0

Semilla de amapola propiedades

Tabla de contenidos

Los grandes beneficios de las semillas de amapola

Compartir

  • Twitter
  • Whatsapp Whatsapp

¿Por qué sumar semillas a nuestra dieta?

Las semillas de amapola son el ingrediente perfecto para sumar sabor y nutrientes a cualquier dieta que pretenda ser saludable y equilibrada. Además, son un complemento excelente para la alimentación vegetariana, pueden combinarse en casi todas las comidas y a pesar de su pequeño tamaño, aportan infinidad de beneficios.

Provienen de la flor con el mismo nombre, y es posible encontrarlas en cada una de ellas. Presentan un tamaño ciertamente pequeño, y poseen un sabor muy parecido al de las nueces.

Son muy utilizadas en la cocina por su versatilidad, textura, sabor y porque además crean efectos visualmente muy atractivos gracias a sus características. Es por esto que son elegidas para acompañar una grandísima diversidad de recetas, en especial galletas, dulces y pasteles. También son usadas en la elaboración de varias comidas como panes especiales, sopas o pastas.

En este último tiempo, las semillas han cobrado gran relevancia en la alimentación, convirtiéndose en importantes ingredientes de muchos platos, aperitivos e infusiones. Esto se debe a que aportan sabor, estilo, textura, color, y, principalmente, muchos nutrientes importantes para el organismo.

Existen muchas variedades de semillas, lo que ofrece un abanico bien amplio de posibilidades a la hora de crear diferentes comidas y combinaciones. También aportan diferentes propiedades y beneficios, pero a rasgos generales se destacan por su contenido en fibra, grasas saludables y minerales, favoreciendo la salud intestinal y ayudando a prevenir enfermedades crónicas y cardiovasculares.

La principal ventaja que poseen las semillas es que contienen nutrientes de forma concentrada y son alimentos fitness por naturaleza. Su tamaño no les impide ser grandes fuentes de grasas saludables y proteínas vegetales.

Principales beneficios de las semillas de amapola

  • Son una buena fuente de proteína, minerales y fibra.
  • Contienen ácidos grasos saludables, Omega-3 y Omega-6, favoreciendo el sistema cardiovascular y ayudando a bajar los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Colaboran en el funcionamiento de un sistema nervioso sano y saludable. Gracias a su contenido en determinados alcaloides, actúan como sedante natural, ayudan a calmar los nervios, reducir el estrés y los problemas de sueño.
  • Suelen utilizarse para ayudar a calmar la tos y como expectorante.
  • Poseen propiedades antioxidantes.
  • Dos cucharadas de semillas de amapola, proporcionan el 25% y el 32% del calcio diario y la ingesta de cobre recomendados, respectivamente.
  • Son un alimento fácil de ingerir y de asimilar por el organismo, lo que las convierte en un bocado práctico y sencillo.

¿Cómo ingerirlas?

Las semillas de amapola poseen un sabor suave, ideal para que puedan combinarse con una gran variedad de platos y ofrezcan una extremada versatilidad. Por lo general, suelen emplearse en panadería, en alimentos horneados como bizcochos, tostadas y galletas, pero también es posible aplicarlas en platos salados, sobre ensaladas, caldos o simplemente en infusiones.

Diferentes formas de combinar las semillas de amapola

  • Añadir a los cereales del desayuno.
  • Espolvorear sobre ensaladas, comidas o incorporarlas a la vinagreta (pueden tostarse previamente).
  • Mezclarlas con mantequilla derretida, miel o azúcar y crear una pasta para rellenar bollos, galletas o pastas.
  • Adicionar a sopas o caldos.
  • Añadir a yogures o zumos frutales.
  • Beberlas en infusiones.
  • Espolvorear una pizca sobre un pan, tostada o galleta con mermelada o miel.
  • Ingerirlas solas, acompañando una cucharada con uno o dos vasos de agua.

Receta: Muffin de mandarina y semillas de amapola

Ingredientes para 12 magdalenas:

  • 150 ml de leche de soja.
  • 1/2 limón
  • 150 g de queso fresco batido 0,0% o yogur griego desnatado.
  • 1 huevo y 3 claras.
  • 3 mandarinas medianas.
  • 1 cucharada de edulcorante.
  • 200 g de harina de trigo integral.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 cucharaditas de semillas de amapola.

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200°.
  2. Colocar los 150ml de leche en un vaso junto con el zumo del medio limón y dejar reposar.
  3. En un recipiente aparte, mezclar los ingredientes líquidos.
  4. Batir bien el huevo y las claras hasta que se llenen de aire y doblen su tamaño.
  5. Añadir el edulcorante, el queso batido, la leche «cortada» con el zumo de limón y las mandarinas bien trituradas.
  6. En otro recipiente mezclar los ingredientes secos: harina, levadura y sal e ir añadiendo a la mezcla húmeda, integrándolos poco a poco.
  7. Añadir las semillas de amapola y mezclar.
  8. Llenar las cápsulas de magdalenas hasta 1/4 de su capacidad y colocar más semillas de amapola para decorar.
  9. Cocinar a 200º durante 15 minutos y dejar enfriar.

Algunas recomendaciones

Las semillas de amapola suelen oxidarse rápidamente ya que son altas en grasas insaturadas. Por este motivo, es más conveniente comprarlas en lugares que las vendan frescas y de buena calidad.

Una vez compradas, es aconsejable guardarlas en lugares secos y oscuros. Evitar lugares húmedos, y si es posible, conservarlas en frascos o contenedores herméticos, hasta por seis meses sin preocuparse.

Si lo que se busca es una dieta rica y equilibrada, sumar nuevos ingredientes y probar nuevas combinaciones es la fórmula ideal. Por eso, agregar pequeñas cantidades de semillas de amapola a las comidas, desayunos o infusiones, es la forma más sencilla de llenar los platos de nutrientes esenciales y aprovechar todos sus beneficios.

Aparte de ser una flor preciosa, la amapola esconde un gran poder en su interior. Se trata de sus frutos, los cuales son muy beneficiosos para nuestra dieta y para nuestra salud. ¿Quieres conocer todas las propiedades de las semillas de amapola?

Origen de las semillas de amapola

De la amapola se extraen las semillas que se usan en cocina y como complemento saludable.

La amapola (Papaver Rhoeas) es una de las flores más apreciadas y conocidas del mundo. Sus pequeñas semillas provienen de la flor y son de color negro.

Culturas antiguas como la hindú o la china las utilizaban de forma habitual como ingrediente en muchas recetas. Hoy en día es uno de los ingredientes más valorados en cocina y por sus propiedades saludables.

Propiedades de las semillas de amapola

Las semillas de esta flor son muy beneficiosas para la salud y para la dieta.

Estas semillas son famosas por su alto valor nutricional y saludable. Estos son sus principales beneficios:

  1. Alto valor nutricional

    Las semillas de amapola son ricas en nutrientes esenciales para el organismo como ácidos grasos saludables (omega-3 y omega-6, Vitaminas del grupo B y vitamina E y C.

  2. Fuente de minerales

    Son una gran fuente de calcio y minerales (manganeso, magnesio, fósforo, cobre, hierro, zinc, potasio y selenio).

  3. Alto contenido en fibra

    Dos cucharadas de semillas proporcionan el 7% del valor diario recomendado de fibra. Es ideal para mantener el peso a raya porque aumenta la sensación de saciedad y evita el estreñimiento.

  4. Refuerzan el sistema cardiovascular

    Gracias a los ácidos grasos esenciales, cuida nuestro sistema cardiovascular y baja los niveles de triglicéridos y colesterol.

  5. Son buenas para el sistema nervioso

    Sus niveles de alcaloides ayudan a calmar los nervios y ayudan a relajar nuestro sistema nervioso.

  6. Sedante natural

    Un consumo regular diario de semillas de amapola combate el estrés y los problemas de insomnio.

  7. Refuerzan las defensas de forma natural

    Esto se debe a su contenido en vitamina C y vitamina E.

No se recomienda su consumo durante el embarazo debido a que algunos tipos de semillas de amapola están contaminados durante el proceso de cultivo y por su alto contenido de morfina.

Seguro que más de una vez has pasado por un enorme campo de amapolas, esas espectaculares flores rojas que crecen salvajemente en prácticamente cualquier lugar del mundo. Sus semillas son un bien muy preciado, cada vez más utilizado en las cocinas europea y asiática gracias a sus muchas propiedades y los beneficios que nos aporta al organismo. Son muy fáciles de encontrar en tiendas, y tenemos varios motivos de peso para añadir las semillas de amapola a nuestra dieta. Estas son algunas de ellas.

1. Se pueden comer de varias formas

Desde comértelas a cucharadas a añadir un puñado de semillas de amapola a tus ensaladas, a las sopas y caldos o al yogur que te comes en el desayuno o para merendar. Les aportará un sabor muy parecido al de las nueces, y te podrás aprovechar de todos los beneficios que luego veremos. Otra opción interesante es utilizarlas en la elaboración de galletas, pasteles y dulces caseros. Es cierto que no se trata de la posibilidad más saludable, pero siempre serán mejor los caseros que la bollería industrial; y las semillas de amapola te dan un extra de sabor. También las puedes tomar en infusión.

2. Buenas para los huesos

Entre los minerales que más destacan en las semillas de amapola tenemos el manganeso y el calcio, pero tampoco está mal la presencia de magnesio, fósforo, cobre, zinc, hierro, potasio o selenio. Ya sabemos que el calcio es esencial para la salud de nuestros huesos, pero también ayuda al corazón, y el colágeno que se forma gracias al manganeso también ayuda a proteger los huesos frente a daños potenciales. El fósforo y el cobre también ayudan a mejorar la salud ósea, y este protege nuestro ADN de posibles daños.

pathdoc ||

3. Ricas en macronutrientes

Una sola cucharada de estas semillas te aporta 2,5 gramos de carbohidratos, 1,5 gramos de proteínas, cerca de 4 gramos de grasa y 46 calorías. Además nos aporta los ácidos grasos saludables omega-3 y omega-6. Quizá su mayor hándicap cuando hablamos de los macronutrientes sea la poca presencia de vitaminas, aunque encontramos excepciones. Las aportaciones de la vitamina B1 y la B9 no están mal, y el 20% de vitamina E ayuda a reforzar el sistema inmunológico y al buen desarrollo de los procesos metabólicos.

4. Son ricas en fibra dietética

Con un par de cucharadas soperas de semillas de amapola habrás ingerido el 14% de la cantidad diaria de fibra recomendada en las mujeres. En el caso de los hombres el porcentaje baja hasta el 9%, que tampoco está nada mal. La presencia de la fibra hace que su consumo regular sea bueno para el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y agrega volumen a los alimentos por lo que nos sentiremos saciados antes. También bajan los niveles de colesterol en sangre.

Twinsterphoto ||

5. Te ayudan a relajarte

Las semillas de amapola son un sedante natural, ya que algunos de los alcaloides que contienen nos ayudan a calmar los nervios y relajan el sistema nervioso. Por eso es interesante su consumo en situaciones de tos nerviosa, espasmos, estrés, etc. Una infusión de semillas de amapola antes de irte a dormir te puede ayudar a conciliar mejor el sueño.

Kamil Macniak ||

6. Fáciles de asimilar

El organismo no tendrá ningún problema a la hora de digerir las semillas de amapola y asimilar todos los nutrientes que nos aporta. De hecho esta es una característica común a todas las semillas, unos alimentos muy nutritivos e interesantes para nuestro organismo. En el mercado encontrarás dos tipos de semillas de amapola, las negras y las blancas, aunque los beneficios son idénticos en ambos casos. Eso sí, tendrás que masticarlas bien, en especial si te las comes a cucharadas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?

Semillas de amapola: propiedades y contraindicaciones

Estamos acostumbradas a ver las semillas de amapola solo como decoración en las rosquillas o en el pan de hamburguesa, pero estas ocultan también secretos de bienestar. Estas pequeñas semillas negras o blancas son ricas en varios nutrientes esenciales para la salud del organismo y pueden ayudar a promover el funcionamiento adecuado del cuerpo.

Estas semillas son extraídas de la planta adormidera, más conocida por ser usada como base en la producción de opio y de morfina, entre otros narcóticos. Sin embargo, sus semillas son desde hace mucho utilizadas en la gastronomía y solo te engancharán a sus beneficios y propiedades.

Descubre por qué debes aumentar el consumo de estas semillas y cómo puedes hacerlo.

Aunque sean muy pequeñas, las semillas de amapola son una importante fuente de nutrientes para el cuerpo. Entre sus muchas vitaminas, minerales y macronutrientes hay tres que se destacan.

Fibra dietética

Las semillas de amapola son ricas en fibra dietética, un tipo especial de fibra solo presente en las plantas. Esta promueve la expansión de los alimentos en el estómago, ayudando a que te sientas satisfecha más rápidamente. Asimismo, absorbe el agua en su trayecto en el estómago e intestinos, facilitando el funcionamiento intestinal y evitando el estreñimiento. Esta combinación de funciones es muy importante principalmente si estás intentando adelgazar.

Minerales

Estas pequeñas semillas son también una importante fuente de minerales, entre ellos el cobre, manganeso, fosforo, zinc y calcio.

La importancia del calcio para la salud ósea es ya ampliamente reconocida, pero tiene también un papel en la salud cardiovascular y nerviosa. Por su turno, el cobre es una parte integrante de la producción de células rojas, mientras que el potasio ayuda a controlar la presión arterial y los latidos cardíacos.

El zinc y el manganeso tienen efectos más amplios en el organismo. El primero es importante en la regulación del crecimiento y desarrollo corporal, y el segundo apoya la actuación de enzimas antioxidantes contra los radicales libres que pueden dañar las células.

Ácidos grasos

Los ácidos grasos, también conocidos como grasas buenas, son esenciales para el bienestar del organismo. Las semillas de amapola, igual que las semillas de sésamo, son particularmente ricas en ácidos linoleicos y oleicos. Los primeros tienen un papel fundamental en la reducción de los niveles de colesterol y en el aumento del bienestar general de las células. Son una importante ayuda contra las enfermedades cardiovasculares.

Los ácidos oleicos actúan también en la reducción del colesterol pero su principal función es el aumento de los niveles de colesterol bueno.

Lee también: Beneficios y propiedades de las semillas de chia

Contraindicaciones de su consumo

En general, no existen contraindicaciones del consumo de semillas de amapola. Sin embargo, hay ciertas situaciones que debes tener en cuenta si las consumes regularmente.

Como son originarias de la planta adormidera, estas semillas pueden contener pequeños vestigios de narcóticos como el opio. Su cantidad es suficientemente insignificante para que no produzca efecto en el organismo. Sin embargo, es posible que un análisis a la orina pueda detectar pequeños trazos. Esto es importante principalmente en los casos de los atletas profesionales sometidos a pruebas anti-doping.

Asimismo, mientras que las cantidades consumidas usualmente en la comida no producen efectos, una ingesta grande y exagerada de esta semilla puede tener efectos nocivos para la salud.

Cómo consumirlas

La dimensión de las semillas de amapola es tan pequeña y su sabor tan blando que es difícil comerlas solas como snack. La forma más fácil de consumirlas es añadir una pequeña cucharada a tus cereales o yogur, por ejemplo, o mezclarlas con la salsa de una ensalada. Como alternativa, puedes también batirlas juntamente con la frutas y verduras cuando preparas tus batidos y así beberlas sin más.

Es posible encontrar también semillas de amapola como especia que puedes usar para condimentar tu comida o para engrosar algunos postres y pasteles.

Dónde comprarlas

Las semillas de amapola están disponibles para venta en cualquier herbolario y en algunas tiendas de dietética y bienestar. Es también cada vez más usual encontrarlas en los grandes supermercados en la sección de dietética o junto a las demás especias.

Aunque exista algún prejuicio y miedo (justificado) alrededor de las amapolas, sus semillas son la prueba de que incluso algo malo puede tener algo de bueno dentro de sí. Añade estas semillas a tus ensaladas y batidos para disfrutar de su poder de decoración y sobretodo de sus propiedades y beneficios.

A Juan Luis Guerra una amapola le dijo que te iba a ver y seguramente lo hará… más sana que nunca.

AMAPOLA DE CALIFORNIA: PROPIEDADES, BENEFICIOS Y CONTRAINDICACIONES

  • HIGIENE
    • CORPORAL
      • Geles de baño
      • Exfoliantes
      • Pieles atópicas
      • Desodorantes y antitranspirantes
      • Piernas cansadas
      • Anticelulíticos, reductores
      • Hidratación
    • CABELLO
      • Champú
      • Mascarillas
      • Piojos
      • Tintes
      • Anticaída
      • Caspa/Dermatitis
      • Nutritivo/Cabello seco
      • Desenredante/Brillo
    • BUCAL
      • Pastas dentífricas
      • Colutorios
      • Cepillos
      • Tratamientos
      • Accesorios limpieza
      • Infantil
      • Prótesis
      • Labios
    • NASAL, OJOS y OIDOS
      • Agua de mar y sueros
      • Antironquidos
      • Cera
      • Sprays Higiene
      • Colirios
      • Nutrición Ocular
    • PIES
      • Hidratación y durezas
      • Pedicura
      • Alicates
      • LImas y pulidores
      • Callos y Durezas
      • Limas electrónicas
      • Pinzas depilar
      • Desodorante talcos
    • ÍNTIMA
      • Compresas y tampones
      • Sequedad vaginal
      • Limpieza Íntima
      • Pérdidas de orina
    • UÑAS
      • Hongos
      • Cuidados especiales
    • MANOS
      • Hidratación manos
      • Manicura
      • Cortauñas
  • ROSTRO
    • SERUMS
      • Antiedad/antiarrugas
      • Hidratantes
      • Despigmentantes/ Manchas
      • Detoxificación/ Luminosidad
    • CONTORNO DE OJOS
      • Antiarrugas/Patas de gallo
      • Bolsas y ojeras
      • Párpados y pestañas
      • Sérums ojos
    • TRATAMIENTOS
      • Antiedad / Antiarrugas
      • Despigmentantes
      • Detoxificación / Luminosidad
      • Hidratantes
      • Acné
      • Ampollas flash
      • Rosácea/Cuperosis
      • Maquillaje
    • HOMBRE
      • Cremas
      • Afeitado
    • TIPO DE PIEL
      • Grasas
      • Intolerantes / Sensibles
      • Maduras
      • Muy secas
      • Normales / Mixtas
      • Secas
      • Todo tipo de piel
    • PACKS Y COFRES REGALO
      • Pack piel madura
      • Pack tratamiento manchas
      • Pack firmeza/antiarrugas
      • Pack peeling/hidratación
      • Pack luminosidad/piel apagada
      • Pack limpieza
    • LIMPIEZA FACIAL
      • Geles limpiadores
      • Agua micelar
      • Leches desmaquillantes
      • Calmantes
      • Tónicos
      • Exfoliantes
      • Desmaquillantes de ojos
      • Mascarillas faciales
      • Toallitas
      • Lociones
  • MAMÁ Y BEBÉ
    • EMBARAZO Y LACTANCIA
      • Lactancia
      • Fajas
      • Hidratantes y reafirmantes
      • Antiestrías
      • Suplementos vitamínicos
    • APARATOS ELECTRÓNICOS
      • Esterilizadores
      • Humidificadores
      • Calienta biberones
      • Extractores de leche
    • ALIMENTACIÓN
      • Leches Infantiles
      • Papillas
      • Potitos
      • Infusiones
      • Galletitas
    • ACCESORIOS
      • Biberones
      • Tetinas
      • Chupetes
      • Mordedores
      • Juguetes
      • Platos/Cucharas/ Termos
    • CUIDADO DEL BEBÉ
      • Hidratación del bebé
      • Cremas culito
      • Piel atópica
      • Higiene del bebé
    • REGALOS
  • FITOTERAPIA / HERBORISTERIA
    • PATOLOGÍAS/INDICACIONES
      • Acidos Grasos esenciales
      • Alergias
      • Anemia
      • Ansiedad / Nerviosismo
      • Antiinflamatorios / Dolor
      • Antitusivos
      • Artrosis / Artritis
      • Cálculos renales
      • Circulación
      • Cistitis
      • Colesterol
      • Corazón
      • Diabetes
      • Disfunción eréctil
      • Dismenorrea Dolor menstrual
      • Diuréticos
      • Dolor de cabeza / Migraña
      • Estreñimiento
      • Estrés
      • Gota
      • Gripes y resfriados
      • Varices/Hemorroides
      • Hipertensión
      • Insomnio
      • Probióticos y prebióticos
      • Problemas digestivos
      • Próstata
      • Psoriasis
      • Suplementación natural
      • Estados depresivos
      • Menopausia
      • Mucolíticos
      • Obesidad
      • Plantas inmunoestimulantes
      • Plantas para la piel
    • DEPURACIONES
      • Hígado
      • Piel
      • Intestino grueso
      • Riñón
  • SALUD
    • BOTIQUÍN
      • Apósitos
      • Ampollas / Rozaduras
      • Callos / Verrugas
      • Cicatrizantes / Cortes
      • Desinfectantes
      • Esparadrapo
      • Parches térmicos
      • Picaduras insectos
      • Tapones oidos
      • Tiritas
    • SALUD SEXUAL
      • Deseo Sexual
      • Preservativos
      • Lubricantes
      • Juguetes sexuales
      • Fertilidad
    • ORTOPEDIA
      • Tobilleras
      • Coderas
      • Rodilleras
      • Muñequeras
      • Fajas Ortopédicas
      • Medias de compresión
      • Cuidado del pie
    • APARATOS ELÉCTRICOS
      • Tensiómetros
      • Termómetros
    • TEST
      • Embarazo
      • Ovulación
      • Drogas y alcohol
      • Infecciones vaginales
  • NUTRICIÓN
    • CONTROL DEL PESO
      • Drenantes
      • Quemagrasas / Termogénicos
      • Saciantes
      • Bloqueadores grasas y azúcares
      • Barritas sustitutivas
      • Batidos/Cremas sustitutivos
    • SUPLEMENTOS NUTRICIONALES
      • Adultos/Personas mayores
      • Aminoácidos
      • Antioxidantes
      • Estudiantes
      • Minerales
      • Niños
      • Vitaminas
      • Jalea Real /Energía
    • DEPORTISTAS
      • Recuperadores musculares
      • BCCA’s
      • Aumento de las defensas
      • Aumento del rendimiento
      • Articulaciones
      • Geles masaje pre/post competición
      • Pre-entreno/competición
      • Hidratación
      • Geles energéticos
      • Hidratos de carbono
      • Barritas energéticas
    • NUTRICOSMÉTICA
      • Antiarrugas
      • Antiedad
      • Cabello y uñas
      • Celulitis
      • Protección solar
  • SOLARES
    • CARA
      • Crema
      • Emulsión/Gel-crema
      • Fluido
      • Con color
      • Compacto
    • AFTER SUN
      • Leche/Emulsión
      • Spray
    • AUTOBRONCEADORES
    • CUERPO
      • Spray
      • Leche/Loción
      • Aceite
      • Gel-Crema
    • TIPO DE PIEL
      • Grasa
      • Normal/Mixta
      • Seca
      • Sensible
    • INFANTIL
      • Leche/Loción
      • Spray
    • CABELLO
    • ZONAS SENSIBLES/LABIOS
  • MEDICAMENTOS
    • ANTIGRIPALES
      • Irritación de garganta
      • Expectorantes/ Mucolíticos
      • Descongestivos nasales
      • Tos seca
      • Gripe y resfriado
    • DESHABITUACIÓN TABACO
      • Chicles de nicotina
      • Comprimidos de nicotina
      • Spray bucal
      • Parches
    • TRASTORNOS NERVIOSOS
      • Relajantes
      • Problemas para dormir
    • SALUD OCULAR
      • Lágrimas artificiales
      • Ojos irritados
      • Geles oftálmicos
    • ANTIHISTAMÍNICOS
      • Alergia
      • Mareos
    • FIEBRE,DOLOR E INFLAMACIÓN
      • Paracetamol
      • Ibuprofeno
      • Cremas antiinflamatorias
      • Sprays antiinflamatorios
      • Bebés y niños
    • TRASTORNOS CIRCULACIÓN
      • Varices
      • Hemorroides
    • SUPLEMENTOS
      • Multivitaminas
      • Multiminerales
    • CUIDADOS BUCALES
      • Aftas
      • Herpes
    • CONTROL DEL PESO
      • Quemar Grasas
      • Captadores de grasas
      • Retención líquidos
    • TRASTORNOS GINECOLÓGICOS
    • TRASTORNOS DIGESTIVOS
      • Acidez
      • Diarrea
      • Gases
      • Digestiones pesadas
      • Rehidratación
      • Laxantes
    • ANTISÉPTICOS Y DESINFECTANTES
      • Alcohol
      • Agua oxigenada
      • Antisépticos
    • CUIDADO DE LA PIEL
      • Infecciones de la piel
      • Cicatrices
      • Hematomas/ Moratones
      • Picaduras de insectos
      • Vaselina
      • Verrugas
      • Acné/ Granos

Semillas de amapola: conoce sus 5 beneficios para la salud

Las semillas de amapola son un ingrediente popular de la cocina india y china. En estas culturas se han apreciado por su versatilidad, ya que se pueden incluir en productos de panadería, pastas y sopas. Provienen de la flor de amapola (Papaver rhoeas), una planta procedente del norte de África, que de igual manera abunda en lugares con gran concentración de cal como Asia occidental y algunas partes de Europa.

Se encuentran como un pequeño fruto de color negro cuyo sabor se compara con el de la nuez. Además, se valoran por su significativo aporte nutricional, ya que contienen sustancias que son indispensables en una dieta balanceada.Lo mejor de todo es que también se pueden usar con fines medicinales, pues muchos de sus principios activos actúan de forma positiva en el control de algunos síntomas y enfermedades.

Considerando que no son tan populares como otras variedades de semillas, hoy queremos dedicar este espacio a repasar sus principales beneficios y formas de consumo.

¡No te lo pierdas!

Propiedades nutricionales de las semillas de amapola

Por su variedad de nutrientes esenciales, las semillas de amapola se han destacado como un interesante complemento para la dieta. Son muy bajas en calorías y contienen principios activos que promueven el bienestar físico y mental.

  • Ácidos grasos esenciales: contienen dosis importantes de omega 3 y omega 6.
  • Fibra dietética: cada porción de 50 gramos aporta hasta un 12 % de la cantidad diaria recomendada de fibra.
  • Vitaminas: son fuente de vitaminas del complejo B (en especial B1, B2, B3, B5, B6 y ácido fólico o B9), así como de vitaminas A, E y C.
  • Minerales: una porción de 30 gramos de semillas puede brindar hasta el 35 % de las dosis recomendadas de calcio y más del 50 % de la ingesta diaria de magnesio y manganeso. Además, contienen zinc, cobre, potasio y fósforo.
  • Proteínas: una cucharada de semillas aporta alrededor de 1,5 gramos de proteínas.

Ver también: Propiedades de las semillas de amapola

Beneficios de las semillas de amapola para la salud

Incluir una pequeña porción de semillas de amapola en la dieta puede tener muchos beneficios en el organismo. Estas, entre otras cosas, ayudan a mantener un buen nivel de energía física y mentalpara reducir los típicos bajones. ¿Por qué debes tomarlas?

1. Protegen la salud cardiovascular

Probablemente este es uno de los beneficios más destacados de las semillas de amapola. Gracias a su significativo aporte de ácidos grasos esenciales, sobre todo omega 3, es un alimento muy recomendado para cuidar la salud cardiovascular. Este tipo de grasa saludable ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos altos, reduciendo el riesgo de trastornos crónicos como la aterosclerosis y ataque cardíaco.

2. Ayudan a fortalecer los huesos

Incorporar este ingrediente en la alimentación regular es una gran manera de mejorar la salud de los huesos. Sus aportes de manganeso y calcio favorecen el desarrollo óseo y evitan trastornos como la pérdida de la densidad. Además, cuenta con otros minerales esenciales como el zinc, cobre y fósforo, que también intervienen en el fortalecimiento y conservación de las piezas óseas.

3. Aumentan las defensas

Las semillas de amapola son una fuente importante de vitaminas A, C y E, necesarias para reforzar la salud inmunitaria. Su ingesta regular aumenta las defensas y disminuye la tendencia a desarrollar infecciones bacterianas y virales.

4. Buenas para el sistema nervioso

Desde la antigüedad, este ingrediente se ha destacado como un calmante natural del sistema nervioso. Sus propiedades controlan los nervios y los estados de estrés que se manifiestan de forma somática.

5. Mejoran la digestión

La fibra dietética contenida en las semillas de amapola es útil para estimular el tránsito intestinal cuando las digestiones son pesadas. Por lo tanto, están indicadas en casos de estreñimiento hinchazón.

Lee también: 5 infusiones de plantas para combatir la indigestión

¿Cómo se pueden consumir las semillas de amapola?

Una de las grandes ventajas de las semillas de amapola es su versatilidad. Es muy sencillo incorporarlas en la dieta porque su sabor se combina muy bien con otros ingredientes.

Algunas formas de consumo son:

  • Solas (acompañadas con agua o zumo de fruta)
  • En ensaladas de frutas y vegetales
  • Incluidas en batidos o granizados
  • En sopas, caldos o infusiones
  • En yogur o leche
  • Añadidas en panes o cualquier receta de panadería
  • Como relleno de lasañas de carne o tortas

Nota: En cada caso se recomienda no exceder el consumo de un pequeño puñado de semillas (hasta 20 g).

Contraindicaciones de las semillas de amapola

Finalmente, antes de iniciar el consumo de semillas de amapola, es importante considerar algunos casos en los que pueden resultar contraproducentes para la salud:

  • No se aconsejan en mujeres embarazadas porque no hay suficiente información con respecto a los efectos en el feto y la futura madre.
  • Por sus propiedades sedantes, no es conveniente consumir más de la cantidad recomendada.
  • Su consumo en exceso puede causar dolores estomacales.

En conclusión, las semillas de amapola resultan ideales para cualquier alimentación. Se pueden consumir de manera regular como preventivo, o bien, preparar como remedio cuando surgen algunas molestias de salud.

7 sorprendentes propiedades de las semillas de amapola

Sus beneficios hablan por sí solos: se llevan usando desde hace milenios debido a la gran cantidad de propiedades conocidas. Además de decorar el campo con un vivo color rojo, la amapola nos brinda estas útiles semillas que además de ser perfectas para decorar un delicioso bizcocho, pueden hacer que te alejes del estrés. En la gastronomía de Europa y Asia son un ingrediente cotidiano. En ensaladas, en dulces o en batidos, su presencia aumenta el sabor de los platos que las incluyen. Las semillas de amapola aportan nutrientes esenciales por lo que si las empiezas a incluir en tus comidas, tu vida será más saludable. Puedes añadirlas en el pan, en el yogur o en bizcochos, como el que te enseñamos a continuación.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

1. Recomendable antes de dormir

Una infusión de semillas de amapola antes de meterte en la cama es un remedio que ha pasado de generación en generación en la cultura rusa, en la que las madres preparaban este tipo de infusiones para que sus pequeños se fueran a dormir.

2. Llenas de vitaminas

Aunque a primera vista parezcan pequeñas, en realidad aporta vitaminas , como por ejemplo del grupo B como la B6, C y E. Cada vez que comes alguna receta elaborada con estas semillas ayudas a tu organismo.

3. Antioxidantes

Al igual que casi todas las semillas, son antioxidantes y ayudan a que tanto nuestra piel como nuestro pelo estén protegidos y aguanten mejor el paso del tiempo, gracias a la vitamina C que contienen.

4. Momentos de estrés

Contiene alcanoides presentes en su composición, y pueden ayudar a relajar el organismo conocido ya por los egipcios y usado desde entonces. Se suele recomendar tomar infusiones de semilla de amapola o tomar directamente un par de cucharadas acompañadas de un vaso de agua.

5. Cargadas de fibra

Las semillas de amapola son también ricas en fibra y su consumo diario ayuda a mejorar el tránsito. Si te habitúas a comer unas tres cucharadas de estas semillas al día, estarás cumpliendo con una gran parte de la fibra recomendada para una buena alimentación.

Descubre: 50 alimentos con fibra que deberías comer regularmente

© Getty

El organismo absorbe todos los nutrientes de las semillas con mucha rapidez y de una forma más directa. Las semillas son una fuente de vitaminas muy pura por lo que nuestro cuerpo las asimila sin problemas.

7. Perfectas para incluir en tus platos

Puedes tomarlas de varias formas dependiendo de si estás buscando un efecto más fuerte o si simplemente quieres relajarte en la sobremesa. Su sabor no es muy marcado, es por ello que son perfectas para aderezar todo tipo de platos. Son fáciles de asimilar para nuestro organismo al igual que todas las semillas. Si quieres comenzar a incluirlas en tu alimentación, aquí van algunos consejos:

  • A modo de toppings en ensaladas y cremas. Tan sencillo como esparcir un puñado sobre tus platos y decorar tus platos.
  • En yogures. Un par de cucharadas de semilla de amapola le darán a tu yogur un toque healthy, aunque eso sí, no te olvides de masticarlas bien.
  • En pan y bizcochos. Cada vez es más habitual encontrar pan artesano elaborado con semillas de amapola o que las lleve a modo de topping.
  • Como aliño. La salsa de yogur o la de mayonesa, combinan a la perfección con estas semillas.
  • En infusión. Después de que el agua haya hervido, filtra bien el contenido. Si quieres que tenga un sabor más dulce, añádele un poco de miel.
  • En smoothies. Por supuesto todas sus bondades no han pasado desapercibidas por los batidos más de moda. Si buscas por internet, encontrarás cientos de variedades.

Las semillas de amapola provienen de la flor del mismo nombre y se utilizan como un ingrediente popular en la cocina, sobre todo en productos horneados (panes, bizcochos, magdalenas…), zumos, batidos, salteados, ensaladas y pastas.

Son un tesoro nutricional por ser ricas en fibra, proteínas, vitaminas y minerales, por lo que la OMS recomienda su consumo. Se las considera como una semilla oleaginosa por ser muy rica en ácidos grasos.

Las semillas de amapola se extraen del interior de la cápsula de la amapola, de algunas especies es de donde se obtiene el opio y los alcaloides derivados del mismo como morfina, codeína… por lo que pueden contener trazas de estos alcaloides pero nunca tiene concentraciones tan altas como para causarnos problemas.

Valor nutricional

Calorías 525

Grasas totales 42 g

Ácidos grasos saturados 4,5 g

Ácidos grasos poliinsaturados 29 g

Ácidos grasos monoinsaturados 6 g

Sodio 26 mg

Potasio 719 mg

Hidratos de carbono 28 g

Fibra alimentaria 20 g

Azúcares 3 g

Proteínas 18 g

Vitamina C 1 mg

Calcio 1.438 mg

Hierro 9,8 mg

Vitamina B6 0,2 mg

Magnesio 347 mg

Propiedades y beneficios

Buenas para nuestro sistema cardiovascular

Su aporte de ácidos grasos poliinsaturados nos protege de enfermedades cardiovasculares. Su composición reduce los niveles de triglicéridos, y colesterol malo (LDL) en sangre. Los omega-9 favorecen el aumento del colesterol bueno (HDL). Los omega-6 mantienen la salud arterial favoreciendo el control de la tensión arterial. Por todo ello, las semillas de amapola cuidan nuestro corazón.

Regulan el tránsito intestinal

Al ser ricas en fibra, el consumo de semillas de amapola ayudan a evitar el estreñimiento y regular el tránsito intestinal.

Refuerzan el sistema inmunitario

El zinc, el selenio y los ácidos grasos esenciales que aportan las semillas de amapola colaboran en la regulación refuerzan las defensas de nuestro organismo.

Buenas para nuestros huesos y dolores musculares

El calcio y el fósforo remineraliza nuestros huesos, y el aporte de magnesio y potasio evita calambres y dolores musculares.

Combaten las anemias

El aporte de hierro, combinado con vitamina C convierte a las semillas de amapola en una buena ayuda para reponerse de anemias ferrópenicas.

Cuidan nuestra piel

Los ácidos grasas y la vitamina mejoran problemas de la piel como psoriasis, eczemas, atopías… Y el zinc actúa comoseborregulador mejorando el acné.

Efecto sedante

las infusiones de amapola contribuyen a la conciliación del sueño por su contenido en alcaloides opiáceos.

Beneficios de las semillas de amapola y cómo recolectarlas

De pequeña me fascinaban las amapolas, me parecía una flor realmente sencilla y preciosa. Ahora que soy mayor, las percibo de forma diferente, pero siento lo mismo hacia ellas, son bonitas, elegantes y lo mejor: son medicinales.

Muchas personas las confunde con la Dormidera (Papaver somniferum) de la cual se consigue el opio, pero no; aunque son de la misma familia, no tienen las mismas propiedades.

Estoy segura que muchos conocéis las propiedades medicinales de la amapola, aunque sino, echar un vistazo a nuestro artículo la Amapola. Pero hoy, no quiero hablar de este tema, en el artículo de hoy quiero hablaros de las cómo recolectar sus semillas, de sus beneficios y cómo usarlas en nuestras recetas.

Beneficios y composición de las semillas de amapola

Estas semillas son un verdadero tónico para nuestra salud, por esto es recomendable tomarlas de vez en cuanto, al igual que otras semillas como las semillas de sésamo, lino, chía, cáñamo…

Sobre su composición podemos destacar que:

  • Son ricas en Omega 3 y Omega 6. Que contenga omega 3 y omega 6, es algo estupendo, así tendremos un equilibrio correcto entre estos dos ácidos grasos, algo muy importante para nuestra salud.
  • Contiene calcio y magnesio. También son ricas en vitaminas del grupo B, vitamina A y fósforo.
  • Estas semillas también son rica en fibra.

Beneficios directos para nuestra salud:

  • Cuida de nuestra salud cardiovascular y de nuestro corazón, gracias al omega 3.
  • Nos ayudará a tener el sistema hormonal en equilibrio, esto es importante por ejemplo para cuando hay patologías en nuestro ciclo menstrual e infertilidad.
  • Fortalece nuestros huesos, previniendo la osteoporosis. Gracias al calcio y magnesio.
  • Nutre nuestro sistema nervioso, gracias a las vitaminas del grupo B y al fósforo.
  • Fortalece y cuida de nuestra piel, cabello y vista, por su contenido en vitamina A.
  • Al ser rica en fibra, nos viene estupendo para tener un transito intestinal adecuado.

Usos culinarios de las semillas de la amapola

Lo primero de todo, es importante que sepáis que muchas de las semillas de amapolas que venden en herbolarios y super ecológicos, no son de amapola común (Papaver rhoeas), sino de Amapola azul proveniente de Turquía. Estas semillas de amapola azul son mucho más grandes y más azuladas que nuestra amapola. Os digo esto para que no os extrañe al descubrirlo.

Las semillas de amapola las podemos usar de muchas formas en nuestra cocina. De manera tradicional, en Polonia se elabora un pastel relleno de semillas de amapola que se llama «Makowiec» y en Turquía, hacen una tarta con harina tostada, miel, aceite de oliva y semillas de amapola.

¿Cómo podemos usarlas?

Lo más habitual es echarlas en nuestros panes, bollitos al vapor y pasteles, espolvoreándolas por encima. Pero también podemos tomarlas en ensalada, sopas y cremas, aderezos, en rellenos de galletitas, incluso podemos usarlas como topping en helados y trufas caseras.

Es muy interesante, tanto para nuestro paladar como para nuestra salud, si las combinamos con otras semillas como las semillas de lino, sésamo o chía.

Cómo recolectar las semillas de la amapola

Antes de anda, solo debemos recoger las amapolas que sepamos que sean de cultivo ecológico, libres de pesticidas. Y por supuesto, solo debemos recoger unas pocas y siempre dejar una gran parte para que siembren de manera natural.

Las semillas de la amapola se recolectan en verano, sobre el mes de julio y agosto.

Su recolección es muy sencilla, solo tenemos que coger las cápsulas de la amapola cuando estén secas, de color panizo, como en la en esta foto. Descartar las cápsulas que estén dañadas o infectadas.

Después, ponemos las cápsulas o cabezuelas en una bolsa de tela, la cerramos y movemos bien, como si fuera un sonajero gigante, para que las semillas salgan por si solas gracias al movimiento. Otra forma más lenta, es hacerlo de forma manual, agitándolas una a una y quitando la parte superior (con forma de sombrerito).

Quitamos los restos de las cápsulas e intentamos dejar solo las semillas. Esto es complicado porque las semillas son muy pequeñas y siempre queda alguna parte de la planta. Lo más efectivo es usar un colador muy fino para intentar que solo se cuelen las semillas.

Y por último, guardamos las semillas en un envase de vidrio bien limpio.

Por favor, cuando terminéis, las cápsulas no las tiréis a la basura, echarlas en el parque de al lado de vuestra casa o en el campo, siempre queda alguna semilla, así ayudaremos a que el año que viene haya más amapolas.

Advertencia

No se recomienda tomar en grandes dosis, no debemos abusar de las semillas, al igual que de toda la planta. Como todo, a dosis elevadas no es buena.

Según algunas fuentes, no se recomienda que las tomen las embarazadas y los niños pequeños. Aunque en mi opinión, creo que de vez en cuando a pequeñas dosis no hay problema.

Os animo a que descubráis otra semilla muy interesante y no tan conocida, las semillas de Cáñamo. Conoce todas sus propiedades y usos, en nuestro artículo sobre las semillas de Cáñamo.

Ocho semillas, siete formas de consumirlas y dos recetas

Aportan sabor y color a preparaciones dulces y saladas. Se pueden consumir crudas, molidas o cocidas. Y benefician al organismo con nutrientes esenciales como ácidos grasos omega 3 y 6, vitaminas y minerales. Con ustedes sus majestades, las semillas.

“La gran mayoría aporta grasas saludables (poliinsaturadas y monoinsaturadas), son ricas en vitaminas B y E, calcio, fósforo, potasio, hierro, además de ser fuente de fibras que mejoran el tránsito intestinal previniendo la constipación”, afirma la licenciada Cecilia Sánchez, integrante del equipo de nutrición del Centro de Salud y Cuidado Corporal Crenyf.

“Libres de gluten, las semillas pueden integrar la alimentación de las personas celíacas, y además, los platos a los que se adicionan, otorgan mayor saciedad, por lo que se las considera aliadas en la pérdida de peso”, agrega la licenciada en nutrición Cecilia Garau.

Semillas de zapallo tostadas: un snack saludable.

“Para consumirlas correctamente, deben ser activadas, molidas o cocidas antes de usarlas”, afirma el chef Pablito Martín, autor del libro Fast food consciente (Editorial Planeta).

“Para activarlas es necesario ponerlas en remojo dentro de un recipiente de vidrio, con abundante agua de 6 a 12 horas, dependiendo de las semillas. Las más pequeñas, como la de sésamo, estarán perfectamente activadas en seis horas, sumergidas en agua, dentro de la heladera. Pasado ese tiempo, se retira el líquido y están listas para consumir”. En cuanto a la segunda opción, el chef recomienda molerlas con mortero, molinillo de café, licuadora o procesadora de mano. “No se trata de convertirlas en harina, sino simplemente de romper la estructura de las semillas”. Y la tercera opción es cocinarlas. “Se pueden meter al horno a temperatura muy baja, no más de 50°C, y cocinarlas de 10 minutos a 3 horas, dependiendo de cada una”, agrega Martín.

Una por una: cómo aprovecharlas al máximo

●Lino: son ricas en ácidos grasos omega 3 por lo que resulta un buen alimento para el corazón. Poseen vitamina C y E con fuerte poder antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades y contienen minerales como calcio, hierro, potasio y magnesio. Se destaca por ser una semilla que ayuda a reducir las glucemias, por su riqueza en fibra soluble, y el colesterol, al mismo tiempo resulta una excelente opción para revertir la constipación y cuidar la salud intestinal. “Contienen lignanos, que son fitoestrógenos que tienen la propiedad de disminuir los síntomas de síndrome premenstrual y de actuar en la prevención de distintos tipos de cáncer, como el de mama y el de próstata”, afirma Garau. Suelen agregarse a panes integrales o galletitas caseras. “Se recomienda su consumo regular en adultos, midiendo una dosis de dos cucharadas de postre por día, distribuida entre la mañana y la noche. Al igual que las otras semillas, se recomienda molerlas, porque de lo contrario pasan directamente al intestino sin absorber ningún nutriente. “Se las puede consumir solas o en jugos, yogurt, distribuidas en la ensalada, panificados o cualquier plato de comida”, afirma la licenciada Liliana Grimberg, coordinadora del Área de Nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna.

Con frutas, una combinación ultranutritiva.

●Sésamo: son ricas en grasas insaturadas y poseen una gran cantidad de proteínas de origen vegetal. Aportan buena cantidad de vitamina E y del complejo B que ayuda al funcionamiento del sistema nervioso central. Entre los minerales que aportan se destacan el calcio, en gran medida, y el fósforo, el hierro y el magnesio. “Al igual que ocurre con las semillas de lino, se recomienda una ingesta de dos cucharadas de postre diarias, distribuidas entre la mañana y la noche. Al poseer un sabor muy suave, es muy fácil combinarlas con cualquier plato, ya que no altera el sabor de los demás alimentos”, dice Grimberg. Y agrega: “Se las puede agregar a rehogados de verdura, pastas o ensaladas. También se las puede incluir en el yogurt o en las ensaladas de fruta. Siempre se sugiere masticar bien o molerlas para asimilar sus nutrientes. El sésamo se puede consumir también en forma de aceite, el que debe lograrse a través de la primera prensada en frío para conservar sus propiedades”.

●Amapola: provienen de la flor del mismo nombre y se utilizan como un ingrediente popular en la cocina, sobre todo en productos horneados. Es, junto al sésamo, otra gran fuente de calcio entre las semillas y posee también un alto contenido en vitamina A con efecto antioxidante y protector de la piel y el cabello. Además, destaca su contenido en hierro.

Las semillas de amapola se pueden usar para dar color y sabor a opciones dulces.

●Chía: Es un gran aliado para prevenir y colaborar en el tratamiento de diversas afecciones. Es la semilla con mayor porcentaje (82%) de ácidos grasos esenciales. Entre ellos se encuentran el omega 3 y omega 6 que disminuyen las inflamaciones, previene los problemas en el sistema nervioso y reduce el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares. También se las puede identificar como una buena fuente de antioxidantes (retardan el envejecimiento) y de fibra soluble. Esto significa que, al sumergirlas unos minutos en agua, quedan envueltas de una sustancia llamada mucílago que, al ser ingerida, ayuda al proceso digestivo y a la evacuación regular. Es rica en potasio, fósforo y magnesio, así como también en calcio. La harina elaborada con las semillas posee entre 6 y 10 veces más de calcio que la leche. Algo a destacar de esta especie es su importancia en la disminución del colesterol en sangre, así como también la ausencia de gluten. “Se recomienda ingerir dos cucharadas de postre por día. Se las puede consumir solas o mezcladas con líquidos, jugos, yogurt, agua o leche. También se las puede agregar a la preparación de las comidas. Lo más importante a tener en cuenta al momento de la ingesta es que la semilla debe ser masticada o molida de alguna manera, ya que de lo contrario no se podrá metabolizar”, agrega la licenciada Grimberg.

El chef Pablito Martín aconseja molerlas utilizando licuadora, mortero, molinillo de café o procesadora de mano.

●Girasol. Poseen dos nutrientes esenciales: ácido fólico y vitamina E. También un alto nivel de fitoesteroles, éstos regulan el colesterol. Éstas propiedades ayudan a reforzar el sistema cardiovascular, previenen ciertos tipos de cáncer y mejoran las funciones cognitivas. Pero lo más importante es que son deliciosas, fáciles de comer y de combinar: se pueden incluir en ensaladas o como «snack» en colaciones. “Siempre conviene consumirlas en crudo y si se decide agregarlas a alguna comida o plato caliente, es preferible hacerlo a último momento”, dice la nutricionista del Centro Ravenna.

●Calabaza. Las pipas de calabaza contienen vitamina B y magnesio, poseen grandes beneficios para las mujeres postmenopáusicas ya que ayudan a contrarrestar niveles bajos de estrógenos. También su alto contenido de zinc, las convierte en un producto importante para la salud de la próstata. Además, mejoran el ánimo porque intervienen en la formación de serotonina. Se pueden comer en tartas o en combinarlas junto a otros cereales en el desayuno o en la merienda.

Semillas de zapallo tostadas: un snack saludable.

●Quinoa. Es rica en minerales y vitaminas antioxidantes, tiene niveles de proteínas superiores al arroz, la cebada y la quinoa. Es considerada en pseudocereal, por eso puede consumirse como un cereal. Tiene un bajo índice glucémico, por lo que regula el azúcar en sangre, tiene alto contenido de fibra. Su consumo se puede incorporar en ensaladas o en guisos.

●Amaranto: Constituye una excelente fuente de aminoácidos. Ideales para aumentar el consumo de proteínas de origen vegetal. El componente principal de esta semilla son los hidratos de carbono (59%), la gran mayoría de los cuales se encuentran en forma de almidón. Como el índice glucémico es bajo también puede ser consumido por personas con diabetes. Se utiliza en preparaciones como ensaladas, tortillas, rellenos de verduras como zapallitos o berenjenas, en cazuelas y en preparaciones con carnes.

Cómo incorporar semillas a nuestros platos

➩Como parte de una ensalada.

➩Como cubierta de una carne o rebozado en lugar de pan rallado.

➩Como parte de un aderezo. Las semillas de sésamo pueden formar parte de un aderezo untable para sandwiches.

➩Como snack saludable para comer entre comidas; las semillas de calabaza y las pipas de girasol son ideales, ya que se pueden tostar y saborizar.

➩Se pueden adicionar a un relleno, por ejemplo, a uno de pasta, de tarta o de una carne, para dar una textura diferente.

➩Las semillas de amapola se pueden usar para dar color y sabor a opciones dulces, como muffins o budines.

➩Para enriquecer y saborizar los platos más variados, no hace falta más que espolvorearlas como si fuera queso rallado o bien, adicionarlas al yogur, la leche o las ensaladas de frutas.

Recetas

Por el chef Pablito Martín

Torta raw de frutillas

Ingredientes (12 porciones)

Para la base:

✔️Girasol, nueces y/o bagazo de leches: 1 taza

✔️Dátiles y/o pasas de uva: 1/2 taza

Para la cubierta:

✔️Frutillas 600 grs.

✔️Banana madura: 1

✔️Azúcar integral: 60 grs.

✔️Coco rallado: 3/4 taza

✔️Semillas de chía molidas: 1/4 taza

✔️Castañas de cajú: 200 grs.

✔️Hojas de menta: 20

Procedimiento

Poné las semillas de girasol y/o nueces en un frasco con agua y las castañas de cajú en otro frasco con agua. Llevalos a la heladera por 8 horas. Luego colalos.

Para la masa: Procesá todos los ingredientes hasta lograr una masa firme. Esparcirla en una fuente para tarta.

Para la cubierta: Sacale el cabito a las frutillas (guardate algunas para decorar la tarta).

Poné todos los ingredientes en una procesadora o licuadora (resérvate un poco de coco y hojas de menta) y procesá hasta formar una crema. Colocá la crema de frutillas en la tartera y por último decorá con el resto del coco rallado. Llevá a la heladera para que se enfríe o al freezer. Antes de servirla agregale las frutillas enteras y hojas de menta.

Raw de frutillas.

Ensalada de pera, rúcula, frutilla y balsámico

Ingredientes: (4 porciones)

✔️Rúcula: 1 paquete

✔️Frutillas: 200 grs

✔️Peras: 2

✔️Nueces: 2 puñados

✔️Brotes: un puñado

Para la vinagreta:

✔️Pimenta, sal marina, aceite de oliva: C/N

✔️Aceto balsámico: 7 cdas

Procedimiento

Limpiá bien las frutas y verduras. A la rúcula sólo quitale las raíces y a las frutillas retirale los cabitos y cortalas en cuartos. Extraé el centro de las peras y cortá en láminas o gajos bien finos. Picá levemente las nueces y mezclá todos los ingredientes en una fuente.

Para la vinagreta: Poné las siete cucharadas de aceto balsámico en un frasco de vidrio. Triplicá su volumen con aceite de oliva. Agregá una pizca generosa de pimienta y aproximadamente una cucharadita de sal. Tapá el frasco y mové enérgicamente para que se emulsione.

Ensalada de pera, rúcula, frutilla y balsámico.

(Recetas extraídas del libro Fast food consciente. Editorial Planeta)

Todo lo que necesitas y debes saber sobre la amapola

Hemos empezado la primavera con fuerza y por ello hoy te traemos una nueva ficha de plantas. En esta nueva entrega del blog analizamos las características de la amapola que, como bien sabrás, es una especie que destaca por la belleza de sus flores.

Bien, para no perder la costumbre, detallaremos qué es esta planta, para qué se usa (las propiedades medicinales que tiene) y cuáles son los cuidados que va a necesitar para crecer de la mejor forma posible.

Si estás pensando en llenar de vida y color el jardín de tu casa o una habitación sosa y aburrida, las amapolas pueden ser una buena forma de conseguirlo.

¡Vamos con ello!

Amapola: Qué es y qué características tiene

Nombre común: Amapola, Amapola silvestre

Nombre científico: Papaver rhoeas

Clase: Magnoliosida

Orden: Papaverales

Familia: Papaveraceae

Género: Papaver

Origen y distribución: Al contrario de lo que ocurre con casi todas las especies que hemos analizado en este blog, el origen de la amapola no está del todo claro. Lo que sí se sabe con certeza es que esta planta se extiende por Europa, Asia y África (un hecho que nos puede dar a entender que es una especie nativa de estas regiones del planeta).

La amapola, conocida científicamente como Papaver rhoeas, es una planta de porte herbáceo que puede llegar a superar los 50 cm de altura. Se trata de una especie anual o, dicho de otro modo, en el curso de un año esta planta germina, florece y muere.

La amapola está recubierta por una capa fina de pelusilla.

Las hojas de la amapola son muy desiguales. Puedes encontrarlas estrechas, largas, cortas, etc. Una característica que siempre tienen es que cuentan con bordes dentados. Además, se desarrollan de forma alterna a lo largo del tallo y cuenta con un único nervio central.

Pero lo que más destaca de la amapola son sus flores. Éstas son solitarias con pétalos arrugados en botones florales que al abrirse muestran un precioso color intenso que puede variar desde el clásico escarlata hasta el anaranjado o el blanco.

Miden entorno a los 5 o 6 cm de diámetro.

Generalmente, las flores presentan unas manchas oscuras en la porción basal. Las amapolas florecen en un periodo concreto, es decir, a finales de primavera y en los primeros días del verano.

El fruto es una cápsula unilocular que contiene numerosas semillas.

Los usos de la amapola

La amapola, como muchas otras especies vegetales, presenta diversos componentes que empleados correctamente pueden convertirse en beneficiosos para la salud de las personas.

Esta planta se puede usar como tratamiento tanto interno como externo. Destacan las siguientes aplicaciones:

  • Es perfecta para combatir el insomnio. Probablemente sea el uso más común que se le da a las amapolas. Presentan propiedades hipnóticas y sedantes por lo que son perfectas para tratar problemas nerviosos y de insomnio.
  • También se aplica para mejorar el asma. Los preparados con esta planta tienen efectos positivos en el aparato respiratorio, por lo que son beneficiosos para las enfermedades relacionadas con ello.
  • Es capaz de aliviar la tos y los resfriados.
  • Disminuye los efectos de la conjuntivitis al frotar los ojos con una infusión de sus flores (siempre y cuando esté bien filtrada).

Si has decidido utilizar esta especie para tratar algunas de las afecciones citadas, te recomendamos que lo hagas de forma prudente y en caso de duda pedir consejo a un profesional. Aunque no tiene efectos secundarios problemáticos, una mala ingesta siempre es sinónimo de riesgo.

Pero los usos de esta planta no sólo están relacionados con la medicina. Sus flores combinadas con las de otras especies son empleadas en la elaboración de perfumes.

¿Cuáles son los cuidados que necesita esta planta?

Tal y como hemos mencionado previamente, las amapolas son plantas anuales que germinan, florecen y mueren en el curso de un mismo año.

Las plantaciones de amapola se han relacionado desde épocas antiguas con la agricultura, pues, su ciclo de vida se ha adaptado siempre a la mayoría de los cultivos de cereales.

Pero, como en todas las especies analizadas en este blog, las amapolas necesitan unos cuidados para poder desarrollarse correctamente. Lo que debes saber es lo siguiente:

  • Son plantas que crecen mejor en terrenos secos, pobres y que reciben bastante luz solar (aunque también pueden sobrevivir a espacios de semi sombra).
  • No necesitan mucha agua por lo que no toleran los encharcamientos. En el caso de las amapolas, es mejor regar de menos que de más. Con un par de veces por semana es más que suficiente (todo dependerá del tiempo que haga y la estación que sea).
  • Prefieren un sustrato seco y pobre en lo que a nutrientes se refiere.
  • No toleran demasiado bien los trasplantes, por lo que, si estás pensando en plantar esta especie, hazlo en la ubicación definitiva.
  • Se multiplican por semillas.

Como has podido comprobar, el cultivo de amapolas no es una tarea demasiado compleja. Basta con que tengas en cuenta lo que se ha detallado y prestes atención a las tareas que estés realizando.

Amapola (Papaver rhoeas). Propiedades medicinales.

La amapola además de ser una flor preciosa tiene muchos usos medicinales útiles para cuidar de nuestra salud.

Yo la uso especialmente en infusión (está muy rica), para aliviar el dolor de garganta y para hacer jarabes caseros. Además sus semillas, las uso para hacer pan, le dan un toque muy especial 🙂

La amapola, también se llama Ababol. Usaremos los pétalos de la amapola en nuestros preparados.

Usos medicinales de la amapola

Tiene acción sedante, sobre todo a nivel bronquial. Favorece la expectoración (expulsión de moco). Es ligeramente hipnótica y antiespasmódica. También es emoliente y antitusiva (para la tos).

Se usa para dar mejor sabor y color a las infusiones gracias a sus propiedades colorantes.

  • Tos espasmódica y Tos ferina.
  • Asma.
  • Bronquitis.
  • Dolor de garganta. En gargarismos (infusión de amapola concentrada, un chorreón de limón y miel).
  • Insomnio en niños y ancianos.

Composición

Su composición es rica en antocianinas cuya genina, el cianidol, le aporta la coloración a los pétalos.

Tiene alcaloides isoquinoléicos, el principal es la roeadina ó rheadina contiene hasta un 0,11 % (es similar a la hydrastina) y la reagenina.

Mucílagos, flavonoides y pigmentos como los ácidos rhoeádico y papavérico.

Importante: No contiene actividad de tipo morfínico (morfina).

Dosis

Infusión; 10 gr. por litro, 3 ó 4 veces al día.

Tintura madre; 35 gotas, 3 veces al día.

También, podemos usar los pétalos de Amapola en jarabes caseros.

Sus pétalos frescos los podemos usar en la cocina, en ensaladas, pasteles y dulces, escarchadas, vinagres y aceites balsámicos y muchos más.

Sus semillas se usan de manera habitual en la cocina, podemos añadir unas pocas a la ensaladas o en pan caseros, etc.

Riesgos o efectos secundarios

La amapola no tiene efectos secundarios ni tóxicos, aunque algunas fuentes citan que a altas dosis puede producir somnolencia.

En caso de embarazo no debemos tomarla o tomarla muy poco, ya que puede ocasionar alteraciones en dosis elevadas.

La amapola de California

La Amapola de California (Escholtzia californica chamizo) contiene alcaloides quinoleicos, presentan una estructura química similar a los alcaloides fenantrénicos de la adormidera, aunque de menor intensidad.

Propiedades de Papaver rhoeas

Características de la amapola

Foto de flor de amapola

Nombre vulgar: Amapola, ababol

– Inglés: Red poppy, field poppy, red poppy, red weed, corn rose, corn poppy.

– Catalán: Rosella, ababolera, ruella

– Euskera: Mitxoleta, lobedarr

– Gallego/portugués: Popoula

– Italiano: papavero comune, rosolaccio

– Francés: coquelicot, ponceau, pavot rouge, pavot coquelicot

– Alemán:Klatschmohn

– Holandés: Kornvalmue

Nombre científico: Papaver rhoeas L.

Familia: Papaveráceas

Hábitat: En campos de cultivo, especialmente cereales y terrenos baldíos. Desde el nivel del mar hasta los 1700 metros. Es muy abundante hasta el punto que está considerada una mala hierba.

Descripción de la amapola

Hierba anual de la familia de las papaveráceas de hasta 70 cm de altura.

Tallos erectos, hirsutos.

Hojas compuestas, con folíolos dentados puntiagudos, las superiores sésiles.

Flores de 5 a 10 cm de anchura de un rojo escarlata y algunas veces con manchas oscuras en la base y capullos péndulos.

Pétalos superpuestos en la base.

Frutos globulares sin pelos.

Detalle del aspecto de la planta de amapola con las hojas y las flores

Recolección y conservación de las amapolas

Las flores y las cápsulas pueden recogerse desde el mes de marzo hasta finales de verano, aunque son más abundantes durante la primavera, especialmente en el mes de mayo.

Foto de flores de amapola que crecen silvestres entre los campos de trigo

Deben secarse a la sombra y guardarse en un lugar seco y sombrío dentro de saquitos o botes de cristal. Las cápsulas deben vaciarse de sus semillas.

Componentes principales de la amapola

  • Alcaloides: La amapola contiene alcaloides isoquinolínicos (0,12%): Principalmente readina o rhoeadina (más del 50%), reagenina, rearrubina. En toda la planta.
  • Ácidos: Rhodeádico, papavérico
  • Antocianina
  • Sacarosa
  • Fibra: Mucílagos (especialmente los pétalos)
  • Pigmentos: Mecocianina

USOS TRADICIONALES DE LA AMAPOLA

Tradicionalmente, la amapola ha sido utilizada como un remedio muy adecuado para combatir problemas de los nervios y del aparato respiratorio.

Dioscórides (1) dice de la amapola:

» Cocerás 5 o 6 cabezuelas de este Papaver en 3 ciatos de vino, hasta que se resuelvan en dos y darás de beber el tal cocimiento a los que quieras que se adormezcan»

Nicholas Culpeper (2) (1616-1654) afirma con respecto a ella:

» Las cabezas de la amapola con sus semillas, convertidas en sirope, se utiliza frecuentemente y con buen efecto para procurar descanso y sueño, en los enfermos y débiles y para detener los catarros y las secreciones de legañas desde la cabeza hasta el estómago y los pulmones, que causan una tos continua, los antecedentes de la tuberculosis. También ayuda en la ronquera de la garganta y cuando alguien ha perdido su voz…. Las negras semillas hervidas en vino y bebido se dice que que secan los flujos del vientre y los cursos de las mujeres. Las cápsulas vacías de semillas se suelen hervir en agua que se da para procurar descanso y sueño….»

Posteriormente, cuando habla de otras partes de las plantas, añade:

» Las hojas verdes y las cabezas machacadas y aplicadas con un poco de vinagre o convertidas en una cataplasma con harina de cebada o grasa de cerdo enfría y tempera toda clase de inflamaciones y también la enfermedad que se conoce como Fuego de San Antonio»

Refiriéndose a otros médicos anteriores añade:

» Como Matttiolus (3) dijo, la amapola es buena para prevenir la epilepsia. El sirope hecho con la flor causa un buen efecto a los que tienen pleuresía, y las flores secas, bien hervidas en agua o convertidas en polvo y bebidas, bien en el líquido que ellas destilan, o en otra bebida, causan el mismo efecto. El agua destilada de las flores se considera que ayuda contra las náuseas causadas por un exceso de comida cuando se bebe por la noche y por la mañana.»

Refiriéndose a lo que no se debe preparar con flor de amapola, dice:

» Es más fría que otras amapolas y por lo tanto no puede ser efectiva en fiebres calientes, delirios y otras inflamaciones interiores y exteriores. Galeno (4) dijo que la semilla es peligrosa si se utiliza interiormente»

Fuentes:

(1) Pedanio Dioscórides Anazarbeo (40 – 90), botánico, médico y farmacólogo autor de De Materia Medica, el libro más utilizado en fitoterapia hasta el Renacimiento. (Leer más sobre Dioscórides)

(2) Nicholas Culpeper (1616-1654) botánico, herbalista, médico y astrólogo ingles. Autor de Complete Herbal (1653) un libro de farmacia basado principalmente en plantas medicinales. Ampliamente reconocido.

(3) Pietro Andrea Gregorio Mattioli (1501-1577) médico y naturalista, autor de Discorsi de la Materia Medica de Dioscórides. En este libro comenta las especies mencionadas por Dioscórides y añade algunas más. Es famoso por sus 1200 grabados de plantas que en él figuran.

(4) Galeno de Pérgamo (130- 200) médico romano.

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA AMAPOLA

REMEDIOS CON AMAPOLA PARA USO INTERNO

La amapola (Papaver rhoeas) es una planta de la familia de las papilonáceas, congénere de la su adormidera (Papaver somniferum).

Foto detalle de flor de amapola, donde se observa las partes de la flor y el fruto, situado en el centro, que contendrá en el interior las semillas.

Con fines medicinales se utilizan principalmente los pétalos de la flor, con los que se elaboran distintas preparaciones medicinales como jarabes, maceraciones e infusiones.

Los pétalos de la amapola contienen mucho mucílago, un componente capaz de suavizar las mucosas, eficaz para el tratamiento del dolor de garganta e irritaciones de cuello.

En los pétalos también se encuentra antocianósidos, unos componentes que tiñen el agua de un intenso color rojo o violáceo, motivo por el que se utilizan los pétalos de amapola para dar color a las infusiones.

Los pétalos contienen cierta cantidad de alcaloides isoquinolínicos, por lo que se les otorga propiedades ligeramente sedantes.

Entre los principales usos de la amapola se encuentran los siguientes:

Preparados con pétalos de amapola para la tos, el asma, el resfriado y otras enfermedades respiratorias

La amapola, por su contenido en mucílagos, ejerce una acción antitusiva y suavizante de las mucosas respiratorias.

Al mismo tiempo, su contenido en el alcaloide roedina ayuda a combatir los espasmos y le proporciona propiedades expectorantes y pectorales.

Todo ello la hace muy interesante en el tratamiento de enfermedades respiratorias, especialmente en lo que se refiere a las siguientes anomalías:

– Asma: El uso de preparados de esta planta ayuda a respirar mejor a las personas enfermas de asma y disminuye considerablemente los ataques de tos. (Infusión durante 15 minutos de una cucharadita de pétalos secos en medio litro de agua. Tomar un vaso por la mañana media hora antes de desayunar y otro por la noche media hora antes de cenar)

– Tos: Se puede utilizar para combatir la tos producida por muchas enfermedades del aparato respiratorio. (Infusión de cucharada y media de pétalos secos por litro de agua. Beber tres tazas al día) (Tomar jarabe de amapola para la tos)

*Véase: Receta jarabe de amapola para la tos.

– Bronquitis: Igualmente sus propiedades resultan útil para el dolor de pecho y la tos persistente que suele acompañar los casos de bronquitis (Infusión de unos fragmentos de pétalo por taza de agua. 2 tazas al día.) (Cocimiento durante 6 minutos de 2 cápsulas por vaso de agua. 6 cucharadas antes de acostarse)

– Resfriado: El tratamiento anterior resulta muy indicado en casos de resfriado.

– Anginas: Las propiedades emolientes de la amapola pueden servir para aliviar el dolor y malestar en la garganta producido por la amigdalitis. (Infusión durante 10 minutos de una cucharada de pétalos secos por medio litro de agua. Beber un par de vasos diarios)

Los gargarismos realizados con una infusión algo más cargada de esta planta también resultarán muy eficaces en el tratamiento de la escozor causada por la inflamación de las amígdalas (Véase más información en el uso externo de esta planta)

Amapola para problemas de nervios

La amapola es reconocida dentro de la fitoterapia por sus propiedades sedantes, muy adecuadas para tratar muchas anomalías de tipo nervioso.

Se utiliza incluso en problemas que se manifiestan aparentemente como enfermedades físicas, como la indisposición estomacal causada por problemas de nervios en el estómago, responsables de muchos problemas de indigestión. (Infusión de media cucharadita de pétalos secos por taza de agua antes de comer puede ayudar a solucionar muchos casos de espasmos estomacales)

La preparación anterior igualmente puede ser muy útil en casos de dolor de cabeza o migraña producidos por problemas emocionales.

¿Crea adicción la amapola?

La ventaja de esta planta con respecto a otros narcóticos más fuertes como la adormidera es que no presenta efectos secundarios ni crea adicción porque no contiene morfina.

La rhoeadina es ligeramente sedante. Entre las muchas aplicaciones sedantes de esta planta planta podemos considerar las siguientes:

– Insomnio: Las propiedades hipnóticas de la amapola pueden utilizarse para el tratamiento del insomnio. Los preparados de esta planta permitirán conciliar el sueño a las personas que tienen dificultad para dormir. (En casos rebeldes: Infusión de dos cucharadas de pétalos secos por litro de agua. Beber tres tazas cada día, especialmente una antes de irse a dormir) (En casos leves: Infusión de un pellizco de pétalos secos por taza de agua. Beber una taza antes de acostarse)

– Nerviosismo: En caso de nervios alterados la amapola puede ayudar a tranquilizarnos. Basta realizar una infusión con media cucharadita de los pétalos de esta planta por una taza de agua. Beberemos un par de tazas cada día, procurando beber la segunda un momento antes de irse a la cama. Puede endulzarse con un poquito de miel.

– Ansiedad: Puede recurrirse al tratamiento anterior para tratar problemas de ansiedad.

– Vaginismo

Foto de amapolas en el campo en primavera

PREPARADOS CURATIVOS DE AMAPOLA PARA USO EXTERNO

Gargaras de amapola para problemas de garganta.

Usado externamente, se aprovechan las propiedades emolientes de la amapola para el tratamiento de las afecciones de la garganta.

Podemos aplicar gargarismos con la infusión de dos cucharadas de pétalos secos por litro de agua. Este tratamiento resultará eficaz para desinflamar y reducir el dolor en casos de anginas, faringitis o laringitis.

Infusiones de amapola para el tratamiento de las arrugas

La infusión de pétalos de amapola resulta útil para evitar la aparición de arrugas en la cara. Basta realizar una infusión bien cargada con la que se mojará un paño que debe aplicarse sobre el rostro durante unos minutos antes de acostarse.

– Conjuntivitis: En caso de conjuntivitis, puede utilizarse una infusión de una cucharada de pétalos por medio litro de agua. Filtrar bien y lavar los ojos con este preparado.

OTROS USOS DE LA AMAPOLA

– Potenciador de las tisanas: La amapola es rica en mecocianina, un pigmento que tiñe fácilmente cuando se disuelve en un líquido. Esto es aprovechado para dar color a muchos preparados medicinales.

¿Se pueden comer las hojas y las semillas de la amapola?

La amapola es una planta silvestre comestible. Las hojas son comestibles cuando son tiernas, es decir antes que nazcan las flores.

* ¡Atención! Para eliminar su contenido en alcaloides deben hervirse.

Las semillas también son comestibles y se utilizan habitualmente en la industria de la confitería y la bollería para dar sabor a los preparados.

– Usos industriales: De las amapolas se extrae aceite para quemar.

Ilustración botánica donde se observan dos tipos de Papaver: Adormidera (Papaver somniferum) y la amapola (Papaver rhoeas)

Toxicidad de la amapola

Utilizada en las dosis adecuadas no presenta toxicidad ni contraindicaciones. Sin embargo, dado que existen muy pocos estudios sobre la misma, se recomienda no utilizarla en caso de embarazo o lactancia sin consentimiento médico.

A menudo se suele pensar que, al igual que su congénere la adormidera (Papaver somniferum), esta planta debe ser tóxica. Lo cierto es que esta planta carece de morfina y puede ser utilizada siempre que se utilicen en cantidades adecuadas.

¿La amapola es tóxica para perros, gatos u otros animales?

Con respecto a su toxicidad en animales, todas las partes de esta planta se consideran tóxicas para perros y gatos. Con respecto a otros animales, algunos estudios afirman que se han dado casos de intoxicación en caballos que comieron hierba infectada por esta planta. Estos animales manifestaron inicialmente nerviosismo y fuertes relinchos.

Posteriormente, pasaron a manifestar problemas de coordinación, debilidad general, estreñimiento, falta de actividad y, algunos de ellos, murieron por parada respiratoria.

Según estos estudios, la rhoeadina produciría en estos animales unos síntomas parecidos a los que la morfina de la adormidera produce en las personas.

Más información sobre las contraindicaciones y toxicidad de la amapola.

Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *