0

Salsa para champiñones

Tabla de contenidos

Salsa de champiñones sin nata para carne, pasta…

Los champiñones y las variedades de setas en general son ingredientes ideales para aromatizar todo tipo de platos, desde salteados hasta sopas, pasando por asados y sobre todo integrados en salsas.

Esta salsa de champiñones sin nata es ideal para acompañar carnes, pastas, verduras, pescados a la plancha… Potencia el sabor de los platos y le aporta la cremosidad característica de este tipo de salsas.

Eso sí, sin nata, pero sigue siendo facilísima y muy rápida de preparar. Queda cremosa, con un potente sabor a champiñones, el toque de la cebollita ligeramente pochada, un poco de pimienta negra… Sin duda es una salsa que repetirás a menudo. Ah, y puedes mantenerla en la nevera durante 2-3 días o incluso congelarla para tenerla siempre a mano.

Existen otras salsas que igualmente no llevan nata, como esta otra salsa roquefort casera para ensalada, con base de yogur, que queda ideal para platos fresquitos y veraniegos, o si la prefieres caliente, elabora esta deliciosa salsa roquefort sin nata. Otra de esas salsas ligeras que puede sorprenderte es la salsa de mostaza y miel, muy fácil de preparar y apta para carnes, pescados, ensaladas… Un auténtico comodín!

Ingredientes para la salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

  • 300 ml de leche desnatada.
  • 5o ml de vino blanco.
  • 150 gr de champiñones.
  • 1 cebolla.
  • 1 cucharadita de harina fina de maíz o maicena.
  • Aceite, sal y pimienta negra molida.

Preparación, cómo hacer la receta de salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

  1. Pela la cebolla y pícala muy finita. En una sartén o cazo con un poco de aceite y fuego medio, añade la cebolla y un poco de sal, y deja que se poche durante 10 minutos, para que quede transparente sin llegar a dorarse.
  2. Lava los champiñones, córtales la parte del tronco que está con tierra y alguna raíz, y pícalos con el cuchillo en trocitos pequeños. O si lo prefieres, puedes también dejarlos en rodajas finitas, que para la carne queda incluso mejor. Si vas a acompañar pasta, mejor picados.
  3. Añade los champiñones a la cebolla, remueve y saltéalos para que se hagan durante un par de minutos. Añade el vino blanco y deja que se evapore el alcohol, removiendo durante otro par de minutos.
  4. En un vaso, mezcla parte de la leche con la harina de maíz, y con ayuda de una cucharilla disuélvela bien.
  5. Incorpora al cazo la leche con la harina de maíz, remueve un poco y ve añadiendo el resto de la leche, sin dejar de remover. Añade un pimienta negra molida al gusto y sal.
  6. Deja el fuego lento y, removiendo, deja que se haga durante 5-10 minutos, hasta que veas que se espesa ligeramente. Si se ha espesado demasiado añade un poco de leche y aparta del fuego, y si por el contrario está demasiado líquida para tu gusto, vuelve a diluir un poco de harina en leche y añádela.
  7. Apártala del fuego cuando comience a espesarse y déjala reposar.

Cómo preparar salsa de champiñones sin nata para carne o pasta

Tiempo: 25 minutos

Sirve y degusta:

Sírvela en una salsera bien caliente si se trata de acompañar carnes o pescados, o si es un plato de pasta, puedes mezclarlo todo directamente en la cocina y servirlo ya preparado a los comensales.

Si espolvoreas con un poco de pimienta negra recién molida por encima, le darás el toque definitivo a cualquier plato 😛

Variaciones de la receta de salsa de champiñones sin nata para carne o pasta:

Puedes preparar esta misma salsa pero con otras variedades de setas. Prácticamente cualquier variedad se presta a ello, y cuando más aromáticas mejor. Eso sí, si aportan mucho sabor, podrás reducir la cantidad, y en vez de 150 gr pueden ser solamente 100 gr, incluso si las setas son secas, con 40 gr bastará.

Consejos:

Prueba la salsa antes de servirla, siempre, para dejarla a tu gusto y que tanto en sabor como en textura esté perfecta.

Si preparas una gran cantidad o te sobra, puedes mantenerla en la nevera durante 2-3 días, o también congelarla. Para congelarla, te recomiendo que lo hagas en pequeñas raciones para descongelar solo la cantidad que necesites. Cuando vayas a servirla, puedes calentarla en un cazo al fuego o en el microondas, y si está muy espesa puedes ir añadiendo leche 😉

La receta de pechuga de pollo con champiñones es una de las más fáciles y deliciosas, te contamos dos versiones, la rápida y la gourmet. En otro artículo de Okdiario-recetas hicimos pollo a la sal, hoy pechugas con salsa y champiñones.

Receta de pechuga de pollo con champiñones

Dos opciones, la rápida usando champiñones de lata con la que te ahorras el proceso de limpiar y cocinar los champiñones, además la versión gourmet, tradicional con champiñones naturales, que aunque hay que limpiarlos y cocinarlos el resultado es más sabroso. Te cuento cómo preparar las dos opciones, ¡tú decides!

Ingredientes para 4 personas

  • 4 pechugas de pollo
  • 150 g de champiñones laminados (pueden ser de lata)
  • ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 sobre de sopa de champiñones (solo usamos 2 cucharadas)
  • 200 ml de leche
  • 100 ml de nata
  • Pimienta blanca
  • Preparación

    Opción con champiñones naturales

    1. En este caso la limpieza previa es importante ya que las setas en general suelen llevar pequeñas arenillas. Para limpiarlos mejor no ponerlos bajo el chorro del agua. La carne de champiñones y setas en general es delicada y si la pones bajo el chorro pierde textura, lo mejor es cortarles el tallo y preparar un recipiente con agua.
    2. A continuación los sumerges unos segundos y remueve el agua, luego los sacas del agua y los dejas en colador.
    3. Seguidamente con un cepillo de dientes húmedo repasa uno por uno los champiñones, no se tarda mucho, de esta forma quitarás pequeñas adherencia de tierra que tengan.
    4. El último paso vuelve a sumergir bajo el agua (o pon muy suave el chorrito de agua y enjuaga). Escurre los champiñones, es importante no tenga mucha agua. Corta en rodajas y rocía con un poco de limón para evitar que se ennegrezcan, ya los tenemos listos para la receta.
    5. Continuamos con la receta. En un vaso diluye la leche y dos cucharadas de sopa de champiñones de sobre. Añade la nata en un cazo y ajusta el fuego al mínimo. Cuando empiece a humear, añade la leche con las cucharadas de sopa. Remueve y deja que se vaya cocinando a fuego lento sin que llegue a hervir, antes de que llegue a ebullición apagar el fuego.
    6. Ralla la cebolla fina, corta en trocitos los dientes de ajo. Añade aceite de oliva a una sartén. Saltea unos minutos hasta que la cebolla esté transparente. Añade un poco de pimienta a las pechugas y dorarlas por fuera unos 2,5 minutos por lado dependiendo del grosor. Una vez doradas las retiramos de la sartén.
    7. Agrega los champiñones laminados a la sartén donde acabamos de dorar el pollo. Deja que se vayan cocinando a fuego lento alrededor de 10 minutos hasta que veas reducen de tamaño.
    8. Añade sobre los champiñones la mezcla de nata y leche de paso nº3, remueve y continua con el fuego al mínimo.
    9. A continuación incorpora las pechugas de pollo a los ingredientes anteriores, tapa el recipiente y cocina durante cuatro minutos. No añadimos sal a la receta ya que las dos cucharadas de sopa que usamos para la salsa ya la llevan.
    10. Pasa la salsa por la batidora o procesador de alimentos para obtener una textura más fina.

    Opción con champiñones de lata

    1. En este caso es muy sencillo, abre la lata y escurre los champiñones, corta por la mitad y ya los tienes listos para usar. Comienza la receta en el paso 3 de la lista anterior.

    También te puede interesar

    Muslos de pollo caramelizados

    Si te ha gustado la receta de pechuga de pollo con champiñones puedes compartirla en tus redes sociales favoritas ← (Twitter, Facebook, etc). Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti. ¡Síguenos en Facebook @okrecetasdecocina!

    English version

    Voy a confesar algo, no me gustan los fideos, los como, pero no me emocionan y nunca me levanto con ganas de comer tallarines por ejemplo… lo malo es que me casé con un hombre que ama los fideos en todas sus formas. El hace pasta fresca, pero también lo puedo hacer feliz con unas corbatitas con mantequilla. Pero yo necesito algo más, como una deliciosa salsa de champiñones… ahora si estamos conversando.

    Esta salsa es multi-uso va bien sobre unos canelones rellenos con ricotta o sobre una carne o pollo servido con puré o arroz.

    Es importante no apilar los champiñones en la sartén y tomarse el tiempo necesario, así los champiñones quedan de buena consistencia. Si es necesario, limpiar los champiñones con una toalla de papel húmeda, nunca remojarlos, ya que absorben agua.

    Tal vez también te interese la receta: Lasaña con salsa blanca

    Salsa de champiñones

    para 4 personas
    Ingredientes:

    • 2 cucharadas de mantequilla
    • 2 cucharadas de harina
    • 2 tazas de leche entera
    • sal y pimienta
    • 1 cucharada de aceite
    • 2 tazas o 1 bandeja de champiñones rebanados en láminas

    Preparación:

    1. En una olla mediana a fuego medio, derrite la mantequilla y agrega la harina, revuelve bien con un batidor redondo hasta que no veas harina seca, se va a formar una masa.
    2. Agrega la leche poco a poco siempre revolviendo, al principio hay que hacerlo lento de modo de formar un batido sin grumos, luego incorporar el resto de la leche y cocinar revolviendo a fuego medio-alto hasta que suelte el hervor y espese. Salpimentar.
    3. En una sartén calentar el aceite a fuego medio, agregar los champiñones de a poco, deben formar 1 capa sin sobreponerse o apilarse, si es necesario hacerlo en secciones. Cocinar sin revolver hasta que se doren, 2-3 minutos, dar vuelta y dorar.
    4. Verter la salsa blanca en la sartén. Revolver y servir caliente.
    5. O cubrir los canelones para luego gratinar.
    6. Mantener refrigerada por hasta 3 días.
    Recuerda seguirnos en la página de En mi cocina hoy en Pinterest. O suscribirse al menú semanal (todos los domingos en tu correo). Gracias por el apoyo permanente y por favor recomiéndanos a tus amigos.

    Summary Recipe Name Salsa de champiñones Published On 2015-01-23 Preparation Time 0H10M Cook Time 0H20M Total Time 0H30M Average Rating 3.5 Based on 229 Review(s)

    Salsa de Champiñones

    Receta de Salsa de Champiñones

    La salsa de champiñones es una salsa perfecta para acompañar muchas preparaciones de carne, con las que combina perfectamente. Con esta receta podrás prepararla paso a paso en casa con el mejor resultado.

    Ingredientes de Salsa de Champiñones:
    – 250 gramos de champiñones frescos
    – 100 gramos de cebolla
    – 50 gramos de mantequilla
    – 25 gramos de harina
    – 25 gramos de tomate frito
    – Un diente de ajo
    – 200 ml de leche entera
    – 50 ml de nata para cocinar
    – Pimienta negra molida
    – Sal

    Preparación de Salsa de Champiñones:
    La salsa de champiñones es una salsa muy adecuada para servir como acompañamiento a todo tipo de platos de carne, sobre todo filetes, ya que es una salsa que hace las veces también de guarnición al tener trozos de champiñones, lo que hace que el plato sea mucho más rico y completo. También se puede emplear esta salsa para servir en platos de pasta, con los que combina perfectamente, pero como os decimos lo más habitual es emplearla con todo tipo de filetes de carne. Vamos ya con la receta para que la puedas preparar fácilmente siguiendo nuestras indicaciones.
    Para hacer esta salsa lo mejor es emplear champiñones frescos, que son los adecuados por su sabor y textura, ya que los de lata no ofrecen el mismo resultado, aunque en caso de urgencia nos podrían servir, pero ya os decimos que mucho mejor si se utilizan champiñones frescos. Antes de nada los lavaremos bien bajo el grifo, ya que suelen tener bastante tierra, y después los dejamos escurrir antes de laminarlos, en caso que no los hayamos comprado ya laminados y a cortarlos en mitades. Si usamos champiñones enteros vamos a quitarles primero los tallos y a desechar la mitad de abajo, y la otra mitad la picamos también.
    Después pelamos la cebolla y la picamos en trocitos lo más pequeño que podamos, para ponerlas a sofreír a fuego medio en una cacerola o una olla de buen tamaño, echando primero la mantequilla en la misma. Cuando se derrita la mantequilla echamos la cebolla picada, con un poco de sal por encima, y la vamos a dejar sofreír un par de minutos a fuego medio antes de echar también el diente de ajo pelado y picado los champiñones lavados y troceados. Removeremos durante unos minutos para que no se peguen los ingredientes.
    Pasados unos 5 minutos agregamos la leche, la harina, la salsa de tomate y salpimentamos un poco, y mezclamos bien para que se forme una salsa homogénea con los nuevos ingredientes, sin que queden grumos de harina. Ahora cocinamos a fuego suave unos 25 minutos, tiempo tras el cual los champiñones estarán tiernos, entonces agregaremos la nata para cocinar, removemos para mezclar y tras otros 5 minutos ya tenemos lista esta salsa de champiñones, la cual serviremos siempre en caliente, directamente en los platos a los que acompañe o en un recipiente aparte. Esperamos que os guste esta salsa, que es una forma de cocinar champiñones de forma estupenda.
    Variante en la preparación de la Salsa de Champiñones:
    Aunque lo mejor a la hora de hacer esta salsa de champiñones es utilizar champiñones frescos, porque ofecen un mejor sabor y conservan todas sus propiedades nutricionales, si no tenemos o no los encontramos, se pueden sustituir por unos champiñones en coserva, que podemos encontrar enlatados tanto enteros como laminados. Aparte de la diferencia en el sabor, que es el cambio más apreciable al cambiar un tipo por el otro, hemos de tener en cuenta que los champiñones en lata ya están limpios y listos para cocinar, además que ya están cocidos previamente, por lo que su tiempo de cocción es distinto al de los champiñones frescos.
    Si vamos a utilizar champiñones de lata para preparar esta receta de salsa de champiñones, la haremos de la misma forma que hemos indicado más arriba, únicamente cambiaremos la limpieza previa de los mismos, que la evitaremos al venir ya limpios, y sólamente tendríamos que escurrirlos bien. Y a la hora de cocinarlos pues van a necesitar un poco menos de tiempo de salteado, ya que al estar previamente cocidos van a estar ya más bien tiernos, así que estarán listos en menos tiempo. Por lo demás la receta la podemos hacer de la misma forma que hemos detallado previamente, y aunque el sabor no sea tan intenso, el resultado seguirá siendo estupendo.

    Raciones / Unidades: 1
    Tiempo Aproximado de Preparación: 30M
    Calorías Aproximadas: 80

    Salsa de champiñones sin leche, ¡ideal para acompañar carnes y pastas!

    Las salsas son un condimento que solemos utilizar para combinar con algunos platos como carnes, pescados, o pastas. El supermercado está lleno de estas salsas, y cada vez tienen muchos más azúcares y condimentos bastante menos saludables. Por eso, lo mejor si eres de lo que les gusta mojar el pan en la salsa es hacerla tu misma en casa. Las salsas caseras tienen mucho más sabor, son más naturales y por supuesto mucho más saludables. Te enseñamos todo lo que necesitas para hacer una salsa de champiñones como se merece.

    Tu navegador no puede mostrar este vídeo

    La salsa de champiñones es una receta muy sabrosa y rica. Esta salsa combina muy bien con carnes y pastas sobre todo. El solomillo o el pollo son algunas de las carnes con las que mejor encaja esta salsa. Es cierto que a veces evitamos el uso de salsas por ser muy alta en calorías, pero si lo hacen con los ingredientes correctos no tiene por qué ser así. Además, de ser más healthy también podrás disfrutar de una salsa mucho más ligera.

    Salsa de champiñones casera sin nata ni leche

    Ingredientes para 2 personas:

    • 1/2 cebolla blanca
    • 180 gramos de champiñones
    • 50 ml de de vino blanco (opcional)
    • 200-250 ml de caldo de verduras
    • Crema de leche vegetal (coco, soja, avena…)
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal y pimienta al gusto

    Modo de preparación Antes de empezar a preparar la salsa comienza a lavar bien la cebolla. Pela luego la cebolla, y córtala en trocitos. Haz el mismo proceso con los champiñones. Lava bien los champiñones, hasta que le quites cualquier exceso de tierra. Una vez que los tengas limpios, córtalos en láminas. Cuando ya tengas estos dos ingredientes cortados, calienta un cazo con un poco de aceite de oliva. Una vez que el aceite ya esté caliente añade la cebolla y los champiñones. Si ya comienzan a dorarse ambos, es hora de añadir un chorrito de vino blanco. Dale varias vueltas hasta que se evapore el alcohol. Una vez que ya esté evaporado, añadimos el caldo de verduras. Deja cocer esta mezcla al menos 5-10 minutos. Cuando ya haya transcurrido el tiempo de cocción, añade la crema de leche vegetal que hayas elegido. Mueve bien la mezcla, y remueve hasta que todo quede bien integrado. A continuación, en el mismo cazo puedes batir toda la mezcla hasta que quede una mezcla homogénea. Como ves es una receta muy fácil y rápida de hacer. Quedará una crema muy ligera y perfecta para condimentar con tus carnes y pastas. Si prefieres una salsa algo más espesa, puedes añadir o una patata o una pizca de harina. Con esto conseguirás una textura más densa.

    Descubre: 20 recetas con pasta para viajar a Italia desde tu cocina

    © iStock

    Espagueti con salsa cremosa de champiñones y ajo

    Ingredientes para 4 personas:
    400 gramos de champiñones
    6 dientes de ajo Espaguetis bajo en carbohidratos
    Crema de leche de coco
    Aceite de oliva virgen extra
    Sal y pimienta al gusto

    Modo de preparación
    Lo primero que tienes que hacer es lavar bien los champiñones. Una vez que los tengas lavados córtalo en láminas. Haz lo mismo con el ajo, y trocéalo mucho más picadito. Pon un poco de aceite en la sartén. Cuando la sartén esté caliente añade los champiñones y el ajo. Cuando ya estén dorados los champiñones y el ajo agrega la crema de leche de coco. Vete mezclando bien la salsa hasta que tenga una buena consistencia, durante al menos 10-15 minutos. Pon el fuego medio durante la cocción para que no se te queme la salsa. Añade por último un poco de sal y pimienta.
    Una vez que tengas la salsa ponte a hacer la pasta. Lo ideal es que la dejes al dente, aunque también depende el tiempo de cocción del tipo de pasta.

    Cordon bleu con salsa de champiñones

    Ingredientes para el cordon bleu:
    600 gramos de pechuga de pollo
    4 lonchas de queso
    4 lonchas de jamón york
    2 huevos
    1 taza de pan rallado
    Aceite de oliva virgen extra
    Pimienta y sal

    Modo de preparación Corta la pechuga en 8 filetes, y estira cada uno lo máximo posible para que luego puedas ir añadiendo el luego de ingredientes. Añade sal y pimienta a las pechugas en este momento, e incluso si lo prefieres una pizca de orégano. Luego en cada filete de pechuga vete añadiendo una loncha de queso, y jamón. Repite el proceso con cada uno de los filetes. Una vez lo tengas enróllalos y ponle un palito de madera para que se sostenga. Ahora toca el turno al empanado del cordon blue. Para ello solo necesitas poner en un bol los huevos ya batidos, y en otro el pan rallado. Cuando lo tengas vete pasando los rollos de cordon bleu primero por huevo y luego por el pan rallado, y resérvalos. Una vez los tengas todos calienta la sartén con aceite de oliva e introdúcelos. Vete sacándolos de la sartén poco a poco y colócalos en una servilleta para quitar el exceso de aceite, y ¡listo! Ahora solo te queda echar por encima de los cordon bleu la salsa de champiñones que te hemos enseñado a hacer antes. ¡Te encantará esta mezcla!

    Además: ¡Una tentación irresistible! 8 salsas para chuparte los dedos
    ¿Cómo hacer salsa tártara? Las recetas más sabrosas y cremosas Bechamel: cómo hacer la salsa más rica y tradicional

    Salsa de Champiñones

    Hoy te ofrezco una receta deliciosa y económica de salsa de champiñones. Te saca del apuro de qué almorzar o cenar con calidad en menos de media hora.

    Va muy bien esta salsa de champiñones para la carne, para la pasta, para el pollo… va con todo.

    Ya sabéis que todos los hongos son comestibles… claro que algunos sólo te los puedes comer una vez porque te envenenan… jijijiji… ¡disculpad el humor negro!

    Con los champiñones no hay problema. Siempre son buena gente.

    El champiñón es un hongo delicado. Si no sabes cómo hay que tratarlo y con qué alimentos combinar, es muy fácil que a la hora de cocción pierda su aroma, sabor y cuerpo.

    Pero aquí estoy yo amigo, para asegurar tu éxito en la preparación de una salsa de nata y champiñones que está de rechupete. Para que te conviertas en Rey de la salsa de champiñones de tu casa y alrededores ¡No pararás de firmar autógrafos! 😉

    Apuntes sobre la receta de Salsa de Champiñones.

    Para preparar la salsa de champiñones vamos a necesitar tan sólo 7 ingredientes: cebolla, ajo, mantequilla, nata, champiñones, sal y pimienta negra molida.

    Lo sé que, por desgracia, la mantequilla hoy en día no está bien vista. Pero lo he probado hacer la salsa de champiñones con aceite de oliva y no tiene ni punto de comparación. El aceite desluce al champiñón, disimula su esencia. La mantequilla, en cambio, lo resalta y lo autocompleta.

    … también me gustaría añadir que la mantequilla es de origen 100% natural y que contiene una gran cantidad de nutrientes y vitaminas que son beneficiosos para nuestra salud. Nos viene bien consumirla de vez en cuando.

    La salsa quedaría aún más rica si utilizaras los champiñones portobello en vez de los blancos, los normales. Lo que pasa que no los venden en todos los supermercados.

    Todos y cada uno de los ingredientes de esta receta cumplen una función: no hay ninguno que sobre. Si quieres obtener una salsa con pronunciado sabor a champiñon (y que este tenga cuerpo), aconsejo no modificarlos. Ni la técnica del preparado…. al menos por primera vez que hagas la salsa.

    La segunda, la tercera vez que la hagas ya irás viendo si le vendría bien algún cambio, algún añadido o no.

    Ingredientes para hacer Salsa de Champiñones

    300 g de champiñones
    1 cebolla mediana
    1 diente de ajo
    200 ml de nata para cocinar
    50 g de mantequilla
    sal
    pimienta negra

    Para 2-4 personas

    Salsa de Champiñones, paso a paso:

    Limpiamos y laminamos los champiñones (en el caso de que no estén laminados).

    Pelamos y cortamos la cebolla en cuadraditos.

    En una sartén, a fuego medio, derretimos la mantequilla. No la dejes sin vigilancia porque puede quemarse.

    Añadimos la cebolla…

    … y la rehogamos, a fuego medio, hasta que se vuelva ligeramente dorada. No la dejes sin vigilancia.

    Añadimos los champiñones y, a fuego medio, los rehogamos. Al principio, el champiñón chupará la mantequilla: no hace falta que añadas más mantequilla (¡ni aceite!). Sigue rehogando.

    En un momeno, el champiñón empezará a sudar, soltar agüita y cambiará de color.

    Es el momento de añadir la nata y subir el fuego.

    En cuanto rompa a hervir cocemos la salsa 1 minuto (¡no más!). Sin olvidar de remover.

    Apartamos la salsa del fuego, la salpimentamos y añadimos 1 diente de ajo finamente picado. Removemos.

    La salsa de champiñones ya está hecha. ¿A que se hace rápido?

    La dejamos durante unos 3 minutos en reposo (en este tiempo la salsita espesará y cogerá sabor).

    salsa de champiñones

    Servimos la salsa de champiñones con carne, con pollo, con pasta, con patatas, o con arroz blanco.

    Salsa de champiñones, ¡para acompañar carnes!

    Hoy enseñamos a preparar una deliciosa salsa de champiñones, una salsa muy sabrosa y muy sencilla de hacer que convertirá cualquier plato en un plato de fiesta, por ejemplo unos filetes de lomo, un solomillo o unos filetes de pollo. Pero no sólo con carne porque unos filetes de lenguado también están muy ricos con esta salsa.

    Hay muchas formas de preparar la salsa de champiñones, en esta ocasión he preparado una salsa algo más ligera que otras. Para ello, he sustituido la mantequilla por aceite de oliva virgen extra y la nata por leche evaporada, por lo que vamos a obtener una salsa mucho menos pesada, lo que nuestro cuerpo agradecerá.

    Además los champiñones, el ingrediente principal de esta salsa de champiñones, contienen muy pocas calorías y son una fuente natural de fibra. Poseen un sabor muy suave que a mí me encanta y al ser de cultivo, son fáciles de encontrar en cualquier frutería y tienen un precio estupendo.

    Ingredientes

    • 1/2 kilo de champiñones
    • 1 puerro
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal
    • Pimienta negra recién molida
    • 200 ml de leche evaporada

    Cómo hacer salsa de champiñones

    Lo primero que vamos a hacer es limpiar los champiñones. Para ello, cortamos el extremo inferior de pie que al ser la parte que está bajo tierra es la más sucia. El resto podemos hacer dos cosas: bien con un cepillo que tendremos sólo para este uso, los limpiamos quitándoles la tierra o los enjuagamos bajo el chorro de agua fría, secándolos después, esto último es lo que yo suelo hacer siempre. Nunca, los sumerjo en agua, ya que el champiñón absorbe mucha agua y después no me gusta la textura. Reservamos.

    En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y pochamos a fuego suave el puerro picado. Cuando éste comience a dorarse. añadimos los champiñones fileteados, un poco de sal y de pimienta negra y salteamos a fuego fuerte. Añadimos la leche evaporada y dejamos cocinar unos minutos. Luego, sólo nos queda triturar bien con la batidora.

    Y ya tenemos lista esta sabrosa salsa de champiñones, ¿con qué la acompañamos?

    Una salsa de champiñones con trozos grandes nadando en una base láctea. ¿No suena perfecto?

    Antes de comenzar la preparación de esta salsa de champiñones, tengo que hacer una recomendación importante: hay que usar el sartén más grande que tengan para cocinar esta receta. Verán que el espacio para cocinar será necesario.

    Esta salsa con champiñones tiene tres versiones: con nata, sin nata y con tomate. Te voy a explicar con detalla cómo preparar la versión con nata, y luego te daré los tips para que puedes hacer las otras dos versiones.

    4.75 de 4 votos

    Salsa de champiñones receta

    Esta receta de salsa de champiñones, fácil y deliciosa, transformará sus platos como pastas, carnes y pollo. Plato Salsas Cocina Casera Keyword receta facil Tiempo de preparación 10 minutos Tiempo de cocción 40 minutos Tiempo total 50 minutos Raciones 4 Calorías 130kcal Autor Lola

    Ingredientes para la salsa de champiñones con nata

    • 1 taza de leche
    • 1/4 de cebolla blanca
    • 1 diente de ajo
    • 300 gramos de champiñones
    • 2 cucharadas de harina de maíz
    • 1/2 taza de crema de leche espesa
    • 2 cucharadas de mantequilla
    • Sal
    • Pimienta negra o blanca molida

    Elaboración paso a paso

    Preparación de la salsa de champiñones con nata, receta fácil

    • Lo primero es cortar la cebolla en cubitos pequeños.
    • También vamos a pelar el diente de ajo y picarlo de manera menuda.
    • Luego habrá que cortar los champiñones, ya bien lavados, en rebanadas.
    • Ahora vamos a derretir la mantequilla en un sartén, y con ella vamos a sofreír la cebolla y el ajo, a fuego medio. Hay que cuidar que la mantequilla no se queme y se torne marrón.
    • Pasados unos cinco minutos, hay que añadir las rebanadas de champiñones a la cocción.
    • Vamos a remover los trozos de hongos durante ocho minutos para que se cocinen.
    • Enseguida, añadiremos 3/4 de la taza de leche, reservando el cuarto restante.
    • En el poquito de leche que queda, vamos a agregar la harina y a revolverla bien hasta disolverla por completo. Solo entonces incorporaremos esta mezcla al resto de la preparación.
    • Sin dejar de remover con una paleta de cocina, vamos a agregar media cucharadita cafetera de sal y la misma medida de pimienta.
    • Ahora, disminuiremos la temperatura de cocción a fuego bajo y dejaremos cocinar el plato por 20 minutos, con el sartén cubierto, y vigilándolo con frecuencia para revolver los ingredientes. Hay que asegurarse de que no se peguen al fondo del sartén.
    • Pasado este tiempo, hay que mezclar la crema de leche con el resto, probar la salsa para ver si está correctamente sazonada, y si hiciera falta, corregir el gusto con más sal y/o pimienta.

    Se recomienda servir la salsa de champiñones y nata caliente y de inmediato.

    Como siempre pensamos en los gustos y necesidades de todos, ahora veremos cómo preparar algunas variantes de esta receta.

    ¿Cómo se hace la salsa de champiñones sin crema?

    Para los que no son amantes de la nata, se puede utilizar como alternativa la leche evaporada. Recuerden que se trata de la que viene en cartón o lata, y está especialmente destinada para la cocina o preparación de platos.

    Con 300 ml de leche evaporada se reemplazan la crema de leche, la leche líquida y la harina de la receta de base. La leche evaporada se añade a la receta después de la cocción de los hongos. En este caso, los champiñones se dejan cocer un poco de más tiempo: alrededor de diez minutos. Una vez agregada la leche evaporada, la salsa solamente se dejará cocinar 10 minutos más.

    Salsa de champiñones con tomate

    Esta versión de la salsa también queda deliciosa. Para prepararla, hay que añadir 4 cucharadas de puré concentrado de tomate a la receta de base, y disolverlos bien en la meza con la leche. Esto se realizará justo antes de la etapa de la cocción con el sartén cubierto.

    ¿Con qué se come la salsa de champiñones?

    La primera cosa que me viene a la cabeza cada vez que pienso en salsa de champiñones es: pasta. Puede ser cualquier tipo de pasta, incluso raviolis o canelones rellenos.

    Pero esta salsa también funciona muy bien para cubrir filetes de carne o pollo. Prometo que contra la etiqueta, terminarán limpiando el plato con un trozo de pan. No hay nada como una pechuga en salsa con champiñones, una buena carne en salsa de champiñones o hasta unas albóndigas en salsa de champiñones.

    Para un giro inesperado de esta salsa, pueden bañar con ella un buen omelette. Van a sorprender a unos cuantos comensales.

    ¿Qué tipo de champiñones usamos?

    Los hongos que llamamos habitualmente «champiñones » son también conocidos como «champiñones de París». Sin embargo, hay otros tipos de champiñones. Según la variedad, la carne del champiñón puede ser blanca, beige o más oscura o parduzca, aunque lo que vemos en la cocina es que después de una cocción prolongada, todos estos hongos tienden a oscurecerse.

    El tipo de champiñón más común tiene dos variedades, una blanca y una parduzca, y cuenta con primos también comestibles como el champiñón “Bola de Nieve”, el “Champiñón Anisado”, el “Hongo de las Vacas” y el “Champiñón del Abeto”.

    Para más ideas de recetas con champiñones, les recomiendo nuestra receta de crema de champiñones.

    ¿Sabes qué hay salsas sencillas y tan versátiles que son perfectas para acompañar casi cualquier plato? Pues hemos recopilado unas cuantas para ti, para que complementes tus platos más básicos sin invertir demasiado tiempo, logrando un plus de sabor en tus menús. ¡Acabarás mojando pan!

    Y tú estarás pensando… ¡con lo que engordan! Pues prueba a hacerlas con Leche Evaporada Ideal, ¡ahora también Sin Lactosa! con menos calorías que la Nata, pero aportando la misma cremosidad y el mejor sabor, porque es 100% leche recogida diariamente de los pastos gallegos. Por lo que contiene todas las propiedades de la leche de vaca, con mayor concentración de nutrientes.

    Ideal para acompañar cualquier tipo de carnes.

    Bechamel

    Sí, clásicos como la salsa Bechamel la puedes preparar con tu Leche Evaporada, ¡y en versión sin lactosa!

    Alioli

    Sin huevo, sin lactosa, sin gluten…

    Salsa Carbonara

    Queda genial, muy espesita y con un sabor delicioso.

    Salsa de Mostaza

    Es perfecta para acompañar carnes… aunque a nosotros nos encanta con Salmón a la plancha.

    Salsa Mayonesa sin huevo

    Si te gusta la mayonesa casera, prueba esta receta sin huevo y sin lactosa.

    Salsa Tártara

    Nos encanta para nuestras papas cocidas… es un aperitivo perfecto.

    2 Salsas de Curry

    Adoramos el curry y esta salsa en nuestros arroces, cuscús y pollo no falla.

    Y si le añades un poquito de piña, le darás un toque muy tropical. ¡Sigue esta receta!.

    Salsa de pimientos de piquillo

    Carnes y pescados aceptan genial esta salsa… incluso para tus platos de pasta es una buena idea.

    Salsa de queso

    Salsa César

    Una de nuestras salsas favoritas para aliñar nuestras ensaladas.

    Salsa de verduras a la crema

    Perfecto para condimentar nuestros platos de pasta… pero prueba a echarla con tus carnes y pescados.

    Salsa a la pimienta

    Salsa Roquefort

    Si te gustan los sabores fuertes, esta salsa es perfecta para carnes y pescados.

    Salsa de manzana

    Salsa de Rábanos

    ¡Hemos probado esta receta y es una auténtica maravilla!

    Salsa de Espinacas

    Salsa de Anchoas

    5 salsas para tus patatas

    Una idea genial para esas comilonas entre amigos o familias para el tapeo.

    Seguro que se te ocurren muchas más formas de disfrutar de tu Leche Evaporada Ideal Sin Lactosa… pero estamos seguros que con este listado de recetas… ¡puedes ir abriendo boca!

    Echa un vistazo a todas las Recetas de Nestlé para sacarle el máximo partido a este producto y enséñanos tu receta en nuestro Facebook e Instagram. ¡Estamos deseando verla!

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *