0

Santo de adrian

Adrián

Nombre de bebé: Adrián

Género: Masculino

Santo de Adrián: 5 de Marzo

Origen del nombre Adrián: Latino

Significado del nombre Adrián:

Adrián es un nombre de origen latino variante de Adriano, que también se utiliza en países latinos aunque es menos frecuente que Adrián. Su significado es, por tanto, el mismo que Adriano. Proviene de «Hadrianus», palabra latina que describe a la familia natural de Hadria, localidad cercana del mar Adriático. Literalmente, significa «aquel que viene del mar» o «aquel que tiene el mar cerca» (el Adriático, se sobreentiende). Los Adrián son personas tranquilas, generosas, responsables, con una gran voluntad y que gozan de una gran creatividad. A nivel sentimental, los Adrianos son muy fieles y familiares. En el ámbito laboral, disponen de una gran capacidad de liderar equipos y les suele ir bien en el trabajo. Aficionado de la naturalez y los animales, su deporte preferido suele ser el tenis. Las personas que llevan el nombre de Adrián o de Adriano celebran su santo cada cinco de marzo.

Países donde es común Adrián: España

Famosos con nombre Adrián:

La Traslación de San Adrián, martir.

La Traslación de San Adrián de Nicomedia, martir. 8 de septiembre.

Era Adrián ministro del emperador en la provincia de Bitinia y como los demás funcionarios, era pagano y adoraba a los dioses. Desatada la persecución de Maximiano, vio padecer el martirio a lo menos 23 mártires, que fueron mutilados cortándoles las lenguas. Se asombró Adrián de la paciencia y más aún, de la alegría de los cristianos al sufrir por Cristo, que no pudo menos que interesarse, y les preguntó: «Por el Dios que adoráis y por quien padecéis semejantes tormentos, os pido me digáis con toda verdad, ¿cuál es el premio que esperáis por padecerlos?» Y los cristianos, por misericordia de Dios, hablaron aún con las lenguas cortadas: «Lo que esperamos de premio es tanto, que ni lo vieron ojos, ni lo oyeron oídos, ni pudo caber en corazón humano; porque es un bien inefable que tiene Dios guardado para sus amigos». (Cf. 1 Cor 2, 9).
Apenas oyó esto Adrián, dijo al escribano del proceso: «Escribe mi nombre con los demás, porque quiero ser cristiano como ellos». Al saberlo el emperador le intentó convencer de su «locura» y como no pudo, le mandó encadenar y meter en la prisión. Allí fue a verlo su mujer Santa Natalia, (4 de marzo, 26 de agosto; 8 de septiembre, traslación, y 10 de diciembre) que era cristiana, aunque en lo escondido y catecúmena aún. Estaba la mujer muy contenta por la conversión de Adrián, le consoló, curó sus heridas y, besando sus cadenas, pidió recibiera la instrucción de los otros cristianos presos. Adrián no quiso que su esposa padeciera, por lo que le dijo: «Ve a casa, hermana mía, que llegando el tiempo de mi juicio, te avisaré para que te halles presente y veas mi fin». Como los demás cristianos, Adrián fue condenado a muerte, por lo que pidió, y obtuvo la gracia de despedirse de Natalia. Cuando ella lo vio aparecer en casa, pensó había sido liberado por su apostasía de la fe cristiana y se negó a recibirlo. Adrián le sacó de su error diciéndole: «Ábreme, hermana mía Natalia, que no vengo huyendo de la muerte, como tú piensas, sino a llamarte para que te halles presente a mi martirio, como te lo prometí». Entonces le abrió y con gran felicidad se abrazaron, y juntos volvieron a la prisión.

Maximiano mandó llamar a su presencia a todos los presos cristianos, algunos de los cuales tenían llagas ulceradas y podridas a causa de los grilletes. Maximiano volvió a insistir a Adrián que apostatase, y como no lo lograba, le mandó desnudar y azotar cruelmente. Y tanto lo hicieron, que antes se cansaban de azotarle los verdugos, que Adrián de alabar a Cristo. El emperador, cansado ya de verle derramar sangre mandó le encadenaran y enviaran a la cárcel otra vez. Se vetó la entrada a las mujeres de los presos, por lo que Natalia se cortó el cabello y se vistió de hombre y atendía a Adrián, y lo mismo hicieron otras mujeres.
A los pocos días, Maximiano mandó les quebraran las piernas si no sacrificaban a los dioses. Al ir a este definitivo martirio, Natalia pidió al verdugo que Adrián fuera el primero en ser martirizado, pues temía que la visión de la muerte de los demás, le debilitara a él y a ella misma. Y aún más, ella misma puso amorosamente los pies de su esposo en el yunque sobre el cual le triturarían pies y manos a Adrián. El verdugo cortó los pies, y Natalia, dijo a Adrián: «siervo de Cristo, si aún vives, extiende tu mano hacia mí». Él extendió la mano, ella la tomó y al ser cortada, la mantuvo junto a si misma, escondiéndola en su vestido. Finalmente, los 24 mártires fueron quemados, aunque una fuerte lluvia impidió que los cuerpos fueran calcinados y varios verdugos resultaron muertos por un rayo. Esa noche, los cristianos tomaron los cuerpos y los llevaron a Constantinopla, donde las enterraron y dieron culto. La mano de San Adrián la conservó Natalia con gran amor, y a Constantinopla la llevó igualmente cuando huyó de Nicomedia a causa de los requerimientos de matrimonio de un tribuno. Depositó la mano de Adríán junto a las demás reliquias y vivió dedicada a su culto. Cuando murió en la paz del Señor, fue enterrada por los cristianos junto a su marido y los demás mártires.

El martirio de San Adrián se señala a 4 de marzo, habiendo ocurrido sobre el año 300. La memoria de Natalia es a 26 de agosto, mientras que el 10 de diciembre aparece junto a Adrián, pero algunas Iglesias orientales los conmemoran a ambos el 4 de marzo. El Martirologio Romano señala también a 8 de setiembre la traslación de las reliquias a la iglesia de San Adrián, en Roma, en la Curia Iulia. Esta iglesia fue edificada por el papa Honorio I en 630 y él mismo recibió las reliquias de Adrián y Natalia y aunque ha sufrido reformas, abandonos y más reformas, aún puede venerarse las santas reliquias.

Otra parte de las reliquias de San Adrián fueron donadas por Juan VIII al monasterio de San Pedro de Estonca. En el monasterio de San Claudio de León, se conservarían un brazo de Adrián y uno de Natalia. Por otro lado, reliquias suyas había (¿o hay?) en una antigua abadía, cerca de Oviedo, otras en Balneare, cerca de León y otras más Cellas, cerca de Lisboa. Un hueso de cada santo se venera en La Losilla, España, provenientes del monasterio benedictino que allí hubo, ubicándose la arqueta del siglo XII en el Art Institute de Chicago. La iglesia de Hainaut, Bélgica, dice tener los cuerpos enteros, donados ¡por familiares descendientes de Adrián! La mandíbula y parte de un brazo, estarían en Colonia, mientras que Praga tiene el cuerpo entero, menos un brazo (según dicen allí, es el que se quedó Natalia, pero esto fue solo una mano). En Gante tienen un cuerpo, una cabeza hay en Bolonia, un brazo en Lobbes, parte de un brazo en Floreffe, un diente en Flandes, algunos huesos en Agincourt, otros en Douai, y otros más en la catedral de Brujas y en la iglesia jesuita de Mecheln. Y, para completar, Enrique II, emperador de Alemania, afirmaba usar la espada que había sido de San Adrián.

A 8 de septiembre además se celebra a
Nuestra Señora de la Caridad.
San Sergio I, papa.

Hoy es la fiesta de San Adrián, Mártir

San Adrián fue un mártir de la Iglesia Católica que vivió en tiempos de la última y más terrible de las persecuciones que padecieron los primeros cristianos promovida por el emperador romano Diocleciano.

Según algunos registros en griego y latín, Adrián fue oficial de la guardia del emperador Galerio y por lo tanto perseguidor de cristianos. Sin embargo, un día estando presente en el juicio y tortura de veintidós mártires, quedó tan impresionado que decidió convertirse al cristianismo.

El santo vivió terribles tormentos después de ser apresado junto a algunos compañeros durante un viaje a la ciudad de Cesarea, cuando visitaba a unos cristianos. Inmediatamente fue conducido ante el gobernador de Palestina, Firmiliano, quien lo mandó azotar y desgarrar las carnes con garfios de hierro, para después ser arrojado a las fieras.

Fue decapitado cerca del año 306 en la antigua ciudad de Nicomedia (reino de Bitinia) por no acceder a renegar de su fe. Su fiesta se celebra el 5 marzo.

Para saber más de este santo ingrese AQUÍ

San Adrián

Mártir, murió alrededor del año 306. Los cristianos de Constantinopla veneraban la tumba de esta víctima de la persecución de Diocleciano. Registros legendarios y no verificados que han sido preservados en griego y latín, nos dicen que Adrián fue un oficial de la guardia del emperador Galerio. En este oficio estuvo un día presente con el emperador en el juicio y tortura de veintidós cristianos en Nicomedia. Quedó tan impresionado que de ahí en adelante se declaró cristiano, y fue encarcelado junto con otros. Su esposa, Natalia, que se había vuelto cristiana en secreto, atendió y animó a su esposo y compañeros prisioneros. El relato que aparece en las Actas de los Mártires está adornado con un número de detalles legendarios y en parte poéticos. Adrián y sus compañeros mártires fueron finalmente ejecutados. Primero le fracturaron las extremidades y luego los lanzaron a las llamas. Se alega que Natalia trajo a Constantinopla los restos mortales de su esposo martirizado.

Otra leyenda habla de un mártir, Adrián de Nicomedia, quien figura en el Martirologio Romano y en el Menaion griego el día 26 de agosto. Aunque diferentes en detalle, la historia trata de la misma persona. Los restos de San Adrián fueron luego colocados en la iglesia erigida bajo su nombre y patronazgo en el foro romano, cuya iglesia (San Adriano del Foro) todavía permanece al presente. La fiesta del traslado, que en la Iglesia Romana es la principal fiesta de este mártir y sus compañeros, se celebra el 8 de septiembre. El Martirologio Romano, sin embargo, los menciona el 4 de marzo, mientras que el calendario griego coloca su fiesta el 26 de agosto. En esta última fecha el Martirologio Romano también menciona a un Adrián.

Traducido por Luz María Hernández Medina

Judit Castilla Filóloga Hispánica

El significado de Adrián nos indica que se trata de personas que son muy tranquilas, pero que al mismo tiempo tienen una personalidad que es muy fuerte que les es de gran utilidad para tomar decisiones rápidamente sin caer en errores. Son hombres a los que les gusta ser reconocidos por las cosas que hacen y tienen claro que si se ponen presión para hacer las cosas más rápido es probable que no lo haga de la mejor forma posible.

Normalmente se les puede encontrar en puestos de trabajos intelectuales, ya que les gusta pensar y poner a prueba su inteligencia. Aunque es bueno para tomar decisiones en poco tiempo, si tiene la posibilidad prefiere analizar bien los distintos escenarios para poder tomar la mejor decisión y reducir las probabilidades de que el resultado no sea lo que él quiere.

Al mirar el significado del nombre Adrián también podemos ver que son personas que prefieren la estabilidad, por lo que normalmente tiene relaciones estables. Sienten la necesidad de saber todo lo que puedan sobre su pareja y saber qué es lo que quieren o necesitan para hacer lo posible para dárselo.

Son personas muy familiares y consideran que la familia es lo más importante en su vida. De esta forma, no le teme al compromiso y la idea de tener hijos es algo que les emociona mucho.

¿Qué significa el nombre Adrián?

Adrián tiene dos significados y ambos son correctos. El primer significado que encontramos es “hombre proveniente del Mar Adriático”, aunque también puede significar “dueño de los mares”.

Es probable que a simple vista no le encuentres mucha profundidad al significado del nombre, así que te recomendamos que mires su origen y etimología para poder entender mejor el porqué de su significado y lo que éste dice sobre las personas que usan el nombre.

Origen y etimología de Adrián

Adrián es un nombre que proviene del latín, siendo una variante del nombre Adriano. Ambos nombres tienen su etimología en una palabra que hace referencia a la familia Hadria, Hadrianus. Esta familia era conocida por tener una amplia experiencia en el mar y por ser una de las más poderosas a orillas del mar Adriático.

Famosos o personas o conocidas con el nombre Adrián

Cuando un nombre es muy antiguo suele ser normal encontrar personas famosas o reconocidas que tengan ese nombre. Gracias a esto es que no tenemos dificultades para encontrar a hombres con el nombre Adrián que hayan alcanzado cierto nivel de fama internacional:

  • Adrien Brody: Famoso actor de Hollywood que ha trabajado en grandes producciones como “El Pianista”.
  • Adrián Rodríguez: Famoso actor español.
  • Ferran Adrián: Chef famoso ganador de varias estrellas Michelin.
  • Adrián Colaldo: Actor de cine y televisión.

Variaciones del nombre Adrián en otros idiomas

Este tipo de nombres antiguos suelen tener variaciones en distintos idiomas. Mira cómo se escriba Adrián en algunos de los nombres más comunes:

  • En inglés: Adrian
  • En francés: Adrien
  • En italiano: Adriano
  • En alemán: Adrian

Numerología

La numerología del nombre Adrián nos muestra que se encuentran relacionados al número 11, un número maestro que nos muestra que son personas muy espirituales y que tienen pensamientos abstractos.

Santoral

La onomástica o santoral de San Adrián se celebra el 9 de enero.

Judit Castilla Filóloga

Artículo escrito por Judit Castilla, Licenciada en Filología Hispánica. Artículo publicado el día 2018-10-22 y revisado el 2019-10-22.

Los nombres son aquellos términos por los que nos llaman nuestros padres desde el momento en que nacemos, estos en cierta forma nos definen y nos ayudan a crear nuestra identidad. Existen muchos nombres, y en esta ocasión se va a hablar sobre la esencia y el nombre de Adrián, seguramente conoces a muchas personas con este nombre, pero quizás nunca has leído sobre lo que en realidad significa.

A continuación, leerás el origen, significado y algunas de las características que por lo general personas portadoras de este nombre poseen y podrás corroborar que es lo cierto.

Origen y Etimología de Adrián

Adrian es un nombre por lo general masculino. Su origen se remonta a una palabra que hace referencia a la familia latina Hadria, y sus integrantes eran conocidos como Hadrianus. Estos estaban ubicados cerca del mar adriático.

El significado de Adrian es “Dueño de los mares”, “Hombre cercano al mar” u “Hombre proveniente del mar”, por lo que en general son tranquilos y meditativos. Poseen una personalidad muy desenvuelta, son sosegados y definitivamente líderes innatos.

Características y personalidad

Su personalidad se describe totalmente por la serenidad. Las personas pueden considerarlos pasivos, pero a veces solo es lo que aparentan, su astucia puede engañar a su entorno, haciendo que estos los tomen por tranquilos pero saben muy bien cómo defenderse, y no se dejan pisar por nadie. No se toman a la ligera sus decisiones y tardan un poco en llevarlas a cabo, pero finalmente siempre toman la decisión correcta.

Saben trabajar en grupo, y poseen las características necesarias para trabajar bajo presión. Son divertidos y entregados. Inicialmente parecen tímidos pero luego de tener la confianza que necesitan son divertidos y amigables. Son en su mayoría personas desenfadadas, relajadas y muy apegadas a su familia. Amantes de los deportes, siempre son los líderes y quienes ejecutan los planes, tienen la mejor reacción ante las diferentes situaciones de la vida.

Como se mencionó anteriormente piensan mucho las cosas, pero es algo muy ventajoso, esto le ayuda a optar siempre por la mejor opción para él y sus semejantes. Son amantes incondicionales de la tecnología y los artefactos electrónicos.

La programación y ramas relacionadas son su pasión, y por su capacidad de liderazgo pueden llegar a obtener altos cargos en grandes compañías. Independencia, es una de las tantas características que identifica a los portadores de este nombre.

A nivel sentimental son personas fieles y familiares. Son tranquilos y aficionados a la naturaleza y a los animales. Los hombres portadores de este nombre son detallistas con su pareja, pero siempre saben cuándo es suficiente. En cambio, con sus familiares y allegados, ellos intentan compartir aficiones con ellos, y hacen siempre lo posible para mantener una unión constante.

Famosos y personas conocidas con el nombre de Adrián

  • Actor Español: Adrian Rodriguez.
  • Famoso ex futbolista de Milan, Adriano.
  • Actor independiente y de estudio de Hollywood Adrien Brody quien protagonizo el pianista.
  • Adrian Gual quien llegó a ser un magistral artista especializado en la pintura.
  • Emperador Publio Elio Adriano

Variaciones en otros idiomas

La forma femenina de escribir este nombre es Adriana, y algunas personas los llaman con el diminutivo “Adri”.

En otros idiomas el nombre Adrian, tiene múltiples formas de escribirlo y algunas de ellas son, en Italia, Adriano, en catalán o valenciano es Adriá y en Francia los suelen llamar Adrien.

En cuando a su numerología, los chicos con el nombre Adrián conectan con el numero 25, a esto viene su personalidad de liderazgo y desenvoltura. El color que los identifica es el azul rey, y el día de la semana con el que por lo general se identifican es el lunes.

Si te ha gustado este artículo sobre el significado de Adrián no olvides estar al pendiente en nuestra página web por más como este.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *