0

Sangrado de implantacion abundante

Aproximadamente una de cada cuatro mujeres detectan una ligera pérdida de sangre ocasionada por la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero. Es lo que se conoce como sangrado de implantación.

La pérdida puede durar de uno o a tres días, suele ser más leve que el sangrado por menstruación y más oscuro. Se produce en las primeras semanas de gestación, momento en el que el útero está muy irrigado y sangra con facilidad.

Al adherirse el embrión en la pared del útero se rompen pequeñas venas y arterias que irrigan normalmente el endometrio, provocando un sangrado.

Esto ocurre entre los seis y los diez días después de la fecundación, período que concuerda con la fecha esperada para la menstruación, por lo que se suele confundir con su llegada.

En ocasiones es sólo una gota de sangre y en otras puede llegar a confundirse con una menstruación ligera. El sangrado de implantación no sigue una regla fija, puede darse en un solo embarazo o en todos.

De óvulo fecundado a embrión implantado

Cuando el espermatozoide penetra en el óvulo se produce la fecundación y la formación del cigoto (primera célula fecundada). En 72 horas el cigoto se convierte en mórula (segmentación del cigoto) y cuatro o cinco días después de la fecundación, la mórula se convierte en blastocito (o blástula).

El blastocito está compuesto por dos grupos de células, uno externo y otro interno. El grupo interno, se convertirá en el embrión, y el exterior, en la membrana que lo protegerá y nutrirá durante el embarazo. A partir de que el blastocito se implanta en el endometrio es cuando se comienza a hablar de un embrión.

Al llegar el blastocito al útero, normalmente seis o siete días después de la fecundación, éste empieza a producir unas prolongaciones que le permitirán adherirse a la mucosa uterina y “enterrarse” en el endometrio. Es lo que se conoce como implantación embrionaria (ver imagen).

La implantación es una fase fundamental del embarazo, pues permite al embrión en su etapa primaria recibir los nutrientes y el oxígeno de la madre a través de su sangre.

Catorce días después de la fecundación, el embrión está firmemente anidado en su nuevo hogar. Allí es donde crecerá y se desarrollará un nuevo ser.

Puede confundirse con la menstruación

Como hemos comentado, por el momento en que se produce, el sangrado de implantación puede confundirse con la llegada de la menstruación cuando en realidad es un signo del comienzo del embarazo.

Esto puede generar ansiedad ya que no se sabe si el sangrado es una señal de embarazo o de que ha venido el período. Para evitar la confusión es importante observar el manchado. No suele ser como una regla habitual, suele ser de color rojo oscuro o marrón, leve, y durar pocos días (normalmente uno o dos y nunca más de cinco).

En estos días debes prestar especial atención a tu cuerpo, ya que la observación de otros signos pueden ayudarte a definir si se trata o no de un embarazo. Observa si notas otros posibles primeros síntomas de embarazo como hipersensibilidad en los pechos, náuseas, aumento de la temperatura basal, malestar y cansancio.

Newsletter de Bebés y más

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

La confirmación del embarazo

Para salir de dudas, lo más efectivo y rápido es hacerse un test de embarazo, sin embargo puede ser pronto para ello. Para que el resultado sea fiable, es importante saber cuándo hacerse la prueba.

Debe realizarse al menos con un día de retraso para asegurarnos que se detecta la hormona del embarazo (gonadotropina coriónica humana), aunque ciertos tests aseguran detectarla desde la primera semana después de la concepción.

Si sospechas que puedes estar embarazada y notas un sangrado abundante, dolor abdominal severo y cólicos debes acudir al médico, pues podría estar relacionado con algún problema.

Foto | Pxhere
En Bebés y más | Los primeros signos de embarazo, Pérdidas de sangre en el primer trimestre de embarazo

¿Qué es el sangrado de implantación? – Características y síntomas

El sangrado de implantación se da alrededor de la fecha esperada de la menstruación, que tiene que venir referente al próximo ciclo de la mujer, suele ser un sangrado muy escaso, entre amarronado y rojizo, que puede durar un día, dos días o puede durar más tiempo.

Generalmente, lo saben notar bien las mujeres que están buscando el embarazo, sino suele ser algo que se pasa de largo y uno no tiene que estar tampoco pendiente porque lo más probable es que ni siquiera lo tenga.

Otros síntomas de implantación

Además del sangrado de implantación que hemos comentado, existen otros síntomas de embarazo que pueden aparecer junto a este manchado, de manera que ayudan a determinar si realmente se trata de la implantación o de la menstruación.

No obstante, es importante tener en cuenta que algunos síntomas de embarazo son similares a los síntomas premenstruales y, por tanto, pueden causar más dudas y confusión.

A continuación, vamos a indicar algunos síntomas propios del embarazo:

  • Retraso menstrual
  • Cólicos, de uno o dos días de duración, similares al dolor que se siente durante la menstruación
  • Ligero hinchazón de los senos, sobre todo de la aureola y el pezón
  • Molestias por diarrea o estreñimiento, así como acidez de estómago
  • Frecuentes ganas de orinar
  • Somnolencia y cansancio
  • Náuseas e incluso vómitos, especialmente al despertarse
  • Aborrecimiento de la comida, tabaco y ciertos olores
  • Primeros antojos, mayor número de comidas con menor cantidad de alimentos

También es posible que la mujer tenga estos síntoma de implantación sin el sangrado característico que hemos descrito en este post. Cada mujer es diferente y existe una gran variabilidad en cuanto a los síntomas que se notan a lo largo de una gestación.

Para saber más sobre los primeros síntomas de embarazo, puedes consultar este artículo: Primeros síntomas de embarazo antes del retraso menstrual.

La observación excesiva de cualquier tipo de signo o cambio en el cuerpo, unido al enorme deseo de ser madre y al miedo de no conseguirlo, puede hacer que la propia mujer se provoque los síntomas de embarazo sin estarlo.

Por tanto, lo más recomendable durante la búsqueda y planificación del embarazo es estar tranquilas, intentar relajarse con alguna actividad placentera y evitar analizar cada síntoma de forma obsesiva.

Preguntas de los usuarios

¿Cómo se distingue el sangrado de implantación del sangrado de menstruación?

Por Dra. Elena Izquierdo Trechera (ginecóloga).

El sangrado postimplantación suele aparecer días después de la transferencia embrionaria y normalmente se trata de un sangrado vaginal en cantidad menor que regla.

La menstruación aparece en caso de no éxito de tratamiento por lo menos una semana después de la transferencia embrionaria y la cantidad del sangrado es mayor.

¿Cuáles son los síntomas en la fecundación del óvulo?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Es importante distinguir entre fecundación del óvulo e implantación del embrión. La fecundación es el proceso en el que el espermatozoide se fusiona con el óvulo mediante la unión de sus núcleos (donde está la información genética) para dar lugar a un cigoto que iniciará su desarrollo y dará lugar a un embrión. Posteriormente, el embrión ya dividido en varias células implantará en la cavidad uterina y dará inicio al embarazo.

La fecundación no causa molestias ni dolores, es decir, no existen síntomas durante la unión del óvulo con el espermatozoide. Por el contrario, la implantación del embrión sí puede derivar en síntomas como los mencionados más arriba, entre los que destacamos: pequeño sangrado o manchado puntual, ligero malestar, hinchazón, aumento de las ganas de orinar, etc.

¿Cuándo se nota la implantación del óvulo fecundado?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Después de la implantación, la mujer puede notar un pequeño sangrado de corta duración o un flujo con sangre. No siempre se produce, ya que ocurre en un tercio de las mujeres embarazadas aproximadamente, y cada una puede presentarlo de forma diferente. Por otra parte, es posible que aparezcan otros síntomas de embarazo, como aumento de las ganas de orinar, dolor de senos o fatiga.

Aún así, estos síntomas son muy generales y se pueden confundir con los premenstruales, por lo que la única manera de confirmar que ha habido implantación y que la mujer está embarazada es haciendo una prueba de embarazo, para lo cual es preferible esperar a que haya un retraso de la regla.

¿La implantación del óvulo duele?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Generalmente, no. Sin embargo, es posible que haya molestias similares a las que suceden antes o durante la menstruación, como dolor en los senos o cólicos. Si la mujer presenta dolores más fuertes, es recomendable consultar con el médico para determinar una posible causa.

Por Zaira Salvador (embrióloga).

El sangrado de implantación puede ser rosado, de un color más rojo o incluso marrón dependiendo de cada mujer. Generalmente, no es un color tan intenso como el del sangrando menstrual.

¿Cuántos días dura el sangrado de implantación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Aproximadamente, el sangrado de implantación dura unas pocas horas o aparece de forma intermitente durante un par de días o tres. Puede durar hasta una semana, pero no es habitual que se prolongue más tiempo.

¿Cuándo es recomendable hacer un test de embarazo si hay sangrado de implantación?

Por Zaira Salvador (embrióloga).

Puesto que el sangrado de implantación se suele producir unos días antes de la fecha prevista de la menstruación, lo más recomendable es esperar a que se produzca el retraso menstrual para que el test de embarazo sea fiable.

El test de embarazo detecta la hormona beta-hCG, la cual es secretada por el embrión después de la implantación. Por tanto, si hacemos el test de embarazo antes de la fecha recomendable, es probable que los niveles de beta-hCG no hayan subido lo suficiente y tenga lugar un falso negativo.

Lectura recomendada

La implantación embrionaria es un proceso complejo regulado por factores tanto maternos como embrionarios. Si quieres saber todos los detalles en cada una de las etapas, puedes entrar en el siguiente post: ¿Qué es la implantación del óvulo fecundado?

Aparte del sangrado de implantación, pueden tener lugar otros sangrados durante el embarazo que son motivo de estrés y preocupación por parte de la madre. Para obtener más información sobre este tema, te recomendamos seguir leyendo aquí: ¿Es normal sangrar en el embarazo?

¿Qué Es El Sangrado De Implantación?

Algo conocido como el sangrado de implantación puede ocurrir cuando el óvulo fertilizado de 6 á 12 días de edad se adhiere a la pared interior del útero. Este movimiento del óvulo puede causar sangrado leve o manchado que es completamente normal y no debe requerir ninguna clase de atención médica.

En general, aproximadamente un tercero de mujeres embarazadas experimentan esto. Aunque es similar en el momento del período menstrual de la mujer, los dos no deberían ser confundidos, ya que hay diferencias.

Las señales del sangrado de implantación

El sangrado de la implantación se considera uno de los síntomas tempranos del embarazo (por lo menos es una de las primeras señales fácilmente identificado por una madre).

Típicamente, comienza alrededor de unos días antes del siguiente ciclo de la menstruación. Sin embargo, como el sangrado de la implantación ocurre en un tiempo similar al de la menstruación muchas mujeres se confunden si es posiblemente un embarazo o su periodo. ¿Cómo puede alguien distinguir claramente la diferencia entre el sangrado de la implantación? Hay varias señales adicionales que hay que tener en cuenta.

Las Señales Comunes Que Acompañan el Sangrado de Implantación

  • Cólicos/calambres leves o débiles (menos que los cólicos durante un período normal)
  • Cambios de ánimo o de humor
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas
  • Sensibilidad or ternura en los senos
  • Dolor en la parte inferior ó baja de la espalda

Estos síntomas también pueden ser del síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés) ó puedan ser síntomas de la ovulación, así que habiendo estos síntomas junto con el manchado no garantiza que tiene que ver con el embarazo.

¿A Qué se Parece el Sangrado de Implantación?

El sangrado de implantación se ve un poco diferente al período común de la mujer. Ahora, es importante recordar que no todas las mujeres tienen el mismo tipo de flujo sanguíneo durante su período menstrual. Algunas mujeres tendrán un flujo más impredecible.

Aún con eso en mente, hay varias diferencias que separan el sangrado de la menstruación con el sangrado de la implantación.

Diferencias fundamentals:

  1. El color: Ya sea pesado o ligero, la mayoría de las mujeres están familiarizadas con el color de su período (usualmente un rojo brillante o rojo oscuro). El sangrado de implantación, sin embargo, es típicamente de un color rosado claro o marrón oscuro (color rojizo-oxido).
  2. Coagulación: Algunas mujeres experimentan una gran cantidad de coagulación durante su menstruación, mientras que algunas no ven mucho. Sin embargo, el sangrado de la implantación no debe presentar ningún tipo de coágulos.
  3. La duración: La duración de los períodos de la mujer pueden variar entre 3 y 7 días. Las mujeres que no usan ningún tipo de anticonceptivos pueden sangrar más tiempo, mientras que las mujeres que usan algún tipo de anticonceptivos pueden sangrar durante un tiempo más corto o no sangran en lo absoluto. El sangrado de implantación debe durar desde unas pocas horas a 3 días completos.
  4. Cantidad: La mayoría de las mujeres pueden llenar las toallas higiénicas o tampones durante sus períodos, pero con el sangrado de implantación es diferente. El descriptor “sangrado” puede ser engañoso- el sangrado de implantación generalmente es mas como el manchado o un flujo muy ligero, que un flujo lleno (como el período). Típicamente, el sangrado de la implantación es un poco de flujo vaginal rosado o marrón y es solamente cuando una mujer se limpia o apenas es bastante para llegar al “pantyliner” o toallita higiénica protectora. Puede ser intermitente o un flujo ligero más constante.

¿Cuándo Ocurre el Sangrado de Implantación?

Después de la inseminación, el embrión se implanta en la pared del útero. Este movimiento puede romper algunos vasos sanguíneos dentro de la pared del útero, provocando el sangrado. Todo el movimiento y sangrado ocurrirán aproximadamente 10 días a dos semanas después de la ovulación.

La menstruación ocurre 14 días después, y es otra razón por la cual se confunden los dos. Algunas mujeres simplemente creen que su periodo esta unos pocos días retrasado. El manchado de color rosa claro occurre más temprano, alrededor del día 22 á 25, que es unos días antes de las señas generales de la menstruaciðn.

Women know what their blood flow looks like, and as long as they are not on any kind of medication or have a change in stress level, their blood flow, levels, color and consistency are usually the same. So, when this lighter, pinker spotting occurs, it will appear a bit out of place.

How Long Does It Last?

The prevalence of implantation bleeding varies lasting as little as a few hours up to two days. Women who are going through their first pregnancy will likely bleed more than women who are used to the egg attachment (similar to dental flossing of the gums as the first time the gum line is aggravated, it will bleed more, while subsequent times bleeding is less).

Implantation Bleeding Concerns

In these early stages of a pregnancy, there is little to be concerned about as there is no real risk to the developing baby. Light bleeding during pregnancy is perfectly normal as there is any number of reasons behind it, ranging from irritation of the cervix (especially following OBGYN exams) or even more bleeding/spotting following intercourse. It is important to note that vaginal infections can lead to an increase in bleeding as well.

Extended bleeding can be a sign of something more serious, especially further on during the pregnancy. Molar pregnancy or miscarriage are two concerns, which is why whenever visiting the OBGYN or other doctors, it is necessary to inform them of current bleeding (especially if it is heavy). Additionally, all symptoms should be recorded and reported to medical professionals.

For women going through nausea, dizziness, abdominal pain and vomiting, it may be nothing, or it may be early signs of an ectopic pregnancy, so informing a doctor is necessary. Cramping is normal during pregnancy, yet if the level of pain during cramping increases, it is recommended to contact a doctor.

Still Not Sure

For women who are still not sure if they are experiencing their monthly period or implantation bleeding, it is recommended to wait three days before taking a pregnancy test. You are welcome to contact our toll-free helpline at 1-800-672-2296 to speak with a pregnancy educator.

Typically it is just too soon for tests to offer conclusive results. Ideally, waiting a week is more desirable as the results will prove more accurate.

Last updated: October 16, 2019 at 9:54 am

Compiled using information from the following Medical sources:

1. March of Dimes: “Pregnancy Complications.”

2. National Institute of Child Health and Human Development: “What Are Some Common Signs of Pregnancy?”

3. American College of Obstetricians and Gynecologists: “Abnormal Uterine Bleeding,” “Early Pregnancy Loss.”

4. Norwitz ER, et al. Overview of the etiology and evaluation of vaginal bleeding in pregnant women.

5. Moore KL, et al. Answers to clinically oriented questions. In: Before We Are Born: Essentials of Embryology and Birth Defects. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2013.

6. Frequently asked questions. Pregnancy FAQ038. Bleeding during pregnancy. American College of Obstetricians and Gynecologists.

7. American College of Obstetricians and Gynecologists. Months 1 and 2. In: Your Pregnancy and Childbirth Month to Month. 6th ed. Washington, D.C.: American College of Obstetricians and Gynecologists; 2015.

Si has estado embarazada, es muy probable que hayas manchado un poquito más o menos al mismo tiempo en que has conocido que estabas esperando un bebé.

Este manchado es lo que se conoce como sangrado de implantación: una pérdida de sangre, normalmente más breve y ligera que la menstruación, producida por la anidación del blastocito (óvulo fecundado) en la pared del útero.

En inglés lo llaman «spotting», de la palabra spot, mancha.

En algunos casos puede llegar a confundirse con la regla, aunque lo habitual es que el manchado sea menor y más oscuro.

Si ya sabíamos que estábamos embarazadas, es un susto indeseable que preocupa mucho.

Pero lo cierto es que el sangrado de implantación es muy frecuente y en principio no tiene importancia para nuestra salud.

De hecho, muchas veces se considera un síntoma de embarazo.

Pero, ¿cómo es el sangrado de implantación? ¿cómo reconocerlo?

Te cuento cuál es el proceso:

Fecundación del óvulo

Cuando el óvulo sale del ovario, se produce la ovulación.

La fecundación se produce si al encontrarse con los espermatozoides (que pueden llevar esperándole incluso días) finalmente uno de ellos consigue penetrar en su interior.

La fecundación ocurre normalmente en la trompa de Falopio.

A partir de ahí se producirá un proceso realmente mágico, ya que a partir de este óvulo con dos pro-núcleos, se inicia una gran multiplicación.

Primero dos células, luego cuatro, ocho, dieciséis…

Así llegamos a la mórula y después al blastocito (¡cómo adoro esta palabra!), que aunque tiene el tamaño de una cabeza de alfiler, realmente contiene ya cientos de células.

He encontrado un vídeo del Institut Marquès donde se ve el desarrollo del embrión bajo microscopio:

En este maravilloso proceso, el blastocito irá recorriendo la trompa de Falopio, lugar donde se ha producido la fecundación, camino del útero.

Implantación del blastocito

Cuando llegue al útero, el blastocito deberá pegarse a él. O, lo que es lo mismo, anidar o implantarse.

Si el blastocito no consigue implantarse tras la concepción, el embarazo no seguirá adelante.

En muchos casos en que no llega a haber anidación, la mujer nunca será consciente de que hubo un breve embarazo ya que su regla llegará al mismo tiempo en el que la esperaba.

Una vez que se implante en el la pared uterina, hablaremos ya de embrión.

Esta parte es crucial en el embarazo, ya que una vez que anide correctamente, el embrión comenzará a recibir todo lo necesario a través de su mamá.

¿Qué es el sangrado de implantación?

En el momento de la fecundación, la matriz se encuentra muy irrigada, llena de sangre.

Con frecuencia ocurre que al implantarse el embrión se produce una hemorragia más o menos leve. Esto es el sangrado de implantación.

El tiempo que tarda el óvulo fecundado en recorrer la trompa de Falopio y acomodarse es variable. Como mínimo estaríamos hablando de unos 7-8 días tras haberse producido la ovulación, pero puede tardar algo más en adherirse. Esto es lo que en muchas ocasiones llamamos implantación tardía.

De hecho, si el blastocito no acaba de adherirse bien, puede ser que se mueva a una zona más cómoda, provocando un hematoma de implantación. Son relativamente frecuentes y pueden provocar sangrados más abundantes que el sangrado de implantación, además de sangrados intermitentes quizá algo más ligeros.

Estos hematomas se producen por acumulación de sangre entre la placenta y la superficie del endometrio (la capa del útero en la que se implanta el embrión). Normalmente estos síntomas desaparecen solos y no son preocupantes, pero a menudo los ginecólogos aconsejan guardar reposo tras visualizarlos en una ecografía

¿Cómo es este manchado y cuánto dura?

Puede ser muy variable de una mujer a otra.

De hecho, muchas mujeres no lo experimentarán nunca.

Otras muchas mujeres sí tendrán ese manchado vaginal y podrán considerarlo un síntoma de embarazo (aunque muy indeseable, desde luego).

Yo no lo sufrí en mi primer embarazo, pero sí en el segundo.

Justo el mismo día que me tenía que venir la regla empecé a manchar de color oscuro. Era leve, pero ahí estaba. Pero yo ya sabía que no era un sangrado menstrual, porque desde varios días atrás sabía que estaba embarazada, ya que me había hecho varios tests de embarazo de alta sensibilidad.

En aquella primera visita a Urgencias no me hicieron ni caso. El test de embarazo de orina confirmó el embarazo y también el de sangre, pero en ecografía no se veía nada.

Como ya os conté, estuve manchando todo el primer trimestre, de forma intermitente, pero todo el trimestre. Fueron semanas muy complicadas, sin duda.

Aquellos manchados fueron debidos, en principio, a uno de estos hematomas de implantación de los que os he hablado más arriba, que claramente se vio en una de las ecografías que me realizaron.

Y, afortunadamente, tal cual vinieron, estos síntomas cesaron al entrar en el segundo trimestre de embarazo.

¿De qué color es el sangrado de implantación?

Normalmente es oscuro, como sangre seca, porque cuando llegamos a verla se ha ido secando por el camino.

Pero yo llegué a ver una noche una gota de color rojo intenso. Mi horror, os lo podéis imaginar, fue mayúsculo. Creo que cualquiera hubiera pensado que era el final.

Pero los demás manchados fueron oscuros, algunos realmente muy oscuros, y de carácter leve. Más o menos como cuando estamos en los últimos días de la regla, para que os hagáis una idea.

La duración del sangrado vaginal puede ser muy variable. Desde un par de días… hasta varios más. O, si del sangrado de implantación pasamos a un hematoma, semanas enteras.

Lo cierto es que se puede manchar durante todo el embarazo y por múltiples causas. Esta sería una de las más frecuentes en el periodo inicial.

¿Puede confundirse con la menstruación?

Estoy convencida de que sí puede confundirse con la menstruación, sobre todo si las tuyas son escasas y cortas.

El sangrado de implantación justo el día de la regla es algo que puede suceder con relativa facilidad.

Si no llevas un control de tu ciclo y además tienes periodos poco abundantes, lo puedes confundir con una regla algo breve y escasa.

A mi personalmente no me extraña nada que haya mujeres que tarden 2-3 meses en saber que están embarazadas.

¿Cómo salir de dudas ante un manchado inesperado?

Está claro: la mejor forma de saber si nuestro sangrado es de implantación o la llegada de la regla es haciéndonos un test de embarazo para saber si estamos embarazadas o no.

Si ya podíamos hacernos un test de embarazo antes de la primera falta usando un test de embarazo de alta sensibilidad, con los nuevos test de embarazo ultra-sensibles, podríamos saber que estamos embarazadas incluso 4-5 días antes de la primera falta.

En realidad no sé si esto es mejor o peor. Depende de cómo lo encaje cada una.

Si hace una semana prácticamente que sabes que estás embarazada y de pronto empiezas a manchar, es muy complicado mantener la cabeza en su sitio y no asustarse.

En mi caso, cuando empecé a manchar justo el día que me tenía que venir la regla, corrí a Urgencias. Como bien suponía, no me hicieron ni caso y me mandaron para casa con la (desde mi punto de vista) brutal afirmación de que bien podía venirme la regla en cualquier momento, en cuyo caso no debía volver por allí salvo que la hemorragia fuera muy abundante y con gran dolor.

Sea como sea, si sabes que estás embarazada y empiezas a manchar, yo no dudaría en ir a Urgencias o a tu ginecólogo si puedes conseguir una cita rápido.

Prefiero mil veces que me tomen por loca / plasta / angustias pero quedarme tranquila y poder prevenir a tiempo cualquier cosa que me pudiera pasar.

Ni qué decir tiene que si el sangrado se convierte en abundante y/o tienes un gran dolor y/o te encuentras realmente mal, ni lo dudes. Al médico con urgencia.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *