0

Sergio fernandez recetas

Marzo de 2017, Burgos. Me dispongo a cubrir las novedades de Canal Cocina en una de las últimas citas del FesTVal de Primavera. Se presentaba como una jornada de trabajo normal. Sin embargo, tras el catering pertinente, se le ocurrió al equipo de AMC Networks pedir a una serie de periodistas implicarse en el nuevo programa de la cadena: Cocinamos contigo.

Básicamente, el programa cumple con los requisitos habituales de un espacio culinario al uso, con la diferencia de que el chef Sergio Fernández reinterpreta las recetas españolas tradicionales a su antojo. Aprovechando que llevaba dos copas de vino en vena y tenía detrás la imponente Catedral de Burgos a modo de paisaje, me aventuré a dar una receta de mi propia cosecha con el fin de pasar la criba.

De ahí que recurriese al plato de las ‘ocasiones especiales’, que además incluía un producto típico burgalés. ¿La propuesta? Quiché de morcilla con cebolla caramelizada, una receta sin muchas florituras, pero con un sabor que conquista el paladar de cualquiera, incluido el del reputado Sergio Fernández.

Fue precisamente esta receta la que me valió para ser seleccionado y convertirme en protagonista de Canal Cocina por un día.

Un día en ‘Cocinamos contigo’

Hasta las instalaciones de Canal Cocina me trasladé un día de abril para asistir a la elaboración de mi propio «invento» gastronómico, esta vez a cargo del cocinero Sergio Férnandez.

Sergio Ferández, en acción / Canal Cocina

En un polígono a las afueras de Madrid, se ocultan varias cocinas hechas y derechas. Poco tienen que envidiar a los fogones de Karlos Arguiñano (Antena 3) o los hermanos Torres (TVE). Y precisamente es ahí donde me disponía a disfrutar de un show culinario con mi quiché de morcilla y cebolla caramelizada como protagonista absoluta.

La magia de la televisión es única y caprichosa, especialmente en entretenimiento. Por eso mismo entré a los dominios del chef con cierto escepticismo. Sin embargo, el escenario central del programa cumple con todo lo necesario de una cocina tradicional y hogareña, una cocina que te hace sentir como en casa.

Tampoco molestaban los artefactos básicos de grabación o los muros de madera que separaban un plató de otro. La naturalidad, espontaneidad y profesionalidad de Sergio no solo atraviesa la lente de las cámaras, también se contagia en plató

El equipo de Cocinamos contigo se comporta como una gran familia española y, cuando el patriarca se pone manos a la obra, el resto aprovecha cualquier ‘break’ para ponerse las botas. Ojo, porque también yo me uní a la causa por aquel entonces.

El plató de ‘Cocinando contigo’ / Canal Cocina

Pero el tiempo es oro y más en televisión. De ahí que el equipo de Cocinamos contigo trabaje en dos realidades diferentes. Primero, la que vende de cara al espectador. Sergio Fernández cumple con todos los pasos hasta que llegan cocciones demasiado largas u horneados imposibles. Ahí entra en acción la cocina paralela, una retaguardia que tiene la elaboración pertinente recien hecha.

¿Y qué ocurrió finalmente? Que el plató salió adelante satisfactoriamente, aunque todavía a día de hoy me permito el atrevimiento de decir que mi quiche de morcilla…todavía está mejor.

Bon appétit!

Noticias relacionadas

  • Así pasé un día en ‘First Dates’: crónica de una cita anunciada

Seguir leyendo

Las Recetas de Sergio Fernández | Recetas Y Menús

<< blog anterior | | blogs | | siguiente blog >>

Con estas recetas de nuestro amigo cocinero Sergio Fernández es divertido preparar un completo menú con aire de fiesta para compartir con la familia o los amigos

Tomate asados en aceite de oliva soja y miso

Ingredientes

Para el tomate confitado :

20 g de azúcar moreno

1 dl de aceite de soja

1 pizca de vinagre de Rerez

2 dl de aceite de oliva

4 tomates medianitos

1 cucharada de miso

Elaboración

Escaldamos y pelamos los tomates

Marinaremos los tomates con azúcar, el aceite de soja, el vinagre, el aceite de oliva y el miso, durante unas 12 horas

Después lo pondremos en el horno con toda la marinada a 140º C durante 1 hora y media, regándolo de vez en cuando para que no se tueste, pero que vaya perdiendo agua

Una vez que está elaborado, lo dejaremos reposar un rato, y tibio lo emplataremos con un poco de aceite virgen frío, junto con algunas gotas del propio asado, las cuales darán contraste

Notas

#1 Del autor: Yo suelo comerlos solos, o acompañando a pescado tipo arenques dulces, anchoas o como una ventresca de atún

Más recetas con tomates

Más recetas de verduras

Más recetas de tapas

Sopa de tomate y boquerones con caviar y verduras

Ingredientes

Para el boquerón:

Boquerones

Agua

Vinagre

Sal

Para el relleno:

Caviar

Verde de calabacín

Blanco de puerro

Zanahoria

Para la sopa de tomate:

Tomate fresco

Sal

Aceite de oliva

Elaboración

Para los boquerones:

En primer lugar limpiaremos los boquerones y los desangraremos en agua con hielo. Luego los cambiaremos a agua con sal y vinagre hasta que los tengamos cocinados. Los podemos reservar una vez hechos en aceite de girasol, para que no se fortalezcan mucho

Para el relleno:

Mezclaremos el caviar con una brunoise finísima de verde de calabacín, blanco de puerro y zanahoria. Enrollaremos lo boquerones sobre un dedo y estos a su vez los rellenaremos con la mezcla de caviar y verduras

Pata la sopa:

Trituraremos el tomate y lo pasaremos por un chino, añadiéndole la sal una vez triturado. El aceite de oliva lo pondremos cortando sobre la sopa

El pan: lo desecaremos en la mesa caliente (o en horno a baja temperatura) para que el pan no coja color pero si que se seque

Montaje

En un plato sopero colocaremos un coulisse de sopa de tomate, sobre la cual colocaremos 3 boquerones rellenos, y sobre estos pondremos una lámina de pan desecado

Notas

#1 Del autor: Una variante es hacer una crema de boquerones con un zócalo de tomate y hierbas, servido en copa

Más recetas con boquerones

Más recetas con caviar

Más recetas con verduras

Más recetas de tapas

Tosta de boquerones con puerro y romesco

Ingredientes

Para la pasta quebrada:

250 g de mantequilla

Sal

1 huevo + 1 yema

400 g de harina

200 g de maizena

1/4 dl de agua

Pimienta, nuez moscada, tomillo fresco, gengibre, etc

Para la salsa romesco:

30 g de almendras

30 g de avellanas

30 g de pan frito

4 dientes de ajo asados

1 pimiento choricero

2 dl de aceite de oliva

1 pizca de vinagre

200 g de tomate muy asado

Sal y pimienta

2 ajos crudos

Perejil

Para el puerro:

Blanco de puerro juliana

Aceite de oliva

Sal

Para los boquerones:

Boquerones limpios

Agua

Sal y vinagre

Elaboración

Para la pasta quebrada

Mezclar todos los ingredientes y añadir después de golpe toda la harina tamizada, dejando reposar la masa unas horas. Estirarla fina y cocerla al horno (pinchándola previamente para que no suba) en porciones de 3 cm. x 5 cm

Para la salsa romesco:

Freír las almendras, las avellanas y el pan. Asar los tomates al horno, hasta que pierdan casi toda el agua

Juntar en un recipiente las almendras, las avellanas, el pan, los ajos asados y pelados, la carne del pimiento choricero o de las ñoras, el aceite de oliva, el vinagre, el tomate asado, los ajos crudos y el perejil, y tenerlo junto hasta que igualen las temperaturas, triturar y rectificar

Para el puerro:

Ponerlo en una sartén todo junto con doble tapa y dejarlo que sude sin que coja color

Para los boquerones:

Desangrarlos en agua con hielo y tenerlos 4 horas en agua fría con sal y vinagre. Sacarlos una vez hechos y mantenerlos en aceite

Montaje

Montar sobre cada rectángulo de masa: salsa romesco + puerro + lomitos de boquerón. Servir

Más recetas con boquerones

Más recetas con puerros

Más recetas de tostas

Más recetas de tapas

Chupa-chups de cordero o costillitas rebozadas

Ingredientes

12 chuletas de cordero lechal (de palo)

50 g de queso cremoso

50 gr de bacon

Aceite de oliva (para freír)

Sal

Para empanar:

1 huevo batido

Harina

Pan rallado

Elaboración

Raspa el hueso de las chuletas hasta que toda la carne quede en un extremo, aplasta la zona de la carne con la hoja del cuchillo hasta que quede un poco más plana. Esto facilita el siguiente proceso. Límpiala de grasas y tendones. Condiméntala con pimienta, sal…a tu gusto

Fríe el bacon en una sartén sobre el fuego y pícalo. Mezcla el bacon con el queso fresco hasta que quede una masa homogénea. Sazónalo ligeramente

Pon una cucharada de este relleno de queso en cada chuleta y enrróllala hasta conseguir la forma propia de un chupa-chups

Bate el huevo y sazónalo

Empana las chuletitas con harina, huevo batido y pan rallado

Cuando estén totalmente empanados ponlas a freír en abundante aceite caliente

Para quitarles la grasa, déjalos reposar durante un instante sobre papel de cocina

Notas

#1 Del autor: Antes de empanar, meted los chupa-chups de cordero en el congelador durante media hora, de esta forma el empanado mantendrá la forma original

Más recetas con cordero

Más recetas de chuletas

Más recetas de carnes

Relacionados

Sergio Fernández, en Mis Amigos Cocineros

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *