0

Sangrado implantacion abundante rojo

¿Cómo diferenciar el sangrado por implantación de la regla?

Muchas veces las mujeres pueden cometer el error de confundir la menstruación, o regla, con el sangrado por implantación, ya que se puede producir una ligera pérdida de sangre a raíz de la anidación del ovulo fecundado en las paredes del útero.

Debemos de asegurarnos de que sepáis que no todas experimentan sangrado por implantación y ante la ausencia de la regla, muchas llegan a imaginarse la posibilidad de estar embarazadas, dando lugar a confusión en caso de producirse sangrado. Hoy os explicaremos algunas diferencias para poder identificar si se trata de la regla o el sangrado de implantación.

En el caso de mantener relaciones sexuales sin protección durante los días fértiles de la mujer, existe la posibilidad de que se produzca el embarazo. El espermatozoide del hombre fertiliza el óvulo liberado de la mujer, dando lugar a un cigoto que recorre las Trompas de Falopio con el objetivo de implantarse en el útero para su posterior desarrollo.

La falta de menstruación es uno de los más evidentes síntomas de embarazo, pero en aproximadamente un tercio de las mujeres puede ocurrir un leve sangrado o manchado en los días en que esperas la llegada de la regla, o tal vez un poco antes.

¿En qué momento ocurre la implantación?

No existe un método que nos determine el momento exacto en que se produce la implantación del óvulo fecundado en el útero, hito que da comienzo al embarazo, ya que puede variar dependiendo de cada mujer, según presente o no ciclos regulares.

Pero si es posible estimar aproximadamente un momento teniendo en cuenta que la ovulación se produce a la mitad del ciclo menstrual y que la fecundación puede producirse el mismo día de la ovulación y hasta dos o tres días después.

Cerca de seis a diez días después de que el óvulo es fecundado, más o menos durante la cuarta semana de embarazo, se produce la implantación embrionaria en el momento en el que el blastocito se implanta en el endometrio.

Este blastocito, el cual se trata de estructura celular compleja compuesta por aproximadamente 200 células, comienza a producir unas prolongaciones para poder implantarse en el endometrio (pared interna del útero). Hay casos de mujeres que produce el conocido sangrado de implantación, el cual descenderá hacia la vagina después de uno o dos días.

Esto da lugar a que aproximadamente entre diez y catorce días después de que hayas mantenido relaciones sexuales, se produzca el sangrado por implantación, lo que coincidiría en una mujer que tiene ciclos regulares, con la llegada de la regla.

¿Cómo saber que se trata del sangrado por implantación?

  • El sangrado de la regla suele tener un color rojo intenso, mientras que el sangrado por implantación suele ser rojo oscuro o marrón, o apenas rosado.
  • Se trata de un sangrado leve que puede durar unas pocas horas, o de uno a dos días (nunca más de cinco). En cambio, la regla puede durar de tres a siete días.
  • La menstruación tiene un flujo que aumenta de manera progresiva, por otro lado, en el sangrado por implantación se produce una vez y no va a más.
  • En el caso de haberse producido embarazo, el sangrado por implantación puede estar acompañado de calambres leves en la parte baja del abdomen. Después de unos días comienzas a experimentar los primeros síntomas propios de la primera fase de un embarazo.

¿Como confirmar el embarazo tras el sangrado de implantación?

La solución más sencilla, eficaz y rápida para salir de dudas es hacerse un test de embarazo, pero el resultado puede ser poco fiable debido a que es demasiado pronto para ello.

La prueba de embarazo has de ser realizada con al menos un día de retraso para así estar seguro de que se detecta la hormona del embarazo (gonadotropina coriónica humana), aunque hay tests que en teoría detectan la hormono desde la primera semana de la concepción.

En el caso de no estar segura, o preocupada, ya que has notado un sangrado abundante, dolor abdominal severo, recomendamos atender a una consulta médica para poder explorarlo. Los centros VITA, situados en Elche y Benidorm, se encuentran integrados dentro del entorno hospitalario de IMED Hospitales, con todas las ventajas que ello conlleva para tu salud y seguridad en los tratamientos.

El sangrado durante las etapas iniciales del embarazo puede deberse a otras causas aparte de la implantación. Si sangras de forma abundante durante las etapas iniciales del embarazo, con o sin cólicos o dolor, pide una cita con tu médico.

Algunas otras causas del sangrado durante el inicio del embarazo pueden ser:

  • Sexo. Las relaciones sexuales pueden ser una de las causas posibles del sangrado durante el embarazo temprano porque el cérvix está muy delicado y sensible durante esta etapa.
  • Embarazos ectópicos. Los embarazos ectópicos pueden causar sangrado durante las etapas iniciales del embarazo. Es una afección en la cual el embrión se implanta y desarrolla en otros lugares fuera del útero, como las trompas uterinas, la cavidad abdominal, los ovarios y el cérvix (la parte baja del útero que lo une con la vagina). Puede que el sangrado esté acompañado de dolor pélvico o cólicos (especialmente a un lado), mareo, náusea y vómitos. Es una afección potencialmente fatal y requiere tratamiento médico urgente.
  • Amenaza de aborto. Una amenaza de aborto puede causar sangrado durante las etapas iniciales del embarazo. En esta afección, el feto sigue en el útero, pero el resultado final del embarazo está en entredicho. Una amenaza de aborto puede deberse a una infección, el uso de ciertos medicamentos o un trauma físico.
  • Aborto espontáneo completo. Según las estadísticas, los abortos espontáneos ocurren en aproximadamente 10-25 % de todos los embarazos reconocidos clínicamente. Por tanto, un aborto espontáneo puede causar sangrado durante las primeras 4 semanas del embarazo. Aparte de sangrado vaginal, otros síntomas de aborto espontáneo son cólicos o dolor en la parte baja de la espalda o el abdomen, y la expulsión vaginal de tejido o fluido. Si sufres alguno de estos síntomas y sabes que estás embarazada, visita a tu médico.
  • Embarazo molar. El embarazo molar es una complicación del embarazo poco frecuente en el cual se desarrolla en la cavidad uterina una masa anormal de células en lugar de un bebé. Puede ser una de las causas de sangrado durante las etapas iniciales del embarazo. Aparte del sangrado vaginal con un color desde rojo brillante hasta marrón oscuro, puede causar síntomas de vómitos severos y náusea, la expulsión de quistes (parecidos a racimos de uvas) por la vagina y dolor o presión en la pelvis. Si sospechas que alguno de tus síntomas o señales se debe a un embarazo molar, visita a tu médico inmediatamente.
  • Problemas del cuello uterino. Los problemas del cuello uterino, como la inflamación del cérvix, crecimientos anormales o infecciones uterinas, también pueden causar sangrado durante las etapas iniciales del embarazo.
  • Infecciones. Cualquier tipo de infección vaginal o cervical o una enfermedad de transmisión sexual (ETS), como herpes, clamidia o gonorrea, puede causar sangrado durante el inicio del embarazo.

Sangrado de implantación abundante: ¿Por qué ocurre?

El sangrado de implantación no representa un problema en la implantación. Es un evento natural, que ocurre en algunas mujeres gestantes al momento de implantarse el embrión. Se produce entre los días 21 y 24 de un ciclo menstrual de 28 días, y tiene un aspecto de mancha, escaso, rojizo, aunque puede durar varios días.

El sangrado de implantación es un signo precoz de embarazo, junto con otros síntomas como nauseas, vómitos, cansancio y pesadez en el vientre. Ante la sospecha de este, es importante acudir al médico y realizar las pruebas correspondientes para corroborar el embarazo.

A continuación, les es explicare de manera detallada como ocurre el embarazo y la implantación, para poder comprender porque se produce el sangrado de implantación y su inocuidad para el embarazo

El embarazo

El embarazo es un hermoso proceso de la reproducción humana. Inicia cuando posterior a la relación sexual entre un hombre y una mujer, a través de la eyaculación la célula sexual masculina el espermatozoide queda suspendido en la cavidad vaginal femenina.

El espermatozoide es el gameto sexual masculino tiene forma de alfiler, con una cabeza y una cola. En su cabeza se encuentra todo el material genético que será donado al gameto sexual femenino, el óvulo. Los espermatozoides son células móviles gracias a su cola, que viajan a una gran velocidad de 3 milimetros por minutos.

De manera que el espermatozoide viaja desde la vagina, a través del cuello cervical ingresa al útero, donde entra a las trompas de Falopio, en búsqueda de su par, el óvulo.

Durante el proceso de ovulación, que ocurre una vez al mes en la mujer en edad fértil, se da la producción y la liberación del óvulo contenido en los ovarios. Suele liberarse 1 solo óvulo, pero en algunos casos se ha reportado la liberación de varios, lo cual produce embarazos múltiples.

El óvulo, es la célula sexual o gameto femenino y contiene el material genético materno. Este está diseñado para recibir un único espermatozoide e iniciar el proceso de fecundación.

Al unirse el óvulo con el espermatozoide, se forma la primera fase del embrión: el cigoto. Éste contiene la carga genética de ambos padres y comenzara la replicación celular hasta el embrión.

Pero, ¿Qué pasa una vez formado el cigoto en la trompa de Falopio?

La implantación en el embarazo

Una vez culminada la fecundación, no se garantiza un embarazo. De hecho las técnicas de fecundación artificial “in vitro” introducen muchos óvulos fecundados en el aparato genital femenino.

Posterior a la fecundación, el cigoto viaja en sentido contrario, desde la trompa de Falopio hasta el útero. En este viaje, el cigoto cumple con un proceso de reproducción celular, para estar listo para implantarse en el útero.

La implantación es el proceso en el cual el embrión se adhiere al endometrio (útero), produce una especie de invasión del tejido, para aferrarse y dar lugar al embarazo.

El lugar donde se implanta el embrión es importante ya que determinara el curso del embarazo, siendo el lugar más común de implantación la cara posterior del útero en su tercio medio.

El momento en el cual ocurre dicho proceso se llama ventana de implantación, ocurre aproximadamente 1 semana posterior a la fecundación entre el día 20 y 24 del ciclo menstrual de 28 días. En este momento el endometrio se encuentra apto para recibir al embrión y permitir su adhesión. Para que esto ocurra, deben haber estímulos hormonales adecuados, y debe haber un intercambio de moléculas especiales por parte del embrión que desencadenan la implantación

¿Cómo ocurre la implantación en el embarazo?

La implantación tiene un proceso en el cual se distinguen 4 fases:

  • Precontacto: Es el momento en el cual el embrión llega al lugar donde va a iniciar el proceso de implantación. Ocurre de 5 a 8 días posterior a la fecundación. El embrión se posiciona sobre el endometrio donde permanece inmóvil para ubicarse en una posición adecuada para la implantación y formación de la placenta.
  • Aposición: El embrión comienza a acercar su masa celular con el epitelio endometrial. El endometrio cuenta con células especiales que poseen unas proyecciones con la finalidad de detectar el producto que se va a implantar para adherirse posteriormente.
  • Adhesión: El embrión se adhiere endometrio y se une a través de moléculas especiales.
  • Invasión: Ocurre la invasión del estroma endometrial, rompe la membrana basal y penetra en los vasos sanguíneos maternos. Las células del embrión se desplazan, sustituyendo a las células del endometrio, la membrana basal y el estroma uterino.

Durante todo el proceso de implantación, hay factores especiales que son clave para lograr la invasión endometrial: las citoquinas, los factores de crecimiento las integrinas, entre otros.

Sangrado de implantación en el embarazo

El sangrado de implantación no representa un problema en la implantación. Es un evento natural, que ocurre en algunas mujeres gestantes al momento de implantarse el embrión. Cuando el embrión invade el endometrio y otras capas más profundas del útero, ocurre con la finalidad de conectar la circulación materna con la embrionaria, penetrando en sus vasos sanguíneos para formar la placenta y nutrirse a través de este órgano. En este proceso es que puede ocurrir el llamado “sangrado de implantación”.

El sangrado de implantación es un sangrado vaginal similar a la menstruación normal, pero se presenta en los días previos a los que correspondería la próxima menstruación. Aproximadamente entre el día 21 y 24 del ciclo menstrual de 28 días.

Es habitualmente escaso, con aspecto diferente al menstrual, rosado o rojo vivo, fluido, sin coágulos ni olor. El sangrado de implantación puede ocurrir como un evento único o permanecer tipo mancha intermitente durante varios días.

¿Qué hacer si hay sangrado de implantación abundante?

Si su embarazo es esperado o programado, puede que usted este esperando con ansias la ausencia de su próxima menstruación para saber si fue exitoso o no su embarazo. Si el sangrado o mancha se presenta durante los días esperados para un sangrado de implantación (después del día 21 hasta el día 24) y usted siente otros síntomas de embarazo como nauseas, vómitos, pesadez en el vientre, congestión mamaria, es probable que usted SI este embarazada. Es recomendable acudir al ginecólogo y realizar la prueba de embarazo en sangre, para confirmar su embarazo.

Si por el contrario, el sangrado ocurre después de la primera falta de menstruación, o más adelante, y sus características son diferentes, se acompaña de dolor abdominal o fiebre, NO se trata de un sangrado de implantación y usted debe acudir a su ginecoobstetra de emergencia, ya que puede tratarse de una amenaza de aborto.

El diagnóstico diferencial más importante cuando hablamos de un sangrado de implantación es una amenaza de aborto, o embarazo amenazado, y es por ello, que es recomendable acudir al ginecólogo ante cualquier sospecha.

El sangrado de implantación, suele ocurrir durante la segunda mitad del ciclo menstrual, y por lo general no dura mucho tiempo. Sin embargo, para algunas mujeres, el sangrado podría continuar hasta lo que hubiera sido la fecha de su siguiente menstruación. Es importante saber de qué se trata y cuándo debes consultar a tu médico para excluir otros problemas.

Duración del sangrado de implantación

Para la mayoría de las mujeres, el sangrado de implantación dura aproximadamente 24 a 48 horas. Sin embargo, la duración es variable, así que no te sorprendas si el sangrado de implantación dura más tiempo. De hecho, el sangrado puede durar hasta seis o siete días, y por lo tanto puede extenderse hasta la fecha en hubieras esperado tu próxima menstruación.

El proceso de implantación:

  • Comienza alrededor de seis a siete días después de la fecundación del óvulo
  • Se completa en aproximadamente 11 a 12 días después de la fecundación, por lo que dura unos seis a siete días

Esto significa que si tu ciclo menstrual dura un promedio de 28 días, el sangrado de implantación puede ocurrir en cualquier momento entre los días 20 y 28 de tu ciclo.

Otras características del sangrado de implantación

Sabrás que se trata del sangrado de implantación cuando:

  • El sangrado ocurre en un periodo que corresponde al proceso de implantación
  • Tienes los primeros síntomas del embarazo
  • El sangrado ocurre intermitentemente
  • El sangrado es mucho más ligero que la menstruación. De hecho, podrías hasta notar una sola gota de sangre, ya que por lo general, es muy raro que el sangrado sea abundante.
  • A veces, la sangre se encuentra en pequeños coágulos o mezclada con moco
  • El color de sangre varía en color, desde rosa claro al marrón oscuro
  • Experimentas calambres pélvicos, ya esto es una posibilidad

El sangrado de implantación no ocurre en todas las mujeres, y cada persona experimenta diferentes síntomas. Algunas mujeres podrían confundir el sangrado con su menstruación, y otras apenas notar la sangre.

La causa de sangrado de implantación

El revestimiento del útero (endometrio) se desarrolla cada ciclo para aceptar y alimentar un posible embrión. Los vasos sanguíneos, pequeños y numerosos, suministran lo necesario al tejido del endometrio. Durante la implantación, el sangrado puede ocurrir cuando el embrión altera el estado del endometrio y por consiguiente el de los vasos sanguíneos que le suministrarán sangre y nutrientes durante el embarazo.

Cómo sucede la implantación

El óvulo fertilizado se transporta por las trompas de Falopio y alcanza el útero alrededor de tres a cuatro días después de la fertilización. La implantación comienza aproximadamente tres días más tarde. Por consiguiente, al sexto o séptimo día después de la fertilización, el embrión temprano (blastocisto):

  • Empieza a adherirse a la superficie del endometrio.
  • A continuación, invade y se implanta en el endometrio que ya está preparado para aceptar el embarazo

El proceso de implantación establece una conexión entre el desarrollo del embrión y la circulación de la madre que durará hasta que nazca el bebé.

Ten en cuenta

El sangrado durante la implantación no significa un embarazo anormal. Sin embargo, otras anomalías pueden causar sangrado vaginal irregular en el primer trimestre. Consulta a tu médico si estás preocupada o tienes cualquier sangrado que sea:

  • Diferente a tu ciclo menstrual habitual
  • Prolongado por más de 14 días
  • Más abundante
  • De color rojo brillante

Es especialmente importante que discutas con tu médico si tienes dolor pélvico o dolor con cualquier tipo de sangrado, incluso si no has notado síntomas de embarazo.

El establecimiento de un embarazo saludable

El sangrado de implantación no suele durar mucho tiempo. Es parte del proceso normal cuando el embrión llega al útero y se establece un embarazo. Si notas este tipo de sangrado, hazte una prueba de embarazo casera. Asegúrate de consultarlo con tu médico para así llevar un embarazo saludable y obtener atención prenatal adecuada.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *