivamente me sacó de la rutina.
  • Organiza salidas entre semana: Planea una reunión recurrente los Jueves por la tarde, o ve al cine todos los Martes.
  • Cambia de look: Compra revistas de moda y recorta los looks que te gusten (o arma un tablero de Pinterest). Después, ponte la tarea de ir consiguiendo las prendas y accesorios que necesitas para adoptarlos.
  • Libérate la tecnología: Hace dos meses cerré mi cuenta de Instagram y bloquee el acceso a mi Facebook ¡Fue lo mejor que pude haber hecho! Al no estar todo el tiempo pegada al celular, encontré tiempo para disfrutar la vida real.
  • Di sí más seguido: Si normalmente dices que no a toda propuesta que te llega, prueba decir que sí.
  • Di no más seguido: Si normalmente dices que sí a toda propuesta que te llega, prueba decir que no.

¡Hacia tu Libertad!

Obtén tu guía con 10 pasos CLAVE para mandar los miedos por un tubo y atreverte a emprender un negocio y una vida – que te harán bailar de emoción (Es 100% gratis).

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *